China mueve sus piezas en la Reunión Consultiva del Tratado Antártico

    Por Instituto IDEAL
    In
    Jun 02, 2017
    0 Comentarios

     La 40° Reunión Consultiva del Tratado Antártico se celebra en Beijing, China en dónde el programa antártico de la República Popular de China hará valer su condición de”local” para continuar con su crecimiento e influencia regional. También es conocida la preocupación del Commonwealth respecto al avance del gigante asiático en la Antártida.

    Al pisar por primer vez la Antártida en 1990, la base Gran Muralla, ubicada en la Isla 25 de Mayo, era pequeña pero con muy buenas instalaciones y bien decorada. Lo que más me impactó era una gran lámpara de techo, de cristal tallado y la mesa laqueada para recibir visitas.

    En el 2014 la misma base me impresionó mucho más. No había nada de lo que conocí en 1990, todo cambió y el crecimiento era fabuloso.  El laboratorio actual tiene una superficie de 1.500 m2 y las instalaciones crecieron cuadruplicando su superficie (cálculo aproximado). Toda la tecnología es de última generación y todo es encuentra muy cuidado, inclusive la cancha de basquet y volley cerrada que les permite un gran esparcimiento.  Podría ser que en otras bases existen buenos lugares para deportes.  Sí, es cierto, pero el crecimiento científico, la tecnología, el confort y la protección ambiental son un fuerte de esta base.

     No era la única base en ese momento, también ya se había construido la base Zhongshang, en las aguas más australes del Océano Índico. Durante los primeros años del actual milenio, China construyó una base en lo que se llama el Polo de Inaccesibilidad, la base Kunlum.  La construcción y mantenimiento de esta base implicó un esfuerzo logístico de una gran capacidad operativa, no es fácil trasladar toneladas de equipos hasta ese lugar alto y desolado.  La altura a la que está ubicado ronda en los 4.000 metros sobre el nivel del mar.  En este esfuerzo no concluyó el proyecto de China para la Antártida. Además de su imponente rompehielos Xue Long (Dragón de Nieve), proyectó construir un segundo rompehielos con mayor capacidad científica y mejor performance.  También construyó la base Taishan como estación intermedia entre Zhongshan y Kunlum, y pretende construir otra base en las inmediaciones de Bahía Terra Nova.
              Esto puso en alerta a las más altas esferas políticas de Australia, dado que ese país tiene pretensiones territoriales en ese sector de la Antártida y comenzaron a aparecer intervenciones en las Reuniones Consultivas del Tratado Antártico para impedir el crecimiento chino en la Antártida. Existió una crítica de un importante país europeo señalando que “no habían empleado la mejor tecnología disponible” para cuidar el ambiente antártico. La respuesta de China fue consultar si habían entendido bien dado que, justamente, habían empleado la mejor tecnología disponible. El punto señalado por este país europeo, es algo que se utiliza mucho para denostar las acciones de los países emergentes que carecen de tecnología para el cuidado ambiental, aunque sus acciones no perjudiquen a los ecosistemas antárticos vecinos. Es la manera de bloquear una acción al no establecer un consenso, vale recordar que en las Reuniones Consultivas rige el consenso como regla de oro para adoptar un medida política de gobernanza del continente.   De esta manera han frenado temporariamente la fuerza de crecimiento del Programa Antártico de China en la Antártida.

    China se opuso a la creación de las áreas marinas protegidas tanto en la Comisión para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos como en el Comité de Protección Ambiental y en las Reuniones Consultivas por considerar una maniobra política de aquellos Estados que podrían extender su soberanía en aguas internacionales.  Su oposición a la creación de estas áreas motivó los enérgicos reclamos de Nueva Zelandia, el principal impulsor, Australia y del Reino Unido, a quienes se sumaron los Estado Unidos de Norteamérica.  Estas áreas marinas requieren un capítulo aparte (o varios) para entender la complejidad del tema.  De manera resumida se puede explicar que se restringe la posibilidad de pescar en zonas o áreas en dónde exista peligro para las especies marinas antárticas o subantárticas.  Si bien la medida es loable, el fin político de sus impulsores no lo es tanto.  El manejo (léase control) de estas zonas lo realiza alguien, por lo general es quién propone el área con algún socio más.  Ese país recibirá en forma anticipada los planes de pesca de un tercer país y será quien evalúe el permiso de pesca. Este punto comercial es de altísimo interés para las compañías pesqueras y de quienes venden las licencias, con la ventaja para el administrador de ejercer algo parecido a una soberanía sobre esa zona.

     A este control de aguas internacionales se opusieron la Federación Rusa y China. La presión ejercida por los países europeos y del commonwealth fue muy alta. Algunos importantes ministros de Nueva Zelanda y de Australia aseguraron la creación de estas áreas pero no evaluaron bien Rusia como China no cederían en sus posiciones.  Cabe destacar que Gran Bretaña quiso imponer su área marina protegida entorno a las Islas Georgias del Sur, ilegal e ilegítimamente ocupadas, hecho que contó con la oposición de Argentina, Brasil y Chile.

    Las ONGs jugaron su rol en favor de estás áreas marinas protegidas, en los medios de comunicación y en las Reuniones Consultivas, destacando el espíritu de conservación del Tratado Antártico y realizaron importantes campañas en los medios de comunicación obviando el interés político y comercial de los proponentes, y sobre el interés particular del gobierno ilegal de Malvinas en controlar su pretendida área económica exclusiva que permite la sobre explotación pesquera en aguas subantárticas.  El programa de investigación Pampa Azul fue la mejor respuesta de Argentina a estas iniciativas.
      
    El Programa Antártico Chino, el año 2013, lanza la propuesta para la creación de un zona antártica especialmente administrada entorno a la base Kunlum para proteger esa zona “prístina” de la introducción de especies foráneas.  El dato interesante es que China propuso la crearla mayor zona especialmente administrada de la Antártida con una superficie de 19.764 km2.  Algo que puso en alerta a muchos de los países que criticaron a China por evitar medidas proteccionistas en aguas subantárticas y antárticas, pensando en una demarcación soberana, parecido al objetivo no manifiesto de las áreas marinas.  Esta vez los mismos se oponían a la iniciativa “proteccionista” de China.  Para Argentina se hacía difícil apoyar semejante área, pero mantuvo un diálogo con China aún en la más absoluta soledad.  China tomó nota de la actitud amigable de la Delegación de Argentina y generó buenos canales para acordar políticas conjuntas apoyando posiciones nacionales.  Hubo importantes acercamientos políticos, en especial luego de la Reunión Consultiva de 2014 en dónde se establece un grupo de contacto intersesional en dónde participa Argentina siendo el único país al que China agradece su colaboración.  Estos datos fueron publicados en la Reunión Consultiva de Bulgaria en el 2015.

     El cambio de gobierno retrasó todo tipo de continuidad en la cooperación antártica con China y, en cambio, impulsando programas de cooperación con Gran Bretaña en ciencia y pesca.

     ECOAntártida señaló la importancia que Uruguay le dio a la cooperación con China al viajar el Canciller Uruguayo Rodolfo Nim Novoa, junto al Embajador de esa República en Uruguay Dong Xiaojung, a la Antártida ofreciendo una conferencia de prensa en la base Gran Muralla de China y otrra en la Base Artigas de Uruguay el 17 de Enero de 2017. (ver nota “Enero 2017: Temporada de Cancilleres” https://www.facebook.com/notes/ecoantartida/enero-2017-temporada-de-canc... ). 

     Tampoco Chile se quedó atrás con establecer acuerdos para la cooperación científica y logística con China. Consciente de los beneficios pusieron este tema dentro de la agenda en la Reunión de la Presidenta Michelle Bachelet con Xi Jinping.  Chile considera a China como su principal socio comercial dado que en 2016 tuvo un intercambio comercial de 31.000 millones de dólares.  En este marco, la cooperación antártica estuvo presente como un tema central entre Bachelet y Xi Jinping.

    En la Reunión Consultiva del Tratado Antártico que se desarrolla en Beijing desde el 22 de Mayo al 1° de Junio del corriente, el anfitrión ha señalado que, si bien China no está interesada en desarrollar minería sería importante lograr que exista un equilibrio entre la protección ambiental y el uso desarrollo sostenible de ese continente, según las palabras del viceprimerministro Zhang Gaoli al inaugurar la 40° Reunión Consultiva del Tratado Antártico al subrayar “se necesita un equilibrio adecuado entre la protección y la utilización de la Antártida para conseguir el desarrollo sostenible y verde del continente y liberar su potencial y valor en la promoción del progreso científico, crecimiento económico y la sostenibilidad cultural de la humanidad”. Esas afirmaciones tienen fundamento en la oposición a las áreas marinas protegidas directamente relacionadas con la actividad pesquera y la necesidad de agua. Por ahora excluyen el petróleo y minerales.

    Esta afirmación no es menor si se tiene en cuenta que en Gran Bretaña también se analiza (aunque de manera más disimulada) una nueva forma de administración del continente helado.  La protección ambiental será un punto importante además de la producción científica en las futuras discusiones, Argentina debe preparse para este cambio de paradigma y crecer en investigación científica, protección ambiental y cultural.  No puede discontinuarse esta política sólo porque se llevó a cabo en la gestión anterior, siendo que también venía de gestiones anteriores, iniciada por Juan Domingo Perón desde 1946.

    Hay cambios que se aproximan y ECOAntártida continuará con el curso de acción planificado de llevar el debate al seno de la sociedad para que se conozca la proyección futura de las políticas antárticas nacionales que están muy vinculadas a las políticas del Atlántico Sur.

    Dr Mariano A. Memolli                                                                                                                                     Presidente de ECOAntártida

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.