Informe Septiembre 2017

    Por Instituto IDEAL
    In
    Oct 06, 2017
    0 Comentarios

    INFORME  DE AMÉRICA LATINA SEPTIEMBRE 2017

    ARGENTINA

    ¿Dónde está Santiago Maldonado? 

    Marcha multitudinaria exigiendo aparición Con vida 

    En la Ciudad de Buenos Aires, al cumplirse los dos meses de la desaparición de Santiago Maldonado, una multitud colmó la Plaza de Mayo para reclamar la aparición con vida del joven visto por última vez en Chubut durante la represión de la Gendarmería a la comunidad mapuche. 

    Desde un escenario montado de espaldas a la casa Rosada y ante una Plaza de Mayo colmada, la familia de Santiago Maldonado exigió su aparición con vida. La convocatoria de la familia Maldonado, que fue visto por última vez durante la represión de Gendarmería a la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia el pasado 1º de agosto, recibió una adhesión masiva de organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, agrupaciones políticas, estudiantiles y sindicales

     A dos meses de su desaparición se enviaron mensajes dirigidos al poder político –entre otros, la renuncia de la Ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich- y también a los grandes medios de comunicación, que, en palabras de Sergio Maldonado, “toman el tema para decir cualquier cosa, mientras que nuestro discurso, el de los familiares, siempre se ha mantenido igual: no manejamos diversas versiones como ellos”.

    En una carta abierta dirigida a Santiago, Sergio denunció la existencia de “intereses vinculados con la tierras, con el poder, que parecen ser más importantes” que la vida de su hermano. Aseguró que“el tema estuvo politizado desde el principio: porque fue Gendarmería quien se lo llevó”. “Te estoy buscando, te seguiré buscando, más allá de intuir dónde te tienen”, al leer una carta su hermano, Sergio Maldonado. Hubo críticas al Gobierno, que a dos meses de la desaparición todavía defiende a la fuerza de seguridad y sigue sin dar respuestas

    “Santiago donde estés quiero que sepas que te quiero, cada día que pasa te extraño más, te lloro más. A veces me pregunto –sigue la carta- por qué sos vos el que está pasando por esto y no yo. La respuesta es inmediata, yo nunca me involucré, como te involucraste vos, con los más débiles. Ojalá puedas escucharme, es mucha la gente que te quiere sin haberte conocido y que está reclamando por vos”. La multiplicación de la cara de Santiago en carteles, fotos y grafitis “es algo que me da felicidad pero también me da impotencia y tristeza porque no estás con nosotros”, agregó.

    “ Confieso que al principio me ilusioné al pedir la colaboración de los gendarmes, sin embargo, ahora estoy convencido de que no existe la bondad de los gendarmes ni de los jefes que participaron en la represión a la comunidad mapuche”,  “Los ministros, jueces y fiscales sólo han cuidado sus intereses. Para ellos somos un número, una estadística, un casillero, pero personas con derechos que exigimos Justicia. Quisiera preguntarle al presidente Mauricio Macri y a todos sus ministros donde está Santiago”.

    BRASIL 

    Conspiración y clima de golpe dentro del golpe

    Militares brasileños comenzaron a hacer declaraciones públicas sobre la posibilidad de dar un golpe de Estado. La excusa, los escándalos de corrupción del gobierno ilegítimo de Temer. El motivo de fondo, evitar que Lula vuelva al gobierno en 2018.

    En el marco del creciente descontento popular por los escándalos de corrupción del gobierno de facto de Michel Temer, militares brasileños realizaron declaraciones públicas sobre la posibilidad de que las Fuerzas Armadas den un golpe de Estado. El clima de un golpe dentro del golpe se siente cada vez con más fuerza.

    Los medios hegemónicos y los gobiernos de derecha de la región y de Europa cuestionan en cada artículo, en cada informe, en cada análisis, al legítimo gobierno de Venezuela. Ponen sobre él una lupa distorsionada para contar los hechos que allí suceden. Sin embargo, nada dicen del ilegítimo gobierno del golpista Michel Temer y de la decadente democracia brasilera que cada día agudiza más su crisis.

    Cabe recordar que a mediados de 2016, por medio de un golpe de Estado parlamentario, la legítima presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, fue destituida y el golpista Temer asumió de facto el gobierno.

    Desde esa fecha hasta la actualidad, los escándalos de corrupción no cesaron. El más conocido de ellos se desató tras hacerse pública una grabación en la que se escucha al mandatario brasileño negociar el pago de un soborno para su socio político en el golpe, el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha –hoy preso por corrupción–.

    Temer se transformó en el primer presidente de Brasil investigado por corrupción durante su mandato.

    A estos escándalos se suma el hecho de que el mandatario de facto dio un giro en las políticas que llevaba adelante el gobierno de Rousseff, que habían sido refrendadas por el voto de 54 millones de brasileños. Temer se alineó con los intereses regionales de la derecha y comenzó a aplicar un modelo económico neoliberal que afecta, principalmente, a los sectores más vulnerables.

    Como consecuencia, la popularidad del expresidente Luiz Inacio “Lula” Da Silva –que ya era grande– comenzó a crecer cada vez más. Todas las encuestas indican que Lula es el candidato con mayor intención de voto para las elecciones presidenciales de 2018.

    En ese contexto, el viernes pasado, el general Antonio Hamilton Martins Mourão, secretario de Economía y Finanzas del Ejército, en una charla pública habló de la posibilidad de que las Fuerzas Amadas dieran un golpe de Estado para “solucionar el problema de la corrupción”.

    En la charla, cuando un asistente lo interrogó sobre “la corrupción en los Poderes el Estado”, Martins Mourão aseguró: “Nosotros (el Ejército) tenemos planes, muy bien hechos, así que en el presente momento lo que vislumbramos es que los Poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) tendrán que buscar la solución; si no la consiguen, llegará la hora en que nosotros tendremos que imponer una solución”. Ante toda la audiencia, Mourão remarcó: “Y esa imposición no será fácil, traerá problemas. Ténganlo claro”.

    Frente a estas declaraciones se esperaba una sanción del jefe del Ejército, una declaración del gobierno, el repudio de todo el arco político y que los medios hegemónicos de comunicación defendieran los valores democráticos. Nada de eso pasó.

    El jefe del Ejército, Eduardo Villas Boas, respaldó los dichos de Mourão, el gobierno de Temer no hizo declaraciones públicas sobre el hecho, sectores de la derecha del arco político salieron a respaldar al general golpista y la Rede Globo no solo no lo condenó, sino que pareció apoyar su postura.

    El único sector político que condenó contundentemente estas declaraciones fue el Partido de los Trabajadores (PT). Mediante un comunicado, el partido de Lula y Rousseff aseguró que el discurso de Mourão “no solo no respeta los reglamentos disciplinarios, sino que hiere frontalmente a la Constitución y amenaza seriamente la democracia”.

    Según narra el corresponsal en Brasilia del diario Página/12, Darío Pignotti, la postura antidemocrática de un sector de las Fuerzas Armadas tiene larga data. La expresidenta  Rousseff “era tildada de ‘subversiva’ en los actos del Club Militar que cada 31 de marzo celebra el aniversario del golpe de 1964”.

    Pignotti también narra en uno de sus artículos que en una reciente entrevista el jefe del Ejército Villas Boas reivindicó la dictadura brasileño y “le encomió el crecimiento económico que permitió a Brasil ubicarse entra las primeras potencias económicas del mundo”.

    Es claro que para este sector antidemocrático del Ejército brasileño la corrupción del gobierno ilegítimo de Temer se ha transformado en solo una excusa y la verdadera intención es evitar que Lula gane las elecciones de 2018 y vuelva a asumir el gobierno. La posibilidad de un golpe dentro del golpe vuelve a herir a la debilitada democracia brasileña y tiende un manto de oscuridad sobre toda América Latina.

    COLOMBIA

    IMPLEMENTACIÓN DE LOS ACUERDOS DE PAZ

    El informe del Observatorio de seguimiento a la Implementación de los Acuerdos de Paz, titulado “¿Es posible una paz estable y duradera sin cumplir los Acuerdos de Paz?”, plantea que solo se ha cumplido el 18% de lo pactado en este primer año, lo que significaría que el cumplimiento total de los acuerdos se daría en un plazo de 5 años. También revela que la mayoría de los incumplimientos son responsabilidad del Gobierno en sus diferentes instituciones como el Congreso o la gestión orgánica.

    Hasta el momento hay un mayor avance en el punto de reincorporación política y socio económica con un 33,8%, luego víctimas e implementación de la JEP con un 27,6%, el desmonte del paramilitarismo con 24,4%, el punto de étnicas con 23%, el sistema Integral de Seguridad con un 22,7% y la participación política con un 19,3%. Entre los puntos en los que hay menos o ningún avance se encuentran las garantías al respeto al DDHH con un 10%, la reforma Rural Integral y PNIS con un 6,9%, la prevención del consumo de drogas ilícitas con un 3,8% y la comercialización de cultivos con un 2%. 

    El informe también evidencia las dificultades que ha tenido que afrontar el Acuerdo de Paz en el Congreso. Según el texto, solo hay 4 actos legislativos aprobados, una ley orgánica, una ley estatutaria y una ley ordinaria. Lo que expone que en total haría falta por presentar 11 leyes ordinarias, 18 decretos, 3 leyes estatutarias, 2 leyes orgánicas y 2 actos legislativos.

    También se señala que desde hace siete meses, fueron radicados en el Congreso de la República los proyectos de ley referentes al Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria y la Adecuación de tierras, sin embargo, aún no pasan por los debates en plenaria de Cámara y Senado, sorprendiendo que aun siendo tramitadas vía Fast Track, su paso por el Congreso es de “plena lentitud”.

    De igual forma el documento manifiesta preocupación sobre el estancamiento de la Reforma Política y del proyecto de ley de las Circunscripciones Especiales de Paz. Esta última habría sufrido serias modificaciones que irían en contra de lo pactado en La Habana y del espíritu del Acuerdo.

    El informe, igualmente recalca que de las 26 zonas , solo siete fueron finalizadas y en 19 las obras quedaron inconclusas. De otro lado, referente al proceso de las amnistías se habría avanzado en un 67% en donde 1.270 excombatientes siguen privados de la libertad.

    Sobre las garantías de reincorporación al 30 de septiembre 9.843 integrantes de las FARC están vinculados al sistema de salud, mientras que 3.550 están inscritos a programas académicos, 3.850 fueron afiliados al sistema de pensiones y 10.172 habrían recibido los recursos de la asignación única de normalización de dos millones de pesos.

     “Los anuncios reiterados,  según los cuales las víctimas constituyen el centro del Acuerdo de Paz, no tiene correspondencia con la implementación del punto cinco”. Así lo señala el informe que agrega que tampoco se ha avanzado en la Jurisdicción Especial de Paz que permite la creación del Tribunal de Paz, y que pese a que ya están escogidos los 53 magistrados las acciones de partidos como Cambio Radical y el Centro Democrático, dejan en incertidumbre la aprobación de la misma.

    La FARC solicitó una reunión extraordinaria con las autoridades del país para evaluar la “situación de seguridad que afecta” a sus excombatientes y familiares.

    La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) denunció amenazas de muerte contra sus militantes por presuntos grupos de ultraderecha, expresaron este lunes en una rueda de prensa.

    Desde que el grupo combatiente firmó el acuerdo de paz en 2016 con el Gobierno de Colombia, que los llevó a su desarme y los convirtió en una nueva fuerza política, han sido asesinadas unas 25 personas entre excombatientes, colaboradores o familiares.

    ECUADOR

    Lenín Moreno se acerca cada

    Día más a la oposición

    Ecuador, bajo la presidencia de Lenín Moreno,  se aleja cada día más de la Revolución Ciudadana que lo llevó al poder como sucesor de Rafael Correa y se acerca cada día más a la oposición.

    Se olvidó rápidamente de sus elogios, en la campaña electoral, a Rafael Correa como confrontador de la miseria y el egoísmo, que supo cambiar  el país con nuevas escuelas, hospitales y centrales hidroeléctricas, entre muchas otras obras. Ahora dice, que los diez años  trajeron polarización, corrupción y un modelo económico “equivocado”. Lo que no dice a diario es que él fue parte, siendo el vicepresidente de Ecuador junto con Correa.

    Para corregir esa política, el nuevo presidente se ha reunido con 250 representantes de diferentes sectores sociales del país, en su mayoría opositores y enemigos de ese proceso, olvidándose que unos días antes de esta reunión los convocados estaban insultando al propio Lenín Moreno considerándole un mero seguidor de Rafael Correa. Todos, desde el partido gobernante Alianza País (AP) hasta la oposición de la derecha recalcitrante se han equivocado. Lenín Moreno está llamando al diálogo “para resolver los problemas, para acordar y para vivir en paz”.

    El objetivo del presidente es “despolitizar” y “reconciliar” al país y “retornar el poder al pueblo” . A instancias de Guillermo Lasso y su Movimiento CREO, de la extrema derecha bancaria, el presidente convocó a una consulta popular para determinar el cambio de rumbo, tanto económico como político, que tendría que tomar Ecuador para salir de la ‘crisis económica’, terminar con el caudillismo y la corrupción que “caracterizaron los 10 años del gobierno de Correa” y reconstruir una auténtica democracia en la nación.

    La realización de la consulta es considerada por la derecha como una demostración del fracaso de Correa que gobernó, de acuerdo a la oposición, con mano de fierro e impuso un régimen revolucionario que el país debe desmontar con la ayuda de Lenín Moreno. El presidente no ha defraudado por el momento a la oposición y empezó su liderazgo ordenando convertir a los medios públicos de comunicación en “incluyentes”, lo que significa que el objetivo es destruir el sector público de la comunicación lanzándolo de golpe al mercado dominado por el sector privado.

    Guillermo Lasso, mientras tanto, junto con otros opositores como Jaime Nebot y Abdalá ‘Dalo’ Bucaram, está presionando a través de la mayoría de los medios de comunicación a su disposición a Lenín Moreno para que tome mayor distancia de la Revolución ciudadana. Además, Lenín Moreno utilizando datos falsos ya acusó a Rafael Correa de engañarlo diciendo que la deuda externa ecuatoriana era de 28.500 millones de dólares mientras que en realidad rondaba 60.000 millones. Resulta que Moreno está mal informado y que la deuda sí era de 28.500 millones de dólares (28 % del PIB).

    También Moreno mintió sobre ‘el deplorable estado de cuentas’ que le dejó Correa y sobre la severa crisis económica que está atravesando el país. Comparando con la deuda externa que dejaron otros presidentes: Osvaldo Hurtado (1981-1984), 66 % del PIB; León Febres Cordero (1984-1988), 117 % del PIB; Rodrigo Borja (1988-1992), 110%, Sixto Durán-Ballén (1992-1996), 85%; Jamil Mahuad (1998-2000), 97%, resulta que Rafael Correa fue un presidente más eficiente que sus últimos antecesores. La década pasada fue ganada por Alianza País porque dos millones de ecuatorianos salieron de la pobreza y la economía se duplicó. La clase media subió del 19 % de la población en 2007 al 43 % en 2017. Además Ecuador se convirtió en el país que más invirtió en la educación superior en la región — 600 millones de dólares. Los trabajadores duplicaron sus salarios, los empresarios triplicaron sus ganancias y los campos y las ciudades mejoraron sensiblemente. 

    Por supuesto, hubo problemas cuando en 2015 terminó el ciclo expansivo del precio de petróleo y se produjo la fuerte apreciación del dólar, que influyeron en la reducción de la entrada de divisas vía exportación. También el terremoto en abril 2016 de 7,8 grados y sus 304 réplicas destruyeron más de 3 puntos del PIB. A pesar de todo esto la economía empezó a recuperarse.

    Uno de los mayores énfasis en la crítica de Lenín Moreno de la gestión de Rafael Correa se basa en la corrupción, también idea promovida por la oposición siguiendo los dictados de Washington que está utilizando esta táctica como una forma moderna de tumbar a los gobiernos que se rebelan contra EEUU y defienden su soberanía. Desde esta perspectiva, utilizando el caso Odebrecht, resultó que la Revolución ciudadana recibió más sobornos que algún anterior gobierno de Ecuador.

    Actualmente EEUU ya envió la información sobre la corrupción de Odebrecht en Ecuador incriminando al Gobierno de Correa. Lo que quiere Washington, que en realidad no tiene nada que ver con la investigación de Odebrecht en Quito, es desacreditar y meter preso al actual vicepresidente Jorge Glas y hacer juicio a Rafael Correa repitiendo el mismo modelo de injusticia que actualmente están tratando de aplicar a Luiz Inácio Lula de Silva en Brasil. Todo está orientado en no permitirles una posible reelección tanto a Lula como a Correa. 

    Ver para creer o, como dijo el actual vicepresidente, Jorge Glas, refiriéndose a Lenín Moreno, “el dedo apunta cada vez más hacia usted”. Tras 70 días de la presidencia de Moreno, Glas tomó distancia de su política escribiéndole una carta diciendo que “hoy se sientan las bases para un Estado de corrupción al pactar con personajes nefastos de la historia nacional, como los Bucaram”. Como resultado, el vicepresidente fue suspendido de sus funciones para regocijo de la derecha.

    La consulta popular estará orientada también hacia el desmantelamiento de la Revolución ciudadana .En fin, Rafael Correa declaró “me siento totalmente traicionado”…”ahora es peor que si hubiera ganado la oposición”. Sin embargo, falta también la reacción del pueblo a los intentos de desmantelar la Revolución ciudadana por la derecha y sus colaboradores izquierdistas.

    NOTAS RELACIONADAS

    VENEZUELA

    Advierten de un nuevo plan de la derecha contra el gobierno constitucional

    El gobierno constitucional y legítimo de Nicolás Maduro enfrenta en los últimos años una brutal ofensiva de la derecha interna y externa encabezada por Estados Unidos. En opinión del periodista y analista Carlos Fazio, la más brutal ofensiva bélica que, en el marco de una guerra irregular o híbrida, utilizó tecnologías de última generación y a una élite de expertos en guerra electrónica, realidad virtual y propaganda ‘democrática’. En ese escenario, se  comenta de una trama en marcha que escogió el viernes 13 de octubre para desencadenarse.

    Ese día, ex magistrados del Tribunal Supremo venezolano juramentarán su directiva en la sede en Washington de la Organización de Estados Americanos (OEA), según apareció en las redes sociales.

    Los voceros de esa trama macabra contra Venezuela, los abogados Antonio Marval y Pedro Troconis, dijeron que lo harán bajo la sombrilla del ente regional, coincidentemente dos días antes de las elecciones regionales aquí, y que, incluso, designarán a Miguel Ángel Marín como presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

    Según la historia, nunca antes en país alguno existió un TSJ en el exterior, o sea hay extraterritorialidad, algo que sorprende al mundo jurídico, y además es muestra de las aberraciones que comete la derecha en su afán de agredir y destruir a la Revolución Bolivariana, guiada hoy por el presidente Nicolás Maduro.

    Para mal de los juristas vendidos a quienes promueven la agresión contra Venezuela, el gobierno de este país advirtió desde el pasado mes de julio que tales designaciones (la de los magistrados) hechas por la Asamblea Nacional (en desacato) eran absolutamente ilícitas, ya que para ese momento no había ninguna vacante. Así también lo aclaró el Poder Moral Republicano en la persona de su presidente Tarek William Saab, máxima instancia y expresión del Poder Ciudadano.

    No es descabellado pensar que esta maniobra que intentan emprender los sectores de la derecha va en la búsqueda de un gobierno paralelo, y muy probablemente, esos abogados podrían incurrir en figuras delictivas (delitos como traición a la patria), según pronunciamientos de tribunales de la República.

    Tampoco es descartable que detrás de las llamadas ‘exploraciones’ que hace la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en sus alegaciones para no asistir al diálogo con el gobierno en República Dominicana, se encuentren ocultos otros intereses y una ruta encubierta a materializarse a partir del viernes 13 de octubre.

    Según una fuente de crédito consultada por Prensa Latina y que pidió la reserva, esa ruta, aupada y orientada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el senador republicano por la Florida, Marco Rubio, contempla todo un entretejido sobre cómo agredir a Venezuela.

    Entre las acciones previstas destaca la declaratoria de destitución de los actuales magistrados del TSJ, principales y suplentes, electos en diciembre de 2015, y ellos, fuera de Venezuela, designar sustitutos sin cumplir con normas constitucionales ni de la ley orgánica del máximo tribunal.

    En todo este entramado también estaría la restitución en su cargo de la ex fiscal general Luisa Ortega Díaz, hoy prófuga y acusada de presuntos cargos de corrupción, según denuncias, a quien al parecer intentan darle un protagonismo de gobernante de facto; sería algo así como un Pedro Carmona, de triste recordación cuando la intentona contra el presidente Hugo Chávez.

    El plan contempla el nombramiento de nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral, y ya con esta estructura, ‘absolutamente ilegal’, según la fuente consultada, proceder a la declaratoria de nulidad de la Asamblea Nacional Constituyente, y como último paso con la fiscal Ortega restituida, comenzar el antejuicio de mérito contra Maduro.

    Varios juristas venezolanos consultados, los cuales solicitaron el anonimato, consideraron que estas posibilidades son absolutamente inconstitucionales, entre otras cosas, porque el hecho de establecer un tribunal fuera de Venezuela es algo insólito.

    No obstante, la aceitada maquinaria mediática instalada contra el pueblo venezolano daría por bueno ante el mundo ese intento de los adversarios del país para el derrocamiento del presidente constitucional. Eso sería, en pocas palabras, un golpe de estado perpetrado con métodos aparentemente legales.

    En esta trama no hay que descartar que pueda ser parte de planes de la Casa Blanca y su troika de generales James Mattis, secretario de Defensa; H. R. McMaster, consejero de Seguridad Nacional, y John Kelly, jefe de gabinete.

    Fazio en su análisis plantea que ‘la guerra no convencional y asimétrica contra Venezuela, parcialmente declarada por el presidente nominal de Estados Unidos, Donald Trump, podría pasar a una nueva fase de escalada bélica’.

    Trump dijo estar preparado para tomar ‘nuevas acciones’ contra la ‘dictadura socialista’ de Nicolás Maduro, señaló el analista, y cabría preguntarse si lo que se planea a partir del 13 de octubre en la sede de la OEA no formará parte de esas acciones.

    No obstante, asegura Fazio, ‘con ese marco de referencia, y ante las amenazas bélicas de Trump, a finales de agosto 200 mil soldados de la FANB y 700 mil milicianos, reservistas y civiles participaron en el ejercicio militar Soberanía Bolivariana 2017, bajo la concepción de que ante una invasión estadounidense, la Fuerza Armada se dispersaría -‘nos haríamos tierra, aire y agua’− y conduciría a una guerra de resistencia.

    Al parecer lo que se está cocinando en Washington, el golpe de Estado, es la idea de los adversarios del pueblo venezolano y de los que desconocen al poder soberano representado por la Asamblea Nacional Constituyente.

    En resumen, la MUD y sus cómplices  no descansarán en sus intentos de recuperar el poder para servirlo en bandeja a las transnacionales y a la corriente fascista que ahora gobierna en la Casa Blanca, aunque continúen perdidos en ‘exploraciones’ para evitar el diálogo hacia la paz.

     

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.