Informe Julio 2016

    Por Instituto IDEAL
    In
    Jul 21, 2016
    0 Comentarios
    Informe julio 2016


    Debut de Argentina en la Alianza del Pacífico

    El debut de Argentina como miembro observador en la Cumbre de la Alianza del Pacífico (AP) y el rol que empieza a jugar este bloque en el escenario regional.

    La Argentina estuvo presente por primera vez con la presencia de Mauricio Macri. Este  bloque que lo componen Chile, Colombia, México y Perú (más Costa Rica y Panamá en proceso de incorporación) se constituyó en 2011 como alternativa al Mercosur, y  hoy representa el modelo contrapuesto a los procesos de integración progresistas de la última década en América Latina. Con esta presencia queda visible el giro argentino en política exterior y de los pasos con que el gobierno puja por reconfigurar el sistema de alianzas regionales hacia un paradigma liberal.

    Se da un cambio radical  de la visión latinoamericanista del Mercosur que impulsaba un criterio de soberanía hacia el paradigma de “libre comercio” y de economías abiertas que promulga la AP. “Hay que dinamizar el Mercosur, que viene congelado desde hace mucho tiempo. Tenemos una visión de convergencia con la Alianza del Pacífico, es el mejor camino para todos”, explicitó el presidente sin disimular su disgusto con lo avanzado hasta ahora en la integración no sólo entre nuestros gobiernos, sino también entre nuestros pueblos.
    Cuando  los presidentes de Brasil, Lula Da Silva; de Uruguay, Tabaré Vázquez; de Paraguay, Nicanor Duarte Frutos; de Venezuela, Hugo Chávez, y de Argentina, Néstor Kirchner, rechazaran la creación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), el mensaje hacia Washington había sido claro. En palabras del presidente Néstor Kirchner Latinoamérica se oponía a aceptar “las consecuencias nefastas” de las políticas de “ajuste estructural” y del endeudamiento externo. “El mercado por sí solo no reduce los niveles de pobreza”, había alertado Kirchner.

    El cambio está en que la Alianza del Pacífico se propone como una plataforma moderna, desideologizada y con lógica de mercado que busca crear “mercados atractivos” para atraer inversiones y fortalecer el comercio en la región Asia-Pacífico. Sus objetivos son avanzar hacia la circulación libre de bienes, servicios, capitales y personas.
    En realidad la expectativa de estos países es posicionarse internacionalmente. La expectativa del bloque está puesta en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP), al que ya se sumaron Chile, Perú y México y al que Colombia ya se comprometió. Esta nueva alianza podría quitar barreras comerciales entre estados políticamente afines de Asia y América.

    El ingreso de Argentina como país observador, es más un gesto de consonancia política con los objetivos y lineamiento propuestos por la Alianza que un compromiso con implicancias económicas concretas. Tan sólo mencionar que  Bolivia, Brasil, Guyana, Surinam y Venezuela son los países de Sudamérica que todavía no se sumaron como observadores, demuestra la postura del bloque y el giro político del gobierno argentino con el retroceso en un tipo de integración regional  que priorizaba la Patria Grande.

    > Descargar el informe completo (PDF)

    Destacado portada

    Ejes

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto