En la Órbita Norteamericana. “Importando agenda y sumisos a intereses extranjeros”.

    Por Nicolás Canosa
    In
    11 Ago 2016
    0 Comentarios

    La Nación, el lunes 8 de agosto, nos informó que “Macri busca apoyo externo y de las FFAA para combatir al narcotráfico” y frente a “posibles amenazas del terrorismo en las fronteras”[1]. Una vez más, los medios de comunicación construyendo opinión pública favorable para legitimar acciones que pueden ser muy perjudiciales para el país. 

    Algún lector de este artículo podrá acusarme de conspirativo o de exagerar los problemas de una medida que está en curso por parte del gobierno de Mauricio Macri: quizá esa sea una respuesta eficaz para ocultar el verdadero peligro que esto generaría para el Pueblo Argentino, o una excusa para no revisar las consecuencias reales que esto produjo en países hermanos como Colombia o México, donde ya se aplicaron. Otros lectores, menos desprevenidos, atentos a la coyuntura internacional y esclarecidos del rol que ocupa Estados Unidos en el tablero geopolítico, o conscientes de la alineación con este país que implicó el triunfo de CAMBIEMOS en el 2015, y sus posibles efectos, podrían imaginar la dimensión de los riesgos que buscan transmitirse en esta nota. 

    A todos los que lean este texto, si coinciden en el análisis y en la preocupación ante la situación que aquí se plantea, les sugiero la necesidad de romper los cercos informativos de los medios hegemónicos y transmitir esta medida en curso. A su vez, insistir con énfasis en la idea de la comunidad como construcción colectiva, para lo cual es imprescindible construir diferentes ámbitos de participación y organización popular para prevenir, detener y torcer, más temprano que tarde, las consecuencias de la avanzada neoliberal. Consecuencias que no sólo implican recorte de derechos, flexibilización laboral, quita de subsidios, bajos salarios y deterioro de los servicios públicos y del rol del Estado en función social, sino principalmente, la importación de agenda y la alineación a los intereses de las potencias centrales: tanto al FMI, que nos visitará próximamente y al Banco Mundial, representantes del capitalismo financiero imperante en el mundo, como a la estrategia de militarización de las relaciones internacionales del complejo militar industrial norteamericano: el Pentágono.    

    EVIDENCIAS  

    No son hipótesis frutos del delirio o de un anti-imperialismo folclórico: una leve revisión de la historia de América Latina y del mundo en relación al accionar de la potencia hegemónica –el Imperialismo Norteamericano- a lo largo del Siglo XX y lo que corre del Siglo XXI bastarían para sospechar que esto pudiese ocurrir en la Argentina.  
    Sin embargo, las muestras del gobierno nacional en este sentido ayudan, lamentablemente, a reforzar esta presunción. Son elocuentes: 

    -La visita de Barack Obama el 24 de marzo. Los acuerdos firmados conducen a que EEUU asista a nuestras Fuerzas Armadas en el combate al terrorismo, principalmente en la Triple Frontera, generando, a su vez, encuentros de trabajo con el Pentágono; también existe el compromiso de que de concrete la asistencia del FBI a las fuerzas de seguridad Argentinas. Para más información y precisión sobre estos acuerdos leer: “La transparencia del sigilo” de Horacio Verbitsky: http://www.pagina12.com.ar/diario/e... 

    -La visita de John Kerry el jueves cuatro de agosto al país, en la que “el Secretario de Estado de Estados Unidos, anunció que las agencias federales en Washington y en Buenos Aires están trabajando para mejorar la seguridad aeroportuaria y luchar contra el terrorismo y el narcotráfico. También Kerry mencionó que hace poco Estados Unidos recibió 12 participantes argentinos en el Departamento de Estado, en la Academia de Fuerza Internacional, y remarcó que "la cooperación entre ambos países va a intensificarse a futuro". A la vez, las fuerzas de seguridad argentinas intensificarán los cursos de capacitación en Estados Unidos.”[2]  

    - El Ministerio de Seguridad, encabezado por PATRICIA BULLRICH (sí, la misma del 2001 con De la Rúa, la que tomó “medidas dolorosas pero necesarias”: bajar la jubilación mínima y los salarios de empleados estatales) visitando el edificio de la DEA (Agencia Anti Drogas de Estados Unidos) en febrero, reuniéndose con autoridades de la institución y el director de la misma, Chuck Rosenberg, quien manifestó su alegría por reconstruir la relación con Argentina. ¿Qué traían entre manos?: “La visita de la comitiva que representa al Ministerio de Seguridad de la Nación tiene como objetivo, además de "abrir una puerta que estaba cerrada", reforzar el trabajo sobre el narcotráfico y la inteligencia criminal”[3].  

    -El Ministerio de Seguridad informa y presenta imágenes de la reunión en su cuenta de Facebook oficial: “Escuchar, dialogar y compartir experiencias para dar solución a los problemas que más nos preocupan. Con ese objetivo, recibimos al Jefe de la Policía de Colombia, Jorge Hernando Nieto Rojas. Juntos debatimos acerca de las medidas implementadas por ambas naciones para luchar contra el narcotráfico y el crimen organizado”[4].  

    -El martes 9 de agosto, La Nación en la nota titulada “comprarán 24 aviones para frenar a los narcos” informa el visto bueno de Estados Unidos para la compra de 24 aviones para el entrenamiento de pilotos como para "misiones de control de frontera, especialmente en la porosa frontera norte". El acuerdo nos costará unos 300 millones de U$S[5].   

    BAJO AMENAZA 

    En esta breve periodización de hechos políticos que evidencian la intromisión en nuestra política del país del Norte podemos observar que “el terrorismo, el narcotráfico, la cooperación en seguridad” son el hilo conductor de una secuencia de acuerdos planificados para introducir a la Argentina en la órbita norteamericana y en la agenda de sus organismos de penetración y dominación de países. 

    Bajo este recurso argumentativo -el combate al narcotráfico y el terrorismo-, Estados Unidos, militarizó a tal punto las relaciones internacionales que su presupuesto militar, desde el 2010, es igual a la suma del dinero que todos los países del mundo juntos destinan a la Defensa[6].  

    Mediante este fundamento y la supuesta “ prevención a las amenazas a la paz internacional”, se generan negocios multimillonarios, surgiendo una retroalimentación entre estos y la guerra, acelerando la carrera armamentística y acrecentando el poderío bélico norteamericano. Hoy existen más de 70 bases militares en América Latina –y los analistas con cálculos más pesimistas sostienen que Estados Unidos posee más de 900 en todo el mundo- con un claro propósito de rodear los imprescindibles bienes naturales que posee nuestra región. La única en territorio argentino hasta el momento, está ubicada en nuestras Malvinas Argentinas y pertenece a la OTAN.  

    En este sentido, la Argentina corre serios peligros de ceder soberanía con la creación de una base militar en Misiones, ubicándose en la Triple Frontera, lindera al Acuífero Guaraní –el tercer acuífero más importante del mundo-, donde hay efectivos norteamericanos inspeccionando el territorio[7]; y otra en Tierra del Fuego, cercana a la reserva de agua dulce congelada más grande del mundo: la Antártida.  

    No es casual que desde varias semanas, con el pretexto de los supuestos terroristas que podían realizar atentados en los Juegos Olímpicos en Brasil, se barajara en diferentes medios de comunicación la posibilidad de que militantes leales al ISIS se encuentren entrenándose en la Provincia de Misiones. Clarín, especialista en sembrar temor y generar opinión y agenda, tituló en una nota el 23 de julio que “el Gobierno analiza las posibles amenazas terroristas a la Argentina”[8].  

    El Congreso, las organizaciones sociales y políticas, y la población en su conjunto, tendrán que estar muy atentos y revisar estas cuestiones que vulnerarían el interés y la soberanía nacional, teniendo como precedente lo que ocurrió en el pacto Obama-Uribe para instalar siete bases en Colombia, trato que se firmó a espaldas de la ciudadanía y del Congreso mismo. 

    EN LA TERCERA GUERRA MUNDIAL 

    ¿Con quiénes nos vamos a “aliar” para combatir estos flagelos? El diario fundado por el probritánico Bartolomé Mitre lo contesta: “En tanto, en la Cancillería dijeron a LA NACION que hay una decisión de Macri de avanzar en acuerdos de cooperación con Estados Unidos, Israel y algunos países de Europa para recibir apoyo logístico y de equipamientos para tareas de seguridad”[9].  

    A buen entendedor, pocas palabras: recibiremos cooperación de los países que bombardean poblaciones civiles en la actualidad y han sido una pieza fundamental para los problemas sociales y políticos que hoy existen en Medio Oriente. Nos ayudarán los países que más guerras tienen sobre sus espaldas, que han empleado armamento nuclear en Hiroshima y Nagasaki, que impiden la soberanía nacional sometiendo a vivir en “una cárcel a cielo abierto” al Pueblo Palestino, y que hoy forman parte inherente de “la guerra de intereses” que alerta el Papa Francisco. Así lo expresó recientemente el jesuita:  “Ahora existe esta guerra. Quizá no sea orgánica, pero es organizada y es guerra. No debemos tener miedo de decir esta verdad. El mundo está en guerra porque ha perdido la paz. No es guerra de religión, ya que existe una guerra de intereses. Existe una guerra por el dinero. Existe una guerra por los recursos naturales. Existe una guerra por el dominio de los pueblos. Esta es la guerra cuando todas las religiones desean la paz, otros desean la guerra. ¿Entendieron?”[10] 

    Me pregunto: ¿Nos involucraremos activamente en esta Guerra? ¿Permitiremos que se implementen las medidas serviles a las potencias sometiendo a nuestra región y alimentando la Tercera Guerra Mundial que desde hace tiempo viene alertando el Papa?  

    Nicolás Canosa 

    CITAS:

    [1] http://www.lanacion.com.ar/1925857-...   

    [2] http://www.lanacion.com.ar/1925857-...   

    [3] http://www.lanacion.com.ar/1874970-...   

    [4] https://www.facebook.com/minseg/pos...   

    [5] http://www.lanacion.com.ar/1926164-...   

    [6] En América Latina en la geopolítica del imperialismo, Atilio Borón (2012), página 91: “Para el año 2010 [el presupuesto militar de Estados Unidos], ya fue superior a la totalidad del gasto militar de todos los países del planeta”.

    [7] http://www.hispantv.com/noticias/ar...   

    [8] http://www.clarin.com/politica/Gobierno-posibles-amenazas-terroristas-Ar... Como ilustración: el sábado participé en una charla sobre “imperialismo y subordinación en Medio Oriente” del Centro de Estudios NuestroAmericano Chávez Kirchner (CENACK). Al finalizar la charla que había preparado, conversé con uno de los estudiantes de la universidad que vinieron. Me contaba que su abuela lo llamó preocupada porque temía que haya un atentado terrorista en Argentina. Hoy, mi abuela, me dijo que había escuchado en la radio sobre el mismo tema y que tenía preocupación por lo que iba a pasar.    

    [9] http://www.lanacion.com.ar/1925857-...   

    [10] http://www.elmundo.es/sociedad/2016...  

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.