Fran Casamayor, dirigente de Podemos : “Rajoy y el PP dañaron la imagen de España”

    Por Sofía Clares
    In
    04 Jun 2018
    0 Comentarios

    H1 { margin-bottom: 0.21cm; }H1.western { font-family: "Liberation Serif",serif; }H1.cjk { font-family: "DejaVu Sans"; }H1.ctl { font-family: "FreeSans"; }P { margin-bottom: 0.21cm; }A:link { }

    Fran Casamayor, dirigente de Podemos : “Rajoy y el PP dañaron la imagen de España”

    Contexto dialogó con el secretario de organización de Podemos en Madrid. El dirigente analizó la destitución de Mariano Rajoy, la asunción de Pedro Sánchez y las expectativas para América Latina frente al nuevo gobierno. Casamayor aseguró que hoy la principal tarea de Podemos “debe ser liderar las iniciativas parlamentarias para que se devuelvan los derechos a las mayorías”.

    Por

    Hector Bernardo

     

    Tras la destitución de Mario Rajoy, Contexto dialogó con Fran Casamayor, secretario de Organización de Podemos en Madrid. El dirigente analizó la imagen que deja la salida del líder del Partido Popular (PP), enumeró las principales tareas a corto plazo que deberá encarar el nuevo gobierno, explicó el rol que deberá cumplir su espacio político en este nuevo escenario y remarcó las expectativas que genera la figura del nuevo presidente Pedro Sánchez. No obstante, destacó la necesidad de estar atentos, dado que –aseguró– el PSOE también es responsable de la crisis institucional que atraviesa España. La posibilidad de la reconfiguración del vínculo entre el gobierno español y América Latina también fue parte de la charla.

    – ¿Qué imagen dejan Rajoy y el PP tras la salida del gobierno?

    – Rajoy y el PP dañaron profundamente la imagen de España. A su salida dejan como imagen la absoluta falta de autocrítica en relación con sus acciones de gobierno, y la absoluta falta de capacidad para asumir sus responsabilidades por sus casos de corrupción, que son escandalosos. Todo ello hace que nos encontremos con un Partido Popular con una clara desautorización moral y política que le impide seguir gobernando España. En definitiva, una imagen de debilidad y de decadencia que, por supuesto, les inhabilita para seguir al frente del gobierno de nuestro país.

    – ¿Cuál es el camino que debería recorrer España de ahora en adelante?

    – España tiene tres tareas principales a corto plazo. La primera, hacer limpieza de la corrupción estructural que ha arrastrado nuestro sistema político desde hace más de veinte años y que ha quedado en evidencia con la sentencia del caso Gürtel. En segundo lugar, necesita desbloquear iniciativas legislativas que se han aprobado en el Congreso, pero que el gobierno del Partido Popular se negaba a implementar. Y, en tercer lugar, iniciar un proceso para revertir los profundos recortes en el gasto social, en el Estado de Bienestar. Recortes que han generado muchísimo dolor, muchísima injusticia y muchísima desigualdad en nuestro país.

    “Hace un año nosotros marcamos el rumbo a seguir con la primera moción de censura a Rajoy. Eso fue el 20 de mayo de 2017. Ahí marcamos el camino y dijimos que era posible quitar al Partido Popular del gobierno de España”

    – ¿Cuál será el rol de Podemos en este nuevo contexto?

    – Tenemos que seguir liderando la iniciativa política y ocupando el protagonismo político de nuestro país. Hace un año nosotros marcamos el rumbo a seguir con la primera moción de censura a Rajoy. Eso fue el 20 de mayo de 2017. Ahí marcamos el camino y dijimos que era posible quitar al Partido Popular del gobierno de España. Hoy Podemos es quien ha facilitado la apertura de un nuevo período en España, apoyando a Pedro Sánchez como presidente.

    Nuestra principal tarea debe ser liderar las iniciativas parlamentarias para que se devuelvan los derechos a las mayorías, defendiendo una expansión del Estado de Bienestar y defendiendo la regeneración de la vida política de nuestro país. Podríamos decir que nuestro rol es demostrar que “la vía portuguesa”, es decir que esa vía de un gobierno diferente en el sur de Europa, es posible y puede funcionar en España.

    – ¿Qué expectativas genera la asunción de Pedro Sánchez?

    – Pedro Sánchez llega a ser presidente contra la opinión de grandes emporios mediáticos y contra la voluntad de los principales aparatos del Estado. Hoy hay cierta esperanza en la posibilidad de abrir un camino distinto al de la resignación que había impuesto Mariano Rajoy. Pero nos tenemos que mantener prudentes. Es importante recordar que el Partido Socialista ha sido uno de los grandes partidos del régimen del año 78.

    “Pedro Sánchez llega a ser presidente contra la opinión de grandes emporios mediáticos y contra la voluntad de los principales aparatos del Estado. hay cierta esperanza en la posibilidad de abrir un camino distinto”

    Un régimen que hoy está quebrado en España. Fue el que aprobó la Reforma del 135, que priorizó el pago de la deuda por encima de la defensa de los servicios públicos. Junto al Partido Popular han implementado recientemente el artículo 155 de la Constitución española para intervenir la Generalitat de Cataluña. Por lo tanto, también es culpable de la profunda crisis institucional que hoy atraviesa España.

    Tenemos que aplaudir que hayan echado al Partido Popular. Nosotros marcamos el camino y hoy empujaremos para evitar que Pedro Sánchez caiga en el lado de la restauración de lo viejo. Tenemos que empujar para que se una al proceso de cambio de hoy sigue avanzado y sigue abierto con mucha fuerza en España.

    – ¿Qué puede esperar América Latina en el vínculo con el nuevo gobierno español?

    – Es posible que se inicie una nueva fase de cooperación, de colaboración. Este gobierno tiene la posibilidad de iniciar esa nueva fase. Respecto a América Latina, el PP ejerció una política exterior en la que priorizó los intereses ideológicos y partidistas por encima de los intereses generales tanto de la ciudadanía española como del conjunto de la población de América Latina.

    José Luis Rodríguez Zapatero, el anterior presidente socialista en España, puede ser un buen ejemplo del nuevo vínculo que el gobierno español puede tener con América Latina. Es decir, una apuesta inequívoca por el diálogo, el entendimiento, el respeto a la soberanía nacional de los países de América Latina y el reconocimiento de las partes.Tras la destitución de Mario Rajoy, Contexto dialogó con Fran Casamayor, secretario de organización de Podemos en Madrid. El dirigente analizó la imagen que deja la salida del líder del Partido Popular (PP), enumeró las principales tareas a corto plazo que deberá encarar el nuevo gobierno, explicó el rol que deberá cumplir su espacio político en este nuevo escenario y remarcó las expectativas que genera la figura del nuevo presidente Pedro Sánchez. No obstante, destacó la necesidad de estar atentos, dado que –aseguró– el PSOE también es responsable de la crisis institucional que atraviesa España. La posibilidad de la reconfiguración del vínculo entre el gobierno español y América Latina también fue parte de la charla.

    – ¿Qué imagen dejan Rajoy y el PP tras la salida del gobierno?

    – Rajoy y el PP dañaron profundamente la imagen de España. A su salida dejan como imagen la absoluta falta de autocrítica en relación con sus acciones de gobierno, y la absoluta falta de capacidad para asumir sus responsabilidades por sus casos de corrupción, que son escandalosos. Todo ello hace que nos encontremos con un Partido Popular con una clara desautorización moral y política que le impide seguir gobernando España. En definitiva, una imagen de debilidad y de decadencia que, por supuesto, les inhabilita para seguir al frente del gobierno de nuestro país.

    – ¿Cuál es el camino que debería recorrer España de ahora en adelante?

    – España tiene tres tareas principales a corto plazo. La primera, hacer limpieza de la corrupción estructural que ha arrastrado nuestro sistema político desde hace más de veinte años y que ha quedado en evidencia con la sentencia del caso Gürtel. En segundo lugar, necesita desbloquear iniciativas legislativas que se han aprobado en el Congreso, pero que el gobierno del Partido Popular se negaba a implementar. Y, en tercer lugar, iniciar un proceso para revertir los profundos recortes en el gasto social, en el Estado de Bienestar. Recortes que han generado muchísimo dolor, muchísima injusticia y muchísima desigualdad en nuestro país.

    “Hace un año nosotros marcamos el rumbo a seguir con la primera moción de censura a Rajoy. Eso fue el 20 de mayo de 2017. Ahí marcamos el camino y dijimos que era posible quitar al Partido Popular del gobierno de España”

    – ¿Cuál será el rol de Podemos en este nuevo contexto?

    – Tenemos que seguir liderando la iniciativa política y ocupando el protagonismo político de nuestro país. Hace un año nosotros marcamos el rumbo a seguir con la primera moción de censura a Rajoy. Eso fue el 20 de mayo de 2017. Ahí marcamos el camino y dijimos que era posible quitar al Partido Popular del gobierno de España. Hoy Podemos es quien ha facilitado la apertura de un nuevo período en España, apoyando a Pedro Sánchez como presidente.

    Nuestra principal tarea debe ser liderar las iniciativas parlamentarias para que se devuelvan los derechos a las mayorías, defendiendo una expansión del Estado de Bienestar y defendiendo la regeneración de la vida política de nuestro país. Podríamos decir que nuestro rol es demostrar que “la vía portuguesa”, es decir que esa vía de un gobierno diferente en el sur de Europa, es posible y puede funcionar en España.

    – ¿Qué expectativas genera la asunción de Pedro Sánchez?

    – Pedro Sánchez llega a ser presidente contra la opinión de grandes emporios mediáticos y contra la voluntad de los principales aparatos del Estado. Hoy hay cierta esperanza en la posibilidad de abrir un camino distinto al de la resignación que había impuesto Mariano Rajoy. Pero nos tenemos que mantener prudentes. Es importante recordar que el Partido Socialista ha sido uno de los grandes partidos del régimen del año 78.

    “Pedro Sánchez llega a ser presidente contra la opinión de grandes emporios mediáticos y contra la voluntad de los principales aparatos del Estado. hay cierta esperanza en la posibilidad de abrir un camino distinto”

    Un régimen que hoy está quebrado en España. Fue el que aprobó la Reforma del 135, que priorizó el pago de la deuda por encima de la defensa de los servicios públicos. Junto al Partido Popular han implementado recientemente el artículo 155 de la Constitución española para intervenir la Generalitat de Cataluña. Por lo tanto, también es culpable de la profunda crisis institucional que hoy atraviesa España.

    Tenemos que aplaudir que hayan echado al Partido Popular. Nosotros marcamos el camino y hoy empujaremos para evitar que Pedro Sánchez caiga en el lado de la restauración de lo viejo. Tenemos que empujar para que se una al proceso de cambio de hoy sigue avanzado y sigue abierto con mucha fuerza en España.

    – ¿Qué puede esperar América Latina en el vínculo con el nuevo gobierno español?

    – Es posible que se inicie una nueva fase de cooperación, de colaboración. Este gobierno tiene la posibilidad de iniciar esa nueva fase. Respecto a América Latina, el PP ejerció una política exterior en la que priorizó los intereses ideológicos y partidistas por encima de los intereses generales tanto de
    H1 { margin-bottom: 0.21cm; }H1.western { font-family: "Liberation Serif",serif; }H1.cjk { font-family: "DejaVu Sans"; }H1.ctl { font-family: "FreeSans"; }P { margin-bottom: 0.21cm; }A:link { }

    Fran Casamayor, dirigente de Podemos : “Rajoy y el PP dañaron la imagen de España”

    Contexto dialogó con el secretario de organización de Podemos en Madrid. El dirigente analizó la destitución de Mariano Rajoy, la asunción de Pedro Sánchez y las expectativas para América Latina frente al nuevo gobierno. Casamayor aseguró que hoy la principal tarea de Podemos “debe ser liderar las iniciativas parlamentarias para que se devuelvan los derechos a las mayorías”.

    Por

    Hector Bernardo

     

    ación del vínculo entre el gobierno español y América Latina también fue parte de la charla.

    – ¿Qué imagen dejan Rajoy y el PP tras la salida del gobierno?

    – Rajoy y el PP dañaron profundamente la imagen de España. A su salida dejan como imagen la absoluta falta de autocrítica en relación con sus acciones de gobierno, y la absoluta falta de capacidad para asumir sus responsabilidades por sus casos de corrupción, que son escandalosos. Todo ello hace que nos encontremos con un Partido Popular con una clara desautorización moral y política que le impide seguir gobernando España. En definitiva, una imagen de debilidad y de decadencia que, por supuesto, les inhabilita para seguir al frente del gobierno de nuestro país.

    – ¿Cuál es el camino que debería recorrer España de ahora en adelante?

    – España tiene tres tareas principales a corto plazo. La primera, hacer limpieza de la corrupción estructural que ha arrastrado nuestro sistema político desde hace más de veinte años y que ha quedado en evidencia con la sentencia del caso Gürtel. En segundo lugar, necesita desbloquear iniciativas legislativas que se han aprobado en el Congreso, pero que el gobierno del Partido Popular se negaba a implementar. Y, en tercer lugar, iniciar un proceso para revertir los profundos recortes en el gasto social, en el Estado de Bienestar. Recortes que han generado muchísimo dolor, muchísima injusticia y muchísima desigualdad en nuestro país.

    “Hace un año nosotros marcamos el rumbo a seguir con la primera moción de censura a Rajoy. Eso fue el 20 de mayo de 2017. Ahí marcamos el camino y dijimos que era posible quitar al Partido Popular del gobierno de España”

    – ¿Cuál será el rol de Podemos en este nuevo contexto?

    – Tenemos que seguir liderando la iniciativa política y ocupando el protagonismo político de nuestro país. Hace un año nosotros marcamos el rumbo a seguir con la primera moción de censura a Rajoy. Eso fue el 20 de mayo de 2017. Ahí marcamos el camino y dijimos que era posible quitar al Partido Popular del gobierno de España. Hoy Podemos es quien ha facilitado la apertura de un nuevo período en España, apoyando a Pedro Sánchez como presidente.

    Nuestra principal tarea debe ser liderar las iniciativas parlamentarias para que se devuelvan los derechos a las mayorías, defendiendo una expansión del Estado de Bienestar y defendiendo la regeneración de la vida política de nuestro país. Podríamos decir que nuestro rol es demostrar que “la vía portuguesa”, es decir que esa vía de un gobierno diferente en el sur de Europa, es posible y puede funcionar en España.

    – ¿Qué expectativas genera la asunción de Pedro Sánchez?

    – Pedro Sánchez llega a ser presidente contra la opinión de grandes emporios mediáticos y contra la voluntad de los principales aparatos del Estado. Hoy hay cierta esperanza en la posibilidad de abrir un camino distinto al de la resignación que había impuesto Mariano Rajoy. Pero nos tenemos que mantener prudentes. Es importante recordar que el Partido Socialista ha sido uno de los grandes partidos del régimen del año 78.

    “Pedro Sánchez llega a ser presidente contra la opinión de grandes emporios mediáticos y contra la voluntad de los principales aparatos del Estado. hay cierta esperanza en la posibilidad de abrir un camino distinto”

    Un régimen que hoy está quebrado en España. Fue el que aprobó la Reforma del 135, que priorizó el pago de la deuda por encima de la defensa de los servicios públicos. Junto al Partido Popular han implementado recientemente el artículo 155 de la Constitución española para intervenir la Generalitat de Cataluña. Por lo tanto, también es culpable de la profunda crisis institucional que hoy atraviesa España.

    Tenemos que aplaudir que hayan echado al Partido Popular. Nosotros marcamos el camino y hoy empujaremos para evitar que Pedro Sánchez caiga en el lado de la restauración de lo viejo. Tenemos que empujar para que se una al proceso de cambio de hoy sigue avanzado y sigue abierto con mucha fuerza en España.

    – ¿Qué puede esperar América Latina en el vínculo con el nuevo gobierno español?

    – Es posible que se inicie una nueva fase de cooperación, de colaboración. Este gobierno tiene la posibilidad de iniciar esa nueva fase. Respecto a América Latina, el PP ejerció una política exterior en la que priorizó los intereses ideológicos y partidistas por encima de los intereses generales tanto de la ciudadanía española como del conjunto de la población de América Latina.

    José Luis Rodríguez Zapatero, el anterior presidente socialista en España, puede ser un buen ejemplo del nuevo vínculo que el gobierno español puede tener con América Latina. Es decir, una apuesta inequívoca por el diálogo, el entendimiento, el respeto a la soberanía nacional de los países de América Latina y el reconocimiento de las partes.Tras la destitución de Mario Rajoy, Contexto dialogó con Fran Casamayor, secretario de organización de Podemos en Madrid. El dirigente analizó la imagen que deja la salida del líder del Partido Popular (PP), enumeró las principales tareas a corto plazo que deberá encarar el nuevo gobierno, explicó el rol que deberá cumplir su espacio político en este nuevo escenario y remarcó las expectativas que genera la figura del nuevo presidente Pedro Sánchez. No obstante, destacó la necesidad de estar atentos, dado que –aseguró– el PSOE también es responsable de la crisis institucional que atraviesa España. La posibilidad de la reconfiguración del vínculo entre el gobierno español y América Latina también fue parte de la charla.

    – ¿Qué imagen dejan Rajoy y el PP tras la salida del gobierno?

    – Rajoy y el PP dañaron profundamente la imagen de España. A su salida dejan como imagen la absoluta falta de autocrítica en relación con sus acciones de gobierno, y la absoluta falta de capacidad para asumir sus responsabilidades por sus casos de corrupción, que son escandalosos. Todo ello hace que nos encontremos con un Partido Popular con una clara desautorización moral y política que le impide seguir gobernando España. En definitiva, una imagen de debilidad y de decadencia que, por supuesto, les inhabilita para seguir al frente del gobierno de nuestro país.

    – ¿Cuál es el camino que debería recorrer España de ahora en adelante?

    – España tiene tres tareas principales a corto plazo. La primera, hacer limpieza de la corrupción estructural que ha arrastrado nuestro sistema político desde hace más de veinte años y que ha quedado en evidencia con la sentencia del caso Gürtel. En segundo lugar, necesita desbloquear iniciativas legislativas que se han aprobado en el Congreso, pero que el gobierno del Partido Popular se negaba a implementar. Y, en tercer lugar, iniciar un proceso para revertir los profundos recortes en el gasto social, en el Estado de Bienestar. Recortes que han generado muchísimo dolor, muchísima injusticia y muchísima desigualdad en nuestro país.

    “Hace un año nosotros marcamos el rumbo a seguir con la primera moción de censura a Rajoy. Eso fue el 20 de mayo de 2017. Ahí marcamos el camino y dijimos que era posible quitar al Partido Popular del gobierno de España”

    – ¿Cuál será el rol de Podemos en este nuevo contexto?

    – Tenemos que seguir liderando la iniciativa política y ocupando el protagonismo político de nuestro país. Hace un año nosotros marcamos el rumbo a seguir con la primera moción de censura a Rajoy. Eso fue el 20 de mayo de 2017. Ahí marcamos el camino y dijimos que era posible quitar al Partido Popular del gobierno de España. Hoy Podemos es quien ha facilitado la apertura de un nuevo período en España, apoyando a Pedro Sánchez como presidente.

    Nuestra principal tarea debe ser liderar las iniciativas parlamentarias para que se devuelvan los derechos a las mayorías, defendiendo una expansión del Estado de Bienestar y defendiendo la regeneración de la vida política de nuestro país. Podríamos decir que nuestro rol es demostrar que “la vía portuguesa”, es decir que esa vía de un gobierno diferente en el sur de Europa, es posible y puede funcionar en España.

    – ¿Qué expectativas genera la asunción de Pedro Sánchez?

    – Pedro Sánchez llega a ser presidente contra la opinión de grandes emporios mediáticos y contra la voluntad de los principales aparatos del Estado. Hoy hay cierta esperanza en la posibilidad de abrir un camino distinto al de la resignación que había impuesto Mariano Rajoy. Pero nos tenemos que mantener prudentes. Es importante recordar que el Partido Socialista ha sido uno de los grandes partidos del régimen del año 78.

    “Pedro Sánchez llega a ser presidente contra la opinión de grandes emporios mediáticos y contra la voluntad de los principales aparatos del Estado. hay cierta esperanza en la posibilidad de abrir un camino distinto”

    Un régimen que hoy está quebrado en España. Fue el que aprobó la Reforma del 135, que priorizó el pago de la deuda por encima de la defensa de los servicios públicos. Junto al Partido Popular han implementado recientemente el artículo 155 de la Constitución española para intervenir la Generalitat de Cataluña. Por lo tanto, también es culpable de la profunda crisis institucional que hoy atraviesa España.

    Tenemos que aplaudir que hayan echado al Partido Popular. Nosotros marcamos el camino y hoy empujaremos para evitar que Pedro Sánchez caiga en el lado de la restauración de lo viejo. Tenemos que empujar para que se una al proceso de cambio de hoy sigue avanzado y sigue abierto con mucha fuerza en España.

    – ¿Qué puede esperar América Latina en el vínculo con el nuevo gobierno español?

    – Es posible que se inicie una nueva fase de cooperación, de colaboración. Este gobierno tiene la posibilidad de iniciar esa nueva fase. Respecto a América Latina, el PP ejerció una política exterior en la que priorizó los intereses ideológicos y partidistas por encima de los intereses generales tanto de la ciudadanía española como del conjunto de la población de América Latina.

    José Luis Rodríguez Zapatero, el anterior presidente socialista en España, puede ser un buen ejemplo del nuevo vínculo que el gobierno español puede tener con América Latina. Es decir, una apuesta inequívoca por el diálogo, el entendimiento, el respeto a la soberanía nacional de los países de América Latina y el reconocimiento de las partes.

     

    la ciudadanía española como del conjunto de la población de América Latina.

    José Luis Rodríguez Zapatero, el anterior presidente socialista en España, puede ser un buen ejemplo del nuevo vínculo que el gobierno español puede tener con América Latina. Es decir, una apuesta inequívoca por el diálogo, el entendimiento, el respeto a la soberanía nacional de los países de América Latina y el reconocimiento de las partes.

     

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto