Agregador de canales de noticias

    En Guatemala no hay santo en quien persignarse – Por Rafael Cuevas Molina

    NODAL - Mar, 14/05/2019 - 03:00

    Por Rafael Cuevas Molina * En Guatemala se está a las puertas de elecciones presidenciales (16 de junio) pero, si siguen al ritmo que llevan, no va haber candidatos para elegir. El problema es que, además de las usuales zancadillas y emboscadas a las que ya nos tienen acostumbrados los políticos en América Latina, en […]

    The post En Guatemala no hay santo en quien persignarse – Por Rafael Cuevas Molina appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Análisis cuantitativo del paramilitarismo en Colombia – Por Álvaro Villarraga Sarmiento

    NODAL - Mar, 14/05/2019 - 03:00

    Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región. Por Álvaro Villarraga Sarmiento * Entre los trabajos culminados en 2018 y dejados para su publicación y difusión el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), a […]

    The post Análisis cuantitativo del paramilitarismo en Colombia – Por Álvaro Villarraga Sarmiento appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Venezuela: representante de Guaidó en EEUU solicitó reunión con el Comando Sur

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 23:02

    Carlos Vecchio solicitó reunión con el Comando Sur de EE UU Carlos Vecchio, designado como embajador en los Estados Unidos por Juan Guaidó, solicitó una reunión formal con el Comando Sur de los Estados Unios, encargado de propiciar las operaciones militares en América Central y el Caribe. La información la ofreció Vecchio a través de […]

    The post Venezuela: representante de Guaidó en EEUU solicitó reunión con el Comando Sur appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Comienza la transición en Panamá: primera reunión entre Varela y Cortizo

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 21:54

    Varela y Cortizo aseguran que la transición será fluida y tranquila En Panamá habrá una transición fluida y tranquila, de acuerdo con los presidentes Juan Carlos Varela (en funciones) y Laurentino Cortizo (electo), quienes se reunieron la tarde de este lunes 13 de mayo en la Presidencia de la República para comenzar el proceso de […]

    The post Comienza la transición en Panamá: primera reunión entre Varela y Cortizo appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Nicaragua: el gobierno pide que la oposición se oponga a las sanciones económicas contra el país

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 21:28

    Nota de prensa de la Delegación del GRUN ante la Mesa de Negociación La Delegación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ante la Mesa de Negociación saluda a las Familias nicaragüenses y a la Comunidad Internacional, al abrirse en Nicaragua una Nueva Semana de Trabajo por Entendimiento, Justicia, Reconciliación y Paz. Saludamos estos nuevos […]

    The post Nicaragua: el gobierno pide que la oposición se oponga a las sanciones económicas contra el país appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Ecuador: estudiantes de medicina marchan por remuneración justa tras recorte del gobierno

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 20:31

    Continúan marchas de estudiantes internos de medicina por un estipendio justo Estudiantes de medicina y médicos posgraditas marcharon hoy, 13 de mayo, en las principales ciudades del país para reclamar un estipendio justo y exigir la derogación del acuerdo interministerial 0345-2019 que reduce el estipendio a estudiantes internistas de medicina, enfermería, obstetricia y nutrición en […]

    The post Ecuador: estudiantes de medicina marchan por remuneración justa tras recorte del gobierno appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Chile: Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados rechaza la reforma previsional del gobierno

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 19:55

    Nuevo revés para el gobierno: rechazan idea de legislar la reforma previsional Por 6 votos a favor y 7 en contra, la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, rechazó la idea de legislar la reforma previsional por lo que la iniciativa tiene 6 días para pasar a sala de la cámara, dado el […]

    The post Chile: Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados rechaza la reforma previsional del gobierno appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Venezuela recibe cargamento con medicina de China

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 19:41

    Arribó material médico a Venezuela procedente de China Este 13 de mayo llegó al aeropuerto internacional de Maiquetía, 1 millón 975 mil 400 materiales médicos procedente de la República Popular de China, informó la Vicepresidencia de Economía en su cuenta Twitter, @ViceEconomia. En la misma red social, el ente detalla que, de lo que arribó, […]

    The post Venezuela recibe cargamento con medicina de China appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Perú: paro nacional agrario moviliza a miles de personas y reclama diálogo con el gobierno

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 19:23

    Paro agrario: ¿Qué piden al Ejecutivo los agricultores que hoy acatan protesta? Productores agrarios amenazan con huelga indefinida en 60 días si no se instala mesa multisectorial Clímaco Cárdenas , presidente de la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro), explicó a Gestión.pe que los 15 gremios agrarios que acatan el paro de 24 horas que […]

    The post Perú: paro nacional agrario moviliza a miles de personas y reclama diálogo con el gobierno appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    EL QUE CAE, ELLA QUE SUBE

    Red de Comunicadores del Mercosur - Lun, 13/05/2019 - 18:42



    Por Raúl Kollmann   ***

    De siete consultores, dos ya discuten como posible que Macri pierda ya en la primera vuelta. Y todos coinciden en que abril fue el momento en que la intención de voto del Gobierno se desplomó.


    Mauricio Macri cae, Cristina Fernández de Kirchner sube. Este es el diagnóstico inicial en el que coinciden todos los consultores en campañas electorales. El punto clave es cuánto es la baja y cuánta la suba. Para dos de los siete encuestadores que dialogaron con PáginaI12, existe la chance –aún no consolidada– de que la ex presidenta gane en primera vuelta, ya que se acerca al 40 por ciento de la intención de voto. Para los otros cinco, el fenómeno de baja oficialista y suba opositora se agudizó en abril con números muy llamativos, del estilo de que hoy el presidente tiene sólo un 25 por ciento de intención de voto. Sin embargo, advierten que aún cuando la situación del mandatario es muy mala, todavía falta mucho para la hora de las definiciones. Un dato no menores que hay encuestadores que ven poca diferencia en un eventual ballotage y otros que evalúan que hoy CFK le saca diez puntos de ventaja a Macri.

    Las conclusiones surgen del diálogo que mantuvo este diario con siete consultores de los más conocidos del país. Entre ellos no hay acuerdo pleno. A simple vista se pueden distinguir los que piensan que la distancia favorable hoy a CFK es casi decisiva y los que ven que hubo un deterioro de Macri pero que no hay nada resuelto porque incluso el mandatario puede conseguir su reelección.

    Distancia

    “La distancia entre CFK y Mauricio Macri creció notoriamente
    –señala Roberto Bacman, titular del Centro de Estudios de Opinión Pública–. En la primera vuelta, CFK obtiene más del 36 por ciento frente a un 27 por ciento de Mauricio Macri. Según nuestros datos, la diferencia hoy en el ballotage es de seis puntos a favor de CFK, pero con muchos indecisos, lo que convierte el dato en inestable. Ahora bien, debo decir que todo indica que habrá segunda vuelta, pero si la economía no mejora, no está todo dicho. O sea que podría no haber ballotage. En el mes de abril continuó la fuerte consolidación del voto opositor. Seis de cada diez personas dicen que votarán a candidatos opositores. Y la clave de todo está en la economía. El oficialismo obtiene un bajísimo nivel de aprobación en esa área. Pero incluso uno de cada cuatro votantes de Cambiemos dicen que van a tomar en cuenta la economía a la hora de votar, así que no le resultará fácil a Mauricio Macri retener esos votos. De hecho, la imagen y aprobación del presidente cayeron fuertemente y hoy entre el 64 y el 68 por ciento opinan mal o muy mal de la gestión del mandatario. La contracara es que Cristina Kirchner sigue creciendo. Casi sin hablar ni definir públicamente su candidatura la ex presidenta sigue en aumento. Un verdadero fenómeno político que se viene dando desde fin de año”.

    Cautela

    Hugo Haime, a la cabeza de Haime y Asociados, es más cauto, aunque señala un dato asombroso: Macri tiene menos del 20 por ciento de aprobación y sólo el 25 por ciento de confianza. “Estructuralmente no hay grandes cambios: las cosas son parecidas a las PASO 2015. Con Unidad Ciudadana cercana a los 38 puntos que obtuvo Scioli, con Cambiemos con algo menos de lo que obtuvo en 2015 (30 por ciento) y con Alternativa Federal con un caudal de votos similar a los que obtuvo Sergio Massa (20 por ciento). Pero lo que si estamos viendo es un deterioro constante de la confianza en el gobierno y en la evaluación de la gestión presidencial. También vemos un deterioro en María Eugenia Vidal que complica sus chances de repetir la gobernación ya que la crisis económica nacional y su cercanía con el presidente golpea su figura. Para nosotros, menos del 20 por ciento aprueba la gestión presidencial y sólo el 25 por ciento le mantiene la confianza a Macri. Si bien tenemos datos sobre primera y segunda vuelta que en nada son favorables al gobierno, en la medida en que aún no están confirmados los candidatos, finalmente hoy solo son hipótesis de trabajo. Acordémonos que a esta altura de 2015 parecía que Scioli podía ganar en primer vuelta y que luego de las PASO todo cambió. Hay que estar atento a algunas cosas para terminar de conformar el escenario. Por un lado, conocer quiénes se van a presentar finalmente y con qué alianzas. Por otro lado hay que ver qué actitud van a tomar los gobernadores peronistas. Es clave si van a apoyar a algún candidato o no. Finalmente, es definitorio qué sucede con la economía mirando básicamente inflación, empleo y pobreza”.

    Deterioro

    Federico Aurelio, al frente de Aresco, percibe que efectivamente hay un deterioro en la situación de Cambiemos y en la del propio Macri. Ese deterioro se agudizó en abril. Sin embargo, Aurelio también se maneja con cautela. Piensa que Macri no cayó tanto como cayeron los candidatos de Cambiemos en las elecciones provinciales.

    “La situación económica está muy mal evaluada por la mayor parte de la sociedad hace varios años
    –sostiene Aurelio–. Sucede que en el mes de abril se intensificó la incertidumbre económica generando un nuevo deterioro del humor social. Este deterioro, dada la responsabilidad que se le asigna al gobierno nacional en la crisis económica, le significó un nuevo golpe a la valoración de la gestión del gobierno y a la competitividad electoral de Macri en su candidatura presidencial. En las elecciones provinciales que sucedieron hasta ahora, los candidatos de Cambiemos tuvieron un pobre desempeño por una multiplicidad de factores, pero sin duda uno de los más relevantes es el malhumor con el gobierno nacional. Sin embargo, la candidatura de Macri no ha tenido el mismo nivel de caída en intención de voto que la que se registró en las semanas previas de las provinciales en los candidatos de Cambiemos”.

    Contundencia

    Lo novedoso de nuestra última medición, es que también en un hipotético escenario de ballotage frente a Mauricio Macri, Cristina Kirchner se impondría por 10 puntos –diagnostica Analía del Franco, titular de Del Franco Consultores–. La evolución de la tendencia electoral presidencial en estos últimos meses profundizó lo que se perfilaba desde principios de año.  Macri, como candidato a la reelección se presenta en descenso (27 por ciento) y esto es acorde con la también baja en su nivel de aprobación de gestión (31 por ciento) y la alta crítica sobre la situación económica en general, (77 por ciento de opinión negativa). Por el contrario, aumentan los apoyos a la oposición especialmente en la figura de CFK (35,4 por ciento). Eso se refleja en los 10 puntos de ventaja que tiene la ex presidenta en un eventual ballotage. Observo un cambio cualitativo y es que parecen haberse borrado las barreras emocionales que inhabilitaban la mención de CFK como candidata de preferencia. El grupo de candidatos no kirchneristas, consolidan un 26 por ciento de intención de voto incluyendo a Massa, Lavagna y Urtubey, en ese orden. Podrían conseguir un 31 por ciento si CFK no se presenta”.

    Tendencia
    Ricardo Rouvier, de Rouvier y Asociados, coincide en que hoy  Macri tiene menos del 25 por ciento de respaldo. El año pasado, Rouvier consideraba que las cosas se dividían en tercios: un tercio Macri, un tercio CFK, un tercio el peronismo no-kirchnerista. “Durante el último mes se fueron afirmando los cambios de tendencia de la situación pre-electoral. Hasta el fin del año pasado habíamos tenido dos tendencias que comprometían a la figura presidencial y candidato a la reelección. Teníamos entonces que la imagen positiva del presidente y de su gestión venían cayendo en forma regular. Sin embargo, en cuanto a lo electoral mantenía un caudal de apoyo constante de alrededor del 30 por ciento. Esto generaba cierta confianza en el oficialismo que advertía que Macri no perdía su potencial electoral. A partir de este año comenzó a modificarse esta tendencia, al observarse que durante el verano y hasta la fecha el presidente cae en el caudal de ciudadanos dispuesto a votarlo. En nuestras mediciones del tercio que tenía se colocó alrededor del 24 por ciento. Por supuesto estas mediciones son aún con un nivel de indecisos importante y sin proyectarlos todavía. El cambio cualitativo se funda en el estado del humor colectivo negativo que ha aumentado en los últimos meses, sobretodo con una inflación que se mantiene alta, y con la incertidumbre económica y laboral. Además se profundiza en la población, la idea que el gobierno no logra afirmar su autoridad en cada acción ejecutiva.

    ¿Sin ballotagge?

    Artemio López, al frente de Equis, es categórico. No sólo prevé una victoria de CFK sino que aventura chances de que la ex mandataria se imponga en primera vuelta. “Como es lógico más allá del núcleo duro de Cambiemos, más precisamente de Mauricio Macri, la muy pobre performance socio económica del gobierno nacional debilita las preferencias más volátiles y repliegan al presidente a su piso electoral que no es el de 2015: ha crecido y hoy se ubica en torno al 30 por ciento de intención de voto, promedio. Muy importante pero con ese nivel de preferencias no se ganan elecciones en el país. En sentido contrario, Cristina Kirchner, la opositora principal y casi excluyente en el margen no-oficialista, expande sus preferencias y hoy merodea el 40 por ciento de intención de voto. Un nivel nada novedoso para un liderazgo cuyo piso nacional se ubicaba ya en el año 2017 en torno al 36 por ciento de voto consolidado. Así las cosas, y dado que el ballotage nacional no es estricto, y con el 40 por ciento de voto más uno y 10 o más puntos de diferencia a la segunda minoría se gana en primera vuelta, tiene chances de un triunfo sin necesidad de llegar al ballotage. Está empujada por la profundidad de la crisis disparada a partir de junio del año 2018. También en la segunda vuelta, los pronósticos le son favorables”, completó Artemio López.

    Estabilidad/inestabilidad

    Facundo Nejamkis es uno de los directores de Opina Argentina. El consultor evalúa que todavía no se rompió la estabilidad electoral, es decir que las cosas no se volcaron hacia un lado o el otro. “El escenario electoral se mueve centralmente alrededor de la sensación de estabilidad/inestabilidad de las variables económicas. El termómetro electoral esta muy fuertemente relacionado con el valor del dólar. 2018 fue malo para el gobierno, excepto sobre los meses de noviembre y diciembre, y la tendencia negativa se sostuvo en los primeros meses de 2019. En cuanto al mes de abril fue especialmente negativo para el oficialismo por los datos relacionados con la inflación y la inestabilidad del dólar. En términos cuantitativos el escenario es favorable a CFK por una leve ventaja. Sin embargo no se observa que se haya modificado el escenario de polarización entre Mauricio Macri y la ex presidenta. Si bien existe un fastidio creciente con la grieta que expresan principalmente las élites, los contendientes principales siguen expresando los dos núcleos de votantes mayoritarios. El escenario electoral se mantiene estable, con una polarización marcada entre la ya definida candidatura de Mauricio Macri y la probable candidatura de CFK. En los primeros meses del año, en ese escenario, existe una leve venta jaque favorece a la ex presidenta”.

    Muchas veces en el país se habla de “guerra de encuestas”. En verdad los números, en bruto, de casi todos los consultores son similares. Lo que varía mucho es la interpretación. A primera vista, están los que piensan que se volcó la tendencia casi en forma definitiva hacia la ex presidenta por la crisis en la que está la economía, el gobierno, el presidente y Cambiemos. En ese terreno ven el efecto bola de nieve, o sea que es una caída que sólo tiene como destino agrandarse. Otros consultores creen que todavía hay demasiado tiempo y espacio por recorrer. Es cierto que Cambiemos y Macri están en caída, pero no está todo dicho.

    Lo más probable es que todos los consultores coincidan en que hace un año el panorama era muy distinto. El diagnóstico de la mayoría era que Macri caminaba a la reelección y Cristina a ser una fuerza opositora respetable, pero con pocas chances. Todo fue cambiando en la segunda mitad de 2018 y ahora se produjo un vuelco asombroso.

    https://www.pagina12.com.ar/191754-el-que-cae-ella-que-sube

    Categorías: Noticias regionales

    BURRADAS

    Red de Comunicadores del Mercosur - Lun, 13/05/2019 - 18:36

    Por Luis Bruschtein   ***

    Todos los días, los funcionarios le rezan al dios mercado: “Que no haya más liquidez, señor te lo pido”. Y con la crueldad de los dioses antiguos, este dios de los señores les pone el dólar por las nubes.

    El gobierno de Mauricio Macri pasará a la historia. Será estudiado en las carreras de Economía de todo el mundo como uno de los fracasos más resonantes, increíbles y devastadores al conseguir el espectacular record de que el precio del dólar siga en ascenso con tasas de interés que superan los 72 puntos. Primero fue rezar, después echarle la culpa a Cristina Kirchner. Y ahora sintetizaron en diez puntos el programa de gobierno que hundió al país para ofrecerlo como plataforma de un acuerdo de salvación nacional.

    Si lo firman todos, dicen, el mercado se va a tranquilizar. Este dios reclama sacrificios humanos como el viejo Huitzilopóchtli de los aztecas o el Moloch Baal de los cartagineses, pero esta vez es la sangre de los argentinos. Invitaron a todos, menos a los kirchneristas, a los que sólo buscaron atraer cuando tuvieron el primer rechazo por parte de Roberto Lavagna. Después lo rechazó Sergio Massa y quedaron coqueteando Miguel Angel Pichetto y Juan Manuel Urtubey.

    Los diez puntos incluyen desde las reformas laboral y previsional hasta la no revisión de los préstamos impagables tomados por el macrismo con el FMI y otros acreedores. “Si podemos garantizar que estas políticas tengan continuidad –insisten en Cambiemos– ,ayudaremos a llevar tranquilidad a los mercados”.

    Resulta patético el ideologismo suicida de un gobierno que arrastra a todo el país a un holocausto y sigue pensando que las mismas causas que llevaron a ese desastre serán su tabla de salvación. Esta burrada es como el harakiri donde el suicida primero tiene que revolver el puñal en sus entrañas antes de que un amigo lo decapite.

    Las encuestas para abajo, los “70 años de populismo”, por supuesto Cristina Kirchner y ahora este compromiso interpartidario infirmable son cortinas de humo del Gobierno para ocultar su fracaso. Al mismo tiempo habla de unidad nacional para frenar la crisis, pero aumenta las naftas más del 4 por ciento.

    En lo que va del año, el precio de los combustibles subió por encima de la inflación. A los tipos les interesa que el dólar no suba y no bajar en las encuestas, pero les importa un pito el sufrimiento de la gente con una inflación que recorta salarios y jubilaciones todos los días porque el precio de la nafta repercute inmediatamente en el de los alimentos.

    En un cuadro agudo de estrés de la economía y la sociedad causado por las políticas económicas, el Gobierno se enorgullece de no cambiarlas y ha ocultado el saqueo brutal de la economía popular con un fabuloso blindaje mediático que se articula con la guerra jurídica contra los dirigentes de la principal fuerza opositora.

    Pero ese dispositivo llegó a un punto de máximo desgaste. La economía está tocando fondo y se empieza a resquebrajar el sistema de noticias falsas y guerra jurídica.

    Los medios corporativos oficialistas trataron de ocultar detrás del fallido golpe militar en Venezuela, a la potente huelga que se realizó el martes sin respaldo de la CGT, así como la importante movilización que la acompañó en Plaza de Mayo.

    El acatamiento masivo de un paro que no convocó la CGT, sino las dos CTA más la Corriente Federal de Gremios y Camioneros con los grandes gremios de la industria se convirtió en una señal de atención para el Gobierno y para la conducción de la CGT. La convocatoria generó tanta expectativa que arrastró incluso a partes importantes de gremios, como UTA, cuyas conducciones no se habían sumado.

    En forma paralela se producía el fenómeno del Sinceramente. Filas en las librerías, decenas de miles de libros vendidos antes de ser publicados, con colectas para comprarlo entre varios amigos, y finalmente con el PDF que circuló en las redes y que fue bajado miles de veces y hasta aparecieron vendedores ambulantes en colectivos y subtes que vendían a mitad de precio copias bajadas de internet con las hojas unidas con arandelas.

    Para los medios oficialistas, el golpe fracasado que apoyó Macri en Venezuela tenía el respaldo de 25 generales del alto mando, pero solamente había un teniente coronel y dos o tres capitanes, con mínima movilización popular. El rotundo paro del martes acá en la Argentina fue una “merma de la actividad”, según la ministra Patricia Bullrich. Y el fenómeno del libro de Cristina Kirchner fue publicitado como un llamado al odio y la venganza. Hay una realidad que se les escapa por las costuras.

    El libro de Cristina Kirchner es más que los libros de ocasión que publican los candidatos en tiempos electorales. Para un periodista tiene que resultar atractivo, simpatice o no con la ex mandataria. Son relatos de hechos históricos contados coloquialmente en primera persona con mucha fluidez por alguien que presidió el país durante ocho años.

    Hubo un editorial de Joaquín Morales Solá sobre el libro de Cristina Kirchner tan adjetivado que resultaba difícil de leer. Coincidió con otros opinadores del oficialismo: “un llamado a la violencia”, “quiere volver con sentido de revancha”, “es el odio encarnado”, “vuelve para cortar cabezas”. El tono de los comentarios de los opinadores del oficialismo se repitió con esas coincidencias que después del caso del espía D’Alessio ya no se pueden atribuir a la casualidad.

    Cualquiera puede leer el libro y no va a encontrar nada de eso. No hay una palabra que convoque al odio o la revancha. La idea de hacer aparecer el libro como un panfleto odiador es obra de alguna de las cabezas publicitarias que por lo general han escrito el libreto que después bajan estos opinadores.

    Decir que el golpe frustrado en Venezuela tuvo apoyo militar y popular es falso.
    Aunque estén de acuerdo con los golpistas, esa información es falsa. Ignorar el dato del alto acatamiento a una convocatoria gremial que no realizó la CGT, o decir que solamente significó “una merma de la actividad”, es información falsa, aunque no se estuviera de acuerdo con el paro. Y decir que el libro de Cristina Kirchner es un llamado al odio también es un dato falso.

    La persona que se informe solamente en esa mirada tendrá una percepción distorsionada de la realidad. Toda esa información es tan tendenciosa y manipulada que ya será difícil volver a la vieja configuración de la práctica periodística donde la manipulación no llegaba a este extremo.

    Manipular la información hasta un punto tan extremo es un rasgo de debilidad. Y la eficacia de esa manipulación se resiente, al punto que la reacción destemplada de los opinadores del oficialismo se convierte en publicidad positiva y hace que muchos otros compren el libro de la ex presidenta.

    Esa reacción exagerada es secundaria en el cuadro de situación, pero se convierte en un síntoma de la falta de respuesta del oficialismo
    . Lo mismo sucede con el apagón del jueves en la Plaza Lavalle para obstaculizar la concentración frente a Tribunales en apoyo al juez Alejo Ramos Padilla. No es importante, pero se convierte en un síntoma.

    Sin respuesta para la crisis, con defensas mediáticas en baja, al Gobierno se le suma el desinfle de su guerra judicial por la causa que sigue el juez Ramos Padilla en Dolores. Las pruebas de la forma en que los servicios de inteligencia diseñaron las denuncias mentirosas contra dirigentes del kirchnerismo que formularon las diputadas Elisa Carrió y Paula Olivetto son contundentes.

    Pero el golpe más fuerte para el Gobierno es que las pruebas destrozan a su fiscal estrella, Carlos Stornelli.
    Seguramente deberá ser apartado. Sin él, el frente judicial del oficialismo, que es su herramienta principal, quedará debilitado en plena campaña.

    https://www.pagina12.com.ar/191536-burradas

    Categorías: Noticias regionales

    FORD FALCON, EL AUTO DE LA DICTADURA MILITAR

    Red de Comunicadores del Mercosur - Lun, 13/05/2019 - 18:28

    Por Ricardo Palmadessa   ***

    El vehículo oficial de la dictadura es una de las muestras de la estrecha relación entre el gobierno de facto con el gran empresariado nacional y multinacional que operaba en el país.


    “Era un sábado a la noche, tenía plata y hacía calor, me dije -viejo aprovechá sos joven- y me fui al cine a ver una de terror, salí a la calle, paré un taxi, y me fui por ahí»

    La imagen apareció en el buscador al poner «Ford Falcon Policía Federal». Enseguida me llamó la atención, entre muchas otras de Ford Falcon, esta foto blanco y negro del patrullero con la inscripción «Comisaría 49». Tal vez porque es la de mi barrio, ahí en la calle Machaín casi Congreso, esa larga cuadra que esquivé desde el golpe del 76, año en el que empecé a perder la inocencia del niño que veía al policía como el vigilante bueno de la esquina.

    La foto, encuadrada con poco cuidado, muestra a los sonrientes ocupantes del patrullero, que miran a cámara con sus uniformes, con gorras y bigotes reglamentarios y empuñando sus itacas en posición de descanso. Se los ve felices. ¿De qué se reían? Quizás sólo respondieron al pedido del fotógrafo «a ver, sonrían, milicos» si, como suponemos al ver el lugar vacío del conductor, éste fue el autor de la selfie policial.

    “Bajé en Sarmiento y Esmeralda, compré un paquete de pastillas Renomé,
    en eso siento que un señor me llama, al darme vuelta me di cuenta que eran seis, muy bien peinados, muy bien vestidos y con un Ford verde”.

    Los Falcon verdes empezaron a aparecer en esa época y recorrían las calles de Buenos Aires, aunque también los había grises y celestes metalizados, según la fuerza a la que pertenecían. Se decía que los podíamos reconocer por el número de patente: una «C» (de Capital) seguida de «111», encabezaba las chapas de todos los móviles, aunque bastaba ver el aspecto de sus ocupantes para darse cuenta de su ocupación, todos con anteojos de sol, aún de noche.

    La represión se movilizaba con la marca del óvalo azul. A cambio, las fuerzas de seguridad de la dictadura instalaban un campo de concentración en la planta de Pacheco, para organizar la persecución, detención y desaparición de los delegados y activistas de la fábrica. Un servicio de represión a domicilio.

    En diciembre pasado se condenó, finalmente, a dos ex directivos de la fábrica junto a un jefe militar, por los delitos de lesa humanidad cometidos contra 24 trabajadores de Ford. Es la primera vez que se lleva a juicio a civiles acusados de complicidad con el régimen militar. Durante el proceso judicial se probó la actuación en conjunto entre el jefe de manufactura de la planta, Pedro Müller, su jefe de seguridad, Héctor Sibila y el comandante militar de la zona Santiago Omar Riveros, quienes fueron condenados a diez, doce y quince años de prisión respectivamente.

    “Pensé que se trataba de cieguitos…anteojos n
    egros usaban los seis, al llegar me dijeron -Buenas noches, dónde trabaja, dónde vive, usted quién es- acto seguido, me invitaron a subir, al Ford”.

    Los patrulleros Ford y los Falcon verdes, imponían a fuerza de motores rugientes y chirrido de gomas, el terror en las calles de la ciudad, del Gran Buenos Aires y de las ciudades del resto del país. Tal vez una de las más claras utilizaciones de una marca como herramienta de sometimiento. El modelo de auto más popular del país, el más confiable y seguro, era usado como arma en contra del pueblo trabajador, para imponer un feroz plan de ajuste y disciplinamiento social mediante el terror represivo.

    “Llegamos a un edificio, y comportándose con toda corrección, me sometieron a un breve interrogatorio, que duró casi cuatro horas y fracción. -Se hizo muy tarde- dijeron -no hay colectivos, quedesé, por favor”

    Fueron casi siete años de la más sangrienta dictadura, que se cobró 30 mil vidas de militantes, activistas, intelectuales y artistas, y el exilio de otras decenas de miles de argentinos. Además significó la estafa en miles de millones de dólares a través de la estatización de la deuda de empresas privadas y la concentración de la economía en manos de esas mismas empresas, que como Socma, Techint o las multinacionales Ford y Coca Cola, entre muchas otras, fueron instigadoras y principales beneficiarias de la represión del régimen de Videla, Massera y Agosti.

    El alzamiento obrero venía en desarrollo desde el gobierno de Isabel y López Rega. El “Rodrigazo”, la gran movilización obrera de junio de 1975, con la primera huelga general contra un gobierno peronista, se llevó puestos al “Brujo” y al ministro Rodrigo, pero la CGT impidió que fuera también contra el gobierno corrupto y fascista de la viuda de Perón, quien meses más tarde, debilitada, no opuso resistencia al golpe de la junta militar, que en marzo de 1976 llegó con sus botas, sus balas y su terror a bordo de los Falcon para disciplinar al movimiento obrero.

    La gran movilización obrera, antiburocrática y coordinada del cordón industrial del Gran Buenos Aires, no llegó a desarrollarse por la falta de una dirección que condujera ese impulso hacia una salida a favor de los trabajadores y el pueblo. En esa oportunidad, como tantas otras, ganaron los empresarios.

    La próxima vez, se les va a borrar la sonrisa a los policías del Falcon.


    “A los tres días de vivir con ellos, de muy buen modo me dijeron: -vayasé- me devolvieron mis cordones y mi cinto, los tenían ellos no les pregunté por qué, cuando salía, me prometieron, me aseguraron, lo repitieron: -Nos volveremos a ver
    -”
    Pensé que se trataba de cieguitos, letra y música, Pipo Cipolatti-Los Twist (1983)

    http://www.laizquierdadiario.com/Ford-Falcon-el-auto-de-la-dictadura-militar?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter

    Categorías: Noticias regionales

    ¿QUÉ ES SER PERIODISTA?

    Red de Comunicadores del Mercosur - Lun, 13/05/2019 - 18:20

     

    por Mariano Pagnucco   ***

    En 1944, con el impulso de Perón, se sancionó el decreto-ley 7.618 que sentó las bases para el reconocimiento legal de los trabajadores y las trabajadoras de prensa en la Argentina. Un largo camino histórico que nos interpela en el presente y abre preguntas de cara al futuro.

    «La profesión de periodista en nuestro país es una vocación a la miseria«.

    Puesta así, en estilo directo, la frase es una invitación a un largo debate en torno al oficio periodístico. Pero con las debidas comillas, la frase remite a las sesiones del 14 de julio de 1926 en la Cámara de Diputados. El legislador radical Víctor Juan Guillot, también periodista, buscaba impulsar la sanción de un Estatuto Profesional para la actividad en un tiempo en que los diarios habían abandonado su primitivo rol de difusores de ideas para convertirse en prósperas empresas.

    En su argumentación, Guillot echaba luz sobre la situación de sus colegas en el naciente siglo XX: «Nadie que conozca las condiciones de trabajo de los periodistas argentinos, el término medio de los sueldos que se les paga, su incierta situación dentro de las empresas que utilizan su actividad intelectual, las perspectivas que para su bienestar ofrece su carrera, podrá considerar innecesaria o superflua una legislación que les fije una remuneración decorosa, les garantice una relativa estabilidad en el empleo y los ampare ante las arbitrariedades y las injusticias que esterilizan tantos esfuerzos y terminan tantas carreras iniciadas con entusiasmo y abandonadas luego con desencante y amargura. La profesión de periodista en nuestro país es una vocación a la miseria«.

    La iniciativa quedó cajoneada por varios años, entre la presión de las patronales periodísticas y los vaivenes de la política nacional (cuyos límites y zonas de confluencia son todavía difusos). Guillot se había suicidado cuatro años antes por un escándalo de corrupción que lo involucraba cuando el 25 de marzo de 1944, por impulso del secretario de Trabajo y Previsión, el coronel Juan Domingo Perón, se firmó el decreto-ley 7.618 que le daba existencia pública al Estatuto del Periodista Profesional (EPP).

    A 75 años de aquel episodio -y aun con las modificaciones puntuales que sufrió el Estatuto hasta convertirse en la Ley 12.908 votada por el Congreso de la Nación en 1946-, ese cuerpo legal de 85 artículos es la herramienta fundamental de protección laboral para quienes ejercen el periodismo en la Argentina. Tres cuartos de siglo después, con transformaciones sociales, económicas y tecnológicas de largo alcance, el Estatuto ofrece también un espejo donde mirar(nos) para detectar avances, retrocesos y estancamientos en un oficio tan necesario como discutido.

    El Estatuto del Periodista Profesional fue ratificado en el Congreso en 1946

    Somos periodistas pero… ¿qué somos?

    A semejanza de la historia nacional, los cimientos del periodismo argentino estuvieron marcados por ciertas grietas que perduran en el tiempo. La más trascendental alude a la condición misma de los periodistas: ¿seres librepensadores que vuelcan sus ideas para intervenir en la esfera pública u obreros del pensamiento que ponen su fuerza de trabajo al servicio de patrones que lucran con el resultado de su labor?

    Mariano Suárez, abogado y periodista, escribe en la introducción a la edición comentada del Estatuto (CTP Ediciones, 2016): «El Estatuto del Periodista trabaja en lenguaje jurídico sobre una tradición polemista que arrastraba el periodismo desde más de un siglo antes. En 1863, José Hernández escribió un texto incendiario, ‘Vida del Chacho. Rasgos biográficos del general D. Ángel V. Peñaloza’, en forma de artículos en el diario El Argentino de Paraná. El panfleto condena la historiografía oficial del momento y se presenta -sin decirlo ni disimularlo- como la contracara del ‘Facundo’ de Domingo Faustino Sarmiento (que también fue un acto de periodismo). Hernández traza -con la mira condenatoria en Sarmiento- una demarcación entre el periodismo de los ideales y el periodismo asalariado”.

    Los primeros intentos de agrupamiento profesional fueron anteriores a 1890, pero la creación del porteño Círculo de Cronistas, en 1891, es el antecedente más serio de un espacio colectivo. Esa experiencia inicial, que cinco años más tarde se transformó en el Círculo de la Prensa, tenía un carácter mutualista: su objetivo principal era ofrecer servicios médicos, subsidios por fallecimiento y pensiones a los colegas enfermos. Allí participaban simultáneamente los cronistas de a pie y los directivos de los diarios, como la familia Mitre de La Nación.

    Veinte años después se produjo un episodio que desnudó la incapacidad del gremio para dar una pelea sindical y también sentó las bases para los pasos organizativos futuros. A pesar de que los diarios tenían una alta circulación en el país y la orientación de las empresas periodísticas era crecientemente comercial, las patronales se escudaban en la libertad de expresión para quitarle el rótulo mercantilista a su actividad, negándoles derechos laborales a sus periodistas.

    En un 1919 que comenzó con la agitación del movimiento obrero por la brutal represión del Gobierno de Hipólito Yrigoyen en la llamada Semana Trágica (con un saldo de por lo menos 700 muertos), un puñado de periodistas reunidos en la sede de la ya consolidada Federación Gráfica Bonaerense dieron nacimiento al Sindicato de Periodistas y Afines.

    El grupo de iniciados estaba compuesto, entre otros, por los redactores de La Prensa José Gabriel López y Octavio Palazzolo, quien años después recordaría el contexto de esa gesta de corta duración: “Por un lado estaban los que hinchados de una enorme vanidad seguían alimentando la leyenda del periodista (…) quijotesco, heroico, que sólo vivía para difundir ideas; por otra parte estábamos los que habíamos superado ese magnífico pretexto, destinado a pagar sueldos de hambre, a enriquecer a las empresas o a solventar los lujos de algún director-propietario”.

    Tanto La Prensa como La Nación, los medios impresos más influyentes de la época, recibieron la noticia como una ofensa a su pretendida tarea de difundir ideas sin contaminación ideológica. La respuesta empresarial fue despedir a los integrantes de sus redacciones que se sumaran al sindicato. Los periodistas unieron fuerzas con los gráficos, que por entonces negociaban un pliego de mejoras laborales en La Prensa, y exigieron a los dueños la reincorporación de los despedidos. La patronal fue muy clara: estaba dispuesta a negociar con el personal de los talleres, pero a los periodistas los podía reemplazar “por ordenanzas de la casa”.

    El conflicto avanzó y, por primera vez en su historia, La Prensa tuvo paradas las rotativas por una semana. Mediante la colaboración de “rompehuelgas” en los talleres y de presiones al resto de la redacción, las autoridades del diario impusieron su voluntad. Los flamantes dirigentes sindicales debieron declinar su lucha y el saldo de despidos fue mucho mayor.

    Había fracasado el intento de organización, ya que el sindicato se disolvió por la dispersión de los miembros que no querían perder su trabajo, pero aquel episodio sembró una semilla en la conciencia gremial.

    La grieta originaria en el gremio: ¿somos intelectuales liberales o trabajadores asalariados?

    El renacimiento cordobés
    Mientras se expandía la venta de diarios en todo el territorio nacional y las empresas periodísticas crecían, los trabajadores de las redacciones seguían desprotegidos. En 1926 se produjo la exposición del diputado Guillot argumentando a favor de los derechos negados. Promediando la década del ‘30, dos fallos judiciales beneficiaron a los periodistas Manuel Sofovich (Noticias Gráficas) y Oscar di Leo (La Prensa), que habían sido despedidos sin ninguna indemnización.

    El investigador James Cane se refiere a una de las sentencias en “Prensa y peronismo. Discursos, prácticas, empresas, 1943–1958” (Prohistoria Ediciones, 2007): “Para el juez (Eduardo Broquén), La Prensa era ‘un establecimiento eminentemente mercantil’ y los periodistas, por lo tanto, debían legalmente considerarse como trabajadores cuyos derechos estaban protegidos por el Código de Comercio”.

    Ese caldo de cultivo desembocó en la realización del primer Congreso Nacional de Periodistas convocado por el Círculo de Prensa de Córdoba para 1938. El encuentro federal, que se desarrolló entre el 25 y el 27 de mayo en la capital cordobesa, contó con la participación de 31 delegados congresales. Las cinco propuestas básicas de discusión eran: el establecimiento de una federación nacional de periodistas, la aprobación de un estatuto que regulara las condiciones de trabajo dentro de la profesión, la sanción de una ley que estableciera un seguro de vida, la creación de un registro nacional de periodistas y la fijación de una escala salarial.

    El Congreso alumbró diversos nacimientos. Por un lado, se creó la Federación Argentina de Periodistas (FAP) con la presidencia inicial de Palazzolo. Cane rescata en su artículo los argumentos del delegado cordobés Ernesto Barabraham, autor de los lineamientos del futuro estatuto: “Además de reconocer que los periodistas eran trabajadores de empresas comerciales, el borrador del estatuto también introducía una modificación importantísima en una idea clave para la concepción decimonónica de los derechos de prensa, que a su vez servía de base para la jurisprudencia federal. Esto es, que el Estado necesariamente encarnaba la amenaza principal para el buen funcionamiento de los medios impresos de difusión. Dada la complejidad de la división de trabajo en la prensa moderna –insistía el delegado– las relaciones entre periodistas individuales y propietarios habían dejado de ser puramente privadas para convertirse en una cuestión pública. En las disputas cada vez más notorias entre periodistas individuales y propietarios de grandes diarios, sólo el Estado tenía la capacidad de ejercer una mediación y defender a los primeros -que eran, al fin de cuentas, los que producían el contenido público de los diarios”.

    Daniel Parcero, periodista especializado en sindicalismo, apunta en “Los trabajadores de prensa. Ladrilleros del periodismo” (Corregidor, 2010) que en aquel encuentro hubo “18 resoluciones y declaraciones aprobadas”, entre ellas: instituir en todo el país el 7 de junio como el Día del Periodista en homenaje a La Gazeta de Buenos Aires, primer diario argentino creado por Mariano Moreno “que inauguró la libertad de prensa en América meridional”; procurar el establecimiento de la caja de jubilaciones, elaborar un proyecto de convenio colectivo de trabajo para ser discutido en el Parlamento, crear la casa de descanso para el periodista e impulsar la creación de escuelas de periodismo.

    El quiebre que produjo el Congreso al interior de las redacciones quedó expresado, por ejemplo, en el distanciamiento de entidades como el Círculo de la Prensa porteño. Un espacio dominado por la visión de los dueños de los diarios, que no simpatizaban con la tendencia obrerista que ganó fuerza en Córdoba.

    Un año después, el 29 de marzo de 1939, nacería la Asociación de Periodistas de Buenos Aires (APBA), el primer hito en materia de organización sindical a nivel local (su fusión con el Sindicato de Prensa porteño sirvió para crear, en 1986, la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires). Santiago Senén González, presidente de la APBA, celebraba entonces que “pudo estructurarse con carácter definitivo una institución auténticamente laboral” y “manejada con cabal conciencia de clase”.

    El borrador nació en el primer Congreso Nacional de Periodistas de 1938, en Córdoba

    Los muchachos periodistas

    La década del ‘40 trajo un nuevo panorama en el contexto nacional, ya que desde la facción militar conocida como Grupo de Oficiales Unidos (GOU) crecía el consenso sobre la necesidad de darle a la política argentina un vuelco nacionalista y quitarles privilegios a las élites económicas que hasta el momento venían condicionando el rumbo del país en función de sus propios intereses.

    En el GOU revistaba el coronel Perón, que tras el golpe de Estado de junio de 1943 -que puso fin al gobierno de Ramón Castillo y también al período de la Década Infame– pasó a ocuparse del Departamento Nacional de Trabajo. Desde ese despacho, Perón buscó jerarquizar su rol y tender puentes con el sindicalismo. En paralelo, la preocupación del gremio periodístico era la inminente caída en desgracia del proyecto de ley para conseguir una caja de jubilaciones propia, en un contexto de fuerte embestida patronal.

    El dirigente sindical Palazzolo, acreditado en Casa Rosada para El Mundo, tuvo oportunidad de plantearle a Perón la desprotección legal que sufrían. El funcionario le respondió que lo volviera a ver unos días después, ya con su área convertida en Secretaría de Trabajo y Previsión de la Nación, y que le trajera una propuesta para la sanción de un estatuto profesional.

    Con algo de desconfianza hacia la buena voluntad de Perón, Palazzolo y otros dirigentes le acercaron el borrador que habían redactado cinco años atrás en Córdoba. “Me parece bueno, vamos a darle manija”, dijo Perón en aquella jornada de diciembre del ‘43. El último día de ese año, el presidente de facto Pedro Ramírez firmó el decreto 18.407 que ordenaba medidas de censura sistemática y permanente a la prensa.

    En marzo de 1944 tomó el poder otro militar, Edelmiro Farrell. Fue quien le puso la firma, el 25 de marzo, al decreto-ley 7.618 que consagraba el Estatuto del Periodista Profesional y cristalizaba una lucha colectiva de largo aliento.
    A su vez, el decreto 14.535 del 3 de junio hizo posible la creación de la caja de jubilaciones para los periodistas.

    ¿Cómo es posible que el régimen militar, que veía en la prensa burguesa
    (ensimismada con la oligarquía nacional) a un enemigo de sus intereses políticos, apoyara los reclamos sindicales de sus trabajadores? Cane esboza una hipótesis: “Más que un simple intento por ‘cooptar’ a este sector por medio de aumentos salariales, el Estatuto dio fuerza de ley a la concepción de los periodistas como trabajadores, a la de los propietarios de diarios como jefes de empresas comerciales y a la visión del rol benévolo del Estado en las salas de redacción”.

    La sanción del EPP (ratificado por ley en 1946) fue una de las primeras medidas adoptadas por Perón desde la Secretaría de Trabajo y Previsión. Cane señala al respecto: “Los periodistas ocupaban una posición clave en la producción y circulación de dos ‘mercancías’ fundamentales para la elaboración de cualquier proyecto político: información e ideología. Así, donde el régimen militar torpemente intentaba pacificar a la prensa a través de una censura férrea y no lograba mucho más que unificar a lectores, periodistas y propietarios en contra de la medida, el reemplazo del decreto 18.407 por el Estatuto del Periodista significaba un cambio fundamental en la relación entre las autoridades y los medios de comunicación”.

    En el fondo, la intención de Perón era “usar las divisiones de clase dentro de las redacciones no sólo para fracturar internamente a cada diario opositor, sino también para ganar la simpatía activa de los productores directos de buena parte de la información y la ideología que vastos sectores del público argentino consumían en forma cotidiana”.

    Con esa batalla ganada, en la Argentina comenzaba un nuevo ciclo histórico, y también una nueva era para el periodismo profesional.

    Perón vio en la sanción del Estatuto una oportunidad para tener de su lado a los productores de «ideología»

    En busca de nuevos horizontes
    «Es una ley de una extraordinaria vigencia«, opina Mariano Suárez, que además de conocer el Estatuto por su doble condición de periodista y abogado es un activo militante en el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa) creado en 2015. Desde su mirada, el EPP es una herramienta legal que no ha envejecido: «Un acierto que tiene el Estatuto es que está escrito como una norma jurídica dinámica que permite incorporar los cambios tecnológicos y los cambios en las condiciones de trabajo sin necesidad de modificar la ley. Con un texto muy cercano al original, el Estatuto atravesó la llegada de la televisión, la irrupción de internet y la situación actual del periodismo sin necesidad de una reforma legislativa. Todos los días se utiliza para resolver litigios individuales y colectivos de trabajadores de prensa públicos y privados y sigue siendo una herramienta útil«.

    Sobre el contexto actual de pérdida de fuentes de trabajo en el gremio, Suárez señala que el Estatuto abarca hoy a no más de 10.000 personas. «El riesgo es que ni siquiera haga falta derogarlo, que se convierta en una ley aplicada a un universo tan acotado y reducido que directamente pierda fuerza y relevancia social«, opina.

    Aunque el consumo de información ha evolucionado notablemente por los cambios sociales y tecnológicos, algunas cuestiones relativas al oficio siguen vigentes desde hace un siglo. Claudia Acuña, con una vasta trayectoria en medios comerciales y convertida desde hace dos décadas en una referente de la autogestión desde la experiencia de la cooperativa lavaca, señala la grieta del origen: «Increíblemente, muchos no querían reconocerse como trabajadores y preferían definirse como intelectuales y no tener plata. Ahí se esconden todos los problemas que tienen que ver con nuestra profesión, vinculados a la identidad: si es más importante el ego y la figuración social o los derechos«.

    Acuña profundiza esa línea de pensamiento: «En el presente se actualiza la pregunta inicial: ¿qué somos? Creo que definiendo nuestra identidad podemos definir también los horizontes de las batallas que se vienen. Yo me reconozco como una trabajadora de prensa y en ese sentido estamos quedándonos sin fuentes de trabajo, con medios que están en manos de empresas fantasmas o de empresarios de medios que están en prisión. Es un momento de gran desquicio donde tenemos que mantener en alto las banderas de la ética, sobre todo cuando se está demostrando cómo se ha naturalizado que la prensa tenga como fuentes de información a los servicios de inteligencia. Es decir, que periodistas profesionales confunden información con operaciones«.

    Ezequiel Fernández Moores, que acaba de lanzar el libro «Juego, luego existo» (Sudamericana) a modo de celebración de sus cuarenta años como periodista profesional, rescata del EPP que sirvió «para reconocernos ante todo como trabajadores, con todo lo que eso significó«. Con respecto al panorama en las redacciones: «Nunca viví en tiempo democrático una crisis como la actual, con desocupación récord y precarización salarial, pero también con el contraste entre periodistas estrellas que son noticia en sí mismos, que pretenden hacer creer que somos algo así como imprescindibles para la democracia, que difunden sus premios como emblemas de libertad, con una legión de colegas maltratados laboral y profesionalmente«.

    Ahí es donde reaparece la grieta originaria en cuanto a la percepción que los trabajadores y las trabajadoras de prensa tienen sobre su rol. Dice Suárez: «El periodismo siempre fue una profesión atravesada por el individualismo y la vanidad. Después de casi 150 años de periodismo en la Argentina, nunca pudimos consolidar una organización colectiva de periodistas o de trabajadores de prensa. Si uno mira la composición de las comisiones internas de las empresas tradicionales o la comisión directiva del sindicato encuentra pocos periodistas con un alto grado de exposición«.

    A 75 años de la sanción del Estatuto del Periodista Profesional, con todos los vaivenes que han atravesado la historia del periodismo y del país, el futuro llama a nuestra puerta. ¿Qué nos espera? Acuña ensaya una hipótesis: «Desde los medios comunitarios, autogestivos, cooperativos y sociales tenemos un gran rol de poder reestablecer un rumbo, un horizonte al oficio y a la tarea de comunicar. Nos toca construir las respuestas, las preguntas las tenemos todos. Quienes estamos en los medios de estas características es porque ya comenzamos a preguntarnos y a practicar esas respuestas. En cada uno de nuestros medios, con nuestros fracasos y nuestros aciertos, estamos construyendo las respuestas del futuro de la comunicación. Es un momento histórico muy importante donde todos tenemos que jugar un rol».

    http://revistacitrica.com/datos/fotos/2019/03/25/2739–10/dest.jpg

    Categorías: Noticias regionales

    LA FALLIDA ESTRATEGIA DE EE.UU EN VENEZUELA

    Red de Comunicadores del Mercosur - Lun, 13/05/2019 - 18:09


    Por Marco Teruggi   ***

    La Fuerza Armada Nacional Bolivariana no se quebró y Juan Guaidó no logró manejar los hilos del poder. Tampoco funcionó la amenaza de una intervención.


    Ante los problemas de falta de luz y agua, la mayoría buscó volver a la normalidad en paz.
    ________________________________
    Imagen: AFP


    El asalto debía ser corto, el gobierno de Maduro no estaba en condiciones de resistir
    . Sobre esa certeza Estados Unidos (EE.UU.) desencadenó una estrategia para derrocarlo: construyó a Juan Guaidó como presidente 2.0, lo dotó de una ficción de gobierno, un reconocimiento internacional, una narrativa articulada entre medios de comunicación, un aceleramiento de sanciones económicas en diferentes niveles. A partir de la superposición de las variables debían darse los diferentes resultados, hasta llegar a la negociación forzada o la salida.

    El curso de los acontecimientos no fue como aparecía en el papel.
    El primero y principal fue el quiebre de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), un elemento medular que debía suceder y no lograron. Para eso fueron descargadas una serie de tácticas, desde la conspiración interna con apoyo de dólares, visas, y garantías, hasta la estrategia de la amenaza latente de posible intervención por parte de EE.UU. Una combinación de bluff, es decir de pistola descargada apuntada de frente, con fechas de condensación para intentar el quiebre, como lo fue el 23 de febrero.

    El segundo acontecimiento que debía darse, de menor capacidad de definición en el objetivo, era el apoyo masivo de Guaidó en las calles. Su discurso afirma que el 90% de la población lo apoya. Las imágenes de su capacidad de movilización muestran que el primer impulso del 23 de enero –día de su autonombramiento reconocido por un twitt de Donald Trump– perdió fuerza. Una de las razones principales está en la crisis de expectativas producto de que la promesa de desenlace inmediato no se dio. Otra es que se trató de una construcción artificial, mediática, diplomática, que no logró convocar más allá de la histórica base social de la derecha, marcada por el corte de clase, geográfico, de condiciones materiales de vida, de idiosincrasia, e imaginarios. La oposición se parece demasiado a sí misma.

    El tercer punto fue el intento de volcar a los sectores populares a las calles, para lo cual los apagones y su consecuente faltante de agua eran el escenario provocado más favorable. El resultado tampoco fue el esperado: la imagen extendida fue la de una mayoría en busca de resolver los problemas, de forma individual, colectiva, articulada al gobierno. Las protestas, impulsadas en su casi totalidad por la derecha, fueron pequeñas y sin capacidad de irradiación.

    Cada una de esas variables tiene puntos de retroalimentación. La crisis de expectativas se debe, por ejemplo, a la constatación de que la Fanb no se ha quebrado, que Guaidó habla de una inmediatez que no sucede, y de la conclusión que al no darse ninguno de los tres resultados, entonces solo queda pedir por la intervención internacional encabezada por Estados Unidos. Esa misma narrativa intervencionista aleja a su vez a quienes podrían ver en la propuesta de Guaidó una alternativa a la situación actual, política y económica. Convocar a las mayorías para lograr una acción de fuerza internacional se topa con evidentes barreras.

    El derrocamiento de Maduro no parece posible en la relación de fuerzas nacionales. Ha demostrado que el asalto no será corto, y que el chavismo, que es más que un gobierno, está en condiciones de resistir. De ser un asunto nacional, Guaidó perdería fuerza hasta entrar en la lista de dirigentes de la oposición marcados por el peso de la derrota. El problema es que este nuevo intento de golpe de Estado se armó sobre un punto de no retorno: una construcción de EE.UU. de una fachada de gobierno paralelo, reconocido luego por la Unión Europea, Gran Bretaña, Israel, Canadá, gobiernos de derecha de América Latina. ¿Qué hacer con Guaidó si el plan no da resultados producto del error de cálculo inicial?

    La pregunta es por EEUU, su actual administración en la combinación Donald Trump-neoconservadores, y lo que se denomina el Estado profundo, es decir las estructuras de poder real, invisibles, que constituyen y garantizan el desarrollo estratégico de EE.UU. en la disputa geopolítica. Una derrota en Venezuela sería atribuida a la administración, en un período pre electoral, y sería doble: la permanencia de Maduro, es decir la incapacidad de alinear el punto clave del continente latinoamericano, como su implicancia en el cuadro internacional.

    Esto último ha tomado particular fuerza en los últimos días, en voz y tuits de diferentes voceros norteamericanos, como Elliot Abrams, encargado especial para Venezuela, Mike Pompeo, secretario de Estado, John Bolton, consejero de seguridad nacional, y Craig Faller, jefe del Comando Sur. Sus diferentes declaraciones han conformado una narrativa que sitúa a Venezuela como base de operaciones de Rusia, Irán, Cuba y China, y al gobierno de Maduro como subordinado a cada uno de esos gobiernos y sus respectivos servicios de inteligencia, militares, en particular de los tres primeros.

    Sobre esa construcción de escenario EE.UU. ha anunciado los próximos pasos.
    Pompeo irá a Chile, Paraguay, Perú y Colombia, Abrams a España y Portugal, y han convocado a la tercera reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para abordar la cuestión Venezuela. Todavía no han anunciado los objetivos para cada uno de los movimientos, aunque es posible prever que existirá una dimensión privada y una pública de los acuerdos. Sobre la segunda podría ser avanzar en lo que parece un objetivo de EE.UU.: declarar al gobierno de Venezuela como organización transnacional del crimen, y calificar a los “colectivos” –una forma de organización popular del chavismo– como grupos terroristas, que, afirmó Bolton, “socavan la Constitución y la integridad territorial de Venezuela”. De cada elemento se desprenden nuevas posibles acciones.

    Ese aumento de presiones, bloqueos, aislamientos, no plantea aún, más allá del repetido “todas las opciones están sobre la mesa”, la posibilidad de la intervención militar. El mismo Abrams volvió a alejar esa hipótesis el pasado jueves. ¿Cómo piensan entonces escalar para lograr el desenlace con la combinación de estas acciones? EE.UU. necesita definir vías, capacidades de operaciones en el territorio, acuerdos internos y diplomáticas. Sobre esto último la posición de la Unión Europea, en voz de Federica Mogherini, mantiene que se debe “preparar el terreno para que se celebren elecciones presidenciales libres y transparentes lo más pronto posible”.

    ¿Estaría dispuesto EE.UU. a un desenlace negociado con posible permanencia de Maduro?
    Por el momento no lo parecen, así como tampoco a una derrota en Venezuela, que sería, como ya lo han explicitado, geopolítica. Mañana será la reunión del Consejo de Seguridad convocada para abordar este punto. La derecha por su parte llamó a movilizaciones. El cuadro sigue en movimiento.

    https://www.pagina12.com.ar/186316-la-fallida-estrategia-de-ee-uu-en-venezuela

     

    Categorías: Noticias regionales

    Costa Rica: sindicatos se preparan para otra huelga nacional

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 10:50

    Una nueva huelga se asoma en el horizonte. La Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) acordó convocar a huelga nacional para manifestarse contra proyectos de ley que están en discusión y son señalados como de vital importancia para el Poder Ejecutivo. La determinación se tomó en la asamblea general del sindicato realizada este sábado […]

    The post Costa Rica: sindicatos se preparan para otra huelga nacional appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Argentina: murió el diputado Héctor Olivares, baleado el jueves pasado frente al Congreso

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 10:43

    El diputado nacional por La Rioja Héctor Olivares falleció hoy en el Hospital Ramos Mejía, donde se encontraba internado desde el jueves último tras ser baleado desde un auto cuando caminaba por la Plaza de los Dos Congresos junto al asesor Miguel Yadón, que murió en el mismo ataque. Olivares fue internado de urgencia en […]

    The post Argentina: murió el diputado Héctor Olivares, baleado el jueves pasado frente al Congreso appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Guatemala: la Corte define esta semana las apelaciones de los candidatos a la presidencia

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 10:37

    El futuro político de cuatro presidenciables se definirá esta semana A un mes de realizarse las elecciones generales, el máximo tribunal despejará el panorama electoral, ya que esta semana se conocerá si Zury Ríos Sosa y Thelma Aldana podrán participar en la contienda. A la vez, los magistrados también tienen contemplado resolver sobre los amparos que presentó […]

    The post Guatemala: la Corte define esta semana las apelaciones de los candidatos a la presidencia appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    La FAO incluye a República Dominicana en los territorios con hambre en América Latina y el Caribe

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 10:18

    República Dominicana figura entre cinco países prioritarios de la región de América Latina y el Caribe donde hay fuertes brechas urbano-rurales y profundas desigualdades rurales que generan hambre y pobreza, mediante un programa lanzado recientemente por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), denominado100 Territorios Libres de Pobreza y […]

    The post La FAO incluye a República Dominicana en los territorios con hambre en América Latina y el Caribe appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Organizaciones ambientalistas preparan cumbre alternativa a la COP 25 en Chile

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 10:12

    Una serie de agrupaciones medioambientales comenzaron a organizarse de cara a la COP 25, la cumbre mundial sobre el cambio climático que se desarrollará en Chile en el mes noviembre y que es uno de los eventos más importantes que tendrá que realizar el gobierno durante este año. El objetivo de la coordinación que se […]

    The post Organizaciones ambientalistas preparan cumbre alternativa a la COP 25 en Chile appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    La izquierda chilena, nuevos y viejos clivajes – Por Luciano Santander

    NODAL - Lun, 13/05/2019 - 10:09

    Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región. Los sistemas de partidos latinoamericanos están en constante cambio, y Chile dejó de ser ajeno a ello. Durante más de 25 años sólo existieron dos alternativas […]

    The post La izquierda chilena, nuevos y viejos clivajes – Por Luciano Santander appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto