Agregador de canales de noticias

    Argentina: comité de la OEA critica el fallo que absolvió a los acusados por el femicidio de Lucía Pérez

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 09:55

    Duro llamamiento a la Corte Suprema por el caso de Lucía Pérez Especialistas en violencia de género de la OEA hicieron ayer un duro llamamiento a la Corte Suprema sobre el fallo del Tribunal Oral Criminal N°1 de Mar del Plata que absolvió a los tres imputados por el abuso sexual seguido del femicidio de […]

    The post Argentina: comité de la OEA critica el fallo que absolvió a los acusados por el femicidio de Lucía Pérez appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Declaración de ALBA Movimientos tras la reunión de su Coordinación Continental y la Cumbre del G-20

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 09:51

    Declaración de Buenos Aires: 5ta Reunión de Coordinación Continental ALBA-Movimientos Los movimientos populares de 17 países del continente Nuestroamericano agrupados en Alba Movimientos, nos encontramos en Buenos Aires, Argentina, los días 25, 26 y 27 de noviembre de 2018 en el marco del llamamiento internacional a movilizarnos contra el G20 y el FMI, para celebrar […]

    The post Declaración de ALBA Movimientos tras la reunión de su Coordinación Continental y la Cumbre del G-20 appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Costa Rica se postula para albergar la Cumbre del Clima en 2019

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 09:49

    El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, anunció que ha postulado oficialmente a su país como candidato para albergar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25) en el año 2019. “Hemos comunicado nuestra anuencia de organizar la COP25 dentro de un año. Sabemos que será difícil, pero con la cooperación de países […]

    The post Costa Rica se postula para albergar la Cumbre del Clima en 2019 appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    ¿Qué le pasa a la socialdemocracia en América Latina? – Por Fernando Manuel Suárez

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 09:44

    Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región. Por Fernando Manuel Suárez El avance electoral de las derechas –en muchos casos, al menos retóricamente, de extremas derechas– coincide, en particular en Europa y América […]

    The post ¿Qué le pasa a la socialdemocracia en América Latina? – Por Fernando Manuel Suárez appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Caravana migrante: México y países del Triángulo Norte firman un plan integral

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 08:46

    Cuatro países firman plan para evitar futuras caravanas de migrantes México y los países del Triángulo Norte de Centroamérica, conformado por El Salvador, Guatemala y Honduras, suscribieron el sábado, tras la investidura de Andrés Manuel López Obrador como presidente mexicano, un Plan de Desarrollo Integral para atender el fenómeno migratorio. “México, El Salvador, Guatemala y […]

    The post Caravana migrante: México y países del Triángulo Norte firman un plan integral appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Venezuela: llegan los acompañantes internacionales para las elecciones municipales del domingo

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 08:33

    Acompañantes internacionales para los comicios llegarán entre lunes y martes al país El Consejo Nacional Electoral (CNE) indicó este domingo que los acompañantes internacionales para los comicios electorales municipales del próximo 09 de diciembre, llegarán al país entre el próximo lunes y martes. La información la dio a conocer la presidenta del ente electoral, Tibisay Lucena, […]

    The post Venezuela: llegan los acompañantes internacionales para las elecciones municipales del domingo appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Argentina: Macri firma 30 acuerdos con Xi Jinping tras la Cumbre del G-20

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 08:28

    De la depredación a más de treinta acuerdos Luego de quedar en el incómodo lugar de ser ubicado por el gobierno de los Estados Unidos como parte de un frente contra la “actividad depredadora china”, Mauricio Macri tuvo ayer un encuentro bilateral con el mandatario de China, Xi Jinping. Los malabares que debió hacer el […]

    The post Argentina: Macri firma 30 acuerdos con Xi Jinping tras la Cumbre del G-20 appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Colombia: matan a dos líderes indígenas y ya van casi 230 dirigentes sociales asesinados en 2018

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 07:30

    Denuncian asesinato de dos líderes indígenas del Resguardo Palmar Imbi, en Nariño Hacía las 12:30 a.m. de este domingo, mientras finalizaba la asamblea de elección de gobernador del resguardó indígena de Palmar Medio Imbi, en el municipio de Ricaurte, Nariño, hombres fuertemente armados asesinaron a tiros a dos líderes indígenas. Así lo confirmaron la Organización […]

    The post Colombia: matan a dos líderes indígenas y ya van casi 230 dirigentes sociales asesinados en 2018 appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    México: AMLO respalda emergencia por desaparecidos y lanza una Guardia Nacional

    NODAL - Lun, 03/12/2018 - 07:19

    AMLO respalda declaratoria de emergencia por desaparecidos en Veracruz En el vuelo comercial 657 de Aeromar llegó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al aeropuerto Heriberto Jara Corona, de Veracruz, en la primera visita a un estado como ejecutivo en funciones. Tras su arribo, López Obrador reconoció que en Veracruz ganó con “más […]

    The post México: AMLO respalda emergencia por desaparecidos y lanza una Guardia Nacional appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    G20: El balance de Mauricio Macri

    NODAL - Dom, 02/12/2018 - 11:00

    El balance de Macri del G20: Argentina como facilitador y los debates, del clima y la OMC al empoderamiento femenino Por Bernardo Vázquez El Presidente Mauricio Macri realizó un balance de la Cumbre del G20 en donde destacó el acuerdo al que llegaron los distintos líderes mundiales y que posibilitó la firma de un documento final, celebró […]

    The post G20: El balance de Mauricio Macri appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    AMLO realiza cien promesas al pueblo mexicano en su asunción

    NODAL - Dom, 02/12/2018 - 10:33

    AMLO llega al Zócalo entre el júbilo de simpatizantes Portando la banda presidencial, Andrés Manuel López Obrador arriba al Zócalo capitalino, donde se acerca a saludar a los cientos de personas que se reunieron para verlo. El presidente López Obrador ingresó a Palacio Nacional de la mano de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller. Después se […]

    The post AMLO realiza cien promesas al pueblo mexicano en su asunción appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Brasil: la Policía Federal investigará al futuro ministro de Economía de Bolsonaro por presunto fraude

    NODAL - Sáb, 01/12/2018 - 22:00

    La policía federal de Brasil abrió una investigación al futuro ministro de Economía, Paulo Guedes, por un presunto fraude vinculado a fondos de pensiones de empresas estatales. El economista neoliberal, que integrará el gabinete del presidente electo Jair Bolsonaro, está sospechado de haber realizado operaciones fraudulentas en el manejo de cientos de millones de reales […]

    The post Brasil: la Policía Federal investigará al futuro ministro de Economía de Bolsonaro por presunto fraude appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Reunión portuarios en CTA

    Central de Trabajadores de la Argentina - Sáb, 01/12/2018 - 20:59

    El Consejo Internacional de Trabajadores Portuarios es una de las delegaciones internacionales que participó de la marcha contra el G20 y el FMI en Argentina. Antes mantuvieron una reunión con Hugo Yasky e integrantes de la Mesa Nacional de la CTA.

    El coordinador general de International Dockworkers Council (Consejo Internacional de Trabajadores Portuarios), Jordi Aragunde Miguens, detalló: “Vinimos para tener contacto con los trabajadores portuarios de Buenos Aires, que estamos trabajando para sentar las bases de la relación y a futuro, y por otro lado participar en el marco de las reuniones previas del G20 y en las acciones que se desarrollen durante los dos días”.

    Miguens también se refirió a lo que representa para el conjunto de la clase trabajadora la reunión del G20: “Es un foro social donde se define cuál es el camino que van a seguir los diferentes países. Estamos detectando que ya no sólo en Argentina sino en América Latina hay un avance muy grande de la derecha, lo que repercute en una pérdida de los derechos de los trabajadores. Y en base a eso estamos en la posición de unirnos todos, que la clase trabajadora reaccione y que todos unidos podamos frenar este avance. No es un tema político de ser de derecha o izquierda; nos están matando y tenemos que reaccionar”.

    Por su parte, César Luna, referente del Sindicato Número 2 de Muellaje ITI (MITI-2) del Puerto de Iquique de Chile, integrante de la vocería de la Unión Portuaria de Chile y coordinador de IDC en América Latina y el Caribe, manifestó: “Para nosotros es gravísimo lo que está pasando en Argentina, la inflación que está afectando a los trabajadores. También la situación está complicada en América Latina con la llegada de gobiernos de derecha en Brasil, Chile y Argentina. En Valparaíso tenemos una zona bloqueada donde los compañeros se encuentran en movilización hace trece días y no han podido llegar a un acuerdo. Están luchando contra la precarización ya que los compañeros están trabajando con un contrato diario y estamos luchando contra eso”.

    Luna, también anunció que en enero tendrá lugar un congreso portuario en Montevideo donde participarán referentes de Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay. “Va a venir parte del mundo y Latinoamérica completa. Se van a afiliar algunos otros sindicatos y vamos a hacer un plenario mundial en Uruguay”, agregó Adolfo Barja, secretario general del Sutap (Sindicato Único de Trabajadores de la Administración Portuaria).

    A su vez, Barja expresó: “Estamos orgullosos de que hayan venido nuestros compañeros de Europa y de Latinoamérica a decirle ‘No al G20', que representa un retraso para los portuarios y los trabajadores en general. Vienen por nuestras conquistas, no sólo en Argentina sino en el mundo, por eso nos estamos oponiendo al G20, en paz, con tranquilidad, pero nos oponemos”.

    Zona de los archivos adjuntos

    Categorías: Noticias regionales

    G20: EL ANFITRIÓN DE UN MUNDO EN CRISIS

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 01/12/2018 - 14:23



    Por Luis Bruschtein   ***

    “Ahora, en conciertos, marchas y hasta en el preámbulo de la final suspendida de la Copa Libertadores, se escucha más bien otro eslogan: ‘Mauricio Macri, la puta que te parió’. O se lee con demasiada frecuencia su versión de redes sociales, #MMLPQTP”. No se publicó en PáginaI12, sino en el New York Times el martes pasado.

    El presidente quería aprovechar la realización del G20 para mostrar una Argentina apetecible y la ventana que abrió mostró el desastre. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, con su manía de decir lo opuesto a lo que sucede, afirmó que la realización del G20 era la culminación del proceso de integración de la Argentina al mundo. Entre un G20 que se anuncia más conflictivo que productivo y la catástrofe de la Copa Libertadores, la consecuencia es obvia: un país que es incapaz de contener la final de un partido de fútbol entre equipos locales no se presenta como el mejor para recibir las inversiones que desvelan a un gobierno que ha demolido su economía.

    El francés Emmanuel Macron, con su país prendido fuego por las protestas populares, aconsejó a Macri que “ese es el camino, apoyamos sus reformas”.   Antes de reunirse con Macri, Macron había anunciado que no se firmará el tratado de la Unión Europea con el Mercosur, una de las metas del mandatario argentino para esta reunión, durante la que esperaba, por lo menos, ablandar al francés. A Macron lo habían dejado de plantón cuando llegó. Lo saludó un técnico del aeropuerto y cuando se estaba retirando, llegó tarde la vicepresidenta Gabriela Michetti que farfulló en un inteligible franchuñol a la primera dama gala, de quien los franceses dicen que es la verdadera jefa en su país.    

    Era esperada la reunión de Donald Trump con el premier ruso Vladimir Putin, y la foto con Macri en el medio como campeón de la paz, pero el norteamericano la suspendió en pleno vuelo en respaldo de sus aliados ucranianos. Trump ha prometido 250 millones de dólares para intervenir en el área de la construcción en los proyectos PPP (Participación Público-Privada). En el entorno de Macri dicen que con el argumento de la corrupción local el presidente quiere desplazar a la “patria contratista” local y reemplazarla por constructoras de la potencia del Norte, como si estas no usaran los mismos y otros mecanismos de cartelización, chantaje y coimas.

    Pero es un argumento falso porque las empresas de Macri están entre las más importantes de la patria contratista. Esas empresas están involucradas ahora en la escandalosa venta de las centrales termoeléctricas Brigadier López y Ensenada Barragán a precios sensiblemente inferiores a los que requirió su construcción. Los proyectos PPP, en los que el gobierno había depositado sus esperanzas para reactivar la economía, fracasaron por las altas tasas de interés y el riesgo país en ascenso. Aún así, la cifra prometida por Trump es mínima porque la obra que quieren encarar en ese tramo licitado está valuada en 800 millones de dólares.

    Macri es el anfitrión de un G20 que representa a un mundo en crisis por las políticas neoliberales en las que él cree
    . Es parte de esa crisis o producto de ella y no es parte de la solución. No tiene nada que aportar ni qué decir, más que una sola palabra: “¡Socorro!”  El artículo del New York Times muestra a un Macri desbordado por situaciones que se le escapan. Un personaje que no está a la altura de los problemas y los empeora. Y sobre todo describe a un gran mentiroso, nada peor para la imagen internacional de un presidente.  

    Nada le ha hecho más daño a su imagen internacional que un grupo de los barra de River que decidieron cascotear el ómnibus de Boca. Los piedrazos impactaron en todo el planeta hasta llegar al absurdo de que la final de la Copa Libertadores –el hecho futbolístico más importante de Latinoamérica– que en esta ocasión enfrenta a los dos equipos más populares de Argentina, tenga que realizarse en España, en el estadio del Real Madrid.

    La crisis de la Libertadores podría quedar circunscripta a un tema deportivo, pero adquirió una dimensión política especial, incluso internacional, porque se produce en un terreno que usa el macrismo para meter la política por la ventana. Macri entró por esa vía y su principal operador judicial es Daniel Angelici, el actual presidente de Boca y por lo tanto uno de los principales protagonistas de este enredo. En estos días se conoció que en lo que va del año, los salarios perdieron el 17 por ciento frente a la inflación, pero el clásico fue más discutido que la crisis del salario.

    Como los argentinos son todos directores técnicos, el tema ha sido discutido, analizado, discurseado, desmenuzado, repetido, revisado y vilipendiado y en todos los casos, más allá de las miles de explicaciones diferentes –todas muy ilustradas– hay coincidencia en la ineptitud del gobierno. Los futboleros de River y de Boca y de todos los demás equipos coinciden en que la situación fue un fracaso político y un fallo estrepitoso en la seguridad que les privó del espectáculo más esperado y deseado.

    Toda la maquinaria de comunicación del macrismo no tiene antídoto contra esta explosión que carga la misma munición que usan ellos, pero multiplicada.
    Hay pasión, deseo, frustración, odios y amores, miedos y paranoia puestos en el juego. El arma se les dio vuelta por su propia incompetencia y no tuvieron forma de intervenir para revertir el efecto. Imposible culpar a la pesada herencia ni al populismo. La explosión interfirió todas las líneas del macrismo, al punto que perjudicó la intención de Daniel Angelici en disputar la interna de la UCR en la CABA.

    Seguramente, la mayoría de los jefes de Estado que asisten a la reunión del G20, están más informados de lo que pasó en la Libertadores, que en los intersticios de la economía argentina. A muchos de ellos, Macri los ha saludado en términos futbolísticos, con alusiones que muchos de ellos no entendieron. Y terminaron por visualizar a un Macri que no será un gran estadista, pero sabe de fútbol, el terreno donde se acaba de mostrar tan incapaz.

    La fallida recepción a Macron por parte de la vice Michetti fue sellada con el chiste de Macri al francés:”Muchas de las macanas que cometimos nosotros —le dijo con una sonrisa de picardía— las aprendimos allá, en la Sorbona, con algunos dirigentes que mandamos hace algunos años”. O con otro fallido en la recepción del chino Xi JinPing que fue confundido con su jefe de ceremonial. Con la presencia del canciller Jorge Faurie, la primera persona que bajó del avión fue recibida con banda y honores como si fuera el presidente, hasta que se dieron cuenta de que no todos los chinos son iguales.

    El gobierno kirchnerista desarrolló una estrategia internacional que priorizaba la integración regional y desde allí hacia el resto del mundo con la idea de multilateralidad. Cuando el Grupo de los siete, integrado por las potencias principales, se amplió en el G20, la diplomacia kirchnerista lo aprobó como parte de esa vía hacia la multilateralidad.

    Sin embargo, el macrismo visualiza la integración en el mundo como la capacidad de endeudarse con los grandes centros financieros, lo que no tenía ni quería el kirchnerismo. Una de sus principales consignas electorales fue la de integrar a la Argentina al mundo y exhibe esta reunión como la coronación de esa estrategia. Pero Macri esperaba que se diera en un contexto económico nacional e internacional menos desfavorable. En este escenario se ha convertido en un recurso desesperado para hacer remontar la economía y su imagen política que a dúo se van a pique.

    En un plano más de coyuntura, el gobierno se regodeó con el tema de la seguridad desplegada para la reunión. Ya habían metido la pata cuando antes de los desmanes en Núñez que no supo prevenir, la ministra Patricia Bullrich afirmó: “Si vamos a tener un G20, cómo no vamos a poder con un Ríver-Boca”. Y el jueves mezcló amenazas como “no se va a tolerar ningún tipo de violencia” con el cierre de la causa por la muerte y desaparición de Santiago Maldonado. “Triunfó la verdad sobre el relato” se jactó en un mensaje por las redes.

    En un extenso fallo, el juez Gustavo Lleral decidió el cierre de la causa y eximió de culpa al único gendarme enjuiciado. La familia Maldonado informó que al hablar con la madre de Santiago, el juez Lleral le confesó que “todo mi equipo de trabajo y yo estamos siendo apretados para que cierre la causa (…) por eso debo hacer esto”.

    Mezclar en pleno G20 las amenazas contra las movilizaciones por un lado, y la jactancia por la decisión judicial en el caso de un crimen en un contexto de represión policial, por el otro, demostró que, al revés de su afirmación sobre el triunfo de “la verdad sobre el relato”, lo que quiso hacer para apuntalar su amenaza fue enfatizar el triunfo de la impunidad para estos casos.

    https://www.pagina12.com.ar/159121-el-anfitrion-de-un-mundo-en-crisis

    Categorías: Noticias regionales

    CÓMO BOLIVIA CONSTRUYÓ SU PROPIO ORDEN ECONÓMICO

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 01/12/2018 - 13:58



    Por Alfredo Serrano Mancilla   ***

    Bolivia camina por su propio carril. Este año acabará con un crecimiento del PIB por encima del 4,5%. En un momento de contracción económica mundial, de vientos en contra, el país andino crece sostenidamente. ¿Por qué? La razón es bien sencilla: Evo Morales no confió jamás en los ciclos de la economía mundial.

    Desde el inicio de su mandato en el año 2006, Bolivia construyó un orden económico propio. En absoluto autárquico ni desconectado del mundo. Todo lo contrario: un modelo económico vinculado con el exterior pero en forma soberana e inteligente. Lo primero fue la nacionalización de los hidrocarburos, fundamental para edificar una casa propia. Justa en clave social y eficaz en materia económica. Se rompe así el mito de que cualquier nacionalización merma capacidad de crecimiento. Bolivia multiplicó su PIB nominal por cuatro en este tiempo. Y aún continúa en su ciclo largo de crecimiento pese a la coyuntura internacional.

    A medida que el gobierno de Evo fue repotenciando el papel del Estado en la economía, tampoco huyeron las inversiones extranjeras directas ni hubo fuga de capitales. El ahorro interno creció a niveles históricos. Hoy en día Bolivia presume de tener reservas (38% PIB) para afrontar efectivamente el actual ‘shock’ externo negativo. Pero no es únicamente ahorro público, también hay un significativo crecimiento del ahorro privado. En total, contemplando todas las fuentes, Bolivia posee un ahorro de 48.000 millones de dólares. Muy por encima de su PIB (38.000 millones de dólares). Lo que le permite apalancar inversiones productivas para los próximos años. Tiene colchón suficiente para sortear la restricción externa.

    Bolivia optó por una economía eficazmente precavida. No arrastrada por los vaivenes de los precios de las materias primas. Supo construir su cinturón de seguridad sin necesidad de sacrificar derechos sociales. Lo hizo gracias a una deliberada intención de conformar un mercado interno. La redistribución de la riqueza, además de satisfacer principios de justicia social, fue indispensable como método para ampliar la demanda interna. El consumo creció gracias a un incremento de los ingresos a lo largo de toda la distribución. Las políticas activas de empleo y los programas sociales para niños (Bono Juancito Pinto), mayores (Renta Dignidad) y mujeres embarazadas (Bono Juana Azurduy) fueron cruciales para este logro. Según el propio Banco Mundial, Bolivia es campeón planetario en mejorar los ingresos para el 40% de la población más pobre. El país se fue desendeudando socialmente sin mayor endeudamiento financiero; la deuda pública actualmente es del 19% del PIB. Y además, la inversión pública no paró de crecer pasando de 879 millones de dólares en 2006, a los 6.396 millones de dólares proyectados en los Presupuestos Generales del Estado para 2016. Este aumento de la inversión pública ha llegado hasta el punto que la formación bruta de capital fijo es mayor hoy en día que el volumen destinado a los salarios públicos.

    La política económica boliviana no obedece a ningún manual.
    Tomó su propio camino mezclando un poco de todo con muy buenos resultados macroeconómicos. Tras ello, existe una indudable explicación: la política. Este éxito económico es fruto de una buena gestión técnica sometida a criterios políticos acertados e innegociables. Ejemplo de esto fue el serial de nacionalizaciones que Evo decidió a lo largo de esta década. En el sector minero, el Estado en promedio se queda con el 50-55% del excedente generado; en el sector hidrocarburífero, con el 85-93%. Se demuestra así que las decisiones políticas a favor de las mayorías no están reñidas con la eficacia económica. En el caso boliviano, la bonanza macroeconómica no viene acompañada de malestar microeconómico, ni austeridad social. Se impone la ‘evoconomía’: llegar a la meta pero sin rezagados ni excluidos.

    Alfredo Serrano Mancilla

    Director CELAG, Doctor en Economía, @alfreserramanci

    https://actualidad.rt.com/opinion/alfredo-serrano-mancilla/222573-bolivia–economia–eficazmente-precavida

    Categorías: Noticias regionales

    LA DISYUNTIVA SIGUE SIENDO “BRADEN O PERÓN”

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 01/12/2018 - 13:51




    Por Montserrat Mestre   ***

    Cuando en 1945  el embajador estadounidense en Argentina, Spruille Braden  -un canalla de película- le dijo a Perón que si cumplía las exigencias que le presentaba sería muy bien considerado en su país, el presidente argentino le respondió que no le interesaba ser considerado muy bien en EEUU a costa de ser considerado “un hijo de puta” en su patria.

    A Mauricio Macri parece que sí le interesa ser bien considerado en EEUU. No me sorprendería que el espectro de Braden se hubiera paseado por la sala donde el nefasto presidente Macri, recibió de manos del think tank estadounidense Atlantic Council, un premio por la “Dedicación desinteresada a su país”. ¡Qué cinismo!  Por definición, un mandatario extranjero “amigo” de los lobbistas del Atlantic Council no puede ser un servidor “desinteresado” de su país, como bien decía Perón.

    La Lobbypedia alemana define al think tank estadounidense Atlantic Council, como “una organización de presión de EEUU, impulsada por corporaciones globales y ex altos funcionarios gubernamentales y militares, a través de los cuales establecen contactos con mandatarios extranjeros con el fin de llevar sus ideas de economía, política y seguridad guiadas por los intereses de la política oficial (de los EEUU)”.

    Los socios y patrocinadores de la organización, dependiendo de la tarifa que paguen, pueden acceder a diversos grados dentro de las posibilidades de influencia del Atlantic Council.  Actualmente hay alrededor de 100 empresas miembros, que obtienen  información oportuna y acceso a los responsables de la toma de decisiones del sector público y privado de un estado, para introducir sus negocios.

    Algunas de las corporaciones que forman parte del Atlantic Council son: Chevron, Lockheed Martin, Bank of America, Blackrock (uno de los grupos financieros más importantes de Wall Street), Krauss-Maffei Wegmann (industria armamentística alemana),  Raytheon (el mayor contratista de defensa de EEUU), Thales (compañía francesa de defensa y seguridad), Coca-Cola, Boeing, ExxonMobil, Edelman (empresa estadounidense de campañas de imagen, relaciones públicas y  marketing, famosa por sus campañas por blanquear todo lo indefendible en cualquier parte del mundo), Northrop Grumman Aerospace (el cuarto mayor contratista de Defensa de EEUU),  Shell, entre otras.

    http://pajarorojo.com.ar/?p=39875

    Categorías: Noticias regionales

    UN LUGAR EN EL MUNDO

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 01/12/2018 - 13:45

    Por Ricardo Rouvier   ***

    El escenario regional se va alineando con la hegemonía mundial, abandonando o debilitando las experiencias progresistas. Las fuerzas políticas reformistas deben estudiar, revisar y caracterizar la etapa mundial para comprender y poder establecer un programa realista para acumular fuerzas destinadas al cambio y la evolución.

    A partir de la irrupción de Perón en la política argentina, se enfatizó un enfoque  metodológico de análisis de la situación nacional a partir de la situación mundial. Inclusive él verbaliza, con cierta desjerarquización de lo nacional al rango de “provincias”. Tomado como pasos metodológicos, el líder propone ir de lo general a lo particular, y no al revés. Esta inquietud en cuanto a los caminos del conocimiento sobre la realidad podría ser homologado a lo que en la tradición marxista se denomina “caracterización de la etapa”, refiriéndose al diagnóstico sobre una etapa determinada de la evolución de la humanidad.

    Las naciones desde que existen se ordenan en base a un sistema dominante que las comprende y que está, en proceso de expansión y totalización. Ese sistema se caracteriza por subsistemas que articulan la producción y distribución de la riqueza, la organización de los Estados nacionales, su interrelación en el concierto mundial que involucra a las relaciones sociales e incluye las asimetrías en el control geopolítico mundial. Y, finalmente, la construcción o deconstrucción de culturas que le dan sentido al orden general, que naturalizan el predominio de lo individual sobre lo colectivo, haciendo de cada instante vivido una eternidad en sí misma, que es la tendencia repetida a despojar de historicidad la evolución humana.

    Esta metodología de diagnóstico señalada por Perón indicaba que si nosotros partiéramos del análisis exclusivamente local en dirección hacia lo global, hacia lo general, no lograríamos comprender muchas de las cuestiones que ocurren en el aquí y ahora. En este enfoque aparece el determinismo que se ratifica cuando Perón define el concepto estratégico de “evolución”. Desde esta mirada podríamos decir que las relaciones económicas mundiales forman un orden global que integra mecanismos de las naciones desarrolladas que imponen a las naciones periféricas condiciones que regulan el comercio, la producción, su capacidad militar y la propiedad sobre los avances tecnológicos. Este sistema mundial, o sistema-mundo, obstaculiza el desarrollo de los países dependientes, mantiene las inequidades entre naciones y asegura que los países centrales sigan siendo los principales beneficiarios de las cadenas globales de valor creadas por la modalidad ampliada de producción capitalista.

    Se particularizan las hegemonías en cada país en el sentido de una entidad que es más que un dominio, porque agrega al orden y la subordinación, la construcción de la subjetividad de los dominados, generando la conciencia de que no hay alternativa. Hay un engarce entre lo general y lo particular, que se expresa localmente entre las fuerzas sociales y políticas que construyen su propia historia, que parece excluyente, pero no lo es, porque incluye a los principales actores del sistema mundial con las máscaras de lo vernáculo. Pero, estos actores no son figuritas automatizadas por la dependencia, sino son actores que tienen cierto grado o rango de libertad dentro de cierto rango, dado por las características propias de la hegemonía en esta etapa, de ampliación de la libertad y multiculturalismo.

    El subsistema cultural en la formación de la subjetividad completa las modalidades de los otros subsistemas como la economía, y la política y constituye el cierre ideológico del mecanismo del poder. Fue un gran aporte al pensamiento crítico poder comprender mejor el paso final de un dominio en que la ideología dominante es absorbida como propia por las clases subalternas. Justamente usamos el término hegemonía con cierto rigor, diferenciándolo de dominio, porque en el primero no existe una alternativa por la eficacia en la captura en los modos de pensar y del hacer de las clases subalternas. Es decir que si hay hegemonía no está a disposición una alternativa, o síntesis superadora del interior del sistema, sino que hay que construirla; generalmente se construye en los umbrales de la decadencia del régimen. Es decir, cuando la relación de fuerzas es más desfavorable al status quo. Hoy, la relación de fuerzas es la más favorable, nos referimos al consenso y a la amenaza  de otro mundo, desde que apareció el capitalismo.

    Ha logrado el mayor avance en el proceso de globalización y en el proceso de satisfacción de necesidades, a pesar de sus crisis y contradicciones. A pesar de las profecías que continúan anticipando su desaparición, todo indica que se mantendrá por mucho tiempo bajo las condiciones de equilibrio imperfecto en el que se encuentra.

    La evolución objetiva y subjetiva de la ocupación física del terreno y mental por el  mercado capitalista, la democracia liberal y la creación técnica y artística han provocado que el sistema debe ser considerado como un dato ineludible para cualquier diagnóstico.

    El sistema-mundo es un sistema abierto (esto permite contradicciones en el bloque de poder hegemónico) que por el momento está consolidado y que integra subsistemas que establecen cierta especialización de lo social: subsistema económico con el capitalismo, subsistema político con la preminencia de la democracia de origen liberal y el subsistema de la sociedad civil, en que domina la sociedad de consumo y la cultural que va desde lo educativo, lo artístico, y lo tecnológico con un claro dominio del individualismo, el hedonismo y la sociedad del espectáculo. Para nosotros el subsistema relacionado con la producción de bienes y servicios, con el proceso de acumulación de riqueza es más importante que el resto de los subsistemas; y constituye el motor, el corazón del sistema.  Al punto que las otras estructuras pueden estar “atrasadas” en relación al régimen económico. En China Popular el capitalismo va creciendo internamente en sociedad con el Estado. Sin embargo la estructura política y social permanece con un perfil más afín a su cultura milenaria y las incidencias en ella de la revolución del ´49  y el revisionismo de Deng Xiaoping. La sociedad de consumo se abre para millones de chinos y las clases sociales emergen como una explosión, por ahora silenciosa.


    Ilustración: Daniel Santoro

    La realidad de la política internacional muestra que algunos países ponen sus expectativas en la evolución de China, y esto se traduce en relaciones comerciales y tratados como una alternativa ante la omnipresencia norteamericana. En nuestro país hemos firmado, en tiempos del gobierno de CFK, un acuerdo con la República Popular y también con la Federación Rusa denominado Tratado Estratégico Integral, aún vigente. Si bien esta competencia entre las dos naciones más poderosas se ha trasladado a los países dependientes, y esto abre algunas expectativas en el progresismo, no se puede negar la diferencia y el choque cultural que significaría avanzar hacia una mayor identificación. Además, ni los rusos ni los chinos proponen extender sus modelos políticos y sociales y librar una lucha ideológica con occidente.

    Las subestructuras están interconectadas y no son idénticas, sino que son desiguales en relación a la función que tienen y poseen distintas velocidades de evolución, según una matriz teórica. Lo central en el sistema mundo es la fábrica de riqueza, su acumulación y su distribución. Antes la hubiéramos llamado riqueza material, ahora se agrega en forma más pronunciada la economía ficticia, o sea la financiera, que se ha incorporado como un actor muy dinámico para producir y acumular riqueza provenientes de fuentes virtuales. Hoy las principales empresas del mundo, las High Tech, producen tecnología y no tienen ejércitos de proletarios en grandes establecimientos.

    Un sector del sistema se ocupa de administrar y ejercer el poder de las naciones y de las relaciones internacionales. Este subsistema es político y es expresado por su característica más destacada, la democracia liberal. Allí encontramos también al Estado, aquella supraentidad que estaba amenazada a desaparecer con la globalización, y no ocurrió, desvirtuando los principios que dieron lugar al neoliberalismo. El Estado ha sido un gran auxiliador del dominio mundial y del equilibrio económico –financiero internacional que acude a aliviar las periódicas crisis que sufre el sistema. Además, no hay que olvidar que la fuerte militarización de las grandes potencias es un modo de insuflar poder a los Estados.

    En el subsistema cultural en que se localiza la generación de ideologías se observa hoy que no hay demasiada producción de dogmas, sino más bien la creación de manuales de la operación material dominante. Hay mucha producción intelectual en nuestros países dependientes sobre la identidad del neoliberalismo o del liberalismo, sin embargo la fábrica de capitalismo continúa su movimiento liderado por la  tecnología, por la autoproducción y autoreparación del sistema. La palabra clave es la innovación y su aplicación en la incesante producción de bienes y servicios destinados a los mercados fundados en la tasa de ganancia.  La tasa de ganancia sigue siendo el Dios único al que hay que someterse, el núcleo central, el corazón del sistema.

    Por supuesto que estamos ante un régimen de hegemonía planetaria, con crisis y contradicciones que generan  diversas especulaciones sobre el futuro del capitalismo, o de los EEUU como potencia mundial. Pero la realidad es que este esquema de dominios se va a mantener por mucho tiempo, y debemos localmente considerarlo para definir nuestro lugar en el mundo. Nuestro lugar en lo económico, en lo político y en lo cultural.

    Esto no niega un discurso contrahegemónico del Papa Francisco, y las acciones de movimientos sociales, sobre todo en América Latina; pero los límites con que el Vaticano se maneja en su acción política, y la escasa incidencia de las agrupaciones sociales en su demanda, no permite avizorar un cambio favorable en la relación de fuerzas.

    Deberíamos hacernos algunas preguntas centrales: ¿cuáles son los márgenes de soberanía que tenemos en un mundo tan interdependiente?; ¿cuál es el régimen económico que permitiría no aislarnos y asegurar la distribución para la equidad social?; ¿capitalismo de Estado o libre mercado sin límites?

    La mayoría del progresismo y del peronismo de izquierda rechaza al capitalismo, y obviamente esto colisiona con la homogeneización que intenta la expansión del capitalismo en el mundo. Hay otro peronismo que quiere integrarse y advierte la eficacia de los dispositivos de dominación. Este corre el peligro de ser apendicular de la hegemonía, y aquel corre el peligro del idealismo; y entonces pertrecharse en una irrealidad.

    Estos dilemas, son los dilemas del populismo, ¿cómo integrarse a la economía mundial sin abandonar la particularidad nacional?; ¿cómo asegurar un modelo económico que garantice la acumulación y la distribución simultáneamente? ¿Cuál es el modelo de desarrollo y cuál es la matriz productiva en las actuales circunstancias? Por supuesto que las circunstancias son una mezcla entre situación mundial, regional y nacional.

    El escenario regional se va alineando con la hegemonía mundial, abandonando o debilitando las experiencias progresistas. Con Trump o contra Trump, el populismo sufre un fuerte retroceso en la región.

    Consideramos que las fuerzas políticas reformistas deben estudiar, revisar y caracterizar la etapa mundial para comprender y poder establecer un programa realista para acumular fuerzas de la sociedad destinadas al cambio y la evolución. Al decir fuerzas de la sociedad queremos decir que con la vanguardia no alcanza, o no sirve cuando toma tanta distancia de los ciudadanos.

    No es un momento fácil y sencillo, es un momento en que las palabras, las consignas puedan rápidamente flotar como humo. El esfuerzo político debería estar orientado a la construcción de una alternativa progresista y democrática que nos incluya en el mundo sin disolvernos, y sin aislarnos.

    *** Lic. en Sociología. Dr. en Psicología Social. Profesor Universitario. Titular de R.Rouvier & Asociados.

    https://lateclaenerevista.com/un-lugar-en-el-mundo-por-ricardo-rouvier/

    Categorías: Noticias regionales

    TRAS LAS HUELLAS DE LA PATRIA GRANDE

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 01/12/2018 - 13:36

    Por Liliana O. Caló   ***

    El ideario de una nación latinoamericana, la denominada Patria Grande, fue parte del discurso político de los recientes gobiernos posneoliberales, utilizado como emblema de resistencia al neoliberalismo. Hay que remontarse al siglo XIX para apreciar sus primeras formulaciones, asociadas al proceso de independencia de las colonias españolas.

    Pero si en el siglo XIX los límites para avanzar en un proyecto de unidad continental eran en primer lugar estructurales, en la actualidad se trata de superar el nacionalismo de las burguesías nativas como punto de partida para hacer realidad el ideal de una nación latinoamericana, la Federación de Repúblicas Socialista de América. Retomamos aquí algunos elementos históricos para debatir la vigencia de aquel proyecto.

    De la unidad ficticia a la desunión real

    El imperio colonial español en América se extendió por casi 300 años a lo largo de un territorio que abarcó México y el Caribe hasta el Cabo de Hornos, es decir, de enorme variedad geográfica y extensión. Se construyó según las Leyes de Indias, cuya organización económica bajo una orientación mercantilista e intervencionista impidió el desarrollo de cualquier autonomía política y económica de las colonias. Tampoco el proyecto reformista borbónico de finales del siglo XVIII, que dio un nuevo aspecto a la sujeción colonial y provisoriamente liberó aspectos del intercambio comercial, revirtió las originales limitaciones estructurales que caracterizaron la producción colonial; por el contrario, contribuyó a la desarticulación de las precarias industrias coloniales.

    Iniciado el curso independentista, los nuevos gobiernos poscoloniales no se propusieron una articulación económica superior a la heredada de la metrópoli ni estrechar lazos económicos internos, sino asumir el poder político para un nuevo ordenamiento acorde a sus intereses. Las rivalidades comerciales entre las capitales virreinales como las de Caracas y Bogotá, Buenos Aires y Lima, o Paraguay y la Banda Oriental, se mantuvieron, y la regionalización económica no fue superada –el monocultivo de las Antillas, la extracción de metales andina, la América del cacao y el comercio rural al sur del continente–. Estos aspectos dejaron su huella en el programa de los gobiernos poscoloniales traducibles a la fórmula “poder político y orden social” [1] para la prosperidad económica, que significaba poner fin a la transferencia del excedente colonial que aseguraba el monopolio y la política fiscal española sin modificar el rol abastecedor que cada región había conquistado bajo dominio español ni el desarrollo de un fuerte mercado interno [2].

    En este sentido, lo que el proceso de independencia americano vislumbró fue la falsa imagen de unidad que proyectaba América bajo dominio español. No fue una Nación desmembrada, como sostuvieron historiadores de la izquierda nacionalista [3], sino el paso de una “unidad ficticia a la desunión real” [4]. La dominación colonial había asegurado cierta unidad política, y en algunos aspectos cultural, de espacios regionales económicamente fragmentados, dejando expuesta la ausencia de interdependencia socioeconómica y de intereses comunes. Esta disgregación se hizo manifiesta cuando, como señalara Mariátegui, “emancipadas de España, las antiguas colonias quedaron bajo la presión de las necesidades de un trabajo de formación nacional” [5]; al finalizar la etapa independentista, cada cual buscaba realizarse incluso a costa del vecino, conquistando nuevos mercados, profundizando su inserción y dependencia del mercado mundial como proveedoras de materias primas y consumidoras especialmente de la industria inglesa, la emergente potencia económica y naval de la época. Como planteara el marxista Milcíades Peña,… cada república de América del Sur (…) no están ligadas entre sí por intereses y necesidades mutuas. Cada república de América tiene mayor uniformidad con Europa que con otras repúblicas del mismo suelo. Cada Estado de Sudamérica puede dispensarse de los otros, pero no de Europa [6].

    La intervención geopolítica británica que había echado raíces sobre los particularismos coloniales, supo sacar provecho de la falta de integración económica de las antiguas colonias e incluso alentó su balcanización, delineando un círculo virtuoso en el que los criollos dejaban atrás la dependencia española para abrir a la inglesa los tesoros del Nuevo Mundo.

    La Patria Grande

    Hacia 1808, la combinación de la crisis monárquica europea y la dinámica de confrontación política rompieron el equilibrio de poder entre los españoles y las elites criollas dispuestas a tomar en sus manos el gobierno directo y fueron las bases para el surgimiento en la América española de una identidad criolla de pertenencia americana: “los americanos no eran españoles”. Se puede decir que el proceso anticolonial tuvo desde sus inicios un carácter continental y precursores como Francisco de Miranda. Hacia 1814, ya iniciado el curso separatista, el escenario metropolitano impuso nuevas urgencias. El regreso de Fernando VII pronto a regularizar la situación de las colonias se hizo sentir en 1815 con el envío de fuerzas militares al mando de Morillo, decidido a reconquistar Venezuela con destino final hacia Chile y el Río de la Plata, obligó a estrechar acuerdos y alianzas defensivas entre las excolonias para asegurar y extender el proceso independentista, y le dio sentido concreto a la hermandad americana emergente. En esos términos debe interpretarse el plan de Bernardo Monteagudo y la conciencia de un destino común al formular su plan de unidad continental [7], o la elocuente epopeya sanmartiniana que transformó la guerra local del ex Virreinato del Río de la Plata en otra de carácter continental.

    La unidad hispanoamericana o el “pacto entre americanos” contra los realistas era el paso indispensable para evitar la injerencia española como una unidad defensiva contra la restauración legitimista y la Santa Alianza
    . Este era el sentido realista que los líderes independentistas podían otorgar a la gran nación latinoamericana en la época. Como planteara Bolívar en su “Carta de Jamaica” (1815), … es una idea grandiosa pretender formar de todo el Mundo Nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería, por consiguiente, tener un solo gobierno que confederase los diferentes estados que hayan de formarse; mas no es posible, porque climas remotos, situaciones diversas, intereses opuestos, caracteres desemejantes, dividen a la América.

    Si el proyecto de lograr una confederación de repúblicas tenía otros ingredientes como la pertenencia a una cultura común o afianzar intereses económicos, el Congreso de Panamá –22 de junio al 15 de julio de 1826–, convocado por el mismo Bolívar, lo demostraría aún una práctica accidentada. El encuentro solo logró reunir a representantes de la Gran Colombia, México y Centroamérica, y aprobó un Tratado de Unión, Liga y Confederación Perpetua, que a excepción de Perú no fue ratificado por los gobiernos involucrados. Analizando el resultado del Congreso, Peña escribía: “los antecedentes de la organización de ese Congreso demuestran cómo las fuerzas centrífugas respecto a cualquier federación latinoamericana eran infinitamente más poderosas que cualquier apreciación teórica de las ventajas futuras de tal unión” [8]; los intentos de unidad latinoamericana posteriores fracasaron y el ideal americanista fue postergado.

    Ilustración: Romina Echevarría


    El siglo de la unidad antiimperialista

    Si luego del proceso independentista la integración latinoamericana, en ausencia de condiciones sociales, se demostraba limitada para ir más allá de la unidad anticolonial y un cierto jacobinismo defensivo, a comienzos del XX se establecieron las bases para la constitución de un nuevo sentido de unidad latinoamericana. Por un lado, se profundiza la injerencia del capital extranjero y se completa la incorporación de los Estados nacionales no solo al comercio internacional en forma dependiente sino a la totalidad de la producción capitalista mundial. Comienza a configurarse el dominio de los monopolios y EE. UU. surge como potencia. Es la época del afianzamiento económico y político imperialista sobre la región, especialmente estadounidense en Centroamérica (“el gendarme” del Caribe) y británico hasta mediados del siglo en el resto del Cono Sur. Vislumbraba ya el cubano José Martí el carácter antiimperialista de aquella lucha al señalar que “de la tiranía de España supo salvarse América española y ahora, (…) urge decir, que ha llegado para la América española la hora de declarar su segunda independencia” [9], esta vez de la dominación norteamericana.

    El desarrollo imperialista preparó las condiciones para la integración latinoamericana y trajo consigo los sujetos capaces de llevarla a cabo: la emergencia de nuevos actores sociales en pugna con las burguesías nacionales, que en la etapa previa no se manifestaban en toda su potencialidad. La ampliación de las relaciones capitalistas a diversos ámbitos de la producción y las inversiones extranjeras fueron el soporte para el desarrollo no solo de una burguesía subordinada al capital extranjero sino de un proletariado urbano y rural (sector minero, agrícola, de transporte ferroviario, tranvías, puertos, energético, frigoríficos) y de sectores medios y juveniles que a partir de la década del 20, abanderados en un ideario latinoamericanista, expresaron el rechazo a las reiteradas agresiones norteamericanas, su expansionismo territorial y militar (Nicaragua, 1912-1933, el protectorado Haití 1915-1934, República Dominicana 1916-1924). La intervención norteamericana en Nicaragua generó una de las luchas antiimperialistas más importantes del siglo XX ligada a la unidad latinoamericana encabezada por Augusto César Sandino [10]. Pero si de fuerzas sociales se trata, en 1952 la clase obrera boliviana organizada en fuertes sindicatos y tradiciones de lucha será protagonista de una de las revoluciones obreras más profundas del siglo, que aunque traicionada por el MNR, inauguró desde entonces una nueva tradición continental, la del poder obrero en alianza con los campesinos.

    Unos años después la Revolución cubana de 1959, motorizada por la lucha de liberación nacional, pondría en movimiento las fuerzas sociales que, superando el limitado programa burgués del movimiento 26 de Julio, derrotaron al imperialismo culminando en la expropiación de la burguesía y los terratenientes, reafirmando la imposibilidad del triunfo junto a la burguesía nacional, incapaz de ir más allá de sus limitaciones de clase indisociables de la preservación del orden capitalista. La revolución dio lugar a un Estado obrero deformado que impuso, bajo el régimen de partido único, la concepción del socialismo en un solo país bloqueando el camino de la revolución en América Latina y con ello la perspectiva de unidad latinoamericana.

    La opresión imperialista continental y la subordinación de las burguesías nacionales al capitalismo mundial en condición dependiente, el surgimiento de un proletariado continental y la experiencia de lucha clases en el siglo XX, demuestran la necesidad de una perspectiva internacionalista de derrota del Estado burgués para la realización de la Patria Grande.

    Siglo XXI, relatos impotentes

    Los límites de las experiencias de “sudamericanismo” del siglo XXI o el “bolivarianismo” chavista de los recientes gobiernos posneoliberales confirman la necesidad de una estrategia anticapitalista. El pragmatismo que cosecharon en algunos momentos frente a EE. UU. debe ser visto en el particular contexto político y del comercio internacional de aquel momento (2001), motorizado por el boom de las materias primas (clave en estas economías) y la mayor presencia y demanda del mercado chino en el comercio sudamericano, dinamizadores de los recursos estatales de la región. Discursos como el de Rafael Correa en su asunción en 2013, “América Latina no es el patio trasero de ningún gobierno”, o instancias como el ALBA o la Unasur, no fueron más allá de declaraciones o roces diplomáticos. Apelaron al ideario de la Patria Grande en función de embellecer y ocultar el carácter antinacional de una clase incapaz de romper la relación dependiente y semicolonial característica de nuestros países, expresada en la sostenida extranjerización económica y la continuidad de la expoliación financiera a la que condenaron a nuestros pueblos. Ejemplo paradigmático fue la política del kirchnerismo frente a la crisis de la deuda externa, que ni siquiera amagó –como había hecho Alfonsín en la década del 80 en un contexto de endeudamiento y fuga de capitales heredado del período militar– en resolver apelando a la formación de un “club de deudores” junto a México y Brasil para negociar ante los acreedores en mejores condiciones de fuerza. El gobierno kirchnerista cumplió sus obligaciones como “pagadores seriales”, aceptando la jurisdicción de EE. UU. para dirimir diferencias. Los especuladores obtuvieron ganancias de hasta 300 %, sin contar las quitas realizadas. Argentina pagó más de 200 mil millones de dólares y la deuda siguió creciendo, hacia el 31 de diciembre de 2014 alcanzó 222 mil millones de dólares, un incremento del 76 %”.

    La experiencia histórica ha demostrado que un proyecto emancipatorio y de integración latinoamericana en el siglo XXI será el resultado de una apuesta política de fondo, cuyo campo de batalla deberá confrontar no solo la dominación imperialista manifestada a través de los más variados mecanismos económicos, políticos y militares sino a las propias burguesías nacionales socias menores del saqueo, temerosas de movilizar las fuerzas sociales indispensables para enfrentarla: el proletariado y el pueblo laborioso. La lucha por la liberación implica superar el nacionalismo de las burguesías nativas hasta derrotarlas e imponer en cada país el poder de los trabajadores, como punto de partida y perspectiva que permita hacer realidad el ideal de una nación latinoamericana, la Federación de Repúblicas Socialistas de América Latina.

    NOTAS AL PIE

    [1] John Lynch, Las revoluciones hispanoamericanas 1808-1826, Barcelona, Editorial Ariel, 2010, p. 34.

    [2] Como señala el historiador chileno Juan Vitale, “En Europa el liberalismo fue la ideología de la burguesía industrial; en América Latina, las ideas liberales fueron adaptadas a los intereses de terratenientes, mineros y comerciantes (…) porque la burguesía criolla jamás pensó en aplicar los postulados programáticos fundamentales, como la reforma agraria, la industrialización y la creación de un mercado interno. (…) en América latina los latifundistas no sufrieron los efectos de la revolución de 1810 sino que fueron sus principales beneficiarios” (Historia Social comparada de los pueblos de América Latina, Tomo 2, Puerto Arenas, Ediciones Plaza, 1998).

    [3] En nuestro país representados por Jorge Abelardo Ramos.

    [4] Milcíades Peña, El paraíso terrateniente, Buenos Aires, Ediciones Ficha, 1975, p 15.

    [5] Mariátegui, José Carlos, “La unidad de la América Indo-Española”, Variedades, Lima, 6 de diciembre 1924.

    [6] Milcíades Peña, ob. cit., p 14.

    [7] “La necesidad de un Congreso que sea el depositario de toda la fuerza y voluntad de los confederados: y que pueda emplear ambas, sin demora, donde quiera que la independencia este en peligro”, Bernardo Monteagudo, en Ensayo sobre la necesidad de una Federación general entre los Estados Hispanoamericanos y plan de su organización, edición digital de Biblioteca Virtual Universal, 2003.

    [8] Milcíades Peña, ob. cit.

    [9] José Martí, Nuestra América, Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

    [10] Ver A. C. Sandino, “Plan de realización del supremo sueño de Bolívar”, 20 de marzo de 1929 (en Cuadernos de Cultura Latinoamericana Nº 62, septiembre 1979).

    http://www.laizquierdadiario.com/Tras-las-huellas-de-la-Patria-Grande?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter

    Categorías: Noticias regionales

    Perú: la ministra de Cultura renuncia a su cargo por escándalo de presunta corrupción interna

    NODAL - Sáb, 01/12/2018 - 12:19

    Patricia Balbuena renunció al cargo de Ministra de Cultura, en medio de un escándalo tras revelarse que su viceministro tenía relaciones con una empresa que precisamente ganó una buena pro con este portafolio, y que su despacho habría realizado millonarias consultorías, aparentemente sobrevaluadas, con motivo de los preparativos del Rally Dakar que se realizará el […]

    The post Perú: la ministra de Cultura renuncia a su cargo por escándalo de presunta corrupción interna appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Colombia: asesinan a otro líder social campesino en la región del Catacumbo

    NODAL - Sáb, 01/12/2018 - 11:59

    El nubarrón de violencia que se postra sobre El Catatumbo parece no querer irse. El 29 de noviembre de 2018, en horas de la mañana de ayer, fue asesinado con arma de fuego José Antonio Navas en la vereda Miramontes del municipio de Tibú, Norte de Santander. José Antonio Navas, además de ser directivo de […]

    The post Colombia: asesinan a otro líder social campesino en la región del Catacumbo appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto