Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 16 mins 53 segs

    LA DISTANCIA ENTRE EL RELATO Y LOS HECHOS

    Lun, 23/04/2018 - 18:44

     

    Por Hugo Presman***

    El presidente afirma que el crecimiento es invisible pero en los hechos sólo le llega a los privilegiados. El FMI elogia al gobierno lo que significa que para la mayoría de los argentinos lo peor está en el horizonte. La distancia entre el relato y los hechos conforman un abismo.

    El presidente afirma que el crecimiento es invisible. Es cierto, en el relato está, pero en los hechos sólo le llega a los privilegiados. De afuera llueven los elogios, lo que significa que para la mayoría de los argentinos lo peor está en el horizonte y muy lejos de haber quedado atrás. Volvió el Fondo Monetario Internacional con las mismas recetas de siempre y su misma función: ser el auditor de los acreedores. La presidente del Fondo, la francesa Christine Lagarde,  nos devuelve a los noventa como una remake donde el papel de Carlos Menem hoy lo interpreta Mauricio Macri. Ayer el presidente del FMI, Michel Camdessus afirmaba en 1998, cuando invitó al presidente argentino a hablar en la Asamblea anual del Fondo: “La Argentina tiene una historia para contarle al mundo. Es una historia sobre la importancia de la disciplina fiscal, el cambio estructural y de una política monetaria mantenida con vigor” El Fondo Monetario Internacional considera a la Argentina como un ejemplo a imitar, llamándolo un leading case. Hoy Christine Lagarde afirma: “Los dos primeros años del gobierno de Macri han sido asombrosos. Porque en estos años, las autoridades económicas han logrado tanto en términos de política monetaria, de la reorganización del gasto público para hacerlo más eficiente, de reducir la presión impositiva, adoptar las reformas que permitan la libre competencia…” Lejos ha quedado la autocrítica lavada del Fondo, después que la Argentina padeciera la crisis descomunal del 2001. El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció el 24 de marzo del 2004,  “que durante la década del 90 tuvo una actitud “demasiado complaciente sobre el rendimiento fiscal” de la Argentina y opinó que, si bien no hubo un factor particular como detonante de la crisis, la deuda ocupó un papel preponderante.”


    Hace 13 años que nos habíamos olvidado del Fondo.
    Como un hilo de Ariadna que vincula y define a la caracterización de los gobiernos, Perón se negó ingresar al Fondo. La Revolución Fusiladora antes de haber transcurrido un año de tomar por asalto la Casa Rosada, llevó a que la Argentina ingresara al Fondo. Muchos años de sometimiento se cancelaron en el 2005, cuando otro gobierno peronista, el presidido por Néstor Kirchner  con importantes puntos de contacto con el peronismo histórico, pagó todo lo que se debía al Fondo y le dijo adiós. Como no podía  ser de otra manera, Macri lo llama y no pasará mucho tiempo que el gobierno reciba prestamos del Fondo, con la condicionalidad de aplicar con mayor intensidad la receta tradicional, inmune a los múltiples fracasos.

    Como bien dijo María Eugenia Vidal: “Cambiamos futuro por pasado”. Actores diferentes para un epílogo altamente previsible.

    Un extraordinario dirigente sindical, Germán Abdala solía afirmar: “Si mi patrón me elogia, me pregunto: ¿“Cuando cagué a un compañero?”.

    Parafraseando a Abdala: Si el Fondo Monetario y los bancos aplauden al gobierno es dable preguntarse ¿Qué futuro le espera a la mayoría de los argentinos?

    LA DISTANCIA ENTRE EL RELATO Y LOS HECHOS (1)

    Hablan de transparencia y las off-shores de los funcionarios aparecen diariamente, a la corrupción la denominan conflictos de intereses para disimular que están en los dos lados del mostrador. Sacan pecho con las estadísticas del INDEC, y las trampas para amputar el verdadero cálculo de la inflación y el nivel de pobreza e indigencia está en una notable subestimación de los servicios e impuestos en la ponderación de la canasta familiar y que en lugar de tomar la  avalada por el Fondo en el 2012-2013, que Cristina Fernández propuso, para limpiar los desvaríos estadísticos de Moreno. Sin embargo Jorge Todesca, el jefe del INDEC, utiliza la del 2004 con una composición desactualizada. Sostienen la independencia del Banco Central, una de las tantas falacias liberales, cuya falsedad quedó expuesta en la conferencia de prensa del 28 de diciembre del año pasado en la que Marcos Peña recalibró (eufemismo macrista) las metas de inflación que había establecido el mandamás monetarista del Banco Central, Federico Sturzenegger. Sostienen impertérritos que son  federalistas y no hacen discriminaciones entre administraciones de CAMBIEMOS y la de los opositores pero de cada $8,  van $7 a las administraciones del mismo signo oficialista y apenas $1 a la de los adversarios. Sin ningún pudor, sostienen la independencia del Poder Judicial, mientras sus operadores presionan y los medios adictos someten a los díscolos a todo tipo de carpetazos.

    En su discurso con más mentiras que palabras, afirman que gobiernan para todos los argentinos, pero los beneficiarios son siempre los bancos, sectores agropecuarios, especuladores financieros nacionales y extranjeros, empresarios concesionarios de servicios, empresas monopólicas. Es tanto el barullo mediático y la agenda impostada, que pasa desapercibido que cada mes se bajan en un 0,50% las retenciones a la soja.

    El Ministro de Justicia Germán Garavano actúa como encubridor en el juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA, primero amordazando a los fiscales, y luego reemplazando al que debía exponer el alegato, con el objetivo de salvar a los fiscales amigos Mullen y Barbaccia.

    Por otra parte, el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj intenta salvar a su amigo, el imputado Rúben Beraja y el propio Mauricio Macri a su policía favorito, Jorge “El fino” Palacios. Todo un ejemplo de independencia de poderes, que llega a su cumbre con la designación del Tribunal Oral Federal número 9 de jueces sin concurso, sin pasar por el Senado, ni por el Consejo de la Magistratura, a la que le llegaban todos los juicios contra la ex presidente Cristina Fernández. Fue tan grotesco el procedimiento que la Suprema Corte anuló todo lo actuado.

    El editorialista de Clarín Ricardo Roa, el 20 de marzo, sostiene que el muy cuestionado jefe de la AFI, Gustavo Arribas, operador judicial, que según el dirigente gremial histórico Roberto Digón, es un testaferro de Mauricio Macri, intentó abortar la resolución que dejaba en libertad a Cristóbal López visitando al camarista Jorge Ballestero.

    Todo esto disfrazado por el periodismo ultra militante como el que ejercita Joaquín Morales Solá que en “La Nación” del 18 de marzo escribió: “… Julián Ercolini, que es, junto con Claudio Bonadío, uno de los dos magistrados con más prestigio en los tribunales federales”

    Ningún periodista del kirchnerismo militante llegó a afirmar que Oyarbide era un juez muy prestigioso. A todo esto el historiador del establishment Luis Alberto Romero denomina: “Peligros del vendaval ético que sacude a la Argentina” (La Nación 6 de marzo, página 29)

    La distancia entre el relato y los hechos conforman un abismo. Niegan referenciarse en el pasado pero todos sus argumentos defensivos se cimentan en “la pesada herencia”. Hablan de modernización mientras restringen el acceso al Conicet, cierran escuelas rurales, lo intentaron también con las del Delta y retrocedieron ante las movilizaciones; suspendieron las entregas de las notebook en las escuelas estatales, alquilan los satélites; racionalizan los hospitales, vacían el Plan Fines para los que quieren concluir el secundario, y las escuelas para adultos funcionarán en horarios no compatibles con adultos que trabajan.

    Habilita el presidente positivamente el debate sobre la despenalización del aborto pero enseguida acude a su eterna simpleza y maniqueísmo afirmando que “está a favor de la vida”, por lo que apoyan la despenalización estarían a favor de la muerte. Se inscribe, como tantos otros, en línea con los partidarios del partido Republicano norteamericano a los que se les suele imputar que sólo les interesa la vida desde la concepción hasta el nacimiento.

    El Presidente que defiende la vida desde la concepción, luego aplica la doctrina Chocobar, que da vía libre a las fuerzas de seguridad para ejecuciones por la espalda, que sólo en los casos notorios, le costó la vida a Rafael Nahuel, a Facundo Ferreira de 12 años, a Pablo Kukoc. La prensa canalla hasta encontró restos de pólvora en las manos de Rafael Nahuel, cosa desmentida posteriormente por las pericias.

    El concepto de libertad de prensa del gobierno tiene un techo muy bajo, muy cerca del suelo. El premio Emilio Mignone se iba a dar a la ONG venezolana PROVEA, muy crítica del gobierno de Nicolás Maduro. El gobierno que ha hecho de su cruzada contra Venezuela uno de los ejes de su política exterior, se sumó al evento. El periodista Sebastián Lacunza lo describe así: “El escenario estaba preparado. Atardecer del jueves pasado, el salón Libertador del Palacio San Martín recibía a invitados especiales para la entrega del undécimo Premio Internacional de Derechos Humanos Emilio Mignone. Funcionarios, cuerpo diplomático, figuras venezolanas, referentes de la sociedad civil y miembros de la familia Mignone asistieron a una ceremonia presidida por el Canciller Jorge Faurie y el Secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj.”Habían estipulado que el titular de PROVEA dispusiera de quince minutos para su discurso. El representante de la ONG, Rafael Uzcátegui pidió al personal de la secretaría de DDHH que le imprimieran el texto que tenía guardado en su teléfono. El discurso llegó a mano de Avruj, y de esa forma se enteró que el mismo contenía no sólo críticas a Maduro sino también a Mauricio Macri. ¿Que hizo el gobierno? Comunicó de inmediato al representante de la ONG que recibía el premio que no podía pronunciar el discurso, por lo se negó a aceptar el premio y se retiró de la Cancillería.

    La distancia entre el relato y los hechos conforman un abismo. El Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne con más del 80% de su patrimonio en el exterior, acompañado en ese aspecto por la mayoría de sus colegas ministeriales, pasa desesperadamente la gorra, pidiendo inversiones. Falta que diga al mejor estilo de Groucho Marx: “Yo no participaría de un gobierno que me tenga a mí de Ministro”. Nadie entraría a un restaurant que observe que los dueños y mozos encargan la comida al restaurant de enfrente.”

    Al Ministro de la Producción Francisco Cabrera, lo asesoran integrantes de la Cámara de Importadores. En la misma línea el grupo Macri, según Clarín del 27 de febrero, se asocia a un grupo chino no para producir sino para importar automóviles. Dice la nota: “JAC Motors, la tercera automotriz que importará la familia Macri, se presentará en el país en marzo y las primeras ventas se realizarán en junio. Como ya ocurre con las firmas Chery y DFSK, los autos serán importados de China por el Grupo Socma, perteneciente a la familia presidencial, informó ayer el sitio especializado Autoblog.”

    La política exterior es un largo pedido de disculpas por los actos soberanos que durante el gobierno anterior se realizaron.
    La incomprensión de cómo se desarrolló el mundo al que se quiere pertenecer entrando por el ojo de la cerradura y adoptando la posición decúbito dorsal, queda reflejado en el discurso de Mauricio Macri en el G20: “El libre comercio es el camino que resolverá los problemas de la pobreza” Todos los países que hoy son desarrollados lo alcanzaron con un fuerte proteccionismo, y aún ahora, el Presidente norteamericano, presunto amigo y ex socio de Macri, cierra la entrada al biodiesel, el aluminio y el acero argentino y Macron en Francia le dio una lección al presidente argentino, de como defiende a los productores agrícolas franceses considerablemente menos competitivos que los argentinos.

    ¿QUÉ ES ESTO?

    Tomo el título de un paupérrimo ensayo ultra gorila del ensayista Ezequiel Martínez Estrada, publicado en 1956. Para Jorge Ossona, un intelectual del Club Político Argentino, afín al gobierno, el macrismo después de “La victoria de Cambiemos en 2015 marca la irrupción de un fenómeno tan novedoso como los que representaron respectivamente el radicalismo yrigoyenista en 1916 y el peronismo treinta años más tarde… En términos ideológicos Cambiemos es un producto aún en elaboración que aspira a consolidar un capitalismo competitivo y una sociedad culturalmente abierta y cosmopolita en el marco de un sistema democrático y republicano… Cambiemos expresa a los sectores medios y altos emergentes de la versión local del nuevo capitalismo global… la consigna es lograr objetivos de manera negociada, pero de resultados indelebles.”

    A su vez el sociólogo Gabriel Vommaro, autor de dos muy buenos libros sobre el macrismo, sostiene que “Las tres almas de Cambiemos” son: “No venimos a ser el hazmerreír de nadie, somos un grupo de dirigentes que creen en un conjunto de ideas y valores, pero que los quieren poner en práctica. No queremos un esfuerzo testimonial, no queremos ser una junta vecinal, no queremos ser un club de amigos… por eso debemos imitar el modelo del PRO… La segunda alma de Cambiemos es, en definitiva, la oportunidad histórica para rehabilitar electoralmente a un radicalismo maltrecho luego del derrumbe de la Alianza y para construir un nuevo cobijo para los votantes no peronistas. Es cierto que para ello debieron resignar espacios de poder, dejarse conducir  por el PRO, la fuerza que tenía el proyecto y los candidatos con mayor intención de voto. Se aceptaba que el camino elegido implicaba tener un rol secundario… La tercera alma de Cambiemos es su reacción al populismo kirchnerista. Venezuela simbolizó ese destino temido que despertó un sentimiento de urgencia en buena parte del núcleo electoral del PRO.”

    Para el autor de esta nota, el macrismo es un intento serio, para nada subestimable, de una restauración conservadora que viene a desempatar el equilibrio inestable entre dos modelos que vienen confrontando desde mayo de 1810. Es un plan perfectamente diseñado, pero como por primera vez los sostenedores de este modelo acceden por elecciones, los retrocesos ante las resistencias sociales, lo toman como la reconsideración de errores. No hay tales errores. Como resulta igualmente ingenuo, siendo muy benevolentes, pedirle el gobierno que cambie de rumbo. Vinieron a hacer lo que están ejecutando. Y el plan es tan ambicioso que quieren diseñar una oposición alternativa que no ponga el peligro el modelo. Para eso cuentan con peronistas funcionales como Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y otros. Si el peronismo pasa a ser la segunda marca del macrismo, su longevidad tiene fecha de vencimiento. Las sociedades, entre el original y la copia, optan por el original. Mi profesora de cuarto año de Literatura del secundario llamada Nelly Conti, lo sabía hace más de cincuenta años cuando nos decía: “Para leer a los afrancesados, leo a los franceses”


    LA DISTANCIA ENTRE EL RELATO Y LOS HECHOS (2)

    La lista es interminable y agotadora. La distancia entre el relato y los hechos conforman un abismo. Envuelto en un lenguaje que se da de patadas con el contenido. Y es lógico e histórico. El periodista Gustavo Campana lo definió claramente en el título de su libro: “Prontuario: No hay neoliberalismo sin traición”. Si dijeran la verdad durante la campaña electoral no lo votarían, y si fueran veraces desde el gobierno no podrían aspirar a continuar en el gobierno. Imagínense por un momento a Mauricio Macri, Marcos Peña o María Eugenia Vidal diciendo la verdad de los hechos: “Venimos a endeudarlos, a rematar las empresas estatales, a cerrar escuelas, desactivar planes, hacer la actualización de tarifas más importante de toda la historia, bajar los salarios y las jubilaciones, restringir la entrega de medicamentos a los mayores, jibarizar a la ciencia, desindustrializar, despedir sin anestesia, cobrarles su gusto de fin de semana que es ver a su cuadro favorito, un blanqueo para familiares y amigos, degradación de los derechos humanos, tratar de conformar una oposición funcional”. Paramos aquí pero la lista es interminable, tan amplia como la distancia entre el relato y la realidad.

    *Hugo Presman
    Coconductor del programa radial EL TREN, con más de 14 años en el aire. Contador Público recibido en UBA. Fue profesor de Economía Política en la Facultad de Ciencias Económicas de la misma Universidad. Es Periodista. Sus trabajos son publicados en diversos medios nacionales e internacionales. Es autor del trabajo de investigación “25 años de ausencia” y participó con trabajos en los libros “Damián Carlos Álvarez Pasión por el libro” e “Insignificancia y autonomía”. Debates a partir de Cornelius Castoriadis.
    Además es coautor del libro “Bicentenario de la Revolución de Mayo y de la Emancipación Americana”    


    http://lateclaenerevista.com/2018/03/22/la-distancia-relato-los-hechos-hugo-presman/

    Categorías: Noticias regionales

    EL SECRETO MEJOR GUARDADO DE MACRI

    Lun, 23/04/2018 - 18:34



    Por Horacio Verbitsky***

    Un día dice que no son suyos y otro que los vendió.


    El presidente Maurizio Macrì perfeccionó en marzo de 2018 la venta de 32,5 hectáreas en la zona de barrios cerrados del norte del conurbano bonaerense, que no figuran en ninguna de las declaraciones de bienes presentadas por el mandatario, quien en 2012 negó ser dueño de ese predio y en 2017 dijo que lo había vendido diez años antes.

    Su valor supera el de todos los bienes que Macrì reconoce como propios ante el fisco. El mes pasado, una vez registrada la escritura en el Registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires, en La Plata, el acceso a los libros fue vedado al público, para mantener en secreto la transacción, que desnuda el engaño al fisco.

    Publiqué la primera noticia sobre estos lotes en agosto de 2017 en el diario Página/12, donde trabajé durante 30 años, con el título Plata Negra. A la semana siguiente proseguí esa investigación sobre el patrimonio presidencial con la nota Plata Blanca, sobre el blanqueo de capitales del hermano presidencial Gianfranco Macrì.

    El presidente dijo furioso que el país estaría mejor si él pudiera ponerme en un cohete y enviarme a la luna junto a otras 562 personas, y comenzó una campaña de hostigamiento contra el editor de aquel diario con amenazas de ponerlo en la cárcel por supuestos fraudes de los que nunca presentó pruebas. Ése fue el origen de El Cohete a la Luna, un nuevo medio digital donde hoy es posible informar que aquella operación inmobiliaria concluyó 200 días después, cuando nuevos escándalos quitaron aquel de la atención pública.

    El terreno fue registrado cuando aún no se había subdividido el Partido de General Sarmiento; hoy corresponde a Bella Vista, partido de San Miguel. Pero ya no es un terreno baldío porque allí se edificó el barrio cerrado Buenos Aires Village, que según su desarrollador inmobiliario comprende 250 unidades de vivienda, de casi mil metros cuadrados de promedio.

    Una de esas fracciones se ofrece en el mercado inmobiliario por 220.000 dólares, que equivalen a 4,5 millones de pesos.

    La primera información la ofreció el portal Perfil.com.ar en 2012. Sostuvo que para construir ese barrio, “Macrì y su familia” debieron conseguir una excepción a la ordenanza que sólo permitía levantar planta baja y un piso. “El subsecretario de Legal y Técnica de la Municipalidad de San Miguel, José Richards, quien había sido funcionario de Macrì en la Capital y ahora forma parte del equipo bonaerense del Hada Buena, gestionó la excepción”, agregó la edición digital de Perfil, que luego fue levantada. El entonces intendente y hoy también ministro bonaerense Joaquín De la Torre la elevó al Concejo Deliberante, de modo de permitir la construcción de planta baja, dos niveles y terraza.

    Pero Macrì negó haber tramitado la excepción en San Miguel porque, dijo “los terrenos los vendió hace años a la empresa Emdico, que fue la que se encargó de la comercialización del mencionado barrio”. Los voceros del municipio transmitieron para esta nota que “la ordenanza que aprobó la urbanización se firmó una vez que Jorge O’Reilly le compró a Macrì ese terreno que había pertenecido a la madre, y revendió una franja a desarrolladores locales que construyeron dormis. El expediente de autorización a O’Reilly para desarrollar el barrio privado se elevó a la provincia de Buenos Aires, que nunca respondió. En la misma situación hay casi un centenar de barrios privados, que se construyeron sin contar con el visto bueno definitivo de la provincia”.

    Según Emprendimientos Inmobiliarios de Interés Común (Eidico, no Emdico), el barrio Buenos Aires Village “cuenta con cancha de fútbol, 4 canchas de tenis, pileta y espacio de juegos para los más chicos. Además tiene un Club House concesionado que permite disfrutar a los propietarios momentos especiales acompañados de buena comida”. A principios de esta década el alma mater de Eidico, Jorge O’Reilly Lanusse, contó a la revista de negocios Reporte Inmobiliario que en el comienzo de su actividad fue inspirado por su tío materno y actual socio, Patricio Lanusse, quien compró con un grupo de amigos cinco hectáreas en La Horqueta. “Luego le cambiaron la zonificación”. Esta es una de las claves del negocio inmobiliario, de la corrupción municipal y de la dificultad para modificarlo con provecho social.

    Valuación fiscal y en acto

    Pese a la desmentida de Macrì, cinco años después el predio seguía formando parte de su patrimonio. El 13 de julio de 2017 el presidente y su hermano Gianfranco inscribieron un trámite de subdivisión de condominio ante el Registro de la Propiedad de la provincia de Buenos Aires. La minuta de inscripción de la partida 36432, que menciona a Macrì como casado en terceras nupcias con Juliana Awada, remite a la parcela 209 d, donde se levanta el Buenos Aires Village.

    Según la agencia de recaudación bonaerense, ARBA, la valuación fiscal del terreno era de 122.283.646 millones de pesos y el impuesto a pagar ascendía a 2,4 millones de pesos. El mismo documento señala que la superficie del terreno es de 32,5 hectáreas y que la superficie edificada es de 69.990 m2.

    Estos 122 millones de pesos superan en 50 por ciento los bienes de Macrì contenidos en su última declaración jurada, de 2016, que asciende a 82,6 millones. Si a ello se suman los 44 millones de pesos del fideicomiso ciego en el que dijo haber colocado una parte de sus bienes, el total llega a 126,6 millones, apenas cuatro millones por encima de la valuación fiscal de ese solo terreno. La figura del fideicomiso ciego no existe en la legislación argentina y Macrì la invocó como prueba de su voluntad de transparencia para evitar conflictos de intereses, con la misma impresionante técnica de manejo de la información por la cual dijo que volvía a fojas cero la negociación por la deuda del Correo, que sigue sin novedades hasta hoy. ​El fideicomiso no es ciego para el presidente sino protegido de la vista de la sociedad, igual que la escritura recién firmada. La declaración jurada del presidente comprende una propiedad en el Uruguay, legada días antes de la muerte del tío Jorge Blanco Villegas, en abril de 2011; lotes en Tandil, Pilar, Salta y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; acciones en las sociedades ECosta SA, Agropecuaria del Guayquiraro, Molino Arrocero Rio Guayquiraro, Yacylec, Maria Amina, y 4 Leguas; y su participación en el Fideicomiso Inmobiliario Caminito, quince pisos de un edificio nuevo en el barrio de La Boca. Ninguno de esos bienes tiene relación con el lote en Bella Vista con valuación fiscal de 122 millones de pesos, por lo cual no puede tratarse de los mismos. Además, sólo esas 32,5 hectáreas valen tanto como todos los bienes presidenciales, dentro y fuera del fideicomiso opaco.

    Para el Registro Bonaerense de la Propiedad, el Valor al Acto del lote era de 477 millones de pesos. El Valor al Acto es utilizado para calcular las tasas fiscales y los tributos a la herencia. Es siempre superior a la valuación fiscal pero inferior al valor venal o de mercado de la propiedad, que en este caso es el doble según tasaciones de inmobiliarias que ofrecen terrenos en el mismo barrio cerrado y en otros próximos.

    El Catastro Bonaerense identifica a San Miguel con el Código 131. La parcela aledaña a la anterior (209 c) pertenecía a las hermanas María Lía, Anabel Gloria y Celina Gisela Busco Bayón, quienes en septiembre de 1995 la vendieron indivisa a Gianfranco Macrì, casado desde entonces con Eliana Badesich; Maurizio Macrì, casado en aquel momento con Isabel Menditeguy y a la Inmobiliaria y Mandataria Litoraleña SA. La parte de Maurizio Macrì fue embargada en febrero de 2007 por orden del juzgado civil 4 de la Capital a pedido de su exposa Isabel Menditeguy, de quien se había separado. El embargo se levantó cuando la pareja llegó a un acuerdo, el 12 de noviembre del mismo año, un mes antes de que Macrì asumiera por primera vez como intendente de Buenos Aires.

    La Sociedad Anónima Inmobiliaria y Mandataria Litoraleña fue creada en 1978 y presidida hasta su muerte el 13 de abril de 2011 por Jorge Alberto Blanco Villegas, tío materno del presidente. Su actividad principal fue “Servicios inmobiliarios realizados por cuenta propia, con bienes urbanos propios o arrendados”. El domicilio fiscal de esa empresa es Avenida del Libertador 498, piso 28, en el mismo edificio conocido como El Rulero, donde tienen sede SOCMA, SIDECO y Correo Argentino.

    Blanco Villegas durante el lockout patronal de 2008

    Por la subdivisión de condominio inscripta en julio de 2017 por Gianfranco y Maurizio Macrì ante el Registro de la Propiedad de la provincia de Buenos Aires y perfeccionada en marzo de este año, lo que antes eran tercios con Inmobiliaria y Mandataria Litoraleña, ahora son mitades, una de cada hermano. En uno de los lotes linderos se levanta otro barrio cerrado y en otro el Buenos Aires Golf Club, sobre la parcela 209 c.

    Cesiones online
    En la subdivisión de condominio actuó el escribano Bernardo Mihura de Estrada. Como apoderado representó al presidente y a su exposa Isabel Menditeguy el empresario Mateo María Salinas. La relación no es nueva: Macrì le otorgó el poder el 28 de octubre de 2012.

    Mihura de Estrada y Salinas son nombres llamativos en semejante tarea para Macrì:

    Uno de los ocho hermanos del escribano, Gabriel Mihura de Estrada, fue el principal asesor jurídico de Sergio Tomás Massa en la ANSES y en la jefatura del gabinete de ministros. Ambos son sobrinos del secretario de Culto Católico, Santiago de Estrada de la Torre. El apoderado de Macrì, Mateo María Salinas, es el gerente general de Eidico y yerno de su fundador, Patricio Lanusse. Jorge O’Reilly Lanusse también fue asesor de Massa en la jefatura de gabinete de ministros, en 2008.

    Eidico se define como una empresa de servicios con un sistema propio de comercialización al costo, casi como una cooperativa de pequeños inversores que participan del negocio de transformar una fracción de tierra virgen en una urbanización (con toda su infraestructura). Como administrador o mandatario, generalmente bajo la figura de un fideicomiso, Eidico ha desarrollado más de medio centenar de barrios privados, la mayoría en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, y otras decenas de proyectos de inversión comercial en shoppings, clubes de golf y hoteles en Ushuaia, Carmelo (Uruguay), Miami y Córdoba. El apoderado de Macrì, Mateo María Salinas, fue el primer empleado de Eidico y llegó a ser la mano derecha de O’Reilly. También es yerno del fundador, Patricio Lanusse, tío a su vez de O’Reilly.

    Cuando se inició la construcción del barrio, Rodolfo Tarraubella, descendiente de una familia de martilleros de Ramos Mejía, inauguró allí una inusual modalidad de venta de inmuebles: “Diseñó un sistema de inversión que permite comprar desde 5 metros cuadrados. Y asegura que cada metro cuadrado lineal, como se llama a este tipo de compra, representa una parte de un edificio, y permite tanto ir sumando hasta llegar a completar un departamento o simplemente quedarse con los metros lineales y obtener una rentabilidad en proporción al porcentual”. En un video promocional, Tarraubella explicó que “el inversor puede adquirir una fracción de un departamento sin ser condómino del mismo y formalizando la operación –sin las solemnidades impuestas por nuestro Código Civil– con un transferible boleto de compra venta”. Ante una consulta para esta investigación, Jorge O’Reilly informó que “al final de ese proceso, cada uno de nuestros clientes recibe su unidad ya dividida, con el título de propiedad definitivo”. Entretanto hay un proceso que según Eidico puede llevar años y que se tramita con una herramienta electrónica llamada Cesiones Online. “Como muchos de los lotes todavía no tienen la escritura individual, se deben transferir por medio de una cesión de derechos. Esto lleva a que la certificación de la titularidad de esos productos de Eidico sea un paso fundamental para la seguridad y transparencia del proceso”, explica. La pregunta tendía a esclarecer cómo era posible que un mismo predio perteneciera a Macrì y al mismo tiempo fuera ocupado por las viviendas de Buenos Aires Village. La respuesta de O’Reilly aclara que los ocupantes de las casas tienen cada uno su título de propiedad. Es claro que de acuerdo con el Código Civil el mismo terreno no puede tener dos propietarios distintos en forma simultánea. De modo que Macrì tiene la posesión del lote, como indican el registro de la propiedad y la agencia de recaudación bonaerense, o el dinero que percibió por su venta.

    En cualquier caso, debería haberlo declarado entre sus bienes y no lo hizo.

    Por la herencia del tío Jorge Alberto Blanco Villegas el presidente “declaró que su patrimonio se había incrementado un 84%” en 2012, explicaron en esa época voceros del entonces jefe de Gobierno porteño al diario La Nación. No obstante, esa novedad no figura en la declaración jurada de Maurizio Macrì, quien en 2012 iba por su segundo mandato como jefe de gobierno de la Capital. En su declaración jurada de 2014 aparece una Inmobiliaria Litoraleña (en vez de Inmobiliaria y Mandataria Litoraleña). Macrì declara que ingresó a su patrimonio en 1998. Al inicio del periodo la valúa en 0,00 pesos y al cierre del período 2014 en 0,01 pesos. Vuelve a declararla con valor de 0,01 pesos al inicio del período 2015, pero ya no figura al cierre de ese año, ni en la declaración jurada de 2016.

    Gianfranco Macrì preside el Buenos Aires Golf Club. Su revisor de cuentas titular es el secretario legal y técnico de la presidencia, Pablo Clusellas, y suplente Jorge Ledesma, el escribano habitual del presidente Macrì. Los negocios familiares están inextricablemente ligados al gobierno. Uno de sus socios e íntimo amigo de Gianfranco es Marcelo Mindlin, presunto comprador de la constructora familiar de los Macrì.

    Preguntas sin respuesta

    Con el objeto de formularle preguntas específicas sobre el Buenos Aires Village y su relación con el Presidente, de tanta confianza que lo designó su apoderado, le pedí a O’Reilly el contacto con Mateo María Salinas. Me respondió que prefería centralizar él toda la información. Le remití entonces este cuestionario:

    ¿Cuándo compraron las 32,5 Ha donde construyeron Village Buenos Aires?

    ¿Cuando se terminaron de pagar y a qué precio?

    ¿Cuántas unidades se vendieron?

    ¿Por qué Mateo Salinas fue apoderado del propietario en la división de dominio con su hermano?

    En este punto se cortó el contacto y O’Reilly no respondió. Otro tanto ocurrió con Rodolfo Tarraubella cuando le envié un cuestionario sobre su innovación de los metros lineales cuadrados. A él le pregunté cómo podían superponerse los 5m2 de un comprador con el título del propietario original. Es comprensible el silencio, ya que estas preguntas tocaron un nervio hipersensible. Con independencia de las respuestas, el hecho comprobable documentalmente es que Macrì no declaró ni los terrenos ni el dinero recibido por su venta.

    Sin embargo intentó desmentir el artículo, no en forma directa, sino a través de un vocero en la televisora del Grupo Clarín de modo que el diario Clarín presentara la cuestión como una polémica entre periodistas. Según el vocero ese predio fue vendido en 2007 por el actual presidente, en un millón de dólares que fueron depositados en una cuenta en el Banco Galicia.

    Lo que el Presidente y su vocero no explican es cómo si ese terreno fue vendido hace once años a Eidico, el Presidente y su hermano Gianfranco Macri realizaron una inscripción de división de condominio ante el Registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires el año pasado, y perfeccionaron la operación ahora. En las declaraciones juradas de Macrì nunca figuró ese predio ni el dinero cobrado por su venta.

    El fiscal federal Ramiro González requirió al juez Marcelo Martínez de Giorgi que pida informes al registro de la propiedad de la provincia de Buenos Aires sobre las parcelas de 32,5 y 17,3 hectáreas en Bella Vista, que el presidente no incluyó en su declaración jurada. La desmentida que según el diario Clarín el presidente Maurizio Macrì encargó a un vocero sin cargo oficial genera más dudas que certezas. La velocidad de la respuesta en los medios del Grupo Clarín mide la inquietud del gobierno por la revelación. La nota fue citada por el diputado nacional Rodolfo Tailhade quien denunció al presidente por omisión maliciosa. El vocero reconoce que la Agencia de Recaudación Bonaerense emitió la boleta del impuesto inmobiliario a nombre del presidente pero pretende que eso “no significa en absoluto que ese terreno sea de su propiedad”. ​La explicación de esa incongruencia sería “una sutileza técnica” que el presidente se abstiene de explicar. Si la Agencia de Recaudación puede tener su registro desactualizado, al estilo de las compañías prestadoras de servicios que continúan enviando su facturación de electricidad o gas a nombre del propietario anterior de un inmueble, nada de eso es posible con el Registro de la Propiedad, donde la inscripción debe coincidir con la realidad. Por otra parte, la información suministrada por el vocero presidencial no obtuvo confirmación de Emprendimientos Inmobiliarios de Interés Común (Eidico), que construyó y vendió en las tierras de Macrì el barrio privado Buenos Aires Village. O’Reilly no respondió al cuestionario, pero tampoco avaló la versión presidencial.

    ​http://www.elcohetealaluna.com/secreto-mejor-guardado-macri/​

    Categorías: Noticias regionales

    SOBRESATURADOS DE INFORMACIÓN

    Lun, 23/04/2018 - 08:52

    Por Emilio Alochis y Marcos Muñoz***

    Emilio Alochis y Marcos Muñoz proponen recuperar la experiencia de la discusión reflexiva y crítica frente a la sobresaturación informativa.

    Estamos atrapados en los laberintos de la sobresaturación de la información. Fíjense que solo hablamos de información y no de la calidad de la misma. Estamos inmersos en un régimen invasivo de datos en el que el hecho, la verdad, lo superficial y lo importante muchas veces se vuelven indistinguibles, un régimen cuidadosamente configurado sobre el escenario de lo publicable y lo publicado.

    Buena parte de la sociedad, ante los millones de dólares sin declarar y de dudosa procedencia del propio presidente y de sus funcionarios, asume una actitud complaciente; actitud que no interpela el significado de ese tipo de hechos para nuestra vida política y cotidiana. Sin embargo, frente a la catarata de sospechas arrojadas con el carácter de cosa juzgada, rumores interesados, noticias falsas y basura farandulera arrojada desde la usina de algunos medios y de los trolls, la postura suele ser otra. En estos casos, se articula una reproducción ad nauseam del discurso mediático y se engarza una retórica que promueve la relevancia de la banalidad, la suspensión del juicio crítico y la incapacidad de seleccionar información. Como ejercicio de autocrítica, surge -al menos- una pregunta:

    ¿Nos damos tiempo para hacer pausas y reflexionar acerca de los diferentes niveles de tratamiento de la información y de juzgamiento de la misma por parte de los medios?

    El acceso a la información y al conocimiento son bastante diferentes a su comprensión. La sobresaturación de los datos que incorporamos día a día conspira contra lo último, particularmente en un contexto en el que la disponibilidad de aquella es algo natural. Por supuesto que no se trata de coartar esa disponibilidad sino de que intentemos desarrollar cierta capacidad crítica – individual y colectiva – de lectura, de selección y de reconocimiento del lugar desde el que habla cada medio. En definitiva, se trata de detectar qué temas están dispuestos en la agenda mediática para saturarnos, qué significa que dichos temas se traten una y otra vez, todo el tiempo. Retomando el título de esta columna: ¿cuáles son los temas que se nos impone, y por qué? ¿Qué implica el modo en que por un lado, se estigmatiza e invisibiliza a Milagro Sala y otros referentes populares y, por otro, se ensalzan continuamente las políticas neoliberales de nuestro actual gobierno nacional?

    Decimos lo que pensamos sobre lo que se nos muestra insistentemente, replicamos en modo automático durante años la fórmula que asegura un status quo que permite naturalizar modelos de reflexión política, de prácticas discursivas y de formas de lo institucional que se presentan como normales. Así, el hecho de que el Estado cierre escuelas y decida recortar presupuestos a las universidades públicas se digiere como un hecho incontestable, cuya trascendencia se presenta con el mismo nivel de naturalidad y relevancia que la diaria novedad de la situación amorosa de la pareja mediática del momento.

    El relato articulado por la prensa sobre quiénes son los buenos y quiénes los malos, que busca incidir en la subjetividad de los sectores medios y populares, y que se repite militantemente, solo consigue que la desigualdad continúe creciendo. Al mismo tiempo, esa construcción enfatiza la existencia de ciudadanos de primera, de segunda, de tercera y la presencia de otros, de entidades de otras nacionalidades o culturas que no alcanzan la categoría de personas.

    Como sociedad, estamos agobiados de escuchar siempre las mismas voces “autorizadas” repetir los mismos textos que reproducen esta construcción. Vemos en los noticieros un sensacionalismo que se fogonea insistentemente, multiplicado hasta el infinito; el show televisivo y facebookero no se detiene, debe circular la idiotez por siempre para sobrevivir.

    Con el actual gobierno nacional se ha potenciado la presencia de la falsedad, de la idiotez y del engaño en las noticias. Solo se busca que las neuronas queden refritas y no sirvan para nada, de no darnos ni un minuto de calma para que no logremos pensar, reflexionar, hacer una pausa y procesar las barbaridades que ocurren en Argentina.

    Por lo tanto, es imprescindible –casi urgente–, recuperar espacios de ausencia de medios encendidos en nuestros hogares, en el auto, en el trabajo:  nuestra mente necesita de una pausa prolongada. En tanto somos sujetos de experiencias necesitamos la que nos permite transitar la comunicación interpersonal, más tranquila, menos veloz y alejada de la retransmisión de lo que escuchamos decir en la tv, la radio y los espacios virtuales.

    Recuperemos la experiencia del territorio y de la discusión reflexiva, con personas que tengan ganas de esforzarse un poco en no repetir lo que otros dicen.

    ​​


    *
    Emilio Alochis  Universidad Nacional del Comahue.

    ** Marcos Muñoz  Secretario de Extensión Fa.Hu.-UNComahue.


    ​https://www.pagina12.com.ar/102870-sobresaturados-de-informacion​


     

    Categorías: Noticias regionales

    LA FALSA APOLOGÍA DE EEUU Y COLOMBIA CONTRA VENEZUELA

    Jue, 19/04/2018 - 21:47



    Por Diego Olivera Evia

    Una nueva escalada de ataques de EEUU y Colombia a Venezuela, son parte de una guerra asimétrica y la búsqueda de controlar el oro negro, con una de las mayores reservas de crudo, además de las reservas de Oro, Coltan, diamantes y otros minerales, estos recursos son apetecidos por el Departamento de Estado y la visión misógina del presidente Donald Trump, que en su concepto de una economía proteccionista, busca controlar el mundo.

    Entre ellos Venezuela que con las mayores reservas del crudo, y una cercanía a EEUU su transporte es más económico, que importar o robar petróleo del Medio Oriente, ahora que los recursos de Siria, han vuelto a su nación, logrando la mayor derrota del terrorismo y el control del petróleo de este país,  estos hechos marcan la falsa democracia de EEUU y sus socios de Unión Europea (UE), que sancionan a las naciones que desarrollan su propia economía y defienden sus intereses nacionales.

    El uso de las naciones latinoamericanas con gobiernos derechistas, ha permitido una campaña anti gobierno venezolano, buscando el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro, por cualquier vía, la actitud del gobierno Perú con el expresidente, acusado de corrupción Pedro Pablo Kuczynski, fue uno de los enemigos del gobierno venezolano y debió renunciar acusando a su Congreso de no apoyarlo, pidió que el mandatario Maduro no fuera invitado a la Cumbre de las Américas 2018, bajo la amenaza de detener al presidente venezolano. Esta realidad anti latinoamericana de la burguesías regionales, han mostrado una actitud entreguista al gobierno de Trump, insultados por este fantoche empresarial, que ofende y manipula a los presidentes Santos, Macri, Temer, Cartes, Pérez Nieto, Lenin Moreno (traiciono a la propuesta País), son parte de una hipocresía anti soberanías de América Latina.

    Los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas abordarán el tema central de la Cumbre, “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”. Las Cumbres, que se celebran cada tres años, ofrecen la oportunidad a las y los mandatarios de definir conjuntamente una agenda hemisférica al más alto nivel que aborda los desafíos urgentes e impulsa un cambio positivo.

    Una nueva farsa hipócrita, donde un sector minoritario del grupo de Lima, ha tratado de controlar a la mayoría de la Organización de Estados Americanos (OEA), con el Secretario General de la mentira, Luis Almagro, la realidad es que muchos de estos presidentes, son parte de la corrupción y endeudamientos internacionales..

    El Departamento de Justicia de los Estados Unidos publicó una investigación sobre la constructora brasileña Odebrecht, en la que se detalla que esta habría realizado coimas de dinero y sobornos a funcionarios del gobierno de 7 países, para obtener beneficios en contrataciones públicas. Son parte de esta mentira varias naciones, como Colombia, México, Panamá, Perú, Argentina, Ecuador, ahora quieren mostrar políticas anti corrupción, la verdad que un ladrón de los erarios públicos, no puede fiscalizar un economía sana, la mentira y la falsedad de estos personajes, han creado miseria, desempleo, hambre.


    La inmoralidad de la ex fiscal Luisa Ortega

    Tal vez hablar solo de Luisa Ortega, sería una perdida, pero esta abogada fue siempre una oportunista, ahora aliada a un grupo de abogados prófugos de la justicia venezolana, que conspiran desde Colombia, contra el gobierno venezolano, con el apoyo del gobierno de EEUU y Trump, quieren realizar un antejuicio de mérito al presidente de la República Nicolás Maduro, en una nueva patraña contra las instituciones venezolanas.

    Ahora Ortega acusa a Maduro, viendo la paja en ojo ajeno, sin ver la corrupción en ella, viaja por todo el mundo, con la falsedad de sus políticas, cuando hacia la vista gorda, a los crímenes y la quema de afro venezolanos, con más 100 muertos no proceso a ninguno de estos terroristas, sicarios contratado por la fallecida Mesa de la Unidad Democrática (MUD), lo que deja claramente demostrado sus vínculos con la oposición y ahora habla de corrupción.

    Otro ejemplo de su corruptela fueron descubiertos por el SEBIN, Sebin y PNCC allanan propiedad de la ex-fiscal Luis Ortega Díaz y consiguen pruebas de red de corrupción, llegó hasta una de sus muchas propiedades en la ciudad de Caracas, pues fue el mismo mandatario Nicolás Maduro Moros quien ordenó que se investigara las implicaciones de la “ex fiscal” en la corrupción del Ministerio Público.

    Para demostrar esta realidad con la compañía de periodistas, se grabó parte de los “lujos” hallados dentro de la vivienda de Ortega Díaz, material que fue expuesto por el canal del estado, VTV, como prueba de la “vida capitalista y de excesos” que llevaban tanto la funcionaria como su familia. Una casa Blindada con cuadros de valores altísimos, de lujos con sus muebles, su alimentación y bebidas costosas, demostrando su falsa ética como la ex Fiscal.

    Sin embargo en su fuga con su marido huyo a Colombia, para crear una nueva campaña de mentiras, buscando una venganza contra el mandatario venezolano, tratando de crear un juicio para detener a Maduro, como secuestrarlo si iba a la Cumbre de la OEA en Perú, al mejor estilo de Pilatos se lavó las manos de años de trabajar con la revolución bolivariana, con el Presidente Hugo Chávez, mostro la verdadera moral y ética corrupta, ahora se vende al mejor postor, siendo cómplice de la violencia terrorista y la inmoralidad de la derecha venezolana.

    diegojolivera@gmail.com

    Categorías: Noticias regionales

    VOLVERÁ A GOBERNAR BRASIL

    Jue, 19/04/2018 - 21:40

     

    Por Paulo Pimenta***

    El golpe que empezó con la conspiración de Eduardo Cunha para apartar del gobierno a la presidenta Dilma Rousseff dio un paso más este fin de semana con la prisión ilegítima del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Todo Brasil y el mundo democrático, que ya acompañaban perplejos la persecución judicial contra Lula, ahora asisten a su conversión en preso político.

    Imagen: Flickr Paulo Pimenta

    Para los golpistas, sin embargo, el tiro salió por la culata. Rede Globo, PSDB, DEM, Temer y otros violadores de la Constitución y de la democracia imaginaban que la prisión de Lula sería un paseo en el parque. Esperaban que fuésemos a casa a llorar ese revés puntual. La arrogancia y el desconocimiento de nuestra realidad social llevan una vez más a la derecha brasileña a subestimar la capacidad del PT y del pueblo brasileño de ser protagonistas de su destino.

    Es cierto que la prisión de Lula duele mucho en cada militante del PT y en cada persona de Brasil que tiene esperanza y trabaja por un país verdaderamente justo e igualitario. Pero es igualmente cierto que, gracias al liderazgo de nuestro eterno presidente y a la tenacidad de nuestra militancia y del pueblo brasileño, anulamos el pretendido espectáculo mediático que debería causar el regocijo de la derecha. Además, expusimos al mundo, con más fuerza que nunca, la perversidad y la vileza de aquellos que no aceptan disputar la elección contra Lula por medio del voto popular, pues saben que no nos pueden derrotar en el terreno de la democracia.

    El niño de Caetés está más fuerte hoy que lo que estaba una semana atrás. Y el obrero líder sindical será nuevamente nuestro candidato a presidente en las elecciones de octubre. Seguiremos denunciando la ilegalidad y el carácter político de esta prisión y dedicaremos toda nuestra energía a fortalecer la defensa jurídica y garantizar la liberación de Lula en el más corto plazo.

    Y nuestra bancada, que esta semana vuelve a ser la mayor de la Cámara, a pesar de toda la masacre jurídica y mediática que enfrentamos, cargará la responsabilidad de ser una de las muchas voces de Luiz Inácio Lula da Silva, aquel que volverá a gobernar Brasil a partir del próximo 1º de enero.

    Paulo PimentaJefe del bloque del PT en Diputados y ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Minorías de la Cámara de Diputados.

    https://www.pagina12.com.ar/107220-volvera-a-gobernar-brasil

    Categorías: Noticias regionales

    OSCAR CONDE, POETA, ENSAYISTA Y ESTUDIOSO DEL HABLA POPULAR ARGENTINA: “EL LUNFARDO ES UN FENÓMENO LINGUÍSTICO ÚNICO”

    Jue, 19/04/2018 - 21:34



    Por Bárbara Schijman***

    Tenía apenas once años cuando supo que quería dedicarse a las palabras, a jugar con ellas, a entenderlas, a difundirlas. Conoce el lunfardo como pocos. Aquí, su análisis de un vocabulario muy particular, “memoria viva de la historia de la Argentina”.



    Imagen: Carolina Camps

    En diálogo con PáginaI12, Oscar Conde, poeta, ensayista y profesor universitario, viaja en el tiempo hacia los años de 1880 y descansa un rato en los albores del siglo XX para ubicar el nacimiento del lunfardo, de la mano de la llegada de inmigrantes europeos a la Argentina. El origen del lunfardo, el argot en las clases sociales, el rol de los medios en su difusión, la renovación del lenguaje, su exquisitez y su costado lúdico. Además, mitos, género y violencia alrededor de un “habla popular creada al margen del vocabulario oficial”.

    –¿Qué es el lunfardo?

    La palabra lunfardo es una palabra derivada del romanesco lombardo, una palabra del habla romana, que quería decir “ladrón”. Esto tiene que ver con una larga tradición europea, más que italiana solamente. Según esta tradición, como los lombardos fueron los primeros tipos que se convirtieron en banqueros y, por lo tanto, en prestamistas, a los ojos del resto de la sociedad eran considerados estafadores, ladrones; de ahí que en el siglo XIX en Roma corriera la palabra con el sentido de ladrón. Pero su uso es incluso muy anterior. Ya en la literatura italiana, en el siglo XIV, El Decamerón incorpora la palabra lombardo como persona poco confiable, estafadora. La palabra técnica desde el punto de vista lingüístico es argot, un habla popular creada al margen del  vocabulario oficial.

    –¿Cuándo nace y en qué contexto?


    –Podríamos decir que el lunfardo se forma entre 1870 y 1880, cuando empiezan a llegar las primeras tandas de inmigrantes europeos, específicamente de italianos. En la primera etapa, el lunfardo contiene aproximadamente un 50 por ciento de palabras del italiano estándar, lo que sería el toscano o el genovés. Son las dos lenguas que más le aportan al lunfardo los primeros 30 años de existencia. En otros casos hay toda una adecuación a la fonética del hablante del español del Río de la Plata. Y hay, además, un sustrato previo, un vocabulario popular previo, compuesto por palabras que no provenían del italiano sino que eran tomadas del habla popular, o del habla de los esclavos africanos, brasileñismos, o palabras del ámbito rural, posiblemente españolas en un origen pero que después pasaron por el Martín Fierro y por toda la literatura gauchesca. De alguna manera, el lunfardo fue conformando una síntesis lingüística, una memoria viva de la historia de la Argentina, que da cuenta de los distintos grupos sociales que han ido dando forma a nuestro país y que nos recuerda a cada instante quiénes somos y de dónde venimos. Este es el único vocabulario popular del mundo formado originariamente y en un alto porcentaje por términos inmigrados, traídos por inmigrantes europeos, especialmente italianos y españoles, pero no deben olvidarse las sucesivas migraciones internas hacia la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, que tuvieron lugar en la Argentina en particular durante la primera mitad del siglo XX. Así es como
    el lunfardo recibió el aporte de lenguas aborígenes, como los quichuismos pucho –colilla–, cache –de mal gusto–, o cancha –habilidad, o tomadas del guaraní, como matete            –desorden–, o del araucano, pilcha –ropa.

    –¿Por qué tango y lunfardo están tan asociados en el imaginario colectivo?

    El lunfardo es un poco hermano del tango. Uno y otro son producto de la inmigración. Nacen aproximadamente al mismo tiempo, en la década de 1870, y se van consolidando hasta que en las décadas de 1910, tibiamente, y de 1920, casi como una explosión, están en las bocas y los oídos de todos los rioplatenses. Creo que no es necesario volver sobre el carácter híbrido del tango y las distintas influencias que confluyeron para darle forma al género. Lo cierto es que los músicos que concluirán esa tarea y desarrollarán la codificación del tango como género musical y cantable serán inmigrantes o hijos de inmigrantes. La inmigración italiana aporta mucho, sobre todo lo musical a los tangos originarios, aunque mezcla con muchas otras vertientes como pueden ser la habanera cubana, el cuplé español, y por supuesto ritmos africanos que están ahí en el mundo del tango. No es que lo africano no exista en el lunfardo, lo que ocurre es que mayormente casi todo llega vía Brasil, salvo algunas palabras como milonga, o tango, que son originariamente africanismos.

    –¿Tango es un africanismo?


    –Sí, la mayor parte de las palabras que hoy reconocemos dentro del lunfardo como africanismos vienen vía de Brasil. La palabra quilombo, por ejemplo, empieza a usarse en el lunfardo primero con el sentido de prostíbulo, y luego con el sentido de lío, alboroto. En Brasil, se llamaban quilombos a los lugares a donde se iban a refugiar los esclavos que huían de las plantaciones, entonces formaban como aldeas de esclavos escapados, fugitivos, y a esos lugares se lo llamaba quilombos. Vaya a saber a partir de qué rara asociación la palabra llegó al Río de la Plata con el sentido de prostíbulo.


    –¿Cuántas palabras en lunfardo existen aproximadamente?

    Entre 6 mil y 7 mil palabras, más unas 3 mil locuciones o expresiones, tales como tirar los perros, remarla en dulce de leche, pisar el palito. Existen otras palabras que en algún momento fueron muy populares y que con el tiempo cayeron en desuso.

    –¿Por ejemplo, cuáles?

    –Bondi,en alusión a tranvía, fue una palabra muy popular en los años 20 y 30 pero que poco a poco empezó a desaparecer. En los años 60 y 70 no se  usaba para nada, y en la década de 1980 volvió, esta vez con el significado de colectivo u ómnibus. Otras palabras que fueron muy populares pero que en la década del 50 habían desaparecido son, por ejemplo, canfinflero –proxeneta–, percanta –mujer joven de condición humilde–, cotorro –habitación–, y lunfardo –ladrón–. Y luego hay otras que ya no se usan pero que eran comunes en mi infancia. En los 60/70 se usaban mucho torrar –dormir–, yetatore –persona de mal agüero–, melonazo –muy torpe–, entre tantas otras. El lunfardo es muy divertido, y su existencia siempre enriquece el idioma. Tanto que el lema de la Academia Porteña del Lunfardo es “el pueblo agranda el idioma”.

    –¿Qué hace que un término se vuelva lunfardo?

    –En los últimos años este punto lo develó José Gobello, que fue el primero en estudiar seriamente el lunfardo, a partir de su libro Lunfardía que publicó en 1953. Para que un término se vuelva lunfardo tiene que estar presente esta idea de rebelión, esta idea de jugar con el lenguaje. Canillita, que es una palabra lunfarda que inventa Florencio Sánchez en su obra Canillita (1902), es la historia de un nene que vende diarios y al que llaman así porque es muy flaco, usa pantalones cortos y se le ven las canillitas de los pies. De ahí que a los diarieros se los llame canillitas. En general las palabras de un argot tienen un contenido afectivo, que puede ser positivo o despectivo, burlón, irónico, picaresco. Tienen diferentes matices, según la palabra y el contexto. En muchos casos hay razones impensadas para que un vocabulario muy marginal aparezca y empiece a ser usado por todo el mundo. Fenómenos como la existencia de programas como “Policías en acción”, o la cumbia villera, fenómenos que de repente extienden palabras que tienen un uso socialmente muy restringido en su origen pero que luego, aunque no las usemos, las entendemos todos.

    –¿Es un mito la creencia popular que sostiene que el lunfardo nace en la cárcel?

    El lunfardo no es un léxico ladronil, y no lo es porque desde su mismo origen las palabras que lo integran exceden el campo semántico del delito. Sucede que aquí la palabra empieza a usarse como sinónimo de ladrón; “mirá ese lunfardo”, se decía. Normalmente, los argot nacen en las grandes ciudades, e incluyen formas de expresión que se rebelan contra las leyes de la lengua. Hay mucho de lúdico en los argot, hay mucho de joder con el lenguaje, de darlo vuelta. Muchos tipos que estudiaron el lunfardo –como Benigno Lugones, Luis María Drago o Fray Mocho más tarde–, sostienen que el lunfardo es el vocabulario de los delincuentes. Unos extraviados llevan esa idea todavía más allá y dicen que se trata del lenguaje de la cárcel. Hay argotólogos en Francia que piensan lo mismo, y hay muchos otros que dicen que se trata de un lenguaje secreto. Lo cierto es que no hay nada de lenguaje secreto, y la creencia de que “los presos van cambiando las palabras todo el tiempo para que los guardiacárceles…” es completamente mentira. Si uno toma palabras que se usaban en la cárcel hace cien años y las que se usan hoy, lo que observa es que la mitad de ellas son las mismas. El lunfardo debe ser entendido más bien como un modo de expresión popular. Yo lo defino como un repertorio léxico integrado por palabras y expresiones de diverso origen, utilizadas en alternancia con las del español estándar y difundido transversalmente en todas las capas sociales y centros urbanos de la Argentina. Aunque su origen pueda ubicarse en Buenos Aires, este vocabulario se ha extendido ya a todo el país.

    –¿Todos los países tienen su lunfardo, todas las sociedades tienen su argot?


    –Sí, aunque más que hablar de países, habría que hablar de grandes ciudades. El argot es un fenómeno urbano, nunca rural. En cualquier parte del mundo, el hombre de campo trata de hablar lo más correctamente posible porque vive en una zona alejada de las novedades de todo tipo, también de las lingüísticas, y entonces en las sociedades rurales el lenguaje es mucho más conservador que en las grandes ciudades. Además, porque en el hombre de campo muchas veces existe un sentimiento de inferioridad que hace que trate de expresarse correctamente. Pero el argot es algo propio de las grandes ciudades. Tenemos el argot de París, de donde se toma la palabra porque fue el primero en ser estudiado. Ya a comienzos del siglo XIX en Francia hay muchos libros escritos por profesores de la universidad que lo toman como un objeto digno de ser estudiado, también asociándolo al habla de los delincuentes o, por lo menos, marginales. En esos libros que empiezan a aparecer a fines del siglo XIX y comienzos del XX está muy claro que el argot lo comprende todo el mundo, y que incluso lo usan los cantores populares de los cabarets. Con el lunfardo sucede lo mismo: primero es recogido por el sainete, por el teatro, y luego por el tango. Y lo que consigue el tango es algo que prácticamente no existió para otros argots, que es darle una difusión extraordinaria. De ser un argot del Río de la Plata, de Buenos Aires, de Rosario, de La Plata, de Montevideo, de estas ciudades, con el tiempo se convirtió en un argot nacional. En las provincias se adopta el habla hegemónica, lamentablemente. Así como en Buenos aires se impone la moda, se impone el habla. En casi todos los idiomas existe un vocabulario de este tipo. En Francia el argot, en Brasil la giria, en Chile la coa, en Estados Unidos el slang. Todos son repertorios léxicos creados al margen de la lengua general, pero básicamente compuestos de términos que pertenecen a esa misma lengua.
    Pero el lunfardo, comparado con ellos, es un fenómeno lingüístico único.

    –¿Por qué?

    –Porque en sus primeras décadas de existencia el lunfardo se constituye básicamente como un sistema de préstamos lingüísticos, que mayoritariamente proceden de un mismo país: Italia. Para decirlo en pocas palabras, el léxico lunfardo del siglo XIX –por más que incorpora prelunfardismos (voces populares de uso corriente en Buenos Aires antes de la inmigración europea masiva) de diversos orígenes– se compone mayoritariamente  de palabras y expresiones tomadas del toscano, del genovés, del napolitano, del siciliano. En los primeros años del siglo XX, recién se incorporan con fuerza los préstamos del español popular, del gallego y los juegos idiomáticos tan productivos y característicos como el vesre o la paranomasia, por ejemplo.

    –Recién analizaba la influencia del tango y de la cumbia villera más recientemente. ¿Cómo se difunde el lunfardo hoy?

    La difusión está en manos de los medios, la tele básicamente y, en los últimos años, Internet en sus diferentes sentidos y plataformas. Por supuesto que la renovación del lunfardo siempre estuvo en los jóvenes, desde su origen. Los que inventan el lunfardo no son tipos de 60 años; el 99 por ciento de los neologismos del mundo lo inventan los jóvenes menores de 25 años. Son ellos quienes renuevan el lenguaje a partir de una necesidad de dar nombre a realidades desconocidas para las generaciones anteriores. Claro que en toda renovación hay palabras que duran un mes, dos meses, un año, y desaparecen. Y otras que perduran y que ese pibe que tiene 15 seguirá usando cuando tenga 65. En ese uno por ciento restante tenemos aquellas palabras que nacen por necesidad, son nombres científicos o nombres aportados por los avances científicos. Para que una palabra sea lunfarda tiene que haber surgido en la Argentina. Y para que una palabra se convierta en lunfardo tienen que pasar por lo menos cinco años y tener algunas apariciones estelares en algún lado para que se instale: en la tele, la literatura, el teatro..

    –¿Existe un lunfardo según clases sociales o el lunfardo es uno y algunos lo usan y otros no?

    –Es un punto muy interesante. Cuando el lunfardo surge, lo hace casi como un sociolecto de las clases populares. O sea, es un habla en la boca de los pobres, los desclasados, los habitantes de los conventillos, del arrabal, del suburbio. Cuando se piensa en el arrabal, no es el de González Catán. El arrabal de Buenos Aires es Floresta, Flores, Saavedra, y también los conventillos que están en el centro de la ciudad. Originalmente fue un habla popular de estas clases populares donde había mucho inmigrante, y eso explica por qué había tantas palabras del gallego y el español popular. Yo diría que en la década del 40 el lunfardo es policlasista y atraviesa todas las edades: el que empezó a usar el lunfardo cuando tenía 10, hoy tiene 60 y sigue hablando en lunfardo; lo mismo pasa con el tango. En determinado momento se decía que el tango era música de viejos. Creo que esa es un poco la sensación que instala el Club del Clan en la década del 60 o el rock nacional en los 70. Pero originariamente todos escuchaban tango, los jóvenes y los viejos, porque era la música de todos. Y el lunfardo era el modo de hablar de todos. Esto perdura. Sucede que el lunfardo está tan incorporado que a veces ni nos damos cuenta que lo usamos. Hay lunfardismos muy antiguos que tenemos totalmente incorporados, a tal punto que los hablantes no saben que son lunfardismos. Pienso en palabras como laburar, pibe…  

    –¿Hay lunfardo que puede ser considerado ya parte del diccionario?

    –Sí, claro. Palabras como pibe, conventillo, malevo, tango. Estas palabras originariamente eran palabras lunfardas. Conventillo fue incluida por el diccionario de la Real Academia Española (RAE) en la década del 50. No se usa en otras partes de América. Aunque se trata de una palabra que perdió su sabor lunfardo, en su origen lo fue. Con pibe sucede lo mismo, una palabra que tiene, además, triunfos en el exterior. A Valderrama, el famoso jugador de la selección de fútbol de Colombia en la década del 90, se lo llamaba “el pibe” porque le gustaba el fútbol argentino. Y hoy en España sobre una chica linda y joven se dice que es un pibón, como calco de minón. Hay palabras que tienen vida propia. En el lunfardo pibón no se usa, en España sí, y viene de nuestro lunfardo.

    –En paralelo a su costado lúdico, el lunfardo tiene un costado sexista y agresivo.

    –Solía ser así, pero hace unos 50 años esa tendencia empezó a cambiar. Efectivamente, en 1910, 1920, estaba muy mal visto que una mujer dijera una palabra lunfarda. Pero esto no tiene que ver con el lunfardo sino con la mentalidad de la sociedad en ese momento. Existen malas palabras que por lo general pueden ser muy ofensivas para la mujer, terriblemente ofensivas con el homosexual masculino, y un poco menos con el homosexual femenino pero también fuertes y violentas, pero creo que esto tiene menos que ver con el lunfardo que con la mentalidad de la gente. En los últimos años me dediqué a investigar cómo aparece el lunfardo en los orígenes del diario Crítica, año 1913, 1914. Si uno lo analiza ve una cosmovisión, una mirada muy particular sobre Buenos Aires, sobre el suburbio, una mirada terriblemente violenta, donde está naturalizada la violencia contra la mujer. Aparecía como algo normal, incluso era tomado a risa, que a la mujer le pegaran o la explotaran. En el lunfardo de aquellos años también se veía un antisemitismo brutal. Cada referencia a un judío estaba repleta de “es un rufián”, “explotador de mujeres”, “dueño de prostíbulos”. Y del mismo modo un desprecio por el inmigrante italiano o gallego.


    –¿El lunfardo se adecua a los cambios de época?


    –Creo que sí. Hay una adecuación que se va dando poco a poco. La violencia de género que uno podía encontrar en aquel lunfardo era aceptada por todo el mundo. Alguna vez en un congreso sobre tango una investigadora norteamericana dijo: “el lenguaje del tango es muy machista”. Qué curioso, ¿usted diría eso de Hollywood? Porque en todas las películas de Hollywood de esa época, el cine mudo y luego el cine sonoro, un tipo le pega a una mujer; en todas. Entonces decir que el tango era machista… ¡La sociedad entera! Y no solo la sociedad de Buenos Aires o la argentina, el mundo entero lo era. Hoy tenemos otra mirada sobre la vida; es otra época.

    https://www.pagina12.com.ar/105340-el-lunfardo-es-un-fenomeno-linguistico-unico

    Categorías: Noticias regionales

    UN RAYO QUE NO CESA

    Jue, 19/04/2018 - 21:27



    Por Mempo Giardinelli***

    El gobierno sigue mintiendo, con lo que la estafa continúa. Figurativamente es como “El rayo que no cesa”, título del exquisito poemario de Miguel Hernández, el poeta condenado a muerte por el franquismo que murió en el presidio de Alicante a los 32 años hace exactamente 75, el 28 de marzo de 1942.

    La memoria del enorme poeta disculpará la paráfrasis, que aquí es adecuada porque hay una refulgencia fenomenal en todo lo que hace el macrismo, como la hay, con triste brillo, en los denuedos de la prensa oficialista que protege al presidente y sus funcionarios, y que es el verdadero gobierno de este país.

    En materia económica hacen y dicen cosas que darían risa si no fueran trágicas.
    Ahí está la inflación, que ya supera todas las previsiones, que estos tipos decían que sería del 15% y ya está en el 26%. Y acerca de la cual el Sr. Sturzenegger, presidente del Banco Central, dijo esta semana que “si alguien quisiera que en julio no tuviéramos más inflación, se sabe qué hacer”. La misma impunidad oral del Sr. Macri y de la Sra. Michetti, que generalmente tampoco saben lo que dicen.

    En el agro, como bien señala el productor y dirigente santafesino Pedro Peretti, la eliminación de trámites supuestamente para desburocratizar la actividad agropecuaria, es, en realidad, un engaña-pichanga como el del tero, que canta en un lado pero pone el huevo en otro. Enorme estafa adicional, los anuncios pronunciados y magnificados por los mentimedios en la Expoagro de Clarín y La Nación lo único que hacen es aliviarle impuestos a los grandes grupos concentrados, mientras “el campo” sigue despoblándose y los dueños son, cada vez más, extranjeros ultrapoderosos, prebendarios y criminales vía glifosatos y otros agrotóxicos letales.

    He ahí, aunque patéticamente no se la difunde, la razón verdadera del desquicio territorial argentino y de las inundaciones y sequías desastrosas.
    Las cuales muy de vez en cuando algún artículo en esos periódicos reconoce, pero en plan justificatorio.

    A la par, la obsecuente prensa oficialista silencia obstinada y absolutamente la más importante noticia política, económica y moral de este país: las cuentas offshore que siguen apareciendo (y son decenas o más) a nombre de la familia del presidente y de sus compinches del gabinete.

    Ese periodismo venal es parte sustancial de la estafa iniciada en 2015, cuando convencieron al pueblo argentino de que el macrismo-radicalismo haría todo lo que sabían perfectamente que no iban a hacer. Tampoco se escribe ni se habla de eso; su misión es encubrir y desinformar. Censores son, además de mentirosos.

    En cualquier país del mundo las cuentas offshore son un escándalo en sí mismas, y generalmente irreversible. Pero aquí los llamados “grandes diarios” y la telebasura se ocupan denodadamente de tapar las cloacas, que son innumerables, hieden a toda hora y –más temprano que tarde– un día de estos van a reventar, como siempre sucede con las cloacas.

    En ese contexto hay que leer las revelaciones definitivas, incontestables, de Raúl Kollman en este diario, sobre el suicidio de Alberto Nisman. Tiempo al tiempo, la verdad siempre se conoce. Y por otra parte esta nota tampoco puede soslayar el entusiasmo registrado en el cónclave peronista de San Luis, en el que además de presencias de cajón y ausencias notables, uno de los momentos de mayor algarabía fue cuando se mencionó a la ex presidenta.

    Como es obvio en casi todas las conversaciones argentinas, quienes compartimos los puntos de vista aquí expuestos somos conscientes de que algo tenemos que hacer, los ciudadanos de a pie, para desmitificar programas de tele tramposos, conductores y conductoras que la van de objetivos y mesurados, todo sonrisas o aparente seriedad, pero mansos al servicio de un sistema multimediático degradado que, en nombre de la libertad de expresión y la objetividad informativa, lo que en verdad hace es anestesiar y enfermar la cabeza del público televidente.

    Por eso el enorme sistema multimediático es el verdadero gobierno de este país, y por eso esta columna asume la modestísima decisión que algun@s ciudadan@s vienen proponiendo en las redes sociales: no entrar a ningún sitio –bar, restaurante, comercio– en el que la tele esté encendida y clavada en TN. Una forma de leve pero decidida resistencia pacífica.

    Lo más penoso del presente argentino, aquí y ahora, es que las clases medias manipuladas y atontadas que avalan a estos tipos y aprueban la estafa monumental, siguen sumidas en su necia vocación de ignorancia. He ahí el problema principal de este país, hoy. Y por eso algunos todavía llaman grieta a lo que es una vulgar, gigantesca y maliciosa estafa.

    https://www.pagina12.com.ar/102474-un-rayo-que-no-cesa

    Categorías: Noticias regionales

    SERGIO MORO: UN JUEZ ADIESTRADO POR EE.UU

    Mié, 18/04/2018 - 20:27

    por Martín Pique***

    El magistrado que ordenó la prisión para Lula, es un personaje de película.

    El 7 de septiembre pasado, fecha patria de Brasil y día en que se conmemora algo parecido a la independencia –un príncipe regente que rompe los lazos con las cortes de Portugal sin derramar sangre para conseguirlo- las carteleras de los cines brasileños exhibieron el poster de un estreno que prometía polémica.

    Se trataba de la película “Policía Federal. La ley es igual para todos”, film en el que se cuenta la acción de esa fuerza de seguridad en el combate a la corrupción. Uno de los protagonistas de la historia –no el central, pero con incidencia en la trama- era el juez federal Sergio Fernando Moro.

    Magistrado de provincias, nacido en Maringá, segunda ciudad del estado de Paraná (junto a Santa Catarina y Río Grande do Sul conforma el próspero sur del país), Moro saltó a la fama -y su nombre trascendió las fronteras de Brasil- tras condenar al ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva a 9 años y medio de prisión, y por, el último jueves, ordenar su detención.

    Graduado en Derecho en su ciudad natal, Moro se especializó en el combate a la corrupción ‘trasnacional’ tras cursar un programa focalizado en la cuestión en la universidad de Harvard.

    Desde ese momento –y al igual que otros dirigentes políticos y miembros del Poder Judicial de Sudamérica-, el juez federal de Curitiba no dejó nunca de viajar periódicamente a Estados Unidos.

    De hecho, suele decir que admira a los ex presidentes estadounidenses Theodore Roosevelt (promotor de la doctrina del garrote –‘Big Stick’- para consolidar la primacía estadounidense en el hemisferio) y Abraham Lincoln, ambos republicanos, al igual que Donald Trump.

    “Moro fue adiestrado en el Departamento de Estado. Viaja permanentemente a Estados Unidos. Moro sabe cómo ganarse la aprobación de Washington”, lo describió en una entrevista el diplomático brasileño Samuel Pinheiro Guimarães. ​

    Moro, la Embajada y la nueva ofensiva geopolítica de EEUU

    Con un padre ligado al Partido de la Social Democracia de Brasil (PSDB, centroderecha, más allá de su denominación), Moro es acusado por los dirigentes del PT de tener doble estándar a la hora de investigar a la dirigencia política. Le reprochan que a lo largo de su desempeño como juez de las ‘manos limpias’ –en la tradición del mani pulite italiano de los ’90- no puso ningún énfasis en la dirigencia del PSDB, al que pertenecen Aécio Neves y Fernando Henrique Cardoso.

    Moro, se sabe, es el arquitecto jurídico de la investigación del ‘Lava Jato’, la trama de desvío de fondos, financiamiento partidario, direccionamiento de obras públicas y enriquecimiento personal de algunos dirigentes políticos que se montó sobre los recursos de la empresa más grande de América Latina, la petrolera brasileña Petrobras.

    Una de las claves de toda la persecución judicial de esas maniobras es la utilización de la figura de la “delación premiada”, que prevé reducciones de penas para los supuestos ‘arrepentidos’ que aporten datos sobre hechos de corrupción.

    Esta figura jurídica también está siendo usada para investigar los pagos de sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht, de notable expansión en América Latina durante el último decenio.

    Hasta tal punto creció Odebrecht en la primera década del siglo XXI que quedó a cargo del reacondicionamiento del puerto cubano de Mariel. Con la ampliación del canal de Panamá, Mariel apuesta a convertirse en el principal punto de aprovisionamiento y transbordo para los barcos de gran calado que naveguen por esa parte del Caribe.

    Que tanto Odebrecht como Petrobras hayan quedado bajo la lupa de la Justicia refleja que Estados Unidos resolvió, como prioridad de su política exterior en Sudamérica, poner un límite a la influencia que Brasil estaba asumiendo en América Latina.

    No es casual que uno de los cortocircuitos más graves entre la administración de Dilma Rousseff, del PT, y Washington haya tenido lugar en 2013, tras la difusión de las filtraciones de documentos secretos por parte de Edward Snowden, el ex contratista de la CIA y consultor de la NSA, las dos agencias de inteligencia de EEUU.

    Snowden demostró que la NSA había logrado interceptar de modo permanente la red informática privada de Petrobras. Así recolectó datos de millones de mails y llamadas telefónicas vinculadas al funcionamiento de la petrolera.

    No se descarta que buena parte de esa documentación –obtenida de modo ilegal- haya contribuido de modo determinante a los primeros avances de la investigación del ‘Lava Jato’. Todo ese proceso coincidió con la llegada a Brasilia de la ex embajadora de EEUU en Brasil, Liliana Ayalde, hija de un médico colombiano radicado en Estados Unidos y reemplazada por otro diplomático, también de carrera, Michael McKinley (se desempeñó en como embajador en Afganistán, Perú y Colombia).

    A principios de 2017, Ayalde fue designada Directora Civil Adjunta para Asuntos de Política Exterior del Comando Sur del Ejército estadounidense.

    Ayalde supo estar a cargo de la USAID (agencia de cooperación internacional de EEUU). Sus antecedentes como diplomática generan sospecha en la izquierda latinoamericana: mientras estuvo al frente de las embajadas estadounidenses en Paraguay y Brasil se produjeron los derrocamientos, a través de la vía parlamentaria, de Fernando Lugo y la propia Rousseff.

    “Ayalde actuó con gran fuerza durante el golpe de Estado que ocurrió en Paraguay. Ahora se encuentra en Brasil, utilizando el mismo discurso, argumentando que la situación (en Brasil) ya no puede ser resuelta por las instituciones brasileñas”, advertía hace más un año Carlos Martins, profesor de Sociología en la Universidad de San Pablo. Tres meses después de esa advertencia el Senado de Brasil concretaba el desplazamiento de Rousseff.

    Moro conoce los vericuetos de la cooperación con Estados Unidos. Incluso había hecho trascender que en 2018 podría tomarse un año sabático para estudiar en el país del norte. “Moro es un sheriff de provincia que está cumpliendo con la función que el poder real de Brasil le ha otorgado para sacar del juego a Lula. Detrás de él, es evidente, está el Departamento de Estado estadounidense, aseguró en diálogo con Tiempo el periodista argentino Diego Vidal, residente en el estado norteño de Sergipe.

     “A diferencia del proceso del mani pulite italiano, que tuvo como consecuencia el final de los partidos políticos tradicionales, Moro no toca a ningún referente de los partidos tradicionales de Brasil:  es alguien que va sólo por el PT. Estudió en Estados Unidos y es evidente que importó desde allí todos los conceptos que está utilizando”, analizó el periodista Darío Pignotti, también argentino, corresponsal del diario Página/12 en la ciudad de Brasilia.

    Moro, en suma, está en el centro de la tormenta. Es un protagonista, un duro. Casi como en el cine.

    ​https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/69104/sergio-moro-un-juez-adiestrado-por-ee-uu​
    Categorías: Noticias regionales

    UN GOBIERNO DE LA NEGACIÓN

    Mié, 18/04/2018 - 19:52




    Por José Pablo Feinmann***

    John Ford, en uno de sus mejores films, El hombre que mató a Liberty Balance, de comienzos de los sesenta, con John Wayne y James Stewart, y varios de sus magníficos secundarios como Lee Marvin, Edmond O´Brien, John Carradine, Vera Miles y Andy Devine, presenta a tres periodistas de New York que le hacen un reportaje al senador Stewart.

    Al final, uno pregunta al otro:

    –¿Qué vas a imprimir?

    –En el Oeste se dice: cuando la leyenda sea más fuerte que el hecho, imprima la leyenda.

    Cuando la negación del hecho sea mayor que éste, hay que aceptar como verdad la negación. Es una versión del famoso apotegma nietzscheano

    ​​

    “No hay hechos, hay interpretaciones”.

    El Gobierno parece decidido a apelar a este recurso. Por ejemplo: si hay inflación, negará que la haya. Si hay despidos, los negará. Si hay cierre de pequeñas y medianas empresas, negará que los haya.

    Hasta una meta-fuente del Gobierno como la ex esposa del funcionario Darío Lopérfido negará las cifras consagradas del Holocausto. Es un gesto de amor post-divorcio. Sucede que Lopérfido tuvo un problema de cifras sobre el genocidio argentino y entonces hay que demostrar que todo genocidio ha hecho mal las cuentas. Aquí está, pues, su ex para defenderlo y afirmar que también el Holocausto extravió sus números. ¡Meterse en un tema tan espinoso por amor a un ex! Donde hubo fuego, arden cenizas. Que también pueden leerse como una amistad perdurable. ​ La famosa jueza Servini de Cubría acaba de negar al peronismo, interviniéndolo. La maniobra es claramente funcional al gobierno. Se trata de desprestigiar al peronismo. Echar sombras a la oposición. Si se ha creado un arco opositor, y si su eje es el peronismo, ​y si el eje del eje es CFK ya se tiene el dibujo de la oposición que el Gobierno quiere quebrar por medio de una justicia adicta. Y también de un poder mediático más que adicto, propio. Es un poder muy poderoso, valga la redundancia, pero sucede que la redundancia es precisamente redundante pues el poder del Gobierno es mucho más que político, es también judicial y mediático, además de legislativo y ejecutivo. Ese poder se encuadra en lo que Heidegger llama “el señorío de los otros”. Bajo ese señorío vivimos hasta el agobio. El único que no se puede imponer compulsivamente es el poder de los economistas. Porque no pueden decretar que los precios no suban, que los sueldos bajen, que las jubilaciones aumenten. Pueden negarlo, sí. Y eso hacen. Pueden decir que sus contrarios mienten. También lo hacen. Y así siguen aumentando su poder. ​A través del poder mediático consiguen volver creíbles sus falsedades. Total, ya no hay falsedades. Imprima la leyenda. La leyenda es lo que “se dice”. Ya John Ford lo sabía. Era una de las leyes del Oeste.

    Es un Gobierno de la negación. Desde este punto de vista es hegeliano. Toda negatividad es afirmación de sí mismo. Tengo que negar lo que me niega para afirmarme. Si se dice que hay inflación, eso niega mi buena gobernabilidad en el plano económico. Tengo que negar eso. No hay inflación. Aquí me afirmo a mí mismo. Así, el Gobierno, antes que posmoderno, es dialéctico y hegeliano. Negando lo que me niega me afirmo a mí mismo. Luego lo publico abrumadoramente, lo vuelvo en leyenda y lo publico a través de mi poder mediático adicto. Aquí me transformo en posmoderno. Hay que apelar a todos los recursos.

    No bien uno abre un libro del filósofo de moda se encuentra con las citas que hay que citar, con los libros que hay que leer y hasta con el tamaño que debe tener la mercancía a comercializar. Hagan la prueba. Abran un libro (que será pequeño) del surcoreano Byung-Chul Han. De inmediato, una cita de Nietzsche. Y si es –la cita– de Consideraciones intempestivas. Y si es de la Nº 2, todo cerrará perfecto. Vivimos todavía los tiempos de la agresión a la Historia. Nietzsche sigue de moda. Las intempestivas también. Y sobre todo la Nº 2. Ya está. Ya se tiene pasaje de posmoderno, algo que todavía vende. Los libros de Byung-Chul Han tienen de todo. Son breves, pero contienen mucho. Como el macrismo. Sólo le faltan los globos. Pero sus tapas son muy coloridas. El neo-liberalismo sonríe y baila a lo largo y ancho del mundo. Si lo necesita a Hegel, lo usará. Pues niega lo que no gusta de sí mismo. Y a otra cosa.

    ​https://www.pagina12.com.ar/108264-un-gobierno-de-la-negacion​
    Categorías: Noticias regionales

    EL CRIMEN FERPECTO

    Mié, 18/04/2018 - 19:41

    Por Marcelo Figueras***

    Señoras y señores, no tengan duda: esto es un asalto.

    Durante siglos criticamos la mentira desde la ética y la religión. “Los labios que mienten son una abominación para el Señor, pero los que lidian con la verdad son su deleite”, dice el Libro de los Proverbios. Mentir era deshonesto, simplemente, y la deshonestidad era pecado. No estaba bien engañar al prójimo. Todavía hoy el mundo entero considera la estafa —esto es, la mentira deliberada que se perpetra para obtener un rédito— como un delito. Nuestra especie coincide al respecto, sin distinción de fronteras ni de latitudes: la mentira profesional es uno de los nombres del crimen.

    En los últimos tiempos hubo otras aproximaciones al fenómeno. En su libro Mintiendo (2013), el neurocientífico Sam Harris lo rechaza en términos de la teoría de la información: “Al mentir, le negamos a nuestros amigos el acceso a la realidad. Y la ignorancia consecuente los dañará a menudo de formas que no habíamos anticipado. Nuestros amigos pueden tomar decisiones basadas en nuestras falsedades, o fallar a la hora de resolver un problema que habrían resuelto fácilmente sobre la base de buena información”. Mentir puede sernos natural, admite Harris, pero sucumbir a esa compulsión sería la receta del caos. En medio de una red de mentiras, el mundo se retrotraería a la Babel bíblica y nadie podría entenderse, porque todos estaríamos hablando de irrealidades sin correspondencia con los hechos.

    El problema es que nunca fue más fácil mentir —o bien equivocarse por culpa de una información errónea— que en estos tiempos. En otras eras, la verdad era aquello que habíamos certificado como tal a través de la experiencia directa. Ahora damos por verdadero un cúmulo de informaciones que nos llegan a través de medios electrónicos, lo asumimos como tal por obra de un acto de fe o, si se prefiere, como parte de un contrato tácito: dado que no podemos desempeñarnos en este mundo contando tan sólo con información de la realidad inmediata, confiamos en una red de medios electrónicos que nos dice qué está ocurriendo más allá de nuestra vista y de nuestra audición.

    Nuestra dependencia de estos datos es cada vez mayor. Y la red crece a pasos agigantados, prácticamente sin control. Hace pocas horas el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, debió comparecer ante el Congreso de su país para hacerse cargo del robo de información de millones de usuarios; una de las consecuencias del escándalo suscitado por Cambridge Analytica, consultora que robaba data de FB para manipularla en beneficio de sus contratantes. Esta es una tendencia que se impone en las redes: apelamos a ellas en busca de información sin la cual se dificulta vivir en el mundo de hoy, y ellas nos devuelven: 1) Tan sólo lo que queremos oír, reafirmando nuestros prejuicios, y 2) Una manipulación efectiva, basada en un uso científico de nuestros perfiles, para empujarnos en una u otra dirección de acuerdo al postor de turno.

    Zuckerberg admitió a regañadientes que es hora de regular las redes (no lo presionaron mucho; según Trevor Noah de The Daily Show, lo trataron “del modo en que los ricos castigan a sus hijos”), pero al mismo tiempo presentó una defensa pasivo-agresiva digna de ser llamada macrista: la culpa de la manipulación, dijo, la tendrían los usuarios, que entregan demasiada información al sistema por propia voluntad. Y uno que, ingenuamente, se había creido eso de que las redes sociales estaban para socializar…


    Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook que gentilmente ‘cedió’ nuestra información: “Quién, ¿yo?”

    La tarea de regular las redes parece por encima de las posibilidades de nuestros Estados, cada vez más debilitados en su función de contralor. (Juan Carlos Tealdi dice que desde hace décadas, el rol de Estados Unidos en el orden global ha sido precisamente “el de garantizar el imperio de las corporaciones frente a los estados-nación”.) Pero eso no torna menos necesaria la regulación, en un mundo que desarrolla realidades virtuales más y más convincentes, para entretener al usuario que ya ha sido reducido a la condición de mano de obra barata mientras se lo explota como consumidor.

    Ya que no podemos desvirtualizar nuestras realidades, deberíamos asegurarnos de que las redes protejan la información personal y de que su contenido se atenga a patrones de verdad certificable, en vez de convertirse en un paraíso fiscal de las fake news. No olvidemos esto que Orwell también había previsto en 1984: a los empleados del Ministerio de la Verdad se los obligaba a reescribir viejas noticias con la excusa de que contenían errores, cuando lo que hacían en realidad era falsear la historia para acomodarla al relato del Big Brother.

    Le daré a Zuckerberg el beneficio de la duda, y pensaré que cuando inventó Facebook con máquinas que hoy darían risa no imaginaba que su herramienta —y las que la sucedieron, cada una con sus variantes— se convertiría en un Caballo de Troya tecnológico, que le permite a los poderosos de este mundo meterse en nuestras cabezas y manipularlas a piacere. Pero eso es lo que ocurrió y lo que está ocurriendo. La tecnología habilita a quienes están en condiciones de usarla —por capacidad o por dinero— para crear realidades alternativas que son más seductoras y persuasivas que las realidades reales. Y, en consecuencia, las verdades se devalúan. ¿Quién hubiese pensado que en el sistema judicial las pruebas de un crimen dejarían de ser esenciales, para convertirse en —Pato Bullrich dixit— un ‘detalle’?

    En su soberbia de tech savants con ínfulas de nuevo rico, los Zuckerbergs de este mundo le dieron al poder real la herramienta con que venía soñando: un modo práctico y eficaz de influir sobre cada votante y su familia entera, durante las veinticuatro horas de todos los días del año. ¿Y quién está haciendo el uso más osado de esta herramienta?

    Un tipo de hombre para quien mentir es tan natural como respirar.


    Escúchame entre el ruido

    Tanto nuestro país como los Estados Unidos están formalmente en manos de empresarios peculiares: nacidos en la riqueza, heredaron fortunas al tiempo que aprendían que, para multiplicarlas ad infinitum, no necesitaban producir nada. Suelen irla de contratistas, porque no hacen nada más que contratar a otros para que construyan algo mientras embolsan la diferencia entre el presupuesto pactado y el real; compran empresas para vaciarlas y trasladar las deudas al Estado; evaden impuestos con un descaro que avergonzaría a Al Capone y hacen una industria de los juicios contra el erario público. Ninguno de ellos sabe lo que es fabricar algo, un objeto sobre el que depositar el orgullo de lo hecho siguiendo normas de excelencia. (La Trump Tower se incendia cada dos por tres… ¡Ya tiene muertos en su cuenta!) Lo único que saben es echar a correr el contador de sus cuentas bancarias, lo cual explica su approach al poder político: lo abordan como un recurso más para eliminar trabas legales y lograr que el contador gire más rápido, agregando ceros por la derecha.

    Para ellos la mentira no es tal cosa, sino el lenguaje de los negocios. Así como naturalizamos que el agua caliente sale del grifo de la izquierda, ellos asumen que el dinero se gana mintiendo: al Estado, al consumidor, a los bancos, a los socios, al fisco, a sus trabajadores. Una cosa es consecuencia inevitable de la otra. ¡Toda su experiencia vital funciona como evidencia de este aserto! En su libro A Higher Loyalty, publicado en Estados Unidos durante estos días, el ex jefe del FBI James Comey define al Trump con quien trabajó como un hombre “sin lazo alguno con la verdad”.

    Durante el juicio Irving versus Deborah Lipstadt y Penguin Books (2000), el juez Charles Grey preguntó lo siguiente: ¿hay diferencia entre un negacionista del Holocausto (como Lipstadt decía que Irving era: alguien que oculta y banaliza información a conciencia, con el objetivo de quitarle peso a un hecho histórico) y alguien que cree sinceramente que el Holocausto no existió o no fue así? En el segundo caso no existiría alevosía, sino mera ignorancia. Que en buena medida es el caso de estos sujetos. Su ceguera en materia de ética es tan flagrante como su carencia de empatía.

    Pero, aun dentro de sus limitaciones, consiguen ser persuasivos. Durante ese juicio el profesor de Cambridge Richard J. Evans definió a Irving de este modo: “Era como un estudiante tonto que no escucha. Si no conseguía la respuesta que buscaba, se limitaba a repetir la pregunta”. Lo cual recuerda al juez Moro, en su incapacidad de metabolizar las negativas de Lula sobre la posesión del bendito apartamento. Hablamos de gente que hace un estilo de la mezcla entre la repetición obsesiva y la negativa a hacerse cargo de los datos que no le convienen; la experiencia les ha demostrado que el truco, aunque primitivo, funciona. Deben creerse hechiceros: improvisan fórmulas mágicas que hacen que los números les respondan — mentiras que se vuelven reales en sus cuentas bancarias. Su poder, sin embargo, se agota ahí. Si un mago de verdad les vedase el uso de la porción del lenguaje que destinan a vender y venderse —venta fraudulenta, como todo lo que hacen—, probablemente quedarían mudos, porque no saben hablar de nada más.



    El aceite de serpiente, decían los charlatanes, lo curaba casi todo.

    Su condición de mentirosos full time los pone en posición competitiva para liderar un sistema donde ya no hace falta sustentar lo que se afirma, mediante prueba o argumento lógico. Por eso dicen lo que hay que decir, lo que sus sustentadores quieren escuchar, aun a sabiendas de la que la realidad los desmentirá. (Por la mañana, el jefe de gabinete Marcos Peña Braun dice que la inflación está bajando. Por la tarde el INDEC sostiene lo contrario y ofrece números que lo prueban. Nadie se despeina y Peña Braun menos aún. Debe usar mousse de importación.) Lo evidente es que captaron mejor que nadie la forma en que circulan las ideas en el mundo virtual: acá ya no hay esgrima alguna, no existe más el intercambio de fintas, tampoco hay uno-dos-tres como en el box, ¡ni siquiera existe el uno-dos! Lo que tiene lugar es una sucesión de golpes aislados, que vienen de todas partes y no cesan nunca, tornando inútil toda respuesta por certera que sea.

    Recuerdo una frase que Peña Braun tiró al principio, cuando —si no me equivoco— ya habían ganado pero aún no habían asumido el gobierno. Dijo algo así como: No van a poder creer lo que está pasando. En aquel momento encendió mis alarmas, me pregunté de qué estaría hablando. Con el tiempo lo entendí. Se refería al estilo Cambiemos de hacer política desde la Rosada, de innegable efectividad (aunque de corto efecto en términos historicos): mientras se comportan como Alí Babá en posesión de las llaves de Fort Knox, tornan imposible que la oposición construya un cuestionamiento lógico que prenda en la opinión pública. Cuando alguien les replica, ofrece pruebas o información e intenta argumentar del modo tradicional, ellos ya no están ahí. El cuestionamiento o la desmentida ya no obtienen centimil ni cámaras ni micrófonos, condenadas al silencio o la intrascendencia.



    “¡Señor, Señor, cuán subyugados estamos nosotros, los viejos, por este vicio de la mentira!” (William Shakespeare.)

    Así operan: dicen lo que les conviene decir de la forma más simple posible —ellos en persona o su legión de satélites mediáticos— y pasan a otro tema, al que aplican el mismo mecanismo. El hecho de que dispongan de tantas bocas propaladoras (medios gráficos y electrónicos, trolles en las redes) es esencial a la hora de multiplicar el ruido.

    Porque eso es, en esencia: no ideas, no información sino ruido, un acople ensordecedor destinado a distraer, a molestar. ¿Quién puede pensar cuando suena una alarma que no se apaga?

    Ese fue el rasgo que me trajo a la mente La invasión de los usurpadores de cuerpos (1978): no el original de Don Siegel, sino la remake de Philip Kaufman. Allí, cuando quieren señalar y reducir a un enemigo, los extraterrestres que adoptaron forma humana emiten un grito escalofriante que paraliza, desde que impide pensar con la velocidad necesaria para sobrevivir.

    La analogía entre el film y este gobierno puede extenderse a otras áreas.


    El mejor truco del Diablo

    Dentro del ruido polifónico que emiten a diario, los orcos del PRO cuelan palabras que repiten como martinetes: república, justicia, transparencia, mérito. Esa repetición compulsiva, sumada al divorcio entre lo que promulgan y la realidad —hasta sus defensores enconados saben que esta democracia está floja de papeles, que la justicia es ineficiente y sesgada, que a la transparencia también te la debo y que la herencia no constituye mérito—, tiene por consecuencia la desnaturalización de esas palabras, que dejan de significar aquello que el diccionario les atribuye. Pocos días atrás, la escritora Claudia Piñeiro se quejó en Diputados de que, al decir que ellos están del lado de la vida, los antiabortistas se apoderaban de una palabra clave. “Nosotros también estamos del lado de la vida”, dijo. “No permitamos que nos roben una palabra”. A los orcos del PRO no les interesa robarse palabras: lo que hacen, más bien, es dinamitarlas por dentro para que ya no signifiquen nada.

    Esa estrategia también la aplican, corregida y aumentada, al gobierno todo. (En esto tampoco son originales, sino funcionales a una política regional.) Durante el siglo XX, los ejecutores de esos planes sobre Latinoamérica eran los militares. Tenían sus ventajas: ordenados y faltos de imaginación, no poseían más ambición que la de prolongar su estancia en el poder pero, de todos modos, cuando les bajaban el pulgar se iban a casa sin chistar. El tema es que venían de fábrica con una contraindicación machaza: expresaban un estado de excepción, un desvío que no podía eternizarse. Más temprano que tarde la magistratura debía volver a manos civiles, reiniciando los problemas con el populismo.

    La nueva oleada neoliberal expresa una versión perfeccionada de ese designio. Con los militares descartados como mascarón de proa, el poder real apeló a aquellos bien cortados para concitar la atención en el escenario virtual: la versión contemporánea de los vendedores de aceite de serpiente que todo lo cura, pastores electrónicos de la religión de sí mismos o de un bienestar para el que no hay que esperar a la otra vida, sino apenas al segundo semestre. Sus rasgos esenciales son psicopáticos —incapacidad total para empatizar con otros— pero se los morigera a través de rasgos que se acentúan para humanizarlos: la cabellera de Trump, la ubicuidad de Juliana y de Antonia Macri, que según la revista Hola “viven para acompañarlo y le dan la paz y la energía positiva que necesita en los momentos difíciles”.


    Una vez al comando de los medios omnipresentes y con la Justicia en sus bolsillos, estos pícaros de feria colonizaron mentalmente al sector voluble de la población votante —la gente que define una votación para uno u otro lado— y llegaron al poder por vía de elecciones o trampas al sistema legal que ni siquiera disimularon. (Simplemente las ejecutaron y subieron el volumen al mango.) Ya asentados en la Primera Magistratura, procedieron a desmontar la democracia por dentro. Por una parte, en lo que a Argentina respecta se están llevando hasta los cimientos del edificio y el polvo que los rodeaba y la capa de piedra profunda que les daba estabilidad. (Esto no es ruido, es evidencia. Tiro cuatro títulos, nomás: deuda externa, Correo, tierras y acuíferos del sur, blanqueo.) Por la otra, están desmontando las posibilidades prácticas y legales de revertir este proceso cuando cambie el signo del gobierno, desde el interior mismo de la maquinaria del Estado.

    Lo que hacen es abusar del fair play democrático —que nada tiene de fair, desde que cuentan con todos los fierros que compran el dinero y el apoyo efectivo de EE.UU.— para pervertir la misma democracia que fueron elegidos para desplegar. Son un gobierno legal por origen pero ilegítimo por práctica, dado que usan el sistema para hacer algo que contraría todas las razones por las que fue diseñado de ese modo: en lugar de usar el peso del Estado para nivelar el juego y defender los derechos de todos los ciudadanos, lo emplean para garantizar sus propios negocios; en lugar de colaborar con la Justicia para que vele por los de menos recursos y equilibre la balanza, la prostituyen para que sirva a los poderosos; en lugar de cuidar los intereses de todos los argentinos, rematan hasta el futuro de los que aun no nacieron, empezando por la descendencia de sus propios votantes.

    Democracia en los papeles pero aristocracia en la calle, porque no gobiernan para el pueblo sino para privilegiados. Este es el rasgo genial de la estratagema que llevan a cabo: están haciendo lo que se les canta el culo, pero —qué ironía— jugando con las reglas que la política estableció para marcarles límites. Me recuerda la frase de Baudelaire en Le Joueur Généreux, que Christopher McQuarrie retomó en el guión de Los sospechosos de siempre (Bryan Singer, 1995): “El mejor truco del Diablo fue convencer al mundo de que no existía”.

    El historiador Ezequiel Adamovsky dijo en Twitter hace pocos días: “Es un golpe de nuevo tipo el de Brasil”. (Si quiere cambiar Brasil por el nombre de otro país latino, permítaselo.) “La dictadura del capital se afirma desembozadamente a través de las instituciones fundamentales de la democracia liberal. La arbitrariedad se consuma a través de la ley”.

    ¿Dictadura? Qué va. Estamos en democracia, ¿o no renovamos autoridades periódicamente? La dictadura no existe.


    El crimen ferpecto

    Tan confiada está la ‘administración’ Macri en su mano ganadora, que ni siquiera guarda las formas. El ciudadano común no necesita leerlo en Clarín y La Nación para comprender que todo está peor. Lo vive a diario, no tiene forma de ignorarlo aunque quiera engañarse. Macri no cumplió ninguna de las promesas formuladas en campaña, a excepción de aquellas dirigidas a su grupo de pertenencia. Y nada indica que ese incumplimiento se deba a las dificultades del ejercicio del poder. El ex Ministro de Economía Adolfo Prat Gay ya confesó que la abolición del impuesto a las ganancias, cacareada por el gallinero PRO en la previa de la elección, jamás formó parte de su plan de gobierno.

    Desde que está en la Rosada, no ha aceptado responsabilidad en ninguna de las barbaridades que suceden. Esto forma parte del ADN del macrismo: la culpa la tienen siempre otros — Franco Macri, Rousselot, los K, la lluvia, River, el mar que es demasiado grande, los pibes que desoyen la voz de alto, los mapuches, los organismos de DDHH que no saben contar, los ciegos que no ven el crecimiento manifiesto, las feminazis violentas, Julian Assange, los super chinos, los docentes, los bancarios, los morochos que compran perfumes caros y no tienen el recibo a mano, el Papa, Verbitsky, Milagro Sala, el Indio Solari, el INDEC, los locos del Borda, los científicos que quieren vivir becados, las universidades que están de más, Gils Carbó y Justicia Legítima y Rafecas y la fiscal Boquin…

    El mecanismo funciona porque existe un sector de nuestra sociedad para el cual el ruido ensordecedor es música: un canto de sirenas, como aquel que en La Odisea encantaba a los navegantes para que olvidasen el timón, encallasen sus barcos y terminasen devorados. Estos ciudadanos toman ruido por música del mismo modo en que confunden el placebo que les venden con la cura a sus males; el deseo de que así sea —una necesidad falsa, artificial, que los medios alimentan 24/7— es más fuerte que la realidad. Los mercachifles de Cambiemos persuadieron a esta gente de que conservarían e incluso potenciarían el bienestar de la era kirchnerista, a la vez que arrasarían con todo lo que del kirchnerismo les producía urticaria. (Básicamente, su peronismo.) Estos clientes ya perciben que el elixir que compraron más de una vez no causa efecto, pero ahora es tarde. Ya se convirtieron en adictos. Entendieron que están enganchados a una sustancia tóxica, pero aun así la necesidad de creer en sus propiedades milagrosas sigue creciendo aunque el high dure cada vez menos y —uh oh— ya no les quede otra que robarle a la abuela para garpar una dosis.

    (Algún día quiero pensar sobre la negación que expresa parte de nuestra sociedad, de intensidad patológica. Siempre me impresionó esa anécdota que figura en el libro de Grinberg Cómo vino la mano: cuando Pappo metió en la casa de Spinetta en Vicente López a un par de hippies jodidos que le pintaron No, No, Te niego por todas partes. Ahí nomás ocurrió la dictadura, que perfeccionó esa forma suprema de la negación que es la desaparición de personas. Ahora que estamos repitiendo la tragedia como farsa, hay miles de ciudadanos que le dicen No, No, Te niego a los peronistas, volviendo a soñarlos desaparecidos. Este impulso de muerte, esta violencia que a gatas logran contener, sigue desconcertándome. Como expresa una nena en mi novela El negro corazón del crimen, haciéndose eco de lo que ya preguntaba Julio Troxler en la peli Operación masacre: “¿Por qué nos odian tanto?”)

    La era del vendedor de aceite de serpiente contemporáneo terminará un día, como pasó la era de los militares; y entonces el poder real buscará otros mercenarios que mandar al frente de batalla. Mientras tanto, los mentirosos consumados siguen convencidos de haber cometido el crimen perfecto. Algo de razón les asiste: han logrado usurpar la democracia, disfrazándose hábilmente de lo que no son del mismo modo en que los aliens de la peli de Kaufman producían dobles perfectos de los humanos, indetectables como falsificación — salvo, claro, por el mismo defecto que deschava a nuestros gobernantes: por mucho que se parezcan a nosotros, los diferencia el hecho de que no sienten emoción alguna, de que son incapaces de vibrar en sintonía con otros. Como alguna vez dijo Lincoln, que era un político sagaz y pragmático pero ante todo honesto: “Se puede engañar a alguna gente todo el tiempo, y a toda la gente durante algún tiempo, pero no se puede engañar a toda la gente todo el tiempo”.

    Tarde o temprano, el sector de nuestra sociedad que le devolverá el triunfo a la oposición le dirá al macrismo lo de Nietzsche: “No me molesta que me hayas mentido. Lo que me molesta es que, de aquí en adelante, ya no podré volver a creerte”. Entonces los mentirosos profesionales asumirán que lo suyo no fue un crimen perfecto, sino apenas un crimen ferpecto, a la manera esperpéntica de la peli de Alex de la Iglesia.

    Y marcharán presos.

    https://www.elcohetealaluna.com/el-crimen-ferpecto/

     

    Categorías: Noticias regionales

    EDISON LANZA: LEY DE MEDIOS DE URUGUAY ES LA NORMA CON MAYOR IMPUGNACIÓN DE LA HISTORIA PERO SUPERÓ EL TEST DE CONSTITUCIONALIDAD

    Mié, 18/04/2018 - 10:35

    Por OBESERVACOM

    La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) “ha sido la ley con mayor impugnación de la historia”, no obstante, superó el “test de constitucionalidad” en más del 95% de los recursos, aseguró el Relator para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza a El Espectador.

    Incluso el propio ex Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Pérez Manrique, había afirmado en 2016 que “de unos 200 artículos (que tiene la ley) hemos declarado inconstitucionales unos pocos artículos, y esos artículos no hacen a lo que es la estructura de la ley. Es decir, la estructura en cuanto a derechos de los usuarios, la estructura en cuanto a la creación de un organismo independiente y con integración multisectorial… ha superado el test de constitucionalidad, así como la gran mayoría de la norma”.

    Lanza además señaló que “si se aplicara la Ley de Medios, Uruguay se convertiría en el primer país de América del Sur con tener un organismo con tantas garantías de autonomía e independencia del poder político y económico”, en alusión al Consejo de Comunicación Audiovisual, organismo responsable de la fiscalización y aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

    Hasta el 14 de abril, el Parlamento abrió el período para recibir aspirantes para ocupar uno de los 4 cargos (de 5 que tiene el organismo) que elegirá la Asamblea General.

    En su Informe Anual 2017, la Relatoría Especial de la CIDH advirtió acciones realizadas por la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC) para aplicar e implementar la LSCA, en particular, controles sobre la tanda publicitaria y protección de la niñez.

    “Al cierre de este informe se había constituido la Comisión Honoraria Asesora de Servicios de Comunicación Audiovisual (CHASCA). Sin embargo aún no había sido aprobada la reglamentación de la ley y permanecía pendiente la puesta en marcha de la institucionalidad prevista para su implementación integral”, señala el informe.

    https://mailchi.mp/observacom/edison-lanza-ley-de-medios-de-uruguay-es-la-norma-con-mayor-impugnacin-de-la-historia-pero-super-el-test-de-constitucionalidad?e=8b47f2a3b5

    Categorías: Noticias regionales

    LULA NO ES PERÓN, BRASIL NO ES ARGENTINA

    Mar, 17/04/2018 - 20:25



    Por Nicolás Cabrera***¿Por qué en Brasil no explota un reclamo enérgico por la liberación del ex presidente que, según la revista Time, obró “un milagro”? ¿Lula da Silva perdió el apoyo de sus bases o lo siguen sectores que no recurren a la protesta social?


    Pasa todo eso, y más: el país vecino sale a la calle para celebrar el carnaval, el fútbol y la religión. A diferencia de la Argentina, no hace de las manifestaciones políticas un espejo donde mirarse, y la persecución a dirigentes populares genera miedo entre la militancia petista.
    Fotos Mídia Ninja

    Roberto Da Matta dice que, como toda nación, Brasil tiene rituales con los se imagina a sí mismo. Además del carnaval y el fútbol, están las procesiones religiosas. No es de extrañar en un país que se arroga la nacionalidad de dios. A diferencia de Argentina, Brasil no hace de las manifestaciones políticas un espejo donde mirarse. Hoy, en su convulsionada coyuntura, esa ausencia se torna pregunta ¿por qué no se avizora un reclamo masivo y enérgico por la liberación de un ex presidente que se retiró con un 80% de imagen positiva y hoy encabeza todas las encuestas para las elecciones de octubre?

    São Bernardo do Campo. El presidente más importante de los últimos 80 años de la historia de Brasil se despide con una misa. Como buen devoto del evangelio lulista asisto a la procesión. Un obrero semi analfabeto, enaltecido por otro obrero, se abre paso entre un mar rojo inundado de ofrendas y lágrimas. Llueven flores, palabras de aliento y promesas de lucha para un Lula que se pierde por la casa de los trabajadores del metal. Conmueve. Pero una vez desatados los nudos de la garganta en mi cabeza martilla otra idea: no somos más de 10000 personas presentes. Y la mayoría pertenecen a la militancia orgánica del PT y los movimientos sociales que son la columna vertebral del lulismo, los que no tienen: los Sin Techo, los Sin Tierra, los Sin Miedo. Lula se despide rodeado de su minoría intensa.

    Ahora está preso. La sociedad brasilera agudiza sus divisiones pero sin llegar a grandes protestas públicas o violentos enfrentamientos. En medio de la solidaridad internacional y la Lulamania debe hacerse espacio para algunas preguntas tan antipáticas como necesarias. ¿Qué quedó de aquel capital político que transformó a Lula, según la revista Time, en el líder más influyente del mundo en 2010? el mentor del “milagro brasilero”? ¿Perdió el apoyo de su base social o simplemente lo siguen sectores que no salen a la calle? Si, como sostuvo Pablo Gentili, Lula se asemeja a Perón, ¿por qué no vive su 17 de Octubre?

    Entre Lula saliendo del Palacio del Planalto y entrando a la cárcel de Curitiba pasan, entre otras cosas, los gobiernos de Dilma. La ex presidenta es electa en 2010, en primera vuelta, con un 46,8% de votos. Para su reelección suda la gota gorda y gana por una escueta diferencia de tres puntos en el segundo turno. El mapa electoral queda partido en dos bloques asimétricos: las regiones pobres, indígenas y negras del norte y nordeste se pintan de rojo; los polos industriales, administrativos y blancos del centro oeste, sudeste y sur se plantan como oposición. El saldo es positivo en la matemática, no en la geopolítica.

    La televisión y la economía china son causantes del deterioro de la imagen de Dilma, pero a los pecados ajenos hay que sumar los vicios propios. En el primer gobierno el crecimiento de la economía se desacelera. Ya para el segundo se habla de recesión. Las “recetas” tomadas ajustan aún más el bolsillo del bastión electoral del PT, los sectores más postergados.

    En el medio, en 2013, una ola de protestas originadas en el precio del transporte toma rumbos inesperados: la derecha lo capitaliza y el PT lo sufre. Se allana el camino para dar el tiro de gracia a un gobierno debilitado. El 17 de abril del 2016 se consume un golpe de estado que deja a Dilma, Lula y todo el PT a la intemperie política. Los aliados de ayer hoy levantan el dedo inquisidor: unos incriminan a Lula en la justicia por la delación premiada; otros lo mandan a recoger lo cosechado por aliarse con Judas.

    Hay, al menos, dos problemas sociales que, tanto los gobiernos de Lula como Dilma, a pesar de sus inapelables méritos, no pueden o no saben controlar: la corrupción y la inseguridad. Dos caballitos de batalla maquinados hasta el empacho por el poder mediático pero no por eso menos sufribles y palpables en los sectores donde históricamente se fortaleció el PT. Cuando digo corrupción no me refiero al absurdo jurídico del Juez Moro que condena a Lula sin otra prueba que sus meras convicciones. Tampoco hablo del Mensalão o el Lava Jato. Me refiero a una corrupción vivenciada en la experiencia cotidiana de millones de brasileros: elefantes blancos como el estadio de la Amazonas, terminales de ómnibus abandonadas como en Betim, teleféricos oxidados como los de las favelas Complexo Alemão y Morro Da Providencia. Son sedimentaciones de una corrupción en el norte, en el interior, en las favelas. Allí donde el PT logró sus mejores conquistas. Esto tiene un efecto concreto: el desencantamiento. Y para el desesperanzado cualquier político cae en la volteada.

    Durante los gobiernos de Lula, al igual que en la Venezuela de Chavez, se quiebra un mito sociológico: a menor desigualdad, menor inseguridad. Lula deja un país muchísimo más justo, pero más violento. Desde 1980 hasta hoy, en Brasil viene creciendo de manera sostenida la cantidad de muertes por arma de fuego. Entre 2004 y 2014 fue la región del Nordeste la que más aumento las tasas de homicidio causada por arma de fuego. Las posibilidades de matar y morir no solo de distribuyen desigualmente por región, la gran mayoría de las victimas también comparten un perfil social: jóvenes, hombres, negros, pobres y moradores de favelas o periferias. Claro que no es algo nuevo. Lo que trato de decir es que los gobiernos del PT, pese a sus inobjetables conquistas, no pudieron desarmar una violencia estructural. En ese contexto, muchas víctimas del fuego cruzado hacen suyas las palabras de Sueli Carneiro: entre la izquierda y la derecha, continuamos siendo negros.

    Deterioro económico, escándalos de corrupción y violencia urbana han sido algunos de los problemas no resueltos por el PT que han desgastado su base social. Por decantación la imagen de Lula se perjudica. Aunque líder y partido no sea lo mismo, muchas veces se parecen. El resto lo viene haciendo el enemigo, porque como en el fútbol, los otros también juegan. Y hoy propone una contraofensiva virulenta. En el nombre de la justicia despliega una revancha salvaje. En el Brasil del Temer hay una persecución política a los dirigentes populares. Muchos de ellos son asesinados. En el año 2017 se registraron 9 casos. En solo 4 meses de calendario, el 2018 cuenta ocho víctimas fatales. El caso de la veadora Marielle Franco se dibuja en ese paisaje. Mucha de la militancia petista o de los movimientos sociales que todavía están con Lula tienen miedo. Miedo de una elite autoritaria y agresiva que se sabe impune. Que siempre mató y nunca fue juzgada.

    Hay toda una historia que traza posibilidades y límites. Es mentira que Brasil es una nación fundada sobre una armoniosa conciliación de clases o sobre una “democracia racial”. Desde Zumbi dos Palmares hasta Lula sobran ejemplos de revueltas conflictivas. Pero sí es cierto que la resistencia popular no acostumbra usar el derecho a la protesta pública como repertorio político de expresión. Como lo dije al principio, Brasil tiene otros rituales públicos en los que “lo colectivo”, sea la nación, la clase o la raza toman forma. El carnaval, el fútbol, la música y las procesiones religiosas van por esa vía. Son eventos más festivos que dramáticos, donde el orden establecido se ridiculiza con el mismo gesto que lo acepta.

    Argentina, en cambio, hace de la protesta social una marca identitaria. La plaza de Mayo lo materializa, lugar emblemático sin equivalente brasilero. Y en cada marcha sobrevuela una fe en que el orden puede y debe cambiarse.

    Lula no vive su 17 de Octubre porque no es Perón ni está en Argentina. Una obviedad para una pregunta absurda que no por ello deja de ser oportuna. Pero la respuesta no solo está en lo que Lula no es, sino también en lo que fue. Afirmar que el petiso nordestino fue el mejor presidente de la historia reciente del Brasil no significa que el pueblo irá a reclamar masivamente su liberación. Ojalá suceda, pero hoy, un dezessete de outubro parece ser más una fantasía trasnochado que una posibilidad realmente existente.

    http://www.revistaanfibia.com/ensayo/lula-no-es-peron-brasil-no-es-argentina/

     

    Categorías: Noticias regionales

    NICOLÁS LYNCH, ACADÉMICO Y POLÍTICO PERUANO: “NO ES SÓLO UNA CRISIS DE GOBIERNO, ES UNA CRISIS DE ESTADO”

    Mar, 17/04/2018 - 20:10



    Por Luca Guillén

    El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, renunció al cargo un día antes de realizarse en el Congreso el segundo pedido de destitución. A diferencia del primer debate de vacancia, en este caso “no sólo fue promovida por Keiko (Fujimori), sino por un conjunto de fuerzas en el Parlamento”, explica el sociólogo y ex embajador de Perú en la Argentina. En conversación con NODAL, Lynch analiza el proceso que llevó a la renuncia presidencial.

    – PPK llegó a la presidencia para renovar la política en Perú ¿qué pasó?
    No fue así, él no llegó para renovar la política, llegó para asentar una dominación neoliberal que estaba en crisis y para ello esperó formar una coalición de fuerzas de derecha pero no le fue posible. El fujimorismo, que es el otro gran partido de derecha, que controlaba el parlamento se le opuso desde un primer momento. Porque quería desplazarlo o hacer un gobierno de coalición, cosa que PPK no estaba interesado.


    – ¿La crisis se termina con la renuncia de PPK?

    No termina con la renuncia de PPK porque ésta es una crisis mayor, que no solo tiene que ver con un gobierno, sino con la democracia de élites y democracia de minorías que regresó en el año 2000 con el fin de la dictadura de Fujimori. Y que no ha podido darle al país ni bienestar ni participación. Entonces no solo es una crisis de gobierno, es también una crisis de régimen democrático y me atrevería a decir de Estado. Porque entra en cuestión el denominado “capitalismo de amigotes”, o sea que para hacer negocios había que tener buenos contactos en el Estado. PPK era un elemento central en esa articulación.

    -¿Qué rol tiene Keiko Fujimori en la crisis?
    -Un rol central porque ella empezó con este ánimo de vacancia
    (destitución). En diciembre fue su partido el que tuvo la iniciativa, sin embargo sus diferencias con PPK no son programáticas. Ambos plantean el modelo neoliberal. Son personales. Es el quítate tú para ponerme yo. Keiko Fujimori no tiene más ambición que poner a su partido en el gobierno.

    -Quienes promueven la vacancia tienen menos credibilidad en la ciudadanía que PPK ¿qué puede pasar ahora?
    -En este segundo momento de marzo la vacancia ya no solo fue promovida por Keiko, sino por un conjunto de fuerzas en el Parlamento: de izquierda, de centro, de derecha, y que no podían hacer otra cosa frente a la acumulación de escándalos de corrupción. Y por último, las grabaciones que salieron en el día de ayer sobre intentos de funcionarios de este gobierno de PPK de comprar congresistas para que no votaran a favor de la vacancia. Fue la gota que rebalsó el vaso y llevó a que se gestara una mayoría a favor de la vacancia, que a su vez llevó a la renuncia. El futuro está abierto. El vicepresidente Vizcarra que debe asumir es un interrogante. Keiko Fujimori que tiene la mayor bancada parlamentaria, sin embargo está muy golpeada por el propio curso de la crisis y la tradición de corrupción de su partido. La izquierda no tiene la suficiente fuerza todavía para proyectar el reclamo de la calle. Además, ha habido ausencia de manifestación popular en este segundo episodio de la vacancia. Por lo tanto, no sabemos qué se avecina, esperamos que lo mejor para el país, que ya ha pasado por bastante los últimos meses.

    https://www.nodal.am/2018/03/nicolas-lynch-academico-y-politico-peruano-no-es-solo-una-crisis-de-gobierno-es-una-crisis-de-estado/

    Categorías: Noticias regionales

    EL BIG BROTHER LO SABRÁ TODO

    Mar, 17/04/2018 - 20:06


    Por Horacio Verbitsky

    Vigilancia para todos las 24 horas del día, incluyendo la oposición y la competencia.

    El gobierno se propone aprobar el miércoles 18 en el Senado una reforma integral del Código Procesal Penal sancionado en diciembre de 2014 pero que aún no entró en vigencia. Con el pretexto de combatir delitos particularmente odiosos como los secuestros y el narcotráfico, procura concentrar poderes sin precedentes en la historia argentina, que podrán ser utilizados desde la Capital Federal en todo el país contra cualquier ciudadano que incomode al poder político, incluyendo adversarios electorales, gobernadores de la oposición, organizaciones sindicales o sociales que reclamen por sus derechos, pero también competidores económicos del presidente Maurizio Macrì y de sus parientes, socios, testaferros y amigos. También legalizaría la aplicación del software israelí Pegasus sobre el que informé en detalle el año pasado, que permite penetrar en la intimidad de una persona y utilizar el micrófono, la cámara y el localizador satelital de su propio teléfono como instrumento de espionaje sobre su vida, incluyendo el seguimiento de cada uno de sus pasos y hasta sus encuentros íntimos.

    Este proyecto de 66 artículos pero más de un centenar de incisos fue presentado por el senador salteño Rodolfo Urtubey y el entrerriano Pedro Guastavino el 2 de marzo pero su ingreso recién se informó el 21 de marzo. El 10 de abril fue incluido en el temario de la reunión de comisión de Justicia y Asuntos Penales que preside Guastavino, que lo consideró al día siguiente durante apenas 20 minutos  ya con las firmas suficientes para su aprobación: 12 sobre  17.  Por eso se negaron a convocar nuevas reuniones o a citar a expertos que opinaran sobre su contenido.  El sigilo y el apuro son elocuentes: semejante ley que aniquila las libertades civiles no soporta un debate público. Además de sus autores firmaron Ernesto Martínez, Néstor Braillard Poccard, Federico Pinedo, Oscar Castillo, Silvia Elías de Pérez, Olga Brizuela Doria de Cara, Cristina Fiore Viñuales,  Sigrid Kunath, Juan M. Pais y Guillermo Snopek, un muestrario de transversalidad, por lo que estará en condiciones de ser tratado en el recinto el miércoles antes de que alguien más que los lectores de esta nota se enteren.


    El PAK en acción

    Un hermano de Urtubey gobierna Salta, lidera el opoficialismo y pretende presentar su candidatura presidencial. Otro hermano es dirigente de la Unión Industrial. Guastavino fue uno de los organizadores de la cumbre de Gualeguaychú convocada por el Senador Miguel Pichetto para organizar un Peornismo Antídoto contra el Kirchnerismo (PAK), que facilite la reelección del presidente Macrì en 2019 por la fragmentación de las fuerzas que se le oponen. A eso le llaman racionalidad y la reforma procura avalar esa idea, mostrando lo que le espera a quien se oponga.

    En la misma dirección apunta la simultánea decisión de la jueza federal María Servini de intervenir el Partido Justicialista y designar para reorganizarlo a un entusiasta de la democracia como Luis Barrionuevo.

    El proyecto presentado por Urtubey, quien aspiraba a suceder en la Procuración General a Alejandra Gils Carbó, acaba con el federalismo y subordina  las fiscalías de todas las provincias al Ministerio Público Fiscal. El artículo 117 del Código vigente contemplaba que cuando los delitos se cometieran en más de una jurisdicción el Ministerio Público fiscal podría  “formar equipos” para “coordinar la investigación con las autoridades de otras jurisdicciones”. El Código Urtubey suma a esa cooperación a los fiscales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los más dóciles al gobierno nacional, y añade que los federales podrán “encomendar a los fiscales provinciales actividades de investigación”. Ya no se trata de coordinar sino de darles órdenes.

    En el Código vigente los allanamientos y detenciones en otra jurisdicción deben solicitarse por exhorto al juez del lugar. Un nuevo artículo 117 bis sostiene que el fiscal federal puede realizarlas con la sola autorización del juez del caso y recién después comunicar al juez federal del lugar “la medida practicada y los resultados obtenidos”. Con esta comunicación a posteriori también se castra a los jueces federales de las provincias. Los gobernadores de la oposición pueden ir poniendo sus barbas en remojo. Y esto no es una metáfora, Gildo. Tal vez por eso entre las firmas del dictamen no figura la del Senador formoseño José Luis Mayans, quien hace dos semanas ayudó a estibar las preguntas más pesadas al Ministro de Deuda y Evasión Luis Caputo, el Primo Toto.

    El artículo 17 del Código dice que sólo se podrá detener a una persona cuando exista “peligro real de fuga u obstaculización de la investigación”. El proyecto Urtubey sólo cambia una palabra: suprime real, con lo cual no será necesario fundamentar en qué consistiría el peligro de fuga u obstrucción. Al 189, que enumera en qué consistiría el peligro de entorpecimiento, agrega un nuevo inciso d: la existencia de indicios de que el imputado “intentará asegurar el provecho del delito”, cosa que obviamente ocurre en cualquier delito, con lo cual la libertad durante el proceso pasará a ser otro derecho básico perdido. Ambas novedades parecen tomadas de la decisión de la justicia jujeña por la cual perdió la libertad su ex gobernador Fellner.  El fiscal solicitó y el juez ordenó detenerlo porque viajó a Panamá, que es una guarida fiscal.

    El artículo 30 de la reforma de la reforma agrega a la Primera Parte del Código Vigente todo un Título sobre Técnicas Especiales de Investigación, que legaliza la utilización de los chiches de espionaje que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich adquirió a proveedores israelíes, como el software Pegasus, que ya fue usado en México no para combatir el delito sino para espiar a periodistas, ONGs, abogados de derechos humanos, opositores políticos y también organismos defensores del consumidor que investigaban productos de compañías multinacionales de refrescos y la institución Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad. Aunque la justicia haya desprocesado a Macrì en la causa por las escuchas ilegales, es imprescindible retener que según sus propias afirmaciones, el organizador de esa red y primer jefe de la policía porteña, el comisario Fino Palacios, le fue recomendado por las embajadas de Estados Unidos e Israel. La literatura de la empresa proveedora indica que su software sólo puede ser adquirido por estados con un limpio récord en materia de Derechos Humanos, pero el ejemplo de Pegasus en México desarma ese relato. En la investigación sobre el uso desviado del Pegasus en México participó la organización canadiense Citizen Lab de la Universidad de Toronto y sus conclusiones fueron publicadas por el diario New York Times. Durante las manifestaciones de diciembre contra la reducción de haberes jubilatorios pudieron apreciarse los preparativos del gobierno de Macrì para tratar a quienes protestan en el estilo que las tropas israelíes reservan a los pobladores palestinos.

    Los 36 incisos que Urtubey intenta agregar al artículo 175 del Código, en una ridícula jerga latina (¡del 175 bis hasta el 175 sextricies!), regulan el uso de esas técnicas especiales de investigación. Los distintos incisos permiten mantener esas medidas durante un año antes de que el juez de revisión “deba controlar los motivos que fundamenten su continuidad”.

    La vigilancia acústica autorizada incluye la escucha y grabación no ostensible “de las conversaciones privadas del imputado” en cualquier lado que esté y el acceso en forma no ostensible al contenido de las comunicaciones del imputado “a través de la intervención de las terminales o de los medios de comunicación que utiliza”; o de un software que penetre el contenido de ordenadores, sistemas informáticos, bases de datos, y medios de seguimiento y localización. Por ejemplo el conmutador telefónico de Techint, el servidor de comunicaciones de Benito Roggio, la base de datos de clientes y transacciones del Banco Provincia, o los datos de los tribunales eclesiásticos sobre pedofilia, porque hay un empleado del que se sospecha que vende cocaína, cortó una ruta, contrabandea euros falsos o abusó de una nena. Esta no es una hipótesis fantasiosa. El procesamiento de Macrì revocado en cuanto asumió la presidencia se debió a las escuchas ordenadas por un juez de Misiones en una causa por un homicidio, que incluían a familiares de victimas del atentado a la DAIA que cuestionaban al  primer jefe de la policía porteña; empresarios que competían con el hermano de un funcionario de seguridad de Macrì por los derechos de la televisación del fútbol, gerentes del supermercadista Alfredo Coto, un directivo del shopping Alto Palermo que interesaba al amigo presidencial Marcelo Mindlin y al esposo de la hermana Sandra Macrì, a quien la famiglia quería alejar de Sandra y de su herencia. Los camaristas Jorge Ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah confirmaron el procesamiento de Macrì por consentir esas escuchas ilegales que organizaba el policía Ciro James,  a órdenes directas del comisario Palacios.

    Los camaristas señalaron que la policía metropolitana tenía prohibido realizar el tipo de inteligencia que consta en el curriculum de James. Macrì se liberaría como presidente de esa restricción, con el proyecto que para mayor perfección presentan los compañeros del PAK. Freiler ya fue destituido, Ballestero  anunció que se jubila para que no le ocurra lo mismo y Farah está negociando su traslado a Mar del Plata, la jurisdicción de la que fue importado por Javier Fernandez de Stiuso, el operador en tribunales de todos los gobiernos.

    La enumeración de casos en los que el fiscal podría pedir estas medida de investigación con tecnologías sofisticadas es ociosa, ya que la lista incluye la asociación ilícita, esa figura comodín que fiscales y jueces emplean cuando no consiguen pruebas de un delito. Basta con que tres personas se comploten para cometer delitos indeterminados para que se les aplique. También menciona como justificación los delitos contra el orden económico y financiero.

    El artículo 5 del CPP vigente sostiene que “nadie puede ser perseguido penalmente ni condenado más de una vez por el mismo hecho. No se pueden reabrir los procedimientos fenecidos, salvo la revisión de las sentencias a favor del condenado”. El proyecto reformista suprime la parte en bastardilla del artículo. Esto no es por azar. El actual ministro de la Corte Suprema Carlos Fernando Rosenkrantz, abogado de Clarín a quien Macrì designó en la Corte por decreto, lo está planeando desde 2014, con el propósito de volver a juzgar a Cristina en las causas en las que fue absuelta. Ese año Rosenkrantz prologó un libro con dos trabajos sobre el tema, uno del entonces secretario de Martín Irurzun en la Cámara Federal, Federico Morgenstern. En cuanto asumió en la Corte, Rosenkrantz designó como prosecretario letrado para asuntos de confianza a Morgenstern quien el año pasado redactó el fallo del 2×1 en una causa por crímenes de lesa humanidad.

    En síntesis, de aprobarse este disparatado proyecto el Estado con sus Moldes, Stornellis, Plees y Marijuanes podrían hacerle cualquier iniquidad a cualquier ciudadano en cualquier lugar del país.

    Cuando comenzaron las protestas por la detención de Milagro Sala, los comités por su libertad denunciaron que llevaba tres meses detenida sin que se la indagara ni se dictara su prisión preventiva. El ministro de Justicia, Germán Garavano dijo que eso no era posible. Cuando le enviaron el Código Procesal Penal jujeño que lo permite no pudo reprimir una exclamación: “Esto es inconstitucional”. Por supuesto, no dio ni un paso para promover su modificación. El contador Morales es un pionero en la materia y su campaña de ley y orden es la base de su aspiración a suceder como vicepresidente a Gabriela Michetti.

    El método de la intimidación funciona mucho mejor cuando lo practica el gobierno, en un fuero que nunca ha sido cuna de héroes cívicos. Que lo cuente María Servini, quien decretó la intervención del Partido Justicialista con argumentos aberrantes y designó interventor a Luis Barrionuevo, quien cuando ve una urna saca su encendedor. Lo asesora el ex dirigente de la rama masserista del movimiento Julio Bárbaro, cuyo amor por la democracia no se debilitó ni siquiera cuando su candidatura en olor de santidad quedó lejos del 1% de los votos.

    Inspiró la medida el ex senador Eduardo Duhalde, quien accedió por unos meses al Poder Ejecutivo por un enjuague palaciego luego de perder las elecciones presidenciales dos años antes. En 2003 modificó la ley electoral para que las internas fueran substituidas por la presencia de tres candidatos de su partido en la elección general, como ley de lemas sui generis. Duhalde explicó entonces que si Carlos Menem vencía en una interna, acumularía en la general todo el voto peronista y se impondría con comodidad. Sólo dividiendo ese caudal en tres sería posible forzarlo a un balotaje, en el que sus chances eran débiles. Así fue, pero Menem le birló el trofeo retirándose de la segunda vuelta contra Néstor Kirchner, el títere imaginado por el perspicaz estadista de Lomas de Zamora.

    Ahora Duhalde asesora en estos temas al presidente Macrì, cuya reelección sería imposible si el justicialismo dirimiera su candidatura presidencial en una primaria abierta. Cambian los enemigos pero las motivaciones del equilibrista de la damajuana son siempre altruistas, como desalentadores sus resultados. Ofendido porque designaron a Barrionuevo y no a él, se niega a integrar el Consejo Asesor. No será simple constituirlo, porque cada candidato piensa que el otro tiene  mal olor, y ninguno se equivoca.

    En noviembre el auto de Servini estacionado frente a su casa de Palermo, fue violentado en un momento en que había desaparecido el custodio de la policía porteña, y se llevaron expedientes y regalos de Navidad del baúl. Sin dudar dijo que era una amenaza, que por lo visto surtió efecto: la solicitud de intervención presentada por la rama sindical de Cambiemos (las 62 Organizaciones del difunto Jerónimo Venegas), el decreto de la jueza y el comentario posterior del interventor Luis Barrionuevo salieron de la misma pluma. Incluso, la parte resolutiva está escrita con las mayúsculas de los servicios de informaciones, que no de la judicatura, como indicio de catanpeitismo, una enfermedad viral en el fuero.

    Tampoco le pidieron opinión sobre el nombre del interventor, porque en ese caso hubiera dicho que debería ser abogado, contador o economista, inscripto en el Colegio Público de Abogados o el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, según el reglamento del Consejo de la Magistratura, ni tener relación con la entidad intervenida, según el Código Procesal Civil y Comercial. Servini no insistió en ser escuchada porque entendió el episodio de noviembre con su auto y porque la ilusionaron que ese fallo podría debilitar la prescindencia de Macrì en el pedido de juicio político contra el presidente de la Corte Suprema.

    Servini es la principal informante de Elisa Carrió en esa solicitud, porque Ricardo Lorenzetti hizo cesantear a su hijo Eduardo Cubría en la batalla por la administración del Consejo de la Magistratura. Intimidado ante esa perspectiva, Lorenzetti dio marcha atrás con la Acordada 4 que había recordado la necesidad de selección por el Consejo de la Magistratura y acuerdo del Senado para trasladar a un juez de un tribunal a otro, y firmó la Acordada 9, que convalida esos traslados. La única excepción hasta ahora es el TOF 9, creado ad hoc para condenar a CFK en varias causas. Asediado, Lorenzetti organizó una visita de periodistas a la central de inteligencia desde la cual se graban las comunicaciones de los teléfonos intervenidos, para negar responsabilidad en su filtración. La condujo el titular del organismo, Juan Tomás Rodríguez Ponte, tan mal que mostró las pantallas con la nómina de teléfonos intervenidos. Por ejemplo la Granja Educativa Hotel de Campo Los Robles, que se ofrece para fiestas infantiles de colegios católicos, la empresa FIT-ADN o el investigado en la causa por el abuso de jugadores de fútbol Leo Cohen Arazi. Es decir, una filtración ilegal para negar otras.

    Una aberración constitucional

    La sustitución por los jueces de las autoridades de los partidos políticos es una aberración constitucional. El artículo 37 de la Constitución “garantiza el pleno ejercicio de los derechos políticos, con arreglo al principio de la soberanía popular y de las leyes que se dicten en consecuencia”; el 38 define a los partidos políticos como “instituciones fundamentales del sistema democrático”, aporte del líder radical Raúl Alfonsín a la reforma. “Su creación y el ejercicio de sus actividades son libres dentro del respeto a esta Constitución, la que garantiza su organización y funcionamiento democráticos, la representación de las minorías, la competencia para la postulación de candidatos a cargos públicos electivos, el acceso a la información pública y la difusión de sus ideas”, continúa el texto.

    El único fundamento que Servini atino a mencionar fue “la derrota en los comicios presidenciales como así también el fracaso en el acto electoral para elegir gobernador en el distrito más grande del país” y “el grado de división alcanzado”. Hasta ahora el resultado de las elecciones, quien gana y quien pierde, no era de competencia de la justicia electoral. Luego de esta primera alusión a CFK, agrega que “reconocidos dirigentes partidarios apoyaron candidaturas de partidos o frentes políticos de los que el Justicialismo no formó parte o directamente se han postulado como candidatos de esas agrupaciones que compitieron en el último proceso electoral contra el partido fundado por el General Perón”. Esto constituiría un “vaciamiento partidario, provocado por quienes dicen ser peronistas al solo efecto de obtener una ventaja electoral”. Si algo faltaba para transparentar el mensaje, está en la cita de Perón que transcribe: “El peronismo anhela la unidad nacional y no la lucha”. Sólo faltó explicitar la unidad o la lucha con quién.

    Para colmo de ironía concluye con una cita de las Lecciones de Derecho Constitucional del Procurador de Yrigoyen, José Nicolás Matienzo, sobre la organización republicana de los partidos como requisito para la organización republicana de la Nación. Matienzo era de quienes creía que las  facultades de los jueces se limitaban a la resolución de conflictos y nunca podían sustituir en las decisiones a los órganos políticos. Incluso rechazó en un dictamen la intervención judicial en un juicio político. Se hubiera horrorizado ante jueces que legislan, deciden sobre designaciones o remociones de jueces, declaran inconstitucional la Constitución o dirigen partidos políticos.

    El decreto de Servini dice que el interventor judicial deberá dialogar con todos los sectores partidarios. Pero por si alguien no había entendido qué se busca con su nombramiento, Barrionuevo dijo que dialogará con todos menos con los kirchneristas, porque no son peronistas y buscan usar al PJ como guarida.


    Últimas noticias de Macondo

    Existía acuerdo para comenzar la implementación del Código Procesal Penal  por Salta y Jujuy, cuyo gobernador Gerardo Morales es vanguardia en la reducción de derechos y el encarcelamiento de opositores. Milagro Sala fue detenida por encabezar una protesta frente a la gobernación en enero de 2016, el ex gobernador y presidente del Partido Justicialista Nacional, Eduardo Fellner, la siguió el jueves 12 de este mes. La reforma en trámite intenta someter al resto de los gobernadores que no se plieguen a la voluntad presidencial. Una lógica que también se aplica a jueces o periodistas. En cambio los gobernadores del oficialismo tienen absoluto respaldo para cualquier iniciativa. El viernes 13 fue detenido en San Salvador el dirigente de la Túpac Amaru Santiago Hamud, acusado junto con otras nueve personas de atentado a la autoridad, por haber manifestado el 4 de abril mientras Morales explicaba en la Legislatura la libertad que él garantiza en la provincia. Pero el sábado 14 recuperó su libertad Fellner, prueba adicional de que su detención no tuvo otro propósito que amedrentar a conjunto de la dirigencia política.


    Fellner queda en libertad.

    Su soltura se produjo en medio de un áspero intercambio de recriminaciones entre los fiscales (Liliana Fernandez de Navarro y Diego Cussell) y el juez Isidro Cruz. Los fiscales se retiraron de la audiencia recriminando al juez que no le haya leído los cargos en su contra, del conocido linaje “Se han robado todo”.

    Fernández de Navarro es la íntima amiga del ministro Ekel Meyer que en enero de 2016 forzó plazos, competencias y testimonios para justificar la detención ilegal y arbitraria de Milagro Sala, que según Ernesto Sanz era prerrequisito de la gobernabilidad jujeña. Como el juez no se prestó a ese show predilecto de Morales, Montiel abandonó la audiencia seguida por Cussell, con lo cual  Fellner hubiera podido continuar bajo arresto por tiempo indefinido. Pero el juez Cruz fundamentó en esa deserción de los fiscales la libertad del ex gobernador. Como telón de fondo está la intención de Morales de promover a la Suprema Corte al fiscal general de Acusación Sergio Lello Sánchez y otorgar al ministerio público el manejo de sus recursos. Entre los jueces comienza a señalarse que la mala gestión de Lello en el manejo de las investigaciones terminará con la caída de las causas por corrupción. Otros actores de la política jujeña suministran una explicación alternativa para la voltereta del juez Cruz, que detiene un día y libera al siguiente: “Morales lo apretó para que detuviera a Fellner y Fellner lo apretó para que lo largara. Aquí todos tienen un muerto en ropero”.

    https://www.elcohetealaluna.com/el-big-brother-lo-sabra-todo/

    Categorías: Noticias regionales

    LA CRISIS DE LA EDUCACIÓN ARGENTINA Y EL MODELO FINLANDIA: ¿CON ESCUELAS CERRADAS Y SUELDOS A LA BAJA?

    Mar, 17/04/2018 - 19:59
    Por Daniel Fariña***

    El tema fue instalado por el propio gobierno desde sus inicios y retoma vigencia a comienzos del ciclo lectivo de cada año, cuando la educación es tema de tapa solo por un mes en el marco de la crisis del sector que lleva décadas.

    Resulta que el presidente se largó a hablar del modelo educativo Finlandés, como sus antecesores repite que hay que cuidar y proteger a los maestros, etc. etc. En sintonía, la Gobernadora Vidal redobló la apuesta cuando afirmó que los docentes deberían ganar $40.000.

    Al instante, dueños de colegios privados viajan a Finlandia con sus directores para ver de qué se trataba.

    ​​Pero resulta que en Finlandia no existen las escuelas privadas, están prohibidas.

    Lo cierto es que en algo coincidimos todos:

    ​​

    La educación argentina está en crisis.

    Bueno, hay que salir de la crisis, todo muy obvio, pero seguro que con enunciados no salimos, echándole la culpa a los docentes tampoco, degradando a los dirigentes sindicales del sector menos.

    Este es un gobierno de enunciados, la pobreza cero y el modelo Finlandia en educación dan prueba de ello. Nos prometen que algún día los alcanzaremos, no dicen cuándo, y además parecería por el rumbo del gobierno, que avanzan en contrario.

    A grandes rasgos, el modelo Finlandés que pocos explicitan, me recuerda a la escuela de los años 60 de la otrora Capital Federal de la Nación a la que tuve la suerte de asistir.

    Les cuento mí recorrido escolar a modo de ejemplo. Nací en el barrio de Palermo, que en aquellos años era uno solo dividido en dos sectores: de la calle Paraguay hacia el Río era barrio norte, el sector pudiente y de Paraguay hacia el sur “Las Chapitas” porque de este lado, las mayoría de las casas tenían techos de chapa.

    Yo vivía en el Palermo de este lado y concurrí a la escuela de la Av. Canning, que luego se llamó Scalabrini Ortíz cuando el tercer gobierno de Perón y otra vez Canning durante el Proceso y vuelta Scalabrini Ortiz hasta hoy con el regreso de la democracia.

    Esa secuencia parece una metáfora histórica de nuestro país.

    La escuela “de Canning” era mixta y se encuentra aún, al lado de la Comisaría 25, entre Gorriti y Cabrera.

    En cuarto grado nos despachaban a los varones a la Escuela de la calle Pringles que era solo de varones y casualmente los maestros que tuve hasta séptimo también, Castiñeira, Maturana y Cañete. Además el Vice Director, Bocache y el Director, Diaz también eran varones.

    Tiempos de feminismos aislados e igualdad muy lejana:

    ​​Alfonsina, Lola Mora, Salvadora, Isadora, Evita…

    Ambas escuelas recibían a la mayoría de los pibes del barrio.

    Debajo del guardapolvo blanco estaba el hijo del dentista, el del carnicero, el del médico, el del almacenero y también el de la costurera viuda.

    Varios pedían cuadernos y lapiceras en dirección y no pagábamos cooperadora. Algunos pibes llenaban de estampillas la libreta de la caja de ahorros, otros a duras penas completaban un boletín.

    A la escuela del barrio iban todos, los grados se formaban con clases heterogéneas y eso, a mi entender, es condición básica del ascenso social de la comunidad educativa.

    En Finlandia las escuelas son estatales y hay una por barrio donde concurren todos los niños.

    En capital las escuelas privadas, eran las confesionales dependientes de los obispados con apoyo estatal y las escuelas privadas no confesionales no eran significativas e inclusive con baja reputación.

    En Finlandia como ya dije están prohibidas las escuelas privadas.

    En Finlandia nadie puede enriquecerse comercializando con educación puesto que tienen bien claro que la Educación es un derecho de los ciudadanos y un deber del estado hacerse cargo.

    En nuestro país, en los últimos 30 años, pude comprobar como varios compañeros maestros de escuela pública se enriquecieron armando escuelas privadas en los mismos barrios donde el estado no respondía a la demanda de matrícula creciente.

    Ese mismo estado subvenciona a estas escuelas porque según la ley esa iniciativa privada cubrió el lugar al que la escuela pública no podía llegar.

    Todo legal, como las cuentas Offshore.

    Lo cierto es que en estos años creció la escuela privada en la argentina proporcionalmente al desprestigio de la pública, decretando el fin de la heterogeneidad de la escuela argentina, profundizando la grieta entre las escuelas públicas para pobres y las privadas para los estamentos superiores de nuestra basta clase media con amplias ofertas.

    En Finlandia la escuela es de un turno de cuatro horas, como la “de Pringles”!

    Los pedagogos Finlandeses, al igual que Sarmiento, piensan que no hace falta más que eso y que los jóvenes deben tener su tiempo libre para la música, los deportes, los idiomas, la familia, los amigos.

    Claro, las familias Finlandesas no necesitan trabajar catorce horas por día para poder llegar a fin de mes.

    En nuestro país, a pesar de que avanzamos hacia la pobreza cero, la matrícula de las escuelas con comedor volvió a crecer violentamente desde hace dos años. Hoy vi en Facebook un video viralizado del interior del país donde una abuela indignada cuenta que crió a sus hijos en los comedores populares y que no quiere hacer lo mismo con sus nietos y le grita al presidente que no se lo va a permitir. Dramático.

    En Finlandia no hay comedores populares.

    Pero bueno, la jornada simple es otra condición esencial de la educación Finlandesa difícil de alcanzar hoy en la argentina, puesto que los sectores populares de nuestro país demandan escuelas de doble jornada para contener a los pibes. Las clases acomodadas, por otros motivos, también quieren la doble jornada y pagan fortunas por ella, pero la llaman escuela bilingüe. Esa es una curiosidad de nuestro sistema educativo que merece otro análisis.

    En Finlandia también hay islas con escuelas.

    No me puse a investigar eso pero estoy seguro que no las cierran para ajustar presupuesto.

    Por último, y como frutilla del postre, los docentes en Finlandia cobran en promedio el equivalente a $50.000 por mes por cuatro horas de trabajo. Casi como lo había anunciado la Gobernadora Vidal, pero en la

    ​Argentina, hoy los docentes cobran $15.000 en promedio y les ofrecen un 15% de aumento de un básico de $5000 en 3 cuota. Menos de un 30% de lo que cobran los nórdicos, -¿no?

    Me parece que así no hay Finlandia, o mejor dicho, aquí no hay Finlandia.

    Entonces, ¿Qué nos quiere decir el gobierno? – no entiendo.

    Quizás los enunciados sean metas a largo plazo como dicen.

    Formen parte de lo invisible, de los cimientos que están en el pozo de un edificio en construcción y no se ven a simple vista.

    Me esfuerzo para tratar de entender la idea, pero me parece que la metáfora del edificio no arrancó en educación, solo está el terreno con el pozo lleno de agua porque se perforó la napa freática, los yuyos crecidos y un cartel en el alambrado que dice

    Aquí Finlandia.


    Daniel Fariña
    ​ – ​Maestro de Tigre

     

    Categorías: Noticias regionales

    CUMBRE BORRASCOSA DE LA OEA Y FRACASO DE LOS PLANES ANTIVENEZOLANOS

    Lun, 16/04/2018 - 20:30

     

    Por Mariana Álvarez Orellana

    La encerrona que la diplomacia estadounidense tendió a  los gobernantes del continente para conminarlos a colaborar activamente en el derrocamiento del presidente venezolano  Nicolás Maduro, se derrumbó como castillo de naipes. Y, para colmo de males, el incitador, Donald Trump, ni siquiera dio la cara.

    Lima se convirtió en la capital de sucesivas derrotas para la política imperial. La presencia del vicepresidente estadounidense Mike Pence (Trump prefirió sacarse la bronca lanzando misiles contra Siria), apenas disimula el fracaso del poderoso aparato económico, publicitario y mediático.  Rodeado de dirigentes opositores venezolanos trató de calmarlos con un cheque de 16 millones de dólares para que sigan aterrorizando y desestabilizando el país.

    Desde la renuncia de Trump de ir a Lima, la burocracia de la OEA encabezada por el secretario general Luis Almagro, fue sumando fracasos, como el del jueves en la programada reunión con la denominado “sociedad civil”, representada por fundaciones y ONGs financiadas por la Red Atlas, Washington o países europeos: ni un solo movimiento social. El objetivo de la reunión era no solo aislar a Venezuela y a Cuba, sino también generar más doctrina para derrocar a Maduro.

    Pero la farsa fue desmontada, pese a la prepotencia de Almagro, con frases hirientes hacia varios países. Tuvo que escuchar las voces de los interlocutores venezolanos y cubanos, quienes denunciaron su comportamiento cipayo y lo obligaron a retirarse rodeado de su claque habitual.  Almagro denunció que “40 gorilas” había impedido “la normal deliberación”, pero sus quejas olían a estruendoso fracaso de  la estrategia aislacionista impulsada por Washington.

    ¿Corrupción?
    Y el sábado, en la sesión plenaria de la cumbre, el presidente peruano Martín Vizcarra logró que se aprobara por aclamación el Compromiso de Lima, tras siete meses de debates entre asesores y cancilleres. Aparte del saludo a la bandera de la lucha contra la corrupción, pocos problemas reales fueron abordados en Lima: ni la persecución política en Brasil, ni el muro de la frontera mexicana, ni el retroceso de los derechos sociales en los países de la región.La corrupción quedó como el tema central de la VIII Cumbre de las Américas, que adoptó un documento de 57 puntos donde se destaca no sólo el compromiso de proteger a los denunciantes, testigos e informantes de actos de apropiación indebida de fondos públicos “frente a acciones intimidatorias y represalias”, sino también la de cuidar el trabajo de los periodistas y personas que investigan tales hechos, “de manera consistente con las obligaciones y los compromisos internacionales sobre derechos humanos, incluida la libertad de expresión”.

    Lo curioso es que entre los firmantes están varios mandatarios acusados no solo de corrupción sino también de lavado de dinero y fuga de capitales.

    En el llamado Compromiso de Lima, también se piden medidas de protección para los servidores públicos involucrados en hacer cumplir la ley, la investigación, el enjuiciamiento y la sanción de los actos de corrupción y se plantea como compromiso, la adopción de medidas para reducir la burocracia y la simplificación de trámites en todos los niveles de gobierno como una medida para prevenir la corrupción, así como combatir el soborno “de funcionarios nacionales y extranjeros”.

    El que sí fue exitoso, fue el funcionamiento de la Cumbre de los Pueblos, donde durante varias jornadas se pudieron escuchar y debatir ideas, por parte de dirigentes sociales, campesinos, trabajadores, estudiantes y algunas personalidades como el intelectual venezolano Luis Britto,  la ex presidenta del parlamento de Ecuado​​r Gabriela Rivadeneira, el ex canciller del mismo país, Ricardo Patiño, y el intelectual cubano Enrique Ubieta.

    Y los movimientos sociales ganaron las calles limeñas. El miércoles se reclamó frente a la embajada brasileña la libertad de Lula da Silva, y el jueves una gran Marcha Antiimperialista reunió a miles de personas, en una fusión de banderas de todos los países junto a las organizaciones populares del Perú.

    Y en las calles, codo a codo, se va tejiendo nuevamente la red de resistencia ante la ofensiva brutal que viven nuestros pueblos.

    Patio trasero
    Si bien ha sido una reunión muy publicitada,  un globo que se pinchó por varias causas. Una de ellas fue que el gobierno de EEUU no logró el consenso entre los países latinoamericanos y caribeños para que saliera una resolución y sanciones colectivas contra Venezuela.

    No deja de llamar la atención  que esta Cumbre que se llamó “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción” se realizara en un país en el que su presidente acaba de renunciar por un escándalo de corrupción, quien a su vez había indultado a un dictador anterior, Alberto Fujimori, sentenciado por corrupción y genocidio, y donde hoy sigue preso el expresidente Ollanta Humala y se pide la repatriación de otro, Alejandro Toledo.

    Tampoco es el mejor momento de EEUU con la región, sobre todo cuando está haciendo una ocupación militar de su frontera sur con México, está naufragando el TLCAN y los países centroamericanos están muy preocupados por la xenofobia contra los migrantes. Como antecedente, no se debe olvidar la fracasada gira del entonces secretario de estado Rex Tillerson.

    Pero no hay un desinterés de EEUU en América Latina y existe un fuerte interés del capital internacional por recuperar la región como un espacio de acumulación y reserva.

    EEUU va a seguir tratando de imponer sus condiciones ya que sigue considerando que éste es su patio trasero. Lo que necesita EEUU ante la arremetida de China, Rusia y los tratados de libre comercio con la Unión Europea, es que su patio trasero no deje de ser su lugar privilegiado para comerciar.

    Pero los problemas de Venezuela no se abordaron desde la perspectiva de la cooperación y la búsqueda de soluciones a través del diálogo y la diplomacia (como en los casos del Grupo Contadora o las recientes conversaciones de paz de Colombia). Claro, el de Contadora buscaba la paz en Centroaméric​a​, el Grupo de Lima –armado y financiado por EEUU-  se ha convertido en parte beligerante.

    Almagro de antología
    El  aún secretario general de la OEA, Luis Almagro, afirmó que “América Latina está viviendo un crecimiento de su sistema democrático, esa es la esencia de lo que está pasando en el continente (…) y en Brasil”.Almagro dijo que la ausencia de Venezuela en la cumbre es una demostración de que los países están “preocupados por la instalación de una nueva dictadura”. “Es un mensaje que señala lo indeseable que es el funcionamiento del sistema político venezolano. Eso es lo importante. Ahora bien, también debe haber uno sobre Cuba, porque es una dictadura peor que Venezuela”, afirmó.

    Además, el secretario de la OEA expresó que en la presidencia de Donald Trump “hay mucha continuidad” con el periodo anterior en los hechos. “Con EEUU tenemos una retórica muy ligada a la política interna y que ha afectado relaciones bilaterales, como en el caso de México. Pero si se miden los hechos más que las palabras, hay mucha continuidad. La Administración de Barack Obama deportó más latinoamericanos que todos los que vaya a deportar Trump. En los hechos hay una continuidad, lo que ha cambiado es el discurso, la retórica”, sostuvo.

    * Mariana Álvarez Orellana – Antropóloga, docente e investigadora peruana, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

    ​http://estrategia.la/2018/04/14/cumbre-borrascosa-de-la-oea-y-fracaso-de-los-planes-antivenezolanos/​

     

    Categorías: Noticias regionales

    COMPAÑERO ENCUENTRO DE LA CORRIENTE FEDERAL DE TRABAJADORES EN SANTA FE

    Lun, 16/04/2018 - 20:29

     

     

    Por Carlos Borgna La Corriente Federal de Trabajadores realizó el pasado sábado 14 de abril su Encuentro Nacional en la ciudad de Santa Fe, en la sede del Complejo Institucional de FESTRAM, Presidente Néstor Kirchner. 

    La Mesa Nacional de la CFT tomó una decisión estratégica al concretar este evento fuera de los límites de CABA o el Conurbano Bonaerense (antecedentes propios o con otros espacios son los efectuados en Avellaneda y Luján). El primer dato cualitativo es este, entonces.

     

    La cantidad de seiscientos (600) dirigentes, integrantes de Comisiones Directivas de sindicatos y agrupaciones de la propia Corriente o afines a ella, es un elemento que potencia el hecho en sí mismo y las conclusiones arribadas y dadas a conocer en un documento adjunto.

    El esquema de funcionamiento fue otro logro en su diseño, una mixtura de comisiones en plenario con exposiciones y en otras con división en grupos y síntesis, posibilitaron que todos/as en un plano de igualdad pudieran intercambiar impresiones y desarrollar propuestas. Este hecho fue fuertemente valorado por toda la dirigencia del interior que se dio cita allí, que se congregaron en cuatro Comisiones: Trabajo, Producción  y Perspectiva Económica, Economías regionales; Pacto Fiscal, Reformas Laboral y Previsional, y La CFT en el interior y la CGT que pretendemos.

     

    Se salió de la tradicional catarsis y autorreferenciación, para pasar a instancias de planteos concretos, análisis a fondo y la posibilidad de debatir sobre iniciativas  posibles. Las compañeras y compañeros pudieron verificar que no están solos dando la pelea en cada ciudad, lugar o Provincia, sino que hay un conjunto de esfuerzos y luchas que se reiteran y desarrollan por todo el país y en donde la CFT tiene real participación.

     

    Es claro además que va encontrando visibilidad una nueva camada de dirigentes que fortalece la mística, el respeto y la coherencia histórica que viene demostrando la conducción del propio espacio.

    No es poco –acostumbrados a tanto falso protagonismo de algunos dirigentes de la CGT- ver a toda la conducción, a sus principales referentes y a sus dos diputados nacionales debatiendo durante más de dos horas y media o coordinando Comisiones.

     

    En este sentido un logro que merece resaltarse es el anuncio de la realización de un Encuentro Nacional de Mujeres de la CFT en Santa Fe; cuestión que más allá de la propia importancia del tema género, implica la visualización de mayores formas organizativas a su propio esquema organizativo. De igual forma, el consenso adquirido para volver a rencontrarse el 1 de Mayo en Concepción del Uruguay demuestra que estas iniciativas no son espasmos sino parte de un plan de lucha.

    El documento en sí mismo, es un hecho político. El texto dice en uno de sus párrafos: “La necesidad de que los trabajadores, con o sin empleo formal, sindicalizados o en proceso de agremiación en la organizaciones de la economía popular confluyan en una única Confederación General del Trabajo. Con ese fin resulta imprescindible una convocatoria precisa que incluya la necesaria reforma estatutaria que garantice la participación activa de los representantes de las Delegaciones Regionales en el Consejo Directivo y los cuerpos deliberativos, establezca la inclusión orgánica de los trabajadores de la economía popular y la reincorporación de las organizaciones sindicales que hoy tienen la decidida voluntad de retornar a nuestra Central histórica.”

     

    Y reafirmando su construcción política agrega: “….La necesidad imperiosa de que la denominada oposición se articule alrededor de un programa claro y concreto de emergencia nacional”. Como se ve no es una estructura que queda meramente en lo reivindicativo, sino que avanza en la construcción y la articulación, fortaleciendo su política multisectorial que quedó demarcada en el segundo semestre del año pasado y en lo que va del presente, en actividades focalizadas o de carácter reivindicativo y en actos de masas de enorme envergadura.

    En este sentido adquiere otra dimensión lo expresado en la Apertura sobre cuáles son los límites de la unidad, haciendo directa referencia a aquellos que votaron el Pacto Fiscal, la reforma previsional y están dispuestos a apoyar la Reforma Laboral. Esa demarcación no sólo impacta en lo mediato, sino tiene lógicas consecuencias de cara al 2019.

     

    De igual forma, los ocho puntos que integran el capítulo de la Emergencia Nacional no son sólo un enunciado de diagnóstico sino que habilitan relecturas y abren caminos al propio accionar. Finalmente es valioso advertir que en momentos donde persiste gente que cree que resistir es sólo organizarse para pintar paredes, soñar con barricadas, o juntar un grupo de compañeros que canten ¡vamos a volver!, esta actividad  se posiciona como una expresión de la Resistencia en proceso y construcción. De lo individual a lo colectivo. De abajo hacia arriba. Del Interior profundo hasta la Mesa Nacional. La señalización en el discurso de cierre, de los que se jugaron por un sindicalismo de Liberación lo hicieron sin medir consecuencias y el recuerdo de los 30.000 detenidos desaparecidos emocionó a todos/as, pero también marcó el camino de las responsabilidades, el compromiso y los desafíos que a todos esperan.
    Categorías: Noticias regionales

    EL CAMINO DE LA IZQUIERDA

    Lun, 16/04/2018 - 20:22


    Por Emir Sader

    La democracia parece asfixiar a la derecha latinoamericana.  Mientras ésta solo disponga de un proyecto profundamente antisocial, no podrá someterse a la disputa democrática abierta, porque no tiene cómo conquistar a la mayoría de la población.

    A su vez, la izquierda está profundamente comprometida con la democracia, no tiene miedo a la disputa libre entre su proyecto y el de la derecha. La ofensiva conservadora en Latinoamérica revela, cada vez mas, cómo la derecha busca estrechar o incluso liquidar totalmente los espacios democráticos, sea para enquistarse en el poder, sea para llegar al poder por vías no democráticas.

    Esa ofensiva solo confirma cómo la derecha latinoamericana no tiene compromiso con la democracia, mientras que es la izquierda la que nace, se desarrolla y gobierna por medios democráticos, y la que pelea democráticamente por seguir gobernando o por volver a hacerlo. Quien crea que la vía democrática se ha agotado es un iluso. ​Incluso porque la vía insurreccional sería camino a la derrota y la catástrofe para la izquierda, como el caso colombiano lo demuestra.

    Lo que se agota es el compromiso de la derecha con la democracia. La estrategia híbrida, la nueva vía de acción del imperialismo, representa un sabotaje desde adentro de los sistemas democráticos. Valiéndose del monopolio de los medios, del financiamiento privado de campañas electorales, de un Judiciario adherido al affaire y a la judicialización de la política, se ha montado una estrategia de persecución judicial, policial y mediática de las fuerzas populares y de sus líderes, única vía posible de acceso o perpetuación de la derecha en el gobierno.

    La pelea por la democratización está en la esencia de la estrategia de la izquierda. La izquierda solo puede llegar al gobierno por el convencimiento de la mayoría de la población. Solo puede gobernar contando con esa mayoría.

    Aún cuando lo que se instala ya no es más un régimen de excepción, sino un Estado de excepción, que cierra todos los espacios legales, la izquierda no podría abandonar la lucha democrática. Tendría que aunar formas distintas de lucha, pero manteniendo el objetivo de abrir espacios democráticos, que son donde los movimientos populares pueden organizarse y desplegar todas sus formas de lucha.

    El cambio radical en la correlación de fuerzas internacional con el fin del período de dos superpotencias, dando paso al período de una sola superpotencia, implicó también un cambio radical en la correlación de fuerzas en el plano militar. Por ello es que los movimientos guerrilleros en El Salvador y en  Guatemala han reciclado sus formas de lucha para el plano legal e institucional, porque el triunfo por la vía miliar ya no sería posible.

    El retraso de esa conversión en Colombia ha generado condiciones más desfavorables para los acuerdos de paz. Y una reconversión mucho más difícil para los movimientos guerrilleros.

    Las condiciones de lucha se vuelven mas difíciles cuando la derecha se vale del sistema político para corromperlo desde adentro. Cuenta con errores de la izquierda, desde luego. Entre ellos, el no haberse planteado la democratización del Judiciario – tarea que Bolivia desarrolla con gran coraje. Así como el no haber sido capaz de democratizar a los medios.

    Pero lo que ha afectado mas profundamente a la izquierda y la ha llevado, en algunos países, a derrotas graves, es el haber perdido la disputa por el dominio de la agenda nacional. Después de haber convencido a la mayoría de los países que la cuestión social, la de la desigualdad social, la de la exclusión social, la de del hambre y la de la miseria, son esenciales en el continente mas desigual del mundo, esa agenda ha sufrido un cambio, víctima de una campaña mediática monstruosa, que ha impuesto sus temas: la corrupción y los supuestos gastos excesivos del Estado. Fue ese viraje el que ha posibilitado a la derecha recuperar iniciativa, quebrar la hegemonía de la izquierda y retomar sus proyectos neoliberales.

    Se ha valido de la falta de democracia: en los medios, en la judicatura, en el financiamiento de las campañas electorales. Le toca a la izquierda no abandonar la vía democrática, que es su oxígeno esencial, sino profundizar la pelea por la democracia, renovarla, ensancharla. ​Porque el camino de la izquierda es la democracia.

    ​https://www.pagina12.com.ar/108274-el-camino-de-la-izquierda​

     

    Categorías: Noticias regionales

    BALTASAR GARZÓN Y LA DETENCIÓN DE LULA; “LA POLÍTICA SE HA METIDO EN LA JUSTICIA!

    Lun, 16/04/2018 - 20:17

     

    Por Página 12

    El ex juez español Baltasar Garzón afirmó que “la detención de Lula demuestra que la política se ha metido en la Justicia”. En una entrevista concedida a FM La Patriada agregó que “hay demasiadas coincidencias en una expansión desde el norte en ámbitos judiciales y económicos”.

    Garzón consideró además que “la lucha contra la corrupción debe ser contundente, pero las resoluciones tienen que estar fuera de duda”. En ese sentido indicó, en referencia al caso judicial por el que ex presidente de Brasil está detenido, que “en España el testimonio de un solo testigo no sirve para llevar a prisión a nadie”.

    El ex magistrado también se refirió a la situación de la Argentina y sobre la cárcel que sufrieron ex funcionarios del gobierno de Cristina Fernández de Kicrchner como Carlos Zannini y Amado Boudou y el todavía detenido Julio de Vido, dijo que “son acciones de marketing que no conducen a nada” porque “la Justicia tiene que emitir sentencias fundamentadas, no actos de propaganda”. En ese sentido sentenció que “se están ajustando cuentas contra el gobierno anterior”.

    Consultado sobre la posibilidad de que estos ex funcionarios e incluso Lula puedan recurrir a organismos internacionales, Garzón sostuvo que “si el sistema nacional fracasa, las instancias internacionales deberán hacer su trabajo”, a los que definió como fundamentales para regular el derecho en todos los países y se está produciendo una tendencia peligrosa que cuestiona las resoluciones de los organismos internacionales“

    También opinó sobre las cuentas offshore a nombre de funcionarios del gobierno de Mauricio Macri. En ese punto, el ex magistrado indicó que “si alguien miente en relación a sus cuentas en el exterior, ha quebrado su honestidad con la ciudadanía” y por ese motivo criticó al gobierno de Cambiemos porque “si tenés cuentas en el exterior o negocios, o si sos político y tenes más dinero que cuando asumís el cargo, no deberías de estar más de 5 minutos en el cargo correspondiente”.

    Como abogado Garzón representa a Julián Assange y sobre la situación que atraviesa el fundador de WikiLeaks dijo que “la situación es insostenible para el derecho internacional, es ridículo que los periodistas de WikiLeaks estén sometidos a procesos por ejercer su derecho a la libertad de información” y agregó que “el cambio político en Ecuador no debería alterar el compromiso del Estado, creemos que va a seguir manteniendo su protección”.

    ​https://www.pagina12.com.ar/108199-la-politica-se-ha-metido-en-la-justicia​

     

    Categorías: Noticias regionales

    AUTOCRÍTICAS

    Lun, 16/04/2018 - 20:12


    Por Luis Bruschtein

    Luis Bruschtein reflexiona en esta nota sobre las causas de la derrota del gobierno popular en Argentina, que no se agotan en la autocrítica. Las experiencias regionales, las medidas de transformación y la sustentabilidad de esas medidas, son lineamientos centrales para un análisis más amplio.

    Cuando hablan de la derrota electoral del 2015, algunos sectores del peronismo confunden autocrítica con psicoanálisis. Si la autocrítica es para saber lo que se hizo mal, la lista es larga, pero puede no estar directamente relacionada con la derrota electoral.  Las discusiones internas por disputas de poder, revanchismo, pase de facturas y acusaciones, creación de enemigos internos, de buscar chivos expiatorios o asumir como propia la visión que tiene la derecha sobre temas como la corrupción o el autoritarismo, ya sea por oportunismo o derrotismo, lo que producen es dispersión y desmoralizan porque forman parte del escenario de derrota que le interesa a la derecha. Si se quiere saber la razón por la que se perdió hay que apuntar hacia otros enfoques. Sirven las experiencias de los demás gobiernos populares de la región.

    Dos de ellos, en Ecuador y en Brasil, pudieron ganar por poca diferencia las elecciones gracias al peso que pusieron en juego los liderazgos originales de esos procesos, Rafael Correa y Lula. Pero el resultado fueron dos gobiernos débiles. El de Lenin Moreno, que sucumbió a las presiones de las corporaciones mediáticas y del capital concentrado, y el de Dilma Rousseff que fue desplazada por un golpe mediático parlamentario. En Venezuela, Hugo Chávez delegó el gobierno en Nicolás Maduro, que estuvo a punto de ser derrocado en el marco de una crisis profunda en la economía por el derrumbe de los precios internacionales del petróleo. Maduro tiene el respaldo de las Fuerzas Armadas, un dato que no es menor. Pero desde el punto de vista de la estrategia, Maduro pudo zafar del escenario de violencia callejera desestabilizadora que le planteaba la oposición dirigida desde Miami, para imponer su propio escenario con la creación de la Asamblea Constituyente. Y, por otro lado, logró recuperar a los sectores humildes que habían desertado en la votación parlamentaria anterior donde había sido derrotado. Retomó la iniciativa cuando parecía que lo tenían arrinconado.

    Evo Morales hizo entrar en el siglo XXI a un país como Bolivia, donde la gran mayoría de la población es indígena y donde nunca antes hubo un presidente de ese origen. Es uno de los pocos países de la región que mantiene la economía fuerte pese a la crisis internacional. Y aun así, la especulación del MAS es que, aun cuando la derecha no tiene candidato claro, si Evo no es candidato, no están seguros de ganar las elecciones. La derecha le hizo perder el referéndum con una campaña mediática sucia y obstruyó el camino para su reelección. Cuando parecía que estaba resignado a elegir un reemplazante, consiguió que la Corte lo habilitara y descolocó a la derecha. Evo será el candidato y tiene la victoria asegurada.

    Desde la izquierda, e inclusive desde algunos sectores peronistas, explican el fracaso de los gobiernos “populistas” por la no realización de “cambios estructurales”. En el caso del kirchnerismo, las nacionalizaciones de YPF, AYSA, Aerolíneas, más la re estatización de las jubilaciones, la AUH, las paritarias y otras medidas, fueron cambios estructurales. De todos modos, es una explicación simplista. La URSS hizo todas las reformas estructurales posibles, con un gobierno que tenía la suma del poder y las sostuvo durante más de 70 años. Y sin embargo, en menos de diez años fueron revertidas. Las empresas estatales pasaron a los miembros de la “nomenklatura”.

    Esa burocracia, de la que salió la actual burguesía rusa, fue generada por la forma cerrada de gobierno. En democracia, cada medida de cambio estructural requiere consensos ultra mayoritarios porque afectan intereses poderosos, lo que explica el surgimiento de liderazgos fuertes con gran capacidad de convocatoria. Y los grandes consensos son necesariamente impuros. La pureza está en las sectas cerradas que se vuelven testimoniales. La pureza tampoco es el problema. El campo popular juega con esas cartas.

    Ese es un plano del debate. Por supuesto que hay otros enfoques de autocrítica, en áreas donde se actuó con sectarismo o burocratización, en medidas que se enunciaron y no se pudieron implementar, en población vulnerable a la que no se pudo llegar. Estos problemas existieron, pero no fueron la razón de la derrota electoral porque el impacto de las acciones positivas de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner es mucho más fuerte que el de las negativas. Son dos planos diferentes de discusión y debate y, si se los mezcla, en vez de encontrar soluciones se profundizan los problemas.

    Frente a dificultades complejas no hay soluciones simples. En los dilemas de sucesión y reafirmación de liderazgos, de democratización de la información, de no dejarse arrastrar a escenarios que plantea la derecha, de mantener la iniciativa en la disputa de poder y en crear escenarios favorables que surjan de grandes consensos, parecieran estar las respuestas para el laberinto en el que quedaron los movimientos populares latinoamericanos. Son lineamientos generales, pero de allí pueden surgir vías para la acción, incluso las que se requieren desde el llano, para frenar la destrucción de los avances que se lograron en los gobiernos populares.

    La sustentabilidad es el otro problema de las medidas de cambio. El proceso en la URSS demostró que hasta los cambios estructurales de raíz pueden ser revertidos. La opción sería mantenerse en el poder eternamente, pero la URSS demostró que eso tampoco es posible. La única posibilidad que queda, entonces, es que la sustentabilidad de esas medidas no dependa solamente de mantener el poder o el gobierno, sino también de la forma en que se estructura la defensa de esos logros cuando toca estar en la oposición. Esa previsibilidad debería formar parte de una estrategia que se desarrolle incluso desde el momento en que se toman esas medidas de transformación. Son lógicas en las que el factor tiempo y los procesos culturales pasan a tener mucha importancia, igual que la postulación de nuevos escenarios institucionales y la construcción de nuevas -o readecuación de las viejas- herramientas de tipo sindical, social y político.

    http://lateclaenerevista.com/2018/04/05/autocriticas–luis–bruschtein/

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto

    Opinión de Oscar Laborde – Diario Tiempo
    El diputado del Parlasur analiza en clave de Patria Grande
    el resultado de las elecciones en Venezuela