Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 43 mins 53 segs

    PARAGUAY: DEMORA LA CONSTRUCCIÓN DEL SEGUNDO PUENTE CON BRASIL

    Mar, 14/11/2017 - 18:10

    Por La Nación

    La construcción del segundo puente con el “gigante sudamericano”, se derrumbó, ya que el Gobierno del Brasil informó que no cuenta con presupuesto para la construcción. La implementación de este segundo puente se espera desde hace unos 25 años, según una publicación que realizó el periódico Gazeta Do Povo.

    “El proyecto anunciado por varios presidentes de la República en los últimos 25 años como un importante trabajo de integración de América Latina, el segundo puente entre Brasil y Paraguay, en Foz de Iguazú, sigue siendo sólo un sueño lejano. Con previsión durante el gobierno de Rousseff para ser concluida en 2017, la obra está prácticamente enterrada, al menos para los próximos años”, indica el medio brasileño.

    Agrega además que este proyecto costaría 233 millones de reales, incluso se licitó y todo parecía indicar que realmente la obra iba a arrancar, pero no había fondos. Incluso en enero pasado el instituto ambiental brasileño, Ibama, aprobó la realización del gigantesco proyecto. El capital debía desembolsar el vecino país.

    El objetivo con la implementación de este era la de descongestionar el puente de la Amistad y que fue anunciado desde 1992. Este puente debía construirse a la altura de Presidente Franco, pero con cada gobierno surgieron sucesivos atrasos que impidieron el comienzo de las obras.

    Los antecedentes desde 1992 a continuación:

    1992

    Se firma el primer acuerdo para la construcción del segundo puente entre Brasil y Paraguay. Por el lado brasileño fue firmado por el entonces ministro de Transportes y Comunicaciones, Affonso Camargo.

    1994

    El Congreso Nacional del Brasil, aprueba el texto del acuerdo celebrado dos años antes entre los gobiernos brasileño y paraguayo.

    2003

    Los presidentes Lula y Nicanor Duarte firman un compromiso en Brasilia para la construcción del segundo puente.

    2007

    Lula anuncia el Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC), que prevé inversiones de R $ 500 mil millones. La obra del segundo puente entra en el “paquete”.

    2008

    Un nuevo acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Unión dice que el nuevo puente tendría una importancia estratégica para el Mercosur. El gobierno prevé la construcción hasta 2012.

    2011

    Los gobiernos de Dilma Rousseff y Fernando Lugo hacen una revisión del proyecto original de la construcción del puente, excluyendo la parte ferroviaria.

    2012

    Se lanza el pliego de licitación con previsión de inicio de las obras para 2014 y término en 2016.

    2013

    El Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) acata el pedido del proyecto Iguassu – Aguas Grandes de embargo de la licitación.

    2014

    Dnit lanza nuevo edicto para la construcción del puente. La propuesta ganadora fue la del Consorcio Construbase / Ciudad / Paulitec, con un precio de R $ 233,3 millones.

    2015

    El contrato para el nuevo puente es firmado por el ministro de Transportes, Paulo Sérgio Passos, en una ceremonia en Foz.

    2016

    El inicio de la obra, según el gobierno, depende de licenciamiento ambiental.

    2017

    Ibama concede la licencia ambiental, pero el inicio de la construcción depende de recursos. El DNIT no tiene previsión presupuestaria.


    Así quedaría el llamado segundo puente que uniría Paraguay con brasil.

    http://www.lanacion.com.py/negocios/2017/11/13/demora-la-construccion-del-segundo-puente-con-el-brasil/

    Categorías: Noticias regionales

    ARGENTINA: LA INSTALACIÓN DE LA DICTADURA MAFIOSA

    Mar, 14/11/2017 - 18:05



    Por Jorge Beinstein
               

    Solo faltan algunos pequeños ajustes para que el motor dictatorial funcione a pleno. Una reducida camarilla mafiosa a cuya cabeza se encuentra Mauricio Macri, dispone de la suma del poder público a lo que se agregan los poderes mediático y económico.

    Quedan unos pocos residuos fácilmente controlables que tal vez sobrevivan algo más y que servirán mientras existan para que el súper poder muestre la existencia de pluralismo. Algunos diputados y senadores exhibirán sus figuras opositoras aunque ambas cámaras ya estaban bajo control en los temas fundamentales y lo estarán mucho más en el futuro. Aún queda alguno que otro juez marginal relativamente independiente pero altamente vulnerable ante una reprimenda del Poder.


    Podemos distinguir una suerte de “primera etapa” de la tragedia donde la manipulación mediática-judicial ocupa todavía el centro de la escena, fue la que impuso una original forma de golpe blando en 2015 permitiendo el encumbramiento de la mafia bajo un disfraz democrático, apabullando a dirigentes sindicales y políticos opositores y oficialistas y encandilando a un amplio espectro social cuyo núcleo duro neofascista fue mantenido en permanente estado de excitación reaccionaria
    . Pero esa etapa, con sus periodistas mercenarios y las caras sonrientes del presidente y sus ministros irá perdiendo eficacia en el futuro a medida que la concentración de ingresos avance un poco más y que los saqueos tarifarios y otros resulten insoportables para grandes masas de la población. Es por eso que antes de que dicha etapa cumpla su ciclo va despuntando la segunda fase con gendarmes convertidos en policía militar y fraude electoral (voto electrónico manipulado mediante). Dentro de no mucho tiempo presenciaremos el despliegue total: mediático, represivo e institucional de un régimen novedoso para los argentinos en cuya memoria se encuentra una siniestra serie de dictaduras militares sin la presencia de dictadura civiles y mucho menos de despotismos mafiosos.

    Para entender lo que está pasando tendríamos que observar en primer lugar la mutación (la degradación profunda) de nuestra élite dirigente convertida en lumpenburguesía. No se trata de un fenómeno reciente, local e inesperado. El mismo se viene desarrollando de manera visible desde la última dictadura militar, cuando los Macri, por ejemplo (y no solo ellos), dieron un enorme salto en sus negocios y se convirtieron en un clan miembro del reducido club de los súper-ricos. Siguió avanzando durante la postdictadura aprovechando las limitaciones, debilidades y corrupciones de una democracia funcional a sus intereses.

    En segundo término es necesario constatar que no nos encontramos ante un hecho raro del panorama global sino de la expresión argentina, subdesarrollada, de un proceso de financierización generalizada del sistema mundial, forma dominante de un espacio donde pululan políticos y tecnócratas corruptos y elitistas, militares y mercenarios nihilistas y demás protagonistas de una civilización decadente.

    Menem representó la adaptación de Argentina a la victoria de los Estados Unidos contra la URSS, entonces emergía una superpotencia que prometía un dominio total y prolongado del planeta y cuyo discurso neoliberal aseguraba prosperidad para todos gracias al libre mercado. Como sabemos eso no fue más que una ilusión que poco tiempo después demostró su falsedad, las emergencias de China y Rusia señalaron la irrupción de la multipolaridad y en América Latina quienes no se doblegaban ante el Imperio sobrevivieron (como Cuba) y generaron un ciclo progresista. La apuesta menemista era infame y cipaya pero expresaba un cierto realismo oportunista por supuesto muy primitivo.

    La aventura macrista no se apoya en un mito global medianamente creíble, tampoco promete prosperidad ni libertad. Su ascenso reúne odios clasistas combinados con brotes de racismo y empecinamiento conservador, sus referentes globales-occidentales, los Estados Unidos y la Unión Europea, muestran cotidianamente su declinación económica y sus deterioros institucionales. Pero al igual que en el caso del menemismo exhibe la extrema fragilidad de su trayectoria económica, el festival de deudas públicas, el agigantamiento del déficit comercial y la reducción del mercado interno (golpeado por ajustes, sobreprecios internos, despidos y retrasos salariales) señalan la ruta hacia una segura crisis mucho más demoledora que la de 2001.

    Pero lo peor que podríamos hacer sería caer en el reduccionismo económico y creer que el desastre financiero futuro marcará el fin de la dictadura. Sus jefes en los dos últimos años sin dejar de hacer muy buenos negocios manejaron las cosas priorizando sus objetivos políticos más allá de una que otra desprolijidad, avanzando paso a paso en la instalación del régimen dictatorial. Ahora ya asegurados del control completo del Estado apretarán el acelerador económico, introducirán diversas formas de superexplotación laboral, desatarán saqueos y ajustes desplegando junto a sus aparatos mediático y judicial una densa estructura represiva buscando así aplastar protestas en curso y potenciales puebladas cuando la crisis económica se haga presente.

    Claro que la crisis económica y social golpeará a la mafia, la desestabilizará, y que las bases populares serán impulsadas hacia la protesta a gran escala (incluidos los sectores clasmedieros y bajos actualmente drogados por el chupete electrónico) y que ello debería colocarlas frente a frente. Pero con esas reflexiones ya estamos ingresando en el mundo de los escenarios futuros posibles, para poder construirlos deberíamos prepararnos desde ahora.

    Es lo que están haciendo Macrì y su banda, saben que su éxito se apoya en la degradación integral de la sociedad argentina, en su fragmentación económica extrema asociada a la extinción de identidades populares solidarias, al predominio de la estupidez mediática, proceso de embrutecimiento que bloquearía toda posibilidad de insubordinación masiva. Tal vez eso no sea más que una utopía fascista, el abuelo de Mauricio: Giorgio Macri, fue un notorio mafioso calabrés beneficiario y colaborador del régimen de Benito Mussolini, su carrera italiana concluyó mal y terminada la Segunda Guerra Mundial tuvo que emigrar, desgraciadamente hacia la Argentina. Su nieto ahora embarcado en una aventura tanática puede llegar a tener (si el pueblo argentino lo decide) un destino parecido… o algo peor.


    – Jorge Beinstein
    es economista argentino, docente de la Universidad de Buenos Aires.

    jorgebeinstein@gmail.com

    https://www.alainet.org/fr/node/188981

    Categorías: Noticias regionales

    ACERCA DEL “SI, SE PUEDE”

    Mar, 14/11/2017 - 18:03

     

    Por Claudio Di Pinto

    Discursos preestablecidos. Construcción de la subjetividad. El autor indaga en el tipo de subjetividad que construye la prevalencia actual de la concepción neoliberal como discurso preestablecido, que no sólo se limita a lo económico.  

    El predominio de la concepción neoliberal no solo impacta en la vida económica, sino que se desliza silenciosamente hasta convertirse en la mirada de parte de la población acerca de su vida, del otro y de lo que sucede en la cotidianeidad.

    Esta mirada implica que somos hablados por un discurso que desconocemos, y pone en juego una paradoja: creemos ser autores de un conjunto de ideas, convicciones y fundamentalmente de una mirada sobre el mundo, cuando en realidad solo ocupamos el lugar de intérprete de lo que podemos definir como discursos preestablecidos.

    Nos topamos en este punto con una discordancia entre lo que somos y lo que creemos ser. Esta diferencia refiere a que: lo que cada uno es remite a lo que vamos a llamar “efecto de estructura”, mientras que esas ideas y miradas sobre el mundo en las que un sujeto se reconoce van a remitir a “la construcción de la subjetividad”,  que no es ajena a la época y al momento histórico.

    Ahora bien: lo que cada uno es tiene el carácter de enigma, y cada uno podrá ir construyendo una respuesta a lo largo de su vida, de la única manera en que es posible hacerlo: siendo y haciendo. Por tratarse de un enigma y no de una adivinanza, requiere entonces de una posición activa y su respuesta va a ser siempre parcial.  Esta falta en ser, este enigma, constituye lo más singular, lo más propio y fundamentalmente lo más ajeno de cada uno. Es lo que no es posible compartir, y nos deja frente a la soledad existencial que implica el encuentro con lo real, con la incompletud del sistema simbólico para dar una respuesta a la pregunta: “¿quién soy?” o bien la interrogación por el sentido de nuestra vida, que es una variación de dicha pregunta.

    Ahora, en tanto el sujeto se constituye a partir del Otro, de los significantes del Otro, que nos marcan también con sus deseos y expectativas, es en el Otro donde intenta responder a esa pregunta, que al dirigírsela toma la forma de “¿qué quiere el otro?”, siendo esta una forma degradada de la pregunta “¿quién soy?”

    Preguntarle al otro qué quiere es un intento de que en la medida en que el otro diga qué quiere de mí, eso responda quién soy, a costa de alienarme a su sentido. Alienación que se sostiene desde una dimensión de creencia inherente a todo sujeto.

    Tanto la pregunta por el ser, como dirigirla a un otro, son efectos de estructura, lo que significa que esto es inherente a cómo nos constituimos, es efecto de la prematuración que hace necesaria la presencia del Otro, de su palabra y está presente más allá de cualquier época. Es efecto y una respuesta a la incompletud de lo simbólico, a la falta de un significante que defina mi ser, por eso la pregunta: “¿quién soy?”.

    En cambio, como se tramita, se vela, se hace transitable ese enigma cuando se dirige la pregunta al Otro está determinado en gran medida por los recursos que aporta la cultura, los discursos pre-establecidos que predominan e imperan en un momento histórico determinado.

    Esto último es lo que construye subjetividades, una modalidad particular de hacer con esa falta estructural. Subjetividades que van variando según los significantes e ideales de cada época.

    Se trata de discursos preestablecidos en tanto nos preceden y son transmitidos por los otros primarios, la educación y las diferentes instituciones que transita todo sujeto. Estas subjetividades que construye se visibilizan en un conjunto de creencias, valores, ideas y principios imaginarios que hacen transitable los encuentros con los límites que impone lo real a toda existencia.

    Somos hablados, somos intérpretes de ese conjunto de creencias que se expresan también en las ideas acerca de la política. Creemos que encontramos un lugar que nos representa cuando en realidad ese encuentro está determinado en gran medida desde el punto de partida.

    Si hoy en día prevalece la concepción neoliberal como discurso preestablecido, que no solo se limita a lo económico, ¿qué tipo de subjetividad construye? 

    Se trata como ya han señalado otros autores: que la concepción neoliberal no solo aliena sino que produce la fantasía de ser la propia empresa, todo es posible, “se puede”, pero no como consecuencia de un hacer con otros, sino que el éxito de ser la propia empresa sería efecto únicamente del propio esfuerzo y donde el otro solo tiene lugar en tanto medio para alcanzarlo o bien como un obstáculo para lograrlo.

    En este discurso que construye subjetividad no hay lugar para la utopía, no es un término que utilice el liberalismo, ya que la utopía al plantearnos un horizonte que nos haga caminar (como señalaba Galeano) es un camino con otros, con todos los avatares y dificultades que tiene ese “con otros”.

    Este “se puede” ser la propia empresa, “se puede” alcanzar lo que se quiere, deja al sujeto en cierto aislamiento, ya que no se forma parte de un proyecto que lo trasciende al mismo tiempo que lo implica, sino que es: “se puede solo”, basta querer algo, o bien, toparse con su contracara, y entonces soportar la culpa inevitable ante el encuentro con lo que “no se puede”. 

    Los síntomas ligados a la  depresión, o bien las melancolizaciones son en general presentaciones clínicas características de nuestra época. Tiene su razón de ser, ya que sabemos, y el psicoanálisis ha situado con claridad esta problemática, que el límite respecto de lo que se puede o se quiere, otra forma de nombrar el encuentro con lo real, con la castración, tarde o temprano se pone en juego. Y si el acento está puesto en que dicho encuentro con lo imposible o con la dificultad es solo a cuenta del sujeto, no queda más remedio que cargar con la culpa. De allí a los síntomas depresivos no hay un trecho demasiado extenso.

    De estas subjetividades que construye el neoliberalismo podemos situar al menos dos efectos: el primero, como ya mencioné, aísla al sujeto, y el segundo es que intenta anular o bien desestimar la dimensión de lo real, intenta una desestimación respecto de lo imposible, que conduce necesariamente a un discurso que adquiere un carácter cuasi religioso.

    Esta religiosidad es inherente a su lógica, ya que ante el inevitable encuentro con lo imposible, se redobla la creencia de que “se puede”, produciendo mayor alienación a un discurso vacío donde la repetición extasiada de “se puede” bastaría para alcanzar lo que se anhela. Ante el encuentro con lo real que podría llevar a redefinir horizontes y posibilidades, la respuesta implica su desestimación.

    La desestimación, como la define Claude Rabant, intenta borrar las marcas del encuentro con lo ajeno, con lo real, a diferencia de la represión que recae sobre los significantes.

    Se trata de desestimar, de borrar ese encuentro inevitable con lo castración. Allí donde el sujeto se topa con el “horror al saber”, se arroja afuera lo más íntimo que hace hablar.

    Arrojar afuera, nunca es al vacío, sino que este afuera toma la forma de un otro, de un semejante  que pasa a funcionar como culpable de los límites que se me imponen por el solo hecho de hablar. “Hecho a la cara del otro la carne de mi rabia y mi desesperación”, dice también Rabant. Pueden ser “los que se robaron todo”, “los negros que viven del estado”, “los que creían que podían tener algo”. Figuras que se construyen en el imaginario colectivo que no necesitan pruebas para que se los convierta en causa de todo lo que hoy no se puede, ya que representan un lugar necesario para sostener que “se puede”.

    No existe un término sin el otro, “se puede” a costa de los que “quieren impedirlo”, o bien de “los que lo impiden”, y ambos términos se sostienen en la dimensión de la creencia. Al ser dos caras de la moneda no se necesitan argumentos racionales que justifiquen la afirmación, basta creer en eso. Por eso no es posible su dialectización, ya que esto desarmaría el circuito que se establece y sostiene al sujeto en su cotidianeidad. La puesta en cuestión del “se puede”, atenta contra la subjetividad que impera en este contexto, con el riesgo subjetivo que eso conlleva, ya que pone en riesgo esa construcción de la subjetividad mencionada.

    Los discursos que apelen a esta categoría del “se puede” en las diferentes formas es lógico que logren una fuerte aceptación, ya que se sostienen y remiten a la subjetividad imperante de un momento histórico, y es por eso que no va a haber una relación directa entre una condición social y una idea política. Nuestras elecciones, en la vida en general –las ideas políticas forman parte de eso– están determinadas por complejas coordenadas que no se reducen a una clase, a lo que simplemente nos gusta, a lo que decimos querer, o a la sola convicción racional, sino que obedece también a causas que al tener siempre un aspecto que se nos escapa y son por lo tanto desconocidas para nosotros mismos, pueden conducir en muchos casos a la repetición de la que en general nos advertimos cuando ya es tarde.

    La interrogación acerca de: “¿qué se puede?”, “¿quiénes?”, “¿de qué manera?”, “¿quién paga el costo?”, “¿quiero eso?”, puede hacer zozobrar al sujeto, pero el silencio conduce inexorablemente a la repetición que está sostenida siempre en un error de interpretación. De no mediar el interrogante, se sostiene la creencia y además se sostiene que hay un “otro” que va a hacer en función de mis anhelos y deseos, lo que suele conducir a estrellarse con lo real, con lo que se repite como pesadilla una y otra vez. En eso consiste el error que lleva a la repetición. El doloroso despertar, que siempre se produce, puede llevarnos a la pregunta, a poder interpelar esa subjetividad, poder interpelar al otro, a tratar de construir un “nosotros” que ante el encuentro con el límite haga pensar en un horizonte posible. No hacerlo lleva a dormirnos nuevamente con el canto de la sirena que solo nos sumergirá tarde o temprano en una nueva pesadilla.

    * Claudio Di Pinto – Psicoanalista.

    https://www.pagina12.com.ar/74699-acerca-del-si-se-puede

    Categorías: Noticias regionales

    EL ROL DE LA COMUNICACIÓN EN LA ACTUAL COYUNTURA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

    Lun, 13/11/2017 - 21:42

    Por Carlos Borgna

    Transcribimos la ponencia de Carlos Borgna, durante el Taller de Medios de Comunicación, que  se realizó los días 12 y 13 de octubre pasado en la Ciudad de Buenos Aires organizado por el Foro de San Pablo y la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina.


    La comunicación del campo nacional y popular en América Latina está en un proceso de búsqueda y desafíos.

    Uno de los elementos comunes a los comunicadores de nuestra Patria Grande es el enemigo que enfrentamos ¿Tenemos conciencia de su desarrollo y magnitud, de su relación con el capital financiero, del nivel de concentración de los medios? ¿Este nivel de comprensión llega hasta los cuadros de conducción, los medios, los militantes de la comunicación o hay una fuerte cantidad de sectores populares que tienen en claro lo que está pasando? Y esto, ¿lo plasmamos en la generación de contenidos para que grandes porciones de la población lo sepan, conozcan los alcances y características del mismo?

    Podemos afirmar que en muchos lugares esto es así, pero recuperemos la metodología de la pregunta de Paulo Freire, entonces, y dejemos los interrogantes abiertos, la necesidad de debate sobre este aspecto, también. Deberíamos señalar otros elementos comunes a lo largo de nuestro continente y de nuestras historias de lucha, sin embargo nuestro objetivo es tomar cuatro o cinco ejemplos como disparadores, como elementos desde donde analizar el contexto y el conjunto; teniendo siempre presente que existe una relación dialéctica entre comunicación y política; no son caminos paralelos que de vez en cuando se tocan o interrelacionan.

    Cuba. Las nuevas generaciones no han vivido el proceso revolucionario, y los costos y esfuerzos para consolidar los logros alcanzados. La irrupción de las nuevas tecnologías y los contenidos audiovisuales generados en territorio norteamericano, que de una u otra manera llegan a la isla, son ya parte de la realidad concreta allí. Los cubanos analizan esto teniendo en cuenta, entre otras cosas, la cuestión ideológica, es decir los valores y contravalores que están expuestos abiertamente o de manera subliminal en las producciones a las que antes hacíamos referencia.


    ¿En el resto de los países es este un tema central de abordaje y de ser así, cómo se lo está haciendo?
    Debemos tener en cuenta que las personas menores de 40 años constituyen una porción considerable de la masa de la población y por ende de votantes, que además son las más afines a las nuevas tecnologías y establecen pautas de consumo.

    Venezuela, frente a la guerra económica, entre otras medidas, el Gobierno Bolivariano lanzó la propuesta de trabajo y la consigna: “Medios,
    Redes, Paredes.”
    El Presidente de la Nación señala casi cotidianamente que al hacer referencia a los Medios hablan de decir la verdad, en las Redes creatividad y en las Paredes todo lo referente a la movilización popular, a la comunicación popular.

    Aquí podemos observar una estrategia que apunta a vertebrar un plan comunicacional para enfrentar el poder de las corporaciones mediáticas por un lado, pero por el otro, el contacto y la relación con el conjunto de la población y a su vez, con los pobladores en concreto.

    Bolivia, pone en la agenda la estrategia frente a las Redes Sociales. Su Presidente plantea –esto de manera sostenible luego de los últimos procesos electorales- la necesidad de dar batalla en esos ámbitos. Otros funcionarios del Gobierno señalan “que la batalla” son las redes. No es lo mismo. Hay que prestar atención y seguir con interés esta línea de trabajo pues no se llega al mismo lugar, aunque sólo aparezcan pequeñas palabras de diferencia.


    ¿Cuál es el hilo conductor entre Cuba, Venezuela y Bolivia además del Socialismo como modelo de construcción?
    Indudablemente que aquí aparece de manera nítida la relación entre la comunicación y la organización popular. Tema que debe interpelar a los comunicadores de toda América Latina, por qué a veces pareciera que no se le encuentra la vuelta a esa relación que tiene que haber entre la construcción organizativa política, social, territorial (barrios, sindicatos, lo rural, etc.) y la comunicación. ¿Tenemos esto en claro, o nuestros debates rondan en torno a los medios, las herramientas, los protagonismos, lo individual ante que lo colectivo? ¿Cuál debe ser el rol de la comunicación en esta etapa?


    Colombia.
    Es prudente recordar el anterior proceso de Paz, algunas décadas atrás y los esfuerzos de los comunicadores colombianos por mostrar las violaciones a los derechos humanos por parte del Ejérc​ito y los para policiales, los asesinatos selectivos y masivos, la represión en definitiva. Hoy, en otro escenario, volvemos a tener una coyuntura donde la Paz y las características de la misma están en el centro de la escena política. ¿Cómo vamos a trabajar esto? ¿Cuáles son las enseñanzas pasadas que deben tenerse muy en cuenta en el presente y en el futuro inmediato? ¿Qué niveles de articulación vamos a tener entre los comunicadores de todos los países para afrontar este desafío?

    Uno de los portales de internet sobre política comunicacional en Argentina es Nodal. Allí en toda esta semana la represión en Colombia a los campesinos ha estado en el centro de la información; es decir el tema debe tener visibilidad, sino quedará reducido a espasmos comunicacio-nales. Aparece aquí, muy evidente el rol de las redes de comunicadores, la prioridad de coordinar, la necesidad de debatir criterios y ponerlos en práctica de manera perentoria.

    Indudablemente que hay naciones en donde la situación de los comunicadores y periodistas debe evaluarse partiendo de otras cuestiones y con esto hacemos referencia a los asesinatos que ocurren en México y Honduras entre otros. Esta es la complejidad y heterogeneidad de las situaciones que enfrentamos diariamente.

    En este marco también merece señalarse la experiencia paraguaya, donde no han faltado los crímenes hacia periodistas también, pero queremos resaltar puntualmente, el hecho de que los compañeros y compañeras del interior de Paraguay, muchas veces realizan su labor sin contar con internet, ni condiciones de relacionamiento mínimas; sin embargo hay experiencias muy valiosas donde de forma casi cotidiana recibimos información detallada de lo que ocurre o va transcurriendo en los más pequeños poblados del país profundo. Una tarea gigantesca, que debemos valorar.

    ¿En nuestros países, producimos contenidos desde el interior o las noticias rondan siempre a los grandes centros urbanos, especialmente las capitales nacionales generadoras de contenidos? A lo cual sin dudas hay que agregarle el hecho de que muchas veces nuestra actitud es respuestista; es decir contestar o intentar hacerlo a la información que generan los grandes medios. Interrogantes que nos deben hacer repensar nuestras prácticas.

    Y finalmente Argentina, para no partir de una opinión personal o de grupo, más ligada a “la bajada de línea”, deseamos poner tres ejemplos de otras tantas personas y a partir de allí disparar la reflexión: Hebe de Bonafini, Roberto Navarro y Rodolfo Walsh.

    Abril de 2016, pocos meses después de la derrota electoral a manos de la derecha, la Coalición para una Comunicación Democrática se reúne en una dependencia del Congreso de la Nación y allí es convocada Hebe que hace su ingreso con un sobre en la mano. Luego de las presentaciones, ella

    ​ ​

    saca del sobre un billete, un pequeño volante y otros elementos. Recuerda que las Madres escribían en los billetes el nombre de los Desaparecidos. Ponían un número de teléfono para que si alguien sabía algo de ellos lo informara.

    Advirtió en su charla que quienes habían ganado las elecciones venían por todo y todos y que por lo tanto había que prepararse y rediscutir el uso de las herramientas comunicacionales para una etapa de resistencia. La impresión que nos llevamos muchos es que varios siguieron enfrascados en lo suyo, haciendo su planteo sectorial, no sólo en ese momento sino en largos meses posteriores. Lamentablemente los hechos le dieron la razón a Hebe y la pregunta vuelve a reiterarse: ¿estamos preparados, nos hemos preparado para una situación de resistencia, de cierre de medios populares, de despidos y persecuciones? Parece que no.

    Roberto Navarro es un periodista al cual acaban de echar de sus programas tanto en Televisión como en Radio. Dominaba el rating en su franja horaria. Con mucha honestidad él contó la conversación con el Gerente del Canal cuando le comunicaron su despido. Allí le dicen que el problema no son sus comentarios o editoriales sino los trabajos de investigación que él y otros periodistas realizaron. Es necesario aclarar que estas investigaciones están centradas en el Presidente de la Nación, sus amigos, socios o en negocios que involucran al Estado Nacional, como por ejemplo la compra de armamento.


    Dos conclusiones.
    La primera: tenemos que hacer comunicación y periodismo que le pegue debajo de la línea de flotación, que le haga daño al sistema, al Poder. Y lo otro está referido al modelo comunicacional.

    Roberto Navarro utilizaba la pantalla de televisión y “le hablaba”, durante 20 a 40 minutos en sus editoriales. Es decir la antítesis de todo proceso comunicacional, por ende humano. Bajaba conceptos, criticaba, planteaba conclusiones sobre la situación nacional, la economía, el gobierno, los funcionarios.Pero para el propio Gobierno esto no era un problema, pues cuenta con decenas y miles de usinas en todo el país para contrarrestar estas editoriales. Las investigaciones tienen otro carácter y consecuencias.

    Rodolfo Walsh es un referente del periodismo, de la investigación, de la literatura. Un militante, un ejemplo para muchos. En gran medida se lo reivindica desde esa lógica. Sin embargo el Walsh profundo, el de la construcción política, el de la CGT de los Argentinos y varios años

    ​ después el de la Agencia Ancla es el hombre que plantea que los contenidos deben provenir de los compañeros y compañeras en las fábricas, ni siquiera de los responsables de prensa de los sindicatos, necesariamente. Es decir, la comunicación popular en su máxima expresión. Es imprescindible buscar a “este Walsh” y poner en contexto su vida y sus concepciones y a partir de allí revisar, también, nuestras propios trabajos en la materia.

    En síntesis hemos tratado de abordar con algunos ejemplos la realidad, sin pretender ser propietarios de la verdad, ni considerar que en nuestras palabras está resumida toda la problemática; pero es prioritaria la necesidad de revisar el aporte que la comunicación debe hacer en esa relación dialéctica con la política, en la etapa que estamos viviendo. Hay tareas pendientes entre otras: la formación de cuadros en comunicación y el analizar críticamente los modelos comunicacionales que tenemos incorporados y formateados en nuestras cabezas y prácticas.

    Retomamos en este final con algunas consideraciones del principio: luego de 1955 y derrocado el General Perón en Argentina se produjeron fusilamientos, persecuciones, proscripciones como la del propio peronismo el cual estaba excluido en las elecciones; es decir una real situación de resistencia en donde no se podía nombrar a Perón. El pueblo argentino se expresó en las paredes. No contaba ni con las radios, ni la televisión ni los diarios. Escribía: “Luche y Vuelve”; todos sabían a quién hacían referencia esos tapiales pero también se conocía que detrás de quienes pintaban había una organización sindical, una unidad básica, estructuras políticas con amplia militancia de jóvenes. Desde esta perspectiva creemos que hay que asumir las búsquedas y los desafíos, sin negar reclamos sectoriales, nuevas tecnologías, renovadas experiencias y protagonistas; pero insertos todos en una misma estrategia.


    Nota.
    Este texto explicita la charla y algunos aportes puntuales realizados en plenario luego de la misma y que considere importante incluirlos.

    Carlos Borgna

    Coordinación Nacional de la Red de Comunicadores del MERCO-SUR ,Integrante del Equipo de Comunicación de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (FESTRAM); Coordinador de la Reunión Especializada de Comunicación Social del MERCOSUR (RECS) 2011-2015 ; Responsable del Área de Comunicación del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de la Cancillería argentina (CCSC) 2010-2015

    Categorías: Noticias regionales

    EL ESLABÓN MÁS DÉBIL

    Lun, 13/11/2017 - 21:04

     

    Por Emir Sader

    América latina se había transformado en elslabón mas débil de la dominación neoliberal en escala mundial. Por haber sufrido, de forma concentrada, los cambios en el mundo, fue el continente que parió los únicos gobiernos antineoliberales.

    Después de mas de una década de avances en la contramano del orden neoliberal que reina en el mundo, disminuyendo la desigualdad, superando la recesión económica, y desarrollando importantes iniciativas de integración regional, esos gobiernos sufren brutales ofensivas de la derecha para intentar frenarlos. Lo han logrado en algunos países –Argentina y Brasil–, sin que, con ello, hayan cumplido lo que prometían: retomar el crecimiento económico, combatir la pobreza, bajar el desempleo. Al contrario, la situación económica y social en Argentina y en Brasil es mucho peor de la que antes del retorno de los gobiernos de derecha.

    En el nuevo escenario de la región, Brasil se presenta como el eslabón más débil de la cadena neoliberal en el continente. La combinación de varios rasgos de la forma en la que la derecha ha retomado el gobierno en ese país hace que ahí se den los combates mas importantes de la región.

    Al contrario de Argentina, en Brasil la derecha ha recobrado el gobierno no mediante elecciones –donde fue derrotada cuatro veces, sucesivamente–, sino mediante un golpe parlamentario-jurídico-mediático. El nuevo presidente y su gobierno no tienen siquiera legitimidad institucional, aun más porque ponen en práctica el programa derrotado en las elecciones, incluso en la ultima, en 2014.

    El nivel de apoyo del que disfruta el gobierno –tres por ciento– representa la falta de popularidad que sufre la aplicación de ese programa, después de que Brasil haya vivido el mejor período de su historia, por el combate a la desigualdad social, por el regreso de la autoestima de los brasileños, por la proyección interna e internacional de Lula como el más grande líder político del país.

    La ruptura es sentida como brutal por la gente, que lo manifiesta a través del apoyo a Lula, que supera el 40 por ciento. La izquierda no está dividida , aunque haya sectores que no manifiestan apoyo a Lula. Toda la izquierda al menos reconoce en él al gran dirigente que puede rescatar la democracia, el desarrollo económico y la justicia social.

    Mientras que la derecha no tiene candidato, su partido tradicional, el PSDB, paga caro el haber apoyado al golpe y al gobierno de Temer. La derecha busca nombres fuera de la política, pero lo que le falta es un discurso y un distanciamiento del gobierno de Temer, para poder tener algún candidato con cierta popularidad. El único que mantiene cierto apoyo –Bolsonaro– es de extrema derecha. su candidatura facilitaría el triunfo de Lula.

    Por todos esos factores, Brasil es hoy el eslabón mas débil de la cadena neoliberal en América latina. Se decide el futuro de Brasil en los próximos 12 meses o incluso antes. O la derecha, de una u otra forma, se consolida en Brasil y se consolida, a la vez, el viraje conservador en la región. O Lula o el candidato que él apoye triunfa y Brasil retoma la dirección política y económica anterior, con las consiguientes consecuencias para América latina.

    La combinación entre un gobierno extremadamente débil y una candidatura fuerte como la de Lula es lo que hace que la disputa en Brasil sea decisiva para el futuro del país y de toda América latina.

    Lula se juega por entero en las Caravanas, que se han vuelto un gran instrumento de movilización popular y de formulación del programa de rescate del país.
    Cuanto más es atacado por los medios y por sectores del Poder Judicial, más aumenta la popularidad de Lula. Si fuese candidato, tendría grandes posibilidades de triunfar en primera vuelta. Puede ser que lo proscriban de ser candidato a la presidencia. En ese caso Lula hará de Gran Elector y escogerá a un candidato para el PT. De cualquier manera, el fortalecimiento del nombre de Lula es el fortalecimiento del proyecto que él ha representado y sigue representando en Brasil.

    https://www.pagina12.com.ar/74683-el-eslabon-mas-debil

    Categorías: Noticias regionales

    CAMBIO CLIMÁTICO: ¿POR QUÉ DOS GRADOS?

    Lun, 13/11/2017 - 21:00


    Por Santiago Sáez

    Una vez cruzado el umbral de los dos grados, aumentan las posibilidades de que se desencadenen ciertos “cambios abruptos en el océano, el hielo marino, la cobertura de nieve, el permafrost y la biosfera terrestre”.


    Ya ha arrancado la 23ª Conferencia anual de las Partes (COP23) de las Naciones Unidas. La mayor cumbre internacional sobre el clima, a la que concurren la práctica totalidad de los gobiernos del planeta (además de periodistas, miembros de agencias internacionales, representantes de ONG y gran parte de la industria), trata de “estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que prevenga una interferencia antropogénica peligrosa con el sistema climático”.

    Para evitar ese peligro, durante el COP21 (en 2015) se firmó el Acuerdo de París. El tratado conmina a los firmantes (todos los países del mundo excepto Siria y, pronto, Estados Unidos) a reducir sus respectivas emisiones de manera que la temperatura global no aumente más de 2ºC sobre niveles preindustriales. Generalmente se acepta el periodo 1850-1900 como punto de partida. Pero ¿por qué 2ºC? ¿Qué tiene de especial esta cifra? ¿Cómo sería un mundo 2ºC más cálido? ¿Cómo llegamos a ese punto y qué posibilidades hay de que lo consigamos?

    ¿Por qué dos grados?

    Una variación de dos grados centígrados en la temperatura media global puede parecer poco, pero tendría consecuencias catastróficas sobre el clima global. Muchos de los eventos meteorológicos extremos que presenciamos (olas de calor, huracanes, sequías, etc) están relacionados con el cambio climático. Aunque no se pueda señalar la relación de eventos concretos, la tendencia global puede atribuirse al aumento de las temperaturas. Y esto es con solo un grado de calentamiento (2016 estuvo 1.1ºC por encima de niveles preindustriales).

    La cifra de dos grados centígrados procede de un estudio publicado en 1977 bajo el título Crecimiento Económico y Clima: El Problema del Dióxido de Carbono. En el artículo, el economista William Nordhaus utilizaba los 2ºC como estimación aproximada de la temperatura máxima de los últimos 100.000 años. En un estudio anterior, Nordhaus ya había estimado este límite en “2 o 3 grados”.

    ¿Qué tiene de especial esta cifra?

    El límite de 2ºC representa un consenso político, y no científico. Aun así, el consenso no es totalmente arbitrario. Según un estudio publicado en 2015 por la revista estadounidense PNAS (Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias) una vez cruzado el umbral de los dos grados, aumentan las posibilidades de que se desencadenen ciertos “cambios abruptos en el océano, el hielo marino, la cobertura de nieve, el permafrost y la biosfera terrestre”. Estos cambios abruptos pueden acelerar el cambio climático aún más y hacer que sea imposible restaurar el daño en siglos.

    Sin embargo, con un incremento de temperatura ligeramente superior a un grado centígrado, ya hemos visto como las olas de calor (como las de este verano) serán mucho más frecuentes en el futuro. Hasta 10 veces más probables, según un análisis de World Weather Attribution, un grupo de científicos estadounidenses.

    Los dos grados no suponen el límite de la zona segura, pero es más seguro un calentamiento de 2ºC que de 3ºC, y 3ºC son mejores que 4ºC.

    ¿Cómo será un mundo 2ºC más cálido?

    Depende del lugar en que se mida. Los efectos del cambio climático no son homogéneos, y hay zonas que se verán afectadas ligeramente, mientras otras se convertirán en desiertos o desaparecerán bajo las aguas. Ciertos estados insulares, como Kiribati, preparan programas de evacuación. Otras zonas ya han sido evacuadas. Notablemente, la isla caribeña de Barbuda fue abandonada por sus residentes el pasado septiembre tras el azote del huracán Irma. Por primera vez en tres siglos, no había nadie viviendo en la isla. Para evitar que estas zonas quedasen inhabitables habría que limitar el calentamiento a 1,5ºC.

    Según el informe de impactos, adaptación y vulnerabilidades de 2014 del IPCCC (el grupo internacional de científicos que informa a la ONU sobre el cambio climático), un calentamiento de 2ºC supondría una amenaza existencial para multitud de especies, ecosistemas y culturas, así como más eventos meteorológicos extremos (olas de calor, lluvias torrenciales, inundaciones costeras, etc.). Estos efectos, afirma el mismo informe, afectarán más duramente a las personas más vulnerables de cada país. Se esperan cosechas más pobres y escasez de agua, con la consiguiente hambruna, además de un aumento moderado del nivel del mar.

    Y todo esto es mucho mejor que un calentamiento de 3ºC, que vería extinciones masivas y la desaparición total del casquete polar ártico.

    ¿Qué hay que hacer y qué posibilidades tenemos?

    Lo más urgente es reducir de manera drástica, y eventualmente eliminar, el consumo de energía procedente de combustibles fósiles (incluyendo el transporte), sustituyéndola por energía renovable. Además, hay que acometer una reforestación masiva y detener la deforestación. Eso supone, además, reducir o eliminar el consumo de carne. Todo esto a nivel individual y colectivo.

    Según un análisis llevado a cabo por el grupo de estudio Contra El Diluvio, sobre un reciente informe de las Naciones Unidas, las acciones imprescindibles de manera inmediata son factibles a nivel técnico, pero no se están aplicando. Es una cuestión de voluntad política. Por ello, la movilización y la presión política, financiera e incluso legal son herramientas que muchos colectivos consideran imprescindibles.

    Según un informe reciente, las posibilidades de cumplir el objetivo de los dos grados son escasas. Un 5% en el mejor de los casos. Sin embargo, el hecho de que 2ºC es un consenso político hace que la batalla por controlar las emisiones siga valiendo la pena. Si no conseguimos este objetivo, hay que luchar por el siguiente.

    https://www.lamarea.com/2017/11/07/por-que-dos-grados/

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA DOMINACIÓN OCCIDENTAL DECAE SIN QUE SE PRESENTE UNA PROPUESTA SOCIALISTA SOSTENIBLE

    Lun, 13/11/2017 - 20:57

    Rómulo Pardo Silva

    La crisis del poder unipolar es evidente si se aplica la crítica a los medios hegemónicos. Occidente ve enfrente ahora a potencias opuestas, China en lo económico y Rusia en lo militar.

    Más, en lo profundo la civilización del productivismo-consumismo para la humanidad es, y se sabe, insostenible. La perspectiva del cambio climático que creó es devastadora, y no solo ella.

    Sin embargo todas las medidas de respuesta a los problemas no salen de la creencia, interesada y producida, en el capitalismo.

    China apuesta por los emprendedores, las ventas y compras, el agotamiento de recursos naturales.

    Las ventas del Día de los Solteros de China en TMall llegaron a unos 1.500 millones de dólares en los tres primeros minutos tras ponerse en marcha la medianoche de hoy sábado. Xinhua. El Día del Soltero en China supera los 17.700 millones de dólares.

    Rusia de magnates se enfoca en la defensa de sus intereses nacionales cercados mediante armas de una capacidad de destrucción masiva y expandiendo su área de influencia.

    El establecimiento de una base militar rusa en Cuba en un contexto de aumento de las agresiones de EEUU respondería a los intereses de seguridad nacional, afirmó el jefe del Comité de Defensa de la Cámara Alta del Parlamento ruso. Sputnik.

    Rusia busca utilizar los puertos de Venezuela para instalar sus buques de guerra en la zona por un plazo de 15 días, informa un medio estatal ruso. HispanTv

    Alemania se ciñe a la OTAN–EEUU para seguir siendo la locomotora europea pero a conciencia de que ese marco no tiene futuro.

    Alemania vislumbra el colapso de la Unión Europea dentro de las próximas dos décadas, con países que decidirán abandonar la comunidad para unirse a un bloque de Estados afines a Rusia. Esto es lo que se desprende de un documento secreto del Ministerio de Defensa alemán obtenido por la revista ‘Spiegel’. RT

    Washington–Bilderberg–Pentágono ni siquiera tiene un gobierno estable. En lo financiero depende de un gigantesco volumen de valores sin respaldo en la economía real. Sufre un déficit público crónico y tiene una deuda pública impagable. Se ha ido aislando y perdiendo su control sobre sus tradicionales estados clientes. Comunicacionalmente sus medios pierden terreno ideológico. Frente a Corea del Norte está paralizado y sufrió una derrota ostensible en Siria.

    Washington ordena a RT América registrarse como agente extranjero antes del lunes. EE.UU. amenaza con arrestar al director de RT América y congelar las cuentas de la cadena si no se registra como agente extranjero antes del próximo lunes. RT

    EE.UU. gasta más de $ 5,6 billones en conflictos externos desde 2001, mientras que los datos ofrecidos por el Pentágono solo representan un tercio de esta cifra. HispanTv

    El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo este viernes en Vietnam una apuesta por las relaciones bilaterales en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), antes de que su homólogo chino, Xi Jinping, defendiera la globalización. Emol

    Once países que representan 13,5% del PIB mundial alcanzaron un acuerdo este sábado en Vietnam para relanzar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, rebautizado Acuerdo Exhaustivo y Progresivo sobre el TPP. Estados Unidos se queda afuera. RFI

    Un nuevo proyecto de ley propone prohibir la asistencia de Washington a países que votaron de manera diferente a EE.UU. en las últimas reuniones de la ONU en más de la mitad de las ocasiones. El proyecto, presentado a la Cámara de Representantes por los republicanos Louie Gohmert y Steve King, sugiere privar de apoyo financiero en el marco de la cooperación económica y militar a aquellos Estados que votaron de manera diferente a la de EE.UU. en las últimas reuniones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de la ONU en más de la mitad de los casos. RT

    Pese a esta realidad no gana fuerza un proyecto de socialismo sostenible, planificado, global. La propuesta está en los sectores alternativos pero no se le suman voluntades sociales, intelectuales, políticas.

    El tiempo apura pero se pierde sin ganar ahora un espacio en crecimiento al futuro.

    Mientras no haya un programa alternativo civilizatorio se girará una y otra vez en el conservadurismo de coyunturas y discursos. En el sistema.

    Por un Movimiento para una nueva civilización solidaria de socialismo sustentable.

    No progresismo de izquierda.

    Contacto     romulo.pardo@gmail.com  

    Categorías: Noticias regionales

    EL ENCANTO DEL CHE

    Lun, 13/11/2017 - 20:50

    Por Ilka Oliva Corado

    Estados Unidos es un país con una diversidad de culturas, impresionante. En la parada de un semáforo, esperando cruzar la avenida, puede haber cincuenta personas y todas son de distinto país y todas tienen una historia, un pasado, una raíz. La cantidad de religiones y pensamiento político es también así de variada. En una reunión social, en un restaurante, en un simple supermercado o en el parque se puede encontrar una variedad de culturas e idiomas que es imposible identificar.

    Y me he encontrado con personas de países que yo no sabía que existían y que me han tenido que enseñar en el mapa, que al entablar conversación conmigo me preguntan por el Che, Allende, Chávez y Fidel. Como esperando a que yo les cuente historias de esos mitos, que dan por sentado que me sé de memoria. Y ahí están como niños esperando a que les cuenten un cuento.

    Y ahí estoy yo frente a ellos, una guatemalteca emigrada, crecida en la época de la desmemoria, sin mucho qué contar porque sé muy poco, uno no se pone al día en tres lecturas de todo lo que le ocultaron toda la vida, en un sistema previamente estructurado para el éxito de la ignorancia colectiva. Y lo preguntan con el asombro por el alcance internacional de estas figuras. Y uno se siente pequeñito, casi una nada, ante esa enorme responsabilidad.

    Y sucede algo muy curioso, la gente da por sentado que porque uno es de Latinoamérica se sabe de pe a pa la historia del continente (y deberíamos) entonces preguntan por el Che, como si fuera un amigo de la cuadra, o por Allende como si fuéramos del mismo pueblo, o por Cuba como si allí hubiéramos nacido en la misma parcela que Fidel. ¡Chávez, Chávez!, dicen emocionados como si uno hubiera crecido vendiendo dulces de araña con el niño en Sabaneta de Barinas.

    Entonces hablan de Suramérica como si allí quedara a la vuelta del bulevar principal del barrio donde crecí. O dicen México como si quedara a la par de Brasil o dicen Panamá como si colindara con Chile. Y así con la misma emoción esperan que yo conteste y les hable de la cultura, de la política y de la historia del continente.

    Y es una enorme responsabilidad el solo hecho de mencionar el nombre de estos mitos. Porque siempre lo he dicho, uno puede admirar a personas revolucionarias que cambiaron la historia del mundo, pero jamás decir que es una de ellas, porque una cosa es admirar y otra hacer. Ahí radica la diferencia porque lo que está de por medio son las agallas y la entereza para pasar del pensamiento a la acción. Estamos a años luz de los verdaderos revolucionarios que descansan en la grandeza de la inmortalidad. No fue poco lo que sacrificaron.

    Entonces les cuento lo poco que sé, con la misma emoción de niños jugando rondas en la calle del barrio. Y me encanta poder compartirles a otras personas sobre los mitos mundiales que ha parido la Patria Grande. En lo que les hablo del Che los llevo a México a conocer a las Adelitas, y en cuanto les cuento de Fidel, les narro la historia de Pancho Villa y Emiliano Zapata. Juana Azurduy, les digo, como si ahí hubiéramos crecido en la misma manzana de tierra.

    Y les pinto colores mostaza y color tierra, verde esperanza y rojo fuego, azul mar bravío y cielo desnudo en día de verano, y ven el verde sierra de Las Minas y el blanco algodonado de los Andes Nevados. La tierra roja de Salamá y el amarillo encendido de las piñas de Misiones. Y van y vienen recorriendo por el río Magdalena, el Amazonas   y la sierra Tarahumara la Latinoamérica milenaria: con sus dolores, su cultura, sus mitos y sus colores.

    Y les brillan los ojos cuando les hablo del Che, con solo ver los zapatos que llevaba puestos el día de su captura, uno comprende la grandeza inmortal de un ser humano que fue avanzado a la época que le tocó vivir y, que dejó todo por ir en busca de la libertad de los pueblos, no solo de Latinoamérica, del mundo.

    Y todo comienza con él, cuando digo que soy latinoamericana inmediatamente lo nombran, el Che es el imán y quien en lo político a nivel internacional es la carta de presentación de la América Latina herida pero en resistencia. Che, Che Guevara, me dicen como con sed, como con hambre, como esperando encontrar la sombra de un árbol en el sol abrasador del desierto.

    Y soy yo la encargada, en ese instante de alcanzarles un vaso de agua, y les cuento que el Che nació en Argentina y no en Cuba, se les viran los ojos por el asombro, pero les digo que es de todos: que el Che es asiático, africano, europeo, negro, blanco, porque su naturaleza es esencial de los seres que aman la tierra como aman la vida.

    Y me siento privilegiada por que él me da la oportunidad de mencionar su nombre y contar su historia, a mí que en total ignorancia trato de conocer la historia de la Patria Grande que él tanto amó. Latinoamérica se ve distinto dentro y fuera de las fronteras, estar del otro lado, siempre trae consigo una responsabilidad que viene de la mano de la Memoria Histórica.

    Y aunque parezca todo lo contrario, no soy conocedora en absoluto, apenas hace 3 o 4 años que comencé a despertar de la modorra colectiva, apenas sabía mi nombre, más nada, y sigo asombrándome todos los días, cuando descubro emocionada la raíz de la Latinoamérica ancestral que los mitos han honrado.

    ¿Y nosotros, simples mortales, para cuándo?

    https://cronicasdeunainquilina.com/2017/10/30/el-encanto-del-che/

    Categorías: Noticias regionales

    ESTÉTICA COLONIAL: LOS MONOBLOCKS DE NORDELTA

    Dom, 12/11/2017 - 21:19




    Por Santiago Gómez

    El audio de una cirujana indignada por “gente que visualmente no es muy buena” circuló por teléfonos y redes sociales. Un análisis discursivo sobre la colonialidad en las palabras de la mujer.

    Circuló por teléfonos y redes sociales el audio de una cirujana, “una mujer normal”, indignada por sus nuevos vecinos. “Gente que no se ve mala, se ve buena, pero se ve una gente de barrios visualmente no muy buenos”, y a ella no le divierte estar en Nordelta mirando el lago y viendo gente que en una reposera de Mar del Plata va al muelle y toma mate. Dice que esas cosas en Punta del Este o San Ignacio no se ven. La mujer aclara que no tiene problemas de dinero, es consciente de que no es millonaria, pero reconoce que le va bien en la profesión. Es fácil que ese tipo de audio genere rechazo en quienes no viven ahí ni tiene una estética “visualmente bien”, por lo que creemos que corresponde analizar alguna de las afirmaciones de la mujer, no por su genialidad, sino porque simplemente no hay originalidad alguna en las afirmaciones que repite y circulan en este continente desde hace más de 500 años.

    La primera cosa a considerar es que la médica en cuestión es una pobre mujer. Sin dudas que la mujer está dentro del 10% más rico de la población, pero esa mujer en Nordelta es de la que vive en un departamento de un ambiente, por el que pagó 200 mil dólares, y sabemos que en el country no faltan quienes dicen que “vive en los monoblocks”. Quien tenga un poco de consideración puede llegar a sentir pena por la alienación de una mujer que tiene uno de los trabajos más estresantes y exigentes que hay, como el de quienes hacen cirugía, que conforman la población con más altos índices de suicidio a nivel mundial; los cirujanos y las cirujanas no tienen permitido errar, y aún así no consigue disfrutar. Una mujer que, con uno de los salarios más altos que hay, se desvive por comprar un departamento de un ambiente, por lo que en otro lugar podría comprar una casa con pileta solo para ella. Pero claro, no podría decir “tengo casa en Nordelta”. Y qué injusticia siente si al comprar una propiedad ahí tienen que soporta,r cuando se mete a la pileta, quedar cerca de “las bestias que toman mate en reposeras de Mar del Plata” y tienen un perro que “grita”, por lo que no la dejan descansar visualmente.

    La mirada que no

    ​la ​

    deja

    ​ ​

    descansar no es la propia, es la mirada ajena, la mirada colonialista, la mirada que la atormenta, la mirada que teme que la confunda a ella con las bestias por tenerlas cercas. No cabe la menor duda que para la mayoría de la población esa cirujana está más cerca de la familia Anchorena que de alguna de las García, pero en el hipotético caso de que esa mujer comenzara un noviazgo con un Anchorena, va a padecer los domingos los comentarios de la suegra lamentando que el nene no se casó con una Álzaga o Fortabat. Pensemos que si el PRO le encargó a Laura Di Marco que escriba un libro para hacer del presidente una víctima del “bullying” de sus compañeros del Newman por no formar parte de las familias tradicionales, siendo el hijo de un millonario, no es muy difícil imaginar cómo pueden llegar a mirar a esta esforzada cirujana entre las familias patricias argentinas.

    “Bestias”
    llama la mujer a las personas que viven en el mismo edificio que ella. Término semejante utilizó Fray Bartolomé de las Casas, en Historia de las Indias, libro del siglo XVI, en el que clasificó cuatro tipos de bestias y lo que caracterizaba a una de ellas era que se trataba de bestias “muy alejadas de razón, no viviendo ni pudiendo vivir según las reglas de ella, o por falta de su entendimiento, o por sobra de su malicia y costumbres”. Cualquier parecido con las afirmaciones de la doctora no es coincidencia, simplemente responde a la lógica colonial. ¿De qué se trata esta lógica?

    Lo propio del colonialismo es la negación del otro, es decir, es afirmar que el otro no es un igual, no es un semejante, y es más, se trata también de un ser inferior, hecho que constituye al racismo. El racismo no se trata de una cuestión de color de piel, sino simplemente de considerar a otra persona inferior a nosotros. Así lo hicieron los españoles cuando llegaron a este continente, españoles que habiendo conocido el baño gracias a los árabes consideraron que su cultura era superior a la de los incas, aztecas o mayas, algunas de las cuales también ya contaban con sistemas de higiene en sus construcciones. Pero así fue, los blancos llegaron, impusieron por la fuerza sus formas. De eso se trata el imperialismo, del impero de una misma forma en una gran extensión territorial.

    500 años después la cirujana, que 300 años atrás sería “el médico”, ocupa el lugar de la criolla que vende sus servicios a los terratenientes, jugando el papel de vigilante de la moral de los patrones, oponiéndose a que esté permitido que las bestias tomen mate alrededor de la pileta, o piscina, que es el término que utiliza cuando es ella la que la usa. La mujer se indigna, cómo es posible que tomen mate como si estuvieran en Mar del Plata, cosa que supone, sabrá Dios por qué, que no pasan ni en Punta del Este ni en la selecta playa uruguaya de San Ignacio, por lo que uno solo puede preguntarse: ¿hay algún lugar en Uruguay donde no se tome mate? ¿Será que esta señora estuvo alguna vez en la pileta de alguna propiedad de millonarios en la que no se tomara mate a su alrededor? La prohibición a tomar mate a “las bestias” es orden del patrón que ve en la cebada una pérdida de tiempo. Quien haya trabajado en empresas se habrá encontrado alguna vez con que esa estúpida prohibición se mantenga en un país en el que se toma más mate que agua sola.

    Que no me vayan a confundir con ellos es lo que atormenta a la cirujana.
    Qué injusticia haberme gastado 200 mil dólares por un ambiente y que de lejos alguno de alpargatas de carpincho, bermuda clara y camisa celeste pueda creer que tengo algo que ver con esta grasa que sobre un deck usa reposeras como las de la Bristol, piensa y se aterra.

    Sinceramente, aunque la mayoría de nuestros lectores seguramente no pueda entenderme, siento pena por esa mujer. Ni estando en uno de los lugares más selectos del país puede disfrutar. Ni teniendo la posibilidad de nadar en una pileta puede descansar de la mirada colonial que le dice que se diferencie de los propios, que en ese caso son los propios más cercanos que tiene, porque le guste o no, son sus vecinos y aunque ella mucho lo lamente, en tierra de mansiones, ella vive en los monoblocks.

    http://www.agenciapacourondo.com.ar/cultura/estetica–colonial-los-monoblocks-de-nordelta​

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL PICO MAS ALTO

    Dom, 12/11/2017 - 21:11

    Por Luis Bruschtein

    Es ahora o nunca. Lo dijo Macri. Tras las elecciones la estrella de Cambiemos alcanzó el zenit. Todo lo que se diga tendrá un efecto a su favor, todo lo que impulse será difícil de frenar. Por el contrario, todo lo que haga la oposición será como escupir al cielo.

    Es una emanación del triunfo electoral que rodea con su aura al vencedor y oscurece a sus opositores. Así lo tomó Cambiemos que rápidamente avanzó en su estrategia de destrucción del kirchnerismo, logró expulsar a Alejandra Gils Carbó de la Procuración y negoció en tiempo récord la reforma judicial con los gobernadores pese a lo cual, la mayoría quedó disconforme.

    Es una lectura. Cambiemos se movió con velocidad, con reflejos. Encarceló de manera humillante a los ex ministros Julio de Vido y Amado Boudou, sin medias tintas, sin los mínimos requisitos de práctica democrática. Fue una actuación pública de su poder. Los CEO’s tienen intimidad con el poder, juegan siempre de su lado, saben administrarlo. Las humillaciones públicas de De Vido y Boudou son ejemplificadoras, ordenan al rebaño. Muestran quién está arriba y lo que pueden hacerle a sus enemigos. El castigo no viene siquiera de la Justicia. Es claro que vino de ellos que no sólo no lo ocultan sino que le dicen a la sociedad que controlan a la justicia: ellos son el poder económico encaramado en el poder político, las corporaciones de medios son parte de su propia esencia, y la justicia es una prolongación de ese cuerpo blindado.

    La renuncia de Gils Carbó, luego de que su hija fuera amenazada varias veces después que Clarín publicara su número de teléfono fue la culminación de la abierta campaña de presiones desde el Ejecutivo y completó la imagen de una justicia subordinada al poder económico que ahora administra sin intermediaciones al poder político. Son ventanas que ellos abren a un escenario que quieren mostrar. Las humillaciones aparecen como revanchas contra De Vido, que era el ministro con el que tenían que negociar obras públicas millonarias, y contra Boudou, que era el ministro que les sacó de las manos el multimillonario negocio de las AFJP. Hubo también una condena ridícula que inhabilitó a Guillermo Moreno a ocupar cargos públicos. Con Moreno los CEO’s tenían que negociar los precios. No son causas por hechos de corrupción. Son revanchas contra ministros que tuvieron el tupé de afectar sus negocios. Sentencia de los Ceo’s: “Esto es lo que les pasa a los ministros que no nos dan las obras que nosotros queremos”, “esto es lo que les pasa a los ministros que nos sacan negocios”, “esto es lo que les pasa a los funcionarios que quisieron impedir que pongamos los precios que a nosotros nos convengan”.

    Son tres funcionarios con los que las empresas debían negociar. Si alguno de ellos cometió actos de corrupción no quedará demostrado en este contexto atravesado por la fenomenal presión del poder económico sobre los jueces, algunos amenazados físicamente como la hija de Gils Carbó y otros judicialmente, como Ariel Lijo y Daniel Rafecas.

    Son ventanas que se abren desde el poder para que la sociedad visualice controles y trasfondos e intuya que son situaciones extendidas a legisladores, dirigentes políticos y sindicalistas, para que las naturalice y se resigne, baje los brazos y se deje arrastrar por la marea hegemónica. La prensa oficialista describe este proceso al revés: dice que Mauricio Macri pidió a la Magistratura que acelere los juicios contra los jueces que tienen a su cargo causas por supuesta corrupción K. La amenaza a los jueces figura en las dos versiones, sólo que en esta última se la justifica. Y la actitud de los jueces amenazados constituye a su vez una amenaza para los adversarios de este gobierno, para los opositores que no cambien su voto, para los medios que cuestionen.

    El martes, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, informó que por lo menos dos ministros de Macri, el de Energía, Juan José Aranguren y el de Finanzas, Luis Caputo, coordinaban empresas offshore, el primero pertenecientes a petroleras, y el segundo a fondos de inversión. Las revelaciones de los Paradise Papers, que se sumaron a las de los Panama Papers, produjeron una fuerte conmoción en el planeta y la Unión Europea anunció que tomará medidas severas contra los paraísos fiscales que mantienen estas prácticas que encubren maniobras millonarias de evasión. Pero el gobierno está en el pico de su ola triunfadora y los Paradise Papers que en todo el mundo provocan olas de indignación, en Argentina no movieron el amperímetro. La oposición denunció por corrupción a los dos ministros y pidió que sean retirados de sus funciones. Cualquiera de las dos imputaciones que se les hacen son mucho más graves que las causas de De Vido y  Boudou.

    Mientras dos de sus ministros eran denunciados en todo el mundo, ese mismo día, Macri recibió la Gold Insigne de la Americas Society and Council of the Americas por “sus extraordinarios logros y liderazgo transformador en la Argentina y en todo el Hemisferio”. El único presidente argentino que había recibido esa distinción hasta ahora era Carlos Menem. En sus reuniones con los empresarios norteamericanos no consiguió un solo acuerdo de negocios, pero, en un acto de agresión contra el pueblo venezolano, Macri pidió que Estados Unidos aplique un bloqueo completo a Venezuela. Estados Unidos es el principal comprador del petróleo venezolano y no puede dejar de hacerlo porque produciría un descalabro internacional.

    Con jueces desprestigiados y ministros denunciados, el miércoles se hizo el acto en el Congreso para llamar la atención sobre el “rápido deterioro del Estado de Derecho”. El juez Raúl Zaffaroni sintetizó el cuadro de situación y alertó sobre la autonomía del Ministerio Público. Afirmó que “los corruptores primero corrompen y luego usan a los corrompidos para alardear de impolutos”. “Los corruptores activos –agregó– quieren manejar a los fiscales para garantizar su impunidad y seguir adelante con su campaña de antipolítica y sus negocios poco claros en refugios fiscales”. Zaffaroni subrayó que “se desprestigia y estigmatiza al sindicalismo, se lo amenaza de todas las formas imaginables para desbaratar a la fuerza de trabajo”. Y enumeró a los destinatarios del miedo: científicos, universidades, artistas y periodistas que “pretenden apartarse del discurso único de los medios monopólicos y más aún cuando destapan manejos no claros de funcionarios y parientes”.

    Gils Carbó dijo que renunció para evitar que se reformara la ley del Ministerio Público. A pesar de su renuncia, el miércoles el oficialismo mandó esa ley al Congreso en la que limita la independencia de los fiscales y la procuración. Y fue su primer traspié: tuvo que hacerle varios cambios y no pudo lograr dictamen de comisión. Se seguirá discutiendo la semana próxima.

    La reforma laboral también fue rechazada por la CTA y por la conducción de la CGT.
    Pero el oficialismo consiguió expulsar a Gils Carbó con presiones y amenazas y pondrá alguien de su confianza en ese lugar. No necesita cambiar la ley del Ministerio Público porque con levantar el teléfono tendrá el control de los fiscales. La discusión será un distractivo. La CGT rechazó la reforma laboral, pero dejó abierta las puertas para una negociación. El gobierno sabía que sería rechazada la reforma que planteó y todavía no mostró las cartas de cuáles serán los cambios en la legislación laboral que realmente está buscando. Pero está claro que necesita reventar las negociaciones paritarias. El modelo de país de Cambiemos no soporta ese mecanismo. Si la negociación va por ese camino, cualquier negociación será mala para los trabajadores.

    Tanto necesita reventar las paritarias que una de las principales calificadoras de riesgo del mundo, Standard & Poor’s advirtió que por su alto ritmo de endeudamiento la economía argentina se encuentra entre las cinco más vulnerables a los cambios en las condiciones financieras internacionales. Si la Reserva Federal aumentara medio punto la tasa de interés, la deuda que ha tomado el gobierno macrista podría hacer reventar la economía. La calificadora está pidiendo ajuste a fondo.

    En su pico de imagen y respaldo, el gobierno marca agenda: reforma previsional, reforma tributaria, control de la justicia, reforma laboral, disciplinamiento de la oposición y hasta tiene capacidad para diseñar los límites aceptables en el debate de la oposición.

    En el sistema Cambiemos cualquier debate en la oposición es “cool”, siempre que tome distancia explícita del kirchnerismo y de Cristina Kirchner. El peso simbólico de su victoria electoral está enfocado también sobre ese flanco que trata de delimitar no sólo lo que está bien discutir en la fuerza oficialista, sino también en el campo de la oposición y los marcos de esa discusión. Y en algunos casos, forzando la cada vez más estrecha avenida del medio, consigue que intelectuales y fuerzas políticas asuman como propias de un acto opositor a valores que son instalados por el gobierno.

    En contrapartida, en el Congreso, los espacios legislativos van conformando un frente de oposición a cada uno de esos temas de la agenda oficial, entre kirchneristas, gobernadores, sindicalistas, evitistas, la izquierda y hasta algunos legisladores del massismo y del centrismo progre. Cambiemos quema rápidamente su “ahora o nunca” y la oposición todavía es un magma que reacciona en forma pragmática, muy infestada por la influencia del oficialismo y sin poder orientarse hacia una propuesta de poder.

    https://www.pagina12.com.ar/75171-el-pico-mas-alto

     

    Categorías: Noticias regionales

    CONFLICTOS DE FONDO

    Dom, 12/11/2017 - 21:01

    Por Mario Wainfeld

    El Fondo del Conurbano, viejos y nuevos pactos políticos. Las propuestas de Macri, redibujadas una tras otra. Los gobernadores sorprendidos y silenciosos. La respuesta de la CGT, potenciales fortalezas. Los movimientos sociales. Y una sentencia que criminaliza la protesta en defensa propia.

    El entonces presidente Carlos Menem atravesaba un trance difícil en 1991. Hasta marzo de ese año se habían sucedido hiperinflaciones (reci

    ​vidas del legado del gobierno alfonsinista), el fracaso de un plan económico acordado con Bunge y Born (con dos ministros sucesivos de Economía al timón) y mil peripecias infaustas. El desembarco de Domingo Cavallo en Economía y su “plan de convertibilidad” fueron el primer bálsamo y una clave de lo que sucedería en la década siguiente. De movida, el programa de estabilización y paridad cambiaria entre peso y dólar “mató” a la híper súbitamente. Las consecuencias se vivieron de inmediato: sosiego para la sociedad civil. La híper anula los contratos, invade y desestabiliza la vida cotidiana… el orden sobreviniente cimentó la larga vigencia de Menem.

    En agosto se realizaban elecciones que incluían la renovación de las gobernaciones provinciales. Menem sacó de la galera a tres candidatos en distritos cruciales. A dos los introdujo en “la política”: el santafesino Carlos Reutemann y el cantautor tucumano Ramón “Palito” Ortega. Le ofreció Buenos Aires a su vicepresidente en ejercicio, Eduardo Duhalde, un dirigente de ordenado cursus honorum en el peronismo provincial. Se trataba de apuestas audaces, en distritos de improbable gobernabilidad.

    Duhalde fue el único que exigió una prueba de amor,
    una contraprestación contante y sonante. El presidente selló el pacto. Así vino al mundo el Fondo de Recuperación histórica del Conurbano Bonaerense (FCB), un plataducto de flujo diario de Nación a la provincia, con idea de asignarlo a infraestructura.

    Los tres mosqueteros dispares vencieron en las urnas.

    Las constituciones nacional y provincial vedaban a Menem y Duhalde buscar las respectivas reelecciones. En el camino hasta 1995, ambos promovieron reformas que les permitieron revalidarse y construir una relación conflictiva que duró hasta 2003, cuando un inesperado delfín de Duhalde, el gobernador santacruceño Néstor Kirchner los terminó relegando a segundo plano.

    Menem alumbró su senda con estabilidad, venta a precio vil de las joyas de la abuela y una muñeca brava para hacer política.
    Duhalde pavimentó la suya con obra pública, sin descuidar del todo la política social cara a cara.

    El Fondo del Conurbano llegó a recaudar 650 millones de pesos equivalentes a dólares. En 1995 se congeló su importe en esa esa cifra. Con dólar estable, conservó valor hasta la crisis de 2001-2002: las sucesivas devaluaciones depreciaron al peso.

    La provincia más poblada de la Argentina cedió recursos en beneficio de las demás.

    Por esos ritornelos de la vida, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal resucitan el FCB.

    – – –

    El zanjón de Alsina del siglo XXI:
    La mandataria bonaerense promovió una demanda astronómica ante la Corte Suprema. Mientras el tribunal trata de ingeniarse para no resolver de modo catastrófico el pleito, Macri añade al FCB como ítem esencial de su paquete de reformas permanentes, herramienta sustancial de la ofensiva respecto de las “otras” provincias.

    El presidente lleva la iniciativa, tiene las llaves de la caja y reforzó su poder. Durante la etapa anterior se hablaba de “la chequera y el látigo”, hoy está de moda llamarlo “grandes consensos”. La diferencia de nomenclatura es mayor que la metodológica.

    La puesta en escena de los anuncios en el Centro Cultural Kirchner y en el primer cónclave con los gobernadores resaltó la primacía de Macri. Lo escucharon azorados y calladitos la primera vez. Varios quedaron patitiesos al leer después las reformas impositivas para sus territorios, entre ellas el arrasamiento de Tierra del Fuego. Y en la reunión “a solas” solo tres mandatarios locales hicieron uso de la palabra, reivindicando dineros propios. Nadie intentó expresar (menos encabezar) al conjunto entre otros motivos porque hubiera sido imposible. Las murallas de los territorios custodian pero también aíslan de los pares, hasta de los vecinos. De tendencias hablamos, nada es absoluto en las viñas del Señor.

    El contrato de adhesión redactado por el Gobierno nacional terminó de escribirse con posterioridad al cuasi monólogo con los gobernadores. Dicho en criollo: Macri les cambió la oferta tres veces.

    El rumbo es inequívoco, en el más reciente retoque se redirecciona el revival del FCB. La Nación deriva una parva imponente de recursos a “la provincia”, en detrimento de la masa coparticipable y, en especial, sisando los fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

    Para compensar en parte a las provincias remanentes, se insinúan modificaciones en distintos impuestos, que no abordaremos acá.

    Antes de que los damnific… los interpelados respondieran, Buenos Aires cantó falta envido y truco: el ministro de Economía, Hernán Lacunza, clamó por más plata.

    Una reunión generosamente divulgada entre Vidal y el presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti encendió una señal de alerta para quienes se enteraron por los diarios. No violaría los protocolos supremos de trato equitativo a las partes si luego se honraran encuentros con los 22 gobernadores extra metropolitanos… habrá que ver. De cualquier manera, esta vez el orden de los factores altera el producto. Avisados sobre el clásico timing oportunista de Lorenzetti, los gobernadores de extramuros leyeron un guiño: una palada a cuatro manos para trazar el nuevo zanjón de Alsina. Exageramos, con fines pedagógicos…no taaanto.

    – – –

    Dependencia acentuada:
    El binomio Menem-Cavallo acentuó la vulnerabilidad de las provincias (todas, en este caso) al transferirles las funciones educativas, de salud y sociales sin derivarles los recursos necesarios.

    El “sistema” impositivo federal es un galimatías que Macri aspira a simplificar agravando la asimetría. Los aumentos de impuestos al vino, la cerveza y las gaseosas con azúcar o jugos de fruta castigan a quienes los producen y, a la larga, a los consumidores.

    Nadie debe dar por cerradas las tratativas mientras transcurren: es prematuro o aún zonzo. El Gobierno nacional retractó la suba del impuesto al vino ante la primera queja de las provincias perjudicadas. Queda pendiente saber cómo procederá ante el pressing de la multinacional Coca Cola.

    El regateo continúa, tienta preguntarse si Macri ofrece su primer proyecto como anzuelo y retrocede un cachito premeditado para embaucar o complacer a las contrapartes. La impresión de este cronista, abonada por funcionarios de varias provincias y macristas ajenos al equipo del ministro de Economía Nicolás Dujovne, es que el oficialismo “va por todo”. Y que Macri se reserva la facultad de rectificar los sueños de su visir.

    De nuevo: el rumbo del nuevo programa es preciso, fortalecer las finanzas de “la Provincia”, resintiendo a las demás. El paquete resiente los derechos e ingresos de los trabajadores y los jubilados mientras derruye al patrimonio de ANSES.

    El combo reformista rebaja “in eternum” el valor adquisitivo de las jubilaciones. El ajuste de cuentas respecto del “pasado ominoso” toma la forma de ajuste a secas, en el bolsillo de los jubilados y en el mayor organismo del sistema de protección social. Una especie de Bingo en contra, pongalé.

    – – –

    Freno y representación:
    El triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo (CGT) rechazó de plano la reforma a la ley de Contrato de Trabajo, la más reaccionaria desde que la dictadura la despanzurró. No pateó la mesa, las conversaciones se mantienen. El reflejo es astuto frente a la táctica macrista: concesiones parciales sin contrapartidas constituirían retrocesos sin mérito ni rédito.

    La cúpula cegetista es acusada de no responder con medidas de fuerza o un plan de lucha. Los dirigentes replican que convocaron movilizaciones propias o con movimientos sociales y también un paro general. Y que esas herramientas pueden producir rechazo social y se deben dosificar.

    La contestación del triunvirato al Gobierno tomó nota del activismo surgido de seccionales y sindicatos del interior, más combativos que la conducción de la Central Obrera cuyo elenco cuenta con sindicatos o dirigentes más concesivos que la cúpula. Sin un liderazgo único, los triunviros tienen a mano un recurso interesante si aspiran a sentarse fortificados a las tratativas. Es reforzar y ceñir su mandato, abriendo el juego a sectores combativos y organizados del movimiento obrero. Un Comité Central Confederal ampliado en el que se hiciera escuchar una camada fresca de dirigentes los ayudaría a mostrarse encabezando un frente remiso a concesiones imbancables.

    Si asumen que están “condenados a representar”, puede facilitárseles la tarea escenificar el cuadro de alianzas, coloreando el tono del conjunto.

    A su vez, los Movimientos Sociales lanzaron en una Asamblea “un plan de lucha con el objetivo de impulsar la ley de Emergencia Alimentaria y una ley integral de la Economía Popular”. Fijaron acciones escalonadas que se prolongan hasta diciembre. El elenco oficialista supone que un bono-plus de fin año para trabajadores de la economía popular podría sosegar la combatividad. Las prestaciones en dinero, según el imaginario oficialista, fungen como una especie de seguro contra la protesta social embravecida.

    Un año atrás, la jugada salió bien, según sus propias premisas. Los inevitables aumentos de precios y de tarifas de fin de año más sucesivos desaires del Gobierno conspiran en su contra.

    Hagan sus apuestas.

    – – –

    La dialéctica manda:
    La liga de Gobernadores potente y unida es, casi siempre, un mito alimentado por cronistas perezosos o poco observadores. La Casa Rosada es el sol, habitualmente: planetas, satélites o asteroides constelan en su torno. En crisis filoterminales, la asimetría de poderes aminora, con todos debilitados o exhaustos. Los ex presidentes Fernando de la Rúa y Duhalde articularon y conversaron más que otros colegas, compelidos por las circunstancias, pero tanto ellos como sus interlocutores padecían anemia.

    Los taitas provinciales saben ser astutos. Tienen límites y defectos… la candidez no suele estar entre ellos. Los diseños fiscales puestos ahora en cuestión son a menudo taimados: generan pequeños enclaves de “competitividad espuria”: venga e invierta en… el pago en que se pagan menos impuestos.

    La coyuntura constriñe de modo similar a gobernadores o a la CGT. Un tramo crucial se dirime en el Congreso. Es imaginable que el macrismo agravará las reformas que proyecta en la discusión y las distorsionará al reglamentarlas. Hay precedentes cercanos: flor de motivo para sospecharlo.

    Macri pegó primero, sustentado en el veredicto electoral. Propone un programa amplio, lo discute fragmentariamente con(tra) interlocutores sorprendidos.

    El reto para estos, para la militancia social y política, para las fuerzas con representación parlamentaria es encontrar el modo de converger en el Congreso, en la calle, en el Ágora y la Academia.

    La dialéctica manda:
    su debilidad relativa es parte de la fuerza del oficialismo. Unificar a “la oposición” resulta un objetivo imposible, en el estadio actual. Confluir tácticamente en la acción es tan difícil cuan necesario.

    mwainfeld@pagina12.com.ar

    ​https://www.pagina12.com.ar/75415-conflictos-de-fondo​

     

    Categorías: Noticias regionales

    TROLLS

    Dom, 12/11/2017 - 20:55

    Por Marcelo Justo (Desde Londres)

    Nunca me hubiera imaginado que una visita a Londres de Nora Cortiñas, símbolo a nivel mundial de la lucha por los derechos humanos, desataría una vez más esa dosis de negatividad nacional que parece acompañarnos desde siempre.

    El boicot de la embajada argentina a las charlas de Cortiñas en la Universidad de Cambridge y en la de Londres me recordó los tiempos de mi primera estadía en Londres, 1977-1980, cuando la embajada en el Reino Unido y en cualquier lugar de Europa operaba contra las campañas “anti-argentinas” que denunciaban el genocidio.

    Pero lo más sorprendente fue la irrupción en el boicot de este fenómeno de Siglo XXI, los trolls.

    Así yo, hombre del siglo XX, vi identidades de fantasía como El Feo@Elfeo1975 que escribía indignado “quién le paga el viaje a Londres a la vieja Nora Cortiñas”, o a Meduxa@MarielaMeduxa quien saltaba sin más al insulto explícito: “otra HIJA DE PUTA. Nora Cortiñas, hablando mal de nuestro país en Londres. Dice que los ingleses son solidarios y tuvimos una guerra, AY QUE HDP!”.

    Esta persecución se extendió a los artífices de la visita de Cortiñas, la Argentina Solidarity Campaign del Reino Unido. A Martina, argentina, miembro de la campaña, un troll con el nombre de “Hegeliano” le advirtió que sabía perfectamente dónde estaba y qué peligros podía correr. “Cuidado con los ataques de ácido, los lorrys (sic)y los muslims en general. No podría dormir si te pasa algo”, le dice Hegeliano.

    Dudo que Hegeliano sea amante de la dialéctica, pero hay que reconocerle que está moderadamente informado. Dos de los cuatro atentados terroristas en el Reino Unido este año usaron vehículos, pero eran camionetas más que camiones (lorries en buen ingles). Sospecho que se le mezclaron en el apuro los atentados en el Reino Unido con los de Suecia, Francia y Alemania, que sí usaron camiones, pero eso es un detalle.

    El objetivo del mensaje no era obviamente la precisión informativa sino la amenaza solapada y la intimidación. Esto queda bien claro con la mención individualizada y cuasi-mafiosa para que Martina se cuidara de los ataques con ácido. No son amenazas en el aire. La policía metropolitana registró 455 ataques con ácido en Londres el año pasado. Los medios han publicado terroríficas fotos de mujeres desfiguradas a raíz de estos ataques que en su mayoría parecen ejecutados con un nihilismo al estilo de “La Naranja Mecánica” de Stanley Kubrick.

    Una pregunta de los británicos y argentinos de la Argentina Solidarity Campaign era quién se escondía detrás de esos trolls que los bombardearon durante toda una semana con tanto mensaje siniestro. Según una información publicada en Buenos Aires, el gobierno reconoció, en un pedido de acceso a la información pública que hizo “La Nación” el año pasado, que la Subsecretaría de Vínculo Ciudadano cuenta con un presupuesto de 163 millones de pesos y 30 empleados encargados exclusivamente de las redes sociales.

    Una cosa está clara. Los Trolls tienen horarios de oficina: la actividad decae mucho el sábado y domingo. Al parecer están protegidos por las normas vigentes al momento de escribir esta nota y pueden gozar de fines de semana para pasear o ver a sus familias, pero quizás las cosas cambien si se aprueba la reforma laboral que impulsa el gobierno. El PRO también tiene un equipo de Trolls muy activo como denunció el año pasado Marcelo Tinelli durante ese enfrentamiento de días que tuvo con el presidente Mauricio Macri. Y calculo que a este ejército se le añadirán por la libre algunos iluminados por el fanatismo.

    Siguiendo la pista que dan sus mensajes creo que se podría bosquejar un perfil psicológico y una funcionalidad política. ¿Quiénes les da los nombres? Tomemos a Hegeliano de ejemplo. ¿Viene de la gerencia Troll como un intento de confundir más las aguas con nombres de raigambre filosófica que apelen a los “zurditos”? ¿O es una iniciativa individual del autor?

    La misma pretensión cultural está en los otros dos nombres citados en esta nota: la Shakespereana Desdémona, la clásica griega Medusa. En estos nombres como en otros mensajes se delata un anhelo europeísta. A raíz de una contratapa mía publicada en septiembre, “Tomando escuelas desde Londres”, un Troll me escribió algo así como, “¿qué vas a estar en Londres, vos Justo?, sos un putito mentiroso” Es obvio que para este compañero Troll, estar en Londres era una mentira que yo enarbolaba para ganar chapa y prestigio.

    El contenido político es una copia sintetizada y chabacana del mensaje gubernamental con la misma tendencia machacona Duran Barbista y el mismo nulo apego a la verdad. Hegeliano le dice a Martina: “mucho esfuerzo y guita nuestra. Dejen de robar y de mentir”. Lo que Hegeliano quería viralizar era que el viaje de Nora Cortiñas no lo había financiado la Argentina Solidarity Campaign sino los impuestos del contribuyente (“guita nuestra”) que, de alguna manera, ellos se habían robado.

    Hegeliano debe tener alguna obsesión británica porque en otro mensaje quiere demostrar que sabe inglés y agrega “Kill them all”. Siempre hay una escalada de violencia verbal en estos mensajes. Otro de estos trolls, Claudio Santin, parece decir lo que algunos sectores del gobierno piensan y no se atreven a expresar sobre derechos humanos, Cortiñas y Santiago Maldonado: “otra viejecita adorable haciendo política c siempre c la foto de Maldonado no entiende la viejecita de mierda que lamentablemente se ahogó”.

    ¿Es todo esto una versión siglo XXI de “la banalidad del mal”?
    ¿Alguien que hace su laburo, cobra su guita porque si no lo hace él, lo hará otro, así que no le hace mal a nadie, sobre todo hoy que la calle está muy dura? ¿Son verdaderos convencidos? Y si lo son, ¿cómo justifican sus identidades falsas? ¿O es un hecho que no entra en el debate ético de las redes sociales? ¿Tendrán pagos por performance? ¿Cómo se medirá la productividad? ¿Por la cantidad de identidades falsas que crean, por la de mensajes enviados?

    Escudados en el anonimato, los Trolls expresan el lado más impune y salvaje de Cambiemos, parte de esa lenta asfixia de la democracia que estamos viviendo. En este mundo fantasmal cualquiera se puede volver un enemigo mortal esté donde esté, sea Londres, Buenos Aires, Madrid, La Quiaca o Tierra del Fuego. Hasta Mirtha Legrand luego de que dejara al desnudo la ignorancia del jefe de estado en relación al ingreso mínimo jubilatorio, pasó a formar parte del enemigo por una brevísima temporada.

    En esta asfixia vale la famosa advertencia a los alemanes atribuida a Bertolt Brecht (aunque fue del pastor luterano Martin Niemoller) sobre el peligro de guardar silencio ante la persecución. La advertencia en forma de poema era que una vez que se llevaron a los comunistas, socialdemócratas, sindicalistas y judíos el silencio guardado fue una condena porque “cuando vinieron a buscarme no había nadie más que pudiera protestar”.

    https://www.pagina12.com.ar/74920-trolls

    Categorías: Noticias regionales

    EL CAPITAL Y LOS DINEROS PÚBLICOS: DEBATIR LA CORRUPCIÓN EN SERIO

    Dom, 12/11/2017 - 20:21

    Por Ezequiel Adamovsky

    La corrupción es uno de los modos en los que el capital violenta la democracia; aleja del bien común las decisiones de nuestros representantes para que prevalezca el interés privado. Centrar la cuestión en los déficits morales de los políticos impide ver los impulsos sistémicos que alimentan la corrupción. Ezequiel Adamovsky pone el foco en el financiamiento de los partidos y los vínculos entre empresarios y Estado. Los riesgos de la moralización de la política y de la percepción de los conflictos como una lucha entre la virtud y el vicio.

    Como sociedad, tenemos una extraña relación con la corrupción. Si un extranjero revisara las portadas de los diarios de los últimos diez años se llevaría dos impresiones: que en la Argentina hay mucha corrupción y que las personas de este país vivimos por ello en un estado de permanente indignación. El lugar que ocupó el tema durante las últimas campañas electorales lo convencería de que al menos una buena parte de nosotros y nosotras tiene firmes valores morales. Todo lo contrario a lo que sucede con nuestros gobernantes. Si focalizara en los últimos dos años, las espectaculares detenciones de José López, Julio De Vido y Amado Boudou seguramente lo llevarían a pensar que, finalmente, estamos logrando moralizar a nuestra clase política como nunca antes. Si además el observador se pusiese a estudiar algo de historia, el logro se le aparecería como algo titánico. Porque la corrupción forma parte del paisaje argentino desde hace más de un siglo. Conocería así la escandalosa venalidad del decenio 1880-1890, las descripciones de Roberto Arlt sobre la ubicuidad de la coima en tiempos de Yrigoyen, el fabuloso negociado de la carne que denunció Lisandro de la Torre en los años treinta y tantos otros episodios. También notaría el salto cualitativo que dio la corrupción en tiempos de Menem y también se enteraría de la “Banelco” de De la Rúa. Cargando con esa historia, el presente se le aparecería como algo sencillamente milagroso. El “Mani pulite” argentino.


    Corrupción desde abajo y dobles varas

    En verdad, nuestra relación con la corrupción no admite deslindes tan optimistas. Las encuestas indican que la ciudadanía argentina está lejos de ser moralmente impoluta. En una reciente, un 34% respondió que cierto grado de corrupción le parecía aceptable. Un 40% dijo que no se tomaría la molestia de radicar una denuncia si eso le insumiese un día de trámites. Pero eso no es todo: entre quienes habían tenido que lidiar con un control policial, trámite estatal o requerimiento judicial en el último año, un alto porcentaje reconoció haber ofrecido coimas. Agréguese a esto lo extendido de la evasión impositiva en todos los niveles, desde el pequeño comerciante hasta el gran empresario. En fin, pareciera que quedarse con dineros públicos o sobornar funcionarios no es algo que nos desvele tanto como podría pensarse a partir de las indignaciones de tiempos electorales.

    Nuestra percepción de la corrupción tiene manifestaciones extrañas. Tendemos a depositar la culpa exclusivamente en los políticos. Pero además, sucede que no todos los políticos merecen nuestras iras en la misma medida. No caben dudas de que la corrupción fue muy alta en tiempos del kirchnerismo. Es absolutamente legítima la preocupación social que motivó y la demanda de que la impunidad no volviera a reinar.

    Pero al mismo tiempo, no deja de notarse que la crítica se detiene ante las evidencias de la corrupción en filas macristas. A los casos ya conocidos –cloacas de Morón, tráfico de autopartes, megacanje, Swiss Leaks, obras públicas para el amigo Caputo y el primo Calcaterra, Panamá Papers, Bahamas Papers, entre otros– se agregaron en el último año el escándalo del Correo y los sobreseimientos express de Gabriela Michetti y Gustavo Arribas (el de Fernando Niembro era tan inconsistente que acaba de ser revocado). Un festival de licitaciones viene quedando en manos de Caputo, quien aumentó su rentabilidad de manera fabulosa (aparentemente consigue que las hagan a medida). Nada de esto logró que la corrupción PRO llegara al debate público. La causa Panamá Papers, de complejísima tramitación por lo intrincado e internacional de su trama, fue cerrada en tiempo récord con escasa repercusión. En los medios, tanto como en el campo intelectual, continúa la doble vara y ese “republicanismo intermitente” que se activa según a quien convenga criticar.

    Elisa Carrió, la supuesta defensora de la moralidad, encarna esta duplicidad de manera muy clara. Puso igual empeño en denunciar a Macri como corrupto cuando estaba en otro espacio político como el que pone ahora en olvidar las palabras que supo dedicarle. De la base votante del macrismo puede decirse algo similar: desespera por la corrupción si es de kirchneristas, pero no tiene empacho en votar candidatos PRO tanto o más cuestionados. En las últimas elecciones en Vicente López, por caso, éstos obtuvieron 60% de los votos, a pesar de que el intendente Jorge Macri venía de ser embargado por lavado de dinero por la jueza Sandra Arroyo Salgado (de quien nadie podría sospechar simpatías K).

    El agente invisible

    En las alarmas por la corrupción, además, muy rara vez se visibiliza a su principal agente. El político que recibe coimas es el foco de las iras públicas (y con razón). Pero del empresario que las ofrece casi nunca sabemos siquiera el nombre. Nunca van presos. Esto se evidenció como nunca en el caso Odebrecht: parte de las coimas fueron pagadas por la familia Macri y sin embargo el debate público apunta exclusivamente a los funcionarios K que las recibieron. Elisa Carrió llevó esta ceguera a niveles hilarantes en uno de sus tuits, a propósito del desafuero de De Vido, en el que pidió que se hiciese una diferencia entre los empresarios que hicieron negocios con él para enriquecerse y los que fueron “obligados” a pagar sobornos y por ello corresponde considerar víctimas. Claro, la preocupación apuntaba a las evidencias de que, en la lista de coimeras, hay empresas cercanas al actual gobierno.

    Un hecho reciente sirve para ver lo limitado de este enfoque. El año pasado se aprobó un blanqueo que resultó enorme. La inmunidad que se ofreció esta vez a los empresarios superó toda marca previa. Se les permitió conservar cualquier activo en el exterior sin dar explicaciones sobre su origen. Se les garantizó además el secreto total, al punto de que la ley incluye castigos para cualquiera que revele información. Tras un duro debate, el gobierno y sus aliados sostuvieron a rajatabla el derecho de sus familiares cercanos a acogerse (ampliado luego por decreto presidencial).

    Horacio Verbitsky reveló que varias figuras muy cercanas al actual presidente blanquearon sumas millonarias. Su hermano Gianfranco blanqueó 35,5 millones de dólares (una suma muchísimo mayor a la que declara poseer Mauricio Macri). Nicolás Caputo, principal beneficiario de la obra pública, blanqueó 26,5 millones. Un primo de Marcos Peña 6,2 millones. Marcelo Mindlin, vinculado al actual presidente, quien compró la principal empresa constructora de la familia Macri (supuestamente transferida poco antes por Mauricio a su primo Calcaterra, a quien algunos consideran su testaferro), blanqueó 44 millones de dólares. La suma coincide con la que supuestamente habría pagado para quedarse con la empresa de los Macri.

    Ante tamaña revelación en el Poder Judicial se inició una causa para castigar a los responsables de la filtración y el gobierno desplazó a un funcionario de la AFIP.  Es decir: como sociedad decimos condenar la corrupción, pero damos inmunidades especiales a los empresarios y perseguimos a los quienes nos ayudan a dar mayor transparencia a los posibles delitos. Se diga lo que se diga, en los hechos eso es lo que hacemos.


    La corrupción y la corrosión de la democracia

    Diré una obviedad: si hay corrupción es porque quienes tienen el poder económico no manejan de manera directa la autoridad política. Un empresario ofrece coimas porque necesita que un político use su poder para darle algún beneficio: un contrato, una habilitación, una exención impositiva. La corrupción es esencialmente uno de los modos en los que el capital violenta la democracia; aleja del bien común las decisiones de nuestros representantes, para que prevalezca en cambio el interés privado. Suponemos que con políticos honestos se acaba la corrupción pero es al revés: es improbable que tengamos honestidad en la política con empresarios merodeando constantemente alrededor de los representantes.


    Cuando los empresarios asumen directamente la conducción del Estado, la figura de la coima a veces se vuelve simplemente irrelevante. Nadie necesita coimearse a sí mismo como incentivo para hacer lo que más le conviene. Vuelvo al ejemplo del blanqueo: los privilegios que obtuvieron los familiares de los gobernantes (posiblemente obrando como sus testaferros) no partieron de un delito sino de un acto legal. El Estado puso todo su aparato para que la letra de la ley coincida con el interés privado. No hubo coima, porque de ambos lados del mostrador estaba el mismo sujeto. El perjuicio para la sociedad, en términos económicos, fue casi el mismo que habría habido si, en lugar de acogerse a una ley, hubiesen pagado una coima para que la AFIP no los investigara. No lo hicieron, porque pudieron forzar en cambio una norma que de pronto volvía legal el mismo hecho (la evasión impositiva).

    Agréguese al panorama un último elemento. Abrir una cuenta bancaria offshore secreta es muy sencillo (un periodista hizo la prueba en 2001: le llevó exactamente 20 minutos). Las empresas offshore son igualmente sencillas de crear, con  un agregado: las acciones se emiten “al portador”, de modo que es técnicamente imposible establecer quiénes son los dueños. Las sociedades anónimas con frecuencia son entramados de vinculaciones societarias que, como cajas chinas, conducen a una o varias de estas empresas “al portador”.

    En términos concretos, lo que esto significa es que no tenemos manera de saber en qué dirección va el dinero. Volviendo al blanqueo, no podemos saber (y legalmente ya no tenemos el derecho a preguntar) de dónde vino y de quién es el dinero blanqueado. No hay forma de saber de cuál de los hermanos Macri es el que hoy declara Gianfranco. Tampoco si el que declara Mindlin era antes de Mindlin y si una vez blanqueado sigue siéndolo. Los circuitos del dinero blanco y del negro se tocan. Y si poder económico y poder político coinciden en las mismas manos, eso quiere decir que la diferencia entre legalidad e ilegalidad se vuelve irrelevante. Ley, decreto y coima se vuelven difíciles de distinguir, al menos en lo que significan en términos sustantivos.


    El financiamiento de la política

    Pero no siempre el enriquecimiento personal es lo que está detrás del impulso a apropiarse de dineros públicos. Muchas veces es más bien la presión para obtener fondos para agrandar las redes de lealtad política y financiar las costosas campañas electorales. Las finanzas de los partidos en Argentina son bastante turbias y es un hecho que el Estado ha hecho poco y nada por hacer valer las leyes que exigen transparencia. Todos los partidos están “flojos de papeles” en este punto, pero es sintomático que los menos transparentes sean precisamente el PRO e, incluso más, el de Carrió. Ya está probado que Macri recibió millones en aportes de empresas contratistas del Estado para su última campaña, algo explícitamente prohibido por la ley. Otro foco de corrupción que, sin embargo, no parece haber tenido impacto en la opinión pública.

    Centrar la cuestión en los déficits morales de los políticos impide ver los impulsos sistémicos que alimentan la corrupción. Cada vez más la política se vuelve un juego que requiere inversiones millonarias. Y allí están los empresarios para ofrecer fondos. Nuestro país cuenta hasta ahora con una legislación bastante progresiva, por la que el Estado financia a los partidos y se impide a las empresas hacer donaciones (algo que está desregulado, por caso, en Estados Unidos). Así y todo, no alcanza para contrarrestar los impulsos a ampliar la recaudación por los medios que fuere. Lamentablemente, los proyectos de reforma que propone el macrismo apuntan a profundizar el problema, habilitando a las empresas a “donar” fondos de campaña.

    La corrosión de la democracia es un fenómeno mundial. Estados Unidos es el ejemplo más palmario. Dos prestigiosas universidades norteamericanas condujeron una extensa investigación que demostró que el sistema político imperante allí no es hoy una democracia, sino un régimen oligárquico. El ejercicio que hicieron fue sencillo: analizaron 1779 políticas públicas implementadas entre 1981 y 2002 y compararon su orientación con lo que en cada momento prefería la opinión pública por un lado, y los ricos y los grupos de interés corporativo por el otro. En una abrumadora proporción de los casos, las decisiones del Estado habían ignorado las preferencias de las mayorías para favorecer, en cambio, las de los poderosos. O dicho al revés: la población común tenía una capacidad de incidir sobre las políticas públicas cercana a cero. Posiblemente en la mayoría de los casos no se privilegió el interés empresario porque hubiesen mediado coimas, sino sencillamente porque poder político y económico están imbricados allí como en ningún otro sitio.


    Moralismo antipolítico

    Aunque las indignaciones públicas y las profesiones de amor por la República parezcan indicar lo contrario, la Argentina marcha decididamente en la misma senda. Las dobles varas en la condena de la corrupción muestran que en verdad nos interesa menos de lo que declamamos. Mucha gente, con razón, está preocupada por los altos niveles de venalidad, lo que es legítimo y saludable. Pero para mucha otra, la denuncia de la corrupción funciona como excusa para otra cosa. Lo que está detrás del insistente discurso pseudorrepublicano que predomina en la Argentina actual no es defender lo público sino algo diferente.

    Tras el clamor por moralizar la política se adivina la intención de abolirla. El vocabulario moral que inunda nuestro espacio público nos invita a percibir los conflictos políticos como si fuesen una lucha entre la virtud y el vicio, antes que debates y pujas para definir el mejor modo de conducir la vida social, con diferentes opciones legítimas en juego. Desde esa mirada la conclusión es clara: para que haya felicidad colectiva, los viciosos deben desaparecer de la escena. La embrutecedora narrativa a la que nos ha acostumbrado “la grieta” nos convoca, además, a considerar que el vicio comienza y termina con la letra K, mientras que la virtud está en buenas manos, administrada por una sacerdotisa de Cambiemos.

    Nuestra dificultad a la hora de visualizar las relaciones reales que existen entre lo público y lo privado generan efectos directos sobre el modo en que juzgamos los actos de corrupción. La relación entre Macri y su amigo Nicolás Caputo es perfectamente comparable a la que muestra el caso Báez. Sin embargo, éste lleva más de ocho años en las portadas de los diarios mientras que aquella permanece invisible. La comparación suele desecharse bajo el argumento de que Caputo “ya era un empresario rico” antes de que Macri se convirtiese en político, mientras que Báez se enriqueció a través de sus vinculaciones con el gobierno anterior. En este razonamiento se nota que lo que molesta no son tanto esos dineros públicos que se pierden y que podrían haber ido a más escuelas o mejores hospitales, sino el hecho de que la política intervenga indebidamente, convirtiendo en rico a alguien que no debió serlo.

    La misma lógica, pero en sentido inverso, es la de la increíblemente ingenua predicción de figuras como Marcos Aguinis o Pamela David según la cual Macri “no va a robar porque ya es rico y no lo necesita”. Nos molesta que la política “eleve” indebidamente a alguien y adoramos que una persona rica “descienda” para involucrarse. En ambos casos, la política es el espacio “sucio” que altera un debido orden, que no es otro que el de las desigualdades propias del plano privado.

    Para discutirlo en serio, va a ser indispensable que quitemos el tema de la corrupción de las garras de la grieta. Ninguna mejora es esperable si continuamos negándonos a verla arraigada en nuestros hábitos cotidianos y ampliamente presente en varias fuerzas políticas, además del peronismo. Debatir la corrupción de verdad, más allá del pseudorrepublicanismo interesado, va a requerir que, sin quitar los ojos de los políticos, pongamos el foco principal en los empresarios y repensemos el financiamiento de los partidos y su dependencia de los medios de comunicación. En fin, si queremos proteger nuestras instituciones de la corrupción, será preciso imaginar reaseguros legales que pongan barreras entre el poder económico y el poder político. Lamentablemente, nuestro país marcha en el sentido exactamente opuesto.

    ​http://www.revistaanfibia.com/ensayo/debatir-la-corrupcion-en-serio/​
    Categorías: Noticias regionales

    COMUNICACIÓN Y POLÍTICA

    Sáb, 11/11/2017 - 12:58


    Por Pedro Lanteri

    Transcribimos la ponencia de Pedro Lanteri, durante el Taller de Medios de Comunicación, que  se realizó los días 12 y 13 de octubre pasado en la Ciudad de Buenos Aires organizado por el Foro de San Pablo y la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina.

    ¡Buenas noches! Habla muy mal de los organizadores que hayan cambiado a un “Buen Abad” por este “maldito monje” *. “Maldito monje” abundado de la praxis y escaso de teorías y básicamente enamorado del caos. Me encanta promover el caos porque de este surge la creación. Del orden surge la copia nada más y lo que nos hace falta, hoy día, es creatividad.

    Hablemos de comunicación y política… estoy convencido que toda comunicación es política. Siempre ha sido la comunicación política. No es nuevo “ah, ahora la comunicación ocupa el…”, no, no, la comunicación ha sido política históricamente.

    Siempre la comunicación tiene una matriz política. Yo escuchaba a Niní Marshall por ejemplo, una comediante argentina, que en sus intervenciones cómicas incorporaba la crítica social; y los famosos radioteatros con Juan Carlos Chiappe a la cabeza. Comunicación política expresa el personaje “Mordisquito” de Discepolo en radio o las murgas en las calles.

    Ahora, si la comunicación siempre es política conforme el concepto revolucionario que tenemos, creo, todos nosotros, salvo alguno que pueda estar escuchándonos con algún micrófono oculto que ahora están de moda, eh.. Toda acción política tiene que dejar un saldo organizativo por lo cual la comunicación sin saldo organizativo es renga. Nosotros podemos ser tácticos en cómo encarar la comunicación, pero tenemos que manejar un concepto estratégico de la comunicación, hacia donde pensamos encaminarla y para que, como y para quien.

    Yo no pertenezco a casi nada. Pertenezco a la resistencia de la comunicación últimamente, el problema es que estamos sufriendo en el país lo mismo que en el continente y no sé si en el mundo esto es: somos toda muy buena gente y acordamos mucho y nos ponemos de acuerdo, bárbaro; pero, entre nosotros, cuando llega el momento de la acción empezamos a fragmentarnos. La fragmentación es producto de una deficiencia ideológica…. cuando se habla de la figura del ego es cierto.

    Hemos llegado a un punto en la comunicación que hemos puesto en el pedestal a la persona por sobre el contenido. Pero eso pasa en la política también, en la política partidaria donde es común escuchar “de que plataforma electoral me van a hablar, yo voto por aquel que me cae simpático”. Eso forma parte de la destrucción de la democracia reemplazada por una hueca, breve, superficial, chiquita, mal denominada democracia donde priman los personalismos por sobre las construcciones colectivas.


    ¿Es un error del conductor o del colectivo?
    Fíjense (pueden no estar de acuerdo, no hay problema) por ejemplo el comandante Chávez generó  una herramienta comunicación al impresionante, el Alo Presidente, pero esa herramienta finalizo cuando el dejo de emitirla. O sea que no permaneció como estructura comunicacional. Está bueno, en una etapa es bueno. En una etapa todo es bueno, pero cuando termina esa etapa… pero eso, cuando se sigue en el tiempo comienza un gran problema: los recambios.

    Yo no voy a hablar de la realidad de Venezuela porque sería redundar en algo que ustedes y yo conocemos, pero sí digo que un elemento comunicacional trascendental que fue el Alo Presidente, debería tener una continuidad histórica, pero para eso hay que capacitar y formar. Aunque debo reconocer el importante esfuerzo que el presidente Maduro hace al respecto

    Conversemos un poco sobre el tema de la comunicación popular. Fernando Buen Abad le agrega un plus y nos habla de la comunicación emancipadora. Creo que no toda la comunicación popular es emancipadora. ¿Se preguntarán por qué? Porque de alguna manera hemos sido colonizados comunicacionalmente también.

    Veamos sino los planes de estudio de nuestras universidades, con honrosas excepciones. Podemos apreciar que la matriz bibliográfica de las carreras de comunicación es europeizante. Fíjense que en general, aunque repito hay excepciones que excepciones son, en las cátedras de Comunicación Popular no están al frente comunicadores populares, sino que su experiencia es analizada por teóricos de la comunicación y después volcado ese análisis a la cátedra. Es un ejemplo a considerar.

    Ahora, ¿cómo interactúa el comunicador popular? La verdad, no hay una regla estricta pero sí su comunicación es esencialmente política. Ahora ¿por qué no hay una regla? Como decía Carlos Borgna anteriormente, a lo que adhiero, no es lo mismo un comunicador popular citadino que un campesino, no es lo mismo uno de montaña que uno de llanura. Son realidades distintas, no es lo mismo un venezolano que un ecuatoriano, que un argentino o un chileno. Lo que nos une en todo caso es el concepto estratégico de la comunicación emancipadora. Pretender unificar la comunicación popular latinoamericana es un grave error y pretender que esa unificación de la comunicación popular sea a través de la cátedra sin la participación del comunicador popular en la cátedra, es otro grave error. Errores voluntaristas si se quiere, pero son errores al fin y de esos estamos, digamos, sufriendo ahora, hoy día las consecuencias.

    Insisto que sin generalizar y sin desmerecer su importancia creo que las organizaciones sociales, sindicales, partidarias dejaron en un rol secundario a la comunicación y esta quedo solo en prensa, elaboración de gacetillas, alguna participación en algún programa radial o televisivo, pero no la generación de los propios medios audiovisuales. Es decir, en la Argentina no tenemos medios propios habiendo tenido parte del poder (que nunca es el poder total, y esto lo han afirmado el General Perón, Néstor, Cristina…), bien, convengamos que el poder no era absoluto, pero teniendo una cuota del poder no hemos podido o no hemos querido generar grandes medios de comunicación nacional.

    Y, por lo que considero una falla conceptual en la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, tampoco hemos potenciado los medios de comunicación regionales, llámense de organizaciones sociales sin fines de lucro, pueblos originarios, pymes, etc. y por eso nos encontramos hoy debilitados, atomizados, en muchos casos atendiendo quintitas; con cantidad de redes con graves problemas de interacción y todos con un hambre de recursos externos…


    Y aquí viene otro tema, el tema de los recursos.
    La comunicación popular, revolucionaria no debería tener el recurso como objetivo primario y excluyente; el objetivo primario es la comunicación. Y a partir de tener en claro que la comunicación es el primer objetivo, la comunicación política el primer objetivo, el recurso no pasa a ser un determinante y menos en tiempos de resistencia. Es nuestro aporte recordar y transmitir como era la comunicación en épocas de dictadura, de la “Libertadora”, Onganía, Lanusse, y hasta en la de Videla, la comunicación no tenía recursos, era la comunicación de pintar las paredes, del mimeógrafo, de las radios clandestinas, de los billetes escritos de las Madres de Plaza de Mayo, de sus pañuelos blancos como gran construc-ción simbólica…. para ir cerrando una parte de lo que pensaba decir, es una comunicación que surge y genera hechos políticos, en la calle codo a codo, con riesgo o no, que generan organizaciones fortalecidas, fortalecidas en el cuidarnos uno al otro, fortalecidas en la construcción colectiva.

    Esa es la comunicación que no requiere recursos.
    Les comento algo que sucedió estos días en el Municipio de la Costa, tres compañeros de sesenta años promedio, salieron con un coche viejo, una escalera de pintor y cuatro aerosoles, que fue lo pudieron comprar, a pintar paredes. Estaban contentos y a partir de ese hecho lograron que otros compañeros hablen con ellos mientras estaban pintando y quedaron en organizar una reunión para ver que podían hacer.

    La comunicación ahí fue una comunicación constructiva, fue una comunicación colectiva y hasta po-dría decir una comunicación revolucionaria.

    Cuando se habla de comunicación popular se le endilga el mote de alternativa y esa alternatividad presupone pobreza, precariedad, amateurismo. Apostamos a los comunicadores alterativos, no alternativos. Tenemos que alterar el sentido de comunicación no sólo alternativo a algo, porque entonces quiere decir que hay algo que esta prefijado como absoluto y nosotros tenemos que contestar. No, no, nosotros tenemos que generar nuestra propia comunicación, el resto que se encargue en todo caso tratar de contrastar las nuestras, nosotros debemos ser alterativos. Alterar conceptos preestablecidos. Las redes sociales son válidas, pero no son en sí mismas fundamentales. Una red social si no tiene el apoyo de los medios de comunicación masivos, llámese radio, televisión, medios escritos, en general no tienen mucho efecto. La red que usa el sistema sirve para que el medio comunicacional hegemónico dispare, se apoye en eso y retroalimente. Pero la red en sí misma, hoy día, no es un elemento que yo pueda decir “esto es determinante”. No es determinante, es un elemento, pero no el más importante.

    El otro tema es el rol nuestro como comunicadores. Primero el lugar de cada uno de nosotros en nuestros países como generadores de construcciones colectivas. Colectivas, donde tenemos que abandonar el ego y contribuir a generar la construcción política, y no importa si figuro o no figuro, o si mi red es la primera o la última.

    Ojalá haya una sola red latinoamericana y nada más, pero si no existe esa posibilidad porque es un problema ideológico o estructural, apuntemos a ese camino. El comunicador popular tiene que capacitarse, no puede ser voluntarista, no, de ninguna manera puede ser voluntarista. Eso lo hemos puesto en práctica con las Madres en su momento y seguimos poniendo en práctica en todo lugar y momento. Un comunicador popular tiene que estudiar para fortalecer la comunicación popular. No solamente capacitarse en comunicación popular, vuelvo a insistir en el concepto que podemos discutir, sino estudiar economía política, geopolítica, dinámicas del poder, su relación con la cultura, porque todo eso es lo que va a fortalecer. No poner tanto énfasis en como se dice… he discutido mucho con compañeros que decían “tienen que hablar en un lenguaje más culto, tienen que hablar de una manera diferente, tienen que hacerse entender, no, no, no, porque ahí alteramos el sentido.

    En Buenos Aires quien venía de otras provincias y quería ser locutor estaba obligado a perder la tonada, su identidad, para hablar con una entonación neutra. Eso forma parte de una comunicación dominante, somos neutros. ¡No! Yo quiero mantener mi identidad que es esencia y pertenencia.

    Noto que a nuestra comunicación le falta la alegría.
    Hay mucha bajada de línea, mucho discurso y poca alegría. Las producciones son alegres, los cambios son alegres, no son discursivos, el discurso es la última esencia de la construcción del poder. Fíjense que es mucho más potente, en Argentina, un Capusotto en una bajada de línea, que un discurso de una hora de Altamira (dirigente Partido Obrero). Por dar un ejemplo, no es que tenga algo en contra de Altamira.

    ¿Por qué no nos unimos? ¿Por qué las redes no entienden que la comunicación es política? Y a partir de ese entendimiento lo que tendríamos que constituir es un frente político de comunicación. Yo creo que son elementos a tener en cuenta, fíjense el mayor ideólogo o uno de los mayores ideólogos, que tiene el macrismo en Argentina, que es Durán Barba, lo tiene absolutamente claro, un tipo que apela a la postverdad, a la mentira, que no tiene escrúpulos pero sabe … el ha planteado en su libro , cuya lectura recomiendo para poder saber de quién estamos hablando , que  no le interesa hablar a la gente que sabe, que está politizado; él dirige su discurso al que no le interesa la política, mientras que nosotros generalmente estamos bajando una línea absolutamente dirigida a la militancia y en general a la militancia de primer orden no a la militancia de territorio en nuestros medios de comunicación, ¿cómo pensamos construir de esa manera?

    Tanto en lo nacional y en lo regional nuestra comunicación está dirigida a los propios, redundando en un circuito que cada vez se cierra más en sí mismo. Bueno, agradezco su atención y les propongo repensar y cuestionar todo cuanto he tratado de hilvanar en forma caóticamente desordenada.

    *Se refiere a la ausencia de Fernando Buen Abad que a último momento se excusó de estar presente por una convocatoria recibida de Venezuela.


    Pedro Lanteri

    Periodista, escritor, integrante de la “Coalición por una Radiodifu-sión Democrática” ; Director de AM 530 la Radio de “Las Madres de Plaza de Mayo” 2006 /2011; Integrante de la Mesa Nacional FARCO (Federación de Radios Comunitarias Argentinas) 2009/2011; miembro FELAP (Federación latinoamericana de Periodistas) desde 1992 a la fecha ; Coordinador de la Comisión de Comunicaciones del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de la Cancillería Argentina (2008/2015) .Capacitador en Comunicación Popular en distintas ciudades del país.

     

    Categorías: Noticias regionales

    IGLESIAS EVANGÉLICAS Y EL PODER CONSERVADOR EN LATINOAMÉRICA

    Sáb, 11/11/2017 - 11:00



    Por Javier Calderón Castillo

    La participación pública de pastores y seguidores de iglesias evangélicas o neopentecostales en los procesos electorales viene creciendo y haciendo sinergia en la ofensiva conservadora vivida en la región.

    Se han vuelto una parte activa, con diversos niveles de protagonismo, de las facciones de derechas en sus respectivos países. Participan en elecciones –con candidaturas propias o pautadas– utilizando su poder simbólico y retórico para vincular las creencias de la fe a la elección de ofertas políticas, canalizando la desesperanza social de la población/feligreses (en su mayoría pobre) y su enojo con los partidos políticos (que no les articulan, ni les dan respuestas) de tal manera que combinan el poder de convicción de la predestinación religiosa de la salvación pos-existencial al discurso político de un porvenir moralizador y bíblico como redención terrenal.

    Según informes periodísticos, existen más de 19 mil iglesias neopentecostales en el continente, que organizan a más de cien millones de creyentes, es decir, una quinta parte de sus habitantes[1]. Estas cifras indican un desplazamiento de la Iglesia Católica, con sus distintas congregaciones, como estructuras mediadoras del poder simbólico de la fe de los latinoamericanos[2].

    La estructura de la iglesia católica parece haber perdido el monopolio de la fe y poco a poco va dejando de ser el bastión de legitimación -de evasión o consulta- de las creencias y ofertas políticas[3] para la mayor parte de la población.

    Los neopentecostales, sin embargo, no son los primeros grupos religiosos en participar abiertamente en política. En la segunda mitad del siglo pasado –desde 1947– se organizaron partidos políticos afiliados a la doctrina europea de la democracia cristiana, con muy diversas posturas políticas nacionales, llegando a ganar la presidencia en algunos países (Chile, República Dominicana, Colombia, Venezuela, entre otros) y teniendo ministros, senadores y diputados en todo el continente[4]. Aunque se trata de un proyecto en decadencia que en la actualidad no moviliza la fuerza política lograda en el siglo XX, este precedente establece –con algunas diferencias– un antecedente del “fenómeno” evangélico o neopentecostal.

    Los rasgos distintivos de la participación política de los neopentecostales,  pastores y sus iglesias, se pueden sintetizar en cuatro:

    • Posturas ultra-conservadoras en relación con la familia y restrictivas de las libertades sociales.
    • Abiertos defensores del neoliberalismo y la sociedad de consumo.
    • Gran capacidad económica ligada al aporte-convicción de sus feligreses.
    • Despliegue mediático a partir de sus propias emisoras, canales de televisión y redes sociales.

    Antes de analizar esos rasgos de participación, veamos el mapeo de los partidos políticos evangelistas, sus alianzas y el porcentaje de adhesión de feligreses:

    Partidos políticos evangélicos-neopentecostales

    I

    Los pastores neopentecostales se caracterizan por su capacidad de oratoria y el carisma sobre las multitudes. Se basan en las enseñanzas de las iglesias pentecostales norteamericanas fundadas a comienzos del siglo XX, de las cuales toman su doctrina religiosa centrada en la difusión y estudio del evangelio, en búsqueda del “avivamiento y encuentro con el espíritu santo como experiencia vital del pentecostal”[20].

    Eso hace que los feligreses tengan una identidad y fuerte adhesión a su Iglesia de base, más que a una estructura lejana como el Vaticano. Critican a la Iglesia católica por tener como referente al Papa (al que llaman un falso profeta) y recurren a la polémica luterana sobre la popularización masiva de la lectura y el estudio de la Biblia[21]. Se puede decir que su desarrollo y expansión en Latinoamérica no es casual por la focalización en grupos indígenas y sectores excluidos, lo cual puede calificarse como una acción de inserción neocolonial.

    En Brasil, donde reunen a cerca de 22 millones de militantes pentecostales, se han convertido en un partido político con influencia decisiva sobre los destinos de la nación[22]. Antes del golpe parlamentario contra la presidenta Dilma Rousseff, Eduardo Cuhna lideró la bancada evangelista para impedir la concreción de normas a favor de derechos reproductivos de las mujeres y fue el líder del impeachment –juicio parlamentario- que terminó expulsando a la presidenta electa por voto popular[23].

    Interpretan las escrituras biblícas como argumentos políticos en contra de procesos políticos progresistas.
    En Colombia jugaron un papel central en contra de ratificar el Acuerdo de Paz de La Habana en el plebiscito en 2016.

    Se han aliado con el senador y ex presidente Álvaro Uribe, quien tiene en sus listas al Congreso a pastores de la Iglesia del Avivamiento, Ríos de Vida, la Adventista y otras[24].

    Los más de 10 millones de feligreses de 266 iglesias neopentecostales
    fueron convocados a votar por el NO, en contra del Acuerdo de Paz, porque supuestamente atentaba contra el concepto de familia. Una interpretación hecha a conveniencia y contraria al enfoque de género incluido en el acuerdo como transversal, que se refiere a la inclusión de las mujeres en la construcción de la paz, bastante alejado a cualquier otra consideración de orden moral o de estructuración de la organización familiar (cualquiera que sea)[25].

    La agenda política de los grupos/partidos evangélicos en todo el continente parece ser similar al movimiento de “Tradición, Familia y Propiedad” surgido en los años 60 en el Cono Sur y vinculado a acciones a favor de las dictaduras[26]. Aunque este grupo fuera contrario al protestantismo, coinciden en su oposición conservadora a cualquier alteración del orden patriarcal de los roles de mujer y hombre, de cualquier aspecto sexual distinto a la reproducción y niegan cualquier idea liberal o progresista de la familia o las reformas para ampliar derechos y la democratización de la sociedad.

    II


    En general, la política a la que adhieren o promueven los pastores y las iglesias pentecostales es coincidente con el neoliberalismo
    , como lo expresan las iglesias evangelistas colombianas y centroamericanas, quienes fomentan la “ética protestante” ligada al libre comercio, al trabajador exitoso, ahorrador, constante y abnegado, donde “el éxito material aparece como una prueba de elección por Dios. Si un individuo gana mejor en su vida, estará tentado a asociar ese progreso a su Iglesia, y a involucrarse aún más”[27].

    Otros pastores optan por posturas pragmáticas de derechas, como el actual alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, del Partido Republicano Brasileño y pastor de la Iglesia Universal del Reino de Dios, quien acompañó al PT siendo Lula presidente y él senador -aunque retornó a su causa en contra de Dilma Rousseff y en la actualidad está apoyando al gobierno de Temer y sosteniendo posiciones neoliberales en la gestión de la alcaldía carioca[28]-.

    También existen algunos grupos evangelistas que apoyan a gobiernos  progresistas como en Nicaragua y en menor medida en El Salvador, manejando un discurso pragmático de funcionalidad con el gobierno o, como ocurrió en el proceso de formación y desarrollo de la democracia cristiana, sectores de la iglesia interpretan la función social de la iglesia de formas distintas a la neoliberal[29]. En general, por sus adhesiones o apoyos a partidos ultra conservadores como se observa en la Tabla 1, se puede afirmar que los evangelistas están más cerca del neoliberalismo que de la justicia social.

    III

    Sólo en Brasil, las autoridades fiscales reportan que las iglesias evangelistas movilizaron, en 2015, 25 mil millones de reales (7 mil millones de dólares), una astronómica cifra que le ha permitido un crecimiento exponencial a las iglesias, que manejan franqui

    ​cias y sus propios templos en cualquier pueblo, ciudad o país del mundo. Las iglesias evengelicas o neopentecostales están expandiéndose de Brasil a todo el mundo, en especial a los países de Latinoamérica y África[30].

    En Colombia tienen reportados activos por  5 mil millones de dólares[31]. En los demás países no se conocen los montos que manejan los miles de pastores y sus iglesias, aunque se especula que es un “gran negocio de la fe”, una relación económica que no está regulada en algunos países, donde no pagan impuestos, ni los pastores están auditados por entidades del Estado que certifiquen ingresos y egresos, tipo de gastos y destinación de las ganancias[32]. También cada feligres ayuda como predicador de la iglesia al desarrollar las campañas políticas, sin mediaciones clientelares y autofinanciados.

    De acuerdo a lo reportado en Brasil y Colombia, los ingresos económicos de las iglesias evangelistas en los demás países de Latinoamérica son altos, y al no ser auditados pueden destinarse a apoyar partidos políticos, o las propias candidaturas de los pastores. Una ventaja singular en la política latinoamericana, donde las campañas electorales son cada vez más profesionales y más costosas[33]. Podríamos estar ante un escándalo de la misma magnitud que el de Odebrecht.

    IV

    Las iglesias evangelistas también tienen una enorme red de emisoras de radio y canales de televisión. Algunos pastores justifican estas inversiones porque es la manera de llegar al creciente número de feligreses, “ya no pueden atender a tantos de forma presencial”[34], lo cual acrecienta el poder simbólico a desplegar por dichas organizaciones basadas en la fe. Al tiempo que son la forma de exposición mediática/política que genera una ventaja sobre los demás candidatos.

    En Brasil, estas iglesias están apoyadas por la cadena Rede Records, de propiedad del Pastor Eder Mecedo, un potentado y multimillonario evangelista quien dice haber vendido más de 10 millones de copias de 34 libros, escritos sobre distintas temáticas, ayudado por sus feligreses que están repartidos en 147 países del mundo en la Iglesia Universal del Reino de Dios[35], la misma del actual alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Cravella. Un sistema copiado por todas las iglesias evangélicas del continente y con una capacidad de generar mensajes culturales muy fuertes, construyendo no sólo una ética pentecostal económica y moral, sino una estética ligada a la fe, la política y la predicación del evangelio.

    Estos rasgos distintivos de las iglesias evangélicas son tan sólo la puerta de entrada para conocer un fenómeno que congrega multitudes en búsqueda de redención moral y la refrendación del mito de la predestinación, que está haciendo tránsito de forma creciente a la política, buscando integrar en el Estado los preceptos y verdades bíblicas que se pensaban superadas por la conquista del laicismo estatal. Son actores políticos emergentes, con una fuerza de cohesión sobre sus feligreses/votantes, que logran desequilibrar elecciones y son apetecidos por todas las formaciones políticas que coinciden con sus postulados religiosos y conservadores.

    [1]https://www.elconfidencial.com/mundo/2016-11-10/brasil-evangelicos-america-latina-religion-rio-de-janeiro-alcalde_1287360/

    [2]
    http://www.redmovimientos.mx/2016/wp-content/uploads/2016/10/Bourdieu-P.-2009.-La-eficacia-simbólica.-Religión-y-pol%C3%ADtica.-Editorial-Biblos.compressed.pdf

    [3]
    http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1665-20372013000100001

    [4]
    http://www.odca.cl/conocenos/historia/

    [5]
    http://www.jornada.unam.mx/2014/07/30/politica/022a1pol y http://www.animalpolitico.com/2016/02/el-numero-de-catolicos-en-mexico-va-a-la-baja-aumentan-los-ateos-y-de-otras-religiones/ [6] http://www.prensalibre.com/hemeroteca/arde-no-le-quita-votos-al-frg y http://www.prensalibre.com/guatemala/comunitario/catolicos-evangelicos-cifras-encuesta [7] http://www.proceso.hn/proceso-electoral-2017/36-proceso-electoral/pastor-evangelico-es-candidato-de-la-democracia-cristiana-a-la-alcaldia-capitalina.html [8] http://www.lapagina.com.sv/nacionales/47335/2011/02/18/Pastores-evangelicos–aliados-estrategicos-de-los-partidos-politicos-(IV-entrega)  y https://www.laprensagrafica.com/lpgdatos/Hay-mas-evangelicos-que-catolicos-en-El-Salvador-20171031-0067.html [9] https://www.laprensa.com.ni/2015/12/06/politica/1949145-pastores-aseguran-que-evangelicos-votaran-por-democracia-en-nicaragua y https://www.actualidadevangelica.es/index.php?option=com_content&view=article&id=5014:la-poblacion-evangelica-en-nicaragua-ronda-el-35&catid=60:centroamerica [10] http://radios.ucr.ac.cr/diputados-evangelicos-moneda-la-alza [11] http://www.midiario.com/uhora/nacionales/evangelicos-en-panama-estan-detras-de-partido-politico-en-formacion y http://laestrella.com.pa/panama/nacional/cristianismo-religion-mayoria-pero-crece-numero-ateos/23952767/foto/255629#gallery [12] http://www.portadacristiana.com/archivos/2905 [13] http://www.elcomercio.com/actualidad/catolicos-evangelicos-iglesias-papafrancisco-ecuador.html [14] http://www.la-razon.com/index.php?_url=/sociedad/Mayor-porcentaje-catolicos-cristianos-conforman_0_2036796350.html [15] https://elcomercio.pe/opinion/colaboradores/evangelicos-peru-raul-zegarra-noticia-470187 [16] https://eleicoes.uol.com.br/2014/noticias/2014/10/06/eleicoes-2014-bancada-evangelica-reelege-deputados.htm [17]http://protestantedigital.com/internacional/27908/Pastor_de_megaiglesia_en_Paraguay_justifica_su_respaldo_al_Gobierno [18] http://www.chilecristiano.com/index.php/noticias/447-evangelicos-fundan-movimiento-politico y https://laicismo.org/wp-content/uploads/2017/01/Chile-datos-creencias-Censo-2012.jpg

    [19]
    http://www.elpais.com.uy/que-pasa/evangelicos-banca.html

    [20]
    http://www.redalyc.org/html/137/13709607/

    [21]
    http://www.ieca.com.ec/libros/fundamentos-de-teologia-pentecostal.pdf

    [22]
    http://virginiabolten.com.ar/editorial/crisis-representatividad-poder-manos-evangelistas/

    [23]
    https://www.elobservador.com.uy/quien-es-el-evangelista-que-hizo-tambalear-rousseff-n701868

    [24]
    http://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/iglesias-cristianas-se-organizan-para-las-elecciones-de-2018-107072

    [25]
    http://www.semana.com/nacion/articulo/cristianos-evangelicos-inclinaron-la-balanza-con-su-no-en-el-plebiscito/498230

    [26]
    http://www.scielo.org.ar/pdf/syr/v22n38/v22n38a04.pdf

    [27]
    http://nuso.org/articulo/el-poder-evangelico-en-brasil/

    [28]
    http://www.t13.cl/noticia/mundo/evangelico-gana-rio-y-temer-se-fortalece-caida-izquierda-brasil

    [29]
    https://www.el19digital.com/articulos/ver/titulo:39819-comunidad-evangelica-hay-una-gran-voluntad-de-parte-del-gobierno-y-los-resultados-lo-reflejan-las-encuestas

    [30]
    https://elcomercio.pe/economia/mundo/brasil-dinero-captan-iglesias-evangelicas-ano-385572

    [31] http://cnnespanol.cnn.com/2016/10/20/deben-pagar-impuestos-las-iglesias-asi-esta-el-panorama-en-america-latina/

    [32]
    http://cnnespanol.cnn.com/2016/10/20/deben-pagar-impuestos-las-iglesias-asi-esta-el-panorama-en-america-latina/

    [33]
    http://www.lanacion.com.ar/1781894-cuanto-cuestan-las-campanas-electorales

    [34]
    http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-41144099

    [35]
    http://www.elmundo.es/papel/historias/2016/03/04/56d8227dca474107628b4626.html

    ​http://www.celag.org/iglesias-evangelicas-poder-conservador-latinoamerica/​

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA INUNDACIÓN AMARILLA

    Sáb, 11/11/2017 - 10:52

    Por Ricardo Rouvier

    La ola que se anunciaba en las PASO se cumplió y los límites de la inundación se expandieron. Cambiemos superó el 40% calculado y penetró en las barriadas postergadas, y hasta algunas provincias inveteradamente peronistas cambiaron de color. El kirchnerismo no pudo superar su doble oposición contra el gobierno de Macri y contra una gran parte de la sociedad que lo da por concluido.


    La ola que se anunciaba en las PASO se cumplió, aunque muchos no lo creían, y los límites de la inundación se expandieron. Después de las primarias, donde Cambiemos había obtenido un 36% de votos en todo el país, calculábamos que llegaría al 40%; pero fue más y alcanzó a las barriadas postergadas. Y hasta algunas provincias inveteradamente peronistas cambiaron de color causando sorpresa.

    Pero las principales cuestiones ya estaban anunciadas. Todo resultó muy previsible ya que se había pronosticado que el peronismo k perdía y que el peronismo no k también, y esa seguridad la daban las investigaciones cualitativas que, lejos del mundanal ruido mediático, indicaban una fuerte presión contra el pasado que se unifica en el rechazo a CFK. La polarización fue también una inundación en paralelo con el color amarillo; por donde pasó la opción binaria el oficialismo nacional ganó o avanzó. No obstante, no creemos en que haya hegemonía por parte del PRO, hay espacios y márgenes por donde puede caminar y crecer la oposición, pero no mañana a la mañana. Es más, pensamos que el ritmo que imprimió hace pocos días el Gobierno, debería servir como acicate para la oposición.

    Los estudios de opinión pública marcaban, desde hace tiempo, un cambio de clima ya manifestado en el 2015; ese cambio de clima se fundó en un agotamiento entre el vínculo entre el kirchnerismo y la sociedad. No obstante, el compacto 37% de CFK es un número importante en el principal distrito y se transforma en una trinchera sólida para lo que vendrá. Es inimaginable una unidad del peronismo sin romper algunos huevos.

    El oficialismo queda ahora mejor posicionado para la renovación del 2019, en razón de la debilidad de la oposición y del inteligente aprovechamiento de las impotencias de un peronismo desarticulado. Igual, no se puede vaticinar un resultado con tanta anticipación, considerando que en materia económica todavía prima la escasez y, si bien la ciudadanía le ha renovado la confianza, la esperanza no es ilimitada. Podríamos decir que ante la ausencia de una oposición política, el principal frente opositor a Macri es la economía. La amenaza está detrás de indicadores que muestran una modesta recuperación y un alerta sobre la inflación. El gobierno al poner el foco en la evolución de los precios, ha decidido endeudarse en lugar de emitir. Pero, el endeudamiento que no significará mucha preocupación en el Gobierno en los próximos dos años, luego empezará a inquietar y mucho.  También el déficit comercial.

    Las reformas impositivas y sobre la seguridad social merecerán una mirada microscópica de parte de los legisladores. La experiencia social de lucha que tiene el sindicalismo pondrá una valla a la ambición distributiva de la burguesía. Hoy, los sectores del trabajo alcanzan a obtener un poco más del 49% del PBI; viejo objetivo del primer gobierno de Perón que fue considerado en el kichnerismo. Pero, la burguesía quiere aumentar su tasa de ganancia. Y es allí donde chocan los intereses de los trabajadores y jubilados.



    El Presidente afronta los problemas que hubiera tenido Scioli, que propugnaba también el desarrollo del capitalismo
    (CFK ha aleccionado varias veces al capitalismo cómo hacerlo mejor),  pero con un camino distinto. Ahora, el establishment con el voto popular ha elegido a Macri para resolver esta cuestión sobre el crecimiento de las fuerzas productivas, superando la contradicción de las huellas que el populismo ha dejado en el camino distributivo.

    El llamamiento del gobierno a los sectores para debatir una agenda de políticas de Estado, ha sido una inteligente movida luego del triunfo electoral. Ahora, habrá que ver cómo se desgrana eso en el campo específico del debate político, en el Congreso, donde el oficialismo ha crecido y el peronismo intentará ejercer alguna articulación para su reconstrucción.

    El Gobierno va a seguir desplazándose del arco ideológico, sobre todo el que lo atornilla como de “derecha”, moviéndose hacia la avenida del medio que ha desocupado Massa. Adjetivaciones como “desarrollismo”, “algo de populismo”, no le caen mal frente al desprestigio mundial de la derecha. Y van a acentuar el pragmatismo que les permite dialogar y negociar con la oposición, menos con el kirchnerismo que en su rol en la democracia liberal ha quedado muy estático.

    En el kichnerismo lo que pasó fue anunciado, pero quedó mudo ante el voluntarismo que suple muchas veces un frío cálculo de los daños, sin mencionar ya el latiguillo de la “autocrítica” que es una conducta negada. En el Instituto Patria hace meses dije “el kirchnerismo debe ir por el no kirchnerismo” si quiere ganar. La verdad que la fórmula es simple, es sacar las cuentas nada más. Pero es más fácil conquistar Roma.

    A pesar de que para estas elecciones CFK cambió su estilo al inicio, la modificación, que duró un rato porque luego se volvió al tradicional impuesto por la caracterología de la propia ex Presidenta, se le agregó una mayor exposición en los medios, una manera más coloquial, un acercamiento al periodismo crítico. Consideramos que era un camino que había estado negado y que era positivo abrir la puerta y lo seguimos afirmando. En esas entrevistas, lo discursivo se concentró en la negatividad a Macri, con ninguna propuesta de resolución a los problemas del país.

    Es notable que en el discurso kirchnerista, la artillería está dirigida hacia la Casa Rosada o hacia los medios dominantes, pero está ausente la voluntad de revisión de lo propio. Creo que ha llegado el momento de rupturas gnoseológicas, aceptando que el siglo del fascismo, de las revoluciones sociales, del marxismo, del stalinismo, o sea el siglo XX ha terminado. Para algunos, estimular la actualización del pensamiento es una subalternización a la derecha, una subordinación a la hegemonía mundial.

    La lectura del escenario argentino no debería ser unívoca enfocando exclusivamente a la derecha conservadora, porque hay otros actores que han jugado y han ayudado al triunfo amarillo. Y una manera de ayudar, a veces paradójicamente son los tropiezos de las propias jugadas, como la de elegir a Aníbal Fernández como candidato en una disputa absurda con Julián Domínguez que drenó energías más de lo que insufló, o rechazar el reto de Randazzo para ir a unas PASO que hubiera ganado cómodamente CFK. Elegir un candidato a presidente rechazado por el progresismo y desvalorizado por varios dirigentes peronistas. Luego, ningunearlo en campaña; era un favor a la aparición de la nueva estrella del firmamento bonaerense: María Eugenia Vidal. Hoy, esto parece viejo, sin embargo sus huellas se sienten en la territorialidad de la provincia.

    El kirchnerismo, en las elecciones, no pudo superar su doble oposición, contra el gobierno de Macri y contra una gran parte de la sociedad que lo da por concluido. Una buena parte del peronismo no k. del interior no logró evitar que la polarización se asentara en sus caminos locales, y no le alcanzó a evitar que lo llevara la ola.

    La asociación maldita entre corrupción y peronismo se ha producido; y el peronismo algo tendrá que hacer con eso que ya se desplazó de la cuestión moral para instalarse como una cuestión política.  Esta mochila pesa cada vez más en este largo viaje judicial y mediático.

    Decir que estamos al final de un ciclo puede ser una diagnosis lúcida o una frase retórica. Sí parece un final de ciclo, pero eso no significa que algún dirigente haya terminado su vida política, sino que se ha finalizado un ciclo de hacer política sin política, de un maximalismo fantasioso, excluyendo la construcción de un marco orgánico. Para debatir, para edificar, para aunar voluntades para que florezcan las mil flores. Por ahora el marco orgánico se limita a un liderazgo indiscutido, pero ya se vio en tres derrotas que la excepcionalidad es insuficiente para ganar. (Prov. de Bs.As.: 2013, 2015, 2017)

    Sin duda, que los votos obtenidos por CFK en la Provincia de Bs.As. no son, para nada, despreciables, pero vamos a ver cuánto valen ante gobernadores, legisladores y otros dirigentes que no quieren que la expresidenta participe en una impostergable conversación de la dirigencia peronista. Es cierto que es difícil imaginar una integración del peronismo k y no k, con CFK recluida en el Senado. Es posible en el camino de la unificación que haya renunciamientos, pero en los ánimos de algunos dirigentes ni siquiera eso sería una posibilidad de entrada.

    Por supuesto que la unidad peronista va a llevar tiempo, mucho esfuerzo y tiene una resolución incierta. También es posible que el turno del 2019 esté resuelto, siempre y cuando la economía no anticipe sus deudas. Algunos apuntan a un rol político del kirchnerismo como testimonial, con vocación frentista, pero angosta y sin comprender que hay que establecer una política para todas las alas del peronismo. El peligro es que el kirchnerismo desemboque en un partido de izquierda con muchos votos, pero sin posibilidades de alcanzar el poder. Las utopías se realizan sólo en la textura complicada, dura, barrosa, de la obcecada realidad. Ya conocemos que la izquierda, en muchas partes del mundo, consigue su mayor logro perpetuando su deseo irrealizable.

    La razón económica como efecto de la recesión tranquilizó a muchos que aseguraron antes de las PASO, que los votantes iban a castigar al Gobierno y valorizar el pasado. Esta ilusión predominó a pesar de que se avisó que el determinismo económico no iba a funcionar, que la mayoría estaba en otra cosa. Esa otra cosa es la oposición al pasado que ha ganado a muchos ex votantes de CFK en el  2011.

    La historia de estos días ofrece alguna oportunidad dentro del estado de dominio de aquel PRO municipal a este Cambiemos nacional. Esa oportunidad tiene que ver con decidir o redefinir el rol del peronismo/kirchnerismo; y construir un lugar diferente en la lucha democrática. Sería oportuno abandonar la costumbre de ser los árbitros de las idas y vueltas de los votantes, sin que nadie se mire al espejo.

    Por ahora, las redes anuncian que la culpa la tiene, una vez más, el pueblo argentino. ¡Salud!


    *Ricardo Rouvier

    Lic. en Sociología. Dr. en Psicología Social. Profesor Universitario. Titular de R.Rouvier & Asociados.

    http://www.lateclaene.com/ricardo-rouvier-la-inundacin-amarilla-

    Categorías: Noticias regionales

    MILAGRO SALA: MÁS QUE UN PROBLEMA POLÍTICO ES UN ODIO DE CLASE

    Sáb, 11/11/2017 - 10:38

    Por REDCOM

    El laboratorio de terrorismo de estado que se inició en Jujuy durante los primeros días del año 2016, no tiene plazos pero sí objetivos. Los tormentos contra Milagro Sala buscan el escarmiento de quienes se atreven a enfrentar a los poderes fácticos, pero también el disciplinamiento social y político para evitar todo atisbo de esperanza y rebeldía.

    A esto se agrega el odio de clase, y la singular posición del Neo Dictador Morales, cuya transparencia vengativa excede el marco de la lucha de clases, denotando una implicación personal sobre la cual no se disponen de elementos para saber acerca de su determinación, pero sobran datos duros de actos de persecución y desprecio para certificar su existencia.

    En el marco de este laboratorio jujeño, hoy proyectado a la esfera nacional,  se produce un complejo entramado de vejaciones, tormentos físicos, escenas de muerte e indefensión, violencias psicológicas, difamaciones, campañas de desprestigio, humillaciones, hostigamiento a familiares y amigos, orquestadas por el gobernador jujeño. Es, la lógica de un objetivo más siniestro que la búsqueda de la muerte de Milagro. La desconstrucción de la subjetividad y la renuncia a su identidad.

    Frente a esta perversa realidad, Milagro Sala, la enfrenta desde su digna posición cotidiana que da cuenta de la elección de la autopreservación sin renunciar a la autoconservación de la vida.


    Milagro Sala le dió una entrevista en la Cárcel de Alto Comedero-Jujuy a la escritora Silvina Guzmán Suarez
    . En ella describe cómo el gobierno de Gerardo Morales cada vez está avanzando más. Desde llenarla de causas, en un primera fase, hasta afectarle su salud en el plano psicológico. Ahondando, también, en el maltrato y la humillación que ha sufrido, que sufre, y que seguirá sufriendo hasta que alguien le ponga un freno al perverso Morales.

    Silvina Guzmán Suarez: – ¿Qué siente hoy Milagro volviendo nuevamente a este Penal? ¿Cómo ve el futuro?


    Milagro Sala:
    Impotencia. Bronca. Indignación. Eso es lo que siento. Además mis hijos están tristes, mis nietos están tristes. Mi familia está triste, mi marido, los compañeros están tristes, la militancia está triste. Para mí la familia más grande es la Militancia. Esos compañeros que militan las veinticuatro horas del día por la libertad nuestra. Pero no sólo los de aquí, de Jujuy sino de toda la Argentina, los compañeros de Latinoamérica, todos aquellos que han armado Comités en Italia, España, Alemania, Francia, Bélgica, Polonia, etc.

    Pienso que estos tipos están demasiado cebados y creen que nadie va a hacer nada por nosotros.


    S.G.S: – ¿Cómo encontraste a las compañeras en la cárcel?

    M.S: Las encontré en un estado deplorable. Muy mal. Cuando me trasladaron a la otra cárcel, a mis compañeras las comenzaron a hostigarlas, les hacían sentir que ya nadie las iba a proteger, las amenazaban con que las iban a llevar a la comisaría, que las iban a meter en el chancho. El hostigamiento fue continuo.

    Los compañeros militantes que las venían a ver les hacían saber de que ellas no estaban solas, sino acompañadas por muchos compas y por quien les habla. Sabemos que esto es una cuestión política, pero el apriete que le han hecho a las compañeras es algo horrible

    S.G.S: – ¿Cómo te están tratando ahora?

    M.S:El gobierno de Gerardo Morales cada vez está avanzando más. Antes era llenarme de causas, ahora entró en afectarme mi salud, en el aspecto psicológico. A medida que va pasando el tiempo, y como nadie hace nada en contra de él, consigue el efecto deseado. En este caso afectar mi salud.

    Cuando digo nadie, no es por la militancia, porque hay muchos compañeros militantes que están dejando todo para que nosotros salgamos en libertad. Me refiero a nadie de la justicia. Aquí en Jujuy es como si no hubiese jueces, fiscales y los que gobiernan son los parientes. A la justicia la ves pasar.
    Gerardo Morales y el laboratorio de terrorismo de estado que se inició en Jujuy durante los primeros días del año 2016, no tiene plazos pero sí objetivos, obvio. Los tormentos contra Milagro Sala buscan el escarmiento de quienes se atreven a enfrentar a los poderes fácticos, pero también el disciplinamiento social y político para evitar todo atisbo de esperanza y rebeldía.


    Mira, se hizo un juicio esta semana donde condenaron a Mirta Guerrero a tres años y tres meses. ¿Quién es el que la condena? El fiscal. ¿Quién es el fiscal? Cuellar. ¿Quién es Cuellar? Familia de Gerardo Morales. Es decir, que la familia de Morales es quien nos acusa y quien nos condena. Pero además esa misma familia es la que aprieta a distintas personas para que nos acusen a cambio de entregarle, por ejemplo, una Cooperativa o darle plata.

    Esto es lo que estamos viviendo hoy en Jujuy. No tenemos garantías. No tengo garantizada la posibilidad de curarme. Esto, más que un problema político es un odio de Clase.

    Es por todo esto que pido justicia por Santiago Maldonado, por aquellos compañeros que sufrieron golpes y atropellos, por parte de la policía, y que no son visibilizados en la prensa.

    S.G.S: – ¿Cuál ha sido el motivo para golpear a un vidrio?

    M.S: Hay un audio que el gobierno de la provincia de Jujuy está viralizando por todos lados donde yo me pongo a putear al gobierno de Jujuy, a los jueces, a los fiscales, y a la misma policía que también me sacó. Muchos comenzaron a decir qué atrevida, qué grosera que es Milagro Sala, cómo le va a hablar así a la fuerza de seguridad.

    Ahora bien, ellos se fijan en esto pero no se fijan en el maltrato y la humillación que he sufrido delante de mi familia cuando me sacaban por la fuerza en pijama
    . La humillación que uno sufre cuando pide autorización para poder ir al médico y me la niegan. Este fue uno de los motivos por el cual le he pegado una piña a un vidrio y me he lesionado.

    A su vez, todo esto de quererme poner una mordaza en la boca, de quererme hacer callar, es simplemente porque me tienen miedo. Me tienen miedo no porque les vaya a pegar una paliza a algunos, sino porque saben que quien les habla les va a denunciar en todo momento de todos los grandes negocios que vienen haciendo. Así como Macri viene haciendo negocios para su familia, aquí también, Gerardo Morales, está haciendo negocios para todos ellos.

    Todas estas cuestiones que uno ve y le indigna de la manera que nos están trapeando, de la manera que nos están vaciando, nos tienen que llevar a reflexionar a todos los argentinos de que quienes nos están faltando al respeto, quienes son groseros, son ellos. Nadie ha visto por mí cuando me basureaban, cuando me inventaban causas, cuando me atropellaban, cuando me humillaban… repito incansablemente las palabras atropello y humillación porque es lo que constantemente me están haciendo, al igual que a mis propias compañeras.

    Ellos salieron a decir: “claro le pegó una piña, es una violenta”, y a mí me gustaría que cada uno de ellos o cualquiera de sus familiares estén en el cuero mío. Ellos, que tanto hablan sobre el respeto a las leyes, a la justicia, no están respetando nada, nada, nada.

    Hoy la justicia le corresponde a Gerardo Morales. Gerardo Morales justicia, es quien me acusa, quien me condena, el que hostiga con su tropa nazista (Equel Meyer, Miranda, Pulen Llermanos, Isidoro Cruz), que son jueces que están a disposición de Morales. Todo lo que me vienen haciendo no lo hacen porque son justos con la justicia, lo hacen porque reciben órdenes de Gerardo Morales.

    S.G.S: – ¿Cómo fue el tema de tu autolesión? ¿Cómo fue que llegaste a pensar que lastimándote…..?

    M.S: Es que no lo pensé. No lo pensé. Me dio indignación, mucha bronca de que jueguen conmigo. Primero me ponen una mordaza y ahora, también, me quieren matar. No quieren que vaya al médico. No quieren que me hagan curar. Tengo un chichón en la frente y quiero que me hagan unos estudios y me digan qué tengo. He pedido que me hagan internar y no quieren. Porque estoy muy nerviosa he pedido que me hagan una cura de sueño, y tampoco lo hacen.

    Aquí no pueden decir que me dan todos los medicamentos, porque es mi familia la que los compra. Compra todos los medicamentos que necesito. A mí la ley me ampara como presa que me puedan internar en una clínica o sanatorio. No quiero que me internen en un hospital. Pero no quiero, sencillamente, porque Morales dice que lo único que ocasiono son gastos al Estado, y no quiero provocarle estos gastos al Estado. Por eso pido que me internen en un Sanatorio.

    Fíjense que en todo este tiempo viene diciendo Morales, desde que me tuvo presa en la casa del dique –cambiando una prisión por otra prisión no respetando la resolución- que yo había producido muchos gastos. Ese gasto no lo he decidido yo. No he decidido que esa casa la hayan armado como una cárcel donde había 26 gendarmes, 24 cámaras de video vigilancia, donde todo el perímetro lo habían alambrado, donde tenía una tobillera, donde tenía que salir tres veces al día para confirmar que estaba dentro de la casa, no bastaba con todo ello. Y no bastaba con todas las presiones que hicieron y siguen haciendo contra mi persona.

    Los psicólogos lo han dicho, y la ley me ampara. Soy yo la que tengo que decir si quiero o no un tratamiento. Elegir el psiquiatra o elegir el psicólogo. Ellos me vienen a imponer todo. La psicóloga que tenía, la Dra. Laura Aguirre, Equel Myers la sacó como psicóloga del Servicio Penitenciario y la mandó a la Secretaría de Seguridad para que no me venga a ver nunca más. Además la han amenazado y le dijeron que si me venía a ver se iba a quedar sin trabajo.

    Lo que hoy están haciendo, es atentar contra mi vida. Y frente a todo esto me siento muy impotente. Sea culpable o sea inocente va haber una condena. Quiero tener una leve esperanza de que alguien de la Justicia nacional le ponga freno a esta justicia provincial. Le ponga freno, más que nada, a Gerardo Morales.

    S.G.S: – ¿Cómo te llegó el tema de Santiago Maldonado, y de que su cuerpo finalmente fue encontrado?

    M.S: Es muy doloroso lo que ha pasado con Santiago Maldonado. Las Madres de Plaza de Mayo, los argentinos, las familias pedían justicia. Lamentablemente la justicia no actuó como tenía que ser. Tuvieron que cambiar de juez y estuvieron haciendo tiempo tras tiempo.

    Opino lo mismo que opina la familia de Santiago. Que al cuerpo del compañero Santiago Maldonado lo pusieron allí. Ya habían realizado el rastrillaje varias veces donde fue encontrado luego. En las oportunidades anteriores no lo habían encontrado, y ahora, de la noche a la mañana, aparece en ese lugar. Es muy doloroso todo. Yo me pongo en la piel de la familia, me pongo en la piel de madre. A nosotros nos enseñaron que son los hijos los que tienen que enterrar a los padres y no los padres a los hijos. Es un dolor mucho más fuerte cuando ocurre esto.

    Me solidarizo fuertemente con la familia, les mando un abrazo y le pido como argentina que tengan mucha fuerza y que sigan luchando. Nunca más tiene que ocurrir una desaparición forzada como la que ha sufrido el compañero Maldonado. NUNCA MÁS.

    Estamos en democracia. No nos olvidemos de eso, porque tanto el gobierno nacional como el provincial parecen haberse olvidado qué significa la palabra democracia.

    Yo, como ciudadana también, tengo el derecho de defensa. A mí no me han dado el derecho a defenderme. El día que me secuestran de la casa del Carmen no lo comunican a mis abogados. Además, fue algo muy feo ver cómo lo empujaron a mi marido, cómo empujaban a mis compañeras, cómo entraron con sus pasamontañas, con sus cascos y con toda su fuerza. La verdad que fue todo muy pero muy feo.

    La justicia de la provincia de Jujuy me dice que denuncie, pero, cómo voy a denunciar si al que tengo que denunciar es el mismo que me secuestró. Si tengo que hacer una denuncia la quiero hacer a nivel nacional, que vengan otros jueces, otros fiscales para poder denunciar todo lo que ocurre.

    S.G.S:
    – Hoy la democracia está de luto. Es como la muerte lenta de la democracia. Hoy fue un día de votación. ¿Qué ocurrió aquí?

    M.S:Aquí en el Servicio Penitenciario no hubo votos de los diputados provinciales, ni tampoco hubo votos de Unidad Ciudadana. Según lo que dijeron los que están encargados de las mesas del penal los presos no pueden votar a los candidatos provinciales, pero sí había votos de Cambiemos. Si uno no puede votar a nivel provincial tampoco lo puede hacer a nivel nacional.

    Y la pregunta es: ¿por qué estaban los votos de Gerardo Morales y no estaban los demás votos?  Esto no sólo ocurrió en penal de las mujeres sino también en el de los varones y en el de los menores. En la Unidad 7, en la 4, en la Unidad 5, en ningún lugar hubo votos de Unidad Ciudadana y en ningún lugar hubo votos de diputados provinciales. Gerardo Morales hizo muchísimas colectoras donde cada partido vota a su diputado provincial, pero a nivel nacional votan a los senadores y a los diputados nacionales. Entonces, la picardía de ellos es hacer que en el Servicio Penitenciario, que hay aproximadamente 5.000 internos, sólo se vote diputados nacionales y senadores. Tengo entendido, por intermedio de algunos compañeros con los que he hablado, que en los lugares más lejanos ellos ya tenían las urnas preparadas para decirles que habían ganado en todas las mesas.

    En las Paso se denunció que había habido fraude, pero como lamentablemente la empresa está cooptada por Gerardo Morales no salió en ningún lugar. Estas cosas son las que vienen ocurriendo en Jujuy y Morales quiere que esté presa para que no hable, para que le puedan apretar al electorado diciéndole que piense muy bien antes de emitir su voto.

    Los que hoy gobiernan son aves de paso.
    Los que nacemos, vivimos y comemos, somos nosotros. Los que trabajamos en nuestro país, gastamos aquí, no nos lo llevamos afuera como sí lo hacen Blaquier, Pérez Companc, Macri, etc.

    S.G.S: – ¿Qué opinas de la censura a Roberto Navarro?

    M.C:Hablé con Roberto Navarro, me solidaricé con él y la verdad es una lástima, insisto, que en plena democracia tengamos que vivir estas cosas. De que los periodistas no se puedan expresar porque si no reciben amenazas. Sé que también lo han amenazado a Víctor Hugo Morales. Los periodistas no pueden hablar, expresar lo que sienten y mostrar las evidencias de, por ejemplo, cómo está la corrupción de Macri o de Morales. Esto es lo que nos da bronca, que ellos no puedan expresarse. El miedo de ellos es que a través del periodismo hemos comenzado a tomar consciencia, hemos despertado de lo que se viene haciendo en la Argentina con el Grupo Macri

    S.G.S: – ¿Querrás enviarle un mensaje a Cristina?

    M.S:Se que Cristina lleva una mochila muy pesada sobre sus espaldas como Senadora. Sé que lo va a hacer bastante bien. En el transcurso en que ella llevó adelante nuestro país no estábamos tan endeudados como sí lo estamos hoy. No puede ser que en menos de dos años nos hayamos endeudado, no solamente nosotros, sino también nuestros nietos y tataranietos. Si Cristina vuelve, va a limpiar nuevamente el País para el bien de todos los argentinos. Donde los niños puedan volver a comer a sus casas, donde los niños puedan volver a la escuela, donde los padres puedan volver a tener trabajo, donde la educación se garantice, donde la salud se garantice también y donde se garantice la vivienda digna. Esto es lo que Cristina nos brindó a todo el pueblo argentino. Queremos que vuelva todo aquello. Es impresionante cómo el país se ha comenzando a vaciar en menos de dos años.

    S.G.S:
    – Milagro, déjale un mensaje a la militancia.

    M.S: Que la militancia se siga re-organizando. Que los jóvenes no le tengan miedo a militar, en el partido que sea. No importa el color de la bandera. Al militar defienden al País, garantizan la democracia. Que se prepare, que estudien, que sean alguien en la vida. Y a los viejos militantes que pintan canas como quien les habla, que alentemos que los jóvenes militen. Demos el ejemplo con nuestra militancia, con nuestra lucha por una Argentina para todos y no para unos cuantos.

    Decirles que no les tengamos miedo. Ellos intentan producir ese efecto del miedo. Del no hablar, del no hables porque te meto en la cárcel, del no te manifiestes porque te muelo a palos.

    Volviendo al tema del respeto, digo que, si los jueces quieren que yo los respete, si el brazo ejecutor de Morales, que es la policía, quiere que los respete que comiencen ellos primero a demostrar el respeto hacia todos nosotros. Porque como diputada del Parla Sur nunca me han respetado como tal, ni siquiera me respetan como ser humano, como mujer.

    S.G.S:
    – Para cerrar mándale un último mensaje a VHM.

    M.S:Le digo a VHM que resista y que lo estamos viendo continuamente. Que por favor continúe denunciando todo, como lo viene haciendo. La verdad es que tiene los huevos bien puestos y no le tiene miedo a nada. Necesitamos compañeros periodistas como él en la Argentina, para que de una vez por todas podamos liberarnos de todo este atropello que estamos viviendo.

    A seguir militando para defender nuestro país. El País es de todos y el País nos necesita a todos.

    Entrevista: Silvina Guzmán Suárez

    Introducción: La letra eñe

    http://telegra.ph/MILAGRO-SALA-M%C3%A1s-que-un-problema-pol%C3%ADtico-es-un-odio-de-Clase-11-04

    Categorías: Noticias regionales

    EL FÚTBOL Y LA IMPOTENCIA

    Sáb, 11/11/2017 - 10:28


    Por Edgardo Nieva

    El último fin de semana de octubre fue el primero de los argentinos sin acceso universal e irrestricto al fútbol. La impotencia ante la pérdida de un derecho adquirido puede ser también el llamado a una resistencia para reconquistarlo.

    Cómo explicar lo que sentí en esta tarde de sábado. Al entrar al edificio donde vivo el encargado me dijo: “está por comenzar el partido de River”. Entré a mi departamento, y automáticamente prendí el televisor, empecé a cambiar los canales buscando el partido y no tardé mucho en darme cuenta que el fútbol había dejado de ser un derecho para los argentinos.

    A partir de ese momento mi estado de ánimo comenzó a cambiar a una enorme velocidad. Bronca, impotencia y finalmente tristeza, una profunda tristeza. Porque, para mí, a partir de ahora, el fútbol ha muerto, porque se ha transformado en otro símbolo del atropello al Pueblo.

    Podría pagar lo que el monopolio cobra para seguir viendo fútbol. Pero elijo no pagarlo por un principio básico de solidaridad con los que no podrán pagarlo nunca. Con los que deben elegir entre pagarlo o comer un par de días más al mes. Por mi filosofía de vida, profundamente cristiana y peronista. Por mi identificación con las carencias y los sueños del Pueblo.

    Aclaro que digo Pueblo y no gente, porque el Pueblo está compuesto por ciudadanos, la gente está integrada por consumidores.
    Los ciudadanos conforman una República, los consumidores conforman el mercado. Los ciudadanos tienen derechos plenos, los consumidores tienen derechos restringidos a su capacidad económica.

    Confío en que todos aquellos que hoy sintieron lo mismo no terminen claudicando, contratando finalmente el servicio. Si no lo hacemos quizás los números no les cierren o el negocio no les resulte tan redondo como imaginaron. Si esto se da, habremos logrado ganar una pequeña batalla. Pero muy importante, porque significará que no aceptamos retroceder ante un derecho adquirido, otorgado por un gobierno que gobernaba para el Pueblo.

    ​ – ​


    (*)
    Edgardo Nieva​ – Actor, de gran trayectoria en cine y teatro. Entre muchos trabajos, uno de los principales lo vincula profundamente con la cultura popular y el deporte: fue el boxeador José María Gatica de la excepcional película de Leonardo Favio.

    ​http://www.agenciapacourondo.com.ar/dossier/el-futbol-y-la-impotencia​

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA LUCHA POR LA LEY DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL Y LA SITUACIÓN ACTUAL EN ARGENTINA

    Vie, 10/11/2017 - 20:47

    Por Lic. Gabriel Mariotto

    Transcribimos la ponencia de Gabriel Mariotto, durante el Taller de Medios de Comunicación, que  se realizó los días 12 y 13 de octubre pasado en la Ciudad de Buenos Aires organizado por el Foro de San Pablo y la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina.

    La Argentina recupera la democracia en el año 1983 y heredamos, entre todas las tragedias, una ley de medios de la dictadura militar que convivió con nosotros veintisiete años. Avanzamos mucho en los gobiernos de Néstor y Cristina, como nunca. Hace poco se cumplieron siete años de la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual pero en esos veintisiete años de democracia, convivimos el Decreto ley 1.880 .

    Por supuesto anacrónica, represiva, censora; aún así la cultura popular pudo gambetear y surgieron en los años 86/87 con mucha fuerza, emisoras de baja potencia que fueron ámbito de resistencia cultural muy importante, muy genuinas, muy participativas, donde no sólo el concepto sino también el formato pudo ensayarse para llegar de la mejor forma con la música, la poesía, la opinión, el radioteatro con lo que no se escuchaba en las FM del sistema. No me cabe duda que ese fue el embrión junto con los gremios de comunicación y de las universidades. Embrión que sirvió para generar el texto de la Ley 26.522, que fue un acierto en la forma que se llevó adelante.

    Se construyó de la forma más plural, en foros, recorriendo todo el país. Ese formato permitió que la discusión sobre la comunicación llegara a la mesa familiar.

    Había algo que impedía que avanzaran los más de setenta proyectos de ley presentados en todos esos años en el Congreso, quien la impulsaba recibía la estigmatización de parte de la opinión del medio concentrado y sobre todo el medio monopólico se encargaba de especificar sobre que carriles transitaba la ley en cuestión y entonces la hacían bolsa. La única forma de romper esa trama destructiva, fue caminar en foros y discutir mucho, recibir aportes sobre un texto prefijado, reviendo y recibiendo aportes de toda la ciudadanía, eso hizo imparable la Ley.

    Creo que hay que aprender no sólo de la Ley de Medios y adoptar que las leyes centrales de nuestros estados tienen que debatirse. Ese formato es realmente muy fortificador del texto y permite llegar a todos los ámbitos. Por eso fue una ley interesante, importante que costó muchísimo sancionar, pero que tuvo el coraje de Cristina Kirchner, de subrayar que aunque fuera lo último que iba a hacer, no había venido a calentar sillas sino a arremeter contra esos poderes que hacen más chiquita la democracia.


    Sin Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual no hay democracia posible
    , porque lo estamos padeciendo hoy, una vez que el gobierno de Mauricio Macri derogó por decreto de necesidad y urgencia los aspectos centrales de la ley, sobre todo con lo que tenía que ver con
    la desmonopolización. Creo que Ernesto Samper como Presidente de UNASUR, dijo que los poderes facticos sobrevuelan los territorios, los cielos de la Patria Grande. Medios de comunicación concentrados y poder judicial operando en forma sistémica.

    Es muy fácil detectar que entre el poder judicial y los medios de comunicación concentrados, hay un eslabón perdido que son los servicios de inteligencia y que funciona a la perfección. Si uno ve televisión ya no está escuchando la opinión libre o interesada de un periodista, está viendo como se opera a partir de la visión de los distintos servicios de inteligencia y si hay cuatro periodistas en un panel, cada uno responde a un “servicio” y la discusión es entre servicios y eso se ve reflejado en las tapas de diarios al otro día, en un fallo Judicial, jamás se me va a escapar decir “justicia”, sino que es el Poder Judicial.

    Entonces, servicios de inteligencia, medios de comunicación y Poder Judicial es una triada de la cual es muy difícil salir. No me cabe duda que vamos a encontrar la salida, la salida tiene mucho que ver con poder desarticular el egocentrismo, que quizá sea el factor más dañino entre los espacios nacionales y populares. Todos los días hay que pelear contra el egocentrismo. Ponerlo en palabras y tratar de superarlo, la comunicación popular nos tiene que servir para volver al lugar donde estábamos muy bien y no la pudimos activar a partir de la ejecución de una ley de Servicio de Comunicación Audiovisual como se la discutió en la Argentina, que es vanguardia todavía en el mundo y no porque sea la mejor, sino porque tomó las mejores experiencias de lo ya discutido en otras sociedades y que le agrego un condimento propio, producto del padecimiento, de muchos años de sometimiento.

    Entonces se le puso a las mejores experiencias recogidas, se le sumo esa cuota de padecimiento revertida en potencialidad. Por ejemplo el treinta y tres por ciento del espectro destinado a las emisoras sin fines de lucro, es un avance muy importante, es un punto también que el resto de las sociedades ve con gran satisfacción.

    Nosotros tuvimos la Ley, una ley que impulsó el ejecutivo, Cristina se involucró porque no era posible que fuera promovida por un diputado, por un sector , porque el poder que enfrentas es muy grande, por lo tanto, que el ejecutivo haya enviado el borrador y después recogidas todas las opiniones a partir de los foros le dio una potencia fundamental,

    Cuando el Congreso la aprobó con amplia mayoría, llovieron medidas cautelares impulsadas por el Grupo monopólico Clarín que trabaron su implementación.

    Se discutió en una audiencia pública en la Corte Suprema de Justicia, donde fue maravilloso el trabajo de Cynthia Ottaviano, Damián Loreti y Graciana Peñafort contra los abogados de Clarín y se logró la constitucionalidad de la totalidad de los artículos. Estábamos en el mejor de los mundos, después de cuatro años de discusión por las medidas cautelares la Corte nos da la constitucionalidad y era el mejor escenario para poder aplicar la Ley.

    Y ahí es donde tenemos que revisar algunas disfunciones que hemos tenido en la aplicación.
    Yo voy a mencionar dos, que creo que fueron los que le dieron un golpe knockout a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

    La primera fue la suspensión de los concursos para nuevas licencias de televisión; la Argentina tiene 29 canales privados desde 1958. La televisión nace con la voz y la imagen de Evita, desde los balcones de la Casa Rosada y el “Aunque deje en mi camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recordarán mi nombre y lo llevaran como bandera a la victoria”.

    Esa frase la pronuncia el 17 de octubre de 1951 cuando nace la televisión. La dictadura que derroca a Perón otorga en 1958 las licencias para los canales de Capital Federal y se licitan resto de licencias que nunca más se volvieron a concursar, siempre hubo una medida para renovar licencias.

    Entonces 29 concursos, 29 canales y se cerró todo. Cuando nuestro gobierno recupera la banda de UHF por donde iba a ser y crecer la televisión digital terrestre, toma una medida muy importante que pateó el tablero al adoptar la norma brasilero japonesa, por donde iban a operar las bandas en esa plataforma de televisión digital terrestre, después del apagón analógico que en algún momento se realizará, solamente quedará la televisión en esas bandas. Al adoptar la norma brasilero japonesa, que Brasil había adoptado, la Argentina es el segundo país y logramos que todo el continente incluso Uruguay que ya se había expresado a favor de la norma europea y Chile que también estaba por cambiar a la norma europea, todo el continente salvo Colombia que adoptó la norma norteamericana, bueno, no en vano tienen siete bases norteamericanas en su territorio, el resto del Continente adoptó la norma brasilero japonesa. Lo que nos permite soñar con que haya producciones que se vayan generando en todos nuestros estados y que vuelen los cielos de nuestro éter y que podamos tener entonces, medios de comunicación que ayuden a la integración.

    Volviendo a los concursos suspendidos, teníamos recuperada la banda de UHF y esa plataforma permitió un llamado a concurso para 220 televisoras, 110 con fines de lucro y 110 sin fines de lucro. Esas frecuencia iban a ser adjudicadas gradualmente y a su vez la Ley obligaba a las plataformas de distribución como DIRECTV y a las Cable operadoras a ir incorporando a la grilla a los nuevos canales. Entonces esa pluralidad que reclamaba la sociedad y que la Ley manifestaba se podría haber cumplido. Todo esto que podría haber sucedido no sucedió porque nuestro gobierno los suspendió. Gravísimo error, un error irreparable.

    La otra medida que a mi juicio también afectó al desguace de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual fue la aplicación de la desmonopolización. Como se aborda el aspecto de desmonopolización. Claro, la Ley de Servicios y Medios de Comunicación permitía un número de emisoras de radio y de televisión en manos de una empresa, no más de diez a nivel nacional y no más de tres en una misma áreas de cobertura.

    Por ejemplo, si había un canal de televisión, una radio AM y una radio FM, se cumplía la cuota en la misma área de cobertura, no se podía tener las diez emisoras en una misma ciudad y si tenía licencia de Cable no podía tener canales de aire y si tenía licencia de Cable en esa área de cobertura y distribuía las señales, no podía producir contenido, porque ahí estaba la espina dorsal del monopolio.

    Cable Visión, Multicanal operan en conjunto y cuando te dan el control remoto, hacés un zapping sobre todos los canales que son de ellos. Canal que no producen o no lo ponen en la grilla o lo mandan al fondo de la tabla de posiciones. Entonces, quien distribuye señal, no genera contenido y si sos dueño de una licencia de televisión satelital, tampoco porque ya está cubierta la cuota, no podes tener después ningún canal local, ninguna radio local.

    Para aplicar la desinversión había casi veintisiete o más, veintinueve empresas que tenían más licencias que lo que permitía la Ley. Nosotros en lugar de empezar por el más grande que es Clarín que tenía 236 licencias y vamos a usar de comparación esta sala donde hay más de 50 personas y decir que es el Grupo Clarín , empezamos por desinvertir TELEFE que con respecto al grupo Clarín era esta botellita de agua. Si nosotros partimos esta botella, hacemos dos botellas, esta sala es todavía mucho más grande con respecto a la botella partida. Pero nosotros agarramos TELEFE primero y la desinversión que hizo TELEFE, no es Telefónica. Yo no tengo los papeles jurídicos no los vi, por ahí me faltan herramientas del departamento jurídico del AFSCA seguramente, pero políticamente yo siempre supe como televidente que la controlante de TELEFE era Telefónica.

    Telefónica es dueño de TELEFE. Si nosotros decimos en el primer dictamen TELEFE no es de Telefónica, ese día descorcha Clarín porque después con esa misma vara tiene que adecuar Clarín. Y eso es lo que `pasó, se adecuó TELEFE y no se pudo adecuar más en la vida de Dios Clarín.

    Y en el 2015 Macri gana las elecciones y a días de la asunción comete la grosería de derogar la Ley de Servicio de Comunicación Audiovisual por un decreto de necesidad y urgencia sin esperar las sesiones del Congreso y sin siquiera llamar a extraordinarias.

    Quería mostrar, que él con la lapicera podía derogar la Ley discutida en los foros, promovida por el ejecutivo, sancionada en el Legislativo y ganada en una audiencia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
    O sea que todos los poderes del Estado más la participación del pueblo fue superado por el decreto de necesidad y urgencia de Macri y después avalada en el Congreso Nacional por algunos legisladores que habían votado a favor de la Ley y que ahora acomodándose a los nuevos tiempos políticos, levantaron la mano para avalar el decreto de necesidad y urgencia del gobierno de Macri.

    Después de todo lo que se avanzó en materia de políticas públicas de Legislación hemos sufrido una gran derrota y estamos muy mal, nos queda la comunicación popular, nos queda lo que decía un compañero de un municipio, hay que volver a de pintar. Bueno, las pintadas, las radios de baja potencia, la televisora, la web… nos queda la creatividad.

    Recordar esas pintadas de 1955, contra la desinformación usar “tiza y carbón”, resistiendo las dictaduras como la de Aramburu que impedía nombrar a Juan Domingo Perón, a Eva Perón, nos queda la resistencia. Cuando teníamos la posibilidad de un Estado que garantice la pluralidad de voces, la democratización de los medios, volver a que solamente nos quede la comunicación popular es realmente un dolor. No me resulta extraño porque venimos de ahí, somos eso, nunca olvidamos eso, pero desde ahí a plantear ejes de comunicación democrática a solamente a tener que quedarnos en la radio de baja potencia, es realmente un problema.

    Desde lo malo sale lo bueno. Seguramente surgirán cientos de emisoras comunitarias, se potenciarán y resistirán los decomisos las que están, porque este gobierno lo que no tolera es una voz disidente, no lo tolera. Nosotros pensamos desde el movimiento nacional, popular y revolucionario que se expresa en el Peronismo y sus aliados, pensamos un país para todos.

    Así que como la batalla es cultural, hemos perdido esa batalla y duele porque cuando estás tan cerca, tan cerca de la democratización de los medios de comunicación, que no haya monopolio y no haya posición dominante se cumple con ese paradigma provinciano que salir de la misma línea y ya no estoy hablando de la información sino de las expresiones de cultura, ¿no?

    Como se desprecia la cultura popular a partir de la posición dominante o del prejuicio estético que tienen los productores. Se ve habitualmente en los programas de televisión mas allá de la disputa por la información, por lo que se selecciona y se dice en la estigmatización y el desprecio y sobre todo por lo que no se dice. Pero eso se ve también en el plano de lo no dicho. En lo no dicho está el chámame, está el tango, en el rock nacional; eso está en lo no dicho, y cuando lo dicen, lo dicen de la forma que se subestime. Entonces la impronta aspiracional de un sector de la sociedad se ve potenciada por ese paradigma cultural que los grandes medios de comunicación esbozan.

    Bueno por eso se hace mucho más difícil porque esos medios de comunicación, tienen sus dueños, caso de Héctor Magneto con “Clarín”, José Claudio Escribano con el diario “La Nación”, aquí nos acompaña esta tarde Osvaldo Papaleo, que es el emblema junto con Lidia de la lucha por la recuperación de Papel Prensa, empresa arrebatada a ellos, producto de crímenes de lesa humanidad en la última dictadura y que dejo como dueños del monopolio del papel a Clarín y La Nación

    . Cuando la Presidenta envía la investigación del caso Papel Prensa a la Justicia, pues sabía que si hubiese justicia esa gente tendría que haber ido a dar explicaciones, Escribano y Magnetto se fueron a Uruguay. Pero ya con el gobierno de Mauricio Macri, la Justicia argentina, no cita a declarar a los imputados y fallan en contra del reclamo de restituir la empresa Papel Prensa a sus legítimos dueños.

    La situación es complejísima, digo, se pegaron tal susto que la democratización era posible que ahora te persiguen hasta por debajo de la cama. Por esos, es lo que hicieron entre otras cosas con Fútbol para Todos. Nos sacaron Fútbol para Todos en una ecuación de medios concentrados, gobierno y dirigentes del fútbol. Nos roban la posibilidad de expresar la alegría de acceder a un contenido de cultura popular como lo es el fútbol en los televisores abiertos, gratuitos en alta definición por la plataforma de la televisión digital terrestre en todo el país con una inversión del Estado de mil ochocientos millones de pesos en el 2.015 , sobre un presupuesto de ciento ochenta mil millones de pesos, significaba el 0,01 % del presupuesto nacional para que todo el mundo pudiera acceder a ese contenido que antes del gobierno de Nestor y Cristina estaba solamente destinado a aquellos que tenían cable y codificado y que nos expulsaba a todos los ciudadanos a las estaciones de servicio o a los bares a ver los partidos.

    Ahora han hecho exactamente lo mismo, primero hicieron una campaña de desprestigio contra Fútbol para Todos; si faltaba gasa en un hospital la culpa la tenía Fútbol para Todos, si faltaban tizas para una escuela la culpa era de Fútbol para Todos y nadie miraba el 99,9 % del presupuesto restante y nosotros como somos obtusos, tampoco miramos lo que invierte el Estado en el Teatro Colón o el Teatro Argentino de La Plata para 2.300 butacas , la expresión del ballet o la cultura de elite o de la ópera.

    No somos obtusos, entendemos que el Estado también debe estar en ese proyecto de cultura de elite. Pero ellos cuando hay cultura popular y hay un Estado tratando de integrar, ponen el grito en el cielo y empieza la estigmatización, sobre esa estigmatización la persecución a los funcionarios que actuamos en Fútbol para Todos. El desfile en Tribunales, el procesamiento, las sospechas sobre corrupción y todas esas instancias que ya estamos acostumbrados a conocer y rápidamente la privatización , que dicho sea de paso, como somos tan giles, para ellos, la van a implementar después del 22 de octubre, que son las elecciones nacionales, mientras tanto te hacen una suerte de previa de quite de derechos, pero, todavía te la podes ir rebuscando.

    Pero el 22 de octubre vas a tener que pagar casi $ 2.000 (aproximadamente U$A 100) de Cable y $ 300 (aproximadamente U$A 20) de codificado para poder acceder a ese contenido lo que va a producir una gran angustia. Esa gran angustia se ve en Capital Federal y en Gran Buenos Aires, pero se ve mucho más en el interior porque ni siquiera están las plataformas parea poder engancharte. Si sos hincha de un club y tenés ganas de ver a tu equipo y no tenés plata hasta , se genera una angustia que es terminal porque querés ver un partido, querés ver a tu equipo y no poder verlo es realmente una gran angustia. Este gobierno oligarca piensa que todo el mundo va los fines de semana a los museos de arte moderno o va a navegar por el Río de la Plata, o por otros ríos y no puede ser. Nos han quitado la posibilidad de disfrutar de un hecho cultural como es el fútbol para nosotros, esperemos que cuando lo eliminen definitivamente o lo condenen al Cable después de octubre, cuando pasen las elecciones, la bronca pueda organizarse en un reclamo genuino y que ese descontento, ese desánimo se transforme en un reclamo con organización y con fuerza.

    Pero bueno… esto no es una mirada pesimista, y digo que no es una mirada pesimista porque todo lo que se construyó queda en la conciencia y en la organización y creo que se va a activar cuando se sigan envalentonando en el sometimiento. El pesimismo lo vamos a dejar para tiempos mejores, muchas gracias.

    Lic. Gabriel Mariotto
    Periodista y docente universitario, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora; Impulsor de la Ley de Servicios Comunicación Audiovisual en Argentina, Presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), encargada de regular los medios de comunicación. Vicegobernador de la provincia de Buenos Aires 2011/15, Director, productor y guionista de películas: Padre Mujica, Perón Vuelve, A cielo abierto, Operación Walsh entre otras actual-mente es Diputado del PARLASUR.

    Categorías: Noticias regionales

    “SE DERRUMBA LA REPÚBLICA”

    Vie, 10/11/2017 - 19:47



    Por Página/12

    Zaffaroni alertó sobre la persecución por medio de la Justicia​.​

    El ex juez de la Corte Suprema advirtió que el país atraviesa “un momento de regresión institucional”. Dijo que el Gobierno presiona a los “jueces díscolos” y que lo de Boudou es parte de “una serie de shows judiciales y procedimientos de tipo mafioso”.

    El ex ministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni sostuvo que la insólita detención del ex vicepresidente Amado Boudou, concretada en línea con la persecución hacia ex funcionarios de la gestión anterior, es parte de “una serie de shows judiciales y procedimientos de tipo mafioso” que prueban que en la Argentina “se va cayendo a pedazos el Estado de derecho”.

    “Se nos está derrumbando la República aceleradamente”,
    alertó el ex juez durante una entrevista con Víctor Hugo Morales por la AM 750, en la que también puso en tela de juicio el argumento de “entorpecimiento a la investigación”, con que el juez Ariel Lijo y otros magistrados que privaron de la libertad a ex funcionarios imputados justificaron detenciones sin sentencia.

    Zaffaroni explicó que se dictan “prisiones preventivas con el pretexto de que pueden perjudicar el avance de la investigación, cuando los hechos que se denuncian son de prueba documental” y añadió que este tipo de casos van más allá de la cuestión de los ex funcionarios kirchneristas detenidos.

    Según el ex miembro del máximo tribunal, el país y  el Poder Judicial están “asistiendo a un momento de regresión institucional” que puede tener “un resultado indeseable” y que “puede lesionar nuestra cultura jurídica” argentina. En su opinión, lo que se está afectando desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada es “el pluralismo ideológico y de concepciones para interpretar el derecho”, y lo que motoriza esa afección es “la persecución ideológica” que existe en la actualidad.

    “Si hay una persecución ideológica, la imparcialidad institucional que garantiza el pluralismo se termina”,
    alertó el ex juez e indicó que este tipo de lógica es la que provoca que haya “presión sobre jueces díscolos”. El ejemplo inmediato de este caso es el del juez platense Luis Arias, quien ayer fue suspendido por dos meses para ser juzgado por 21 fallos, algunos de los cuales fueron destinados a la protección de los derechos humanos.

    Durante la entrevista en el programa La mañana, Zaffaroni también se refirió a la jubilación que percibe como ex miembro del máximo tribunal. El tema fue ayer portada de los principales medios de comunicación alineados con el Gobierno, que destacaron que el monto que cobra (384.953 pesos) es el más alto de entre quienes ocuparon ese cargo.

    “Discutan la política salarial del Poder Judicial en los ámbitos que tienen que discutirlo”
    , sostuvo Zaffaroni, quien puntualizó que si cobra esa jubilación es porque “hay una ley que establece eso” y dejó claro que “a los sueldos los fija la Corte Suprema del 2×1”.

    Además, reconoció que “sí, me da vergüenza ver el recibo” y que también “me parece un escándalo”. No obstante, aclaró que en su vida cotidiana es una persona “de hábitos sobrios”. “No tengo casa en Punta del Este ni auto de alta gama; tengo el mismo de hace diez años y no lo pienso cambiar -remarcó-. Practico deporte barato. Mis únicos lujos son hacer alguna cena en casa o ir a comer al restaurante de medio pelo del barrio. Es la primera vez que me sobra dinero en el banco.”

    ​https://www.pagina12.com.ar/73563-se-derrumba-la-republica​

     

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.