Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 33 mins 4 segs

    EL ENEMIGO INTERNO

    Lun, 30/07/2018 - 20:53

    Por Adriana Meyer   ***

    Además de la querella de la familia Maldonado y del Cels, también acusan a Gendarmería y al Estado por la desaparición y muerte de Santiago la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD).

    Con matices en sus estrategias e intervenciones participaron de la investigación iniciada hace un año, cuando el defensor público Fernando Machado y Julio Saquero, de la APDH, presentaban los primeros habeas corpus, junto al Cels y los familiares del tatuador, el Brujo para los mapuches, el Lechu para sus amigos anarquistas de El Bolsón. PáginaI12 consultó a esos tres organismos sobre qué se hizo, que faltó, cuáles fueron las omisiones y qué resta por delante en este caso.


    “Quieren imponer en la opinión pública que se ahogó” (APDH)

    “De esa manera sería un asunto cerrado para no investigar el operativo represivo ilegal, que los resultados de laboratorios descarten la intervención de Gendarmería en la muerte de Santiago. Sin embargo, desde la APDH siempre sostuvimos que la irrupción de Gendarmería fue desproporcionada, irracional y sin ninguna orden judicial, cuyo resultado es un homicidio agravado”, indicó el abogado Mauricio Rojas.

    “La autopsia abre una ventana de tiempo muy grande en la data de la muerte, tampoco explica la mecánica, dice que fue una muerte traumática, es decir accidente u homicidio, por eso hay muchos interesados en presentar esto como un accidente y asunto cerrado”, ponderó.

    “La construcción del enemigo interno empezó antes que el fatídico 1º de agosto, por eso recusamos a la fiscal Ávila que parece una defensora postiza de Gendarmería, se opuso con uñas y dientes a que sean remitidas al expediente todas las causas conexas abiertas a los mapuches del Pu Lof que son necesarias para analizar para qué y cómo llegó Gendarmería a violar el domicilio sin orden del juez ese día.

    ¿Fue flagrancia o un asalto premeditado?, se preguntó Rojas.

    “La criminalización desatada contra los mapuches fue una política pergeñada al más alto nivel que alentó a las fuerzas de seguridad a utilizar los resquicios del código procesal como un mecanismo para soslayar el control judicial. A los mapuches los hostigaron con tremenda violencia en enero, el 1 de agosto tres horas antes de la irrupción de Gendarmería, persiguen un auto que sale del Pu Lof y lo requisan, con el agravante que al lugar se acerca el segundo del ministerio de seguridad, Pablo Noceti”, recordó el abogado de la APDH.

    “Es difícil investigar fuerzas de seguridad cuando se usan los laboratorios y los técnicos del propio aparato estatal investigado. Por eso son importantes los equipos independientes. Y concluyó que “el desenlace de Santiago no fue una casualidad, lo demostró el crimen de Rafael Nahuel, la escalada de violencia que venimos alertando sigue creciendo y tenemos que trabajar para que no se lleve más vidas”.


    “La autopsia no explica todo”. (CPM)

    Desde la CPM, su coordinador Roberto Cipriano García destacó “la cuestión de fondo es la criminalización de la comunidad mapuche asentada en Cushamen desde marzo de 2015”, que explica en gran medida la no intervención judicial inmediata a la desaparición de Santiago.

    “La audiencia por el habeas corpus presentado a las 20 del miércoles 2 de agosto por la CPM se convocó para el viernes 5 de agosto y en ella la Gendarmería no aportó ninguno de los datos requeridos por el Juez Otranto. Cuando a la semana siguiente nos entrevistamos con el juez, donde estuvo presente Nora Cortiñas, las reacciones del magistrado demostrando su enemistad y enfrentamiento con la comunidad nos alertaron de las limitaciones a las que estaba sometida la investigación”, recordó Cipriano García.

    “El juez avalaba el ingreso ilegal en el predio de la comunidad sobre la base de una persecución en flagrancia. Al mismo tiempo justificaba parte de su inacción, como no hacerse presente en el lugar de los hechos, por su relación tensa con la comunidad. Un discurso similar fue sostenido por la fiscalía federal, que participa de varias causas penales contra la comunidad”, tal el recuerdo de Cipriano García.

    “Convalidaron  el relato el gobierno nacional sobre la existencia de la RAM y los atentados, a lo que sumaron las múltiples versiones que negaban la presencia de Santiago en el lugar. Estas dilaciones y desvíos de la investigación sobre pistas falsas explican lo que aún no encuentra explicación: la desaparición de Santiago durante 78 dias”, agregó.

    La CPM enfatizó que “el juzgado y la fiscalía demoraron o no dispusieron pruebas esenciales y fueron condescendientes y permisivos con las acciones de la Gendarmería que ocultaron o malograron pruebas. Si bien, la acción del Juez Lleral dio resultados con el hallazgo del cuerpo, el magistrado siguió las hipótesis de Otranto adelantada por los medios de comunicación:  Santiago se había ahogado en el río. Luego de realizada la autopsia dio casi por terminada la investigación. Pero la autopsia  no explica todo y aún la familia espera respuestas adicionales que despejen sus dudas y su angustia”.

    “Encubrimiendo e impunidad”. (AEDD)

    “Los doce meses desde la desaparición de Santiago estuvieron atravesados por el encubrimiento y la impunidad. Desde el primer momento, las operaciones por parte del estado nacional y provincial apuntaron a eximir de responsabilidades a la Gendarmería nacional y a culpabilizar a la comunidad mapuche, expresó la abogada Liliana Alaniz.

    “Esa situación fue garantizada por el juez Otranto y luego por su reemplazante, el juez Lleral. Este último le sirvió un gran favor al gobierno cuando, a pocos días de las elecciones, se apresuró a declarar que el examen del cadáver de Santiago no mostraba señales de violencia”, agregó. Alaniz destacó que como parte pidieron que se secuestren los celulares de Pablo Noceti, el ex jefe de gabinete del ministerio de Seguridad, pero “nuestra petición fue rechazada y Noceti no fue citado a declarar ni siquiera como testigo”. Este organismo expresó que “el compromiso y la movilización social en búsqueda de la verdad será la que ponga las cosas en su lugar y logrará justicia por Santiago”.

    https://www.pagina12.com.ar/131592-el-enemigo-interno

    Categorías: Noticias regionales

    MACRI NOS LLEVA A LA MUERTE, 30 AÑOS DESPUÉS

    Lun, 30/07/2018 - 20:47

    Por Martín Granovsky   ***

    El anuncio del Presidente sobre su deseo de cambiar el papel de las Fuerzas Armadas disuelve la barrera entre la seguridad interior y la defensa nacional.

    Imagen: NA

    Si la sociedad no detiene a Mauricio Macri, la decisión oficial cambiará la vida de la Argentina para siempre.
    Y arruinará, inclusive, la vida de los propios militares. Una desgracia, porque la Ley de Defensa Nacional fue promulgada en 1988 por Raúl Alfonsín y garantizó 30 años donde cada quien hizo solamente lo que le correspondía.

    Macri abrió las compuertas que llevan hacia México. En 2006 el presidente Felipe Calderón sumó a los militares a la lucha contra el narcotráfico. Los muertos por la guerra entre los narcos y la guerra militar antinarco, a los que se añaden los asesinatos por otros crímenes, llegaron a 234 mil entre 2006 y 2017. Son datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México. Primera aclaración: el problema del narco en la Argentina no tiene nada que ver con el de México. Los cuates tienen del otro lado de su frontera norte –3100 kilómetros con los Estados Unidos– la mayor demanda de droga del mundo. Antes, de cocaína. Ahora también de opioides y drogas sintéticas. Segunda aclaración: la participación militar produjo más muertes pero no solucionó el problema del narco.

    Otro argumento del Gobierno es que las amenazas no vienen solo de Estados extranjeros sino de agentes extraestatales. Es una verdad parcial, porque siempre hay Estados detrás. Los especialistas discuten, por ejemplo, el papel de Qatar en el sponsoreo del terrorismo en el Medio Oriente y fuera del Medio Oriente. Pero incluso si no se tratara de Estados, habitualmente los ataques no usan armamento militar. Las Torres Gemelas fueron derruidas y miles de personas fueron exterminadas con el uso de suicidas y aviones civiles robados y desviados de su ruta. El grupo de Al Qaida no tenía ni pistolas. Los que planifican atentados en Europa usan como arma también a suicidas bien entrenados que a su vez utilizan cuchillos para matar o camiones para masacrar turistas mientras pasean por Londres o Niza.

    En términos biológicos es cierto que los actuales militares argentinos no tienen responsabilidad alguna en los crímenes de la dictadura. Un general de 55 años tenía 13 años en 1976.

    Pero la historia trasciende la biología. A la Argentina le fue mal cuando militares estadounidenses y franceses impartieron la Doctrina de la Seguridad Nacional según la que, en síntesis, el enemigo estaba adentro y había que combatirlo con el mismo método que los colonialistas franceses aplicaron contra los insurgentes de Argelia: la tortura como fuente de inteligencia y el asesinato como método de solución final.

    La democracia argentina, con el acuerdo de radicales y peronistas en materia de seguridad interior y defensa nacional, construyó una nueva legalidad. No es que los militares considerados individualmente sean adictos a la represión interna. Las instituciones se basaron en esa doctrina y en esa práctica y el resultado fueron miles de muertos y desaparecidos. Por la derrota militar en la aventura de Malvinas, el peso de los organismos de derechos humanos y el avance de la conciencia democrática, los argentinos tuvieron la Conadep, el Nunca Más, el Juicio a las Juntas, los Juicios de la Verdad y el proceso de Memoria, Verdad y Justicia. También quisieron, supieron y pudieron separar a las Fuerzas Armadas de funciones internas y de funciones externas no castrenses. Como sociedad, evitaron la recaída. Para pensarlo en términos de adicción, lo que empezó como una reducción de daños terminó con un cambio profundo.

    Ahora Macri abre otra vez el camino del desastre.
    Un camino que estaba sabiamente cerrado. Y sin motivos ni argumentos reales, nos lleva a la guerra. Como Calderón, que liquidó su propio partido conservador, el PAN, Macri está emprendiendo la senda de un suicida. El riesgo es que, como se trata de un presidente, el suicidio arrastraría a millones de argentinos que tienen cero gana de morir.  

    martin.granovsky@pagina12.com.ar

    https://www.pagina12.com.ar/130314-macri-nos-lleva-a-la-muerte-30-anos-despues

    Categorías: Noticias regionales

    AL PARECER NO TODO ESTÁ PERDIDO EN LA VECINA COLOMBIA: LAS FARC-EP ESTÁN VIVAS Y EL ELN SE MANTIENE FIRME Y EXPECTANTE

    Lun, 30/07/2018 - 18:07

    Por Carlos E. Lippo   ***

    Como el bolivariano amante de la “Patria Grande” que soy, siempre vi con gran escepticismo y no poca aprensión el llamado “Proceso de Paz en Colombia”, y una media docena de artículos publicados sobre el tema así lo atestiguan.


    “…  jamás aceptaré desbaratar en una mesa de negociación el ejército popular
    que hemos construido a base de tantos y tan prolongados sacrificios”
    Pedro Antonio Marín (a) Manuel Marulanda Vélez o Tiro Fijo”, fundador de las FARC-EP

    Nunca pude entender como la dirigencia de ese aguerrido y glorioso ejército que llegaron a ser las FARC-EP, sin ninguna razón de orden militar ni político que augurase una derrota ni siquiera en el mediano plazo, atendiese solícitamente a mediados de 2011, la invitación a negociar de Juan Manuel Santos, aquel asesino lombrosiano que dirigiese el asesinato alevoso del comandante Raúl Reyes en el 2008 siendo a la sazón ministro de defensa de Uribe Vélez, y quien ya como presidente en el 2010 debió dar la orden para sepultar a Jorge Briceño Suárez, “Mono Jojoy”, con más de un cuarto de toneladas de bombas inteligentes lanzadas por unas 78 aeronaves de combate de distintos tipos(1).

    Me pareció ingenuo y a la vez prepotente de esa dirigencia el que no pareciesen prestar la más mínima atención al desenlace final de anteriores procesos de paz fallidos, en especial a la extremadamente dolorosa y aleccionadora experiencia de la Unión Patriótica, partido  político colombiano de izquierda, fundado en 1985 como parte de una propuesta política legal de varios grupos guerrilleros que se desmovilizaron, entre ellos el Movimiento de Autodefensa Obrera (ADO) y los frentes Simón Bolívar y Antonio Nariño, del ELN y las FARC, con participación además del Partido Comunista de Colombia, cuyo primer Consejo Directivo fuese encabezado por el secretariado de las FARC de entonces; experiencia que terminase con el exterminio físico y sistemático de más de 5.000 de sus dirigentes y militantes de base a manos de las fuerzas de seguridad del estado (ejército, policía secreta, inteligencia y policía regular), grupos paramilitares y narcotraficantes, y que además obligase a que muchos de los sobrevivientes al exterminio se vieran obligados a abandonar el país (2).

    En aquellos días me resultaba sumamente difícil dejar de creer que cuando Santos ordenase la realización de los primeros contactos con las FARC-EP para iniciar los diálogos de paz, a mediados del año 2.011, no lo hubiese hecho por indicaciones del departamento de estado norteamericano, o que al menos no hubiese solicitado su aprobación para hacerlo; entonces me preguntaba insistentemente: ¿por qué razón aquellos camaradas que habían llegado a la máxima dirección de tan formidable ejército popular tras la desaparición física de su líder fundador, Manuel Marulanda Vélez (2008), muerto por causas naturales, así como la de un grupo de sus más efectivos y emblemáticos dirigentes, muertos en violentas acciones militares que tuvieron como factor común la traición y/o la delación, tal como los camaradas antes mencionados a los cuales habría que añadir a Iván Ríos en el 2008, asesinado por su guardaespaldas y Alfonzo Cano, quien sustituyó a Marulanda en la Comandancia General en el 2011, traicionado por sus escoltas que le dejaron solo después de denunciarlo a las fuerzas gubernamentales, habiendo logrado sobreponerse a tamaños descalabros, se mostraban ahora tan condescendientes con los verdugos y sus mandantes nacionales y  extranjeros, por más que su objetivo declarado fuese  “buscar la paz con justicia social por medio del diálogo”, según palabras de Iván Márquez, jefe del equipo negociador?

    Escribí en noviembre de 2015 que “Infortunadamente, el Secretariado de las FARC-EP estaba a punto de hacerle un inmenso favor al imperio”, después de que el hasta entonces supuesto interés del imperio en una “ rápida y exitosa” culminación del proceso de paz se hiciese plenamente evidente a comienzos de ese año con el nombramiento por parte de Obama del enviado especial Bernard Aronson, “para ayudar a acompañar de cerca esas conversaciones”; funcionario éste que fue efusivamente congratulado por Santos, quien le ubicó casi al mismo nivel de los garantes del proceso (los representantes de Cuba y Noruega) y de los acompañantes (los representantes de Venezuela y Chile), en el acto realizado en La Habana el 23 de setiembre de ese año, con motivo de la firma del acuerdo para la creación de una “Jurisdicción Especial para la Paz”, que constituía  prácticamente el inicio de la recta final de las negociaciones, así como también por declaraciones expresas de apoyo al proceso por parte del secretario de estado Kerry y por la premura solicitada a las partes por la subsecretaria Roberta Jacobson, en aquellos mismos días.

    Tras la firma de los acuerdos escribí días antes del plebiscito del 02 de octubre de 2015 en el cual resultase ganadora por escasísimo margen la opción de no refrendarlos, que el Acuerdo FARC-Santos era un supremo acto de desidia política y de alta traición a la patria latinoamericana (1).

    Un supremo acto de desidia política porque juzgaba como indignante desde todo punto de vista el que el equipo negociador se refiriese con el mayor beneplácito a las condiciones tan extremadamente denigrantes alcanzadas por la organización insurgente, y no sólo denigrantes, sino totalmente contradictorias con un principio cardinal del líder fundador recogido en la cita presentada al inicio de estas notas, así como con una lapidaria advertencia al respecto del insigne comandante Jorge Briceño:  “… el fusil es el garante de los acuerdos que se firmen. Si uno los entrega, esto se acaba. Ni siquiera los periodistas vendrían a hablar con nosotros”.

    Hablaba también de desidia política, cuando realmente quería decir burla y traición a la militancia, a causa de las grandes reservas que mantenía sobre la legitimidad revolucionaria de la muy publicitada “X Conferencia de las FARC” celebrada pocos días antes de la firma de los acuerdos con el gobierno, ya que en principio se dijo que reuniría a más de 1.000 combatientes, luego que serían 500 y finalmente se admitió que se reunieron un poco más de 200, además de que de ella prácticamente sólo trascendió que la cerraron con un concierto en el cual cantó Timochenco, además de otras trivialidades parecidas (3).

    Hablaba de alta traición a la patria latinoamericana por el hecho de que las FARC-EP constituían con su sola existencia, aun sin proponérselo, un eficaz muro de contención en contra de cualquier invasión de Colombia sobre Venezuela o cualquiera de los otros países progresistas de la región; siendo muy poco probable que un gobierno burgués colombiano se atreviese a lanzar operaciones militares y/o paramilitares en contra nuestra mientras existiesen en la retaguardia de un eventual conflicto militar los más de 30.000 hombres en armas que habían llegado a mantener las FARC-EP y el ELN.

    Hace pocos días, a poco menos de dos años de la firma de los acuerdos de paz, la Fiscalía de Colombia ha reportado el asesinato de 181 líderes sociales y defensores de los derechos humanos, así como el de 67 ex miembros de las FARC (4), siendo lo más grave el que de estos últimos 35 casos han ocurrido en lo que va de año, contra 32 de todo el 2017, lo que permite estimar una proyección creciente de estos infames crímenes, así como el hecho de que en opinión de Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección (entidad gubernamental encargada de brindar protección y escolta a las potenciales víctimas), “La gran mayoría de los líderes sociales que están asesinando en los territorios hacen parte de juntas de acción comunal y consejos comunitarios y la población que compone ese tipo de organizaciones pueden ser 500 o 600 mil personas que están en riesgo en términos generales”; en suma, todo un auténtico genocidio en potencia, como tantos opinadores habíamos vaticinado.

    Tales hechos, aunados a que según la Comisión Fiscalizadora de la ONU el vulnerable acuerdo pactado ha sido violado en tan alto grado por el estado y el poder oligárquico colombiano así como por los Estados Unidos, que sólo se ha cumplido en un 18% (5), me llevan a concluir como muchos otros que el proceso de paz en Colombia se ha agotado totalmente. Y es que mientras desde la firma de los llamados “acuerdos de paz”, si bien se ha alcanzado la “terminación del conflicto”, que era el objetivo declarado del gobierno, no sólo que está infinitamente lejos de ser alcanzada una “paz con justicia social”, que era el propósito de la insurgencia armada, sino que han aumentado de manera significativa los asesinatos y las agresiones a líderes sociales y defensores de derechos humanos.

    Si alguien tuviese alguna duda sobre que el pretendido proceso de paz está totalmente agotado debe tomar en consideración el reciente encarcelamiento del comandante Jesús Santrich a quien se le sigue un proceso de extradición a los Estados Unidos, así como las amenazas en contra del jefe negociador de los acuerdos, Iván Márquez, todo ello en abierta violación de lo que se llamase la “Jurisdicción Especial para Paz” (JEP), cuyo acuerdo de suscripción fue firmado en La Habana hasta por un representante del gobierno de Obama en septiembre de 2015.

    ​​

    Y si esto ha ocurrido durante el gobierno del “Premio Nobel de la Guerra”, que podrá esperarse del próximo gobierno de Duque, quien durante su campaña y siendo ya presidente electo declarase que hará “correcciones” a los acuerdos de paz, presumiblemente en relación a la JEP, duramente atacada por Uribe, él y el partido de ambos durante la campaña para el plebiscito de octubre de 2016.

    Dando por agotado el infortunado “proceso de paz” y convencido como estoy de que no puede haber una salida política en Colombia mientras gobiernen las oligarquías y el país todo se encuentre bajo el yugo del poder del imperio norteamericano, es que he recibido con extremo beneplácito un comunicado conjunto Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo – Milicias Bolivarianas de Bogotá, fechado en junio del presente año y leído por el camarada Walter Martínez en la emisión de su programa “Dossier” del pasado 12 de julio (6), en el cual anuncian su decisión de reasumir la lucha armada.

    Después de un preámbulo contentivo de la advertencia del comandante Jorge Briceño que presentásemos en párrafos anteriores, el comunicado se inicia señalando lo siguiente: “Los milicianos, guerrilleros, comandos urbanos y demás unidades que operan en las diferentes localidades de Bogotá, le extendemos un cordial, revolucionario y combativo saludo a todo el pueblo colombiano; así como manifestamos a toda la opinión pública nacional e internacional que continuaremos nuestra lucha armada como única vía para salir de esta encrucijada en la que nos puso el gobierno al  burlarse de la voluntad y el anhelo de paz del pueblo colombiano, todo esto bajo un falso proceso de paz negociado con los mandos del antiguo secretariado que vendieron sus principios y traicionaron el proyecto político  por el que tanto lucharon los camaradas MANUEL MARULANDA Y JACOBO ARENAS al igual que muchos otros que  ofrendaron sus vidas por construir una nueva Colombia” (7).

    Continúa el comunicado con un análisis del escenario político actual de Colombia, junto a una estimación del escenario futuro, que los ha obligado a “… reactivar nuestro accionar en los campos y ciudades así como hacer un llamado al conjunto del pueblo Colombia a que unamos esfuerzos para hacerle frente a este estado asesino y opresor que una vez más nos ha dejado como única salida la lucha armada por una nueva Colombia”.

    Concluyendo con este esperanzador mensaje: “Las farc-ep somos un pueblo en armas y seguiremos luchando por la defensa de los derechos y libertades del conjunto del pueblo colombiano, así como por nuestra Soberanía y nuestros recursos naturales”.

    Es por ello que estamos diciendo que las FARC-EP continúan vivas a pesar de la traición de una circunstancial dirigencia que negoció la paz a espaldas de la militancia y este hecho aunado a la siempre consecuente actitud de la dirigencia del ELN, a la que nunca hemos visto dar señales de sumisión y acatamiento ante las autoridades gubernamentales y el mismísimo imperio; actitud que debe haber sido reforzada al mirarse en el espejo del proceso de paz negociado a nombre de las FARC, nos conduce a decir con todo entusiasmo que al parecer no todo está perdido en la Colombia hermana, para su beneficio propio y el de toda la Patria Grande.

    ¡Hasta la Victoria Siempre!

    ¡Patria o Muerte!

    ¡Venceremos!

    ​​

    (1)    https://celippor.blogspot.com/2016/10/800×600-normal-0-21-false-false-false.html
    (2)    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=199053

    (3)    http://www.telesurtv.net/news/Culmina-X-Conferencia-de-las-FARC-EP-20160923-0005.html

    (4)    https://www.nodal.am/2018/07/colombia181-lideres-sociales-y-67-exmiembros-de-farc-asesinados-en-los-ultimos-dos-anos-segun-fiscalia/

    (5)    http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/05/16/narciso-isa-conde-considera-agotado-el-proceso-de-paz-en-colombia-y-lanza-duras-criticas-a-la-direccion-de-las-farc/

    (6)    https://www.youtube.com/watch?v=68hpLNuCt1g

    (7)    http://www.rebelion.org/docs/243523.pdf


    celippor@gmail.com

    Categorías: Noticias regionales

    EL LIBRETO DEL “LAWFARE” CONTRA RAFAEL CORREA

    Lun, 30/07/2018 - 17:22

     

    por Javier Calderón Castillo   ***

    Con el golpe judicial que pretende encarcelar al ex-presidente Rafael Correa, el Gobierno ecuatoriano demuestra la urgencia (casi desesperación) para impedir que el ex-mandatario regrese a presentarse como candidato a las elecciones municipales del 2019.

    También para evitar que siga al frente de la reorganización del movimiento ciudadano antineoliberal que se viene gestando tras el vertiginoso giro a la derecha de Lenin Moreno. Están apelando a una guerra judicial sin cuartel, mostrando el rostro autoritario y antidemocrático del presidente. La presión de la derecha en lo interno y de los EE.UU. desde lo externo, le obligó a quitarse su máscara amable y de izquierdas, inservible para aplicar a fondo el proceso de regeneración neoliberal y de sumisión a los EE.UU., que contiene medidas políticas y económicas que llevarán al Ecuador de regreso al pasado neoliberal[1].

    El sumario judicial por el cual se acusa a Rafael Correa es realmente kafkiano
    . El proceso de lawfare que se desarrolla en Ecuador tiene ribetes particulares porque el Gobierno tuvo que torcer la institucionalidad judicial existente (para algunos, de forma ilegal). La captura del Consejo de Participación (CPCC) designado por Moreno -a partir del referéndum- fue un paso esencial para el cambio en la institucionalidad judicial y el desarrollo de la persecución judicial a Correa. El CPCC, en tan sólo tres meses, ha destituido al fiscal general y al presidente del Consejo de la Judicatura, abriendo el camino para que el Gobierno, apoyado por las bancadas de derecha, le quitara el fuero presidencial a Correa, con una dudosa acción de la Asamblea Nacional[2].

    Moreno y las élites ecuatorianas están yendo por todo, como lo demuestra la destrucción de las instituciones para garantizar la condena de Correa, en un proceso judicial construido sobre las mismas burdas bases de sospechas, testigos falsos e inexistencia de pruebas, que en Brasil tienen preso al ex-presidente Lula -por la supuesta posesión de un inmueble, que nunca ha estado registrado a su nombre ni de sus familiares-, que en Argentina sustentan la causa por “traición a la patria” contra la ex-presidenta Cristina Fernández.

    Es una guerra judicial con múltiples objetivos[3]: deslegitimar la gestión gubernamental de Correa, impedir su retorno a la política, acabar con su imagen pública, y aplazar -o tratar de impedir- una crisis de gobernabilidad -previsible, en la medida en que se acerquen las próximas elecciones en el 2019 de Gobiernos seccionales y del poderoso CPCC-.[4]

    Claves del proceso

    Desde el año pasado, recién asumido el actual presidente, el relato de Gobierno ha sido luchar contra la corrupción para limpiar “la pesada herencia” del “correísmo”. Mediante aproximaciones sucesivas fue acercándose a deslegitimar a Rafael Correa, con procesos judiciales a militantes de Alianza País, en especial, contra funcionarios y ex-funcionarios gubernamentales. Usaron la patente de corso creada a partir de la mega-causa mediática de las coimas de Odebrecht para apresar al vicepresidente Jorge Glas y amedrentar a partidarios de Correa. El objetivo: derribar los obstáculos a la convocatoria del referéndum legalizador del mandato neoliberal -que se realizó el pasado mes de febrero-, lo que le permitió a Moreno designar a su conveniencia al CPCC y acabar con la figura de la reelección presidencial[5].

    Logradas la primera purga de funcionarios -en la que cayó el vicepresidente Glas-, y la construcción del relato de la corrupción del Gobierno de Correa, Moreno pasó a la fase acelerada de quiebre institucional, con el nombramiento de personas de su confianza en el CPCC. Desde allí instrumentaron la captura total del Poder Judicial, al destituir al fiscal Carlos Baca y al presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh, y a otros cuatro consejeros vocales[6]. Acciones destituyentes que le permitieron a Moreno tener atrapado al Poder Judicial para amedrentar y enlodar públicamente a las fuerzas antineoliberales.

    El paso siguiente fue torcer el reglamento del Poder Legislativo para -con una operación política- lograr que la Asamblea Nacional se declare incompetente para tratar el “caso Balda”, decisión que fue interpretada por la Justicia ordinaria como la vía libre para enjuiciar al ex-presidente. Le quitaron el fuero presidencial de facto sin que haya sido discutido y decidido por mayorías cualificadas como lo exige la ley -después de intentarlo sin éxito un día antes en una sesión extraordinaria, citada por la presidencia de la Asamblea-.

    Algunos escenarios posibles


    Rafael Correa no está derrotado
    . El rechazo a la persecución en su contra empezó a crecer con la movilización del 5 de julio pasado, que desbordó las calles de Quito para exigir al Gobierno el cese de la operación judicial. Un sector importante de la ciudadanía lo apoya, como quedó demostrado en el referéndum, pues cerca del 36 % del electorado lo apoyó. A esta base correísta se irán sumando otros sectores, afectados por el giro neoliberal del Gobierno -así no se identifiquen con el ex-presidente- puesto que las medidas de “austeridad” y el incierto plan económico del Gobierno terminarán rompiendo la quietud (y cierta complacencia) que mantienen las centrales de trabajadores y el movimiento social.

    Se prepara el escenario de las elecciones municipales y del Consejo de Participación, donde medirán fuerzas Moreno y Correa. Será un momento de confrontación en los territorios, que puede empezar a decantar la disputa política que destrozó el movimiento Alianza País, una puja en favor o en contra del neoliberalismo. Estas elecciones elección pueden hacer surgir una nueva fuerza ciudadana que se proponga tomar el control de estratégicos espacios electorales que reconfiguren el mapa político ecuatoriano.

    Podrían también mostrar el efecto electoral de la campaña anticorreísta (judicial y mediática), que puede ser contrario a los objetivos de Moreno. Existen ejemplos cercanos de ello: en Brasil, un Lula preso es el candidato preferido por la ciudadanía para ser elegido nuevamente como presidente, y en Argentina existe un repunte en la intención de voto para Cristina Fernández. La persecución judicial es dañina contra personas, pero no definitiva para acabar con proyectos en disputa.

    Es un escenario incierto para Lenin Moreno, pues no está claro que la campaña de lawfare desatada en contra de Correa y los sectores antineoliberales -realizada al límite de la ilegalidad y la ficción- impidan una crisis de gobernabilidad liderada y desatada por los intereses de poder de la derecha de Lasso y Nebot. En definitiva, éstos no gustan de Moreno, aunque les esté sirviendo de intermediador y normalizador de las relaciones entre el Gobierno y el poder oligárquico. La derecha quiere asumir directamente las riendas del Gobierno.

    A Lenin Moreno se le agota el recurso mediático de “la pesada herencia”, y debe empezar a mostrar obras de Gobierno.
    Tendrán cada vez menos efecto las denuncias en contra de Correa y sus aliados; se empezarán a imponer la realidad económica y política, sin una fuerte coalición de Gobierno y con una ecléctica propuesta de planes a ejecutar. Si los temas de orientación de la economía y política ecuatorianas se ponen en el centro de la agenda de discusión, a Moreno se le habrá acabado el tiempo de gobernar usando el espejo retrovisor.

    El ex-presidente Correa tiene credibilidad en la comunidad internacional; ha suscitado respaldos del progresismo en todo el mundo, y su condición de estadista se impone sobre la virulencia con que está siendo tratado por Lenin Moreno. La población ecuatoriana no olvidará los diez años de cambios democráticos y de progreso económico logrados por la Revolución Ciudadana, que hizo reflotar un país trabajador, pujante y con potencialidades autónomas del poder extranjero y de las corporaciones bananeras que le gobernaron anteriormente.

    Parece que viene la hora de la confrontación política real: a favor o en contra del neoliberalismo, que desplazará la astuta estrategia del ensañamiento personal -efectivo a corto plazo- en contra de los ex-presidentes progresistas, pero no lo suficientemente definitivo para acabar con el propósito de justicia social de amplios sectores ciudadanos.


    [1]
    http://www.celag.org/plan-economico-en-ecuador-neoliberalismo-en-pequenas-dosis/
    [2]
    https://www.dw.com/es/ecuador-parlamento-abre-v%C3%ADa-para-vincular-a-correa-en-secuestro-de-opositor/a-44233521
    [3]
    http://www.celag.org/lawfare-la-via-legal-al-neoliberalismo/
    [4]
    https://www.eluniverso.com/noticias/2018/02/28/nota/6643660/elecciones-serian-marzo-2019
    [5]
    https://www.celag.org/la-revolucion-ciudadana-disputa/
    [6]
    http://www.elcomercio.com/actualidad/resolucion-cpccs-judicatura-vocales-gustavojalkh.html

    http://www.celag.org/libreto-lawfare-contra-rafael-correa/

    Categorías: Noticias regionales

    CRISTINE LAGARDE Y MAURICIO MACRI. EL COGOBIERNO

    Lun, 30/07/2018 - 14:04

    por Alejandro Mosquera ***Uno de los datos de la semana fue la presencia mediatica del presidente Mauricio Macri: Conferencia de prensa, dialogo por instagram, y cena promocionada con Christine Lagarde titular del FMI. Sin embargo todos los hechos marcaron la debilidad del gobierno, y un equipo que no solo no sabe conducir en un “tormenta” sino que choco el barco, y solo sabe de ortodoxias ajustadoras que no solo no desencallan a la nave sino que la hunden.

    Veamos…

    Salvo por el oficialismo ciego o rentado la conferencia de prensa marcó un momento de declive del presidente. En un momento de crisis en sus alocuciones no podía salir de slogans o descripciones mentirosas. La orden de que los periodistas no podían repreguntar lo salvó de la humillación, pero igual quedó en claro que él no está a la altura para pilotear al país. Sé que muchos lectores de esta columna dirán que esto es lo que venían a hacer, que es su plan y que lo están cumpliendo, que solo le hablan al Fondo y al 1% que son los que tienen el poder real. Seguramente tendrán razón en parte, y no compartiran mi siguiente afirmación. Hay en el mundo gobiernos de derecha, tan dañinos e injustos para sus pueblos como el nuestro, sin embargo la distinción que hago es que la nuestra es una derecha inepta, incapaz de tener un proyecto de país mas allá de repetir el credo del mercado. Incapaz de plantear soluciones reales y salir del circulo negativo económico en que nos han metido.

    Y esta cuestión ya lo perciben los grupos del capital financiero y de las grandes corporaciones que lo llevaron al poder. Le piden que haga el trabajo sucio: ajuste, devaluación controlada, achicamiento del estado, leyes antiobreras y antipopulares. Tienen preocupación, como el Fondo, que la crueldad de la política oficial derive no ya en su inviabilidad social sino en la inviabilidad política. Y aún un descontrol mayor de la situación economica perjudique los activos que tienen en el país.

    En la segunda aparición en este caso dialogando en vivo a través de Instagram, estaba destinada a quebrar la idea de que está escondido, que no quiere ir a los actos donde puede tener alguna queja y que ello lo aisla aún mas de la gente. Por el contrario fue una muestra del signo de esta etapa del gobierno. A la vez sostuvo en esas conversaciones virtuales “empezar a pensar en pesos y no en dólares”, que sería una buena recomendación de cualquier presidente, pero la cuestión es que él es el campeón de la dolarizacion de la economía, o no es acaso que los argentinos pagamos la nafta a precios dolarizados como si fuéramos un país que no poseemos petróleo, o que no reclama con sus tarifazos a que paguemos los servicos publicos al precio dólar, o no es cierto que dado el estancamiento de la venta de autos ahora las empresas y concesionarias no ofrecen precios en dólares mas bajo del oficial para presentar sus ofertas. No es acaso que el pan aumenta porque se paga el trigo a precio dólar. Su intervención en las redes ni siquiera sirvió para ablandar esa imagen de persona gélida cuando esta provocando el dolor y sufrimientos de millones de argentinos.

    Y la mas importante muestra de este análisis que hacemos es la cena con la titular del FMI. Todos los medios señalan (porque así lo cuentan los voceros del propio gobierno) que hablaron de la decisión contra viento y marea de llevar adelante el ajuste fiscal, la reducción del gasto, el achicamiento de personal del Estado. Lagarde antes de la Cena ya había conversado con Caputo el presidente del Banco Central y el Ministro ajustador Nicolás Dujovne. Todo muestra que el verdadero comando el Gobierno lo ha cedido al FMI. Cada medida va a necesitar de la autorización del Fondo. Y la puesta en escena solo muestra para vergüenza de todos la subordinación a las políticas y administración del organismo internacional. La perdida de soberanía política es catastrófica. No se puede ocultar, tan es así que Clarín titula: El Presidente del 2019 llevará la marca del FMI. https://www.clarin.com/opinion/presidente-2019-llevara-marca-fmi_0_Byf8-zxEQ.html

    Dejando en claro que las medidas tomadas por este gobierno provocan una cesión de soberanía y perdida de autonomía nacional que va a afectar al próximo gobierno, sea de cualquier signo político.

    A menos que se vuelva a la soberanía originaria, nuestro pueblo, y que como sostiene el Manifiesto Argentino se convoque a un plebiscito para conocer la opinión de nuestra sociedad sobre el acuerdo con el FMI y la mega deuda externa.

    Primera conclusión: este presidente y su equipo no garantizan solucionar ninguno de los problemas que provocaron y la ratificación del rumbo del ajuste solo producirá mas recesión, mas achicamiento del mercado interno, mas debilitamiento y quiebras de empresas, de pymes y micropymes, con lo cual menos recaudación real (que ya ocurre disimulada por la inflación) y por lo tanto nueva ronda de achicamiento del gasto, ajuste, debilitamiento del mercado interno y nueva baja en la recaudación que dejara un nuevo deficits fiscal y así de seguido. Que esa debilidad del equipo y del presidente no solo es percibida por la oposición y la cuasi-oposición, sino por el propio poder real y los aliados de Cambiemos (el único que no termina de anoticiarse totalmente es Urtubey que sigue en la idea de ser el peronista bueno para el poder y los neoliberales). Y también la percibe el Fondo que ya planifica una sede en Buenos Aires, para estar mas cerca y garantizar su “dialogo” con todos los opositores, si quedó en claro que Macri no puede el arribar ni a un mínimo acuerdo para achicar el déficit fiscal, ellos lo harán para garantizar que se les pague a ellos y a los acreedores y que se lleven adelante los cambios estructurales que siempre reclaman.

    La fortaleza electoral que ya no es tal

    Parte de la debilidad política del gobierno es porque siguen cayendo las expectativas de reelecciones. Sin embargo estos años jugó como estabilizador la perspectiva de un plan V. Es decir que María Eugenia Vidal supliera la creciente debilidad electoral del presidente. Sin embargo la última semana dio cuenta de como la afecta la caída de Macri, el ajuste que lleva en la provincia que no se puede tapar con las ofertas de supermercado, que vergonzosamente algunos periodistas publicitan como una gran política (increíble). Y centralmente el golpe que significó la verificación publica de que la investigación del periodista Juan Amorín sobre los aportantes truchos eran reales y que mostraban un sistema no solo de mentira, de sustitución de identidades y de utilización de pobres, sino que muestra la utilización de plata negra para la campaña de Cambiemos.

    Es tal el golpe y la sorpresa de no tener impunidad, que creyeron que podían minimizar los daños con el blindaje mediatico que gozan
    (y que les sale carisimo) , luego diciendo “son los K” los que denuncian, mas tarde diciendo esto lo hacen todos es un problema estructural pero resulto que Unidad Ciudadana tenia bancarizado mas del 90% de sus aportes, mas luego tratando de utilizar la imagen de autoridad de verdad y transparencia de la gobernadora promoviendo a Contadora general bonaerense a Fernanda Inza, responsable financiera de la campaña electoral. Cuando el muro de silencio en los grandes medios se rompió resolvió despedir a la recién promovida Inza.

    La gravedad de la denuncia afecta uno de las principales armas electorales, que uno podría simplicar de esta manera: somos de derecha pero honestos y hacedora, el populismo es robar al estado en nombre de los pobres. Que son de derecha esta cada vez mas claro para la mayoría, pero no son honestos. Graciela Ocaña que hizo de la imagen de honestidad la forma de salta de una fuerza a otra, perdió discurso y posibilidad mediatica. Y con la demolición de la obra publica y el desmantelamiento del rol activo del Estado de hacedora le queda poco. La gravedad de la situación se muestra en lo que quieren mostrar como fortaleza, los medios oficialistas relatan que la Gobernadora esta contenta porque estuvo “caminando” barrios de la provincia y nadie le nombró como preocupación los aportes truchos. El enfoque tan simplificado e infantil muestra debilidad, preocupación no fuerza.

    Contra una zoncera nacional no popular

    Esta semana el presidente Mauricio Macri volvió a repetir una frase que repiten los economistas neoliberalees en todos los programas para defender el ajuste, y lamentablemente también muchos periodistas progres, y así se instala como una premisa, como una verdad evidente que no se debe demostrar.

    El presidente dijo: . “Tenemos que hacer lo que ustedes hacen en sus casas; no gastar más de lo que ganan”, igualan al Estado a una familia para lograr empatia, cuestión de que por si no resiste el menor análisis dada la no equivalencia entre los instrumentos estatales y las pocas posibilidades de una familia. Pero extendamos un manto sobre la primera zoncera, y avancemos. En una familia cuando no se llega a fin de mes todos se sacrifican, todos gastan menos, ninguna madre o padre le daría de almorzar a un hijo bondiola con hongos, bañados en un bueno vino, y al otro una mandarina para que aguante. Si solo hay mandarinas todos comen mandarina, si hay bondiola todos comen un pedacito.

    ¿Y el Estado de este régimen Macrista ?
    Si se gasta mucho… le baja los impuestos a los ricos, desmonta las retenciones a los exportadores sojeros, a las mineras, les permite ganar miles de millones a los especuladores, al capital financiero y los bancos, es decir desfinancia al Estado. Y a los pobres, a los trabajadores, a los empresarios, a los chacareros, a los profesionales, a las clases medias, a los científicos , a todos ellos le echa la culpa (esto es infaltable) y no solo los desproteje, sino que baja sus ingresos reales. Les da mandarina, mientras ellos y sus Ceos cenan platos exquisitos con Trufas Blancas italianas.

    La mentira sobre la comparación entre la familia y el estado trata de lograr empatia no critica. Disfrazada de que quiere explicar con simpleza la economia en realidad miente descaradamente. Intenta naturalizar la injusticia, el gobierno de los ricos para los ricos.

    Sin embargo (cuanto uso esta palabra, demasiado) cuando un gobierno se debilita, las que ayer, cuando era fuerte, parecían verdades “cientificas”, inteligentes, sabias, hoy son parte de la estupidez, con la licuación del poder también se corroen sus verdades y pasan a engrosar las zonceras criollas. Lamentablemente la experiencia nos dice que cada tanto vuelven a salir del arcón y de nuevo suben al púlpito para decir como hay que pensar

    https://www.revistalabarraca.com.ar/christine-lagarde-y-mauricio-macri-el-co-gobierno/

     

    Categorías: Noticias regionales

    ¿ES LA CUESTIÓN MALVINAS UNA PRIORIDAD DE LA POLÍTICA EXTERIOR DEL GOBIERNO NACIONAL?

    Sáb, 28/07/2018 - 19:41

    Por Jorge Argüello   ***

    En un mundo en el que jefes del Estado de grandes potencias publicitan, y hasta definen, su política exterior a través de redes sociales digitales, nos encontramos en estos días con una novedad inquietante: la Cancillería argentina modificó su sitio web oficial (www.cancilleria.gob.ar).

    En un mundo en el que jefes del Estado de grandes potencias publicitan, y hasta definen, su política exterior a través de redes sociales digitales, nos encontramos en estos días con una novedad inquietante: la Cancillería argentina modificó su sitio web oficial (www.cancilleria.gob.ar),la principal fuente de información que ofrece al público general, reduciendo la Cuestión Malvinas a un espacio visiblemente menor, a un asunto más de la agenda política exterior.

    El indisimulable afán del gobierno por disminuir el tono de reclamo y defensa de los intereses nacionales en Malvinas comete la doble falta de retacear información pública a los ciudadanos sobre una política de Estado y desmerecer los antecedentes de apoyo internacional a la causa.

    Los que hayan navegado antes la web de Cancillería recordarán a la Cuestión Malvinas en una posición de gran visibilidad e importancia simbólica dentro del sitio. De hecho, era el primer ítem del índice general e incluía un racconto de los antecedentes histórico-jurídicos de la disputa de soberanía que permitía comprender fácilmente la posición argentina.

    La organización del contenido daba acceso rápido y sencillo a todos los documentos oficiales sobre el asunto, a todas las resoluciones de la Asamblea General de la ONU y del Comité de los 24, así como todos los informes de prensa. Lo mismo pasaba con todos los documentos de apoyo a la posición argentina de los organismos regionales y multilaterales.

    También había una sección de bibliografía indispensable para el estudio de la Cuestión Malvinas y se podía acceder a documentos de protesta Argentina por los actos unilaterales británicos y, fundamentalmente, a todos los acuerdos con el Reino Unido desde 1833 en adelante.

    Pero ahora la Cuestión Malvinas fue corrida del índice principal de la web de Cancillería y, para acceder a ella, hay que ingresar primero al ítem de Política Exterior, dentro del que es apenas el quinto sub ítem, detrás del G20, el MERCOSUR, Apertura de Nuevos Mercados y Derechos Humanos.

    Al final, se llega a un texto de escasa profundidad y con errores de tipeo.

    Es decir que la cuestión más importante y más antigua de política exterior de la Argentina queda reducida a un apartado secundario que merece a la Cancillería un texto simple de cinco párrafos y algunas notas de prensa sin apoyo de los argumentos histórico jurídicos argentinos sobre la soberanía de los archipiélagos australes.

    Para confirmar el sentido de los cambios, el acceso al texto del Acuerdo Foradori–Duncan (2016), central en la estrategia del actual gobierno frente a Gran Bretaña, fue excluido de la sección Cuestión Malvinas y además sugestivamente “camuflado”: para encontrarlo hay que navegar por al menos 15 páginas de Comunicados de Prensa y ni el propio buscador de la web lo registra con palabras clave básicas.


    Otros antecedentes

    Con el rigor que exige el tema, hay que recordar otros antecedentes preocupantes, como la Declaración Ministerial del G77 y China, de septiembre de 2017, que menciona como en otras ocasiones la Cuestión Malvinas, pero lo hace con graves omisiones.

    Así, la declaración perdió tanto el lenguaje que desde 2005 dejaba sentado el perjuicio económico que la disputa y el accionar unilateral del Reino Unido genera a Argentina como el endoso del G77 al “accionar legal” del Congreso Nacional sobre la exploración y explotación ilegales en espacios marítimos argentinos, sin siquiera incluir una mención a la relanzada actividad en hidrocarburos, como sí se había hecho en 2016.

    El nuevo texto, en cambio, introdujo el concepto de la declaración conjunta del 13 de septiembre de 2016 (Foradori–Duncan) sobre la “conexión” entre el bienestar de las islas y el accionar legal argentino: las medidas legales argentinas para impedir y sancionar el accionar ilegal británico en el área son un “obstáculo” para el crecimiento económico.

    También se habla de “mantener” (“to hold”) negociaciones cuando, como establece la doctrina de la ONU, se trata de “reanudar” (“to resume”) las centradas en la cuestión de soberanía que tuvieron lugar desde 1966, en cumplimiento del mandato vigente de la ONU y que hasta el Reino Unido reconoció aquel año en un comunicado conjunto.

    Más cerca en el tiempo, en la 52° Reunión de Jefes de Estado del MERCOSUR del 18 de junio de 2018, a diferencia de 2015 y anteriores en las que se adoptó una resolución única y específica de apoyo del bloque a la posición argentina sobre las Malvinas, este año sólo se incluyó un párrafo en un comunicado conjunto que tampoco la Cancillería publicitó por sus canales oficiales.

    Por fin, en los últimos dos años se han encontrado infinidad de ejemplos en donde mapas publicados por organismos oficiales de la Argentina han aparecido sin las Islas Malvinas, el último y más llamativo, del Ministerio de Hacienda de la Nación explicando el acuerdo alcanzado con el FMI.

    Si como se ha dicho tantas veces, la verdad es la primera víctima de un conflicto, la Cancillería argentina está creando entonces una tremenda e inédita paradoja histórica: dificultar a sus propios ciudadanos el acceso a los argumentos históricos y legales que sostienen los derechos de soberanía sobre las Islas Malvinas frente la nación que las usurpó.

    *** Jorge Argüello

    Secretario de Estado para la Cuestión Malvinas

    http://www.provincia23.com.ar/2018/07/24/es-la-cuestion–malvinas-una-prioridad-de-la-politica-exterior-del-gobierno-nacional-columna-de-opinion–por-jorge-arguello/

     

    Categorías: Noticias regionales

    LAURA ALONSO, TITULAR DE LA OFICINA ANTICORRUPCIÓN: LA FUNCIONARIA QUE NO ENTIENDE SU FUNCIÓN

    Sáb, 28/07/2018 - 19:35

    Por Página/12   ***

    La secretaria de Etica Pública dijo que si un conflicto de intereses “está administrado” los funcionarios “no tienen por qué sufrir ninguna consecuencia penal”. También afirmó que “para controlar al Presidente están el Congreso y el Poder Judicial”, no la OA.



    La politóloga Alonso puede encabezar la OA porque Macri eliminó de los requisitos el título de abogado.
    ________________________________
    Imagen: Bernardino Avila


    “Para controlar al Presidente están el Congreso y el Poder Judicial”
    , aseguró la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, en un sinceramiento de la política que el gobierno de Mauricio Macri viene aplicando en ese organismo desde el inicio de su gestión. La abogada especializada en temas de corrupción Natalia Volosin, Doctora en Derecho por la Universidad de Yale, desmintió las afirmaciones de la funcionaria y aseguró que las normas que regulan el funcionamiento de la OA indican que su función es principalmente esa: “Si hay algo que la OA es, es un organismo de control, y el objeto de su control es la administración pública, básicamente el Poder Ejecutivo Nacional (PEN)”, explicó en diálogo con PáginaI12.

    La politóloga Alonso, que pudo ocupar su cargo gracias al decreto del presidente Mauricio Macri que eliminó el título de abogado de los requisitos para el puesto, ha sido cuestionada repetidas veces desde la oposición por su inacción ante casos resonantes de conflictos de interés de los funcionarios del Gobierno, así como ante inconsistencias en sus declaraciones juradas, entre otras irregularidades.

    Su mirada sobre el rol que debe cumplir la Secretaria de Ética Pública, Transparencia y Lucha contra la Corrupción (tal la denominación institucional de la OA) quedó expuesta en una entrevista con el diario La Nación, en la que Alonso aseguró que esa entidad “es un órgano de control interno del Poder Ejecutivo que cuando detecta un caso de corrupción, lo denuncia”.

    “Hay una cuestión muy seria, pareciera que la propia titular de la OA no entiende cuáles son las funciones que tiene que cumplir conforme a la ley. El único órgano de control interno del Poder Ejecutivo Nacional es la Sindicatura General de la Nación (Sigen)”, aseguró Volosin. “La OA hace dos cosas: tiene una dirección de investigación, que es como la pata penal, que tiene que investigar los hechos de los que toma conocimiento, por ser públicos, hacer las denuncias que corresponda y, cuando lo amerite, presentarse como querellante en las causas penales. La otra tarea de la OA es la de control, tiene una dirección de políticas de transparencia, que debe dedicarse a entender cómo el funcionamiento del Estado puede estar generando oportunidades para la corrupción, y ver qué hacer para corregirlo”, explicó la abogada.

    Volosin coincidió con las afirmaciones de Alonso acerca de que no todo conflicto de interés constituye necesariamente un delito. “Hay casos que, si están bien resueltos y se gestionan conforme a las buenas prácticas internacionales, pueden no constituir un delito. El problema es que ninguno de los casos se gestionó bien”, explicó.

    La abogada sostuvo que los problemas en el tratamiento de los casos se vinculan con dos razones: “Primero, nuestra ley de Ética Pública es espantosa y no está conforme a las buenas prácticas internacionales. Pero, aún en el marco de esas limitaciones, la OA tuvo la posibilidad de administrar bien los conflictos y no lo hizo. Basta con recordar el caso del ex ministro de Energía Juan José Aranguren, titular de acciones de una empresa que formaba parte de un sector económico al que él mismo tenía que controlar, al que la OA sólo le sugirió la posibilidad de evaluar vender esas acciones, cuando, en el marco de la legislación vigente, le tendría que haber dicho: o vende las acciones o se va a su casa. Tampoco se actuó bien con Luis Caputo. Hay un doble estándar”.

    Al ser consultada sobre si hay una inconducta de los funcionarios al no declarar sus activos en el exterior, la secretaria Alonso se excusó: “Eso lo tiene que definir la Justicia, no corresponde que lo digamos desde la OA”. Pero parte del rol del titular de la OA es pronunciarse sobre estos casos, explicó Volosin: “Si no va a opinar sobre ningún asunto que pueda tener eventuales características penales, no va a poder hablar de nada. Su posición parece más bien una actitud de defensa, propia de quienes son acusados”, cuestionó la especialista.

    “Esto no tiene que llamarnos la atención. Es muy difícil pensar que el titular de ese organismo va a controlar a quienes lo designaron, definen su presupuesto y lo pueden remover del cargo. La OA ni siquiera tiene presupuesto propio. Lo mismo pasó en el gobierno anterior. El problema es que la OA no funciona ni está estructurada como debiera”,
    afirmó Volosin, y agregó que el proyecto de reforma que el oficialismo llevará al Congreso Nacional tampoco salda esta situación, porque su titular sigue siendo designado por el Presidente de manera unilateral, y el Parlamento sólo interviene en casos de remoción.

    “Se tiene que garantizar la idoneidad y la independencia. Para lo primero, la única forma es que la elección del titular se defina a través de un concurso, y eso no está en el nuevo proyecto. Para que haya independencia se requiere, además de una audiencia donde opine la sociedad civil, que se establezca un mecanismo de consulta con el Parlamento, que obligue a abrir ese proceso a la oposición”, afirmó la especialista.

    https://www.pagina12.com.ar/130198-la-funcionaria-que-no-entiende-su-funcion

    Categorías: Noticias regionales

    ¿QUÉ ES UN ACUERDO SOCIAL?

    Sáb, 28/07/2018 - 19:31

     

    Por Enrique Martínez   ***

    “Estamos transitando una etapa histórica crítica, que necesita soluciones políticas de extrema sutileza y sin antecedentes en el país”.

    Está gobernando una coalición que planteó una serie de propuestas dirigida sobre todo a los sectores de recursos medios y superiores, que le generó una adhesión electoral de más del 33% en la primera vuelta y un 18% de votantes adicionales que creyó que era la mejor opción en el balotaje. Casi todo lo ejecutado generó perjuicios directos e inseguridad a su electorado y también a los que preveían que el camino a recorrer era repetir la matriz económica de 1976 y la de la década del ´90.

    ​​Hay una alta probabilidad que el capital político que llevó a acumular el 51 % de los votos se haya deteriorado y que gane las elecciones de 2019 una opción que tome como positiva la historia de opciones peronistas en el gobierno de los últimos 70 años.

    En caso que se ratifique el gobierno actual, la conflictividad social será insostenible. Los funcionarios con enorme distancia con el pueblo; desocupación y pobreza diseminadas y crecientes, con reclamos cada vez más agrios.

    A su vez,si hay un recambio fuerte de orientación, es de esperar que retome energía el desgaste mediático, las operaciones de los capitales concentrados y el Departamento de Estado norteamericano, además de la objetiva necesidad de remontar un endeudamiento externo enorme, junto con el deterioro de la calidad de vida de millones y otros parámetros macroeconómicos que serán negativos en el punto de partida.

    En ambos escenarios, además, la confrontación no es con un gobierno o con ciertos intereses económicos solamente. Se ha instalado en la sociedad y se profundiza.

    ​​Hay más de un 30% de la población que hoy está de acuerdo con la actual gestión a pesar que ésta no puede mostrar un solo plano en que haya interpretado los deseos o necesidades de las mayorías. Eso es más explicable por el rechazo entre sectores de población que por la adhesión a una gestión pública. Para un proyecto popular no basta, entonces, con ganar elecciones. Eso es solo un primer paso. La única manera de empezar a salir con firmeza de este marasmo es un diálogo social en que se explicite las conductas grupales que nos llevan al conflicto permanente y las formas de modificarlas. Por utópico que esto parezca hoy, dado el alto grado de crispación de los sectores, aún de los beneficiados por el neoliberalismo, lo cual de paso muestra así la nula legitimidad de su éxito.

    No será un diálogo pidiendo al poder económico que nos saque las manos del cuello, que apriete menos. Tampoco – mucho menos – deberá ser una puesta en escena de coincidencia formales y prescindibles entre los que fogonean este drama actual y pseudo dirigentes que se reconocen como tales solo ante el espejo. La participación popular, con auténticos representantes, es imprescindible.

    Deberá ser la expresión de los derechos de los que hoy no los tienen y además deben soportar los efectos negativos de conductas ciudadanas, empresarias, gubernamentales que hunden a los humildes y con ellos al país en su conjunto.

    Deberá plantearse allí que:

    – Las empresas extranjeras son bienvenidas en tanto generen trabajo directo e indirecto, pero no pueden crear problemas de divisas por el giro de utilidades, la importación innecesaria de insumos o bienes, las consultorías externas. Las empresas extranjeras deben tener balance de divisas al menos neutro.

    Los argentinos debemos tener opciones diferentes de ahorro al dólar, porque la disponibilidad de divisas es nuestro talón de Aquiles. Nadie debe considerarse con derecho a acumular agua en una sequía, a expensas de otro. Esa mesa de acuerdo debe generar los nuevos caminos.

    – El turismo en el extranjero debe tener un costo del dinero superior al que tenga para importar bienes necesarios para la comunidad, por las mismas razones de interés general.

    ​​

    – Debe bloquearse el derecho de gobierno alguno a financiar déficit en pesos con deuda externa. Es elemental.

    – La inflación puede ser eliminada como problema si desaparece el déficit en divisas, que lleva a la devaluación permanente y si además las paritarias se realizan en un contexto donde se acuerdan precios y salarios, no sólo los últimos.

    ​​

    – Debe eliminarse toda especulación en tierra urbanizable. Nadie debe tener derecho a beneficios extraordinarios sobre la necesidad de otro compatriota de acceder a una vivienda.

    – La enumeración puede seguir. El denominador común de un acuerdo social es que no se debe pedir una tregua al poder económico para que nos deje vivir. Debe reclamarse que se institucionalice que nadie tiene derecho a perjudicar el derecho básico de los demás, ya sea por medidas directas de explotación laboral o por acciones que se terminen encadenando con otras de un modo tal que los recursos esenciales se pongan en peligro, como lo demuestra el uso de las divisas desde hace 70 años.

    ¿Quién puede reclamar y conseguir esa mesa de acuerdo, con las ideas expuestas y muchas otras que siguen la misma matriz lógica? Los perjudicados de hoy, que somos mayoría amplia de la población. La condición central es que la actitud debe dejar de ser la de la víctima que reclama un cambio de conducta del victimario.

    El acuerdo social debe ser condición necesaria para que todos podamos pensar y hacer en paz, incluso los aparentes ganadores del presente, que de otro modo deberían tener clara la inestabilidad y hasta fugacidad de su futuro.

    ​http://www.agenciapacourondo.com.ar/opinion/que-es-un-acuerdo-social​

     

    Categorías: Noticias regionales

    ARGENTINA: LOS MINISTROS DE MONSANTO

    Sáb, 28/07/2018 - 10:42

    Por Revista Cítrica   ***

    Se presentó el trabajo interministerial de las carteras de Salud, Ciencia y Tecnología, Ambiente y Agroindustria. En conferencia de prensa, Rubinstein, Barañao, Bergman y Etchevehere dejaron frases antológicas para justificar la aplicación de agrotóxicos a gran escala.

    “Uno también se puede morir tomando mucha agua. No hay sustancia inocua. Dependemos hoy de los fitosanitarios para proveer alimentos al mundo. El problema está. Y es algo que yo siempre le he reclamado a los productores: ¿Cuál es el problema con los fitosanitarios o los agroquímicos respecto de otras tecnologías que también tienen efectos nocivos como la electricidad o el automóvil, que también producen muertes?”. Lino Barañao 11/07/2018. Ministro de Ciencia y Tecnología.

    El miércoles (11 de Julio)  por la mañana, los ministros de Salud; Ciencia y Tecnología; Ambiente, y Agroindustria brindaron una conferencia de prensa para presentar las propuestas surgidas de un equipo de trabajo interministerial, para la formulación de políticas públicas en cuanto a la aplicación de “fitosanitarios”. El informe estará a disposición para la sociedad en las próximas semanas pero en la frase del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, ya puede entenderse el espíritu del trabajo interministerial: justificar el uso de agrotóxicos sin importar cuántas muertes generen. E instalar la falsa idea de que los agrotóxicos – a los que prefieren llamar fitosanitarios- son necesarios para que la población tenga alimentos. Sí, aseveran que el veneno que destruye la comida es necesario para que haya comida. Sí, aún cuando se utiliza para producir biodiesel o soja, productos que no come la población argentina, los ministros sostienen que ese veneno es el que nos permitirá alimentar a las personas que habitamos el suelo argentino.

    Un vaso de glifosato para Barañao: Comida para los ricos, veneno para los pobres


    “Con los autos y con la electricidad, todos asumimos el riesgo porque nos sentimos beneficiarios. Todos pensamos que el auto puede provocar un accidente, alguien puede morir, pero yo puedo tener un auto o quiero tener un auto. En el caso de los agroquímicos parecería que se beneficia solamente el productor y que el ciudadano común sufre las consecuencias nocivas. Pero no es así: todos somos dependientes de la agricultura. La humanidad depende de la producción de alimentos. Van a haber mil millones más de personas en el planeta y esto implica 70% más de producción y no hay 70% más de tierra para cultivar. Entonces, claramente necesitamos de nuevas tecnologías que hagan sostenible la agricultura y que, en la medida de lo posible, sus efectos sean inocuos sobre la salud humana”,
    agregó Barañao.

    Dependemos hoy de los fitosanitarios para proveer alimentos al mundo.

    Sí, para el ministro de Ciencia los agrotóxicos son un mal necesario. Sí, Lino Barañao quiere hacernos creer que el problema es que faltan tierras, y no que están mal distribuidas. Sí, no reconoce que su compañero de gabinete Luis Miguel Etchevehere tiene como principal objetivo en su cargo destrozar a la agricultura familiar. Sí, omite recordar que hace pocos días su compañero le quitó el monotributo social agropecuario a los pequeños trabajadores y trabajadoras de la tierra. Sí, no se anima a decir, lo que sí se anima a decir Nahuel Levaggi, de la Unión de Trabajadores por la Tierra: “El Ministerio de Agroindustria está hecho por y para los grandes terratenientes, al sector de la pampa húmeda agroexportadora, y desprecia a todos los pequeños productores de alimentos”.

    “Por un lado tenemos una agricultura industrial que produce alimentos para dos mil millones de personas que solo quieren comer. Y tiene que ser de una forma sostenible y minimizando el impacto ambiental, y eso requiere biotecnología. Pero al mismo tiempo tenemos que tener en cuenta que esa agricultura industrial demanda cada vez menos mano de obra, con tres personas se manejan 7 mil hectáreas. Realmente hay una eficiencia que se contrapone a la generación de empleo”.
    Reconoció Barañao que la producción a gran escala que promueve y fomenta el Ministerio de Agroindustria no crea empleo.

    “Por otro lado hay un fenómeno paralelo, que es la generación de este mercado de lujo responsable o consumo sustentable, que es este auge de productos agroecológicos, orgánicos, que crece exponencialmente. Es una tremenda oportunidad para Argentina, la de producir este tipo de productos Premium de mayor calidad”
    . Sí, para el ministro de Ciencia comer alimentos sin veneno se trata de un lujo. Comida para los ricos, veneno para los pobres.

    “Hay un enorme potencial en la generación de empleo a través de la producción agroecológica orgánica en el país. Ahí estamos haciendo un acuerdo estratégico con Singapur para comercializar estos productos de alta calidad a los mercados asiáticos”
    , destacó Barañao. Sí, los alimentos agroecológicos son de difícil acceso en el país en que se producen, pero se podrán comer en Singapur.

    Cuando la salud no es prioridad

    Los cuatro funcionarios que participaron de la conferencia de prensa remarcaron que es muy importante contar con estudios e investigaciones serias sobre el uso de “fitosanitarios” y aseguraron que se trata de una prioridad para los ministerios. Sin embargo, Adolfo Rubinstein, ministro de Salud de la Nación, reconoció en la misma conferencia que su área no tiene como prioridad analizar las consecuencias del glifosato en la salud de la población.

    -Este año varias organizaciones pidieron que a la hora de hacer la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS), se hicieran análisis de agrotóxicos en sangre y orina. ¿Por qué tomó la decisión de no hacerlo?

    -Ustedes saben que en toda encuesta hay que priorizar. Tiene decenas de módulos. Y el tema fue que teníamos que priorizar muchísimos aspectos de la nutrición. Este año la encuesta, a diferencia de 2005, incluye población adulta, más otras mediciones objetivas y directas. Así que fue un proceso de priorización, no hubo ninguna razón en especial.


    “Si está bien aplicado, no causa daño”

    Para el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevere, lo que se llama veneno o agrotóxicos -pero él llama “fitosanitarios”- no causa daño. Sin importar a cuántos metros de la población se fumigue. “No pasa por la distancia sino por la forma de aplicación y la dosis de los fitosanitarios, pesa más el tema del viento y la temperatura. Bien aplicado como cualquier otro producto, con la dosis y aplicación adecuada, los fitosanitarios no causan ningún tipo de daño”. La Escuela Primaria N° 7 y Jardín de Infantes N° 903, en 2011; la Escuela Primaria N° 12, Secundaria N° 3 y Jardín de Infantes N° 909, en 2014; y la Escuela Primaria N° 8 y Jardín de Infantes N° 904 de Marcos Paz fueron fumigadas en los últimos años en horario escolar, a pesar de que la ordenanza Nº 44 / 2012 promulgada por el Concejo Deliberante del municipio establece que están prohibidas las fumigaciones aéreas y que la aplicación de productos agroquímicos sólo puede realizarse a partir de los trescientos metros (300m) del perímetro del establecimiento educativo.

    Los chicos y las chicas tienen problemas respiratorios, les salen muchos granos, sufren dolores de cabeza permanentes y han tenido fuertes intoxicaciones.
    En San Antonio de Areco los límites a las fumigaciones son similares desde que se implementó la prohibición en 2016. Pero antes, en 2014, en la escuela número 11 de San Antonio de Areco se fumigó con 2,4-D al lado del alambrado de la escuela. A la maestra rural Ana Zabalaoy le agarró una parestesia facial y una insuficiencia respiratoria. Además se le reactivó un cáncer de mamá que había tenido diez años atrás, se le hicieron varias metástasis, una de ellas en la columna que le genera mucho dolor. Tanto en Marcos Paz como en San Antonio de Areco si se hubiesen respetado las distancia, si no se hubieran fumigado escuelas nadie se habría enfermado. Pero sí, para Etchevehere regular las distancias no sirve para nada.

    “Frente a la diversidad de opiniones necesitamos una voz objetiva. No podemos guiarnos por pálpitos, por cuestiones militantes o por pareceres. Es donde más estrictos hay que ser. Todo depende de qué dosis y de qué manera es aplicada. Invitamos a todos a manifestarnos con rigor científico. Creemos que estamos generando empleo formal y reduciendo la pobreza”. Sí, Luis Miguel Etchevehere, el ex presidente de la Sociedad Rural, se identifica como una voz objetiva. Sí, Luis Miguel Etchevehere, el mismo que asegura que los agrotóxicos no causan daño alguno, sin ninguna prueba científica independiente. Sí, el mismo que ignora todas las investigaciones de los campamentos sanitarios realizadas por la Universidad Nacional de Rosario. Sí, el mismo que ignora que la Organización Mundial de la Salud (OMS)  ha declarado al glifosato “potencialmente cancerígeno”. Sí, el mismo que ignora que la Justicia de Estados Unidos acaba de sentar en el banquillo de los acusados a Monsanto por que su herbicida glifosato Roundup enfermó de cáncer al productor rural David Dickens. Sí, el mismo que les dijo a la Sociedad Argentina de Apicultores (SADA) que se acostumbren a que se mueran las abejas a causa de los agrotóxicos porque el modelo no va a cambiar. Ese hombre quiere venir a darnos lecciones de objetividad, cuando todas sus declaraciones y acciones evidencian que su objetivo en el cargo es ampliar las ganancias de los grandes productores, sin importar lo que cueste, sin importar que se destroce el suelo, que se mueran las abejas o comamos veneno.

    “En definitiva, cualquier producto que tenemos abajo de la pileta en el lavadero de nuestras casas posiblemente son igual o más tóxicos de los que estamos hablando”
    , cerró su exposición. Y con esas palabras la evidencia quedó muy clara. Sí, para el ministro Etchevehere parece que los elementos con los que limpiamos los muebles o lavamos la ropa, podrían ser los mismos con los que envenenamos a los alimentos. Sí, para el ministro aunque lo niegue – y quiera llamarlos fitosanitarios- los agrotóxicos son tóxicos. No importa las distancia ni los usos, ni las aplicaciones, ni los estudios e investigaciones, su objetivo es beneficiar a los grandes productores.

    Contaminación ideológica

    Al ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, le preguntamos si para el trabajo interministerial había consultado los resultados de estudios realizados por la Universidad de Rosario, donde se detectó un crecimiento de cáncer en un 500 por ciento en casos vinculados con agrotóxicos y si pensaba visitar a dichas poblaciones. Esperábamos que se hiciera el desentendido. Y sí. Se amparo en las competencias y responsabilidades de los gobiernos municipales y provinciales: “Es muy importante ver las incumbencias y las responsabilidades de los diferentes gobiernos: municipales, provincial y luego el nacional. Con la idea de que todos nos vamos a ir haciendo cargo de la incumbencia de cada uno pero sin dejar de trabajar juntos, todo este tipo de trabajo colaborativo, interministerial es una nueva forma de trabajar en Argentina.  Estamos convencidos de que las buenas prácticas son muy importantes pero no como un acto testimonial sino como un acto transformacional de cómo vamos a vivir. Eso lo regulan las prácticas pero también el mercado. Tenemos que cambiar la manera de producir alimentos, pero lo que nos falta -además de sentido común- es el atributo de la moderación”.

    Como no nos había respondido si pensaba visitar a las poblaciones en donde se incrementaron os casos de cáncer a causa del glifosato, se lo volvimos a preguntar: “Dado que cada una de tus preguntas, que las contestamos, más que una pregunta es una aseveración ideológica que respetamos…sobre tu último comentario…. no dije en ningún momento que no iba visitar a nadie. Tenés que entender que esos lugares tienen gobiernos locales: municipales y provinciales”. Sí, para el ministro Bergman el cáncer que generan los agrótoxicos es “aseveración ideológica”.

    “De ninguna manera nos tenemos que sentir imputados por temas que no están en la agenda de lo que tenemos que hacer”,
    fueron las últimas palabras del ministro de Ambiente y de la conferencia de prensa. Y sí, para los ministros de Ambiente, Ciencia, Salud y Agroindustria no está en la agenda ni prohibir ni reducir los agrotóxicos. Lo que está en la agenda es hacernos creer que podemos comer veneno y ser felices.

    https://mail.google.com/mail/u/1/#inbox?compose=164c250845d01773

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL DESGASTE DE LAS FALACIAS

    Jue, 26/07/2018 - 20:58
    ​​

     

    Por Hugo Presman    ***

    El gobierno entra en un camino de ripio, con su palabra más devaluada que el peso, y un ajuste económico brutal que pondrá en duda la gobernabilidad. Resulta difícil imaginar cómo atravesará el tsunami que ha fabricado, que convierte octubre del 2019 en un horizonte tan lejano como las promesas incumplidas de CAMBIEMOS.


    El macrismo basó sus éxitos de popularidad y eleccionarios en dos postulados básicos: hacia atrás, la pesada herencia; y hacia adelante, un proyecto promisorio de felicidad perenne que dejaría en el pasado para siempre el populismo. En la bolsa de la pesada herencia estaba la acumulación de denuncias sobre el robo desenfrenado del kirchnerismo; la prepotencia gubernamental de Cristina Fernández; la imposibilidad del libre acceso al “derecho humano” de comprar dólares; la injusticia que significaba para sectores medios bajos los planes sociales a gente que “no se rompía el lomo como ellos”; el hartazgo por la utilización reiterada de la cadena oficial que interrumpía la visión de las novelas brasileñas y turcas; la sensación alimentada por los medios que íbamos hacia Venezuela; que la libertad estaba en peligro y que los medios oficialistas intentaban terminar con bastiones de “la libertad de prensa” como Clarín y La Nación. La ley de medios audiovisuales impediría ver TN, terminaría con Clarín, y la población quedaría huérfana de información veraz.

    Al asumir “Cambiemos”, además de prometer como las religiones que la felicidad futura está en cumplir con las prescripciones aunque a medida que avanzamos la felicidad suele alejarse como el horizonte, convenció a inmensos sectores que habían accedido a mejorar su nivel de vida en “la década perdida”, que eso fue una fiesta que ahora había que pagar y que el costo del festejo vivido eran los tarifazos, la pérdida de poder adquisitivo de salarios y jubilaciones, despidos de ñoquis que “mantenemos con nuestros impuestos”, en ese Estado que “Cambiemos” se iba a ocupar de hacerlo eficiente y sin la “grasa militante”. Han pasado algo más de treinta meses.

    ​​Casi todo, para no exagerar y decir todo, ha sido mentira. Había una herencia con muchas cosas positivas y unas cuantas variables negativas que había que alinear. Si se afirmó que se habían robado un PBI y la doctora Carrió lo extendió a dos, y partiendo de la base que en el gobierno de Mauricio Macri no se robó un peso ( hago una pausa porque me ha agarrado un acceso de risa) entonces no se entiende cómo falta dinero por todos lados después de amputar infinidad de planes, realizar ajustes desde planillas de Excel que carecen de la menor sensibilidad, aumentar la desocupación, cerrar miles de empresas, limitar derechos, endeudarse como ningún otro país del mundo. Después de más de treinta meses está claro que no evitaron una crisis sino que generaron una a cuya agudización se avanza a ritmo acelerado, lo que los llevó a pedir la escupidera al FMI, curandero de las finanzas internacionales que tiene como función cobrarle al deudor y para ello exige mucho más que una libra de carne como ordenaba Shylock en “El Mercader de Venecia.”

    Incluso un hombre del riñón del gobierno, hoy un tanto alejado como el economista Carlos Melconian, sostiene: “Toda la plata que nos prestará el FMI no alcanza”.

    Ninguno de los pronósticos gubernamentales se cumplieron; y el error de cálculo no fue por un pequeño porcentaje sino que el margen fue del 50% o más. Se ha llegado por primera vez al semestre en el que ya no nos prometen los “brotes verdes”; por el contrario, después de más de treinta meses de gobierno nos invitan a atravesar el desierto con inflación, estancamiento, caída del PBI, vuelta al trueque, escuelas convertidas en comedores, gente durmiendo en las calles, fábricas cerradas, negocios que bajan las cortinas, tasas de interés exorbitantes que terminan sacrificando la economía real en el altar intocable del ámbito financiero. Exactamente la contracara de la Revolución de la Alegría prometida. Posiblemente se referían a su versión liliputiense donde los que festejan son los bancos, los especuladores financieros, los sectores agropecuarios y extractivos concentrados, los concesionarios de los servicios públicos, los usureros internacionales.

    El retroceso es impúdico y dramático. Ayer se ponían satélites en el espacio, hoy se cierran escuelas. Ayer se repatriaban científicos, hoy se les cierran las puertas. Ayer se inauguraba el Hospital del Cruce, el más moderno de alta complejidad, hoy se le  intentó reducir el presupuesto en un 40%, que solo la movilización de los médicos, trabajadores de la salud y los ciudadanos que apreciaban su excelencia lo impidieron. Ayer se distribuían notebook en las escuelas, hoy se ha suspendido definitivamente. Ayer se intentaba una política de justicia social, hoy se la reemplaza por la caridad de la limosna. Ayer estábamos muy lejos del paraíso, hoy estamos muy cerca del infierno.

    Los negociados del gobierno apabullan y ya no alcanza el eufemismo de conflictos de intereses. Las off-shore son el emblema de los funcionarios; un gobierno que chantajea la justicia y desplaza jueces que no se subordinan mientras se llena la boca con la división de poderes.

    ​​Siguen con el verso de la independencia del Banco Central que la realidad desmiente diariamente, como en la conferencia de prensa del 28 de diciembre del año pasado, realizada precisamente el día de los inocentes. Se golpean el pecho con palabras que ahuecaron, como “diafanidad”, “transparencia”, “verdad”, mientras se descubre que la mayor parte de los contribuyentes de la campaña electoral de la Provincia de Buenos Aires son truchos, habiendo incluido estúpidamente como aportantes a beneficiarios de planes sociales. Aparte de la falsedad, hay un evidente lavado de dinero que afecta a la impoluta María Eugenia Vidal, la que además de gobernadora es la presidente del PRO en la provincia que gobierna.  La lucha contra el narcotráfico, una de las banderas electorales de CAMBIEMOS, tropieza con las denuncias de narcotráfico al intendente PRO de Paraná Sergio Varisco, y a la diputada Aida Ayala del Chaco, ex candidata a gobernadora por CAMBIEMOS, próxima a alojarse en una cárcel.

    El presidente insiste en el caso Correo con la misma propuesta de pago de lo adeudado por su familia que es tanto un escándalo como una tomadura de pelo.

    ​​Todo ello después de desplazar al Procurador General del Tesoro Carlos Balbín, que era un obstáculo para la estafa, y hacer esfuerzos denodados para desplazar a la fiscal Gabriela Boquin, que patrióticamente se opuso al latrocinio.  

    Sobre un escenario descarnado vienen los ajustes ordenados por el FMI. Entre otras “sugerencias” exige que los aumentos a los empleados públicos sean de un 8% hasta junio del 2019, con una inflación actual superior al 30%, y que el ministro Nicolas Dujovne con la precisión que lo caracteriza estima en un 17% para el año próximo. Ahora queda claro el error, que no fue tal, de un equivocado permanente como el Ministro de Defensa Oscar Aguad, quien anunció para las fuerzas armadas un incremento del 8%.  Los que decían antes de octubre del 2015 preocuparse por los mal llamados dineros de los jubilados, ahora se subordinan al Fondo en forma placentera preparándose para la liquidación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

    Después exigen su receta tradicional: despido de empleados públicos, congelamiento de vacantes, rebaja del salario real de los trabajadores estatales, liquidación de activos, flexibilización laboral, reforma previsional, recorte sustancial de las obras públicas, reducción de transferencias a las provincias, reducción de subsidios, rígida política monetaria.

    Lo sorprendente es que entre los tres escenarios que analiza el FMI, el más adverso contempla una corrida bancaria donde desaparecen la totalidad de los depósitos en dólares. El gobierno entra en un camino de ripio, con su palabra más devaluada que el peso, y un ajuste económico brutal que pondrá en duda la gobernabilidad. Resulta difícil imaginar cómo atravesará el tsunami que ha fabricado que convierte octubre del 2019 en un horizonte tan lejano como las promesas incumplidas de CAMBIEMOS.

    *** Coconductor del programa radial EL TREN, con más de 14 años en el aire. Contador Público recibido en UBA. Fue profesor de Economía Política en la Facultad de Ciencias Económicas de la misma Universidad. Es Periodista. Sus trabajos son publicados en diversos medios nacionales e internacionales. Es autor del trabajo de investigación “25 años de ausencia” y participó con trabajos en los libros “Damián Carlos Álvarez Pasión por el libro” e “Insignificancia y autonomía”. Debates a partir de Cornelius Castoriadis.
    Además es coautor del libro “Bicentenario de la Revolución de Mayo y de la Emancipación Americana”

     

    http://lateclaenerevista.com/2018/07/17/el-desgaste-de-las-falacias-por-hugo-presman/

     

    Categorías: Noticias regionales

    LAS CENIZAS DE UN LUCHADOR EN LAS AGUAS DEL PARANÁ

    Jue, 26/07/2018 - 20:50

    Por Julio Moyano   ***

    José Bautista Flores, aguerrido batallador por los intereses de los pueblos originarios, falleció el pasado domingo en su Tucumán natal y desde ayer sus cenizas están depositadas en las aguas del Paraná.

    Un compañero como pocos. Habilidoso polemista y de una sabiduría que más de algún académico de cartulina universitaria quisiera tener. Años de militancia por la causa de los pueblos saqueados por el imperio español e imperios siguientes. Desde hace mucho tiempo estaba radicado en Posadas. Trabajó a destajo junto a los caciques de la nación mbya Guaraní. Empecinado opositor a la domesticación llevada a cabo por la Iglesia Católica Apostólica y Romana a los pueblos originarios de la Patria Grande.

    Perteneció a esta red de comunicadores. Escribió varios libros, colaboró en varias producciones de videos  “Buscando al Comandante Andresito”, “Tunteyh o el rumor de las piedras” y uno no estrenado dedicado a la monja Ivonne Pierrot, se dedicó a la radio desde tiempos mozos. Lo tuvimos en los micrófonos de Radio El Libertador todas las mañanas de lunes a viernes durante varias temporadas, hasta que un cáncer oseo se le instaló en el cuerpo y durante casi un año le presentó batalla. Porque su espíritu nunca se rindió y cuando quiso garabatear algunas letras lo hizo: “Hoy domingo, hace frío en Tukuman, Jardín de la República. Ni una pizca de rayo de sol. Las pajaritas en sus nidos frotan sus débiles plumas el pecho tibio de sus polluelos. El otoño nos priva la escencia de azahares, mientras el dolor se adueña del germen de mi vida. Sin embargo ofrezco mi danza cósmica de valor a todos los que luchan contra el poder mafioso y totalitario que ejercen los mastines burgueses pro imperialistas”

    Durante el atardecer del martes su hija Catita desparramó al viento del este sus cenizas para que bebieran las aguas del Paraná el río que amaba en esta parte de su mundo. A espaldas del monumento a Andresito en la costanera un puñado de amigos y amigas, entre ellos algunos caciques acompañamos a su hija, yerno y nieta a la profunda ceremonia nacida de su voluntad. ¡Te vamos a extrañar mucho indio querido!!!!!

    Categorías: Noticias regionales

    ARGENTINA AL FONDO: CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE UN ACUERDO DE ALTO IMPACTO

    Jue, 26/07/2018 - 20:46

     por Pablo Wahren   ***

    Pedir créditos Stand-By al Fondo Monetario Internacional (FMI) no es lo habitual en el mundo de hoy. Mucho menos para un Gobierno que hizo alarde de la confianza que generaba en el mundo.

    Solo tres países tienen acuerdos bajo la modalidad que firmó Argentina: Jamaica, Irak y Kenia. La suma de los montos prestados a estos tres países no alcanza ni la quinta parte de lo que arregló Argentina (50.000 millones de dólares).

    La particularidad de los acuerdos Stand-By es que los desembolsos están sujetos a condicionamientos. El Fondo considera que existen grandes desequilibrios, por lo que debe intervenir para orientar la política económica.

    ¿Cómo se llegó a esta situación extrema?
    ¿En qué consiste el acuerdo con el FMI? ¿Ayudará a resolver los problemas?

    La situación previa

    Los acontecimientos que derivaron en el pedido de salvataje al FMI son de carácter coyuntural y estructural. A fines de abril se desató una costosa corrida cambiaria,[1] pero las condiciones para que esto suceda venían gestándose previamente. Entre los factores coyunturales que desencadenaron el proceso de abril se destacan:

    1) La tasa de interés del bono a 10 años de EE.UU. superó la barrera psicológica del 3%. Esto derivó en una reorientación de los capitales de países emergentes a países centrales.

    2) Aplicación de un nuevo impuesto a la renta financiera (grava en un 5% la ganancia de las Letras del Banco Central -LEBAC-). En la práctica, funcionó como una reducción de la tasa de interés doméstica, lo que también hizo menos atractivos los rendimientos locales.

    3) Mal manejo del Banco Central (BCRA). Ante la suba de la tasa de interés de EE.UU. y la salida de capitales, el grueso de los emergentes devaluó sus monedas y encareció la salida. En cambio, la autoridad argentina mantuvo fijo el tipo de cambio, haciendo que irse de Argentina sea relativamente más barato. Paradójicamente, pocos días después la moneda se devaluó fuertemente.

    El 8 de mayo, tras una devaluación del 20%, a pesar de que se perdieron casi 5.000 millones de dólares de reservas y se colocaron las tasas de interés locales en más de 40% para frenar la suba del dólar, el Gobierno decidió anunciar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

    A casi dos meses del anuncio, la situación no ha cambiado demasiado.
    Desde el 8 de mayo a la fecha el Gobierno ha perdido 7.000 millones de dólares adicionales de reservas, devaluado un 15% más y las tasas de interés se mantienen por encima del 40%. La apuesta del Gobierno es que los dólares frescos de los primeros desembolsos del FMI brinden una señal de confianza al mercado para frenar esta situación.

    El problema central es que se sostienen los factores estructurales que condujeron a esta situación. En términos simples, si hay un problema con los dólares en Argentina es porque están saliendo del sistema en grandes cantidades, y la principal fuente de financiamiento son la deuda externa y los capitales especulativos. Ambas fuentes de ingreso son volátiles y dependientes de lo que suceda con la política monetaria estadounidense. Porque ante subas de la tasa de interés de Estados Unidos la deuda externa se encarece y los capitales especulativos ,pueden revertir su flujo. Además, es dinero que tarde o temprano se irá del país por lo que si no se genera capacidad de repago habrá problemas.

    Según datos del Banco Central de la República Argentina, desde que asumió Macri (diciembre 2015) se fueron del país 75.000 millones de dólares en concepto de fuga de capitales, pagos de intereses, remisión de utilidades y dividendos, y turismo. Esta enorme salida fue financiada con los 90.000 millones de dólares que ingresaron en concepto de deuda externa y capitales especulativos. Se gastan dólares en fines no productivos que se financian con plata que hay que devolver y por la que hay que pagar intereses. El esquema no parece sostenible en el tiempo.

    La apuesta del Gobierno nacional había sido que, desregulando el sector externo, se lograría despertar confianza en el mundo y atraer inversiones productivas y financieras. Lo cierto es que, a partir de las desregulaciones, se incrementaron las salidas de divisas del país y las únicas inversiones que se lograron atraer fueron las financieras, que demostraron su carácter sumamente volátil. Cabe agregar que las inversiones productivas se mantuvieron en el promedio del segundo mandato de la gestión presidencial anterior.

    El acuerdo con el FMI

    Planteado el diagnóstico resulta de interés analizar el contenido del acuerdo con el FMI para pensar si ayudará a resolver los problemas que nos trajeron hasta este punto. Cabe destacar que el diagnóstico del Fondo es compatible con el del Gobierno argentino: la causa de los males es el déficit fiscal. En este sentido, las recetas apuntan sobre todo a atacar esta cuestión.

    Hay dos formas de reducir el déficit fiscal: incrementando la recaudación impositiva o reduciendo el gasto público. El acuerdo hace foco en lo segundo, tal como se desprende de la “Carta de Intención” firmada por el Gobierno nacional y el FMI[2]. Los puntos señalados en esa carta son aquéllos cuyo cumplimiento analizará el Fondo para proseguir con los desembolsos.

    El objetivo es pasar de un déficit primario (no incluye gastos en intereses) de 3,8% en 2017 a 0% en 2020. No es menor que las metas no apunten al déficit financiero (incluye intereses). Esto implica que no habrá control alguno sobre el gasto del Estado en intereses de la deuda. Cabe destacar que desde que asumió Mauricio Macri el déficit primario se mantuvo igual, pero el financiero se ha incrementado de 5,1% a 6% del PIB.

    Por lo tanto, el ajuste del gasto recaerá en los sectores reales de la economía. Las partidas afectadas serán:

    1) Gastos de capital (incluye todo tipo de gasto en obra pública): en un equivalente al 1,6% del PIB.

    2) Subsidios económicos: en un equivalente a 1,1% del PIB.

    3) Salarios, y bienes y servicios: en un equivalente al 0,7% del PIB.

    4) Transferencias corrientes a provincias: en un equivalente al 0,6% del PIB.

    Según las proyecciones del Gobierno no se prevé reducir el gasto en jubilaciones. Sin embargo, para financiar esta partida se contempla vender parte (o la totalidad) del Fondo de Garantía de Sustentabilidad[3] de la ANSES, lo que constituye una suerte de privatización.

    El acuerdo incluye una excepción al ajuste: la “salvaguarda social”. Consiste en una partida extra que se podría destinar a gastos sociales en caso de que suceda un marcado deterioro social. Sin embargo, esta partida es de apenas el 0,2% del PIB.

    En lo que respecta a la política monetaria, el FMI exige reforzar la autonomía del BCRA, mediante una nueva reforma de la carta orgánica de la Institución. Una de las medidas que pide es que el Banco Central no otorgue más adelantos transitorios al tesoro. En otras palabras, prohíbe la emisión monetaria. De esta manera, en lo formal, el Gobierno nacional resignaría el manejo autónomo de la política monetaria, una de las herramientas más importantes que tiene un país para realizar política económica.

    También el tesoro se compromete a devolver toda la deuda que mantiene con la autoridad monetaria. Lo hará con los dólares del FMI. Con esos fondos el BCRA deberá cancelar gradualmente lo que debe en LEBAC (instrumento financiero emitido por el Banco Central cuyo stock supera la base monetaria).

    Además, el acuerdo establece nuevas metas de inflación y exige su cumplimiento. Lo curioso es que para 2018 el Gobierno nacional había pautado una meta de inflación del 15% y el acuerdo con el Fondo establece una nueva meta de 27%, la cual puede ampliarse a 32%[4].

    El Gobierno argentino y el FMI firmaron una carta de entendimiento que tiene como claro eje la reducción del déficit fiscal. En este sentido, cabe preguntarse si con eso alcanzará para resolver los problemas de la economía argentina y cuáles serán sus consecuencias. Por un lado, porque estas recetas pueden agravar el déficit fiscal, ya que si la actividad económica se reduce (como consecuencia de las políticas de ajuste) la recaudación de impuestos caería[5]. Pero, más importante aún, porque la causa de los males podría estar en otro lado.

    ¿Y si el diagnóstico no es el correcto?

    ¿Cómo puede ser que el Gobierno y el FMI hagan un análisis fiscalista de la situación cuando los problemas son del sector externo? O, en otras palabras, ¿por qué el diagnóstico apunta a ahorrar pesos si lo que falta son los dólares?

    En el ideario económico del Fondo la causa de los problemas externos es, precisamente, el déficit fiscal. Los razonamientos que explican esta dinámica son varios. El más sencillo se basa en que un gasto público desmedido genera un incremento de la demanda agregada que conlleva mayores importaciones y, por tanto, una mayor demanda de dólares. Así, equilibrar el gasto permitiría reducir la demanda de divisas y lograr el equilibrio externo. Otra versión apunta a que el déficit fiscal genera inflación y, consecuentemente, aprecia el tipo de cambio real. Como resultado de la apreciación cambiaria se genera un incremento de las importaciones y una reducción de las exportaciones. El proceso es levemente distinto en ambos casos, pero el remedio es el mismo: reducir el déficit fiscal.

    Desde hace décadas que esta explicación es discutida por diversos economistas latinoamericanos.[6] Por un lado, se discute la causa del fenómeno. Por otro, las consecuencias de las políticas económicas recomendadas.

    Desde estos enfoques, el problema por el cual las economías latinoamericanas -a diferencia de los países centrales- tiende a tener problemas con las divisas radica en su estructura productiva. Dada su estructura productiva (basada en producción de materias primas y tareas de poco contenido tecnológico e innovativo) los países de la región tienden a tener problemas de dólares cuando enfrentan procesos de crecimiento económico. La dinámica se basa en que una economía más grande consume más dólares y el sector exportador, por su carácter primario y de bajo valor agregado, no alcanza para satisfacer este mayor consumo. Momentáneamente, esta escasez puede ser cubierta con ingreso de deuda externa y capitales financieros; sin embargo, a la larga se debe procurar cubrir también la salida de divisas que implicarán a futuro estas partidas.

    La receta del FMI, por tanto, no apunta a resolver el problema de fondo: modificar la estructura productiva. Termina ofreciendo una solución al problema externo a partir de achicar la economía, lo que implica mayor desempleo y reducción de los ingresos de la mayoría de la población.

    Conclusiones

    El problema estructural en materia de divisas que sufre la economía argentina fue agravado por las desregulaciones que aplicó la gestión de Mauricio Macri. Lejos de lograr un boom de inversiones, estas medidas generaron una extraordinaria salida de divisas en los últimos dos años, que fue financiada con deuda externa y capitales especulativos. De esta manera, se incrementó fuertemente la exposición del país a shocks internacionales, como aumentos de la tasa de interés en Estados Unidos.

    Ante el aumento de la fuga de capitales -y en el marco de una economía muy endeble- el Gobierno argentino acudió al Fondo Monetario Internacional para pedir un préstamo récord. La salida, entonces, se plantea en forma de mayor endeudamiento y nuevos condicionamientos a la política local. Las recetas apuntan, fundamentalmente, a lograr el equilibrio fiscal mediante reducción del gasto público.

    En efecto, una recesión económica podría contribuir a equilibrar las cuentas externas, pero a costa de mayor desempleo y un deterioro de la calidad de vida de la mayoría de la población. El gran desafío de los y las economistas es cómo resolver el problema externo para que nuestras economías puedan mejorar el nivel de vida. Lo emprendido por Argentina va en camino contrario.

    _______

    [1] Extraordinaria demanda de dólares que superó ampliamente la oferta.

    [2]
    https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://media.ambito.com/diario/2018/0614/imagenes/pdf_subido_0614084808.pdf

    [3]  
    Conjunto de bonos y acciones en manos de la ANSES cuyos rendimientos se utilizan para financiar gastos sociales y de infraestructura. [4]  Originalmente, al momento de su asunción el gobierno había anunciado una meta de inflación de entre 8 y 12% para 2018. La misma fue modificada a 15% a fines de 2017.

    [5]
    Cabe recordar que la mayor parte de los impuestos se relacionan con el ciclo económico. A mayor nivel de ingresos y transacciones en la economía mayor recaudación, y viceversa.

    [6]
    Ver Diamand, M. (1973). Doctrinas económicas, desarrollo e independencia: economía para las estructuras productivas desequilibradas: caso argentino.

    http://www.celag.org/argentina-al-fondo-causas-y-consecuencias-de-un-acuerdo-de-alto-impacto/

    Categorías: Noticias regionales

    ANTE LA CRISIS “PRO”PINA

    Jue, 26/07/2018 - 20:37


    Por Sergio Wischñevsky   ***

    La señora Elisa Carrió, rotunda ganadora hace apenas ocho meses de las elecciones legislativas porteñas, parece que se va quedando sin ideas. En otras épocas supo proponer reformas sociales profundas ante las crisis de acaparamiento de riquezas en pocas manos como la que estamos viviendo. Esta vez sorprendió, si eso aún es posible, pidiendo desde los estudios de TN, donde juega de local: “La primera recomendación que le hago a la clase media y media alta es: dé propinas”.

    Aunque parezca mentira el tema de las propinas tiene su historia. Etimológicamente del latín “propinare”, significa “dar de beber”. Una antigua costumbre con la que se recompensaban diferentes servicios y favores. Son varios los rubros laborales en los que existe la costumbre no escrita de dar propinas. Así lo testimonia la letra y el título que Francisco Lomuto le puso a un tango de Antonio Botta en 1934. Algunos de esos versos decían “Propina te sacan si un auto tomás/ y al tipo que lustra, propina le das/ Propina pa’l mozo que sirve el café,/ y al que te afeita, propina también./ Por peinarte a la gomina ¡propina!/ Al que en el cine te ilumina ¡propina!/ Si comés en la cantina, ¡propina!/ Si tenés auto, la cosa es peor,/ con esa hipoteca que es el cuidador”, y remataba: “Si vas a una casa donde hay un ascensor,/ por diez de propina te llaman Doctor”. Muy arraigada entre nosotros, dio también para el humor; Florencio Escardó (1904-1992), reconocido médico pediatra y escritor, que firmaba sus humoradas con el seudónimo de Piolín de Macramé, aportó lo suyo con esta rotunda definición:

    ​​“La propina es un seguro profiláctico contra el insulto”.

    El tema es que algunos patrones avivados tendieron a pagar bajos salarios a sabiendas de que sus trabajadores percibían propinas. Esto dio lugar a un conflicto, sobre todo con el gremio gastronómico, respecto a si las propinas eran o no consideras como retribuciones salariales. Es evidente que en los trabajos en los que la propina implica una parte considerable de la retribución salarial los abusos están a la orden del día. No son tenidos en cuenta en el aguinaldo, no se pagan con las vacaciones, no se cobran en casos de licencia médica, etc.

    Fue en medio de este debate que el gobierno peronista, en 1946, decretó la ley 4148 de la República Argentina, ratificado por la ley 12.921 en el Congreso Nacional que prohibió la percepción de propinas por parte del personal gastronómico. En su lugar surgió otra figura, denominada “laudo gastronómico”, donde se estableció la formación de un fondo común, obtenido de un porcentaje, que cada empresa preestablecía, que se agregaba a la consumición del cliente, y que luego se distribuía entre el personal de acuerdo a puntos que eran asignados a cada categoría. El porcentaje fue desde un 10 por ciento a un 18 por ciento y lo recibieron todos los empleados, no solo los mozos.

    ​​Implicó un aumento salarial y la intervención de los delegados gremiales en la información contable de los restaurantes.  

    Quienes se opusieron dijeron que eso desmotivó a los mozos a ofrecer una buena atención, sin duda valoraban una vieja versión del emprendedorismo que considera que no hay como un trabajador mal pagado luchando por una propina para tener a la clientela contenta.

    ​​La ley 22.310, en 1980, durante la dictadura militar, derogó este decreto. Por lo tanto, otra vez la propina volvió a ser voluntaria en Argentina.

    En septiembre de 2009, los senadores puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso propusieron una ley para que la propina del 10 por ciento de la consumición sea obligatoria. Claro que no faltaron las voces que pusieron el grito en el cielo, “la propina es libre”. El prudente silencio de Luis Barrionuevo, secretario general de los gastronómicos, tal vez se debió a que también es un importante propietario de restaurantes y se siente tironeado por dos lealtades, un mal muy de esta época.

    Las estadísticas están diciendo que los argentinos han dejado de ir a comer afuera en un porcentaje cercano al 30 por ciento. Por lo que el llamado a dejar propinas tiene como destinatario a un público cada vez más restringido.

    ​​*** Historiador.

    https://www.pagina12.com.ar/126065-ante-la-crisis-pr-opina

     

    Categorías: Noticias regionales

    PALABRAS QUE ILUMINAN

    Jue, 26/07/2018 - 20:28

    Por Luciana Zorzoli   ***

    Hace pocos días, la senadora tucumana Silvia Elías de Pérez, en su cruzada contra la interrupción voluntaria del embarazo, acusó a Alberto Kornblihtt de propiciar prácticas eugenésicas con niñxs por nacer. La respuesta del investigador de Conicet y miembro de la Academia de Ciencias de Estados Unidos ilumina una parte de lo que está detrás del debate. O nos ilumina en parte a quienes somos parte de la parte viva del debate.

    Sin saberlo y sin conocernos, Kornblihtt, como tantas y tantos, habló ante la Cámara por mí. No sabe él que hace siete años di a luz a mi primer hijo, ni que ese mismo día conocimos con Juan –su papá– y con los médicos, que tenía un problema de salud severo. Tampoco que después de meses de hospital, de estudios genéticos y colaboraciones científicas internacionales, logramos un diagnóstico que nos permitió saber que padecía desórdenes congénitos en la glicosilación, una enfermedad infrecuente, genética, con menos de mil casos diagnosticados en el mundo. Menos puede saber Kornblihtt que Boris vivió con nosotros hasta el 30 de abril de 2013 y que para mí su luz trasciende ese tiempo, lo trasciende todo.

    Lo cierto es que lo que dijo Kornblihtt en unos pocos minutos de polémica ilumina situaciones que no siempre son visibles en este debate. Nosotros tuvimos en 2017 a nuestra segunda hija. Por muchas razones, pero por sobre todas, una, Emma fue gestada fuera de Argentina. Fue en un país donde el sistema de salud público propicia y garantiza el genetic counselling del que hablaba Kornblihtt y propone las alternativas que la ciencia tiene hoy a disposición, garantizando entre otras opciones la consulta genética a partir de las 11 semanas de gestación y la interrupción voluntaria del embarazo si el embrión está afectado por la enfermedad.

    Quienes dicen defender “las dos vidas” quieren hacer creer, con un cinismo que da escalofríos, que las mujeres confundimos anticoncepción con aborto o que somos parte de reducto desalmado que busca atentar contra la vida por algún fanatismo ideológico de moda. Difunden la idea de que el aborto es una necesidad exclusiva de mujeres jóvenes sin recursos económicos que podría resolverse con “mensualidades” y contención por nueve meses. Simplifican, mienten, estigmatizan, pero sobre todo, se equivocan.

    Algunas de las mujeres que queremos tener derecho a interrumpir un embarazo (porque somos millones, con distintas razones, solidarias con un sinnúmero de circunstancias) lo hacemos como opción ante los desafíos (inesperados e impuestos) de la vida. Lo hacemos, por sobre todo, defendiendo un derecho que la senadora tucumana desconoce pero que no puede desconocer más el Estado ni la ley, el derecho de nosotras, las mujeres, a decidir. A decidir siempre, pero sobre todo, en situaciones particularísimas que por su naturaleza son intransferibles y por elección, ajenas a jurisdicciones religiosas.

    Que sea ley.

    *** Docente universitaria, becaria postdoctoral de Conicet.

    https://www.pagina12.com.ar/129993-palabras-que-iluminan

    Categorías: Noticias regionales

    ¿SOBREPASÓ EL FÚTBOL Y LA COPA MUNDIAL SU APOGEO EN BRASIL?

    Lun, 23/07/2018 - 19:28

     


    Por Mario Osava ***

     Las cifras son grandilocuentes, la Copa Mundial de Fútbol en Rusia alcanzó cifras récord en audiencia y turistas. Pero en Brasil la merma del entusiasmo apunta a una tendencia de menor afición por ese torneo y quizás por el deporte en sí.

    Los jugadores de Francia festejan su triunfo en la Copa Mundial de fútbol de Rusia, el domingo 15 de julio. De sus 23 jugadores, 19 descienden de migrantes, la mayoría de África, o extranjeros naturalizados, en una evidencia de equipos mestizos y multiétnicos del fútbol europeo, donde la vicecampeona Croacia es una excepción. Crédito: RFSRU/Fotos Públicas

    La ausencia de hinchas y sus gritos en las calles, de banderas nacionales en los vehículos y ventanas, los escasos puntos en que se concentraron pequeñas multitudes revelaron un desinterés sorprendente en el llamado “país del fútbol”.

    La movilización se amplió, pero aún tímidamente, cuando Brasil alcanzó los cuartos de finales, cuando fue eliminado por Bélgica.

    Esta vez no se podría atribuir el desaliento a la falta de confianza de los brasileños en su selección, que la había recuperado en 2017 al clasificarse en primer lugar en los juegos clasificatorios para esta Copa Mundial de la FIFA (Federación Internacional del Fútbol Asociado).

    La derrota para Alemania por 7 a 1 en el desastroso partido semifinal de la Copa de 2014 disputada justamente en Brasil es un recuerdo amargo, que no le impidió ser apuntada como una de las favoritas en Rusia.

    Esa pérdida de interés de los brasileños por las disputas internacionales “no es de ahora, viene de unos 30 años atrás y se mostró incluso en la Copa de Brasil”, señaló a IPS el sociólogo Ronaldo Helal, profesor de la Universidad del Estado de Río de Janeiro donde coordina el Laboratorio de Estudios  sobre Medios de Comunicación y Deportes.

    “Disminuyó la identificación de los hinchas con la selección nacional, ante la globalización del fútbol. Hoy ellos se identifican más con sus clubes que con el equipo nacional”
    , observó.

    Para eso contribuyó mucho la “desterritorialización de los ídolos”, con los mejores jugadores emigrando a mercados futbolísticos más ricos, especialmente los europeos.

    La selección era “la Patria de los botines”, como definió Nelson Rodrigues, importante dramaturgo brasileño de mediados del siglo XX, “cuando Brasil se consolidaba como Estado-nación”, entre las décadas de los 50 y los 70, en que ganar tres copas mundiales fue encarado con “un triunfo del proyecto de nación”, recordó Helal.

    Pero las derrotas en los partidos de las finales de 1998, en que ganó Francia por 0-3, y de 2014 para Alemania ya fueron “derrotas de la selección, no de la nación, distinción positiva para el país”, afirmó.

    En 1982, el brillante equipo nacional encantó el mundo en la Copa disputada en España, aunque eliminada antes de los partidos semifinales, “solo tenía un jugador actuando en el exterior, Falcão, en Italia. Ahora solo dos lo hacen en equipos nacionales”, ejemplificó.

    Ahora, de los 23 convocados por el director técnico Adenor Leonardo Bachi, alias Tite, 21 juegan en el exterior, la mayoría en Europa, destacó.

    Además hubo cinco brasileños en las selecciones de España, Rusia y Polonia en esta Copa, tras naturalizarse en esos países.

    Esa globalización “fragmentó la identificación con los clubes, uno es hincha del Flamengo (Río de Janeiro, Brasil) y del Barcelona (España), otro de Palmeiras (São Paulo, Brasil) y Real Madrid”, acotó el sociólogo.

    “La aldea global debilitó los lazos. El nacionalismo en el fútbol sigue existiendo, se cantan los himnos nacionales, se anhela el triunfo de la selección, pero no como antes sino en grado menor”
    , matizó.

    También en Argentina el investigador observó “un vínculo creciente de los hinchas con los clubes en desmedro de la selección nacional”. En ese país la dicotomía se acentúa por un drama individual.

    El jugador Leonel Messi es “un ídolo mundial, pero no un héroe nacional, para eso le falta conquistar un título mundial, probar que tiene sangre argentina”, sostuvo.

    Las migraciones, no solo de futbolistas, sino de la población pobre, juegan un papel clave en la hegemonía europea, reflejada en las últimas copas mundiales con sus equipos interraciales como expresión de sus sociedades cada día más mestizas.

    En Rusia, la campeona Francia tenía 19 hijos de inmigrantes o naturalizados entre sus 23 jugadores y otros dos semifinalistas, Bélgica e Inglaterra, casi mitad. La excepción fue Croacia, no por casualidad un país en busca de afirmar su identidad y su Estado nacional, 27 años de su traumática independencia.

    La FIFA trata de limitar futbolistas la presencia de naturalizados en las selecciones, porque “depende del nacionalismo para el éxito de sus copas”, concluyó Helal.

    Para Simoni Guedes, profesora de antropología de la Universidad Federal Fluminense y pionera en estudios académicos sobre el fútbol, “la disminución del interés por la Copa Mundial es coyuntural, ya hubo anteriormente y no es continuo”.

    Una de las razones actuales es “el país dividido políticamente, en que un grupo secuestró los símbolos nacionales, como la bandera verde y amarilla”, apuntó a IPS, en referencia a la masiva movilización conservadora que derrocó a la ex presidenta Dilma Rousseff, destituida por el parlamento en 2016.

    Es así que muchos salieron a apoyar a la selección nacional vestidos con camisetas de sus clubes, como la “rubro-negra (roja-negra)” del Flamengo en su caso personal, reveló.

    Otro motivo, este permanente, es “un desinterés natural” por el alejamiento entre población y “jugadores cada día más ricos, aunque de origen social pobre”, opinó.

    Los medios de comunicación tratan de rescatar “la empatía” con la hinchada, difundiendo biografías de algunos jugadores seleccionados nacidos en la pobreza, pero ellos “ganan un dinero inimaginable, nada comparable con sus remuneraciones hasta los años 70”, realzó.

    Por último “ya somos pentacampeones” y la población trata de enfrentar otros problemas que se agravaron últimamente, como las incertidumbres políticas y el desempleo, según la investigadora.

    Pero un creciente desinterés brasileño, si se confirma, puede ser el síntoma de una tendencia más amplia que apuntaría al fin de la expansión de las copas mundiales, si no del mismo fútbol.

    Se trata del país más populoso entre las potencias de ese deporte, con sus 208 millones de habitantes. Famosos jugadores brasileños contribuyeron a popularizar el fútbol en Estados Unidos y Japón, donde Edson Arantes do Nascimento, Pelé, y Arthur Antunes Coimbra, Zico, terminaron sus carreras difundiendo ese deporte.

    El total dominio europeo, al acaparar los triunfos en las últimas cuatro copas mundiales y atraer los mejores jugadores de todos los continentes por su poder económico, también resta interés en los torneos internacionales, al convertir todos los demás en simples coadyuvantes, incluso América del Sur, protagonista del pasado.

    El fútbol como espectáculo en general enfrenta otro desafío, la comunicación digital que seduce la juventud por juegos electrónicos y un sinnúmero de posibilidades de entretenimiento.

    Las nuevas generaciones no ven el televisor, acompañan el fútbol por dispositivos móviles, como el teléfono celular.

    El consumo de productos audiovisuales se hizo “más efímero y rápido”, lo que explica la baja adhesión a la Copa de Rusia, según el abogado Pedro Trengrouse, que coordina un curso de Gestión de Deportes en la Fundación Getulio Vargas, un centro de estudios superiores de Río de Janeiro, en una entrevista al diario Valor Económico, el 9 de julio.

    Los jóvenes de hoy tardan más a “conectarse” con eventos como la Copa y “se desconectan” más rápidamente, explicó.

    Edición: Estrella Gutiérrez

    http://www.ipsnoticias.net/2018/07/sobrepaso-futbol-la-copa-mundial-apogeo-brasil/

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA REBELIÓN DE LOS MEXICANOS

    Lun, 23/07/2018 - 18:58


    Por Fernando Buen Abad Domínguez ***

    Quedó claro que una victoria contundente, como la de López Obrador en México es la conjunción de, al menos, tres factores: una vinculación permanente e irreductible con los frentes de lucha populares; una interpretación profunda y dinámica del malestar social y una organización programática basada en recorrer metro a metro el territorio nacional.

    Todo eso articulado por una personalidad cuya tenacidad no entiende de fatigas. “A la tercera va la vencida” Y así fue.

    La victoria de Morena-López Obrador es una rebelión en las entrañas de una estructura democrática severamente dañada por el corporativismo bipartidista (PRI-PAN) y por una lista inmensa de vicios y corruptelas que llevaron a la bancarrota institucional a todo el aparato político. Una rebelión asediada por la violencia macabra desatada por una falsa guerra contra el “crimen organizado” que en la práctica no ha sido más que la militarización “encubierta” de todo el territorio para poner las riquezas nacionales al servicio de las empresas trasnacionales y sus cómplices locales. Una rebelión que ha debido sortear miles de trampas y emboscadas en todos los repertorios odiosos de la depauperación económica y de las guerras mediático-psicológicas.

    México padece la virulencia del neoliberalismo y los embates coloniales del imperio yanqui.
    Es un país secuestrado por gerentes -impuestos por la vía del fraude- para entregar recursos naturales, para regalar la mano de obra. En México hasta hoy nadie puede garantizar al pueblo la defensa del territorio y la defensa de los recursos naturales. Nadie ha podido garantizar el ejercicio independiente de la justicia. Nadie ha podido frenar al crimen organizado y su metástasis en todas las estructuras sociales y culturales del país. Nadie ha podido ejercer rectoría alguna en materia de democracia comunicacional. Nadie ha podido garantizar el derecho a la educación, el derecho al trabajo, el derecho a la salud, el derecho a la alimentación… Nadie ha podido asegurar dignidad a las personas porque una moral entreguista y rastrera, adoradora del imperio yanqui, sirve de las maneras más ignominiosas a la opresión. En ese contexto gana las elecciones López Obrador.

    Ahora comienza lo difícil. López Obrador se propone pacificar al país; terminar con la corrupción y recomponer la economía con dignificación laboral y salarial. Lograr la inclusión de los más postergados y la distribución equitativa del presupuesto federal. Eso implica derrotar a las mafias que secuestraron al Gobierno y al Estado, para hacer justicia, por ejemplo, a los estudiantes de Ayotzinapa, a los pueblos originarios y asegurarse perdurabilidad de las acciones para ampliar la participación social en el gobierno movilizado como organizador capaz de sumar fuerza que pueda ofrecer soluciones a la fuerza popular que alcanzó el triunfo.

    Los desafíos son muchos y son enormes en un país que tiene desgarrado hondamente el tejido social pero que, a pesar de los pesares, se rebeló contra el establishment para hacer visible su multiculturalidad y su plurinacionalidad unidas a las “clases medias” para sumar la mayor votación que presidente alguno haya recibido en México y que líder de izquierda alguno haya logrado.

    México enfrenta su futuro inmediato movilizado como nunca con las plazas llenas, con las calles tomadas, con una movilización magnífica que incuba ideas emancipatorias. Contra el fraude, contra el saqueo y contra la explotación históricos… es una identidad nueva, una fiesta desde abajo una situación social inédita. Bien puede ser que el nacimiento un nuevo México, esta vez decidido por su pueblo, con las armas de su democracia en reparación, con una moral renovada y mucha claridad en los retos, pueda prepararse para derrotar cualquier intento de regresión. Por lo pronto México hoy es un punto de inflexión, un desafío a nuestra capacidad de lucha y unidad dentro y fuera del país… Punto de inflexión para que nos reconozcamos hacia la toma del poder impulsados con nuestras propias fuerzas populares en los trabajadores del campo y la ciudad… para cambiar el sistema y cambiar la vida.

    *** Director del Instituto de Cultura y Comunicación, Universidad Nacional de Lanús.

    https://www.pagina12.com.ar/125781-la-rebelion-de-los-mexicanos

    Categorías: Noticias regionales

    CORREA Y LA REVOLUCIÓN CIUDADANA

    Lun, 23/07/2018 - 16:49

    Por Ilka Oliva Corado ***
    ​​
    ​Correa y las bases de la Revolución Ciudadana son uno solo. Lenín Moreno, un títere más de los que abundan en Latinoamérica, se arrastra sediento de poder  a los pies de sus amos, un pobre pelele que obedece las órdenes de las mafias oligárquicas a cambio de migajas que le lanzan al suelo y levanta hambriento con lengüetazos agonizantes.​

    La muestra más reciente de lo que significa la traición a un pueblo se está viviendo en estos momentos en  Ecuador, que confió plenamente en Lenín Moreno y lo escogió como su presidente gracias a que Rafael Correa puso el pecho por él y  lo honró con  lo respaldo  en un momento crítico para toda América Latina; pero  ni Correa ni los pueblos latinoamericanos  nunca imaginamos que sería el gran traidor de los últimos cien años en el continente y que con todo su odio y mezquindad (porque sabe muy bien que jamás logrará ser ni la sombra del zapato de Correa)  atacaría las raíces de la Revolución Ciudadana para arrancarla e instalar de nuevo en el país la política del terror, de la opresión y el saqueo. Lenín Moreno, un títere más de los que abundan en Latinoamérica, se arrastra sediento de poder  a los pies de sus amos, un pobre pelele que obedece las órdenes de las mafias oligárquicas a cambio de migajas que le lanzan al suelo y levanta hambriento con lengüetazos agonizantes.

    Pensando en que sus amos  le den su palmadita en la espalda y le sigan lanzando migajas, ha echado a andar una persecución ideológica contra todo aquel que se atreva a tan solo nombrar a Rafael Correa y  a reconocer su impresionante labor en la reconstrucción de un país que encontró en ruinas.

    Para intimidar a las bases de la Revolución Ciudadana  le puso precio a la cabeza de Correa y apoyado por las turbas puestas a dedo que pudren el sistema de justicia,  ha seguido las órdenes de sus amos que le exigieron humillar al presidente más digno que ha tenido Ecuador, dirigiendo una orden de captura que busca  meterlo en una mazmorra  y exponerlo como un criminal; para que la raíz no siga germinando, pero no sabe que Correa se hizo pueblo y que habita en los cerros nevados, en las calles de tierra, en las casas de adobe, en los barrios de lámina, en los caminos de zacatales que reverdecen al compás del latino de su  corazón.  Correa y las bases de la Revolución Ciudadana son uno solo. Claro está que lo que hace  Lenín Moreno es copia (que no crea que le da la cabeza para tanto) de todo un entramado que ataca a América Latina cada diez años, los amos buscan a los más ruines para que laman sus zapatos y se pongan a gatas, para que obedezcan órdenes vendiendo hasta su propia madre a cambio de las patadas en el culo que vendrán cuando ya no sirvan ni para recoger las sobras a lengüetazos.

    A Lenín Moreno se han unido los que trafican con la información, los medios corporativos que manipulan,  que esconden la verdad y que crean enormes cortinas de humo que buscan impedir la visibilidad a la población, para evitar a toda costa una reacción masiva que lo saque inmediatamente de la presidencia. Lenín Moreno apenas es el títere que se sienta en la poltrona presidencial, no es capaz de dirigir un país, está ahí para recibir órdenes y ser la fachada del sistema político podrido que busca retornar.

    Su ataque no es solo contra el pueblo ecuatoriano y los maravillosos cimientos de la Revolución Ciudadana, es contra los pueblos de América Latina, Lenín Moreno, como todos los presidentes neoliberales  busca acabar con la unidad  y el avance de las políticas  progresistas de los líderes de la región.  Por esa razón no solo ha detenido el avance de la Revolución Ciudadana, busca erradicarla y que las injerencias del capital arrasen de nuevo con el pueblo para hacerlo padecer otra vez las miserias causadas por  la imposición.

    ​​La continuidad de Lenín Moreno en el gobierno es responsabilidad absoluta del pueblo ecuatoriano, si está dispuesto o no a luchar por la Revolución Ciudadana y su libertad.

    Correa hizo su trabajo y extraordinariamente, la reconstrucción de Ecuador lleva su nombre: les dio voz, recursos, fortaleció la semilla, abonó la tierra, ahora es el tiempo en que el pueblo ecuatoriano demuestre si la semilla germinó y si dará frutos.

    ¿Permitirá el pueblo ecuatoriano el retorno de la política del terror? ¿El retroceso a los tiempos del miedo, el hambre y la incertidumbre? ¿El tiempo de los asesinatos ordenados desde el gobierno, las torturas, las desapariciones forzadas, las fosas clandestinas? ¿El robo de tierras, los ecocidios? ¿La corrupción y la política clientelar?
    ¿Será capaz el pueblo ecuatoriano de no defender lo ganado?
    ¿Qué más tiene que pasar para que Ecuador reaccione y saque del gobierno a un traidor como Lenín Moreno, sea juzgado y encerrado en una mazmorra?  ¿Tan pronto han olvidado la forma en que Correa los dignificó? ​​Que las manifestaciones de los días recientes sean un hálito y la llamarada que encienda  los corazones libertarios de quienes tienen Memoria Histórica y están dispuestos a no dejarse arrebatar la  belleza de la Revolución Ciudadana.

     https://cronicasdeunainquilina.com

    Categorías: Noticias regionales

    ¿QUÉ HAN VENIDO A HACER LOS “CASCOS BLANCOS” DE ARGENTINA A NUESTRA FRONTERA CON COLOMBIA?

    Lun, 23/07/2018 - 16:38


    Por Carlos E. Lippo ***

    ​​ ​​La misión médica argentina que llegó a sus sitios de trabajo el pasado sábado 23 y permanecerá en ellos hasta diciembre próximo ya ha comenzado a desarrollar su agenda visible, que al parecer incluye además de las tareas de asistencia médica el ofrecer declaraciones a los medios de divulgación de noticias que contribuyan a seguir posicionando la matriz de la supuesta “crisis humanitaria” en Venezuela.​

    ​”¿Qué cosa esperamos que Estados Unidos haga contra Venezuela, si ya lo han intentado todo?
    A Estados Unidos solo le resta la intervención militar”.
    Stella Calloni

    Desde mucho antes de marzo del año 2015 cuando en una audiencia celebrada en el senado estadounidense (1) el anterior jefe del Comando Sur, John Kelly, profiriese una serie de profecías autocumplidas sobre que Venezuela estaba “cerca del colapso y de implosionar”, debido a su“triste” situación económica, así como aquella de que si llegara a presentarse una“crisis humanitaria (…) podríamos reaccionar ante eso…”se entiende que interviniendo con las tropas bajo su mando, el imperio no ha dejado de accionar para generar un desabastecimiento inducido, fundamentalmente de alimentos, medicinas y artículos de higiene y aseo personal, con el propósito de precipitar una situación de crisis humanitaria que pudiese servirle de base para justificar la intervención militar. Siendo el caso de que en el desarrollo de este funesto accionar el imperio no sólo ha actuado de manera directa, imponiéndonos sanciones económicas y financieras que han terminado por generar un auténtico bloqueo financiero del país, sino que también ha hecho uso de sus marionetas de la oposición local, así como de sus gobiernos cipayos a todo lo largo y ancho del planeta.

    En efecto, ya desde finales del 2012 y comienzos de 2013 hicieron desaparecer de los anaqueles dos productos como el café y el papel higiénico que si bien no pueden ser catalogados como de primera necesidad, es un hecho objetivo que su carencia siempre genera una gran irritación en el seno de la población, más aun cuando ésta cuenta con el poder adquisitivo necesario para adquirirlos.

    Sin embargo este desabastecimiento inducido y selectivo de bienes de consumo masivo comenzó a verse exponencialmente incrementado a partir del año 2013,  a causa del contrabando de extracción hacia Colombia, fenómeno ampliamente descrito por nosotros en artículos anteriores(2), (3), (4) y (5), y que según un señalamiento del Presidente Maduro se elevase en el 2014 hasta totalizar un 40% de los productos básicos con precios subsidiados que se entregaban a nuestras cadenas de distribución, hecho impúdicamente reconocido en su momento por la Canciller María Ángela Holguín cuando señalaba sin rubor alguno que: “efectivamente el desabastecimiento en Venezuela tiene mucho que ver con el contrabando que está pasando a Colombia”(6).

    Que a pesar de todo su esfuerzo y empeño el imperio y sus aliados no han podido generar esta pretendida crisis humanitaria es algo que queda plenamente demostrado por el reiterado testimonio de funcionarios de diferentes instituciones multilaterales que han estado de visita en el país con el propósito de evaluar su situación, tales como Alicia Bárcenas, secretaria ejecutiva de la  Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), quien a finales de 2016 señalaba: “Venezuela no atraviesa una crisis humanitaria, sino que trabaja para superar las dificultades políticas y económicas por la que atraviesa”(7), y más recientemente por los de: el experto independiente de la ONU sobre la “Promoción de Un Orden Internacional Democrático y Equitativo”, Alfred de Zayas, quien concluyó y declaró tras su visita a Venezuela, que tuvo lugar a finales de 2017, que nuestro país no sufre una crisis humanitaria (8); y la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, quien aseguró durante su visita realizada a mitad del mes en curso, que el gobierno “está trabajando en el sentido correcto en materia de salud”, al mismo tiempo que suscribió acuerdos con el gobierno revolucionario para garantizar a nuestro país el suministro oportuno y confiable de medicamentos(9).

    Sería un completo absurdo desconocer que después de más de cinco años de guerra económica, bloqueo financiero y un incontrolable contrabando de extracción, no estuviésemos padeciendo un importante nivel de desabastecimiento y escasez, causante de un natural ambiente de zozobra; ocurre sin embargo que considero, al igual que los expertos internacionales antes citados, que afortunadamente no estamos confrontando la situación de “crisis humanitaria” que tanto han anunciado el imperio y sus corifeos, en medio de una gran frustración y desespero.

    Uno de los más patéticos de estos corifeos ha venido siendo el moribundo gobierno de Juan Manuel Santos, quien para intentar promover el cumplimiento de la profecía autocumplida que viene a ser para él una suerte de “sueño húmedo”, ha sido capaz de ordenar dos bárbaras acciones en nuestra contra, al mismo tiempo que hipócritamente dice dolerse de “nuestra situación”; estas acciones son: la retención por varios meses de más de 400 toneladas de alimentos con destino a nuestros Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), en el puerto de Cartagena, con la absurda excusa de que no eran aptos para el consumo humano (10); y el bloqueo de la venta al estado venezolano de medicamentos contra la malaria y el paludismo, en momentos en los cuales se trataba de enfrentar un brote de estas enfermedades en la región sur del país (11).

    Entrando ya en materia sobre el tema central de estas notas es necesario señalar que la más reciente de las acciones de descrédito perpetradas por este digno heredero del traidor Santander ha sido el solicitar la presencia de los “Cascos Blancos” de Argentina en las ciudades fronterizas de Cúcuta (departamento Norte de Santander) y Maicao (departamento de La Guajira), con el propósito declarado de atender las necesidades de salud de una supuesta “avalancha” de venezolanos que ha cruzado la frontera huyendo de nuestra “crisis humanitaria”(12).

    El argumento esgrimido por el gobierno colombiano para justificar la solicitud de este órgano del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina encargado de diseñar y ejecutar su asistencia humanitaria internacional, con importante experiencia en misiones humanitarias en diferentes regiones del planeta, ha sido que en los últimos 15 meses unos 819.000 venezolanos han ingresado a ese país y que de ellos algo más de 442.000 estarían en situación migratoria irregular.

    Aunque la cifra en cuestión me parece un tanto elevada, confieso no tener base alguna para aceptarla o negarla, lo que es a mi juicio harto lamentable es que a este tipo de “asistencia de guerra” se pueda reducir la debida reciprocidad del narcoparamilitar gobierno colombiano para con un gobierno que le atiende desde hace ya bastante tiempo a no menos de 6 millones de nacionales desplazados por sus precarias condiciones de vida, haciéndolo al mismo nivel y en las mismas condiciones con las que atiende nuestros nacionales. A quien pueda parecerle exagerada esta cifra de colombianos residentes en el país le recomendaría tomar debida nota del extracto de unas recientes declaraciones de este terrible y gratuito enemigo de la revolución bolivariana que es el expresidente colombiano Andrés Pastrana, que paso a presentar a continuación:

    ​​

    “En Venezuela hay de 4 a 5 millones de colombianos. Si solamente se desplazan esos colombianos de nuevo a nuestro país, ya tenemos una tragedia como la que estamos viviendo(13).

    La misión médica argentina que llegó a sus sitios de trabajo el pasado sábado 23 y permanecerá en ellos hasta diciembre próximo ya ha comenzado a desarrollar su agenda visible, que al parecer incluye además de las tareas de asistencia médica el ofrecer declaraciones a los medios de divulgación de noticias que contribuyan a seguir posicionando la matriz de la supuesta “crisis humanitaria” en Venezuela, s​egún puede apreciarse de las siguientes declaraciones ofrecidas a Reuters por un cardiólogo bonaerense que dijo estar en su primera misión internacional

    ​​

    “Es angustiante, los chicos llegan con muy bajo peso y las mujeres sin cobertura adecuada para sus embarazos, nos preocupa la hidratación y aportes nutricionales para los niños”(14), que es algo que evidentemente también podría decir, sin que fuera noticia digna de ser replicada internacionalmente, tras la visita a cualquiera de los barrios marginales de la que suponemos sea su amada Argentina o de cualquiera de los países del “Cartel de Lima” y de los mismísimos Estados Unidos. Lo realmente preocupante del despliegue de esta misión médica es el contenido de su agenda oculta y a tratar de desvelarla dedicaremos los párrafos siguientes.

    Debo comenzar diciendo que genera mucha suspicacia el hecho de que una misión médica altamente especializada, capacitada para atender las lesiones físicas y emocionales de naturaleza traumática, asociadas a intensos desastres naturales, tales como los terremotos de la India (2001), Irán (2003), Haití (2010) y Japón (2011), así como el huracán Katrina en EE UU, sea solicitada para atender este tipo de hipotética situación, caracterizada por la ausencia de lesiones traumáticas y por la presencia de muchas patologías asociadas a la marginalidad, algo que harían por primera vez según lo declararon a Reuters en la misma ocasión descrita en el párrafo anterior.

    Pero esta suspicacia tiene por fuerza que aumentar si se toma en consideración que la Argentina de Macri, sometida cada vez más al tutelaje militar del imperio y experimentando en los actuales momentos una importante escalada armamentista, se está mostrando cada vez más dispuesta a ser protagonista de primer orden en la intervención militar conjunta de Venezuela que lleva tiempo tratando de articular el vicepresidente gringo Mike Pence, con sus reiteradas visitas a los países cipayos de la región, la última de ellas en pleno desarrollo cuando planifico escribir estas líneas. Que la Argentina de Macri está inmersa en una intensa carrera armamentista, absurdamente justificada por sus más altas autoridades en materia de defensa por la necesidad de combatir las actividades de narcotráfico y de terrorismo en un país que no ha sido ni es un gran productor de narcóticos ilícitos, ni territorio de trasiego de drogas y en el cual tampoco funcionan organizaciones calificadas como terroristas, es algo que queda demostrado por los siguientes hechos:

    • La anunciada creación por parte del ministro de defensa, Oscar Aguad, de una fuerza militar de despliegue rápido(15), la cual estaría formada por elementos de las tres ramas de las fuerzas armadas (tierra, mar y aire), conformándose como un aparato muy bien pertrechado, que será dotado con helicópteros, transportes terrestres, aviones y barcos y habrá de tener una organización similar a la del Comando Sur del ejército estadounidense.
    • La circunstancia de que desde que Mauricio Macri asumió la investidura presidencial, la compra de armas a Estados Unidos y a otros miembros de la OTAN y aliados como Israel, se ha transformado en moneda corriente, siendo una muestra de ello el que en marzo del año pasado se filtrara un listado de armamento solicitado por la embajada argentina en EE.UU., que contemplaba,  la compra de más de 60 helicópteros y 182 tanquetas tipo Stryker, utilizadas por el ejército norteamericano y el israelí; 12 aviones de caza F-16 Fighting Falcon; y 24 aviones de caza Texan T6, empleados para el entrenamiento de pilotos (16).
    • La creciente compra de material bélico  que no sólo es que se ha mantenido al mismo ritmo a lo largo del primer semestre de este año, sino que se prevé que habrá de incrementarse a partir del hecho de que el presupuesto para gasto militar en 2018 subió un 14 %, un aumento bastante considerable que supera ampliamente el porcentaje promedio de la región (16).

    Es en el marco de estas consideraciones y dado que su permanencia en las zonas fronterizas habrá de prolongarse por seis meses, que no resulta utópico pensar que el equipo médico argentino esté asociado a la intervención militar multiestatal de Venezuela, en la cual según opinión de las insignes compañeras de origen argentino Stella Calloni, periodista y analista geopolítica, y Adriana Rossi, directora del “Observatorio Geopolítico de los Conflictos”, la Argentina de Macri ha decidido colocarse en la primera línea de ataque junto a las fuerzas armadas del imperio, así como las de Colombia, Perú, Panamá y Brasil, países cuyos gobiernos parecen haber olvidado, de forma muy conveniente a sus intereses crematísticos, que después de nosotros vendrán ellos puesto que el imperio está decidido a consolidar su “patio trasero”.

    A juicio mío, resulta evidente que el momento más auspicioso para la ejecución de esta intervención es el venidero mes de septiembre, durante la celebración en Cartagena, Colombia, de las maniobras aeronavales conjuntas UNITAS LIX, a partir de las cuales podría conformarse un dispositivo invasor de la misma naturaleza que el proyectado para invadir a Venezuela en 1963, aprovechando la celebración en Colombia de las “Maniobras Navales UNITAS IV”(17).

    ¡Alerta máxima, que guerra avisada también mata soldados!

    ​​


    ¡Hasta la Victoria Siempre!

    ¡Patria o Muerte!

    ​​


    ¡Venceremos!

    ​​

    (1)    

    https://www.telesurtv.net/news/EE.UU.-continua-politica-injerencista-contra-Venezuela-20151029-0050.html


    (2)  

    https://umbvrei.blogspot.com/2014/09/el-contrabando-de-extraccion-arma-letal.html


    (3)    

    http://alertarojaboletin.blogspot.com/2015/07/contra-el-contrabando-de-extraccion.html


    (4)    

    http://angiolillo4.rssing.com/chan-51265917/all_p3.html


    (5)    

    http://celippor.blogspot.com/2017/10/800×600-normal-0-21-false-false-false_31.html


    (6)    

    http://www.elpais.com.co/elpais/economia/noticias/colombia-descarta-cierre-frontera-con-venezuela-frene-contrabando


    (7)    

    http://www.radiomundial.com.ve/article/cepal-venezuela-no-vive-una-crisis-humanitaria


    (8)    

    https://www.telesurtv.net/news/Experto-ONU-Alfred-de-Zayas-Venezuela–20180220-0053.html


    (9)    

    http://efectococuyo.com/salud/ops-pide-al-gobierno-venezolano-eliminar-epidemias-y-mejorar-acceso-a-medicamentos-de-alto-costo/


    (10)  

    http://www.lechuguinos.com/gobierno-colombiano-retuvo-alimentos/


    (11)  

    https://www.telesurtv.net/news/Colombia-bloquea-venta-de-medicinas-a-Venezuela-20171103-0024.html


    (12)  

    https://www.clarin.com/mundo/mision-medica-argentina-atiende-venezolanos-colombia_0_rkOi6JgMQ.html


    (13)  

    http://reporteconfidencial.info/noticia/3312650/ex-presidente-andres-pastrana-la-paz-de-colombia-pasa-por-la-democracia-en-venezuela/


    (14)  

    https://www.asuntoslegales.com.co/actualidad/cascos-blancos-argentinos-preocupados-por-desnutricion-de-ninos-venezolanos-en-colombia-2743969


    (15)  

    http://www.radiohc.cu/especiales/comentarios/154844-para-que-usara-argentina-su-fuerza-de-despliegue-rapido


    (16)  

    https://actualidad.rt.com/actualidad/278730-para-que-esta-armando-argentina


    (17)  

    https://www.alainet.org/es/articulo/192128 ​ ​​


    celippor@gmail.com

     

    Categorías: Noticias regionales

    HAITÍ: EL POLVORÍN

    Lun, 23/07/2018 - 08:59

    Por Lautaro Rivara ***

    Tras el decreto del aumento del precio de combustible, el pueblo haitiano ganó las calles.

    El humo espeso y rancio de la basura quemada. Las filigranas esparcidas de los neumáticos consumidos. Cientos de barricadas trancando prácticamente todas las arterias de la capital Puerto Príncipe: la mil veces destruida ciudad, la mil veces levantada del suelo, en esa historia larga que contara con tanto amor el historiador Georges Corvington. Normalmente uno puede hacer casi cualquier cosa en las calles de Puerto Príncipe: comprar muebles o baratijas, sacar fotocopias, languidecer al sol o incluso lavarse los pies por unos cuantos goudes.

    Pero hoy no es un día como los otros. El endemoniado tráfico de la urbe está ahora en suspenso, y ésta vez no es por el terremoto que se lo tragó todo hace ocho años, y que aún muestra algunas cicatrices en la infraestructura colapsada de la ciudad. Hay surtidores de gasolina en llamas. Los “tap-rap” que movilizan al conjunto de las clases populares, aparecen reducidos a su esqueleto de lata y arrojados a la vera de la ruta. Las calles y los cruces de caminos lucen extraños sin el menudeo incesante de los mercados. Ya nadie lleva sus palanganas o sus galones en la cabeza: es preciso andar ligero para llegar sano y salvo a casa. Hay aglomeraciones espontáneas, corridas sin rumbo fijo y una represión descoordinada, azarosa, de las fuerzas de seguridad.

    Y sin embargo: uno, dos, tres muertos que se apilan como las fichas del dominó que tanto disfrutan los haitianos, y que he visto barajar en sus manos como auténticos prestidigitadores.

    ***

    Se trata de un estado de insurrección general que comenzó a las 16hs del viernes y pronto se extendió a otras localidades del país: Cabo Haitiano, en el norte, Les Cayes, al sur, Jérémie, en Grand-Anse. Incluso Mowi, la ciudad del Departamento L´Artibonite en que vive la Brigada Jean-Jacques Dessalines, amanece trancada, con sus pobladores en estado de movilización permanente. Más de uno durmió un sueño áspero sobre el asfalto, quizás asistido por ese ron intomable pero rendidor que llaman kleren. Ya van dos días de combate desatados tras el decreto de la más impopular de las medidas, el aumento del precio de los combustibles. Sólo un necio o un despistado podrá manifestar sorpresa en el país ante la virulencia y la magnitud de las protestas.

    El inminente aumento del precio de los combustibles había sido anunciado en el mes de mayo, suscitando un rechazo generalizado en amplios sectores de la población: partidos de oposición, sindicatos del transporte y del sector público, movimientos sociales rurales y urbanos, e incluso sectores empresarios. Fueron esas múltiples resistencias las que dilataron hasta ahora la ejecución de la medida. Incluso no faltó quién, prode en mano, profetizara el derrocamiento del gobierno de concretarse el nuevo cuadro tarifario. Los mundiales de fútbol y la política haitiana suelen estar atravesados por esos finales improbables.

    Al final, ingenuamente confiados en la cobertura propicia ofrecida por el evento deportivo, el gobierno, en un escueto y casi clandestino comunicado de prensa firmado por los ministros de Economía y Finanzas y de Comercio e Industria, concretó la medida. El zarpazo al bolsillo de obreros y campesinos se fijó en torno a un aumento del 38% para el precio de la gasolina, 47% para el gasoil y 51% para el kerosene.

    Cabe destacar algo para entender la magnitud de la estafa: las clases populares consumen casi exclusivamente carbón y kerosene para cocinar e iluminar sus hogares, en un país en donde el suministro de gas es un raro lujo restringido a sectores de la pequeña y alta burguesía, y en dónde la electricidad brindada por el estado es intermitente y cubre sólo algunos centros urbanos. Por el otro, que el precio de los combustibles es un precio transversal que previsiblemente habría de disparar todos los demás precios de la economía, en particular en dos rubros sumamente sensibles: el transporte y la alimentación. Esto, sumado a una inflación que ronda el 14% y a un salario mínimo diario que pasaría a equivaler a un galón de kerosene (poco más de cinco dólares), podría arrojar a la franja del hambre a cientos de miles de personas que viven día a día en el limbo de la supervivencia en el país más pobre de América Latina y el Caribe. Pobre pero honrado, como se dice.

    ***

    Como resabios de un mundial que ya a nadie parece importarle en el país, y que hasta ayer suscitó tantas pasiones, algunas banderas de Brasil y Argentina aún penden de las casas, un poco ennegrecidas por el humo, pero respetadas como santuarios. Los habitantes de la periferia, movilizados, hartos, gritan sus consignas en un krèyol ronco.

    El krèyol, o criollo haitiano, esa lengua singular que se africaniza hacia abajo y que se europeiza hacia arriba. Esa lengua (dialecto dirán algunos con mala fe), a la que los franceses consideran “un francés mal hablado”. Muy por el contrario, es el francés el que constituye un krèyol pésimamente escrito, lleno de fonemas inútiles y letras como quistes. Los haitianos, por lo común gritones, hoy están desbocados. El lenguaje que hasta en la más amena de las conversaciones siempre tiene aires de trifulca, hoy aparece como exasperado. La geografía del conflicto, en cambio, sí que remite a la lengua de Rabelais, al menos en los carteles: Delmas, Tabarre, Croix des Bouquets, Lison, Martissant, etc.

    Y sin embargo, los sitios son bien haitianos desde que Dessalines, el indiscutido prócer nacional, enterró aquí al anteúltimo de los galos y estableciera en la Constitución de 1805 que “todos los ciudadanos, de aquí en adelante, serán conocidos por la denominación genérica de negros”. Desde ese momento, los precavidos burgueses, al menos los blancos, prefieren vivir a cierta distancia, en Estados Unidos, en Canadá o en la propia Francia. Al decir del poeta Roque Dalton: ellos no tienen patria aquí, sino sólo una hacienda.

    ***

    Las multitudes montan y reconstruyen las barricadas sistemáticamente deshechas por policías que bien preferirían estar ahora acuartelados. En esta ciudad ciertamente inmensa, no hay quién no conozca a los uniformados y a sus familias, y nadie quiere sufrir represalias después del trabajo. La lucha de clases dibuja sus formas originales en un país donde es notorio el desbalance entre la espontaneidad, masividad y radicalidad de las protestas y las capacidades efectivas de la oposición o de las organizaciones populares por conducir o siquiera articular los procesos de masas.

    El clásico y nunca saldado debate entre Rosa Luxemburgo y Lenin, lejos de secarse, se actualiza hoy en este rincón de las Antillas. ¿Cuáles son los alcances y las limitaciones de la lucha espontánea, radical, libre del corset de las formas orgánicas? ¿Cuáles son los límites de una movilización con capacidad destituyente, pero sin proyecto ni objetivos más allá de lo inmediato? ¿Qué secreta inteligencia colectiva mueve los resortes de voluntades dispersas que se coordinan pese a todo? ¿Cúal debería ser el rol preciso de los partidos, los movimientos o los partidos-movimientos? ¿Son las protestas de calle un acto político pleno o bien se trata de “formas prerrevolucionarias de la violencia”?, tal como subtitulara el marxista argentino Roberto Carri su conocida obra sobre Isidro Velázquez.

    Las protestas, por lo pronto, se parecen más a una pelea de gallos que al campo reglado de un ajedrez sólo concebible en los manuales. Los jóvenes, algunos más bien niños, están en la primera fila del conflicto. Y se les va la vida y se les va la muerte en la patriada. Muchos llevan todavía las camisetas de Neymar y Messi, o bien andan con el torso desnudo. Ni el más “civilizado” podría andar de frac y de levita entre los fogonazos de la calle y el sol ardiente de esta zona tórrida. Es la historia en cueros, la memoria casi genética de un pueblo aguerrido que, paradojas insulares, sólo teme al mar. “Hijos de Dessalines” se llaman a sí mismos, y es mucho más que una bravuconada.

    ***

    17 hs. del día sábado. El gobierno, a través de su primer ministro, anuncia en Twitter, tras las condenas de rigor a la violencia generalizada, que ha suspendido temporalmente la impopular medida. Ha quedado atrás el tiempo heroico  en el que la dirigencia política anunciaba las buenas nuevas o los malos tiempos por venir con la frontalidad de los profetas ante los feligreses. Ahora Twitter, la red de los irónicos, los escuetos y también de los cobardes, ahorra las molestias de construir la larga lista de preguntas prohibidas en las conferencias de prensa. Si no se tratara de una firma digital, juraría que hay una mano temblorosa tras ese trazo inseguro.

    No es un terremoto, pero se ve que la tierra les está temblando a algunos bajo los pies. El mutis por el foro del elenco gubernamental hace presuponer extensas reuniones entre el presidente Jovenel Moïse y los verdaderos detentadores del poder: las empresas transnacionales, la embajada norteamericana, la misión de la ONU, quizás un puñado de ONGs directamente ligadas al Departamento de Estado.

    Podríamos hablar de un gobierno títere, pero hasta los títeres ofrecen ciertas resistencias físicas a la mano que los manipula. Más bien deberíamos hablar, en sintonía con la cultura popular haitiana y sus manifestaciones religiosas, de zombis. Zombis dirigidos a control remoto, desprovistos de cualquier voluntad y raciocinio.

    ***

    Haití es el país en dónde se ejercitan los imperialismos de primera mano, de segunda o de cuarta
    . Éste es el paraíso del libre comercio en dónde una empresa otrora ligada a las milicias vietnamitas puede dirigir un emporio de la comunicación o en donde Corea del Sur puede atrincherarse en los cuantiosos beneficios de la industria textil. Ni hablar ya de las potencias de porte que hacen y deshacen a gusto y piacere. Francia, la que nunca se fue del todo; Canadá, siempre entrometida aunque nunca tuvo vela en este entierro; y claro, Estados Unidos y todos los que cuidan de sus cuartos traseros en los países que el inefable Donald Trump tildara de “sheethole”, agujeros de mierda. Incluso China, del Arco del Orinoco y del Canal de Nicaragua para arriba, afila los cubiertos en el gran banquete del Caribe.

    Y es que en realidad el problema de fondo no es el precio del combustible. El problema central, el verdadero nudo del asunto, es la soberanía haitiana, o más bien su ausencia. Haití no es un estado “fallido” como sugiere una mirada mistificadora y anti-histórica que parece no reconocer culpables. Haití es un estado impedido. ¿Impedido por quién? Por las potencias coloniales que han invadido, saqueado y tutelado el país desde la Francia de la esclavitud plantacionista, con Napoléon y el General Leclerc a la cabeza, hasta los Estados Unidos, quienes dieron su enésimo golpe militar en 2004 para derrocar al gobierno popular y democrático de Jean-Bertrand Aristide.

    Hasta Brasil, con sus aires de gran señor de la geopolítica mundial, se arrogó el derecho a comandar la misión de ocupación de la ONU, la MINUSTAH (hoy MINUJUSTH), con la candorosa esperanza de negociar un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Hay quién dirá que ésta es una vieja cantinela, y preferirá cifrar en consideraciones raciales (es decir, racistas), en alguna secreta fatalidad del destino, o en razones puramente autónomas las causas profundas del drama haitiano.

    Pero no existe ni existió tal autonomía en la larga historia de la nación caribeña, aún Revolución mediante. Así lo demuestra, hoy en día, el hecho de que el aumento del combustible fuera definido y operado por el mismísimo Fondo Monetario Internacional tras los acuerdos de febrero, como requisito para inyectar dólares frescos en la magra economía haitiana. Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo redobló las presiones a cambio de una inversión presupuestaria de 40 millones de dólares de los que, claro, destinaría algunos vueltos para financiar la “Caravana del cambio”, la “política de desarrollo” de Moïse por la cual largas filas de vehículos blindados se pasean por el país nadie sabe muy bien para qué.

    ***

    El estado haitiano es como el Rey Desnudo de la fábula. Todos saben que lo está, pero nadie en el gobierno quiere decirlo. Nadie cree realmente en esa pretenciosa soberanía que el gobierno haitiano reclama para sí, cuando un porcentaje ostensible del PBI nacional depende de la “ayuda externa”, ayuda por la cual los ayudadores se ayudan más a sí mismos que a Haití, como lo demuestran los escándalos de corrupción, la irregular prestación de cuentas de las ONGs, o los cuantiosos sueldos de miles de dizque voluntarios.

    Hoy, la continuidad de la ocupación extranjera camuflada con la reconversión de la MINUSTAH en MINUJUSTH no representa más que una política de vino viejo en odres nuevos. Y ni hablar de la reactivación de las fuerzas armadas nacionales a través de un Estado Mayor que fue partícipe directo de la extensa y trágica dictadura de los Duvalier, lo cual viene a ser como un puñado de sal para el sediento.

    La preocupación, hoy por hoy, es que éstas masivas movilizaciones que han logrado frenar la última acción de la ofensiva neoliberal en curso, no se conviertan en un pretexto que derive en una terapia de shock político-militar, escalando el conflicto hasta niveles de violencia inimaginables. Por ahora se desconoce qué rol jugará la MINUJUSTH y los Estados Unidos, pero a la hora de cerrar este texto circula una imagen del Aeropuerto Internacional Toussaint Louverture, con una pista de aterrizaje en dónde se ven unos soberbios helicópteros militares que seguramente no han aterrizado aquí con fines

    ***

    Haití merece una oportunidad. Así lo dice un elemental imperativo ético. Así lo afirman los pactos internacionales en materia de soberanía y autodeterminación de las naciones. Sin dudas, como dijera el poeta y político martiniqués Aimé Césaire: “No nos desharemos tan fácilmente de estas cabezas de hombres, de estas cosechas de orejas, de estas casas quemadas, de estas invasiones godas, de esta sangre que humea, de estas ciudades que se evaporan al filo de la espada.” Hará falta mucha agua para limpiar la sangre de estas montañas.

    No será fácil la gesta. Pero Haití, sin cuya revolución hoy continuaríamos atados a los grilletes de la esclavitud plantacionista; Haití, que supo dar asilo, sosiego y armas al libertador Simón Bolívar y ofrecerlo al federal argentino Manuel Dorrego, merece una oportunidad. Una oportunidad que precisa ciertamente de la ayuda sincera y desinteresada de sus pueblos hermanos. Pero una oportunidad libre de ocupaciones militares, de tutelas políticas y de imposiciones económicas como las que detonaron este intenso conflicto. Sólo así dejará de explotar recurrentemente el polvorín haitiano, para el fingido horror de quienes solo vuelven la mirada a este lugar del Caribe para certificar sus prejuicios o balbucear su lástima.

    Es hora, de una buena vez, de dejar en paz a Haití.


    Lautaro Rivara

    Sociólogo, poeta y miembro de la Brigada Jean-Jacques Dessalines de Solidaridad con Haití.


    http://www.sinpermiso.info/textos/haiti-el-polvorin

     

    Categorías: Noticias regionales

    LOS CAMINOS DEL RETORNO

    Sáb, 21/07/2018 - 20:52

    Por Ricardo Rouvier ***

    Ricardo Rouvier analiza en esta nota los diferentes escenarios de los distintos espacios políticos cuyo horizonte de disputa es el 2019. La fragmentación en detrimento de los partidos nacionales es una característica actual de la oposición. La figura de CFK y las intenciones de Cambiemos. El peronismo federal y el panperonismo.

    La oposición tiene un núcleo central que es el panperonismo que alberga a diversos sectores que surgieron con fuerza en identidades diferenciadas a partir de la muerte de Perón, y más cercanamente en la experiencia kirchnerista. Este proceso de espejos y sombras, y fulgores, es heredero de los setenta, en que el peronismo estaba en un cruce de caminos o se asentaba en sus bases originarias o giraba hacia la emancipación socialista. Y si bien, hoy no hay nadie en el peronismo que plantee la construcción del socialismo nacional, eso palpita en el kirchnerismo, como una resignación indebida. Diariamente se hace votos de fe por los signos y símbolos que expresan esa visión global progresista y transformadora.

    Néstor Kirchner llegó al gobierno luego de que encabezara uno de los tres neolemas peronistas de la elección del 2003. Su entronización superó al menemismo y al duhaldismo, que pasaron al desván de la caducidad. Su  jefatura unió las diferencias  y logró la mutación acelerada o más lenta de una dirigencia que había visto al gobernador de Santa Cruz como un recién llegado, sin otorgarle mucho crédito.

    El enfoque del kirchnerismo contra el libre mercado y sus corporaciones, localiza a una porción del panperonismo en la identidad de “centro izquierda” viendo al resto del peronismo como “derecha“. En realidad, la base dogmática del peronismo (las 20 verdades, la Comunidad Organizada) no podría adscribirse tan fácilmente a lo que se denomina la izquierda o el kirchnerismo. Sí se acercan más cuando nos remitimos a la pragmática peronista o a su épica. Diríamos, como se decía en los 70 de la Tendencia Revolucionaria, son más evitistas que seguidores de Perón. Esa actitud rebelde hacia afuera y hacia adentro del panperonismo se expresa hoy rediviva en Cristina, que ya probó no usar el PJ como marca.

    La izquierda, propiamente dicha, alcanzó en la presidencial de hace tres años con la candidatura de Del Caño, un poco más de 810.000 votos (3,23%); y si se presentara CFK verían limitado su crecimiento. Hoy, el humor social y el enojo con la clase política sobre todo de los sectores medios les acerca simpatizantes; pero a la izquierda le conviene que la ex Presidenta no se presente.

    Aquel escenario del 2003 vuelve a aparecer como posible en el 2019, con una diferencia: compitió por la centro derecha López Murphy, que representaba a Recrear, una agrupación del protomacrismo.

    El camino electoral de la oposición requiere, a diferencia del oficialismo, de varios pasos destinados a lograr la mayor unidad posible, descartando que todo pueda juntarse, y que genera una estrategia para las PASO y otra estrategia para el ballotage.

    ​​Una ventaja del oficialismo es tener todo centralizado, con una interna controlada, o por lo menos, sin peligro real de quiebre. Si bien, los radicales están enojados y Carrió constituye un poder transitando por la colectora oficialista, no se prevé una ruptura de la alianza electoral.

    En el espacio del panperonismo aparecen varios precandidatos según la información publicada. Solá, Rossi, Urtubey, Alberto Rodríguez Saá, Pichetto, De la Sota, Uñac, etc. Con una mención especial para CFK que permanece en silencio y alejada de una posibilidad que cada día es más probable. Si fuera, lograría su mayor base de apoyo posible.

    ​​

    La pregunta es si ganaría; la respuesta es que no sabemos todavía. Sí afirmamos que para ganar no le alcanza con los votos propios, y que debe capturar votos de afuera de su espacio.

    Varios de los precandidatos mencionados han comenzado su larga marcha, y algunos intentarán estirar su rango para abrazar a todo el archipiélago, en cambio otros ya han elegido quedarse en alguna isla, creyendo que la propia es la que vale. Lo del Senador Pichetto, asegurando la candidatura de CFK, parece más una estimulación, una develación para obligarla a moverse, que una revelación periodística. Lograr que en el ring vuelvan a combatir la ex presidenta y el actual presidente parece un objetivo del gobierno, y del peronismo federal, pero esas jugadas pueden terminar con un resultado adverso al esperado.

    El peronismo federal tiene el apoyo de estructuras provinciales liderado por los gobernadores, algunos intendentes y legisladores provinciales en regiones y espacios en dónde el PJ todavía tiene incidencia en el volumen de votos.

    ​​La diferencia en contra que tiene este peronismo es la ausencia de una conducción única, y su poder se apoya en la liga de los mandatarios provinciales, y todavía hay muchos precandidatos.

    Ahora bien, se facilita la solución aplicando la simple sumatoria, si se agregan los fragmentos se gana. En octubre del 2015 la sumatoria de Scioli, Massa y Adolfo Rodriguez Saá alcanzó alrededor de un 60% de los votos. No podemos asegurar que todos eran peronistas pero sí que votaron a candidatos peronistas.

    Hoy, una proporción similar dice que no va a votar por el oficialismo, dejando atrás la hipótesis de triunfo en primera vuelta de Cambiemos. Pero, la oposición al expresarse en varios casilleros, fortalece en contrastación al oficialismo. Para calcular el veredicto de un ballotage, es necesario conocer la permeabilidad del voto entre los candidatos.

    Ahora bien, estos fragmentos tienen una historia de desaveniencias que vienen de lejos y que Néstor Kirchner lograba suavizar y controlar. Esas diferencias internas nunca pudieron expresarse en forma nítida como tendencias de un gran Partido Nacional, ausente, porque era superado por las individualidades. Estaban también, los gobernadores que se mantenían en tensión más abiertamente cuando Cristina gobernaba. Desde esta óptica, la dinámica de CFK fue de conquista y exclusión, y el peronismo que no se ajustaba al kirchnerismo fue quedando en otro espacio, inestructurado, pero distinto.

    ​​El kirchnerismo se justifica desde la dialéctica amigo-enemigo, lo que no es del espacio propio, es de derecha, y la derecha es el enemigo. Esa totalización compromete más al propio movimiento sobre los pasos siguientes para cumplir con la etapa agonal de la política. ​​ ¿Cómo terminar con la derecha?
    La renovación mundial de las derechas construye diversas entradas en los partidos políticos del centro, y también en los partidos populares. Esto confirma a nivel mundial la preminencia de la democracia liberal para la disputa de los proyectos e intereses.  Todos bajo la misma institucionalidad, que es aceptada, aunque no idolatrada, por las mayorías.

    La situación socioeconómica actual que exhibe el avance de la crisis, desplaza a las fuerzas políticas hacia la denuncia de la emergencia social, y asoman posiciones de reivindicación. Inclusive el mismo gobierno, desde que asumió, ha puesto su mira en evitar desarmonías y conflictos en los sectores de mayor necesidad y negocia con los movimientos sociales.

    Sobre el sindicalismo peronista también se extiende la grieta peronista; y mientras unos apuntan a una resistencia de la clase trabajadora y los movimientos sociales para la toma del poder, otros se inclinan a un ejercicio muy conocido: la dinámica de negociación.

    Es indudable que el concepto eje de la oposición en la campaña electoral será la crisis socioeconómica y las situaciones de injusticia social que provoca. El oficialismo la  tendrá más complicada por la distancia entre sus promesas, sus dichos y la realidad.  Tiene que construir argumentaciones que logren atravesar la caída de la credibilidad en el gobierno y el malhumor social. El FMI, para esto, no le servirá para nada.

    A medida que nos acerquemos al 2019 se irá disipando la incertidumbre de hoy. El panperonismo tratará de evitar una nueva derrota, y Cambiemos continuar un camino. Todo el peronismo quiere volver al gobierno, pero con significaciones diferentes y propuestas distintas para el futuro ejercicio del gobierno, según de cual peronismo estemos hablando.

    *** Lic. en Sociología. Dr. en Psicología Social. Profesor Universitario. Titular de R.Rouvier & Asociados.

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto