Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 3 mins 48 segs

    MOMENTO DE DECISIÓN

    Sáb, 27/10/2018 - 11:52

    Por Emir Sader   ***

    Para impedir que el deseo de la mayoría de los brasileños de tener a Lula de nuevo como presidente de Brasil se concretara, la derecha ha optado por destruir al país. No le importa las consecuencias. Ya había abrazado a Michel Temer, a sabiendas de que es la cabeza de una pandilla de corruptos, con tal de sacar al Partido de los Trabajadores (PT) del gobierno, retomando el ya fracasado modelo neoliberal.

    No le importa las consecuencias: la profunda y prolongada recesión, las 27 millones de personas entre desempleados y gente que ya ni siguiera busca empleo.

    No le importa que se desmonte la estructura productiva del país, que se abran los yacimientos petrolíferos submarinos a empresas extranjeras a  precios viles. No le importa que el Estado deje abandonada a la masa de la población que antes atendía con programas sociales. Es una derecha, un gran empresariado, que no tiene ningún compromiso con el país. Que niega lo que algunos sectores de izquierda decían: que el gran empresariado estaba contento con los gobiernos del PT. Todo lo contrario: hacen de todo, legal e ilegal, para impedir que ese gobierno vuelva.

    No importa que tengan que abrazar ahora a un capitán del ejército expulsado y degradado por mal comportamiento, que añora la dictadura militar, que pregona la tortura, que ofende a mujeres, a los negros, al colectivo LGBT, a todos los explotados y excluidos. Han tenido que elegir esa opción por la fuerza del PT y de Lula, que han reconstruido a la izquierda, con un proyecto democrático y popular abarcativo, que ha incorporado a las más amplias capas del pueblo.

    Para enfrentar a esa alternativa, la guerra híbrida puso en práctica su forma de accionar. Una fabrica monstruosa de noticias falsas, multiplicadas por robots en millones de copias, ha inundado las casillas de millones de personas y difundida por las iglesias evangélicas, ha revertido una ventaja conquistada en base a la movilización y a la conciencia popular. El director del instituto de encuestas de Folha de Sao Paulo ha afirmado que esos mecanismos han falseado profundamente los resultados de las elecciones en primera vuelta. Contando con el silencio cómplice del Poder Judicial y con las amenazas y ataques concretos de comandos de extrema derecha. Solo así fue posible esa reversión, que ha criminalizado al inmenso movimiento de mujeres que había copado las calles de todo el país con el movimiento #ElNo, en referencia a Bolsonaro, quien ha propagado estúpidas mentiras en contra de Fernando Haddad y en contra de las fuerzas de izquierda.

    Esos mecanismos diabólicos han puesto la izquierda en la defensiva, obligándola a desmentir las mentiras difundidas diariamente – entre ellas fotos de lo que serían biberones en formas de órgano sexual masculino que Haddad habría distribuido en las escuelas cuando era ministro de educación, para que tengan idea de lo que se difunde por intermedio de esos robots, desplazando la agenda de las alternativas para el país hacia esas mentiras. Así se construye una campaña electoral en tiempos de guerra híbrida.

    Después de darse cuenta de los mecanismos que la extrema derecha puso en práctica, la izquierda readaptó su acción y su discurso, pero Bolsonaro ya había copado el centro del escenario electoral, incluso con sus amenazas cotidianas de que los opositores irían presos o tendrían que irse del país, para esconder su plan económico de gobierno, de continuidad con el neoliberalismo de Temer.

    La contraofensiva de la izquierda, con Haddad recorriendo todo Brasil de nuevo, tuvo que remontar una diferencia grande en las encuestas y el clima anticipado de victoria que la extrema derecha ha empezado a montar
    . Jugando contra el tiempo, la izquierda está acortando la distancia, a la vez que las declaraciones amenazantes del candidato de la extrema derecha, las de sus hijos, su candidato a vicepresidente y su asesor económico asustan a sectores cada vez más amplios, incluso los medios, que son blanco de ataques muy duros de Bolsonaro.

    Se acerca el desenlace de la mas profunda y prolongada crisis de la historia brasileña.
    Ahora vendrá una continuidad bajo forma distinta, la represiva, o una salida democrática. De todas maneras, nunca la lucha de clases se ha dado de forma tan abierta, dura, violenta, como en esta campana electoral en Brasil. Los sectores organizados del pueblo, que siguen teniendo a Lula como su líder indiscutible, dan una batalla durísima en contra de las fuerzas gigantescas que la extrema derecha.

    La candidatura de Haddad cuenta con el apoyo de todos los movimientos populares organizados, con toda la intelectualidad y los artistas – con la participación de Chico Buarque, Caetano Veloso, Gilberto Gil y Sonia Braga, entre tantos otros -,   con todas las personalidades importantes en Brasil, una fuerza democrática que será protagonista del futuro del país. Momento de decisión para Brasil, con consecuencias para todo el continente.

    https://www.pagina12.com.ar/151311-momento-de-decision

    Categorías: Noticias regionales

    DECLARACIÓN DE VOTO POR LA DEMOCRACIA Y POR FERNANDO HADDAD

    Sáb, 27/10/2018 - 11:47

    Por Leonardo Boff   ***

      Vengo de la Teología de la Liberación que tiene como eje fundamental la opción por los pobres, contra su pobreza y a favor de la justicia social y la liberación.

    En el espectro político brasilero no veo ningún partido, a no ser el PT, que haya dado tanta centralidad a los pobres y a las minorías políticas que son, en realidad, mayorías numéricas como los negros/as, indígenas, quilombolas, los socialmente discriminados por su condición sexual y otros. Andando por el interior y entre los grupos populares pobres, en función de mi trabajo, oí muchas veces de su boca: Lula fue el único que pensó en nosotros y nos dio oportunidades para salir del hambre y de la miseria.

    Aquí está mi razón principal razón para votar a la candidatura de Fernando Haddad y la Vice Manuela d’Ávila, para llevar adelante ese proyecto social verdaderamente mesiánico: atender al hambriento, garantizar que no muera antes de tiempo y hacer justicia a los oprimidos y a los invisibilizados. Se critica que el PT ha sido corrupto. No el PT como un todo, sino líderes importantes de alto rango de su gobierno. La corrupción atravesó a todos los partidos, con excepción de unos pocos. Otros partidos se han corrompido hasta más que el PT. Esto debe ser reconocido y cuando se identifica esa corrupción, especialmente al servicio del enriquecimiento personal, debe ser severamente castigada.

    Pero hagamos justicia a la verdad de los hechos: la maxi-corrupción que atraviesa toda nuestra historia y que continúa hasta hoy día es la evasión fiscal. Desde el año pasado hasta aquí, con Temer hasta el 9/8/2018, fueron evadidos directamente o por exención fiscal a las empresas y bancos cerca de 450 mil millones de reales; son datos de los Procuradores de la Hacienda Nacional.

    ¿Qué significa eso? Que toda la corrupción en Petrobrás y en las grandes empresas fue de unos 40 mil millones de reales, es por lo tanto el 10% de la corrupción total. Esto no justifica la corrupción, pero nos hace entender la desproporción absurda entre una corrupción naturalizada y otra para financiar principalmente campañas electorales. Ambas hacen mal al país y le quitan recursos que podrían mejorar la vida del pueblo.

    Una investigación conducida por el Senador Paim, hecha con los recursos técnicos del propio Senado, llegó a la misma conclusión. En el caso de que esta deuda fuera cobrada, no se necesitaría hacer la reforma de la Seguridad Social ni establecer un techo de gastos para la salud y la educación. El juez Sergio Moro, tan celoso en combatir la corrupción, ¿por qué no corre detrás de este tipo de corrupción mayor, detectable y altamente negadora del bien común?

    Entre otros muchos argumentos en favor de Haddad-Manuela, aduciré solamente uno. En el caso de Haddad, se trata de un hombre sensible al sufrimiento humano, administrador competente, con excelente formación académica, doctor en filosofía (viva Platón, que quería un filósofo como jefe del Estado), formado en derecho y economía. Supo bajarse al nivel del pueblo para escuchar el grito del oprimido y hacer políticas que lo hicieran dejar de gritar. Sensibilidad semejante vale también para la Vice Manuela d’Ávila, trabajando con los más pobres de Porto Alegre.

    La mayor crisis de la humanidad, mayor que la económica, política, cultural y moral, ya lo decía Betinho y lo repite en todo momento el Papa Francisco: es la falta de sensibilidad de los seres humanos hacia otros seres humanos.

    Esta sensibilidad de Fernando Haddad quedó demostrada, cuando era Ministro de Educación y luego como Alcalde de São Paulo, con las políticas sociales y educativas reconocidas por todos.

    Gravemente insensible se mostró el candidato Jair Bolsonaro con el que sigue, entre otros tantos ejemplos. Cuando las mujeres que, entre lágrimas, buscaban restos, o al menos algunos huesos de sus seres queridos asesinados o desaparecidos, Bolsonaro les dijo: “Quien busca huesos es el perro”. Además de ser una ofensa sin nombre a estas personas, mostró su nivel de falta de sensibilidad y de la más profunda inhumanidad.

    Por estas y otras razones, mi voto es para Fernando Haddad y Manuela d’Ávila que tendrán como primera misión reconciliar el país y recuperar la sensibilidad mínima ―los derechos del corazón― para ejercer un gobierno que sea, al decir de Gandhi, un gesto amoroso para con el pueblo y el cuidado de la cosa común.

    http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=909

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA ULTRADERECHA DE BOLSONARO: ¿DONDE QUEDÓ EL HOMBRE AMABLE BRASILEÑO?

    Sáb, 27/10/2018 - 11:30




    Por Eber Pires Marzulo   ***

    Brasil no está solo. Su volantazo en las urnas se parece al de Estados Unidos y Filipinas pero tiene sus particularidades: el vuelco a la derecha no es por incidencia de grupos fascistas sino de una narrativa antipetista.

    A ese relato clasista, racista, homofóbico, misógino y elitista no lo votan los más pobres sino sectores beneficiados por los agronegocios. También una clase media alarmada por la violencia narco y una sociedad que empatiza con gobiernos que prometen crecimiento económico personal más allá de cualquier proyecto social nacional.


    Ilustración Mariana Pereyra (Pupé)

    Traducción: Micaela Cuesta

    Los resultados de las elecciones de 2018 en Brasil, con la emergencia de una fuerza política de extrema derecha, no se presentan como un hecho aislado en el contexto mundial de la segunda década del siglo XXI.

    Desde Estados Unidos a Filipinas pasando por Europa, bajo la influencia directa de los países centrales y sus experiencias de democracias liberales, se viene estableciendo, elección tras elección, un nuevo polo a la derecha del espectro político y a costa de la socialdemocracia del centro y de la centroderecha democrática. América Latina -por su posición histórica como área de influencia europea y norteamericana y por su forma de integrarse a la producción capitalista-, no queda por fuera de este movimiento.

    * * *

    Estos movimientos de inflexión conservadora asumen contornos particulares según cada contexto nacional. En Brasil, tal inflexión hacia la derecha comenzó con el golpe travestido de legalidad a través del procedimiento de impeachment de Dilma Rousseff en 2016, que remite a las gigantescas manifestaciones en las calles de la clase media contra el gobierno en 2013, en particular en las grandes ciudades de la región sur (Porto Alegre, Florianópolis y Curitiba) y sudeste (Belo Horizonte, San Pablo y Río de Janeiro).

    Una particularidad brasileña es que tal movimiento no se asocia a las prácticas neonazis o fascistas de pequeños grupos que, no obstante, existen en esta sociedad. Sí estuvo marcada ética y moralmente por posiciones antidemocráticas en la política y antiliberales en las costumbres. Hoy, esas posiciones antiliberales y nacionalistas alcanzan también a la economía. Una prueba de ésto es cómo, tras ganar en la primera vuelta, Bolsonaro se inclinó hacia una posición más liberal en la economía.

    Retengamos una primera característica de esta derecha: no fascista ni neonazi, aunque racista, homofóbica, elitista y misógina. Y también su primer movimiento de adecuación discursiva a los intereses del capital, pasando de un nacionalismo conservador en la economía a un liberalismo radical a través de la presencia del economista outsider del mercado financiero Paulo Guedes (1), denominado por el propio candidato a la presidencia como su “Puesto Ipiranga” (2). De esta forma, como típicamente hacen los líderes de extrema derecha, el candidato a presidente asume su ignorancia en asuntos centrales para el país de manera jocoso, burlándose de los políticos que se esfuerzan en aparentar conocimientos sobre los problemas nacionales y sus soluciones. Por su parte, el economista liberal devenido en Puesto Ipiranga inició su trayectoria profesional en la Universidad de Chile durante la dictadura militar de Pinochet, no tiene experiencia de gobierno y su posición respecto del circuito de las finanzas en Brasil es marginal. No se trata de ninguna insinuación, sino de una constatación en relación a la falta de compromiso del proyecto económico neoliberal con la democracia.

    La retroalimentación de principios conservadores de una clase media tradicional asustada con la crisis económica ya se colocaba sistemáticamente en términos electorales a la derecha, temerosa por la pérdida de privilegios ocasionada por las políticas sociales de los gobiernos de Lula (2003-2006; 2007-2010). Pero en la actualidad eso sucede, en especial, por la adhesión moralista a la persecución política con base en procedimientos jurídicos a los principales líderes del PT, comenzando por el llamado Mensalão (3) y llegando al Lava-Jato.

    En cuanto a la adhesión de los menos pobres, en parte privilegiados por los gobiernos de Lula, sucedió lentamente. Tuvo como momento de inflexión la huelga de camioneros debida al aumento de combustible en abril-mayo de 2018, que paralizó y llegó a desabastecer a grandes ciudades del país. Curiosamente, la narrativa construida fue que la crisis económica derivaba de los gobiernos del PT y no de aquellos que, desde hace dos años, estaban al mando del país.

    Esta ola moralista tuvo como pieza clave procesos ilegales y acusaciones irrelevantes para llevar a prisión al ex presidente Lula impidiéndole ser candidato. Se trató de una especie de segunda vuelta del impeachment de Dilma Rousseff. Esta ola articula además instancias jurídicas de todos los niveles, llegando al Supremo Tribunal Federal, grandes empresas, en especial las redes de televisión Globo y Record (cuyo propietario es también el dueño de la Iglesia Universal del Reino de Dios y el tío del actual intendente de la ciudad de Rio de Janeiro); las Fuerzas Armadas (que en el periodo post golpe fueron llamadas a controlar la ciudad de Río de Janeiro debido a una hipotética alta criminalidad (4); y el sistema político partidario.

    Para algunos, a partir de la idea de guerra híbrida, se trató de un golpe híbrido. Sin embargo, aun cuando haya sido absolutamente sistémico, la articulación, luego de afectar directamente al PT, sacudió al sistema político partidario establecido por la Constitución de 1988, forjada para el establecimiento del pacto democrático post dictadura militar. El resultado de este impacto se manifestó, primero, en las elecciones municipales de 2016 con la derrota del PT en todo el país, pero paradójicamente se complementa ahora con el vaciamiento de los partidos de centro, centro derecha, en especial el PSDB que se alterna desde 1995 en el poder con el PT, y el MDB (antes PMDB), partido de sustentación de todos los gobiernos desde la caída de la dictadura militar en 1985.

    ***

    Una mirada rápida sobre los resultados electorales del domingo 07/10 explicita el clivaje clasista de la sociedad brasileña entre pobres y ricos y, entre ellos, una gradiente que va de los no pobres hasta los no ricos donde se sitúa la clase media brasileña.

    La extrema derecha, a diferencia de lo que caracteriza a los movimientos neonazis y neofascistas contemporáneos, no tuvo su electorado mayor entre los más pobres de baja escolaridad, sino entre los más ricos y más escolarizados. En el caso de la sociedad brasileña, se observa de modo nítido una asociación entre escolaridad, ingreso y regiones. Las ciudades más ricas, tomando como indicador el IDH, son aquellas con mayor escolaridad, concentración de ingresos más altos y situadas en el sur (Florianópolis, Curitiba y Porto Alegre) y Sudeste (San Pablo, Rio de Janeiro y Belo Horizonte). Más recientemente, en la región centro oeste (estado de Goiás, Mato Grosso y Mato Grosso do Sul) donde el agronegocio se desarrolló aceleradamente a través de la producción de granos y, de modo secundario, de la extracción de minerales, aparecen ciudades ricas dependientes del campo, no obstante, como en todo el país, con gran desigualdad.

    Si el discurso ético moral de la extrema derecha brasileña se opone a las conquistas civilizatorias, como aquellas asociadas a las ideas de libertad e igualdad constitutivas de la moderna sociedad occidental y, al mismo tiempo, a hipotéticos trazos que serían característicos de la sociedad brasileña como el del hombre cordial o el mestizaje racial, su implantación no estuvo entre los pobres, feos y malos, desescolarizados, sino, por el contrario, en la elite económica y escolarizada de las grandes ciudades del sur y sudeste, el Brasil rico. Ciudades y regiones en las que -junto al centro oeste- vive más de la mitad del electorado brasileño. Fue allí donde, también, en los últimos años se concentraron los movimientos de oposición a los gobiernos de Lula y Dilma, en particular el estado de San Pablo, el más rico del país, históricamente gobernado por el PSDB.

    Esa base de clase media y burguesa altamente escolarizada, localizada en las grandes ciudades del sur y sureste, migró aceleradamente hacia el discurso de extrema derecha a partir de lo que los medios de comunicación vienen denominando, desde las elecciones de 2014, “anti-petismo”. Un anti-petismo con ribetes moralistas fundados en la asociación de los gobiernos del PT a la corrupción. Narrativa construida por acciones absolutamente parciales y selectivas del poder judicial, y difundidas por las redes sociales y los grandes medios de comunicación, fortalecida por la recesión iniciada en 2015 y agudizada a partir del impeachment.


    Esta narrativa borra de la memoria que fueron estos gobiernos del PT los que llevaron al país a la mejor posición de su historia en términos de PBI, y el que sacó a millones de personas de la miseria, aunque sin disminuir la desigualdad, en la medida en que los más ricos se hicieron todavía más ricos, en particular en los gobiernos de Lula.
    Y ello sin tener en cuenta que la crisis económica de 2015-2017 se intensificó precisamente durante el gobierno de Temer. De cierta forma esta narrativa del anti-petismo construida por y para los más ricos, omite su participación en el golpe contra Dilma y en el ascenso del gobierno de Temer, tres veces acusado de improbidad administrativa (5) por la Procuraduría General de la República (lo que no ocurrió en el caso de la destitución de Dilma Rousseff).

    Luego, exactamente la región sur y sureste de esta clase media y burguesa, con su narrativa anti-petista, se volvió contra los partidos tradicionales que la representaban, PSDB y MDB, por considerarlos, en alguna medida, parte del sistema que forjó al petismo. En estas clases y regiones del país fue donde la extrema derecha pudo crecer y viabilizar un candidato pretendidamente fuera del sistema pero que, no obstante, es diputado desde hace casi tres décadas y tiene sus hijos adultos también en la política, replicando lo que de más tradicional tiene la política brasileña: sus clanes políticos.

    Para volverse un candidato viable, un candidato con probabilidades de éxito, era preciso un movimiento como el que la huelga de camioneros de 2018 trató de construir, esto es, la penetración de la candidatura de extrema derecha junto a los menos pobres entre los pobres, en especial, entre las mujeres de las periferias de las ciudades del sur y sudeste.

    Este estrato de clase parece haber sido el responsable de llevar la candidatura de extrema derecha de menos del 30%, según las encuestas de intención de voto, a casi el 50% de los votos, no siendo electo en el primer turno apenas por unos votos. A pesar de ser, en alguna medida, el estrato de clase beneficiado por las políticas sociales de los gobiernos Lula-Dilma, aún de forma marginal y, sobre todo, a través de las políticas de empleo y acceso a la universidad, este segmento parece haber sido uno de los más afectados por la recesión de 2015-2017, cuya narrativa anti-petista coloca como legado del petismo.

    El desempleo hoy afecta al 25% de los jóvenes pobres, paradójicamente quienes más se habían beneficiado con la empleabilidad del periodo 2003-2014. Sumemos a esto el horror de las acciones del narco en las periferias de las grandes ciudades, no por azar posteriores al impeachment. El grupo de narcotraficantes más organizado, el Primer Comando de la Capital (PCC), actuando desde el estado de San Pablo, más específicamente desde las cárceles paulistas, decide declarar la guerra a grupos locales –en particular en la disputa con el histórico Comando Vermelho (CV)–, con acción y base en las cárceles y periferias cariocas.

    La guerra del narco entre diferentes grupos y con las policías militares estaduales (6) mata básicamente a jóvenes, hombres y negros en la periferia de las grandes ciudades normalmente alcanzando a familias cuyas responsables son las madres. A pesar de su carácter misógino y racista, el discurso de la extrema derecha, al proponer el derecho al uso de armas y a matar a hipotéticos delincuentes, aparece como una posible solución para las muertes en las periferias donde viven los pobres, mujeres y negros del país. Una solución para el fracaso de las políticas públicas de seguridad que, antes que modificar la situación, promovieron con el paso del tiempo la expansión, profesionalización, armamento y penetración, en el marco de un supuesto estado de derecho, de grupos de narcotraficantes.

    Por otro lado, la región más pobre del país, el nordeste, votó contra la extrema derecha y garantizó la llegada de Haddad a la segunda vuelta, gracias al efecto de las políticas sociales de los gobiernos Lula-Dilma que sacaron de la miseria a millones de personas sea a través del Programa Bolsa Familia y/o de las políticas de financiamiento de la agricultura familiar. En este territorio, la narrativa anti-petista no parece haber penetrado, quizá a causa de la presencia de un candidato de raíz nordestina, Ciro Gomes, a quien gran parte de las fuerzas de izquierda defendían y sostenían que debería haber formado parte de la dupla presidencial junto al candidato del PT.

    No deja de ser alentador y, al mismo tiempo, sintomático del clivaje socio espacial que atraviesa al país en estas elecciones, el que el sur, sureste y centro oeste, voten a la extrema derecha y el nordeste a la izquierda. Sin embargo, tenemos que tener presente la incapacidad demostrada por los sectores intelectuales y democráticos concentrados en los estados del sur y sureste para hacer frente a la ola avasalladora de la extrema derecha en las elecciones de 2018 en Brasil.

    Tal vez sea necesario construir una formulación capaz de explicar la relación con la democracia de las nuevas clases ascendentes, clase media y burguesía, en el contexto del neoliberalismo contemporáneo, en el que emerge una desvinculación en estas clases con un proyecto de vida social permeado por la participación democrática, quedando como único valor societario la inserción económica y la capacidad de consumo. Se abre aquí un espacio para la reflexión, quien sabe a partir de resultados que desmientan tal hipótesis o que presenten una nueva alianza entre sectores de la clase media intelectual, los pobres y los más pobres garantizando la continuidad de un proyecto de sociedad nacional comprometida con la democracia y la disminución de la pobreza y la desigualdad social.


    1
    Ver perfil “O Posto Ipiranga”, en Revista Piauí 144, septiembre de 2018.

    2
    Referencia a una publicidad de televisión de la red de puestos de abastecimiento de Ipiranga en la cual una multiplicidad de sujetos extraños le preguntan a un típico pobre del Brasil profundo, vendedor de un puesto en la ruta, dónde pueden encontrar distintas cosas y la respuesta es siempre la misma: “allí en el puesto Ipiranga”.

    3
    Proceso jurídico que llevó a prisión al ex jefe de la Casa Civil José Dirceu del primer gobierno de Lula quién realizaba pagos a través de la liberación de recursos públicos a los políticos de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional que apoyasen las medidas propuestas por el gobierno.

    4 Aun cuando en el momento de la intervención del Ejército en Río de Janeiro la ciudad no fuese la más violenta del país ocupando la séptima posición en ese ranking.

    5 La acusación más grave y consistente es la medida provisoria que aumenta la concesión para la utilización del Puerto de Santos por el grupo económico que controla el puerto desde décadas, por más de 25 años. Es importante de saber que el Puerto de Santos está controlado políticamente por el grupo político de Temer desde el fin de la década de 1980. Este puerto es considerado el mayor puerto del mundo con la menor fiscalización de containers. En una operación inédita llevada a cabo por la Policía Federal, el año pasado fueron encontradas 200 toneladas de cocaína.

    6 En Brasil los estados tienen sus propias policías militares.

    http://www.revistaanfibia.com/ensayo/donde-quedo-hombre-amable-brasileno/

    Categorías: Noticias regionales

    BOLSONARO NO TRAERÁ LA PAZ SINO LA GUERRA

    Sáb, 27/10/2018 - 11:15

     

    Javier Tolcachier   ***

    Dos son los principales argumentos por los que muchas personas votaron a la extrema derecha en Brasil: el combate al delito y a la corrupción. El legítimo reclamo de muchos electores es simple: las personas quieren vivir en paz y con seguridad, no quieren trampas ni abusos, desean prosperidad para ellos y sus familias. Pues bien: Bolsonaro, los que mueven los hilos detrás de él y los que lo apoyan, representan todo lo contrario.

    Si logra vencer en la segunda vuelta electoral, no combatirá a los corruptos en el parlamento, el aparato del Estado, el empresariado o los medios porque los necesita para gobernar.

    Si Bolsonaro triunfa, no traerá la paz sino la guerra.

    Guerra contra los pobres, los campesinos y la clase media trabajadora

    El programa económico del fascismo brasileño será comandado por el financista Paulo Guedes, educado y ejercitado en el fanatismo neoliberal. Privatizará las empresas y bienes del Estado e instaurará un régimen similar al de Pinochet en Chile: se recortarán derechos laborales como el aguinaldo garantizado por ley y las horas extras, se privatizará el sistema de pensiones condenando a la miseria a los actuales jubilados, no habrá más programas de ayuda para pobres como Bolsa Familia y otros.

    Guedes además es socio y miembro del comité ejecutivo de un fondo de inversiones, por lo que es fácil entender que Brasil se convertirá en una economía financiera, dependiente, y de preponderante exportación primaria, dejando de lado el desarrollo industrial y científico, lo cual dificultará la inserción laboral de personal con formación técnica y terciaria.

    Con la especulación y la venta de activos e instituciones del Estado se liquidarán millones de puestos de trabajo que hoy son el sostén de la clase media trabajadora y se achicará el consumo y el mercado interno, del cual viven los comerciantes y la mayor parte de la clase media independiente, como sucede hoy en Argentina.

    Al extenderse la desocupación, los salarios serán más bajos y el trabajo será precario, dependiente de la voluntad del patrón, como lo eran antes de las reformas de la era Vargas.

    El candidato apoyado por el poder dijo además que dará fin al “activismo”, en clara referencia a los movimientos que reclaman por tierra y techo en el ámbito rural y urbano respectivamente. Con ello da una señal clara a sus socios latifundistas del campo, quienes ahora más que nunca tendrán carta blanca para arremeter con sicarios y milicias contra los campesinos organizados primero, y para expulsar después a todo el que se oponga a sus órdenes y a la extensión de sus dominios en el campo. Del mismo modo, ese discurso abre paso a la represión de cualquier protesta social pacífica que reivindique derechos sociales, consolidando las premisas antipopulares y esclavistas que impulsaron el golpe contra el gobierno de Dilma.

    Por todo ello, ningún pobre, ningún campesino, nadie que se considere clase media, debería votar por Bolsonaro en la segunda vuelta.

    Guerra contra la Educación, la Salud y la Cultura
    Bolsonaro no será el que gobierne, sino una figura títere. Gobernarán los bancos, los militares, un sector de la iglesia pentecostal y a control remoto, los Estados Unidos. Será un país para pocos, para los que puedan pagar. De este modo, la educación y la salud de calidad serán pagas. Se desfinanciarán a las universidades, se desatenderá la educación pública, se cortarán programas de asistencia al desarrollo educativo de los sectores marginados. Se cerrarán centros de salud en las periferias y los hospitales del Estado quedarán desabastecidos.

    Lo público será vaciado para obligar a la gente a entregarse al dominio privado, tal como aconteció en los 90’.
    La cultura será un privilegio para los adinerados como lo fue en la época aristocrática y monárquica. No habrá fomento estatal para el cine y las artes y la cultura libre tendrá que sobrevivir con otros trabajos, si los encuentra…      

    Por todo ello, ningún estudiante, maestra o profesor, ninguna doctora, enfermero o usuario de la sanidad pública, ningún cantante, pintor, escultor, escritor, nadie del mundo del arte y la cultura debería votar por Bolsonaro en la segunda vuelta.

    Guerra armada
    En caso de ser electo, el candidato extremista militarizará el combate contra el delito. Creer que eso detendrá el delito o el narcotráfico es ingenuo. Lo único que se logra con eso es el aumento indiscriminado de la violencia y el homicidio. Basta ver lo ocurrido en México. De acuerdo con fuentes oficiales, entre 2006 – fecha en la que el gobierno de Calderón instaló la “guerra contra el narco” con efectivos militares – y 2018, murieron en ese país 250.000 personas. La gran mayoría, personas pobres, tanto de un lado como del otro. Pero también muchos inocentes, mujeres, niños, periodistas y defensores de derechos humanos. Brasil tiene 200 millones de habitantes, 75 más que México, una política de esas características sería lisa y llanamente un genocidio.

    Por otro lado, Bolsonaro ha dicho explícitamente que quiere liberar la portación de armas,  al estilo norteamericano. Eso llevaría a matanzas en las escuelas, justicia por mano propia en cada esquina, ajustes de cuentas permanentes, un virtual estado de guerra civil. Con ello además, lejos de disminuir, el delito aumentará por la facilidad de los delincuentes de conseguir armamento.

    Por eso, quienes realmente quieran vivir en paz, quienes detesten el delito y la violencia, no deben votar por Bolsonaro en segunda vuelta.

    Guerra religiosa
    Brasil ha sido a lo largo de su historia una nación tolerante de las más distintas creencias. En este gran país convivieron el cristianismo, los cultos de origen africano y fueron acogidas e integradas grandes comunidades inmigrantes de credo musulmán, judío,  shintoista y budista. Del mismo modo, floreció en este país la cultura espírita, el ateísmo y varias generaciones crecieron al calor de la fe positivista, que plasmó su influencia en el lema que lleva la bandera verdeamarela.

    Hace un par de décadas, comenzó a crecer del seno mismo del cristianismo una corriente pentecostal militante que ganó fuerte adhesión en la población olvidada de las periferias.

    Bolsonaro, quien siendo católico toda su vida se convirtió a la iglesia evangélica recién en 2016 – probablemente por cálculo político – ha establecido una alianza para llegar al poder con el millonario Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios y dueño del multimedios Rede Record en Brasil. El objetivo es claro: convertir progresivamente a Brasil en una suerte de teocracia evangélica, modificando el aparato legal como lo hace el fundamentalismo islamista en diversos países del Medio Oriente y África.

    Por ello, quien se precie de su tolerancia religiosa y viva su espiritualidad como amor por los demás, quienes rechazan indignados la posibilidad de que una única fe sea impuesta que discrimine y persiga a los diferentes, aquel que por sobre todas las cosas sienta la humanidad en todos, independientemente de su adhesión a un credo, no votará a Bolsonaro en segunda vuelta.

    Guerra a los que piensan o viven diferente

    Justamente la diferencia es lo que horroriza al fascismo. La libertad de expresión y opinión, la libre elección sexoafectiva, la multiplicidad de formas familiares y comunitarias, las opciones, la diversidad. La visión del mundo del fascismo es uniformar a todos y todo, es pensar de un solo modo, es no cuestionar el mundo, las normas, los hábitos. Todo debe ser determinado y obedecido, so pena de ser castigado o excluido.

    La prédica intolerante, homofóbica, machista, la justificación del odio habrán de envenenar la atmósfera social, desatando en un sector de la población una fuerte agresividad, que más allá de las prácticas gubernamentales, desembocará sin duda en nuevos actos de violencia.

    Por ello, toda persona crítica, democrática, que ame la libertad y guste del intercambio de opiniones, de la diversidad de colores del arco iris y la profusión de formas y especies existente en la propia naturaleza, todo aquel que admire el portento de la invención y la creatividad humana, no debería votar a Bolsonaro en segunda vuelta.

    Guerra a los negros y los indígenas

    Al mirar cómo votaron las regiones en Brasil, se manifiesta una verdad histórica. Si bien es cierto que los gobiernos de Lula y Dilma hicieron mucho por el postergado Nordeste brasileño – lo cual fue retribuido en las urnas con el apoyo a Haddad – es evidente como el Sur, que concentra la mayor parte de la economía brasilera, favoreció al candidato derechista. Al igual que sucedió con los estados esclavistas sureños en los Estados Unidos previo a la Guerra de Secesión, el Sur brasileño parece albergar todavía un sector racista y el Nordeste, patria de quilombos, parece constituirse nuevamente en reducto de independencia para los descendientes de antiguos cimarrones liberados de la oprobiosa esclavitud.

    La memoria histórica y la intuición difícilmente se equivoquen. Un gobierno tutelado por los militares brasileños tendría muy poco que ofrecer a los negros, salvo la renovación de funestos grilletes a través de la quita del derecho a gozar de iguales oportunidades que el resto.

    Algo similar ocurriría con los pueblos indígenas. Continuarían siendo vejados, discriminados, expulsados de sus territorios para favorecer a la industria maderera, la minería a gran escala, las extensiones de cultivo para biodiesel, los megaproyectos de infraestructura, la explotación de los acuíferos, en suma, la total degradación de un entorno medioambiental que alimenta material- y culturalmente a las 250 comunidades indígenas que habitan en el territorio brasileño.

    Por eso, la población negra, mestiza e indígena no debería votar a Bolsonaro.


    Guerra en América Latina y el Caribe

    Así como un gobierno de Fernando Haddad favorecería el acercamiento de Brasil a Latinoamérica, ayudaría a recomponer la bloqueada integración regional y sería un factor de importante distensión diplomática, un triunfo de Bolsonaro en segunda vuelta augura un recrudecimiento de la agresión contra países gobernados por la izquierda como Venezuela, Bolivia, Nicaragua o El Salvador. Peor aún, el militarismo que hoy comanda la campaña, sería la voz decisiva en ese gobierno, por lo que no es descabellado pensar que establecería un eje común con el gobierno colombiano, hoy en manos del uribismo, para aumentar la amenaza de eventuales acciones bélicas conjuntas en la frontera con Venezuela.

    De ser una potencia en el mundo, aliada a través del BRICS al pujante multilateralismo emergente, Brasil pasaría a ser apenas un estado subalterno de los Estados Unidos, degradado al grado de sargento para América Latina y el Caribe.

    A la vez, la ascensión de un gobierno bajo tutela militar – en claro paralelo al gabinete de Trump – alentaría a algunos integrantes y facciones de diversos ejércitos latinoamericanos a pensar en replicar el ejemplo, conduciendo a la región toda de regreso a la época oscura de las dictaduras militares.

    La posibilidad de nuevos conflictos bélicos, la guerra interna junto a la amenaza de un gobierno dictatorial debería bastar para que los amantes de la paz y del desarrollo humano retiren todo apoyo a Bolsonaro.

    Guerra contra las mujeres
    El candidato de la extrema derecha ha mostrado una actitud discriminatoria y una total falta de respeto hacia las mujeres. Señalar que una mujer es “muy fea para ser violada”, considerar una “flaqueza” haber tenido una hija, justificar la diferencia salarial entre hombres y mujeres u oponerse a los cupos femeninos con la acotación “si ponen mujeres porque sí, van a tener que contratar negros también”, han sido algunos de los insultos con los que Bolsonaro transparentó lo que piensa de las mujeres (y los negros).

    Si a esta actitud personal se le agrega el carácter profundamente retrógrado y violento de los grupos que lo apoyan, la conclusión es obvia: su gobierno se opondrá a los derechos conquistados por las mujeres en ardua lucha, modificará los programas de educación sexual y reproductiva, frenará cualquier iniciativa tendiente a despenalizar el aborto. La violación y la violencia contra la mujer volverán a ser asunto privado y no de Estado, el que se desentenderá de toda promoción activa de la mujer en el ámbito educativo, laboral o científico.

    Esta visión del mundo implica finalmente que la mujer debe cumplir el papel sumiso y obediente que el patriarcado la asigna.

    Es por eso y por todo lo anterior que las mujeres brasileñas tienen una misión crucial el 28 de Octubre. Al igual que millones de hermanas de todas las épocas, ellas tienen en sus manos, sus corazones y sus votos, junto a la mayoría de hombres buenos y verdaderamente piadosos, la posibilidad de parar la guerra. Esta vez, antes de que empiece.

     (***) Javier Tolcachier es investigador del Centro Mundial de Estudios Humanistas y comunicador en agencia internacional de noticias Pressenza.

    Categorías: Noticias regionales

    BRASIL Y LA AMENAZA REPULSIVA. DOSSIER

    Sáb, 27/10/2018 - 11:08

    Por Vladimir Safatle y Breno Costa

    Brasil vive horas de extrema tensión. Desde el final del pasado día 7 de octubre, al poco de conocer los primeros resultados del primer turno de las elecciones presidenciales, cuyas proyecciones daban una amplia ventaja a Jair Bolsonaro sobre el candidato del PT, Fernando Haddad, toda la prensa mundial colocó a Brasil entre sus titulares privilegiados. Desde ese momento los análisis y comentarios superan la capacidad de atención de los lectores.

    A su vez, los partidos de la izquierda brasileña fueron dibujando un frente de unidad y de defensa de la democracia, que nos obliga a recorrer con la memoria momentos y fechas de casi todo el siglo XX, con la esperanza de conjurar el próximo 28 de octubre la avalancha de la ultraderecha. Con sólo estar amenazado, Brasil, sus instituciones y derechos democráticos fundamentales, sindicatos, cooperativas, movimientos sociales, universidades, su cultura y la vida misma, ya estaríamos frente a un gran problema. Pero la realidad muestra que la ultraderecha golpea en varios continentes y el capitalismo de la codicia, acelerado desde la crisis de 2008, marcha a paso firme convencido de que la democracia es una pesada carga para su desarrollo. Lo que resulta novedoso para los que hicieron una lectura superficial de los 30 gloriosos años de la postguerra, particularmente en Europa occidental.

    André Singer escribió el sábado 13 “Si parte de los que fueron cargados por la fronda bolsonarista del último domingo (7) no despiertan del sueño autoritario en las próximas dos semanas, se puede esperar lo peor”.

    De la gran producción de artículos y comentarios sobre las elecciones brasileñas y sus consecuencias, hemos seleccionado los trabajos de Vladimir Safatle y Breno Costa que reproducimos a continuación. Ciertamente, no agotan el análisis ni la información, apenas se trata de una aproximación, a un debate amplio y duradero, que compromete a la izquierda y a la civilización, mucho más allá del gran desafío que enfrentan los brasileños.


    ¿Qué esperar de alguien cuyo símbolo de campaña es un arma apuntada?


    Vladimir Safatle


    “No importa lo que Bolsonaro diga, desde que él garantiza la seguridad y el fin del robo”.
    Esa afirmación de uno de sus electores tal vez exprese con claridad lo que mueve a muchos brasileños y brasileñas a optar por su candidatura. Sin embargo, la creencia de que Bolsonaro sería alguna especie de respuesta milagrosa a la violencia de la sociedad brasileña y a la corrupción de su Estado está basada en el equívoco como aquél que llevó a algunos electores a ver en Fernando Collor un Cazador de Marajás /1/.

    Bolsonaro le gusta venderse como un hombre incorruptible e incansable en la lucha contra la corrupción. Pero Bolsonaro es el mismo político que pasó 20 de los 27 años de su vida pública en un partido notoriamente corrupto (PP), liderado por nadie menos que Paulo Maluf.

    En ningún momento, alguien oyó una declaración indignada acerca de la corrupción de su partido y sus figuras de proa. Nada de esto le molestó durante 20 años. Al contrario, cuando se le preguntó sobre la propina (coima n.d.T) que su partido recibió de la JBS y dirigida a él, sólo afirmó: “¿Qué partido no recibe propina?”.

    Hoy, su campaña está dirigida por Onyx Lorenzoni, quien será su Jefe de la Casa Civil /2/. El mismo que admitió haber recibido R$ 100 mil de la caja dos de la misma JBS para su campaña. Su campaña es apoyada entusiasmadamente por pilares de la moralidad como el pastor y expresidiario Edir Macedo /3/, que tendrá ciertamente influencia y ascendencia en su gobierno.

    Mientras tanto, el señor Bolsonaro alaba un régimen corrupto, como la dictadura militar brasileña.
    Nadie nunca oyó al diputado indignado con casos de corrupción que hicieron la historia de la dictadura, como Coroa Brastel, Capemi, Jari, Brasilinvest y Paulipetro, entre tantos otros. No es casual. Lo que molesta a Bolsonaro no es la corrupción, sino simplemente la corrupción hecha por aquellos que no son sus amigos, aliados o ídolos, como siempre fue en tierras patrias.

    Ahora, aparecen historias sobre omisión de patrimonio, uso indebido de fondos y estructuras funcionales, funcionarios fantasmas y enriquecimiento vertiginoso a lo que el diputado responde con su contumaz violencia. Esto además de que su campaña está marcada por una circulación increíble de fake news, el nombre contemporáneo para la pura y simple mentira. Imaginar que alguien de esa naturaleza será el destinado a “barrer la corrupción” del país es del orden del simple delirio.

    Sobre el supuesto combate a la violencia, el país ha visto lo que significará su gobierno en los últimos días. Uno de sus acólitos mató al maestro de capoeira Moa Katendê /4/en una discusión política. Otros golpearon a un estudiante delante de la UFPR por usar una gorra del MST. Las mujeres tienen miedo actualmente de ser importunadas en la calle por bandas de sus seguidores.

    Ante la muerte hedionda del capoeirista no escuchamos a Bolsonaro ni siquiera solidarizarse honestamente, diciendo, como era de esperar, que estaba profundamente indignado con el hecho, que prestaba su apoyo a la familia en un momento difícil, que eso era algo que él nunca podría aceptar. Diciendo un protocolar “yo lamento”, él pronto afirmó, “quien llevó la cuchillada fui yo”, prefiriendo actuar como un jefe de pandilla en vez de actuar como un posible presidente.

    Pero ¿qué esperar de alguien cuyo símbolo de campaña es un arma apuntada? ¿Que vuelva a colocar escuadrones de la muerte en la periferia, como en su amada dictadura? ¿Que permanezca igualmente indiferente cuando sus seguidores organicen grupos para “cazar comunistas” y “corregir homosexuales”? ¿Es el hombre que actúa en nombre del orden y del progreso?

    Sus seguidores dicen que la violencia es direccionada sólo a los bandidos.
    El problema es que “bandido” para el señor Bolsonaro son, al final de cuentas, todos aquellos que no piensan como él y rechazan los pretendidos valores que ese señor defiende. Es decir, su “unión del país” será hecha bajo los cadáveres de los oponentes y bajo la violencia contra los descontentos como, no podía dejar de ser, en su amada dictadura.

    Notas:1. En la campaña electoral de 1989 el entonces candidato Fernando Collor de Mello usó la consigna de “Cazador de Marajás” como promesa de eliminar los empleados que se enriquecían a costilla del Estado; 2. Ministerio del Interior; 3. Edir Macedo Becerra es el fundador y principal obispo de la Iglesia Universal; 4. Katendê fue asesinado, el lunes 8, en la periferia de Salvador de Bahía.

    Fuente: Folha do S. Paulo 12-10-2018


    “Prisión perpetua, caza a los comunistas y a los movimientos sociales”, conozca a los parlamentarios de Bolsonaro


    Por Breno Costa

    Brasil tiene un bloque de extrema derecha que pueden llamar propio, independientemente de quién gane las elecciones presidenciales.

    Se compone de diputados como Márcio Labre, del PSL de Río de Janeiro. Labre es poco conocido, pero ya ha acumuló 35 mil inscritos en su canal de Youtube. “Había pensado en tomar el poder por la fuerza bruta, pero me convencí en dar una chance más a la democracia ahora en estas elecciones de 2018″, dijo en uno de sus videos, para pedir el voto. Él defiende una nueva Constitución en la cual serán prohibidos partidos y movimientos comunistas, con la adopción de un régimen de trabajos forzados como cumplimiento de la pena de prisión perpetua.

    Labre dice también que formará “una fuerza de tareas para garantizar la gobernabilidad a nuestro futuro presidente y comandante, Jair Bolsonaro”.

    A su lado, estarán diputados, la gran mayoría nominada para su primer cargo electivo, que defienden el  “respaldo jurídico” para que policías maten sin ser castigados, castración de violadores, clasificación de movimientos sociales como terroristas, reducción de la edad en la responsabilidad penal (en algunos casos hasta la edad de 14 años), adopción de la prisión perpetua en el país, prohibición de partidos políticos de izquierda, entre otras políticas que, hasta hace algunos años, la mayoría tenía vergüenza de expresar.

    La ola conservadora, ante todo, es de la sociedad

    En el nuevo Congreso, se acabó la vergüenza. Si un Marcos Feliciano, el pastor y diputado federal, incomodaba a mucha gente, ahora prepárese para una invasión de Felicianos (y no necesariamente pastores). Estas propuestas de los ahora diputados elegidos están bien diseñadas en PDF, cartas en Facebook y vídeos distribuidos por Youtube. Más de 7,9 millones de brasileños votaron directamente a los 52 candidatos que el PSL, el partido otrora enano de Jair Bolsonaro, consiguió elegir. Es la segunda mayor bancada de la nueva Cámara, perdiendo sólo frente al PT, que tiene 56. Todavía están los bolsonaristas desparramados por otros partidos, que también han sido electos. La ola conservadora, ante todo, es de la sociedad.

    Lo que hace a este aluvión de parlamentarios conservadores potencialmente peligrosos para las futuras leyes de Brasil es que no se trata de un montón de mal educados, que podrían ceder al fisiologismo. Nada indica que ese grupo de diputados del PSL esté con la sangre en los ojos para robar. La motivación es, hasta indicación contraria, ideológica. Retrógrada, violenta, eventualmente rasa, pero, aun así, con propósito real.

    Una parte considerable de esos bolsonaristas convencidos, en realidad, son parlamentarios con potencial para hacer uso eficaz de la tribuna y de las comisiones internas de la Cámara durante los próximos cuatro años, al menos. Es bueno para recordar: Feliciano ganó notoriedad y la aversión de izquierda al patear hasta lograr la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, tradicionalmente presidida por representantes del campo progresista. Algunos de estos seguidores de Bolsonaro eventualmente podrían incluso convertirse en ministros. Son policías, oficiales de las Fuerzas Armadas, empresarios, comunicadores. En común entre ellos, un conservadurismo declarado, con una intensidad antes nunca vista.

    El conservadurismo de derecha no está sólo en el PSL.
    El ADN de Bolsonaro y su partido de alquiler está presente en un amplio espectro de partidos. Para citar algunos más evidentes: Pastor Marco Feliciano (Podemos), Onyx Lorenzoni (DEN), Kim Kataguiri (DEM). Pero también hay otros aún desconocidos por la mayor parte del público y que salieron de las urnas con votación aplastante en sus Estados y llegaron a la Cámara con moral – y de la mano con Bolsonaro. Es el caso, por ejemplo, del Sargento Fahur, de la Policía Militar Vial. Fue el más votado en Paraná , afiliado a la PSD. Pero él ha dicho: “Yo soy Bolsonaro presidente de Brasil, independientemente del partido en que esté”.  Sólo que no disputó por el PSL, en el estado de Paraná, por una razón estratégica.

    Lo que se está dibujando es un replanteamiento de la lógica organizativa de la Cámara. Los partidos ya no tenían fronteras claras entre sí. Ahora, con 30 partidos eligiendo representantes, la fragmentación partidaria y la polarización del país deja más claro que las votaciones serán mucho más ideológicas antes que disciplinadamente guiadas por los comandos de líderes partidarios. Las votaciones respetarán más los intereses sectoriales que las leyendas en sí. En especial, la bancada BBB (bala, biblia y buey): los defensores de la línea dura en el área de la seguridad pública, los religiosos / evangélicos y los ruralistas. Ellos están dispersos por diferentes partidos. Según el Diap ( Departamento Intersindical de Asesoría Parlamentaria), la actual Cámara tiene 233 diputados alineados a uno de estos tres grupos- es decir, el 45% de la Cámara. Todavía no hay cifras cerradas a partir de la votación del domingo, pero es de imaginar que ese porcentaje aumentará hasta el punto de garantizar la mayoría absoluta de la Cámara.

    El Reglamento Interno de la Cámara de los Diputados prevé la formación de los llamados “bloques parlamentarios”. En la práctica, unen diversos partidos bajo el mando de un único líder, lo que facilita el encaminamiento de votaciones, la definición de prioridades de pauta y la interlocución con el Ejecutivo. No será una sorpresa si el PSL vaya a un arreglo más institucional con partidos menores, que ya están tímidamente en su órbita. Ni que sea solamente un laboratorio para la creación de un nuevo partido – como se ha ventilado en la  Folha de S. Paulo, después de las declaraciones formales de apoyo de ruralistas y de evangélicos a la candidatura de Bolsonaro. Con la Cláusula de Barrera /1/, el volumen del PSL tenderá a aumentar hasta principios de año, con la migración de conservadores elegidos por partidos menores de derecha, que quedarán políticamente inviabilizados a partir de ahora.

    El tamaño del PSL importa. La Cámara tiene ahora 25 Comisiones permanentes. Ellas se dividen por temas. Es por ellas, dependiendo del tema, que cada proyecto pasa antes de llegar al plenario. En un eventual gobierno Bolsonaro, por el tamaño de la bancada garantizada hasta la posesión, el PSL probablemente tendrá directamente el control de la Comisión de Constitución y Justicia (la más importante, por donde pasan todos los proyectos) y de al menos otras dos comisiones. El bloque conservador también tendrá suficiente fuerza para encaminar CPls (Comisiones Parlamentarias de Inquéritos) y hacer una especie de caza de brujas. Basta un tercio de las firmas de la Cámara. La bancada del conservadurismo más clásico ya tiene el 45% de la Cámara.

    El Ejército Bolsonarista

    El discurso rabioso del Sargento Fahur, el más votado en Paraná, tiene un éxito tremendo en las redes sociales (su página en Facebook cuenta con más de 2,9 millones de amigos). Sus mensajes son anatemas civilizados como “el vagabundo en el lomo y  la bala en el culo”. El Estado de Paraná es un bastión del nuevo conservadurismo brasileño. También de ahí llega a la Cámara el periodista Paulo Martins, un joven de 37 años que adopta uno de los discursos más radicales de la derecha brasileña . Es afiliado al PSC y ganó R $ 1 millón de la dirección nacional del partido para su campaña, señal de que era apuesta fuerte para la Cámara. Pero es bolsonarista de carné.

    La tropa de choque de Bolsonaro en Paraná está formada también por otros dos varones de 27 años, potenciales gladiadores del combate a la izquierda “depravada” en los salones de Brasilia. Estos son del PSL mismo, “bolsonaristas de raíz”. Son Felipe Francischini , hijo de Fernando Francischini, Policía Federal y uno de los arquitectos de la campaña Bolsonaro (y representativa del estado elegido) y Filipe Barros, abogado que se establece sin evasivas: “Soy conservador, de derecha, defiendo la reducción del Estado, el liberalismo económico y la iniciativa privada (tan desvalorizada en nuestro país). Defensor de la vida, de la familia y de los niños”. Él viene a Brasilia desde Londrina, donde es concejal.

    La juventud es un rasgo destacado de esta nueva bancada fiel a Bolsonaro. El promedio de edad de los elegidos por el PSL es de 45 años. En 2014, la Cámara elegida en aquel año tenía un promedio general de 51 años. La tendencia es de una era conservadora hasta las próximas elecciones. Aunque Fernando Haddad gane, los conservadores harán una oposición intensamente ideológica. Con la victoria de Bolsonaro, además de todo, los parlamentarios de la derecha podrán tener la oportunidad de ganar experiencia administrativa en el gobierno federal.

    En el PSL, vale destacar también la catarinense Carol De Toni, de 34 años. Abogada, que se define como “olavete” – una referencia al filósofo y bastión del conservadurismo extremo brasileño Olavo de Carvalho. En su currículum, la presidencia del MBL en Chapecó (SC) y la fundación del Movimiento Liberal Conservador. Entre sus propuestas de campaña están las ya “normales” criminalización del MST y fin de demarcación de nuevas tierras indígenas. Pero también “abolir financiamiento público de periódicos, emisoras, paradas gay y el carnaval”.  Originalidades ella tiene.

    Hay también los radicales más toscos. Bolsonaro arrastró para el Congreso algunas figuras que prometen formar parte del folclore de la Cámara. Si consideramos que Joice Hasselmann y Alexandre Frota son ya fuera de concurso en esa sección y dispensan presentaciones, lo mismo no puede ser dicho de Nelson Barbudo y Tío Trutis. Ambos vienen del centro-oeste, del mundo fantástico del agro: Mato Grosso y Mato Grosso del Sur, respectivamente. Barbudo es, de hecho, barbudo. Si Nelson Ned de Previsión (sí, ese es su nombre real) repite en el Plenario el tipo de discurso que hace para sus 45 mil inscritos en el canal de Youtube y que lo llevó a ser el más votado de Mato Grosso, quedará marcado no sólo por la retórica burlona a las izquierdas y a los medios, sino también por su sombrero indefectible. Trutis es un bien radical, bronco, sin ninguna cualificación que no sea su retórica. Esta foto lo dice todo .

    Otro del ala radical del PSL, si es que da para dividir las cosas de esa manera, es el minero Cabo Junio Amaral. Tiene 31 años apenas, pero ya hay 11 en la Policía Militar.  Ha tenido tiempo de crear el “Minas derecha” y decidir que valdría la pena competir para ser diputado federal para defender, como miembro del Congreso, entre otras cosas, la clasificación del comunismo como un crimen , el trabajo de los prisioneros y el final de las audiencias de custodia (en que presos en flagrancia son llevados a un juez para la evaluación de posibles malos tratos).

    Botas en la Cámara

    Las fuerzas policiales y militares tienen peso en la tropa del PSL. De los 52 electos, 20 son policías o integrantes de las Fuerzas Armadas, entre ellos tres delegados de la Policía Federal, dos generales y un coronel del Ejército. Uno de los policías es Daniel Silveira, elegido por Río de Janeiro. Pasó a ser mal conocido en el episodio de la destrucción de la placa en honor de Marielle Franco, pero el muchacho tiene 35 años y es policía militar . A pesar de los músculos bien trabajados, no deberá tener fuerza para protagonizar la dinámica del nuevo Congreso. Fue electo en el resto, por el cociente electoral.

    En São Paulo, vale citar la elección del Coronel Tadeu. De la Policía Militar, Marcio Tadeu Anhaia de Lemos es un socio de negocios del Mayor Olímpio, senador electo y uno de los principales coordinadores de campaña Bolsonaro. Tadeu y Olimpio escribieron dos libros juntos .

    Hay dos generales entre los elegidos por el PSL – algo inédito en la Cámara.

    Con el aura militarista de su gobierno, no podrían faltar diputados de uniforme noble. Hay dos generales entre los elegidos por el PSL – algo inédito. Son especies de generales Mourão /2/ del Congreso. Uno de ellos es Elieser Girão Monteiro Filho. Elegido por el Rio Grande do Norte, el general Girão ha sido secretario de seguridad en la propia RN y en Roraima. Una de sus propuestas es para reducir la edad legal de 14 años y revisar el Estatuto de Niños y Adolescentes en su conjunto.

    El otro general bolsonarista que estará circulando por el plenario de la Cámara es Roberto Sebastião Peternelli Júnior, conocido como General Peternelli. General desde 2006, ya ha comandado varias unidades del Ejército. Ya fue también secretario ejecutivo del Gabinete de Seguridad Institucional. Su currículum no para allí. Un post en su Facebook defendió directamente la intervención militar para sacar a Rousseff del poder. Después, dijo que su cuenta había sido invadida. Pero él odia a los “comunistas”. Bajo Temer, fue indicado para presidir la Funai, pero, debido a sus posiciones contrarias a los intereses indígenas, su nombramiento no fue confirmado.

    Ministeriables

    El ejército de Bolsonaro tiene también algunos nombres con perfil de ministro. Son nombres, que, independientemente de discordancias ideológicas, vale acompañar el trabajo y el destino político que tendrán en los próximos meses y años. Heitor Freire, por ejemplo, es de Ceará – región donde Bolsonaro aún no logró una inserción relevante. Mientras que exhibe los diplomas de las universidades en los Estados Unidos e Inglaterra y más de 15 años de experiencia en los mercados financieros, después de haber trabajado, entre otros, en BankBoston y HSBC, Freire también trae el manual de bolsillo del conservador brasileño: es favorable a una ley antiterrorista que incluya el MST y el MTST como organizaciones terroristas, la revocación del estatuto del desarme, entre otros.

    En el campo policial, el Delegado Marcelo Freitas, elegido por Minas Gerais, llega al Congreso con una carrera construida desde 2002 en la Policía Federal. Recientemente estado en la terna de la corporación para reemplazar Leandro Daiello Coimbra en la dirección general de la PF. Freitas es también profesor en la Academia Nacional de Policía. Desde un colegio electoral fuerte como Minas Gerais, tiene perfil para ministro de Justicia o incluso para el comando de comisión importante en el área de seguridad pública.

    Lo que puede pesar contra él es que se trata de un caso interesante de hibridismo conservador dentro del PSL. Al mismo tiempo que defiende “represión calificada” y “valorización del derecho de defensa”, quiere despenalizar al usuario de drogas. Mientras que predica la revisión de la norma actual del ajuste del salario mínimo, aboga por  “proporcionar ingresos a los que no tienen empleo , siguiendo modelos de Finlandia, Canadá y en parte de los Estados Unidos”.

    Otro “moderado” en los cuadros del PSL es Luiz Lima, ex nadador. Elegido por Río de Janeiro, capital nacional del deporte, no sería sorprendente que ocupara el ministerio de ese sector. Él incluso ya trabajó en la cartera, pero salió criticando la “política viciada”. Lima puede ser el rostro adecuado para un eventual esfuerzo de relaciones públicas del gobierno de Bolsonaro. Es parte del movimiento RenovaBR, de Luciano Huck, y puede ser el puente Bolsonaro junto a este grupo (Lima es uno de los dos únicos miembros del PSL entre 133 “líderes” del grupo ). Entre los donantes de su campaña está Abílio Diniz, dueño del grupo Pan de Azúcar.

    Daniel Freitas, segundo más votado en Santa Catarina, también merece atención. En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de la información, su especialidad es la organización de eventos. Tiene incluso empresa en esa rama. Un puesto en el equipo de Comunicación Social del gobierno no sería una sorpresa – incluyendo la deuda de gratitud que tiene Bolsonaro con Santa Catarina, el estado que le dio más votos proporcionalmente en todo Brasil.

    Atención también con Carlos Jordy, concejal en Niteroi, y que llega a la Cámara con 36 años, una oratoria bastante segura y un discurso supuestamente bien a tierra para mantener a su opción conservadora. Su formación es en hotelería y turismo, pero trabajó durante un tiempo considerable en el área de licitaciones y contratos públicos – incluso en el gobierno federal, pero como concursado. Sólo entró en la política en 2016. Jordy se define como “conservador cultural” citando La política de prudencia, de Russell Kirk, uno de los libros de cabecera de la turba que surfea esta ola conservadora en Brasil.

    En la tropa bolsonarista, todavía hay su “casi vice”, el príncipe Luiz Philippe de Orleans y Bragança. Se espera una recompensa mayor para él, que vaya más allá del derecho de circular hacia arriba y hacia abajo en el Congreso y sus anexos. Ya andaba bastante por allá, y eso cansa. No debe ser algo digno para un príncipe, convengamos.

    Notas: 1 Umbral mínimos de votos destinado a excluir los partidos menores; 2. General Antônio Hamilton Martins Mourão, candidato a vice de Bolsonaro.

    Fuente: https://theintercept.com/2018/10/10/bancada-bolsonaro-camara-deputados/

    Vladimir Safatle

    Profesor de filosofía de la Universidad de Sao Paulo y columnista de Folha de Sao Paulo.

    Breno Costa es periodista radicado en Florianópolis.

    Fuente: Varias
    Traducción: Carlos Abel Suárez

    http://sinpermiso.info/textos/brasil-y-la-amenaza-repulsiva-dossier

    Categorías: Noticias regionales

    QUÉ DICE EL ACUERDO AMPLIADO ENTRE ARGENTINA Y EL FONDO MONETARIO

    Vie, 26/10/2018 - 20:07

    Por LETRA P   ***

    El Gobierno deberá pagar U$S56.300 en tres años. Luego del desembolso de noviembre, habrá otro en diciembre. Déficit cero y ajuste, la condición de Lagarde para soltar el dinero.

    La aprobación por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) del acuerdo ampliado con la Argentina incluye algunos puntos centrales que muestran cómo el organismo que conduce Christine Lagarde exige condiciones para ir habilitando los desembolsos. Sintéticamente, la condición central será un sistema de revisiones trimestrales de las metas fiscales y más ajuste para llegar al déficit cero. –

    El acuerdo total sube a US$ 56.300 millones -el anterior era de US$ 50.000 millones- que el Gobierno deberá pagar en 36 meses.

    – De ese total, el FMI ya había girado a la Argentina U$S 15.000 millones.

    – El nuevo acuerdo permite que el Gobierno reciba en noviembre un desembolso por 5.700 millones de dólares.

    – En diciembre, la Argentina recibirá otro desembolso similar, hasta completar US$ 11.400 millones.

    – Según informó el organismo, los desembolsos totales incluyendo el de noviembre llegan a los US$ 20.400 millones, aproximadamente, desde junio último.

    *La Argentina solicitó el crédito como apoyo presupuestario, en medio de una fuerte crisis que duplicó la cotización del dólar y disparó la inflación por encima del 40%.

    – Para ir recibiendo los desembolsos, el país deberá cumplir con la reducción del déficit al cero por ciento el año próximo.

    – El acuerdo es una revisión del anterior aprobado el 20 de junio último.

    – Para recibir esos fondos habrá revisiones trimestrales de las metas fiscales, monetarias y cambiarias que habrá que cumplir, como el déficit cero en 2019.

    – La meta del déficit primario es del 2,7% del PIB para este año, del 1,3% para el próximo y de 0% en el 2020.

    – La meta de resultado financiero es del 5,% del PIB para este año, del 3,7% para el siguiente y del 2,3% para el 2020.

    – En el anterior acuerdo ahora revisado, el Gobierno se comprometió a fortalecer la autonomía del Banco Central, enviando un proyecto al Congreso.

    – No recibir fondos del Banco Central para financiar el Presupuesto.

    – Recompra de letras intransferibles en poder del BCRA y reducción del stock de LEBAC.

    – El acuerdo incluía también una ampliación del gasto social equivalente a 0,2% del PIB.

    https://www.letrap.com.ar/nota/2018-10-26-17-10-0-que-dice-el-acuerdo-ampliado-entre-argentina-y-el-fondo

    Categorías: Noticias regionales

    MEDIO PASO HACIA EL ABISMO

    Vie, 26/10/2018 - 20:04



    Por Alejandro Marino   ***

    Con ayuda de opositores, el gobierno obtuvo media sanción al presupuesto de ajuste que exige el FMI. Afiche y trailer de una película de terror.

    La foto es mala. Y la película, aún peor: el presupuesto del ajuste que obtuvo media sanción en diputados está destinado a profundizar la caída general de la economía, con su consiguiente impacto social y político en el año electoral.

    La foto exhibe los datos de un país en caída libre. El jueves, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) difundió que la actividad económica registró en agosto una caída interanual de 1,6%. El rubro que más aportó a la caída fue la industria manufacturera, que en agosto cayó un 4,1% y acumuló cuatro meses consecutivos de contracción. El segundo mayor aporte a la baja lo hizo el desplome del comercio, con un rojo de 5% interanual.

    El listado, según su incidencia en la caída interanual, se completó con la baja registrada en Transporte y comunicaciones (-3%); Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (-3,4%); Explotación de minas y canteras (-1,4%); Administración pública y defensa y planes de seguridad social de afiliación obligatoria (-0,6%); Construcción (-0,7%) y Hoteles y restaurantes (-1,3%).

    Los datos macro económicos tienen correlato en las cuentas cotidianas de los argentinos, y en especial de los sectores más postergados, como quedó expuesto con otro relevamiento difundido la última semana por el Indec: en septiembre, la canasta básica alimentaria se disparó un 8,5 por ciento, es decir, 2 puntos por encima de la inflación general. El dato implica que las familias de cuatro miembros con ingresos inferiores a los 9059 pesos quedaron en la indigencia, en el límite inferior de la escala social.

    La cifra que marca el límite de las necesidades alimentarias básicas está lejos de ser cubierto por la Asignación Universal por Hijo (hoy de $1600), y no contempla otras necesidades vitales como vivienda, indumentaria, transporte y el pago de servicios. Para cubrir esos ítems -contemplados en la canasta básica total- una familia necesita obtener ingresos de 22.558 pesos por mes, unos 7100 pesos más que en septiembre del año pasado.

    En el último año, la canasta básica total trepó 46 por ciento, unos 6 puntos por encima de la inflación. Con paritarias que quedaron a más de 20 puntos del incremento de precios, es de suponer que la pobreza crecerá de manera exponencial. En una reunión con intendentes del conurbano bonaerense, Agustín Salvia, titular del Observatorio Social de la Universidad Católica afirmó que de acuerdo a sus relevamientos habrá un crecimiento explosivo de la pobreza y la indigencia, ya que a las subas de precios se agrega el incremento de la desocupación.

    Las cifras oficiales muestran la misma evolución. En septiembre la inflación mayorista fue del 16 por ciento, unos diez puntos por encima de los precios minoristas. Esto significa que el traslado de los incrementos de los precios mayoristas al consumidor de apie se realizará en los meses que vienen, augurando un futuro inmediato de alta inflación. Para moderar la espiralización de precios, el gobierno decidió profundizar la recesión, elevando las tasas de interés a niveles récord del 72 por ciento. El resultado es la foto que se vio esta semana: un escenario de alta inflación con fuerte caída de los niveles de actividad e incremento de la desocupación y la subocupación.

    El presupuesto del ajuste

    En paralelo a las imágenes dramáticas del presente, el gobierno dio otro paso hacia un futuro peor: logró la media sanción de su presupuesto, que fija para 2019 un recorte de gastos de $ 300.000 millones centrado, sobre todo, en la reducción de subsidios al transporte, la energía y la obra pública. Las provincias -muchas de las cuales aportaron votos opositores en el recinto- deberán afrontar recortes por $ 100.000 millones.

    Entre los puntos más relevantes, la hoja de ruta que el gobierno trazó para el próximo año establece que:

    La inflación seguirá alta, aunque en descenso: el proyecto prevé que los precios crecerán un 34,8%, pero remarca que para diciembre de 2019 la inflación interanual será del 23%.

    Habrá más recesión: el oficialismo espera que en 2019 el Producto Bruto Interno (PBI) caiga un 0,5%.

    El tipo de cambio se mantendrá casi quieto: la iniciativa prevé un dólar a $ 40,10 en promedio. Apenas 3 pesos por encima de lo que cotiza hoy.

    – Mayores ingresos por impuestos: se prevé una recaudación de casi un billón y medio de pesos por el IVA, el regresivo impuesto más aportará a los ingresos tributarios. Le sigue Ganancias, que aportaría $ 900.000 millones, según el proyecto. Eso sí, se mantienen las exenciones vigentes respecto de Ganancias (gastos, viáticos y movilidad) que tienen empleados públicos nacionales, provinciales y municipales, así como algunos del sector privado, como los petroleros de Neuquén.

    Habrá un fondo compensador al transporte de $ 6500 millones para compensar el traspaso de subsidios del sector a las provincias y evitar, así, un fuerte aumento en el valor del boleto.

    Sube bienes personales: se duplica el mínimo no imponible (de uno a dos millones de pesos) y aumenta la escala de tributación de 0,25% hasta 0,75%. Se prevé que aporte una recaudación de $ 20.000 millones. Los terratenientes y productores rurales, sin embargo, quedaron a salvo de este tributo.

    – Las empresas podrán ajustar balances por inflación. El gatillo pasa del 33% a 55%. De esta manera se evita dejar de recaudar unos $ 100.000 millones en concepto de Ganancias.

    – Se aprobó una adenda al Pacto Fiscal. La enmienda al consenso votado el año pasado permitirá a las provincias suspender la rebaja del impuesto a los Sellos.

    El último punto fue una de las “conquistas” de los gobernadores, que aportaron sus diputados a cambio de 4100 millones de pesos en obras y transferencias financieras. La “compra de votos opositores” es un clásico de la negociación del presupuesto: los mandatarios provinciales suelen esperar esta época del año para obtener recursos extras y partidas especiales del gobierno nacional. Esta vez, sin embargo, el pacto económico entre nación y provincias puede tener consecuencias políticas de cara al año electoral: el kirchnerismo, al menos en el recinto, trató con extrema dureza a los “compañeros” que acompañaron con su voto la media sanción. ¿Puesta en escena de coyuntura o signo de que se alejan las chances de unidad en el peronismo? Si se mantiene el cronograma electoral -que prevé las PASO para agosto y las presidenciales para octubre- a más tardar en marzo se sabrá cuánto de todo lo que se dijo en el fervor de la sesión sigue en pie.

    O quizá antes, si el gobierno que llevó la economía al borde del precipicio da el próximo paso y salta al vacío que le propone el FMI.

    http://revistazoom.com.ar/medio-paso-hacia-el-abismo/

    Categorías: Noticias regionales

    EL CUENTO DE LA VIOLENCIA Y EL FUTURO SAQUEADO

    Vie, 26/10/2018 - 20:00

    Por Silvana Melo   ***

     Tal vez ellos lo entiendan con más lucidez que el televidente medio. El que decidió creerse el parrafito de la violencia mientras le resultaba más cómodo ignorar lo que perderá, torrencialmente, con el presupuesto 2019. Acaso sea más sencillo hablar con los niños sobre la barreta que dejó el policía ahí no más, a centímetros del dirigente de La Poderosa tirado en el piso que no podía creer que argumentaran la detención y los golpes en un arma casual que jamás tuvo en sus manos.

    Porque los pibes ven lo que el adulto adulterado no. Saben y ven que come menos y comerán menos. Que la escuela se len seguirá cayendo encima, que sus padres pasarán del inquilinato a la calle. Que les cortarán la luz y el gas –si eran privilegiados y los tenían-, que sus abuelos terminarán de caer en la indigencia.

    El pibe de piercing y gorrita, experto en supervivencia, ve y sabe. Que la junta de millonarios que en el Congreso decide en qué se gastarán los 45 mil millones presupuestados para el año que viene, no saben y no ven. No les importa, en general. Su negocio es más macro, más global. Es la pertenencia a las sociedades del desarrollo, con el costo carísimo de endeudarse para ser. Para que tengan en cuenta a esta tierra ignota los rock stars de las finanzas internacionales. Los dueños del planeta. Los que, para aceptar a un ícono del subdesarrollo lo someten, lo castigan y colocan su cabeza en el estrado donde declaran. Es la misma lógica que ellos aplican con sus sometidos. El capital induce a los pibes del piercing y la gorrita a pertenecer. Con la misma metodología de los dueños del mundo. Salís de tu barrio con altas llantas y celular. Y te mando a la gendarmería.

    Mientras ellos discuten en su palacio circular, afuera los representantes carnales de las instituciones dejan escombros en la plaza por las dudas. Y robots armados sin cerebro en el alrededor del espectáculo. ¿Cómo se explica a los pibes el déficit cero? ¿Cómo decirles que déficit es gastar más de lo que entra? ¿Cómo decirles que el déficit cero es una variable empresarial y no para el estado, que no hace plata con la gente sino que la debe proteger y asegurarle educación, salud y vivienda? ¿Cómo explicarles que para pertenecer el gobierno de los ricos endeudó a esta tierra al punto de que en el presupuesto 2019 habrá un 50% más de fondos destinados a pagar esa deuda? ¿Se dan cuenta de una los chicos que a esa deuda la pagarán ellos, directamente, sin escalas?

    Saben los pibes de gorrita y piercing, especializados en la sobrevivencia, que las piedras fueron dejadas estratégicamente, para que prendieran los infiltrados, los funcionales, los que encienden la violencia de quince y sirven para omitir la tragedia de millones.
    Que a la barreta la dejó un policía. Que la Ministra de Seguridad vinculó a las organizaciones sociales con el narco. Y después encarceló a los dirigentes. Las organizaciones, única semilla de algún cambio desde las barriadas confinadas por el estado. Peligros latentes en un caso, presentes y desplegados cuando cortan la 9 de Julio y finalmente se las ve y fastidian al televidente cómodo que se tragó el cuento de la violencia y el título de los diarios oficiales y se enterará de qué se trataba cuando el hacha del ajuste le parta en dos cualquier esperanza.

    Ellos saben. Intuyen. Festejan los goles de Benedetto y la media sanción para el pase de Boca a la final de la Libertadores. El equipo que desvela al Presidente. Mientras la banda de ricos que decide en qué se gastará el presupuesto 2019, le da media sanción al paquete que envuelve el futuro como papas, con una hoja de clarín deportivo, y lo deja a la buena –a la mala- de los buitres de afuera. Ese futuro, el de los pibes, el de los viejos, el de la gente ordinaria, no desvela a casi nadie. Ni se cuela entre los gases y las piedras. Invisible.

    http://www.pelotadetrapo.org.ar/el-cuento-de-la-violencia-y-el-futuro-saqueado.html

    Categorías: Noticias regionales

    LA LEY DEL AJUSTE

    Vie, 26/10/2018 - 19:54

    Por Tali Goldman   ***

    El presupuesto es la hoja de ruta ideológica que tiene un gobierno para planificar cuáles serán sus prioridades del año entrante. Y el de Mauricio Macri tiene un único objetivo: ajustar.

    No importaron los detenidos arbitrarios, lejos de donde se había montado el enfrentamiento, no importaron los forcejos en la Cámara de Diputados. Con una gigantografía de Lagarde presente en el recinto para simbolizar quién manda, parte del peronismo provincial y el bloque de Lousteau habilitaron el quórum y el gobierno logró la media sanción del presupuesto.

    Fotos: Joaquín Salguero


    “Estamos bien, quedate tranquila que estamos bien”.
    En la última fila del colectivo 23, en la calle Independencia y Entre Ríos, una mujer manda un mensaje de audio por su celular. “Ya estamos camino a Soldati, traquila”. Son las 16 horas y todavía el nerviosismo y la tensión en los aledaños del Congreso, incluso, un poco más lejos también, continúan. Por whatsapp empiezan a circular las fotos y los videos de los detenidos. El más impactante es el de un pibe que está en el piso, boca abajo y un policía haciendo fuerza para que no se levante. El que filma el video le pregunta el nombre. El pibe jadea y no puede modular bien.

    —Francisco Pandolfi

    —¿Cómo? ¿Cómo te llamás?
    —reitera el hombre que filma desde su celular mientras el policía hace más fuerza sobre su espalda  y su cara para que no pueda responder.

    —Francisco Pandolfi
    —dice como puede—. Ahí está Nacho Levy, referente de La Poderosa, ahí al lado mío.

    En un video que se conoció posteriormente y que se vio en Crónica, se ve claramente cómo ese policía le pone un arma en el bolsillo del pantalón, en lo que se conoce como “plantar” una prueba.

    Francisco Pandolfi y Nacho Levy eran parte de los (al menos) 26 detenidos, entre ellos, trabajadores del Astillero Río Santiago, ATE y Suteba, después de la brutal represión en medio de una enorme movilización en la Plaza del Congreso en rechazo al presupuesto 2019: escrito de puño y letra por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Incluso también circularon las fotos de los cartuchos de gases que utilizaban las fuerzas de seguridad para reprimir. Las municiones grises tenían la insignia “Made in USA” (hecho en Estados Unidos). Ya no hay metáfora posible. Luego de la detención, fueron trasladados a la seccional de Floresta de la Policía de la Ciudad. En la madrugada fueron liberados por orden del juez.

    Es curioso porque el presupuesto que se aprueba se hace a escondidas del acuerdo entre la Argentina y el FMI, que recién se conocerá este viernes. Entonces ¿Por qué apurar la aprobación de la ley de leyes? Está claro.

    Pero nada de esto sorprendió. Lo decían desde todos los rincones: la aprobación de este ajuste se aprobaba con represión. Por eso, el martes por la noche, ya lo venían advirtiendo por las redes sociales y algunos canales de televisión. Alrededor de la Plaza se disponía un enorme vallado, lo que daba el indicio del gigantesco operativo de seguridad que se preveía. Además, en casi todas las esquinas aparecieron volquetes con piedras y otros elementos que suelen ser utilizados para armar disturbios.

    Adentro del recinto también fue un escándalo. Porque mientras afuera era una cacería, los diputados oficialistas fingían demencia y los opositores exigían que se suspenda la sesión argumentando que con represión y detenidos no se podía debatir.

    Todo remitía a aquella escandalosa sesión y represión del último diciembre cuando se debatió la reforma previsional. También llamó la atención que la policía no haya agarrado a ninguno de los encapuchados que tiró piedras. ¿Casualidad?

    Todo siguió pese a los gritos y forcejeos entre diputados, incluso luego de un patoteo explícito del jefe de bloque de Cambiemos Nicolás Massot a Leopoldo Moreau, desafiándolo a pelear afuera, que provocó la ira de Daniel Filmus, quien casi se va a las trompadas con Massot. Y a las 5.46 de la madrugada con 138 votos a favor se aprobó el presupuesto más vergonzoso, con un solo objetivo: pagar la exorbitante deuda que contrajo este gobierno en casi tres años, que ya duplicó la contraida por la Dictadura en seis años de sangre y desapariciones.

    Con Christine presente

    Las periodistas parlamentarias Noelia Barral Grigera y Gabriela Pepe publicaron desde temprano por sus redes sociales, el minuto a minuto sobre la sesión.

    El oficialismo consiguió el quórum con ayuda de los diputados peronistas de San Luis, San Juan, Tucumán, Misiones, dos de Córdoba, uno por Salta, Omar Félix, y el bloque de Lousteau. El kirchnerismo, la izquierda, el interbloque de Felipe Solá, el Frente Renovador y la mayoría del interbloque Argentina Federal no dieron quórum”. Lo que las periodistas informaron fue fundamental. Porque dar el quórum —independientemente de lo que después voten— fue la llave indispensable que tuvo el oficialismo. Haber dado el quórum significó ayer ser cómplice de la sanción de presupuesto que, entre otras cuestiones, perjudica principalmente a las mujeres. Por eso llamó la atención la actitud del diputado Martín Losuteau, un férreo defensor por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito (de hecho echó del bloque a uno de sus diputados porque no iba a votar a favor). Parece que el compromiso con las mujeres no llega a tanto.

    Lo cierto es que con 129 diputados y una gigantografía de la directora del FMI, Christine Lagarde —con la que entró la diputada Victoria Donda— comenzó a debatirse un presupuesto que lisa y llanamente es la “herramienta de planificación de las políticas del gobierno, en donde se pueden leer sus objetivos e intereses”, según explican desde el espacio Economía Feminista. Es una obviedad, pero el presupuesto es la hoja de ruta ideológica que tiene un gobierno para planificar cuáles serán sus prioridades del año entrante. Y el de Mauricio Macri tiene un único objetivo: ajustar.

    Según un minucioso informe realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), que coordina Santiago Fraschina, se determina que “el Proyecto de Ley de Presupuesto 2019 confirma la intención del Ejecutivo en avanzar en un ajuste económico de magnitudes. El Gobierno dispone toda su artillería en pos de alcanzar el equilibrio fiscal en 2019, relegando el resto de objetivos que suelen guiar el accionar del Estado”.

    Los números más agregados que se desprenden del Presupuesto proyectado, marcan una caída del PBI para los próximos dos años. El ajuste proyectado del 2,6% del PBI se logrará a partir de una reducción de gastos de casi un punto y medio. Para alcanzar semejante reducción de erogaciones, el Presupuesto plantea reducciones dramáticas en gastos corrientes en energía (-$3.291 millones) y en transporte (-$18.257 millones), entre otros. Y por supuesto, lo que gana peso presupuestario es el pago de intereses de la deuda. Medido como porcentaje del gasto total, pasará de 7,7 en 2015 puntos a 14,9 en 2019, casi duplicándose. Este avance fue en detrimento de otros de orden social, como son los de Educación y Cultura (-1,2 puntos) y Ciencia y Técnica (-0,4 puntos). Así, el pago de intereses pasa a representar una proporción muy superior al presupuesto de otras áreas.

    Los ejemplos que proporciona el informe de la UNDAV son escalofriantes. “Los pagos de servicios de deuda superarán en más de 24 veces a los fondos destinados a las obras de agua potable y alcantarillados, en 20 veces a las de vivienda y urbanismo, en casi 13 veces a las de ciencia y técnica y en cuatro veces a las de salud”. En otro modo de verlo: “El peso de los intereses de deuda que se pagarán en 2019 representa monto equivalente a 353 millones de AUH, 69 millones de jubilaciones mínimas, casi 56 millones de salarios mínimos y la construcción de casi 20 mil jardines de infantes. Con todo, en 2019 se pagarán más de un millón cien mil peso por minuto, en concepto de intereses de la deuda pública.

    ¿El feminista menos pensado?

    Otro de los puntos clave de este presupuesto y que se llevó el mayor repudio tiene que ver con el brutal recorte con referencia a las políticas de género. Y pese a que a Macri le encanta llenarse la boca hablando de la “brecha de género” en los hechos hace lo contrario. Así lo demostró la periodista Estefanía Pozzo en una nota que publicó en el Cronista Comercial en donde refleja que el Instituto de la Mujer (INAM) perderá un 18 por ciento contra la inflación.

    Según un informe del espacio de Mujeres Sindicalistas de la Corriente Federal de los Trabajadores, también se registra una “pérdida de un 25 por ciento del presupuesto en términos reales en la línea telefónica 13, destinada a la Atención a Víctimas de la violencia familiar” y también la “pérdida de un 25 por ciento del presupuesto para el programa ´Hacemos Futuro Juntas—ex Ellas Hacen—´ uno de los programas del ministerio de Desarrollo Social que ofreció oportunidades de trabajo y formación a mujeres en situaciones de vulnerabilidad”.

    Entrada la noche centenares de personas se congregaban en la puerta de la comisaría comunal 10, exigiendo la libertad de los más de veinte detenidos, mientras la foto de Elisa Carrió con anteojos de sol en pleno recinto, con actitud petulante, se volvía viral. Postales de una Argentina que duele, que indigna.

    http://www.nuestrasvoces.com.ar/entendiendo-las-noticias/la-ley-del-ajuste/

    Categorías: Noticias regionales

    BIBLIA NEGRA

    Vie, 26/10/2018 - 19:40



    Por Luis Bruschtein   ***

    Macri pidió a los argentinos que se enamoren de la presidenta del FMI y el Indec dice que con este gobierno de millonarios incompetentes hay menos pobres que antes. Es como decir que negro es blanco, pero es la Biblia para muchos, una especie de Biblia negra, la contracara de esta realidad donde los pobres se han multiplicado por la aplicación de las políticas del FMI, del cual hay que enamorarse.

    El macrismo sigue construyendo sentido común hegemónico con la ayuda de un Indec trucho, de las corporaciones mediáticas, sectores del poder judicial y la credulidad o la mezquindad del ser humano. Y genera estas criaturas simbólicas grotescas.

    En medio de la hiperdevaluación y la remarcación serial, la causa por las fotocopias de cuadernos o el encantamiento del presidente con Christine Lagarde o la infamia del Indec macrista, tienden a pasar desapercibidos. Un público de mediano y alto poder adquisitivo quiere que la sociedad crea que el gobierno que votaron haya bajado la pobreza. Y ya están enamorados de Lagarde. Pero la mayoría de la sociedad tiene que preocuparse por las facturas de los servicios y el salario que, en la mayoría de los casos, ya está por debajo de la verdadera línea de pobreza. Sin embargo, cuando pasa la primera ola de impacto de la crisis, comienzan a reverberar estos engendros que han sido concebidos con una fuerte carga ideológica y difundidos por las corporaciones de medios oficialistas como se esparce el virus de la peste bubónica.

    Las encuestadoras coinciden en que más del 70 por ciento del país critica el acuerdo con el Fondo.
    En ese país del 70 por ciento, el Presidente habla de enamorarse de Lagarde. Y en el marco de una dura negociación, Lagarde se da el lujo de hacer desplazar a Luis Caputo del Banco Central. Caputo no era su enemigo y, en cambio, era amigo personal de Mauricio Macri. Su cabeza fue entregada a Lagarde, como actuación del amor de Macri en un gesto simbólico de subordinación a un poder superior.

    El FMI no quiere que el nuevo préstamo que otorga a la Argentina sea usado por el Central para frenar al dólar y subsidiar la fuga de capitales. Pero esa decisión se podría haber tomado con un Caputo que no se hubiera resistido. El desplazamiento del titular del Banco Central justo cuando el presidente Mauricio Macri negociaba el nuevo acuerdo con el FMI, no pudo ser una decisión personal de Caputo como dice el comunicado, y aparece claramente como un sacrificio en el altar del organismo financiero internacional. Fue la declaración del nuevo virreynato del Río de la Plata.

    Si el 70 por ciento rechaza el acuerdo con el FMI, se podría pensar que estas actuaciones de Macri acelerarían su suicidio político. Pero en realidad, forman parte de una estrategia donde este esfuerzo por enraizar un sentido común a favor del endeudamiento fenomenal y la consecuente pérdida de decisión soberana ante un poder extraño, se apoya en una contraparte. Puede decir y naturalizar estas barbaridades, porque al mismo tiempo se respalda en la actividad permanente que genera la causa de las fotocopias que seguirá produciendo titulares y comentarios periodísticos durante todo el próximo año electoral.

    La estrategia de fondo busca instalar un sentido común que naturaliza la deuda externa y la pobreza y trata de destruir el sentido común que se le opone. Esa es la razón del caso de las fotocopias de los cuadernos del chófer y el romance descarado con el Fondo al mismo tiempo. No van por separado. Las dos cosas van juntas. Seguramente hubo hechos de corrupción como en todos los gobiernos durante el kirchnerismo. Pero al sistema no le interesa combatir la corrupción. Le interesa instalar que el populismo es corrupto, dígase peronismo o kirchnerismo. Le interesa naturalizar que la soberanía política no es importante y que los que piensan que sí, son corruptos. La discusión no es la corrupción sino la soberanía.

    El tema de la dependencia, de unidos o dominados, se complementa con el de la pobreza. Porque son temas que van de la mano, la subordinación a otros intereses genera pobreza. Y en general, las estrategias de defensa de la soberanía implican distribución de la riqueza. La derecha se preocupó desde los primeros días del gobierno de Néstor Kirchner por insistir en que el discurso distributivo era una mentira, un “relato” del kirchnerismo.

    Durante el gobierno neoliberal menemista ya habían incursionado en el tema buscando naturalizar la idea de que “siempre habrá pobres”. Durante el kirchnerismo, esa cortina de humo de la derecha fue más a fondo con diferentes estrategias: se midió la pobreza con canastas diferentes, se exageraron cifras y se mostraron situaciones de pobreza fuera de contexto. Por supuesto que existían esas situaciones, pero el sentido de las medidas de gobierno —creación de millones de puestos de trabajo, paritarias y programas sociales, índice de aumento y moratorias de las jubilaciones y otras— generaban como tendencia el descenso de la pobreza y de la indigencia.

    Las cifras insultantes que dio a conocer el Indec dicen que en el primer semestre, la pobreza subió algo más que un punto, pero que igual se ubica muy por debajo de como estaba en el 2015. Esas cifras buscan generar la ilusión de que con políticas que producen una colosal transferencia de riqueza hacia los sectores más concentrados de la economía, la pobreza puede bajar. Para el Indec macrista de Jorge Todesca, los servicios suben  grotescamente y puede bajar la pobreza. Suben astronómicamente los precios de los alimentos y la pobreza baja. Hay cientos de miles de despedidos y bajan la pobreza y la indigencia. El salario promedio ha perdido casi el 13 por ciento de poder adquisitivo en estos años, pero baja la pobreza.

    El informe del Indec es tan sesgado que plantea que en el segundo semestre del 2016 el macrismo había logrado bajar la pobreza del 32,2  al 25,7 por ciento.  Son cifras que se suman a la frase de Macri de que el kirchnerismo dejó a “la tercera parte de los argentinos por debajo de la línea de pobreza”. Es el discurso macrista y de alguna parte de la izquierda que no puede diferenciar las políticas distributivas de las políticas neoliberales.  

    Porque no es la pobreza lo que está en discusión para el discurso del neoliberalismo, sino la necesidad de demostrar que el populismo la genera y el libre mercado la disminuye. Necesita demostrar que la Asignación Universal por Hijo y el índice de movilidad jubilatorio son parte de políticas de pobreza. Y que por el contrario, las políticas que favorecen a los ricos bajan la pobreza.

    Ni la pobreza, ni la corrupción le interesan al neoliberalismo o al macrismo.
    Estas cifras, junto con la causa de las fotocopias de los cuadernos y el endiosamiento del FMI están explicadas en una cita que tiene unos cuantos años: “La hegemonía del neoliberalismo no se funda sólo en la coerción, sino en la creación de un sentido común frente a las formas de comportamiento. El neoliberalismo es, por encima de todo, un gobierno sobre la organización de los afectos y los deseos. Interviene sobre la cotidianeidad de las personas, sobre el modo en que se alimentan, se divierten, educan a sus hijos, llevan su vida sexual, desarrollan sus intereses espirituales. No hay gobierno sin la  creación de un habitus”.

    Parece un texto de Durán Barba bajando línea al periodismo oficialista. No lo es, pero seguramente el publicista de la derecha sacó de allí mucho contenido. La cita es del curso “Nacimiento de la biopolítica”, de 1979, de Foucault.

    El debate central, el que la derecha esconde y rehúye, no es una discusión técnica sobre la medición de la pobreza ni sobre las formas legales para perseguir a la corrupción. Es claro que eso no es lo que está en discusión. La polémica se da entre dos proyectos políticos o por lo menos entre dos campos, uno amplio y diverso que representa al campo popular y nacional con sus diferentes corrientes y modelos de país más o menos compatibles, frente al modelo de país que encarna Cambiemos como expresión política del capital concentrado y las transnacionales.

    La economía que peor funcionó en América Latina fue la de la Argentina macrista. La economía que mejor funcionó fue en la Bolivia de Evo Morales. En su discurso en el Consejo de Seguridad, y a pocos metros de Donald Trump, el presidente boliviano desnudó la política de doble rasero: “Estados Unidos invade países, lanza misiles o financia cambio de regímenes y lo hace acompañado de una campaña de propaganda que reitera que es a nombre de la justicia, la libertad, la democracia, los derechos humanos, o por razones humanitarias”. “Quiero decirles —agregó— a Estados Unidos no le interesa la democracia. Si no, no habría financiado golpes de Estado y apoyado dictaduras, no amenazaría con intervenir militarmente a gobiernos democráticamente electos, como lo hace con Venezuela. No le interesan los derechos humanos ni la Justicia. Si así fuera firmaría los convenios internacionales de protección a los derechos humanos (…) no promovería el uso de la tortura, no abandonaría el Consejo de Derechos Humanos y no separaría a niños migrantes de sus familias ni los pondría en jaulas”.

    Como demostró Morales, a Estados Unidos no le interesan demasiado la democracia ni los derechos humanos con que llenan sus discursos. Lo mismo sucede en la Argentina con Cambiemos: no le interesan la pobreza ni la corrupción con que llenan de titulares los medios del oficialismo. Y cuando hablan de esos dos temas, lo que están imponiendo de manera velada y embustera es un modelo de país para pocos.

    https://www.pagina12.com.ar/145319-biblia-negra

    Categorías: Noticias regionales

    CAMINATA MIGRANTE: SUMAN MÁS DE 7 MIL LOS QUE BUSCAN LLEGAR A EU

    Mar, 23/10/2018 - 16:50


    Por Blanche Petrich   *** La caravana de migrantes hondureños se duplicó, quizá triplicó en los pasados dos días, ya que, según el último censo de las agrupaciones civiles que la asisten en su organización y logística, suma 7 mil 233 personas, entre ellas 2 mil 303 niñas y niños.


    Por todos los medios, migrantes centroamericanos buscan cruzar el territorio nacional. Ayer un numeroso grupo realizó un recorrido de 45 kilómetros.Foto Víctor Camacho

    Ayer empezó su trayectoria por territorio mexicano antes de despuntar el día y recorrió los primeros 45 kilómetros en un tiempo récord de siete horas. Es, según ellos, el inicio de un muy largo recorrido. En los anhelos de estos caminantes que proceden de la región más pobre y violenta del continente, su odisea debería extenderse hasta la frontera de Estados Unidos, no importa a qué precio ni por cuánto tiempo.

    El empuje del éxodo hondureño desafió no sólo las amenazas de Donald Trump en Washington, sino al propio gobierno mexicano, que ayer continuó advirtiendo en esporádicas apariciones de los más altos funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) que la gente no puede continuar su trayecto en territorio mexicano si no se aviene a la única opción que les ofrece, que es registrarse en albergues cerrados, bajo control de los agentes de esa dependencia, para iniciar un incierto proceso de solicitud de refugio en México.

    De la opción de otorgar visas humanitarias para que simplemente transiten por México y lleguen a la frontera norte, como es el propósito de la mayoría, ni hablar.

    La oferta del gobierno les fue presentada hace dos días en el punto fronterizo de Ciudad Hidalgo, donde la víspera se suscitó un conato de enfrentamiento en el que la Policía Federal lanzó gases lacrimógenos contra la multitud.

    Pero la opción de refugio en México ha sido desdeñada por el grueso de los caravaneros y la vía para obtenerlo despierta profunda desconfianza.

    Poco más de 600 personas –menos de 10 por ciento del total– aceptaron la propuesta, accedieron a trasladarse al albergue instalado en el recinto ferial en la periferia de esta ciudad y desde hace dos días ahí permanecen. El sitio ha sido vedado para visitadores de organizaciones de derechos humanos y para los periodistas. Para proteger su privacidad, es la explicación oficial.

    Los hondureños que ya ingresaron sus solicitudes de refugio a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) no podrán salir y moverse libremente mientras dure el proceso de análisis de sus casos individuales, que durará 45 días. Al cabo de ese mes y medio nada les garantiza que se resuelvan positivamente sus casos.

    Diversos episodios de la agotadora caminata de ayer pusieron al descubierto la desconfianza de los caravaneros hacia la autoridad uniformada de México y la inconsistencia de la propuesta oficial, a pesar de la retórica.

    Uno de ellos ocurre cuando dos altos funcionarios del INM, el delegado estatal del instituto, Francisco Echeverría, y el director de resoluciones migratorias, Héctor Alemán, improvisan una arenga desde la caja de una pick-up. Echeverría los conmina: No pueden continuar transitando por territorio nacional como lo están haciendo, no pueden seguir si no regularizan su situación. Es la única manera ordenada y segura para ustedes de permanecer en México. De lo contrario, están fuera de la legalidad.

    Los exhorta a que vayan al albergue que controla el INM para ingresar su solicitud individual de refugio. Uno de los migrantes replica:

    –Nos dicen que a los que se lleva Migración los están deportando.


    –¡Eso es falso!
    –responde airado el oficial e invita a que se forme una comisión de representantes para que lo acompañe a la estación migratoria y a los albergues para constatar la veracidad de su ofrecimiento y las condiciones en las que están albergados quienes hasta el momento, unos 750, según cifras oficiales, han aceptado pedir asilo al país.

    Por su parte Héctor Alemán, interrogado sobre lo que pasará con la gente que no se decida por la opción del refugio, responde: Estarán en situación irregular y se les aplicará la ley.

    –¿Como? ¿Van a ser detenidos?

    Retenidos, no detenidos. Y repatriados, no deportados –es su respuesta.

    Sin embargo, los antecedentes recientes de la Comar sobre la alta incidencia de rechazos a las solicitudes de refugio resta consistencia a la única solución que México presenta para enfrentar el desafío del éxodo hondureño. De enero a agosto de 2017 (cifras más recientes disponibles), 2 mil 443 hondureños solicitaron refugio, pero sólo se les concedió a 204.

    No son muchos quienes se detienen a escuchar al funcionario que les habla parado sobre la caja de una pick-up. La mayoría de los integrantes del éxodo hondureño avanzan con paso rápido bajo el sol ardiente y no les llama la atención el ofrecimiento oficial.

    En contraste con la rudeza del trato oficial a la caravana, los hondureños exhiben una insuperable habilidad diplomática para ganarse el corazón de los chiapanecos que los ven pasar.

    Habían iniciado su caminata antes que despuntara el sol. Eran ya cerca de las nueve de la mañana cuando se acercaron a Ciudad Hidalgo. Un nutrido grupo de periodistas, muchos de ellos de las grandes cadenas internacionales, se apostaron en el puente peatonal. Cuando la columna humana quedó al alcance de las cámaras empezó a corear a todo pulmón: México, México, México.

    Y así continúan 7 mil almas que marchan y cubren varios kilómetros de carretera con su movimiento, sus sonrisas, su sudor y su semblante exhausto bajo el sol inclemente. A su paso se van ganando el corazón de los chiapanecos, que se prodigan en gestos solidarios.

    Tambos de agua fresca para los sedientos, cajas enteras de mandarinas y plátanos, motobicis y camiones de redilas que circularon a la par para poder dar aventón, sobre todo a madres con chicos y a personas mayores, que también las hay. En un punto se repartían sombreros, en otro zapatos usados –quizá la prenda más apreciada por los caminantes, que fuerzan sus pies a marchas intensas; más allá camisetas remanentes de las campañas políticas. Fue visible una empatía que hace pensar en el fracaso de las campañas de odio que alimentaron desde las redes sociales los conocidos ejércitos de bots en días pasados.

    Si la solidaridad y el acompañamiento de la población se hace notar con sus gestos sencillos, también es notable la precaria presencia de organismos no gubernamentales o asistenciales. Grupo Beta, el cuerpo creado por el INM para brindar asistencia y auxilio a los migrantes, ha desplegado apenas un par de unidades, inconsistente con la inédita dimensión de esta movilización.

    Pero, sobre todo, se extraña la intervención del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), ya que ha sido el propio gobierno mexicano el que ha colocado el foco de esta caravana en el terreno del refugio.

    http://www.jornada.com.mx/2018/10/22/politica/003n1pol

     

    Categorías: Noticias regionales

    “PUTO Y LADRÓN…”

    Mar, 23/10/2018 - 16:42


    por Sergio A. Rossi   *** 

    El revanchismo oligárquico no es nuevo y siempre se presenta declamando buenas intenciones. En tiempos de la Revolución Libertadora hubo una campaña feroz para “desperonizar” al pueblo argentino. El decreto 4161/56 prohibía las palabras Perón, peronismo, etc., y se persiguió a los funcionarios del gobierno caído, al que se acusó indiscriminadamente de corrupción.

    No faltarían casos verdaderos ni arrepentidos vergonzantes. El odio gorila hizo circular depravaciones del líder, como que tenía un harén de jóvenes militantes de la UES o que científicos alemanes le habían fabricado unas lentes para poder ver desnuda a la actriz Gina Lollobrígida. Además de las fotos de la italiana lanzaron comentarios infamantes atribuyendo al líder una relación homosexual con el boxeador negro Archie Moore, a quien había recibido tiempo antes del golpe cuando la gloria deportiva yanqui visitara la Argentina. La respuesta popular no fue avergonzarse de ser peronista. Aparecieron pintadas diciendo “puto y ladrón, queremos a Perón”.

    El gorilismo atribuye semejante consigna a la “incultura de los negros y su ignorancia cívica”, cuando refleja, por el contrario, una alta conciencia política que no se deja engañar, y a la que ninguna anécdota o hecho particular, real o inventado, pone en crisis a la hora de una evaluación racional de las políticas en juego.

    Del mismo modo que nadie deja el cristianismo por los crímenes perpetrados en su nombre, o por las faltas de los clérigos.

    https://www.revistalabarraca.com.ar/puto-y-ladron/

    Categorías: Noticias regionales

    LA PÍLDORA Y LA ILUSIÓN DEL CUERPO PROPIO

    Mar, 23/10/2018 - 16:35



    Por Celeste Murillo   ***

    En agosto de 1960 comenzó a comercializarse la píldora anticonceptiva. Por primera vez en la historia, las mujeres controlaban su ciclo reproductivo. Pasó más de medio siglo, pero sigue siendo resistida por las Iglesia y los sectores conservadores, los mismos que vimos bramar cual dinosaurios contra el derecho al aborto legal.

    En un barrio pobre de Nueva York, una enfermera recibió a Sadie Sachs, una mujer de 28 años, madre de tres hijos, que se había realizado un aborto casero. Cuando se recuperó, Sadie le transmitió la preocupación que le quitaba el sueño: ¿cómo evitar otro embarazo? “Otro bebé me va a matar”, le dijo al médico. “Decile a tu esposo que duerma en el techo”, fue la única respuesta que recibió. Unos meses después, Sadie murió luego de realizarse un nuevo aborto casero. La vida y la muerte de Sadie era la de las mujeres cuando el siglo XX apenas rozaba la primera década.

    Cuando Gregory Pincus conoció a esa enfermera muchos años después, en 1950, la universidad de Harvard ya lo había puesto de patitas en la calle, había tenido que improvisar un laboratorio en su garaje y pensar nuevos destinos. Margaret Sanger había escuchado de sus investigaciones y sus conocimientos en reproducción de mamíferos y le propuso crear una pastilla anticonceptiva. ¿Una pastilla que no cura nada? ¿Un medicamento para una persona que no está enferma?

    Sanger estaba acostumbrada a que le digan que no. No funcionaría. Y si funcionaba, ningún laboratorio la fabricaría, ningún médico la recetaría. ¿Una pastilla que les diera a las mujeres el control sobre su cuerpo? Cuando Pincus escuchó la idea, en Estados Unidos 30 de sus 51 estados tenían leyes que prohibían la anticoncepción. A esto se sumaba que en la década de 1950 la tasa de fertilidad era alta y considerada un acto de patriotismo en el país, que se recuperaba con fuerza de la Segunda Guerra Mundial. En 1957, el promedio de hijos por mujer era 3,7 (por algo lo llamaban baby boom). Así y todo, a Pincus le pareció una idea magnífica y, sobre todo, no tenía nada que perder. Dijo que sí.

    El día llegaría el 18 de agosto de 1960, cuando el “malestar sin nombre”, como lo bautizó una de las pioneras de la segunda ola feminista Betty Friedan, ya encendía el movimiento de liberación femenina.

    La píldora

    El 11 de mayo de 1960, el organismo que autoriza drogas y medicamentos en Estados Unidos, FDA (por sus siglas en inglés), aprobó la comercialización del primer anticonceptivo oral, llamado Envoid. El 18 de agosto salió a la venta la píldora anticonceptiva.

    Por primera vez en la historia, las mujeres podían planificar un embarazo, y podían hacerlo de forma independiente (no necesitaban el sí del novio o el marido como sucedía –y sucede– con el preservativo) y cómoda (hasta ese momento, solo se utilizaba la esponja o el diafragma, que requerían preparación). Este cambio fue un terremoto en la vida de millones de mujeres: podían planificar, y no solo la cantidad de hijos; podían pensar en estudiar, en trabajar.

    En un número especial de la revista estadounidense Newsweek dedicado a los inventos más revolucionarios de los últimos dos mil años, 80 científicos colocaron a la pastilla anticonceptiva en el podio junto a la imprenta, la computadora y la energía nuclear. En sus páginas se leyó: “Cambió para siempre el rol social de la mujer y la conformación tradicional de la familia”.
    La llegada de la pastilla anticonceptiva fue un desarrollo de la ciencia pero no fue solo eso. En Estados Unidos y los principales países de Europa, las mujeres se movilizaban en lo que se conocería más tarde como la segunda ola feminista (la primera había sido el sufragismo, que conquistó el derecho al voto). Junto a la demanda de igualdad económica, la sexualidad y a decidir sobre el cuerpo ocuparon un lugar importante en el movimiento de liberación femenina.

    Mujeres preparando distintas pancartas, década de 1960.


    La larga marcha de la libertad

    Controlar la fertilidad fue una preocupación de las mujeres a lo largo de la historia. Como recorre Silvia Federici en Calibán y la bruja, ya durante la transición violenta hacia el capitalismo, la caza y quema de brujas había intentando destruir el control que las mujeres habían ejercido sobre su función reproductiva. Para regular la procreación, se intensificó la persecución de las “brujas”, se demonizó cualquier forma de control de natalidad y de sexualidad no procreativa. La política de control sobre el cuerpo de las mujeres se tradujo en la negativa de un derecho democrático elemental: decidir si querían ser madres, cómo y cuándo, es decir, disponer de su cuerpo.

    La negativa a ese derecho está naturalizada ya que la opresión de la mitad de las personas, por su género, juega un rol funcional en una sociedad basada en la explotación de una clase (minoritaria) del trabajo de la otra (mayoritaria). A lo largo de la historia, patriarcado y capitalismo han sabido trabajar en conjunto, aggiornado y concediendo lo necesario para mantener lo esencial. El derecho a decidir sobre el cuerpo solo existe en aquellos lugares donde las mujeres han desafiado esa naturalización, exigiendo ese derecho democrático elemental.

    La enfermera que mencionamos al comienzo fue una de las pioneras del control de la natalidad en Estados Unidos. Margaret Sanger también defendía el derecho al aborto legal y fundó en 1921 la Liga Americana para el Control de la Natalidad, que más tarde se transformaría en la Federación Americana para la Planificación Familiar. Estaba convencida de que los embarazos no deseados colocaban a las mujeres en una posición de inferioridad para organizar su vida, por eso instaló una clínica en Nueva York en 1916, que le valió la cárcel por difundir la utilización de métodos anticonceptivos.
    Conocer de cerca la vida de las mujeres pobres, que morían como moscas en los abortos clandestinos realizados en condiciones insalubres, la transformó en una defensora del aborto legal. También abogaba por la libertad sexual y el amor libre, pero sostenía que para practicarlo las mujeres debían ser las que controlen su fertilidad.

    Desde comienzos del siglo se desarrollaban investigaciones para bloquear la ovulación. En 1938 Hans Inhoffen y Walter Hohlweg, dos investigadores de Schering, lograron sintetizar el primer estrógeno: etinilestradiol, que sigue siendo hasta hoy la base de las pastillas anticonceptivas. Sanger empujó estas investigaciones, consiguiendo fondos y alentando investigadores, como los que finalmente dieron con la fórmula en la mitad del siglo XX.
    Fueron el biólogo estadounidense Gregory Pincus y el ingeniero químico mexicano, Luis Miramontes Cárdenas, quienes inventaron la píldora anticonceptiva. En 1951, los investigadores sintetizaron la hormona noretisterona, un agente que inhibe la ovulación, la base de la de la píldora anticonceptiva.

    El equipo realizó pruebas científicas, primero en animales y luego en mujeres. Esta historia, como tantas otras, no pudo eludir el ADN racista de casi todas las empresas estadounidenses. Un texto aparte merecerían las más variadas denuncias que existen, ninguna insospechada, sobre el trato racista de las pruebas que se realizaban en mujeres negras y latinas (las primeras pruebas se realizaron en Puerto Rico), para luego aplicarlas de forma segura en las mujeres blancas. En 1955, el doctor Pincus finalmente anunció que habían descubierto la fórmula: la píldora Envoid, con 150 microgramos de mestranol y 10 miligramos de norethynodrel, que bloqueaba la ovulación.

    La píldora Envoid no fue aprobada inmediatamente para control reproductivo. En 1957, solo se vendía para tratar desórdenes menstruales severos. Recién en 1960 fue autorizada como anticonceptivo. Porque el límite ya no era científico o médico, era social y político. Por eso, además del aporte fundamental de investigadores y científicos, la píldora no podría haber existido sin el movimiento que cuestionó la “condena social” que significa para las mujeres la maternidad obligada que, hasta 1960, no podían siquiera planificar.

    El impacto de Envoid fue inmediato. En medio año, más de un millón de mujeres en Estados Unidos ya la tomaban, y se empezaba a producir y distribuir en países de todo el mundo. En enero de 1961 comenzó a comercializarse la primera pastilla fuera de EE. UU., Anovlar (elaborada por Schering, hoy Bayer). Primero en Australia, a través de Alemania ingresó en Europa y, a lo largo de los meses avanzó en América latina. El cambio no fue bien recibido por instituciones como la Iglesia o la derecha religiosa pero el cambio era irreversible.

    A lo largo de los años, diferentes investigaciones buscan reducir las dosis hormonales para disminuir los efectos secundarios. Con 58 años, la píldora sigue alimentando debates aunque su uso se ha extendido a casi todo el mundo, en muchos países garantizado por leyes de salud reproductiva, en otros todavía a merced de las ganancias de los laboratorios, lo cual obstaculiza el acceso a una gran parte de las mujeres.

    Más allá de la píldora

    El riesgo de los embarazos no deseados, que interrumpían estudios y trabajos, ponía una traba evidente en la sexualidad femenina. Esta realidad no solo limitaba a las mujeres y multiplicaba las desigualdades, también abonaba prejuicios como mantenerse virgen hasta el matrimonio. La abstinencia sexual era a menudo la única forma segura de evitar embarazos.
    Así lo resume la historiadora e investigadora del Conicet Karina Felitti, autora del libro La revolución de la píldora, sexualidad y política en los sesenta: La salida al mercado de la primera píldora anticonceptiva se produjo en medio de los debates sobre la “explosión demográfica” y las transformaciones en las relaciones de género, los modelos familiares y las pautas de sexualidad. La píldora conmovió a la sociedad en su época y fue objeto de disputas entre instituciones y actores con expectativas e intereses muy diferentes.

    La pequeña píldora, pionera en el control de la natalidad pero no exenta de debates, ha recorrido un largo camino. Con detractoras y defensoras, quizás destronada por el preservativo, que para todas las generaciones pos VIH es la forma más segura de mantener relaciones sexuales, la pastilla sigue siendo la variante de anticoncepción más utilizada por las mujeres. Los nuevos métodos, como los parches o implantes subdérmicos que buscan evitar los efectos secundarios que se detectaron con el uso prolongado, avanzan sobre el camino allanado por Sanger, Pincus y Miramontes, por mencionar solo a algunos de los indispensables en esta historia.

    Las mujeres también han recorrido una historia demasiado larga en la conquista por sus derechos y contra los prejuicios milenarios (religiosos, políticos y culturales). La píldora fue enorme al crear posibilidades antes impensadas. Pero resultó demasiado pequeña cuando lo que está en cuestión no es solo el ciclo reproductivo sino la igualdad, que solo aparece en la ley, pero todavía es una conquista a futuro en la vida. Lo sabían las primeras que pintaron en una pancarta “Por el derecho a decidir”, lo saben las que gritaban bajo la lluvia cubiertas de glitter verde en 2018 cuando el Senado y la Iglesia les negaron el derecho al aborto legal.

    http://www.laizquierdadiario.com/La-pildora-y-la-ilusion-del-cuerpo-propio?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter

    Categorías: Noticias regionales

    MACRI ES EL NUNCA MÁS AL REVÉS

    Mar, 23/10/2018 - 16:21



    Por Martín Granovsky   ***

    El tormento sistemático contra Milagro Sala es parte de un modelo que mezcla codicia, desidia y crueldad. Por eso muchas consignas siguen vigentes: “el ajuste mata”, “esto no cierra sin represión” y muchas otras.

    Pero los propios partidos populares, los sindicatos y las organizaciones sociales de a poco les van quitando el condimento que los vuelve rutinarios. Les añaden nombres y apellidos. Afinan sustantivos y usan los verbos que mejor corresponden con las acciones que buscan describir.

    Codicia es, por ejemplo, la transferencia de ingresos previa a la fuga masiva de divisas.
    Un caso de desidia ya estructural es la Gobernación bonaerense a cargo de María Eugenia Vidal. Murió una vicedirectora, Sandra Calamano, murió el carpintero Rubén Rodríguez, cada día recibe su descarga de electricidad una docente. Vidal, ya con el rostro desencajado y sin el look Heidi, aplica el método de la distancia y la disociación respecto de la realidad mientras compra tiempo. Crueldad es, para mostrar el mismo ejemplo de la Escuela 49 de Moreno, que el encargado de la educación bonaerense Gabriel Sánchez Zinny el jueves 16 haya visitado furtivamente la escuela acéfala  –el director de licencia, la vice muerta–   y haya terminado escapándose cuando un maestro y la madre de un chico lo encararon. Un video muestra que la madre llora mientras Sánchez Zinny huye. Es que, detenido un gasista por homicidio culposo e imputado su delegado Sebastián Nasif por incumplimiento de los deberes de funcionario público, el resbaladizo Sánchez Zinny es un serio candidato a la imputación cuando la cadena de responsabilidades suba un escalón más.

    Montar el andamiaje institucional de la codicia, la desidia y la crueldad es una tarea que Mauricio Macri encaró desde el comienzo de su gobierno con dos decisiones. Una, la transformación de Jujuy en una zona liberada para que Gerardo Morales pudiera encarcelar a Milagro Sala. No es una metáfora. PáginaI12 sabe por un ex funcionario nacional que pidió reserva de su nombre que en diciembre de 2015 Macri le prometió vía libre a Morales. “Vos dale, Gerardo”, fue una de las frases. La otra decisión inmediata fue la designación de dos miembros de la Corte, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, por decreto de necesidad y urgencia.

    El escándalo fue monstruoso y Macri consiguió la aprobación del Senado para sus dos candidatos. Pero jamás hubo marcha atrás de la Presidencia de la Nación en el caso de Milagro Sala. El Estado argentino solo asumió fugazmente la responsabilidad internacional hacia los organismos interamericanos y mundiales de derechos humanos por iniciativa de Susana Malcorra y de Leandro Despouy, inicialmente canciller y encargado de Derechos Humanos de la Cancillería. Llamativamente, ninguno de los dos está más en su cargo. Para Macri hostilizar a Milagro Sala desde el principio fue una política del Estado tan irrenunciable como cuidar a los amigos que se quedaron con sus empresas para proteger nombre y, sobre todo, bienes. Una política de alto nivel como construir un mecanismo completo de endeudamiento, intereses, aumento del déficit fiscal por esos intereses, pago de comisiones y articulación subordinada respecto del sistema financiero mundial.

    Con la preventiva inmediata de Sala quedó establecida la doctrina que regiría durante toda la Administración Macri. La misma que se aplicó siempre para el 60 por ciento de los presos de la provincia de Buenos Aires, los presos pobres y desconocidos: Justicia lenta, aplicación arbitraria de las normas procesales y uso de la preventiva como una pena monárquica.

    Ahora se le resquebraja el esquema, pero el Gobierno fue hábil en lograr una confusión entre la verosimilitud jurídica y la verosimilitud política. No son lo mismo. En lenguaje corriente, lo verosímil es lo que tiene apariencia de verdadero y resulta creíble para quien lo observa. En Derecho, lo verosímil es la probabilidad de que algo tenga sustento jurídico.

    En política se aplica la acepción corriente. Es verosímil lo que otro cree por un contexto, por su propia experiencia, por un sistema de pensamiento, por la coherencia entre lo que percibe y la realidad. Luego, además, eso puede ser verdadero. La verosimilitud juega, naturalmente, en tandem con la verdad. Pero en tensión permanente. En el medio están la articulación política, las campañas, la pelea por el poder, la realidad y la percepción de la realidad, el poder crudo y el poder encubierto, la persuasión y la manipulación exitosa. Es como una ecuación cuyas variables se definen de un modo diferente todos los días. Una ecuación que, cada tanto, queda sintetizada en el voto.

    Para que en la Justicia lo verosímil pase todos los exámenes, y pueda llegar al plano de la verdad jurídica, el Estado de Derecho cuenta con una herramienta: el debido proceso. El artículo 18 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre dice: “Toda persona gozará de la garantía de concurrir a los tribunales para hacer valer sus derechos y a disponer de un procedimiento sencillo y breve que ampare contra actos de autoridad que violen sus derechos”. La Declaración Universal de Derechos Humanos señala que “toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente por un tribunal independiente e imparcial”. Los dos textos legales son parte de la Constitución desde 1994.

    En la política puede alcanzar con la verosimilitud para ganar elecciones. Sonará lamentable pero así es. En Derecho no: si durante un proceso todo termina en la mera verosimilitud, si no hay rigor en la presentación de pruebas y en la presunción de inocencia, si la preventiva funciona como coacción, el Derecho estará acabado. Y el Estado, entonces, pasará a convertirse en persecutorio.

    Al principio del Gobierno de Macri, los movimientos populares interpretaron la serie de arbitrariedades judiciales contra Milagro Sala exclusivamente como la búsqueda del disciplinamiento social y la domesticación de la protesta. Pero la protesta fue creciendo y alcanzó picos altísimos en diciembre de 2017, durante la poda de las jubilaciones, este año con los movimientos legislativos y sociales contra el tarifazo y esta año también con la fabulosa creatividad de las marchas feministas y la pelea por el aborto libre y seguro.

    Si el Gobierno nacional pensó que la prisión de Milagro Sala bastaría para domesticar la protesta, cometió un error.
    ¿Y entonces? Quizás no habría que descartar la figura del castigo. Un castigo que, al revés del papel que juega en las teologías basadas en el pecado, en este sistema no se vincula con el llamado a la conversión. Tal vez no habría que descartar que exista el objetivo final de extirpar toda rebeldía como prólogo de eventuales reformas e instalar en el país un régimen de zona liberada en relación con el Derecho Internacional. Igual que en Brasil con la proscripción de Lula, el objetivo en la Argentina sería un Nunca Más al revés: que nunca más a nadie, y menos a una mujer india, se le ocurra reivindicar derechos. Ni siquiera procesales.

    martin.granovsky@pagina12.com.ar

    https://www.pagina12.com.ar/136280-macri-es-el-nunca-mas-al-reves

    Categorías: Noticias regionales

    BRASIL Y LAS ELECCIONES: RUMBO AL ABISMO

    Lun, 22/10/2018 - 18:38

    Por Elaine Tavares   ***

    La población brasileña va a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales sumida en un surreal mundo de mentiras que se distribuye alucinadamente por las redes sociales, principalmente las que no son públicas, como el whats app.

    En cada grupo de amigos o de familiares, proliferan los mensajes – producidos con una imagen y una frase de efecto – vaticinando cosas que podrán ocurrir si gana el candidato del PT: kit gay en las escuelas, niños siendo llevados al comunismo, pedofilia, el aumento de la violencia, y otra suerte de otros tantos absurdos que, a pesar de ser increíbles, se asumen como verdad. “Mi tía lo mandó” o “Vino directo del maestro de mi hijo”, son frases usadas para respaldar como verdad las mentiras que vuela por los grupos.

    En esa semana, pocos días antes de la elección, un reportaje del diario Folha de São Paulo, desvela un gran esquema de producción y distribución de las noticias falsas, que estaría siendo financiado por un grupo de empresarios aliados de la campaña de Jair Bolsonaro. Los valores estratosféricos, más de 20 millones, estarían siendo asignados para el trabajo de manufactura de esas mentiras así como su distribución en grupos estratégicos.

    La denuncia, que debería tener el peso de una bomba atómica, ya que la base de la campaña de Bolsonaro es el combate a la corrupción, no está encontrando eco junto a los partidarios del candidato del PSL. Ellos reciben como mentira lo que es verdad y no se dispone siquiera a conversar sobre el tema. La red Globo, mayor red de televisión del país, silenció sobre el tema y la Red Record, de la Iglesia Universal, aliada de Bolsonaro, también escondió. Así que la población que se informa por la televisión ni siquiera sabe del hecho. En las redes sociales, la candidatura de Haddad intenta repasar las informaciones, intentando derribar el mito de la “caza a la corrupción”, pero aunque hay muchos militantes, no se compara al gigantesco sistema montado por el candidato de la derecha.

    El Tribunal Superior Electoral, que tomó meses para actuar sobre algunas mentiras escabrosas que rodaban en facebook, sigue al ritmo de un mastodonte, sin actuar en el combate a las denuncias que llegan a los borbotones, siendo ignoradas olímpicamente. Para los brasileños que logran escapar de la burbuja manipuladora de las redes sociales, queda absolutamente claro que no vendrá del poder judicial ninguna acción, al final, ese pie de la democracia burguesa estuvo aliado a las fuerzas del golpe dado en 2016 y no será ahora, a los 44 minutos del segundo tiempo, que cambiará de rumbo. Posiblemente la verdad sobre este tremendo escenario de mentiras sólo aparecerá dentro de algunos años, cuando se convierta en historia.

    Pero, al final, la realidad no es tan simple como puede parecer. Y la ceguera en relación a las mentiras transmitidas por la candidatura Bolsonaro sólo fue posible porque encontró terreno fértil en una población agotada con la realidad de corrupción de los agentes públicos y su siempre sistemática miseria en lo que se refiere a la educación, la salud, la vivienda, la seguridad. Durante los 14 años de gobierno petista esos grandes temas fueron tratados de manera paliativa, sin cambios estructurales, ni tampoco hubo inversión en la organización popular. La lógica fue cooptar sindicatos y movimientos, domesticando a las masas en vez de prepararlas para los combates que acabaron llegando con el avance de las fuerzas conservadoras. La acción en el Congreso Nacional debería haber servido de alerta, con las bancadas de la bala, el buey y la biblia actuando de manera relajada y ya preñando lo que hoy vivimos.

    El huevo de la serpiente fue generado sin resistencia y hoy el país se enfrenta a una inmensa parte de la población totalmente cegada por lo que llaman “amenaza comunista”. En esa semana un grupo de personas entró en una actividad promovida por la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, de la iglesia católica, atacando a los religiosos e insistiendo en que la iglesia es comunista y que ellos no permitirán más. En el acto, se veían personas totalmente alucinadas, gritando “fuera de PT”, acusando al partido de comunista, cosa que jamás fue.

    El trabajo criminal de manufactura de una verdad inexistente promovido por los apoyadores del candidato Bolsonaro jugará a Brasil en un caldero ultraconservador en el que “personas de bien” tratarán de perseguir y destruir a personas e instituciones que creen ser “comunistas”, haciendo que el país vuelva 40 años, como insiste en decir el candidato del PSL. Ellos quieren y sueñan con un pasado que, según creen, era de paz y prosperidad. Lo que no saben es que no era así. Pero, nadie que está en la burbuja quiere saber de historia o de verdades. Ellos ya tienen las suyas, aunque fabricadas, y no creen en nadie que quiera desvelarlas. Incluso un hecho incontestable, con pruebas y todo, como la corrupción deslavada en la campaña, no encuentra eco. Todo lo que resta son convicciones, como enseñaron los jóvenes jueces brasileños en el pasado reciente cuando iniciaron la cacería a Lula.

    El Brasil se va al abismo y con el se puede arrastar toda América Latina.

    http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/10/19/brasil-y-las-elecciones-rumbo-al-abismo/

    Categorías: Noticias regionales

    EL SERMÓN FINAL DE SAN ÓSCAR ROMERO SIGUE RESONANDO EN LA ACTUALIDAD

    Lun, 22/10/2018 - 17:55

    Por Amy Goodman y Denis Moynihan   ***

    El domingo 14, el papa Francisco santificó al arzobispo salvadoreño Óscar Romero. En la ceremonia, el Papa vistió el cinturón litúrgico manchado de sangre que Romero llevaba cuando fue asesinado el 24 de marzo de 1980.

    El día anterior a su muerte, el arzobispo había pronunciado un sermón en donde instaba a los soldados salvadoreños a desobedecer las órdenes de sus superiores: “Yo quisiera hacer un llamamiento de manera especial a los hombres del ejército y, en concreto, a las bases de la Guardia Nacional, de la policía, de los cuarteles. Hermanos, son de nuestro mismo pueblo. Matan a sus mismos hermanos campesinos. Y ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás’. En nombre de Dios, pues, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno, en nombre de Dios: cesen la represión”.

    Matt Eisenbrandt es abogado especialista en derechos humanos y autor del libro “Assassination of a Saint: The Plot to Murder Óscar Romero and the Quest to Bring His Killers to Justice” (El asesinato de un santo: el complot para matar a Óscar Romero y el intento de llevar a los asesinos ante la justicia). En una entrevista para Democracy Now! describió la trascendencia de ese último sermón: “La Basílica estaba repleta de gente ese día, como era habitual. En el libro cito el testimonio de William Wipfler, que había ido desde Estados Unidos y era una figura muy importante de la Iglesia Episcopal, que lamentablemente, falleció hace unos días. Su testimonio sobre la misa de ese día en el juicio que se llevó a cabo en Estados Unidos fue realmente deslumbrante. Habló sobre el continuo aplauso que recibió Romero a lo largo de la misa, algo que, para la gente de Estados Unidos, es inaudito: escuchar ese tipo de aplauso en una misa católica y sentir tal emoción en la sala. En las grabaciones de la transmisión por radio se puede escuchar la forma en que crece el aplauso cuando él llega a la frase: ‘Cesen la represión’. Esa frase resonó luego en todas las radios del país, en todos los rincones de El Salvador”.

    Al día siguiente de esa misa, en la capilla de un hospital, un hombre armado le disparó a Romero en el corazón y lo mató de un solo tiro.

    El arzobispo Óscar Romero pronunció ese sermón cuando la violencia militar contra los civiles, que contaba con el apoyo de Estados Unidos y devastó Centroamérica en las décadas del 80 y principios de los 90, crecía en intensidad y brutalidad. Los escuadrones de la muerte, aliados a la junta de gobierno de derecha que gobernaba El Salvador, tiraban cadáveres en las calles todas las noches. El asesinato de Romero conmocionó al mundo e impulsó un movimiento de solidaridad mundial.

    En 1980, un año después de que la Revolución Sandinista derrocara la dictadura respaldada por Estados Unidos en la cercana Nicaragua, el Pentágono y la CIA intensificaron el apoyo clandestino hacia los violentos gobiernos de derecha, armando y entrenando a sus militares y paramilitares. Lamentablemente, con el apoyo del presidente Ronald Reagan, un reinado de terror y masacres azotó la región, pasando por Guatemala, Honduras y El Salvador, y dejó cientos de miles de civiles torturados y asesinados e innumerables poblaciones arrasadas.

    La teología de la liberación, un movimiento originado dentro de la Iglesia Católica, había estado creciendo durante décadas, procurando empoderar a las masas para escapar de la pobreza y la desigualdad. Esto era visto como una amenaza por las élites gobernantes, que comenzaron una campaña de asesinatos contra los sacerdotes que abogaban por la liberación. Meses después del asesinato de Romero, cuatro religiosas estadounidenses fueron violadas y asesinadas por soldados salvadoreños. En 1989, los militares mataron a seis sacerdotes jesuitas, junto con su ama de llaves y su hija.

    El padre Roy Bourgeois explicó en una entrevista para Democracy Now!: “[Los responsables de] todos estos casos y de miles más se formaron en la Escuela de las Américas del Ejército de Estados Unidos”. Esta institución ahora se llama Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad y, al igual que su predecesora, consiste en un programa de entrenamiento militar en la base del Ejército de Estados Unidos en Fort Benning, Georgia. Como nos dijo el padre Roy Bourgeois, “nuevo nombre, misma infamia”. Bourgeois ha liderado un enérgico movimiento de protesta contra la Escuela de las Américas. Una noche de 1981, Bourgeois se trepó a un árbol dentro del predio de Fort Benning, frente a los cuarteles que albergaban a 525 soldados salvadoreños. Allí subido emitió una grabación del último sermón de Romero con un reproductor de audio portátil. Por esa protesta, el padre Bourgeois pasó un año y medio en prisión. La organización que fundó, el Observatorio de la Escuela de las Américas, realizó protestas anuales durante años frente a la base militar. Ahora la organización se congrega cada noviembre en la frontera entre Estados Unidos y México “en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas migrantes”, tal como dice Bourgeois.

    El padre Roy Bourgeois ve una conexión directa entre la violencia en Centroamérica en la década de 1980 y la masiva cantidad de refugiados que ahora huyen de la región. Lo explicó de esta manera en Democracy Now!: “El militarismo de la Escuela de las Américas, que entrenó a más de 70.000 militares latinoamericanos en el arte de matar, junto con las políticas económicas actuales de Estados Unidos, es una parte importante de la causa fundamental de por qué tantas personas huyen de sus países. Están haciendo lo que nosotros haríamos en su situación. Si se quedan, morirán”.

    https://www.democracynow.org/es/2018/10/19/el_sermon_final_de_san_oscar

    Categorías: Noticias regionales

    COPPPAL EXIGE FIN DE PERSECUCIÓN JUDICIAL A CRISTINA Y PIDE POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS EN ARGENTINA

    Lun, 22/10/2018 - 17:50

     

    Bajo el lema: “Hacia la construcción de sociedades incluyentes y equitativas en América Latina y el Caribe”, se desarrolló en Panamá  la  XXXVI  reunión plenaria de la COPPPAL (Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América latina y el Caribe).


    Rubén Berrios – Francisco Cafiero – Martin Torrijos – Jorge Drkos

    El Encuentro estuvo marcado por las manifestaciones de solidaridad y reconocimiento hacia los líderes populares y de la izquierda latinoamericana que están siendo perseguidos, se exigió el cese de la persecución Judicial contra la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex Presidente Rafael Correa sin olvidar que Lula da Silva y los ex Vicepresidentes Amado Boudou y Jorge Glass (Ecuador) se encuentran privados de su libertad sin pruebas y sin respetar las normas del debido proceso. Estas acciones autoritarias son realizadas porque los grupos de poder y la derecha saben que en elecciones libres estos dirigentes podrían volver al ejercicio de la primera magistratura en sus respectivos países.

    La XXXVI Plenaria  aprobó entre otras,  una declaración de condena a la injusta detención de los referentes políticos y sociales como es el caso de  Milagro Salas, Julio De Vido y Fernando Esteche entre otros , de respaldo al reclamo de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas y espacios circundantes y  una condena a la posibilidad de que se instalen bases militares.

    La COPPPAL  es uno de los ámbitos de debate multipartidario más importante de las fuerzas de nacionales y populares, progresistas, de izquierda de diversos orígenes, en el que participan organizaciones de todos los países latinoamericanos y caribeños, así como invitados de otras regiones.

    Estuvieron presentes , Martin Torrijos  Presidente de Panamá mc , Fernando Lugo de Paraguay  , Adam Chávez  dirigente PSUV y hermano del Comandante Hugo Chávez , Galo Mora ex ministro de Cultura de Rafael Correa ,  Rubén Berrios líder del Movimiento Independentista de Puerto Rico , Margarita Zapata (nieta del líder histórico mexicano) , los candidatos a Presidente del PRD de  Panamá y del Farabundo Marti de El Salvador . Nuestro país estuvo representado por Francisco Cafiero y Jorge Drkos quien refiriéndose a las políticas neoliberales que obstruyen el desarrollo de los pueblos, manifestó que “Engañan diciendo que son lo nuevo, Nosotros decimos que son políticas de ajuste, de recesión, de pobreza y  de entrega,  que en realidad son retrocesos para nuestros pueblos” dijo al respecto.


    Dip. Roy Daza (Venezuela) – Jorge Drkos – Adam Chavez y Francisco Cafiero

    A lo largo del encuentro se trataron distintas temáticas, como, Cultura, Economía, Medios de Comunicación, Genero, Medio Ambiente, Juventud; también hubo espacio para que los parlamentarios compartieran sus experiencias y plantearan los desafíos sobre cuáles se debe legislar. En todas las discusiones  ha predominado un firme compromiso de continuar reivindicando la lucha por la participación, la construcción de poder popular, defender los espacios institucionales, el estado de derecho, de terminar con las persecuciones y encarcelamiento a dirigentes políticos y luchadores sociales y de garantizar una distribución equitativa de la riqueza.

    La COPPPAL  es una instancia plural abierta que procura contribuir a la elaboración de políticas alternativas, de la lucha por plena independencia y de la democracia en el continente. Es un espacio en el que se reivindican los valores de libertad y justicia social. Es un marco de socialización de experiencias, de articulación de acciones de solidaridad y al mismo tiempo de condena, rechazo y denuncia de hechos que atentan contra la integridad de los pueblos y de las personas.

    I REUNION PLENARIA COPPPAL

    Declaración de PANAMA

    1. Al cumplirse 39 años de su fundación, los principios básicos que dieron origen a la COPPPAL la lucha por Libertad, la igualdad, la distribución equitativa de la riqueza y la integración de nuestros pueblos siguen vigentes y proyectándose al futuro. En aquel momento, se trataba de recuperar la democracia y las libertades públicas violadas por las dictaduras militares. En la actualidad, se trata de defender los espacios institucionales y el estado de derecho, de terminar con las persecuciones y encarcelamiento a dirigentes políticos y luchadores sociales, de garantizar una distribución equitativa de la riqueza.

    1. El contexto mundial es de creciente conflictividad. La recesión económica, la hegemonía del capital financiero, la creciente disputa entre los EEUU de América, China, Rusia, la situación en Medio Oriente son situaciones que generan inestabilidad y tensión permanente.

    1. La región está en disputa entre dos modelos: el de la restauración del viejo orden conservador subordinado a los EEUU y los organismos internacionales que imponen el orden neoliberal a escala planetaria o el modelo de integración de los pueblos basado en principios de libertad, igualdad y de justicia social como fue lo realizado por muchos de nuestros gobiernos en la primera década del Siglo XXI.

    1. Es necesario reivindicar permanentemente esa etapa, signada por el surgimiento de presidentes y líderes como Hugo Chávez, Lula, Néstor y Cristina Kirchner, Tabaré Vázquez y José “Pepe” Mujica, Fernando Lugo, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel

    Ortega, Sánchez Cerén, Leonel Fernández, Manuel Zelaya y la presencia histórica de la Revolución Cubana con Raúl y el recuerdo eterno de Fidel.

    1. Estos gobiernos se caracterizaron por la recuperación de soberanía, la reparación de los daños sociales causados por las dictaduras y el neoliberalismo, logrando que más de

    70 millones de compatriotas salieran de la pobreza, generaron nuevos derechos e impulsaron los procesos de integración regional.

    1. Este proceso de transformaciones se encontraba en sus etapas iniciales cuando comenzó una contraofensiva que llevo adelante golpes parlamentarios y cívicos- militares que destituyeron los Gobiernos legítimos de Paraguay, Honduras y a Dilma Rouseff en Brasil, sin olvidar los intentos fallidos en Ecuador y Bolivia y la agresión permanente a la República Bolivariana de Venezuela.

    1. En la actualidad esa contraofensiva se está desplegando en toda la región, tratándose de un plan desestabilizador diseñado por el imperio que se apoya en la complicidad de los grupos económicos, los medios de comunicación y el Poder Judicial. Su objetivo es restaurar el viejo orden conservador y autoritario, imponiendo el neoliberalismo en la región.

    1. -En este sentido condenamos la ofensiva del gobierno de los EEUU de entorpecer la relación con Cuba, y las injerencias internas para debilitar a los gobiernos de Nicaragua El Salvador y al régimen espurio instalado por la fuerza en Honduras y a través de un fraude electoral escandaloso en la historia reciente de América latina y el Caribe. Denunciamos el notable incremento de la pobreza y la falta de trabajo, la inseguridad creciente y la violación en todas sus formas de los derechos humanos, es por esto que exigimos la liberación inmediata de los dirigentes políticos y sociales que guardan prisión en cárceles de máxima seguridad, sin respetar las normas del debido proceso y que son tratados de forma inhumana y arbitraria.

    1. -Seguimos con preocupación los acontecimientos en Colombia, es por ello que pedimos que se cumplan con los acuerdos alcanzados en el proceso de Paz entre le Gobierno de Colombia y las FARC, esperando que la predisposición y el esfuerzo de todos los actores involucrados permitan alcanzar una solución permanente, justa y definitiva.

    1. Denunciamos y exigimos el cese de la persecución Judicial contra la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y los ex Presidentes Rafael Correa, Fernando Lugo y Mauricio Funes sin olvidar que Lula da Silva y los ex Vicepresidentes Amado Boudou y Jorge Glass se encuentran privados de su libertad sin pruebas y sin respetar las normas del debido proceso. Estas acciones autoritarias son realizadas porque los grupos de poder y la derecha saben que en elecciones libres estos dirigentes podrían volver al ejercicio de la primera magistratura en sus respectivos países.

    1. Pero también es cierto que en esta región en disputa comienzan a revertirse algunos balances de poder que aparecían como negativos, así la instauración de la Constituyente y la realización de elecciones en la República Bolivariana de Venezuela permitieron el fortalecimiento del proceso de paz y del gobierno de Nicolás Maduro al frente de la Revolución Bolivariana.

    2. Es en este contexto que se vuelve imprescindible capacitarnos y prepararnos para dar la batalla en el terreno de las ideas, porque allí anida el germen de la victoria. Es necesario profundizar nuestra lucha por una Patria Latinoamericana y caribeña, Justa, Libre y Solidaria.

    1. Los pueblos de la Patria Grande comenzaron a parir en sus territorios mecanismos destinados a contrabalancear las brutales ofensivas antipopulares. Basta con recorrer nuestra historia para reencontrarnos con la decisión fundante de defender nuestra comunidad latinoamericana y caribeña de naciones.

    1. Instamos a los gobiernos y pueblos de Bolivia y Chile a seguir construyendo el camino del dialogo, convencidos que encontraran un acuerdo digno para ambas naciones que permita terminar con el enclaustramiento marítimo boliviano.

    Convencidos que inexorablemente, más temprano que tarde, los caminos libertarios vuelven a hacerse al andar, es que nos manifestamos:

    Por el fin del bloqueo a Cuba

    Por la recuperación de las Islas Malvinas Por la Independencia de Puerto Rico

    Por una Paz justa y permanente en Colombia.

    Por la defensa de los derechos laborales y sociales conseguidos en la primera década de este siglo

    Por el respeto de las institucionalidad democrática y los Derechos Humanos Por una Democracia Participativa con Justicia Social

    ¡Por la Segunda y definitiva Independencia de los Pueblos de América Latina y el Caribe!!!!

    Panamá, 12 de octubre de 2018.

    Resolución sobre Argentina

    La XXVI Reunión Plenaria de COPPPAL realizado del 10 al 12 de octubre de 2018 en Panamá denuncia la delicada situación que atraviesa la democracia argentina. Se ha vulnerado el Estado de Derecho y la división de poderes. Situación generada a partir de

    la profunda crisis económica , la política neoliberal implementada por Macri y sus socios financieros internacionales que han vuelto a endeudarse con el FMI, provocando un profundo deterioro social y económico en la sociedad argentina.

    Denunciamos la persecución política judicial contra la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la de dirigentes sociales, sindicales y políticos de la oposición. Exigimos la libertad de todxs aquellos que se encuentran enjuiciados y privados de su libertad sin respetar el debido proceso, como son los casos de Milagro Salas, Amado Boudou, Julio De Vido y Fernando Esteche solo por mencionar algunos.

    Estas detenciones se enmarcan en una serie de acciones y amenazas que desde el gobierno nacional, cuentan con la complicidad del Poder Judicial y el apoyo e impulso de los monopolios mediáticos. Acciones dirigidas a criminalizar la protesta social y perseguir a las organizaciones populares, como parte de un plan dirigido a enfrentar la resistencia social ante la aplicación de su proyecto antipopular y de subordinación al FMI .

    La instalación de instalación de bases militares constituye un aspecto clave de la estrategia imperial de dominación sobre nuestros pueblos, las mismas han servido a lo largo del tiempo para garantizar la hegemonía y control de EEUU sobre los países de la Región, facilitándole la posibilidad de inmiscuirse en nuestros asuntos internos, instigar y desestabilizar a los gobiernos populares y garantizar su control y posterior saqueo de nuestros recursos naturales estratégicos.

    Manifestamos nuestro rechazo a la decisión del Gobierno de Mauricio Macri de autorizar la instalación de bases militares extranjeras en nuestro territorio. Condenamos cualquier intento de militarización en la región y reiteramos nuestro compromiso con la defensa de la soberanía e independencia de nuestros pueblos.

    Reconocemos la legítima e imprescriptible soberanía Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Advertimos la actitud claudicante del Gobierno en el reclamo de Soberanía, el tema no está en un lugar central de su gobierno.

    Denunciamos la militarización e introducción de armas nucleares en el Atlántico Sur y la persistente actitud colonialista y militarista del Reino Unido de Gran Bretaña.

    Resolución sobre Brasil

    La XXXVI Reunión Plenaria de COPPPAL realizado del 10 al 12 de octubre de 2018 en Panamá manifiesta su apoyo a la decisión tomada por el ex Presidente Luis Inacio “Lula” Da Silva y la Conducción Nacional del PT de impulsar las candidaturas de Fernando Haddad y Manuela D´ Avila a Presidente y Vice.

    Es necesario e imprescindible el triunfo del frente electoral “El Pueblo Feliz de Nuevo” conformado por el PT, su aliado histórico el PC do B, el PROS, sectores del PSB, líderes de otros partidos, movimientos sociales, gremiales y referentes de las fuerzas democráticas y populares para construir un país más democrático, con más justicia

    social, con más educación y salud, con más empleo y salario digno, recuperando e impulsando la integración de los pueblos de América latina y el Caribe.

    La victoria servirá para frenar en Brasil y el resto del continente el acuerdo de las derechas vernáculas con los EEUU que persiguen judicial y mediáticamente a dirigentes, militantes sociales, sindicales y políticos como es el caso de Lula u otros ex presidentes que son acosados, se encuentran enjuiciados y/o privados de su libertad sin respetar el debido proceso.

    Manifestamos nuestra decisión de difundir, promover y organizar acciones que impulsen y acompañen las candidaturas propuestas por Lula , ya que en ellas está la posibilidad de que más temprano que tarde se reconozca su inocencia y que el pueblo brasileño recupere la esperanza de construir una sociedad más justa, libre y soberana.

    Resolución sobre Honduras

    La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe, reunida en la ciudad de Panamá en su XXXVI plenaria ordinaria del 10 al 12 de octubre de 2018 expresa su más firme condena al régimen espurio instalado por la fuerza en Honduras y a través de un fraude electoral escandaloso en la historia reciente de América latina y el Caribe apoyado por EEUU.

    Denunciamos el notable incremento de la pobreza y la falta de trabajo, la inseguridad creciente y la violación en todas sus formas de los derechos humanos, es por esto que exigimos la liberación inmediata de los presos políticos que guardan prisión en cárceles de máxima seguridad, sin respetar las normas del debido proceso y que son tratados de forma inhumana y arbitraria.

    Resolución sobre políticas anti migratorias de EEUU

    La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), reunida en la ciudad de Panamá en su XXXVI plenaria ordinaria del 10 al 12 de octubre de 2018 :

    Rechaza enérgicamente la política anti migratoria, xenófoba, discriminatoria y criminal de la actual administración estadounidense, encabezada por el Presidente Donald Trump, emprendida con acciones como: la interrupción del Programa de Acción Diferida para los Llegados a Estados Unidos en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), la separación y enjaulamiento de los niños migrantes ante la deportación de sus familias, y las persecuciones de Tolerancia Cero instruidas a la Guardia Nacional contra los Migrantes, en razón de que todo lo anterior ha violentado el Derecho Internacional, los Derechos Humanos, los principios de solidaridad, cooperación y hermandad signados en tratados internacionales, y promovidos al interior de organismos internacionales.

    Resolución sobre NICARAGUA:

    La XXXVI reunión plenaria de COPPPAL realizada en la Ciudad de Panamá del 10 al

    12 de octubre del 2018 , reconoce y valora la continuación del proceso de transformaciones sociales llevado adelante por el FSLN y el gobierno presidido popr el Comandante Daniel Ortega que ha reducido la pobreza y la desigualdad en Nicaragua .

    Rechazamos cualquier intento externo de intromisión en los asuntos internos. Repudiamos las acciones desestabilizadoras realizadas por grupos terroristas.

    Apoyamos la busqyueda del dialogo como el mejor camino para alzcanzar la paz y la continuidad del proceso de transformaciones sociales y políticas que se llevan a cabo en Nicaragua.

    Resolución sobre Paraguay

    La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), reunida en la ciudad de Panamá en su XXXVI plenaria ordinaria del 10 al 12 de octubre de 2018, manifiesta que :

    En Paraguay se han realizado elecciones en abril del 2018 y la COPPPAL ha constatado graves hechos fraudulentos que indudablemente afectaron el resultado final.

    Entre otros hechos graves se constató que en muchos locales y mesas receptoras de votos no había condiciones para el voto secreto y, más bien, dirigentes del oficialista Partido Colorado conducían impunemente al voto. El Frente Guasu denunció 535 actas claramente fraudulentas, las que no fueron revisadas.

    Para peor, meses después de las elecciones se divulgó un audio de un alto funcionario de la justicia electoral que ofrecía alterar los resultados s favor del hoy destituido y procesado senador Jorge Oviedo Matto.

    Hoy todas las fuerzas democráticas del Paraguay, encabezadas por el Frente Guasu, exigen una amplia y profunda reforma electoral que dé garantías a la voluntad popular y la democracia, así como la inmediata renuncia de toda la cúpula del Tribunal Superior de Justicia Electoral.

    La COPPPAL hace suyo este imprescindible reclamo democrático para que en el Paraguay puedan desarrollarse elecciones verdaderamente libres y democráticas.

    Resolución sobre Puerto Rico

    La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), reunida en la ciudad de Panamá en su XXXVI plenaria ordinaria del 10 al 12 de octubre de 2018, acuerda:

    Expresar una vez más, como ha hecho desde su reunión fundacional en Oaxaca, México en 1979, su apoyo irrestricto a la causa de la independencia de Puerto Rico.

    Condenar enérgicamente la mas cruda y reciente manifestación del colonialismo en Puerto Rico encarnada en una Junta de Control Fiscal (nombrada unilateralmente en 2016 por el gobierno de Estados Unidos) que ejerce poderes omnímodos en Puerto Rico por encima de las ya menguadas facultades de gobierno local y que esta incondicionalmente al servicio de los acreedores del gobierno colonial postergando indefinidamente la atención a las necesidades básicas de la empobrecida población.

    Denunciar las políticas económicas y fiscales que constituyen el modelo económico del colonialismo en Puerto Rico y que han culminado con un periodo de contracción económica que lleva ya una década y que ha promovido la despoblación y la depauperación de la sociedad puertorriqueña.

    Hacer un llamado a la comunidad internacional, particularmente a los países de América Latina y el Caribe, para que la Asamblea General de las Naciones Unidas examine el caso colonial de Puerto Rico y se pronuncie sobre el mismo, tal y como lo ha venido reclamando el Comité Especial sobre descolonización de las Naciones Unidas por muchos años y de manera unánime.

    Requerir al gobierno de Estados Unidos que descargue su responsabilidad descolonizadora bajo el derecho internacional, y que se comprometa a poner en marcha un proceso que permita que el pueblo de Puerto Rico pueda ejercer plenamente su derecho inalienable a la libre determinación y la independencia.

    Resolución sobre Relaciones con China

    La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), reunida en ciudad Panamá en su XXXVI plenaria ordinaria del 10 al 12 de octubre de 2018, resuelve apoyar a Panamá, República Dominicana y El Salvador que en ejercicio de su soberanía establecieron recientemente relaciones diplomáticas con la República Popular China.

    Rechazamos las descalificaciones, presiones y amenazas que se están aplicando contra esos países por haber establecido dichas relaciones y reafirmamos el derecho de todos los países de la región a desarrollar libremente sus relaciones internacionales en forma autónoma y sin interferencias extranjeras.

    Resolución sobre Venezuela

    Las organizaciones políticas participantes de la XXXVI Reunión Plenaria Ordinaria de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL), celebrada entre los días 10 al 12 de octubre de 2018 en la ciudad de Panamá-República de Panamá, expresan su respaldo absoluto al hermano Pueblo venezolano y al Gobierno Bolivariano dirigido por el Compañero Presidente Nicolás Maduro Moros, ante la agresión sistemática de que es objeto por parte del imperialismo norteamericano; en procura de lograr su aislamiento y sometimiento.

    Las amenazas proferidas contra la República Bolivariana de Venezuela por parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante su discurso en el 73 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) -orientadas a la ampliación del criminal bloqueo impuesto a Venezuela y la reiteración de la posibilidad del uso de la “opción militar” contra la nación latinoamericana-, expresan el rol que el gobierno norteamericano ha decidido asumir en la conducción de la oposición política de ese país.

    La adopción de dicha opción en contra del Pueblo de Simón Bolívar y Hugo Chávez, sobre la cual también han declarado diversos voceros del Departamento de Estado y del Ejército de los Estados Unidos, así como el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; constituye una violación a los más elementales principios del derecho internacional, y tendría una repercusión en toda la región latino caribeña de impredecibles consecuencias.

    Lamentablemente, algunos gobiernos de países del Continente han acompañado esta arremetida en contra de la Nación venezolana, lo que evidencia una actitud hostil frente a la República Bolivariana de Venezuela y sus Instituciones democráticas; así como una posición de irrespeto y agresión que deja de lado cualquier iniciativa dirigida a resolver las controversias por las vías diplomáticas y políticas, en el marco del derecho internacional.

    De allí que, las organizaciones políticas participantes de la XXXVI Reunión Plenaria Ordinaria de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL), resuelvan:

    Primero: Manifestar su enérgico rechazo a una intervención militar en contra de la República Bolivariana de Venezuela, y su pleno respaldo a todas las iniciativas políticas y diplomáticas dirigidas a resolver las controversias entre los países.

    Segundo: Reafirmar, con apego a los conceptos principistas que rigen el sistema de las Naciones Unidas, que la solución a los asuntos referidos a la situación política interna de Venezuela solo compete a los venezolanos y las venezolanas, a sus partidos políticos, a sus organizaciones sociales y a sus Instituciones.

    Tercero: Respaldar la propuesta formulada por el compañero Presidente Nicolás Maduro de constituir un equipo técnico independiente, que abra una averiguación exhaustiva acerca de los hechos acaecidos el pasado 04 de agosto, cuando se perpetró

    un “magnicidio en grado de frustración” en contra del Jefe del Estado y altas autoridades de esa Nación, ejecutado por un grupo terrorista.

    Cuarto: Reafirmar el comunicado que la COPPPAL emitiera en ocasión de las declaraciones del secretario general de la OEA, Luis Almagro.

    Quinto: Expresar su plena solidaridad con la manifiesta y clara disposición al diálogo político, a la concertación y a la cooperación reiteradas permanentemente por el compañero Presidente Nicolás Maduro, desechando cualquier proposición cuyo contenido y desarrollo vaya dirigido a socavar la soberanía y el irrespeto a las Instituciones democráticas de la República Bolivariana de Venezuela.

    En tal sentido, la COPPPAL asume la tarea de promover todas las iniciativas políticas a su alcance para que se desarrolle un diálogo político entre el Gobierno de los Estados Unidos y el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, orientado a resolver el problema de las restricciones que tienen las operaciones financieras internacionales de Venezuela, derivadas de una Orden Ejecutiva emitida por el gobierno norteamericano.

    Sexto: Respaldar los esfuerzos que en el marco del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica viene desarrollando el Gobierno Bolivariano; a fin de resolver de manera integral los asuntos referidos a su economía, seriamente afectada por las presiones económicas y políticas que ejerce la administración de Donald Trump.

    SÉPTIMO: Mantener una fluida comunicación con los partidos políticos de la República Bolivariana de Venezuela que forman parte de la COPPPAL; a objeto de ir valorando el desarrollo de los acontecimientos, siempre con base a la práctica del diálogo político.

    Resolución Mecanismo de Mujeres de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe

    Considerando: Que la judializacion de la política ha sido utilizado sistemáticamente para desestabilizar los procesos democráticos en nuestra región, y dirigidos particularmente a minar la imagen de los liderazgos progresistas en la región.

    Considerando: La injerencia y la violación constante del gobierno de los Estados Unidos al principio de soberanía y a la determinación de los pueblos se ha convertido en un flagelo que impone una visión neocolonial y fascista en nuestra región.

    Considerando: La intervención directa del gobierno de Estados Unidos contra los gobiernos y pueblos de las hermanas republicas Bolivariana de Venezuela y Nicaragua; el bloqueo criminal e inhumano contra la heroica Cuba, así como la imposición descarada y vil de un régimen dictatorial en Honduras, a través del fraude electoral mas escandaloso de la historia reciente n nuestro continente.

    Considerando: El infame secuestro del presidente Luis Ignacio Lula da Silva, bajo sortilegios legalistas sin sustento jurídico racional o valido, con el fin de evitar su participación en el reciente proceso electoral; estratagema espuria que es también

    enfilada a la persecución absurda y criminal del fascismo en América Latina contra la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el presidente Rafael Correa Delgado en el Ecuador

    Por tanto:

    En nuestra condición de mujeres políticas organizadas, comprometidas con la paz y la construcción de una verdadera democracia participativa y una región latinoamericana prospera y segura, con bienestar para nuestros pueblos:

    Resolvemos:

    Condenar enérgicamente la política imperialista contra nuestros pueblos, al tiempo que nos solidarizamos con los países que hoy son victimas de la codicia criminal de las clases que los dominan y su sumisión abyecta a las ordenes de Washington.

    Hacer un llamado enérgico a los partidos políticos que conforman la Copppal, a unir esfuerzos y voluntades, para fortalecer la integración como mecanismo de lucha y resistencia ante la agresión.

    Expresar nuestra solidaridad irrestricta con los pueblos hermanos de Venezuela y Nicaragua; al tiempo que exigimos que cesen de inmediato todas las acciones de agresión en su contra, tanto desde los Estados Unidos como desde sus organizaciones subalternas como la OEA, de tan triste papel para nuestro continente.

    Exigir la terminación inmediata e incondicional al bloqueo contra la hermana República de Cuba.

    Condenar al régimen espurio instalado por la fuerza en Honduras, y exigir la liberación inmediata de los presos políticos que guardan prisión en cárceles de máxima seguridad, y que son tratados de forma inhumana y arbitraria

    Ciudad de Panamá 9 de Octubre 2018

    Resolución propuesta por miembros PRI y PT de Mexico :

    La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), reunida en la ciudad de Panamá en su XXXVI plenaria ordinaria del 10 al 12 de octubre de 2018 toma conocimiento y aprueba la distribución del material que se adjunta a continuación:

    La representación del PRI y del PT de México ante la COPPPAL de manera conjunta, han hecho la propuesta de incorporar cuatro temas a la agenda de la Conferencia, que consideran de la mayor importancia en la coyuntura actual de América Latina y el Caribe y que, como tal, deben ser reflexionados, debatidos e instrumentados en las políticas públicas de nuestros respectivos países.

    Esos cuatro temas de agenda son: Migración, Gobernabilidad Democrática Eficaz y Fortalecimiento del Sistema de Partidos, Nuevas Formas de Integración de América Latina y el Caribe, y la Promoción de la Cultura de la Paz.

    Con ese propósito han presentado un documento de trabajo denominado “Temas de agenda propuestos para ser considerados en la

    XXXVI Reunión Plenaria de la COPPPAL en la Ciudad de Panamá”, mismo que solicitan a la Secretaría Ejecutiva sea distribuido para su discusión, valoración y enriquecimiento y así pueda formar parte de los esfuerzos y tareas de nuestra organización multilateral de partidos políticos.

    TEMAS DE AGENDA PROPUESTOS POR PRI Y PT PARA SER CONSIDERADOS EN LA XXXVI REUNIÓN PLENARIA DE LA COPPPAL

    CIUDAD DE PANAMÁ, OCTUBRE 10 AL 12 DE 2018

    1.- MIGRACIÓN

    De acuerdo con el Anuario de Migración y Remesas México 2017, actualmente, los migrantes internacionales constituyen poco más del 3.3% de la población mundial (243.7 millones de personas en 2015). De este total, 51.8% son hombres y 48.2% mujeres y la mitad de ellos se ubica entre los 20 y 49 años, aunque 17.4% supera los 60 años.

    Las dos principales regiones de destino de la emigración son Europa y América del Norte que capturan el 45.9% de los migrantes internacionales.

    Entre los flujos migratorios, en la dirección Sur-Norte, sobresale el corredor migratorio México-EE.UU., mientras que en la dirección Norte-Sur, EE.UU-México se ubica en el tercer lugar. A su vez, América Latina y el Caribe contribuyen con el 14.7% de la migración mundial (35.8 millones en 2015).

    En América Latina y el Caribe la migración intrarregional se incrementó significativamente en los últimos años, hasta ser dominante y pasar del 24% a más del 63% en 2010, según datos de la CEPAL. En ese contexto, el volumen de migrantes centroamericanos en tránsito por México con destino a los Estados Unidos, aunque con variaciones, ha mantenido una tendencia creciente, particularmente con relación al flujo migratorio proveniente de los países del denominado Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador).

    En 2015 la migración centroamericana en tránsito por México, alcanzó una cifra cercana a las 420 mil personas. En su composición destaca una edad promedio de 25 años y el cada vez mayor número de mujeres y de menores de edad no acompañados, lo cual agudiza la situación de vulnerabilidad de estas poblaciones.

    Esta situación coloca a México y toda América Latina y el Caribe en la necesidad de fortalecer su capacidad de gestión institucional del fenómeno migratorio que cruza sus fronteras, no sólo bajo los postulados de la Declaración de Nueva York sobre Migración (ONU 2016), sino desde la perspectiva de ensayar nuevas fórmulas de integración en América Latina (CEPAL), basadas en aprovechar los acuerdos comerciales intrarregionales logrados, para traducirlos en una red de desarrollo económico

    transfronterizo, capaz de atraer inversión productiva y hacer crecer infraestructura, energía, transporte, telecomunicaciones, agua y saneamiento.

    De ahí que dar un trato digno a los migrantes implica facilitar un acceso justo y decoroso al mercado laboral formal, que también evite la generación de brechas significativas en materia de protección social y servicios básicos para ellos y sus familias, acordes con las existentes en su lugar de destino.

    El debate sobre la migración se está agudizando. Hay una alarma generalizada sobre la explosión de refugiados, que alcanzó los 21,3 millones de personas en 2016, junto a la creciente preocupación por los emigrantes por motivos económicos. Hoy en día, al menos una de cada 33 personas en el planeta es emigrante internacional.

    La explosiva violencia criminal en Centroamérica y México ha generado niveles de desplazamiento nunca vistos desde las guerras civiles de los años 70 y 80. Los países del Triángulo del Norte de El Salvador, Guatemala y Honduras, además de México se encuentran entre los más violentos del mundo. Los grupos de asistencia de la región han declarado la situación una “emergencia humanitaria”.

    Mientras tanto, durante los gobiernos de Obama y Trump, cientos de miles de mexicanos, centroamericanos y residentes del Caribe, algunos exconvictos, han sido deportados de los Estados Unidos, contribuyendo a nuevas vulnerabilidades en las áreas de retorno. Muchas de estas personas carecen de los servicios de apoyo para regresar a sus comunidades. Algunas de ellas se involucran en organizaciones mafiosas o bandas criminales, lo que contribuye a un círculo vicioso de desplazamiento.

    La escala de la crisis migratoria requiere un nuevo pacto de los gobiernos de América Latina y el Caribe, por ello es loable saludar y respaldar el diálogo entre el Presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador con Donald Trump, donde ambos coincidieron en un plan de desarrollo económico en materia de migración que incluya a los países centroamericanos. Además del control fronterizo, la estrategia considera la necesidad de dar recursos para potenciar fuentes laborales y combatir sus índices de pobreza, en una región donde la tasa de desempleo promedio es de 8.1 por ciento (Banco Mundial, 2016) frente al 5.7 por ciento del mundo.

    La propuesta de López Obrador que recibió el respaldo de Estados Unidos, busca reunir una considerable cantidad de recursos para el desarrollo de la región, los cuales se destinarían en un 75 por ciento a financiar proyectos para crear empleos y combatir la pobreza, y el restante 25 por ciento al control fronterizo y a la seguridad. Este viraje es de suma importancia porque plantea la necesidad de un desarrollo económico en una región invadida por violencia, pobreza y desempleo.

    En este sentido constituye una obligación para la COPPPAL como parte de sus principios, promover que los países con mayor nivel de desarrollo relativo cooperen con los de menor desarrollo relativo en favor de una prosperidad compartida, más aún en el caso de naciones que son hermanas, y esto debe impactar las políticas públicas y las decisiones privadas de inversión.

    Es tiempo de debatir y proponer en un esquema Partidos-Gobierno-Sociedad, solución a un problema que, día a día, se agudiza en nuestra región y donde la relación entre migración y desarrollo debe considerarse, sin duda, como no resuelta.

    2.- GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA

    Entendemos por gobernabilidad las condiciones favorables para la acción del gobierno, la razonable capacidad de mando, de conducción política y de disciplina democrática que pueden alcanzar las autoridades en una sociedad.

    Para que un sistema político pueda cumplir sus funciones de manera cabal, requiere ser legítimo, estable, eficiente y eficaz, así contará con las bases necesarias para desempeñar sus funciones de gobernabilidad y estabilidad.

    Los sistemas políticos en muchos países del mundo han entrado a una crisis, debido a que sus partidos políticos se olvidan de las bases y han dejado de escuchar a la sociedad que deben representar; generando un creciente clima de desencanto democrático que lleva a la inestabilidad de nuestras jóvenes democracias.

    Desafortunadamente nuestra región no está exenta de esta crisis de sistemas y partidos políticos. Las causas de estas dificultades, se fueron incubando en distinta esferas, entre otras en la propensión excesivamente electoral de la transición a la democracia, que rivalizó con el escaso énfasis otorgado a la construcción de las reglas democráticas para el ejercicio del poder, vulnerando así la eficacia social de la política, al relativizar la consecuencia de ser electo: gobernar y hacerlo bien y para todos. En la ineficacia de los partidos políticos para luchar por las causas de la sociedad, en medio de la oligopolización de su vida interna.

    Entre las consecuencias positivas y negativas de la respuesta ciudadana a esas crisis de sistema, entre otras destacan la consolidación de la certeza de que el voto cuenta y se cuenta y de que es posible cambiar a un país en la democracia, mediante la expresión de la voluntad popular en las urnas.

    Diversas encuestas de opinión pública, como LAPOP y Latinobarómetro, muestran que las y los ciudadanos de América Latina y el Caribe prefieren democracia a otras formas de gobierno. Sin embargo, una proporción importante de la población no está particularmente satisfecha con el desempeño de su sistema democrático (50,7% satisfechos, 2014, LAPOP). De acuerdo con el PNUD, aunque la pobreza y la desigualdad se han reducido y millones de personas han pasado a formar parte de la clase media en la última década, la región todavía enfrenta retos. Promover sistemas, prácticas y principios de gobernabilidad democrática efectivos, es clave para abordar las desigualdades estructurales que afectan a la sociedad de América Latina y el Caribe.

    El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha identificado algunos de los retos que enfrenta la región: “revertir las desigualdades, superar las vulnerabilidades, ir más allá los modelos de desarrollo basados en las industrias extractivas, diseñar políticas integrales de seguridad ciudadana y fortalecer la gobernabilidad democrática, y la brecha entre las demandas de los ciudadanos y las respuestas de las políticas públicas. Una buena gobernabilidad promueve la equidad, la

    participación, el pluralismo, la transparencia, la rendición de cuentas y el estado de derecho, de forma que respeta los derechos humanos y es efectiva, eficiente y duradera”.

    Uno de los asuntos más importantes es la evidente pérdida de valor del sistema representativo y el fuerte cuestionamiento –cuando no abierto rechazo- que, desde las expectativas sociales, avanza hacia los partidos políticos. La política no ha logrado interpretar el cambio cultural que se ha producido en nuestros países.

    En América Latina la gobernabilidad se encuentra amenazada, entre otros factores más puntuales, por la crisis fiscal de los Estados, la falta de institucionalización de las organizaciones y procesos políticos, el colapso de los aparatos administrativos y la falta de legitimación de las estructuras políticas. Esos problemas de gobernabilidad en la región se traducen en una inconformidad ciudadana constante, la resistencia social que en muchos casos lleva a la represión. Los estallidos sociales, protagonizados por amplios sectores de la población que expresan su descontento con violencia en las calles, están reemplazando a las tradicionales asonadas militares. El frágil populismo sucumbe, tarde o temprano, a los reclamos populares.

    Diversos especialistas en el tema coinciden que “América Latina deberá urgentemente recuperar la función del Estado y combatir la pobreza extrema para evitar que la proletarización y lumpenización de sus poblaciones termine por destruir la gobernabilidad democrática y toda posibilidad de crecimiento económico para la región”.

    En este contexto, como lo reafirmaron los Jefes de Estado y de Gobierno del Hemisferio reunidos en Lima, Perú, en la VIII Cumbre de las Américas, la prevención y el combate a la corrupción son fundamentales para el fortalecimiento de la democracia y el Estado de derecho en nuestros países, debido a que la corrupción debilita la gobernabilidad democrática, la confianza de la ciudadanía en las instituciones y tiene un impacto negativo en el goce efectivo de los derechos humanos y el desarrollo sostenible de las poblaciones de nuestro Hemisferio, al igual que en otras regiones del mundo.

    A casi dos décadas de inaugurado el siglo, asistimos a un cambio de época que declara el fin de los equilibrios internacionales de la posguerra, exterioriza una transición multipolar todavía insuficientemente definida y exhibe el agotamiento del comando neoliberal de la globalización. Todo ello en medio de casi una década de crisis económica irresuelta y del agravamiento de la brutal desigualdad social entre familias, regiones y países, así como del creciente deterioro ambiental del planeta.

    Las democracias acosadas por bajos índices de crecimiento económico, con regresivas distribuciones de los recursos, asisten a crecientes manifestaciones de hartazgo ciudadano que voltean su apoyo en favor de la entronización de propuestas antisistémicas, que proponen ver al futuro por el espejo retrovisor y apostar a la gobernabilidad del caudillo. Son las mismas que más pronto que tarde se revierten sobre quienes las apuntalaron, con un mayor deterioro de su libertad, de la igualdad, de la tolerancia, de la solidaridad y del desarrollo.

    Muchos son los que gritan por el fin de los partidos políticos, sin más propuesta que la creación, con otros nombres, de nuevos partidos políticos, no siempre consistentes con

    los principios que garantizan la participación de las mayorías y de la minorías en las funciones decisorias del Estado, así como la certeza de los derechos políticos y del respeto a la diversidad; no obstante eso también forma parte, se entiende, del fastidio social.

    La COPPPAL tiene que ser consciente de que no puede imaginarse la democracia sin los partidos políticos, también debe reclamar que los partidos sustenten su quehacer político en valores superiores de servicio a la República y a la ciudadanía en su lucha por el poder. Por eso tiene el reto de seguir siendo un eficaz instrumento para el fortalecimiento democrático y programático de dichos institutos, para así incrementar su capacidad de implementar las decisiones políticas que ofrezcan soluciones a las calamidades manifiestas.

    Hemos perdido de vista que cuando un partido en el poder deja de ser vanguardia se convierte en cabús, se vuelve carga en vez de locomotora, y pierde el control de su destino. Entonces nadie gana, los gobiernos se quedan sin su brazo estratégico y cuando terminan su período, el partido queda destruido y el gobierno debilitado.

    En América Latina existe consenso sobre la existencia de una ruptura en el ejercicio de gobierno, en la mayoría de las jóvenes democracia latinoamericanas y caribeñas, entre la convocatoria electoral a la ciudadanía, los compromisos de campaña establecidos, la emisión de su voto y el cumplimento de lo comprometido una vez pasadas las elecciones. Es decir, la problemática no resuelta del denominado voto efectivo que daña la credibilidad de los partidos políticos y alimenta el desencanto ciudadano con la democracia, estimulando así el fortalecimiento de las opciones caudillistas inherentes al populismo, es por ello que debemos profundizar nuestras democracias por la ruta de restituir un nuevo pacto republicano –en el caso de México la construcción de la IV República de nuestra historia– que soporte el ejercicio democrático del poder. Un modelo de ética y estética pública, soportado en el interés general mayoritario, que marque el deber ser de las conductas políticas y ciudadanas en ese ámbito.

    Es momento de reflexionar sobre el modo en que se comportan los partidos políticos de América Latina y las consecuencias de su funcionamiento sobre la gobernabilidad democrática en la región.

    Si partimos de la premisa de que el funcionamiento de los partidos incide sobre los niveles de gobernabilidad democrática, es decir, sobre la capacidad de los propios actores y las instituciones políticas para procesar las demandas sociales, ofrecer respuestas adecuadas y conducir procesos de cambio que tiendan a afianzar y profundizar la democracia, la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe está en el centro de la discusión y está llamada a ser el faro que alumbre el debate partidista, genere la propuesta y anime un cambio en la región que se extienda por diversas regiones del mundo a través de sus alianzas con ICAPP y CAPP.

    Como actor, la COPPPAL debe abordar con claridad, los problemas que enfrentan los partidos políticos en relación a su organización, el modo en que compiten en el sistema de partidos y la manera en que desarrollan sus tareas de gobierno y proponer una serie de reformas vinculadas a los propios partidos que pueden contribuir en la gobernabilidad democrática del sistema político.

    Para la COPPPAL sería cumplir también con sus objetivos, exhortando y coadyuvando a que todos sus partidos miembros cumplan con una tarea que exige de la participación y del trabajo plural e incluyente de partidos político y ciudadanía organizada, con la mira de ponernos de acuerdo y comenzar una etapa de necesaria reconciliación que nos reúna en lo fundamental –que nos vuelva a unir- para evitar seguir caminando divididos como Partidos Políticos y Sociedad, como ha sucedido durante los últimos años, y poder alcanzar un gran acuerdo en nuestras naciones para la seguridad y la prosperidad compartida, con libertad e igualdad.

    El reto es definir y construir de manera integral y sin atajos el régimen político que reclama la democracia, su naturaleza institucional y su rol en el avance o en el retroceso. Lograrlo abriría un amplio periodo de certeza, paz, crecimiento económico, justicia social y seguridad. Para lograrlo necesitamos recordar nuestras historias como naciones y asumir que requerimos configurar un nuevo pacto social y de poder.

    3.- NUEVAS FORMAS DE INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA

    A partir de los años noventa, dentro de un contexto de globalización creciente, los procesos de integración entre países de una misma región han tomado fuerza en el mundo y América latina no ha sido la excepción. En los últimos veinte años los países suramericanos y centroamericanos han consolidado una serie de esquemas de integración nacidos en décadas anteriores cómo son el MERCOSUR (Mercado Común del Sur), la CAN (Comunidad Andina de Naciones) y el SICA (Sistema de Integración Centroamericano) o han creado nuevos ejes de integración como el ALBA (Alternativa Bolivariana para América Latina), Unasur (Unión de Naciones Suramericanas). Existen más esquemas de integración en otras regiones como el CARICOM (Comunidad del Caribe) en el que 15 países caribeños avanzan en la creación de un mercado común

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL PARTIDO MILITAR TOMA BRASIL

    Lun, 22/10/2018 - 17:42

    Por República  ***
    Tres décadas después de la dictadura, los militares se preparan para gobernar.


    El despacho del diputado Jair Bolsonaro está decorado con las fotos de los cinco generales que ocuparon la presidencia de Brasil durante la dictadura militar (1964-1985). El excapitán del ejército tiene todos los números para lograr que los principios castrenses regresen al palacio de Planalto de Brasilia, esta vez por la vía democrática. Junto a Bolsonaro, asumiría como vicepresidente el general en la reserva Hamilton Mourão. Más de tres décadas después, los militares están listos para regresar al poder con el apoyo mayoritario de la población.El fenómeno Bolsonaro impulsó un millar de candidaturas a gobernadores o legisladores federales y regionales en los comicios del pasado domingo, de los que más de ochenta consiguieron su objetivo o pueden lograrlo en la segunda vuelta del 28 de octubre, en que el ultraderechista del Partido Social Liberal (PSL) lidera las encuestas para la presidencia, con el 58% de intención de voto, ante el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, con el 42%.

    Tras Bolsonaro y Mourão, el cargo más relevante en liza que podría ser ocupado por un militar es el de gobernador de Río de Janeiro, donde el exjuez y exinfante de Marina Wilson Witzel sorprendió al ganar la primera vuelta con el 41% frente al exalcalde carioca Eduardo Paes (19%). Witzel es un férreo partidario de la militarización de las favelas para luchar contra el narcotráfico y la delincuencia, una de las banderas, junto a la lucha contra la corrupción, que han llevado a los brasileños a confiar en los soldados para sacar al país de la crisis.

    Además, dos excomandantes y miembros del PSL competirán en segunda vuelta para gobernar los estados de Rondonia y Santa Caterina. Con relación a las elecciones del 2014, se ha cuadruplicado el número de políticos electos declarados militares. En el Parlamento federal, dos nuevos senadores y 22 diputados responden a esta condición, mientras que cerca de sesenta legisladores de pasado castrense tendrán cabida en las cámaras de los distintos estados.

    Los militares, erigidos el siglo pasado en “salvapatrias” por la fuerza, se sienten ahora con el aval de la población para poner orden. Con casi el 80% de simpatía, las fuerzas armadas figuran en los sondeos como la institución más respetada de Brasil, ante la desconfianza en los partidos, el Parlamento, la presidencia o el poder judicial. En las protestas que destaparon el malestar popular desde el 2013, intensificadas a partir del año siguiente por la corrupción en Petrobras, era común ver carteles donde algunos manifestantes pedían un golpe de Estado.

    En estos años, varios altos mandos en activo perdieron los complejos y, además de reivindicar la dictadura, insinuaron una intervención armada. Entre ellos, el propio general Mourão, que precisamente entró en la reserva a finales del año pasado tras criticar la Constitución y al gobierno. “O las instituciones solucionan el problema político por la acción de la justicia, retirando de la vida pública a esos elementos envueltos en delitos, o entonces nosotros tendremos que imponerlo”, dijo Mourão en una conferencia en septiembre del 2017, cuando hizo afirmaciones ultraderechistas, como que los ciudadanos tienen muchos derechos y pocas obligaciones.

    Ya en el 2015, la entonces presidenta, Dilma Rousseff, había cesado a Mourão como comandante de la región sur y ordenado su traslado a un cargo burocrático en el Ministerio de Defensa, tras proferir declaraciones antidemocráticas en otra charla. “La mayoría de los políticos de hoy parecen privados de atributos intelectuales propios y de ideologías, mientras dominan la técnica de presentar grandes ilusiones que llevan a los electores a pensar que son las necesidades reales de la sociedad”, aseguró el general.

    En su despedida, en febrero, Mourão no sólo no rectificó sino que aumentó la apuesta, exaltando implícitamente la tortura al calificar de “héroe” al coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, fallecido en el 2015. Apodado Doctor Tibiriçá, Ustra fue jefe de inteligencia del ejército en São Paulo bajo la dictadura y responsable del mayor centro de tortura, por donde pasaron la guerrillera Rousseff y parte de los 434 opositores asesinados. A Ustra dedicó Bolsonaro su voto como diputado durante el impeachment contra la presidenta Rousseff en el 2016.

    Una vez cesado y antes de ser elegido por Bolsonaro como candidato a vicepresente, Mourão se convirtió en presidente del Club Militar, tras concurrir como único aspirante a la dirección de esta institución ultranacionalista en Río de Janeiro, aunque con influencia en todo Brasil. Controlado por oficiales en la reserva pero con ascendencia sobre todo el estamento castrense, el Club Militar tiene protagonismo en la política brasileña –hizo campaña para destituir a Rousseff– y ahora apoya a Bolsonaro.

    En un contexto de creciente influencia militar, incluso el comandante en jefe del ejército, general Eduardo Villas Bôas, se ha atrevido este año a presionar al poder judicial para evitar el retorno a la política del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Un día antes de que el Tribunal Supremo confirmara la condena a Lula por corrupción que finalmente le llevó a prisión, Villas Bôas tuiteó un mensaje donde, si bien manifestaba su “respeto a la Constitución”, indicaba que “el ejército brasileño juzga compartir el anhelo de todos los buenos ciudadanos de repudio a la impunidad”.

    Tras el apuñalamiento de Bolsonaro el 6 de septiembre y de que el Tribunal Electoral confirmara que Lula no podría ser candidato, Villas Bôas cargó en una entrevista contra el ex mandatario y alertó de que si el PT insistía en alargar la postulación del ex sindicalista, se estaría “dificultando la estabilidad y la gobernabilidad del futuro gobierno y dividiendo aún más la sociedad”. Antes de confirmar a Haddad como sustituto de Lula en los comicios, el PT reaccionó duramente en un comunicado contra el jefe del ejército. “Es muy grave que un comandante con alta responsabilidad se arrogue interferir directamente en el proceso electoral, algo que las fuerzas armadas no hacían desde los sombríos tiempos de la dictadura”.

    https://www.republica.com.uy/el-partido-militar-toma-brasil-id679855/

     

    Categorías: Noticias regionales

    PARA INTENSIFICAR PROCESOS EMANCIPATORIOS: DEMOCRATIZAR LA DEMOCRACIA

    Lun, 22/10/2018 - 17:36


    por Francisco René Santucho   ***

    Cuando una situación económica y política entra en un proceso de crisis, el desorden y caos que ello suscita, genera efectos que se manifiestan más claramente,  en el entramado social.

    Esto produce una especie de desmembramiento del cuerpo social. La fuente de Trabajo que se pierde o el riesgo a perderlo, profundiza la vulnerabilidad del pueblo trabajador, en tanto organizador y dinamizador de la sociedad. Pero fundamentalmente, atenta contra la moral de los sectores asalariados y los más postergados, y en consecuencia actúa sobre el estado de ánimo general.

    El neoliberalismo es la fórmula que conduce a la infelicidad. Por lo tanto la felicidad es una categoría política. Y un pueblo infeliz, adormecido por la brutalidad de la crisis, demora su reacción en la búsqueda por salir de esta.

    En los sectores dominantes, provocadores cíclicos de crisis, que drenan a sus arcas el flujo exorbitante de capital,  su eficacia radica, en la vertiginosidad y virulencia para consolidar la transferencia de riqueza. Es decir, cuanto más tiempo dure la no reacción, es la garantía del éxito. Saben que los sectores organizados y movilizados son la chispa que puede hacer arder y modificar la situación política. Por ello recurren a tretas, y todo artilugio ilícito con el fin de mantener la “gobernabilidad”.

    De allí su afán por pretender desalentar y desacreditar mediante el engaño; inmovilizar con la persecución y represión o intentar neutralizar una potencial reacción de los sectores populares. Dueños de los medios hegemónicos de comunicación  y demás dispositivos de control y disciplinamiento, los grupos del poder real logran eventualmente la distracción y desorientación de amplios sectores.

    Otro efecto, y en este caso opuesto en relación al anterior, suele ser la acción rebelde de actores individuales, pero que en definitiva tales actos de sublevación, no hacen mella al régimen que lo provoca ni mucho menos logra quebrantar sus propósitos.

    La tajante división que formulara Ricardo Masetti, en el apotegma “los que luchan y los que lloran”, para diferenciar el espíritu de los sectores oprimidos,  en esta nueva contingencia recobra actualidad. Sobre esta dicotomía, luchar o resignar, se configura el ejercicio de la democracia y la creación de nuevas formas de participación y protagonismo social. Los caminos, sin duda, para enfrentar la crisis y pensar nuestro futuro con y desde el protagonismo popular parten de la acción política. ¿Cuál entonces?

    Pensar y construir una verdadera democracia social, como palanca para la ampliación de poder popular.

    La burguesía, en el proceso histórico, en distintas etapas va viendo afectada su acumulación desmedida de capital. En los marcos de la democracia, “cuya estructura jurídica que protege un sistema determinado de organización económica para beneficio del capitalismo extranjero y nativo” (J. W. Cooke), queda entrampada en sus propios contornos. Y es así que históricamente subvierte su propio orden establecido. Las dictaduras militares, a lo largo del siglo XX, que subvirtieron el orden constitucional cíclicamente, en 1930, 1943, 1955, 1962, 1966 y 1976, son la demostración más cabal de su naturaleza. Como conoce de sus propias limitaciones, paradójicamente actúa por fuera de las propias leyes legisladas a su medida.

    La burguesía es antidemocrática.
    Se sale de sus márgenes legales bajo el amparo de la impunidad. Y por ello, cuando les desborda su ilegalidad sacan de la manga la remanida invención de las crisis, como alternancia para salvaguardar el latrocinio.

    Sobre la Democracia -entonces- es dable repensarla. “La democracia y la libertad están definidas a partir del mundo de valores liberal burgués (J.W.C.)”

    Un aspecto sobresaliente emerge en estos tiempos críticos. La misma democracia se torna insuficiente, por reduccionista al mero acto electoral. Convertida a esta altura en un camino estrecho, la democracia tradicional, que mediante sus mecanismos mínimamente debería garantizar derechos, no lo hace, contrariamente los avasalla o lo permite.

    ¿Nos encontramos pues, ante una democracia liberal burguesa devaluada?

    Por lo menos pone en duda una efectiva y eficiente funcionalidad.
    Lo que es una verdad irrefutable es que se encuentra encorsetada y hostigada.

    Los constantes sucesos objetivamente dejan ver la disfuncionalidad de la actual democracia, y la no capacidad para contener el despotismo del poder, ante un sistema conductual de actos de gobierno que la perforan de modo autoritario. Como resultado de políticas, en muchos casos inconstitucionales, que socavan  el Estado de derecho. La duda, recae sobre si esta democracia es viable en sus viejas formas. En función de acontecimientos concretos, por mencionar solo algunos: corrupción; presidente y los altos funcionarios todos procesados; manipulación y procesos electorales fraudulentos; Justicia dependiente, Golpes suaves desde el Poder Judicial, La Justicia corporativa accionando sobre el ejecutivo, medidas de gobierno antipopulares que evaden el Congreso Nacional, injerencia corrosiva del FMI en asuntos internos, denostación infame a nuestra soberanía, etc., etc., demarcan una escuálida silueta de las instituciones qué, “pilares en la funcionalidad de la democracia tradicional” muestran permanente deslegitimación. Con la afirmación, que con la democracia se educa, se come y se cura, ya nos encontramos ante la evidencia de esa incapacidad.

    Al mismo tiempo es esa duda la que toma centralidad en el escenario político, y en la subjetividad de quienes ven atropellados diariamente sus derechos y garantías. Sumado el bastardeo al que se somete a la Constitución Nacional. Pero a su vez es la duda en sí misma la que activa y genera movimiento al pensar y repensar la democracia. A partir de allí, la búsqueda y la acción política disputan nuevos y amplios espacios.

    La duda es potencia. Y es potencia que, siempre que preexista cuanto más no sea, una situación embrionaria de organización convierte a ésta en impulsos para la acción.

    Las masas populares ante una democracia restringida, cuando ésta se vuelve abiertamente represiva, la traspasan con más acciones colectivas.  Avanzan sobre los marcos de la democracia tradicional, para superarla. Inicia ese avance decidida, creando y ampliando el territorio en disputa contra los agoreros del establishment. Pensar la democracia social es pensar en una mayor amplitud de las libertades por conquistar.

    Empujan sus bordes, en el ejercicio democrático de la participación directa y creadora.

    Vemos entonces, cómo formas de organización van gestándose y renovándose. Las que se corresponden al aquí y ahora, con avances y retrocesos, de lo pequeño a lo grande, hasta recrear el modelo de organización política que el pueblo considere oportuna para el momento histórico. Así el protagonismo conquistado por la lucha antipatriarcal y feminista, con la apertura a nuevas estrategias ha permitido ir moldeando los contornos de una democracia social. En clave  dialéctica de la historia, estas luchas y otras van ampliando la base democrática social y participativa.

    La construcción de democracia social participativa es una tarea para el devenir de nuevos tiempos.

    Democratizar la democracia es ir construyendo nuevas libertades. A veces correr los bordes o quebrar su rigidez es el dilema para la conquista de los derechos. Cuando el pueblo radicaliza la democracia es cuando conquista los derechos. Pues estos no salen de la firma de un despacho, o por la voluntad de un magnánimo Juez, sino que son conquistados por la lucha de los de abajo cuando se van organizando. Y si bien radicalizar la democracia contribuye a conquistar los derechos, también significa saber defenderlos cuando la derecha avanza en todos los terrenos, y no sólo económicos, sino políticos, culturales y sociales. Y para construir nuestro futuro, para no quedar en el conservadurismo que es el lugar donde decanta cuando la burguesía se ha apropiado de las viejas conquistas liberadoras, debemos alcanzar una democracia social y la forma organizativa acorde para construir un nuevo proyecto político transformador, que intensifique la emancipación de los pueblos de nuestra América y el mundo.

    https://www.revistalabarraca.com.ar/democratizar-la-democracia/

     

    Categorías: Noticias regionales

    POLITIZAR LAS TICs: UN NUEVO ORDEN MUNDIAL, INTERNET, GOOGLE

    Sáb, 20/10/2018 - 20:35



    Por Alfredo Moreno   ***

    De la “Ruta de la seda” a la “Ruta de los bits”, la experiencia aprendida por oriente indica que el gobierno chino creará una bifurcación de la Red Internet que será dominada por el gigante oriental. El escenario más probable es una bifurcación en una Internet dirigida por chinos y una Internet no china liderada por Estados Unidos.

    China presentó el pasado 15 de mayo el mayor proyecto de obras de infraestructura que haya promovido un solo país en la historia. Cubrirá 65 por ciento de la población mundial, un tercio del PIB global y moverá la cuarta parte de los bienes del planeta.

    La escala de las empresas que se están construyendo, los servicios que se están demandando, la riqueza que se está creando requieren una Internet a escala del cambio. Se trata de la red de obras de infraestructura que conectará por tierra y por mar a China, los países de Asia Central, Medio Oriente, África y Europa

     La globalización significa que China también puede jugar en el mercado de servicios globales disputando liderazgos actuales con foco en Inteligencia Artificial.

    La iniciativa One Belt, One Road (OBOR) o Centurión y Ruta de la Seda, es el proyecto de infraestructura de China para vincularse con 70 países de Asia, África, Europa y Oceanía con ferrocarriles y rutas marítimas.

    El Secretario General del Partido Comunista de China, Xi Jinping, propuso en septiembre de 2013 en sus respectivos viajes a Rusia, Kazajistán y Bielorrusia; “hace más de dos milenios, las personas diligentes y valientes de Eurasia exploraron y abrieron nuevas vías de intercambio comercial y cultural que unían las principales civilizaciones de Asia, Europa y África, respectivamente llamadas ruta de la seda por generaciones posteriores”.

    La magnitud del OBOR amenaza el papel del G-7 o el G-20 como foros para debatir el desarrollo en infraestructura en países en desarrollo. En esta red caben todos, especialmente los países en vías de desarrollo, y queda al margen de las alianzas militares.

    La nueva red de Internet integra a 60 países que representan el 75 por ciento de las reservas energéticas conocidas al mundo y al 70 por ciento de la población mundial y generaría el 55 por ciento del PIB mundial.

    El gobierno comunista chino tiene previsto invertir unos 1,4 billones de dólares. Se trataría de un cinturón político económico, basado en cinco pilares: comunicación política, circulación monetaria, entente entre pueblos, conectividad vital y fluidez. Así el proyecto tendría que estar terminado para el 2049, año donde el país rememoraría los 100 años de fundación de la República Popular.

    Google ha retomado sus tratos con China, el actual CEO, Sundar Pichai, sostuvo conversaciones con el gobierno sobre el lanzamiento allí de una versión censurada del buscador. El portal The Intercept filtró que Google está trabajando en un buscador para el país asiático.

    Si los resultados financieros de Google ya son buenos ver: El relato del mundo, con la entrada en China podrían crecer a un ritmo exponencial. Sin embargo, dentro de Google hay muchos empleados que ven este proyecto con mucho recelo.

    Las reuniones que desarrolla Google con sus empleados, “todos formamos parte del talento”, derivaron en situaciones tensas que llevaron a que los directivos afirmen que todavía estaban lejos de tener un producto viable para China, pero que efectivamente están explorando la vuelta.

    China, definitivamente, ha ganado la batalla a Google.
    Internet no ha cambiado China, pero el Internet que quería China (controlado) es cada vez más una realidad en más países del mundo.

    Antecedentes a la nueva ruta de Internet fueron manifestados por los países del grupo BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica) al iniciar el proyecto para dotarse de su propio sistema de Internet con el fin de salir de la órbita del control de Estados Unidos.

    Lo que hoy conocemos como Internet se halla bajo la administración de la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), una asociación administrativa del Departamento del Comercio de Estados Unidos que otorga a los países los bloques de direcciones IP que serán utilizados por los proveedores de Internet (ISP) locales.

    La creación de una nueva “internet”, con su propio órgano de administración y gestión es una proposición del Consejo de Seguridad Nacional de la Federación Rusa.
    Todavía no se sabe cómo se articularía eso con el sistema de DNS (Domaine Name System) alternativo que ya funciona en China.

    La Tecno política preocupa a los Estados Unidos ya que las posibilidades de perder el control de las telecomunicaciones mundiales son cada vez más ciertas. La nueva Internet global tiene la configuración de las tensiones políticas del poder global, las comunicaciones en Internet se bifurcan en más zonas, de manera que, para estar al alcance de todos los internautas, los sitios web tendrían que estar adscritos y mostrar pasaporte digital para navegar entre los diferentes sistemas o zonas políticas con intereses económicos en tensión social.

    *** Alfredo Moreno

    Computador Científico. Delegado FOETRA ARSAT. Profesor TICs UNM


    https://www.alainet.org/es/articulo/195653

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto