Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 33 mins 43 segs

    MENTIRAS Y POSVERDADES

    Mar, 19/12/2017 - 18:21

    Por Julio Maier

    La palabra “posverdad” no figura en nuestro diccionario castellano o, si se quiere, de lengua española (Real Academia). De tal manera, toda definición es errónea, aun la obtenida desde otro idioma. Conforme a ello, yo usaré la mía propia.

    Una mentira es nada menos ni nada más que eso: la afirmación de una realidad distinta a aquella que, según sabe quien afirma, existe, esto es, algo más que una falsedad, por la sencilla razón del dolo de quien la afirma. Esto es lo que parece caracterizar a los funcionarios del gobierno actual de la República Argentina, desde el presidente del PEN, sus ministros, legisladores y funcionarios menores.

    Tomemos como ejemplo al último cadáver que nos han regalado: tanto la Sra. vicepresidente como la Sra. ministro de Seguridad afirman mentiras: la primera pretende convencernos acerca de que un disparo de arma de fuego con munición de guerra efectuado desde detrás del cuerpo de una persona –víctima situada entonces de espaldas al tirador– y desde abajo hacia arriba –contexto: en zona montañosa–, que provocó su muerte, no es un asesinato con alevosía (CP, 80, inc. 2, cuando menos)  y la segunda pretende que esa acción fue la respuesta a un ataque terrorista masivo con armas de guerra de grueso calibre.

    Veamos quien es la víctima muerta, en lenguaje de la Sra. ministro, no corroboradas por ningún medio de prueba: el terrorista atacante con armas de guerra poderosas es un aborigen mapuche de veintipico años de edad, pobre de solemnidad –como toda su comunidad–, que vive en una casa de menor valor que una prefabricada –casilla de madera– en las afueras de Bariloche, barrio en el cual carecen de todo servicio urbano.

    En lugar de terrorista, la víctima parece ser un atrapado por el terror, sentimiento que aumentó sobremanera al conocer quién era su ministro de seguridad y quien le disparaba por su orden.

    Veamos quién está al frente, esto es, quién se opone al derecho que posee una comunidad indígena a vivir en las tierras que poseen ancestralmente y de las cuales obtienen los escasos elementos que posibilitan la vida comunitaria, a quien el poder judicial “protege” mediante un desalojo compulsivo ordenado para ser llevado a cabo por un operativo conjunto de las fuerzas de seguridad federales y provinciales.

    Para los jueces las víctimas son, en un caso, un tal Sr. Benetton, al parecer italiano de nacimiento y residente en cualquier lugar del planeta Tierra, conocido universalmente por su riqueza individual y privada, que –me da vergüenza decirlo– llega en la patagonia argentina –sólo en ella y como extranjero– a la friolera de poseer casi un millón de hectáreas que él nunca llegará a conocer en su íntegra vida, esto es, un territorio más grande que algún país europeo de los que él habita; en otro caso, un tal Sr. Lewis, al parecer inglés, amigo de nuestro presidente, a cuya famlia invita a pasar vacaciones con pasajes incluidos, que, en uno de los lugares más bellos del planeta, ha conseguido acrecer su “propiedad privada” con las tierras que rodean totalmente uno de los lagos más bellos de la cadena andina y, por tanto, el disfrute particular del lago mismo. Sólo imaginar estas “propiedades privadas” se torna imposible, pues constituye –dicho en cordobés– una “guasada”.

    Un jurista especialista en Derecho constitucional me enseñaba hace unos días que el único derecho declarado sagrado por nuestra Constitución federal era el llamado “de propiedad privada”, derecho cuya violación parece enfrentarnos con Dios, núcleo del sistema económico y cultural engarzado por la Constitución. Por supuesto, ese derecho es todo lo opuesto y contradictorio con la la llamada “propiedad colectiva”, que el art. 75, inc. 17, reserva para los territorios de los pueblos originarios que preceden no sólo a nuestra independencia como Nación, sino, antes bien, a la conquista y colonización europea de nuestro suelo. No existe la menor duda acerca del choque de estos dos conceptos que, según indica nuestra ley fundamental, deben convivir de alguna manera, que a nosotros nos toca crearla.

    Y ahora la  “posverdad”
    . No se trata de una comparación con la realidad existente, sino, antes bien, de aquello que debería ser real según alguna concepción del mundo de las relaciones interpersonales. Se trata, precisamente, del conflicto entre la propiedad privada, individual, y la propiedad colectiva, popular. El conflicto se arma cuando unos sostienen la primera, incluso a los extremos reproducidos, y pretenden borrar la otra, mientras los otros defienden a su comunidad de vida, reclamando que no sea arrasada por el dominio individual.

    El Sr. Macri, nuestro presidente de la Nación, que miente como sus ministros y funcionarios cuando la descripción de la realidad lo obliga, no ha mentido nunca, en cambio, cuando se trata de aquello que yo llamo “posverdad”. Allí fue claro cuando tildó de “curro” a los derechos humanos previstos en convenciones internacionales, por tanto despreció cualquier límite a la “propiedad privada” y mucho más aquel que procede de otra “posverdad” universal, aquella que consagra la igualdad real de todos los seres humanos como valor a aproximar en la realidad y en la mayor medida posible, siempre ha defendido el mérito económico adquirido de cualquier manera como signo de distinción entre seres humanos, ricos y pobres, europeos conquistadores e indígenas conquistados, en fin, blancos y negros.

    Él y sus funcionarios pertenecen a una clase especial de seres humanos, incomparables con otros, el individualismo contra la cooperación y la solidaridad.

    Toda nación necesita hoy para crecer, para alcanzar la felicidad de todos o, al menos, la satisfacción de quienes la integran, de una burguesía nacional ciudadana que crea en ella como tal. Dicho en idioma vulgar, necesita del sentimiento de “patria”, más chica, más grande, pero fuerte.  Nuestro país no lo consiguió hasta ahora de modo firme, pese a su bondad –o quizá a causa de ella–, que tolera que los hijos de extranjeros llegados al país tras la gran guerra europea, en primera generación, gobiernen su nación, respaldados por sus padres, a quienes todavía se les nota el acento extranjero al pretender hablar la lengua nacional (Franco Macri, Cristiano Ratazzi, Paolo Rocca, por citar ejemplos).

    Por ello han sido denunciados como cipayos y apátridas, calificación que para nada está vinculada a un partido de fútbol, sino a la defensa irrestricta de la soberanía nacional en todos sus aspectos, sentimiento que, con claridad, no pertenece al modelo gubernamental. La única regla que los eriza es la de “costo/beneficio”, desprendida del ideal de la propiedad privada. Otra regla no existe o es secundaria. Por eso el trabajo humano es una mecancía como cualquier otra, su costo sólo un peso para el resultado final de un negocio, los sueldos o beneficios una caridad mal entendida, Ni la vida humana alcanza para superar, en el contexto del caso concreto, al valor de la propiedad privada y a sus reglas derivadas.

    * Julio Maier
    Profesor Emérito UBA.

    https://www.pagina12.com.ar/82561-mentiras-y-posverdades

    Categorías: Noticias regionales

    GENERACIONES SIN MEMORIA

    Mar, 19/12/2017 - 18:11



    por Ilka Oliva Corado

    Lo que está sucediendo en Latinoamérica en estos momentos, debería ser de vital importancia para las generaciones de la desmemoria. Todo aquel que tenga de 40 años para abajo, considérese parte de la generación de la desmemoria.

    Todo aquel que nació en época de las dictaduras o post dictaduras ha sido inyectado con el gen de la ignorancia y la desmemoria colectiva. Pertenecemos a la generación de la negación. Somos producto de un plan cimentado con esa finalidad: crear generaciones vencidas, chambonas, ineptas, ególatras, consumistas e insensibles. Unos peleles en toda la extensión de la palabra.

    Nos distraen con lo burdo, porque somos incapaces de pensar, de preguntarnos, de dudar, de desmenuzar conceptos o definiciones que nos fueron impuestos sistemáticamente. Incapaces de formular nuestro propio criterio y peor aún, incompetentes para debatir y totalmente apáticos como para tomar acción. Somos las generaciones perfectas para un sistema mutilador, patriarcal, misógino y capitalista. Que nos aplasta todos los días porque somos incapaces de levantar la cabeza, nacimos viendo hacia abajo y no nos atrevemos a preguntar qué pasaría si levantamos la vista, enderezamos la espalda y caminamos de frente. Si levantamos la voz y despertamos de la modorra para convertirnos en entes de cambio.

    Generaciones que niegan su raíz, su origen, que se atreven a apuñalar por la espalda, que sueñan con ser de otro lugar, que sueñan con lo que el capitalismo les dijo que es la vida: llenarse de cosas materiales, aunque las deban, vivir de apariencias, aplastar a quien sea con tal de escalar y ser reconocido (por otro igual o peor) porque lo importante es el escaparate y no la esencia, no lo humano, no la solidaridad. Porque lo importante es todo aquello que se pueda obtener con dinero, con traiciones y poder.

    ¿Son rescatables estas generaciones vencidas?
    Sí. Contra todo pronóstico, sí lo son. El ser humano tiene la capacidad de reivindicarse, de cambiar el camino las veces que desee, de volver a iniciar las veces que sean necesarias.

    Para que estas generaciones encuentren el camino es necesario que los mayores sean candil, que sean quienes enciendan la mecha, los que bombardeen con preguntas al aire, los que reten, sean los que impulsen, los que les hablen de la otra verdad, de la verdad que oculta el sistema, de la verdad que oculta la impunidad, de la verdad que fue inventada para mantener sedadas e ignorantes a las generaciones de la desmemoria. Con esto ellas solas encontrarán su propio camino, pero necesitan quién las provoque.

    Quién les diga en dónde están paradas y por qué, sabiéndolo ellas solas buscarán su lugar en la historia. Estas generaciones necesitan saber que están vendadas, que la verdad les ha sido vedada, que son el resultado de un producto estructural que corresponde a intereses de las oligarquías y los injerencistas es decir; intereses del imperialismo contra una Latinoamérica que no se da por vencida.

    Es obligación de las generaciones de la desmemoria, tener sed, alimentarse de preguntas, de dudas, de análisis propios y en colectivo. Es su obligación, buscar información por sí mismas, seguir a pesar del cansancio, no darse por vencidas: insistir, insistir, insistir, hasta que reviente la estructura patriarcal, clasista, racista, misógina, homofóbica y colonial que nos han impuesto. Hasta que despierte la sensibilidad y tengamos la capacidad de observar y percibir con nuestros cinco sentidos la injusticia de un sistema que nos oprime, ¡y hacer algo para erradicarlo!

    Porque de nada sirve saber si no se hace nada por cambiar lo que nos ha vuelto objetos de consumo. Y lo que nos hace odiarnos unos con otros, y sentir vergüenza de nuestros orígenes. Y negar nuestra herencia ancestral soñando con ser de otro lugar y solapando a quien nos irrespeta, nos golpea, nos tortura, nos asesina y nos desaparece.

    Las generaciones de la desmemoria son rescatables y si saben que están vedadas, si hay un catalizador que las impulse, sabrán encontrar el camino hacia la libertad de los pueblos.

    Ahora las preguntas son: ¿quién quiere ser catalizador aunque esté cansado de luchar y esté desmoralizado y lo haya dado todo? ¿Quién quiere buscar el camino a la libertad, con la humildad de quien desconoce y quiere aprender, para pasar de la pasividad a la acción sabiendo lo que pondrá en riesgo?


    Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado contacto@cronicasdeunainquilina.com


    ​https://cronicasdeunainquilina.com/2017/12/11/generaciones-sin-memoria/​
    Categorías: Noticias regionales

    UN GOBIERNO EN CRISIS

    Vie, 15/12/2017 - 21:18

    Por Werner Pertot

    El fracaso de la sesión extraordinaria de Diputados abrió una crisis en el Gobierno nacional.

    En medio de la segunda jornada de represión, el presidente Mauricio Macri estuvo reunido hasta tarde con su mesa chica evaluando la posibilidad de saltearse el Congreso y sacar la reforma a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

    Hubo versiones de que el mandatario ya había firmado el DNU y se pensó en grabar un mensaje en Olivos, pero luego dieron marcha atrás ante la resistencia a utilizar esa vía por parte de Elisa Carrió y la ratificación del paro de la CGT si salía el decreto. Más temprano, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dio una conferencia de prensa en la que cuestionó a los “piqueteros del recinto”, como llamó a los diputados opositores. Caída la idea del DNU, el oficialismo volvería a la carga el lunes con la reforma previsional en Diputados.

    En público, por supuesto, no hubo un reconocimiento por parte del oficialismo de la dura derrota que supuso que se levantara la sesión de Diputados en la que se jugaron todo para que se aprobara ayer la reforma previsional: adelantaron el tratamiento, intentaron hacer jurar a diputados del macrismo y no pararon de reprimir en las inmediaciones del Congreso desde el intento de iniciar la sesión hasta el anochecer de un día agitado. Así y todo, la sesión fracasó.

    La línea general del oficialismo fue cuestionar “la violencia” por parte de la oposición. El jefe de Gabinete no tuvo palabras para revisar el accionar de Gendarmería contra dirigentes políticos, manifestantes y contra trabajadores de prensa. Según Peña, a los periodistas los hirieron los manifestantes y no los gendarmes.

    El ministro coordinador se ocupó de hacer responsable al kirchnerismo del clima violento que se vivió dentro y fuera del Congreso. “En el debate en comisión empezamos a ver una acción deliberada de violencia y de bloqueo del funcionamiento de la Cámara de Diputados. Vimos las agresiones a los legisladores que fueron a debatir”, sostuvo el ministro coordinador.

    “Vimos hoy
    (por ayer) la búsqueda clara primero en la calle y luego en el recinto, cruzando una raya que no se había cruzado, algo que nunca hizo la oposición en 12 años en los que vimos un kirchnerismo muchas veces atropellando. Pero nunca vimos la agresión, llegando al caso de amenazar al presidente de la Cámara de Diputados”, sostuvo Peña.

    “No quisieron debatir. Se convirtieron en piqueteros del recinto. Optaron por la violencia. Cambiemos no va a seguir ese camino de la violencia, por eso se propuso levantar la sesión”
    , afirmó el jefe de Gabinete, quien sostuvo que “la gente se hartó de la prepotencia que gobernó por muchos años. No es a través de la violencia y la mentira que van a obtener una mejor situación para los argentinos”. “Tienen que tener la dignidad de sentarse y debatir y de perder”, les reclamó Peña.

    Cuando le preguntaron si revisarían la estrategia parlamentaria, contestó:

    “Sería muy triste para la democracia que por la extorsión de los violentos se modificara un debate. Estamos convencidos de que este es un proyecto que es bueno. Esa ley tiene que salir de esa forma.”

    Cuando le preguntaron por los periodistas golpeados, se excusó: “Lamento si hubo alguna situación… No tengo información. Fueron agredidos también trabajadores de prensa por los manifestantes”. Tampoco repudió la represión a los diputados: “Se ve claramente que hay una intención de las declaraciones de algunos diputados y los que agredieron de hacer tierra liberada en la zona del Congreso. ¿O me van a decir que esos que tiraban piedras buscaban participar de un debate constructivo? Hay mucha hipocresía”, consideró Peña.

    “Vamos a trabajar con las autoridades parlamentarias para ver cuándo es el mejor momento para seguir trabajando”,
    aseguró Peña, quien luego se reunió con el presidente Macri y con el resto de la mesa chica. Estuvieron en ese encuentro el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el de Interior, Rogelio Frigerio. Allí evaluaron la posibilidad de sacar la reforma por DNU, incluyendo un bono que compensara el empalme con el sistema anterior.

    Cerca de las 18, convocaron al resto de los ministros y Peña encabezó una segunda reunión en la que discutieron esa opción, que empezó a filtrarse a los medios. Llegó una hora en la que ya dieron por firmado el decreto. Incluso empezaron a acondicionar la Quinta de Olivos para que Macri grabara un mensaje para explicar la medida.

    Luego todo se frenó en seco: sostuvieron que sólo lo habían firmado los ministros. Luego las mismas fuentes gubernamentales aseguraron que no iba a salir. Otras directamente pasaron a decir que nunca estuvo escrito. “Fue una idea fugaz”, decía un consigliere del presidente al filo de la noche. La existencia del DNU se desvanecía en el aire. ¿Qué pasó?

    Lo primero que ocurrió es que intentaron y no consiguieron convencer a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Para condicionarlos, la dirigente salió a hacer pública su postura: “Carrió y la Coalición Cívica juraron respetar la Constitución Nacional y no la van a violar bajo ningún concepto. Un DNU violaría gravemente la Constitución Nacional”, tipeó Carrió, que habla de sí misma en tercera persona.

    Cuando el DNU empezó a quedar en veremos, ganó fuerza la postura que sostenía el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, de volver a intentar reunir el quórum y votar la ley. La fecha tentativa para la nueva aventura es el lunes. Está todo listo para otro día de furia.

    ​https://www.pagina12.com.ar/82829-un-gobierno-en-crisis​


     

    Categorías: Noticias regionales

    SUSPENSION SORPRESIVA, REPRESIÓN HABITUAL

    Vie, 15/12/2017 - 21:15

    Por Mario Wainfeld

    La urgencia del Gobierno, sus causas. El crecimiento de la oposición y la protesta. Las claves de una reforma regresiva. Derrota en el Congreso, represión en las calles. Berrinche de Macri tras una jornada candente.


    Imagen: Leandro Teysseire

    El oficialismo debió levantar la sesión para tratar la Reforma jubilatoria. Antes había hecho lo posible y casi lo imposible, combinando acciones lícitas e ilícitas, para acelerarla y obtener su sanción.

    Hablemos primero de las lícitas, aunque sean discutibles o cuestionables políticamente.

    • Aceleró el trámite, incluso adelantando la sesión una semana.
    • Regateó con(o presionó a) los gobernadores de otro signo político.
    • Persuadió a un puñado de legisladores de la oposición para que contribuyeran con el quórum, que era la clave del día, aunque en definitiva se pronunciaran contra el proyecto.

    Vamos por las ilícitas y violentas.

    • Decidió reprimir la protesta callejera durante toda la semana.
    • Valló ayer la zona del Congreso transformándola en una suerte de zona militarizada, congregando alrededor de mil efectivos de seguridad, comandados por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Armados hasta los dientes, en actitud de amedrentar.
    • Durante dos días, apaleó, gaseó y baleó con proyectiles de goma a manifestantes, incluyendo diputados nacionales y fotógrafos que cumplían su labor.


    Queda pendiente para la investigación  si dibujó el quórum colando uno o dos diputruchos, conforme denunciaron diputados opositores.

    El proyecto no pierde estado parlamentario pero la postergación pone en un brete a Cambiemos, por la creciente repulsa que suscita a la que se sumó (tarde pero con fuerza) la Confederación General del Trabajo (CGT).

    El presidente Mauricio Macri le puso el moño a una jornada plena de sinsabores y excesos amenazando con sacar la Reforma mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). Fuego amigo de la diputada Elisa Carrió y una rotunda respuesta de la CGT lo disuadieron de promover una medida inconstitucional, que hubiera embravecido el clima de protesta.

    – – –

    Votos con la mano y con la cola:
    Ya se dijo: el quórum era más difícil de alcanzar que la mayoría en la votación definitiva.

    En el Congreso se vota con las manos (alzándolas, dejándolas abajo o pulsando un botoncito) al final de las sesiones. En su transcurso  a veces se vota con la cola, dando o retaceando quórum. Ambos procederes son legales y forman parte de las herramientas de la oposición dentro del sistema democrático.Hay un tercer mecanismo: las abstenciones que no importan para esta crónica.

    Cambiemos quedó cerca de la mayoría propia en Diputados merced al pronunciamiento electoral de octubre. La legitimidad revalidada es consecuencia del juego de suma cero disputado en las urnas. Habla de su creciente poderío y del pobre desempeño de casi todos los partidos opositores que condiciona el próximo bienio y que deberán repensar si aspiran a ser competitivos en 2019.

    Este cronista nunca suscribió la metáfora del Congreso como escribanía de la Casa Rosada, fuera cual fuera su principal inquilino. En la mayoría de las democracias estables (aún las de régimen parlamentario) el Ejecutivo es el que propone y sostiene casi todas las iniciativas de ley. Cuestionar esa prerrogativa es ineficaz y equivocado.

    Cambiemos requiere añadir un puñado de votos para cada tema, que intentará pescar básicamente dentro del acuario pan peronista. De cualquier manera, es significativo que en este debate se hayan plantado el massismo en tránsito y varios justicialistas no K o anti K, ampliando el espectro realmente opositor. El diseño tiene pinta de perdurar y es una señal acerca del porvenir cercano.

    Los diputados opositores que amagaban votar en contra y dieron quórum ayer quisieron ser funcionales al oficialismo. Ayer no pudieron y se verán en figurillas para sostener su táctica dual ahora que se identificaron.

    – – –

    Los motivos de la prisa:
    El Gobierno aceleró a fondo, operaba contrarreloj. En Diputados se acrecentaba la coalición opositora ad hoc y, al unísono, se acentuaba la movilización contra la reforma.

    La polémica pública le dio fatal porque periodistas o académicos especializados fueron desnudando el doble objetivo de la norma: desfinanciar a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) y reducir el valor adquisitivo de las jubilaciones.

    Hasta juristas afines a Cambiemos anunciaron que sería inconstitucional (por confiscatoria) la aplicación de la fórmula de reajuste en marzo.

    La protesta social fue in crescendo.
    Posiblemente el oficialismo apostó a la apatía ciudadana, al sopor filo veraniego, le erró lejos. Quizás calibró la pasividad ante el fusilamiento por la espalda de Rafael Nahuel. Atonía colectiva que, dicho por ahora al pasar, es llamativa y preocupante,

    Mal que les pese a los estrategas del macrismo, la sociedad civil se mantiene levantisca y pone límites. No siempre, no todo el tiempo, como a veces fabulan sectores de la oposición.

    Frente a la reforma regresiva se fue amasando una repulsa pluripartidista y social similar (aunque no tan amplia) como la que enfrentó al 2×1 para los represores o a la que sucedió primero a la desaparición de Santiago Maldonado, luego a la corroboración de su muerte violenta, en un contexto de represión desbocada e ilegal.

    Los operativos repitieron el modus operandi predilecto de la ministra Bullrich. Anteayer, el diputado Leonardo Grosso fue mordido por un perro de las fuerzas de Seguridad y la diputada Victoria Donda pateada por masculinos de dichas reparticiones. Ayer les tocó el turno a unos cuantos diputados y a miles de manifestantes.

    Cebar a policías o gendarmes, incitarlos a meter goma, alabarlos o encubrirlos después es un camino de ida, difícil de detener o hasta de controlar. La violencia se prolongó aún después de la desconcentración subsiguiente al levantamiento en el recinto.

    El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, hablaba en conferencia de prensa de paz y repudio a los violentos mientras algunos canales de cable (no todos, ya sabemos) partían la pantalla mostrando a Robocops atacando de a cuatro o  cinco a ciudadanos sueltos, en una Plaza del Congreso vacía. Los arrojaban al piso, los molían a palos, los pateaban en el piso: patoteros con chapa.

    En La Plata, la Caballería de la Bonaerense evocaba horas más aciagas, pechando a mujeres y hombres desarmados.

    Ayer se repitieron, con las variantes del caso, jornadas imborrables del periodismo argentino en la calle registrando crímenes o delitos de las Fuerzas de Seguridad.
    Pablo Piovano, fotógrafo de este diario durante muchos años recibió un haz de balas de goma en el pecho. Le preguntaron a Peña su parecer sobre ese hecho y las heridas sufridas por diputados. Sin ruborizarse, adujo no saber nada sobre los periodistas heridos. Y acusó a los legisladores kirchneristas que participaron en la sesión por haber prendido la mecha. Cuesta entender qué impacto pudo tener “el escándalo” de ayer en la represión de anteayer pero es sabido que el discurso de Cambiemos rehúye la coherencia para privilegiar el slogan o el impacto.

    – – –

    Esa costumbre de resistir:
    Peña apostrofó a los “piqueteros”, sus adversarios políticos. Olvida que la mayor movida de acción directa desde la recuperación democrática la protagonizó “el campo”. Piquetearon en todo el país, cortaron rutas durante meses, produjeron desabastecimiento de productos básicos, arrojaron alimentos perecederos sobre el cemento o en las banquinas. La protesta que incordia al gobierno de Mauricio Macri es la de sectores populares.

    En esta ocasión empezaron las organizaciones sociales, las dos CTA y los sectores críticos de la CGT, como la Corriente Federal y los camioneros.

    Las manifestaciones más masivas sucedieron en la Ciudad Autónoma, también hubo en otras ciudades, como La Plata donde la Caballería de la Bonaerense agredió brutalmente a quienes participaban.

    La CGT objetó de entrada la reforma pero su conducción no fue al Senado ni se pronunció con firmeza respecto de la cómoda aprobación. Recién se activó en esta semana.

    Los motivos visibles de la demora son varios, empezando por la falta de cohesión interna de la Central Obrera. Uno de los triunviros, Héctor Daer, le hurtó el cuerpo a la convocatoria a Plaza Congreso y a la declaración de paro general si se aprobaba la ley. Gremialistas empinados del Consejo Directivo tampoco apoyaron las medidas.

    Pero la conducción está tironeada en sentido inverso por el creciente descontento social y por rebeldías crecientes que se patentizaron en un encuentro de jefes gremiales en Luján, pocos días atrás. El éxito de la concentración que acompañó (es un modo de decir) al tratamiento en el Senado pudo incidir en la radicalización cegetista.

    El cuadro general deja escaso margen para la indefinición, en particular cuando siempre se enunció que la CGT estaba en contra del proyecto. El paro se levantó pero cientos o miles de trabajadores fueron reprimidos ayer, un dato del que habrán tomado los dirigentes más lúcidos y centrados de la CGT.

    – – –

    Varias derrotas y un espectro:
    El diputrucho comprobado se llamaba Juan Quenan. No era legislador. Se sentó taimadamente en la banca de un senador peronista en 1992 posibilitando así que el gobierno del entonces presidente peronista Carlos Menem juntara el número imprescindible para aprobar el Marco regulatorio de la privatización de Gas del Estado. Armando Vidal, cronista parlamentario de “Clarín”, lo descubrió y denunció.

    El espectro de Quenan, por ahí, resucitó ayer en la Cámara Baja. Al oficialismo le alcanzaría para disiparlo con dar la nómina de diputados que apoyaron sus posaderas en las bancas para abrir la sesión. No es tan difícil, si hay voluntad.

    El macrista Emilio Monzó, presidente de la Cámara, quiso guardar estilo y mantener viva la sesión. El diputado de su bancada, Nicolás Massot, gritó desencajado que había que discutir sin gritar. Su colega massista, Graciela Camaño, demostró una vez más su experiencia y destreza parlamentaria. Moduló los decibeles, les dio una lección reglamentaria y los exhortó a levantar la sesión. Carrió mocionó el fin de la jornada sin privarse de autoalabanzas, la especialidad de la casa. Macri sufrió una derrota transitoria y severa a la vez en el Congreso.

    Deberá sudar la gota gorda para contener a diputados opositores que hicieron quórum. Algunos sinceraron que lo hacían por presiones de su gobernador, que sucedían en carácter transitivo a las del Gobierno.

    La reforma jubilatoria sigue siendo la nave insignia del combo lanzado por el presidente. Su devenir es ahora más incierto aunque el oficialismo conserva la iniciativa. Contra lo que creen los halcones de la Casa Rosada (todos sus pobladores) la escalada represiva les juega en contra.

    La bronca de Macri, cuentan confidentes de Palacio, lo indujo a maquinar el DNU para gambetear una nueva sesión en Diputados. La CGT le replicó de volea: si lo hubiera, decretaría paro general. Carrió tildó la iniciativa de inconstitucional y amagó con irse de Cambiemos.

    Expresaron dos frentes adversos que abriría el oficialismo: exacerbar la acción directa y agravar sus derrapes anti institucionales, cada vez más asiduos. Por ahora, se autocontuvo… hubiera sido echar nafta al fuego.

    Esta historia continuará.

    mwainfeld@pagina12.com.ar

    ​https://www.pagina12.com.ar/82812-suspension-sorpresiva-represion-habitual​

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL PODER CIEGO

    Vie, 15/12/2017 - 21:11


    Por Miguel Mazzeo  

    El gobierno de la coalición Cambiemos está fraguando en la Argentina un Estado que ya no pretende violar los derechos humanos en nombre de los derechos humanos, o el Estado de derecho en nombre del Estado de derecho, sino en nombre de los derechos de propiedad, el “mercado total”, la competencia y el “individuo”. En buena medida, esto puede verse como efecto directo de la colonización del Estado por parte de las burocracias privadas.

    El gobierno de la derecha argentina, por lo menos su parte más inconsciente y cebada, ni siquiera se siente obligado a recurrir a la hipocresía, al universalismo de los principios abstractos, a la “ilusión estatal”, a la idea de un “interés general” o un “interés nacional”.

    Si bien durante un tiempo reivindicó las bondades de un consenso en el que jamás creyó, ya no siente tanto la necesidad de recurrir a la mentira, ni de tomarse el trabajo de deshumanizar a las víctimas o de criminalizar a las organizaciones contestatarias para justificar su crueldad ante el conjunto de la sociedad.

    Para matar le bastan las razones del poder. La parte deshumanizada de la sociedad, la “maledicencia pública”, lo avala ora por convicción ora por indiferencia. No se puede negar que, en ciertos aspectos, el gobierno es “transparente”. Todo indica que no perderá mucho tiempo en elaborar una ficción del “neoliberalismo con rostro humano”.

    Los argumentos gubernamentales están en el orden de la dominación cínica y despiadada. Su horizonte parece ser el poder ciego. Algo distinto y más oscuro que “el poder por el poder mismo”, que suele estar más atento a las interacciones y a las negociaciones que a la construcción unilateral de la obediencia.

    El poder ciego es el poder sin ninguna responsabilidad.
    Tal vez sea el formato del poder más funcional al automatismo del mercado en donde no cuentan los seres humanos, la naturaleza y la soberanía nacional. Asimismo, el poder ciego puede verse como la expresión de una instancia en la que el sistema de dominación se torna irreflexivo, irracional, frenético.

    El poder ciego hace que el sistema se manifieste de modo delirante; verbigracia: Elisa Carrió; y/o de modo sanguinario, verbigracia: Patricia Bullrich. Se trata de una instancia en la que el sistema pierde toda capacidad de captar la historicidad y la legitimidad de los conflictos.

    Entonces la respuesta que ensaya el poder ciego es el exterminio liso y llano de los “focos” conflictivos, el aniquilamiento de los sujetos indóciles. La “gestión de los conflictos” por parte del poder ciego cierra las vías de la participación política popular, conspira contra cualquier forma de vida asociativa de los y las de abajo y tiende a achicar el espacio público hasta hacerlo desaparecer. El poder ciego pretende reemplazar la regulación política por la regulación mercantil, la corrupción de detalle (con un poco de adrenalina) por la corrupción a escala de la sociedad y el Estado (con inmunidad y sin adrenalina).

    Con su accionar el gobierno de la derecha argentina está minando las bases de algunos consensos relativos fraguados en las últimas décadas; está conspirando contra la flexibilidad de la democracia capitalista. Algo que han hecho notar –con preocupación– algunas figuras relativamente lúcidas del espectro ideológico liberal y conservador. Porque, finalmente, esos consensos relativos proveían de cierta legitimidad al Estado y al orden dominante. El poder ciego y los mecanismos constrictivos que desata ponen en riesgo el andamiaje mismo del orden social en la Argentina. Ya no hay juez, sólo una burocracia criminal que se dedica a potenciar la dimensión mortífera de la ley. ¿Quién juzgará entonces?

    El poder ciego puede consolidarse a través de sus aberraciones, por lo menos por un tiempo. Mientras tanto produce y reproduce un estado de indigencia ético-política que lo sostiene; produce y reproduce mediaciones fetichizantes que lo consolidan. Mediaciones que generan empatía social con los verdugos, que distorsionan la percepción de la no culpabilidad de las víctimas, las situaciones de inmensa asimetría y de notoria injusticia.

    El poder ciego se alimenta del desastre, de ahí su perversión
    . Pero también su fragilidad. Porque el poder ciego carece de inteligencia estratégica, aunque disponga de todos los medios.

    El poder ciego no sólo busca destruir de raíz las alternativas extra-sistémicas, sino que tampoco acepta convivir con las alternativas intra-sistémicas, esto es: no tolera las falsas alternativas de recambio cuya función es mantener el statu quo, no le da lugar al gatopardismo. La ceguera del poder ciego, entre otras cosas, tiene que ver con esto.

    En la resistencia de los pueblos (en la lucha del pueblo mapuche, por ejemplo), en las organizaciones populares autónomas, en los movimientos sociales en lucha, habita la posibilidad de una racionalidad económica, social y política diferente a la opresora. Nosotros y nosotras estamos obligados a pensar y actuar en la resistencia y más allá de la resistencia. Debemos asumir que el poder ciego también se nutre de nuestras incapacidades. La única forma de ponerle coto al poder ciego es construyendo de una buena vez una alternativa real.

    http://contrahegemoniaweb.com.ar/el-poder-ciego/

    Categorías: Noticias regionales

    ANTE LA POLÍTICA PERSECUTORIA Y REPRESIVA DE CAMBIEMOS

    Vie, 15/12/2017 - 21:04

     

    Por Carta Abierta

    Cuando Macri accedió al gobierno intentó como una de sus primeras medidas el nombramiento de jueces por decreto en una clara demostración del inicio de una gestión que iba en dirección de gobernar con desafección por el Estado de Derecho.

    Luego hostigaron a la excelente conducción de la UIF dirigida por José Sbatella al que llevaron a la renuncia y a innumerables y arbitrarias causas, reemplazándolo por un grupo de gestión claramente vinculado con las estructuras de la fuga de capitales. También acosaron y obtuvieron la renuncia de Alejandro Vanoli quien tenía mandato por varios años más, y fue reemplazado por Sturzenegger para aplicar un programa violatorio de la Ley que regula la actividad del Banco Central.

    En Enero del 2016 apresaron a Milagro Sala y hoy continúa ilegalmente detenida, a pesar de los reclamos y sentencias internacionales. Dijimos entonces que esa maniobra era el laboratorio de ensayo de políticas represivas y persecutorias que llegarian hasta Cristina Fernandez deKirchner.

    Más tarde se profundizó la ofensiva y obtuvieron el desafuero del ex Ministro de Planificación Julio De Vido, sometido a escarnio público con fotos filtradas por miembros del aparato estatal y sin que mediara ninguna razón para detenerlo ni existiera condena alguna sobre el mismo. Enseguida se procedió el procesamiento de Amado Boudou, ex vicepresidente de la Nación a quien se puso preso sin condena ni indagatoria previa.

    También se procesó a Guillermo Moreno, en venganza por su participación en la investigación sobre la apropiación de Papel Prensa por parte de Clarín y La Nación. La venganza es la política judicial del régimen ceocrático que también en el caso de Boudou pretende escarmentar a quien promovió la estatización del sistema jubilatorio, o en el caso de Vanoli por hacerle frente al intento de los grupos de poder de generar una crisis cambiaria previa a las elecciones de octubre de 2015.

    El otro ámbito que eligieron para desarticular los controles que podía tener una gestión política fue el del Ministerio Fiscal, en el que obstaculizaron el trabajo de la Procuradora Gils Carbó, a quien le hicieron imposible cumplir con su misión hasta obtener su renuncia que significó el incumplimiento de la legalidad en cuanto a la independencia de ese instituto jurídico.

    El Poder Judicial fue constituido en un ámbito servil del Poder Ejecutivo por la llegada de Rozenkranz y Rosatti votada por la Alianza Cambiemos gobernante y por los senadores de un sector del PJ, muchos de los cuales hoy se avienen a hacerlo con las reformas del paquete regresivo en términos de derechos económicos y sociales que representan los proyectos de leyes previsional, laboral y fiscal. Contubernio parlamentario que también habilitó un pago vergonzoso a los fondos buitres que abrió el camino para el vertiginoso endeudamiento que ha emprendido el gobierno, hegemonizado por los CEOS del capital financiero.

    Toda la acción política y mediática tiene su centro en la destrucción del Kirchnerismo, como parte de una contraofensiva en el continente de la potencia hegemónica y de los grupos de poder económico articulados en la globalización financiera, quienes reaccionaron frente a los proyectos autónomos, democráticos, redistribucionistas e industrializadores surgidos a principios de siglo.

    Para la destrucción del Kirchnerismo, y de su potencia transformadora, el gobierno de la oligarquía diversificada ha emprendido directamente las actividades para juzgar, desaforar y detener a Cristina Fernández de Kirchner. En ese rumbo acuden hoy al inconstitucional y absurdo proceso judicial conducido por el juez Bonadío, dependiente de y a las órdenes de Macri, en relación al Pacto con Irán nunca aplicado, que fue votado por el Parlamento y sobre cuyas características que hacían absurda cualquier denuncia se había pronunciado el Juez Rafecas en un histórico fallo. Siguiendo con su peligrosa política de deterioro de la democracia argentina el gobierno de Cambiemos suma a los ilegales encarcelamientos de Milagro Sala, de Julio De Vido y de Amado Boudou, la prisión del ex ministro Timerman.

    Ahora definieron ir por Cristina Fernández de Kirchner, conducción de un vasto sector popular que se opone a las políticas de ajuste permanente de CAMBIEMOS y a los avances anti-democráticos que pretenden asegurar crecientes niveles de inequidad económica para nuestro pueblo.

    Desde Carta Abierta nos sumamos a denunciar que el gobierno de Cambiemos está poniendo en grave peligro la democracia, al estado de derecho y a las mismas bases de convivencia pacífica entre los argentinos.
    Este gobierno ya ha iniciado e intensifica una política sistemática de convertir en presos políticos a los ex funcionarios de los gobiernos de carácter nacional y popular que presidieron Néstor y Cristina. Ahora se ha detenido en procedimientos nocturnos a Zannini, ex Secretario legal de la Presidencia, y a D´elía dirigente social caracterizado por su decidida actuación movilizadora frente a los intentos destituyentes que los que hoy gobiernan habían desplegado para cancelar o limitar antidemocráticamente la gestión anterior. También quedó procesado el dirigente de “La Cámpora” Larroque

    Mientras tanto permanece detenida la militante social Milagro Sala, en una prisión dispuesta por el gobernador de la Provincia, que ha sometido el poder judicial a las lógicas del ejecutivo y actuado inconstitucionalmente, desconociendo los compromisos internacionales asumidos por Argentina y llevados a la Carta Magna en su última modificación. Esta conducta ha sido avalada y compartida por el Poder Ejecutivo Nacional.

    Los jueces como Rafecas, que fue independiente y valiente en el fallo sobre el acuerdo con Irán, que fue impecable en su actuación en las causas de derechos humanos, también están siendo perseguidos con el objetivo de destituirlos de su función. No es el único, también lo es Rozansky quien condenara a Etchecolatz. Así el gobierno sigue con la persecución de la que ya fuera víctima el juez Freiler que con una maniobra que incluyó actos procesales reñidos con el comportamiento a derecho, fue desplazado de la Cámara de Casación en represalia por su actuación el tema de Papel Prensa. También fue suspendido el juez Arias por el contenido de sus fallos respectos de los aumentos de las tarifas eléctricas.

    Todos los casos de persecución que denunciamos no sólo buscan la construcción del régimen de impunidad por parte de un poder económico fusionado hoy con el gobierno de los CEOS, que hoy se encuentra a la ofensiva, y que en base al ejercicio del monopolio mediático, a la despolitización promovida en la sociedad y a la mentira como lógica de discurso preelectoral han logrado resultados favorables en los comicios.

    Pretenden construir la perpetuación en el poder de las políticas que perjudican a las mayorías populares. Por eso quieren proscribir políticamente a Cristina Fernández y al Kirchnerismo y construir un bipartidismo que disfrace una mentirosa alternancia de dos opciones con una sola política.

    La proscripción que se pretende en Argentina tiene la misma raíz que la que se busca en Brasil respecto de Lula. Resulta entonces necesario la construcción de una fuerza frentista política y social de resistencia a la ofensiva del capital concentrado contra los pueblos y las políticas que los representan y defienden.

    Es necesario parar el intento de grupos económicos y partidos políticos que en base a una oportunista manipulación de una coyuntura que les resulta funcional y favorecidos por una estructura concentrada del régimen de propiedad en sectores claves de la vida económica y cultural se han embarcado en la degradación del Estado de Derecho.

    Han acometido la consecución de este objetivo en distintas fases, la primera fue la sumisión de la Justicia para construir la impunidad del poder, para luego proscribir a la oposición sobre la base de la judicialización de sus referentes en causas armadas por un poder judicial sometido, proseguido por una política represiva con presos sociales y palos y balas para las acciones de protesta, como las que ya han causado la desaparición forzada seguida de muerte de Maldonado y el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel por parte de la prefectura, más la represión en establecimientos fabriles en los que los trabajadores defienden el empleo frente a políticas de despidos y a movimientos sociales que reclaman la mínima ayuda social para la subsistencia. La intensificación e institucionalización permanente del control social y la represión sobre la sociedad y el pueblo son motivo de propuestas y proyectos que intentan modificar el orden legal vigente para involucrar a las fuerzas armadas en los conflictos internos.

    La demolición del poder judicial en marcha, la persecución e intento de destrucción del kirchnerismo – principal oposición real en Argentina-, la represión al movimiento social y popular, las políticas regresivas destructoras de derechos económicos y sociales, el silenciamiento mediático como ocurrió en los caso de Victor Hugo y Navarro, las apretadas a propietarios de medios opositores para condicionar su libertad de expresión, la extorsión a los gobernadores de provincias para someter su voto al funcionamiento de sus distritos anulando el ejercicio libre de su voluntad y convicciones, los intentos de retroceder en los juicios a los genocidas como en el caso del fallo del 2×1, conforman un estado de excepción, en el que pese a la existencia de autoridades votadas en elecciones libres, la democracia resulta corroída con la voluntad de destruirla, conservando sólo algunos rasgos de su formalidad para ocultar un régimen plutocrático y represivo.

    EXIGIMOS EL CESE A LA PERSECUSION DE LOS EX FUNCIONARIOS DEL KIRCHNERISMO.

    EXIGIMOS EL REESTABLECIMIENTO DE UN PODER JUDICIAL QUE RESPETE EL DISPOSITIVO CONSTITUCIONAL.

    DENUNCIAMOS EL INTENTO DE PROSCRIBIR A LA LIDER DE LA OPOSICION POLÍTICA: CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER.

    RECLAMAMOS LA LIBERTAD DE MILAGRO SALA, CARLOS ZANNINI, HECTOR TIMERMAN, JULIO DE VIDO, AMADO BOUDOU, LUIS D´ELIA,FERNANDO ESTECHE Y DEMAS PRESOS POLITICOS.

    DEMANDAMOS CAMBIOS EN LA POLÍTCA DE SEGURIDAD QUE SIGNIFIQUEN EL CESE DE LA REPRESIÓN A LAS LUCHAS Y MOVIMIENTOS SOCIALES Y POPULARES.

    NOS PRONUNCIAMOS CONTRA LAS REFORMAS ANTIPOPULARES DEL REGIMEN PREVISIONAL, FISCAL Y LABORAL.

    DENUNCIAMOS QUE SE PUSO EN MARCHA UN PLAN DE DESTRUCCIÓN DE LA DEMOCRACIA EN ARGENTINA .

    https://www.pagina12.com.ar/81368-ante-la-politica-persecutoria-y-represiva-de-cambiemos

    Categorías: Noticias regionales

    TRUMP, MACRI Y EL SUBMARINO

    Vie, 15/12/2017 - 21:00

    Por Joe Goldman

    El comportamiento de Los Jefes de Estado se mide sobre todo en tiempos de crisis, por su reacción ante situaciones de desastre o peligro extremo.

    Donald Trump y Mauricio Macri son dos presidentes con inmensos problemas para encarar la adversidad y las críticas.

    Trump mostró su poco temple en numerosos momentos durante el primer año de su presidencia. Huracanes devastadores en Houston y Puerto Rico, incendios forestales en California, francotiradores en varios incidentes y el manejo de la crisis con Corea del Norte son algunas de las situaciones graves en las cuales a Trump se lo vio mal preparado.

    Macri, en su respuesta (o falta de ella), por la desaparición del submarino ARA San Juan mostró algunas de las mismas características que Trump. En los primeros momentos el Presidente argentino actuó como si no existiera una situación de suma gravedad. Continuó con su agenda habitual, viajó a La Rioja para un tour de un emprendimiento solar, al Chaco para inaugurar una planta cloacal, visitó una escuela en Corrientes, habló en foros de inversión, reuniones de banqueros, asistió a encuentros con famosos en Olivos, y hasta se tomó tres días de vacación en Chapadmalal con su familia. Después, hasta se permitió bromear con el submarino perdido: en la escuela de Corrientes comparó cómo el Gobernador de esa provincia atajó un penal con el gigantesco avión ruso que buscaba al ARA San Juan, y en un discurso público que pronunció al día siguiente que la Armada comunicara que habían dado por muertos a los 44 tripulantes del submarino Macri dijo: “Le pido a los argentinos que buceen dentro de cada uno de Uds. qué es lo que los va a mover, en qué van a dar la vida para salir adelante”.

    En ningún momento de las primeras tres semanas desde la desaparición del submarino Macri demostró empatía con las familias de las víctimas. Ni tampoco se dirigió a la Nación en un momento tan duro. Dio una sola y breve conferencia de prensa, que duró tres minutos, en la que no aceptó preguntas de la prensa. Sus ministros no ayudaron, el único que habló fue Oscar Aguad, el Ministro de Defensa, que twitteó información errónea el primer día, se reunió con las familias una sola vez y reconoció en un programa de televisión que los 44 tripulantes estaban muertos, sin comunicar lo mismo previamente a los familiares.

    Este es un gobierno que se construyó acusando a Aníbal Ibarra por su responsabilidad en las muertes de Cromagnon y a CFK por las de Once. Es un Gobierno que, a la vez que no hizo nada para esclarecer el incendio mortal de Iron Mountain, mostró desdén para las familias de los bomberos fallecidos.

    La falta de cuidado hacia los familiares se notó en varios hechos, no menores. Cuando aún el Gobierno no había dado por muertos los 44 tripulantes del submarino, de repente cerraron sus cuentas bancarias, una señal de que sí los daban por muertos. Hace unos días la armada depositó 279 pesos en las cuentas de los tripulantes desaparecidos en concepto de “costos de navegación”. Y finalmente esta semana desalojaron a los familiares que estaban en hoteles de Mar del Plata.

    Con mi mirada de norteamericano veo grandes similitudes con la manera en que Trump y Macri rehuyen la adversidad, como si la proximidad con ella los contaminara. Pero, al mismo tiempo, veo una gran diferencia entre ambos: el papel de la prensa y la justicia. Sin que Estados Unidos sea la panacea de la prensa libre, todavía quedan muchos medios serios, periodistas que investigan y ponen a Trump en evidencia. Y sin creer que nuestro sistema de Justicia sea perfecto está a años luz del de Comodoro Py.

    En Argentina todos elogian a Macri y su gobierno por la manera en que comunican. Pero en el caso del submarino desaparecido la responsabilidad de la comunicación quedó en manos del vocero de la Armada, el Capitán Enrique Balbi, quien en la adversidad ha hecho un trabajo maravilloso. Pero hay algo que me llama la atención –y tengo muchos años de experiencia en cubrir desastres y accidentes en toda América Latina– es la primera vez que veo a un Gobierno rehuir la tarea de informar a la población.

    Para explicar la dificultad que tiene Macri con la adversidad se puede hacer un ejercicio hipotético: ¿que hubiera pasado si hubieran rescatado a los 44 con vida? ¡Hubiera entrado en escena Macri y los globos amarillos, y salido de escena el Capitán Balbi!

    *
    Joe Goldman

    Corresponsal en Argentina y América del Sur de ABC News, de la cadena de televisión norteamericana ABC.

    ​https://www.pagina12.com.ar/81224-trump-macri-y-el-submarino​

     

    Categorías: Noticias regionales

    DOS AÑOS Y CRISIS ECONÓMICA

    Jue, 14/12/2017 - 20:21

     

    Por Alfredo Zaiat

    La inflación anual se ubica uno o dos puntos por encima de la heredada en noviembre de 2015, después de marcar el 41 por ciento el año pasado. El empleo industrial retrocedió en cada uno de los meses hasta destruir casi 69 mil, y los puestos creados en el resto de la economía son precarios, de salarios bajos y monotributistas.

    El monto de deuda emitido es inédito por la magnitud en tan breve período. La tasa de interés de la deuda del Banco Central se ubica en el 30 por ciento anual, no muy lejos del pico del 38 por ciento anotado luego de la megadevaluación del 17 de diciembre de 2015. El déficit fiscal primario es más elevado que el recibido y el déficit financiero se ha empezado a descontrolar. La fuga de capitales es muy intensa, en los mismos niveles de los peores años de los gobiernos kirchneristas. Los dólares demandados para el turismo al exterior alcanzan valores máximos de la serie. Las reservas del Banco Central son mayores que las contabilizadas el 10 de diciembre de 2015, pero han sido engordadas con un frenético endeudamiento externo. El déficit comercial es récord histórico y el de cuenta corriente se ubica entre los peores registros. Retrocedió el ingreso real de los trabajadores y de los jubilados, y las perspectivas para el año que se inicia son negativas, con haberes previsionales que seguirán retrocediendo con la propuesta oficial de modificar la movilidad. Aumentó el desempleo de 5,9 a casi 9,0 por ciento. El crecimiento del PIB de este año apenas compensa la caída del anterior, y las proyecciones para el 2018 son cada vez más prudentes. Economistas de la city empezaron a vociferar que el tipo de cambio real está muy atrasado. La inversión productiva es insuficiente, la proveniente del exterior es insignificante y la especulativa fomentada por el Banco Central es la única que se hace presente. En el mejor escenario, el año terminará con una variación nula del consumo luego de un 2016 malísimo.

    La economía está en crisis.

    La potente anestesia de la deuda permite a los analistas no definir el actual escenario económico como una crisis.

    La inmensa red de propaganda pública y privada además hace inmensos esfuerzos para disimular la crisis, mientras el gobierno busca distraer la atención con la persecución a políticos, periodistas, medios de comunicación y dirigentes sociales de la oposición.

    Esa sintética descripción de la evolución y estado de las principales variables luego de 24 meses de gobierno de Cambiemos revela que la economía fue lanzada a una crisis, que todavía no tiene las manifestaciones de una aguda, como las que generaron traumas sociales, pero cuyos síntomas son indisimulables.

    Fueron tan brutales las crisis argentinas (el estallido de la tablita en 1982, la hiperinflación de 1989-1990 y el derrumbe de la convertibilidad en 2001) que el consenso de economistas lleva a no considerar como tal una de estancamiento, persistente deterioro socio laboral, acelerada concentración de la riqueza, insustentabilidad financiera y acumulación de pronunciados desequilibrios de las cuentas públicas y externas.

    Matriz

    El gobierno de Mauricio Macri cumple la mitad de su mandato con casi todas las variables económicas con peores resultados de cuando las recibió. Existe la evaluación autoindulgente de oficialistas que culpa a los años del “populismo kirchnerista” del fiasco de la economía macrista. Expresan así mediocridad analítica y un conocido comportamiento de negación de la ortodoxia y de la heterodoxia conservadora, que desvía la responsabilidad de su propia inconsistencia teórica y práctica hacia el mundo de los políticos o a las limitaciones que impone la organización socioeconómica argentina, ambos factores que actuarían como restricciones para desplegar la política económica correcta. Por ahora tienen a favor la cobertura mediática que colabora en la estrategia de distracción para la construcción de una realidad ficticia acerca de la situación económica heredada. Así van dibujando la memoria social del pasado reciente.

    La ortodoxia económica con el acompañamiento de los grandes medios conservadores y la entonces oposición estuvieron batallando durante años acerca de la existencia de una crisis que no había. Como se explicó en varias oportunidades en esta columna, la economía en el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner transitó por un sendero de tensiones que se acumulaban por la irrupción de la restricción externa (escasez relativa de divisas), que era abordada con estrategias heterodoxas, con resultado dispar.

    La clave en 2015 se encontraba en definir cuál era el camino para enfrentarla con menor costo: la elección presidencial en balotaje entregó el gobierno a una fuerza política que decidió repetir, con matices propios, otras experiencias de intervención con matriz ortodoxa.

    El saldo es la actual crisis económica.

    Memoria

    Como en otros momentos históricos, partieron de un diagnóstico erróneo de cómo funciona la economía argentina, insistieron con la política económica que ya se probó fallida y obtuvieron entonces el mismo resultado. Como la realidad es esquiva, plantean entonces que las dificultades presentes exigen la necesidad de emprender una transformación general de las instituciones, de las pautas culturales de la población y de la estructura económica y social. Lo llaman “reformismo permanente”.  Para tener éxito, la ortodoxia económica propone que lo que se conoce como Argentina, con sus tradiciones, historia y conflictos, deje de serlo. Es una exigencia mayúscula para que un proyecto económico neoliberal pueda funcionar.

    Los conservadores hoy en la Casa Rosada hablaron durante años como opositores de la existencia de una crisis como parte de su campaña de propaganda, hasta ofrecer la excelencia publicitaria de denominarla asintomática, para terminar diseñando su propia crisis. No es necesario saber cómo será el desenlace o cuándo sucederá, pero las actuales cifras y la tendencia de las principales variables están mostrando su existencia.

    Los gobiernos democráticos desde 1983 han convocado a la memoria corta de la sociedad para generar condiciones de aceptación a sus políticas, algunas favorables para las mayorías y otras promotoras de la concentración de la riqueza y la exclusión social. Raúl Alfonsín apelaba a la dictadura; Carlos Menem al caos económico de la hiperinflación; Néstor Kirchner al estallido del 2001. La estrategia de indicar momentos críticos de la memoria histórica de la sociedad, además de la normal expectativa social de aspirar a que a un nuevo gobierno le vaya bien, tiene una duración de cuatro años, según revelan esas experiencias políticas. Pasado ese lapso empiezan a crujir. CFK no tuvo posibilidad de ese colchón de años durante su gestión y fue construyendo el apoyo popular para su gobernabilidad durante ocho enfrentando a diferentes factores de poder, hasta un nivel que la terminó agotando por acorralamiento.

    Mauricio Macri va distrayendo los muy malos resultados de los denominados fundamentals (variables relevantes) de la economía con la persecución a políticos, periodistas, medios de comunicación críticos, dirigentes sociales y acentuando la demonización K. De esa forma busca respaldo a sus medidas regresivas. Con la referencia de las mencionadas experiencias políticas, todavía le queda margen puesto que recién ha transcurrido dos años de gobierno.

    Elecciones

    Después del oportuno crecimiento, conocido en la jerga de economista como “rebote del gato muerto”, cuando las estadísticas positivas se comparan contra un muy mal año anterior, coincidente con los meses de la elección de medio término, la economía regresó a su estado recesivo. Los primeros datos sectoriales de noviembre muestran caídas del consumo masivo y de la producción de autos. El tarifazo en luz y gas, los fuertes aumentos en otros servicios, el alza de los combustibles y el ajuste en alimentos han preparado el terreno para un diciembre con una tasa de inflación estimada del 3 por ciento. No aparecen indicios de que en 2018 habrá alivio por el frente inflacionario.

    En los meses previos a las elecciones, la economía fue impulsada por medidas de aliento a la demanda agregada, vía el gasto público (obras públicas) y el fomento del crédito hipotecario y al consumo (por ejemplo, Argenta de la Anses). La maquinaria electoral del macrismo en el gobierno nacional y en la Provincia de Buenos aires no hizo nada que no conociera. Hizo lo que el PRO desplegó con Macri como Jefe de Gobierno y continúa ahora Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires. Obras públicas de proximidad, con especial dedicación en las visibles (asfalto, veredas, plazas), en el año impar electoral, financiadas con un impresionante endeudamiento público externo e interno. Ganadas las elecciones, el gasto público en capital (obras públicas) disminuye abruptamente para enviar señales de austeridad. Son mensajes dirigidos a los financistas para persuadirlos de que sigan prestando, con el horizonte de iniciar una nueva ronda de marketing de gobierno a fines del año próximo con vista a las elecciones presidenciales de 2019 y, fundamentalmente, para seguir estirando el desenlace de la crisis.

    alfredozaiat@gmail.com

    https://www.pagina12.com.ar/81689-dos-anos-y-crisis-economica

    Categorías: Noticias regionales

    CONSTRUCCIÓN DE PODER

    Jue, 14/12/2017 - 20:18

    Por José Pablo Feinmann

    El Ejército, la Iglesia, los periódicos, las clases altas y sus seguidores de clase media derrumban al gobierno de Hipólito Yrigoyen. Es el 6 de septiembre de 1930. Bastó con denigrar al viejo caudillo, con acusarlo de corrupción, para que la indignada civilidad repudie a ese gobierno y clame por una mano fuerte.

    La revolución es una fiesta. Un paseo de los cadetes del Colegio Militar hasta la Casa Rosada. Yrigoyen ha huido a La Plata, donde presenta su renuncia. Lo envían a Martín García. Dos años después muere en medio del amor póstumo de una multitud arrepentida.

    Uriburu intenta formar un gobierno nacionalista en el modo de los fascismos europeos. Pero Inglaterra no quería nada fascista en Argentina. Uriburu y los suyos advierten que no tienen respaldo. La crisis del 29 estalla en el país de las mieses y las vacas. Los términos de intercambio se desequilibran. Cae Uriburu, asume en elecciones fraudulentas el general Agustín Justo. Le gusta sonreír. Le gusta decir cheese siempre que ve una cámara. Es el candidato de la oligarquía pro británica. Sin embargo, las relaciones con Inglaterra no mejoran. El Imperio ha suspendido la compra de carnes argentinas. Es el destino de los países que se entregan al monocultivo y desprecían la industria. La industria siempre tiene valor agregado. El producto primario, no. Los términos de intercambio se desequilibran en beneficio de los productos industriales. Justo envía a Julito Roca (hijo del llamado zorro del desierto) a negociar las carnes argentinas. Se firma el Pacto Roca Runciman. La frase que lo rubrica es célebre: Argentina es la joya más preciada de la corona británica. Hoy, ni siquiera esa frase puede decirse. Argentina no es la joya de nadie. (Menos aún su propia joya.) Para nadie representa lo que significó para Inglaterra durante la década infame.

    Los gobiernos conservadores se mantienen entre el fraude y la represión.
    Surge un grupo de radicales personalistas, en la tradición de Yrigoyen. Se llama FORJA. Algunos de sus hombres son Jauretche, Homero Manzi y Scalabrini Ortiz. Es la resistencia en la década infame. También son neutralistas durante la gran guerra. Los argentinos queremos morir aquí, dicen.

    Entre tanto, en la economía, se ha dado un proceso de sustitución de importaciones.
    A causa de la guerra, el Imperio no puede proveer a la colonia las mercaderías que habitualmente entregaba. Crisis en la metrópoli/ prosperidad en la colonia. La industria liviana concentra en Buenos Aires una clase obrera joven, nueva. Son los migrantes internos. Llegan a la gran ciudad y buscan trabajo en las pequeñas industrias que han surgido: tallercitos en Munro, Avellaneda y otras barriadas del trabajo humilde y vigoroso.

    Se ha producido, en junio de 1943, un golpe de Estado con base castrense. Estos militares son industrialistas. Forman el GOU (Grupo de Oficiales Unidos). Ahí aparece un coronel que tendrá dilatada permanencia en la política argentina. Perón. Pide para él la Secretaría de Trabajo y Previsión. Era un militar obrerista. Pronto descubre al nuevo sujeto político que ha surgido en el país: los migrantes internos. Perón, desde su Secretaría, les dará cobertura política e histórica. Advierte algo que los otros políticos no. Esos migrantes son la materia disponible para lanzar una política nueva. Perón encuentra a su sujeto histórico. Y, desde ahí, construye poder. Se inicia una nueva etapa. Un proyecto de masas llamado peronismo. Algunos, hoy, dicen que está agotado. Sin embargo, ha muerto muchas veces y siempre encuentra el modo de retornar. Para bien o no, así ha sido. Habrá que analizar por qué.

    En 1943, cuando llegan los migrantes a la ciudad de aires parisinos, nadie los comprende, todos los menosprecian. La oligarquía porque ve en ellos un nuevo sujeto que acaso pueda tomar la casa. Los llama grasitas, cabecitas negras. Los comunistas porque los considera obreros sin experiencia sindical anterior. Los radicales porque se preocupan por el modo aluvional y escasamente civilizado con que llegan a la orgullosa Buenos Aires. Perón, entre tanto y desde la Secretaría de Trabajo, los escucha y los respalda. Los migrantes lo van consagrando como el líder que necesitan. El vertiginoso, el incansable líder atraviesa su mejor momento. Una maniobra impecable de construcción de poder. Su nombre lo ayuda. Perón rima con todo o casi todo. Y tiene una sonoridad de tambor insolente, antipatronal. “Mañana es san Perón/ que trabaje el patrón”. Habrá de irle muy bien. Hasta que le vaya mal.

    https://www.pagina12.com.ar/81660-construccion-de-poder

    Categorías: Noticias regionales

    INTERNET Y LA TRAMPA DE LA AUTOCOMPLACIENCIA

    Jue, 14/12/2017 - 20:15

    Por Daniel Bello

    A fines de septiembre se venció la segunda prórroga que se había otorgado para la presentación del proyecto de Ley de Convergencias.

    En octubre, y en el marco del Congreso Mundial de Desarrollo de las Telecomunicaciones (CMDT), en conferencia de prensa, Silvana Giudici – Coordinadora de la Comisión Redactora de la nueva Ley de Comunicaciones-, dijo que ese plazo se extendería hasta finales de noviembre.

    Han pasado dos años y sólo se pudieron conocer 17 magros puntos de la Ley del gobierno macrista y que impulsa Giudici.
    Algo que dista mucho de ser una ley o siquiera un proyecto.

    Mientras tanto, el gobierno sigue imponiendo la persecución, el ahogo financiero y la censura a medios opositores -a tal punto que Horacio Verbistky decidió dar un paso al costado para no generarle problemas a Página/12-. Además, sigue sin modificarse el decreto de Macri que habilita la Convergencia en Telecomunicaciones a partir de enero de 2018. Este decreto establece la posibilidad de que las empresas brinden cuádruple play en forma automática en la zona del AMBA, Rosario y Córdoba.

    Y total… tenemos internet

    Mientras se demora la salida de la ley de convergencias, el monopolio sigue tratando de recuperar el terreno que debió relegar por la sanción de la ley 26522. Seguramente cuando ese proyecto de ley salga a la luz será a antojo y semejanza de las necesidades del monopolio de Clarín.
    Los nuevos desafíos que abre esa instancia deberá reformular nuestra concepcicón de comunicar a través de internet.

    En este punto siguen siendo preocupante las afirmaciones que parten de ciertos sectores del campo popular sobre internet y la libertad que ella sugiere.
    Parece que no se terminase de dimensionar que internet es un medio de producción y, en muchos casos, un medio que sirve para comunicar, pero que de ninguna manera puede significar el fin último de cualquier comunicador.
    Es decir, navegar para informar en vecindarios o comunidades afines a las de uno y determinadas por un algoritmo, en un punto es facilitarle la tarea al monopolio simplemente porque conformamos un gueto comunicacional.
    Se refuerza el aislamiento, no se rompe ningún sentido común y solo se brinda información para comprobar aquello que de antemano se tiene definido: la posverdad, pero “de este lado”.
    Y lo más peligroso, más allá de la autocomplacencia, es que la palanca de encendido de internet no está bajo operación popular.

    Google de nuevo

    El jueves 30 de noviembre, Google eliminó las cuentas de HispanTV, HispanTV Programas, HispanTV Documentales y HispanTV Películas y Series.
    El argumento fue que la cadena iraní, ubicada en Madrid e inaugurada el 30 de enero de 2012, enviaba spam.  La señal se defendió al señalar que “HispanTV nunca ha utilizado spam ni ha enviado contenido promocional o comercial alguno no deseado ni tampoco ha remitido solicitudes masivas o no deseadas”. Esta censura se suma a la que Youtube realizó tres meses atrás, cuando bloqueó la transmisión en vivo de Hispan TV y el proveedor español de satélite Hispasat dejó de dar servicios a HispanTV y A PressTV – otro canal iraní, pero de lengua inglesa – en 2012.
    Estos hechos se suman a los de las señales rusas RT y Sputnik (http://bit.ly/2iOOsA7)

    Oportunidad

    Los medios populares y comunitarios, sobre todo, tienen una gran oportunidad en estos tiempos: la crisis que los medios hegemónicos han generado en el periodismo, abren la puerta para que se dé un profundo trabajo de comunicación popular y comunitaria.
    Es decir, salir y ganar la calle en busca de las audiencias huérfanas que han desplazado de sus pantallas los medios hegemónicos. Esa búsqueda nos permitirá investigar qué tipo de audiencias existen en nuestros territorios y pensar -reflexionar-nos sobre qué tipo de contenidos se pueden crear.
    Acaso, el mayor desafío que plantea este trabajo es que, en definitiva, comencemos a luchar por generar, ya no sólo un sujeto crítico sino también que modifiquemos la forma de consumir noticias para alcanzar una masa crítica como aun nunca han logrado alcanzar los medios comunitarios.

    https://revistappv.com.ar/2017/12/07/6375/

     

    Categorías: Noticias regionales

    FACEBOOK APUESTA A UN MODELO DE VENTAS LOCALES

    Jue, 14/12/2017 - 09:54

    Por OBSERVACOM

    Facebook anunció un cambio en su modelo de negocio a partir del cual en vez de derivar todos sus ingresos publicitarios generados en distintas partes del mundo a la casa central Internacional en Irlanda, quedarán en el país en el que fueron originados. La compañía planea implementar estos cambios durante 2018 y 2019.

    “Facebook ha decidido adoptar una estructura de ventas locales en los países en los que tenemos oficinas para apoyar las ventas de los anunciantes locales. En términos simples, esto significaría que los ingresos por publicidad de nuestros equipos locales no serán reportados a nuestras oficinas internacionales en Dublin sino que quedarán en nuestra compañía local en ese país”, señala el comunicado de Facebook.

    El anuncio genera revuelo ya que tanto en Europa como en Latinoamérica existían crecientes presiones por este tema en términos de tributación y generación de riqueza en cada país. Hasta ahora, Facebook facturaba y tributaba en cada país una tasa de asesoramiento, en cambio ahora lo hará por sus ventas, explica La Nación.

    “Creemos que el cambio hacia una estructura de ventas locales proveerá mayor transparencia a los gobiernos y a quienes hacen las políticas alrededor del mundo, que han pedido mayor visibilidad sobre los ingresos asociados a las ventas locales en sus países”, continúa el comunicado.

    http://mailchi.mp/observacom/facebook-apuesta-a-un-modelo-de-ventas-locales?e=8b47f2a3b5

    Categorías: Noticias regionales

    TRUMP, MACRI Y EL SUBMARINO

    Jue, 14/12/2017 - 08:32

    Por Joe Goldman

    El comportamiento de Los Jefes de Estado se mide sobre todo en tiempos de crisis, por su reacción ante situaciones de desastre o peligro extremo.

    Donald Trump y Mauricio Macri son dos presidentes con inmensos problemas para encarar la adversidad y las críticas.

    Trump mostró su poco temple en numerosos momentos durante el primer año de su presidencia. Huracanes devastadores en Houston y Puerto Rico, incendios forestales en California, francotiradores en varios incidentes y el manejo de la crisis con Corea del Norte son algunas de las situaciones graves en las cuales a Trump se lo vio mal preparado.

    Macri, en su respuesta (o falta de ella), por la desaparición del submarino ARA San Juan mostró algunas de las mismas características que Trump. En los primeros momentos el Presidente argentino actuó como si no existiera una situación de suma gravedad. Continuó con su agenda habitual, viajó a La Rioja para un tour de un emprendimiento solar, al Chaco para inaugurar una planta cloacal, visitó una escuela en Corrientes, habló en foros de inversión, reuniones de banqueros, asistió a encuentros con famosos en Olivos, y hasta se tomó tres días de vacación en Chapadmalal con su familia. Después, hasta se permitió bromear con el submarino perdido: en la escuela de Corrientes comparó cómo el Gobernador de esa provincia atajó un penal con el gigantesco avión ruso que buscaba al ARA San Juan, y en un discurso público que pronunció al día siguiente que la Armada comunicara que habían dado por muertos a los 44 tripulantes del submarino Macri dijo: “Le pido a los argentinos que buceen dentro de cada uno de Uds. qué es lo que los va a mover, en qué van a dar la vida para salir adelante”.

    En ningún momento de las primeras tres semanas desde la desaparición del submarino Macri demostró empatía con las familias de las víctimas. Ni tampoco se dirigió a la Nación en un momento tan duro. Dio una sola y breve conferencia de prensa, que duró tres minutos, en la que no aceptó preguntas de la prensa. Sus ministros no ayudaron, el único que habló fue Oscar Aguad, el Ministro de Defensa, que twitteó información errónea el primer día, se reunió con las familias una sola vez y reconoció en un programa de televisión que los 44 tripulantes estaban muertos, sin comunicar lo mismo previamente a los familiares.

    Este es un gobierno que se construyó acusando a Aníbal Ibarra por su responsabilidad en las muertes de Cromagnon y a CFK por las de Once. Es un Gobierno que, a la vez que no hizo nada para esclarecer el incendio mortal de Iron Mountain, mostró desdén para las familias de los bomberos fallecidos.

    La falta de cuidado hacia los familiares se notó en varios hechos, no menores. Cuando aún el Gobierno no había dado por muertos los 44 tripulantes del submarino, de repente cerraron sus cuentas bancarias, una señal de que sí los daban por muertos. Hace unos días la armada depositó 279 pesos en las cuentas de los tripulantes desaparecidos en concepto de “costos de navegación”. Y finalmente esta semana desalojaron a los familiares que estaban en hoteles de Mar del Plata.

    Con mi mirada de norteamericano veo grandes similitudes con la manera en que Trump y Macri rehuyen la adversidad, como si la proximidad con ella los contaminara. Pero, al mismo tiempo, veo una gran diferencia entre ambos: el papel de la prensa y la justicia. Sin que Estados Unidos sea la panacea de la prensa libre, todavía quedan muchos medios serios, periodistas que investigan y ponen a Trump en evidencia. Y sin creer que nuestro sistema de Justicia sea perfecto está a años luz del de Comodoro Py.

    En Argentina todos elogian a Macri y su gobierno por la manera en que comunican. Pero en el caso del submarino desaparecido la responsabilidad de la comunicación quedó en manos del vocero de la Armada, el Capitán Enrique Balbi, quien en la adversidad ha hecho un trabajo maravilloso. Pero hay algo que me llama la atención –y tengo muchos años de experiencia en cubrir desastres y accidentes en toda América Latina– es la primera vez que veo a un Gobierno rehuir la tarea de informar a la población.

    Para explicar la dificultad que tiene Macri con la adversidad se puede hacer un ejercicio hipotético: ¿que hubiera pasado si hubieran rescatado a los 44 con vida? ¡Hubiera entrado en escena Macri y los globos amarillos, y salido de escena el Capitán Balbi!

    *
    Joe Goldman

    Corresponsal en Argentina y América del Sur de ABC News, de la cadena de televisión norteamericana ABC.

    ​https://www.pagina12.com.ar/81224-trump-macri-y-el-submarino​

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL ADN FUTURO DE LA REVOLUCIÓN CIUDADANA

    Mié, 13/12/2017 - 19:51



    Por Orlando Pérez

    ¿Cuál es el futuro de la Revolución Ciudadana? ¿Correa se aleja de la dinámica política nacional y de su influencia en las disputas y conflictos tras el rompimiento con Lenin Moreno?

    Rafael Correa regresó a Bruselas y en Ecuador quedó marcada ya una nueva hegemonía política y mediática. Al menos eso parece por las expresiones, publicaciones y comentarios de lo que significó la presencia del líder de la Revolución Ciudadana durante diez días en su país. Y al mismo tiempo quedó claro que Alianza PAIS (AP) ya no será la organización del ex presidente ni de sus seguidores y militantes más cercanos.

    ¿Cuál es el futuro de la Revolución Ciudadana? ¿Correa se aleja de la dinámica política nacional y de su influencia en las disputas y conflictos tras el rompimiento con Lenin Moreno? ¿La naturaleza política del Gobierno será de la misma dimensión y perspectiva con la que se construyó AP en estos diez últimos años? ¿Con quiénes se sostendrá y desarrollará el programa de AP presentado para las elecciones de 2017?

    Estas son algunas preguntas que rondan en la discusión de analistas y académicos que sin mirar la disputa interna aprecian este momento como el cierre de un ciclo político, sin arriesgarse a imaginar una resignificación del proyecto liderado por Correa sin su presencia en Ecuador.

    De todos modos hay algunos indicios: la nueva hegemonía se dibuja a partir de una aparato mediático (que ahora incluye a los medios públicos y a los oficialistas) que minimizó la presencia de Correa, desplegó una cortina –pesada y oscura- alrededor de los hechos ocurridos en las ciudades y eventos a donde llegaba el ex mandatario, llenando plazas y generando entusiasmo en miles de personas.

    Esa hegemonía, además política, hizo prevalecer la agenda oficial del Gobierno de Lenin Moreno, las determinaciones alrededor de la Consulta Popular, ocultando los comentarios y matices de la legalidad de una decisión que debió pasar –para su legitimación- por la Corte Constitucional y también por enfatizar (como ya es costumbre) los juicios por corrupción donde algunos medios y periodistas parece que no solo gozan sino que asumen el episcopado de su moralidad.

    Sino hubiera ocurrido el “ruido” producido en las redes sociales y en algunos medios de comunicación digitales y otros locales, la presencia de Correa habría quedado en el silencio mediático como un acontecimiento de bajo orden informativo, poca atención ciudadana e irrelevante impacto.

    Sin embargo la realidad fue otra: por fuera de los medios, los mismos adversarios de Correa estuvieron atentos a lo que decía y hacía, por lo que se ve en sus cuentas de Twitter y Facebook. Más de uno de los periodistas que dirigen medios o al menos tienen responsabilidad en su agenda diaria comentaron en sus cuentas de la visita (lo cual prueba además la paradoja de estar atentos a un asunto de interés público y obviarlo en su trabajo profesional, quizá por una estrategia de orden político). Y más de un político, vía Twitter, hizo lo propio con respecto a la visita de Correa, en particular representantes del llamado “bucaramismo” y los miembros del extinto partido maoísta MPD.

    Pero más allá de eso, lo de fondo es preguntarse qué pasa con AP, cuál será su futuro y quiénes van a dirigir y liderar una organización que durante diez años ha logrado 14 victorias electorales y se constituyó en la primera fuera política de orden nacional, pues desde el retorno a la democracia, en 1979, todos los partidos políticos solo tenían peso específico en sus ciudades, provincias o localidades de origen de sus líderes, pero no lograron constituirse en organizaciones con presencia territorial nacional. Esto pasa porque algunas decisiones de orden legal darían pie a la destitución de sus actuales dirigentes como Gabriela Ribadeneira y Ricardo Patiño. Además, un tribunal de garantías penales (no electoral como habría sido lo lógico) le garantizó a Lenin Moreno permanecer como Presidente de AP tras una decisión de la Dirección Nacional de separarlo del cargo, después de no participar de las reuniones de esta instancia del movimiento político.

    Fuera de Ecuador no se entiende bien cómo una organización, con un líder que la impulsó y sostuvo desde hace diez años, con una estructura en todas las provincias y cantones del Ecuador, ahora se deshaga y quede a merced de vaivenes legales y con una división bien marcada entre los legisladores que fueron elegidos por formar parte de las listas 35 de AP.

    Una posible explicación es la naturaleza misma de AP desde su origen: una suma de organizaciones, grupos y personalidades que participaron para impulsar la candidatura de Correa a la Presidencia del Ecuador en el año 2006, que luego no logró una estructuración orgánica unificada, aunque en el organigrama lucía como tal. Hoy, algunos de esos grupos y personas forman parte del gobierno de Moreno. Por ejemplo, María Alejandra Vicuña, la actual vicepresidenta encargada, formó parte del Movimiento Alianza Bolivariana Alfarista (ABA) y como tal participó en los procesos electorales de los cuales fue elegida asambleísta.

    De hecho, algunas ocasiones el mismo gobierno de Correa, la Asamblea Nacional y los gobiernos locales fueron un espacio de disputa entre esas organizaciones, grupos y personalidades, la mayoría de orientación izquierdista, sin descontar la presencia de socialdemócratas y personas con una militancia u orientación ideológica liberal y conservadora.

    De ahí que por ahora la posible desintegración de AP (ya advertida por Correa en varias ocasiones) no sea una sorpresa (https://videos.telesurtv.net/video/691477/enclave-politica-691477/). Pero también queda la duda de quién se hará cargo de ella cuando en el mismo gobierno de Moreno hay disputas internas ya no solo con quienes en su momento fueron parte de AP sino con otras organizaciones que han plegado como soporte y base del proyecto del actual presidente.

    Por lo mismo, aunque el fin de año y las fiestas navideñas pueden abrir un paréntesis para las definiciones, parece que en la actual dirigencia de AP (la misma que organizó la VII Convención en la ciudad de Esmeraldas, el pasado 3 de diciembre) hay resignación sobre su futuro. Y por eso en esa convención el mismo Correa propuso que en caso de que AP pase a manos de Moreno se forme otra organización bajo el nombre de Partido de la Revolución Ciudadana.

    En ese sentido queda pendiente no solo el futuro de AP bajo la conducción del actual presidente sino la composición política del Ecuador con el surgimiento de nuevas organizaciones, divisiones y disputas por controlar el poder político, la participación en las elecciones municipales de febrero del 2019 y las presidenciales y legislativas del 2021.

    ​https://www.telesurtv.net/opinion/El-ADN-futuro-de-la-Revolucion-Ciudadana-20171208-0039.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_content=43​
    Categorías: Noticias regionales

    CHÁVEZ, MARCOS Y LA ATONÍA DEL KIRCHNERISMO

    Mié, 13/12/2017 - 19:35

    Por José Natanson     Los debates dividieron a la izquierda latinoamericana en los últimos años, y los dos los ganó Hugo Chávez.

     

    El primero lo enfrentó al subcomandante Marcos. Como se recordará, Marcos irrumpió en la escena mundial el 1 de enero de 1994, cuando el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)intentó tomar siete cabeceras municipales de Chiapas y emitió su famosa Declaración de la Selva Lacandona, en la que le declaraba la guerra al Estado mexicano.

    Con su hablar suave de profesor universitario, su pasamontañas negro y sus auriculares descansando en el cuello, el subcomandante (“porque el comandante es el pueblo”) Marcos supo combinar reclamos indígenas centenarios con una serie de estudiados gestos simbólicos (el alzamiento, por caso, se produjo el mismo día que entraba en vigencia el tratado de libre comercio con Estados Unidos) y un talento literario capaz de articular en un solo discurso fábulas campesinas, imágenes que remitían a un primitivismo idealizado y sutiles ironías contra la sociedad de consumo, la represión estatal y el capitalismo.

    Al calor del zapatismo, convertido en la penúltima esperanza de la izquierda pos-caída del Muro, fueron surgiendo iniciativas como ATTAC, que propuso un impuesto a las transacciones financieras globales, el Foro Social Mundial, un encuentro de partidos políticos y movimientos sociales creado en espejo con el Foro de Davos, y una serie de nuevos planteos teóricos entre los que sobresalían los libros de Michael Hardt y Antonio Negri y los best–sellers globalifóbicos de Naomi Klein (1) (nótese que muchas de estas reacciones se originaron en países del primer mundo, igual que la banda de sonido de aquellos años, la insufrible demagogia del artista francoespañol Manu Chao).

    Pero el zapatismo no ofrecía un camino a recorrer, mucho menos un programa; funcionaba apenas como una vanguardia cultural inorgánica y un poco confusa, que encubría su ausencia absoluta de objetivos con las frases de Marcos, de una resonancia romántica conmovedora pero totalmente inútiles en términos políticos. Por ejemplo: “Marcos es gay en San Francisco, negro en Sudáfrica, asiático en Europa, anarquista en España, palestino en Israel, indígena en las calles de San Cristóbal, judío en Alemania, comunista en la post Guerra Fría, preso en Cintalapa, pacifista en Bosnia…” (2).

    Frente a los devaneos zapatistas acerca de “tomar el poder sin tomar el poder”, construir un mundo nuevo desde abajo o luchar por una globalización alternativa, Chávez fue a los bifes. Intentó un golpe de Estado, fracasó, coqueteó con el abstencionismo, se dio cuenta de que no conducía a ningún lado, creó un partido político y finalmente… ganó las elecciones. Aunque su programa original no era menos borroso que el de Marcos (una especie de “tercera vía” socialdemócrata mezclada con un nacionalismo inespecífico), la diferencia pasaba por el orden de prelación: llegar al gobierno primero, transformar después.

    Los resultados están a la vista. El chavismo, con todos sus problemas, su crisis económica y su autoritarismo, se mantiene en el poder, y no es improbable que siga allí si Nicolás Maduro adelanta las elecciones y obtiene la reelección. El zapatismo, en tanto, se fue deshilachando en una serie de iniciativas que generaban un enorme entusiasmo inicial pero que no daban ningún resultado concreto y que terminaban en una desilusión desmoralizante, al tiempo que estableció una relación de absurda competencia con la izquierda real mexicana, incluyendo al ala más radical de Andrés Manuel López Obrador, que incluyó el boicot a las elecciones de 2006, en las que el candidato del PRD quedó a menos de un punto de la derecha.

    Hoy el zapatismo administra, a través de sus juntas del buen gobierno, una serie de pequeños municipios chiapanecos, rodeado de un ejército que lo tolera, y sigue fascinando a los mochileros europeos. En febrero se conoció la noticia de que la justicia sobreseía a Marcos, al que le terminó ocurriendo lo peor que le puede pasar a un líder guerrillero: volverse inofensivo.

    El segundo debate enfrentó a Chávez con Lula, su amigo y socio político, y giró alrededor de la forma más efectiva de impulsar las políticas de transformación social. Vanguardia real más que cultural de la nueva izquierda latinoamericana, Chávez centró su primera campaña presidencial en la promesa de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que reescribiera desde cero el pacto social venezolano, y subrayó su voluntad refundacionista con un par de gestos que impuso a pesar incluso de la resistencia de sus propios seguidores: le agregó el adjetivo “Bolivariana” al nombre de la República y luego ordenó añadirle una quinta punta a la estrella de la bandera nacional y reorientar, por supuesto hacia la izquierda, la mirada del caballo del escudo. Con las particularidades de cada caso, el modelo de Constituyente chavista fue seguido luego por Evo Morales en Bolivia y por Rafael Correa en Ecuador.

    Lula, en cambio, descartó la alternativa refundacionista que en algún momento se había debatido en el seno del PT y optó por gobernar bajo el marco, por otra parte bastante progresista, de la Constitución de 1988, como expresión de una estrategia de continuidad que se verificaría sobre todo en el área económica. Chile, Uruguay y Paraguay seguirían este modelo. Una década más tarde, la apatía con la que una mayoría de los brasileros aceptó el desplazamiento irregular de Dilma Rousseff, las derrotas del lugosismo en Paraguay y de la izquierda en la primera vuelta de las elecciones chilenas, junto a las encuestas que pronostican dificultades para el Frente Amplio uruguayo, contrastan con la persistencia de los gobiernos de Venezuela, Ecuador y Bolivia. La conclusión es clara: en términos de continuidad, no necesariamente de resultados, el modelo refundacionista bolivariano le ganó a la moderación institucional lulista.

    El kirchnerismo, si bien inscripto en el subtipo lulista, recorrió un camino menos lineal. Aunque hoy pocos lo recuerdan, la conmoción de la crisis del 2001 abrió un debate acerca de la conveniencia de convocar a una reforma constitucional, propuesta defendida por líderes emergentes como Elisa Carrió e intelectuales como Pepe Nun (3), pero que Néstor Kirchner, más pragmático de lo que sugiere la reescritura posterior de su historia, descartó como condición para su alianza inicial con el duhaldismo.

    Sin embargo, el kirchnerismo intentó un giro radical, sólo que, a diferencia de las experiencias bolivarianas, no lo hizo al principio sino ya mediado su ciclo político, a partir del conflicto del campo, cuando desplegó una serie de iniciativas de transformación profunda entre las que se destacaban la Asignación Universal, la estatización de las AFJP y la ley de medios. En ese lapso de menos de un año y medio que se inició con una derrota, el voto no positivo de Julio Cobos en el Senado, y concluyó con una tragedia, la muerte de Néstor Kirchner, el kirchnerismo logró reinventarse en un reformismo enfático, que es el que posibilitó la victoria en las elecciones de 2011 pero que –es fácil verlo ahora– incubó también los motivos de su posterior caída: fue en este período cuando se terminó de afianzar un rabioso núcleo anti-K que luego derivaría en el macrismo y cuando el gobierno, ya convertido en cristinismo, consolidó algunas de las marcas –el autocentramiento, la verticalidad inapelable del liderazgo, los desbordes retóricos del yo– que luego lo conducirían a sus tres derrotas sucesivas: 2013, 2015 y 2017.

    Como la historia se parece pero nunca se repite, los debates político-intelectuales que ganó Chávez deben leerse a la luz del momento latinoamericano actual, signado por un retroceso de la izquierda y el ascenso de una nueva derecha. Y en este sentido quizás la principal enseñanza que nos dejan es que las discusiones políticas se ganan o se pierden no en las mesas de la teoría sino en el campo de las relaciones de fuerza, la movilización popular y las elecciones, experiencia que haría bien en considerar un kirchnerismo que durante una década logró combinar su voluntad reformista con una vocación de mayorías pero que ahora, sumido en una estridente atonía, parece conformarse con tener razón en lugar de salir a buscar los votos.

    1. Los dos libros de Hardt y Negri son Imperio (Paidós, 2002) y Multitud. Guerra y democracia en la era del imperio (Debate, 2004). El libro más famoso de Klein es No logo (Paidós, 1999). De entre todas las críticas que generaron estas ideas una de las más interesantes es la de Slavoj Žižek. En La revolución blanda (Atuel, 2004), Žižek identificaba las contradicciones de un movimiento anti–globalización en el que convivían por ejemplo los granjeros franceses que reclamaban políticas proteccionistas con los agricultores del tercer mundo que exigían menos barreras para exportar sus cosechas. “La lógica de multitud funciona porque estamos hablando de resistencia. Sin embargo, ¿qué pasa cuando ‘tomamos el poder’? –si es que éste es realmente el deseo y la voluntad de estos movimientos–. ¿Qué sería una multitud en el poder?”, se preguntaba Žižek. Y señalaba una paradoja: el principal éxito político del zapatismo fue su contribución a la caída del PRI, que sin embargo marcó también el corte del último lazo que aún unía al Estado mexicano con la revolución de 1910 y la herencia de Zapata, y el ingreso definitivo, de la mano de Vicente Fox, en la globalización capitalista.

    2.
    www.bbcmundo.com

    3. Nun formuló su propuesta en una nota en Clarín (26-1-2003). Una de las respuestas más interesantes fue la de Hernán Charosky, Marcos Novaro, Edgardo Mocca y Vicente Palermo (Clarín, 9-2-2003), quienes objetaron la idea de impulsar una reforma constitucional “con el aliento de las masas en la nuca”.

    http://www.eldiplo.org/222-el-extrano-mundo-de-trump/chavez–marcos-y-la-atonia-del-kirchnerismo

    Categorías: Noticias regionales

    HONDURAS: ROBO DE LA VOLUNTAD POPULAR

    Mié, 13/12/2017 - 19:28

     

    Por  ​Ricardo Salgado

     

    El papel de los medios de comunicación antes, durante y después del proceso electoral en Honduras no es para nada sorpresivo. Su desempeño cuasi terrorista, de manipulación y creación de matrices nutridas de rumores y embustes, se produjo con la puntualidad de un mecanismo de relojería suizo.

    Esos medios publicaron por meses encuestas falsas, que le daban a Juan Orlando Hernández ventajas de hasta 20 puntos, que pretendían posicionarlo como presidente antes del proceso. Estos mismos medios se alinearon con la campaña de terror varios días antes de las elecciones, dirigidos por JJ Rendón, Otto Reich, Robert Carmona y otros sicarios de la opinión pública, para provocar el abstencionismo entre la población.

    Esos medios callaron el hecho de que el espurio Tribunal Electoral dejó sin votar a miles de hondureños, cerrando las urnas apresuradamente el día de la elección, y, además, ante el retraso en los datos oficiales, publicaron resultados de una boca de urna que daba ganador a Hernández por 10 puntos, para promover el desaliento entre los simpatizantes de la alianza.

    Podemos afirmar que la derecha continental montó en Honduras una enorme “operación psicológica” en este país, para crear la percepción de un ganador distinto al electo por las mayorías. Ahora bien, todo esto es normal en nuestra América Latina, donde somos muy proclives a creer en la canalla mediática; lo extraordinario es que la victoria inobjetable de la Alianza de oposición contra la Dictadura.

    Por supuesto, el asunto está lejos de encontrar una salida, el pueblo sigue manifestándose en todo el país, mejorando sus formas de lucha y adquiriendo más flexibilidad en sus estructuras organizativas. Ante esto, el régimen ha respondido con bestialidad, con un saldo de 15 víctimas mortales, asesinadas por las fuerzas represivas del Estado.

    Mientras la cacería humana continúa, el pueblo incrementa la lucha. Al mismo tiempo, el Partido de gobierno infiltra saboteadores en las manifestaciones que se dedican al saqueo, mientras los medios gritan frenéticamente que se está destruyendo la sacrosanta “propiedad privada”, pero no mencionan a los caídos, mucho menos se refieren a sus asesinos, que deambulan por las calles del país como jauría sedienta de sangre.

    En un ambiente marcado por la persecución, la violencia criminal del régimen, y la manipulación mediática, la victoria de la Alianza es algo extraordinario, pues en ella se marca una batalla total entre el golpismo bipartidista, la derecha más brutal de Washington, y las víctimas del golpe de Estado que han soportado la calamidad por ocho años.

    Además, se reivindica la figura histórica de Manuel Zelaya Rosales quien, a pesar de los ataques furiosos y sostenidos de toda la derecha del continente, mantiene vigente una lucha sin precedentes al lado del pueblo hondureño, en esta tierra que los yanquis quieren de portaaviones, y que los hondureños queremos como patria en paz y para todos.

    Es importante que los pueblos latinoamericanos vuelvan los ojos hacia Honduras en este momento. Del mismo modo que aquí iniciaron la ola de Golpes de Estado contra gobiernos populares, están inaugurando una nueva forma de robo de la voluntad popular, que ya podemos anticipar aplicarán en muchos de los procesos electorales de la región en los años venideros. De muchas formas, la lucha del pueblo hondureño es hoy la lucha de todos.

    * Ricardo Salgado
    ​Analista político hondureño.

    ​https://www.pagina12.com.ar/81226-robo-de-la-voluntad-popular​

     

    Categorías: Noticias regionales

    UNIÓN EUROPEA, LA OMC Y EL G-20: LA HOJA DE RUTA

    Mié, 13/12/2017 - 19:22

    Por Eduardo Lucita

    La administración Cambiemos impulsa la apertura de la economía para insertarse dinámicamente en determinadas cadenas del comercio internacional. Por ahora el publicitado “regreso al mundo” sólo tuvo resultado con el mercado financiero internacional.

    Desde que Mauricio Macri asumiera la presidencia ha reiterado una y otra vez su deseo de “reingresar al mundo”. Así lo explicitó en diversos foros internacionales y nacionales y dio diversas muestras ante los poderes mundiales. Ahora ha propuesto una serie de reformas para ganar competitividad y ha trazado una hoja de ruta muy concreta para ese regreso.

    No acababa de sentarse en el sillón de Rivadavia que el presidente viajó al Foro Económico Mundial de Davos a presentarse en sociedad ante los grandes, regresó cargado de elogios aunque sin nada concreto. Algo similar pasó en Buenos Aires cuando la reunión con representantes y empresarios de las grandes corporaciones en el llamado “Davocito”. Y así siguió en los diversos encuentros con los presidentes de Estados Unidos, Francia, Italia, China y con la canciller de Alemania. Muy buena voluntad pero poco o nada de inversiones productivas. El pago a los fondos buitre, sin cuestionar mayormente sus pretensiones y con el apoyo de la mayoría de las bancadas opositoras, sí dio resultados. Argentina regresó a los llamados “mercados voluntarios de crédito” con un ímpetu que batió record de endeudamiento.

    Cuando están por cumplirse los dos primeros años de gobierno las inversiones productivas, salvo en cuenta gotas, siguen sin aparecer y su relación en términos de PIB sigue muy baja. Los potenciales inversores corren permanentemente el arco: primero que había que saldar la deuda con los fondos buitre, luego exigían garantías de seguridad jurídica, después la continuidad de las políticas estatales. Ahora, cuando los resultados electorales auguran que el gobierno podría continuar por seis años más, se preguntan si será capaz de garantizar la competitividad de la economía.

    Iniciativas

    El gobierno ha respondido en dos planos. Por un lado señaló que hasta ahora, producto de la “pesada herencia”, se vivió una transición que necesariamente debió ser financiada con endeudamiento pero que comienza otra etapa. Presentó entonces tres proyectos de reformas: la impositiva, la laboral y la previsional, destinadas a ganar competitividad.

    Los tres proyectos están vinculados, y lo que se destaca es que se rebajan las cargas a las empresas, se modifican conceptos centrales de la legislación laboral y que el financiamiento de los cambios impositivos surgirá de los ahorros que consiga el Estado por modificar el método de ajuste de las jubilaciones, pensiones y planes sociales.

    Por otro lado ha trazado una línea de acción para concretar el “regreso al mundo”. A mediados del año pasado solicitó ser sede de la 11° Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Creada en 1995 e integrada por 164 miembros (países y asociaciones aduaneras) es la organización emergente de la hegemonía neoliberal de los años ‘90.

    En paralelo aceptó ser, en noviembre del 2018, el país anfitrión de la 13° Cumbre del G20 –el grupo de las naciones más industrializadas y algunas como Argentina que no lo son– surgido cuando ya el G7 daba los primeros indicios –que luego se acrecentarían– de dificultades para contener las contradicciones del orden conformado a la salida de la Segunda Guerra Mundial. El presidente Mauricio Macri asumió la presidencia de esta Cumbre el  1° de diciembre. Por último en connivencia con el presidente Michel Temer de Brasil impusieron un ritmo acelerado para concretar un Tratado de Libre Comercio del Mercosur con la Unión Europea, que se viene negociando desde 1999.

    Reinserción

    Este regreso al mundo –en el supuesto que antes el país hubiera estado aislado– no es solo el retorno a “los mercados voluntarios de crédito” –léase endeudamiento– o recuperar las buenas relaciones con el FMI –léase aceptar el artículo IV y las auditorias– o codearse con los grandes del mundo –tratar de que inviertan–, sino que tiene un carácter más estratégico.

    El verdadero sentido del promocionado regreso es, como han definido los sectores pensantes del macrismo, “la reinserción inteligente al mercado mundial”. ¿Qué es la “reinserción inteligente”? No otra cosa que la apertura de la economía para insertarse dinámicamente en determinadas cadenas del comercio internacional. Para esto se tiene que avanzar en generar las condiciones adecuadas –léase competitividad de la economía y productividad de los factores– para atraer inversiones, aggiornarse tecnológicamente y poder así competir en los mercados mundiales. Lo que implica reconvertir el sector industrial con los costos que eso presupone.

    Transformación

    Adicionalmente hay un objetivo político que es lo que explica porqué Argentina buscó convertirse en el primer país latinoamericano en ser sede de la  Conferencia Ministerial de la OMC, de la que nadie espera grandes resultados, y que será una suerte de antesala de la posterior Cumbre del G-20.

    El gobierno intenta –ante la vacante dejada por Brasil– asumir el liderazgo de la región.
    Por eso apura también el acuerdo Mercosur-UE, para firmarlo en el marco de la Conferencia, mostrando así avances concretos y producir un impacto político, sin reparar en los efectos que tendrán para el mercado interno, y especialmente para la industria, las grandes asimetrías entre los dos bloques. Se supone que la realización de estos encuentros serán un espaldarazo para el gobierno que aspira a que el país sea portavoz de América latina e interlocutor ante los grandes países y sus corporaciones.

    Sin embargo, la administración Macri pretende también tener relaciones privilegiadas con los Estados Unidos, pero estos desde que asumiera la presidencia Donald Trump ha dejado en claro que no le interesan los acuerdos multilaterales y si los bilaterales, incluso ha llamado a desconocer los organismos de la OMC que arbitran las posibles diferencias por el intercambio entre países. Así la inserción inteligente quedaría a dos aguas.

    * Eduardo Lucita  – Integrante del colectivo Economistas de Izquierda (EDI).

    https://www.pagina12.com.ar/80003-la-hoja-de-ruta

    Categorías: Noticias regionales

    GABRIELA MICHETTI LA LANZADA

    Mié, 13/12/2017 - 18:22

     

    Por Roxana Sandá

    Hace tiempo que Marta Gabriela Michetti es un dibujo, una línea mal trazada de papelones sistemáticos. ¿Qué quedó de aquella epifanía en silla de ruedas, de la devota confesional de Jorge Bergoglio y compañía rutilante de fórmula de Mauricio Macri en 2007 para gobernar la comuna porteña?

    Respuesta: un garabato con genealogía patriarcal de Julio A. Roca, por lo que dice en estos días, el resabio titubeante del chetaje puesto a conducir un país, la visión alucinadamente maliciosa de una señora con cargo ilustre que vio lanzas, hondas y piedras atacando a las fuerzas del orden en los bosques del sur, allá donde hasta el momento sólo aparecen muertos ahogados en los ríos o ejecutados a tiros por la espalda.

    “El beneficio de la duda siempre lo tiene que tener la fuerza de seguridad”,
    cacarea esta gaucha patricia de nuestra pampa húmeda que sí sabe a quiénes obsequiarles su credo y su crédito. Estuvo claro entonces que tartamudeara de odio (¿en esa tradición gorila y paranoica de la que habla María Moreno?) en la mesaza de Mirtha Legrand el sábado pasado, cuando el periodista Ernesto Tenembaum le cuestionó el aval compartido con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich sobre la versión de Prefectura de que abrieron fuego en Villa Mascardi para “defenderse de una agresión” mapuche en la que murió Rafael Nahuel. “Existe el ataque y los prefectos no tiraron porque sí”, aseguró ella. “Se supone que hay armas de todo tipo, hay lanzas, piedras y armas de fuego.”

    E.T.: –Si en un caso una persona muere por balas de Prefectura, no podemos volver atrás con eso.

    G.M.: –¿Vamos a volver atrás adónde? ¿Hablás de dictadura?

    E.T.: –Vos dijiste terrorismo y yo no creo que este gobierno sea una dictadura.

    G.M.:
    ¿Y entonces por qué decís volver atrás?

    E.T.: Porque Patricia Bullrich y vos dijeron que lo que dice Prefectura tiene fuerza de verdad, cuando es la sospechosa.

    Fue la gota que rebasó el vaso de cristal. Ese hijo desobediente de la patria progresista había llegado lejos con el discurso en falsa escuadra respecto de todo lo que el Gobierno se dispone a castigar y condenar. No importa si en cacerías por la espalda, allanamientos con golpes y tormentos o a campo traviesa hasta que el río se trague cuerpos.

    Marta Gabriela había ido a lo de la Chiqui  a hablar un ratito del Ara San Juan, a fundir la risa -después de cumplir con los minutos estipulados de los duelos por tele en honor a lxs 44- en el tintineo de las copas, a describir su bijouterie y sus prendas de estampas geométricas no sin antes ponderar la maquinaria oficial de endeudamiento y pobreza, que invita a apostar por la esperanza donde sólo se vislumbra miseria.

    “Hay que poner las cosas en su lugar alguna vez
    –lo amonestó–, tratemos de hablar con sentido común.” Sus enemigas íntimas Vidal y Bullrich no son de atragantarse frente al periodismo para poner las cosas en caja, pero ninguna apela al sentido común con el ardor de Marta Gabriela, egresada de El Salvador, con títulos y niveles de idiomas, más porteña que lapridense, hija de la inmigración legitimada y de médico cirujano prestigioso del pueblo que la vio quedar parapléjica en una de sus rutas.

    Entonces con marido, hoy al parecer separada del segundo y sobreseída por el dinero robado que tenían en casa. Abstinente o contrera de votar leyes por la identidad de género, el matrimonio igualitario, las reestatizaciones, contra la trata y por la muerte digna, entre muchas otras que se le resbalaron de la agenda.

    Su hijo es un sostén,  Mauricio Macri podría haber sido otro si no la hubiera humillado tanto al inclinarse por Megamente Rodríguez Larreta en las internas de 2015, que por cierto debe haberse descostillado de risa el sábado pasado mientras Gaby intentaba reducir el debate a un entuerto de patoruzús guerrilleros. “De una vez por todas el Estado tiene que hacer uso del monopolio de la fuerza”, exhortó con su habitual papa en la boca.

    “Si no cualquiera te desacata la Constitución y estamos como estamos.”
    Justifica por acción u omisión, como el resto de las mujeres de la alianza Cambiemos, la naturalización compartida de la violencia institucional, gradual o a los bifes, pero ojo que esto no es una dictadura. Te lo dice Marta Gabriela, la gran evangelizadora de ese guisito feliz de la pos-verdad, que esta vez se le quemó.

    ​https://www.pagina12.com.ar/81126-gabriela-michetti-la-lanzada​

     

    Categorías: Noticias regionales

    prueba 1

    Mié, 13/12/2017 - 18:11

    4rkng3l

    Categorías: Noticias regionales

    Tareas prioritarias

    Lun, 11/12/2017 - 18:27
    Habíamos advertido que se estaba implementando la Doctrina de la Seguridad Nacional, gestando un enemigo interno que finalmente el macrismo centralizó en los Mapuches.

    La protesta social y sindical siguió siendo reprimida. No es casual en términos políticos pero fundamentalmente comunicacionales, que la represión se produzca abrumadoramente en el sur del país, lejos de los canales de televisión, de la constatación al momento de lo que está ocurriendo.

    Luego, el avasallamiento de las instituciones deteniendo personas sin condena, en donde las mismas se transforman en una puesta en escena, recreando escenario mediáticos.

    Continúan las amenazas y la persecución de gremios y dirigentes sindicales. ¿Cuánto falta para que esto se transforme en órdenes de detención por alterar “el orden”?

    Mientras la resolución del destino de los cuarenta y cuatro compatriotas desaparecidos en el ARA San Juan, ya no es la prioridad informativa, se deportan periodistas y especialistas de Organizaciones No Gubernamentales extranjeras generando con Ecuador y Noruega un conflicto diplomático que tarde o temprano se pagará políticamente en otras instancias diplomáticas.

    Allí, en la reunión de la OMC que se efectuará en Buenos Aires se condiciona y limita claramente la soberanía de los países para comerciar y establecer marcos de cooperación económica con el resto del mundo. Aquí está la esencia del problema. No deben filtrarse las discusiones, no deben ser expuestos públicamente debates, por ejemplo sobre los paraísos fiscales.

    Mientras tanto, las Reformas Previsional, Laboral y Tributaria intentan ser aprobadas en sesiones Extraordinarias o con discusiones mínimas sobre sus alcances e implicancias para el pueblo argentino.

    La Red de Comunicadores del Mercosur reafirma su decisión política y comunicacional de estar junto a la clase trabajadora, los jubilados, las cooperativas/mutuales, las pymes y los movimientos sociales en su lucha, resistiendo al modelo neoliberal.

    Volvemos a advertir, también, sobre el rol de las grandes corporaciones de medios para instalar temas que no forman parte de la centralidad del ajuste y distraen el debate sobre las consecuencias de dichas políticas.

    Gestar contenidos propios, articular en red y generar espacios para que las voces del pueblo se expresen, es hoy una tarea prioritaria.

    Categorías: Noticias regionales

    Héctor Amichetti: “Sólo los estúpidos perseveran en el error”

    Lun, 11/12/2017 - 07:00
    Una reflexión del dirigente de la Federación Gráfica Bonaerense y la Corriente Federal de Trabajadores (Argentina), estableciendo un paralelismo de la actualidad política y el accionar de la autodenominada “Revolución Libertadora” // Por Héctor Amichetti

    El 19 de abril de 1956 el gobierno dictatorial que había derrocado al presidente Juan Perón decide el ingreso de la República Argentina al Fondo Monetario Internacional.

    Comienza un nuevo período de endeudamiento externo del país, absolutamente opuesto al Peronismo.

    En esos días se resuelve desnacionalizar los depósitos bancarios y eliminar el control estatal sobre el comercio exterior.

    El 27 de abril de 1956, el gobierno provisional emite una proclama derogando la Constitución Nacional sancionada en 1949.

    ¡Al diablo! con los derechos sociales consagrados constitucionalmente, con el capital al servicio de la economía, y con la economía al servicio del bienestar general.

    ¡Minga! con la función social de la propiedad y los recursos naturales protegidos.

    El 17 de mayo de 1956, el Juez Luis Botet, calificado como “eminente penalista” por la prensa del sistema, procediendo a la manera de lo que sería un Bonadío de la “Libertadora”, resuelve:

    “Sumario contra Juan Domingo Perón y otros por traición y asociación ilícita”.

    “Considerando que a fojas 1366 y 1331 se ha dictado prisión preventiva a Héctor Lagraña, Lorenzo Soler, Silverio Pontieri, John Willim Cooke (y otros 10 legisladores peronistas) por el delito de traición, consistente en la concesión de facultades extraordinarias al Poder Ejecutivo (art. 20 de la Constitución -hoy 29 y 227 del Código Penal).

    Que “existe también semiplena prueba de que funcionaba un comando estratégico integrado por el ex presidente Perón, su ex ministro Borlenghi, el secretario general de la CGT y las cabezas de las ramas femenina y masculina del partido peronista, cuyo comando decidía sobre las leyes necesarias para el mantenimiento del régimen depuesto y daban las órdenes de aprobación a los legisladores por intermedio de los jefes de bloque o las comisiones correspondiente…”

    Y que “estas circunstancias configuran prima facie la concertación de asociación ilícita…”

    Dispone:

    “Decretar la Prisión Preventiva para Elías Teodoro Amado, Delia Delfina de Parodi, Ana Carmen Macri, Oscar Albrieu, Oscar Bidegain, María Rosa Calviño de Gómez, Susana Correche, Héctor Cámpora, Eloy Camus, John William Cooke (y otros 69 legisladores peronistas)… por los delitos de traición y asociación ilícita…”.

    “Decretar la Prisión Preventiva a José Gregorio Espejo (ex secretario general de la CGT) y Eduardo Vuletich por el delito de asociación ilícita…”.

    “Decretar el procesamiento y orden de detención contra Juan Domingo Perón y Angel Gabriel Borlenghi, por delito de traición y asociación ilícita el primero y por asociación ilícita el segundo…”.

    Unos días después, el gobierno provisional ordenaba el fusilamiento el General Juan José Valle y otros patriotas, civiles y militares, por alzarse en defensa de la Democracia y el Estado de Derecho.

    A fines de abril de 1958, cuando el régimen fusilador entregó el gobierno al presidente Arturo Frondizi, Argentina ya tenía una deuda externa que superaba los 1000 millones de dólares.

    Con el tiempo, lo que la oligarquía consideraba un acierto para el éxito de su proyecto se convirtió en error.

    No es que nosotros hayamos sido tan buenos -diría Perón- sino que los demás fueron peores.

    Pese a todo y con todo en contra, el Peronismo volvió una y otra vez, y seguramente seguirá volviendo, no sólo por todo lo bueno que ha construido en nuestra Patria, sino también por aquello que señalaba Cicerón y que muy bien podríamos aplicar al enemigo oligarca por lo que está haciendo en estos días:

    “Humano es errar.. pero sólo los estúpidos perseveran en el error”.

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.