Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 40 mins 36 segs

    BOLSONARO Y EL CALENTAMIENTO GLOBAL

    Sáb, 10/11/2018 - 11:11

    Por Andrés Ferrari Haines   ***

    “No se te puede culpar; sólo sos humano. Víctima de la insania” bramaba John Lennon en su primer disco solista al dejar los Beatles en la que crudamente describía el mundo moderno. ¿Cómo explicar que “el animal racional” recurrentemente en su historia caiga en locuras colectivas?

    En momentos en que el proceso que llevó a Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil se lo compara con el que generó el surgimiento de Adolf Hitler y el nazismo, se teme que un episodio de la historia civilización humana que se la cataloga como “barbarie” pueda repetirse – como si hubiese sucedido hace muchísimo más tiempo que menos de un siglo. Y, así como cuando apareció el nazismo, la aparición de Bolsonaro no se da en el vacío o como excepción a lo que ocurre en muchas otras partes del mundo. Al respecto, desde Manuel Castells a Roger Waters, pasando por Bill Clinton, públicamente urgieron al mundo que colabore en evitar la presidencia de Bolsonaro para que Brasil se aparte de la actual propagación del fascismo en el mundo.

    Lennon explicó que su siguiente disco Imagine repetía el contenido del primero, pero, para que el mensaje tenga mayor aceptación, en forma azucarada: en lugar de explicitar “lo feo” que existía, llamaba a imaginar un mundo en el cual “lo feo” no existiría. En suma, en eso consistió el método de evitar un nuevo nazismo: el discurso moral. Sólo que, Guerra Fría mediante, ése discurso fue acompañado por el Estado de Bienestar y políticas de pleno empleo keynesianas. Luego de la caída de la Unión Soviética, ya no. Cada vez más fue quedando solo el discurso moral.

    Este discurso moral estigmatiza, culpa y agrede a quien reacciona mientras ve cómo “lógicamente” lo llevan al borde del precipicio en su posibilidad de existencia a la mayor parte de las personas. Y esto no es un mero juego de palabras. Según hace poco declaró Naciones Unidas en su informe “El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición”, el hambre en el mundo viene en tendencia alcista y afectó a 821 millones de personas el año pasado. Es decir, una de cada nueve personas.

    Esto no es por falta de crecimiento económico, sino por el crecimiento económico. La riqueza mundial en la década 2007/17 se expandió 27% de acuerdo con el Informe de Riqueza Global del Credit Suisse. Este crecimiento fue tan dinámico que incluso aumentó el ingreso per cápita, porque superó la expansión de la población mundial. Sólo que, se informa, la distribución de la riqueza está sumamente concentrada: En 2000, el 1% más rico poseía 45.5% de la riqueza mundial; en 2017, pasó a tener 50.1%, dado que absorbió 82% de la generada el año pasado.

    La sociedad global: mercados libres… de políticos

    A partir de la globalización de los 90s se pasó a vivir bajo el chantaje “de los mercados”. Sociedad que no aplica las medidas que “el mercado” espera es castigada económicamente. Así, la democracia se vuelve una mera caricatura formal mediante la cual la sociedad elige “racional y libremente” las políticas que las irán a empobrecer. Todo discurso que se opone es menospreciado como ‘populismo’, ‘comunismo’, ‘irresponsable’… ¿Qué opción quedaría?

    Mientras ‘la política’ – la posibilidad social de confrontar civilizada y democráticamente estas tendencias – es sistemáticamente desacreditada, actos de corrupción del medio político y empresarial – con sus cuentas secretas y paraísos fiscales – son noticias normales. El Informe Global de Crímenes y Fraudes Económicos de PricewaterhouseCoopers destaca la expansión de estos delitos en este siglo en todas las regiones del mundo – 25% por directores de las propias empresas.  Al delito de “guante blanco”, se le suman los políticos. De acuerdo a ControlRisks, en 2017 hubo un incremento de casi 17% respecto 2016 también en todo el mundo – destacándose Europa con una suba del 63%. Para ese período, la BBC destaca que en Inglaterra y en el País de Gales los crímenes por odio (religioso, racial, sexual, etc.) subieron casi 30% — y desde 2014 el incremento se acerca a un 80%, una tendencia que no sorprende salvo por su magnitud, afirma el medio. Por último, los delitos comunes, como analiza Small Arms Survey, también crecen: hubo un aumento de homicidios en el mundo en 2016 ubicándose en 7,5 cada 100 mil personas, fuertemente concentrado en ciertos países y regiones. 14 de los 23 países más violentos no tuvo conflicto violento – uno de ellos, Brasil.

    El informe destaca que a pesar de los progresos en sectores claves de desarrollo humano desde los 90, las cifras de Brasil continúan altas. Además, con casi 30% de su riqueza en manos del 1% más rico de su población, de acuerdo con la comparación mundial efectuado por Thomas Piketty, posee la peor distribución en el mundo. Sobre esto, su población en la cual casi 12% de los mayores de 15 años son analfabetos y 51% con más de 25 sólo cursó la primaria, asistió impávidamente la destitución de una presidente elegida democráticamente por quienes, hace poco, admitieron que efectuaron un plan consciente por estar incomodados por la derrota electoral. Luego, un triste espectáculo de justicia selectiva y arbitraria colocó en prisión a quién lideraba las encuestas y que vencería cualquier rival en primera vuelta. En una penosa muestra de irresponsabilidad institucional, el poder judicial – personas con poder de privar la libertad a otras – públicamente confrontaban decisiones y se otorgaban facultad de decidir innumerables cuestiones – no sin presunción de estar siguiendo sus propias visiones ideológicas e intereses de bolsillo.

    Así, numerosos responsables de las instituciones sociales y numerosos ciudadanos en la cima de la sociedad no respetaron las reglas sociales de esta misma sociedad en la cual son los más favorecidos – como el empresario arrepentido Augusto Mendonça, que distribuyó 60 millones de reales en coimas a directores de Petrobras, que cumple prisión domiciliaria en su departamento de lujo de 565 metros cuadrados del exclusivísimo barrio Jardim Paulista en San Pablo, y cuyas fiestas son el terror para sus vecinos. La contracara de gran parte de las ‘condenas’ y libertades totales de las infinitas noticias de corrupción activa, es la prisión de Lula por ‘corrupción pasiva’. Ella acabó juntando al PT como parte de este contexto: ya sea por la veracidad real o creída en las acusaciones que recibió, ya sea por ser tomado como parte de ese sistema por el mero hecho de haber convido con él, ya sea por su falta de poder para frenar lo sucedido, explicitado en la incapacidad de conseguir que Lula sea candidato.

    Voto en contra de…

    Para mucha gente, Bolsonaro representa la bronca y saturación misma. El que dice que será duro con todos “los abusadores”. Es cierto que existen serias dudas que lo será – y, peor, que no será uno de ellos –; no obstante, es una apuesta para muchos que no tienen nada a perder – o así lo quieren creer – ya que lo existente les viene siendo sumamente insatisfactorio. Sus ataques misóginos, racistas y homofóbicos son vistos bajo la misma óptica de que son minorías que se benefician a costa de una mayoría que se perjudica. Siguiendo a Gramsci, hay que ver la racionalidad en cada acción humana. Llamar a Bolsonaro, aunque él lo sea, fascista y otros epítetos no afectó su electorado de los sectores más bajo de la pirámide social simplemente porque no lo es. La mayor parte de sus seguidores acumulan mera rabia y frustración, además de seguir siendo los más vulnerables económica, cultural y criminalmente.

    Las clases medias más acomodadas, en general, también siguieron a Bolsonaro.
    Sintiéndose perjudicadas por el PT y también, hasta, apuntadas como victimarias de la situación de las clases populares, se sienten – guardadas las importantes diferencias – en situación similar. Afirman que han pagado, en gran parte, el discurso moderno de “tolerancia a minorías” del PT. En parte es cierto. Pero también en parte es resultado de los cambios que la “globalización” le impuso al Brasil ya en los 90 – sumados a la implantación en el país de una democracia verdadera a partir de la Constitución de 1988. No obstante, irritadísimos, optaron por rechazar ‘todo’ con Bolsonaro, inclusive a todos los partidos que venían recibiendo sus votos hasta esta elección y que creyeron haber tomado el gobierno como algo propio – con sus actos corruptos – luego de perpetrar el impeachment.

    Le queda a Bolsonaro el peso del tercer sector de la sociedad brasileña: ese 1% de los grandes negocios. El que demuestra, en Brasil como en el mundo, que democracia, derechos humanos y libertad sólo habrá bajo la tutela de lo que ‘el mercado quiere’. Los que esperan que bajo su posible ministro de Economía Paulo Guedes se privaticen y extranjericen las empresas y bancos estatales y los recursos naturales brasileños, que se le quite a los trabajadores el aguinaldo y las vacaciones pagas y demás derechos, que se imponga la brutal reforma jubilatoria que Temer no pudo y que se ajuste violentamente todo gasto social.

    El sector que muestra su moralidad disparando la bolsa de San Pablo (BOVESPA) de alegría cuando Bolsonaro hace cualquier referencia en ese sentido, así como la hace caer bruscamente cuando se expresa en sentido contrario. Que también, como denunció Lauro Jardim en O Globo, aplaudió rabiosamente la ‘solución final’ de Bolsonaro, cómo éste denominó en un discurso ante los grandes empresarios, su estrategia para terminar en la favela Rocinha – la que con casi 100 mil habitantes es la más grande de Rio de Janeiro – con la criminalidad: ametrallarla si no responden a su ultimátum. Esta incomodidad moral ante la ‘terrible corrupción del PT’ sufre un lapsus cuando el propio Bolsonaro y Paulo Guedes poseen denuncias más pesadas que las de Lula, como tampoco tienen ninguna incomodidad que los más salpicados por la Lava-Jato como Eduardo Cunha o Aécio Neves estén con Bolsonaro. La expectativa de que harán grandes negocios, compensa.

    Uno de estos grandes negocios posibles que provoca gran excitación en la BOVESPA es el avance sobre zonas ambientales actualmente protegidas. Bolsonaro ya manifestó que cerrará la Agencia gubernamental que fiscaliza la desforestación de la Amazona, que este año ya superó tres veces el área afectada el año pasado. Poco importa que por ser la mayor selva tropical del mundo, es una región crucial contra el calentamiento global. La euforia de la ‘racionalidad’ de los mercados no es afectada ni siquiera por el reciente Informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas que alerta que al mundo le quedan tan sólo 12 años para evitar una catástrofe climática si no se frena urgentemente el ritmo de destrucción del medio ambiente.

    Así, Bolsonaro condensa dos tendencias de calentamiento global: el social, empobreciéndose en medio de la opulencia concentrada; y el del capitalismo neoliberal, cuya ansia ciega ‘por los negocios’ está llevando a catástrofes ambientales. Dos comportamientos que, vistos de la lógica de la individualidad absoluta, son impecables – seres tan sólo humanos, sin culpas, víctimas de la insania que puede sólo imaginarse un mundo mejor, no construirlo.

    (*) Andrés Ferrari Haines – Economista y profesor, Rio Grande do Sul.

    https://www.pagina12.com.ar/153082-bolsonaro-y-el-calentamiento-global

    Categorías: Noticias regionales

    LA CONSTRUCCIÓN DEL ENEMIGO INTERNO EN LA HISTORIA ARGENTINA

    Sáb, 10/11/2018 - 08:16


    Por Claudia Ferri   ****

    Otra vez el gobierno y los grandes medios vuelven a demonizar la protesta social apelando al discurso del “enemigo interno”. En esta nota recorremos los fundamentos teóricos y la metodología de esta doctrina, utilizada por los estados como mecanismo de control social, a través de la historia argentina.

    Sin dudas 2018 es un año clave para la reubicación política de las Fuerzas Armadas Argentinas. La adopción e institucionalización de la hipótesis de conflicto basada en las “nuevas amenazas” del siglo XXI (narcotráfico, ciberataques, y terrorismo internacional) demuestran el alineamiento estratégico y geopolítico de Macri con el Comando Sur estadounidense en el medio de la guerra comercial que el país del norte sostiene con China.

    Esta construcción discursiva de “nuevas amenazas” que atentarían contra la seguridad nacional pretende, en la práctica, construir un nuevo enemigo interno a quien es necesario enfrentarse con todo el poder de la ley y de la fuerza.

    Pero esto no es ninguna novedad. Desde su surgimiento hasta ahora los estados nacionales se han enfrentado entre sí pero también utilizaron como mecanismo de control social el uso de la fuerza, la “violencia legal”, dentro de su territorio con el fin de repeler todo lo que sea considerado como una amenaza a la estabilidad del régimen imperante. Así se construye discursivamente un supuesto “enemigo Interno”, un sujeto que actúa en el seno de la sociedad y que estaría financiado por intereses extranjeros, a quien debe eliminarse.

    Aunque hay varios antecedentes en la historia argentina como podrían ser la persecución a los “salvajes indios mapuches” a fines del siglo XIX, la represión a los trabajadores de la Semana Trágica acusados de “bolcheviques rusos” o incluso los fusilamientos masivos a obreros rurales de la Patagonia en huelga en 1921; lo cierto es que la teoría del “enemigo interno” se institucionalizó a fines de la década de 1950. En esta nota recorremos las bases ideológicas y técnicas que dieron forma a esta nueva doctrina de guerra que permitió justificar y legitimar la avanzada represiva estatal en los 70 y el genocidio de clase.

    El padre de la criatura


    “Hoy hay que admitir que nuestras leyes actuales no están adaptadas al terrorismo por la simple razón de que esta forma de agresión no había sido nunca considerada”
    . La frase bien podría ser de la ministra Patricia Bullrich, principal propagandista de combatir las “nuevas amenazas del siglo XXI”, pero en realidad fueron escritas por el general Jacques Massu hace más de 60 años [1] cuando dirigía las operaciones militares del ejército imperialista francés en Argel durante la guerra de liberación nacional desatada en la colonia.

    Con la Guerra Fría como trasfondo, las derrotas que Francia estaba cosechando primero en Indochina (1946-1954) y después en Argelia (1954-1962) llevaron a redefinir como enemigo de la civilización occidental y de los valores cristianos al comunismo internacional.

    Este fenómeno fue estudiado por el comandante del 3er Regimiento de paracaidistas Roger Trinquier quién escribió en 1961 La Guerra moderna, de lectura obligatoria para la oficialidad militar mundial. Allí planteaba que los “terroristas comunistas” operaban camuflados en la sociedad y utilizaban la lucha por la independencia nacional de las colonias para penetrar ideológicamente en la sociedad y así erosionar las bases del orden capitalista mundial.

    Parafraseando a Mao TseTung, consideraba que los militantes comunistas se movían como “pez en el agua” dentro de la población; y por eso los ejércitos convencionales no estaban en condiciones ni instruidos para enfrentarlo.

    Los militares franceses no solo describieron y caracterizaron al nuevo enemigo sino que también crearon una serie de técnicas operativas novedosas para combatirlo:

    Dividir el “teatro de operaciones” (territorio donde intervenir) entre las fuerzas que intervienen y militarizar los principales centros urbanos para controlar y amedrentar a la población en forma permanente. Sistematizar la persecución y asesinato de militantes políticos y opositores a partir de la utilización de grupo de tareas. Realizar “acciones psicológicas” sobre la población civil como asistencia social o “ayuda humanitaria” para legitimar la presencia militar. Crear centros de detención clandestinos para la “reeducación política” de los prisioneros y desarrollar particularmente el área de Inteligencia, clave para conocer cómo se organizaba el enemigo. Los franceses fueron pioneros en utilizar como método las torturas y vejaciones para obtener toda esa información [2].

    Esta metodología se puso en práctica por primera vez en la “batalla de Argel” de 1962, donde se institucionalizó la práctica de la desaparición forzada de personas.

    Aunque la experiencia militar de Francia en Argelia fue derrotada políticamente ya que consiguieron finalmente su independencia política en 1962, el accionar militar alcanzó conocimiento y prestigio internacional. La doctrina de guerra antisubversiva se difundió en todo el mundo occidental. Profesores franceses instruyeron a militares extranjeros organizando misiones militares. Así como en Estados Unidos dieron clases en la Escuela de las Américas y otras sedes de mayor prestigio dentro del territorio norteamericano, también en Brasil y Argentina tuvieron un papel central en la formación interna de sus fuerzas. Más allá de las particularidades que se den en cada Estado, la “guerra revolucionaria” era mundial y por lo tanto la respuesta debía ser global.

    La importación del enemigo interno

    Cuando dentro de las Fuerzas Armadas Argentinas el sector castrense liberal se volvió mayoritario a fines de la década del 50 luego del golpe a Perón en el 55, se abandonó la hipótesis bélica basada en la Defensa Nacional que suponía una “guerra clásica” entre dos o más Estados (particularmente se veía como potenciales enemigos a Brasil y Chile) y fue reemplazada por la hipótesis de guerra francesa [3]. Entre 1957 y 1962 cuatro tenientes coroneles llegaron desde París a la Escuela Superior de Guerra e impartieron cursos y conferencias en técnicas antisubversivas que permitieron a los militares argentinos adaptar la teoría del enemigo interno al revulsivo contexto local. Todas las fuerzas, sean militares o de Seguridad, se formaron bajo estos preceptos.

    La doctrina del enemigo interno se ajustaba mejor a los planes del capital norteamericano, del FMI y del gobierno argentino de imponer un nuevo reordenamiento en la acumulación del capital. En diciembre de 1959 el gobierno de Frondizi diseñó el plan llamado de “Estabilidad Económica” basado en un fuerte ajuste fiscal, liberación de los precios, congelamiento de los salarios, privatizaciones y racionalización de la producción. Esto generó duros enfrentamientos con los combativos trabajadores de la Resistencia, quiénes a través de métodos radicales de lucha dentro de las fábricas y debido a su posición estratégica en el sistema productivo, se estaba convirtiendo en una verdadera amenaza para las ganancias capitalistas y por lo tanto para los intereses del Estado. Se identificaba a los militantes peronistas o comunistas como “terroristas infiltrados en el movimiento obrero”; discurso legitimado por la prensa liberal y por los sermones en la misa los domingos.

    A diferencia del caso argelino donde las fuerzas militares actuaban por fuera de la legislación vigente, en Argentina con los años se fue incorporando un paquete de leyes y decretos que habilitaron progresivamente la injerencia militar en operaciones de seguridad interna en clave antisubversiva.

    Finalmente la respuesta de la burguesía para terminar con la conflictividad obrera extendida sobre todo en las bases obreras fue el plan de Conmoción Interna (CONINTES). Si bien era un artilugio legal que el Estado tenía a su disposición desde 1948 (e incluso Perón lo había utilizado en 1951 para sofocar una huelga ferroviaria), el plan CONINTES se aplicó por decreto presidencial secreto en noviembre de 1958 con el fin de reprimir blancos puntuales en el punto más álgido de la Resistencia: la huelga de los petroleros mendocinos (12/1958) y la toma del frigorífico Lisandro de la Torre en enero del 59. También se utilizó para enfrentar a huelgas de bancarios, metalúrgicos y textiles.

    El territorio fue dividido en zonas operativas y miles de dirigentes sindicales opositores fueron perseguidos, encarcelados y juzgados por la Justicia Militar. Sin dudas el Ejército argentino había tomado nota de las enseñanzas francesas.

    El plan funcionó oficialmente hasta el 1 de agosto de 1961. El mismo año en que Argentina fue pionera en materia antisubversiva en todo el continente, cuando organizó en Buenos Aires el I Curso Interamericano de Guerra Contrarrevolucionaria donde participaron oficiales de catorce países de América, entre ellos EE. UU..

    El decreto de Onganía y la materialización del enemigo

    El golpe de Estado de 1966 expresó no sólo una nueva ofensiva de los sectores ligados al capital concentrado sino también la adhesión explícita de la burguesía y el Partido Militar a la política represiva estadounidense conocida como Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), destinada a impulsar y financiar dictaduras militares en todo el continente y que justamente también basaban su corpus ideológico en las enseñanzas antisubversivas francesas.

    El objetivo del país del norte era combatir cualquier avance del comunismo en el continente. Ya no representaban una amenaza etérea sino que se había materializado a partir del triunfo de la Revolución cubana y su declaración como socialista en 1961. El desarrollo de la Guerra Fría había determinado un giro de la política norteamericana hacia su “patio trasero” aunque con una táctica distinta a la que usaron en Vietnam. No necesitarían desplegar y ocupar con sus propias fuerzas militares sino que podían intervenir estableciendo alianzas políticas con los cuadros militares medios de los países latinoamericanos, los mismos que impulsarían los golpes de Estado y que dirigirían la aplicación del aparato represivo local. Argentina fue un claro ejemplo de esta relación de dependencia.

    Siguiendo los preceptos de la DSN, el presidente de facto Juan Carlos Onganía firmó por decreto la Ley de Defensa Nacional (16.970) el 6 de octubre de 1966, permitiendo que las Fuerzas Armadas actúen en Seguridad Interna ya no sólo en casos de “conmoción interna” sino también ante “las perturbaciones internas producidas por actos humanos”; una acepción más que amplia en la que se englobó a cualquier levantamiento o protesta contra el régimen. El decreto además adquiría una función preventiva si se tiene en cuenta que a los meses de firmarse el gobierno devaluó la moneda un 40 %, congeló salarios y liberó los precios, entre otras medidas, como parte de un plan de ajuste diseñado por el FMI y su aliado Krieger Vasena, nombrado ministro de Economía a pedido del organismo internacional.

    La nueva legislación resolvía la reubicación territorial de las fuerzas, el surgimiento del servicio militar obligatorio, la creación de una comunidad informativa formada por todos los órganos de Inteligencia y la creación de un Consejo Nacional de Seguridad cuyo secretario era el General Osiris Villegas, el intelectual castrense que combinó la influencia francesa con la DSN para adaptar la teoría del enemigo interno al ámbito local en su famoso libro Guerra Revolucionara Comunista de 1962.

    También se debían proteger los “puntos u objetivos estratégicos”, una definición que volvimos a escuchar hace poco en la reforma militar de Macri. La falta de especificación sobre estos espacios “estratégicos” permitió adaptar el accionar militar a las necesidades de la lucha de clases. Entonces cuando la policía era superada se movilizaba el personal militar para sofocar huelgas de ferroviarios, portuarios y petroleros en 1968 por su ubicación clave en la producción y distribución internacional. Es importante destacar que las Fuerzas Seguridad, al igual que las Armadas, también fueron formadas bajo estos ideales y técnicas contrarrevolucionarias. Incluso en sedes de Gendarmería Nacional, Prefectura y Policía los agregados militares franceses brindaron conferencias y cursos.

    ¿Quiénes eran los “subversivos”?

    El año 1969 marcó un momento bisagra en la configuración militar del enemigo interno en nuestro país porque fue cuando éste demostró su verdadera potencialidad. El doctor en Historia Esteban Portantiero afirma que “las numerosas insurrecciones populares que se desataron en las principales ciudades del país, con epicentro en las ciudades de Córdoba y Rosario, aceleraron los plazos para la intervención represiva de las FF.AA” [4]. Efectivamente dos meses después del Cordobazo el Ejército publicó en forma reservada un “Reglamento de Operaciones contra la Subversión Urbana” (29/07/1969) que identificaba diferentes niveles de intervención según sean disturbios civiles, insurrecciones urbanas, muchedumbres, manifestaciones o turbas. A partir de entonces el término “subversivo” vendría a reemplazar al de “fuerzas irregulares” y “terroristas comunistas”; y llegaría para quedarse.

    Aunque las acciones de las organizaciones guerrilleras crecieron en los años siguientes en forma escalonada en el país, tendiendo a que el discurso reaccionario castrense asimile el término “subversivo” casi exclusivamente al de “guerrillero”, lo cierto es que como observamos hasta ahora la definición es mucho más compleja.

    Con el Cordobazo la clase trabajadora cordobesa, aliada a los estudiantes, fue la única que a través de una acción política independiente había logrado iniciar un ciclo de ascenso revolucionario erosionando las bases de poder de una dictadura autoritaria y oscurantista. También había despertado una mayor predisposición y moral para luchar contra ésta, empezando a dar cuenta de su poder de fuego real. La burguesía tenía mucha razón con temerle a la rebeldía cordobesa, sobre todo cuando se extendieron los “azos” a todo el país y la influencia combativa llegó a los polos industriales bonaerenses.

    A partir de 1973, la vuelta del peronismo al gobierno con el fin de contener semejante proceso debilitó al sector liberal del Ejército dándole mayor peso al nacionalista. Esto no significó que la noción de enemigo haya cambiado demasiado estructuralmente. Para enfrentar la insurgencia obrera, en vez de utilizar a las fuerzas oficiales, el gobierno creó al “somatén argentino” al decir de Perón. La Triple A, organizada y financiada clandestinamente por el Estado contra “el enemigo apátrida”, llegó a asesinar a más de 2.000 opositores políticos, militantes de izquierda y del peronismo combativo. “Agentes foráneos”, “organizaciones financiadas por el comunismo internacional”, “zurdos que nada tienen que ver con los intereses nacionales” eran algunas de las justificaciones comunes que cruzaron la década del 70 para estigmatizar a quiénes eran opositores. Los medios burgueses colaboraron siempre en la construcción de ese enemigo “subversivo y antinacional”.

    Con la muerte de Péron, las FF. AA. recobraron protagonismo y poder con Isabel Perón en la presidencia. Primero con la implementación del “Estado de sitio” a fines del año 1974 y segundo con la firma del decreto secreto que habilitaba el aniquilamiento de la subversión en Tucumán en febrero de 1975, extendiéndose en octubre a todo el país. La destrucción debía ser física y organizativa, aislando a la vanguardia de las masas. Por eso podemos decir que cuando los militares volvieron a imponerse usando la vía golpista en 1976 ya tenían desplegado en todo el país el aparato represivo que permitió llevar adelante el plan sistemático de exterminio y el disciplinamiento de gran parte de la sociedad.

    ***

    En los dos últimos años la avanzada represiva cobró mayor magnitud. En el revulsivo 2017 se produjeron los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, cerrando el año con la represión y los enfrentamientos en las movilizaciones del 14 y 18D. El 2018 estuvo atravesado por las grandes movilizaciones de mujeres en junio y agosto, la lucha estudiantil, luchas emblemáticas del movimiento obrero como la de los trabajadores del Astillero Río Santiago, entre otras. Y ahora están avanzando en el presupuesto 2019 para profundizar el saqueo, cuyo aprobación en el Senado planean para el 14 de noviembre. A esto hay que sumarle la generalización de la crisis económica que todavía no mostró su techo y los preparativos de la Cumbre del G20 en Buenos Aires a fines de noviembre donde vendrán desde Trump, Macron, Putin a Xi Jinping. Sin duda un escenario complejo donde el gobierno va a querer justificar el uso de sus fuerzas. Justamente si hay algo que nos permite conocer la historia es demostrar que la aplicación de la doctrina del “enemigo interno” hay que leerla como una estrategia a largo plazo del Estado y los intereses que defiende.


    NOTAS AL PIE

    [1] Extraída de su libro La verdadera batalla de Argel publicado en 1957.

    [2]
    Estos datos pueden encontrarse en Gabriel Periés, “De Argelia a la Argentina: estudio comparativo sobre la internacionalización de las doctrinas militares francesas en la lucha anti-subversiva. Enfoque institucional y discursivo”, en Izaguirre Inés (comp) Lucha de clase, guerra civil y genocidio en la Argentina 1973-1983, Buenos Aires, Eudeba, 2009.

    [3]
    En 1955 luego del golpe de la Libertadora, se llevó a cabo el pase a retire obligatorio de más de 1000 oficiales peronistas, siendo el sector liberal el que tendrá mayor influencia. Ver en Ernesto López, El primer Perón, Colección “Los otros militares”, Buenos Aires, Capital Intelectual, 2009.

    [4]
    Esteban, Portantiero, “La seguridad interna como campo de batalla de la “guerra revolucionaria”: contrainsurgencia y defensa nacional en los ámbitos político y militar en Argentina (1963–1970)” (2016).

    http://www.laizquierdadiario.com/La-construccion-del-enemigo-interno-en-la-historia-argentina

    Categorías: Noticias regionales

    DEUDA PÚBLICA Y SANGRÍA FINANCIERA

    Sáb, 10/11/2018 - 08:07



    Por Héctor Giuliano    ***

    La Argentina está sufriendo hoy, bajo la administración Macri, la sangría financiera probablemente más grande de su Historia.

    Se trata del más extraordinario aumento del Gasto Público por concepto de Intereses de la Deuda del Estado que se haya producido por combinación de los servicios de la deuda fiscal, de la deuda cuasi-fiscal o del Banco Central (BCRA) y también de las provincias.

    A los que cabe agregar la Deuda Indirecta correspondiente a Bancos y Empresas del Estado, Organismos Nacionales, Fondos Fiduciarios o Fideicomisos Públicos y Juicios contra el Estado con sentencia en firme, que el gobierno no informa.

    Según el Presupuesto 2018 en curso – Ley 27.431 – los Intereses a Pagar por la Deuda Pública del Estado Central eran 406.500 M$1 – un promedio de 1.100 M$ por día – aunque tales intereses fueron calculados cuando las tasas estaban aproximadamente a la mitad del nivel en que están actualmente, que son del 50-55 % anual.

    Con el agravante que el perfil de vencimientos del Tesoro empeora en forma acelerada por la proporción creciente de obligaciones a corto plazo, con tasas más caras y con capitalización de intereses.

    Paralelamente, el BCRA – a través del festival financiero diario de Lebac-Leliq en favor de los tenedores de Letras – ha llevado el pago y/o capitalización de sus obligaciones al paroxismo de las tasas más altas del Mundo, del orden del 70 %, que llegan así a más del doble de las tasas que el Banco pagaba entes de la corrida cambiaria iniciada a fines de Abril.

    Al 23.10 – última información oficial disponible – el stock de Títulos emitidos por el BCRA es de unos 782.000 M$ (equivalentes a 21.300 MD), de los que 184.000 M$ corresponden a Lebac y 598.000 M$ a Leliq.2

    Las Lebac son letras a 30 días y pagan tasas del 60 % en el Mercado Secundario, lo que implica un costo financiero diario de unos 300 M$ (más de 9.000 M$ por mes) y las Leliq son Lebac a sólo 7 días, con subastas diarias, que pagan tasas del 70 % lo que implica otros 1.200 M$/Día (35.000 M$ por Mes).

    La suma de ambos pagos de intereses sólo por el BCRA da así unos 1.500 M$ diarios (45.000 M$ por Mes), que se agregan a los intereses que paralelamente paga la Tesorería Nacional por la Deuda del Gobierno Central (más de 1.100 M$/Día o 33.000 M$ mensuales) de modo que el monto de los intereses conjuntos – sin contar aquí los datos desconocidos de Provincias y Deuda Pública Indirecta – ascienden a más de 2.600 M$ por día (78.000 M$ por Mes).

    Y a esto hay que adicionar los intereses que devengan los Pases Pasivos – que son operaciones a sólo 1 y 7 días – y rinden lo mismo que las Leliq (el 60 %), siendo su stock al 23.10 de 412.000 M$, lo que significa el pago de intereses por otros 700 M$/Día (20.000 M$ por Mes).3

    Con lo cual el costo financiero total de semejante nivel de endeudamiento a las tasas altísimas de referencia estaría llevando a un drenaje de 3.300 M$ diarios – casi 100.000 M$ por Mes (98.000) – a favor de los tenedores de letras y bonos públicos, lo que convierte a la Argentina en un Paraíso para los negocios especulativos récord en el Mundo.

    Y esas mismas tasas de interés, que se ofrecen desde el Estado dando las ganancias más altas del planeta a los bancos y grandes fondos especulativos de inversión (sobre todo internacionales, que lucran con el carry trade o arbitraje entre tipos de cambio y tasas de interés locales) son las mismas que generan y mantienen la recesión de la Economía Interna, con sus secuelas de Desempleo, caída de los Salarios Reales y mayor Pobreza.

    Con el agravante que mientras esto está ocurriendo virtualmente debajo las narices de todo el mundo las autoridades tratan de ganar tiempo vendiendo expectativas a futuro que desvíen la atención de la opinión pública de la realidad presente del más grande saqueo financiero de los dineros del Estado que se tenga noticia en la Argentina.

    Una sangría de fondos públicos que no tiende a revertirse porque tratando de estabilizar el dólar a costa de pagar elevadísimas tasas de interés se está volviendo a potenciar el carry trade porque el stock de reservas internacionales del BCRA crece artificialmente con la entrada de estos capitales golondrina pero en la misma medida aumenta la vulnerabilidad de la Argentina frente al condicionamiento de seguir pagando altísimas tasas para evitar la retirada de esos fondos especulativos.4

    Es el círculo vicioso perfecto de la Usura sostenido en la alianza fáctica del gobierno Macri con los acreedores financieros del Estado, que son los que le permiten su supervivencia financiera y política.

    Porque se pacta el más duro ajuste con el Fondo Monetario Internacional (FMI) precisamente para evitar o diferir el default y poder pagar los servicios crecientes de la enorme Deuda del Tesoro y del BCRA, que fueron aumentando descontroladamente bajo la propia gestión Macri y que ahora son los principales causantes del Déficit Fiscal y Cuasi-Fiscal que con ese acuerdo se dice querer combatir.

    Dicho con otras palabras, que el mismo gobierno que está proclamando la necesidad de bajar el Gasto Público es el que más lo está aumentando en forma irracional,5 favoreciendo con ello el mayor negocio para los acreedores especulativos y que es el peor para los intereses del Estado.

    Es la demostración palmaria de cómo – desde el Poder – se destruye la Economía Física o Real en el altar de la Economía Financiera.


    Héctor L. GIULIANO

    1 Las abreviaturas M$/MD significan Millones de Pesos/Dólares respectivamente y están expresadas siempre con redondeo, por lo que pueden darse mínimas diferencias entre totales y sumatoria de términos.

    2 El total de Leliq es de 594.000 M$ pero se le adicionan aquí 3.500 M$ más correspondientes a Notas de Compensación en Efectivo dentro del mismo rubro.

    3 Estrictamente hablando al stock de 412.000 M$ de Pases Pasivos habría que restarle los Pases Activos por valor de 327.000 M$, lo que dejaría un neto para base de cálculo de 85.000 M$, pero este razonamiento no es válido en la práctica porque el BCRA computa en el Activo Pases que están respaldados por Pasivos del propio Banco (Lebac y/o Leliq) (!).

    La ventanilla de endeudamiento paralelo del BCRA por vía de Pases Pasivos es la segunda en importancia pero nunca se considera dentro de la deuda total a corto plazo del Banco.

    Además, hay que recordar que dentro del stock de Letras y Pases están las denominadas Letras Overnight, que constituyen un subsidio increíble a los Bancos remunerándoles los saldos en efectivo que quedan inmovilizados en sus Cajas entre el cierre de la jornada diaria y el comienzo del día siguiente: una carga adicional de intereses cuyo peso el BCRA omite identificar.

    4 Esta maniobra está garantizada por la decisión del BCRA – avalada por el FMI – de mantener por lo menos hasta Diciembre de este año el piso de la Tasa Monetaria de Referencia en el orden del 60 %, siendo que esta tasa es la que se aplica a las Leliq y a los Pases Pasivos.

    5 Caso concreto: originariamente se planteaba que las Lebac no renovadas a su vencimiento iban a ser reemplazadas por Letras del Tesoro (Letes), a mayor plazo (6 meses o más) y menores tasas (50-55 %) mientras que ahora la cruda realidad muestra que la gran mayoría de esas Lebac (a 30 días y con tasas del 60 %) se están reemplazando por Leliq, que son obligaciones a menor plazo (7 días) y mayor tasa (70 %).

    Categorías: Noticias regionales

    EL SICARIO JUDICIAL

    Sáb, 10/11/2018 - 07:57

    Por Atilio A. Boron   ***

    La apresurada designación del Juez Sergio Moro como Ministro de Justicia de Brasil quedará registrado en la historia como el caso paradigmático, por su desvergüenza rayana en lo obsceno, de la emergencia de un siniestro actor en la siempre acosada democracia latinoamericana: el “Sicario Judicial”.


    Imagen: AFP

    A diferencia de sus predecesores que aniquilan a sus víctimas físicamente, el sicario judicial como su colega económico, de más antigua data (como lo demuestra el conocido libro de John Perkins, Confesiones de un sicario económico), los elimina utilizando un arma más silenciosa y casi invisible a los ojos de sus contemporáneos: el “lawfare”. Esto es: la utilización arbitraria y tergiversada del derecho para violar los principios y procedimientos establecidos por el debido proceso con el objeto de inhabilitar –por la cárcel o el exilio- a quien, por algún motivo, se constituye en una figura molesta para las clases dominantes o el imperialismo.

    El sicario judicial personifica el proceso de putrefacción de la justicia de un país, desnudando impúdicamente su carácter de clase y su abyecta sumisión a las órdenes de los poderosos. Por extensión, revela asimismo la degradación de la vida democrática que tolera el accionar de estos delincuentes. Cómo el pistolero, el sicario judicial actúa por encargo. Se trata de un “killer” de nuevo tipo que gracias a su posición en la estructura del poder judicial puede disponer a su antojo de la vida y la hacienda de sus víctimas, para lo cual  viola con total impunidad no sólo la letra sino también el espíritu de las leyes, torciendo premisas jurídicas fundamentales (la presunción de inocencia, por ejemplo) y enviando a la cárcel a aquellos sin necesidad de contar con pruebas fehacientes. Y al igual que sus tenebrosos precursores de pistola y explosivos actúa bajo un manto de protección que le garantiza no sólo que sus delitos permanecerán impunes sino que sus “asesinatos civiles” serán ensalzados como ejemplos luminosos del respeto a la ley y las instituciones de la república. Para perpetrar sus crímenes necesita estar amparado por la complicidad de todo el poder judicial. Jueces, fiscales y los consejos de la magistratura cierran sus ojos ante sus actos y la gran prensa hegemónica, imprescindible cómplice del malhechor, lo eleva a las alturas de una figura ejemplar. Su renombre reposa en las espectacularidad de sus intervenciones, casi siempre a partir de datos y pistas procedentes de los organismos de inteligencia de Estados Unidos o de sus estrados judiciales y selectivamente dirigidas en contra de quienes, presuntamente, son enemigos del orden social vigente. Sergio Moro, fue un asiduo alumno de los cursos de “buenas prácticas” que hace décadas Washington organiza para educar a jueces y fiscales en la correcta administración de justicia. Una de las cosas que aprendió fue sacar de la carrera electoral a un líder popular y crear las condiciones para posibilitar la demolición de una construcción política moderadamente reformista pero que, aún así, suscitaba el intenso repudio del imperio. Este nuevo y desafortunado actor político que irrumpe en la escena latinoamericana no dispara balas sino sentencias; no mata pero condena, encarcela e instaura un fraude electoral gigantesco porque, como se decía en Brasil, “sin Lula la elección es fraude”. Y así fue. Como todo sicario trabaja por encargo y recibe magníficas recompensas por su deleznable labor. En el caso que nos ocupa, su escandalosa violación del derecho fue retribuida por su mandante con el Ministerio de Justicia, y desde allí seguramente organizará nuevas cacerías para producir la “limpieza” política y social que prometiera el energúmeno que a partir del año próximo será presidente de Brasil. Con su designación los alcances de la conspiración para evitar, a cualquier precio, el retorno de Lula al gobierno queda en evidencia. La irrupción de este nuevo actor  obliga acuñar una nueva –y ominosa- categoría para el análisis político: el sicario judicial, tanto o más dañino que los demás. Sería un grave error pensar que lo de Moro es una manifestación exótica de la política brasileña. El huevo de la serpiente, dentro del cual madura este siniestro personaje, ya se advierte claramente en Argentina, Ecuador, Bolivia y Paraguay.

    https://www.pagina12.com.ar/153049-el-sicario-judicial

    Categorías: Noticias regionales

    EL SUEÑO HÚMEDO DE LOS LIBERALES

    Sáb, 10/11/2018 - 07:49



    Por Carli Bianco   ***

    Entre las escasas referencias existentes en el plan de gobierno de Jair Bolsonaro en relación al tipo de inserción internacional buscada por Brasil, su equipo dejó trascender que el énfasis estará “en las relaciones y los acuerdos bilaterales”.

     


    Imagen: Joaquín Salguero

     Durante su campaña, Bolsonaro tuiteó que “precisamos librarnos de las amarras del Mercosur e ir hacia el bilateralismo”. Apenas un día después de la victoria electoral de Bolsonaro, su futuro ministro de economía, Paulo Guedes, sostuvo que “el Mercosur no será prioridad”, que el bloque es una “prisión cognitiva” que impide comerciar con otras regiones, y que Brasil “no romperá ninguna relación comercial”. Todo dicho.

    Entonces, ¿Bolsonaro va a matar al Mercosur? No. Primero, porque el Mercosur, tal cual lo conocimos en los últimos años, ya está muerto. Segundo, no lo va a matar porque lo va a degradar.

    Luego de los años de auge del “Mercosur neoliberal”, caracterizado por su constitución como zona de libre comercio primero y como unión aduanera después, entre 2003 y 2015 se intentó poner en marcha un “Mercosur progresista”. Los gobiernos le quitaron como prioridad al eje “comercial” para dar paso a reivindicaciones de tipo “productivo” y “social”. De todos modos resultaron visiblemente insuficientes como para modificar de raíz el esquema de integración neoliberal original del bloque.

    Sin embargo, y no sin dificultades, se mantuvieron firmes las definiciones de mantener al bloque como principal espacio de vinculación política y económica y la necesidad de negociar con otros países y regiones en bloque.

    La llegada de Mauricio Macri al poder en la Argentina y el golpe institucional de Michel Temer en Brasil llevaron a repensar un “Mercosur del siglo XXI”, tal como lo bautizara el presidente argentino. Este “nuevo” momento del Mercosur no guardaría nada de original, de acuerdo a lo observado desde entonces: se trató lisa y llanamente de un intento por retomar la senda del regionalismo abierto característica del “Mercosur neoliberal”, dejando de lado las intenciones de agregar el sesgo más productivo y social planteado durante el “Mercosur progresista”, y avanzando rápidamente en el perfeccionamiento de la unión aduanera. Ello se hizo a través de la eliminación de las excepciones al libre comercio regional, la reducción de las perforaciones al arancel externo común y la profundización de la unión aduanera sobre la base de la aprobación de protocolos vinculados a “nuevos temas” de la agenda económica (tratamiento de las inversiones intra-Mercosur; compras y contrataciones públicas, etcétera).

    Este “avance” de Temer y Macri se produjo a partir del novel consenso existente entre los Estados miembros del bloque –una vez que fue suspendida ilegalmente la República Bolivariana de Venezuela– respecto de sus respectivos modelos de desarrollo nacional, nuevamente basados en el aprovechamiento de ventajas competitivas relacionadas con la dotación de recursos naturales y con la necesidad de reducir el costo de la mano de obra regional por la vía de la flexibilización laboral, en un contexto de apertura comercial.

    La llegada de Bolsonaro sin dudas traerá al Mercosur un retroceso en materia de integración regional.
    De acuerdo a la escueta pero contundente evidencia declarativa existente, el objetivo de Bolsonaro es claro: degradar al Mercosur. Su propuesta es bien sencilla: que el bloque deje de ser una unión aduanera –lo que implica la existencia de una política comercial común y la obligación de negociar acuerdos con países de extrazona de manera conjunta– y se transforme en una mera zona de libre comercio. Esto permitiría a cada uno de sus socios negociar acuerdos de libre comercio con otros países y regiones sin las “amarras” del bloque.

    Y, la verdad, no se vislumbra ninguna resistencia a esta propuesta por parte del resto de los socios del Mercosur. El repaso histórico muestra que Uruguay intentó al menos tres veces “flexibilizar” (degradar) al Mercosur, de modo de poder avanzar en negociaciones de manera unilateral para la firma de tratados de libre comercio con los EE.UU. (2006) y con la Unión Europea (2012 y 2016). Por el lado de la Argentina, ante la imposibilidad de lograr avances en el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, durante 2018 el gobierno de Macri ya planteó la necesidad de poder “flexibilizar” el Mercosur, de modo de dejar de lado la política exterior común del bloque y poder negociar tratados de libre comercio de manera unilateral. Todo indica que el nuevo gobierno neoliberal del Paraguay estaría en sintonía con estas posiciones. Lo que se viene más temprano que tarde es un Mercosur más flexible, menos profundo, menos político, menos estratégico, más degradado y, fundamentalmente, más neoliberal. Es decir, un modelo de integración “a la chilena”, el sueño húmedo de los liberales del Mercosur.

    * Carli Bianco – Docente-investigador de la UNQ. Asesor de la CTA de los Trabajadores. Ex secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina.

    https://www.pagina12.com.ar/153298-el-sueno-humedo-de-los-liberales

    Categorías: Noticias regionales

    ARGENTINA: LA LIBERTAD DEVALUADA

    Mar, 06/11/2018 - 18:04

    Por Luis Fazio   ****

    Desde que el conservador Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada, hace poco menos de tres años, cambiaron las condiciones para ejercer un periodismo independiente.

    (Imagen de Agencia Paco Urondo)

    La totalidad de las grandes empresas de comunicación, es decir, los capitales concentrados, ejercieron desde el minuto uno un blindaje monolítico alrededor del presidente, sus políticas y funcionarios.

    Lejos del relato que pretende instaurar el actual oficialismo, nunca en Argentina se vivió en un ambiente de plena libertad como ocurrió en los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, esta última derogó la posibilidad que los periodistas pudieran ser detenidos por calumnias e injurias contra funcionarios, pese al festival de insultos contra los miembros de su gobierno que día a día proferían los principales comunicadores de la prensa privada, sin que ninguno de ellos padeciera de alguna consecuencia.

    Otros tantos hicieron carrera y vieron ampliadas sus posibilidades de trabajo en los medios oligopólicos emprendiendo auténticas campañas de difamación.

    Además las manifestaciones en los lugares públicos se sucedían cotidianamente sin que las fuerzas de seguridad intervinieran a pesar de los reclamos de los sectores de derecha que clamaban incesantemente por la represión, Néstor Kirchner fue muy claro desde un principio, el pueblo argentino tenía plena libertad para expresarse sin temer ningún tipo de represalias.

    Tampoco existió inteligencia interna sobre la población, al Estado no le interesaba en lo más mínimo lo que pensaban los ciudadanos o conocer sus costumbres, las redes sociales sirvieron tanto para los militantes del kirchnerismo como para que se expresen sin límites sus más acalorados detractores, otra libertad cotidiana de la cual gozábamos todos los argentinos sin importar la orilla de la grieta que cada uno habitaba.

    El macrismo, sin embargo, enterró la libertad de expresión.

    Su llegada al poder trajo consigo un cambio radical en esta materia, valiéndose de la colaboración incondicional de sus principales socios en Cambiemos, la UCR, , hasta el punto que podemos afirmar, sin temor a la exageración, que en la Argentina ya no existe libertad de expresión. Fue liquidada.

    Cientos de periodistas fuimos expulsados de los medios del Estado por nuestras ideologías, una manifiesta persecución política.

    Con la derecha en el gobierno los nostálgicos de los uniformes salieron del placard y se manifiestan sin ningún tipo de pudor, sin ir más lejos en Radio Nacional de Córdoba el director censuró y amenazó al aire a una periodista de la emisora por haber entrevistado a la madre del representante mapuche Facundo Jones Huala, con el argumento que si la Ministra Bullrich no salía al aire no era posible entrevistar a nadie que pensara de manera diferente al gobierno.

    Las principales voces opositoras al macrismo han padecido despidos como ocurrió con Víctor Hugo Morales en Radio Continental y Roberto Navarro de C5N y Radio 10, en ambos casos existieron presiones del gobierno para que las empresas adoptaran esa decisión, utilizando la pauta oficial como mecanismo de presión e intimidación.

    En el caso de Roberto Navarro la intervención del gobierno se hizo patente cuando uno de los directivos del medio le señaló su temor de ir a prisión por las presiones que ese medio estaba sufriendo.

    Pocas semanas después el grupo Indalo fue vendido a un ex compañero de colegio del presidente, y unos meses más tarde se decretó la prisión preventiva de sus anteriores dueños.

    El grupo Octubre del que forman parte el insigne matutino Página 12 y la Radio AM750 también es blanco de ataques por parte de la prensa oligopólica, un Poder Judicial indisimuladamente afín al Ejecutivo y los funcionarios del gobierno, que no tienen reparo en litigar con tal de silenciar las denuncias sobre sus múltiples actos de corrupción.

    Además de los ataques, el grupo Octubre es discriminado con la pauta oficial que beneficia de manera escandalosa al multimedios Clarín que recibe unas cifras descomunales mientras el gobierno se apresta a disminuir las jubilaciones, digamos también que el macrismo ha incrementado de manera exorbitante los gastos en propaganda como forma de sobornar a la élite periodística.

    En los primeros seis meses del año 2018 el grupo Clarín recibió por pauta oficial 457 millones de pesos, mientras que Página 12 apenas cuatro millones.

    El diario La Prensa que también pertenece al grupo Clarín y prácticamente carece de ventas recibió el triple que Página 12.

    Mientras que Radio Mitre, también de Clarín, fue beneficiada con casi 60 millones, mientras la radio AM750, la de mayor crecimiento en este trienio y ocupante del cuarto puesto en audiencia no recibió nada por ese concepto.

    Otro caso de censura contante y sonante fue el que sufrió Santiago Cúneo, quién ocupara luego de la marginación de Navarro el liderazgo de audiencia en la pantalla política nacional.

    Cúneo recibió todo tipo de presiones a consecuencia de sus numerosas denuncias contra el entramado de corrupción que maneja la energía del país, nítidos ganadores de las políticas de un gobierno que aumentó 3.000% el costo de la energía para el hogar promedio.

    Finalmente, para finales de Mayo de este año la DAIA, lobby de la derecha judía argentina que se arroga de manera inexacta y maniquea  la representación de toda la comunidad le hizo un guiño al gobierno al impulsar la salida del periodista de Crónica TV.

    Capítulo aparte merecen los presos políticos de este régimen autoritario, una democracia de baja intensidad. Cada vez más baja.

    En la Argentina de Macri un joven fue detenido por publicar un Tuit en contra del gobierno.

    En la Argentina de Macri se manipuló de manera perversa la muerte de Santiago Maldonado en el marco de una feroz represión por parte de las Fuerzas de Seguridad.

    En la Argentina de Macri se acallaron sistemáticamente a las voces críticas, condenadas a subsistir por fuera de la Televisión abierta, las principales cadenas de radio y tv.

    En la Argentina de Macri la única manera de defender una política de exclusión activa, cuyo propósito final parece ser arrasar con la estructura productiva del país, es devaluando, tanto o más que la moneda o la soberanía nacional, el máximo recurso que tenemos los ciudadanos ante los atropellos del poder: La libertad de decir “¡Basta!”.

    https://www.pressenza.com/es/2018/10/argentina-la-libertad-devaluada/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+pressenza%2FEYhc+%28Noticias+de+Pressenza+IPA+en+castellano%29

    Categorías: Noticias regionales

    LA CALLE Y LAS IDEAS

    Mar, 06/11/2018 - 17:59

    por Alejandro Mosquera   ***

    Cruje el país real y mayoritario. El abismo no pregunta a quien votaste. Solo se beneficia el 1% del plan ortodoxo, incluso en el 30% que apoya al Macrismo -a cualquier costo- la mayoría son victimas de sus políticas.

    El plan económico de Cambiemos perdió su ropaje, y ahora solo se reduce a secar la plaza de pesos para que no se compren dólares y achicar el gasto para poder pagar la deuda externa que contrajeron.

    La agenda publica del gobierno y el poder se resume a donde ajustar, cuales son las mejores inversiones financieras, el precio del dólar, los bonos del estado para contraer deuda interna y así de seguido. La verdadera agenda que hace al bienestar de nuestra sociedad es empujada afuera de lo “racional” y en todo caso se la presenta como una ilusión demagógica del populismo.

    Hay quienes se someten a ella, y tratan de emparchar lo que no resiste arreglos. Periodistas cuasi-progres que exigen a los políticos de oposición que tengan propuestas de mejoramiento de aquello que daña profundamente el tramado productivo, social y cultural del país.

    “Si estabilizamos el dólar logramos el triunfo”
    dicen mas o menos desde el gobierno. Difícil, pero, aunque lo logren por uno o dos meses, es acosta de una recesión destructiva, de las empresas nacionales y las pymes, a costa de la ruptura de los lazos sociales, a costa de la terrible pobreza que inunda el país, de que mas de 8 millones de niños, niñas y adolescentes sean pobres y 5 millones sufran hambre o no accedan a los nutrientes necesarios para desarrollarse.

    “Tenemos asegurado que no habrá default hasta el final del mandato”
    a costa de pagar la deuda con la educación, la salud, los salarios, las jubilaciones, la seguridad, la paz de la inmensa mayoría del pueblo.

    La agenda necesaria, la que esta ligada a como desarrollar la producción, crear empleo, expandir el mercado interno, mejorar la salud y la protección de la niñez y los adultos mayores, la de como mejorar los ferrocarriles y las rutas, la referida a la calidad educativa y el mejoramiento de la educación publica y gratuita, la del desarrollo de las economías regionales, la de un Estado moderno que asegure los derechos universales para todas/os. Es escondida del ágora hegemónico.

    Por lo tanto, instalarla es solo posible como forma de resistencia a la colonización cultural que empuja el bloque en el poder. Es una batalla de las calles y de las ideas. Es parte no someterse. No se instalará como parte de un dialogo reglado y democrático en los sets televisivos, sino como forma de rebelión ante los limites que nos tratan de imponer sobre que se debate, como se debate y quien debate.

    El FMI le exige al gobierno que se apruebe el presupuesto como señal de fortaleza política. Quiere que el plan de ajuste que esgrime el proyecto oficialista sea avalado por parte del peronismo “racional”. Mientras los sectores combativos de las centrales de trabajadores, los empresarios pymes, las universidades, los partidos de la oposición, las organizaciones y movimientos sociales, reclaman que se rechace y no se avale el tremendo ajuste que esta en marcha. Entre estos sectores está El Manifiesto Argentino, en este número se publica su exigencia a los legisladores que voten en contra de este.

    Estamos en medio de una enorme pulseada. El desafío popular se encuentra en avanzar en la máxima unidad para resistir y como se logra una confluencia lo suficiente amplia para derrotar en el 2019 a Cambiemos o sus descendencias y a la vez sostener un rumbo de transformación democrática y popular.

    En estos días, en las luchas, en las protestas, en la votación del presupuesto en el Congreso se esta escribiendo los parte aguas de lo que viene.

    https://www.revistalabarraca.com.ar/la-calle-y-las-ideas/

    Categorías: Noticias regionales

    TÚPAC AMARU

    Mar, 06/11/2018 - 17:53



    Por  Felipe Pigna   ***

    Justo es reconocer que el discurso del poder ha sido y es muy sabio. Decenas de generaciones de argentinos han crecido sabiendo cómo murió Túpac Amaru sin recordar cuál fue el motivo de su último suplicio. Así, el último Inca no ha quedado en el imaginario colectivo como el símbolo de la libertad americana sino como el más gráfico ejemplo del descuartizamiento.

    Todos los historiadores serios coinciden en señalar que se trató del movimiento social más importante de la historia colonial del continente. Y los más recalcitrantes hispanistas admiten que el Imperio corrió un serio riesgo de desaparecer. Pero como los planteos de Túpac suenan tan actuales y como sus reivindicaciones sueñan aún hoy el sueño de los justos, sigue siendo prudente que la gente recuerde sólo lo que les pasa a los rebeldes cuando se toman demasiado en serio su rebeldía, sin interiorizarse demasiado de las injusticias atroces que condujeron al levantamiento que enarbolara los más justos reclamos.

    De un lado estaba la milenaria civilización incaica y sus herederos, que peleaban por lo suyo, por sus tierras, su cultura y su derecho a una vida digna. Del otro, la barbarie de los invasores, cuyo único dios era el oro, la plata y la codicia, que no reparaba en muertos. Los castigos inflingidos a la familia de José Gabriel Condorcanqui (Túpac Amaru) dejan muy en claro de qué lado de la ecuación civilización o barbarie estaba cada uno.

    Las reformas borbónicas, implementadas por Carlos III a fines del siglo XVIII, con su afán centralizador y recaudador, significaron un aumento del trabajo y la opresión de los indígenas.

    En el Perú en 1780, un descendiente de los incas, José Gabriel Condorcanqui, tomó el nombre del último emperador de los Incas, Túpac Amaru, que había sido asesinado por el virrey Francisco de Toledo, y encabezó una rebelión de indígenas y  mestizos contra el poder español.

    Condorcanqui había nacido en el mes de marzo del año 1740 en la provincia peruana de Tinta, actual Perú. Heredó los cacicazgos de Pampamarca, Tungasuca y Surimaná y una importante cantidad de mulas, que lo convirtieron en un cacique de buena posición dedicado al transporte de mercaderías. Cuando acababa de cumplir 20 años, se casó con quien sería el amor de su vida, Micaela Bastidas Puyucawa.

    La creación del Virreinato del Río de la Plata en 1776 perjudicó seriamente al Virreinato del Perú. El cierre de los obrajes, la paralización de las minas y la crisis del algodón y el azúcar provocaron el incremento de la desocupación y la pérdida para miles de indígenas de sus míseros ingresos. Ante esta situación Túpac presentó una petición formal para que los “indios” fueran liberados del trabajo obligatorio en las minas. Allí decía: “Entonces morían los indios y desertaban pero los pueblos eran numerosos y se hacía menos sensible; hoy, en la extrema decadencia en que se hallan, llega a ser imposible el cumplimiento de la mita porque no hay indios que las sirvan y deben volver los mismos que ya la hicieron…”.

    Denunciaba los esfuerzos inhumanos a que eran sometidos, los largos y peligrosos caminos que debían andar para llegar hasta allí. Pedía también el fin de los obrajes, verdaderos campos de concentración donde se obligaba a hombres y mujeres, ancianos y niños a trabajar sin descanso.  Denunciaba particularmente el sistema de repartimientos, antecedente del bochornoso pago en especie. La Audiencia de Lima, compuesta mayoritariamente por encomenderos y mineros explotadores, ni siquiera se dignó a escuchar sus reclamos.

    Túpac fue entendiendo que debía tomar medidas más radicales y comenzó a preparar la insurrección más extraordinaria de la que tenga memoria esta parte del continente.

    Los pobres, los niños de ojos tristes, los viejos con la salud arruinada por el polvo y el mercurio de las minas, las mujeres cansadas de ver morir en agonías interminables a sus hombres y a sus hijos, todos comenzaron a formar el ejército libertador.

    La primera tarea fue el acopio de armas de fuego, vedadas a los indígenas. Pequeños grupos asaltaban depósitos y casas de mineros. Así, el arsenal rebelde fue creciendo. Abuelos y nietos se dedicaban a las armas blancas, pelando cañas, preparando flechas vengadoras. Las mujeres tejían maravillosas mantas con los colores prohibidos por los españoles. Una de ellas sería doptada como bandera por el ejército libertador. Tiene los colores del arco iris y aún flamea en los Andes peruanos.

    La independencia propuesta por Túpac no era sólo un cambio político, implicaba modificar el esquema social vigente en la América española. Su movimiento produjo una profunda conmoción en el Perú, grandes transformaciones internas y amplias resonancias americanas. Decía un pasquín de la época: “muera el mal gobierno; mueran los ministros falsos, y viva siempre La Plata…. Y mueran como merecen los que a la justicia faltan y los que insaciables roban con la capa de aduana”.

    Los elevados impuestos y los nuevos repartimientos realizados a la llegada del virrey Agustín de Jáuregui decidieron a Condorcanqui  a comenzar la rebelión. La ocasión se presentó cuando el obispo criollo Moscoso excomulgó al corregidor de Tinta, Antonio de Arriaga, individuo particularmente odiado por los “indios”. El 4 de noviembre de 1780, Túpac Amaru, con su autoridad de cacique de tres pueblos, mandó detener a Arriaga, y lo obligó a firmar una carta donde pedía a las autoridades dinero y armas y llamaba a todos los pueblos de la provincia a juntarse en Tungasuca, donde estaba prisionero. Le fueron enviados 22.000 pesos, algunas barras de oro, 75 mosquetes, mulas, etcétera. Tras un juicio sumario, Arriaga fue ajusticiado en la plaza Tungasuca el 10 de noviembre, en la misma plaza donde había torturado y enviado al cadalso a tantos inocentes.

    Túpac Amaru emitió un bando reivindicando para sí la soberanía sobre estos reinos que decía: “los Reyes de Castilla me han tenido usurpada la corona y dominio de mis gentes, cerca de tres siglos, pensionándome los vasallos con insoportables gabelas, tributos, piezas, lanzas, aduanas, alcabalas, estancos, catastros, diezmos, quintos, virreyes, audiencias, corregidores, y demás ministros: todos iguales en la tiranía, vendiendo la justicia en almoneda con los escribanos de esta fe, a quien más puja y a quien más da, entrando en esto los empleos eclesiásticos y seculares, sin temor de Dios; estropeando como a bestias a los naturales del reino; quitando las vidas a todos los que no supieren robar, todo digno del más severo reparo. Por eso, y por los clamores que con generalidad han llegado al Cielo, en el nombre de Dios Todopoderoso, ordenamos y mandamos, que ninguna de las personas dichas, pague ni obedezca en cosa alguna a los ministros europeos intrusos”.

    Por donde pasaba el ejército libertador se acababa la esclavitud, la mita y la explotación de los seres humanos.

    El 18 de noviembre de 1780 se produjo la batalla de Sangarará. En este primer combate, las fuerzas rebeldes derrotaron al ejército realista. A partir de entonces, la rebelión tomó un carácter más radical con un líder a la altura de las circunstancias que proponía: “Vivamos como hermanos y congregados en solo cuerpo. Cuidemos de la protección y conservación de los españoles; criollos, mestizos, zambos e indios por ser todos compatriotas, como nacidos en estas tierras y de un mismo origen”. Unos 100.000 indios en una extensión de 1.500 kilómetros, de Salta al Cuzco, se dispusieron a seguir al rebelde.

    En uno de sus manifiestos decía Túpac: “Un humilde joven con el palo y la honda y un pastor rústico libertaron al infeliz pueblo de Israel del poder de Goliat y faraón: fue la razón porque las lágrimas de estos pobres cautivos dieron tales voces de compasión, pidiendo justicia al cielo, que en cortos años salieron de su martirio y tormento para la tierra de promisión. Mas al fin lograron su deseo, aunque con tanto llanto y lágrimas. Mas nosotros, infelices indios, con más suspiros y lágrimas que ellos, en tantos siglos no hemos podido conseguir algún alivio (…) El faraón que nos persigue, maltrata y hostiliza no es uno solo, sino muchos, tan inicuos y de corazones tan depravados como son todos los corregidores, sus tenientes, cobradores y demás corchetes: hombres por cierto diabólicos y perversos que presumo nacieron del caos infernal y se sustentaron a los pechos de harpías más ingratas, por ser tan impíos, crueles y tiranos, que dar principio a sus actos infernales seria santificar… a los Nerones y Atilas de quienes la historia refiere sus iniquidades… En éstos hay disculpas porque, al fin, fueron infieles; pero los corregidores, siendo bautizados, desdicen del cristianismo con sus obras y más parecen ateos, calvinistas, luteranos, porque son enemigos de Dios y de los hombres; idólatras del oro y de la plata. No hallo más razón para tan inicuo proceder que ser los más de ellos pobres y de cunas muy bajas”.

    Decía un copla española anónima de 1870:

    “Si triunfaran los indios
    nos hicieran trabajar
    del modo que ellos trabajan
    y cuanto ahora los rebajan
    nos hicieran rebajar.
    Nadie pudiera esperar
    Casa, hacienda  ni esplendores,
    Ninguno alcanzará honores
    Y todos fueran plebeyos:
    Fuéramos los indios de ellos
    Y ellos fueran los señores.”

    El 23 de diciembre de 1780 se dirigió especialmente a los criollos en una proclama donde les hizo saber que “viendo el yugo fuerte que nos oprime con tanto pecho [impuestos] y la tiranía de los que corren con este cargo, sin tener consideración de nuestras desdichas, y exasperado de ellas y de su impiedad, he determinado sacudir el yugo insoportable y contener el mal gobierno que experimentamos de los jefes que componen estos cuerpos, por cuyo motivo murió en público cadalso el corregidor de Tinta, a cuya defensa vinieron de la ciudad del Cuzco una porción de chapetones, arrastrando a mis amados criollos, quienes pagaron con sus vidas su audacia. Sólo siento lo de los paisanos criollos, a quienes ha sido mi ánimo no se les siga ningún perjuicio, sino que vivamos como hermanos y congregados en un cuerpo, destruyendo a los europeos”.

    Los rebeldes parecían imparables. Manuel Godoy, estrecho colaborador del rey Carlos IV, cuenta en sus memorias: “Nadie ignora cuánto se halló cerca de ser perdido, por los años de 1780 y 1781, todo el Virreinato del Perú y una parte del de la Plata, cuando alzó el estandarte de la insurrección el famoso Condorcanqui, más conocido por el nombre de Túpac Amaru”.

    La gravedad de la situación llevó a los virreyes de Lima y Buenos Aires a unir sus fuerzas. Vértiz y su colaborador, el inefable Marqués de Sobremonte le escribían en estos términos al virrey del Perú:“ el buen orden y estado pacífico consistiría en extirpar el ambicioso origen de todos los males que padecen los pueblos, segando la cabeza del rebelde José…”. La Iglesia, los criollos y los europeos cerraron filas para enfrentar el peligro.

    Túpac entendió tempranamente que su rebelión no podría triunfar sin el apoyo de criollos y mestizos, pero los propietarios nacidos en América no se diferenciaban demasiado de sus colegas europeos. Formaban parte  de la estructura social vigente, que basaba su riqueza en la explotación del trabajo indígena en las minas, haciendas y obrajes.

    Tras el triunfo de Sangarará, Túpac Amaru cometió el error de no marchar sobre Cuzco, como le aconsejaba su compañera y lugarteniente Micaela, y regresar a su cuartel general de Tungasuca, en un intento de facilitar una negociación de paz.

    Los virreyes de Lima y Buenos Aires lograron reunir un ejército de 17.000 hombres al mando del visitador general, José Antonio Areche, quien llevó adelante una feroz campaña terrorista de saqueo de pueblos y asesinato indiscriminado de todos sus habitantes, logrando que muchos desertaran del ejército rebelde y facilitando la derrota definitiva de los insurrectos.

    Con la llegada al Cuzco del visitador Areche y el inspector general José del Valle la situación se desequilibró en perjuicio de los rebeldes. Túpac intentó todavía dar un golpe de mano atacando primero, pero el ejército realista fue advertido por un prisionero escapado y el golpe fracasó. La noche del 5 al 6 de abril se libró la desigual batalla entre los dos ejércitos. Según un parte militar “fueron pasados a cuchillo más de mil y derrotado el resto enteramente”.

    Al verse perdido Túpac Amaru intentó la fuga, pero fue hecho prisionero -gracias a la traición de su compadre Francisco Santa Cruz- y trasladado al Cuzco. El visitador Areche entró intempestivamente en su calabozo para exigirle, a cambio de promesas, los nombres de los cómplices de la rebelión. Túpac Amaru le contestó con desprecio: “Nosotros dos somos los únicos conspiradores; Vuestra merced por haber agobiado al país con exacciones insoportables y yo por haber querido libertar al pueblo de semejante tiranía. Aquí estoy para  que me castiguen solo, al fin de que otros queden con vida y yo solo en el castigo.”

    Túpac fue sometido a las más horribles torturas durante varios días. Se le ataron las muñecas a los pies. En la atadura que cruzaba los ligamentos de manos y pies fue colgada una barra de hierro de 100 libras e izado su cuerpo a 2 metros del suelo causándole el dislocamiento de uno de sus brazos. Túpac no delató a nadie. Se guardó para él y la historia el nombre y la ubicación de sus compañeros. El siniestro visitador Areche debió reconocer el coraje y la resistencia de aquel hombre extraordinario en un informe al virrey donde dejaba constancia de que a pesar de los días continuados de tortura, “el inca Túpac Amaru es un espíritu y naturaleza muy robusta y de una serenidad imponderable”.

    El 17 de mayo de 1781 Túpac Amaru fue condenado a muerte. La condena alcanzó a toda su familia ya que recomendaba que fuera exterminada toda su descendencia, hasta el cuarto grado de parentesco.

    La condena redactada por el Visitador Areche, era todo un manifiesto ideológico y llegaba a prohibir todo vestigio de la cultura incaica: “…se prohíben y quitan las trompetas o clarines que usan los indios en sus funciones, y son unos caracoles marinos de un sonido extraño y lúgubre, y lamentable memoria que hacen de su antigüedad; y también el que usen y traigan vestidos negros en señal de luto, que arrastran en algunas provincias, como recuerdos de sus difuntos monarcas, y del día o tiempo de la conquista, que ellos tienen por fatal, y nosotros por feliz, pues se unieron al gremio de la Iglesia católica, y a la amabilísima y dulcísima dominación de nuestros reyes. Y para que estos indios se despeguen del odio que han concebido contra los españoles, y sigan los trajes que les señalan las leyes, se vistan de nuestras costumbres españolas, y hablen la lengua castellana”.

    El 18 de mayo de 1781, los rebeldes quedaron expuestos a los “civilizadores”, que los descuartizaron. A continuación transcribimos textualmente el relato de la muerte de la familia Túpac Amaru contada por sus asesinos: “El viernes 18 de mayo de 1781, después de haber cercado la plaza con las milicias de esta ciudad del Cuzco… salieron de la Compañía nueve sujetos que fueron: José Verdejo, Andrés Castelo, un zambo, Antonio Oblitas (el que ahorcó al general Arriaga), Antonio Bastidas, Francisco Túpac Amaru; Tomasa Condemaita, cacica de Arcos; Hipólito Túpac Amaru, hijo del traidor; Micaela Bastidas, su mujer, y el insurgente, José Gabriel. Todos salieron a un tiempo, uno tras otro. Venían con grillos y esposas, metidos en unos zurrones, de estos en que se trae la yerba del Paraguay, y arrastrados a la cola de un caballo aparejado. Acompañados de los sacerdotes que los auxiliaban, y custodiados de la correspondiente guardia, llegaron al pie de la horca, y se les dieron por medio de dos verdugos, las siguientes muertes: A Verdejo, Castelo, al zambo y a Bastidas se les ahorcó llanamente. A Francisco Túpac Amaru, tío del insurgente, y a su hijo Hipólito, se les cortó la lengua antes de arrojarlos de la escalera de la horca. A la india Condemaita se le dio garrote en un tabladillo con un torno de fierro… habiendo el indio y su mujer visto con sus ojos ejecutar estos suplicios hasta en su hijo Hipólito, que fue el último que subió a la horca. Luego subió la india Micaela al tablado, donde asimismo en presencia del marido se le cortó la lengua y se le dio garrote, en que padeció infinito, porque, teniendo el pescuezo muy delgado, no podía el torno ahogarla, y fue menester que los verdugos, echándole lazos al cuello, tirando de una a otra parte, y dándole patadas en el estómago y pechos, la acabasen de matar. Cerró la función el rebelde José Gabriel, a quien se le sacó a media plaza: allí le cortó la lengua el verdugo, y despojado de los grillos y esposas, lo pusieron en el suelo. Le ataron las manos y pies a cuatro lazos, y asidos éstos a las cinchas de cuatro caballos, tiraban cuatro mestizos a cuatro distintas partes: espectáculo que jamás se ha visto en esta ciudad. No sé si porque los caballos no fuesen muy fuertes, o porque el indio en realidad fuese de hierro, no pudieron absolutamente dividirlo después que por un largo rato lo estuvieron tironeando, de modo que lo tenían en el aire en un estado que parecía una araña. Tanto que el Visitador, para que no padeciese más aquel infeliz, despachó de la Compañía una orden mandando le cortase el verdugo la cabeza, como se ejecutó. Después se condujo el cuerpo debajo de la horca, donde se le sacaron los brazos y pies. Esto mismo se ejecutó con las mujeres, y a los demás les sacaron las cabezas para dirigirlas a diversos pueblos. Los cuerpos del indio y su mujer se llevaron a Picchu, donde estaba formada una hoguera, en la que fueron arrojados y reducidos a cenizas que se arrojaron al aire y al riachuelo que allí corre. De este modo acabaron con José Gabriel Túpac Amaru y Micaela Bastidas, cuya soberbia y arrogancia llegó a tanto que se nominaron reyes del Perú, Quito, Tucumán y otras partes…”

    Dice Valcárcel que en ese momento el pequeño Fernando Túpac Amaru1 de 10 años de edad, que fue obligado a presenciar el sacrificio de sus padres y hermanos, “dio un grito tan lleno de miedo externo y angustia interior que por mucho tiempo quedaría en los oídos de aquellas gentes…”

    Un documento español titulado “Distribución de los cuerpos, o sus partes, de los nueve reos principales de la rebelión, ajusticiados en la plaza del Cuzco, el 18 de mayo de 1781” nos exime de todo comentario:

    José Gabriel Túpac-Amaru.
    Micaela Bastidas, su mujer.
    Hipólito Túpac-Amaru, su hijo.
    Francisco Túpac-Amaru, tío del primero.
    Antonio Bastidas, su cuñado.
    La cacica de Acos.
    Diego Verdejo, comandante.
    Andrés Castelo, coronel.
    Antonio Oblitas, verdugo.

    Tinta

    La cabeza de José Gabriel Túpac-Amaru.
    Un brazo a Tungasuca.
    Otro de Micaela Bastidas, ídem.
    Otro de Antonio Bastidas, a Pampamarca.
    La cabeza de Hipólito, a Tungasuca.
    Un brazo de Castelo, a Surimana.
    Otro a Pampamarca.
    Otro de Verdejo, a Coparaque.
    Otro a Yauri.
    El resto de su cuerpo, a Tinta.
    Un brazo a Tungasuca.
    La cabeza de Francisco Túpac-Amaru, a Pilpinto.

    Quispicanchi

    Un brazo de Antonio Bastidas, a Urcos.
    Una pierna de Hipólito Túpac-Amaru, a Quiquijano.
    Otra de Antonio Bastidas, a Sangarará.
    La cabeza de la cacica de Acos, a ídem.
    La de Castelo, a Acamayo.

    Cuzco

    El cuerpo de José Gabriel Túpac-Amaru, a Picchu.
    Ídem el de su mujer con su cabeza.
    Un brazo de Antonio Oblitas, camino de San Sebastián.

    Carabaya

    Un brazo de José Gabriel Túpac-Amaru.
    Una pierna de su mujer.
    Un brazo de Francisco Túpac-Amaru.

    Azangaro

    Una pierna de Hipólito Túpac-Amaru.

    Lampa

    Una pierna de José Gabriel Túpac-Amaru, a Santa Rosa.
    Un brazo de su hijo a Iyabirí.

    Arequipa

    Un brazo de Micaela Bastidas.

    Chumbivilcas

    Una pierna de José Gabriel Túpac-Amaru, en Livitaca.
    Un brazo de su hijo, a Santo Tomás.

    Paucartambo

    El cuerpo de Castelo, en su capital.
    La cabeza de Antonio Bastidas.

    Chilques y Masques

    Un brazo de Francisco Túpac-Amaru, a Paruro.

    Condesuyos de Arequipa

    La cabeza de Antonio Verdejo, a Chuquibamba.

    Puno

    Una pierna de Francisco Túpac-Amaru, en su capital.

    Las partes de su cuerpo fueron colocadas en picas en las ciudades en las que había triunfado el intento revolucionario.

    Pero a pesar de la barbarie, los asesinos de Túpac Amaru y de su familia ya no podrían descansar tranquilos. Años después de perpetrada su masacre, en todo el territorio americano era otro el catecismo que se leía, eran otras las enseñanzas que se aprendían; la dignidad comenzaba a campear y el habitante originario iba a acostumbrándose a caminar erguido.

    Los revolucionarios de 1810 serán llamados “tupamaros” por los documentos españoles de la época y este calificativo será asumido con orgullo por los rebeldes, que lo harán propio, como lo señala la copla anónima de aquellos años:

     

     

    Al amigo Don Fernando
    Vaya que lo llama un buey
    Porque los Tupamaros
    No queremos tener rey.


    Referencias:


    1
    Fernando Túpac Amaru, hijo de José Gabriel, fue pasado por debajo de la horca, y desterrado por toda su vida a uno de los presidios de África.

    https://www.elhistoriador.com.ar/tupac-amaru/

    Categorías: Noticias regionales

    TRES GRUPOS PRINCIPALES DOMINAN LA PROPIEDAD DE MEDIOS EN PARAGUAY

    Mar, 06/11/2018 - 17:47


    Por OBSERVACOM – Observatorio Latinoamericano de Regulación Medios y Convergencia   ***

    El mapa de medios de Paraguay se encuentra concentrado en tres grupos. De acuerdo con la investigación del portal 5 Días, estos son el Grupo Vierci; Albavisión de “El Fantasma” González y el Grupo Cartes, del ex Presidente Horacio Cartes.

    El Grupo Vierci, liderado por Antonio Vierci, cuenta con los canales de TV Telefuturo, La Tele, Red Guaraní, Noticias PY; estaciones de radio como Estación 40, Monumental, Urbana y la Radio Virtual FM. También pertenecen al grupo el portal de noticias paraguay.com y el diario Ultima Hora.

    Recientemente el nombre de Vierci estuvo resonando porque se prevé que su sobrino, Alejandro Peralta Vierci, actual titular de la Secretaría de Información y Comunicación (SICOM) quede al frente de la nueva cartera creada, el Ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicación (MITIC).

    Este nuevo Ministerio fusiona a la SICOM y la Secretaría Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación (SENATICS), así como controlará a la Comisión Nacional de Comunicaciones (CONATEL), a la empresa estatal de telecomunicaciones COPACO y a la Agencia Espacial. En este sentido, la posible designación de Peralta Vierci despierta temor entre distintos sectores por el conflicto de intereses que podría haber entre regulador y regulados.

    Por su parte, el Grupo Cartes, del ex Presidente Horacio Cartes, es otro de los principales emporios mediáticos del país con presencia en la industria televisiva (GEN TV, Tropicalia, Canal HEI); diarios (La Nación, Crónica y diario Popular y el portal de noticias Hoy) y radios (970 AM, Radio Laser, HEI Radio 91.9 FM y Radio Montecarlo). Muchos de ellos (los diarios La Nación y Crónica, y algunas estaciones de radio) fueron adquiridas en 2015, lo cual generó cuestionamientos y preocupación por parte de organizaciones de la sociedad civil. Más recientemente, cuando Cartes aún era Presidente, también fue acusado por las organizaciones del tercer sector que denunciaron que su gobierno discriminaba a los medios comunitarios y, en cambio era permisivo con las autorizaciones para radios comerciales en manos de políticos afines a su gobierno.

    “El Fantasma” Ángel González (Grupo Albavisión) es otro actor poderoso en el mapa de medios de Paraguay por la acumulación de varios canales de TV. Cuenta con el Sistema Nacional de Televisión (SNT), Paravisión, Canal 9, Canal 10 Sur TV y la radio RQP. Junto a Grupo Vierci, Albavisión concentra los canales de TV abierta del país ya que, entre ambos se reparten 7 de los 9 canales nacionales de aire en las frecuencias de VHF.

    Además de los tres grupos mencionados, el panorama mediático se completa con el Grupo de Javier Bernardes, que posee radios como Disney, Farra, Pop y Radio Siete, y canales de TV como Unicanal y Canal 13 (Red Paraguaya de Comunicación), éste último, previamente en manos de Grupo Chena.

    El consorcio liderado por Christian Chena cuenta con Radio 1000 AM, los 40 principales y los portales RDN y epa.com.py. En 2015 vendió al Grupo Zuccolillo la radio Cardinal 730 am. Además de esta emisora Zucolillo tiene el diario ABC Color y el canal de TV ABC.

    La lista de los empresarios con más medios en el país se completa con Humberto Rubin (radio Ñanduti, Rock & Pop, AM 980 y FM Concert) y Ángel Aguilera que además del canal de TV Venus posee radios como La Unión, Aspen y Radio Venus.

    http://www.observacom.org/tres-grupos-principales-dominan-la-propiedad-de-medios-en-paraguay/

     

    Categorías: Noticias regionales

    MIGRANTES

    Mar, 06/11/2018 - 17:42

     


     Por Rodolfo Yanzón   ***

    El migrante expuesto como un competidor para los trabajadores argentinos, o como un criminal, no sólo es patrimonio del macrismo. Radicales y PRO no están solos en ese sucio trabajo de agrietar el huevo de la serpiente.

    El 2 de noviembre el diario La Nación publicó una nota de Loris Zanatta sobre inmigración, en la que responsabiliza al Papa por lo que llamó “acogida indiscriminada”, con la que, sin querer -dice Zanatta-, llevó agua para el molino de Matteo Salvini en Italia y de sus emuladores en Europa, el resurgir de una extrema derecha con un fuerte predicamento contra los extranjeros. Al reclamar solidaridad y ayuda para quienes huyen del hambre, la degradación medioambiental y las guerras, sobre todo en África y Asia, el Papa -sostiene Zanatta– hace mal queriendo hacer el bien alimentando a esos sectores. Alude también a lo que sucede con los hondureños tratando de ingresar a los Estados Unidos y el modo en que Donald Trump podría verse beneficiado electoralmente. Si bien dice que, a la larga, con la migración el mundo será más cosmopolita y divertido, considera que a corto plazo genera miedo y conflicto. Pero los grandes culpables son quienes más enfáticamente se preocupan por el drama de quienes se ven obligados a dejar sus países de origen para sobrevivir. Ni los gobiernos, ni los partidos con representación en los parlamentos. Ni siquiera la extrema derecha.

    Los medios se llenan de opiniones sobre los extranjeros según la ocasión. Esta vez fue a partir de la victoria del ex militar y hombre de la extrema derecha brasileña, Jair Bolsonaro, que quiere terminar con homosexuales, comunistas, lesbianas, abortistas (la lista es muy larga y conocida). Algunos llevan a Alfredo Olmedo, empresario xenófobo salteño, antisemita y racista que elogió a Trump por levantar un muro en el límite con México. Otros, más osados, invitan con total naturalidad al neonazi de cabotaje Alejandro Biondini. (En verdad, muchos, sobre todo en los canales de TV, no necesitan semejantes luminarias para derrochar fascismo en chancletas, ya tienen de sobra con conductores y panelistas que, como Eduardo Feinmann y Baby Etchecopar, a fuerza de ignorancia, jadean babeantes frases hechas, sin descartar el agravio y la violencia discursiva). En esto, el INADI está pintado.

    Y si hay crisis ¿qué mejor que buscar chivos expiatorios para reprocharles todos los males? En eso son eximios los multimedios, empresarios y quienes postulan el odio como solución, ocultan lo que los inmigrantes aportan a una sociedad, con su trabajo y su cultura. Tal como estamos y con una sociedad fragmentada desde lo social y económico, con escasa participación política, confrontar con esa diatriba cotidiana, es una tarea ciclópea, pero necesaria. Y en ese embrollo, que diarios como La Nación apoyen y difundan en estas horas la idea macrista de cortar la ayuda económica a la iglesia católica, resulta un tanto fétido.

    El Papa dice que quienes buscan refugio en otros lados lo hacen buscando paz. Para ello sufren y arriesgan sus vidas, y que no basta sentir su sufrimiento como propio, sino que hay que acogerlos, protegerlos e integrarlos. Francisco critica a quienes fomentan el odio hacia los extranjeros, que a veces lo hacen con fines políticos. Dice que hay que saber descubrir que no llegan con las manos vacías y que con su cultura enriquecen la vida de la nación que los acoge.

    ¿Tiene sentido decir que esas ideas son contrarias a nuestra Constitución Nacional y a los Pactos Internacionales de DDHH?
    ¿Decir que debemos ser solidarios con quienes sufren? Como dice Spinoza, lo mejor es siempre aquello que el hombre o la sociedad hacen con máxima autonomía”. Y dice que para ello se necesita guiarse por la razón, y para razonar hay que conocer, porque cuando se desconoce se teme. Y cuando se teme el poder lo tiene otro y no hay autonomía.

    Mientras Mauricio Macri insiste con la mentira de que su gobierno quiere generar trabajo, Gabriela Michetti dice que cada uno debe contar con su propio emprendimiento porque las grandes empresas vienen a invertir mucho dinero
    (vaya a saber de cuáles habla) pero tienen tecnología y no necesitan mano de obra. Esa idea sale del mismo tallo que las declaraciones de Patricia Bullrich sobre que la gente puede andar armada si así lo quiere, porque la Argentina es un país libre (no quedó satisfecha con encubrir a los responsables de las muertes de Rafael Nahuel y Santiago Maldonado, y de reivindicar al policía Chocobar por haber matado a un pibe por la espalda). Y de yapa, el Ministro de Seguridad bonaerense, Christian Ritondo, asciende a policías que detuvieron a un abogado y maltrataron a un juez en plena vía pública, mientras recibían las vivas de vecinos amantes del Estado policíaco. Mensajes claros que atemorizan, que buscan erizar los pelos de vecinos asustados y demostrar su implacabilidad frente los mismos de siempre, los escogidos para ser carne de cañón, de la cárcel y las balas de la policía, los pobres y los excluidos.

    Para atizar aún más el costado fascista de la sociedad, Macri dice que la Argentina es demasiado abierta y generosa, y reitera una máxima muy suya, aggiornada a estos tiempos, expresada cuando era Jefe de Gobierno de la CABA: los hospitales de la ciudad no pueden atender a provincianos. Siguiendo esa línea, Jorge Macri y Gerardo Morales arremeten contra los inmigrantes pidiendo deportación para los que son detenidos en una manifestación (aunque no hayan participado en ella) y que se debata sobre su atención en hospitales, el acceso a planes sociales o a estudio.  Por su parte, el Director de Migraciones, Horacio García, habla de aceitar los mecanismos de expulsión y de mayores controles en la frontera, aunque reconoce que la Argentina es el país más hospitalario de todo el planeta. En esto último acuerdo con García, aunque el macrismo está haciendo todo lo posible para revertirlo. Y no podemos, no debemos permitirlo. Dentro de poco la Corte Suprema tendrá que tratar el decreto de necesidad y urgencia de Macri por el cual restringió sensiblemente derechos de los migrantes.

    El migrante expuesto como un competidor para los trabajadores argentinos, como un criminal o como un vivo que no quiere pagar. El migrante cuando es pobre, trabajador; no el banquero que especula o el magnate que impide el acceso a un lago, como el amigo de Macri, Joe Lewis. Desde los títulos de los “debates” televisivos se baja esa idea, que no sólo es patrimonio del macrismo. Recordemos al dirigente de la UOCRA, Gerardo Martínez, en épocas del menemismo, despotricando contra albañiles paraguayos y bolivianos, o a Sergio Berni emprendiéndola contra los extranjeros (logró que se incorporara la temática en normas penales), o el senador Miguel Angel Pichetto, experimentado vocero de la xenofobia (otro al que le encienden las luces de las cámaras luego de la victoria del brasileño que reivindica la tortura y la dictadura y representa los intereses de las iglesias evangélicas). Radicales y PRO no están solos en ese sucio trabajo de agrietar el huevo de la serpiente.

    Las iglesias evangélicas han hecho un despliegue político durante el debate sobre el proyecto de ley por el aborto, mientras acercaba a políticos a sus mitines, como María Eugenia Vidal o Alfredo Olmedo. Su poder va creciendo, como viene sucediendo en toda Latinoamérica. Su principal objetivo son los trabajadores, a quienes quieren sumisos en sus casas, alejados de la política, resignados a una mejor vida en el más allá. Contrariamente, la iglesia católica no sólo no desdeña la política ni la organización, sino que muchos de sus miembros son militantes y dirigentes. Hoy la iglesia católica es, debe ser, una gran aliada para alejarnos del abismo, incluso con las diferencias. Porque Bolsonaros en la Argentina hay de sobra.

     

    Categorías: Noticias regionales

    ¿ESTÁ SOROS DETRÁS DE LA CARAVANA MIGRANTE HONDUREÑA?

    Vie, 02/11/2018 - 20:02

    Por Vicky Peláez   ***

    La migración hondureña a México y EEUU no es nada nuevo, pues diariamente unos 300 catrachos abandonan su país de manera irregular, sin embargo, nunca antes se había visto una caravana migrante tan bien organizada, disciplinada y sincronizada políticamente para que unos 14.000 hombres, mujeres, niños entren en Tijuana o Mexicali el 6 de noviembre.

    “Negar un hecho es lo más fácil del mundo. Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho”
    (Isaac Asimov, 1920-1992)

    El 6 de noviembre, justamente el día de las elecciones intermediarias legislativas y gubernamentales norteamericanas. Todo indica que alguien le está haciendo tomar la receta estadounidense desestabilizadora al propio Donald Trump.

    A pesar de que los medios de comunicación globalizados, tanto de los países del Triángulo del Norte —Honduras, Guatemala y El Salvador— como de los occidentales, se limitan a presentar este éxodo masivo de centroamericanos, en su mayoría hondureños, como un acto espontáneo de desesperados que están huyendo de la pobreza, la violencia, la falta de oportunidades laborales, de la crisis económica y social, surgen muchas incógnitas para aclarar.

    Es cierto que Honduras es el segundo país más pobre del continente después de Haití. De los nueve millones de habitantes, 6,2 millones son pobres (67%) y de ellos 2,7 millones (45%) viven en la pobreza extrema. Los 120.000 trabajadores que laboran en maquiladoras —en su mayoría mujeres entre 18 y 30 años— reciben salarios miserables. El promedio del salario mínimo es 8.910 lempiras al mes (370 dólares). La tasa del empleo informal alcanza un 70,7% (2,5 millones) de los 3,6 millones de personas que conforman la Población Económicamente Activa (PEA), de acuerdo a los datos de la Conferencia Nacional de Estadísticos 2017. Las diez familias más ricas de Honduras han marcado la vida política del país durante los últimos 30 años.

    Desde los años 1920, Estados Unidos ha sido el amo real de Honduras al que ha logrado corromper. Ya en 1929, el presidente de la Cuyamel Fruit —sucursal de la United Fruit—, Samuel Zemurray, refiriéndose al valor de los diputados hondureños declaró que “un diputado en Honduras cuesta menos que una mula”. En los años 1980, Honduras, según el periodista e historiador argentino, Gregorio Selser, se convirtió “en una república alquilada al imperio, el portaviones estadounidense en América Central”. La dependencia del país y su pérdida de autoestima llegaron a tal extremo que en 1987 el presidente hondureño, José Simón Azcona, declaró que “un país pequeño como Honduras, no puede permitirse el lujo de tener dignidad”.

    En 2009, Washington organizó un golpe de Estado para derrocar al presidente legítimamente elegido, Manuel Zelaya, por haber mostrado su simpatía a las ideas progresistas y nacionalistas de Hugo Chávez. Posteriormente, en 2013 y 2017 se impuso a través de fraudes electorales el candidato seleccionado por Washington, Juan Orlando Hernández, un tradicional cipayo hondureño. Las protestas callejeras por la injerencia norteamericana y por fraude acabaron con muertos, heridos y detenidos que hicieron agravar aún más la crisis política, social y económica en el país, lo que se reflejó en el aumento de la violencia.

    Según la estadística oficial, cada día se asesinan en Honduras a 14 personas alcanzando su tasa de homicidios al año 56,7 por cada 100.000 habitantes. Precisamente la caravana migrante se formó en la ciudad más violenta del mundo, San Pedro Sula, con una tasa de homicidios de 142 por cada 100.000 habitantes y desde allí partió rumbo a Guatemala, México, siendo EEUU su destino final.

    La Mara Salvatrucha, la pandilla Barrio 18 y otras agrupaciones criminales aliadas a los narco carteles mexicanos Los Zetas, el Golfo, Nueva Generación y Sinaloa convirtieron a Honduras en una base importante de operaciones de traslado de cocaína, marihuana, heroína, metanfetaminas e ingredientes químicos.

    La crisis económica y política, la corrupción, la discriminación, la segregación, la pobreza, las pandillas, la inseguridad y la criminalidad crearon condiciones para la formación de varias caravanas que se fusionaron en una caravana migrante, pero esta formación no hubiera podido ser simplemente como resultado de una acción espontánea. Juntar 14.000 hombres, mujeres, niños y ancianos requeriría un trabajo preliminar, un organigrama, una dirección y dinero.

    Después de que los migrantes pasaran Guatemala, entraran a México, hicieran una corta parada en Tapachula y llegaran a Huixtla (Chiapas) para hacer la segunda parada, les quedan 1.781 kilómetros de marcha —unas 361 horas— para tratar de entrar a Tijuana o a Mexicali el próximo 6 de noviembre.

    Entonces, surge la pregunta ¿cómo es que 14.000 personas caminando en terrenos montañosos tanto tiempo en condiciones climáticas desfavorables pueden resistir todas las inclemencias naturales teniendo ancianos para cuidar y bebés en brazos? Todos los caminantes necesitan comer, satisfacer sus necesidades básicas, bañarse, tener atención médica. Debe existir alguna autoridad para imponer el orden, reagrupar a los miembros de la caravana cuando la policía guatemalteca y mexicana los recibe con gases lacrimógenos, organizar descansos, distribuir obligaciones, etc.

    Alguien tiene que proveer de fondos a esta caravana. La publicación Today in Politics se refirió a un artículo de The New York Times admitiendo que “La caravana es parte de la migración en masa, frecuentemente organizada por grupos de abogados defensores de los derechos humanos para proveer seguridad a los migrantes que tienen que desafiar peligros y amenazas durante la marcha”. El periódico The Guardian comentó que Donald Trump acusa a los demócratas de apoyar la caravana migrante, diciendo que “un montón de dinero fue entregado a la gente para llegar a la frontera en vísperas del día de elecciones”.

    El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, para congraciarse con su patrón, Donald Trump, señaló inmediatamente a Nicolás Maduro y a su país como organizadores y auspiciadores de la marcha hondureña. Por supuesto, la realidad es completamente diferente. El blog Laicos de Honduras, el diario hondureño La Tribuna y Forosperu.net señalaron al filántropo multimillonario George Soros como el financista de la caravana migrante y creador de la coalición de invasión refugiada llamada ‘Soros Express’.

    Tomando en cuenta las revoluciones de colores que promovió Soros en Yugoslavia, los expaíses socialistas, la Primavera Árabe, el Maidán en Ucrania, la invasión de Europa por los migrantes del Oriente Medio, no podemos descartar su participación en el éxodo hondureño que podría afectar no solamente las elecciones intermediarias en EEUU, sino crear un caos en México en vísperas del inicio de la presidencia por Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

    El diario La Tribuna reveló el pasado 19 de octubre que “la caravana está organizada por un grupo llamado Pueblo sin Fronteras, pero el esfuerzo es apoyado por la coalición CARA Family Detention Pro Bono Project —que incluye a Catholic Legal Immigration Network (CLIN)—, el American Immigration Council (AIC), el Centro de Refugiados e Inmigración para Servicios Educativos y Legales (RICELS) y la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración (AILA)”. De acuerdo al sitio web estadounidense, World Net —WND, a Free Press for a Free People—, “tres de estos cuatro grupos están financiados por la Fundación Sociedad Abierta (OSF) de George Soros.

    Uno de los más prestigiosos abogados de BLP —uno de los más grandes estudios de Centroamérica—, Luke Rohlfing, declaró que “George Soros tiene un claro incentivo para que, grupos como Pueblo Sin Fronteras inunden los Estados Unidos”. WND informó también que “el 20 de septiembre de 2016, George Soros se comprometió a invertir hasta 500 millones de dólares en programas y compañías que benefician a migrantes y refugiados que huyen de situaciones que amenazan la vida”.

    Soros explicó su visión del mundo ideal en su libro, ‘The Age of Falliability’ —’Tiempos inciertos’, 2006— abogando por la abolición de las fronteras, eliminación de la soberanía nacional, creación de un gobierno único, imposición de las leyes universales, pero siempre conservando el dominio de las minorías.

    Por supuesto, toda la prensa globalizada está rechazando la idea de la participación de Soros en la organización de esta marcha y decenas de periodistas norteamericanos y de la Unión Europea presentan la caravana migrante como una protesta de pobres, desamparados hondureños y jóvenes homosexuales que están escapando de la violencia en su país. Uno de los líderes de la ONG Pueblo sin Fronteras y uno de los dirigentes de la caravana, Rodrigo Abeja, en una reciente entrevista quiso ‘adornar’ la marcha con motivos católicos comparándola con el viacrucis de Jesús.

    Lo interesante es que en abril pasado hubo un ensayo de este evento cuando cientos de centroamericanos intentaron pasar la frontera a la fuerza, pero fueron disuadidos por las autoridades y algunos de los migrantes decidieron llenar aplicaciones oficiales, otros retornaron a sus países, mientras que otro grupo recurrió a la ayuda de coyotes para cruzar la frontera ilegalmente.

    El uso de los migrantes como una nueva forma de hacer ‘revoluciones de colores’ fue una técnica nueva diseñada por los globalizadores, entre los cuales siempre se destacó George Soros. A la vez, Donald Trump, quien se proclama “nacionalista” y “patriota” contrario al mundo globalizado, apeló también a esta técnica de manipuleo en el caso de Venezuela.

    El éxodo venezolano tampoco ha sido espontáneo, sino bien organizado y promovido usando noticias falsas por los medios de comunicación y las redes sociales financiadas por la USAID, la NED y el Departamento de Estado que transfirió cerca de 50 millones de dólares a sus seguidores venezolanos.

    Los gobiernos latinoamericanos cipayos formaron a instancias de Washington su Grupo de Lima para presionar a Nicolás Maduro, se inventaron varios pretextos para una posible invasión militar, pero el objetivo principal ha sido utilizar la migración venezolana para promover una ‘revolución de colores’. Todos estos intentos fracasaron rotundamente y el camino bolivariano no ha sido interrumpido. Caracas supo afrontar la situación sin recurrir a la violencia o actos represivos. Les permitió a sus ciudadanos salir del país y al mismo tiempo dejó las puertas de Venezuela abiertas para su retorno y así está sucediendo.

    Ahora una técnica inversa a la aplicada para Venezuela, enriquecida con la táctica usada para promover el Maidán ucraniano, llamada ‘el tenedor’, se está aplicando contra Donald Trump para ponerlo en apuros por medio de la caravana migrante en vísperas de las próximas elecciones legislativas y gubernamentales. Si el presidente ordena usar la fuerza, sus detractores demócratas lo convertirían en un tirano, déspota represivo, cruel, en fin una reencarnación del mal lo que les facilitaría tarea de su destitución. En el caso contrario, al decidir no usar la fuerza, sus partidarios y sus votantes blancos lo tildarían de ser un presidente débil incapaz de cumplir con su mandato constitucional para proteger la frontera norteamericana.

    Resulta que no solamente Soros está detrás de esta marcha de migrantes. Los auspiciadores informativos de la caravana migrante, como el dueño de Comcast, Brian L. Roberts, el director ejecutivo de Amazon y el accionista principal del Washington Post, Jeffrey P. Bezos, junto con muchos otros ricos y poderosos que forman parte del ‘Estado Profundo’ están utilizando esta caravana migrante como un ensayo para una posible futura ‘revolución de colores’ en su propio país. Lo que Trump ‘sembró’ en Venezuela está regresando como su ‘cosecha’ al propio Estados Unidos.

    https://mundo.sputniknews.com/firmas/201810261082992121-soros-detras-caravana-migrantes-hondurena/

    Categorías: Noticias regionales

    LOS ROCCA: LA HISTORIA CRIMINAL DETRÁS DEL GIGANTE DE ACERO

    Vie, 02/11/2018 - 19:55

    por Rosa D’Alesio y Claudia Ferri   ***

    El famoso Al Capone fue condenado por delitos fiscales y quedó impune por los cientos de crímenes que ordenó cometer. Esta pequeña anécdota evoca la situación por la que está atravesando el presidente del Grupo Techint. Aunque todo indica que el gigante del acero correrá mejor suerte.

    ¿Cuál es la historia de este grupo encabezado por los Rocca que se levantó gracias a la relación que construyó con el poder de turno y los negocios que hizo con el Estado en la obra pública, en los más de 60 años que lleva produciendo en Argentina? Estos lazos fueron y son determinantes en la historia del gigante de acero que hoy integra un holding con sedes en más de 100 países.

    Las suculentas ganancias las consiguieron a través de los “favores” recibidos por los sucesivos gobiernos y a costa del sudor y la sangre de sus empleados. Así ocurrió por ejemplo durante la última dictadura militar, un período del que Techint no quiere hablar y del que sin embargo tiene mucho para decir.

    ¿Cómo se creó el imperio de la familia más rica de Argentina?

    De Mussolini a Forbes. De la primera a la tercer generación. Este es el recorrido que hizo el emporio que puso en pie Agostino Rocca y que hoy maneja su nieto Paolo.

    Agostino fue un joven “emprendedor” italiano, ex combatiente de la Primera Guerra Mundial. En 1921 se recibió de ingeniero industrial y electrónico en el Politécnico de Milán. Poco tiempo después se casó con la heredera de los accionistas de la Banca Commerciale Italiana, lo que le permitió emplearse en Dalmine de Bérgamo, porque este banco controlaba financieramente esa empresa que producía tubos de acero sin costura. Tiempo después, cuando las empresas siderúrgicas fueron estatizadas por Mussolini, se convirtió en el director general del conglomerado de estas compañías y continuó siendo el vicepresidente de la famosa Dalmine de Bérgamo. Durante la Segunda Guerra, el gobierno fascista reacondicionó las fábricas para la industria bélica y Rocca fue el encargado de su organización. También fue consultor de la Banca Commerciale Italiana.

    En 1945 fundó Techint como corporación internacional pero huyó con la llegada de los aliados y terminó desembarcando en Argentina al año siguiente.
    En 1948 compró los terrenos en la localidad bonaerense de Campana, a 75 km de la Capital Federal, donde a partir de 1954 instaló Dálmine Safta (Sociedad Argentina para la Fabricación de Tubos de Acero).

    Techint heredó la capacidad productiva alemana, origen de los dueños de la empresa Dalmine a comienzos de siglo XX, y se convirtió en la primera fábrica de caños sin costura en Latinoamérica, conocidos por su fuerte resistencia al calor y usados en actividades varias: para la extracción de petróleo, centrales eléctricas, en la industria automotriz, y obras civiles, entre otros [1].

    Su poder y expansión se basó en dos líneas directrices: la construcción de establecimientos industriales en el campo metal-mecánico y los proyectos y puesta en práctica de obras públicas de gran envergadura ligadas a la industria petrolera, eléctrica y a los montajes industriales.

    En 1951 fundó LOSA, productora de ladrillos para la construcción, en 1962 anexó a Dálmine la acería eléctrica Siderca y ese año comenzó a exportar los caños. En 1970 instaló Propulsora Siderúrgica en Ensenada para producir chapas y bobinas laminadas en frío y en Florencio Varela creó la Sidercolor para pre-pintado y revestido plástico de las chapas.

    El crecimiento del grupo fue espectacular en pocos años, siendo importante su desarrollo incluso a nivel internacional. El principal cliente de Techint fue siempre el Estado argentino. Tan tempranamente como que en 1949 el gobierno de Perón, a través de un amigo en común Torcuato Di Tella, le adjudica a Agostino Rocca la obra del primer gasoducto entre Comodoro Rivadavia y Buenos Aires. En 1957, bajó la dictadura gorila de la “Libertadora”, consiguió hacer el montaje mecánico del Alto Horno de Somisa. Al año siguiente, el de Zapla; también lleva a cabo el complejo vial Zárate-Brazo Largo y la galería del Cristo Redentor, que atraviesa la cordillera mendocina entre Argentina y Chile.

    Siempre negoció y mantuvo relaciones políticas con todo el arco político burgués. Desde las excelentes relaciones primero con el gobierno militar, luego con el alfonsinismo y con Menem, quién le entregó en bandeja la privatización de SOMISA a un precio irrisorio dejando como resultado más de 8.000 trabajadores en la calle. Formó parte de los “capitanes de la industria.

    El fundador de Techint falleció en 1978 y la posta la tomó su hijo Roberto quién falleció en 2003 cediendo el poder al directorio donde estaban sus tres hijos. Hoy Paolo es el Jefe del imperio y forma parte del comité ejecutivo de la Word Steel Association que nuclea al sector del acero a nivel mundial, Agostino falleció en diciembre de 2001 y Gianfelice se encarga del negocio de Salud de la familia, la empresa Humanitas.

    Actualmente los Rocca ocupan en Campana unas 400 hectáreas con 160.000 m2 de edificios industriales, una docena de kilómetros de vías férreas propias, caminos, 500 departamentos, escuelas, campo deportivo, iglesia, club y un canal de 2.000 metros. La revista Forbes no sólo incluye a Paolo Rocca como uno de 300 hombres más ricos del mundo, también lo califica como al más rico de Argentina con una fortuna global que alcanza unos USD 4.900 mil millones y una facturación anual que alcanza los USD 15 mil millones. También tiene desde hace poco tiempo intereses millonarios en Vaca Muerta (Neuquén), donde Paolo se mostró hace muy poco con el presidente Macri. A través de Tecpetrol recibe del gobierno subsidios que no fueron eliminados a pesar de los recortes presupuestarios generales. Se estima que para el año que viene estos subsidios podrían alcanzar los USD 600 millones.

    Los 70: persecución sindical y represión

    La madrugada del 22 de septiembre de 1976, Alberto Luis Bedia fue secuestrado en Campana mientras dormía en la casa de sus padres, un grupo de hombres vestidos de civil y encapuchados lo golpearon y se lo llevaron. A Armando Culzoni, Manuel Ignacio Martínez y Raúl Aroldo Moreno les pasó lo mismo. Los cuatro eran obreros de Dálmine-Siderca y sus familias recuerdan los hechos como “la noche de los tubos”. Un ex compañero de sector de Alberto Bedia, Eduardo Pitter, en una entrevista a Victoria Basualdo en 2013 afirmó que días antes de su desaparición le dijo que había descubierto que en la caja de la Oficina de Personal los ejecutivos guardaban una libreta negra que tenía los nombres de los obreros que molestaban a la empresa [2].

    Techint y la familia Rocca fueron promotores del golpe militar y apoyaron activamente al gobierno y su política económica, al mando de Martínez de Hoz, conocido de los Rocca de los tiempos en que éste ocupaba la presidencia de Acindar.

    En Dálmine-Siderca como ocurrió también en otras empresas de la familia Rocca, por ejemplo propulsora Siderúrgica en La Plata [3], se persiguió a delegados y activistas con particular saña y se financió a los grupos de tareas que participaban de las sesiones de tortura y posterior desaparición de los trabajadores. En total 80 trabajadores fueron víctimas del terrorismo de Estado de alguna forma. La empresa invirtió en comisarías donde funcionaron centros clandestinos de detención. Se calcula que hubo más de 10 en la zona de Campana y Zárate. Entre ellos prevalece el Club Deportivo Dálmine que los Rocca tutelaron y financiaron para poner a disposición de los militares, a la vez les cedieron el uso del puerto de la compañía para embarcar detenidos y el edificio Catalinas que Techint tiene en el barrio porteño de Retiro. Este edificio era usado para reuniones de la cúpula castrense. A cambio las fuerzas controlaban a los trabajadores y los mantenían amenazados dentro del predio industrial. Muchos trabajadores que permanecen desaparecidos, fueron secuestrados en las puertas de las fábricas. En general los mandaban a llamar para que dejen sus trabajos y se acerquen a la portería.

    El primer ciclo represivo se produjo en marzo de 1975, en el mismo momento −no casualmente− en que se desató el brutal operativo militar en la cercana ciudad de Villa Constitución; dejando en claro la acción coordinada de las grandes empresas, las fuerzas represivas y el gobierno en el cinturón industrial norte. Entre los años 1976 y 1977 crecieron los secuestros y detenciones y en 1979, durante una importante huelga, volvieron a ser perseguidos. Incluso en 1980 continuaron las desapariciones [4]. No hay que olvidar que en el mismo mes que se inició el golpe, los combativos trabajadores de Dálmine venían luchando por conseguir una “coparticipación”, un dinero extra que recibieron en la liquidación del sueldo. Solo tuvo un año de vigencia frente al avance patronal.

    El cinismo de la gerencia se expresaba en la figura del presidente de la compañía de aquel entonces, Roberto Rocca, quién ante el asesinato de un ingeniero activista de la planta, para ocultar el crimen en mano de los grupos de tareas, indemnizó a su esposa “por muerte accidental”. Una actitud similar adoptaban ante la desaparición de los trabajadores de la planta, a los que les computaban asistencia perfecta.

    Es importante agregar que según documentos hallados de la ex DIPBA, el ex suboficial principal de la Fuerza Aérea, Roberto Paulino Nicolini, fue una pieza clave para que funcione aceitadamente el circuito represivo articulado por la patronal. Fue jefe de vigilancia de Cometarsa (otra de las empresas que los Rocca tenían en Campana) y uno de los máximos “agentes especiales de inteligencia” del reconocido Batallón 601 de Inteligencia. La policía interna, organizada bajo su comando, contaba con una red de espionaje distribuida al interior de la planta industrial de Siderca y en toda la ciudad de Campana. Nicolini después creó dos empresas de seguridad pero siguió vinculado a la empresa, incluso en fechas tan tardías como julio de 1986, donde armaba informes a pedido de la gerencia sobre los obreros que estaban vinculados a actividades del PC y del MAS.

    Sin dudas la empresa se benefició enormemente de la política económica y represiva del período dictatorial a dos niveles. Por un lado haciendo uso de la bicicleta financiera, obtuvieron grandes préstamos internacionales, fueron proveedores exclusivos del Estado y tampoco faltaron a la fiesta de la obra pública. Incluso años después cuando el gobierno estatizó la deuda de numerosas compañías se benefició por al menos USD 186 millones.

    Por el otro, su estrategia de disciplinamiento social basada en el terror y el miedo logró reducir la cantidad de empleados hacia 1979, aumentando enormemente la productividad y los niveles de explotación, produciendo más con menos obreros. Las ganancias fueron siderales.

    Las investigaciones judiciales encontraron valiosos testimonios y pruebas documentales sobre la participación activa de los empresarios y jefes de Techint en la desaparición de obreros. Sin embargo, los procesos se paralizaron y el rol del grupo Rocca en los crímenes quedó impune. Salvo en un caso.

    La Cámara Nacional de Trabajo en 2012 falló a favor de Gimena Ingenieros, hija de Enrique Ingenieros, desaparecido en 1977. Ella demandó a la empresa Techint ante la Justicia laboral por considerar que fue responsable de la desaparición de su padre. Luego de que la Cámara del Trabajo reconociera que tenía derecho a percibir la indemnización porque se trató de un delito de lesa humanidad que no prescribe, la Corte Suprema dictaminó que “las acciones de responsabilidad civil derivadas de delitos de lesa humanidad” también “son imprescriptibles”. Los Rocca por una Cámara Civil solo fueron obligados a pagar una indemnización, siguieron impunes por los crímenes. Pero ellos no fueron los únicos empresarios que no recibieron condena por haber sido participes necesarios del genocidio de clase que se dio durante la última dictadura militar. Solo algunos llegaron a juicio, y uno solo recibió condena.

    Tenaris y Ternium
    Sobre esta base la familia Rocca se consolidó en el negocio del acero que los llevó a ocupar el primer lugar en el business siderúrgico. Luego, bajo gobiernos constitucionales, continuó con sus negocios expandiendo su capital en varias ramas (Telefónica, Construcción) hasta convertirse en el holding más importante de capital nacional.

    Los dos grandes consorcios en los que el grupo Techint agrupó sus empresas son Tenaris y Ternium. La primera agrupa a todas las empresas relacionadas con tubos de acero y la segunda las de aceros planos. Ambos fueron constituidos por Paolo ocho meses después de la muerte de su hermano Agostino, el 17 de diciembre de 2001, en las últimas horas de la presidencia de Fernando De la Rúa. A partir de ese momento se convertía en el único heredero del holding que tiene su sede en el principado de Luxemburgo, lugar elegido como “paraíso fiscal” porque las ganancias están exentas de cualquier impuesto.

    Como afirman en su página web, Techint controla un centenar de empresas de las cuales sólo cuatro importantes están radicadas en la Argentina: SIAT y Siderca, por medio de Tenaris, y Siderar e Impeco a través de Ternium. En total cuenta hoy con 48.000 empleados entre sus empresas radicadas en Argentina, Italia, Estados Unidos, China, Canadá, Brasil, Gran Bretaña, Chile, México, Japón, Rumania, Portugal, Liechstenstein, Uruguay, Colombia, Guatemala, Noruega, Irlanda, Singapur, Indonesia, Islas Vírgenes Británicas y Venezuela.

    Paolo Rocca: de Forbes a Bonadio

    Los últimos días al magnate del acero debió declarar ante el juez “de la servilleta” Claudio Bonadio luego de ser implicado en la causa de los cuadernos. Entre los infinitos negociados que su historial hace presuponer que le caben a Techint hoy se ha ventilado solo el que lo involucra en el pago de coimas a funcionario kirchneristas para que estos intercedan ante el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez. El dinero que acercó Techint en el 2008 a través de dos de sus principales ejecutivos como son Héctor Zabaleta y Luis Betnaza fue para lograr que Venezuela pagara una etratosférica indemnización por la nacionalización de Sidor, una filial del holding de los Rocca que opera en ese país. En aquella oportunidad el Grupo Techint se alzó con USD 1.900 millones.

    Paolo ya acumulaba en su haber la citación de la Justicia Italiana por el pago de coima en Brasil por USD 9 millones para quedarse con obras de Petrobras en dicho país. Buscan determinar si directivos de Techint utilizaron sociedades offshore, y una cuenta en Suiza para pagar sobornos a funcionarios brasileros de Petrobras.

    Sin embargo Paolo Rocca parece que correrá mejor suerte que Al capone. Ni siquiera será detenido por evadir al fisco.


    NOTAS AL PIE

    [1] Para más información leer la investigación de Claudio Castro “De la industrialización tardía europea a la sustitución de importaciones latinoamericana: Agostino Rocca y los primeros años de la Organización Techint, 1946-1954”.

    [2]
    Ver Responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad. Represión a los trabajadores durante el terrorismo de Estado, Buenos Aires, FLACSO y CELS, 2006.

    [3]
    En otra de las plantas de Techint, Propulsora en Ensenada, hubo 19 desaparecidos entre trabajadores y ex-trabajadores, 3 asesinados durante el golpe, al menos 11 detenidos o presos que luego fueron liberados y 4 lograron exiliarse. Datos extraídos en Responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad, ob. cit.

    [4]
    En Dálmine-Siderca 80 de estos trabajadores y trabajadoras resultaron víctimas de crímenes de lesa humanidad, 39 están desaparecidas, 7 fueron asesinadas, 34 son sobrevivientes. Ver Responsabilidad…, ob. cit.

    http://www.laizquierdadiario.com/Los-Rocca-la-historia-criminal-detras-del-gigante-de-acero?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter

    Categorías: Noticias regionales

    LA POBREZA DIGNA: BURDA LEGITIMACIÓN MEDIÁTICA EN TIEMPOS DE AJUSTE

    Vie, 02/11/2018 - 19:42


    Por Octavio Crivaro   ***

    Toda una serie de grotescos titulares en diarios y programas de TV tratan de endulzar las consecuencias sociales del ajuste macrista, presentándolas como nuevas “tendencias”. De la meritocracia a “esto”.


    Llaman la atención en la TV y algunos sacan, azorados, una foto de la pantalla. Otros, hacen capturas desde el celular los titulares de diarios online que presentan, como quien no quiere la cosa, noticias que naturalizan la pobreza y la presentan en sociedad como nuevos hábitos. Pero no lo son: son eternos retornos de viejas carencias. El Gobierno nos saquea y los medios dicen que el despojo es la última moda. Ser pobre, parece, es muy “in”.

    Las meritocracias y “los que no llegan porque no quieren”

    Los medios de comunicación de masas y el baboso mundo de la publicidad moldean, mienten, tuercen, fuerzan, interpretan, velan, edulcoran, antes que informan sobre la realidad. Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol.

    El discurso macrista arrancó con el fraude efímero de la “meritocracia”, que fue sustentado por las divisiones de caballería de la publicidad y el marketing. La publicidad de Chevrolet en la que yuppies con trenza y ricos jóvenes reivindicaban su impulso y su (ay) “emprendedurismo” para ascender, empalmó perfectamente para surfear sobre la ola amarilla del “Mundo PRO”. Ganamos porque nos esforzamos, nos dicen “ganadores” que son dueños de la pelota, de la cancha, del equipo contrario y que son hijos del árbitro.

    La ficción de los emprendedores que ascienden a fuerza de puro tesón, soslaya el “hardware” de las familias que sustentaron la aventura (¿fallida?) de Cambiemos, la mayoría de las cuales cuentan con cunas (y hasta cuchas) de oro, y que ascendieron no por propio mérito, sino por el accionar de dictaduras sanguinarias que expropiaron pueblos originarios y expoliaron a trabajadores y pobres para enriquecer a este puñado de ricos y capitalistas “emprendedores”. Los Macri fueron parte de esas familias que tuvieron el “mérito” de confraternizar con Videla. Meritocracia en falcon verde.

    El discurso mediático de la meritocracia cool tiene un familiar pobre e indeseable, pero no por ello menos usado para legitimar relatos: nos referimos al relato del pobre-que-se-sobrepuso-a-sus-límites-y-logró trascender. Ahí vienen las historias emotivas, relatadas con música de novela de Migré, del pibito que se hizo campeón de golf repartiendo soda con su padre, la muchacha que se recibió en un terciario viviendo en un auto con sus hijos o el viudo que terminó la carrera a sus 80 años, cobrando la jubilación mínima.

    Más allá de la pelea y los logros de los que no tienen nada, que siempre enorgullecen a sus millones de pares sociales, esta meritocracia de los pobres que (sí) se esfuerzan tiene un mensaje mafioso: el que quiere, puede. Es decir que el que no pudo, no quiso fuertemente, porque prefiere vivir de “la teta del Estado”, según dicen los aristo-meritócratas. Es un discurso que camufla que la posibilidad de “logros” está distribuida bajo criterios burdamente clasistas y que soslaya que millones de hijos del pueblo con talentos ocultos, latentes o abiertos, no “llegan”, porque tienen que quemar horas en fábricas, barriendo calles o cuidando ancianos, en lugar de ser un nuevo Mbappe, una Aretha Franklin o un sucesor de Roberto Arlt.

    Militando el ajuste: todo el poder a los eufemismos

    Desde que comenzó el ajuste, al relato heroico de la meritocracia se le descascaró la pintura de la sutileza, y el viejo empapelado ocre de la legitimación pura y dura quedó a la vista. Spoiler alert: el empapelado de abajo era muy feo.

    Frente a la aventura huracanada de maquillar a un gobierno que rifa a buitres y especuladores los destinos y derechos de millones de mujeres y hombres, los diarios y canales han ofrecido frondosos recursos para pintar color esperanza la degradación de la vida del pueblo trabajador. No escatiman en recursos, talento, despliegue. No reparan en nimiedades tales como sutilezas, disimulos, recursos estilísticos. Hay que blindar al ajuste de Macri y el FMI, hacerlo tragable, amistoso, simpático, pasatista. Y lo harán a cualquier costo ¿Lo logran? Pues claro que no.

    Pero en sus intentos burdos, dejan un producto que no deja de ser simpático y gracioso. Aunque deplorable, claro. El periodismo de John Reed o de Rodolfo Walsh, pero incluso el de cualquier profesional honesto, riguroso y con distancia crítica de una realidad que pincha, se revuelcan desde sus libros repletos de crónicas punzantes.

    Se trata de primicias, noticias sobre nuevos “hábitos”, coloridas notas sobre supuestas elecciones de los “consumidores”, que en realidad son imposiciones sociales de una vida que se degrada, de salarios que se acortan, de desocupados que se extienden, de una pobreza que se palpa. Bueno, a esa realidad, Clarín, La Nación y sus satélites no naturales le ponen épica. “Al final, no está tan malo esto de ser pobres”, nos dicen fulanos desde sus yates.

    Compartimos, con los lectores de La Izquierda, algunos de los titulares con los que los grandes medios quieren vendernos lo “cool” que es ser pobre. Abróchense los cinturones:

    •  “Vivir en 30 metros cuadrados, una tendencia que crece”. No amigo. Lo que crece es la falta de vivienda y decrece el tamaño de la casa que se puede alquilar.
    •  “Los bares de Buenos Aires volvieron a servir fútbol”. Claro. Es que la gente quiere ir a bares a gastar plata que no tiene, no que Macri privatizó las transmisiones.
    •  “En Dinamarca el aumento del precio de la manteca salvó vidas”. ¡Ah, es que se preocupan por nuestra salud, no que nos están haciendo cada día más pobres!
    •  “Se puede despedir y terminar a la vez con la pobreza”. No sé si queremos saber qué ideas tienen para cumplir con esa afirmación.
    •  “Trabajar hasta más allá de los 65 años puede alargarte la vida”. Se ve que se olvidaron unas palabras: “la vida útil para que el capitalismo te saque el jugo”, debería terminar.
    •  “Vacaciones con extraños: la nueva forma de ahorrar en viajes y alojamiento”. Sí, claro. Todos quieren ir a Mardel con alguien que conocieron en el peaje. Se usa mucho.
    •  “Contra las vacaciones: resistirse al descanso como estilo de vida”. Sí: estilo no tenemos un peso.
    •  “Venta de ropa usada: nueva forma de ahorro”. Sí, la moda de los clubes del trueque ya la conocimos en el 2001 y no gustó tanto que digamos.
    •  “Llega al país el alquiler de juguetes y permite ahorrar hasta un 50%”, o “Cómo romperle el corazón a los niños día a día”.
    •  “El negocio de mendigar”. Sí, los mendigos son los responsables de la crisis nacional, no los buitres de la deuda externa, el FMI y las multinacionales. Hay que tener cara…
    •  “Volver al pañal de tela, una opción impulsada por razones ecológicas y, de paso, para ahorrar”. Quizá la segunda explicación sea más pensada que la primera.

    Luis Brandoni, en su legendario personaje en Esperando la Carroza, un hipócrita nuevo rico, el único con buen pasar de la familia, un poquitín mafioso, hablaba con impostado orgullo de la “pobreza digna” de sus familiares más marginados. El, mientras tanto, disfrutaba de sus viajes, de sus autos y sus ropas caras, mientras huía como de la peste de cuidar o poner plata para atender a su madre, Mamá Cora, el legendario personaje de Antonio Gasalla. Hoy todos los diarios y canales de TV de masas parecen escritos por el personaje de Brandoni. Pero lo peor es que no.
    http://www.laizquierdadiario.com/La-pobreza-digna-burda-legitimacion-mediatica-en-tiempos-de-ajuste?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter

    Categorías: Noticias regionales

    ¡ALERTA, CON LA FALSA ACUSACIÓN DEL IMPERIO SOBRE QUE VENEZUELA ESTÁ FINANCIANDO LA CARAVANA DE MIGRANTES HONDUREÑOS

    Vie, 02/11/2018 - 19:36

     

    Por Carlos E. Lippo   ***

    “”El presidente de Honduras me dijo que (la caravana) fue organizada por grupos de izquierda hondureños, financiada por Venezuela y enviada al norte para desafiar nuestra soberanía y nuestra frontera” (Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos)

    Lo que se ha dado en llamar en días recientes “la caravana de migrantes hondureños rumbo a los Estados Unidos” es una marcha espontánea (1) de ciudadanos hondureños iniciada el 13 de octubre de 2018 en San Pedro Sula, Honduras, con destino a México y Estados Unidos, acometida con el propósito de pedir asilo, obtener trabajo y en general lograr mejores oportunidades de vida, empujados por la pobreza y la extrema violencia en su país de origen.  Ya que como se recordará Honduras, desde la defenestración de José Manuel Zelaya en el 2009, se ha sumido en una espiral de violencia y pobreza, habiendo alcanzado una tasa de homicidios de 43 por cada 100.000 habitantes, que lo convierte en uno de los países más violentos del mundo, situación muy parecida a la que impera también en sus vecinos Guatemala y El Salvador; y a la vez mantiene los índices de pobreza más altos de la región centroamericana, al  promediar una tasa de 60,9% de población que vive en la pobreza, según datos del Banco Mundial (BM) del 2016, con una proporción de 1 por cada 5 hondureños viviendo en pobreza extrema, en las áreas rurales.

    Aunque no se trata de la primera marcha de migrantes que ha sido organizada en la región este año, pues  la primera tuvo lugar en México el pasado mes de abril, si se trata de la primera en la que miles de personas han intentado migrar juntas de forma organizada; la primera en la que los participantes han recibido algún tipo de apoyo de los gobiernos de los países por donde cruzan; y sobre todo es la primera en alcanzar tan amplia repercusión mediática. ¡Y ya sabemos quiénes son los que controlan la plataforma mediática mundial!

    El caso es que quienes iniciaron el recorrido en San Pedro Sula el pasado día 13, que eran alrededor de 1.600 personas cuyo objetivo era el de transitar por Guatemala y llegar a México y Estados Unidos, al llegar a la frontera entre Guatemala y México ya sumaban cerca de 4.000 y con el paso de los días, más y más personas se han ido integrando a la caravana, de manera que diversas fuentes, como la Organización de Naciones Unidas (ONU) señalaban, a comienzos de esta semana, que el número de participantes era de alrededor de 7.000 personas, entre las cuales también se encuentran guatemaltecos y salvadoreños (2).

    Adicional a ello, el pasado martes 23 de octubre, mientras la caravana original se encontraba atravesando el estado mexicano de Chiapas, una segunda caravana, formada por más de 2.000 guatemaltecos, se dirigía a la frontera mexicana (3). Al igual que la mayoría de los que salieron de Honduras, estos migrantes quieren cruzar México para instalarse en EEUU y escapar de la pobreza y la violencia en su país.

    En lo que a mi juicio es una clara demostración de las genuinas intenciones de la inmensísima mayoría de quienes están participando, el gobierno de México había recibido 1.699 solicitudes de refugio, sólo hasta el 23 de octubre, tratándose los solicitantes fundamentalmente de niñas, niños y adolescentes, así como de mujeres, quienes se encuentran alojados en el Recinto Ferial de Tapachula, Chiapas, para ser atendidos por el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

    Como es natural en casos como éste, unas 110 personas procedentes de Honduras desistieron de continuar con sus trámites para solicitar el reconocimiento de la condición de refugiado, acogiéndose de manera voluntaria al retorno asistido a su país de origen (2); así mismo, el gobierno hondureño ha dado a conocer el regreso de alrededor de 800 de sus ciudadanos  que decidieron no continuar en la caravana, ya que no es nada fácil el recorrer a pie y/o en vehículos inapropiados los miles de kilómetros que median hasta la frontera de México con los Estados unidos.

    En los últimos días la caravana viene desarrollándose bajo una significativa preocupación internacional, expresada por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en relación a la seguridad física de los participantes debido a la peligrosidad de alguna de las áreas a atravesar; y hasta por la mismísima Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que también ha expresado su preocupación ante los abusos y violaciones a los derechos humanos que vienen enfrentado las personas que integran la caravana, por lo que ambos organismos han exhortado a los países involucrados a adoptar medidas que garanticen los derechos humanos, en particular el derecho a solicitar y recibir asilo de las personas con necesidades de protección internacional y a fortalecer los mecanismos de responsabilidad compartida.

    Casi desde un principio, el 16 de octubre, el neurótico inquilino actual de la Casa Blanca reaccionó como siempre esgrimiendo el garrote, al amenazar al írrito y cipayo gobierno hondureño de Juan Orlando Hernández con retirarle toda ayuda económica si no detenía el éxodo de sus conciudadanos y los hacía regresar a su país, amenaza que reiteró al día siguiente, extendiéndola a los gobiernos de los vecinos países de Guatemala y El Salvador, al transmitir textualmente desde la cuenta @realDonaldTrump: “Hemos informado hoy a los países de Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos, u otros, viajen a través de sus fronteras y lleguen a Estados Unidos con la intención de entrar en nuestro país de manera ilegal, todos los pagos que se les hacen serán SUSPENDIDOS (FIN)” .

    Posteriormente la neurosis presidencial llegaba al paroxismo, cuando en varios tuits en su perfil de la red social, calificó la llegada de migrantes como un “asalto a nuestro país” y culpó de ello a Guatemala, Honduras y El Salvador porque sus líderes “no están haciendo lo suficiente para detener este flujo masivo de personas, que incluye a criminales” (5). Siendo necesario apuntar que ese mismo día amenazó con cerrar la frontera sur con México y que cuando me dispongo a escribir estas líneas (25/10/18 – 18:00 h.), me entero de que ya ha materializado esta amenaza puesto que en la mañana de hoy escribió desde su cuenta Twitter que ya estaba movilizando “militares para esta emergencia nacional” (6). ¡Qué lastimoso tigre de papel tiene que ser un imperio que es puesto en emergencia, a decir del emperador, por un puñado de pacíficas personas que sólo aspiran a trabajar en él para tratar de obtener la calidad de vida que les ha sido negada en sus países de origen!

    Entrando de lleno en materia sobre el tema que nos ocupa considero oportuno señalar que Fernando Cutz, un exdirector para Sudamérica del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, que es  el organismo que asesora al presidente en materia de política exterior y seguridad, en el seno del cual debe discutirse previamente cualquier posibilidad de intervención militar en Venezuela, decía en una entrevista concedida al corresponsal en Washington del diario ABC de España el lunes de esta semana, que la Casa Blanca había comenzado a trabajar en una serie de planes para la “transición nacional” en nuestro país (7).

    El citado funcionario quien desempeñó su cargo desde la administración Obama y hasta el pasado mes de abril, todo un pichón de halcón al acecho de Venezuela, respondió sin eufemismos las preguntas más tendenciosas del insidioso corresponsal, dejando caer algunas “perlas”, tales como:

    • Que el tiempo para la aplicación de leyes y sanciones ya había pasado.
    • Que para derrocar a Maduro lo menos sangriento sería una intervención militar a nivel internacional, con cooperación de varios países de la zona.
    • Que Trump está dispuesto a una intervención de este tipo, si otros países de la zona lo consideran necesario, aunque cree que todavía no estamos en ese punto.

    Y ante la pregunta de ¿Qué debería suceder para que EE.UU. considere que Venezuela es un problema propio? Respondió enfáticamente que: “El problema será bilateral si el régimen ataca nuestra embajada o si agrede a ciudadanos norteamericanos”.

    Es en el marco de esta última respuesta, que adquiere singular importancia un señalamiento del vicepresidente Mike Pence en relación a que el presidente de Honduras le había comentado que la caravana estaba siendo financiada por el Gobierno Bolivariano; dicho en sus propias palabras: “El presidente de Honduras me dijo que (la caravana) fue organizada por grupos de izquierda hondureños, financiada por Venezuela y enviada al norte para desafiar nuestra soberanía y nuestra frontera” (8).

    Falso señalamiento más que contradictorio si tomamos en consideración que en anteriores oportunidades han dicho hasta la saciedad que nuestro país está en bancarrota para poder invadirlo por “razones humanitarias”, y siendo así, ¿con cuáles recursos podría nuestro gobierno estar financiando entonces tamaña empresa?

    Considero, al igual que el presidente Maduro, que tal señalamiento sería totalmente risible si no hubiese sido proferido por el número dos del imperio (9), y al igual que él hago este llamado de alerta por considerar que se está fraguando a partir del financiamiento de la caravana de migrantes que se nos atribuye, un deleznable y asqueroso “falso positivo” tendiente a mostrarnos ante la opinión pública mundial como una real amenaza para la seguridad interior de los Estados Unidos, capaz de justificar una intervención militar aun realizada de manera unilateral.

    Y para “redondear” ese falso positivo podría atribuírsenos la autoría intelectual de algunas explosiones de naturaleza parecida a las ocurridas el mes pasado en los alrededores de Boston, con apoyo en la denuncia de Trump, no comprobada por cierto como él mismo lo ha admitido (10), de la presencia de terroristas del medio oriente en la caravana de migrantes. ¡Y ya sabemos también, quiénes son los que controlan a los terroristas islámicos que operan en esa región!

    En apoyo a esta hipótesis del montaje de un falso positivo que permitiese justificar la intervención militar del imperio con base en la amenaza que nuestro gobierno pudiese representar para la seguridad interna y la soberanía de los Estados Unidos, estaría la amplísima difusión tendenciosa del tema que están haciendo los miembros de la canalla mediática nacional, y muy especialmente dos de los medios digitales más conspicuos de la contrarrevolución venezolana como lo son venepress.com  y panampost.com.

    El primero de ellos, con un artículo (11) en el cual, dando como un hecho irrebatible las acusaciones de Pence, destaca la opinión de un “sesudo analista” venezolano de nombre Carlos Luna, que considera que “el gobierno venezolano, con el presunto financiamiento de la caravana, estaría tratando de crear un problema estructural de seguridad en territorio estadounidense” (¿!); así como también destacando una proposición del diputado Juan Guaidó, tendiente a promover una investigación legislativa del presunto financiamiento.

    El segundo, con un auténtico bodrio cuyo título y subtítulo, escritos al parecer con extremo entusiasmo, lo dicen todo: “Caravana hacia EEUU, posible detonante de intervención en Venezuela” y “Dice Trump que la caravana que va a su país representa una emergencia nacional y debe haber una respuesta urgente. Y el vicepresidente Pence dice que es Venezuela el país que financia esa caravana” (12); rematando con la más que “sesuda” opinión de ese redomado pillo que es Diego Arria, quien conociendo muy bien a Trump (¿!), según el articulista, dice nada más y nada menos que “el presidente de Estados Unidos podría justificar una intervención en Venezuela, para deponer a Maduro, con el éxodo masivo y la crisis de refugiados”.

    No tengo la menor duda sobre que la frustración de no haber podido derrotarnos hasta ahora, después de casi un sexenio de aplicarnos una intensísima guerra de cuarta generación, los tiene totalmente desesperados. Tampoco tengo dudas sobre la efectividad de nuestra unión cívico militar para resistir cualquier tipo de agresión; pero como guerra avisada también mata soldados, es necesario mantenernos en alerta máxima.

    ¡Hasta la Victoria, Siempre!

    ¡Patria o Muerte!

    ¡Venceremos!


    (1)    
    https://es.wikipedia.org/wiki/Caravana_de_migrantes_hondure%C3%B1os_rumbo_a_Estados_Unidos

    (2)    
    https://actualidad.rt.com/actualidad/293231-claves-entender-caravana-migrante-eeuu

    (3)    https://www.laiguana.tv/articulos/362018-segunda-caravana-migrantes-centroamerica-eeuu/

    (4)    https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45883701

    (5)    https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-45902671

    (6)   https://actualidad.rt.com/actualidad/293330-pentagono-enviar-cientos-tropas-frontera-mexico?utm_source=browser&utm_medium=push_notifications&utm_campaign=push_notifications

    (7)    https://www.abc.es/internacional/abci-fernando-cutz-trump-esta-dispuesto-intervencion-multilateral-venezuela-201810210258_noticia.html

    (8)  
     https://venepress.com/article/Claves-Caravana-de-inmigrantes-y-el-posible-financiamiento1540417033322

    (9)    
    https://www.laiguana.tv/articulos/362351-maduro-mike-pence-caravana-mensaje/

    (10)  
    https://cnnespanol.cnn.com/2018/10/24/caravana-migrantes-trump-admite-no-pruebas-denuncia-infiltrados-medio-oriente/

    (11)  
    https://venepress.com/article/Claves-Caravana-de-inmigrantes-y-el-posible-financiamiento1540417033322

    (12)   https://es.panampost.com/orlando-avendano/2018/10/24/caravana-eeuu-vzla/


    celippor@gmail.com

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL FASCISTA QUE TODOS LLEVAMOS DENTRO

    Vie, 02/11/2018 - 19:25

     Por Ilka Oliva Corado   ***

    Para que un fascista gane la presidencia de un país se necesitan millones de fascistas que en tiempos de democracia acaben con la misma dándole su voto a un extremista de derecha. Porque una cosa es una dictadura sangrienta y otra es que millones de personas por su propia voluntad voten por un fascista y lo hagan presidente.

    El nombre del fascista es lo de menos, estamos rodeados de ellos, nosotros somos ellos: todos tenemos un fascista en nuestras familias, amistades, conocidos, compañeros de trabajo, en nuestra comunidad, nosotros mismos tenemos algo de fascistas. ¿No? Veámonos en un espejo. Tengamos las agallas y la responsabilidad de hacernos  cargo de lo que somos y lo que representamos: de lo que nutrimos. Porque nosotros y solo nosotros somos los que mantenemos este sistema vigente.

    Por solapar cualquier tipo de violencia por mínima que sea, por alimentar estereotipos, por ese ego que no nos cabe en el pecho, por el descaro de solapar en lugar de denunciar y provocar un cambio, por pequeño que sea. Por cómodos y defender nuestra pequeña burbuja de fantasía de  una holgada estabilidad y con eso arremeter contra quienes ponen el lomo para que nosotros podamos joderlo todo con nuestras mentes colonizadas.

    Somos machistas, misóginos, patriarcales; somos racistas a morir, clasistas como solo nosotros mismos, no hay quién nos gane, homofóbicos y; es muy fácil que con ese tipo de mediocridad llegue un representante de la ultraderecha y nos encienda el odio  de un chispazo y arrasemos con todo pensando como buenos idiotas que los perjudicados serán otros.

    Entonces señalamos: la culpa es de los pobres que se dejan manipular por los medios de comunicación: cuando sabemos que el obrero, el que trabaja de sol a sol ni a televisión ni a radio llega, apenas tiene para comer un tiempo al día si bien le va.

    Yo al oprimido le perdono todo, porque no ha tenido una sola oportunidad en la vida y se ha fajado buscándola, pero responsabilizo de un voto al fascismo a quien ha tenido acceso a la educación, quien se ha formado un criterio propio y ha podido discernir y que aun así vota para joder al  de abajo. Estas personas merecen cadena perpetua: por traidores e inhumanos.

    Explicaciones científicas, psicológicas y políticas las hay,  somos buenos para culpar a otros. Ahí están quienes en el caso de Brasil han culpado a los gobiernos de Lula y Dilma, ¿pero qué pueden hacer 15 años de democracia ante 500 años de opresión? La lucha es monumental, en 15 años no se logran resolver los problemas de siglos no de décadas. Esto es un proceso largo en el que debemos contribuir todos. Tenemos que arrancar la raíz y la raíz es un sistema patriarcal y misógino primordialmente.

    ¿Fallaron? ¿Y si fallaron por qué hubo tanta vida en Brasil en 15 años? Lo que sucede es que fueron mal agradecidos con quienes les dio de comer.

    Culpamos a los injerencistas, pero es que las injerencias pueden llegar pero si la gente no se vende, si la gente tiene integridad y respeto y amor a su pueblo no  hay quién les abra la  puerta desde dentro para dejarlos pasar. La culpa no es de los injerencistas, la responsabilidad absoluta es de quienes desde dentro venden a sus pueblos. Dejemos de culpar Trump, es cómodo culpar para desligarnos de nuestras responsabilidades. Trump es un mortal como nosotros,  de Bolsonaros están llenas las calles.

    Hasta que no nos hagamos responsables de nuestros propios actos, de lo que solapamos y de lo que nutrimos, Latinoamérica ni el mundo cambiarán. Hay un fascista en cada uno de nosotros,  unos son más visibles que otros pero el ADN lo tenemos. ¿Qué haremos al respecto? ¿Seguir culpando a otros? ¿A los medios de comunicación? ¿A los injerencistas? ¿A los pobres? Pobres somos nosotros: en espíritu, agallas y cerebro.

    https://cronicasdeunainquilina.com

    Categorías: Noticias regionales

    SE CIERRA EL CÍRCULO EN BRASIL: MORO, QUE ENCARCELÓ A LULA, SERÁ MINISTRO DE BOLSONARO

    Jue, 01/11/2018 - 19:21


    Por Página/12   ***

    El juez del Lava Jato, responsable de la condena sin pruebas al ex presidente Lula da Silva y su proscripción electoral, anunció que aceptó la invitación del mandatario electo Jair Bolsonaro para ser su ministro de Justicia. Lo hizo tras una reunión de casi dos horas con el ultraderechista en Río de Janeiro.


    Moro a la salida de la casa de Bolsonaro, donde le confirmó que aceptaba el cargo.
    ________________________________
    Imagen: AFP

    El juez Sergio Moro, quien lideró la operación Lava Jato y envió a 12 años de prisión al ex presidente Lula Da Silva sin pruebas concretas, se convertirá en el ministro de Justicia y Seguridad Pública del presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro. El encarcelamiento y proscripción del político más popular del país le abrió el camino al ultraderechista para obtener la presidencia y ahora eso será recompensado con un cargo.

    “Acepté la honrosa invitación”,
    aseguró el magistrado a través de un comunicado a la prensa, después de reunirse personalmente durante dos horas con el ex militar en la residencia del presidente electo en Barra de Tijuca. El adversario político del Partido de los Trabajadores adelantó que el foco principal su gestión será “el combate del crimen organizado y el lavado de dinero”.

    Moro, quien intentó erigirse como un “emblema anticorrupción” en los últimos años, señaló que con “cierto pesar” tendrá que abandonar “22 años de magistratura” para aceptar  la propuesta que Bolsonaro le había hecho llegar incluso antes de resultar electo. “Sin embargo, la perspectiva de aplicar una fuerte agenda anticorrupción y anticrímen organizado, con respecto a la Constitución, la ley y los derechos, me llevaron a tomar esta decisión”, indicó el juez que le negó a Lula sin fundamentos todos los recursos que presentó tras su detención.

    “En la práctica, significa consolidar los avances contra el crimen y la corrupción de los últimos años y apartar riesgos de retrocesos por un bien mayor. La Operación Lava-Jato seguirá en Curitiba con los valerosos jueces locales”,
    continuó el texto del magistrado.

    Moro fue el cerebro del Lava Jato y desde ese lugar encarceló a empresarios y políticos, enfocándose especialmente en ex dirigentes del PT. Los arrestos muchas veces tomaron como pruebas válidas solamente las llamadas “delaciones premiadas” de los propios acusados, que al señalar a otros conseguían mejoras en su situación procesal.

    El objetivo final fue el arresto de Lula, que finalmente Moro concretó al acusarlo por supuestamente haber recibido un departamento en el balneario de Guarujá de parte de la constructora OAS.
    Sin embargo, la condena llegó sin que existiera un solo registro de propiedad del inmueble a nombre del ex mandatario.

    Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2011, iba a ser candidato en las elecciones que se celebraron en octubre y aparecía como favorito en todas las encuestas. A principios de abril Moro ordenó su arresto, luego de que el Tribunal Regional Federal 4 ratificara la sentencia dispuesta por el juez e incluso la ampliara de 9 a 12 años de prisión.

    El ex mandatario se entregó y desde entonces permanece encarcelado en Curitiba.
    Mantuvo su candidatura hasta último momento, cuando fue proscripto por la Justicia electoral y designó a quien era su compañero de fórmula, Fernando Haddad, como el postulante del Partido de los Trabajadores. Haddad llegó a la segunda vuelta con Bolsonaro, pero allí el militar retirado, confeso misógino, homofóbico y racista, se impuso con el 55 por ciento de los votos.

    https://www.pagina12.com.ar/152520-se-cierra-el-circulo-en-brasil

     

    Categorías: Noticias regionales

    BRASIL: ALERTA POR PRIVATIZACIÓN DE RED PÚBLICA DE COMUNICACIÓN

    Jue, 01/11/2018 - 19:15

     

    La Red de Radio Universidad de Brasil (rubra), que reúne a 37 estaciones de AM / FM y emisoras de radio de todo el país, y el Grupo de Investigación de Radio Sonora y Medios de Comunicación de la Sociedad Brasileña de Estudios Interdisciplinares de la Comunicación (Intercom) recibe con preocupación en declaraciones a la prensa por el presidente electo, el Sr. Jair Bolsonaro Mesías, que terminará de  privatizar Brasil Communications Company (EBC).

    EBC juega un papel importante de campo conjunta comunicación pública, estaciones de relevancia social y cultural y estratégico para la integración nacional como la Radio Nacional de Río de Janeiro, Radio MEC AM (tanto en el negocio durante más de 80 años) que operan MEC FM, Radio Nacional, en Brasilia, la Radio Nacional de la Amazonia y el Solimões Nacional Alto. También es responsable de gestionar la TV Brasil, Brasil y la Agencia Nacional Radioagencia y los Servicios de EBC, la prestación de servicios de comunicación corporativa al gobierno federal a través de la NBR, además de producir la voz tradicional de Brasil y gestionar la red nacional de radiocomunicación que ofrece contenido gratuito para las estaciones del norte al sur de satélite.

    Insistimos en que la EBC es un socio de decenas de universidades y otros actores de derecho público y privado en los canales de radio de operación y Norte de televisión educativa el sur de Brasil. Por lo tanto, la privatización o simples extinción de EBC podrían causar un efecto dominó sin precedentes sobre la naturaleza pública de la comunicación en el país, y traer inseguridad jurídica para el cumplimiento de los contratos existentes.

    Somos conscientes de la gravedad de la situación fiscal y la necesidad de medidas de ajuste en las cuentas públicas. Instamos a la nueva administración federal, sin embargo, al revisar su posición sobre la EBC a fin de no restringir la libertad de expresión de amplios sectores de la sociedad y la propia diversidad de voces en la radiodifusión. Esto agravará la concentración de la audiencia en torno a un club cerró las emisoras privadas sin línea con los intereses nacionales.

    La EBC es una de las piedras angulares del sistema de radiodifusión pública, un proceso largo que no se refiere a cualquiera de los gobiernos específica, sino más bien el resultado de una política pública en estricto cumplimiento de la Constitución Federal de 1988 únicamente con una sólido sistema de comunicación pública, está cumpliendo con las directrices de la Carta Magna, que proporciona las funciones complementarias de los sistemas públicos y privados, estatales y establece varios parámetros para la programación de las emisoras: una preferencia para los propósitos educativos, artísticos, culturales e informativas; la promoción de la cultura y el fomento de las producciones independientes nacionales y regionales; la regionalización de la producción cultural, artística y periodística; y el respeto a los valores éticos y sociales de la persona y la familia.

    Red de Radio Universidad de Brasil (rubra)


    Grupo de Investigación de Radio y Medios Sonora la Sociedad Brasileña de Estudios Interdisciplinares de la Comunicación (Intercom)

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA SALUD PÚBLICA SIN GOBIERNO

    Jue, 01/11/2018 - 19:09

    Por Ginés González García   ***

    La degradación del Ministerio de Salud al rango de secretaría de Estado es una decisión desacertada que no hace más que continuar el derrotero de un visibledesinterés por la salud de las personas. Los únicos que hasta el momento se habían animado a hacerlo fueron los dictadores militares Pedro Aramburu y Juan Carlos Onganía.

    En ambos casos la excusa fue la misma: disminución del gasto público y traslado de competencias a las provincias.El actual “equipo”tampoco parece entender la necesidad de un ministerio nacional que ejerza un rol de rectoría del sistema de salud que permita planificar, conducir y coordinar los sistemas provinciales, las obras sociales yel sector privado.No es casual que sean tan pocos los Estados del mundo que no tienen ministerio de salud.

    Cuando asumió, el nuevo gobierno designó funcionarios que, lejos de construir su liderazgo generando consensos, se dedicaron a destruir todo lo que se había hecho hasta el momento, desmantelando programas que habían obtenido resultados comprobados, principalmente los orientados a los sectores más vulnerables. Las actuales autoridades del Ministerio han intentado corregir esa situación, pero sus superiores no comprenden que no se trata de un problema de nombres o de cantidadde funcionarios, sino de capacidad para gobernar.

    Teniendo en cuenta su entusiasta discurso –hostil a la política tradicional y laudatorio del empresariado privado–, hace tres años imaginábamos que si bien el nuevo gobierno tendría dificultades en las relaciones políticas, al menos podría mostrar algunos éxitos resonantes en la gestión pública. Lo que vemos día a día es exactamente lo contrario: la parálisis actual del Estado por su manifiesta incompetencia administrativa es pasmosa. Quienes deben hacer trámites se quejan cotidianamente de marchas y contramarchas, trámites que se complican porque sí, incumplimiento de leyes y resoluciones, subejecuciones presupuestarias, licitaciones mal hechas, amiguismos evidentes, funcionarios noveles cuya única excelencia está en su remuneración, etcétera.La administración pública nunca fue una maravilla, pero el cambio de gobierno la desmoronó.

    Ante semejante deterioro, la propuesta del gobierno no es mejorar el Ministerio de Salud, sino devaluarlo aún más. Devalúan así la salud del pueblo, lo que a su vez provoca una devaluación del capital humano de nuestro país, en lugar de mejorar la salud de las personas para que sean el trabajo y la producción las fuentes de la riqueza de todos los argentinos.

    Ginés González García:
    Exministro de Salud.

    https://www.pagina12.com.ar/139925-la-salud-publica-sin-gobierno

    Categorías: Noticias regionales

    NO HAY MALA PRAXIS. ES UN PROYECTO POLÍTICO ECONÓMICO QUE LLEVA A LA CATÁSTROFE

    Jue, 01/11/2018 - 19:03


    por Alejandro Mosquera   ***

    Ya nadie (o casi nadie) discute la catástrofe económica y social que provocó la política de Cambiemos.

    El país sufre una vez las consecuencias de una política basada en los dogmas del ajuste, la reducción del gasto, la recesión planificada y la apertura indiscriminada de importaciones como freno de la inflación, la inflación como licuación de salarios reales, que junto con la devaluación permitida o auspiciada significan una transferencia de recursos extraordinarios de los sectores del trabajo y la producción a los especuladores.No hay mala praxis. Es un proyecto político-económico que lleva a la catástrofe.

    Recordar esto es para no caer en ingenuidades o en los argumentos que confunden o que buscan hacernos creer que, con cambios de gestores, ministros y algunas medidas para destrabar la imposibilidad política y social de un ajuste tan desigual significan cambiar el rumbo.

    El gobierno ve diluirse su poder político por tres razones: la primera es que el plan y el acuerdo con el FMI es desarmar los instrumentos que tiene el Estado para intervenir en la política económica, el ejemplo mas evidente es que en Olivos se esta diseñando las medidas económicas que se anunciarán en la semana pero que deben ser autorizadas por el Fondo y hacia allí viaja el ministro Dujovne que muchos ven con un pie afuera del gobierno.

    La segunda razón hay que buscarla en que el bloque de poder que dio sustento al triunfo y gestión de  Mauricio Macri se dividió. Las contradicciones son mayúsculas por intereses, y por el reparto de esas transferencias de recursos que hablamos en párrafos más arriba.

    Y la tercera razón es en el crecimiento de la oposición y resistencia de nuestro pueblo que desbarataron los sueños de algunos dirigentes o gobernadores del PJ colaboracionista que entrevieron la posibilidad de incorporarse al ejecutivo en momentos de auge de Cambiemos.

    ¿Vacío de poder?
    Estas razones se encuentran en lo que aparecen como “errores”. El presidente habla 1 minuto 40 en medio de una crisis que ellos provocaron. Solo dice que tiene un acuerdo con el FMI que no tiene, y que él va a conseguir profundizar el ajuste para poder pagar la mega deuda externa que ellos generaron. ¿a quien le habló? Responden al mercado. ¿Que es el mercado?, ¿cuantos jugadores reales y grandes hay que se están llenando los bolsillos con las devaluaciones sucesivas? No son tantos, Argentina no es Wall Street ni Londres.

    En medio de las movilizaciones más importantes de los universitarios, recibe a los rectores de las Universidades Nacionales sometidas al ajuste, a presupuestos devaluados y que paralizan la actividad, quizás la reunión mas importante pensando en el futuro del país, y solo está 20 minutos para sacarse una foto y decir que esto es lo que hay, es decir que hay que ajustarse.

    Ahora todos los piden que vuelvan las retenciones, los del oficialismo, sus gobernadores, los medios de comunicación aliados, la cuasi oposición, los colaboracionistas, la oposición política. Y un mes después de haberles prometido a sus socios del consorcio sojero y agropecuario que no lo haría se dispone a encontrar una variante para aplicarlas. Eso sí mientras despide estatales, alarga las paritarias de los docentes, reprime a los que protestan.

    El poder real le pide cambios de gabinete, le gritan en la cara que lo eche a Marcos Peña, repetido casi hasta el hartazgo en todas las notas de Clarín. Y le aclaran por lo bajo que es para salvarlo a él y al proyecto. Macri desconfía sabe que las críticas a Peña Braun son en realidad a él y son parte de esa dilución del poder que hemos hablado desde hace meses en esta columna. Si saco a Marcos todas las criticas me van a pegar a mi, razona el presidente, y en realidad piensa que vendrán por él.

    Le recomiendan que la solución es Rodríguez Larreta en la Jefatura de Gabinete, y el jefe de la ciudad no sabe como escapar, sabe que subir al timonel de un barco que se esta hundiendo terminará con su carrera política a futuro. Prefiere que aún en el peor de los casos les quede la retaguardia de la Ciudad.

    María Eugenia Vidal intenta diferenciarse de Macri y las consecuencias de las políticas lideradas por ejecutivo nacional. Pero íntimamente sabe que ya no puede, el desprestigio creciente de Macri la arrastra, y si se diferencia demasiado puede provocar la caída del presidente, y eso la arrastraría también.

    El poder real, el FMI, los acreedores exigen que se recupere poder político. Le llaman consenso. Ante la cerrazón del gobierno se conversa o rumorea el plan b. Un gobierno de unidad nacional (con Macri o sin Macri) donde solo quede afuera el Kirchnerismo y la izquierda. Sueñan, planean que con el mega ajuste de Macri en algún momento la economía va a empezar a rebotar y esta solución “política” va a garantizar la estabilidad y el rumbo central del proyecto actual. Dicen que con tal que no vuelva el populismo de izquierda el poder real los va a bancar.

    Sin embargo, los candidatos en potencia, sobre todos aquellos con edad para tener tiempo, dudan, porque si fracasan, y la economía sigue en baja, y tienen que profundizar aún más el ajuste, ello los puede llevar por una pendiente de descrédito social muy importante. El mensaje que le dan al poder real es que esa variante si saliera mal es darle todo el poder a CFK.

    Esto sucede en las alturas, en las elites. En el pueblo la grieta se desdibuja mazazo tras mazazo del tremendo ajustazo. Crece la resistencia y la movilización popular. Hace falta organizar el futuro. Proponer un camino alternativo. Mientras el plan de emergencia del poder apunta a garantizar la agenda del capital financiero y la continuidad de la fuga de capitales, debe construirse un plan de emergencia de los intereses del pueblo para defender la producción nacional, el trabajo y frenar los despidos, aliviar a los inquilinos, retrotraer los tarifazos, garantizar el presupuesto educativo, garantizar la alimentación para todas y todos.

    Con inteligencia, paciencia, creando puentes y organización popular, con el Frente mas amplio que podamos, pero sin perder el rumbo de transformación, sin aceptar las provocaciones, y a la vez que ninguna medida pase sin lucha, prepararnos para derrotar democráticamente a los neoliberales y construir un nuevo gobierno popular que impulse una nueva oleada de nuestro pueblo en pos de viejos derechos destrozados en estos 3 años y nuevos derechos. Una nueva democracia que nacerá sin permiso.

    https://www.revistalabarraca.com.ar/no-hay-mala-praxis-es-un-proyecto-politico–economico-que-lleva-a-la-catastrofe/

     

    Categorías: Noticias regionales

    DESFINANCIAR AL INTA ES UNA DECISIÓN POLÍTICA

    Mié, 31/10/2018 - 14:00

     

     

    RedComSur ***

    La ley 21.680 de diciembre de 1956 constituye al INTA como un organismo autárquico y descentralizado, manifestando específicamente que dicha “descentralización ejecutiva mediante la constitución de centros regionales de tecnología agropecuaria, significa una sana contribución a la federalización progresiva”.

    Además, se puntualiza que muchos factores llevaron a creer en “la necesidad de un organismo especializado, que cuente con la autarquía que exige una acción directa y responsable para el acrecentamiento del acervo tecnológico”. Con una claridad contundente, hace más de sesenta años que el Estado proyectó un INTA con autarquía, es decir, con una fuente de recursos propios. Tales recursos no le son otorgados por el gobierno nacional, sino que deben depositarse a nombre de INTA automáticamente en el Banco Nación.

    La fuente de recursos propia de INTA es el 0,45% del valor de las importaciones del país, que se cobra como impuesto afectado pura y exclusivamente para el INTA según lo dispone la ley. Una proyección de mínima de lo que recaudaría INTA de su fuente propia para el año 2019, con dólar a 40 pesos (aunque sabemos que puede aumentar), arroja una suma de 13.500 millones de pesos para el organismo nacional. Seguramente será mayor esa recaudación, pero con eso le alcanza al INTA para funcionar normalmente, sin la interrupción de líneas de investigación y servicios de extensión e inversiones para equipamiento de laboratorios y parque automotor. No obstante, el gobierno nacional se apropia de casi la mitad de estos recursos que son de soberanía del INTA, ya sea porque se los quita y le otorga otros fines -violando claramente la ley- o por no liberar administrativamente lo que tiene INTA en su cuenta.

    De esta manera, sin tener problemas económicos, por una decisión política se logra desfinanciar al INTA, poniendo en riesgo la supervivencia de la institución que tiene más de 60 años de aportes al desarrollo rural en Argentina. De los 13.500 millones de pesos de sus recursos propios, según el presupuesto enviado por el gobierno nacional para su tratamiento en Cámara de Diputados de la Nación, solo se le permitirá al INTA disponer poco más de 7.500 millones de pesos. El gremio APINTA manifestó hace unas semanas ante la Cámara de Diputados de la Nación que “del presupuesto asignado, es necesario ampliar en 1.000 millones de pesos para atender las inversiones que hagan posible la ejecución de los programas del INTA en investigación y extensión”.

    Y como si fuera poco este escenario de ajustes, al día siguiente del último paro general convocado por la CGT, el Consejo Directivo del INTA, a través de la Dirección Ejecutiva de la Fundación ArgenINTA, decidieron despedir al 20% de sus trabajadores. Se instala de esa manera una maniobra que genera mucha incertidumbre en los trabajadores del INTA, porque dicha fundación no tiene problemas financieros. De todos modos deciden echar trabajadores, algunos con más de 25 años de trabajo.

     

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto