Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 9 mins 17 segs

    HACIA UNA NUEVA ERA

    Lun, 08/01/2018 - 19:31

    Por Tribunal Internacional de Monsanto

    Compartimos: el fracaso del algodón Bt en India y del Dicamba en los EE. UU., la batalla europea por el glifosato, algunas noticias de los testigos del Tribunal, la creación de la Ong “Justicia Pesticidas” y el documentario “making of sobre el Tribunal Monsanto”.

    2017 ha sido el año de una gran y creciente oposición a Monsanto y a las empresas venenosas que intentan controlar nuestro sistema alimentario. La opinión legal planteada por el Tribunal de Monsanto fue un punto culminante. Por primera vez, las víctimas de Monsanto de todo el mundo se reunieron y convencieron a un panel de jueces internacionales de que la empresa está violando los derechos humanos básicos.

    No conseguimos detener la reautorización del glifosato en la Unión Europea, pero en lugar de conseguir luz verde por un período de 15 años, Monsanto obtuvo un permiso de 5 años. Francia e Italia están debatiendo la posibilidad de eliminar el herbicida durante tres años. Un impresionante millón y medio de personas firmaron la iniciativa ciudadana y las discusiones sobre el comportamiento de Monsanto salieron en las noticias de muchos países. Un caso judicial de víctimas de glifosato en los Estados Unidos condujo a la liberación de los “papeles de Monsanto” que demuestran que Monsanto está manipulando la ciencia, la prensa y la política. Más documentos y pruebas de la mala conducta de Monsanto se difundirán en la primavera 2018.

    Mientras tanto, los “cajeros automáticos” de Monsanto están paralizados. La introducción de sus nuevos cultivos transgénicos resistentes Dicamba se convirtió en un desastre ya que 3.6 millones de acres de cultivos (1,5 millones de hectáreas) son dañados por la difusión de plaguicidas. Más de 1.000 agricultores en los EEUU ya están demandando a la empresa por los daños. La nueva generación de cultivos Bt luchando supuestamente contra los insectos ha fracasado en India. La resistencia a las malezas y los insectos es la respuesta de la naturaleza a estos cultivos.

    Monsanto está tratando de ocultar estos fracasos interviniendo en otros campos de destrucción.
    Tratan de controlar mejor los datos agrícolas en pos de tener aún más control sobre el sistema alimentario. Probablemente se fusionará con Bayer para aumentar el control y tratar de ocultar la imagen ambigua de la empresa. Sin embargo, Bayer está comprando un caballo de Troya. El valor de las acciones de Monsanto está sobrevalorado masivamente, ya que ambas técnicas de las que depende el modelo de ingresos de Ogm están fracasando.

    Cada vez más gente, agricultores y consumidores, ven que tenemos que cambiar el sistema alimentario para detener el ecocidio. Un estudio alemán muestra que las poblaciones de insectos en las reservas naturales han disminuido un 75% en los últimos 27 años. Esto provocó ondas de choque a través de todo el planeta. Los seres humanos no pueden sobrevivir si matan toda la vida a su alrededor, y tienen que trabajar con la naturaleza en lugar de luchar contra ella. La era de la agricultura química altamente tóxica, dependiente de los combustibles fósiles y agotadora del suelo y de los recursos, debe llegar a su fin, y dejar espacio para que la agroecología prospere. Cuanto antes cambie el paradigma de la agricultura, mejor.

    La batalla del glifosato en Europa

    El permiso europeo para el herbicida glifosato más vendido del mundo expiraba en diciembre de 2017. La Comisión de la Unión Europea propuso su renovación para otros 15 años. Esto causó una tormenta de protestas.

    La propuesta se basó en informes de la autoridad alimentaria EFSA y del BfR alemán que demostraron ser muy tendenciosos. Parte del texto fue inclusive una copia pegada de un grupo de presión de Monsanto, la Task force sobre el glifosato. El proceso muestra que los grupos de presión de la industria han tenido mucho éxito en la creación de un entorno favorable a la industria.

    Los criterios para la evaluación de los estudios científicos adoptados excluyen todos los estudios independientes. Esto hizo que la EFSA descartara 106 estudios por considerarlos “no conformes a las normas”. En cambio, basaron su consejo en estudios secretos de la industria que no pueden ser verificados independientemente. Se puede comprobar que para Monsanto el glifosato es seguro y que todos los estudios que dicen lo contrario “no son científicos”. Al igual que los reglamentos de seguridad alimentaria de la Unión europea (y posiblemente en los EEUU Puede ser incluso peor).

    Mucha gente estaba furiosa. Más de 1.3 millones de europeos firmaron una iniciativa ciudadana pidiendo la prohibición del glifosato. Dado que este proceso ha puesto de manifiesto el papel sesgado de las instituciones de la Unión europea, su credibilidad se ve seriamente socavada. Ha demostrado que el sistema de aprobación de plaguicidas tiene que cambiar, pero por el momento es desafortunadamente demasiado tarde para el glifosato.

    El Parlamento de la Unión europea pidió una retirada progresiva de tres años para ayudar a los agricultores a cambiar su sistema de producción. No obstante, la decisión es el mandato del Consejo de Estados miembros y de la Comisión Europea.

    Una votación de los Estados miembros no obtuvo mayoría cualificada: los principales países como Francia e Italia se opusieron a una renovación de 10 años. En la última ronda de votaciones para una renovación de 5 años, no se esperaba mayoría cualificada por parte de los Estados miembros. En tal caso, la Comisión habría tenido la última palabra y habría dado luz verde a una prórroga de cinco años. Pero esto no era necesario ya que un cambio sorpresivo de Alemania creó una mayoría. En contra de la voluntad de su colega el Ministro de Ambiente, el Ministro de Agricultura Christian Schmidt ordenó votar positivamente. Aparentemente, el brazo largo de Bayer-Monsanto llega hasta el gobierno alemán. “Se trata de un escándalo, de una bofetada al ambiente y a los consumidores” declaró un parlamentario.

    Aunque el voto alemán está discutido, la mayoría de la gente dice que no se puede deshacer. Ahora bien, el especialista legal Olivier de Schutter cree que hay una forma.

    En una conferencia de prensa el 12 de diciembre, cuatro parlamentarios de la Unión europea anunciaron que pondrán en marcha un procedimiento legal para anular la votación. Cualquiera que sea el resultado, el glifosato será ahora superado en varios países durante los próximos 3 a 5 años. Demasiado tarde, pero mucho mejor que “negocios tóxicos as asual”.


    El desastre de Dicamba: ¿el niño muerto de Monsanto?

    El éxito comercial de Monsanto se basa en la combinación de semillas y herbicidas. Millones de hectáreas en el mundo están cubiertas con los cultivos de Monsanto Roundup: soja, maíz, D, canola, algodón, etc.

    Tanto las semillas como el herbicida glifosato están vendidos por Monsanto y generan enormes ganancias. Sin embargo, las malas hierbas han aumentado su resistencia al Roundup y el éxito comercial se está desvaneciendo. Se suponía que una nueva generación de herbicidas contrarrestaría este problema, pero no se encontró ningún herbicida nuevo y en su lugar tuvieron que volver a un herbicida más antiguo y posiblemente más tóxico: el Dicamba.

    Fue introducido en 1963 y Monsanto firmó un acuerdo para la producción con BASF. Se han invertido miles de millones de dólares en probar y comercializar los nuevos cultivos resistentes al Dicamba. Al margen de su toxicidad para las plantas, los seres humanos y el suelo, hay otro problema: su difusión.

    El veneno es llevado por el viento y causa la muerte o daños graves a los árboles y otros cultivos que no son modificados genéticamente para resistir el Dicamba. Muchos agricultores han perdido parte de sus cosechas. Como resultado, se han entablado demandas individuales y demandas colectivas contra BASF y Monsanto en más de dos docenas de Estados Unidos. En 2017, la deriva de Dicamba dañó más de 3.6 millones de hectáreas de cultivos en 25 estados. Esto podría convertirse en un asunto muy costoso para Monsanto. Y lo que es peor para ellos, podría ser un gran revés para la agricultura química.

    Fallo técnico del Bt

    No sólo las malas hierbas están venciendo a Monsanto y la guerra biotecnológica. Una pequeña y delgada polilla grisácea está causando estragos en los campos algodoneros de India: su larva, una oruga – llamada gusano rosado por su franja rosa – se come la planta.

    Para erradicar esta plaga del algodón, se introdujo el gen de una bacteria en el algodón para que la planta Bt produjera una toxina que matara al insecto. Cuando las semillas de algodón transgénico se introdujeron en el mercado indio hace 15 años, las compañías de semillas dijeron que los agricultores no tendrían que fumigar ningún insecticida y que obtendrían grandes rendimientos. Hoy en día, debido a las mismas semillas transgénicas, el uso de insecticidas y fertilizantes se ha quintuplicado y los ingresos de los agricultores se han multiplicado por cinco. La resistencia al veneno no podía ocurrir según los creadores de las plantas transgénicas. La naturaleza pensó lo contrario. Un enorme brote de gusano Bt resistente ha dañado gravemente los cultivos de muchos agricultores. Los agricultores desesperados aplican pesticidas altamente tóxicos para combatir la plaga, a veces con efectos letales.

    El Doctor K.R. Kranthi, ex director del Instituto Central de Investigación Algodonera (CICR), informó que el gusano rosado ha desarrollado resistencia al algodón Bt (variedad Bollgard-II) no sólo en Maharashtra, sino también en otros estados productores de algodón. Bollgard-II se introdujo en 2010. Sólo hay dos beneficios del algodón Bt. Uno, controla el gusano de la cápsula del algodón, por lo que el rendimiento está protegido. En segundo lugar, reduce el uso de insecticidas para el control de gusanos. “Actualmente, los cultivadores de algodón no obtienen ningún beneficio” dijo el Dr. Kranthi.

    El veterano líder campesino Pasha Patel afirma: “Para los cultivadores de algodón de Maharashtra, es como una noche sin amanecer”. Otra tecnología transgénica está fallando. Siga los últimos desarrollos en el sitio web de GMWatch y Twitter.


    ONG Justicia Pesticidas

    Uno de los resultados del Tribunal de Monsanto fue la creación de la Ong Justicia Pesticidas en julio 2017. Su objetivo es hacer que los datos legales sobre loas casos de plaguicidas de todo el mundo estén disponibles para todos, independientemente del estatus o de la nacionalidad de las personas: vecinos, agricultores, autoridades y comunidades locales, científicos…

    Las víctimas de plaguicidas son, por supuesto, las primeras de esa lista. La organización está presidida por Corinne Lepage. Cuenta con miembros del comité de la organización del Tribunal Monsanto y personas de todos los continentes que se han enfrentado a las consecuencias de los pesticidas sobre la salud, los recursos naturales o sus actividades.

    El objetivo de Justicia Pesticidas es crear una amplia red de colaboración para reunir datos de acciones legales relacionadas con los pesticidas provenientes de todas partes del mundo. De esta manera, la información jurídica y científica fomentará futuras demandas. Eventualmente, Justicia Pesticidas aspira a prohibir los plaguicidas que amenazan la salud humana y el ambiente.


    Noticias de los testigos del Tribunal Monsanto

    La familia Grataloup

    Sabine Grataloup fue la primera persona que testificó durante las audiencias del Tribunal de Monsanto en octubre 2016. Ella describió los defectos de nacimiento que sufre su hijo Theo después de haber estado expuesto a un herbicida a base de glifosato durante el comienzo de su embarazo.

    El encuentro con otros testigos en situaciones similares motivó a los padres de Theo a dar un paso más. Junto con William Bourdon (abogado del Tribunal de Monsanto que promueve la libertad indispensable para la investigación científica), Sabine y Thomas Grataloup han anunciado su intención de iniciar una acción legal contra varios fabricantes de herbicidas a base de glifosato, incluyendo a Monsanto. Quieren que el sistema judicial reconozca un vínculo causal entre esos productos y las cuestiones de Theo. Ahora están investigando las diferentes opciones legales para hacerlo, y se están preparando para una difícil pero necesaria batalla legal. Para saber más.


    Paul François

    Este campesino francés se vio envuelto en una larga lucha legal contra Monsanto después de haber sido envenenado en 2014 con Lasso (un herbicida ahora prohibido). Ante los jueces del Tribunal de Monsanto, describió el acoso que sufrió por parte de la empresa.

    Paul François publicó recientemente el libro “Un campesino contra Monsanto” para contar su historia en detalle. Desafortunadamente, ahora tiene que volver a la corte para intentar obtener una compensación financiera de Monsanto. Paul François ha puesto en marcha una campaña de financiación colectiva que necesita poder continuar esta agotadora batalla.


    Llamado a apoyo: Monsanto Tribunal “Making-of”

    La directora de cine y escritora Marie-Monique Robin fue la madrina del Tribunal de Monsanto. En su último documental y su libro homónimo “Roundup on Trial”, sigue a varias víctimas y expertos en glifosato entre los que vinieron a testificar ante los jueces del Tribunal de Monsanto, y proporciona un entendimiento de los mecanismos de uno de los mayores escándalos ambientales y de salud en la historia moderna. La película se emitió en el canal de televisión franco-alemán Arte, en RTBF (Bélgica), RTS y RSI (Suiza), NRK (Noruega), RTP1 (Portugal) y próximamente en Canadá y Polonia. Está disponible en francés y alemán en la página web de Arte. También puede obtener la versión en inglés escribiendo a: contact@m2rfilms.com.

    Además, Marie-Monique realizó un segundo documental, “The International Monsanto Tribunal” que narra la historia de este extraordinario proyecto desde la primera rueda de prensa en París en diciembre de 2015, durante la COP21, hasta la entrega de la opinión consultiva de los jueces en abril de 2017: acciones para movilizar a la sociedad civil internacional, debates sobre cuestiones jurídicas (estatus, objetivos y funcionamiento del Tribunal, crimen de ecocidio…), cuestiones financieras, investigación de víctimas y expertos, reuniones con los cinco jueces internacionales, audiencias, etc.

    Este making of del documental es de libre acceso en Internet. Su objetivo es ser una herramienta de información y sensibilización para un amplio público, pero especialmente dirigida a abogados, defensores de los derechos humanos y ambientales, así como a escuelas y universidades.

    Para terminar esta película en cinco idiomas (inglés, francés, español, francés, alemán y portugués), la Fundación del Tribunal de Monsanto necesitaría 20.000 euros. Por favor haga una donación ahora si puede. Muchas gracias!

    http://es.monsantotribunal.org/main.php?obj_id=384283593

     

    Categorías: Noticias regionales

    UN FÚTBOL A LA MEDIDA DE MACRI

    Dom, 07/01/2018 - 19:36

    Por Gustavo Veiga

    El Gobierno apuesta en 2018 a las sociedades anónimas, la Superliga y el control de Agremiados.

    Proyectos para las SA en el Congreso. Control de daños con Hugo Moyano. La AFA subordinada a una organización de CEOS. Un sindicato funcional a la política de la Casa Rosada. Recetas de un Presidente que va por todo.



    El presidente Mauricio Macri, en la cancha de Boca.

    El fútbol argentino avanza hacia un desfiladero de salida compleja. 2018 será un año clave por la multiplicidad de conflictos que se acercan. El gobierno nacional presentará en el Congreso un proyecto para que los clubes puedan ser comprados por sociedades anónimas. Intentará reducir todavía más el margen de maniobra de la AFA y mantener cercado a Hugo Moyano, el único dirigente opositor con cierto poder de daño. Irá por la cabeza de Sergio Marchi, el secretario general de Futbolistas Agremiados, hoy procesado por la Justicia. También le quedarán cartas por jugar como un cambio al régimen de Seguridad Social y la causa del Fútbol para Todos.

    Una imagen vale más que mil palabras: el trazo grueso de la política se define ahora en las oficinas de la Superliga, que queda en Puerto Madero y no en el predio de Ezeiza. Daniel Angelici es el brazo ejecutor de las pretensiones hegemónicas de la Casa Rosada. El presidente de la Nación no se olvida de dónde explotó como figura pública en diciembre de 1995. Mauricio Macri llegó a Boca para hacer lo que hoy está haciendo. El fútbol es la frutilla del postre que espera compartir con sus amigos, los empresarios dispuestos a invertir si él consigue fijar las reglas del juego.

    Hay un antecedente en el Senado y un proyecto de ley bien guardado en Diputados que le permitirán al gobierno poner a la venta clubes más que centenarios. Las posibilidades que ofrecen esas instituciones de concretar negocios multimillonarios y las infraestructuras de incalculable valor inmobiliario que levantaron varias generaciones de argentinos, siempre fueron apetecidas por el presidente Macri. En 1993 quiso comprar el Deportivo Español y trasladarlo a Mar del Plata. Le aportó capitales a Marcelo Tinelli cuando adquirió al Badajoz de España en 1998. En el primer caso como empresario. En el segundo ya estaba al frente de Boca.

    Ahora que conduce el país con represión y leyes a medida para el segmento social que representa, le resultará mucho más fácil imponer las condiciones.

    Su delegado para hacerlo es Angelici. Controla la AFA desde la vicepresidencia 1º y tiene un aliado en Alejandro Nadur en la tesorería. El presidente de Huracán maneja las cuentas igual que Matías Ahumada en la Superliga. Es el tesorero de Boca. De manera paulatina la asociación que encabeza Claudio “Chiqui” Tapia fue traspasando funciones a la organización que se creó el 13 de julio de este año. Es en ese conflicto de intereses donde se resolverá quién tiene el poder. En determinados casos todavía existe una duplicidad de funcionamiento.

    En la última reunión oficial del año, la Superliga discutió el régimen de licencias que deberán cumplir los clubes para continuar jugando la edición 2017-2018. La estructura que dirige el CEO Mariano Elizondo –un hombre colocado en el cargo por Marcelo Tinelli– tiene preparado su propio sistema para la competencia local, mientras la AFA conserva las licencias que concede la Conmebol para torneos internacionales.

    La Superliga, a tono con la profesionalización que declama, promueve la creación de órganos de control para disciplinar a los clubes. El OCEF seguirá la situación económico-financiera de cada uno y el OCI las cuestiones de infraestructura. La AFA continuará con sus propios mecanismos de contralor y conservará por ahora el Tribunal de Disciplina.

    Es notorio que se avanza hacia un fútbol argentino superprofesionalizado, al menos en su categoría de élite. Controlado por CEOS y gerentes. Aquellos clubes que no puedan asimilar las estructuras que se les exijan, quedarán relegados. Serán el relleno de los más poderosos o jugarán en el Ascenso. Todo indica que se va hacia el modelo de competencia y desarrollo de las Ligas europeas, cuyas bondades vino a ponderar este año a Buenos Aires el español Javier Tebas. Se necesitan dirigentes que acepten cierta sumisión y futbolistas controlados en sus demandas de mejores condiciones laborales. Está comprobado que un campeonato lo pueden parar los jugadores de los clubes más chicos.

    La situación procesal de Marchi es funcional a los intereses de la Casa Rosada. El secretario general de Agremiados irá a juicio oral por el presunto desvío de fondos hacia la fundación El futbolista. Desde el sindicato se asegura que igual tiene pensado presentarse en las elecciones de octubre próximo. No piensan igual en el Gobierno. El sitio dobleamarilla.com, que maneja información que no abunda en la mayoría de las páginas deportivas, publicó que el presidente de la Nación tiene su candidato para reemplazar a Marchi. Se trata de un ex jugador de Boca, hoy devenido en panelista de la cadena Fox, la misma que controla los derechos del fútbol local junto a Turner. “… el elegido es Raúl Cascini, por personalidad y cercanía al Presidente y su entorno más cercano”, señaló el medio.

    El único gremio que podría paralizar por completo la Superliga si decidiera una medida de fuerza debe ser domesticado. Angelici y otros dirigentes le propusieron poner topes salariales a los contratos, algo que fue rechazado por los sindicalistas. Pero si no pudo avanzar el presidente de Boca en ese rubro, sí está a punto de concretar la extensión del cupo para jugadores extranjeros. Se permitirían hasta seis incorporaciones por temporada y cinco de ellas podrían ingresar en forma simultánea a la cancha. Una fuente de Agremiados ratifica una idea que sobrevuela al cronista: “Por supuesto que es porque un futbolista extranjero le sale más barato a un club que pueda pagarlo. Gana menos”. La apertura de un cupo más va contra los semilleros locales. “Fíjese lo que pasó en Italia, eliminado del Mundial por la apertura indiscriminada”, reflexiona el hombre de FAA.

    Boca presiona porque hoy es el club más todopoderoso por política y economía. Tiene a Macri y Angelici, pero además las cuentas al día. La mayoría de las instituciones volvieron a endeudarse una y otra vez con sus planteles profesionales. Newell’s es un leading case de tesorería arrasada. Nueva Chicago y All Boys son un clásico de la falta de pago. La lista sigue, pero los mencionados son los tres clubes más comprometidos. En Agremiados aportan un dato más: en el 2018 a punto de comenzar no habrá más pedidos de inhibición. Los reclamos se harán solo por carta documento. Un cambio en las reglas del juego que se sumará a la unificación de los diferentes contratos que solían firmar clubes y futbolistas. Ya no habrá más uno para el cobro de haberes y otro por los derechos de imagen. Todas estas cuestiones deberían definirse en la última semana del año.

    gveiga12@gmail.com

    https://www.pagina12.com.ar/84834-un-futbol-a-la-medida-de-macri

    Categorías: Noticias regionales

    ​CAMBIEMOS, CUALQUIER PARECIDO CON LA FORESTAL, NO ES MERA COINCIDENCIA

    Dom, 07/01/2018 - 19:26
    Por Cooperativa Nalá​

     Se entregan papeles en vez de monedas a jornaleros en ciudad gobernada por Cambiemos.


    Extractos:
    “…Días atrás, Roda (intendente Cambiemos) explicó a la prensa provincial que el bono en cuestión no reemplaza el dinero, sino que “actúa como vale”:“Tenemos el 60% de la población desocupada, y de muy bajos recursos. Ante esa situación y la llegada de las fiestas, la comuna tenía un problema, hacía meses no se recolectaba basura, no se cortaba el pasto, las calles estaban intransitables. Entonces, con 70.000 pesos lanzamos un plan de trabajo, les pagábamos el día y además les dábamos un bono o un ticket navideño para gastar en los comercios locales adheridos a este programa”, dijo Roda en declaraciones a Radio Eme.

    Intiyaco, que según el Censo 2010 posee 1.690 habitantes, se ubica a 354 kilómetros al norte de la capital de la provincia, en el departamento Vera.

    Para Festram, la administración comunal de Cambiemos instaura mecanismos de explotación laboral bajo el pretexto cínico de atenuar la pobreza. “Con una hipocresía descomunal, los falsos billetes llevan la inscripción “En Dios confiamos” propia de los dólares estadounidenses. El gobierno local ‘se opone al asistencialismo y desde la meritocracia contrata bajo la forma de fraude laboral, cuadrillas para la prestación de servicios comunales violando derechos humanos y laborales. Asume, como el gobierno nacional, que ganar una elección le permite violentar las leyes y la Constitución nacional y la provincial”, apuntaron.

    Cualquier parecido con La Forestal, de principios de SXX, no es mera coincidencia. La represión sufrida por quienes reclaman sus derechos, ayer y hoy, tampoco es mera coincidencia.

    https://www.laizquierdadiario.com/La-Forestal-un-hito-del-ascenso-obrero-durante-el-gobierno-radical


    Extractos:
    La Forestal, un “Estado dentro del Estado”
    En 1906 se crea La Forestal, en el norte de la provincia de Santa Fe y el Chaco. Esta empresa británica es propietaria de 2.000.000 de hectáreas, bosques de quebracho, 5 plantas de tanino, 400 km de vías férreas propias y 20.000 empleados. Constituye un “estado dentro del estado” con puertos y pueblos manejados por la Compañía. Controla la policía, posee un cuerpo propio de Gendarmería volante, creado a partir de las huelgas de 1919, gestionado ante el gobernador radical Mosca. Además monopoliza el comercio y la justicia.

    En pocas décadas La Forestal arrasa con los bosques de quebracho del norte santafesino y organiza el trabajo de los obrajeros (hacheros, carreros y peones de playa) a través de contratistas, que son los que entregan las herramientas de trabajo y se ocupan de reclutar trabajadores, siempre bajo supervisión de los agentes de la empresa. La mayoría de los hacheros son migrantes internos de las provincias de Corrientes, Santiago del Estero y otras. Ellos pasan sus días internados en los bosques, aislados de los poblados y en muchos casos se trasladan con sus mujeres e hijos.

    El pago es en general en vales y fichas, que vuelven a manos del contratista a cambio de alimentos, vestido y bebida. Los alimentos solo se pueden obtener en los almacenes de La Forestal, y en toda la región está prohibido el comercio minorista, para asegurar de este modo el monopolio completo. Los obrajes son lugares de población transitoria, poblados hasta que se termina la explotación del quebracho en determinada zona, y entonces, las familias obreras son trasladadas en ferrocarril hacia nuevas zonas vírgenes, donde se instalan, otra vez, en ranchos precarios. La mayoría de los obrajeros duermen en el suelo o en zanjas cavadas para protegerse del frío.

     
    Categorías: Noticias regionales

    EL ALMANAQUE

    Dom, 07/01/2018 - 19:17

    Por José Pablo Feinmann

    El gobierno Macri expresa –desde la derecha– esa construcción que Gramsci llamó bloque histórico, que se asume también como bloque hegemónico.

    El empresariado, las fuerzas de represión, la clase media, sectores de la clase baja, los medios de comunicación, la clase alta en su totalidad y la justicia en su forma político corporativa componen el bloque hegemónico del macrismo. “¿Y si funciona?”se preguntó Le Monde Diplomatique en su último número. Es la pregunta de la rendición del progresismo cultural medio ante la hegemonía instalada. Cuya fuerza lleva a sectores habituados a ubicarse en la centroizquierda a dejarse seducir por el bloque gobernante. Si la pregunta sobre si esto funciona se formula es porque ya se cree que esto es lo único que puede funcionar. Que se está dispuesto a dejarlo funcionar,  que sus actos pasen, sus leyes, su estilo. O sentarse en la vereda y observar el ejercicio gubernamental de una fuerza que ha ganado unas elecciones que han deslumbrado a muchos.

    En cuanto a la represión –que se ha cobrado ya dos vidas– no debería sorprender. El macrismo no compró sin proyecto los más de dos mil millones gastados en armas. Un gendarme y un marine norteamericano no se ven demasiado distintos. El gendarme nacional tiene una figura tan temible como el marine que combate en Irak. La potencia del aparato represivo y la decisión de utilizarla es algo nuevo en la democracia, algo que los globos de la alegría no permitían adivinar, ni siquiera sospechar.

    Lo demás no es nuevo. No hay que caer en la tentación de ver en el macrismo lo nuevo, lo actual o la política del siglo XXI. Precisando, lo nuevo no viene con el almanaque. Algunos se están apresurando en enterrar al siglo XX. Falso, nada termina tan rápidamente en la historia. Una verdadera superación del siglo XX implicaría retener muchas modalidades suyas para que la categoría “siglo XXI” no carezca de contenido. Hay una tendencia al seguidismo: seamos posmodernos del nuevo siglo, la vanguardia son los globos, el color amarillo, la alegría, el baile presidencial y esta policía tan desbordante de juguetes mortales. Así, se pueden llamar viejos pensamientos políticos y culturales como los de la izquierda, el nacionalismo o la izquierda popular.

    Perón, en el ‘45, acumuló poder por la incapacidad de las fuerzas políticas ante el nuevo sujeto histórico: los migrantes internos. Hay una huelga en el sindicato de la carne. Nadie la respalda. Ni siquiera los comunistas. Que, por medio del dirigente José Peter, piden a los obreros que recién hagan huelga después del triunfo de la Unión Soviética contra el nazismo. Hasta entonces la carne será necesaria para los heroicos soldados. Perón, desde la Secretaría de Trabajo, dinamiza la huelga: adelante, muchachos, si hay que parar se para. Y así se gana el sindicato de la carne.

    Temer, en Brasil, no quiere deslizarse a la demagogia y el populismo. Prefiere ser antipopular: si nadie lo quiere no tendrá que dictar medidas populares. Un razonamiento notable. El Príncipe deberá ser temido y no amado. La ley de Macri contra los jubilados requiere esta conceptualización pero de modo inverso. Tantos votos sacó Macri que se puede permitir medidas antipopulares.

    La violencia es la antítesis de la movilización popular. Sin duda las recientes habrán sido infiltradas por agentes policiales expertos en reprimir motines, pero hay grupos políticos que siguen creyendo en la famosa partera de la historia. Les hacen un daño a los genuinos manifestantes. Le dan material abundante a los medios que grabarán el “desorden” para pasarlo en las redes infinitas y en la televisión.

    El macrismo tiene una red mediática poderosa, y ése es su gran respaldo. Hay una cotidiana colonización de las subjetividades. Contra eso, el sujeto democrático debe contener la respiración, pensar la política y luchar por la autonomía de su conciencia. Hay que ir en busca de la autenticidad existencial, no vivir bajo el “señorío de los otros” y ser un sujeto libre que con otros debe crear un espacio –por escueto que sea–– de libertad. Ya irá creciendo.

    ​https://www.pagina12.com.ar/84847-el-almanaque​

     

    Categorías: Noticias regionales

    GAS Y PIMIENTA

    Dom, 07/01/2018 - 19:10

    Por Luis Bruschtein

    Eduardo Amadeo se esforzó por destacar los beneficios de la ley y acusar al kirchnerismo de los desmanes en las afueras del Congreso. Amadeo proviene del sector conservador de la democracia cristiana, se hizo peronista durante el menemismo, se fue del peronismo durante los gobiernos kirchneristas y ahora representa en el Congreso al gobierno conservador de los CEO’s de las principales empresas del país.

    La diputada massista Mirta Tundis lo destrozó: con la fórmula anterior, impulsada por la gestión kirchnerista el jubilado que recibe la mínima cobraría 8300 pesos en marzo y con la que propone el gobierno, menos de 7600. Con la fórmula del gobierno, el aumento rondaría en poco más del cinco por ciento. Con la del kirchnerismo, que se quiere derogar, casi 14 por ciento.

    Afuera, el debate se producía en otros términos. Gas pimienta en la estación de subte, palos y piedras. Se hablaba de numerosos heridos, de que un chico podría perder un ojo, y de un señor que estaría en grave estado. Se ve un video en el que un anciano que camina solitario por las adyacencias del congreso es atacado por una caravana de motos policiales, dos de ellos se detienen para arrojarle gas a la cara, la caravana sigue y el anciano queda en el suelo.

    Los gobernadores peronistas que avalaron el proyecto oficial fueron duramente castigados. Se llevaron la peor parte. La diputada del peronismo María Emilia Soria fue categórica: “se dicen gobernadores de las provincias y son prostitutas de Macri”. Le respondió el diputado Pablo Kosiner, ligado al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey: “nosotros no estamos de acuerdo con este gobierno en muchas cosas, pero el peronismo tiene la responsabilidad de construir una oposición constructiva”. Los diputados que aportaron estos gobernadores no argumentaron con entusiasmo, casi se diría que lo hicieron con cola de paja. Para ellos también habrá un costo. La extorsión a los gobernadores se mantiene y naturaliza, el federalismo pierde sentido.

    Hubo muchas columnas sindicales y de todas las centrales, incluso de la CGT. Muchos jóvenes en esas columnas. Pero también se podía ver a muchos jubilados que se sumaban en forma individual, algunos con bastones, todos con zapatillas, para correr en caso necesario. Nadie podía pasar en la Plaza, desde Montevideo hacia el Congreso. Era la frontera, la línea de batalla al principio. Por detrás de esa línea, la gente conversaba y discutía hasta que le caía una vaina de gas. Las nuevas lanzaderas de las Fuerzas de Seguridad tienen mucho más alcance. Todos sabían que no había que provocar avalanchas, que salir corriendo en medio de la multitud era peligroso. Pero el gas era imposible de respirar, algunos corrían, otros se caían y los más jóvenes se sumaban a los que tiraban piedras. Los que se refugiaron en el subterráneo fueron gaseados allí adentro y hubo muchos descompuestos y asfixiados.

    El oficialismo insistía en que la nueva fórmula era beneficiosa para los jubilados pero no podía explicar entonces cómo se ahorra el gobierno cien mil millones de pesos al año con esa medida. El diputado oficialista Sergio Laspina repitió una nota de Clarín: “Con la moratoria de los K se jubilaron señoras bien para salir con sus amigas”. Sin embargo, el investigador Daniel Schteingart, que no es kirchnerista, demostró en diversas publicaciones que “donde más aumentó la cobertura es en los hogares más pobres y, a la inversa, donde menos en los más ricos.”

    Ya habían corrido más de seis horas de debate y más horas de enfrentamientos en las calles. Circulaban versiones sobre gran cantidad de heridos y algunos graves. Desde la casa de las Madres se pedía que se acercaran médicos y enfermeras. Los negocios abrían sus puertas para refugiar a manifestantes gaseados. La frontera llegaba hasta la 9 de Julio. En el medio era territorio de nadie. El Congreso militarizado, blindado, el gas flotaba en el aire y el piso estaba sembrado con zapatillas perdidas y pedazos de baldosas que fueron usados como proyectiles. Grupos de manifestantes desperdigados, miles de policías y gendarmes, camiones, hidrantes y motos. Y esta vez, cuando se disipaba el gas en el Congreso y los diputados se disponían a votar, empezó un cacerolazo poco a poco, hasta extenderse por la mayoría de los barrios porteños, masivo, tumultuoso. En el centro de ese caos, los diputados discutían la forma de bajar las jubilaciones. El mismo escenario que el jueves pasado. La misma película que en los ‘90.

    https://www.pagina12.com.ar/83678-gas-y-pimienta

    Categorías: Noticias regionales

    LOS ELLOS

    Dom, 07/01/2018 - 19:06



    Por Horacio González

    Vimos las escenas en la plaza del Congreso artillada, con hombres acorazados y máquinas lanzagranadas, sórdidos motociclos con raras escopetas emergiendo del humo irrespirable. ¿A qué hacían acordar? Entre tantas cosas que retiene la memoria ciudadana, hacían acordar a la sorprendente visión que tienen los resistentes de El Eternauta cuando llegan a ese mismo lugar y ven el poderío lúgubre y ostentoso de los ocupantes.

    El cuadro expresionista que entonces dibuja Solano López incluye el clásico Monumento, inseparable de la memoria visual de Buenos Aires, junto a extraños bólidos lumínicos, dentro de los cuales actuaban los poderes de ocupación. Eran las fuerzas que tenían que enfrentar esas criaturas salidas de los barrios periféricos de la ciudad. Se encontraban frente a entes equipadas con extraños armamentos; venían de todos los rincones del cosmos. Eran la forma final de todo agresor, de todo dominador.

    Solo que los Ellos eran los dominadores de los dominadores.
    Todo dominado tiene a su vez alguien que lo engendró en el reconocimiento del amo que le dio vida o que lo capturó o que lo protegió para ponerlo a su  servicio. Los Ellos traían el pensamiento general de quebrar la arquitectura económica, moral y cultural de un país. En la Plaza de los Dos Congresos estaba el cuartel general de la invasión, donde los Ellos dirigían a todos los cautivos que, con su servidumbre voluntaria o sus deseos de ser señores a costa de convertirse en instrumento de los propios señores, actuaban para que todo el universo sea un mundo de sometidos. Mientras, en el recinto de Diputados, también estaban quienes también resistían a los emisarios de los Ellos.

    Los Ellos eran portadores de un “odio orgánico”. Esta es la expresión con que Oesterheld los había designado. No un odio circunstancial, un trato de la conciencia consigo misma donde en un momento maldice y luego maldice su propia maldición. No, estos Ellos odiaban con organicidad, por eso una estría interna de ese odio los hacía hablar a veces con un tono angélico para hacer ver, cuando correspondía, cómo sabían usar todo su armamento contra la manifestación.  La manifestación estaba compuesta por muchas vetas de la historia argentina. Sacudiéndose de encima los que aun reconociéndolo como “tarea ingrata” se habían puesto al servicio del invasor, los hombres y mujeres de la manifestación eran los que conseguirían devolverle al país su dignidad social, democrática y popular.

    https://www.pagina12.com.ar/82777-los-ellos

    Categorías: Noticias regionales

    EL ENEMIGO (Ima/Ori)GINARIO

    Sáb, 06/01/2018 - 21:01



    Por Guillermo Javier González
     

    La cuestión mapuche se ha vuelto un tema central del debate público en Argentina. Impulsado fuertemente por la desaparición -y posterior hallazgo sin vida- de Santiago Maldonado, se volvió un tema opinable por parte de comunicadores sociales, políticos, militantes o simplemente ciudadanos de a pie.

    Un sector de ellos salió a demonizar y criminalizar a los mapuche –principalmente por su ¨naturaleza¨ violenta y su sistema anárquico- utilizando vocablos como ¨extremistas¨ o ¨terroristas¨, los cuales nos remiten a la época más oscura de nuestra historia.

    La construcción por parte de los liberales -aquellos formadores de sentidos comunes por excelencia- de un enemigo interno como el sujeto a erradicar, no es precisamente una estrategia innovadora. Desde los tiempos de la barbarie, pasando por la subversión setentista y más recientemente el populismo, han caracterizado a la otredad como aquella que obstaculiza la conquista del bien común. La más reciente de estas configuraciones ha sido la del mapuche como el nuevo/viejo antagonista.

    El origen de los originarios: la otredad
    En primer lugar, es menester destacar que para una cabal comprensión de la cuestión mapuche debemos remitirnos a su historia en la región, que data de antes del “descubrimiento de América” y de los dos lados de la cordillera. Es por ello que considerar al mapuche como argentino o chileno es plantear un falso debate, debido a que la identidad mapuche es muy anterior a la conformación de los estados nacionales en el continente.

    Declaraciones de Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad y principal responsable de la desaparición de Santiago Maldonado) en las cuales atribuyó a los mapuche una voluntad separatista al sostener que “No vamos a permitir una república mapuche independiente y autónoma en medio del territorio argentino”[1], no hacen más que confirmar la ¨confusión¨ del actual Gobierno a este respecto. Pero no se trata en realidad de desconocimiento sobre la preexistencia de la Nación Mapuche sino de una maniobra política, con un inestimable apoyo mediático, que busca, a través de la noción de extranjeridad mapuche –invasores chilenos-, la edificación de un enemigo de la Patria que permita justificar represiones pasadas y por venir.

    En agenda
    Los reclamos de la comunidad mapuche, cuyos miembros vienen dando una larga lucha por la reivindicación de sus derechos, pasaron de no tener lugar en la agenda pública a ser tema central de debate a nivel nacional. Sin embargo, no es una buena noticia. La necesidad del Gobierno Nacional de legitimar su política represiva mediante la confrontación con un enemigo interno devino en la implantación de un discurso y unas prácticas ¨antiterroristas¨. La construcción del enemigo imaginario apoyada en la prosecución de la “seguridad nacional” reactualiza viejos estereotipos del otro a criminalizar.

    La verdadera razón de esta centralidad no se debe tan sólo a la búsqueda de un chivo expiatorio. La elección de los mapuche para ocupar tal lugar no es azarosa sino que responde principalmente a la necesidad de presionar a las comunidades que reclaman territorios en disputa con las grandes multinacionales latifundistas/extractivistas. Como sostiene Moira Millán, miembro de la comunidad Pïlan Mahuïza –territorio recuperado en 1999- : ¨Hemos venido recuperando territorio en Argentina desde la década del noventa. La represión ahora adquiere ribetes más radicales y profundos porque los territorios que hemos recuperado en esa época hoy están bajo programas de megaproyectos extractivistas¨[2]. Para cumplir con dicho objetivo, el macrismo apela a la condición de foráneos que le es atribuida a los pueblos originarios, la cual permite reforzar un sentimiento nacionalista/eurocentrista –despreciar la barbarie en alas de la civilización en clave sarmientina-.

    Estado de derecha

    De un tiempo a esta parte, y exacerbada a partir del caso Maldonado, se observa una derechización en la sociedad argentina. En 2015, con la victoria de Mauricio Macri en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, se dio un fenómeno hasta el momento inusitado: nunca desde 1916, año en que se realizaron las primeras elecciones presidenciales bajo la Ley Sáenz Peña, la derecha había accedido al poder a través de las urnas –el menemismo, si bien aplicó un programa neoliberal en los años ‘90, arribó desde el histórico Partido Justicialista (PJ) y prometiendo lo opuesto a lo que finalmente desarrolló-.

    Propuesta Republicana (PRO) es una derecha autoreconocida como tal e inscrita en la Unión Demócrata Internacional (UDI)[3] -también conocida como ¨Liga de Partidos de Derecha¨- creada por Thatcher y Bush padre, y de la cual forman parte, entre otros, el Partido Republicano estadounidense o el Partido Popular español. La UDI dio su bienvenida al PRO en su sitio oficial afirmado que ¨La victoria del Presidente en 2015 dejó atrás décadas de un populismo de izquierda sin reglas. El presidente Macri es el primer líder de centro derecha en tomar el poder desde el regreso de la democracia en Argentina en 1983¨[4]. Paradójicamente, el informe 2017 de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) advierte que estamos ante el pico represivo más violento desde 1983. María del Carmen Verdú, fundadora de CORREPI, afirmó ¨por primera vez superamos la marca del muerto diario por gatillo fácil o torturas. Hubo 725 muertos en 721 días de gobierno de Cambiemos, un muerto por día de gobierno¨[5].

    Gobierno represivo y populismo punitivo

    Acuñado originalmente en 1995 por el criminólogo británico Anthony Bottoms[6], el concepto ¨populismo punitivo¨ refiere a la implementación de políticas punitivas por los siguientes motivos: convencimiento de que éstas reducirán la criminalidad, refuerzo del consenso moral de los ciudadanos contra el delito y, la razón principal, que el Gobierno las evalúa como fructíferas en términos electorales –a esta última adscribe el macrismo-. Las mismas, afirma Bottoms, son catalogadas de populistas ya que parten de considerar que serán populares.

    El Gobierno de Mauricio Macri, quien a diez días de la desaparición de Santiago Maldonado tras la represión a manos de sus fuerzas de seguridad habló por primera vez en público sobre el tema para calificar a los mapuche de “poco democráticos y bastante violentos”[7], no vio mellada su imagen a raíz de su política represiva -sustentada además desde el ámbito discursivo-. No la deterioró el caso Santiago Maldonado, encontrado sin vida coincidentemente un 17 de octubre y a 5 días de las elecciones legislativas. Tampoco el más reciente de Rafael Nahuel, joven mapuche de 22 años asesinado por la espalda en un operativo de desalojo de la comunidad Lafken Winkul Mapu a manos de Prefectura el 25 de noviembre, casualmente –una vez más- el mismo día del velatorio de Santiago Maldonado.

    La  construcción del enemigo interno permite legitimar ante la sociedad las políticas represivas que, en definitiva, persiguen la implementación de las políticas económicas neoliberales y, a su vez, ocupar una centralidad mediática que permite desviar la atención de temáticas incómodas al Gobierno.
    De esta forma, la alianza entre Gobierno y medios hegemónicos distorsiona los atropellos institucionales perpetrados, hasta el punto de convertir a estos grupos en violentos para el imaginario social, responsabilizando así a las víctimas por la violencia institucional recibida.

    Es crucial frente a esta coyuntura el reforzamiento de los lazos de solidaridad y la visualización de un nosotros. Quienes detentan el poder impulsan el miedo al otro como forma de control social. Para estar a salvo nos dicen, debemos librarnos de aquel que es distinto, hoy encarnado en el indígena y el inmigrante de países limítrofes. Además de éstos, antaño también ocuparon ese lugar los negros, gauchos, anarquistas, peronistas, subversivos, comunistas, etc. Es siempre una lógica peligrosa, nunca  se sabe quién puede ser el próximo en la lista.

    [1] https://www.pagina12.com.ar/55937-macri-contra-los-mapuches

    [2] http://www.revistaanfibia.com/cronica/con-armas-no/

    [3] http://www.politicargentina.com/notas/201701/19085-el-pro-formara-parte-de-una-liga-de-partidos-de-derecha-junto-a-rajoy-y-el-partido-republicano-de-trump.html

    [4] http://idu.org/meet-pro-argentina-the-idus-newest–member/

    [5] https://www.pagina12.com.ar/84672-un-muerto-por-dia-de-gobierno

    [6] Bottoms, A.E. (1995) ‘The Philosophy and Politics of Punishment and Sentencing’, en C.M.V. Clarkson and R. Morgan (eds), The Politics of Sentencing Reform. Oxford: Clarendon

    [7] https://www.laizquierdadiario.com/Macri-Estamos-intentando-ver-que-paso-con-Maldonado–pero-los-mapuches-no-colaboran

    http://www.celag.org/enemigo-ima-originario/

    Categorías: Noticias regionales

    LA HISTORIA QUE FUE SILENCIADA

    Sáb, 06/01/2018 - 20:58

    Por Darío Aranda

    Cuando España reconoció la independencia y autonomía del pueblo mapuche.

    El 6 de enero de 1641, la corona española firmó el Pacto de Quillín, por el cual acordó la paz con los mapuches, a quienes reconocía su soberanía sobre territorios que después serían de Chile y Argentina. Hoy habrá un banderazo mapuche para recordar el episodio.


    “Día nacional mapuche, sacá tu bandera”, es el lema de la convocatoria de hoy.

    La Wenufoye, bandera del pueblo mapuche, flameará hoy en cientos de comunidades y miles de viviendas de Wallmapu (territorio indígena de ambos lados de la Cordillera). Se conmemora un nuevo aniversario del Pacto de Quillín, cuando España firmó la paz con el pueblo mapuche y le reconoció la independencia en los territorios que siglos después serían Chile y Argentina. En Bariloche habrá un acto recordatorio de la represión en Pu Lof en Resistencia de Cushamen y se pedirá justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

    “Mapuche ñi antü kom Wallmapu mew”, señala la convocatoria en mapuzungun, que significa “día nacional mapuche, sacá tu bandera”. Refiere al 6 de enero de 1641, cuando luego de un siglo de guerra, con intentos de doblegar al pueblo mapuche, la corona española suscribió el “Pacto de Quillín”. Francisco López de Zúñiga, gobernador de Chile, firmó con lonkos (autoridades) mapuches la paz a orillas del río Quillén (actual provincia de Cautín, Chile). Entre los puntos principales se estableció como límite el río Biobío (a la altura de Chos Malal, en Neuquén), y se reconoció la soberanía e independencia mapuche al sur del río. Las autoridades originarias presentes fueron Lonkopichun, Butapichun, Tinaqueaü, Chicaguala y Cheuquenahuel, entre otros.

    El imperio español, que había vencido y masacrado a decenas de pueblos indígenas de América, reconoció la autonomía y libertad de los mapuches. El acuerdo, del que solo existen registros de la época escritos por el lado español, estableció que los indígenas liberarían a los cautivos, dejarían ingresar a religiosos cristianos, y se comprometían a ser aliados de España ante cualquier enemigo extranjero.

    Carlos Contreras Painemal es investigador, antropólogo y autor de “Los Tratados celebrados por los Mapuche con la Corona Española, la República de Chile y la República de Argentina”, rigurosa obra de 355 páginas que detalla, en base documental, los acuerdos entre 1592 y 1878. “El parlamento de Quillín se constituirá en un acto jurídico de enorme importancia. Desde allí se abrirá un periodo en donde la Corona Española buscará consolidar su poder, lo cual estará determinado por negociaciones etnopolíticas que se traducirán en tratados”, explica Contreras Painemal en su escrito.

    Contreras Painemal resalta que el tratado fue reconocido por el Rey Felipe IV, por Real Cédula del 29 de abril de 1643, “lo que convierte en un instrumento jurídico de carácter internacional”. En base a documentos de la época, afirma que el acuerdo fue precedido por batallas “en donde los españoles conocieron en varias ocasiones el sabor amargo de la derrota”. El investigador marca contrapuntos al relato oficial (español): “La administración española intentó minimizar su posición de pactar, intentando hacerla ver como una piadosa concesión por parte de la Corona. Sin embargo para los mapuches estaba claro de que si los españoles proponían la paz era por temor”.

    Adrián Moyano es investigador y periodista, autor de “Crónicas de la resistencia mapuche” e “Inakayal” (entre otros libros sobre el pueblo originario), aportó un dato central: “España reconoció la soberanía mapuche al sur del Biobío pero ese acuerdo también es de interés para argentinos porque hubo una concurrida delegación puelche (mapuches al Este de la Cordillera) que al día siguiente del acontecimiento central celebró el mismo tratado con el gobernador español. De manera que aquel reconocimiento trascendió la Cordillera de los Andes y se extendió a la actual jurisdicción argentina. Nótese la fecha, 1641. No, los mapuche no vinieron de Chile. En aquellos tiempos, la Argentina no estaban en los planes de nadie”.

    La wenufoye (de color azul, verde y rojo, con símbolos mapuches amarillos, negros y rojos) flameará en ciudades y parajes de Río Negro, Neuquén, Chubut, La Pampa, Mendoza y Buenos Aires. En Bariloche habrá un “trawutuaiñ” (encuentro para encontrarnos), el miércoles 10 en el Centro Cívico. Repudiarán el primer aniversario de la represión de Gendarmería Nacional y la Policía de Chubut sobre el Pu Lof en Resistencia de Cushamen, considerada el “primer capítulo de una nueva ofensiva general contra todo el pueblo mapuche”.

    Durante 2017 hubo una veintena de represiones sobre las comunidades mapuches de Río Negro, Neuquén y Chubut. Los casos más graves fueron la desaparición y muerte de Santiago Maldonado y el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel.

    La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lanzó un “comando unificado”
    (juntos a los gobiernos patagónicos) para avanzar contra la organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). Ninguna comunidad indígena reconoció ser parte de la RAM, incluso la sindican de ser una creación de los servicios de inteligencia. Las comunidades afirman que la estrategia del gobierno es usar a la RAM para avanzar contra el pueblo mapuche.

    A 377 años del Pacto de Quillín, el pueblo mapuche izará su bandera, recordará la gesta, reclamará el cumplimiento de sus derechos, justicia por los asesinatos y exigirá el respeto de los territorios indígenas.

    ​https://www.pagina12.com.ar/87377-la-historia-que-fue-silenciada​
    Categorías: Noticias regionales

    ¿QUÉ PASA CON LOS PUEBLOS ORIGINARIOS?

    Sáb, 06/01/2018 - 20:54

    Por Federico Paterno

    La situación límite en la que vive el pueblo Mapuche hoy a través de la represión estatal y el reciente asesinato de Rafael Nahuel merece una reflexión y un análisis profundo. ANCAP entrevistó a Alexis Papazian, integrante de la Red de Investigadores en Genocidio y Política Indígena. La construcción de un enemigo interno para avanzar sobre los Mapuche. La ley 26 160 y su influencia para resolver los desalojos. El modelo extractivo y el repliegue de las comunidades ante el proceso de represión y desalojo.

    La Red de Investigadores en Genocidio y Política Indígena desde 2004, la Red trabaja en articular los esfuerzos de profesionales de diferentes disciplinas y diversos puntos del país, interesados en profundizar sobre el concepto de Genocidio aplicado al proceso que afectó, y afecta a los pueblos indígenas preexistentes a la conformación del Estado argentino. La organización nace a partir de la iniciativa conjunta de la antropóloga Diana Lenton y el historiador Walter Delrio en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, y hoy está compuesta por investigadores/as de disciplinas sociales y artísticas e integrantes de organizaciones indígenas que desarrollan sus tareas en distintos puntos del país buscando tener participación en diversos espacios, territorios y luchas.

    ANCAP dialogó con Alexis Papazian integrante de la Red e historiador:

    ¿Cómo analizas lo hechos de violencia que vienen creciendo hacia el pueblo Mapuche y los pueblos originarios?

    En términos de lo último que uno viene observando la muerte en un contexto represivo, ese análisis cayó y se cae a pedazos cuando se ve lo que sucedió el 23 de noviembre en el Lago Mascardi y la muerte de Rafael Nahuel. No solo por lo que es la violencia institucional por partes de las fuerzas federales, sino por el aval que le dieron la Ministra de Seguridad Patricia Bulrich y la Vicepresidente Micheti. No es gatillo fácil, sino que es algo más estructural, y una forma de hacer política con la población mapuche en particular. Paralelo a esto se da la invención de la RAM, no porque no exista en términos absolutos, sino como representante de una organización que puede generar daño al estado argentino cuando no va a suceder. Es más una creación del propio Gobierno, o agencias gubernamentales del gobierno, con algunos sectores radicalizados, pero de ninguna manera la representación del pueblo mapuche.

    Cuando se hablan en muchos medios de la idea de comunidad mapuche, y no de los mapuches, la verdad que la comunidad mapuche, es una comunidad mapuche, y en Neuquén hay más de cien comunidades Mapuche. En Río negro otro tanto, en Chubut lo mismo, en la Pampa hay comunidades Mapuche, en Mendoza también las hay. Como cultura o como pueblo hay diversas comunidades y organizaciones y
    la RAM no es representativa, no representa al pueblo mapuche y Facundo Jones Huala tampoco, más allá de que estemos en contra de su criminalización y su extradición, pero no representa a todo el pueblo mapuche.

    ¿Cómo ves el manejo del Gobierno para resolver este problema?

    Para el Gobierno lo que importa es criminalizar a un sector mapuche de la sociedad que es joven y pobre. Tengamos en cuenta que no es solo un asesinato de una persona por la espalda, sino que es un uso super desmedido por la fuerza. Lo irregular que dice el gobierno es una recuperación territorial que estaba con una mesa de dialogo entablada previo a esa represión, y ahora vuelve a retomarse esa mesa de dialogo. Las comunidades son las que buscan el dialogo, y no el estado, y eso es lo preocupante. Esto no es la primera vez que sucede con los pueblos originarios, también ocurrió con el Gobierno anterior, sobre todo en la zona de Formosa, pero es histórico desde la conquista para acá.

    Cuando el reclamo es territorial el derecho liberal tiende a estar por encima de convenios internacionales como el art. 169 de la OIT. La propia constitución nacional dice que reconoce la preexistencia de los pueblos originarios y entre esos pueblos está el Mapuche.

    La Ministra de Seguridad se reunió en las últimas semanas con gobernadores e intendentes del sur ¿Qué esperas de esa reunión? ¿Qué pasa hoy con la Ley 26.160?

    Por lo pronto hay que esperar un poco , pero sí uno ve que el mismo día que se promulga la prórroga de la Ley 26160 , ese día entran a reprimir a una comunidad que esta recuperando un territorio en Parques Nacionales y que además tenía una mesa de dialogo entablada y no se respetó. No esperaría las mejores noticias de parte de una reunión de la Ministra de Seguridad, cuando no sé porque la Ministra de Seguridad se tiene que reunir con los gobernadores para hablar de la recuperación de tierras. Sería algo más del Ministerio del Interior, de Desarrollo o de Justicia, pero no es una cuestión de seguridad. Si se le ofrece a una comunidad un relevamiento territorial en las condiciones en que la lay lo asiste, y que eso sea la titulación de sus tierras es bienvenido, pero eso no implica que no hayan cometidos crímenes en la actualidad, ni tampoco que no hayan reprimido.

    En el gobierno anterior esta ley no se implementó, no al menos en su totalidad, y en este aún menos, lo vería con bueno ojos si se hace. Pero no olivamos el encarcelamiento de mujeres y niños y los asesinatos.        

    ¿Qué es lo que debemos tener en cuenta a la hora de analizar este conflicto con los pueblos originarios?

    Hay una continuidad en ese caso respecto al modelo extractivo, tal vez más violento, mas acelerada con menos restricciones, para el caso del sur, sobre todo con el caso del fracking , en la meseta neuquina y en algunas partes de Rio Negro. La ley 26 160 no es algo para casarse, es la ley que tenemos, la que es posible, lo que tiene de interesante es que impediría los desalojos, aún así los hacen. La ley tampoco tiene muy en claro que es lo que se hace con los informes técnicos que se arman en los relevamientos. No dice nada la ley de que va a ocurrir después de realizado el relevamiento. Si se les va a entregar o no los títulos de propiedad comunitaria.  En otros casos están las carpetas con los informes técnicos terminados y no sucede nada, eso pasa porque la ley eso no lo prevé no hay una reglamentación que cierre eso.

    Yo trabajé mucho en la zona de Aluminé, en Neuquén, la gente de la zona de la meseta habla de la zona de azul, púan y del río salado para el sur, y son todos corridos por la conquista y con el emprendimiento inmobiliario o turístico los vuelven a correr, y parques nacionales también los corre. Hay que prestar atención a la ley 26 160, pero también hay que defender la titulación comunitaria de las tierras. Cuando se habla de alianzas entre kurdos, ISIS o lo que sea, le están quitando historicidad y crean un terrorismo interno. Le quitan peso a un proceso histórico. El estado debería tener políticas reparatorias a las políticas genocidas a los pueblos originarios. El contexto de hoy no está yendo para ese lugar.

    https://noticiasancap.org/2017/12/20/que-pasa-con-los-pueblos-originarios/

    Categorías: Noticias regionales

    POSVERDADES PATAGÓNICAS

    Sáb, 06/01/2018 - 20:50

    Por Jorge Elbaum

    A demonizar que se acaba el mundo.

    El esquema represivo del gobierno nacional continúa sumando sujetos colectivos etiquetados como “peligrosos”. Grupos que, en la mirada represiva hoy en boga, ponen en riesgo la convivencia democrática. Uno de esos actores demonizados son los Mapuches, “gente de la tierra”, a quien se acusa —entre otras imputaciones— de “no ser argentinos” y/o de expresar sus reclamos en términos violentos. La primera de esas atribuciones ha sido utilizada en varias ocasiones históricas para quitarle derechos nacionales a diversos tipos de reclamos, promoviendo la clausura de todo tipo de sensibilización, por parte del resto de la sociedad, por el carácter foráneo de sus demandantes.

    La expatriación simbólica requiere, para su difusión y “éxito”, obviar y/o prescindir de la historia.
    Sin embargo, algunos ejemplos poco recordados sirven para superar las falsificaciones en boga, coherentes con la estilística xenófoba del actual gobierno (cuando se trata de sujetos pobres) y de admiración desmesurada cuando se refiere a sujetos acaudalados pasibles de convertirse en inversores.

    A principios de 1816 el General San Martín vivía en Mendoza y ocupaba el cargo de Gobernador Intendente de Cuyo, mientras se encontraba planificando el cruce de los Andes. Para evitar que la información llegara a los españoles, y garantizarse la colaboración de los pueblos originarios, San Martín solicitó desde el campamento del Plumerillo un “parlamento” con el cacique más anciano de los pehuenches y mapuches —colectivos étnicos que hablan la misma lengua—, conocido con el nombre de Ñacuñán. En ese “parlamento” (término con el que se denominaba entonces el encuentro entre jefes de dos grupos nacionales), San Martín le solicitó autorización para atravesar sus tierras y colaboración militar para el cruce del ejército libertador.

    En una carta enviada por San Martín a Godoy Cruz, escribe textualmente: “Marcho al Fuerte de San Carlos, con el objeto de tener un Parlamento General con los indios, en él me propongo que me franqueen el paso por sus tierras, como el que auxilien al ejército con lo que tengan, pagándoselos a los precios que se establezcan”. San Martín les pidió permiso para atravesar sus tierras (“ustedes son los verdaderos dueños de este país”, les dijo) y dialogó con una docena de caciques, liderados por Ñacuñán, que lo escucharon sentados en el piso.

    Los líderes mapuches resolvieron dar su apoyo al General. Sólo tres de ellos se negaron, pero se comprometieron a no interferir en sus planes ni colaborar con los españoles. En aquella ocasión, incluso, todos los caciques obsequiaron ponchos tejidos por sus respectivas mujeres, como prueba de afecto y reconocimiento a la figura del libertador. San Martín se encaró de sintetizar el encuentro con los mapuches de la siguiente forma: “… Concluí con toda felicidad mi gran Parlamento con los indios del sur: auxiliarán al ejército no sólo con ganados, sino que están comprometidos a tomar una parte activa contra el enemigo… Quizás haya sido este posicionamiento el que llevó años antes, a San Martín, a promover junto a Belgrano, la posibilidad de contar con un monarca Inca como autoridad política del América del Sur. Una de las frases más citadas del nacido en Yapeyú deja en claro su compromiso con los pueblos originarios: “La guerra la tenemos que hacer del modo que podamos. Si no tenemos dinero, carne y un pedazo de tabaco no nos han de faltar. Cuando se acaben los vestuarios nos vestiremos con las bayetitas que trabajan nuestras mujeres, y sino andaremos en pelotas como nuestros paisanos los indios. Seamos libres, que los demás no importa nada”.

    Los estudios histórico-antropológicos más sistemáticos realizados ponen en evidencia —tal como lo puntualiza Carlos Martínez Sarasola en su libro Nuestros paisanos los indios— que “los mapuches (como ya se denomina a los araucanos) pasaron a ocupar (antes del siglo X de nuestra era) la parte oeste de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz y porciones muy restringidas en La Pampa y Río Negro, así como también enclaves aislados en la provincia de Buenos Aires.” El hecho de que del otro lado de la cordillera haya sobrevivido una población comparativamente más extendida, en términos demográficos, que la existente en Argentina, ha sido uno de los continuos subterfugios esgrimidos por interesados terratenientes (e ideologías etnofóbicas) para promocionar la inexistente “invasión mapuche/araucana”.

    Uno de estos cultores de la malversación histórica ha sido Rolando Hanglin, quien se ha instituido como un aparente preclaro conocedor de la temática luego de cursar algunas materias en la carrera de antropología de la universidad del Salvador, perteneciente a los jesuitas. Hanglin, quien se constituyó en un “cruzado” encargado de liderar la expatriación simbólica, señaló en una nota aparecida en el diario La Nación, el 22 de septiembre de 2009 que: “No hay habitantes originarios, o mejor dicho sí los hay: originarios de Chile.” En ese mismo artículo afirma que entre los originarios pueblos pre-existentes del territorio argentino sí figuraban —a la llegada de los colonizadores— los pehuenches. Hanglin, autor del poco recordado libro El hippie viejo, no logró advertir que los pehuenches son mapuches y así se denominan a sí mismos. Los estudios arqueológicos y antropológicos llevados a cabo desde 1980 hasta nuestros días proporcionan evidencia histórica que demuestra la presencia mapuche en ambos lados de los Andes desde el siglo XI hasta la actualidad.

    Otro de los elementos que el locutor (conocido en el “movimiento Osho” como Swami Dhyan Nandi, nominación que de ninguna manera puede ser catalogada de foránea), pasó por alto es la historia de Ceferino Namuncurá, hijo del cacique Manuel, nacido en Chimpay y beatificado el 11 de noviembre de 2007 por Benedicto XVI. Ceferino sólo habló mapudungun (lengua mapuche) como única forma de comunicación hasta los diez años. Y se presentó ante el papa Pío X como un “hombre de la tierra” en alusión a su íntima identidad. En 1897 fue trasladado a Buenos Aires para recibir educación salesiana, en el colegio Pio XI, cruzándose en los recreos con un entonces ignoto alumno francés conocido con el nombre de Carlos Gardés. Ceferino falleció en 1905, y el 12 de agosto de 2009 sus familiares trasladaron las cenizas a la Comunidad de San Ignacio, en el departamento Huiliches (provincia de Neuquén), a 60 km de Junín de los Andes, bajo el rito de su identidad mapuche.

    Miguel Hesayne, quien fuera obispo de Viedma —y uno de los sacerdotes más comprometidos con los Derechos Humanos durante la última dictadura genocida—, declaró en una entrevista con Corina Duarte en 2003 que la llegada del papa a la Patagonia en 1987 supuso “la preferencia para los mapuches (…). Ellos estuvieron en primera línea; les pudo dar la mano, los bendijo y ellos también le regalaron al Papa un poncho” (…) que luego de ponérselo, agradeció afirmando “Ahora yo también soy mapuche”.

    Hesayne afirmó reiteradamente que el epicentro de su labor pastoral como obispo patagónico fueron los mapuches “porque sentía que eran los más pobres entre los pobres. Tal era su pobreza que hasta habían perdido su identidad, o la estaban perdiendo definitivamente”. En la homilía del papa en Viedma, el 7 de abril de 1987, se dirigió a integrantes de la comunidad como los “los antiguos habitantes de esta vasta meseta”. La utilización del término “meseta” (descartando el de cordillera) supuso un claro mensaje contra quienes —desde fines del siglo XIX— abonaron la teoría “expatriadora” de los “araucanos”, nombre con el que los conquistadores denominaron a quienes a si mismos nunca se llamaron de tal manera.

    Más allá de estos antecedentes, las insidiosas propaladoras de la posverdad —original eufemismo para quitarle el acento lúgubre a la literal mentira— olvidan además que la Constitución Argentina, rubrica en su Artículo 75. Inc. 17, lo siguiente: “Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten”.

    Ni Hanglin, ni los asesinos de Rafael Nahuel, ni los responsables de la muerte de Santiago Maldonado, ni Benetton, ni Lewis, ni toda la parafernalia lingüística vaga e imprecisa destinada a demonizar a los pueblos originarios, a los trabajadores y a sus líderes sociales o políticos, han logrado ser capaces de suprimir los datos fácticos del pasado ni eludir la relevancia de una Carta Magna.
    La señora historia, por su parte, parece ser una dama porfiada que deja infinitas evidencias de su accionar. Incluso señales mapuches.

    http://www.elcohetealaluna.com/posverdades-patagonicas/

    Categorías: Noticias regionales

    ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA ETAPA

    Vie, 05/01/2018 - 20:42



    Por Red de Comunicadores del MERCOSUR
     
    En febrero se estará votando en Senadores la Reforma Laboral. Es posible que en Diputados se haga luego del 1 de Marzo, ya en Sesiones Ordinarias.

    La información aparecida en distintos medios señala que el Gobierno Nacional va en busca de una negociación legislador por legislador, ya que el esquema de los Gobernadores no sería suficiente para sostener quórum y/o votos.

    Esto presupone carpetazos y dinero. El modus operandi que involucra, no sólo la trayectoria del diputado o senador, sino la propia vida de sus familiares, ya ha quedado al descubierto. Seguirá repitiéndose sin dudas.

    El marco socioeconómico está y estará signado en los próximos 60 a 90 días por el impacto de los tarifazos, la baja de las jubilaciones y pensiones, los despidos en los ámbitos estatales, el cierre de pymes, el aumento de los alimentos y demás productos de consumo masivo, como así también la apertura de paritarias, empezando por algunos gremios emblemáticos (docentes por ejemplo) y en algunas provincias en particular.

    Es prudente observar como Cambiemos está avanzando sobre el desmantelamiento de áreas que hacen al rol de contralor del Estado, a las de  generación de contenidos/formación/capacitación/voces y a temáticas donde se había recuperado el protagonismo de ese mismo Estado (ciencia y técnica, nuevas tecnologías, etc). Eso puede involucrar desde las personas que trabajan en Radio Nacional, al INTA, al SENASA, Docentes, TDA, etc. etc.

    En el plano privado, la profundización de las medidas va a continuar con la liquidación o achicamiento de pymes y los despidos, fundamentalmente en aquellos sectores industriales que no encajen en la nueva conformación económica que vienen impulsando los CEOS en el gobierno.

    Estamos en una coyuntura donde aparecen conflictos sociales y sindicales de manera permanente, a pesar de los Grupos  de Tareas de las grandes corporaciones de Medios que bloquean e ignoran la información sobre los mismos. No se ven  en el horizonte acciones gubernamentales que impliquen que esta metodología se vaya a modificar en lo mediato. La política del macrismo es seguir avanzando en sus objetivos en la materia.

    Uno de los mismos, busca quebrar el nivel de organización y disputa del movimiento obrero y de los sindicatos en particular (no otorgamiento de personerías, intervenciones, aprietes a dirigentes).

    Aparece entonces la Corriente Federal de Trabajadores como una experiencia que recogiendo las mejores tradiciones de lucha pone la política, un programa y la movilización popular en el centro de la escena.
    Su construcción frentista que nuclea a pymes, estudiantes, jubilados, organizaciones sociales e inclusive estructuras políticas, ha sido uno de los motores esenciales de la resistencia al modelo neoliberal.

    La conjunción de esfuerzos y actividades conjuntamente con las CTA expresa la necesidad de seguir profundizando la unidad de la clase trabajadora en las calles y en la acción concreta.

    Las experiencias inter sindicales, en este sentido,  en las provincias de Santa Fe (MOS), Córdoba (regionales CGT/CTA), sur del país y en otras zonas, marca una impronta diferente a este proceso y plantea claramente que uno de los factores de repotenciación de la lucha de la clase trabajadora tiene su matriz en el interior argentino y del propio conurbano bonaerense, como ya ocurriera otras veces en nuestra historia; allí donde impacta en el terreno de lo concreto, la economía real (ingresos y consumo) y los despidos.

    Podemos indicar, entonces,  que el peronismo, el sindicalismo y el propio gobierno nacional presentan hoy situaciones de crisis que tienen indudablemente distintas raíces pero de su resolución dependerá mucho la posibilidad de que los sectores de poder puedan sostener y consolidar su modelo de gestión.

    Luego de dos años de reacomodamientos, veleidades, y deserciones, un sector que inclusive fue dividido en las últimas elecciones busca discutir y tener una misma estrategia en el propio Peronismo. Ella intenta expresarse en una estrategia legislativa, pero indudablemente la perversidad del ajuste a abroquelado a sectores hasta hace poco muy distanciados y la masividad de las manifestaciones han puesto la discusión en nuevos escenarios y no sólo en el Parlamento o los estudios de televisión. Este punto en particular tiene otros niveles de complejidad pero no puede soslayarse su peso cualitativo a la hora de analizar los escenarios a futuro.

    En el plano sindical, a lo ya expresado, hay que sumarle al debate el tema de la CGT en particular. No se puede esperar nada del Triunvirato, su capacidad de generar política en favor de los sectores populares es una ilusión que conviene poner claramente sobre la mesa, pero esto no implica que la correlación de fuerzas internas en esta orgánica sindical o la actitud adecuada, sea propiciar rupturas que impactarían decididamente en la capacidad de movilización, de generación de respuestas al modelo imperante. Esta tensión que se seguirá profundizando con el correr de los meses y de las situaciones, es volátil y seguramente, la característica de cómo se vaya conformando el contexto, impactará en ella profundamente.

    Aquí también aparece un rol importante de las Regionales del interior de la CGT, hecho que fue verificado con la andanada de solicitudes a los legisladores para que no voten determinados aspectos o la globalidad de las Reformas propuestas por el Ejecutivo Nacional.

    El endeudamiento externo, la bicicleta financiera, el déficits fiscal, entre otros elementos endógenos a la propia gestión de Macri ponen en duda la capacidad para poder sostener su modelo en el tiempo. Esta advertencia no sólo proviene de economistas del campo nacional y popular, sino de referentes de la más recalcitrante derecha. Hay aquí una situación que puede implosionar, pero de ninguna manera, puede hacerse política apostando al famoso “tic tac tic tac” sino a la propia construcción de los sectores populares y sus organizaciones representativas.

    Las experiencias de movilización han demostrado que la frase “esto no cierra sin represión” es absolutamente cierta; pero tan claro como ello es que deben re discutirse los criterios de seguridad para afrontar estas acciones de calle, como también pintadas, o actividades en espacios públicos. No se debe subestimar este tema y debe ser parte del debate al interior de cada espacio.

    La comunicación vuelve a tener un rol preponderante en esta coyuntura. Hay que imaginar y gestar las herramientas que permitan llegar a más gente, de manera más directa, que complementen ese boca a boca, la presencia territorial, el diálogo en la fábrica, el barrio, la familia, el almacén y la carnicería.

    Dar la lucha no es defenderse sino ganar la iniciativa, por lo tanto es preciso  dividir la base electoral que votó al PRO y reorganizar el mapa de alianzas sociales. Y esto se aplica, para lo político, lo comunicacional y frente a cualquier tipo de acciones colectivas (lucha contra los tarifazos, la implementación de la reforma jubilatoria, etc.).

    La iniciativa del Gobierno Nacional es anticonstitucional y avanza sobre la Ley de Contratos de Trabajo, por lo cual todo maquillaje que se intente imponer o que desvíe la profundidad del ajuste y la quita de derechos, debe ser descartada para centrar la cuestión en el rechazo absoluto de la iniciativa de Macri.

    El proceso de Reforma en Brasil, más allá de las diferencias, es un espejo sobre el cual debemos periódicamente mirarnos, para comprender la globalidad del proyecto neoliberal, sus característica y evolución.

    ESTAS SON COMPAÑERAS/OS ALGUNAS LÍNEAS PARA DISPARAR MAYORES DISCUSIONES. NO SON VERDADES ABSOLUTAS, INCLUSIVE AQUELLAS QUE ESTÁN REDACTADAS DE MANERA TAXATIVA O REAFIRMANDO CONCEPTOS. LA METODOLOGÍA DE LA PREGUNTA DE PAULO FREIRE SIGUE TOTALMENTE VIGENTE. ABRAZO.

    RED DE COMUNICADORES DEL MERCOSUR

    Categorías: Noticias regionales

    ¿CUÁNTOS ABOGADOS SE NECESITAN PARA NO DICTAR UN DNU?

    Vie, 05/01/2018 - 17:07

    Por Sebastian Soler

    El diploma de abogado cuelga en los despachos de 6 de los 22 ministros del gabinete que el jueves a la noche firmaron un borrador de decreto de necesidad y urgencia (DNU), al que sólo le falta la rúbrica presidencial para aprobar por voluntad del Ejecutivo la reforma previsional que el gobierno no ha conseguido sancionar por ley del Congreso: Oscar Aguad, Jorge Faurie, Alejandro Finocchiaro, Germán Garavano, Luis Etchevehere y Carolina Stanley.

    Dos horas apenas insumió el “acuerdo general de ministros” en la Casa Rosada, paso previo insoslayable exigido por la Constitución para el dictado de un DNU. La rapidez del trámite sugiere que los integrantes del gabinete, juristas y profanos por igual, se limitaron a evaluarlo “políticamente” sin detenerse demasiado en los obstáculos jurídicos insalvables que lo tornan inviable. A lo sumo alguno de los presentes habrá repasado en voz alta el artículo de la Constitución que contempla expresamente a los DNU a partir de la reforma de 1994, sin mencionar que su inclusión en el texto constitucional respondió al objetivo declarado de los constituyentes de limitar su uso futuro para “atenuar el presidencialismo”.

    A la mirada política lega le importa un solo rasgo jurídico de los DNU: la Ley 26.122 que los reglamenta permite ratificar la validez de los DNU con el respaldo de una sola de las Cámaras del Poder Legislativo porque establece que, una vez dictados por el Poder Ejecutivo, cobran vigencia por su mera publicación en el Boletín Oficial, y derogarlos requiere el rechazo de ambas Cámaras. Resumamos el plan en una frase libre de salvedades procesales (eficacia de la aprobación tácita, demora en el tratamiento), que no le malgaste tiempo de gestión al atareadísimo CEO: si Macri firma el DNU, la reforma previsional podría convertirse en ley (un DNU que prospera es su equivalente) sin más trámite que otra votación del Senado, donde el proyecto cosechó una mayoría muy holgada y poco permeable a la protesta social, y sin necesidad de pasar por Diputados, donde el gobierno ni siquiera tiene garantizado el quórum para la sesión de hoy.

    La mirada jurídica es menos indulgente, demanda leer todas las páginas del paper.

    El inciso 3 del artículo 99 de la Constitución Nacional establece como regla general que el presidente no puede emitir leyes. Si lo hace, la norma adolece de “nulidad absoluta e insanable”. Como única excepción, la Constitución le permite hacerlo mediante el dictado de un DNU “cuando circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites previstos por esta Constitución para la sanción de las leyes”, y en la medida que la norma no trate una de las materias expresamente excluidas (penal, tributaria, etc.). El segundo requisito es irrelevante en este caso porque la seguridad previsional no fue incluida en la lista de materias reservadas. El primer requisito, en cambio, clausura la viabilidad constitucional del DNU proyectado, conforme la doctrinacategórica adoptada por la Corte en el fallo “Verrocchi” (1999) y ratificada en el fallo “Consumidores Argentinos” (2010), que puede enunciarse en tres principios fundamentales:

    * La Corte niega que determinar la existencia de las circunstancias excepcionales sea una facultad del Poder Ejecutivo no revisable judicialmente y reafirma que, más allá de la postura, favorable o no, sobre la validez del DNU expresada por las Cámaras, los jueces tienen la atribución de evaluar en el caso concreto si el “presupuesto fáctico” alegado configura las “condiciones de rigurosa excepcionalidad” que justifican un DNU.

    * La Corte rechaza de plano que la Constitución le permita al Poder Ejecutivo elegir discrecionalmente entre proponer la sanción de una ley o dictar un DNU por motivos de “mera conveniencia” o celeridad.

    * La Corte define estrictamente las únicas dos circunstancias que satisfacen el estándar de excepcionalidad y le permiten al Poder Ejecutivo ejercer facultades legislativas que le son ajenas: 1) las Cámaras del Congreso no pueden reunirse por razones de fuerza mayor, tales como “acciones bélicas o desastres naturales”, o 2) la situación que requiere solución legislativa “es de una urgencia tal que deba ser solucionada inmediatamente”.

    Ninguna de las dos situaciones habilitantes identificadas por la Corte existe hoy.

    De haberse animado el gobierno a dictar el DNU la noche misma del jueves, no hay duda de que hubiera tentado el ridículo argumentando la primera hipótesis. La dificultad para reunirse la sufrieron los diputados opositores a los que el personal de seguridad del Congreso les entorpeció el acceso al edificio y los que se demoraron en la enfermería reponiéndose de las secuelas de los golpes y el gas pimienta, mientras hasta el último de los diputados del bloque de Cambiemos los aguardaba sentado en su banca. Y la única “acción bélica” fue la represión salvaje de la gendarmería y la policía, que no se debió a fuerza mayor alguna, sino a las órdenes de su jefa civil, la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

    La segunda opción es igualmente inverosímil. ¿Cómo puede el gobierno justificar ahora que la reforma previsional debe ser aprobada “inmediatamente” si en el mensaje de elevación del proyecto de ley enviado al Congreso no le dedicó ninguna frase a explicar la necesidad de apurar su tratamiento? También contradice la supuesta urgencia que la Ley de Reparación Histórica le haya concedido al Consejo de Sustentabilidad Previsional un plazo de tres años para elaborar un nuevo régimen previsional.

    Cuando en el año 2010 se publicó la sentencia del caso “Consumidores Argentinos”, los referentes opositores lo interpretaron, no desprovistos de lógica, como un tiro por elevación de la Corte a Cristina Kirchner. El reproche a la Cristina de 2010 retorna como advertencia al Macri de 2017. La diferencia, claro, es que Cristina usó sus DNU para ampliar derechos, como la Asignación Universal por Hijo, y no para rebanarlos, como pretende hacer Macri ahora.

    ¿Cuántos abogados se necesitan para impedir que se dicte un DNU como éste?
    En realidad, no debería necesitarse ninguno, porque hasta un buen estudiante de derecho con Constitucional aprobado conoce estos rudimentos de la jurisprudencia de la Corte y sabe que un DNU así sería inconstitucional. Sin embargo, en el gobierno no parece haber número que alcance porque de nada le sirve el título a quien renuncia a ejercerlo con el rigor técnico y la honestidad intelectual que son las materias optativas de la carrera sin las cuales la abogacía carece de sentido y utilidad social.

    ​https://www.elcohetealaluna.com/cuantos-abogados-se-necesitan-para-no-dictar-un-dnu/​
    Categorías: Noticias regionales

    PARAGUAY 2018: SE ACLARA EL ESCENARIO

    Vie, 05/01/2018 - 16:57

    Por CELAG

    El pasado domingo 17 de diciembre se terminó de esclarecer el escenario electoral de Paraguay en 2018. En un proceso de elecciones internas, se definieron los candidatos a la Presidencia, parlamentarios de la República, parlamentarios del Parlasur, gobernadores y concejales departamentales que participarán en las Elecciones Generales del 2018.

    El proceso se dio de manera simultánea en diferentes partidos y movimientos políticos,  aunque algunos de ellos se presentan en alianza con listas únicas, por lo que el interés de estas elecciones se centró fundamentalmente en la definición de los candidatos del Partido Colorado (Asociación Nacional Republicana) y del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), que va en coalición con el Frente Guasú, en la Alianza GANAR.

    Los sondeos previos ya identificaban a los ganadores (gráfico 1). En el Partido Colorado, la disputa interna entre el presidente actual, Horacio Cartes, y los barones del partido, se dirimió con la selección de Mario Abdo Benítez –hijo de un jerarca cercano a Stroessner–, quien se impuso con 564.811 votos (50,93 %) al exministro de Hacienda, Santiago Peña –ficha cartista, proveniente del PLRA–, quien alcanzó los 480.114 (43,29 %), a pesar de su control y manejo de la burocracia estatal.

    En el caso del PLRA los sondeos tampoco fallaron y resultó electo el candidato Efraín Alegre con 308.146 votos, frente a Mateo Balmelli, que recibió 132.312[1] papeletas liberales. Alegre tiene definida como fórmula vicepresidencial a Leo Rubín (Frente Guasú), en el marco de la Alianza Ganar[2].

    Gráfico 1. Intención de voto. Elecciones internas partidarias.

    Fuente: elaboración propia a partir de datos de Cies-Joint venture con Ibope  (08/2017)

    Los impactos de un Estado neoliberal

    La definición de los candidatos abre paso al comienzo de una disputa no ajena a un contexto de enormes tensiones sociales. Un escenario de crisis ahondado por las políticas de un gobierno que propugnó la agudización de un sistema impositivo regresivo; la provisión de un marco legal ad hoc a los intereses de las grandes corporaciones y la agudización de la presencia e intervención de las Fuerzas de Seguridad en los conflictos políticos internos.[3]

    El resultado del avance de un Estado neoliberal en el Gobierno Cartes está relacionado con el aumento de la pobreza. La Encuesta Permanente de Hogares da cuenta de un incremento del 26,58 % al 28,86 %, entre 2016 y 2017. Lo que supone que un total de 1.949.272 paraguayos son pobres en la actualidad. Esta problemática se agudiza entre los indígenas, alcanzando un 77 % de población pobre, con un 63 % de niños indígenas viviendo en estas condiciones. Además, el aumento de la pobreza extrema también es patente: pasó de 5,42 % en 2016, a 5,73 % en 2017.[4] Esta situación conlleva que Paraguay sea líder en rankings tan vergonzantes como ser el cuarto país de Latinoamérica con mayor porcentaje de indigencia (20,5 %), solo detrás de Guatemala, Honduras y Nicaragua[5].

    Por otra parte, y a pesar de que Paraguay es un país ampliamente dependiente del sector primario –el cual genera las tasas más amplias de ocupación (64,19 %, frente al 55,12 % de las zonas urbanas)–, es justo en el entorno rural donde se encuentran las mayores tasas de pobreza; llegando al 39,72 % en 2017. Los ingresos de los trabajadores del campo son notoriamente más bajos y la precarización, la informalidad, el trabajo forzado y la servidumbre se mantienen como formas de trabajo[6]. Esta situación de precariedad en el campo promueve la migración a zonas urbanas y la constitución de asentamientos precarios[7].

    La desigualdad es latente.
    La Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC) señala que entre el quintil más rico y el más pobre la brecha es amplia: el 40 % más pobre solo dispone del 12,5 % de los ingresos, mientras el 10 % más rico concentra el 37,1 % de los ingresos.[8]

    Finalmente, el desempleo alcanza un 5,34 %. Hay un 19 % de subocupación, lo cual implica que estos ciudadanos reciben un salario por debajo del mínimo legal vigente al trabajar menos de 30 horas semanales. Ello obliga a miles de paraguayos a buscar trabajo en otros países, configurando una expulsión forzada de trabajadores hacia Argentina y Brasil[9].

    La situación de alta vulnerabilidad del pueblo paraguayo refleja los temas en torno a los cuales las candidaturas van a comenzar a construir su agenda política: según los sondeos de opinión pública, la calidad de vida, el desempleo y la salud, son los tres temas que más preocupan a los ciudadanos.

    Gráfico 2. Encuesta principales problemas del país

    Fuente: elaboración propia a partir de datos del Instituto de Comunicación y Arte-ICA (11/2017)


    La brecha colorada

    En abril de 2017 las relaciones de Horacio Cartes con los barones del partido sufrieron lo que sería el primer gran revés del año. Su prerrogativa de ser reelegido para las elecciones de 2018 no solo no generó los consensos intrapartidarios esperados, sino que supuso una respuesta popular en forma de amplias movilizaciones callejeras, que fueron violentamente reprimidas saldándose con el asesinato de un joven militante del Partido Liberal a manos de la Policía.

    La enorme repercusión de las movilizaciones, así como la imagen de denostada democracia, supusieron para el empresario tabacalero un impacto irrevocable en su imagen y la de su gobierno. Al interior del partido la legitimidad del mandatario cayó: el 22,1 % pensaba, a finales de 2017, que su gobierno era muy malo y el 22,5 % lo calificaba como malo, es decir, que el 44,6 % cuestionó su gestión.[10] Por ello no es casual que el mandatario llegara derrotado a las elecciones primarias con un candidato (Santiago Peña) que marcó distancia con los ideales ultraconservadores del partido y no logró calar en las bases sociales de la derecha paraguaya, siendo éste el segundo batacazo del año para Cartes.

    El trágico resultado es que la administración cartista no sólo ahondó en las enormes deficiencias de la población paraguaya, sino que socavó las bases del Partido Colorado, llegando al 2018 con una formación política desestructurada, dividida y desgastada. Un escenario que recuerda el de diez años atrás, cuando la brecha colorada fue capitalizada por la Alianza Patriótica para el Cambio, que llevó a Fernando Lugo al poder.

    Ello no significa que el poder de Cartes esté acabado. Su riqueza y pragmatismo son herramientas suficientes para entablar negociaciones con el sector colorado, ganador en las primarias, también necesitado de los votos y el poder del cartismo. Tampoco se pueden olvidar los nexos del empresario-presidente con el poder de facto brasilero y con los Estados Unidos, quienes le “perdonaron” sus actividades non sancta en la industria tabacalera y la extensión de los negocios de algunos familiares vinculados con el narcotráfico.[11]

    El Partido Colorado se presentará con el sector interno que se muestra más conservador y ligado al stronismo. Mario Abdo Benitez tiene la carta de mostrarse coherente con las políticas conservadoras de sus vecinos de Brasil y Argentina, ilusionando a la ciudadanía con los tratados de libre comercio propuestos desde el Mercosur[12] y con un discurso de seguridad interna (preparado por Cartes).

    La capacidad clientelista de este sector político es otro de los “baluartes” colorados. Será definitiva la acción de la actual oposición para velar por que los recursos públicos estatales no sean puestos al servicio de la campaña  colorada. Necesitarán consolidar una estructura de campaña capaz de fiscalizar todos los puestos de votación y llamar a la ciudadanía a no vender el voto y a defender los votos opositores depositados en las urnas. Es preciso recordar que la derecha paraguaya siguió el mismo libreto que la derecha hondureña con los golpes parlamentarios y podría estar dispuesta a configurar un escenario de fraude electoral como ha ocurrido en Honduras[13].

    Escenarios previsibles de la Alianza Ganar

    Construir un escenario de cambio es la opción discursiva que puede generar mayores réditos y el espacio temporal –relativamente corto– puede permitir que no haya un excesivo desgaste en la formación de centro-izquierda.

    Para ello la imagen del Frente Guasú, con el liderazgo outsider de Leo Rubín, puede resultar efectiva si este es posicionado no como un segundo dependiente de las decisiones de Efraín Alegre, sino como un liderazgo propositivo enmarcado en el ideal de cogobierno. Para ello deberán exponer muy claramente los alcances de la Alianza Ganar, a fin de superar la desconfianza de amplios sectores sociales con en el PRLA[14].

    En este sentido las propuestas del PLRA pueden sumar a los postulados propios del candidato del Frente Guasú (sostenibilidad ambiental, equidad social, enfoque étnico) vinculándolos a dimensiones y marcos discursivos de política pública: economía sostenible para el desarrollo, igualdad social con enfoque étnico, entre otros.

    El escenario de ruptura interna del Partido Colorado abre un espacio de acción amplio a la Alianza Ganar. De la capacidad de cicatrizar las heridas en el centro izquierda y de mostrarse como un bloque indivisible dependen sus posibilidades de triunfo.

    [1]http://www.paraguay.com/nacionales/estos-son-los-resultados-tras-el-escrutinio-de-las-internas-171881

    [2]https://www.tsje.gov.py/static/ups/libros/pdf/Acuerdo_de_la_Concertacion_Frente_Guazu.pdf

    [3]http://www.celag.org/balance-del-gobierno-del-empresario-horacio-cartes-en-paraguay/

    [4]http://www.abc.com.py/nacionales/aumenta-pobreza-en-paraguay-1604219.html

    [5]http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/40972/4/S1601037_mu.pdf

    [6] http://www.dw.com/es/trabajo-forzado-e-informalidad-laboral-en-paraguay-según-informe-de-la-onu/a-39820982

    [7]https://www.senavitat.gov.py/minurvi-py/wp-content/uploads/sites/8/2016/05/INFORME-PY-HA%CC%81BITAT-III.pdf

    [8]http://www.dgeec.gov.py/

    [9] http://www.ippdh.mercosur.int/wp-content/uploads/2017/02/Migración-derechos-humanos-y-pol%C3%ADtica-migratoria.pdf

    [10]http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/casi-la-mitad-de-los-colorados-esta-insatisfecha-con-gobierno-de-cartes-1654472.html

    [11] http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/sospechaban-que-tabesa-hacia-contrabando-y-lavado-1631779.html

    [12] http://www.abc.com.py/tag/tratado-de-libre-comercio-11859.html

    [13] http://www.celag.org/democracia-la-medida-ee-uu-bolivia-no-honduras/

    [14] http://www.celag.org/alianza-ganar-paraguay/

    Categorías: Noticias regionales

    PARAGUAY: “SIN UNA ALIANZA NO HAY CHANCE”

    Vie, 05/01/2018 - 16:46

    Por Patricio Klimezuk

    Lugo defendió el pacto del FG con el partido liberal en Paraguay.

    Pese a que el Partido Liberal Radical había respaldado en 2012 su destitución vía golpe parlamentario, Lugo juzgó que únicamente “una alianza amplia” puede derrotar al “neoliberalismo autoritario” del gobernante Partido Colorado.

    “El pasado es importante, pero mucho más importante es el presente, que exige un cambio.”


    ________________________________
    Imagen: Télam

    El ex presidente paraguayo Fernando Lugo responsabilizó a los “poderes fácticos” por la imposibilidad de volver a postularse a la jefatura de Estado, defendió el acuerdo del Frente Guasú (FG) que encabeza con el Partido Liberal Radical, que en el 2012 respaldó su destitución, y juzgó que únicamente “una alianza amplia” puede derrotar al “neoliberalismo autoritario” que representa el gobernante Partido Colorado.

    “Sin una amplia alianza con todas las fuerzas democráticas, no tenemos chances de triunfar. Es cierto que el PLRA –en su mayoría; tampoco fueron todos– apoyó el golpe de Estado parlamentario, pero también es cierto que nuestro gobierno, del 2008 al 2012, fue el mejor gobierno en los últimos 25 años y eso es reconocido por toda la población”
    , remarcó Lugo.

    Titular del Congreso y candidato a otro mandato como senador para  2018, Lugo subrayó que “la gente quiere que vuelva el buen gobierno”, consideró que “todos aprendieron de la traumática experiencia” del 2012 e insistió en que “el enemigo mayor es el neoliberalismo autoritario, representando por Horacio Cartes y la cúpula del Partido Colorado”. Para el ex mandatario, “el pasado es importante, pero mucho más importante es el presente, que exige un cambio, y también el futuro, que no se puede hipotecar por las diferencias que tuvimos en el pasado”.

    El FG que lidera Lugo irá junto al PLRA a las elecciones, y puso al conductor Leonardo Rubín como candidato a la vicepresidencia, aún antes que los liberales definieran en internas la cabeza de la fórmula, que será el titular partidario Efraín Alegre. Lugo se hubiera favorecido con la enmienda constitucional que promovió este año parte del coloradismo, finalmente frustrada, porque la Constitución paraguaya veta cualquier chance de reelección, aunque el ex obispo atribuye que no será candidato a una maniobra del oficialismo.

    “El Partido Colorado pidió mi impugnación en noviembre de 2016, supuestamente porque estaba haciendo una campaña engañosa, basado en una interpretación de la Constitución que muchos no compartimos. El Tribunal Superior de Justicia Electoral, en forma extemporánea y sin atribuciones para interpretar la Constitución, le dio la razón y me inhabilitó”
    , relató.

    –¿Cuáles considera que son las chances de triunfar en abril?

    –En una amplia alianza electoral, como la que se está concretando con el PLRA y otras fuerzas democráticas, tenemos buenas chances, aunque no será nada fácil. Vamos a tener éxito si llegamos a los jóvenes y a toda la ciudadanía que quiere un cambio profundo, dentro del cual la participación y la inclusión social sean elementos fundamentales; en la que la agenda de derechos a la educación y a la salud sea eje de gobierno, igual que la soberanía hidroeléctrica y la equidad tributaria. Sin alianza amplia sería imposible ganar la presidencia.

    –¿En qué se basó la elección del periodista Rubín como candidato a la vicepresidencia por el Frente Guasú?

    –Analizamos varias posibilidades. Rubín es un comunicador social, ambientalista y defensor de causas indígenas y campesinas, comprometido con las causas populares desde hace muchos años. Criticó fuertemente el golpe de Estado parlamentario que se perpetró en contra mía, y defendió a los campesinos de los casos de Curuguaty y Guahory, lo mismo que a la agricultura familiar campesina. Defiende la equidad tributaria, que los latifundistas, productores de soja y agro exportadores paguen más impuestos. Sin estar afiliado al FG, comparte plenamente los ideales que sostenemos. Y aceptó el desafío de representar a todos los sectores progresistas del Paraguay.

    –¿Qué tipo de programa va a levantar la fórmula compartida?

    –Uno democrático y con sensibilidad social. Que el campesino tenga una efectiva respuesta a sus necesidades insatisfechas, porque lo están llevando al borde de la extinción. Que la educación y la salud sean derechos humanos vigentes y no que el paraguayo tenga que ir al exterior para conseguir la educación y la salud que no le proporciona el Estado. Es decir, que el Estado vuelva a tener la sensibilidad social que demostró durante nuestro gobierno y que la soberanía -particularmente la hidroeléctrica, con Itaipú y Yacyretá- vuelva a ser el mayor valor, en un marco de integración latinoamericana.

    –¿Qué opinión le merece el gobierno de Cartes y cuál será la discusión con los candidatos colorados?

    –El gobierno de Cartes está hipotecando al país en forma irresponsable, privatizando las principales rutas que, así, serán vías de extracción de riqueza del país. Ha evitado que los más privilegiados del país paguen impuestos, con lo cual el desempleo y la pobreza se han extendido. Es un modelo neoliberal agotado y fracasado que, justamente, es urgente cambiar.

    –¿Si gana la alianza, cómo llegará al final del mandato?

    –Creo que aprendimos mucho. Tenemos que generar confianza mutua dentro de la alianza que estamos construyendo y, sobre todo, con la ciudadanía, que nos tiene que ver como sus mejores representantes. Si los cambios favorecen a la mayoría del pueblo, difícilmente se pueda volver a desestabilizar a un gobierno democrático, y hacia allí apuntamos.

    –¿Qué mirada tiene del cambio de signo en gobiernos de la región, del nuevo contexto?

    –La ciudadanía se empoderó de sus derechos y ello crea condiciones para que vuelvan renovadas las fuerzas progresistas en nuestros países. En la región, ya no hay más espacio para agendas neoliberales y la alianza que hemos creado ahora en el Paraguay demuestra que, quizás después de un período de reflexión, la ciudadanía busca respuestas de los sectores más comprometidos con el progreso socio-económico.

    https://www.pagina12.com.ar/84863-sin-una-alianza-no-hay-chance

    Categorías: Noticias regionales

    PLAN CÓNDOR: A 25 AÑOS DE LOS “ARCHIVOS DEL TERROR”

    Jue, 04/01/2018 - 20:42


    Los ‘Archivos del Plan Cóndor’ son ahora piezas fundamentales de memoria y justicia universal.


    Los documentos prueban el pacto criminal que coordinó las acciones de represión de las dictaduras militares del Cono Sur durante las décadas del ’70 y ‘80. Desde su hallazgo, han aportado evidencia en numerosas causas judiciales internacionales. Por su valor histórico, jurídico, político y sociológico, fueron declarados “Memoria del Mundo”, y están disponibles para su consulta pública. Su descubridor, el abogado y educador paraguayo Martín Almada, recibió el Right Livelihood Award (conocido también como ‘Premio Nobel Alternativo’).

    El Museo de las Memorias de Asunción (Paraguay) conmemoró el viernes el vigesimoquinto aniversario del descubrimiento de los Archivos del Terror. Tras una investigación iniciada por el educador y abogado Martín Almada, cerca de 700.000 páginas de documentos secretos fueron encontradas el 22 de diciembre de 1992 en una comisaría paraguaya. El hallazgo que prueba la existencia de la Operación Cóndor tiene estrecha relación con la historia personal de su descubridor, que hoy tiene 80 años.

    En 1974, la inteligencia militar del Plan Cóndor clasificó como “subversiva” su tesis titulada “Paraguay: Educación y Dependencia”, producida en el marco de sus estudios doctorales en la Universidad Nacional de La Plata (Argentina). Bajo la acusación de “terrorista intelectual”, Almada fue secuestrado y sometido a torturas a lo largo de los tres años que duró su cautiverio. Durante ese tiempo falleció su esposa, la educadora Celestina Pérez, producto de repetidas torturas psicológicas.

    Tras una fuerte presión internacional, Almada fue liberado en 1977 y asilado en Panamá.
    Fue luego contratado por la UNESCO en París, donde vivió exiliado junto a sus tres hijos. Al regresar a Paraguay una vez restablecida la democracia, reclamó conocer sus antecedentes penales. Le respondieron que no existían y le negaron que alguna vez haya estado privado de su libertad. A instancias de la figura de Habeas Data, incorporada en la Constitución paraguaya de 1992, Almada inició una investigación que contó con el respaldo del juez José Agustín Fernández.

    Junto a su segunda esposa, la periodista y educadora argentina María Stella Cáceres, su equipo de colaboradores de la Fundación Celestina Pérez de Almada y amigos/as internacionales, Almada siguió los indicios recogidos durante los años de encierro y exilio.

    El 22 de diciembre de 1992 se dispuso el operativo que condujo al descubrimiento de los “Archivos del Terror” en el Departamento de Producciones de la Policía Nacional, en la ciudad de Lambaré. Se encontraron miles de documentos probatorios de la existencia del Plan Cóndor, entre ellos, actas de la reunión internacional celebrada en Chile en noviembre de 1975, referida a la llamada Operación Cóndor.

    Entre los documentos también había fichas de detenidos, detenidos desaparecidos, informes confidenciales de delatores, pedidos de búsqueda de gobiernos y autoridades militares y policiales de los países de la región, declaraciones de detenidos, controles a partidos políticos, grupos estudiantiles, sindicales, religiosos, controles telefónicos y vigilancia domiciliaria, entrega de prisioneros, grabaciones de conferencias, discursos, programas radiales y fotografías de opositores políticos, inclusive de niños y adolescentes detenidos y torturados.

    Este acervo documental está disponible para su consulta pública en el Museo de la Justicia emplazado en el Palacio de Tribunales de Asunción. Desde el año 2009 cuenta con la categoría “Memoria del Mundo” de la UNESCO y con motivo del 25º aniversario de su descubrimiento, el gobierno paraguayo lo declaró Bien de Patrimonio Cultural Nacional. A nivel internacional, el hallazgo tuvo numerosas consecuencias tanto en la aprobación de leyes y consolidación de instituciones democráticas como al servicio de la búsqueda de justicia para las víctimas.

    Por su coraje en la defensa de los derechos humanos y la búsqueda de justicia contra los torturadores, Martín Almada fue galardonado con el Right Livelihood Award en 2002. Esta distinción también conocida como “Premio Nobel Alternativo” le fue concedida en el Parlamento Sueco al cumplirse 10 años del hallazgo de los “Archivos del Terror”. Pese a su aporte permanente facilitando pruebas y atestiguando en juicios, él mismo no ha obtenido justicia.

    La paralización de su querella criminal contra el dictador Stroessner, cómplices y encubridores lo llevó a recurrir al principio de Jurisdicción Universal, interponiendo una causa en los Tribunales Federales de Buenos Aires junto a un grupo emblemático de víctimas. Su caso y el de su esposa Celestina Pérez también están radicados ante la Comisión Interamericana de DD.HH.

    Por sus denuncias, Almada ha enfrentado ocho juicios por parte de represores bajo la acusación de calumnias.
    Tales demandas fueron desestimadas en todos los casos luego de años de tensa tramitación y riesgos. Con 80 años, Almada continúa buscando archivos que aporten al esclarecimiento del Plan Cóndor, reclamando incluso al Papa por la apertura de los documentos sobre las dictaduras del Cono Sur de América Latina que obran en poder del Vaticano.


    Documentos al servicio de la justicia nacional y universal

    . En Tribunales nacionales de Paraguay se iniciaron 37 querellas criminales. En la Corte Interamericana de DD.HH. se tramitaron ocho juicios que obtuvieron sentencia firmes.

    . Detención del dictador genocida Augusto Pinochet de Chile en Londres, 1998. La Audiencia Nacional de España recibió los documentos probatorios del Plan Cóndor que contribuyeron al auto de procesamiento.

    . Martín Almada aportó documentos probatorios y actuó como perito en los Juicios contra las dictaduras de Argentina y Uruguay en los Tribunales de París, Francia; y en Roma, Italia por las desapariciones forzadas de ciudadanos italianos en países latinoamericanos que se encontraban en dictaduras. Realizó sucesivas denuncias entre  1989 y 2015.

    . Los Juicios por la Verdad en Argentina por la apropiación de niños/as durante la dictadura militar (1976/1983) contaron con pruebas provenientes del Archivo del Terror.

    . La Megacausa Cóndor (Argentina) con sentencia en mayo de 2016 se apoyó en documentos microfilmados del Archivo presentados por los familiares querellantes para establecer que “el Cóndor fue un plan sistemático de eliminación de personas que actuó mediante la coordinación  de los gobiernos de la región”.

    . Copias de fondos documentales fueron entregadas en 2012 a la Comisión de la Verdad de Brasil.

    Las consecuencias del descubrimiento del “Archivo del Plan Cóndor”

    . Fue cerrada la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos, sede de la policía política de la dictadura paraguaya, especializada en torturas y organizada con apoyo de los Estado Unidos de Norteamérica. Ante el impacto público por el hallazgo de los Archivos, la DNAT fue cerrada por Resolución Nº 766 del Ministerio del Interior en la tarde del mismo día del descubrimiento.

    Se estima que allí fueron torturadas miles de personas. Desde 2002, el edificio alberga el “Museo de las Memorias: Dictadura y Derechos Humanos”, creado a instancias de la Fundación Celestina Pérez de Almada y en respuesta a las necesidades de las víctimas. Fue declarado “Sitio Histórico y Bien Cultural de la República” en 2008.

    . El Estado Paraguayo aceptó la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para el Conocimiento y Juzgamiento de Violaciones a los Derechos Humanos, a través del Decreto Nacional 16.078 del 8 de enero 1993. Con ello se puso en vigencia la Ley Nacional 1/1989 que se encontraba sin promulgación. Decenas de casos paraguayos se procesan ante esta Corte que produjo sentencias en ocho juicios por crímenes de lesa humanidad, incluidas desapariciones forzadas de personas.

    . Se creó el Centro de Documentación y Archivo para la Defensa de los DD.HH. por Resolución  81/1993 de la Corte Suprema de Justicia. Hoy “Museo de la Justicia” con rango “Memoria del Mundo” para la UNESCO. Con motivo del 25º aniversario, el gobierno paraguayo declaró Bien de Patrimonio Cultural Nacional al acervo documental del “Archivo del Terror”, mediante Resolución 685/2017 de la Secretaría Nacional de Cultura. Igualmente depositó una colección digitalizada en el Archivo Nacional con la finalidad declarada de facilitar la consulta de la ciudadanía y favorecer la investigación histórica.

    . Se consagró el 22 de diciembre como el Día de la Dignidad Nacional en homenaje al descubrimiento del Archivo del Terror. Fue una iniciativa de estudiantes del histórico Colegio Cristo Rey, asumida por Senador Juan Manual Peralta y convertida en Ley 561/1995.

    . Leyes de Indemnización a las víctimas, cónyuges e hijos/as. Desde 2002 a la fecha, las leyes 838/86, 3603/08 y 3603/08 posibilitaron una parcial reparación económica para más de 14.000 personas víctimas y sus familiares.

    . La Comisión de Verdad y Justicia, propuesta por las víctimas, se crea mediante ley 2.223/2005. Sobre la base de los documentos del Archivo, a lo largo de cuatro años elaboró un Informe Final que reconoce la existencia de 130.000 víctimas y más de 20.000 personas sometidas a torturas, similar cantidad de personas enviadas al exilio, 500 personas detenidas desaparecidas, el genocidio del Pueblo Originario Aché, además de 8.000 hectáreas de tierras mal habidas mayoritariamente cedidas a militares, personeros de la dictadura y extranjeros. El documento produjo Conclusiones y Recomendaciones; hasta la fecha ningún gobierno asumió la responsabilidad de avanzar en su concreción.

    . La creación del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de Paraguay para contribuir al respeto a los Derechos Humanos en la actualidad y combatir las prácticas enraizadas para  interrogar y reprimir impartidas por  asesores extranjeros en tiempos de dictadura stronista  y los cursos en la Escuela de las Américas.

    Con información facilitada por María Stella Cáceres, directora de la Fundación Celestina Pérez de Almada y el Museo de las Memorias: Dictadura y Derechos Humanos de Asunción de Paraguay

    www.rightlivelihoodaward.org

    www.facebook.com/rightlivelihood

    www.youtube.com/rightlivelihoodaward

    www.twitter.com/rlafoundation

    Más información

    http://www.rightlivelihoodaward.org/laureates/marti%C2%92n-almada/

    Categorías: Noticias regionales

    CÓDIGO SUR, NUEVO MIEMBRO DE APC: “NECESITAMOS MAS SOLIDARIDAD Y TRABAJO EN RED”

    Jue, 04/01/2018 - 20:33




    Por APC

    Código Sur está formado por personas que pertenecen a diferentes movimientos sociales que buscan desarrollar y socializar las comunicaciones. Creen en un nuevo modelo de producción de conocimiento y de construcción cultural, lo que implica resistir los procesos de privatización de la vida, el conocimiento, la comunicación y la cultura.

    Ofrecen servicios con tecnologías libres y seguras para organizaciones, movimientos y colectivos que promueven los derechos humanos, la ecología, las comunicaciones, la tecnología, las libertades individuales y colectivas y los procesos de emancipación. Tienen sede en Costa Rica y Honduras, trabajando más activamente en Centroamérica y brindando servicios en Latinoamérica en general. En julio de 2017 se unieron a la red de APC

    ​ (Asociación para el Progreso de las Comunicaciones)​

    .

    APCNoticias:
    Código Sur propone socializar las comunicaciones como clave para el desarrollo en Costa Rica y en el resto de Latinoamérica. ¿Cuándo y cómo decidieron que esto resultaba vital para el desarrollo regional?

    Código Sur: El estar conjuntamente con las organizaciones y movimientos sociales en Latinoamérica nos exigió dar una respuesta técnica ante las necesidades del movimiento social desde una apuesta de descolonización de las lógicas hegemónicas y neoliberales. El acceso limitado a las telecomunicaciones y las dificultades de un pleno ejercicio de la libertad de expresión en la región nos llevaron a poner un granito de arena en esta área, también sintiéndonos motivadas por la cultura y el conocimiento libre.

    APCNoticias: ¿Cuáles son la mayores prioridades en cuanto a derechos en internet en Latinoamérica, teniendo en cuenta los enormes desafíos que enfrenta la región?

    CS:
    Encontramos grandes vacíos en torno a privacidad y protección de datos personales, vigilancia, libertad de expresión, acceso a internet, leyes con participación ciudadana y falta de cooperación internacional.

    APCNoticias: ¿Por qué tienen sede en Costa Rica? ¿Hay desafíos u oportunidades específicas del contexto costarricense?

    CS: La organización se fundó en Costa Rica, trabajamos muy fuertemente con las organizaciones sindicales pero no solo se vio Costa Rica al momento de conformar la organización, sino que se buscó la manera de estar en Centroamérica y poder acompañar a más organizaciones en la región latinoamericana.

    Actualmente también estamos en Honduras en un espacio llamado Barracón Digital con un perfil muy bajo, debido al contexto en el que nos encontramos. Honduras es un país que necesita mucha solidaridad internacional, las organizaciones sociales hondureñas enfrentan día a día mucha violencia y criminalización de la defensa de derechos. Honduras se encuentra en un área frágil y sigue manteniendo la atención de algunos mecanismos internacionales de protección de los derechos humanos. Desde la criminalización del ejercicio del periodismo hasta el asesinato de numerosos periodistas y comunicadores, la hostilidad hacia la libertad de opinión y expresión ha sido constante desde 2009, cuando se registró censura electrónica a medios digitales, bloqueando el acceso a plataformas enteras como WordPress. Posterior al golpe, durante la crisis política, los medios alternativos y la burla al cerco mediático por medio de la transmisión de radio en línea y publicación de medios alternativos cobró auge en Honduras.

    El reto más grande hoy es la criminalización de actividades periodísticas y amenazas contra la integridad física y la vida de periodistas, tanto comerciales como independientes. Las denuncias por actores poderosos por delitos de difamación y calumnia, además de inhabilitación profesional, han aumentado significativamente en el país. También se reporta un repunte en ataques cibernéticos para silenciar a medios digitales alternativos. La mayoría de las organizaciones, colectivos y defensores de derechos humanos están expuestos a atentados contra la vida y la integridad física, criminalización y ataques digitales. Las mujeres, pueblos indígenas y afrodescendientes son más vulnerables a violaciones de derechos humanos como resultado de la desigualdad. El asesinato de la compañera Berta Caceres del COPINH marca un antes y un después sobre la labor de defensa de derechos humanos en el país y en el mundo, y es una de las principales razones por las que estamos solidarizándonos con las organizaciones en el país.

    APCNoticias: ¿Pueden darnos un ejemplo de iniciativa o proyecto exitoso que se haya promovido con el trabajo de ustedes?

    CS: La revista Pillku es un proyecto que ha sido muy exitoso, una revista digital que forma parte de ejercer el derecho a la libertad de expresión y compartir la cultura y el conocimiento. Es una apuesta por construir un espacio colaborativo de debate sobre cultura libre y procomún desde las experiencias latinoamericanas, para contribuir con la construcción de una sociedad basada en la libertad de compartir y en la riqueza de transformar. Este año estamos trabajando en la nueva edición sobre géneros e identidades en la red.

    APCNoticias: ¿Y pueden compartir un ejemplo del principal obstáculo o desafío al que se enfrentan en su trabajo?

    CS:  Actualmente estamos trabajando en Honduras, las dificultades en contexto tan violentos e inseguros son muchas, empezando por las y los defensores de derechos humanos y ambientales que no cuentan con la protección para realizar su labor de defensa de derechos.

    APCNoticias: ¿Por qué se unieron a la red de APC? ¿Cómo piensan que APC puede ayudar a Código Sur y cómo esperan ustedes contribuir al trabajo de la red?

    CS:  Conocemos el trabajo que realiza APC y siempre pensamos en formar parte de la red, ya que organizaciones amigas eran parte de la red y eso nos motivó a unirnos y ser parte.

    Contribuir al trabajo de la red de APC… lo estamos viendo desde la colaboración entre pares, la solidaridad con organizaciones que trabajamos en las áreas de APC como infraestructura web, acceso a internet, campañas, internet feminista, protección digital… Existe una solidaridad entre las organizaciones que marcan la pauta de fortalecimiento del trabajo y la red.

    APCNoticias: ¿Algún mensaje que quieran enviar a la comunidad de APC?

    CS:  Necesitamos más solidaridad y trabajo en red, son muchos los desafíos que enfrentamos como región y solo unidas vamos a poder hacer frente a las problemáticas actuales y futuras.

    Imagen: Tomada de la revista Pillku, uno de los proyectos de Código Sur.

    ​https://www.apc.org/es/news/c%C3%B3digo-sur-nuevo-miembro-de-apc-necesitamos-m%C3%A1s-solidaridad-y-trabajo-en-red​

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA CRISIS DEL PROGRESISMO Y LA OFENSIVA DE LA DERECHA EN LATINOAMÉRICA

    Jue, 04/01/2018 - 20:28

    Por Olmedo Beluche
               

    El 8 de diciembre de 2017, en el salón Azul de la Intendencia de Montevideo, Uruguay, se fusionó la clausura del Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS 2017) con el acto de 50 aniversario del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). }

    Un evento digno del éxito de un congreso al que concurrieron más de 5000 especialistas de todo el continente con centenares de ponencias en todos los ámbitos de las ciencias sociales, organizado por Ana Rivoir  de ALAS y Pablo Gentili de CLACSO.

    Evento de más de tres horas, debatiendo sobre el momento actual del continente, la llamada “crisis del progresismo latinoamericano” y la ofensiva de la derecha reaccionaria, en que participaron personalidades destacadas como: Juan C. Monedero de Podemos (España), Álvaro García Linera (vicepresidente de Bolivia), Estela de Carlotto (presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Argentina), Dilma Rousseff (presidenta legítima de Brasil) y José Mujica (ex presidente de Uruguay).


    Telón de fondo del debate: la ofensiva reaccionaria en todos los órdenes

    Debate que tuvo como telón de fondo dramáticos acontecimientos que se estaban produciendo en ese momento en la región, los cuales expresan la falta de escrúpulos morales de una derecha dispuesta a hacerse con el poder pisoteando las leyes y hasta la racionalidad democrática más elemental, como:

    Por un lado, el fraude y sangrienta represión en Honduras para imponer al títere de los Estados Unidos, el dictador Juan Orlando Hernández; y, por otro lado, la inaudita orden de detención por “traición a la patria” contra la ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, y un grupo de sus allegados, por una ley de normalización de relaciones diplomáticas con Irán que, en su momento, fue aprobada por el Congreso y luego no fue aplicada por ser objetada por el órgano judicial.

    Otros acontecimientos gravitaban sobre los centenares de asistentes desde una distancia un poco mayor en el tiempo, pero con igual urgencia demandaban respuestas de los expositores, quienes han sido protagonistas de primera línea de la política de izquierdas en el mundo actual: el golpe de estado en Brasil contra Dilma Rousseff, allí presente; la terrible crisis política y económica que sufre el pueblo de Venezuela; la crisis del proyecto progresista de Rafael Correa en Ecuador, con la disputa entre el presidente Lenin Moreno, apoyado por la derecha, y el vicepresidente Jorge Glas, leal al correísmo pero acusado y preso por corrupción, imputación que rechaza como falsa.


    ¿Cuál es el centro del problema? ¿Es la conciencia o son las políticas?

    Las intervenciones fueron dignas de la calidad de los invitados y no decepcionaron al público, el cual se mantuvo pegado a sus asientos hasta altas horas de la noche cuando acabó el evento. El auditorio, con alta presencia de delegaciones brasileñas, mantuvo la combatividad y las consignas, en especial en la denuncia del golpe, en solidaridad con Dilma y el “Fora Temer”.

    Todas las exposiciones enfatizaron, desde la calidad moral de los movimientos y proyectos de izquierda o progresistas, frente al enemigo neoliberal y reaccionario, hasta los evidentes logros en políticas sociales de sus gobiernos. Las intervenciones se encuentran disponibles en Youtube, por parte de CLACSO TV.

    Sin embargo, la debilidad de las argumentaciones estuvo en la explicación última de la crisis de los gobiernos progresistas, la cual centraron los expositores en que se trata de una lucha ideológica, no ganada aún, por la conciencia de las masas, y no en razones concretas de las políticas aplicadas por los gobiernos progresistas durante sus mandatos. En ese sentido, pese a que se habló en abstracto de autocrítica, se hizo muy poca en lo concreto.

    El problema estaría en que las izquierdas no hemos sabido ganar definitivamente a las capas medias de la sociedad para los proyectos progresistas, gracias al peso en la conciencia de la ideología capitalista o neoliberal, que utiliza para ello a los medios de comunicación de masas. Los expositores dejaron de lado el debate respecto a si en realidad se tomaron o no las medidas concretas adecuadas para resolver las grandes necesidades de los pueblos iniciando una real transición al socialismo, concepto que estuvo ausente.

    Esta forma de abordar el problema, que fue común a todos los oradores, no por casualidad líderes de proyectos reformistas, contienen un error metodológico de fondo: una concepción intelectualista de formación de la conciencia de clase. Puede ser que para la mayoría de los asistentes al congreso de ALAS 2017, profesionales, docentes y estudiantes, la conciencia política les llegue por la vía académica, es decir, leyendo o estudiando.

    Pero las grandes masas populares, que se sublevaron contra los regímenes neoliberales al principio de este siglo, y que llevaron al poder a los llamados gobiernos progresistas por vías electorales, para ellas, la conciencia se forma de manera práctica, por la vía de la acción política y la experiencia con gobiernos y partidos.

    Ninguna gran transformación o revolución social y política se ha llevado a cabo porque la gente llegó a una comprensión filosófica (ideológica) de cómo construir la sociedad, sino por la vía del ensayo y error con líderes y partidos en quienes se afincan las esperanzas de solución de los problemas, a los cuales se apoya, hasta que demuestran ser inconsecuentes con sus compromisos.

    En gran medida eso es lo que está pasando: los gobiernos progresistas bogaron con el viento a favor mientras la bonanza de los precios de las materias primas produjo un superávit fiscal con que se financiaron los programas sociales (subsidios) sin tocar los intereses de los capitalistas en cada país. Pero con la caída de los precios de los “commodities” y la caída de las ganancias acabaron con el margen para el reformismo. El dilema está en: o el presupuesto sirve a la acumulación capitalista o para subsidiar a los pobres, como quedó claro de la explicación de Dilma sobre el golpe en Brasil.

    Allí es donde debe estar el centro del debate, a nuestro juicio, en qué medidas reales de superación de la lógica económica y social del capitalismo se han tomado o no, para resolver realmente las demandas de los pueblos. Los gobiernos que, aunque tengan un bello discurso progresista, no son capaces de tomar verdaderas medidas anticapitalistas, para no chocar con la burguesía, reciben el lógico castigo electoral de las masas populares.

    No es un problema de conciencia solamente, sino un problema que para los pueblos hambreados y super explotados es concreto, porque representa la sobrevivencia cotidiana.  Aunque hay un elemento ideológico sin duda, a nuestra manera de ver, el problema central que resuelve todo es la decisión de adoptar, o no, reales medidas anticapitalistas.

    Para estos dirigentes, el problema no estaría en mantener sus gobiernos dentro de las reglas del juego capitalista y la llamada democracia burguesa, sin dar paso a reales procesos de socialización de los medios de producción, de participación de la clase trabajadora en el control de la economía, etc.

    Por el contrario, en los expositores del evento ALAS-CLACSO hubo mucho de reivindicación del compromiso con la “democracia”, sin el apellido de clase (burguesa, como exigía Lenin), y de renuncia velada o indirecta a la idea de revolución social cuando se insistía en que era cosa del pasado la lucha armada.


    De la utopía neoliberal de Monedero al dualismo antropológico de Mujica

    Intentemos un apretado resumen de las exposiciones. Omitimos a la Sra. Carlotto porque fue más específica de la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo:


    Juan C. Monedero:
    estamos en una lucha ideológica contra la “utopía neoliberal” que capta la imaginación de nuestras poblaciones, que hace creer que es posible conseguir cualquier paraíso a través del dinero y convence a muchos trabajadores de creerse clase media. Esta ideología trabaja promoviendo: el miedo o la incertidumbre sobre el futuro, la delegación política en los políticos y partidos y la construcción intencional de la indiferencia, convenciéndonos de que no hay alternativas al modelo.

    A juicio de Monedero la respuesta a esas tres ofensivas ideológicas por parte del “pensamiento emancipatorio” deben ser: una “digna rabia” (como la define el EZLN), la participación y el compromiso.  Y propone cuatro acciones: 1. El “no” individual que ayuda a construir el “mosaico” colectivo de la resistencia social al sistema; 2. La exigencia de una “reforma mediática” que controle a los “mass media”; 3. Separar al partido de los cargos institucionales, cuando se ganan;

    ​4. Ser en la actividad política dialécticos o dual (onda/partícula), dado que “las certezas no están consolidadas”: a la vez partido/masas; municipal/nacional; nacional/globalizador; liderazgo/participación; racional/emocional, etc.

    No incluyó en su reflexión la crisis catalana, que estaba candente en ese momento, ni a la política de Podemos al respecto.


    Álvaro García Linera:
    en Latinoamérica la izquierda ha dejado de ser intelectual, testimonial y sacrificada como lo era en los 70. Destacó éxito de políticas sociales de los gobiernos progresistas: disminución de la pobreza de 210 millones de personas en el 2000 a 140 millones en 2015; crecimiento de la clase media y del ingreso de los trabajadores de 10 al 15% y del gasto social en 10%, etc. Además de una colaboración soberana de los estados sin la tutela de Estados Unidos a través de la CELAC, UNASUR y ALBA.

    Sin embargo, dictaminó que “las cosas no son como hace 5 años”, pues “no es un buen momento para la izquierda”, aunque negó que se haya acabado el “ciclo progresista”, destacando las victorias electorales del Frente Amplio en Chile y Perú.

    Fue el expositor más específico en esbozar una autocrítica señalando 7 errores de las izquierdas y sus gobiernos: 1. Cuando se gobierna la economía ocupa el puesto de mando, “si la economía falla, la política falla”; 2. Construcción hegemonía, dialéctica entre el “núcleo duro” de votantes y ampliar alianzas hacia las capas medias”; 3. Hay que derrotar “intelectualmente” al adversario antes de sumarlo (¿?); 4. Hay que transformar las estructuras cognitivas “weberianamente”, transformando la relación con los medios de comunicación para poder vencer moralmente en los cerebros de la gente; 5. Nunca subestimar al adversario; 6. Hay desequilibrios entre liderazgos carismáticos y colectivos; 7. La corrupción, porque la “integridad moral” es la mejor posesión de la izquierda, que si se pierde es peor que las derrotas electorales.


    Dilma Rousseff:
    centró su discurso en el proceso del golpe de estado en su país. Reivindicó las políticas sociales de los gobiernos del PT señalando que los gobiernos del PSDB solo aplicaban “planes pilotos” para poblaciones muestrales, mientras que el gobierno de Lula y el suyo ampliaron grandemente las políticas sociales: hasta 46 millones de personas en el plan “Bolsa Familia” y 63 millones en el de salud; el congelamiento del precio del gas de cocina (para los pobres); y la elevación a “clase media” a 40 millones de personas.

    A partir de 2014 es cuando inicia la crisis en Brasil, con: 1. La caída del precio de los “commodities”; que tuvo efectos inmediatos en las recaudaciones fiscales; 2. La política monetaria de Estados Unidos que produjo inflación; 3. La caída notable de la producción de bienes (entre 10 y 6 %).

    A su juicio, la oposición de derecha concluyó que no podían ganar electoralmente al PT, de ahí que deciden propiciar el golpe mediante la “criminalización del presupuesto” social y la misoginia, para lo cual usaron el control de los medios de comunicación nacionales. El golpe tenía tres objetivos: debilitar a los BRICs; imponer un modelo económico contra el neodesarrollismo, la industria nacional y el desmantelamiento del estado nacional; contra el presupuesto social (Temer lo ha congelado por 20 años).

    Dilma, en su intervención de una hora, no realizó ninguna autocrítica de su gobierno y partido, ni aludió a las reformas económicas de corte neoliberal iniciadas por ella, ni a la alianza electoral con el PSDB. Sí reivindicó que es posible una “relación decente” con el mercado (regulado) y el compromiso con la democracia, el “lado cierto de la historia”.


    José Mujica:
    mantuvo lo esencial  del discurso ofrecido en el Paraninfo de la Universidad de Panamá cuando se le otorgó el “Doctorado Honoris Causa”, una semana antes, cuya lógica argumental es que: existe una dualidad en la historia, que hace a la “esencia antropológica” de los seres humanos, la lucha entre el egoísmo individualista y la solidaridad colectiva.

    A su juicio, la lucha actual entre la izquierda y la derecha no es más que la actualización de esa lucha eterna que hace a la “condición humana”. La izquierda desarrolla una lucha ideológica por el bien común, pero es una lucha en la que nunca se gana definitivamente, “porque nunca estaremos derrotados porque nunca triunfaremos definitivamente”.

    Con esto Mujica cerró el debate, tanto literalmente en Montevideo, como para siempre, puesto que una vez que ha pontificado, cuál si de moderno San Agustín se tratara, que el problema se remite a la “esencia del hombre” (carne corruptible/espíritu perfecto), ya no hay lucha de clases que valga, ni programas, ni partidos.

    Sólo cabe la resignación cristiana o, como postulan los “revolucionarios” postmodernos, la “resistencia”, porque la revolución socialista salió del discurso y del horizonte de las esperanzas que empujan la acción política.

    Es el mismo viejo debate: reformar el capitalismo o hacer la revolución socialista

    De lo dicho por los expositores, en especial por García Linera y Rousseff, se desprenden dos conclusiones claras:


    La positiva,
    los gobiernos progresistas demostraron que repudiando al mercado (capitalismo) como único regulador, y adoptando algunas políticas sociales desde el estado, es posible mejorar la vida de millones de personas notablemente;
    La negativa, los gobiernos progresistas no alteraron la esencia del sistema capitalista, ni de la estructura productiva, ni la asignación de proveedores de materias primas en el mercado mundial, por ende, sus logros sociales han sido limitados y reversibles.

    La crisis de los gobiernos progresistas está en que se han atorado en los límites del sistema capitalista y por ende caen víctimas de las propias contradicciones del sistema: crisis económica mundial, caída de los precios de las exportaciones de materias primas, bajas recaudaciones fiscales de las que dependen los programas sociales, estancamiento productivo, y su consecuente aumento de la pobreza, desempleo, delincuencia, etc.

    El caso más dramático es el de Venezuela, donde hay una hiperinflación de tres dígitos, un desabastecimiento notable de los productos de primera necesidad, que no es peor gracias a que se mantienen a medio ritmo las ayudas sociales que aporta el estado a las familias. Pese a lo grave de la situación, se mantiene un sistema inoperante de importaciones mediante asignación de divisas del estado hacia empresas privadas y no se ha nacionalizado la banca. Con lo cual se mantiene intacto el poder económico de la burguesía enemiga del Proceso Bolivariano para sabotear y propiciar el golpe de estado.

    Pasados 15 años de la experiencia con gobiernos progresistas, los países latinoamericanos siguen siendo monoexportadores de materias primas; con economías capitalistas controladas por élites oligárquicas, con clases trabajadoras en que prevalece el empleo precario, los bajos salarios, altas tasas de desempleo e informalidad, con su consecuente pobreza, y baja calidad de los servicios públicos, de salud y educación, con deficientes índices de violencia. En fin, nuestros países han cambiado muy poco.

    Respecto al otro elemento del debate en Montevideo, el factor subjetivo o la conciencia de clase, ésta se construye permitiendo la acción política independiente de la clase trabajadora en la defensa de sus intereses mediante sindicatos y organismos de tipo asambleario (como lo fueron los Cordones Industriales del Chile de Allende).

    Pero en esto también los gobiernos progresistas han cometido “harakiri”, al no permitir la actuación independiente y el debate democrático en los organismos de la clase. Por el contrario, ha prevalecido el manejo clientelista, debilitando a la acción popular que da fuerza al proceso de cambios anticapitalista. Por carambola se han debilitado a sí mismos.

    Aquí es donde conviene repasar las enseñanzas de Lenin, dirigente de la primera revolución obrera triunfante de la historia, la Revolución Rusa, cuando en duras circunstancias de los años 20 adoptó un conjunto de medidas favorables a los capitalistas rusos (la NEP), pero que trazaba donde estaban los límites que seguían definiendo como socialista a ese proceso:

    “Esta revolución es socialista. La abolición de la propiedad privada de la tierra, la introducción del control obrero, la nacionalización de los bancos son otras tantas medidas que llevan al socialismo. No es aún el socialismo, pero son medidas que nos llevan a él a pasos de gigante. No prometemos a los campesinos y a los obreros un país de abundancia de un día para otro, pero decimos: la alianza estrecha de los obreros y de los campesinos explotados, la lucha firme, sin desfallecimiento, por el poder de los Soviets nos conducen al socialismo” (citado por Eric Toussaint).


    Bibliografía


    www.carasycaretas.com.uy
    https://www.youtube.com/clacsotv/
    Toussaint, Eric.
    “Revolución rusa y sociedad de transición. Lenin y Trotsky frente a la burocracia y a Stalin”. En: La Revolución Rusa 100 años después. Compilador: Mario Hernández. Editorial Metrópolis. Buenos Aires, 2017.

    https://www.alainet.org/es/articulo/190089

    Categorías: Noticias regionales

    CUBA: A 59 AÑOS DE AQUEL 1° DE ENERO

    Jue, 04/01/2018 - 06:35

    Por  José Luis Alonso Lanza

    Hablar de Cuba en los medios es como asomarse a la ventana de un edificio, donde cada uno tiene su propia música. Por suerte a nuestros oídos, solamente tenemos dos melodías, aquella de los que siempre la defenderemos y esa de los que a pesar de haber nacido acá se suman quienes buscan con su discurso dar una ficticia imagen de Cuba.

    Sin embargo, en Cuba la gente no ha perdido la capacidad de soñar en grande. Algo que se ha logrado gracias a la Revolución, a nuestro Comandante en Jefe Fidel, que a partir de aquel amanecer del 1ro de Enero del 1959, permitió que millones de cubanos de origen humilde llegaran a ser médicos, abogados o ingenieros, algo impensable antes del triunfo.

    Somos un país que vive, ríe, llora, se enamora, ama, crea… algo contradictorio para un país bloqueado, apartado, del que algunos hablan y dicen mentiras. Y es que a los cubanos nos gusta bromear que vivimos con miles de problemas, pero pensamos con la seguridad de que serán resueltos. Una manera de decir que en Cuba la gente no ha perdido la capacidad de soñar en grande, para hacer en grande.

    Y ya no es solo hablar del derecho de todo cubano, sin importar su opinión política, su credo religioso, el color de su piel, a ser beneficiado por los medios de atención de salud, recibir un costoso tratamiento, recibir un trasplante de órgano sin costo personal alguno; a educarse, lograr un título universitario, alcanzar una Maestría, un doctorado en ciencias.

    Si vamos a hablar de los logros de la Revolución, tenemos que entrar al interior de esos grandes y principales logros de la Revolución: la salud y la educación, donde los sueños en grande se le han puesto cimientos y se han hecho realidad.

    Si vamos a hablar de la educación en Cuba como un logro de la Revolución, tendríamos que hablar que todo esto ha sido gracias a una campaña de alfabetización, a sus mártires, a los maestros asesinados por cumplir la máxima del Apóstol: “Ser cultos para ser libres”; a una universalización de la enseñanza, un sistema educativo, necesario para el cambio social, una Revolución.

    No es que se diga en Granma, en el Noticiero Nacional de TV, lo grite aquel o el otro. Es que los logros de la Revolución son distinguidos por organizaciones reconocidas de primer nivel, como por ejemplo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que sitúa a Cuba entre uno de los primeros 15 países que garantiza el buen desarrollo en general de todos los niños. Algo evidenciado por dos años de educación preprimaria gratis, licencia pagada para lactancia materna durante los primeros seis meses de vida y seis meses de permiso de maternidad remunerado.

    Uno de los resultados más relevantes de la Revolución Cubana es sin duda la formación humana y el desarrollo profesional y científico, esbozada como política por el Comandante en Jefe Fidel Castro, que el 15 de enero de 1960, planteaba: “El futuro de nuestra Patria tiene que ser, necesariamente, un futuro de hombres de ciencia”.

    En ese contexto se enmarca la creación en 1962 de la Comisión Nacional que tendría como objetivo estructurar la Academia de Ciencias de Cuba. En aquel momento se desarrollaron los primeros centros de investigación  tecnológica, para diversificar los derivados de la caña de azúcar, prospección y desarrollo de recursos minerales. Más adelante en 1960 se desarrolla el Centro Nacional de Investigaciones Científicas, y en la década del 70 el país impulsó las acciones en el campo de la electrónica y la computación, cuando se crearon o ampliaron un grupo de capacidades.

    Aquello que empezó con la campaña de alfabetización, no se detuvo. A partir del año 81 se comenzaron a obtener experiencias y resultados positivos, algunos de ellos la creación del Frente Biológico, la producción de interferones y el desarrollo de la industria médico farmacéutica. Para 1986, ya se lograban nuevas vacunas contra la Meningitis Meningocóccica, se desarrollaron para el sistema de salud los sistemas ultramicroanaliticos (SUMA), surgió el policosanol conocido como PPG, la vacuna contra la hepatitis B y C.

    Los conceptos de trabajo propuestos por nuestro Comandante en Jefe para impulsar y dar solución al desarrollo de los procesos biotecnológicos en el país, permitieron agrupar a los científicos de mayor prestigio. Ya para los años 90 surgía el Polo Científico del Oeste, la Escuela Latinoamericana de Medicina, donde estudian no solo los hijos de nuestra América india, sino hijos de África, y de los propios Estados Unidos de Norte América.

    No es solo el hablar de que todo cubano tiene garantizado la educación y la atención médica, sino de todo los colaterales, donde tendríamos que hablar de las vacunas contra el cáncer de pulmón, los implantes cocleares, los nuevos tratamientos para el pie diabético, y ¿por qué no? de logros como la Operación Milagro, expandida por toda América del Sur o la Operación Barrio Adentro.

    Es con orgullo decir, que a pesar del bloqueo, los cubanos pensamos con la seguridad de que siempre nuestros problemas serán resueltos.

    *José Luis Alonso Lanza
    – Profesor Asistente de la Universidad de La Habana

    http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/a-58-anos-de-aquel-1ro-de-enero/

    Categorías: Noticias regionales

    USAR LOS LENTES JUSTOS PARA HABLAR DE VENEZUELA

    Mié, 03/01/2018 - 16:10


    Por Geraldina Colotti

    El enésimo fraude electoral en curso en Honduras se suma a otros ejemplos eclatantes, que muestran -dentro y fuera del continente latinoamericano- cuanto los propios partidarios de la democracia formal siempre aunque sea esten dispuestos a pisotearla se trata de expresarse fuera del recinto.

    El voto, por lo tanto, debe ser expresado en una cierta manera. De lo contrario no gusta y va “invalidado”, porque no recibe el visto bueno de los gendarmes del planeta: sobretodo si, como sucede en Venezuela, ha archivado el ballet asfixiante de la democracia burgués, en la que el pueblo, de todas maneras, no cuenta porque quien es electo debe responder a quien está más arriba.

    Con la victoria de Chavez, en diciembre de 1998, Venezuela, en cambio, ha apostado a una segunda independencia, articulada a un proyecto de integración regional que va en sentido opuesto a lo que sucede en nuestra “integración europea”. Perseguir “la máxima felicidad posible” del pueblo – como dijo Bolivar y como repiten los dirigentes chavistas – resulta una flasfemia casi similar a aquella expresada en su tiempo por Brecht cuando dijo “el verdadero ladrón no es quien roba un banco sino quien lo funda”…

    Y entonces. que desde julio al 10 de diciembre el chavismo haya organizado y vencido tres elecciones, alcanzando el record de 24 consultas electorales en menos de 18 años, no cuenta. Que de estas 24 haya perdido dos y haya respetado el resultado, no importa. Que centenares de observadores internacionales hayan certificado la inatacabilidad de un sistema electoral, utlizado también por la oposición para sus primarias, no es considerado. Los medios mainstream continúan denunciando “la dictadura” de Maduro y apoyando al proyecto de “un gobierno de transición” implantado por la fuerza por los Estados Unidos.

    El 2018 – año de elecciones presidenciales en Venezuela, pero también en otros países de América Latina como Colombia y Brasil – se anuncia candente – Los Estados Unidos y sus países vasallos no pueden permitirse que el socialismo bolivariano se consolide y consolide su modelo de “diplomacia de paz” – la paz con justicia social, no aquella del sepulcro – en un continente tan rico de recursos estratégicos.

    Como Presidente del Mnoal (Movimiento de los No alineados, segundo organismo internacional por extensión luego de la ONU), Maduro se ha reunido con los países islámicos para dar un alto al crecimiento colonial de Estados Unidos e Israel contra el pueblo palestino. El 14 de diciembre del 2014, por impulso de Cuba y Venezuela, fue creada el ALBA-TCP, un mecanismo de integración regional basado en el intercambio solidario y no sobre la asimetría.

    El jueves Maduro ha ido a Cuba para festejar su creación y recordar las conquistas de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de libre comercio de los pueblos. En el ALBA funciona un mecanismo de compensación regional basado sobre una moneda alternativa, el Sucre. Y para evitar el bloqueo económico-financiero impuesto por los Estados Unidos y por Europa, para hacer frente al contrabando del dólar paralelo que distorsiona la economía, el chavismo ha lanzado una criptomoneda, el Petro, pero basada per sobre reservas reales en oro, petróleo y diamantes.

    Para hacer implosionar la integración del Alba-Tcp y de Petrocaribe (una alianza entre Venezuela y algunos países del Caribe a los que el gobierno bolivariano vende petróleo a precio preferencial), los Estados Unidos han iniciado ya un proceso de infiltración y cooptación que se hace evidente en la crisis política en curso en Ecuador entre el expresidente Rafael Correa y aquel actual, Lenin Moreno. Y frente a los líderes más capacitados en dos grandes países, como Cristina Kirchner en Argentina y Lula da Silva en Brasil, está en curso un ataque en materia de seguridad basado sobre un modelo de “judicialización” de la política muy conocido en Italia: y lamentablemente muy incrustado hasta en una cierta izquierda que quiere “defender” el comunismo con la óptica del berlinguerismo “justicialista”.

    ¿Usar los lentes justos para observar Venezuela sirve a evitar los huecos bajo la casa? Sí. En el sistema-mundo nosotros no somos unidades independientes o gatitos ciegos, sino portadores de los radares que han sido blindados, adormecidos, desviados. Si el capital es global, también lo debe ser la lucha para destruirlo. Para consentir un “segundo tiempo” al juego del comunismo luego de la caída de la Unión Soviética, para hacerlo nuevamente “apetecible” a las clases populares mantenidas alejadas por el miedo de la “dictadura” y amansadas por el “final de la historia”, en Venezuela lo han llamado “socialismo del siglo XXI”.

    Pero, la sustancia no cambia. A 100 años de la Revolución de Octubre y a 50 del asesinato del Che en Bolivia, los escollos que se presentan a quien se aventure hacia el medésimo horizonte, son los mismos. A lo largo de las costas donde no están más los países a quien pedir consejo sobre la ruta- a parte la Isla de Cuba – , se encontrarán mares de plástica, botellas, sin algún mensaje.

    Desde el cielo enemigo, caen torpedos desconocidos. Pero basta con leer la historia de las revoluciones para encontrar el impulso y el contraimpulso, pasos adelante y pasos hacia atrás, en definitiva la inevitable dialéctica de la lucha de clases con sus posturas necesarias, que reposicionan amigos y enemigos.

    En el 2017, en Venezuela, la dialéctica de la lucha de clases ha sufrido una aceleración. Desde aquí, la correra al estigma, la toma de distancia de las almas bellas, sempiternas como el sempiterno miedo a definirse, de tomar posición en los momentos cruciales. Se ha gritado a la “dictadura”, pero la “dictadura” no ha existido. El chavismo ha regresado con éxito a las urnas.

    ¿Represión?
    El gobierno bolivariano ha logrado desactivar cuatro meses de violencias atroces con el empleo mínimo de fuerza y coerción. La reacción de Rajoy en España contra los manifestantes catalanes es sólo el último de los parangones eclatantes.

    ¿Populismo?
    A la prueba de la “democracia participativa” y del poder popular organizado que actúa intensamente en Venezuela, ni siquiera esta categoría tiene. Pero ahora ¿qué cosa es y a dónde está yendo este “proceso” bolivariano?. ¿Cuáles son los elementos “únicos” y cuales los temas generalizables, teniendo en cuenta la inutilidad de buscar “modelos” o sellos para el tercer milenio?

    Ciertamente Italia no es un país petrolero, ni es útil confundir las historias y las trayectorias, el cuadro objetivo, los actores políticos, las formas y los tiempos de la alternativa al capitalismo. Sin embargo, la lucha de clases en Venezuela para nosotros está en algún modo más cercana, más originales. Y de todos modos, con licencia de analogía, podemos evidenciar algunos puntos que hacen útil y cercana la comparación con el nacimiento o el desarrollo del socialismo bolivariano.

    Mientras tanto, el socialismo bolivariano, no ha nacido en ruptura con una de las tantas dictaduras que guía la CIA que han alterado el panorama latinoamericano en los años 70 y 80. En el segundo post-guerra, no se ha impuesto una típica dictadura sudamericana guiada por la CIA, sino una democracia de alternancias deseada por Washington para impedir el contagio de la revolución cubana.

    En diciembre del 98, Hugo Chavez ha ganado al final de un largo proceso de fracturas y recomposiciones que ha desarmado el cuadro, y los partidos y las alianzas existentes en la IV República. Un sistema de gobierno basado sobre la alternancia entre centro-derecha (el partido socialcristiano Copei y sus satélites) y la centro-izquierda (el partido Ad y sus aliados) había sostenido un país fundamentalmente alineado al consenso de Washington ( a parte de algún breve destello debido a la insistencia de la lucha de clases).

    Una democracia llevada como ejemplo en Occidente, pero forjada sobre la exclusión de dos componentes determinantes en el derrocamiento del dictador Marco Perez Jimenez, ocurrida en 1958: los comunistas y los oficiales progresistas, continuaron a apoyar a la oposición y la guerrilla, la primera del continente luego de la revolución cubana. Las claves para comprender la naturaleza del chavismo nos mandan a dos fechas cruciales, el 1989 y el 1992: El Caracazo y la Rebelión cívico-militar dirigida por el entonces Teniente Coronel Hugo Chavez Frías. Años en los que las izquierdas en el mundo han debido hacer cuentas con la caída del Muro de Berlin y con los escombros de la Unión Soviética, disuelta el 8 de diciembre de 1991.

    El 27 de Febrero de 1989 tiene lugar en Venezuela la grande revuelta popular pasada a la historia como el Caracazo. Una explosión espontánea contra las medidas neoliberales decididas por el gobierno de centro-izquierda de Carlos Andrés Perez, dicho popularmente Cap. Su “paquete económico” modelo FMI habría debido sacar al país de la crisis en la que atravesaba desde el Viernes negro de 1983. Un año antes, Pérez había sido electo con el 48% de los votos. No obstante la evidencia del desastre económico y de la exclusión social, en muchos habían querido ver en él el regreso a la “Venezuela Saudita”, a los años de su primera presidencia (desde 1974 a 1979) y del boom del precio petrolero. Para reprimir la revuelta, Cap desencadena al ejército: y el Caracazo costará al país más de 3.000 muertos, hasta ahora negados y hechos desaparecer en las fosas comunes.

    “En Caracas –
    dirá al final Pérez- hubo una explosión de descontento popular comprendido durante todos estos años de dificultad, porque estamos dedicando al pago de la deuda más del 50% del valor de nuestras exportaciones”.

    De quitar la cabeza de la horca de las grandes instituciones internacionales, pero ni siquiera a hablar de eso. En la década de los años 80 y hasta la mitad de los años 90, la América Latina – “el patio trasero” de los Estados Unidos – modulará la doctrina económica de los “Chicago Boys” en los diversos contextos. En Venezuela, a celebrar el dogma del “libre mercado” se ocupan los gobiernos nacidos del Pacto de Punto Fijo: la alianza surgida entre tres partidos políticos, Acción Democrática (AD), Copei, y Unión Republicana Democrática (URD) luego del derrocamiento del dictador Perez Jimenez el 23 de enero de 1958. Un pacto para excluír del juego político a los comunistas, concluído en el ámbito de la Guerra Fría. Frente a las medidas económicas dictadas por Washington y adoptadas por el presidente Rómulo Betancourt (electo en febrero del 59), las fuerzas de izquierda escogieron entonces de jugar un juego frontal, también armado.

    En abril del 60, AD se divide para dar diva, en agosto de mismo año, al Movimiento de izquierda Revolucionaria (MIR). En marzo de 1961, el Partido Comunista de Venezuela (PCV) -cuyo secretario general era en ese entonces Pompeyo Marquez – adopta la resistencia armada durante su III Congreso Nacional. A mitad del 62, también un sector de la URD, dirigido por Fabricio Ojeda toma la misma decisión. Pero en el 89 piezas consistentes de aquella izquierda revolucionaria habían transmigrado a la derecha, listos a sepultar de una vez por todas al socialismo en nombre del “fin de la historia”. Ojeda había sido asesinado en el 66, pero ya en el 69 Marquez había aceptado el proceso de pacificiación ofrecido por el gobierno de Rafael Caldera. Junto a otros ex miembros del PCV como Teodoro Petkoff creará el Movimiento al Socialismo (MAS), de orientación socialdemócrata, con el que ejercitará algunos encargos parlamentarios en el ex Congresos de la República, hoy Asamblea Nacional.

    Sea Marquez que Petkoff saldrán del MAS en 1998, en desacuerdo con la línea del partido que apoyaba a la candidatura de Chavez. También piezas de una izquierda más reciente como la Causa Radical (Causa R) y otros dirigentes del MIR, del Pep y de Bandera Roja aceptaron gobernar con la clase política que había reservado para ellos en precedencia cárcel y represión, y que había dotado al país de una triste primacía en América Latina: la práctica de hacer desaparecer a los propios opositores políticos, excediéndose en las leyes de la democracia.

    El Caracazo mostró entonces sea el retraso de la izquierda que la tisis el sistema de poder en ejercicio hasta ahora. Y abrió el camino a la “insurgencia” del 4 de Febrero del 92. Una rebelión que tuvo también otro momento de enfrentamiento el 27 de noviembre del mismo año, pero también sin resultados victoriosos para los insurgentes. Y también aquello sin una dirección real proveniente de la izquierda.

    Pero en el 92, aquellos acontecimientos pusieron en construcción una nueva combinación política: nacida dentro de las Fuerzas armadas progresistas “cansadas de disparar a las multidudes” y alimentada por los filones más atentos y vitales de la izquierda venezolana.

    También el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en ese entonces, conductor del metrobus, participó en la insurgencia cívico-militar contra Carlos Andrés Pérez. Aquel conjunto de aspiraciones fue catalizado y puesto a síntesis por la figura de Hugo Chavez, por la intuición y por la tenacidad que lo llevará a vencer las elecciones políticas de 1998 y a gobernar el país por 14 años.

    El chavismo logró revitalizar corrientes y tradiciones presentes en la izquierda, que de otra manera estaban destinadas a desaparecer o a una existencia residual. Incluso también algunos rastros que de izquierda no eran pero que hicieron como si lo fuesen. En Venezuela bolivariana hoy se configura así una nueva izquierda: que encierra en ella lo llevado por las principales matrices del marxismo activas entre el 1927 y el 60 – el stalinismo, la socialdemocracia y la revolución cubana – pero también rastros trotzkistas, anarco-liberales, sindicalistas, culturas de extralegalidad de periferia, y tendencia que donde nosotros las definiríamos derivadas de la autonomía obrera. También es fuerte la presencia de sectores -sobretodo juveniles- que se han formado en el chavismo y que no han conocido precedentes militancias políticas.

    Una mezcla vital y contradictoria, atravesada y alimentada por el protagonismo de fuertes movimientos sociales y políticos de base. Estas instancias han consentido superar el nacionalismo militar, presente en el inicio. Así diseñan un perfil de una fuerza de la potencialidad todavía en desarrollo, pero de lineamientos originales, decidida a resolver las preguntas pendientes desde la caída del a Unión Soviética en una nuevo Socialismo del siglo XXI: en el plano interior y en aquel internacional. Sobre el plano simbólico, también. Y sobre aquel de las formas de agregación y de organización, de propaganda y de activación de conciencias en un continente que ha tenido necesidad de héroes.

    ¿Populismo “de izquierda”?
    ¿O también nueva articulación de clases, fruto inicial de un frente único desde abajo hacia arriba que está entrando en colisión y cuyos resultados son todo menos que prevedibles?

    La petición de una base impaciente y combativa, de más de veinte movimientos sociales al interior y casi treinta como aliados en el Alba, revelan los fuertes componentes anticapitalistas que se propone como eje central del nuevo estado “comunal” teorizado.

    Una geografía en la que se reencuentren Consejos Populares, federaciones de campesinos, comités sectoriales, 200.000 componentes de las milicias populares, más de 480 medios de comunicación comunitarios, consejos de fábrica y de control obrero, organismos y asociaciones que se definen “clase media socialista”, comités de los habitantes de las casas populares y aquellos por la producción agraria…

    Impulsos variados, antidogmáticos y también antisistémicos que animan y sostienen aquel gran contenedor constituído por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Desde el 2007 representa esta izquierda de largo y nuevo curso, sea el el plano electoral que en el político: más de 7 millones de inscritos y alrededor de 300.000 militantes activos, capaces de movilizarse y multiplicarse alcanzando hasta el millón, en ocasiones de emergencia o para particulares campañas, electorales o sociales.

    La fuerte interlocución externa con movimiento y formaciones que sostienen aunque sin haber aceptado de fundirse en el partido inyecta ulteriormente la dinámica interna, complicando también los deberes de dirección y hegemonía. El último congreso, fuertemente interrogado desde abajo y por las representaciones juveniles, pero han mostrado grandes impulsos a la síntesis y conciencia de los problemas en juego.

    Desde 1989, el chavismo ha ido definiendo su conciencia de clase en el curso de miles batallas anticapitalistas y anticolonaliste, no obstante los impulsos endógenos a acomodarse en los privilegios de aquella que los sectores más concientes definen “boliburguesía” (burguesía bolivariana). Una combinación que luego de la muerte de Chávez, ha encontrado el “gobierno de la calle” desde el presidente obrero, Nicolás Maduro para definir una dirección colectiva que multiplique la herencia del líder.

    ¿La incapacidad de acoger la novedad de la revolución bolivariana por parte de la izquierda italiana nace también del apoyo y de los lazos que ha desarrollado en la IV República con ciertos componentes sindicales, que mientras tanto se han pasado de la otra parte? ¿O tal vez debido a la larga afición a aquel tipo que alquimias institucionales y de alternancias, su permanente ausencia de apoyo?

    Gracias a la determinación de Hugo Chávez, la palabra socialismo no ha terminado en el sótano de la historia, como en cambio, lastimosamente ha ocurrido por estos lados luego de la desaparición de la Unión Soviética, En su ley “contra el olvido”, discutida y votada en todo el país, Venezuela bolivariana reivindica el derechos de los pueblos a rebelarse, también con las armas, no sólo contra las dictaduras sino contra las democracias camufladas. Y numerosos, son los hombres y mujeres que en el gobierno que provienen de las pasadas guerrillas.

    Y tal vez la reinvindicación de aquel pasado y de aquella vivencia, aunque revisitada en la situación inédita del Siglo XXI que impulsa las almas bellas y los cantores del arrepentimiento a retirarse de la revolución bolivariana? Una revolución, cierto, puesta en marcha con la victoria electora, pero defendida en las calles, en las fábricas y en los cuarteles sin algún fetichismo de las formas electorales. Una indicación preciosa: porque aunque la parcial reducción de las formas y de las relaciones de propiedad llevan a la reacción histérica de los poderes fuertes.

    El capitalismo está muy decidido a mantener el control de toda la torta. De aquí, la guerra económica, el sabotaje, el ataque mediático y las violencias organizadas con finalidad subverivas. Todo el bagaje que hemos visto y continuamos a ver a la obra en Venezuela. Otro punto que nos concierne, en el caso que logremos a imponer un camino diverso de aquel llamado larga espera.

    El ataque de los grandes medios españoles contra el partido Podemos, que ha podido invocar al experimento bolivariano cuando ha hecho apelo a un nuevo poder contituyente, y también el feroz ataque a su momento a la coalición greca Syriza es un ulterior ejemplo del estrecho conjunto entre latifundio económico y latifundio mediático, que tiene sus acanidos defensores hasta en el corazón de las democracias complejas. Cuando se asoma una posibilidad de cambio sustancial en las relaciones de poder internas e internacionales, el capital se define con las uñas y con los dientes.

    Defender Venezuela socialista, entonces, significa defender nuestros propios intereses de clase, y el futuro de la alternativa al capitalismo.

    Traducción Gabriela Pereira

    http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/12/16/usar-los-lentes-justos-para-hablar-de-venezuela/

    Categorías: Noticias regionales

    EL COSTO ECONÓMICO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

    Mié, 03/01/2018 - 16:06

    Por Geovanny Vicente Romero

    América Central y el Caribe son considerablemente vulnerables al impacto del cambio climático. Es una zona que ya empieza a sentir los efectos del cambio climático de manera directa y que es amenazada por el resurgimiento de enfermedades que ya se consideraban erradicadas, así como la persistencia de otros padecimientos tropicales como el dengue y la malaria.

    América Latina y el Caribe constituyen áreas del mundo cuya emisión de contaminantes alcanza apenas un 9% de acuerdo a datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Sin embargo, América Central y el Caribe son considerablemente vulnerables al impacto del cambio climático. Es una zona que ya empieza a sentir los efectos del cambio climático de manera directa y que es amenazada por el resurgimiento de enfermedades que ya se consideraban erradicadas, así como la persistencia de otros padecimientos tropicales como el dengue y la malaria.

    Mientras el mundo sigue luchando por lograr la erradicación de la pobreza, debemos asegurarnos que la producción agrícola de los países no se vea afectada de forma contundente por los fenómenos naturales. En ocasión de la celebración del día de la eliminación de la pobreza, le pregunté a la ex Primera Ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark, sobre la fórmula para acabar con este problema. Clark, a través de su cuenta oficial de Twitter @HelenClarkNZ senaló: “Uso de transferencias de efectivo, creación de empleos y educación gratuita”. A esa ecuación de tres, yo agregaría invertir en la seguridad alimentaria. Precisamente eso es lo que representa América Latina, la garantía alimentaria del mundo debido a la vasta extensión de terrenos cultivables que tiene, contando con una cuarta parte del terreno agrícola del planeta y un tercio del agua dulce.

    Para algunos, el cambio climático dejó de ser un cuento de fábula ya que se acabaron los argumentos en contra. Los organismos internacionales han planteado hace tiempo la necesidad de actuar inmediatamente. Este efecto generado por las emisiones ya está provocando aumento de temperaturas, inviernos más fríos y veranos más calientes, inundaciones, sequias, huracanes de trayectoria impredecible y más feroces, así como la desaparición de algunas playas.

    De acuerdo a datos de la CEPAL de 2014, si la temperatura aumenta en 2,5 grados Celsius respecto del promedio histórico, la carga económica del cambio climático podría representar entre el 1,5% y el 5% del PIB de la región. Sin embargo, los costos generados por las medidas de adaptación al cambio climático podrían representar cifras menores al 0,5% del PIB de la región. Aquí está muy claro que la prevención tiene un costo muy bajo en comparación con el ocasionado por el fenómeno. Con el conocimiento de estos datos urge una mayor inversión en energías renovables e infraestructuras sustentables, unido al cumplimiento del compromiso asumido en el Acuerdo de París para un modelo de desarrollo sostenible.

    El gran desafío es que el cambio climático es un factor transversal a todos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), por lo cual nuestra inacción ante este flagelo pone en riesgo el logro de las metas propuestas de cara a la Agenda 2030. El ODS #13 llama a la acción  por el clima, mientras que el #6 exige agua limpia y saneamiento, pero el #7 nos pide invertir en energía asequible y no contaminante. Por otro lado, el #9 aboga por innovación e infraestructura y el #12  por producción y consumo responsable. El Acuerdo de París nos enseña lo que dice el último objetivo de la lista, el #17, sin la alianza estratégica de todos es imposible lograr los 16 objetivos anteriores.

    En Fiji, en el marco de la COP23, nombre con que se conoce la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2017 (UNFCCC), se hizo el lanzamiento de una iniciativa que proveerá recursos y asistencia técnica a las pequeñas islas que son estados en desarrollo. Es una alianza entre la Organización Mundial de la Salud (OMS), la COP23 y UNFCCC. El Director General de la OMS,  Dr. Tedros Adhanom, indicó que “están lanzando la iniciativa para estas pequeñas islas en desarrollo porque ellas son las que de manera desproporcionada soportarán la carga del cambio climático”. El objetivo es que estas islas aprendan a entender y manejar los efectos negativos en la salud. Islas como Puerto Rico y Dominica son ejemplos de la vulnerabilidad de la región ante fenómenos naturales como los huracanes.

    https://www.telesurtv.net/opinion/El-costo-economico-del-cambio-climatico-en-America-Latina-y-el-Caribe-20171219-0029.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_content=39

     

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.