Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 15 mins 44 segs

    INTENTO DE CONDENACIÓN DE UN HOMBRE JUSTO

    Jue, 05/10/2017 - 19:43

     

    Por Leonardo Boff

    El 19 de septiembre el juez Vallisney Oliveira del 10 Tribunal Federal de Brasilia dio curso a la denuncia del Ministerio Público Federal contra el expresidente Lula y contra Gilberto Carvalho pretendiendo haber visto indicios de corrupción pasiva bajo la alegación de haber recibido el PT una propina de 6 millones de reales para reeditar la Medida Provisional 471 de 2009 que extendía beneficios fiscales a montadores del sector automovilístico en el Centro-Oeste y Nordeste.

    Curiosamente esta Medida Provisional tuvo como autor al expresidente Fernando Henrique Cardoso en el año 1999, relatada en la Cámara por José Carlos Aleluia (DEM) y en el Senado por César Borges (PFL). Fue aprobada por todos los partidos. El sentido era descentralizar la producción de automóviles y crear un gran número de empleos. Efectivamente entre 2002-2013 el número de puestos de trabajo pasó de 291.244 a 532.364.

    La prórroga de esta MP 471 por Lula tenía el sentido de garantizar la continuidad de las empresas que socialmente beneficiaban a tantos. No se pidió ni se dio nada a cambio. La acusación del MPF de soborno no presentó pruebas. Sólo indicios y deducciones. Nos encontramos con una base extremadamente frágil para fundamentar una denuncia, lo cual nos remite, probablemente, a otras intenciones.

    No tomo la defensa del ex Presidente Lula porque ya lo harán abogados competentes. Me restrinjo a un testimonio sobre la persona de Gilberto Carvalho. Nos conocimos hace muchos años en el trabajo con las Comunidades de Base, en la Pastoral Obrera, en los estudios de teología en Curitiba, en los encuentros de Fe y Política. Vivió en una favela muy pobre de la ciudad, después trabajó en una fábrica de plásticos y en una metalúrgica. Hace unos 30 años trabó con Lula una amistad de verdaderos hermanos. Ayudó a fundar el PT. Elegido presidente, Lula lo nombró, en los dos mandatos, Ministro-Jefe de la Secretaría General de la Presidencia de la República. Acompañó al expresidente en todos los momentos de realizaciones y tribulaciones por las que pasó. En el cargo se desempeñó siempre con discreción y con gran sentido de equidad. Se distinguió por ser el interlocutor mejor aceptado por los movimientos sociales, la Iglesia Católica y otros sectores religiosos. Dedicaba especial cariño a los recolectores de material reciclable y a los indígenas.

    Todos lo conocen por su serenidad e incansable capacidad de escuchar y de buscar junto con otros los caminos más viables. Los que lo conocemos de cerca, testimoniamos con sinceridad el alto aprecio que confiere al mundo espiritual. Cuántos fines de semana pasó en el monasterio de los benedictinos en Goiás Viejo en oración humilde y larga meditación, pidiendo al Espíritu luces para servir bien al pueblo de su país, especialmente a los más humillados y ofendidos.

    Siempre fue un hombre pobre. Con la venta de un apartamento que tenía en São Paulo ha adquirido una pequeña finca cerca de Brasilia y da gusto ver con que cuidado ecológico trata a las gallinas que le dan huevos para toda la familia, los frutales y cada planta de maíz. Nunca se aprovechó del alto cargo que ocupó en la República.

    Por eso entendemos su “revuelta e indignación” contra la absurda denuncia hecha por el MPF y admitida por el juez federal Vallisney Oliveira de Brasilia. En su nota de 19 de septiembre, Gilberto Carvalho escribió: «Es importante señalar que no existe ninguna base de pruebas, sino deducciones e interpretaciones forzadas de hechos… Ni el Presidente Lula ni yo tuvimos ninguna aproximación con este tipo de mala conducta con que nos quieren estigmatizar».

    Tal vez el tema final de su nota diga mucho de su personalidad en quien vemos signos de virtudes humanas en grado eminente: «Recibo esta denuncia en el mismo momento en que me veo obligado a vender el apartamento en el que vivía, y que había adquirido recientemente, por no conseguir pagar la financiación. He pasado a vivir en una casa alquilada. Pero, no son acusaciones de esta naturaleza las que van a quitarme el honor y la dignidad de una conciencia serena y sin miedos”.

    Las Escrituras hablan a menudo de jueces que apresuradamente levantan sospechas sobre los justos, cuando no los condenan. En Brasilia se lleva a cabo el intento malévolo de condenar a un hombre honrado y justo.

    http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=854


     

     

    Categorías: Noticias regionales

    CUBA ANTE LOS EMBATES DE IRMA

    Jue, 05/10/2017 - 19:41



    Por Arnold August

    Durante una de mis numerosas llamadas telefónicas a La Habana, uno y dos días después de que el huracán Irma hiciera sentir su furia en la capital, y mucho más directamente sobre gran parte del territorio del litoral norte del país, todos insistieron de forma unánime en que la situación del país era “crítica”, después de haber sufrido los estragos del meteoro más devastador de los últimos 85 años.

    Esto coincide con el mensaje de Raúl Castro al pueblo, cuando dijo: “Nadie debe dejarse engañar; la tarea que tenemos ante nosotros es enorme.” Otro colega señaló que la solidaridad –característica de los cubanos– se fortaleció y generalizó inmediatamente ante los embates de Irma sobre La Habana.

    En un pequeño edificio de apartamentos, por ejemplo, sin electricidad ni gas para cocinar, una familia utilizaba el carbón de leña para preparar la comida para todos los residentes, utilizando los alimentos que estaban pereciendo en sus refrigeradores. Una colega, una periodista, relató cómo ella fue capaz de cumplir el plazo fijado por su noticiero a pesar de que el edificio de oficinas donde trabajaba permanecía sin electricidad, gracias a que se le ofreció acceso a la sede de otro medio de noticias. ¡Difícilmente podría imaginarse que un hecho ocurriese en EE. UU! ¿Colaborarían CNN y FOX de esa manera? ¿Compartiría el capitalista The New York Times sus oficinas con su acérrimo competidor The Wall Street Journal? De la misma manera, en Canadá, ¿podría alguien imaginar tal cooperación entre los archirrivales The Globe and Mail y el Toronto Star? Esta es tan solo una de las grandes ventajas de la prensa cubana, al no estar controlada por el sector privado.

    Los ejemplos precedentes y otros más incontables se reflejan también en la declaración de Raúl: “con un pueblo como el nuestro, ganaremos la batalla más importante: la recuperación”.

    De hecho, apenas tres días después de estas primeras conversaciones telefónicas, las mismas personas reportaron que la electricidad y el gas ya se estaban restableciendo, pero que, lamentablemente, muchos pequeños pueblos de la costa norte habían sido devastados, hasta el punto de que las viviendas y los servicios normales aún estaban lejos de recuperarse.

    “¿La supervivencia del más apto?”

    Las palabras que siguen a continuación podrían despertar algún interés o provocar discusiones polémicas. Es un hecho histórico que la Revolución Cubana ha sobrevivido en contra de todas las probabilidades y predicciones, a pesar de, entre otros factores, las cinco décadas de bloqueo y el estremecimiento ocasionado por la caída de la URSS y el campo socialista, lo que se suponía que sería la sentencia de muerte de la revolución socialista. Por el contrario, en lugar de simplemente sobrevivir, Cuba ha evolucionado –social y culturalmente– y constituye un modelo sin precedentes de la solidaridad internacional, y ello dentro de los límites del bloqueo, cuyo objetivo debe ser siempre recordado: el prolongado genocidio del pueblo cubano, para que este deserte de la Revolución.

    Mientras que las ciencias sociales aún están lejos de poder ofrecer un análisis exhaustivo, dar una explicación o alentar este fenómeno excepcional de la Revolución de Cuba, el uso metafórico de las ciencias naturales puede ayudarnos en esta reflexión. Charles Darwin demostró que, como parte de la evolución natural, solo los más aptos sobreviven a la extinción. La Revolución Cubana es la “más apta”, en el sentido de que se ha impregnado de la inmensa mayoría del pueblo y su nación para superar incluso los desafíos más difíciles y aparentemente invencibles.

    La mentalidad de negarse a aceptar la derrota se reflejó también en el llamado que hizo Raúl a su pueblo, cuando concluyó: “Enfrentemos la recuperación con el ejemplo del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, quien con su permanente fe en la victoria y férrea voluntad nos enseñó que no existen imposibles. En estas difíciles horas, su legado nos hace fuerte y nos une.” A través de su pensamiento, acción y ejemplo, Fidel es a la vez el principal impulsor y guía de la Revolución Cubana. Él encarna esa voluntad de hierro para repeler los ataques de todas las tendencias hostiles dentro y fuera de Cuba, para triunfar sobre cualquier reto que se interponga en su camino y, así, salir victorioso.

    Solidaridad internacional

    El pueblo cubano ha demostrado ser líder mundial en lo que se refiere a la solidaridad internacional, y, tras el paso de Irma, el amor que han extendido a otros ha sido recompensado con el rápido apoyo material y moral de Rusia, Vietnam y de los países de América Latina. Por ejemplo, en una reunión de información después del huracán, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, con su estilo chavista, mostró un video de un avión Hércules cargado con material de apoyo, aterrizando en una improvisada pista autorizada por el gobierno cubano, antes de la reapertura del aeropuerto de La Habana.

    Más que nunca, Cuba necesita y merece ese apoyo material y moral. Pero, mientras recibe este tipo de solidaridad proveniente de todo el planeta, Trump ratificó la denominada Ley de Comercio con el Enemigo y, una vez más, el 13 de septiembre hizo una declaración acerca de las supuestas violaciones de los derechos humanos en Cuba y Venezuela, seguida por una insensible declaración de su Secretario de Estado, Rex Tillerson. El 16 de septiembre, éste afirmó, a la luz de la presunta y totalmente infundada interferencia sónica por parte de Cuba contra los diplomáticos estadounidenses en La Habana, que Estados Unidos está considerando el cierre de su embajada en La Habana. Lo afirmó con una total insensibilidad frente al sufrimiento del pueblo cubano causado por el huracán Irma: “Es un problema muy grave con respecto al daño que ciertos individuos [diplomáticos estadounidenses] han sufrido”.

    El gobierno canadiense de Justin Trudeau hace parte de aquellos países occidentales que no han expresado ninguna declaración de apoyo o de solidaridad con Cuba. Es una triste realidad, dada la especial relación de Canadá con Cuba, país con el que nunca ha roto relaciones diplomáticas. De hecho, el padre de Justin Trudeau fue el primer líder de Occidente en visitar a Cuba y expresar su solidaridad con Fidel Castro y “Cuba Libre”. Justin Trudeau visitó a Cuba y se reunió con Raúl Castro tan solo algunos días antes de que Fidel Castro falleciera. Durante varias décadas, además, Canadá ha sido la mayor fuente de turismo para Cuba, hasta el punto de que millones de canadienses han visitado la isla, no solo una vez, sino en múltiples ocasiones, haciendo de Cuba, para muchos, prácticamente un hogar en la distancia.

    Podemos abrigar la esperanza de que el gobierno de Trudeau rectifique y exprese al menos su apoyo moral, el cual daría un gran aliento a los cubanos, conscientes de la especial relación Canadá-Cuba, forjada en cierta medida por la tradición de Trudeau. Dado que el apoyo financiero y material se necesita urgentemente, Canadá debería superar la burocracia que se ha impuesto a sí misma y proporcionar una ayuda inmediata. Según el sitio web de la Misión cubana en Ottawa, lo primero en la lista de necesidades son materiales de construcción. Canadá ocupa el quinto lugar en el mundo en producción de madera y oscila entre el primer y segundo lugar como exportador de productos de madera. ¿No debería Canadá examinar inmediatamente la superación de cualquier obstáculo y hacer uso de este abundante recurso natural, tan necesario para Cuba en la actual crisis?

    En contraste con los gobiernos de Canadá, Estados Unidos, el Reino Unido e Irlanda, las organizaciones de solidaridad y otras instituciones en esos países y el resto de Europa, Australia y Nueva Zelandia están haciendo todo para recaudar fondos de ayuda a nivel comunitario, con el fin de apoyar a Cuba. Aun cuando todos los países del Caribe también necesitan este apoyo, Cuba fue la más afectada en términos de la cantidad de infraestructura y el número de personas afectadas por Irma. Es también una cuestión política, en términos de apoyo a la supervivencia de la Revolución Cubana, que ahora enfrenta un desafío climático sin precedentes. Adicionalmente, aún quedan cerca de tres meses para que termine la temporada de huracanes, como lo han señalado algunos de mis colegas en La Habana.

    El bloqueo norteamericano e Irma

    Cuba también se enfrenta a una nueva campaña de desinformación por parte de los medios de comunicación occidentales y otros. Muchos de ellos parecen gozar a sus anchas al describir el estado “deteriorado de las viviendas y otras estructuras y los techos”, lo que en alguna medida es cierto, especialmente en ciudades como La Habana. Pero ¿es esto una característica inherente al sistema cubano? La impresión que algunos procuran dar es que cualquier problemática asociada a la vivienda y la infraestructura es enteramente responsabilidad de Cuba, y que ello constituye la prueba del “fracaso del socialismo”. Sin embargo, ¿qué se dice acerca del impacto del bloqueo, totalmente ignorado en estos informes o reducido a una nota de pie de página?  Como dijeron unos de mis amigos consultados en Cuba: “No es casual que oculten o minimice el peso del bloqueo.”

    El efecto acumulativo del bloqueo desde 1961 obstaculiza gravemente el normal desarrollo económico de Cuba. El bloqueo es en sí mismo el resultado del propósito genocida de doblegar a Cuba y obligarla a rendirse ante el imperio estadounidense. Viendo la TV cubana durante el paso de Irma e inmediatamente después, es evidente que el bloqueo ha tenido un efecto exponencial en los daños, como sucede ahora con la recuperación. Tomemos, por ejemplo, el tema de la construcción y las infraestructuras, donde es más probable que las viviendas y edificios “deterioradas” sean una consecuencia directa del bloqueo, que produjo daños por $30.868.200 en un solo año entre 2015 y 2016. Una de las principales causas de los daños fue la falta de acceso a tecnologías de construcción livianas y a componentes energéticos eficientes, disponibles en el mercado estadounidense, o producidos por filiales de empresas estadounidenses. ¿Podría ser esta la causa principal del estado “deteriorado” de las viviendas y techos sin desconocer las insuficiencias internas de Cuba?

    Esta situación requiere que, quienes estamos fuera de Cuba, contrarrestemos la campaña de desinformación contra la Revolución Cubana y exijamos el levantamiento completo del bloqueo, como parte de nuestra expresión de solidaridad financiera, material y moral con Cuba.

    https://lapupilainsomne.wordpress.com/2017/09/25/cuba-ante-los-embates-de-irma-por-arnold-august/

    Categorías: Noticias regionales

    DISCURSO CÍVICO-MILITAR

    Jue, 05/10/2017 - 19:37



    Por Esteban Viú

    Esteban Viú analiza el discurso oficial frente a la desaparición forzada de Santiago Maldonado y lo caracteriza como un discurso de guerra que desempolva estructuras semióticas que los sectores reaccionarios tenían cajoneadas hace más de 30 años.

    Los últimos meses nos encontraron como espectadores del resurgir de un discurso nefasto para la historia de nuestro país: el discurso de guerra, que es la continuación del periodismo de guerra por otros medios, es decir, por canales estatales. La desaparición de Santiago Maldonado alcanzó para desempolvar estas estructuras semióticas que los sectores reaccionarios tenían cajoneadas hace más de 30 años.

    La violencia discursiva encontró su epicentro en las declaraciones de Patricia Bullrich que, luego de varios días de silencio oficial, salió a denunciar subversión mapuche en lugar de aportar datos concretos sobre la búsqueda del joven desaparecido. “La lógica que están planteando es el desconocimiento del estado argentino, la lógica anarquista”, aseguró. Desde esa óptica es que se interpreta lo sucedido con Maldonado hacia dentro (y fundamentalmente hacía afuera) de Cambiemos. Un integrante de una facción rebelde que quiere derrocar al Estado.

    Los medios y periodistas satélites del gobierno se encargaron de reforzar esta posición.
    En medio de la represión indiscriminada, algunos pregonaban una “guerrilla mapuche que llegó a Buenos Aires”, para justificar la desaparición de una persona en el sur del país. El diario que es tribuna de doctrina, en tanto, citó una fuente -sin difundir su identidad- que aseguraba que el lugar donde vivía el artesano funcionaba como “hostel y biblioteca con abundante material bibliográfico de índole revolucionario”. A los pocos días, en una columna sin escrúpulos y mal intencionada, Eduardo van der Kooy elegía la siguiente definición: “Hace tres semanas que el artesano se hizo humo”. En el universo discursivo de los conglomerados mediáticos, las denuncias y los responsables operan en un plano que sólo adquiere sentido si se lo interpreta bajo el paraguas de la guerrilla mapuche.

    Según Bourdieu, todo discurso que pertenece a una ideología hegemónica no solamente reproduce el orden establecido, también configura la forma con la que el orden se estabiliza. En este caso particular lo hace diferenciando grupos sociales, especialmente aquellos que son considerados aliados del sistema y aquellos que pueden suponer un peligro para el normal funcionamiento del mismo. La imagen social de toda ideología hegemónica aparece con una presentación positiva de sí misma y una presentación negativa del otro, en este caso, el enemigo. No hay mejor arma de defensa para el sistema que convertir a aquellos elementos que pretenden combatirlo en estímulos informativos que despierten reacciones de malestar emocional en la ciudadanía. Los medios hegemónicos, que dominan lugares privilegiados de lo público, promueven configuraciones de la realidad que tienden a definir los saberes que condicionan la forma de comprender y actuar en un mundo cada vez más homogeneizado.

    En el caso de Santiago Maldonado existen todos los elementos para pensar en una desaparición forzada, aunque el gobierno se aparte de esa postura, y en una construcción hegemónica del relato. Hay estigmatización de la comunidad mapuche, asociándola con guerrillas internacionales y movimientos separatistas, hay ocultamiento deliberado de información esencial (Clarín, por ejemplo, tardó más de una semana en colocar el asunto en tapa) y también hay una construcción de un enemigo que justifique las maneras de actuar del Estado.

    Sin embargo, el objetivo final no es Santiago Maldonado. El objetivo que rige el accionar planificado de la maquinaria comunicacional y gubernamental es criminalizar la protesta, demonizar la política como herramienta de transformación, adormecer a los pueblos para que no interrumpan los negociados espurios del grupo Benetton o para que no interpelen a los funcionarios de turno que se transforman en ajustadores seriales o represores a ultranza.

    El tratamiento oficial del caso de Santiago Maldonado no es casualidad. El tratamiento oficial sobre el caso del Polaquito no fue casualidad. Las declaraciones de Esteban Bullrich, festejando un pibe preso por día, no constituyeron de ninguna manera una casualidad. El ingreso de militares armados en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) el pasado 15 de agosto no fue un hecho fortuito, como tampoco la jugada mediática de la carga de datos en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe en el horario de prime time.

    Días atrás apareció una pintada que sentenciaba: “menos política”, en respuesta a un cartel que pedía por la aparición con vida de Santiago. Y gran parte de la estrategia oficial se reduce a eso, “menos política, más comunicación”.

    https://www.pagina12.com.ar/61114-discurso-civico-militar

    Categorías: Noticias regionales

    UNA MIRADA SOBRE EL MACRISMO

    Jue, 05/10/2017 - 19:34


    Por Osvaldo Drozd

    Los resultados electorales de las PASO actualizaron el debate sobre qué es el macrismo. ¿Es un hecho accidental o vino para quedarse? En esta nota, Osvaldo Drozd esboza algunas aristas sobre cómo acercarnos a una caracterización más rigurosa sobre la fuerza gobernante.

    Tras la realización de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que tuvieron lugar el pasado 13 de agosto se generaron algunos debates de sumo interés con respecto a los resultados obtenidos por las diferentes fuerzas concurrentes, principalmente por las actuaciones del oficialista Cambiemos y la coalición Unidad Ciudadana. No faltaron al respecto consideraciones acerca del rol desempeñado tanto por el frente 1País -encabezado por Sergio Massa- y Cumplir de Florencio Randazzo.

    Contrariamente a lo que muchos suponían que podría suceder, a la coalición gobernante no le fue mal, no recibió en las urnas el rechazo ciudadano por las políticas que viene desarrollando desde diciembre de 2015. En tal sentido la nota de opinión escrita por José Natanson el 17 de agosto para Página/12  bajo el título de El macrismo no es un golpe de suerte, resultó un buen disparador.

    En dicho artículo Natanson advierte que no hay que subestimar a la fuerza gobernante y esboza varias aristas sobre ella que no fueron tenidas en cuenta y que por ende son esos puntales que le permitieron a Cambiemos obtener un buen resultado electoral. Quien escribe coincide en no subestimar a los que gobiernan, pero difiere con respecto a las aristas propuestas. También si se tiene en cuenta que el director de Le Monde Diplomatique señala en la nota que Cambiemos tomó temas descuidados por el kirchnerismo como es el narcotráfico, problemática que no debiera haber sido descuidada ya que para él ni uno ni otro tendría respuesta más que poner el tema sobre el tapete o simplemente verbalizarlo como en sesiones de análisis; lo que descubre con ello es cierta falta -por parte del kirchnerismo- de sentido autocrítico, sumando a ello no haber tenido en cuenta que el macrismo no resulta una anomalía como señalara Ricardo Forster, lo que conllevaría a subestimarlo.

    Es verdad que el kirchnerismo tiene baja autocrítica. Lo que no hay que confundir al respecto es la demanda de muchos periodistas afines al gobierno que cuando piden autocrítica no hacen más que solicitar arrepentimiento.

    El kirchnerismo no debiera arrepentirse por ejemplo de haber impulsado la ley de medios o la 125, lo que debiera sí decir es por qué no se fue a fondo con sus políticas más avanzadas, permitiendo que los sectores más concentrados se reagruparan y produjeran una resistencia enconada en un combate que no se privó de desplegar todas las formas de lucha, no exclusivamente lo que comúnmente se denomina política democrática.

    No considerar la ofensiva que fueron desplegando desde 2008 en adelante es no tener en cuenta cuáles fueron los principales sedimentos que dieron pie a la formación de una fuerza política como es hoy el macrismo. Eso sin dudas excede el vecinalismo del Pro en su gestión al frente del gobierno de la ciudad. Va mucho más allá de “la retórica new age, las bicisendas, las ferias de comida saludable”.

    El macrismo de alcance nacional fue incorporando una cantidad importante de elementos que son parte del folklore de la derecha argentina histórica. Valdría señalar -para entender lo que sigue- que el macrismo –según quien escribe- no es solamente el PRO y a su vez no coincide acabadamente con el espacio completo de Cambiemos.

    El macrismo es transversal, atraviesa también a sectores de la oposición.
    Las posiciones de alguien como Margarita Stolbizer no pueden ser leídas de otra manera. El actual macrismo excede al mismísimo Macri, es la coronación política de un sedimento ideológico cultural que fue fermentando desde hace tiempo cuando el Pro de Macri era sólo una pequeña parte de ello.

    Si es verdad que desde 2008 se acentuó la famosa “Grieta”, habría que decir que fue el actual macrismo quien entre otras opciones logró capitalizar políticamente uno de los costados de ella. Lo que hoy se denomina macrismo podría haber tenido otro nombre, tal vez massismo o incluso sciolismo.

    Eran los principales ofertas que ofrecía el menú del poderoso aparato mediático corporativo quien sin ninguna duda es parte constitutiva de este movimiento junto a la AEA, la Rural, gran parte del Poder Judicial, y otros.

    Si se tiene en cuenta el acontecer político en Ecuador, con el viraje brusco del presidente Lenin Moreno con respecto a las políticas llevadas adelante por Rafael Correa durante una década, aunque este último lo haya propuesto como su sucesor; no debiera incomodar a nadie la posibilidad virtual de que si Daniel Scioli hubiera sido elegido presidente en 2015 no hubiera sucedido algo similar. Los acontecimientos que se vienen desarrollando en Latinoamérica nos muestran un plan muy bien orquestado por el Imperio y sus socios locales.

    Recordemos que la marcha cacerolera del “8N” de 2012 que se denominaba “antipolítica” pero que pedía que “No nos convirtamos en Cuba o Venezuela” convocó a vastos sectores de la más rabiosa oposición al kirchnerismo y al “populismo”, que son el mismo segmento de la sociedad que convocó a la marcha del #1A de este año en defensa irrestricta del gobierno de Mauricio Macri, tras un marzo de gran movilización de los diferentes sectores populares.

    De esta forma hay que considerar lo que Antonio Gramsci señalaba como el pasaje de la estructura a las superestructuras complejas, a saber “la fase en la cual las ideologías existentes se transforman en partido político” (1). En el actual macrismo están incorporados los sedimentos más retrógrados de la larga historia de la derecha argentina incluyendo su tradición golpista y genocida. Se funden en el formato democrático de la actualidad junto a la tradición radical reeditando el más rancio gorilismo de antaño.

    Si bien Cambiemos o más específicamente el PRO se visten con un ropaje que simula estar adecuado a lo más vanguardista de la moda y  a su vez plantarse como ultra democráticos, habría que señalar que todo ello es una simple pose que, no se condice con el sustrato que los determina en última instancia.

    Como anteriormente se señalaba el PRO no es el macrismo. Considerar a cualquiera de los dos términos como una “derecha democrática” al menos goza de una inexorable ambigüedad que sucumbe a la polisemia propia de un término que no es tan fácil definir. Lo que es democrático para algunos no lo es para otros.

    El gobierno dice que Venezuela es una “dictadura”. Uno se pregunta si convalidar al gobierno de Michel Temer en Brasil tras un escandaloso golpe institucional correspondería a un procedimiento democrático. El accionar patoteril de las bandas parapoliciales de la Ucep y las escuchas ilegales fueron parte del gobierno de la ciudad encabezado por el actual presidente. Eso Natanson no lo dice. La ausencia de Santiago Maldonado se convierte así en una espina estructurante de una posición bien determinada aunque difundida como ambigua. No se puede decir que está bien que alguien desaparezca y simultáneamente enviar mensajes a los más cercanos de que se hizo lo más conveniente.

    El gobierno no deja de culpar a todo el arco opositor de que con lo de Maldonado se intenta politizar el caso. Si por lo contrario saliera a pedir la aparición con vida de Santiago como todo el mundo la mentada politización caería inmediatamente pero su forma de actuar deja suspicacias ¿se da por aludido? Incrimina a los docentes que en las escuelas hablan del tema, pide que no se enturbie a la Justicia, pero también pone las manos en el fuego por la Gendarmería.

    Quien politiza lo de Maldonado es el gobierno de acuerdo a una implacable lógica electoral. Sabe que una parte de la ciudadanía en eso lo acompaña al igual que cuando reprime la protesta social o dice que “combate al narcotráfico y las mafias”. Sin dudas cuando se cuenta con lo más concentrado del aparato mediático y la Justicia, es posible montar diferentes espectáculos que nadie podrá demostrar que no tengan realidad. Lo que no quedaría claro en lo señalado es qué parte de todo eso sería “democrática”.

    http://www.lateclaene.com/osvaldo-drozd-macrismo

    Categorías: Noticias regionales

    HACIA LA SALUD EN MANOS PRIVADAS

    Mié, 04/10/2017 - 18:32

     

    Por Página/12

     

    El Gobierno presentó en Mendoza la cuestionada Cobertura Universal de Salud. El ministro de Salud nacional, Jorge Lemus, la definió como “un cambio del modelo asistencial” y destacó “la historia clínica única y los turnos telefónicos”. Médicos sanitaristas advierten que se trata de una privatización encubierta. La crítica del ex viceministro Kreplak.

     

    El plan de Cobertura Universal de Salud (CUS) fue lanzado ayer en la ciudad mendocina de Guaymallén, donde comenzará a implementarse. El lanzamiento del CUS se realizó en el Centro de Salud N 16, desde donde tiene previsto extenderse a los 22 centros de atención primaria de ese departamento.

    El sistema fue presentado por el ministro nacional del área, Jorge Lemus, que estuvo acompañado por su par de Modernización, Andrés Ibarra, y el gobernador provincial, Alfredo Cornejo. Médicos sanitaristas advierten que este plan es en realidad una privatización encubierta del sistema de salud. 

    En la propuesta, Lemus destacó la gratuidad del sistema, aunque aclaró que cuando el paciente tenga cobertura privada y se atienda en un hospital público, se le va a realizar el cobro correspondiente a su obra social o prepaga.

    El doctor Nicolás Kreplak, sanitarista y ex viceministro de Salud, explicó: “Esto viene mal desde el principio, porque en el anuncio que hicieron no hay nada de información. Sólo hay cuatro puntos muy generales, del tipo ‘garantizar la salud para todos’. Este sistema sólo sirve si existe una agencia nacional de evaluación de tecnología sanitaria. Esto falta, y eso lo dijeron tanto Lemus como Macri”. 

    –¿Por qué es imprescindible esa agencia?

    –Porque lo que hace es evaluar la relación costo/beneficio de los medicamentos, los protocolos de atención, de diagnósticos. Así funciona el sistema de salud inglés. Si la agencia no aprueba la relación costo/beneficio de algo, se lo prohíbe. Aquí eso no se plantea y los privados pueden hacerlo. Y si el medicamento o el tratamiento son eficaces en algunos casos sí y en otros no, o no está absolutamente probada la eficacia, el Estado inglés paga en los casos en que sirve. Acá eso no está estipulado. Y con el poder que tienen los laboratorios…

    Lemus destacó en rueda de prensa “que estamos dando comienzo a un cambio del modelo asistencial” y detalló que las personas “van a ser identificadas, van a tener una historia clínica única, la posibilidad de pedir turno telefónico, hacer una derivación a los hospitales de mayor complejidad, van a tener acceso a la cobertura de medicamentos y hacer interconsultas” con otros especialistas en salud.

    “En realidad, todos los que se atienden en los hospitales públicos ya están identificados, ya funciona la red de enfermos crónicos”, aclaró Kreplak. “Lo más grave de este sistema es qué pasa con la gente que no tiene el carnet. ¿Qué se va a hacer con los dementes, los indigentes, los indocumentados? Yo trabajo en un hospital público, y a veces tardamos más de veinte días en identificar a alguien, porque no tiene documentos, no sabe quién es. Es un problema serio”, planteó.

    El plan incluye “una serie de ventajas que hace que estos pacientes tengan ahora una cobertura única”, valoró el ministro, quien afirmó que ya hay 14 provincias adheridas en las que paulatinamente se irá aplicando el sistema.

    Por su parte, Ibarra subrayó que “estamos trabajando con las distintas áreas de gobierno, provincias y municipios, sumando la tecnología que hace falta para simplificar la vida de la gente”. 

    Ante una consulta, Lemus negó que este nuevo sistema implique el cobro de algunas prestaciones, como había denunciado el ex ministro de salud del kirchnerismo, Daniel Gollan. Lemús aseguró: “Eso es totalmente equivocado. No sé de dónde sale esa concepción”. Y agregó que “la estrategia de la Cobertura Universal de Salud, por definición, hace al no pago de la asistencia y (el pago) sería contrario al concepto”.

    Sin embargo, Kreplak insistió en el planteo de Gollan: “Este sistema está copiado del colombiano, que ya se demostró calamitoso. Se pone un límite a las prestaciones. Entonces, en los casos en los que se necesite algo que no está cubierto, hay que ir a la Justicia. En Colombia hay una catarata de juicios”.

    “Lo que pasa es que esto lo impulsan los financistas del sistema de salud en el Congreso. No se discute la rentabilidad de los laboratorios ni de los grandes prestadores. Sólo se achica el alcance de la cobertura gratuita, resumió Kreplak.

    https://www.pagina12.com.ar/66850-hacia-la-salud-en-manos-privadas

    Categorías: Noticias regionales

    EL PATA MEDINA PRESO. LA OTRA CAMPANA: UN TEXTO PROVOCADOR

    Mié, 04/10/2017 - 18:28



    Por Juan José Salinas

    No fue en este siglo sino en 1990 cuando quien escribe denunció los manejos de Omar “El Caballo” Suárez en el SOMU, sindicato que había asaltado manu militari ayudado por Aldo “El Ñato” Rico, Osvaldo “El Paqui” Forese y Carlos “El Indio” Castillo, asesinos seriales al menos los dos últimos.

    Sin embargo, atentos al frondoso prontuario de la interventora que Macri puso al frente del gremio, la hoy candidata a senadora por la Provincia de Buenos Aires Gladys González de Mosca, entonces diputada (sueldo que nunca dejó de cobrar, cagándose en la ley mientras se autoconcedía un sabroso salario como metereta en el gremio de los obreros marítimos) estoy escaldado frente a la unanimidad vociferante de quienes aplauden la captura, condena mediática y crucifixión sumaria del “Pata” Medina, a pesar de los muchos prejuicios que, como todos o casi todos, tenemos sobre él. Y no solo prejuicios, claro: Poco y nada tiene que ver Medina con Jorge Di Pascuale, Raymundo Ongaro, Agustín Tosco y tantos hernanos sindicalistas asesinados por la dictadura genocida.

    En las redes circula este texto anónimo. No sé si tiene o no asidero pero si se que al no mover un dedo en la defensa del perseguido, los dirigentes de la CGT se autocondenan pues eligen la ceguera voluntaria de no querer darse cuenta de que los Ceos amarillos vienen por ellos, vienen por todo en su afán de convalidar y homologar una drástica reducción, una jibarización de los salarios y una conversión de los sindicatos en irrelevantes ong’s. En fin, que se trata de sino de esclavizar a los trabajadores, de reducirlos al papel de siervos de la gleba.

    No sé cómo no se dan cuanta de que ahora vendrán por Víctor Santa María, y que a continuación vendrán por todos.

    Hay que estar ciegos. Hay que ser cobardes.

    Palazzo, Amichetti, Correa: ¡explíquenles!.

    Transcribo el texto que me llegó por las redes. Sin firma pero con mucho sentimiento. Es incómodo. Molesta. Y, sin embargo…

    En mi barrio, los chaqueños que se vinieron de trabajar explotados en el campo, vivían en casillas arribas de las vías, todos apretados. Comían en nuestros comedores, las compañeras se pasaban días enteros limpiando casas, los compañeros changueaban, juntaban cartones, diarios, vidrios y lo vendían. Los pibitos, nenes, salían de la escuela y se iban a 7 y 50 a pedir monedas en el cine, a estacionar autos, algo que le diera unos mangos más para la casa. Iban a los piquetes por un par de bolsones de comida, ellas se asociaban como manzaneras, se inscribían en todos los “planes sociales” que salieran para poder calmar la urgencia.

    La reactivación económica, como le dicen los licenciados, llegó a mi barrio (y a todo el país) de la mano de Nestor y Cristina. Pero hay un actor igual de importante para la vida de mis compañxs.

    “El gremio” como le dicen ellos, los incluye, los convoca, los hace parte. No les importa pasar horas en la puerta, ellos esperan cargados de esperanza que, el Pata llegué con obras nuevas y en asamblea definan quienes van a laburar.

    A laburar y a tener dignidad.

    Mis compañerxs, de la mano de Nestor y Cristina, pero sindicalizadxs en la UOCRA han construido dignidad. Han aprendido a defender lo suyo y no ser un peón explotado por el mega inversor que privatizó media ciudad.

    Mis compañerxs llevan en sus espaldas con orgullo su nombre, llevan en su pecho la sigla que les significa DIGNIDAD.
    Discutir modos del Pata Medina es hacerle lugar a los que vienen por todo. El Pata Medina es, el representante sindical que ha logrado que el rubro más explotado sea, en su seccional, el mejor pago. Al Pata Medina, hoy lo llevan -y no se esconden al decirlo- por “extorsiones sindicales”. Denominan extorsiones a la defensa de sus laburantes.

    En mi ciudad, no se ha parado una sola obra. Pero en todas las obras, los laburantes tienen la pilcha que se necesita, los días de descanso justos, la cantidad de trabajadores que se necesita, las herramientas y los elementos de seguridad. Trabajan dignamente. Y es porque el Pata Medina los defiende.

    La “figura pública” que tiene el Pata Medina ha sido sobreexpuesta. Ha sido violenta, exagerada, llena de exabruptos. Debe tener en el legajo mil cosas por las que buscar. Pero no, el gobierno de Mauricio Macri y Maria Eugenia Vidal como representantes del poder real de nuestro país, no lo persiguen por su legajo.

    Tienen en claro lo que buscan. Sitiaron una ciudad con todas las fuerzas de seguridad. Mientras que buscamos a Santiago Maldonado, desaparecido tras la brutal represión de Gendarmería, mientras la caratula de Johana Ramallo sigue siendo ‘averiguación de paradero’.

    Se viene la reforma laboral, se viene la flexibilización laboral, vienen a precarizar el laburo y no quieren sindicalistas defensores de los trabajadores.
    Dividen, logran que nos defendamos en bloques, como corporaciones y no como proyectos colectivos. Quiebran al campo popular. Lo atacan fragmentado.
    Pero tienen un objetivo. Demonizar al sindicalismo. Fracturarlo y disciplinarlo. Eso es lo que quieren.

    Acá no combaten mafias, mafias tiene en ellos con Ritondo como jefe de la policía. Mafias tienen ellos cuando adquieren todos los medios de comunicación. Mafias tienen cuando desaparecen y encubren. Mafias tiene Sturzenegger con Cavallo en el Banco Central. Mafia es lo que tiene Mauricio Macri en Panamá, Michetti con la fundación fantasma. Eso es mafia.

    En mi barrio, los chaqueños que se vinieron de trabajar explotados en el campo, tienen casa de material, andan en auto, conocieron la playa y el mar, sus hijos terminaron la escuela y ahora militan, además, van “al gremio” para esperar su turno y entrar en alguna obra.

    En mi barrio, Nestor y Cristina son amados. Igual que el Pata.

    Ninguna discusión que quiera instalar un gil desde un escritorio podrá ponerme en la vereda de enfrente de quién, les significa para mis compañerxs, una vida digna.

    Aguante el sindicalismo, aguante los laburantes sindicalizados, aguante la CGT.

    http://pajarorojo.com.ar/?p=36080

    Categorías: Noticias regionales

    PROVOCANDO PROVINCIAS INVIABLES

    Mié, 04/10/2017 - 18:24

    Por Carlos Andrés Ortiz

    En la terrible década del ’90, que desembocó en la crisis terminal de 2001/2002, Cavallo y otros popes de la economía neoliberal apátrida, entre muchas falsedades ideológicas repetidas cuan dogmas sagrados indiscutibles, entre un puñado machacado persistentemente, dos de ellos tienen que ver con el desprecio al país profundo, al federalismo y al amor a la patria.

    En vez de “economías provinciales”, fabricaron el difuso concepto de “economías regionales” como sutil forma de “ningunear” (*) a las provincias excluidas del núcleo duro central de la Pampa Húmeda, también llamado por los voceros del establishment “la pampa gringa”, denominación tampoco inocente, pues lleva implícita el racismo rampante que buscan instalar los medios masivos de la incomunicación y las tergiversaciones…pero este es un tema que podrá tratarse en otro artículo.

    Otro de los neologismos instalados en aquellos años del neoliberalismo rampante, es el de “provincias inviables”, el cual no por casualidad está volviendo a mencionarse en los presentes años de neoliberalismo recargado padecido hoy.

    Este concepto es de una perversidad muy refinada, pues es brutalmente excluyente, dado que para la retorcida lógica de la oligarquía CEOcrática (**), lo único que cuenta es el retorcido y deshumanizado criterio de rentabilidad, que pretenden trasplantar desde su visión oligopólica – empresaria ultra liberal, al manejo del Estado, al cual gobiernan como si fueran los dueños, mientras que los ciudadanos de a pie pareceríamos la versión anacrónica de los nuevos siervos de la gleba, atados al poder y caprichos de los amos (neo) medievales.

    Además ese concepto es la reedición del más cerrado y apátrida unitarismo, centrado en la desproporcionada ciudad-puerto y la rica provincia de Buenos Aires, y socarronamente despectivo de todo el interior, con las únicas excepciones parciales de Santa Fe y Córdoba. Es evidente que la CEOcracia ultra liberal, es la heredera directa de los rivadavianos, de los mitristas y sarmientistas, achicadores del territorio, carentes de toda noción de Grandeza Nacional, y excluyente sin tapujos ni vergüenza de las grandes mayorías nacionales.

    Pero lo peor es la “inviabilidad” de las “provincias marginales”, que está siendo provocada, fomentada e instalada por el propio unitarismo neoliberal hoy puesto en esta especie de suma del poder público al cual autoasumió, para anular todo conato de fundamentada oposición a su gobierno.

    Las principales acciones y omisiones que reinstalan la pobreza, la desindustrialización forzosa, la desocupación masiva, la exclusión social y la futura ingobernabilidad de las provincias “menores” de Argentina, son estas:

    • Achicamiento de las coparticipaciones (distribución de los impuestos nacionales) a casi todas, mientras se opera para aumentar la coparticipación de la provincia de Buenos Aires…precisamente la más rica, y curiosamente la más endeudada de todas, ante el “festival de toma de deudas” de “Heidi” Vidal; quien procede acorde al pensamiento de la vicepresidente Michetti, quien entre otras “frases célebres” dijo “es bueno endeudarse” (SIC).
    •  “Sugerencias” y presiones para que las provincias eliminen el Impuesto Sobre los Ingresos Brutos, que es la principal fuente de ingresos genuinos de la mayoría de las provincias, además de las coparticipaciones.
    •  “Invitaciones” y sutiles facilidades para que las provincias se endeuden en dólares en el exterior, configurando un cuadro de situación que cada vez se parece más a los prolegómenos de la hecatombe de 2001.
    •  Casi nulas obras públicas del promocionado y falaz Plan Belgrano, otra de las algazaras propagandísticas del neoliberalismo imperante.
    •  Anulaciones de diversos servicios ferroviarios, lo cual nos vuelve totalmente dependientes del muy caro transporte automotor para las cargas, y mata la alternativa más económica y federal para el transporte de pasajeros.
    •  Exclusión sin justificativos lógicos, de Misiones y Corrientes del Gasoducto del NEA, privándonos del importante servicio de gas natural; exclusión perpetrada ante la total pasividad de sectores gremiales, empresariales, políticos, intelectuales y pueblo en general de esas dos provincias. ¿Acostumbramiento al subdesarrollo crónico, ignorancia, pasividad extrema o resignación sin vuelta?
    •  Inacción total para construir los imprescindibles puentes carreteros nuevos que remplacen a los derrumbados ante la desidia oficial nacional y provincial, en la Ruta Nacional Nro. 12, a ambos lados de Corrientes Capital.
    •  Inacción total para reimplementar el muy económico transporte fluvial, que abarataría costos directamente a siete provincias, e indirectamente a varias más. Silencio total de empresarios, gobernantes, …y de ecologistas, que parecen no ver los enormes ahorros ambientales que significarían las gigantescas economías de combustible de las barcazas de carga, respecto al muy costoso y gastador transporte carretero. Además del descongestionamiento de rutas y con ello evitar las frecuentes colisiones que tantas vidas y mutilaciones permanentes cuesta, dolorosamente.
    •  Inacción total del gobierno nacional, ante las sangrías económicas que causa el hoy totalmente deficitario comercio fronterizo, evidenciando una total insensibilidad frente a la miseria que provoca a todo el país, y en particular a las provincias fronterizas. Muy tibios o inexistentes reclamos de sectores políticos, empresarios y gremiales, ante el tremendo cuadro de situación, que no parece tener fin ni piso de profundización.
    •  Problemas sociales, educativos, sanitarios y humanos de todo tipo, que causan las bajas sensibles de los salarios reales, de por si bajos en las provincias menos desarrolladas, de las quitas de subsidios a discapacitados, de subejecuciones y limitaciones presupuestarias para salud pública, educación, y entes previsionales como el PAMI; a todo lo cual se agregarían bajas programadas en las retribuciones a jubilados y pensionados. Un calco de 2001.
    •  Blindaje mediático casi total, que oculta y/o minimiza este dantesco cuadro de catástrofes generalizadas, provocadas por la dogmática aplicación del más crudo neoliberalismo. Todo ello mientras las ganancias siderales de las operaciones especulativas y de los grandes grupos concentrados no parecen tener techo ni limitaciones algunas.
    •  Instalación de la “lógica” neoliberal, según la cual “lo inviable” debe ser desechado, lo cual avalaría la mutilación territorial argentina, tal como lo habría sugerido –según trascendió y fue repudiado por Veteranos de Guerra Fueguinos- el actual vicepresidente del Banco Central Lucas Llach, y seguramente otros del sector gobernante lo expresaron, en ámbitos más reservados.

    Detrás de todo esto se puede percibir, ominosa pero semi oculta para personas no informadas o muy colonizadas mentales, las amenazas no solo a la hoy menguada soberanía nacional, sino también a la integridad de nuestra nación, la cual aparece crecientemente amenazada por el peligro cierto de balcanización y o destrucción total, a consecuencia de la remozada aplicación de una nueva versión del ominoso Plan Morgenthau, ideado décadas atrás por los mega poderes plutocráticos transnacionales.

    ¿Exageraciones o suposiciones sin fundamento?
    Eso lo pueden decir los desinformados crónicos, los operadores de esas medidas destructivas, o los muy colonizados mentales; como clasemedieros sin rumbo, progres fuera de foco, o muy confusos patrioteros de bandera, entre otros.

    (*) Ningunear, argentinismo que implica quitarle entidad o importancia a algún pensamiento, persona o institución.
    (**) CEOcracia, gobierno de los “CEOs”, o cabezas dirigentes de grandes grupos corporativos.

    Carlos Andrés Ortiz
    Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

     

    Categorías: Noticias regionales

    LLEGANDO LOS MONOS: NARCOTRÁFICO ESTEREOTIPADO Y RACISMO SOLAPADO

    Mié, 04/10/2017 - 18:21



    Por Esteban Rodríguez Alzueta

    Esteban Rodríguez Alzueta analiza la estructura ideológica del libro Los Monos: historia de la familia narco que transformó Rosario en un infierno, y afirma que la participación de las minorías en las economías ilegales tiene un obstáculo principal que es su visibilidad: Son negros que vienen del mundo de la pobreza, con otro capital cultural, social y simbólico.

    Una barricada hecha de estatus y color de piel que limita las oportunidades de hacer una carrera criminal para algunos mientras promueve las de otros sectores sociales.

    Sabemos que el periodismo tiende a pensar la realidad desde la superficie de las cosas perdiendo de vista aquello que queda por debajo de la línea de flote. Prueba de ello es el libro Los monos: historia de la familia narco que transformó Rosario en un infierno, de los periodistas Germán de los Santos y Hernán Lescano.

    Vamos empezar haciendo una concesión: los nombres de los libros, sobre todo cuando llevan el sello de Sudamericana corren por cuenta de los editores. El libro, que se dedica a inventariar los hechos que rodearon la venta de drogas en los suburbios de la ciudad de Rosario adjudicados a la familia Cantero, se inaugura con un subtítulo que pone las cosas en un lugar donde no se encuentra, cargando todo, o casi todo –la vida cotidiana (y esto incluye la vida económica y política) de Rosario- a la cuenta de una familia que, hace rato se transformó en el gran chivo expiatorio.

    El libro tiene algunas puntas interesantes, pero no constituyen ninguna novedad porque son las tesis de otros periodistas de diarios de Rosario que, dicho sea de paso, no se citan en ningún momento. Pero más allá de esto y de la innecesaria truculencia para narrar los hechos, más allá de que no compartamos que se trate de una “guerra entre bandas”, el libro moviliza discusiones. En esta ocasión me interesa detenerme sólo en una cuestión, el resto lo dejo para otro artículo porque merece una extensión que nos excede ahora. Hacia allí vamos.

    Los autores se la pasan diciendo que uno de los desafíos más importantes para cualquier narco, en realidad para cualquier organización ilícita, además de la guarda del dinero líquido, es el blanqueo: ¿Cómo se transforma el dinero sucio en dinero limpio? El lavado de las suntuosas ganancias no sucede por arte de magia, supone una serie de prácticas e inversiones financieras que implican una a serie de actores que, en el libro, están ausentes.

    Porque estamos ante una investigación sin demasiado vuelo, que se hace con la lectura atenta de los expedientes judiciales y entrevistas a fuentes oficiales off de record, pero que no toma riesgos mayores. Digo, no se mete con las elites que orbitan el universo transa, es decir, con todos aquellos actores, que crean condiciones para que estos otros puedan expandirse, y aquellos con estos, claro está.

    En otras palabras, no hay nombres de abogados, contadores, escribanos, asesores financieros, empresarios locales, sea del mundo de la construcción, la venta de autos, el ocio recreativo, etc. Sólo hay nombres de narcos, policías, barrabravas y algún matón. También –hay que reconocer- se mencionan algunos nombres de la política y la justicia, pero son actores que según parece andan con el tiempo de descuento, de modo que tampoco les implica –a los periodistas- demasiados riesgos. Es decir, es un libro que hará pivote arriba de una trama entre narcos y policías. Dos actores que tienen más o menos la misma extracción social y, además el mismo color de piel. Dos actores que siguen siendo los eslabones débiles de una cadena, que se pueden retirar fácilmente cuando hacen demasiado ruido.

    Siempre habrá una nueva manzana para reemplazar la que se acaba de retirar. Los mercados aborrecen el vacío, y los espacios que se dejan libres los ocupará raídamente la competencia.

    En ese sentido, el libro Los monos es un libro que cuida las espaldas de la elite rosarina, que no se mete con los empresarios y profesionales muy prestigiosos y blancos de la gran ciudad.

    El criminólogo italiano Vincenzo Ruggiero decía que el universo de la droga es desigual. No sólo porque hay que distinguir entre los actores que se dedican al comercio exterior y a montar la trama financiera para desapercibir y lavar las ganancias que reporta el narcotráfico, y todos aquellos otros actores abocados al narcomenudeo. Es un mundo más o menos maniqueo: de un lado están los poderosos y del otro los débiles. Ambos tienen plata, y a veces mucha plata.

    Pero viven mundos distintos, mundos separados por un tabique social y racial. Porque los poderosos, me olvidaba de decir, son blancos y hacen cosas de blancos, y los débiles son negros o morochos y hacen cosas de negros. Los negros se dedican al chiquitaje y los blancos a la comercialización de drogas for export que viene, dicho sea de paso, agregado al tráfico ilegal de granos.

    En efecto, la trayectoria de las organizaciones criminales dedicadas a surtir el mercado local es una “carrera virtualmente estancada”. “Sus frenéticas actividades –dice Ruggiero- no se traducían en una movilidad social ascendente: el suyo era un movimiento que no llevaba a ninguna parte.” Sus beneficios pueden encontrar pasadizos ocultos pero ellos mismos chocarán contra la pared: no pueden mudarse a un countrie, andar en autos lujosos, comprarse un yate, aviones, pasearse por las fiestas de la gran society. Y si lo hacen, sus bienes tienen fecha de vencimiento, son lujos esporádicos. No tienen una trama social que los proteja o disimule su riqueza. Son, además, negros, tienen otros gustos, “no saben vestir”, “no saben hablar”, tienen otros modales.

    Los periodistas lo escriben pero no entienden lo que dicen: “Los Cantero se habían expandido por todo Rosario, pero conocían sus limitaciones y sabían que en ciertos lugares y círculos sociales no podían ni siquiera pisar.”

    Quiero decir, la carrera criminal de las minorías en las economías ilegales, sean transas, narcopolicías, o barrabravas, tienen una serie de obstáculos que impiden la movilidad ascendente. El obstáculo principal es su visibilidad. Son negros y pobres o, mejor dicho, negros que vienen del mundo de la pobreza, con otro capital cultural, social y simbólico. En una palabra: negros, son negros y no necesariamente, como dice la vecinocracia “negros de alma”.

    El narcotráfico es un mercado estructurado social y racialmente. Los negros son los que se encargan de las tareas que implican mayor riesgo: la venta al público, la negociación con la policía. Los que deben lidiar con los riesgos que implica estar en la calle. Porque convengamos que no se trata de un emprendimiento que sucede en la absoluta  clandestinidad. Para comprar merca todos debemos saber dónde se vende merca. Y los vendedores no van rotando sus bocas de expendio todos los días porque los usuarios tendrían dificultades para acceder a las drogas.

    Esta gran barricada, hecha de estatus y color de piel, limitan las oportunidades para algunos de hacer carrera, mientras que promueven las de otros. Mientras los negros quedan cada vez más expuestos cuando se enriquecen, los blancos pasan desapercibidos. Los blancos juegan en otras ligas, van a otras fiestas, tienen un linaje que los preserva e invisibiliza. Los estereotipos de narcotraficantes no están hechos para aprender al blanco sino para cazar al negro. El blanco puede haber hecho la fortuna de un día para el otro, pero las relaciones que cultivaron, ellos o sus familiares, en el mundo de la justicia, de la política, del empresariado, les hace saber de antemano que tienen menos chances de merecer la atención de las pesquisas de todo el mundo. Prueba de ello el libro Los monos.

    Está claro que “los monos” cometieron una serie de errores que se repasan en el libro. Errores que los expusieron más allá de la cuenta, que atrajeron la curiosidad de muchos: por ejemplo, moverse en autos suntuosos, hacer megafiestas en el mismo lugar donde las hacen el Colegio de Jueces de Rosario o la Cámara de la Construcción, meterse en el mundo del fútbol y, sobre todo, matar a una persona en pleno centro. Pero más allá de esos errores, su caída era cuestión de tiempo.

    En definitiva, mientras las cosas no se salgan de su lugar, seguirán su curso “natural”, al menos por un buen rato. Pero el blanco, dueño de una constructora, una financiera, un importadora, de cientos de hectáreas de campo, tienen menos chances de llamar la atención que el negro de la villa. Cuando los negocios empiecen a redituar suculentas ganancias, los negros tienen serios problemas para proyectarse y jugar en otras ligas que los ampare. El narcotráfico es un espejo del racismo social. Es fácil pegarle a “los monos”, o por lo menos desde la prensa empresarial. Los periodistas se meten con los negros débiles, pero dejan en pie a los blancos poderosos. Estos tienen familiares con carreras profesionales intachables, que velan por su inocencia y disimulan sus ganancias.

    Hoy son los monos, y mañana serán las jirafas, o los hipopótamos. Siempre habrá alguna especie en la fauna silvestre que se encargue de hacer la tarea sucia, que más riesgos genera este tipo de negocios. Mientras tanto, los blancos seguirán viviendo en los barrios cerrados, edificando torres, metiendo la plata en fideicomisos, abriendo cuentas off shore en el exterior, invirtiendo en la soja, comprando campitos. Tienen a su disposición a decenas de profesionales exitosos que fueron entrenados en la universidad privada y en las facultades de derecho del país para evadir impuestos y blanquear la plata.

    Termino y me atrevo a sugerir la siguiente hipótesis: cuando la droga se legalice –y eso es algo que sucederá, tarde o temprano-, será también por la presión que meterán los blancos para sacarle el negocio a los negros. La cocaína ya no se venderá en los bunker de la periferia sino –como sucede con el rivotril, la novocaína, la lidocaína, el katovit, la ketamina- en las cadenas de farmacia o veterinarias regenteadas por los empresarios y profesionales exitosos, todos ellos, claro está, buenos padres de familia.


    *Esteban Rodríguez Alzueta
    Investigador de la UNQ y director del LESyC. Autor de Temor y control y La máquina de la inseguridad. Integrante del CIAJ.

    http://www.lateclaene.com/esteban-rodrguez-alzueta-monos

    Categorías: Noticias regionales

    FÚTBOL NO APTO PARA POBRES

    Mié, 04/10/2017 - 18:18

    Por Diego Rossi

    ¿Cuál es el costo del Pack para ver el fútbol de la Superliga de Primera, si para ello resulta imprescindible un abono a las televisoras por suscripción (TV satelital o cable)? ¿Y qué porcentaje representa este costo respecto de los ingresos de cada argentino?

    Mientras hablan de “contenidos convergentes”, el Gobierno y la AFA restringen al fútbol como consumo restringido para pocos. La mayoría revisará sus inelásticos ingresos, pondrá la ñata contra el vidrio de algún bar, o fantaseará con ser pirata de derechos ajenos y difícilmente alcanzables.

    La naturalización del pago para ver televisión fue un gran logro del establishment audiovisual en los 90.
    Se efectivizó a través de la tv de cable –y en menor medida la satelital–, llegando a un alcance actual (o “penetración” según la jerga de analistas de mercado) algo superior al 80 por ciento de hogares. Aun familias con alguna necesidad básica insatisfecha pagan para ver TV.

    El promedio del paquete básico de TV por suscripción de Argentina es uno de los más caros de Latinoamérica
    , oscilando entre los $637 (Cablevisión) y $890 (DirecTV), que de conjunto marcan un promedio de unos 52 dólares por mes.

    También la conectividad telefónica móvil y el servicio de Internet son altamente valorados para una vida digna en nuestros días. Sus costos de abono, sumados a la televisión de pago, aumentan la presión sobre los asalariados y cuentapropistas.

    Tras el retiro de los aportes públicos en forma de publicidad oficial (Fútbol para Todos), analizamos el esfuerzo presupuestario de un grupo familiar para disponer del “producto Pack Fútbol”.

    Para ver el fútbol de Primera se requiere un abono HD (alta definición): esto empuja a los abonados de menor precio de TV de pago hacia combos, promociones u ofertas empaquetadas que elevan su gasto. Por ejemplo: si se toma el abono más económico de Cablevisión (el analógico de $ 637), se le debe agregar un plus de $ 242 de “mantenimiento” del HD, más el “Pack Fútbol” de $ 300 por mes. Total: $ 1179  (o no menos de $1000, si el consumidor negocia en estos días una promoción vía atención telefónica). En ciudades como Río Cuarto, Oberá o Santa Rosa hay competencia de Cablevisión con operadores locales o cooperativas por cuanto se reduce el costo. En la capital de La Pampa, Cablevisión bajó el abono básico a $495 porque su principal competidor, la Cooperativa Popular de Electricidad, Obras y Servicios Públicos, ofrece un básico de $229 más $25 por decodificador.

    En Argentina, el gasto en abono básico de TV por suscripción se calcula en el 3,2 por ciento en relación al ingreso per cápita (The Competitive Intelligence Unit, 2017). Pero ese promedio esconde desigualdades que afectan a los sectores populares.

    Ingreso familiar.
    El ingreso total familiar medio (aglomerados urbanos según INDEC) alcanzó los $23.468 para el primer trimestre de 2017. Comprobamos que la mitad menos favorecida de la población tiene ingresos por $16.727 o menos: para estos hogares, acceder a contenidos audiovisuales pagos como el fútbol representa no menos del 7% de su mensualidad. Continuando con la relación entre ingresos y costo de fútbol + TV cable, para tres de cada diez hogares urbanos de la Argentina ver el Futbol de Primera insumirá más del 10 por ciento de sus ingresos mensuales.

    Canasta básica.
    A julio de 2017, una familia integrada por un matrimonio y dos hijos en edad escolar necesitaba $15.024 para superar la línea de pobreza, de acuerdo a la Canasta Básica Total. Es decir que una familia al filo de la línea de pobreza que consuma TV de pago + pack fútbol debería usar el 7,8 por ciento de sus ingresos mensuales.

    Ante esto, deben estar muy preocupadas el resto de las industrias culturales o creativas. Porque si la televisión de pago y el fútbol se llevan crecientes fondos de los segmentos más desfavorecidos de la población argentina, ¿cuánto les quedaría para gastar en ir al cine, ver películas o series on demand, comprar diarios, ir a recitales o espectáculos, consumir música en sus variados soportes?

    No resulta prioritario para el actual modelo macroeconómico ampliar la base del consumo interno ni tampoco la cuestionable “inclusión por consumo”.

    El fútbol para pocos resulta entonces una regresión en el derecho a la comunicación, una nueva forma de disciplinamiento hacia el pago por visionado de contenidos de interés masivo, donde resulta esperable para las autoridades públicas y corporativas que los excluidos asuman o resuelvan su incapacidad de estar a la altura de la nueva “canasta básica de consumos audiovisuales”.


    *Diego Rossi
    – Docente investigador FSOC-UBA, Observatorio Dercom.

    https://www.pagina12.com.ar/62498-futbol-no-apto-para-pobres

     

    Categorías: Noticias regionales

    MEDIOS Y ESTIGMATIZACIÓN

    Mar, 03/10/2017 - 20:41



    Por Roberto Samar

    Roberto Samar señala la responsabilidad de los medios dominantes en la construcción mediática del otro como amenaza y su incidencia en cómo pensamos los problemas.

    Cuando pensamos la realidad lo hacemos a partir de discursos racistas, eurocéntricos y patriarcales que nos atraviesan. Estos discursos se fortalecen desde los medios de comunicación que ocupan posiciones dominantes e inciden en cómo pensamos los problemas.

    A partir de los discursos hegemónicos construimos un “nosotros”, los supuestamente buenos y decentes, frente a un “ellos” que pondremos en el lugar de chivos expiatorios.

    Estas miradas se reflejan en prácticas discriminatorias, las cuales muchas veces naturalizamos. Es decir, no las vemos, se nos hacen cotidianas e invisibles.

    ¿Qué tienen en común un pibe que es detenido sistemáticamente por ser pobre y la estigmatización del pueblo originario que defiende sus derechos? La construcción mediática de ese otro como amenaza.

    Poco importa que la cantidad de delitos violentos cometidos por niños sea insignificante o que como sostiene el Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos “casi siempre que un adolescente está inmerso en una situación violenta, es porque alguien con más edad y con más poder, lo ha utilizado”. Tampoco importa que los pueblos indígenas sean víctimas de un genocidio y que se haya declarado la emergencia en materia de posesión y propiedad de sus tierras.

    El discurso hegemónico criminaliza un chivo expiatorio. Los responsables de nuestros problemas son “Ellos”.

    Según Raúl Zaffaroni, estamos viendo un avance de un totalitarismo corporativo. En ese marco, una técnica de los gobiernos totalitarios es la construcción de un enemigo, para dividir la sociedad entre amigos y enemigos.

    Es interesante recordar que, según Daniel Corach, del Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (UBA): “El 60% de los argentinos tienen antecedentes indígenas”. Es decir, paradójicamente ese “ellos” que se construye como amenaza, somos nosotros. Nosotros que, como sosteníamos inicialmente, nos miramos desde el lente de quienes nos dominaron.

    En estas construcciones los medios de comunicación hegemónicos juegan un rol clave. Nos proponen pequeños recortes superficiales de hechos descontextualizados, sin indagar en las causas de los problemas estructurales. Entonces, discutimos el pasamontaña de Nicolás Repetto o una pared pintada y no el genocidio que se cometió en este territorio, la emergencia en materia de posesión de las tierras o la violencia institucional sistematizada.

    En ese sentido, pensando desde la categoría de pánico moral, Natalia Aruguete y Belén Amadeo, sostienen que para que estos discursos sean exitosos “se necesita que haya un enemigo adecuado, esto es, con poco poder, escasa presencia en los medios, que sea fácilmente denunciable y que no cuente con legitimidad”.

    Cabe preguntarse: ¿habría brutalidad de las policías sin el fortalecimiento del estereotipo de ese “otro” como peligroso desde los medios que ocupan posiciones dominantes?

    Asimismo, ¿qué ocurriría si los medios hegemónicos nos mostraran el genocidio perpetuado? ¿Qué pasaría si conociéramos las historias de las personas que tuvieron que negar sus raíces para sobrevivir mientras ocupaban sus territorios grandes empresarios?

    Probablemente sin el respaldo mediático perdería legitimidad la violencia institucional.

    En nuestro país la estigmatización y la discriminación se sustenta en el discurso mediático y hegemónico que muchas veces reproducimos y naturalizamos en nuestra sociedad. Cuestionar esas miradas es un paso necesario para construir una democracia más plena. Lo complejo es que muchas veces los dominados seguimos pensando desde las categorías y discursos que crearon los que nos dominan, negando nuestras raíces y reproduciendo la violencia y la subordinación de nuestros pueblos. Como sostuvo Malcolm X, “si no tenemos cuidado, los medios de comunicación harán que acabemos odiando a los oprimidos y amando a los opresores”.

    * Roberto Samar

    Licenciado en Comunicación Social UNLZ. Docente de Comunicación social y seguridad ciudadana en la UNRN.

    https://www.pagina12.com.ar/65425-medios-y-estigmatizacion

    Categorías: Noticias regionales

    DEFENSORÍA DEL PÚBLICO: TODAS LAS VOCES SE HICIERON ESCUCHAR EN LA PRIMERA AUDIENCIA PÚBLICA DEL AÑO

    Mar, 03/10/2017 - 20:38


    La radio, la televisión, el derecho a la comunicación y la convergencia, géneros, niñez y adolescencia en los medios, fueron algunos de los temas tratados en la Audiencia que organizó la Defensoría del Público para la región Buenos Aires. Desde su creación, ya son 21 las Audiencias Públicas llevadas a cabo.

    Universidades, escuelas y centros de estudiantes; radios y televisoras alternativas, comunitarias, cooperativas, pymes y universitarias; organizaciones de personas migrantes, comunidades indígenas, personas privadas de la libertad, representantes de géneros y de diversidad, de personas con discapacidad, de niños, niñas y adolescentes; de personas afrodescendientes; grupos de investigación y observatorios; sindicatos docentes y agrupaciones de periodistas; especialistas en comunicación y audiencias de la radio y de la televisión dieron sus puntos de vista con una variada y amplia representación sectorial y territorial en la primera Audiencia Pública para la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma, organizada por la Defensoría del Público.

    La titular de la Defensoría, María José Guembe, inició el encuentro: “La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual no fue derogada y gran parte de los derechos que vino a garantizar siguen vigentes”. Y resaltó su importancia: “Las opiniones que recabamos en estas audiencias son el insumo fundamental de las líneas de trabajo que la Defensoría implementa, además del intercambio con los demás organismos públicos. Las audiencias no están desprotegidas”. Antes de concluir la presentación reclamó una vez más la designación de una persona en el cargo, de acuerdo con el procedimiento previsto en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

    A partir de ese momento, las voces representativas de las audiencias de toda la región comenzaron a escucharse. Desde el Centro de Producciones Radiofónicas (CPR-CEPPAS) expresaron: “Nos preocupa la no publicidad de la ley de comunicaciones convergentes. Hemos hecho cuatro pedidos de acceso a la información pública, se nos ha contestado con evasivas”. Y agregaron: “Nos preocupa la la ejecución de los fondos de fomento y la distribución de la publicidad oficial en la que no se contempla a los medios comunitarios que también han sufrido presiones, detenciones y amenazas”.

    En esa línea, desde la Coalición por una Comunicación Democrática enfatizaron: “Todos los argentinos se ven perjudicados por la desaparición de una autoridad de aplicación y control de carácter federal y plural mediante la supresión de Consejo Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual y de la autoridad federal de para ser reemplazada por un organismo con mayoría oficialista automática”.

    Por otra parte, Damian Loreti habló en representación del Observatorio de Derecho a la Comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y reflexionó: “En todo el proceso de consultas de la comisión redactora de la ley de la convergencia, más del 40 % de los entrevistados o participantes fueron entidades comerciales. Sólo el 2% representó a los medios comunitarios y no hubo ni una presencia de medios de pueblos originarios, cero. Esos son los criterios de participación de lo que viene. Por eso yo no sólo estoy bastante preocupado en que pongan un Defensor o Defensora del Público. Si no que nosotros podamos discutir y participar para saber quién va a ser nuestro mejor Defensor del Público”.

    También tuvo su voz el Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO): “Proponemos ver la manera de hacer un abordaje colectivo con el patrocinio de la Defensoría a las audiencias porque los derechos de las audiencias están siendo vulnerados. No está sólo en peligro el derecho del sujeto que lleva adelante la comunicación comunitaria, si no la propia existencia del fomento”. Esto último, en referencia a la falta de ejecución de los fondos de fomento a medios comunitarios.

    Sobre la misma temática, la Coordinadora de Televisoras Alternativas (CONTA) dijo: “Nos preocupa lo que pasa con los fondos de fomento concursables, que se están pasando en cuentagotas”. Por otra parte afirmaron: “La Defensoría viene siendo fundamental en el acompañamiento de todas las causas que venimos impulsando desde los sectores sin fines de lucro y medios comunitarios”.

    La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género Argentina, detalló: “Queremos reconocer la tarea pedagógica y de empoderamiento de las audiencias que viene realizando la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual en todo el país”. Por otra parte, solicitaron “que haya paridad laboral entre mujeres y varones en los medios de comunicación audiovisual”.

    “La comunicación popular para nosotros es la herramienta fundamental de una patria libre y soberana”
    expusieron desde la Unión de Comunicadores Audiovisuales y Afines (UCAYA). Representantes del Programa de Actualización en Comunicación, Géneros y Sexualidades (PACGES) describieron: “El programa nació como una iniciativa conjunta de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Defensoría del Público a partir de un diagnóstico que compartíamos que tiene que ver con un área de vacancia de formación en el cruce en el campó de la comunicación y el de los géneros y las sexualidades”.

    Chicos y chicas de La radio en la Escuela Pública propusieron “que las escuelas tengan la oportunidad de nuevas experiencias y emociones. A contar nuestras historias de vida y formar chicos y chicas que puedan hacer sus propios programas de radio”. El Colectivo Limando Rejas, en tanto, expuso: “Queremos agradecerle a la Defensoría del Público, que está abordando una línea de trabajo en la que se le da más voz a las personas detenidas y afectadas en este sentido”.

    Un comunicador mapuche de la Coordinadora de Comunicación Audiovisual Indígena de Argentina (CCAIA) denunció “los hechos de estigmatización y como se miente a través sobre todo de la televisión” sobre los pueblos originarios y agregó: “Es preocupante la estigmatización mediática por el simple hecho que nos llamen terroristas porque eso sirve para la represión y el armado de una estructura represiva”.

    La Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA) contó: “Nuestro trabajo tiene que ver con la inclusión de las personas con síndrome de down y con discapacidad en general en todos los ámbitos de la sociedad. En nuestro trabajo encontramos que hay falta de visibilización, estigmatización y accesibilidad de las personas discapacitadas”. Por otra parte, del Instituto de Estudios de América Latina de la Universidad de Buenos Aires hicieron “un llamado de atención sobre la perdida en términos de autonomía de las radios provinciales y sobre el marcado perfil centralista de la programación distribuida en toda la red de radio nacional”.

    Las presentaciones contaron con transmisión en vivo de video a través del sitio del organismo y con interpretación en Lengua de Señas Argentina y sirvieron para actualizar el estado de situación de los medios audiovisuales en Argentina, para reafirmar los principios relevantes, para su regulación.

    Con esta última Audiencia Pública, la Defensoría ya llevó a cabo 21 encuentros de este tipo en todo el país: desde 2013, con más de 5000 participantes y más de 2300 oradores y oradoras.

    Categorías: Noticias regionales

    MEDIOS COMUNITARIOS CONTRA LAS CUERDAS

    Mar, 03/10/2017 - 20:34

    Por Fernando Krakowiak

    El Gobierno se mostró activo en el sector de la comunicación a través de medidas que favorecieron a los grandes grupos mediáticos. La contracara es la situación crítica de los sin fines de lucro. El informe de las universidades denuncia “persecución y ahogo financiero”.

    El gobierno se ha mostrado activo en el sector de la comunicación a través de una serie de medidas que favorecieron a los grandes grupos mediáticos, como extensión de licencias, facilidades para transferir licencias y fusionar sociedades, flexibilización de límites a la concentración de mercado y otorgamiento de espectro sin licitación. La contracara de ese proceso es la difícil situación que atraviesan los medios comunitarios, populares y alternativos. Un trabajo realizado por un grupo de investigadores de cinco universidades nacionales advierte que “la actual gestión del gobierno argentino restaura las políticas que privilegian a las grandes empresas audiovisuales y de telecomunicaciones en desmedro de las radios y televisoras del sector social”.

    El documento se titula “Regresión. Las nuevas políticas para medios comunitarios en Argentina” y forma parte de una investigación realizada por María Soledad Segura (Universidad Nacional de Córdoba), Verónica Longo (Universidad Nacional de San Luis), Emilia Villagra (Universidad Nacional de Salta), Ana Laura Hidalgo (Universidad Nacional de San Luis), Natalia Traversaro (Universidad Nacional de Córdoba), Alejandro Linares (Universidad Nacional de La Pampa), Larisa Kejval (Universidad de Buenos Aires) y Natalia Vinelli (Universidad de Buenos Aires), con financiamiento del Conicet y de la Defensoría del Público.

    El texto comienza destacando que las políticas de comunicación en el país contribuyeron históricamente a construir una posición de profunda desventaja en términos de sostenibilidad económica de los medios comunitarios con respecto a los medios de propiedad privada con fines de lucro y a los de propiedad estatal.

    La ley de Radiodifusión 22.285 establecida por la última dictadura militar en 1980 vedaba la posibilidad de las organizaciones sin fines de lucro de ser licenciatarias de servicios de comunicación audiovisual. Pese a ello, en los primeros años de la transición democrática múltiples movimientos populares –de derechos humanos, género, ambientalistas, pueblos originarios, etc.– montaron radios y televisoras comunitarias de modo ilegal para acompañar los reclamos de esas organizaciones al mismo tiempo que plantearon el debate por el reconocimiento de sus derechos comunicacionales.

    Desde ese lugar de resistencia, cuestionaron las políticas de comunicación de los sucesivos gobiernos que posibilitaron los procesos de concentración y trasnacionalización del sistema mediático. A su vez, como parte de ese proceso las asociaciones que agrupan a las radiodifusoras comunitarias fueron protagonistas de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, alianza que propuso los 21 puntos por una Radiodifusión para la Democracia, en base a los cuales se formuló el proyecto que en 2009 se convertiría en la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522.

    La lucha de los medios comunitarios contó con el respaldo de numerosos organismos intergubernamentales, como la ONU, la OEA y la Comisión de Cultura y Educación del Parlamento Europeo
    , ya que, como destaca el informe de las universidades, “los medios sin fines de lucro son centrales para garantizar el derecho a la comunicación en sociedades democráticas en un doble sentido. Por un lado, su presencia contribuye a configurar sistemas de medios más plurales y diversos, dado que se multiplican los sectores que participan de él. Por otro lado, constituyen escenarios de participación ciudadana que permiten la intervención de sujetos, temas y perspectivas que no suelen tener cabida en los medios privados-comerciales ni estatales”.

    La prohibición a los medios comunitarios comenzó a revertirse en 2003 cuando la Corte Suprema de Justicia declaró la inconstitucionalidad del artículo 45 de la ley 22.285 que impedía a los medios no lucrativos prestar servicios de radiodifusión. En 2005, durante la presidencia de Néstor Kirchner, el Congreso Nacional sancionó la ley 26.053 que sustituyó ese artículo y permitió que personas jurídicas sin fines de lucro sean titulares de licencias de radiodifusión. Luego llegó la sanción de la ley 26.522 que les reservó a los sin fines de lucro un tercio del espectro radioeléctrico, no les impuso restricciones de alcance ni financiamiento, estableció un fondo de fomento del 10 por ciento del gravamen recaudado por la autoridad regulatoria, les dio representación en el Consejo Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Cofeca) y agregó la posibilidad de otorgar licencias de modo directo a emisoras de baja potencia en zonas de no conflicto.

    Desde entonces, aún con demoras y problemas, la situación de los medios comunitarios comenzó a mejorar. Entre 2012, cuando AFSCA puso en marcha el Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (Fomeca), y 2015, el organismo realizó 18 concursos públicos y concedió 380 premios a los equipos técnicos, infraestructura tecnológica, la producción de radio y televisión y la gestión de los medios comunitarios. Los Fomeca le permitieron a los medios del sector social equiparse para avanzar en la transición digital, producir contenidos gratuitos y abiertos y regularizar la gestión de radios, canales y productoras audiovisuales.

    El trabajo de las universidades describe luego cómo esos avances se detuvieron en diciembre de 2015. “Todas las políticas desarrolladas desde entonces se caracterizan por la persecución y el ahogo financiero, mientras el Estado incumple con su obligación de legalizar y fomentar a estas radios y televisoras”, se remarca. “Las nuevas políticas se expresan, por un lado, en decomisos e intimidaciones a emisoras comunitarias que padecen la ilegalidad en diferentes puntos del país y, por otro, en la dilación en la ejecución de fondos de fomento, intimidaciones por supuestas irregularidades en la rendición de fondos y desprestigio del fondo y de las radios y emisoras comunitarias”, agrega el escrito que fue presentado por la doctora Soledad Segura, profesora de la Universidad Nacional de Córdoba e investigadora del Conicet, en el último Encuentro de Carreras de Comunicación que se realizó en la ciudad de Paraná entre el miércoles 13 y el viernes 15 de este mes.

    En el documento de las universidades se destaca también que a abril de 2017, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) adeudaba pagos de cuotas a más de 200 proyectos adjudicados del Fomeca 2015 por más de 25 millones de pesos, según calculó el Espacio Interredes, que nuclea a las organizaciones nacionales de medios del sector social. Desde entonces, el gobierno fue realizando algunos desembolsos adicionales, pero con cuentagotas. Luego de la presentación del informe también hubo avances puntuales en materia de legalización de medios, como por ejemplo, la aprobación por parte del Enacom de la licencia a ENTV de Viedma para operar un canal de televisión digital. Sin embargo, los problemas de fondo reseñados en el informe continúan.

    La investigación también denuncia que “se desfinanciaron programas de diversos organismos públicos destinados al desarrollo o el fortalecimiento de medios de comunicación sin fines de lucro, como los proyectos ‘Sembramos palabras, Cosechamos Derechos’, ‘Radios comunitarias rurales. Comunicarnos fortalece’ y el convenio para que las bibliotecas populares fomenten medios comunitarios”. Además, se advierte que “se interrumpió la distribución de pauta oficial a emisoras sin fines de lucro, ya que el criterio de distribución es el nivel de audiencia de medios en grandes ciudades”.

    El decreto 267/15 que modificó la ley de medios audiovisuales implicó la pérdida del espacio de participación e incidencia en la formulación de políticas de comunicación que los medios comunitarios tenían en el Cofeca, al eliminarse esa institución. “En agosto de 2016, se creó el Consejo Federal de Comunicaciones (Cofeco), unificando el Cofeca y el Consejo Federal de Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalización. Esto redujo la cantidad de representantes del sector sin fines de lucro de 3 a 1 y unificó a los prestadores de servicios de comunicación audiovisual con los de telecomunicaciones. Además, le quitó funciones al consejo como nombrar y remover integrantes del directorio o tomar decisiones relativas a los Fomeca. El Cofeco se reunió por primera vez once meses después de disuelto el Cofeca y el representante propuesto por las radios comunitarias no fue convocado”, destaca el texto.

    A raíz de esta situación, la investigación concluye que a partir de diciembre de 2015 “se produce una regresión en los derechos adquiridos a partir de la restauración y la profundización de la orientación histórica de las políticas de comunicación que privilegiaba a los medios comerciales, dejaba a los estatales en un rol subsidiario y perseguía o –en el mejor de los casos– ignoraba a los comunitarios”.

    fkrakowiak@pagina12.com.ar

    https://www.pagina12.com.ar/65013-medios-comunitarios-contra-las-cuerdas

    Categorías: Noticias regionales

    REPUDIOS A LA CAMPAÑA MEDIÁTICA CONTRA EL PUEBLO MAPUCHE

    Mar, 03/10/2017 - 20:32

    Por Darío Aranda

    Referentes de pueblos originarios, académicos y periodistas alertaron sobre los discursos discriminatorios y estigmatizantes expresados desde los medios hegemónicos de comunicación respecto de la comunidad mapuche, en el marco del caso Maldonado.

    “Ayer salvajes, hoy nos dicen terroristas. Siempre justificando su violencia con mentiras”,
    canta el grupo de rock mapuche Puel Kona y resume el sentir de comunidades indígenas, periodistas y académicos sobre la campaña mediática contra el pueblo mapuche. Cuestionaron a diarios, radios y canales porteños por su posturas “racistas” y que estigmatizan a los pueblos indígenas. El fondo de la represión y su justificación mediática: el extractivismo (minero, petrolero, forestal, hidroeléctrico) que intenta avanzar sobre la Patagonia.

    “Violencia, anarquía y apoyo externo. Grupos mapuches que tienen en vilo a Chile y Argentina” (Infobae). “Denuncian vínculos de grupos mapuches con las FARC” (Perfil). “Facundo Jones Huala, el mapuche violento que le declaró la guerra a la Argentina” (Clarín). “Violencia mapuche en Chubut” (La Nación). Sólo algunos ejemplos de artículos publicados por diarios y portales porteños. Radios y canales de televisión tuvieron abordajes similares, donde nunca se mencionan los derechos vigentes de los pueblos indígenas y siempre se los acusa de violencia.

    Ailín Pirén es werken (vocera) del Lof Puel Pvjv, de la Confederación Mapuche de Neuquén. Afirmó que es un momento de “gran preocupación por la represión y negación de derechos del Estado, pero también por el avasallamiento mediático” que legitima la avanzada contra los indígenas. “Es una práctica permanente de los medios de comunicación, en sintonía con el poder económico y político, contra los mapuches, pero ahora han redoblado una campaña de estigmatización y racismo”, afirmó la vocera.

    Remarcó que se trata de una política de negación de derechos desde el Estado y que busca quedarse con los territorios indígenas. A modo de ejemplo, su comunidad, Lof Puel Pvjv, sufre la embestida del poder político (negación de personería jurídica) y del poder judicial (que ordena el desalojo por no contar con esa personería jurídica).

    Ignacio Prafil es vocero del Parlamento Mapuche de Río Negro y fue tajante: “Respetamos a los periodistas que nos respetan. Y en los grandes medios no hay muchos que respetemos”. Afirmó que a la mayor parte de la prensa comercial de la Patagonia y Buenos Aires le molesta el indígena que lucha, y en los últimos años “se hizo muy evidente el discurso racista y al mismo tiempo servil al poder económico y político”. También cuestionó que los periodistas escriben sin conocer la realidad de los territorios.

    Entre los tópicos más comunes de los medios sobresale la supuesta chilenidad del pueblo mapuche. Desde hace décadas, distintas organizaciones indígenas aclaran que se trata de un pueblo preexistente a la conformación de los Estados nación. Y, de forma periódica, la academia intenta explicar lo ya sabido: “Los mapuches no son araucanos de origen chileno y no exterminaron a los tehuelches. Los mapuches no son ‘indios chilenos’, sino pueblos preexistentes. Esto significa que vivían en estos territorios antes de que existieran los Estados”, precisaron una veintena de investigadores del Conicet en enero pasado.

    Prafil destacó que lo prioritario es la aparición con vida de Santiago Maldonado. Aclaró que decenas de comunidades mapuches tomaron distancia de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) y apuntó al fondo de la represión y la campaña mediática: “El Presidente, sus ministros y empresas amigas quieren nuestros territorios. Pero que sepan que la lucha va a seguir, responderemos con más organización indígena”.

    Adrián Moyano es periodista de Bariloche, licenciado en Ciencias Políticas y autor de tres libros de historia mapuche. “La mayoría de los medios evidencian un gran desconocimiento sobre las formas de organización mapuche y sobre la historia. Son un pueblo originario, no pudieron venir de Chile porque algunos grupos pertenecientes a la gran cultura mapuche ya estaban en la actual jurisdicción argentina”, explicó. Afirmó que en los medios masivos de la Patagonia es recurrente el tratamiento racista de la lucha mapuche, pero sí es novedad una cobertura similar (y sostenida durante semanas) de los diarios porteños.

    Moyano alertó que la campaña mediática antimapuche responde a que “se avecina una profundización del modelo extractivista, de la mano de la ‘lluvia de inversiones’ a la que apuesta el actual gobierno nacional”. Citó el ejemplo con la reactivación del proyecto hidroeléctrico La Elena (sobre el río Corcovado, para abastecer a la industria del aluminio). “Si los medios logran instalar el concepto de ‘enemigo interno’ en relación con el pueblo mapuche, es obvio que probables situaciones de represión serán toleradas o inclusive avaladas por el conjunto de la opinión pública”, advirtió Moyano.

    Recordó que en la Patagonia viven más de 260 comunidades mapuches y no le parece inocente que por el accionar de una organización (RAM) se intente cuestionar a todo el pueblo mapuche.

    La vocera Ailín Pirén, de Neuquén, aclaró que la política represiva (tanto del Estado como de los medios de comunicación) “no comienza ahora, lo hicieron todos los gobiernos” y recordó que el Estado argentino “tiene una deuda histórica” con los pueblos indígenas (por el genocidio cometido).

    Por contraposición al accionar de los medios masivos, Pirén destacó el rol de los medios comunitarios, alternativos, cooperativos: “Son periodistas a los que les interesa escuchar nuestra voz, aún quizá sin estar de acuerdo. Son medios comprometidos con la verdad y la justicia, no con los negocios del poder”.

    En Chubut, ocho comunidades mapuche-tehuelche se congregaron para analizar y expedirse sobre la situación local. Exigieron la aparición con vida de Santiago Maldonado, repudiaron el accionar represivo del Estado y también apuntaron al rol de los medios de comunicación: “Nunca convalidaremos el silenciamiento, la desinformación, la negligencia, el miedo, el agravio a la vida, las mentiras”.

    https://www.pressenza.com/es/2017/09/repudios-la-campana-mediatica-pueblo-mapuche/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+pressenza%2FEYhc+%28Noticias+de+Pressenza+IPA+en+castellano%29

     

    Categorías: Noticias regionales

    INTERNET CIUDADANA: DEMOCRACIA, SEGURIDAD Y ESTADO

    Mar, 03/10/2017 - 20:30

    por  Patricio Guevara

    En el marco de los “Diálogos por una Internet Ciudadana”, realizados en CIESPAL este miércoles 27, jueves 28 y viernes 29 de septiembre en la capital de la República de Ecuador, Quito.; se han realizado mesas de trabajo en tres ejes primordiales: Eje 1: Conocimiento, Eje 2: OMC / e-commerce, agro, trabajo y territorio y Eje 3: Democracia, seguridad y Estado.

    El eje 3 contó con cinco expositores que hablaron sobre: Datos (Julio López, Ecuador) con un conciso video, Seguridad y vigilancia (Rafael Bonifaz, Ecuador) con una exposición muy detallada también a distancia, Infraestructura (Iván Pazmiño, Ecuador), Ciberarmas (Javier Tolcachier, Argentina) y E-gobierno (Francisco Silva, Ecuador).

    En cuanto datos

    Julio López utilizó a Datalat (plataforma de datos abiertos), para explicar la manera en los datos pueden cobrar un sentido más relevante, evitando así su uso negativo. Los datos como fuente de alimentación de conocimiento, emprendimientos e ideas, ese es el fundamento de Datalat y los datos abiertos. Solo algunas dudas saltaron sobre este tema, pero la más relevante quizás es: ¿Cómo saber qué dato es compartible y qué dato no?

    En cuanto seguridad y vigilancia

    Rafael Bonifaz expuso casi todas las vulnerabilidades a las que puede estar expuesta una persona común y corriente con todo el acceso tecnológico en la mano. Agencias de inteligencias como la NSA (Agencia Nacional de Seguridad, EEUU) han sido la cara visible de las principales operaciones de despliegue en lo que a vigilancia se refiere. Un hito importante en cuanto a exponer los alcances de la vigilancia fue la fuga de seguridad tanto de Wikileaks como de Edward Snowden que marcaron un antes y después en el tema de la seguridad en internet, develaron múltiples operaciones y sus “potenciales peligros”. Hoy, la seguridad se ha convertido en una de las prioridades. Pensar en la seguridad de adentro hacia afuera y no de afuera hacia adentro es uno de los grandes retos del debate.

    En cuanto infraestructura

    Iván Pazmiño explicó, como conocedor en el campo, la gran estructura tecnológica que comprende todo este enmarañado de internet. Satélites, cableado, última milla, señales, internet y más. Con detalle técnico pudo explicar de manera contundente todas las herramientas que permiten que llegue un mensaje de Facebook, una publicidad o un correo. De forma concreta, pudimos develar cuan vulnerable es América Latina en este campo informático que está mediado por grandes empresas transnacionales y potencias mundiales.

    En cuanto ciberarmas

    Javier Tolcachier se valió de tres videos para demostrar que la categoría de “robots asesinos” no es para nada exagerada. Hoy, la industria armamentista apunta sus recursos económicos a “mejorar” el armamento hasta lograr la meta de armamento autónomo. En pocas palabras, máquinas que matan personas y que no serán repercutidas con el juicio moral de si lo que hicieron estuvo mal o bien. Los videos expuestos mostraron misiles teledirigidos de alta precisión, torretas autónomas de vigilancia y tanques equipados con armamento pesado que puede circular de forma totalmente autónoma sin la ayuda de ninguna persona. En aproximadamente cinco años, según nos contó Javier, se desea poder duplicar la inversión armamentista de algunos países como Estados Unidos. Ciertamente la categoría “robots asesinos” no es nada exagerada, ya es una realidad que año tras año se va solidificando, la pregunta neurálgica aquí es: ¿Qué vamos a hacer al respecto?

    En cuanto e-gobierno

    Francisco Silva es un experto en materia de informática, tecnología e internet. El tema expuesto por Francisco es la relación que guarda Gobierno-Internet-Población y viceversa. Utilizando particularmente el ejemplo de Ecuador, fue fácil sacar a la luz el hecho de la falta de una relación bien establecida. Habló sobre las múltiples plataformas en línea que varios gobiernos poseen y que incluso utilizan para transparentar sus actividades, pero de inmediato surgió la duda ¿Hasta dónde la están transparentando? El tema es muy interesante, pero no concluye ahí. Como manifestó Silva, crear esta relación es una actividad que exige varios frentes y una constante concientización y capacitación hacia la gente (población). Definitivamente un tema que necesita ser explorado a fondo.

    La tarde siguió abriendo el debate donde surgieron los primeros indicios de construir una propuesta y las conclusiones. La información sobre lo ocurrido en estos tres días de trabajo, está disponible en el sitio www.internetciudadana.net.

    https://www.pressenza.com/es/2017/09/internet-ciudadana-democracia-seguridad-estado/

    Categorías: Noticias regionales

    PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA PRIVATIZACIÓN DE LA SALUD QUE QUIERE IMPULSAR MACRI

    Dom, 01/10/2017 - 18:34

    por Juan Canella

    La llamada C.U.S., Cobertura Universal de Salud existe en nuestro país desde 1946. Todo ciudadano tiene derecho a los servicios de salud prestados por el Estado. En la actualidad, este derecho sigue vigente, más allá de las diferencias de equidad con que cada ciudadano puede acceder a la salud.

    ​El subsector público de la salud (hospitales y los CAPS -centros de atención primaria-) presta servicios no solamente a los 15 millones de argentinos sin Obra Social (O.S.) o medicina Prepaga (P.P.) sino a toda la comunidad. Sólo a título de ejemplo: la mitad de los partos que se realizan en el país son de población con cobertura de O.S. o pre paga y se llevan a cabo en hospitales públicos. Ni qué hablar de la accidentología: casi el 100 % se atiende en etapa aguda en los hospitales públicos y con los servicios públicos de emergencia.



    Las preguntas que debemos hacernos son:

    1.     ¿Qué cambiaría con la propuesta del Gobierno?
    a.     A cada persona sin O.S. o P.P. se le entregará una credencial y se le realizará una ficha y una historia clínica digital de alcance nacional. Con esta credencial, se podrá atender en cualquier centro de salud pública del país, tal cual como ahora. No hay una definición clara al respecto aún, pero también esta credencial serviría para atenderse en centros de salud de las O.S.

    b.     A partir de la creación de una “canasta básica de prestaciones”, se establecerán qué cantidad y calidad de prestaciones recibirán los ciudadanos sin O.S. o P.P. Por encima de esa cantidad habrá que pagar por los servicios recibidos. Los medicamentos que esta población recibía gratuitamente a través del Plan Remediar, se deberán adquirir en las farmacias, a precio de mercado con un descuento similar al de las O.S. o P.P. (40/50%). A la población con cobertura de O.S. o P.P. se les restringirán las prestaciones del Programa Médico Obligatorio (P.M.O.), sobre todo en aquellas prestaciones de alto costo, las cuales deberán ser solventadas en su totalidad o en parte por afiliados y asociados de los planes básicos, cuando menos.

    La implementación de este tipo de “seguros de salud” como la CUS, es una modalidad que aumenta la inequidad en el acceso a la salud ya que la vincula estrechamente a la capacidad de pago de cada ciudadano pero afecta a todos ya que conlleva un gran aumento del gasto de bolsillo o gasto directo en salud. En otras palabras, lo que deje de pagar el Estado, las O.S. y las P.P., lo deberemos pagar cada uno de nosotros Y SERÁ MUCHO DINERO.

    2.     ¿Qué rol tendrían y que sucedería con los hospitales públicos y los CAPS?

    El gobierno nacional y los gobiernos provinciales gobernados por el oficialismo nacional vienen realizando un vaciamiento de los centros de salud públicos, con el claro objetivo de que la población de “enoje” con ellos y reciba la CUS con una esperanza de mejora. Mientras tanto, ya se están ensayando pruebas piloto para desarrollar una administración cuasi privada de los hospitales, con el objetivo de mejorar la “productividad, la recaudación y la competencia”.

    ¿Qué recaudarán?: las prestaciones que realicen hacia afiliados con cobertura de O.S. y P.P. (cosa que ya se hace pero optimizando los procedimientos) y TODAS LAS PRESTACIONES QUE QUEDEN POR FUERA DE LA “CANASTA BÁSICA” que a partir de la CUS van a tener que pagarse.
    Por otra parte, ya se comienza a sentir con fuerza la mayor demanda sobre los efectores públicos de salud, producto de la creciente población que se queda sin O.S. porque pierde el trabajo y también la perteneciente las O.S. y el PAMI cuyos prestadores cortan los servicios, lo que se suma a la falta de nombramientos e insumos.

    3.     ¿Qué ventajas obtienen las O.S. y las empresas de P.P.?

    Las O.S. vienen padeciendo un severo desfinanciamiento a partir del aumento de los costos médicos (medicamentos, prácticas, etc) respecto de su recaudación que, en los últimos 18 meses, prácticamente la han duplicado. Las O.S. recaudan el 3% que aporta el trabajador y el 6% de contribución patronal sobre su salario. Al crecer éste mucho menos que los costos médicos, la O.S. se desfinancia. Si a esto se le suma que el gobierno anuncia una baja de las contribuciones patronales, la situación sería más crítica aún. Muchas O.S., sobre todo las menos poderosas, están hoy con los servicios cortados o restringidos y otras están comenzado a complicar y a “estirar” artificialmente las autorizaciones, precarizando sus cartillas de prestaciones, cobrando co-pagos o co-seguros autorizados por la Superintendencia de Servicios de Salud y hasta han reaparecido los “Plus” irregularmente exigidos por muchos prestadores sin control alguno por parte del Estado ni de nadie. Pero no es cobrarle al afiliado la mejor manera de resolver las finanzas de las O.S., sino bregar por el aumento de los salarios y el control de los precios de los productos médicos.
    Casos similares a los descriptos, también se están registrando en muchas empresas de medicina P.P., sobre todo con los planes básicos. Del mismo modo,

    4.     ¿Cómo se financiaría la CUS?

    La puesta en marcha de la CUS se financia con los 8.000 millones de pesos irregularmente aportados por la CGT provenientes del Fondo Solidario de Redistribución. Hay dos leyes que tornan estos fondos intangibles que fueron modificadas por un DNU. Si se divide ese monto por los 15 millones de personas sin O.S. da que se aplicarán $ 44 por persona/mes. ¿Cómo se financiará después? El gobierno no lo dice no hay mención alguna en el presupuesto nacional presentado para 2018. Hasta la fecha 14 provincias han adherido a las CUS sin siquiera tener idea de cuánto será el monto que les aportará la Nación para brindar la “canasta básica de prestaciones” a sus ciudadanos sin cobertura de O.S. o P.P. Al fin de cuentas, serán las provincias las que deberán hacerse cargo de mantener esas prestaciones como lo hacen hasta hoy pero sin recibir ningún aporte por parte del Ministerio de Salud de la Nación a través de los diferentes Programas que se están desmantelando. La consecuencia será que los ciudadanos tendrán “diferente derecho” a la salud según el lugar donde hayan nacido, provincias o municipios con mayores o menores potencialidades y recursos.

    5.     ¿Qué es la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias?

    Esta Agencia se dedicará a evaluar en base a un estudio de costo-efectividad qué tecnologías sanitarias (medicamentos, tratamientos, métodos diagnósticos, etc.) serán pagadas por las O.S. y las P.P. y cuáles no. Se distorsiona de esta manera una herramienta útil cuyo fin debería ser no dejar registrar la tecnología que supuestamente no cumple con ese requisito o hacerlo a través de mecanismos que, por ejemplo, lleve a pagar por aquéllos tratamientos que den resultados positivos en cada paciente. Dejar circular los productos en el mercado y quitar o restringir el pago por parte de las O.S. y las P.P. conllevará a que se siga prescribiendo y aumente, como ya se dijo, el gasto de bolsillo de los afiliados.
    El proyecto de ley de creación de esta Agencia está en el Senado de la Nación desde el año pasado. Ante el atraso en su tratamiento, el Ejecutivo nacional estuvo a punto de sacarlo por DNU. El problema radica que esta norma no alcanza para garantizar una autolimitación del Poder Judicial y del Legislativo que a partir de esta ley ya no podría decidir ni intervenir u opinar en temas de Tecnología sanitaria, ya que esta Agencia quedaría como un “Tribunal de Alzada” inapelable a la hora de establecer los criterios específicos sobre esta temática. Con esto se pretendería disminuir el reclamo de la sociedad a recibir un tratamiento por la vía judicial y el legislativo debería consultar a la Agencia antes de legislar sobre nuevas leyes que tengan como componentes estos temas.

    6.     ¿Qué otros riesgos conlleva la aplicación de la CUS?

    a.     La aplicación de la CUS trae aparejada una privatización de la salud y el aumento de los negocios de los empresarios del rubro, sobre todo de los grandes administradores. Hoy, 6 empresas manejan más del 76 % del negocio” de la salud y cada vez se avanza más en esa concentración a expensas de peores servicios y más caros para los afiliados y asociados y de asfixiar a muchos prestadores individuales e institucionales, sobre todo, los pequeño y medianos.

    b.     Se debilita al extremo la gobernanza del sistema de salud, con la falsa ilusión de que se ataca la fragmentación existente por el sólo hecho de tener un sistema informatizado a escala nacional.

    c.      Se pone en riesgo la seguridad en cuanto a la protección de datos sensibles de cada ciudadano a partir del manejo de las historias clínicas informatizadas en el contexto de un gobierno que está dando muestras claras de una utilización ilegal de esa información. Sólo hay que pensar en lo “jugoso” que sería para los empresarios tener acceso a esa información a la hora de decidir sobre una contratación o un despido.

    d.     Se debilitan al extremo políticas públicas de promoción y prevención de la salud, ya que todos los recursos de dirigen hacia la ATENCIÓN y van desapareciendo los programas nacionales del Ministerio de Salud de la Nación para afrontar problemas de salud a escala nacional, como enfermedades endémicas, epidemias, enfermedades transmisibles por vectores, de transmisión sexual, salud laboral, problemas de salud de género, enfermedades crónicas no transmisibles, contaminaciones medioambientales masivas, etc. etc.

    Categorías: Noticias regionales

    ENTREVISTA CON NORA CORTIÑAS: “SANTIAGO TIENE QUE APARECER CON VIDA”

    Dom, 01/10/2017 - 18:28



    Por Oscar Castelnovo

    A los 87 años despliega vitalidad, alegría y en cada jornada involucra su presencia en luchas antirrepresivas, obreras, de género y ambientalistas. Nora Cortiñas, miembro de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, tiene una agenda abarrotada todos los días de la semana a las que suma «hacer los mandados», cocinar y la limpieza de su casa de Castelar en la que vive sola, aunque acompañada por el ring del teléfono que no para de sonar.

    Desde que la dictadura «cívico- militar- económica y eclesiástica» –detalla –desapareció a su hijo Gustavo, ella marcha en la Plaza de Mayo. Es psicóloga social y titular de la Cátedra de Poder Económico y Derechos Humanos en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. A la vez, fue nombrada Doctora Honoris Causa por la Universidad Libre de Bruselas y por la UBA, entre otras. Narra que fue una gran bailarina de tango, modista de alta costura, especialista en paella valenciana y otros platos. Ya no le queda tiempo para la cocina, salvo cuando vienen sus nietos. La actualidad, el feminismo, los medios de comunicación, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich Pueyrredón, y la urgencia de la aparición con vida de Santiago Maldonado, fueron los temas esenciales de la conversación.(Entrevista publicada en la revista Acción)

    –Desde hace ya unos cuantos años se convirtió en una de las principales referentes para muchos luchadores argentinos. ¿Cómo impactó en su vida que la llamen para estar presente en tantos sitios?
    –Me genera una gran responsabilidad. El paso de los años hizo que se afianzara en mí una ideología que es de izquierda, independiente de cualquier partido. Y eso hace más amplio el horizonte. Yo levanto la bandera de los 30.000. Las Madres comprobamos que, por ejemplo, en un juicio donde a un joven o a un trabajador le «plantan» una causa porque es un luchador popular, si vamos dos Madres y estamos sentaditas escuchando nada más en la audiencia, los jueces lo sienten como una presión si van a fallar algo indebido. Eso pasa porque hay un reconocimiento, entonces tenés más compromiso para ir cuando te llaman, dejando todo para tratar de que no se cometa una injusticia.

    –¿Nunca le abrumó tanta responsabilidad?

    –Sí, a veces me abruma. Cuando uno llega a la casa y encuentra llamados: «Mañana te necesitamos en tal lado, pasado mañana tal otra cosa», a veces son dos actividades a la misma hora y vos no sabés adónde ir. Por momentos me siento abrumada y tengo que sentarme a reflexionar mucho sobre lo que haré. Estoy leyendo La poética de la fragilidad y descubrí que interiormente soy frágil. Las Madres, en un sentido, lo somos. Pero resulta que también tenemos la rebeldía y la fuerza que nos da la batalla de todos los días por esa verdad y esa justicia. En la fragilidad te sentís azorada, como cuando veo que hay 100.000 o 200.000 personas que me van a escuchar decir unas palabras, parece como demasiado para lo que uno se imaginaba. Pero bueno, esto es militancia y así la asumo. Hace unos días marchamos con las madres cuyos hijos fueron asesinados por la policía del gatillo fácil. Entre ellas estaba Raquel Alegre –mamá de Luciano Arruga– y sentí un gran honor que me pidieran que inicie el acto porque somos hermanas en el dolor y en la lucha para que no sigan matando a nuestros pibes ni secuestrando a nuestras pibas para la trata.

    –¿Cómo es un día común en su vida?
    – Me levanto, me hago el café con una cafeterita italiana que sirve para un solo pocillo. No debo tomar más de uno. Me hago una tostada y media con un pan de semillas muy rico, con queso crema y una mermelada que no es muy dulce por la diabetes. Así me preparo, porque ya sé que tengo 10 o 15 llamadas a las que dar respuestas. Luego me ducho, miro mis plantas, las riego y ya me armo el recorrido que haré ese día. Hago los mandados, voy a la panadería, la verdulería, porque yo sigo comprando todo en el barrio.

    –¿Vive sola?

    –Sí, me cocino yo misma y limpio la casa también. De alguna cosa grande como las lajas del piso del patio se encarga una señora que viene una vez a la semana. Y como vivo solita saco la tierra cuando se me da la gana. Algún día fui una loca de la limpieza, de esas que enloquecen a la familia con que esté todo brillante, pero después que se llevaron a Gustavo ya no me interesó. Ah, y cocinaba muy bien.


    –¿Tenía especialidades?

    Sí, ravioles con un relleno que aprendí de mi suegra, con seso, salchicha, espinaca, mucho queso provolone y algún ajito. Y el estofado de peceto o de pollo. También la paella a la valenciana. Estoy alejada hace rato de todo eso. Los ravioles caseros los hacía acompañada de Gustavo, a él le gustaba ayudarme. Ahora mi especialidad son los buñuelitos de espinaca para mis nietos.

    –¿Trabajó afuera de joven?
    –Tenía alumnas de alta costura en casa. Alguna vez cosí algo de alguna clienta. Es que mi marido era muy patriarcal. No quería que yo trabajara y tuviera mi «poder económico». Él fue empleado público desde los 13 años, pero siempre tuvo un trabajo extra para los gustos de la familia. Siempre fue muy laburador y a la vez muy machista.

    –Habló en diversos actos feministas y cerró en el de NiUnaMenos…
    –Sí. Y me eligieron por unanimidad. Dicen que fue en lo único que no hubo discusión. Me halaga y me conmueve porque nunca fui feminista, me crié en un hogar machista. Cuando me llevaron a Gustavo rompí con todos los cánones de mujer sometida a las decisiones del hombre. Hoy me considero feminista. No lo era antes porque creía que tenía deberes como mamá, esposa y ama de casa. Un día vi que tenía derechos. Antes no entendía el feminismo, no es que ahora lo entiendo del todo. Creo que nos falta crecer más, tener más fuerza para detener los femicidios, porque después de cada marcha nos siguen matando mujeres.
    Hay que buscar nuevas estrategias.

    –¿Por ejemplo?
    –Hacerle entender al hombre que no puede ser un asesino por odio hacia la mujer, porque allí los hombres dejan de ser seres humanos. Acá no es cuestión de celos u otras cosas, es un odio que lo tienen adentro y con el que hay que terminar de alguna manera, conversar, tener más diálogo. Yo sé que hay buenas personas y no creí nunca que hubiera separación entre el hombre y la mujer para reflexionar sobre estas cosas. A veces algunas de mis amigas feministas no quieren incluir a hombres en algunos grupos. Si nos separamos de los hombres, entonces somos la mitad. El mejor camino es el diálogo y la reflexión conjunta, pensar que todos somos seres humanos. El femicidio lo comete un individuo que perdió esa esencia de ser humano y se transforma en bestia, allí no hay excusas.

    –Hace unos meses estuvo en las Islas Malvinas, junto con Adolfo Pérez Esquivel y otros dirigentes de la Comisión Provincial por la Memoria. ¿Cómo fue la experiencia?
    –Muy emocionante: Nunca imaginé que iba a estar en las Malvinas. Ni bien llegamos sentimos el rechazo de ese pueblo dominado. Y todas las vidrieras y los ómnibus tenían esos carteles: «Go home». Nosotros fuimos a hacer un homenaje a todos los caídos, los nuestros, los de ellos, y a sentar un precedente para que esas 123 tumbas NN tuvieran una identidad. Y en el aeroparque, al regreso, un grupo de gente irascible nos insultó.

    –¿Por qué?
    –Fuimos con un excombatiente que nos iba contando lo que pasó y esta gente estaba resguardando a los militares genocidas que los llevaron forzadamente a los chicos y los torturaron. Qué ironía: una guerra con un país extranjero en la que las torturas que sufrieron los pibes se las infligieron militares argentinos que ya habían estado en la represión y los mataron de hambre y de frío. Sucede que aparecieron tumbas sin cuerpos y con un nombre ficticio. Mejor dicho, tenían un cartel que rezaba: «Solo Dios conoce este nombre». Yo creo que algunos, dirigidos por los militares, no querían que se descubriera que ahí pusieron lo que se les dio la gana, sin su verdadera identidad siquiera. Y por eso también nos dieron ese «recibimiento». Mientras tanto los militares zafan de ser enjuiciados por el delito de haber torturado y violado la verdadera identidad de los pibes que murieron.

    –¿De qué modo evalúa la reacción de grandes sectores de la sociedad con el tema del 2×1 a los genocidas y ahora con la desaparición de Santiago Maldonado?

    –Lo veo como una expresión de que una parte de la sociedad se concientizó. Cuando empezó la dictadura muchos no entendían la lucha que llevábamos adelante. Después de tanto dolor y represión, la gente empezó a entender un poco más. Igual, hay sectores de la sociedad que son bastante fascistas y respaldan a este gobierno en el cual están todos los que apoyaron y financiaron a esa dictadura infame. Y una cosa que facilitó la llegada de estos al gobierno fue el partidismo político que enceguecía a la gente y aplaudía todo lo que hacía el kirchnerismo. Primero, si funcionarios de ese gobierno no hubieran robado, las cosas serían distintas, porque tuvimos logros, pero eso se desvió para actitudes de corrupción. Yo digo que tiene que haber una autocrítica de los kirchneristas respecto de (el general César) Milani, la Ley Antiterrorista, los muertos por gatillo fácil, la represión a los trabajadores, la persecución a las comunidades aborígenes, entre otros temas.

    –¿Qué pasó por su corazón y por su cabeza cuando se enteró de lo ocurrido en el sur con Santiago?

    –Sentí un terrible cimbronazo, porque desde el primer momento supimos que era un pibe joven, de veintiocho años, que era artesano. Enseguida la familia difundió el caso y los mapuches también a pesar de que viven perseguidos. Yo había estado en El Bolsón y vi las calles llenas de artesanos. Luego supe mucho sobre Santiago y escuché sus vivencias. Es un pibe hermoso. Revisando su mochila los hermanos encontraron sus escritos. Uno de ellos lo leyeron el otro día en la Plaza de Mayo, ahí te muestra que es un joven antiimperialista, solidario, que sueña con un mundo de libertad. Entonces, ¿por qué se lo llevaron a él? No fue al voleo. Lo eligieron para mandar un mensaje de terror: «A nadie se le ocurra ser solidario con los que reclaman sus tierras porque las tierras las manejamos nosotros y les va a pasar lo que le pasó a Santiago». Mirá, yo estuve en el lugar desde el que se lo llevaron. Él es muy querido y respetado. Hicieron lo mismo con Julio López. Por ahí se escuchan voces que dicen que lo de Julio López no fue igual porque no intervino directamente el Estado, pero sí lo fue, actuó la Bonaerense. El excomisario Etchecolaz decidió que había que hacerlo desaparecer nuevamente porque no querían que hubiera testigos de los campos de concentración. Creo que tratan de disciplinar a una parte de la población. ¿Molestan? Entonces hay que disciplinar. ¿Cómo? Con un ejemplo. Ahora no hay duda de que a Santiago se lo llevó la Gendarmería dirigida por funcionarios del gobierno, del Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich Pueyrredón, cuyo abuelo también fue un apropiador de tierras. Lástima que ella fue una militante en algún momento. Esta Bullrich reveló la identidad de un testigo protegido. Es tan mala persona, tan hipócrita y tan cretina que hasta hizo eso para marcarlo. Si al chico le pasa algo será ella la responsable. Pero ya no les importa nada, ni a ella ni a Macri. No tienen moral.

    –¿Cómo juzga el papel de los grandes medios en este caso?
    –Me indignan. Algunos dijeron «¿y si lo mató un mapuche?», fijate vos qué porquerías. Un domingo en un programa estaban hablando de Santiago y había un cartel permanente en la pantalla como que Santiago ya estaría muerto. Eso es espantoso, porque solo sirve para desmovilizar a la familia o como un mensaje a los organismos y todos nosotros para que no lo busquemos más. Pero no nos vamos a rendir nunca:
    Santiago tiene que aparecer con vida.

    RECUADRO: “TANGOS QUE HACEN MAL”
    –Te cuento algo: una vez con los compañeros de la Cátedra habíamos ido a una milonga donde se daban clases y después se bailaba. Yo fui muy buena bailarina. Me saca a bailar un compañero y en un momento me dice: «Nora, acá dirijo yo, porque vos te adelantás y hacés lo que querés y así no va». Le contesté: «Pero yo estoy harta de que dirijan los hombres». Me respondió: «Bueno, no vamos a poder seguir bailando entonces».

    ¿Y qué le dijo?
    –«Mala suerte».
    –Pero le gustaba el tango…
    –Y sí, ¿cómo no me va a gustar? Pero la mayoría de los tangos son tan machistas, tan crueles que hay algunos que me duelen cuando los escucho aunque me encante su música y su cadencia, como «Afiches», por ejemplo, que dice: «Yo te di un hogar/ Siempre fui pobre pero yo te di un hogar /Se me gastaron las sonrisas de luchar/ Luchando para ti/Sangrando para ti/ Luego la verdad/Que es restregarse con arena el paladar/ Y ahogarse sin poder gritar/ Yo te di un hogar». Cuando escucho eso pienso: «¡Andate a la puta que te parió!: yo te lavé la ropa, yo te cociné y yo te planché».

    https://agenciaparalalibertad.org/article/santiago-tiene-que-aparecer-con-vida/

    Categorías: Noticias regionales

    YO SÉ DÓNDE ESTÁ

    Dom, 01/10/2017 - 18:24


    Por Alfredo Grande


     Está donde hay que estar. En la lucha. Junto a los que sufren. No para sufrir con ellos, sino para sentir como ellos. Enfrentando la zona de confort de la denuncia banal, de la escritura fácil, tan fácil como puede ser el gatillo.

    Está poniendo el cuerpo, pero también está dejando el cuerpo para sostener otros cuerpos. Mirando al país que no miramos; padeciendo el país que no padecemos; luchando por el país que no luchamos. Está creando nuevas consignas, sin intentar repetir ninguna.

    Democracia no es lo justo. Ni lo bello. Ni lo verdadero. Está con la sonrisa de los buenos, de los valientes. Está convencido que las Malvinas son argentinas, pero también está convencido que la Patagonia es cualquier cosa, menos argentina. Está viajando en el viento, donde la tierra es sólo una excusa para un pequeño descanso. Pero está también en ese pequeño gran descanso que nuestra única madre, la tierra, brinda a todos los que saben amarla y respetarla. Yo sé donde está.

    Porque he conocido a muchas y muchos como él. Que también siguen estando, porque el pueblo podrá ser vencido, quizá convencido, pero no olvida a sus héroes y heroínas. Está donde están los que dan su vida para una mejor vida. Donde una palabra, un fusil, un libro, un sermón, una plegaria, un abrazo, son también epopeyas libertarias. Está escuchando, hablando, discutiendo, riendo, aprendiendo, enseñando. Está en la lucha de todos y todas los que lo desean encontrarlo. Porque tienen el profundo anhelo de abrazarlo, acariciarlo, besarlo, mimarlo, consolarlo. Está para que le expliquen en qué se convirtió este país, que vuelve a tragarse a los mejores.

    Y está para que al mismo tiempo que intentamos explicarle en que hemos llegado a convertirnos, también podremos intentar entender que el “nunca más” terminó siendo la coartada para continuar en democracia las tareas pendientes en dictadura. Y que los 90 siguieron vivitos y golpeando, desde la inmortalidad de la ley de entidades financieras que pariera el ministro de economía para financiar el genocidio.

    Está en todas y cada una de las marchas. Donde su rostro hermoso de joven bueno será un ícono permanente de la madre y padre de todas las luchas: defender la vida, todas las vidas. Está, pero no está solo. Su rostro, su cuerpo, sus gestos, están rodeados de sus hermanos en lucha. Está donde tiene que estar pero nunca solo. En la mayoría de las fotos, de las imágenes que circulan, queda su figura y su rostro en primer plano.

    Pero nunca estuvo solo. Porque en la lucha ancestral de los originarios, la soledad, el aislamiento, y el individualismo están ausentes. Son siempre luchas colectivas. Resistencia ancestral al represor de ayer, de hoy y de mañana. El nombre de la bestia puede ser Benetton. Pero no es el único nombre. Millones de hectáreas robadas y saqueadas para el lucro de los ricos que siempre pueden ser más ricos y para el hambre y la miseria de los que siempre pueden ser más pobres. Yo se que está en las plazas, en las escuelas donde los maestros lavan las cabezas de los alumnos que han sido ensuciadas en décadas de cultura represora.

    Entonces hay una pregunta que no dejará de ser pregunta colectiva: “¿Dónde está Santiago Maldonado?”. Pero también de cientos de miles de gargantas surgirá la respuesta: “Santiago está en nosotros”. Está y seguirá estando. La lucha será permanente, y habrá victoria sin final. Ahora lo que queremos es que vuelva de donde está. Aparición con vida. Pero esa aparición no depende de él. Depende de nosotros. Mientras se sostenga la pregunta, la vida en su complejidad biológica, psicológica, social, política, militante, ética, seguirá apareciendo. La vida de los que luchan no dejará de aparecer. Cuando parece que la zona de confort le gana a la zona de combate, el gigante dormido despierta. Por el momento reacciona. Pero el terror del Poder Carnívoro es que no solamente reaccione, sino que accione.

    “No es el pueblo quien debe temer al gobierno; es el gobierno el que debe temer al pueblo”.
    Del temor al terror: la política es otra de las formas de torturas cuerpos y almas. Picana y/o tarifazos. Capucha y/o hambre. Cuando nos demos cuenta que Santiago nunca más dejará de estar, entonces estaremos mejor preparados para recibirlo. Porque hay demasiados “santiagos” que necesitan que los vayamos a buscar, que nos preguntemos donde están, que necesitan que los esperemos. Y fieles a la sentencia de Bertold Brecht: “pobre de la tierra que no tiene héroes”, sabemos que los tenemos. Y los necesitamos. Pero lo más importante: nos necesitan. Cuando Bulrich, Bulrich y Asociados ni siquiera sean recuerdos, las historias de los luchadores, de los valientes, de los que sostuvieron sueños posibles, no dejará de ser contada. Y nuestros combatientes estarán en cada una de esas historias. Que también contarán por qué marchamos.

    ​https://www.pelotadetrapo.org.ar/yo-s%C3%A9-d%C3%B3nde-est%C3%A1.html​
    Categorías: Noticias regionales

    CAMBIEMOS Y LA SOBREACTUACIÓN REPRESIVA COMO ESTRATEGIA DE POLARIZACIÓN

    Dom, 01/10/2017 - 18:21



    por Santiago Asorey

    “La multiplicación de los casos de gatillo fácil y la represión de la protesta social de tal manera que se denuncien records de casos de violencia institucional, la criminalización y la judicialización federal de la protesta social, son todos elementos que necesitan leerse en una totalidad y en un mapa completo”. 

    La discusión sobre la caracterización del macrismo atraviesa y parte al campo popular. En un esquema de simplificación esa discusión binaria navega entre dos polos: el macrismo pensado en su linaje con la dictadura o como democracia de derecha legitimada por el voto popular.

    Esta discusión no logra clarificarse, ni tiene un sentido superador, si no se precisa detalladamente el marco teórico. ¿De qué hablamos cuando hablamos de democracia? ¿Hablamos de un Gobierno, electo democráticamente, que permite y promueve las violaciones a los Derechos Humanos en el marco de un Estado de Derecho degradado? ¿Hablamos de un Estado de Derecho transformado en una mera carcasa institucional que en realidad representa en sus estamentos la genética antidemocrática de la dictadura y el poder fáctico de las clases dominantes, la aristocracia judicial, la oligarquía terrateniente, las corporaciones financieras, el accionar represivo de las fuerzas de seguridad como garante de los poderes dominantes, etc?

    La dimensión infinita del horror del genocidio del terrorismo de Estado en la Argentina nos obliga a andar con mucho cuidado cuando se trata de analogías. Por otro lado, el análisis de las violaciones a los derechos humanos en el Gobierno de Macri necesitan pensarse no como discontinuidades sino como violencias germinadas políticamente por la gestión cambista y que tienen un linaje directo con las prácticas de la dictadura. Sin embargo, los eslabones de violencia necesitan analizarse de forma particular para no distorsionar la totalidad.

    La definición de “derecha democrática” de Jose Natanson se volvió más incómoda a medida que el Gobierno radicalizó su postura represiva y de negación en la causa Maldonado. Las últimas declaraciones de los funcionarios del Poder Ejecutivo empiezan a ir en la dirección contraria al desvincularse de la Gendarmería. Sin embargo, el posicionamiento de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich en la causa expresa una sobreideologización por derecha en la defensa del accionar impune de las fuerzas de seguridad. El testimonio de los mapuches en la Justicia Federal ratificando que Maldonado fue desaparecido por la Gendarmería dejó expuesto la insistencia ideológica por parte del Gobierno en la negación recurrente del hecho.

    Había otro camino para el macrismo que era despegarse desde el principio del accionar de la fuerza de seguridad y promover su investigación, pero no se hizo. Las razones son claras. Pablo Noceti, jefe de Gabinete de Bullrich, comandaba el operativo, fue visto por los testigos de la “desaparición forzada”, y es un funcionario del Poder Ejecutivo.

    La mecha que une a Noceti, Bullrich y Macri es muy corta. Noceti es el resultado deliberado de una política de seguridad del Gobierno. Por ende la desaparición forzada de Maldonado también lo es. Esto explica el encubrimiento y lo vuelve incomparable con cualquier otro caso en la historia de la democracia. Sería errado vincular la actitud de protección de la Gendarmería a una persistencia solitaria de la ministra. Hasta ahora, Macri apoya y sostiene a Bulrich, de la misma forma que Bullrich sostiene a Noceti y a la Gendarmería.

    Sin embargo, es necesario dar una respuesta matizada a esa discusión. De tal forma que nos permita realizar una caracterización correcta del macrismo en términos represivos, que no implique una banalización de la última dictadura militar argentina y del Terrorismo de Estado. Pero que al mismo tiempo no soslaye la forma en que el Estado, bajo la conducción de Cambiemos, en dos años haya dado luz verde para que las fuerzas de seguridad y el Poder Judicial hayan hecho florecer, multiplicar y revitalizar algunas de las prácticas de la fuerzas de seguridad en sus tiempos más oscuros.

    Está claro que el macrismo no es la dictadura, pero no está nada claro que sus políticas de Gobierno no sean reivindicativas de las peores prácticas de las fuerzas de seguridad en la dictadura.

    La “desaparición forzada” es una de esas prácticas que siguió presente desde la época de la dictadura y atravesó toda la democracia y que parte del kirchnerismo combatió con contradicciones desde los intersticios del Estado y de las bases del Campo Popular.

    Desde el regreso de la democracia todos los gobiernos han tenido que enfrentarse con estas prácticas que son también la demostración de la autonomía de las fuerzas autogobernadas. Casos como el de Luciano Arruga y Franco Casco representan emblemáticamente esa práctica en una batalla que el kirchnerismo no pudo ganar, en la falta de la profundización de la democratización de las fuerzas de seguridad. Pero sin dejar de reconocer que el kirchnerismo fue el primer Gobierno en reconocer en el Estado ese campo de batalla.

    En tiempos macristas la historia es otra y el panorama es desolador. Los hechos se acumulan. La represión del viernes 1 de septiembre a manifestantes con 31 detenidos (tras disturbios generados por servicios de inteligencia según denunció la CTA), la continuidad de la persecución y encarcelamientos a compañeros y compañeras pertenecientes a la conducción de la Tupac, entre ellos el de Milagro Sala que fue trasladada a un domicilio bajo el control de la Gendarmería. La misma desaparición forzada de Santiago Maldonado donde no solo se habla de la responsabilidad estatal y política de la conducción del Estado argentino, sino de la responsabilidad política y penal del Poder Ejecutivo en la implicación de Bullrich-Noceti (situación que incluye un encubrimiento por parte del Poder Ejecutivo).

    La multiplicación de los casos de gatillo fácil y la represión de la protesta social de tal manera que se denuncien records de casos de violencia institucional, la criminalización y la judicialización federal de la protesta social, son todos elementos que necesitan leerse en una totalidad y en un mapa completo.

    En una emisión del programa televisivo lntratables se afirmó que Maldonado “se le murió” a la Gendarmería. El eufemismo de los periodistas remite a las palabras de Jorge “Turco” Asís, de hace unos meses atrás, cuando en una conversación televisiva con Alejandro Fantino presagió que el Gobierno se encontraba en la “frontera del primer muerto”.

    Asís no es adivino, pero leyó bien el discurso del Gobierno en materia de represión y comprendió lo inevitable de los efectos fatales de ese relato macrista y ese accionar. No existen dudas que esa totalidad haya adquirido características de parentesco con las de la dictadura, porque el Gobierno las forjó con su discurso de polarización y estigmatización con los sectores populares y con la demonización de una porción de la sociedad argentina.

    Digamos que el canto extremo y emocional de “Macri basura, vos sos la dictadura”, es alentado por el relato “setentista” de algunos funcionarios del Gobierno como Bullrich, Ritondo y Noceti que utilizan en sus declaraciones palabras como “terrorismo”, “atentado”, para responsabilizar a “la izquierda”, “al kirchnerismo” y a “mapuches”. A esos funcionarios, bancados por el Presidente, la elección de esa identidad política represiva no les parece problemática. Lo delirante de la operación discursiva se evidencia en el tono de sobreactuación que necesita de servicios infiltrados en marchas para montar después la foto de la represión.

    En marzo de este año, en un artículo publicado en la Agencia Paco Urondo advertíamos sobre “la hipótesis que arrojaba la profundización de la represión”. Apenas un mes después, sosteníamos que “la sedimentación del plan económico llevado adelante por Cambiemos” acotaba su marco de acción de política institucional y que el modelo no cerraba “sin represión, sin criminalización y judicialización de la protesta social.” Lo que era imposible de adivinar era que una parte importante del Gobierno iba a adoptar esa identidad política represiva como parte de su estrategia de polarización.

    RELAMPAGOS.
    Ensayos crónicos en un instante de peligro. Selección y producción de textos: Negra Mala Testa Fotografías: M.A.F.I.A. (Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs).

    http://www.agenciapacourondo.com.ar/relampagos/cambiemos-y-la-sobreactuacion-represiva-como-estrategia-de-polarizacion-por-santiago

    Categorías: Noticias regionales

    PERSISTENCIAS

    Dom, 01/10/2017 - 18:09


    Por José Pablo Feinmann

    Dorrego era amigo de “los de abajo”, tenía arraigo popular y buenas relaciones con las provincias. Esto lo condenó. También las famosas cartas de Juan Cruz Varela y Salvador María Del Carril. ¿Por qué fueron famosas estas cartas, por qué trascendieron cuando tantas cosas se ocultan? Hace poco, en este diario, el sacerdote Domingo Bresci escribió sobre los archivos de la Iglesia durante los años de la dictadura. Pidió que se revelaran, que salieran a luz. Difícil, están bien guardados.

    La Iglesia participa del poder de la Argentina y fue cómplice de la dictadura. ¿Por qué ese poder    –que escribe la historia a su antojo, el de los vencedores– no salvó a Del Carril y Varela, que eran figuras de la “civilización”? Para salvar al valiente y glorioso general Lavalle, que fue el “otro” San Martín, el del frente interno, el de las guerras civiles, el soldado de la ilustrada Buenos Aires. El que desenvainó su espada para derramar sangre de hermanos. La de Dorrego, en primer lugar y tal como se lo pidieron sus amigos unitarios. Juan Cruz Varela, consciente de la crueldad que le pedía a Lavalle, escribió: “Cartas como éstas, se rompen”. Pero no se rompieron. El fusilamiento de Dorrego fue un crimen imperdonable, había que entregar a alguien para salvar al evidente ejecutor, Lavalle. Se decidió contar la historia publicando las cartas de un poeta extraviado y de un áspero, duro unitario.

    Rosas utiliza la muerte de Dorrego para asumir su primer mandato
    . Asume para vengar esa muerte y restablecer las leyes. Es, entonces, el Restaurador de las Leyes. Será, también, un estanciero keynesiano. Se lleva bien con los gauchos, los indios y los negros. Tuvo que hacerse gaucho para poder convocarlos. Será, para Sarmiento, el más gaucho de los gauchos, el más bárbaro de los bárbaros. Con sólo masticar el pasto de cualquier lugar de la pampa sabrá dónde se encuentra.

    Después de fusilar a Dorrego, Lavalle envía a dos de sus coroneles a rastrillar la frontera sur. Son Federico Rauch y Ramón Estomba. Entre gauchos e indios matan dos mil hombres. Los atan a los cañones y ordenan hacer fuego. Estomba va enloqueciendo. Rauch es atrapado por los guerreros del jefe indio Arbolito. Le cortan la cabeza y la arrojan sobre Buenos Aires.

    Rosas se presenta como “el vencedor de la anarquía”. Los jóvenes del Salón Literario –Alberdi, sobre todo– lo ven como la etapa del Orden, que sigue a Mayo, la de la Espada, y concluye con la Inteligencia, que representan Alberdi y sus amigos.

    Rosas asume su segundo gobierno como el vengador de Facundo Quiroga. Antes, en 1834, su mujer, Encarnación Ezcurra, arma una revolución, la de los Restauradores, para imponer a Rosas como jefe del país. Encarnación muere joven, como Eva Perón, quien, como ella, será parte del movimiento del 17 de octubre, que gana el gobierno para Perón. La mujer bravía que lucha por el poder de su hombre persiste de Encarnación a Eva. A nuestra historia le gustan las simetrías.

    Con Rosas llegan al gobierno los saladeristas de la pampa húmeda. La burguesía mercantil de Buenos Aires lo acepta porque quiere orden y no anarquía, que es perjudicial para los negocios. Las Provincias lo ven como un federal, una persistencia de Dorrego. Rosas exige la suma del poder público y la representación de las relaciones exteriores.

    Alberdi (y, en menor grado, los jóvenes románticos, Echeverría, Sastre, Gutiérrez etc) le ofrece su apoyo. Hay aquí una importante persistencia que trama una necesaria guía de estudio: la relación de los intelectuales con el poder.

    Moreno y Castelli tenían el gobierno y eran sus propios asesores porque eran cultos. Luego, los asesores de Lavalle: Agüero, Varela, Del Carril. Después Alberdi y Rosas, lo que no fue. Rosas confió en Pedro de Angelis. Al fin del siglo XIX, la generación del 80 y Roca. En el siglo XX, Lugones y Uriburu. Forja y Perón. “Sur” y la Libertadora. Hasta los montoneros y el tercer Perón. Todos estos proyectos no funcionaron. Durante los días que corren tenemos a Alejandro Rozitchner y Macri, que vendrían a ser una persistencia de la dialéctica entre Alberdi y Rosas. ¿Quién dijo que la historia no progresa?

    ​https://www.pagina12.com.ar/63404-persistencias​

     

    Categorías: Noticias regionales

    ESPERANDO AL DNU

    Sáb, 30/09/2017 - 20:44



    Por Guillermo Mastrini Universidad Nacional de Quilmes

    Si algo debe reconocérsele al gobierno de Mauricio Macri en materia de políticas de comunicación es coherencia y una cuota alta de cinismo. El miércoles 20 de septiembre, en el marco de las Jornadas Internacionales de Televisión por Cable, que suele ser un espacio donde los empresarios reciben buenas noticias del Gobierno, el titular del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), Miguel de Godoy, anunció ante periodistas que durante el presente año el presidente firmará un nuevo DNU que cambiará una vez más el marco jurídico de las comunicaciones para permitir que las empresas telefónicas brinden servicios de televisión paga al hogar mediante sistemas satelitales.

    Con el anuncio, se ratifica claramente el rumbo de la política de comunicación del Gobierno: favorecer a los grandes operadores del sector. Y como los grandes operadores tienen intereses contrapuestos, ir manejando mediante dosis de decretos a qué sector se beneficia en cada momento.

    No deja de resultar cínico que De Godoy realice este anuncio en las Jornadas de cableros, para los cuales no puede haber peor noticia. Para que se entienda: luego de haber beneficiado a Clarín en casi todos los aspectos que lo podía beneficiar, al punto de que las acciones del Grupo no paran de subir su valor al compás de la regulación decretrónica, en esta ocasión el Gobierno favorecería a sus competidoras telefónicas para que puedan entrar en el codiciado mercado. De consagrarse el decreto anunciado por Godoy, Telefónica y Claro estarán en condiciones de dar televisión satelital al hogar inmediatamente, aprovechando las capacidades instaladas en otros países de la región donde son dominantes, como por ejemplo en Perú (Telefónica) y Colombia (Claro). Los satélites cubren la región y para que puedan ser utilizados en Argentina sólo basta la autorización gubernamental.


    Para los cableros, ya preocupados por el decreto anterior que autorizaba a las telefónicas a entrar en su mercado, el anuncio resulta un duro golpe ya que la protección temporal que brindaba la carencia de redes físicas por parte de las telefónicas desaparece en un instante. Deberán competir con actores mucho más poderosos económicamente.

    De esta manera, los grandes discursos del Gobierno en relación a la comunicación quedan en eso: meros discursos. Mientras prometen competencia, convergencia e inversión, sus políticas llevan al camino contrario. La concentración de la propiedad en el sector de las comunicaciones se ha incrementado notablemente en estos 21 meses. Y no solo por la brutal expansión del Grupo Clarín. El DNU anunciado fortalecerá a sus competidores Claro y Telefónica.

    Té para tres. La convergencia también se ve desafiada por la autorización a dar televisión satelital, ya que las empresas utilizarán dos redes distintas. Y ni hablemos de las inversiones, dado que, en lugar de invertir en desarrollar nuevas redes de banda ancha, las telefónicas utilizarán la capacidad ociosa de sus redes satelitales ya instaladas.

    Mientras tanto, y no sabemos en qué dosis de ingenuidad o cinismo, otra directora del ENACOM anuncia que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso el proyecto de ley para el sector. Este proyecto que ya estaría escrito, pero nadie conoce, es la muestra de las dificultades que tiene el Gobierno para regular democráticamente el sector. Luego de haberse comprometido a enviarlo a consideración de los representantes en 180 días, ha sufrido más postergaciones que la vacuna contra el cáncer. Una ley supone definir un “interés público” y el Gobierno nunca termina de optar entre los diferentes intereses privados de las telefónicas y el grupo Clarín. Demás está decir que la sociedad civil, los medios comunitarios y las pymes del sector directamente juegan en una liga de tercera categoría.

    Pero, como si no hubiéramos tenido suficiente acción, casi al pasar, De Godoy anuncia que ha llegado a un acuerdo con ARLink, de Daniel Vila, para resolver el conflicto en torno a la subasta de espectro realizada durante la administración de Cristina Fernández de Kirchner.

    En aquel momento, los Vila armaron una empresa casi fantasma que se presentó a la licitación y obtuvo una porción de espectro para la cual claramente no tenía antecedentes. Sus buenas relaciones con el gobierno de CFK le facilitaron la gestión. Pusieron 20 millones de dólares en caución y, si resultaban adjudicatarios, deberían abonar varios cientos más. Pero luego argumentaron que, por la regulación del mercado cambiario, no podían acceder a los dólares necesarios para finalizar la operación. Resulta increíble que los funcionarios del gobierno anterior lo permitieran.

    Pero bien, las ahora buenas relaciones del grupo Vila con el gobierno decretrónico facilitan que lleguen a un acuerdo para perdonarle los veinte millones de dólares a cambio de que esta empresa, que nunca pagó, resigne algo que nunca tuvo (salvo en los papeles de adjudicación). Con algo de cinismo de nuestra parte, cabría señalar que así licita cualquiera. Para el Gobierno, el beneficio es grande, ya que dispondrá, sin los largos tiempos judiciales, de 60 megas adicionales que podrá repartir entre sus tres grandes amiguitos del sector.

    La política de comunicación del gobierno de Mauricio Macri es clara: fortalecer tres grupos que dominen la prestación de los servicios de comunicación en la Argentina del siglo XXI. En algún momento, presionará por inversiones, seguramente a cambio de tarifas. Todo por la vía del decreto, que no hace más que aumentar la inseguridad jurídica del sector, ya que bastaría otro decreto para reorientar la política en cualquier dirección. El propio Gobierno ya ha dado varios volantazos eclécticos.

    Una política de comunicación basada en criterios republicanos, con debates sociales amplios, y la búsqueda de un “interés público” que incluya valores que vayan más allá del mercado no están en la agenda. Esas te las deben.

    Guillermo Mastrini
    Universidad Nacional de Quilmes

    ​http://www.letrap.com.ar/nota/2017-9-22-14-28-19-esperando-al-dnu​

     

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.