Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 28 mins 16 segs

    EL FANTASMA DE ALVEAR

    Dom, 25/03/2018 - 18:44

    POR Teodoro Boot

    Uno nunca ha sido muy proclive a separar kirchnerismo de peronismo. Ni viceversa. Pero sin Néstor y Cristina ¿qué hubiera sido del peronismo sino una federación de partiditos conservadores de carácter provincial o, en el mejor de los casos, una nueva versión del alvearismo radical?

    A propósito, durante la juventud de uno el fantasma siempre presente era el peligro de “alvearización”, del que, sorprendentemente, hoy no se habla. ¿Será que ese proceso tuvo lugar y el peronismo ya fue alvearizado con cintita y moño?

    De acuerdo a lo ocurrido durante los gobiernos de Néstor y Cristina correspondería decir que no;  que la alvearización no es una realidad, pero de todos modos sigue siendo un riesgo siempre presente. Porque ¿qué es lo que llamamos alvearización? El acuerdo, la componenda con el Régimen oligárquico y antinacional, hasta el punto de mimetizarse en y con él, adoptando sus modos, lenguaje, metodología, conceptos e ideología, un camino que conjuntos más o menos importantes del peronismo intentaron recorrer del 55 a esta parte y, con mayor enjundia, desde la muerte de Perón.

    (Otro tanto había pasado con el radicalismo desde mucho antes de la muerte de Yrigoyen, primero con la disidencia “antipersonalista” –que se separó de la UCR para formar un nuevo partido– y luego con la facción interna encabezada por Marcelo de Alvear que acabó apropiándose de la conducción y el espíritu de la UCR).

    Que me falta un ojal, que me sobra un botón

    El “problema” aquí (en comillas porque es “problema” para la interpretación, pero no muy grave para la acción ni la construcción,excepto en cuanto al esfuerzo de creación e imaginación que demanda) es que siendo el kirchnerismo parte del peronismo, a la vez lo excede. Plantear entonces que debe firmarse el certificado de defunción del kirchnerismo (aun precedido del pronombre ese)¿no implicaría amputar aquella porción que excede al peronismo? ¿Qué hacer con el resto, con la masa que ha ido levando, si el molde resulta chico? ¿Dos pizzas diferentes? ¿No valdrá la pena ampliar el molde, lo que en realidad podría implicar hacer un molde nuevo? ¿Es a eso a lo que se le teme?

    Se nos habla de volver a Perón (no Balmaceda, pero esto no es un análisis ni una crítica a Balmaceda sino una enumeración desordenada de interrogantes que la nota le ha despertado a uno, que sí habla de “volver a los clásicos”). Pero a Perón, a esos “clásicos”, hay que volver para reinterpretarlos, no para recitarlos; para releerlos con ojos actuales y no con la mirada de hace diez, veinte o cincuenta años. Dicho esto por la sorpresa que despierta la tentación, la tendencia incluso, a transformar a Perón en un Cid Campeador de las pampas que atado al lomo de la doctrina gane las batallas por nosotros.

    Ganar estas batallas no es asunto de Perón –ni de Jauretche, Scalabrini o Hernández Arregui– ni de la doctrina; es asunto de la política y de quienes hoy pretenden asumir la dirección de un conjunto que –por lo que se ve– no aspira a ser muy grande.

    Dicho de otra manera: va hacia atrás, no para adelante, en la creencia de que por influjo de alguna poción mágica todos los dirigentes de 1País devengan peronistas y todos los votantes de ese conglomerado, de Unidad Ciudadana y del Frente Justicialista vayan a pronunciarse por un único candidato que, hipotéticamente, surgiría de esos encuentros dirigenciales y/o de elecciones internas o Paso que lo resolverían todo.

    ¿Por el solo hecho de surgir de un acuerdo entre las distintas facciones peronistas, de “representar al peronismo”, ese hipotético candidato va a despertar la expectativa general?

    Y dicho sea de pasada ¿no cabría preguntarse por qué razón a esa tan amplia y generosa “reunificación peronista” no fue invitado Pino Solanas? ¿Alberto Fernández, Daniel Filmus o Sergio Massa pueden exhibir mayor trayectoria en el peronismo que Fernando Solanas? ¿Los aportes conceptuales a la causa nacional de Daniel Arroyo, Florencio Randazzo o Victor Santamaría han sido superiores a los de Alcira Argumedo? ¿O es que en esa unidad de todos no están todos? ¿Y están seguros esos casi todos de que de un acuerdo entre ellos podrá surgir quien exprese al votante marginal a la política y marginado de la sociedad a quien, es más que obvio al menos en la provincia de Buenos Aires, parece seguir expresando electoralmente Cristina Fernández más que el “peronismo” o el “kirchnerismo” en cualquiera de sus expresiones?

    Pero aun contando con el apoyo explícito de Cristina Fernández, ese hipotético candidato de los todos que no son todos ¿podrá despertar algún entusiasmo en ese sector juvenil politizado durante los últimos años con esa insoportable macchietta que actualmente se cuestiona de la administración anterior?

    Pa’ que dentre

    La lista de horrores y errores al divino botón del gobierno anterior podría ser interminable y no se reducen a la errática política de medios, los sobreactuados stand ups presidenciales o el discurso lelo y absolutista de las pasionarias kirchneristas, que las hubo a raudales y de ambos sexos.

    Concebir Enarsa como un instrumento de negocios y no como germen de una nueva empresa nacional de energía es un error mucho más grueso que el hablarse encima de Cristina, la soberbia canchera de Aníbal o la sobreactuación permanente de Guillermo Moreno.

    El disgusto y la renuencia con que se procedió a unas pocas estatizaciones merece aun mayores críticas que la ingenua pretensión de que el Poder Judicial fuera a aceptar alegremente una reforma que recortaba su poder, porque revela una concepción equivocada de la sociedad, de la historia y de la estructura cultural y económica del país: los servicios públicos y la energía deben necesariamente ser estatales, porque si no son estatales estarán en manos extranjeras. Pero aun en el hipotético caso de que estuvieran en manos de empresas nacionales, fuera de la necesidad de que se responda a la pregunta ¿qué es lo que hace nacional a una empresa? (¿acaso la condición de argentinos nativos o por opción de sus accionistas mayoritarios? ¿sería eso suficiente? ¿en qué medida existe en nuestro país, fuera de la clase trabajadora, una clase social cuyo destino esté indisolublemente ligado al destino nacional?), nunca podrá existir una empresa comercial que satisfaga las necesidades de alta inversión y baja rentabilidad que requieren las empresas de servicios públicos. Es que su propósito no es el lucro –razonable leit motiv de todo emprendimiento comercial– sino el servicio.

    ¿Vale la pena mencionar la cantidad de años perdidos al cuete, sin encarar –sino tardía y muy débilmente– la reconstrucción del sistema ferroviario, indispensable desde el punto de vista económico y social y tan redituable simbólica y políticamente?

    Junto a estas enormidades (pudiéndose enumerar muchas más) la deficiente política de medios, el alquiler de empresarios y periodistas mercenarios y el desprecio y ninguneo a lo propio y lo alternativo, es poca cosa. O sería, acaso y si se permite la ironía, uno de los rasgos más “peronistas” de los gobiernos de Néstor y Cristina.

    Sin embargo, nada de esto, ni siquiera la ausencia de una política y una estrategia energética, agropecuaria y minera, el desinterés por el conservacionismo y la sustentabilidad productiva (de las que, como para repartir en forma un cacho más equilibrada, ni Alberto Fernández, ni Daniel Arroyo, Sergio Massa, Florencio Randazzo ni, muchísimo menos, el secretario de Agricultura de Carlos Menem que fue Felipe Solá, pueden hacerse los distraídos), nada de esto quita mérito a los tres mejores gobiernos que tuvo el país de 1955 a esta parte, fuera del brevísimo y  frustrado intento de recreación peronista 73-75.

    En su medida y armoniosamente

    No es cuestión de quitar mérito pero tampoco exagerar en las críticas, especialmente cuando están fuera de momento y de lugar: la crítica debe hacerse mientras sea tiempo de corregir el error o cuando es útil para reflexionar sobre los fundamentos y las estrategias del movimiento nacional*. Por ejemplo, carece de la menor utilidad criticar el ciego empecinamiento con que Perón porfió en su disputa con la Iglesia, convencido de tener la razón –que la tenía, como la había tenido Roca– sin advertir que esa porfía le sería fatal. O enumerar la cantidad de errores políticos que cometió, que los cometió a bocha, en especial durante su segundo período de gobierno. Similar utilidad y pertinencia tiene hoy hacerle la autocrítica a los gobiernos de CFK.

    Es igualmente descabellado adjudicarle a la preocupación por sancionar la ley de matrimonio igualitario el supuesto o real olvido, desatención o demora en resolver los problemas sociales. ¿Creerá alguien que ese “kirchnerismo” que, al tiempo de no expresar a todo el peronismo, a la vez lo excede, habría sido posible sin cierta relativa preocupación gubernamental por los llamados “derechos de tercera generación”? ¿Y por qué pensar que los derechos de tercera generación son contradictorios con los de segunda, y los de segunda generación con los de primera?

    Es imprescindible devanarse los sesos para que la libertad individual no sea antagónica con la justicia social, ni los derechos sociales contradictorios con la libertad de casarse con el conocido del vestuario o la compañerita de banco del colegio de monjas. Es que así como los derechos humanos proclamados por las revoluciones norteamericana y francesa resultan de realización incompleta si no son acompañados de los derechos de segunda generación sancionados por el constitucionalismo social, los derechos sociales son también incompletos sin los derechos de tercera generación, como el derecho a la identidad cultural, a la paz, a la información, a gozar de un medio ambiente sano o a hacer del propio culo un ramillete de fresias.

    Esas no son “veleidades progresistas” sino legítimas expectativas y necesidades de la sociedad contemporánea.

    Anacronismos

    Por otra parte ¿qué hay de malo hoy con los “progresistas”? Quienes en nombre del peronismo insisten en pelearse con el progresismo atrasan tanto o más que los funcionarios gubernamentales que se pelean o fingen pelearse con indios y anarquistas.

    Fue gracias al benemérito general Onganía que progresistas, izquierdistas, radicales y peronistas quedamos igualados según el más bajo denominador posible, el de Personal Civil Bajo Sospecha. Y fue entonces, gracias no sólo a Hernández Arregui, Jauretche, Ramos o Puiggros, sino también –y fundamentalmente– al propio Onganía, que comenzó la llamada “nacionalización de las clases medias”: de un día para el otro, todos quedaron tan sin derechos como los peronistas lo habíamos estado desde diez años antes.

    Fuera de que es necesario comprender que así como el “progresismo” de 60 años atrás celebró a la Revolución Libertadora y una parte significativa del “progresismo” actual acompañó, aun en sus más difíciles momentos, a estos gobiernos peronistas que, por uso y costumbre (y añadido de nuevos sujetos políticos y sociales) devinieron en “kirchneristas”, también hay que entender que ahora por obra de Cambiemos y esos seres bestiales que actualmente ocupan las más altas responsabilidades de gobierno, progresistas, peronistas, peronistas kirchneristas, kirchneristas, radicales alfonsinistas, socialistas de amplia gama, trotskistas, nacionalistas, sindicalistas, transexuales, gays, lesbianas, villeros, científicos, filósofos y hasta indios y anarquistas, volvimos a quedar igualados según el más bajo denominador posible.

    Es entonces el momento de “nacionalizar”, no de discriminar. Y aunque algunos tontos y ciertamente excéntricos se empeñen en el perturbadora costumbre de buscarle el pelo al huevo de Hugo Moyano (hay que reconocer que sobre gustos no hay nada escrito) y el trotskismo activo y orgánico no pierda oportunidad de ensañarse con nosotros, hay que comprender que ya se les pasará, o se irán pasando ellos, por insistir en el anacronismo porque ¿qué de “progresista” o “revolucionario” tiene cuestionar a quien fuera un gran dirigente sindical justamente en el momento en que ha decidido recuperar lo mejor de su historia personal y ponerse al frente de la protesta social? ¿O qué de novedoso tiene criticar a un gobierno que ya no gobierna? ¿A quién se puede conmover o convencer con tácticas tan tontas y discursos tan ñoños?

    Sindicatos y movimiento obrero
    Se dirá que así como el trotskismo sólo se ocupa de denostar al peronismo (y particularmente a los gobiernos kirchneristas, con lo que parece mostrar más perspicacia que muchos neo-ortodoxos del peronismo), el progresismo –y por su influencia, el propio “kirchnerismo”– incubaría un prejuicio cerril contra el movimiento obrero.

    Es posible que así sea y haya sido, pero también sería de gran utilidad que alguien pudiera explicar en forma satisfactoria qué es hoy el movimiento obrero. ¿Es acaso el movimiento obrero ese conjunto heterogéneo de sindicatos desagrupados en cinco, seis, o las que se vayan presentando, “centrales” sindicales? ¿Y no es una incoherencia hablar de cinco centrales?

    Como sea, pasando por alto que la existencia de un movimiento obrero, además de la unidad supone la simultánea existencia de un proyecto de poder propio o asumido como propio, convengamos que, ya sea por influencia del prejuicio “progresista” o reaccionario del elenco gobernante, por fallas de implementación, cerrazón mental o acaso soberbia, la política gubernamental hacia el sindicalismo, al menos durante el último gobierno de CFK, fue en líneas generales errónea, siempre distante y en ocasiones, catastrófica.

    Pero ¿no hubo en este cortocircuito ninguna responsabilidad sindical? ¿Acaso el cortocircuito se produjo con todas las organizaciones gremiales de la misma manera?

    Pero más importante que eso, porque trasciende la coyuntura y los cortocircuitos del último período de Cristina Kirchner, ¿estuvieron los sindicatos a la altura de las circunstancias durante, antes y después de las administraciones “kirchneristas”? ¿Se mostraron atentos los dirigentes sindicales al cada vez más creciente número de trabajadores precarizados, desempleados y jubilados dejados a la buena de Dios? ¿Es la Ctep un invento de cuatro politiqueros y vivillos? ¿Es acaso el mejor destino, la más adecuada organización, la más promisoria perspectiva de los trabajadores precarizados y desempleados? ¿No será, en cambio, la única opción que encontraron esos trabajadores para suplir la ausencia, la defección de un pseudo movimiento obrero más preocupado por proteger sus organizaciones que por defender a los trabajadores? ¿Tuvieron políticas, tuvieron propuestas, tuvieron verdadero proyecto de poder esos desorganizados conjuntos de sindicatos?

    Ya que tan de moda está hacerle la autocrítica a todo el mundo ¿no tienen nada que criticarse los dirigentes sindicales? ¿Lo han hecho todo tan impecablemente? ¿Cómo es que demoraron más de treinta años en descubrir la existencia de un número cada vez mayor, una verdadera fábrica de trabajadores desempleados, marginados de la sociedad, carentes de futuro y privados de los más elementales derechos, como no fueran los pocos que mal o bien fue otorgando (o cediendo, dicho sea para tranquilidad del Partido Obrero) ese gobierno inficionado de prejuicios “progresistas”? ¿Y cómo es que habiéndolos descubierto, aunque fuera con demora –porque nunca es tarde cuando la dicha es buena–, no atinaron los sindicatos a organizarlos y protegerlos? ¿Por qué esos desempleados, precarizados y marginados tuvieron que organizarse a sí mismos o ser organizados por agrupaciones de origen político atentas al drama social o vueltas “organizaciones sociales”? ¿Sólo los últimos gobiernos de orientación popular son responsables de esta omisión? ¿Los sindicatos existen únicamente para cobrar la cuota, organizar servicios de turismo y administrar obras sociales?

    Quienes hacen una defensa cerrada de la dirigencia sindical por el mero hecho de ser dirigencia sindical, así como los que la atacan por el mismo motivo ¿tienen la más remota idea de qué piensan al respecto los jóvenes dirigentes y delegados y aun buena parte de los viejos militantes y dirigentes sindicales?

    En la mayoría de los sindicatos, muy especialmente entre los jóvenes dirigentes y activistas, existe verdadera conciencia de la necesidad de reformular la doctrina, la práctica y la naturaleza de las organizaciones gremiales, en la convicción de que no es tan imperioso defender al sindicato tal cual es, sino que lo que merece y justifica la más firme defensa es el modelo sindical. Es necesario transformar la práctica y la organización gremial para que sirva más cabal y eficazmente al modelo de sindicato único –o más representativo– por rama de actividad, que es justamente lo que está en riesgo y resulta más atacado por ser el instrumento más eficaz para la defensa de los trabajadores.

    Respecto a la confusión –por ignorancia o mala leche– que reina sobre la verdadera naturaleza de ese modelo sindical ¿no tienen los propios sindicatos una enorme responsabilidad? ¿Se han propuesto explicarlo no sólo a los “progresistas” animados de prejuicios antisindicales, sino al conjunto de la sociedad y aun a los propios afiliados?

    Desde luego que no, de la misma manera que gran parte de esos subconjuntos sindicales parecen no tener nada que decir ni responsabilidad alguna sobre, para no abundar, nuestro deficiente sistema nacional de salud, la ruina de los hospitales públicos, la creciente privatización de la educación, la actual zozobra económica de las universidades del conurbano cuya “clientela” se recluta mayormente en la clase trabajadora, los planes y criterios en la construcción de viviendas, la creación de empleos, el fomento de cooperativas de trabajo o el amparo político, orgánico, económico e ideológico a las empresas recuperadas.

    Puede asegurarse que a partir de una mirada sesgada, de tanto equívoco, no es posible hablar ni reflexionar y mucho menos actuar con un mínimo de seriedad.

    El peronista Leandro Santoro

    Y Balmaceda no tiene nada que ver, porque nada ha dicho de estos temas, pero la culpa es suya, porque alguien tiene que ser el culpable de todo. Y sí lo es de algunos despropósitos, porque hay algo mal en su razonamiento cuando en tren de propugnar el abrazo, la consustanciación o transmigración del kirchnerismo en el peronismo, cae en la desmesura de calificar de peronista –¡peronista!– a Leandro Santoro, un alfonsinista casi de manual, de indudable identidad radical, que moriría de un síncope cardíaco de descubrir que Balmaceda lo considera peronista.

    Y es aquí donde uno se pregunta ¿es que es acaso indispensable ser peronista? ¿Dónde entran los que no lo son y comparten los mismos ideales de emancipación nacional y justicia e igualdad social? ¿Surgirá de la unidad básica Moisés Lebenshon la línea interna peronista Crisólogo Larralde encabezada por el dirigente peronista Leandro Santoro?

    En efecto, existe una tradición nacional y popular no peronista, en algunos casos previa, en otros simultánea y en no pocas oportunidades, enfrentada al peronismo, que el peronismo no atinó o no pudo terminar de asumir como parte inseparable de su propia tradición. Es que esta operación supondría alterar no sólo aquella tradición sino también la tradición y la naturaleza misma del peronismo (seguramente es eso lo que Balmaceda llama “abrazar dialécticamente”), cuyo acto fundacional consistió en incorporar como propia la tradición sindical socialista y anarcosindicalista y, a la vez, la tradición industrialista y nacionalista de lo mejor del ejército.

    Ese peronismo que hoy se invoca, ya como palabra mágica, ya como fenómeno inmutable y cristalizado, tuvo a lo largo de su historia y desde el primer instante de su existencia, una enorme creatividad, una intrepidez casi irresponsable y una voracidad y capacidad de asimilación y, consecuentemente, de autotransformación, que resultan sorprendentes. ¿Está hoy el peronismo realmente existente a la altura de su propia historia? ¿Ha sido capaz de incorporar como propias al menos alguna de esas tradiciones paralelas a la suya?

    Hubo algunos tibios, imperfectos intentos… pero por parte de ese kirchnerismo al que se le firma tan tranquilamente el certificado de defunción. No otra cosa fue la deificación en vida de Raúl Alfonsín, la invención de Unidad Ciudadana o la incorporación en papeles estelares de los peronistas Leopoldo Moreau y Leandro Santoro.

    El instituto Patria no son los padres pero, por lo que se ve, Balmaceda tiene razón, porque tampoco es un faro irradiador de verdades sino apenas una suerte de centro cultural, oficina política de la ex presidenta y algunos de sus antiguos colaboradores, apto para presentaciones de libros y espacio de conferencias, en cuyas inmediaciones las fans suelen acechar la llegada de CFK con la misma unción de quien aguarda en la entrada de un recital la aparición de Charly García. Y es verdad que ese kirchnerismo, explica Balmaceda, ya no tiene vigencia ni grandes perspectivas de futuro, pero esto no implica suponer que las tenga el peronismo, este peronismo, por el solo hecho de serlo.

    El 44,3% de los argentinos de hoy tiene entre 15 y 44 años.
    Los más viejos de entre ellos tenían 20 años entre 1994 y el 2000. ¿Qué puede significar el peronismo para la mayoría de estos muchachos?¿Cuál fue el peronismo que conocieron? ¿El de Carlos Saúl ? ¿el de Eduardo Duhalde? ¿el de Jabón de Bidé? ¿el de Néstor? ¿el de Bossio? ¿o acaso el de Das Neves o Cristina? ¿Qué puede significar un peronismo no kirchnerista para estos compatriotas? ¿El discurso profundamente reaccionario y pronorteamericano de Sergio Massa? ¿Las nostalgias cafierista o las setentistas? ¿Puede conmover a alguien, más que a un grupo de militantes y activistas, el mensaje básicamente internista de Florencio Randazzo, a veces tan a medio camino entre el antipersonalismo de Vicente Gallo y el neoperonismo con pantalones largos del doctor Matera? ¿La pose políticamente correcta, por no decir lobotomizada, de los Abal Medina? ¿Las clases propias de Trabajo Social de Daniel Arroyo? ¿La cómoda inanidad de Felipe Solá, tan propenso a hacerse el boludo, ahora a título personal? ¿Alcanza con decir que algo o alguien es peronista para despertar el entusiasmo de quienes no activan, de quienes no forman parte, de los simples compatriotas a veces votantes y otras no?

    Batallas perdidas

    Al referirnos a la franja etaria que va de los 15 a los 44 años estamos hablando de dos generaciones, con sus propios lenguajes, valores y “tradiciones”. ¿Es razonable intentar meterlas a martillazos dentro de un corsé previamente construido –adaptar el pie al zapato, se escandalizaría Mao– o resulta preferible centrarse en su “nacionalización” y “sensibilización social”?

    De eso se trataría la dichosa batalla cultural con la que tantos se llenaron la boca en los últimos años, tantos que creyendo patear al arco, terminaron mandando la pelota a la cabina de transmisión. Para unos podía ser una disputa de sentidos, para otros, cuestión de revisionismos históricos, asuntos a los que se dedicaron decenas de stand ups militantes, cientos de conferencias, miles de sesudas páginas en libros y revistas y muchos más minutos radiales y televisivos… mientras se nos colaba un elefante de contrabando.

    No se trata de una disputa de sentidos –excepto que hablemos del “sentido común”– ni de interpretación histórica o política, sino de un debate, de una “batalla” si se quiere, en torno a los valores morales sobre los que se funda una sociedad y las vidas de las personas, individual y colectivamente tomadas. Más que citar y recitar a Jauretche, Fermín Chávez, Hernández Arregui, Fidel Castro o Juan Domingo Perón, se trataría de construir una sociedad basada, por ejemplo y como para no ir muy lejos, en las Bienaventuranzas, porque es imprescindible anunciar a los que tienen hambre y sed de justicia que serán saciados, los pobres en el espíritu y a los perseguidos por causa de la justicia que recibirán el reino de los cielos, a los mansos que heredarán la tierra, a los que lloran que serán consolados, a los que trabajan por la paz que serán llamados hijos de Dios y a todos, sin excepción, que antes pasará un camello por el ojo de una aguja que entrará un rico en el reino del Señor. Porque sí, porque el pobre, el débil, el tullido, el enfermo, el tonto, el viejo, el niño merecen ser protegidos. Pero ¿por qué? Simplemente porque no concebimos a los hombres como factores de ninguna ecuación económica sino como sujetos de derecho cuya libertad y dignidad deben ser preservadas, y porque esa y no otra es una sociedad que merece y puede ser vivida.

    Pero al momento de preguntarnos si no tenemos nada que anunciar al pueblo fuera de una reunión de dirigentes en busca de una supuesta unidad, de nuevo estará aquí el riesgo de reducir todo a la cita y el recitado, ahora del papa Francisco.

    Tiene razón Balmaceda: “los militantes no necesitan mantras sino doctrina”, a condición de que no se entienda como doctrina a la cita y al recitado. Lo que el militante (y en mayor medida, el dirigente) realmente necesita es la reflexión, el ejercicio del razonamiento inductivo, el que va de lo particular a lo general, de la experiencia a la generalización y no de la teoría o la doctrina a la realidad. Jamás el mantra, pero tampoco el eslogan o la receta.

    Tal vez la principal falta del período kirchnerista no haya sido el sobrechamuyo sino la ausencia de razonamiento inductivo, la creencia, real o fingida en algunos mitos que carecen de fundamento, desde la existencia de un capitalismo razonable, de “rostro humano”, o de algo todavía más incierto como la inevitabilidad de que una burguesía “argentina” devenga en “nacional” y, mucho más inconcebible aun, la creencia de estar gobernando Francia y no una semicolonia que necesita urgentemente construir su propio sistema institucional, una institucionalidad al servicio de la liberación y de la justicia social y no al servicio del sometimiento y la desigualdad.

    Ha sido una falta seria, pero no exclusiva de las esferas gubernamentales ni tampoco del “kirchnerismo”. Por ejemplo, no se observa esta discusión, esta necesaria reflexión en ninguna de las demás expresiones del supuesto o real peronismo, incluida la de Leandro Santoro.

    Y ya que de Francisco hablamos antes, no se observa reflexión alguna que acerque a la realidad efectiva las advertencias y recomendaciones de la Encíclica Laudato Si, a la que, por esas convenciones de uso, se presta más atención (apenas un poquito más) que a las viejas y siempre denostadas advertencias de Jorge Rulli, que tan imprescindibles resultan en momentos en que la “civilización” arrastra al planeta entero hacia la autodestrucción. Que se sepa, no ha surgido nada semejante de las reuniones de unificación de este peronismo incompleto de la que tan mágicos resultados se espera, sin que decir esto suponga restarle importancia o necesidad a dichas reuniones, aunque más no sea para detener la acción destructiva de Cambiemos, su empecinamiento en acabar, a toda velocidad, con lo poco de Argentina que a lo largo de doce años de kirchnerismo –vale decir, de peronismo realmente existente– se había podido reconstruir.

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA


    Audacia
    Si tomáramos las elecciones legislativas de 2017 en provincia de Buenos Aires como un modesto banco de pruebas, además de comprobar que la división no parece dar los resultados deseados, y en el hipotético caso de que Sergio Massa, Margarita Stolbizer y la totalidad de sus votantes pudieran considerarse algo semejante a peronistas, tendríamos que ese supuesto peronismo o panperonismo surrealista habría cosechado 4.848.743 votos, de los cuales 3.348.210 pertenecerían a una Unidad Ciudadana representada centralmente por Cristina Fernández de Kirchner. Esto es, el 69, 05% del total de votos “peronistas”.

    ¿No resulta un tanto aventurado, por no decir atrevido, determinar la desaparición de ese kirchnerismo que obtuvo el 70% de los votos cosechados por un peronismo que incluye a Margarita Stolbitzer y el ex alcalde Rufolf Giuliani traducido por la Embajada para uso y beneficio de Sergio Massa?

    En todo caso, podríamos convenir en la peligrosidad de firmar el certificado de defunción de quien está dormido o, a lo sumo, groggy. Pudiera ocurrir que algo tan previsible y natural como que el groggy se espabile o el dormido despierte, fuera tomado como un milagroso anuncio de resurrección y vida eterna.

    No parecería ser ese el mejor camino hacia una reflexión profunda y una autocrítica creativa y sincera.

    Pero ya se sabe, todo –muy especialmente la extensión de este escrito–  es culpa de Balmaceda.


    http://pajarorojo.com.ar/?p=38039

    Categorías: Noticias regionales

    24 DE MARZO DE 1976

    Sáb, 24/03/2018 - 20:13

    Por Jorge Alemán

    El homenaje del 24 no celebra nada ni borra el insulto a la Humanidad que se perpetró. Pero rememora lo que ahora y siempre nos interpela, el deseo, “que hace que la vida no tenga sentido si produce un cobarde”

    Cuando ya anochecía en Buenos Aires la ciudad se había transformado en una cacería llevada a cabo por las fuerzas armadas. Se disipaba definitivamente la vana esperanza que algún sector bienpensante había elucubrado: el golpe iba a aminorar la ferocidad asesina de la Triple A de López Rega bajo el gobierno de Isabel.

    Por el contrario se confirmaba que la Triple A era la primera parte del ensayo de un genocidio planificado.

    Por razones inefables un compañero, Rodolfo Ladaga, y yo, atravesamos la ciudad hasta llegar a un café que frecuentaba mi Padre. Aún no sé qué buscábamos. De un modo lacónico mi Padre dijo con amargura “habrá que irse”. En nuestro caso ya no quedaba nada en pié, todos nuestros espacios estaban intervenidos. Recuerdo que cuando volví en Democracia, mi amigo Federico Caretti me pidió que conversara con su madre, quién padecía un “trastorno” por su senilidad. Fui a su casa y me argumentó obstinadamente que esa no era su casa, ni su calle, ni la iglesia de enfrente era la iglesia de enfrente. ¿Esta calle no es Marcelo T? pregunté amistosamente. Se parece, me dijo pero no es Marcelo T. La madre de mi amigo había perdido a su hijo, dirigente de la UES asesinado por las FFAA, y otro hijo se había muerto en el exilio. Los neurólogos llaman a este estado “síndrome de Capgras”. Sin embargo, cuando me retiré de la conversación tuve la certeza de que en su locura “senil” se alojaba la mejor descripción de lo sucedido. Así se lo comenté a mi amigo: Buenos Aires no está bombardeado, no hay cráteres, el obelisco sigue en su sitio etc., pero aquí hay algo que ha quedado dislocado para siempre y ninguna de nuestras calles ni nosotros ya seremos quienes creíamos ser.

    Un terremoto de gran magnitud pero invisible había tenido lugar, tal como lo dice Fabiana Rousseaux, un silencio agudo y eterno había penetrado las cosas en su ser íntimo.

    Pero la historia es el lugar donde lo reprimido retorna . Nadie festeja el día del alzamiento nacional franquista, salvo un  reducido grupo de ultraderechistas nostálgicos Ahora todo el mundo fue demócrata en España.

    En cambio en Argentina se fue imprevistamente construyendo un fenómeno político excepcional, incomparable, seguramente único en el mundo. Gracias a las Madres, Abuelas, Hijos, movimientos de derechos humanos y movimientos sociales, el 24 de marzo se resignificó en un acto colectivo de memoria militante. En este punto no se puede ignorar el papel de quienes gobernaban el Estado. Como si un performativo colectivo hubiera transformado una afrenta absoluta a la condición humana en un día de conmemoración militante que viene a mostrarnos que “no Todo” es matable. El 24 no es la resurrección pero si la mostración en acto de lo que no termina de morir nunca. La huella de lo que nunca termina de morir, lo que no puede ser asesinado del todo está siempre presente en el núcleo de cualquier proyecto emancipatorio.

    Por eso este acto, este día, es el que supervisa en última instancia a todo el proyecto político, el actual y lo que vendrá  también.

    El homenaje del 24 no celebra nada ni borra el insulto a la Humanidad que se perpetró. Pero rememora lo que ahora y siempre nos interpela, el deseo, “que hace que la vida no tenga sentido si produce un cobarde”.


    * Jorge Alemán

    Profesor honorario de la UBA, miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis, de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis (España) y de la Escuela de Orientación Lacaniana (Argentina). Poeta.

    Categorías: Noticias regionales

    BRASIL: UNA MUERTE QUE TRAUMATIZA

    Sáb, 24/03/2018 - 20:08

    Por Eric Nepomuceno

    Dos días antes de que la intervención militar decretada por Michel Temer en Rio de Janeiro cumpliese un mes, el asesinato de la concejala Marielle Franco y su chofer Anderson Gomes sacudió al país.

    Hubo manifestaciones masivas en Río y en muchas otras ciudades. En las redes sociales, la ejecución de la concejala fue tema dominante.

    Franco tenía 38 años y ejercía su primer mandato político. Su trayectoria ejemplar –negra, nacida y criada en una favela de violencia y miseria, madre a los 18 años, logró un diploma de ciencias sociales y un doctorado en administración pública– la diferenciaba de sus pares en la Legislatura de Río. En sus escasos quince meses como concejala se destacó por la intensa defensa de los derechos más elementales de sus congéneres, violados un día sí y el otro también.

    En las elecciones municipales de 2016 se presentó por un pequeño partido de izquierda, el PSOL, por primera vez, con la esperanza de alcanzar unos 6500 votos. Fue consagrada por 46.500, fue la quinta mayor votada, superando por amplio margen a decenas de políticos veteranos.

    Sin embargo, hasta la noche del miércoles, a excepción de una porción relativa de los habitantes de la ciudad de Rio de Janeiro, nadie jamás había oído hablar de ella.

    La manera en que fue ejecutada, cuando se supone que la seguridad pública de Río experimentaría algún alivio a raíz de la intervención militar, conmocionó al país y puso de relieve la situación de abandono y descontrol absoluto en que vive la población. Y más: desafía frontalmente la medida adoptada por Temer y, como contundente reflejo, también a los militares encargados de darle combate a la violencia.

    Marielle se destacó por denunciar la actuación abusiva, violenta y humillante de los policías militares a la que someten a los habitantes de las favelas cariocas. También fue duramente crítica de la intervención del ejército en la seguridad pública de la provincia.

    La manera en que fue asesinada, o mejor dicho, ejecutada, comprueba que tenía razón en todo.

    La precisión y la frialdad de su ejecución indican que su autor es un tirador experto. Utilizando una pistola calibre 9 milímetros, de uso exclusivo de la policía y de las fuerzas armadas, y en un automóvil en movimiento, el asesino disparó nueve tiros. Cuatro dieron en la cabeza de Marielle, tres en el cuerpo del chofer y otros dos se perdieron.

    El coche del asesino se puso a dos metros del que llevaba a Marielle. De la ventanilla izquierda del asiento trasero salieron los disparos. La concejala, que muy raramente viajaba en el asiento de atrás, fue alcanzada en la cabeza por cuatro balas. Su asesora, que estaba en el asiento delantero, no sufrió más que heridas causadas por los vidrios rotos por los tiros. El chofer, a su vez, fue víctima de disparos que no llegaron a Marielle.

    Los asesinos seguramente observaron a la concejala sentándose en el asiento trasero del coche que, a propósito, tenía los vidrios oscurecidos. Quien disparó sabía perfectamente qué hacía.

    Además del impacto que conmovió al país y sacudió una vez más la ya muy débil figura de Temer,  la ejecución de Marielle Franco abre una serie de interrogantes preocupantes.

    Para empezar, todo indica que el ejecutor de la concejala integra algún grupo de la policía militar de Rio, impregnada de corrupción. La otra posibilidad más palpable es que sea miembro de una de las milicias integradas por policiales o ex policiales y también por bomberos.

    Tales milicias son violentísimas. En tiempos recientes, en varias partes de la ciudad los ‘milicianos’ dejaron de disputar terreno palmo a palmo con narcotraficantes y pasaron a actuar en macabra sociedad.

    Por su actuación en la cámara municipal y por su trabajo de base junto con las comunidades oprimidas y humilladas de las favelas de Río, por las contundentes denuncias a la violencia policial selectiva y desmedida y por su respaldo a movimientos sociales, Marielle Franco tenía el perfil justo para ser blanco de la furia de milicianos o de integrantes de la llamada ‘banda podrida’ de la policía militar.

    Sin embargo, hay más, mucho más en ese enredo trágico.

    ¿Por qué justo ahora, cuando el general interventor y sus asesores directos empiezan a investigar el océano de denuncias de corrupción contra la policía militar, encargada de la acción ostensiva en las calles? ¿Por qué justo ahora?

    ¿Habrá alguna coincidencia entre la humillación de verse sometidos a las órdenes del Ejército y la necesidad de dejar claro quién efectivamente tiene el poder? ¿No habrá sido una manera de demostrar que la intervención es inútil, y que la impunidad prevalecerá? Las investigaciones de la policía civil de Rio sobre la muerte de la concejala empezaron poco después de su ejecución. Ayer, la Procuraduría General de la Unión, a través de su titular, Raquel Dodge, pidió que las investigaciones pasaran a la órbita de la Policía Federal, en un acto que fue considerado una clara muestra de que es imposible confiar totalmente en la policía local.

    La joven negra de 38 años que salió de la miseria y la humillación para ingresar en una universidad cara y destinada a los blancos, que se recibió gracias a una beca, que fue madre soltera a los 18 años y que conquistó un lugar de destaque en un mundo desigual, se transformó en víctima de la misma violencia que denunció. Formaba parte de una sociedad amenazada y enferma, atendida por médicos ineptos e inconsecuentes.

    La misma sociedad que en la noche del miércoles, cuando se produjo el asesinato, supo también que la violencia es una espiral sin fin.

    Y que nadie está libre de esa amenaza.

    ​https://www.pagina12.com.ar/101879-una-muerte-que-traumatiza​

     

    Categorías: Noticias regionales

    ALBERTO “EL BETO” CARDOZO: EL DIRIGENTE SOCIAL ENCARCELADO POR NO QUERER INCRIMINAR A MILAGRO SALA

    Sáb, 24/03/2018 - 19:56


    Por Santiago Asorey y Ludmila Sueiro

    AGENCIA PACO URONDO visitó a uno de los presos políticos de Gerardo Morales en el Penal de Gorriti en la capital de Jujuy. “Estoy en cana porque no firmé lo que ellos querían que yo firmara”, sostuvo el referente social y activista por la liberación de Milagro Sala.

    El referente de la organización Tekuré, Alberto “El Beto” Cardozo, está detenido en el Penal de Gorriti en la Ciudad de Jujuy hace casi dos años por razones políticas. AGENCIA PACO URONDO visitó el Pabellón 7 en el cual se encuentra privado de su libertad. Cardozo, quien también integró la Red de Organizaciones Sociales, está preso por no querer firmar un documento para incriminar a la líder de la Túpac Amaru, Milagro Sala. “Estoy en cana porque no firmé lo que ellos querían que yo firmara”, denunció.

    En abril del 2016, fue detenido, torturado, esposado día y noche sin poder saber que se encontraba en el Penal de Gorriti. Además, recibió presiones por parte del juez Pullén Llermanos para que declarara en contra de la referente de la Túpac. Cabe destacar que el magistrado se encuentra vinculado fuertemente al gobernador Gerardo Morales. A Cardozo le ofrecieron beneficios, inclusive la libertad. “Cambiaron todo el Poder Judicial de Jujuy desde antes de asumir para poder hacer toda la persecución que hicieron después”, explicó el preso político, que fue también un activista por la liberación de Milagro Sala.

    La causa armada contra “el Beto” comenzó en 27 de octubre del 2007 cuando Fabián “El Chato” Ávila y el Jorge “El Loco” Paes atentaron contra su vida. Una numerosa cantidad de testigos aseguran estos hechos, salvo Celia Sánchez quien dice haber visto “que el agredido respondió también con tiros en dirección a los atacantes”. Pero lo describe con rasgos diferentes a los de Cardozo. En ese marco, imputan a Paes y Ávila como responsables de homicidio en grado de tentativa. En 2012, dictaminan la detención de los acusados pero estos se fugan y el expediente se “cajonea”.

    En diciembre del 2015 comienza la persecución de los dirigentes sociales. En este contexto, en la provincia de Jujuy, se inventan distintas causas a la líder de la Tupac Amaru. Una de las causas es el tiroteo donde se atenta contra la vida de Cardozo. El juez dio un giro en el expediente basándose en el testimonio de Celia Sánchez e imputó a Cardozo de homicidio por “defenderse” de los agresores.

    Luego de la detención de Sala, Llermanos le propuso al referente de Tekuré que declare acusando a la dirigente de la Túpac Amaru como autora intelectual del atentado. Pero este niega la propuesta y mantiene su primera declaración. Ante su negativa, el 27 de abril de 2016, se lo imputa como responsable por tentativa de homicidio y allanan su domicilio para arrestarlo.

    Una vez detenido fue impedido de comunicarse con su abogada. Se lo llevó directamente al sector de castigo correspondiente del Penal de Gorriti. Mientras estaba en aislamiento fue torturado y amenazado. Estuvo tres días en un calabozo a oscuras, desnudo, esposado de pies y manos. Fue sometido a sesiones con puntapiés, puñetazos y ahorcamiento. Situación que se detuvo luego de la visita de una médica que exigió que lo llevaran a un pabellón común, tras dar cuenta de una fuerte contusión y corte en la columna vertebral producto de una patada y no de un accidente.

    Luego de las torturas físicas, continuaron tormentos psicológicos. Llermanos le propuso una vez más que cambiara su declaración y lo mandaría a su casa libre de culpa y cargo en pocos días. Le ofreció nuevamente incriminar a Sala a cambio de su libertad. Sin embargo, Cardozo rechazó la propuesta nuevamente.

    En este contexto de tortura y persecuciones, el sobrino de “Beto”, Nelson Cardozo fue asesinado una noche en la prisión donde cumplía condena por un delito común. Los agentes penitenciarios comunicaron su muerte luego de 6 horas y su autopsia demostró que la causa fue asfixia por estrangulamiento de terceros, previa golpiza. Asimismo, la familia de Cardozo (su mujer y sus dos hijos) vivieron una serie de situaciones de violencia. La madrugada del 11 de agosto del 2015 su domicilio fue atacado a balazos. Dos balas impactaron en su auto particular y otra bala dio en el frente de la casa. A pesar de la graves de la situación, Llermanos declaró ante los medios que se trataba de un “autoatentado”. Además, fueron perseguidos en varias oportunidades por vehículos no identificados. Inclusive, en una ocasión encerrados por un auto de manera peligrosa.

    Mientras tanto “el Beto” espera el juicio en prisión para poder demostrar “lo absurdo” de la causa. “Toda esta realidad que se está viviendo en Jujuy, cada vez se pone peor. La estamos pasando mal a nivel provincial. Hice muchas cosas buenas afuera y cuando salga voy a seguir trabajando para los otros”, concluyó.

    http://www.agenciapacourondo.com.ar/violencia-institucional/alberto-el-beto–cardozo-el-dirigente-social-encarcelado-por-no-querer

    Categorías: Noticias regionales

    LA TRAGEDIA SIRIA, SIETE AÑOS DESPUÉS

    Sáb, 24/03/2018 - 19:50

    Por Página/12

    Una solución política en Siria no se vislumbra a corto plazo, advierten los expertos.

    Uno de los sitios más calientes en el conflicto hoy es la región de Guta Oriental, al sur de Damasco.
    ________________________________
    Imagen: AFP

    A mediados de marzo de 2011 comenzaron las manifestaciones de ciudadanos sirios en contra del gobierno de su país. Aquello que comenzó como protestas pacíficas terminó degenerándose en una guerra cruel como todas. Los resultados, los mismos de siempre: cientos de miles de personas muertas, millones que dejaron sus casas, ciudades en ruinas, infancias atrofiadas y una economía devastada.

    Estos últimos días, las imágenes de los bombardeos en Guta Oriental inundan los medios. Las calles polvorientas. La ayuda humanitaria que llega y no. Las búsquedas entre los escombros. Personas grises. Sangre. Gritos.

    El conflicto es sumamente complejo por la cantidad de actores implicados y enfrentados, pero lo que resulta claro en el séptimo aniversario del inicio de la guerra en Siria es la pérdida de bienestar de todo un pueblo.

    Siria tiene una población de alrededor de 18 millones de personas. De ellas, según datos de la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), 11 millones de sirios necesitan cobertura sanitaria y requieren comida. Además, 5,6 millones buscaron refugio en países de la región y 6 millones se han desplazado internamente.

    Todo comenzó en febrero 2011, bajo el calor de las revueltas en muchos países árabes, cuando unos jóvenes en la ciudad sureña de Deraa pintaron la pared de su escuela con la frase: “Es tu turno, Doctor”, en referencia al presidente Bashar Al Assad, que es oftalmólogo. Según los vecinos de la ciudad, las fuerzas de seguridad arrestaron y torturaron a los adolescentes y, tras estos hechos, el 15 de marzo del 2011 comenzaron las manifestaciones. Las protestas civiles fueron fuertemente reprimidas por el gobierno, hecho que conllevó al surgimiento de una resistencia armada en julio del mismo año, organizada bajo el llamado Ejército Sirio Libre, conformado principalmente por desertores del Ejército.

    Con el tiempo, el conflicto se fue complejizando al intervenir distintos actores. Fuerzas islamistas armadas provenientes de Irak –como Estado Islámico (EI) y Jabat Al Nusra– combaten tanto a otras facciones de la oposición como al régimen. Hoy, mientras Al Nusra sigue pisando firme en algunas zonas, EI se encuentra prácticamente derrotado territorialmente al perder, en 2017, las capitales de su     autoproclamado califato, Mosul (Irak) y Raqa (Siria).

    También entraron en el conflicto actores regionales como Irán y la milicia libanesa Hezbolá, que apoyaron a Al Assad, mientras que Arabia Saudita y Qatar –y otras monarquías del Golfo Arábigo– apadrinaron a las facciones insurgentes. Además, actores globales como Rusia y Estados Unidos apoyaron, a su vez, a uno y otro bando: los rusos, al gobierno de Siria, y los estadounidenses, a los rebeldes –a quienes la prensa occidental llama habitualmente rebeldes moderados–.

    Actualmente, uno de los sitios más calientes en el conflicto es la región de Guta Oriental, un cinturón agrícola al sur de Damasco, la capital, que es un enclave rebelde desde el 2013. La situación en Guta es particularmente compleja puesto que, en las localidades de la región donde habitan civiles se encuentran apostados insurgentes de diversas facciones. Entonces, si bien la última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU ordenó un cese de hostilidades a cumplir por las partes en conflicto, los grupos islamistas radicales no entraron en consideración, como sí lo hicieron los grupos llamados moderados. De esta manera, no es posible dar un alto el fuego efectivo y así, siguen muriendo personas que no participan del conflicto armado.

    “Guta va a caer. Ese es el mensaje”
    , escribió Robert Fisk el corresponsal en Medio Oriente del periódico británico The Independent. “Dentro de las fuerzas armadas sirias están las explicaciones usuales de los llamados ataques quirúrgicos, de rebeldes escondiéndose en hospitales y usando civiles como escudos humanos, pero estas son palabras que el mundo ya ha escuchado antes”, concluyó el periodista. Por ejemplo, de parte de los estadounidenses acerca de Mosul y Afganistán. El profesor de geopolítica del mundo islámico en la Universidad Nacional de San Martín, Jodor Jalit, coincide en diálogo con PáginaI12. “Hemos visto que todos los medios de Occidente acusan a Al Assad, mientras que todos los medios afines al gobierno sirio acusan a los rebeldes de usar escudos humanos. Y creo que es un poco más compleja la situación”.

    En algún momento la guerra va a llegar a su fin y será tiempo de ver cómo se dará la reconstrucción del país. Según el profesor Jalit, los forcejeos entre los actores en conflicto ya se están llevando a este ámbito. “La rivalidad fuerte que se está viendo es entre Irán y Rusia por los contratos de reconstrucción y, aparentemente los más jugosos se los estaría llevando Rusia. Siria entiende que sin ninguno de los dos es difícil que termine de revertir la situación. Entonces, tiene que tratar de negociar para dejar a los dos contentos”.

    A principios de este mes, el Alto Comisionado de ACNUR, Filippo Grandi, en un comunicado, se lamentó: “Estos siete años de guerra nos han dejado una colosal tragedia humana. No hay ganadores claros en esta insensata búsqueda de una solución militar, pero resulta fácil ver quién pierde: el pueblo de Siria”.

    Sin embargo, Jalit no ve una solución política en el corto plazo: “No vamos a ver una resolución del conflicto en tanto y en cuanto no llevemos a todos los combatientes a la mesa de negociación y que negocien una salida política”. Claro que es absolutamente improbable que miembros de la milicia islamista Jabat al Nusra, por ejemplo, se sienten a negociar con el resto de las partes. Por ello, el académico sostiene que primero deben ser derrotados militarmente y luego negociar una salida política del conflicto entre el gobierno de Siria y los llamados rebeldes moderados.

    Establecer certeramente la cantidad de personas que han muerto en esta guerra no es posible y quizás nunca se sepa con precisión. Pueden ir de 240.000 a 450.000 o cerca de medio millón, como dice Robert Fisk. Lo que es seguro es que el interminable conflicto sirio significa una pérdida para todos. Como concluyó Jalit: “Hemos perdido vidas humanas, hemos perdido sitios arqueológicos, se ha destruido una economía, tenemos una región más inestable y, mientras tanto, los vendedores de muerte se han llenado los bolsillos”.

    Informe: Bianca Di Santi.

    https://www.pagina12.com.ar/102439-la-tragedia-siria-siete-anos-despues

    Categorías: Noticias regionales

    LA CONFLUENCIA

    Sáb, 24/03/2018 - 19:47

    Por Mempo Giardinelli

    Recularon con Etchecolatz, recularon con Pando, recularon con Astiz. Y van a seguir reculando. Si hasta las bases radicales los putean. En Mendoza, en el Chaco, y seguro en Córdoba y otras provincias.

    El pueblo puede haberse confundido, lo engañaron fiero y parece desconcertado y por momentos hasta con miedo. Porque la estafa fue demasiado grande. Pero…¿quién no tiene un amigo que votó a estos tipos, y hoy está arrepentido? No lo dirán, por vergüenza, o por necios que son, pero están furiosos consigo mismos por su voto imbécil de Noviembre de 2015. Hay algo que se mueve en los sótanos de la Patria.

    Ésa es la esperanza. Y con ella los vamos a sacar a votazos en 2019. Pero hay que organizarse, y ése sí que es un problema. El peronismo solo no va a poder. Más allá de danzas de candidatos, y de buenas voluntades mezcladas con cretinos ultraconocidos, solos no serán gobierno. Y si llegaran a serlo, no durarían tres meses sin pelearse como gatos en bolsa. ​Es también nuestro problema. De todos y todas. Del campo nacional y popular, y me parece que el primer paso para resolverlo es admitir que es un problema muy serio y difícil de resolver.

    Por eso nosotros, en El Manifiesto Argentino, venimos hablando de Confluencia Nacional y Popular. De confluir los diferentes, pero igualados en la pasión patriótica y en las convicciones nacionales y populares.

    Juntarnos con los socialistas, con las izquierdas no dogmáticas y abiertas, con las mujeres y l@s jóvenes de todas esas expresiones. Además del peronismo.Y del kirchnerismo, desde ya, de cajón. Y con los radicales nacionales y populares, ​a los que tenemos que ayudar. Porque, como los peronistas, tuvieron siempre adentro esa contradicción interna tremenda que es la derecha antinacional. Esa derecha radical que se alió al Pro y terminó sometida y rastrera. Ya lo decía Alfonsín, Raúl, a quien convendría recuperar: “No habrá radicales ni antirradicales, ni peronistas ni antiperonistas cuando se trate de terminar con los manejos de la patria financiera, con la especulación de un grupo parasitario enriquecido a costa de la miseria de los que producen y trabajan”.

    Y dijo también: No habrá radicales ni antirradicales, ni peronistas ni antiperonistas sino argentinos unidos para enfrentar al imperialismo en nuestra patria. La construcción y la defensa de la Argentina la haremos marchando juntos, aceptando en libertad las discrepancias, respetando las diferencias de opinión, admitiendo sin reparos las controversias en el marco de nuestras instituciones, porque así y sólo así podremos lograr la unión que necesitamos para salir adelante”.

    Nosotros lo llamamos Confluencia Nacional y Popular. @

    ​https://www.revistalabarraca.com.ar/la-confluencia/​

     

    Categorías: Noticias regionales

    FORO SOCIAL MUNDIAL 2018 – DEBATE: LA OFENSIVA CONSERVADORA CONTRA EL DERECHO A LA COMUNICACIÓN EN AMÉRICA LATINA

    Vie, 23/03/2018 - 20:26


    Por FCINA

    La actual ofensiva conservadora en América Latina, y las resistencias frente a ella, fue un tema destacado en diversos espacios del Foro Social Mundial 2018, que se acaba de realizar en Salvador de Bahía, Brasil; y más aún cuando se conoció del asesinato político, en Rio de Janeiro, de la concejala por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Marielle Franco.

    El impacto de esta ofensiva conservadora en los derechos de la comunicación fue el tema puesto en escena por iniciativa del Foro de Comunicación para la Integración de NuestrAmérica (FCINA), junto con el Foro Nacional por la Democratización de la Comunicación (FNDC) de Brasil. En este marco, se abordaron los retrocesos en materia de legislación y políticas públicas para la democratización de la comunicación, el impacto de la concentración monopólica en el sector de Internet y la experiencia de Midia Ninja y de Facción como alternativas de comunicación en Brasil y América Latina.

    Bia Barbosa, de Intervozes y del FNDC, hizo una breve retrospectiva sobre la concentración de los medios de comunicación en la región y su papel preponderante en la historia de nuestros países, que actualmente incluye fuertes ataques a la democracia, lo que a su vez repercute en el derecho de la comunicación de la población.  Así, en los mismos países donde, durante un corto periodo, se dieron pasos concretos hacia la democratización de la comunicación, o que permitieron al menos ampliar un poco la diversidad y pluralidad de los medios y garantizar más la libertad de expresión, ahora están ocurriendo retrocesos.  En Argentina, por ejemplo, uno de los primeros cambios que introdujo el gobierno de Mauricio Macri fue eliminar la autoridad fiscalizadora creada por la ley de medios audiovisuales, y reducir los límites a la concentración de propiedad de medios que la ley autorizaba, para atender a los intereses del grupo Clarín.

    Al referirse al caso de Brasil, Barbosa recordó que “lo poco que logramos hacer, como la creación de la Empresa Pública de Comunicación, fue uno de los primeros blancos de ataque del gobierno de Michel Temer, mediante una ley que acaba con la autonomía de la empresa pública y lo que tenemos ahora es una empresa de propaganda gubernamental”.  Y enfatiza que de no lograrse cambios de fondo para democratizar la estructura de los medios, “nuestras democracias estarán siempre amenazadas”.  En tal sentido recordó que no basta con ganar elecciones: en Brasil, donde se realizarán elecciones en octubre de este año, “podemos cambiar el gobierno, pero si no tocamos el sistema de comunicación, todo puede pasar de nuevo”.

    Como trasfondo, hay Estados que entienden a las comunicaciones como un servicio privado que debe ser prestado sólo por los medios privados, y que el deber del Estado se limitaría a asignarles frecuencias, sin considerar que éstas son un bien público que tiene que garantizar el ejercicio de un derecho a toda la población.  Esto, a su vez, tiene que ver “con la visión más amplia del papel del Estado en América Latina, con la visión neoliberal en materia de economía, y con la visión conservadora en materia de costumbres, y que entiende la comunicación como una parte legitimadora de esta visión del mundo”, la cual afecta el derecho a la comunicación.

    Internet monopolizada
    Por su parte, Sally Burch, de la Agencia Latinoamericana de Información, ALAI, abordó la temática desde la perspectiva de las tecnologías digitales.  Inició con una reseña del contexto global donde hay una concentración monopólica cada vez mayor en las grandes plataformas de Internet.  Es más, existe una disputa geopolítica mundial, principalmente entre EEUU y China, y sus respectivas empresas transnacionales, en torno a quien dominará el mundo digital y el ámbito de la inteligencia artificial.

    Siendo que la base de esta economía digital son los datos (nueva fuente de valor), las empresas transnacionales y sus respectivos Estados impulsan acuerdos “comerciales” (en tratados como el TPP, o en la Organización Mundial del Comercio, etc.) cuyo propósito real no es estimular el comercio sino impedir que se regule los “libres flujos” de datos (por ejemplo para proteger la privacidad de los datos personales) – o sea, mantener libres de trabas el flujo y almacenamiento para que queden bajo control de estas grandes empresas.  Los países de la región que han firmado el TPP o que apoyan la propuesta de negociar el comercio electrónico en la OMC están, en la práctica, renunciando a cualquier soberanía tecnológica y a la posibilidad, no solo de proteger los datos de sus ciudadanos, sino también de adoptar medidas para que los datos beneficien, en primer lugar, a los intereses de la propia comunidad.  Lo que se pudo haber realizado como bloque en este sentido, por ejemplo en Unasur, ahora queda prácticamente descartado por el boicot que enfrenta esta entidad por parte de los gobiernos conservadores.

    Entre las implicaciones de esta situación para los derechos y la democracia en la región se incluyen el achicamiento al espacio de los medios alternativos en Internet, cuando empresas como Google o Facebook cambian sus algoritmos de búsqueda, o bloquean contenidos, con pretexto de supuestas “noticias falsas”, que en realidad son contenidos críticos al sistema.

    Es más, el uso que se está dando a los datos personales por parte de la derecha, en las elecciones varios países (incluyendo EEUU, y ahora se anuncia algo parecido en México), incluye la manipulación de la votación por parte de empresas que compran bancos de datos para procesarlos e interpretarlos, con miras a dirigir mensajes personalizados a la población susceptible de cambiar su voto.

    Por su parte, Oliver Kornblihtt, de las redes de comunicación popular brasileñas Midia Ninja y Fora do Eixo et de la red latinoamericana Facción, preguntó, ante este contexto, cuál es el papel de los medios alternativos o el medioactivismo en esta disputa que se vive en la región.  “Cuál es nuestro lugar de lucha, de dónde hablamos, de dónde construimos, cuando nos enfrentamos a un Estado donde, como en México, se nos mata día a día a los periodistas, un Estado que nos persigue y no nos protege; o en Brasil, donde la policía, que debería ser la que nos cuida, es militarizada y sin duda es la que asesina a Marielle y a otras personas en las favelas todos los días”.  Ante ello, afirma, hay que seguir construyendo redes, construyendo otra comunicación, en lo nacional y lo regional, pues “la comunicación es un frente de batalla fundamental en este momento”.

    En el caso de Midia Ninja –prosigue–, ésta se considera “un movimiento social dentro de la comunicación, posicionado junto a otros movimientos sociales y culturales”.  Es una red de comunicadoras y comunicadores, que viene de la cultura y del Brasil profundo.  “A partir de las redes sociales, del trabajo en tiempo real, de la disputa estética y de la disputa narrativa, se ha generado una máquina de comunicación muy grande y fuerte, con capacitad para disputarle el espacio de los grandes medios concentrados.  Estamos todos los días en las calles, en las redes; no tenemos miedo de tomar postura política: defendemos a Lula”.

    Pero se enfrenta a diario a una guerra, por parte del Estado y de los grandes medios que buscan deslegitimarlo, al negar que lo que hacen sea periodismo, tildándolo de activismo o “fake news”.  Y ahora también el ataque viene por parte de grandes corporaciones como Facebook, que en la última semana ha cambiado sus algoritmos, de manera que en la cuenta de Midia Ninja, que tenía una base permanente mínima de 2000 seguidores, y podía llegar a más de 2 millones, y ahora aparecen apenas 150, en momentos en que están transmitiendo un tema de gran debate nacional.  Kornblihtt considera que esta maniobra de deslegitimación busca justificar nuevos ataques.

    La construcción de redes, en Brasil y América Latina, afirma el comunicador, es fundamental porque permiten intercambiar experiencias, tecnologías, generar herramientas.  Cuando en Paraguay se dio el golpe parlamentario contra Lugo “fue un antesala de los golpes pero no le dimos tanta importancia porque era un país chico”, y luego siguieron otros países.  Entonces, ¿qué podemos aprender hoy de México que va hacia elecciones?, pregunta.

    Acciones y campañas comunes

    Para concluir el debate, Renata Mielli, coordinadora del FNDC, sintetizó las ideas fuerza del seminario, con énfasis en la urgencia de una mayor articulación regional para definir puntos comunes de lucha por la democratización de la comunicación, frente a los viejos monopolios mediáticos comerciales, pero también a los nuevos monopolios de Internet como Facebook, Google o Amazon, esas plataformas gigantes que intentan “aprisionar nuestras comunicaciones”.  En tal sentido FCINA ha dado un ejemplo en la región al replicar los contenidos entre los medios y organizaciones participantes e impulsar un debate sobre la democratización de la comunicación y las tecnologías.

    Recalcó también en la necesidad de acciones y campañas comunes en defensa, por ejemplo, de la neutralidad de la red que es una problemática regional y mundial; y también fortalecer mutuamente los colectivos que hacen comunicación contrahegemónica en nuestro continente, y en ese marco reflexionar conjuntamente sobre un enfoque político de la comunicación y la lucha por la democratización de los medios.

    Se enfatizó, asimismo, en la importancia de contribuir a fortalecer, desde la región, la construcción del Foro Social de Internet, como un espacio mundial para profundizar el debate y la búsqueda de alternativas, desde diversos enfoques y sectores, de cara al rescate de una Internet ciudadana, frente al poder creciente de los monopolios.

    Los organismos que participaron en la mesa son miembros o aliados de FCINA, así como ALER (Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica) que se encargó de la moderación.

    Foro de Comunicación para la Integración de NuestrAmérica (FCINA)

    https://integracion–lac.info/es/node/41060

     

    Categorías: Noticias regionales

    LULA, OTRA VÍCTIMA DE LA GUERRA JURÍDICA

    Vie, 23/03/2018 - 20:21



    por Oscar Laborde

    La persecución a Ignacio Lula da Silva, que sus enemigos ambicionan que termine con su detención, es un episodio mas de la Guerra Jurídica,conocida como Lawfare, desatada hace unos años contra los lideres populares de nuestra región.

    ¿De que se trata el Lawfare?  El término “describe un método de guerra no convencional en el que la ley es usada como un medio para conseguir un objetivo militar” y es utilizado con este sentido en Unrestricted Warfare, un libro de 1999 sobre estrategia militar. En 2001 el concepto comienza a ser manejado en ámbitos diferentes a las Fuerzas Armadas de EE UU, tras la publicación de un artículo escrito por el general de la Fuerza Aérea, Charles Dunlap, de la Duke Law School. El tema fue reformulado para ser aplicado en política y teorizado desde la academia en la Universidad de Harvard.

    Luego diferentes think tanks lo perfeccionaron, lo difundieron y lo condujeron en América Latina, contando con la complicidad de la cúpula del Poder Judicial, de los medios de comunicación del sistema y de los políticos aliados.

    Estados Unidos es uno de los principales proveedores de asesoría para la reforma de los aparatos jurídicos en América Latina y el Departamento de Justicia estadounidense ha estrechado en los últimos años los vínculos con los aparatos judiciales de la región en la lucha anticorrupción. Una de las acciones más importantes fue el llamado proyecto “Puentes”, que consistió en cursos de asesoramiento a varios integrantes del Poder Judicial de Brasil y otros países de la región. ​El alumno estrella es el juez Sergio Moro, impulsor de la causa Las importantes fue el llamado proyecto “Puentes”, que consistió en cursos de asesoramiento a varios integrantes del Poder Judicial de Brasil y otros países de la región. El alumno estrella es el juez Sergio Moro, impulsor de la causa Lava Jato y que condenó a Lula da Silva a nueve años de prisión en primera instancia

    La derecha en nuestra región adoptó el Lawfare en los últimos años como el mecanismo predilecto para derrotar gobiernos populares y denostar a sus dirigentes, con el objetivo de suplantarlos en el gobierno, encarcelarlos o al menos desprestigiarlos cruelmente, y en esta guerra hacen uso indebido de instrumentos jurídicos para fines de persecución política, destrucción de imagen pública e inhabilitación de un adversario. Combina acciones aparentemente legales con una amplia cobertura de prensa para presionar al acusado y su entorno (incluidos familiares cercanos), de forma tal que este sea más vulnerable a las acusaciones sin prueba.

    Para esto se necesita una justicia cómplice, medios de comunicación que trabajen en absoluta concordancia con el objetivo de despedazar a las expresiones populares sin piedad y políticos que participen en el ataque, siempre propalado generosamente por los medios, y luego capitalicen los resultados de derrocar, inhabilitar y desprestigiar a las representaciones populares que se enfrentan a los intereses de los grandes grupos económicos

    El Poder Judicial en nuestros países se ha convertido en los últimos años en un potente espacio desde donde se despliega, casi sin limitaciones, estrategias de desestabilización y persecución política, hasta colocarse muy lejos del principio republicano del equilibrio de poderes.

    Es el único que no deriva de la voluntad popular sino de complejos mecanismos de designaciones políticas y concursos, sumado a privilegios que los demás poderes no tienen. Esto le permite operar políticamente bajo un completo manto de institucionalidad,

    La actividad de los grandes medios es más conocida y evidente.

    Incluso en un rapto de extraña sinceridad, un editorialista de Clarín la caracterizó como “periodismo de guerra”.  la justificación del golpe a Dilma y la persecución a Lula Tuvo en la Red O Globo, un permanente agitador que volcó todo su poderío en adelantar condenas.

    Eso es lo que vivimos a diario en América Latina.

    De esta forma se destituyó a Manuel Zelaya en Honduras, a Fernando Lugo en Paraguay, a Dilma Rousseff en Brasil, se llevo a prisión al vicepresidente de Ecuador Jorge Glas y a centenares de luchadores. En Argentina se acosa descaradamente a Cristina Fernández de Kirchner. Se pretende acallar con la persecución y la cárcel a aquellos representantes del pueblo que puedan intervenir en su plan de desandar lo logrado en los últimos años por los gobiernos populares.

    Políticos que denuncian corrupción; medios que se “hacen eco”; políticos y medios que exigen celeridad a la justicia; mecanismos del poder judicial que disciplinan o excluyen a los jueces independientes. Todo eso para que magistrados condenen sin pruebas, encarcelen sin el debido proceso, forzando o directamente violando la ley.

    El achicamiento que vive la democracia en nuestra región se hace indisimulable. Se esta logrando tergiversar e impedir la voluntad popular, con maniobras orquestadas por las élites y comandadas por los EEUU. ​En el caso de Lula es de una evidencia notable, ya que la causa por la que se lo ha condenado , es de un dislate absoluto. Y tiene como único objetivo que no sea presidente del Brasil.

    Lula  han respondido a esta injusticia con caravanas por todo el país, y con movilizaciones masivas, para intentar sortear el cerco mediático y no quedar atrapado en la capciosa   trama judicial  Cada aparición que hizo el expresidente fue acompañada con una euforia popular que logro recomponer al PT y a los movimientos sociales. ​Tal vez esto no alcance y Lula vaya preso. El pueblo brasileño tendrá que saber como enfrenta esa atrocidad política y el movimiento popular en nuestra región tendrá que encontrar nuevas formas para combatir este achicamiento de la democracia, que impide que se cumpla la voluntad popular.

    *
    Oscar Laborde
    ​Diputado del PARLASUR y Director de IDEAL_CTA

    https://www.revistalabarraca.com.ar/lula-otra-victima-de-la-guerra-juridica/

    Categorías: Noticias regionales

    JAQUE MATE A LA GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA

    Vie, 23/03/2018 - 20:13

     

    Por Germán Gorraiz López

    La economía global estaría amenazada por la aparición de medidas neo-proteccionistas en los países del Primer Mundo, especialmente tras la reciente firma por Donald Trump de la orden ejecutiva “Buy American, Hire American” (compra americano, contrata americanos) así como por la posible retirada de EE.UU del Tratado Internacional suscrito por 195 países en el 2015 para reducir las emisiones contaminantes, conocido como Acuerdo del Clima de París.


    (Imagen de www.inciclopedia.wikia.com)

    ¿Finiquito a los Tratados Comerciales Transnacionales?
    La obsesión paranoica de las multinacionales apátridas o corporaciones transnacionales por maximizar los beneficios, (debido al apetito insaciable de sus accionistas, al exigir incrementos constantes en los dividendos), les habría inducido a endeudarse peligrosamente en aras del gigantismo mediante OPAS hostiles y a la intensificación de la política de deslocalización de empresas a países emergentes en aras de reducir los costes de producción (dado el enorme diferencial en salarios y la ausencia de derechos laborales de los trabajadores).

    Así, el Tratado de Libre Comercio entre EEUU, Canadá y México (NAFTA o TLCAN), firmado por el Presidente Clinton en 1964 habría provocado que adultos blancos de más de 45 años sin estudios universitarios y con empleos de bajo valor añadido tras quedar enrolados en las filas del paro, habrían terminado sumido en un círculo explosivo de depresión, alcoholismo, drogadición y suicidio tras ver esfumarse el mirlo del “sueño americano”, lo que habría tenido como efecto colateral la desafección de dichos segmentos de población blanca respecto del establishment tradicional demócrata y republicano, por lo que Trump se propone renegociarlo.

    Igualmente, la Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) sería la pieza central de Obama en su política de reafirmación del poder económico y militar en la región del Pacífico para hacer frente a la Unión EuroAsiática que inició su singladura el 1 de enero del 2015 , pero el Presidente electo de EEUU, Donald Trump incluyó en su programa electoral la salida de EEUU de dicha asociación. Finalmente, tenemos el TTIP (Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión entre EEUU y la UE) cuyas negociaciones deberían finalizar para principios del 2017 pues en teoría tan sólo implicaban la eliminación de aranceles, la normativa innecesaria y las barreras burocráticas pero la tardía reafirmación de la soberanía europeísta por parte del eje franco-alemán aunado con el retorno a políticas neo-proteccionistas por parte de Trump, lograrán que la niebla del olvido cubra con su manto el TTIP.

    ¿Hacia el Neo-proteccionismo?
    El retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría entre EEUU-Rusia tras la crisis de Ucrania y la imposición de sanciones por UE-Japón-EEUU contra Rusia , marcarían el inicio del ocaso de la economía global y del libre comercio, máxime al haberse demostrado inoperante la Ronda Doha (organismo que tenía como objetivo principal de liberalizar el comercio mundial por medio de una gran negociación entre los 153 países miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y haber fracasado en todos sus intentos desde su creación en el 2011. Así, asistiremos al finiquito de los Tratados Comerciales transnacionales (TTIP, NAFTA y TTP) y a la implementación por las economías del Primer Mundo de medidas proteccionistas frente a los países emergentes cuyo paradigma sería el establecimiento por EEUU de medidas antidumpin contra el acero y el aluminio chinos, mediante la imposición de aranceles del 25% y del 10% respectivamente y que significarán el retorno al Neo-Proteccionismo económico.Finalmente, tanto la UE como EEUU implementarán la Doctrina del “Fomento del Consumo de Productos nacionales” en forma de ayudas para evitar la deslocalización de empresas, subvenciones a la industria agroalimentaria para la Instauración de la etiqueta BIO a todos sus productos manufacturados, elevación de los Parámetros de calidad exigidos a los productos manufacturados del exterior y la imposición de medidas fitosanitarias adicionales a los productos de países emergentes.

    Ello obligará a China, México, Sudáfrica, Brasil e India a realizar costosísimas inversiones para reducir sus niveles de contaminación y mejorar los parámetros de calidad, dibujándose un escenario a cinco años en el que se pasaría de las guerras comerciales al proteccionismo económico, con la subsiguiente contracción del comercio mundial, posterior finiquito a la globalización económica y ulterior regreso a los compartimentos estancos en la economía mundial.

    ¿Hacia la Tercera ola de la recesión?
    El riesgo latente de una “tercera ola de la recesión” provocada por la inminente guerra comercial EEUU-China y el posterior estallido bursátil podría provocar que el estancamiento económico se adueñe de la economía mundial en el Bienio 2019-2020. Así, China estaría inmersa en una crisis económica identitaria al tener que implementar una amplia batería de reformas estructurales y entre las fragilidades de su economía se encuentran la todavía limitada integración financiera internacional, su aislamiento y control del aparato estatal en el ámbito interno, así como una asignación de recursos económicos poco eficiente provocada por el paternalismo público y un insuficiente nivel de desarrollo de las redes de distribución, marketing y venta. Los desafíos están centrados en vencer la alta dependencia de China respecto de la demanda de las economías desarrolladas y la incierta capacidad de la demanda privada para tomar el relevo una vez que se agoten los estímulos públicos.

    Respecto a América Latina y el Caribe, la contracción de la demanda mundial de materias estaría ya provocando el estrangulamiento de sus exportaciones y la depreciación generalizada de sus monedas debido a la fortaleza del dólar, lo que se traducirá en aumentos de los costes de producción, pérdida de competitividad, tasas de inflación desbocadas e incrementos espectaculares de la Deuda Exterior. Así, según la Directora Gerente del FMI, Lagarde, “la fortaleza del dólar junto con la debilidad de los precios de los productos crea riesgos para los balances y financiación de los países deudores en dólares”, de lo que se deduce que las economías de América Latina y Caribe estarán más expuestas a una posible apreciación del dólar y la reversión de los flujos de capital asociados, fenómeno que podría reeditar la “Década perdida de América Latina” (Década de los 80), agravado por un notable incremento de la inestabilidad social, el aumento de las tasas de pobreza y un severo retroceso de las libertades democráticas.

    ¿Se avecina un nuevo crash bursátil?
    Debido al “efecto Trump” los inversores de EEUU estaban instalados en la euforia tras superar el techo ionosférico de los 26.000 puntos en el Dow Jones, (rememorando el boom bursátil de los años 20, preludio del crack bursátil de 1.929), por lo que eran incapaces de percibir el vértigo de la altura, pero los altos niveles de déficit de Estados Unidos (1,5 billones $ en el 2019) y la sombra del impeachment que planea sobre Donald Trump provocará que los grandes inversores sientan por primera vez el mal de la altura que les llevará a reducir su exposición al riesgo con el consecuente efecto bajista en las cotizaciones de las acciones y revalorización de la Deuda soberana (bono norteamericano superando el 3 % de rentabilidad).

    Por último, la inflación en EEUU acelerará las próximas subida de tipos de interés del dólar en el 2018, haciendo que los inversionistas se distancien de los activos de renta variable y que los bajistas se alcen con el timón de la nave bursátil mundial, derivando en una psicosis vendedora que terminará por desencadenar el estallido de la actual burbuja bursátil, con lo que cumplirá la máxima del iconoclasta Galbraith: “Llegará el día en que el mercado descienda como si nunca fuera a detenerse”. Dicho estallido tendrá como efectos colaterales la consiguiente inanición financiera de las empresas, la subsiguiente devaluación de las monedas de incontables países para incrementar sus exportaciones y como efectos benéficos el obligar a las compañías a redefinir estrategias, ajustar estructuras, restaurar sus finanzas y restablecer su crédito ante el mercado (como ocurrió en la crisis bursátil del 2000-2002) y como daños colaterales la ruina de millones de pequeños inversores todavía deslumbrados por las luces de la estratosfera, la inanición financiera de las empresas y el consecuente efecto dominó en la declaración de quiebras.

     

    ​https://www.pressenza.com/es/2018/03/jaque-mate-la-globalizacion–economica/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+pressenza%2FEYhc+%28Noticias+de+Pressenza+IPA+en+castellano%29​
    Categorías: Noticias regionales

    EL PASADO, ESE CAUDAL DE ETERNIDAD

    Vie, 23/03/2018 - 17:50

    Charla mano a mano entre dos militantes. Aníbal Danielis fue preso político por la dictadura – en Coronda, Caseros y en La Plata –, fue delegado gremial ferroviario por la Juventud Trabajadora Peronista. Carlos Borgna estuvo detenido tres años – entre septiembre de 1976 y septiembre de 1979 –. Conocido como “el Conejo” de la Juventud Universitaria Peronista y el “Pato” de Coronda, la unidad carcelaria donde estuvo detenido. // Por RedComSurComo en el poema de Juan Gelman, en la vida hay que aprender a resistir, ni a irse ni a quedarse. A resistir. Esto lo saben de sobra Carlos y Aníbal, que con porfía y militancia, desmienten sin embargo los versos finales del poeta y se niegan a las penas y al olvido. Y es que sus vidas no son otra cosa que testimonios de lucha y memoria.

    Acostumbrados al debate encendido, a la palabra urgente, a la insolencia de las ideas, improvisan una charla que los lleva a esos días donde se jugaban la muerte. Después de todo, que otro compromiso tiene un militante que morir por otro cada vez… Basta verlos conversar para saber que la historia es ese caudal de eternidad que se lleva en el alma.

    * * *

    Carlos: Vos eras militante de Montoneros y sobre la organización hubo siempre un esquema que planteó la dictadura, sobre que era una organización terrorista. Sin embargo Montoneros tenía militantes y cuadros que eran trabajadores. ¿Cómo era el laburo organizativo, cómo era el trabajo, cómo era la estructura sindical que tenía Montoneros y su relación con el pueblo y con los laburantes en particular?

    Aníbal: Yo creo que hay que diferenciar lo que decía la dictadura con respecto a los terroristas. Montoneros en ningún momento fue una organización terrorista, al contrario fue la que organizó al pueblo para derrotar a la dictadura. Ese fue el esquema organizativo, conformado por los que estábamos en lo sindical, a partir de la Juventud Trabajadora Peronista de ese momento – no nos olvidemos que teníamos veintiuno, veintidos, veintitres años –, como otros pertenecían a la Juventud Universitaria Peronista, los chicos de la UES (Union de Estudiantes Secundarios) con dieciseis o diecisiete años, las organizaciones barriales, incluso había una organización de inquilinos y de discapacitados; entonces en este marco no se puede catalogar de terrorismo a una organización que tenía las sólidas bases en el pueblo.

    Entonces la construcción se daba en contra de los burócratas sindicales, que no representaban la necesidad de los trabajadores en cuanto a los sueldos, en cuanto a las condiciones de trabajo, y en cuanto a las pérdidas de trabajo. Porque desde el 76 en adelante se pone en marcha el neoliberalismo con todas las consecuencias que eso trae, de dejar sin trabajo a la mayoría del pueblo, las importaciones – se acordarán de la famosa [propaganda de la] silla en la televisión – que los productos argentinos no servían cuando todavía se fabricaba el Rastrojero en Córdoba y el Torino era un orgullo nacional. Entonces, eso marca la diferencia entre los que pertenecíamos al campo popular dentro de Montoneros y otras organizaciones que hacían a la defensa, básicamente de lo nacional, y fundamentalmente con eso el trabajo para que los compañeros trabajadores no pierdan derechos.

    C: Hace pocos días se conmemoró “El Villazo” , ¿qué evaluación hacés vos de esa experiencia, teniendo en cuenta que fue una represión atroz durante el gobierno democrático y qué conclusiones sacás en función a lo que pasó después?

    A: Normalmente los pueblos a través de sus organizaciones, a veces incipientes, a veces con un gran arraigo popular, tal el caso marcadamente del peronismo como identidad política hacia el pueblo representado, tienen sus formas de organizarse y de expresarse. Es decir, ese hecho puntual es donde demuestra la cara más oscura de la represión en gobierno democrático. También lo podemos llevar a ahora, y el pueblo hoy, oprimido como está largó el hit del verano – el cántico popular que se viralizó en las canchas en contra del presidente Macri. Son formas organizativas que expresa el pueblo en función de poder organizarse para conservar sus derechos.

    C: Vos tenés un hermano desaparecido, ¿quien era tu hermano?

    A: Empecemos por el principio: Eduardo Oscar Danielis estudió en el Instituto Juan XXIII cuando dejó de ser seminario acá en Guadalupe. Después pasa – siendo todavía perteneciente a la Universidad Católica – a la Facultad de Agronomía y Veterinaria en Esperanza. Con todo ese marco organizativo, incipiente de tomas ideológicas a partir del tercermundismo – de los movimientos latinoamericanos – , logran que en [la localidad de] Esperanza [en Santa Fe] la facultad pase de la universidad Católica a la Universidad Nacional del Litoral. Se recibe de veterinario en la facultad, ya era plena dictadura, con compromiso dentro de Montoneros en la cual se tiene que trasladar por la persecuciones. Después ya me ponen preso y pierdo contacto absoluto. Recién me entero al año siguiente, un 1ro de agosto de 1977, que lo habían levantado y desaparecido.

    C: Y en la distancia y en el tiempo, ¿cómo lo estás sintiendo?

    A: Es lógico que lo sienta por ser mi hermano pero en él se expresan no solo los 30 mil desaparecidos, es decir, se toma ese número de desaparecidos pero no se toma en cuenta la cantidad que mataron, que fueron muchísimos más. Tengo entendido por algunas cifras que pude ver por ahí que en total hubieron doscientos mil presos en el país; que han pasado y estado en la cárcel. Normalmente lo que hago es expresar un nombre que yo pueda referenciar porque lo conozco, en función de los 30 mil que están desaparecidos.

    C: A partir de lo de Aníbal, el “Pluto” que compartimos en la cárcel de Coronda, en estas construcciones culturales y construcciones ideológicas que hoy parecen tan evidentes y tan visibles, también se dieron en aquella época cuando por ejemplo se instalaba la famosa frase “por algo habrá sido”.

    A: Y algo habrán hecho…

    C: Estábamos hablando de “apátridas” y hablábamos de “subversivos” y de “terroristas”. Esto también era una construcción del lenguaje y una construcción de los medios. Esto por un andarivel. El otro que me parece importante, es el hecho de que la represión – que fue salvaje y atroz –, sin embargo tuvo en muchos lugares, capítulos muy especiales, actitudes absolutamente contrarias a la dignidad humana. No fue solamente porque una persona era capaz de hacer parir a una mujer y entregar ese bebé a otra familia, o por la cantidad de horas que te tenían con la picana eléctrica. Esto tuvo que con el nivel organizativo que tenían las organizaciones en el terreno. No es casual que aparezcan una gran cantidad de muertos y desaparecidos – y como bien dijo “Pluto”–, de gente presa de exilios internos y externos. Entonces, por ejemplo, la cantidad de muertos y desaparecidos del acceso norte de Buenos Aires, tiene que ver con todo un desarrollo sindical de Montoneros. La gran cantidad de muertos y desaparecidos de Córdoba –no solamente de Montoneros, inclusive de integrantes de organizaciones sindicales que no estaban de acuerdo con la lucha armada–, tiene que ver con el nivel de desarrollo de la clase trabajadora que se expresaba en distintas organizaciones. No es solamente que el problema de Tucumán era la guerrilla del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Era que la guerrilla del ERP y un montón de otras organizaciones tenían efectivo arraigo en los sindicatos azucareros, en las pequeñas empresas que había. Esto es lo mismo que se vivió en los procesos donde hubieron las más grandes torturas, terribles, como fue Misiones. Allí existía el Movimiento Agrario Misionero (MAM) que además de ser una estructura Montonera, tenía centenares de pequeños y medianos agricultores que formaban parte de ese esquema organizativo. Entonces en ese marco me parece que hay que revalorizar la experiencia de los años 70 de la guerrilla en Argentina y su relación intrínseca con el pueblo trabajador y sus organizaciones más representativas.

    Esta producción de la Red de Comunicadores del Mercosur es parte de un Especial A 42 años del último golpe cívico-militar en Argentina. Ponemos a disposición el audio de la charla, que esperamos pueda utilizarse como insumo por las radios de la Red.

    Charla entre dos militantes

    Su navegador no soporta etiquetas de audio html5

     

    Categorías: Noticias regionales

    Protegido: “LOS RECUERDOS SON PALABRAS PARA MI”

    Vie, 23/03/2018 - 00:50

    Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

    Contraseña:

    Categorías: Noticias regionales

    VENEZUELA: MIKE POMPEO, LOS PLANES DE FREEDOM HOUSE Y LA NUEVA DESESTABILIZACIÓN

    Jue, 22/03/2018 - 17:07

    Por Alvaro Verzi Rangel|

    Donald Trump no sorprendió demasiado al anunciar a Mike Pompeo como nuevo secretario de Estado de Estados Unidos, un hombre que desde que ocupaba el cargo de director de la CIA ha estado realizando “servicios de espionaje”, atento a la situación venezolana, donde mantuvo  a Freedom House, una supuesta organización no gubernamental, activando el trabajo de campo in situ.

    El 23 de enero último, el ahora Secretario de Estado, reconoció que Venezuela “se encuentra dentro de las prioridades de Trump, quien se ha mostrado especialmente interesado en los informes de la Agencia” sobre la teoría de una supuesta injerencia cubana, rusa e iraní, “un riesgo para Estados Unidos y el continente”.

    “Los cubanos están allí; los rusos están allí; los iraníes y Hezbollah están allí”, y ya Estados Unidos había planteado que no descartaba una intervención militar en el país, y al parecer, Pompeo tampoco promete alejarse de esta idea. Su injerencia no es nueva: Durante el zarpazo a la democracia venezolana en 2002, la organización estadounidense admitió: “trabajábamos con los que buscan detener la dirección autoritaria del gobierno de Chávez”. Chávez entonces, Maduro ahora.

    Es con el asesoramiento de Freedom House (FH), que opositores venezolanos siguen promoviendo actividades  contra el proceso eleccionario y el gobierno constitucional. Documentos revelados por fuentes de la división Latinoamérica y el Caribe de la organización sediciosa FH, con sede en Washington, revelaron  su nueva estrategia contra Venezuela.Ya en 2012, Freedom House, supuesta ONG digitada por la central de inteligencia CIA, hizo un urgente llamado a la embajada estadounidense en Caracas, ante la debacle que se le presentaba a una oposición ganada por la animadversión entre grupos y personalidades, de cara a las elecciones de gobernadores el 16 de diciembre de ese año, situación que vuelve a repetirse seis años después… con el chavismo aún en el gobierno.

    Y ahora sale a la luz lo que ya todos asumían hace seis años, la estrecha colaboración entre FH y la embajada estadounidense en Caracas, en especial la que tenía Viviana Giacaman, oficial principal de programas de FH para América Latina a cargo de Venezuela, y el funcionario –nacido en Venezuela, criado en EEUU y ciudadano de ese país- Héctor Tavera. La primera le manifestó al diplomático que “analizando el escenario las posibilidades de victoria son escasas y en estados de muy bajo interés, pero no desperdiciables de cara al 2018”.

    La estrategia de FH está centrada en  apoyar y financiar a organizaciones opositoras para “documentar las violaciones de los derechos humanos, aumentar la cobertura nacional de los medios de comunicación sobre asuntos de derechos humanos y el fortalecimiento de campañas a través de iniciativas ciudadanas para supervisar el procesos eleccionario en Venezuela, que tendrá lugar en el próximo mes de mayo”.

    En correspondencia con esos objetivos, Freedom House financia investigaciones de periodistas  “independientes” sobre “la corrupción en Venezuela, que facilite el acceso a la información creíble para la comunidad internacional en su lucha contra el uso indebido de fondos públicos y la impunidad en el país”.

    Otra vertiente ideada por la CIA, es la  financiar -a través de FH– -a exmagistrados del Tribunal Supremo de Justicia (hoy en el exilio), favoreciendo a Antonio José Marval Jiménez y Alejandro Jesús Rebolledo y a los dirigentes opositores Julio Borges, de Primero Justicia y a Armando Armas, diputado de la Asamblea Nacional (en desacato), del grupo Voluntad Popular.

    A la par, FH coordina  acciones contra el gobierno de Nicolás Maduro con otros opositores, entre ellos Jorge Gregorio Correa (Primero Justicia), Nicmer Evans (ex Marea Socialista, hoy en Juntos), Mitzy Capriles (esposa de Antonio Ledezma, prófugo de la justicia venezolana), Gustavo Coronel, analista político; Diana López,  hermana de Leopoldo López (éste cumpliendo sanción penal), Maibort Petit  y Casto Ocando, estos dos últimos periodistas de investigación.

    Precisa la información interna de FH que para los eventos contra Venezuela, trabajan junto a otras instituciones estadounidenses como el Elliott School of International Affairs y el Latin American and Hemispheric Studies Program de la George Washington University, y de la mano con la organizacioón de su mismo corte subversivo Carnegie Endowment for International Peace.

    Entre otros actores que desde el extranjero brindan sustento  al programa Venezuela de FH se mencionan a Eric Farnsworth, vicepresidente del Americas Society and Council of the Americas (AS/COA); Ana Julia Jatar (economista, y editora jefa de “El Planeta” en Boston y esposa de Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Kennedy School of Government de Harvard, ministro de Planificación de  Carlos Andrés Pérez y exfuncionario del Banco Mundial), Hilda Ochoa–Brillembourg del Strategic Investment Group y Héctor Sschamis, profesor adjunto de la Universidad de  Georgetown.

    La dirección del equipo de trabajo de Freedom House contra Venezuela, sigue bajo la batuta de Carlos Ponce, director de la División de Latinoamerica y el Caribe. Sin embargo, Ponce y su equipo no están solos  en sus  actividades antivenezolanas, ya que supervisan el programa,  Michael Abramowitz y Daniel Calingaert, directivos de FH.

    Es conocido que Freedom House dispone de un programa general para Latinoamerica, coordinado por la CIA y el Comando Sur, dirigido hacia Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Cuba, donde trabajan para la presentación de supuestas “pruebas de los abusos cometidos por sus gobiernos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas”.

    Desde 2016, FH vuelve a tener presencia y protagonismo en Venezuela a través de una sala situacional –en el edificio de la trasnacional Procter and Gamble en La Trinidad-, integrada por ciudadanos venezolanos asalariados, que monitorea la situación interna. Analizan los hechos de violencia y aquellas conductas antisociales susceptibles de ser presentadas como focos de rebeldía política.

    Utilizando las capacidades y rapidez de las redes sociales, alientan sucesos de esta naturaleza que calienten las calles y compliquen  la delicada situación que vive el país. Sigue apostando a fracturar el orden constitucional con acciones violentas, que en apariencia nazcan de la voluntad popular

    El espectáculo que han armado las instituciones y gobiernos de la derecha regional, CIDH, OEA, y el gobierno de EEUU con su proclama contra Venezuela, está dirigido a dar el respaldo mediático y político a eventuales acciones de esta naturaleza que justifique la injerencia extranjera en los asuntos internos venezolanos, que ahora con Mike Pompeo como secretario de Estado, parecen más factibles.


    Quienes son Ponce y Giacaman

    Durante meses Giacaman permaneció en territorio venezolano, alojada en Altamira Suites de Caracas. Antes de incorporarse al equipode FH escribía los discursos políticos para el ex presidente chileno Eduardo Frei. Desde FH dirigía proyectos internacionales encaminados –según el organismo- a fortalecer la gobernabilidad democrática en la región, entre ellos, con la “Corporación Participa” de Chile, en donde lidera una iniciativa para crear un movimiento mundial de ONGs.

    Vista la inminente derrota de Capriles el 6 de octubre de  2006, Freedom House convocó una reunión en los primeros días de octubre con la plana mayor del Comando de Campaña Venezuela, la que fue dirigida por Viviana Giacaman, quien instruyó lo que serían las acciones a desarrollar el mismo día de las elecciones; acordándose poner en práctica el denominado Plan para Defender el Voto de la Oposición.

    Carlos Ponce
    Este plan tenía el fin de garantizar acciones internas que justificaran el plan de agitación, desinformación y propaganda que ya había sido establecido con los medios internacionales, dirigida a presentar una imagen de una supuesta ventaja del candidato opositor con envíos masivos de twitter hacia el exterior “informando” al mediodía la tendencia favorable a Capriles, que a partir de las dos de la tarde tratarían de consolidar una matriz de opinión sobre una tendencia irreversible y luego su victoria.También se instruyó a grupos de estudiantes derechistas -Voto Joven, Defiende tu Voto y Manos Blancas- a organizar “focos” de protestas en las calles para crear actos de violencia y vandalismo que según ellos, obligarían a ejercer la represión .

    Una clandestina “sala situacional” en el edificio de una empresa trasnacional en el sector La Trinidad de Caracas, sirvió en 2016 de centro de operaciones de la inteligencia estadounidense en su apoyo y financiamiento a la oposición venezolana, y  la chilena Viviana Giacaman, quien fue hasta el 2014 directora de los programas para América Latina, aparecía nuevamente en escena.

    Mientras por otro lado lavaba su cara como fundadora y experta de la ONG chilena Hay Mujeres, desde la cual abogada por la igualdad de género y por erradicar el machismo, según Linkedin.

    En el perfil de Linkedin del actual director de FH para la región, Carlos Ponce, sí aparece su cargo. No es ocioso decir que la cuenta de Ponce en twitter, @ceponces, es seguida y monitoreada por Giacaman. Anteriormente trabajó como Coordinador General de la Red de América Latina y el Caribe para la Democracia, otra de las ONG financiadas por el gobierno estadounidense.

    Ponce cuenta con un grado de Maestría en Derecho Ambiental de la Facultad de Derecho de Vermont y una Maestría en Política y Planificación Ambiental de la Universidad de Tufts. Fue profesor de la Universidad Central de Venezuela entre septiembre de 1997 y julio de 2003 y de la Católica Andrés Bello entre 1995 y 1996, además de haber trabajado como asesor de la entonces privatizada Compañía Anónima Teléfonos de Venezuela (CANTV) entre 1998 y 2001.

    Un poco de historia
    Freedom House tiene su thinh tank en Washington DC y oficinas en una docena de países. Fue fundada por Wendell Willkie, Eleanor Roosevelt (esposa del entonces presidente Franklin Delano), George Field, Dorothy Thompson, Hebert Bayard Swope, entre otros, en 1941, más de 70 años atrás, para promover dentro de la opinión pública estadounidense la aceptación de que el país entrara en la guerra contra los países del Eje.

    Después de la guerra, Freedom House ajustó sus actividades hacia la lucha contra el comunismo, uniéndose al aparato de inteligencia y desestabilización de Washington durante la Guerra Fría. En los años 1970, Freedom House entregaba recursos a medios que repetían la agenda política e ideológica de Washington, como Radio Free Europe/Radio Liberty, y en los 1980 estuvo involucrada en la guerra psicológica que desarrollaba Washington y sus aliados en Centroamérica junto a la recién creada Nacional Endowment for Democracy (NED).

    Freedom House se convirtió en una de las piezas claves de los golpes “suaves” en Europa Oriental y el Cáucaso, participando activamente en el financiamiento y la promoción internacional de las organizaciones involucradas junto a la NED, la USAID, el Open Society Institute y el Project for Transitional Democracy. Cada año publica un informe titulado “El Estado del Mundo”, que divide todos los países en tres categorías: países libres, parcialmente libres o dictaduras, una división totalmente acorde a los intereses de Washington.

    En 2005 Freedom House comenzó a trabajar en Venezuela con financiamiento de la USAID y la CIA para asesorar y financiar a varios grupos, surgentes ONGs y proyectos de la oposición. En 2008, aumentó en 90% sus recursos hacia las organizaciones de la llamada “sociedad civil” en América Latina en comparación con las cifras entregadas en 2006.

    Las recomendaciones de Freedom House

    Martin Edwin “Mick” Andersen fue director para América Latina y el Caribe de los programas del National Democratic Institute for International Affairs (NDI), como miembro profesional del comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense y Asesor del Departamento de Planificación de Políticas del Departamento de Justicia. Entre las recomendaciones que formulaba en la página de FH (cualquier parecido a la diatriba opositora ¿es pura coincidencia?), se destacan:

    a)     Que el gobierno debe tomar medidas para liberar al estado de “excesivas regulaciones burocráticas” y otros controles que “incrementan las oportunidades de corrupción”, que ayudarían al mayor respeto a la propiedad privada, reducirían su papel empresario y eliminarían “innecesarios procedimientos” que desestimulan el crecimiento económico

    b)     Las leyes confiscatorias concernientes a los derechos de propiedad deben ser abolidas y las disputas existentes, deben ser puestas en manos de autoridades internacionales. Asimismo, el gobierno debe reconocer tierras tradicionalmente habitados por “gente nativa” como territorios pertenecientes a cada grupo indígena.

    c)      La utilización de militares activos y retirados de las fuerzas armadas en la administración pública debe ser reducida significativamente. Los militares deben ser sujetos al escrutinio de un inspector general independiente.

    d)     Las torturas llevadas a cabo por agentes del Estado deben ser penalizadas con la misma severidad que el crimen. Deben dar órdenes claras a los militares y a los agentes de seguridad para que no utilicen “fuerza excesiva” para reprimir demostraciones y protestas públicas.

    e)    El Presidente y otros altos funcionarios deben refrenar sus altamente cargadas e intimidatoria retórica contra opositores. Deben re-redactarse las leyes y regulaciones para los organizaciones que reciben recursos de gobierno extranjeros o cuyos líderes no sean venezolanos.

    f)      Debe abolirse la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión.

    Coincidentemente, el reporte global anual sobre libertad de expresión difundido en mayo último por la organización estadounidense Freedom House, ubica a Venezuela como un país sin prensa libre. “Muchos países de la región ven a Venezuela como un modelo sobre el cambio de la dinámica social y es un modelo muy negativo”, explicó Karin Karlekar, directora para las Américas.
    Agregó que el país “está exportando en la región su modelo en el que hay medios subsidiados por el gobierno, para un mayor control del contenido”. Tal como el año anterior, Freedom House incluyó a Venezuela junto a Cuba, Honduras y México como los países sin prensa libre. En el caso de Venezuela se ubicó en la posición 168 de los 197 países evaluados.

    Casualmente, como enviado de Newsweek, Anderson cubrió las operaciones de Sendero Luminoso en las selvas de Ayacucho, Perú, en 1981, épocas del genocidio perpetrado por Alberto Fujimori y Montesinos.

    *
    Alvaro Verzi Rangel|Sociólogo venezolano, Codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

     

    Mike Pompeo, los planes de Freedom House y la nueva desestabilización

     

    Categorías: Noticias regionales

    ENTREVISTA A HEBE DE BONAFINI: “EL GOBIERNO QUIERE IMPONER LA REPRESIÓN DEL PUEBLO”

    Jue, 22/03/2018 - 16:43


    Por Giuliana Sordo y Gustavo Yuste

    “Son momentos muy difíciles para el pueblo”, señala Hebe de Bonafini a La Primera Piedra. La histórica referente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo reflexiona sobre las secuelas del genocidio: “Destruyeron miles y miles de familias que no se pueden reconstruir más. Yo alguna vez pienso si tuve esa familia, porque perdí cinco personas en cinco años, y con el tiempo me quedé sola con mi hija. ¿Quién reconstruye eso?”.


    Sin especular ni preocuparse por las formas de caracterizarla que se ejercen desde diferentes medios de comunicación, Hebe de Bonafini demuestra una clara honestidad con sus convicciones sociales y políticas. La fundadora de la Asociación Madres de Plaza de Mayo es una histórica referente por la lucha contra la dictadura cívico-militar por la desaparición de sus hijos y contra los gobiernos constitucionales para lograr condiciones dignas para los sectores más vulnerables. “Imponer el terror en la clase más baja, someterla, condenarla y que el resto del pueblo piense que son todos chorros”, son las formas que se mantienen como secuelas del genocidio, según relata Hebe de Bonafini, a La Primera Piedra. Sin embargo, respecto a quienes fueron los perpetradores del exterminio, asegura que nunca nunca van a pagar lo que hicieron, aunque sean condenados. En este sentido, las primeras que se opusieron al gobierno de Mauricio Macri fueron ellas porque afirman que son los mismos que durante la dictadura: la pata civil.

    En una extensa charla, Hebe de Bonafini habla de la situación social y política actual, de la persistencia de la represión en democracia, del Papa y del aborto.“El movimiento de mujeres comenzó con las Madres, porque fuimos las primeras que salimos a las calles para romper con esa figura de la madre abnegada que sufría. Yo soy mujer y defiendo la lucha de las mujeres”, exclama.

    — ¿Cómo ves el momento actual de Argentina con el gobierno de Mauricio Macri?
    Tanto a nivel político y social, como en materia de Derechos Humanos.

    —  Lo relacionado a los Derechos Humanos es una vergüenza, está destruyendo todo lo que es la Memoria y se apropia de lo que hacen otros organismos, pero nadie dice nada. Se habla de la recuperación de los nietos como si ellos hubieran hecho algo y le permiten que lo digan. Nosotras no permitimos ni que venga, ni que entre, no queremos compartir nada con ellos. Son momentos muy difíciles para el pueblo, porque no estaba preparado. Las Madres tenemos una concepción de la lucha: no es un privilegio tener un desaparecido, es una desgracia, por eso no aceptamos nada que nos quieran regalar.

    —  ¿En qué sentido el pueblo no estaba preparado?
    Estábamos viviendo momentos muy lindos, doce años de vivir bien. La juventud sobre todo está muy descorazonada, pero sigue muy organizada, eso me pone orgullosa. De todas maneras, es triste que no haya proyectos para los jóvenes, tantos chicos con hambre me tienen preocupada y me genera miedo esa violencia que se engendra en el pueblo cuando cerrás escuelas. Nos gustaría que los políticos salieran más a hablar, a enfrentarse, están todos muy callados.—  ¿Cómo ve el panorama de cara a las elecciones del 2019?

    —  No se puede hablar todavía de eso, porque hasta que no se organice mejor la oposición es complicado. Ahora el Gobierno de Macri está haciendo todo lo posible para organizar los Juegos Olímpicos de la Juventud con plata que no tienen, pero no manda comida a los comedores ni a los barrios.

    —  En relación a lo que mencionaba sobre el silencio de algunos opositores, ¿ve alguna oposición fuerte?
    — Hablan siempre los mismos, a mí me gustaría que hablaran todos. Parece que todos se están acomodando, como viendo si gana Macri y entonces conviene no quedarse muy lejos.

    ​—  Hubo dos casos que trascendieron internacionalmente en materia de Derechos Humanos que fueron los de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, ¿piensa que eso puede afectar al gobierno?
    —  No fueron los únicos, fueron los que salieron en los medios. Antes que a Santiago,  mataron a siete pibes en una comisaría y nadie dijo nada porque eran pobres y negros. Cuando ocurre lo de Santiago, a Macri le vino bien eso, porque venían las elecciones y logró que la gente en vez de trabajar para eso, lo pasemos discutiendo ese tema. Ahora nos quiere hacer creer que el chico se murió ahogado: a lo mejor sí, pero como ahogaron a nuestros hijos. Después de torturarlos varios días, les pusieron la cabeza en un balde de agua y mueren ahogados, pero en un balde, no en un río. En el caso de Rafael Nahuel, es tremendo, porque solo hablan sus compañeros: no hubo marchas, no se llenó la plaza. Las diferencias sociales se notan muchísimo en estas cosas. ¿Por qué no llenamos las plazas de la misma manera? Por que Santiago era de clase media/alta y Rafael era un negrito pobre, mapuche, comprometido. Eso es muy triste y me da mucha bronca. No es que no haya que pelear por Santiago, pero hay que pelear en la misma medida para todos.

    —  Lo que evidencian casos como el de Rafael Nahuel y, recientemente, lo del policía Chocobar, es que el Gobierno salió a avalar la represión. ¿Cómo ven eso desde Madres?

    —  Eso es lo que quieren imponer: la represión al pueblo. Al darle un premio al policía que disparó por la espalda y después recibir a la po ​bre mamá que pide justicia, ¿a dónde va a estar la justicia si lo premiaste? Es una vergüenza y un acto de cinismo.

    —  La Universidad de las Madres se encuentra en conflicto con el Gobierno Nacional. ¿En qué estado se encuentra?

    Esa Universidad ya no pertenece a nosotras, no queremos saber más nada. Estamos abriendo otra, como era antes, en nuestro lugar histórico y no los dejamos entrar a ellos para nada. Ellos van, vienen con policías, pero nosotras hasta ahora logramos dejarlos afuera. Cambiaron los planes de estudio, los acuerdos que había, las modalidades, entonces preferimos volver a empezar y que sea como era antes.

    —  Ese estado de confrontación con el Gobierno, ¿cómo se sobrelleva?

    — Estamos muy acompañadas, logramos resistir gracias a ese acompañamiento. Cuando nos mandan policías, gente que quiere entrar, se quedan 50 o 60 personas cuidando el lugar. Tenemos mucha gente que nos ayuda. Hasta ahora estamos resistiendo, tenemos que ver hasta cuándo.

    —  Este Gobierno, incluso desde antes de ganar las elecciones, estaba asociado a la llamada “pata civil” de la dictadura. ¿Cómo se puede luchar por la Memoria en ese escenario?

    —  Son ellos, son los mismos que durante la dictadura, las mismas familias, se enriquecen los mismos. Por eso nosotras dijimos que era una dictadura, que era nuestro enemigo ni bien asumió, por eso tomamos la Plaza durante 36 horas, por eso fuimos las primeras en decir: “Pará la mano Macri”, las primeras que lo puteamos. El pueblo siempre tiene formas de luchar, las Madres seguimos en actividad, tenemos una plaza, tenemos nuestros medios, un grupo de jóvenes maravilloso que trabaja con nosotros que hace más visible nuestro trabajo. La amistad que tenemos con el Papa también les dificulta las cosas al Gobierno.

    —  ¿El rol del Papa las sorprendió?

    —  Nosotras no teníamos relación con el Papa y por eso no fuimos cuando asumió, cosa que si hicieron muchos. Al poco tiempo

    él me empezó a llamar para que fuera y yo le decía que no tenía necesidad. Después de que atendió a Macri, me mandó una carta diciéndome que tenía una entrevista para el 26 de mayo, que podía ir si quería. Estuve en una entrevista larguísima con él:  dos horas y 43 minutos. Fue muy buena esa reunión y de ahí nació una amistad de diálogo continuo.

    —  ¿Por qué piensa que hubo ese cambio de la figura de Bergoglio a la figura de Francisco?
    —  Parece que él acá trabajaba mucho en las villas, pero nosotras no lo veíamos. Él no lo hacía público, pero si hablás con los habitantes de los barrios, te cuentan que en las inundaciones el primero que llegaba era él. Al venir en micro, vestido para trabajar, nadie sabía que era él. La gente lo quiere mucho.

    —  En los últimos años, desde antes de la llegada de Cambiemos al poder, su figura fue bastante demonizada, ¿qué responde usted hacia eso?

    —  Eso es un pequeño grupo, porque el día que yo me escapé de la policía, se armó una pueblada hasta Mar del Plata, la gente esperándome. Si fuera tan demonizada, todas esas personas no hubieran estado ahí. A ese pequeño grupo yo no les contesto, me chupa un huevo lo que dicen ellos.

    —  ¿En qué estado se encuentra la causa de Sueños Compartidos?

    —  Cuando querían detenerme no era por eso, pero ellos buscan meterme presa de cualquier manera. Ellos los que en realidad quieren es sacarnos el archivo que estamos construyendo sobre la Memoria, es el más grande de Latinoamérica, el cual digitalizamos entre muchas personas.

    —  ¿Qué material contiene ese archivo?
    Desde 1976 hasta ahora, el archivo tiene todo lo que hicimos las Madres, todos los diarios y fotos pegadas en álbumes, es un archivo irrebatible: testimonios, registros de las marchas de la resistencia, actas de las reuniones, los encuentros internacionales, los encuentros en el interior del país. Lo que los condena es la historia y eso los pone locos. Las Madres trabajamos todos los días, siempre estamos haciendo algo. Yo estoy toda la semana desde las 9 de la mañana hasta las 19 horas.

    —  ¿Qué opinás del aumento de las prisiones domiciliarias a los genocidas?

    —  Yo no gasto tiempo en hablar de eso. Para mí es más importante conseguir vitaminas y proteínas para los chicos que no comen, que poner presos a los genocidas. Ellos nunca van a pagar lo que hicieron, nunca, así vayan todos presos. El trabajo de las Madres es estar donde haya necesidades: cierres de fábricas, el trabajo en los barrios.Tenemos que hacer la patria y la patria se hace con niños felices que coman y vayan a la escuela. El Gobierno, en cambio, cierra escuelas y no manda comida a los comedores. En enero y febrero no mandaron ni medio kilo de arroz a ningún comedor.

    —  ¿Qué secuelas quedaron de la dictadura cívico-militar tras 42 años?
    Todas. Por que ellos destruyeron miles y miles de familias que no se pueden reconstruir más, ya no están. Eso no se va más. Yo alguna vez pienso si tuve esa familia, porque perdí cinco personas en cinco años, y con el tiempo me quedé sola con mi hija. ¿Quién reconstruye eso?  Nosotras desde Madres no aceptamos la reparación histórica, nosotras nos pagamos hasta el agua. Hace poco me quisieron regalar los días de un hotel donde estaba descansando y yo le pedí al dueño que aclarara que esa plata era una donación a los que más necesitaban de su parte. Tampoco aceptamos la muerte de nuestros hijos, ni homenajes póstumos o hacer libros de casos especiales. No hay uno mejor que el otro, mis hijos me enseñaron eso: no hay un militante mejor que el otro. Los 30.000 querían lo mismo y por eso la gente no sabe quiénes fueron mis hijos, no tiene que ser así. ¿Sabés los premios que tenemos? Nunca los damos a conocer, porque tenemos otra idea de la militancia.—  Las muertes en la cárcel de Pergamino que mencionabas, o el fusilamiento por la espalda a Facundo Ferreira, el chico de 12 años en Tucumán, ¿son secuelas de la dictadura o la represión se da en nuevas formas?
     Son las mismas formas: imponer el terror en la clase más baja, someterla, condenarla y que el resto del pueblo piense que son todos chorros. Los políticos, los negros, todos: los únicos que no roban son ellos, porque ellos lo hacen a paladas, no tu celular.

    —  Teniendo en cuenta que el último 8 de marzo coincidió con la histórica ronda de las Madres, ¿cómo ves el movimiento actual feminista?

    —  El movimiento de mujeres comenzó con las Madres, porque fuimos las primeras que salimos a las calles para romper con esa figura de la madre abnegada que sufría. Hubo que salir y pelear mucho, y eso costó porque a muchas Madres les llovieron planteos de sus maridos. Hay muchas que hoy, a los 90 años, siguen sufriendo lo mismo: llamados constantes para ver cuándo vuelven a su casa. Las que tuvimos maridos que nos dejó hacer lo que quisimos, fue distinto.

    —  ¿Vos te considerás feminista?
    —  Depende de qué feminismo me hablés: hay muchas feministas que tienen señoras que le limpian sus casas, aunque aclaran que las tienen como “si fuesen de la familia”. ¿Le pagan lo que corresponde? Yo quiero interrogar a esas feministas. Yo soy mujer, defiendo la lucha de las mujeres, me parece que hay algo que estalló y que también hay que empezar a empujar a ese feminismo que no quiere a los hombres: me parece ridículo eso. Además, estoy desesperada con la cantidad de mujeres que matan.

    —  Relacionado a lo que mencionaba, desde el feminismo se interpeló al Pro y a Cambiemos afirmando que no se podía concibir al feminismo con mujeres de derecha.
    —  Claro que no se puede concebir, porque la mujer de derecha es muy hipócrita:  hace abortos todos los días, pero se confiesa en la Iglesia.

    —  Hace poco mencionabas la necesidad de que se apruebe el proyecto de legalización del aborto.¿Lo ves factible?
    —  No sé, yo tengo algunas cuestiones personales con el tema. Me parece que no tiene que ser indiscriminado para cualquiera, sino en casos especiales: violación, sexo no consentido dentro de una pareja, algo que suele pasar mucho. Ahí es cuando la mujer tiene que decidir si quiere. Lo mismo en el caso de menores de edad,  tiene que estar bien reglamentado el tema del aborto.

    —  El problema siempre con el tema del aborto es que va a seguir sucediendo, por más que la ley marque casos permitidos. Los que queden afuera, van a seguir abortando, por eso se pide una presencia estatal.
    —  Sí, la desgracia que ocurre en los barrios, donde las más pobres mueren. De todas maneras es un tema muy grave, serio y triste, que existe y que merece un debate más amplio.

    —  Para ir concluyendo, ¿cómo se están preparando para el próximo 24 de marzo?

    —  Siempre estamos preparadas, si me lo piden, te armo un 24 de marzo ahora. Nosotras vamos en un camión, porque no compartimos con los organismos nada. Este año va a estar cubierto de pañuelos para que la gente entienda qué significa este símbolo, y no regalarlo en las esquinas como el año pasado, que fue algo que me dolió muchísimo.

    —  ¿Cómo tomaron la remodelación de la Plaza de Mayo?—  Los trabajadores nos ayudaron a recuperar las baldosas con los pañuelos y, cuando se terminen las remodelaciones, vamos a pintarlos de nuevo en la Plaza. Este 24 de marzo no van a estar, y la Plaza ya no va a ser lo mismo, la van a hacer a un estilo yankilandia, por lo que va a ser difícil circular.

    —  Muchas veces dijiste que las Madres de Plaza de Mayo no son un organismo de Derechos Humanos a pensar de lo que se cree, ​¿cómo se definirían?

    —  No lo somos, somos una organización política sin partido y que defendemos la vida por sobre todas las cosas. Los Derechos Humanos están muy banalizados, como sacarse fotos con celebridades a fin de año. Nuestros hijos no hubieran querido eso.

    —  Por último, ¿qué opinión tenés de los encarcelamientos a dirigentes kircheristas por parte de la justicia?

    — Yo también estoy perseguida, pero no pasa nada. Es una persecución política de locos. Hace poco salió la desmentida sobre las cuentas en el exterior de Máximo Kirchner y Nilda Garré, por ejemplo. Terminan con una causa y empiezan con otra, a nosotras nos hacen lo mismo. La clave está en peleárselas. El caso de Amado Bodou es el mejor ejemplo, lo que hicieron es una vergüenza. En eso son muy inteligentes, por que logra que se diga: “por algo será”. Y eso es lo mismo que se decía cuando mataban a nuestros hijos. Mis hijos sí eran guerrilleros, sí usaban armas, eran revolucionarios y estoy muy orgullosa de que hayan dando su vida por la patria. Ahora hay muchos pibes militando, me llaman de todos lados, estoy por cumplir 90 años pero igual tengo saliditas bastante seguidas.  Los jóvenes que trabajan con nosotros son los que van a seguir esta lucha.

    ​https://www.laprimerapiedra.com.ar/2018/03/hebe-de-bonafini/​

     

    Categorías: Noticias regionales

    UN DÍA VOLVERÉ A DISPARAR MI ESCOPETA

    Jue, 22/03/2018 - 16:14

    Por  Gustavo Figueroa

    Gatillo fácil: la sentencia. Cipolletti, Río Negro. Lesiones graves, vejaciones, utilización de un arma de fuego provista por el Estado, abandono de persona, entorpecimiento de la investigación (el acta de procedimiento de la investigación fue realizada por el mismo sospechado), violación de la ley 4.109 que prevé un trato especial hacia los menores edad y actos de violencia cometidos por un agente policial a cargo de un operativo.

    La intensidad de la pena, la extensión del daño y el accionar corporativo (policial) fueron también conceptos que estuvieron presentes durante los alegatos de cierre que comprometen no sólo a dos policías de Río Negro que mutilaron el rostro de un niño de 15 años, sino que se aplican, como una denuncia pública, sobre toda la institución policial que continuamente produce –como si ésta fuera parte de sus funciones– víctimas menores de edad pertenecientes a los barrios vulnerables del país. Sin embargo en la lectura de la sentencia el juez Baquero Lazcano afirmó que la pena que exigía la querella (13 años de prisión) no coincidía con los actuales lineamientos jurídicos. “Cuando uno hace un pedido tiene que ser coherente, y fíjese que la incoherencia de lo que usted ha peticionado guarda mucha distancia con lo que ha pedido el señor fiscal (5 años)”, interpeló Baquero a la abogada querellante Victoria Naffa. Finalmente, en una audiencia de 20 minutos, Baquero Lazcano comunicó a las partes y a los familiares de las víctimas que Mario Leintón cargará una pena de 4 años de cumplimiento efectivo más el doble de pena sin poder ejercer ningún cargo como funcionario público, mientras que Matías Gutiérrez deberá cumplir una condena de 2 años de prisión en suspenso más el doble de tiempo sin ejercer ningún cargo como funcionario público. Cuando ya la mitad de la sala se había retirado, el padre de la víctima no dudo en preguntarle al juez: “¿Usted me puede asegurar qué estos hombres no le van a ser más daño a nadie?” “Yo no le puedo asegurar nada”, le respondió Lazcano. “Las condenas no son vitalicias”, remató a modo de explicación a todo el público presente. Mario Leitón, el victimario, dentro de 8 años podrá volver a disparar su escopeta.​


    Dos policías de Río Negro mutilaron el rostro de un niño de 15 años. Uno de ellos, Mario Leitón, escuchando al juez Baquero Lazcano. (Imagen de Gustavo Figueroa)

    Introducción

    Si bien el juez Lazcano comunicó que los fundamentos de la sentencia serán enviados por correo electrónico dentro de los cinco días hábiles, adelantó que “no es una sola conducta delictiva la que se juzga acá. Ésta tiene impacto en varias normas del código penal:acá hablamos de un policía que abusó de su función, efectuó un disparo con la escopeta reglamentaria, provocó un daño a la salud de la víctima, perdió la visión de un ojo…¡Es una sola acción! Y si ustedes buscan en el Código Penal, esa sola acción va a tener impacto en distintas figuras: tuvo impacto como una vejación, tuvo impacto como una lesión grave, tuvo impacto como uso de arma de fuego, pero el hecho es uno solo, la penalidad es una sola”.

    El juez Baquero Lazcano. Foto Gustavo Figueroa

    A continuación se reproduce un breve resumen de los alegatos y las penas exigidas por cada una de las partes durante los alegatos de cierre.

    Kiñe. Primer capítulo

    Alegato de la fiscalía:

    Lo único que hicieron fue subirse al móvil y retirarse como si lo que dejasen allí no fuera una persona”.

    El fiscal Santiago Gauna recorrió cuatro puntos relevantes dentro de su alegato de clausura. Comenzó, primero, haciendo mención a la imputación en contra de Mario Leintón y la extensión  del daño que produjo éste sobre la víctima: “El señor Leitón es responsable de haberle causado la pérdida del ojo a la víctima. La extensión del daño que provocó la conducta del señor Leitón es extremadamente difícil de acreditar, porque se va a prolongar a lo largo del tiempo, porque le va a quedar a la víctima para el resto de su vida. Y eso que le va a quedar no es solo una cicatriz, sino una debilitación permanente de uno de los órganos más importantes que tiene que ver con la vista.”

    El fiscal Santiago Gauna escuchando el alegato de la defensa. Foto Gustavo Figueroa

    Luego, en una segunda instancia el fiscal Santiago Gauna hizo referencia a la actitud que tomaron los agentes de policías una vez producida la lesión contra el menor:
    “No puedo dejar de referir la actitud que tuvieron hacia la persona lesionada. Señores jueces  el niño lesionado es una persona, un ser humano igual que todos nosotros a quien mínimamente se le debía el mínimo respeto para que tuviera una asistencia rápida. Lejos de esto, el personal policial, sabiendo que estaba herido, habiendo observado que lo había herido en un ojo y que sangraba, en vez de por lo menos preocuparse de que fuera trasladado al nosocomio, que tuviera atención, lejos de esto, lo único que hicieron fue subirse al móvil y retirarse como si lo que dejasen allí no fuera una persona. La situación en el lugar en el que fue cometido el hecho y la presencia de otros compañeros de la víctima impide que podamos tipificarlo como un abandono de persona (tipificado por el código), pero es claro que lo abandonaron a su suerte.  No les interesó si la víctima llegaba o no al hospital, si se moría en el camino. Si lo pisaba un auto intentando, como lo intentaron infructuosamente, que alguien colaborará y los llevara al hospital. ¡Y esto no es menor! Porque también es una obligación del personal policial velar por la salud de las personas; una obligación moral –humana– de todos nosotros de cuando vemos una persona en necesidad de auxilio colaborar para que esa persona llegue al lugar.”

    En tercer lugar, el fiscal público hizo mención “a la lógica de la vulnerabilidad” y a la impunidad que ejerce la institución policial para ejecutar abusos constantemente sobre un sector determinado de la sociedad: “Estas conductas policiales hacia jóvenes de barrios marginales responden a la lógica de la vulnerabilidad. Este tipo de conducta no los observamos en barrios de gente pudiente o con otro nivel económico o con otras posibilidades de defenderse. Y esto tiene que ser un fuerte mensaje hacia el interior de las fuerzas de seguridad. La violencia no se permite en ningún lugar, y menos aún en aquellas comunidades vulnerables como los niños, porque la víctima al momento del hecho era un niño. Y tenemos que tomar en consideración que se despliegan este tipo de conductas porque tienen la cuasi certeza de que no les va a pasar nada por la persona que agreden o al grupo al que agreden o violentan”.

    Por último, el fiscal Santiago Gauna dirigió su alegato hacia el segundo policía implicado solicitando una pena de dos años de prisión y afirmando que: “La conducta que despliega el señor Gutiérrez es una conducta absolutamente innecesaria, desproporcionada, carente de sentido. El señor Gutiérrez colabora en una golpiza sobre un joven que se estaba yendo. ¡Lo golpea! ¡Lo veja! Aprovecha su condición de funcionario público, su preeminencia, su condición de policía, su posición de superioridad física para vejar a un niño.  ¡Totalmente innecesario! Quedó acreditado que la víctima se estaba yendo a su casa”.

    Epu. Segundo capitulo

    Alegato de la querella: la Ley 4109, individualizar de la pena y el fallo Briones
    La abogada querellante Victoria Naffa centró su exposición en la intensidad de la pena desplegada sobre la víctima, en que ésta última era un menor de edad y que, finalmente, la persona que mutiló al niño no sólo era policía, sino que además era el oficial a cargo del operativo. En consecuencia, todos estos agravantes que rodean la acción deben, según la abogada querellante, meritarse, por parte de los jueces a la hora de fijar la pena. “Considero que debe aplicarse, como criterio para la individualización de la pena los prescriptos por el Tribunal Superior de Justicia en el caso Briones en donde el Tribunal Superior indica que debiera posicionarnos en un punto medio entre la máxima y la mínima del delito y a partir de allí comenzamos a movernos según los atenuantes y agravantes”, fue una de las primeras frases con la que Victoria Naffa comenzó su alegato de cierre. La abogada querellante nuevamente hizo mención, como lo hizo el señor fiscal, sobre la intensidad de la violencia desplegada por Leitón, la acción corporativa efectuada por los dos imputados y el abandono de persona que efectuaron estos sobre el menor.

    También la abogada Victoria Naffa hizo referencia a la Ley 4.109 existente en Río Negro que “obliga al personal policial y a todos los agentes del Estado a darle un tratamiento específico y especial a los niños. De hecho prohíbe las detenciones, la demora que se dio en este caso. ¿Qué finalidad tenía, si no se podía detener al niño? Se lo había demorado cuadras antes o sea que la identidad ya estaba constatada, ¿cual era el motivo para volver a detener a una persona que era menor y que se volvió a demorar?”

    En una actitud distendida los abogados defensores junto a los policías imputados. Foto Gustavo Figueroa

    Además de producirle una lesión grave a la víctima se lo humilló, se lo trató de una manera hostil y eso da  cuenta del nivel de violencia, y además como señala la sentencia de responsabilidad, Leitón intimidó previamente a disparar y generar la lesión, cargando la escopeta y disparando previo a efectuar el disparo que finalmente terminó hiriendo a la víctima.

    En este sentido la magnitud de la violencia es extrema, de las más severas y por tanto justifican el pedido de pena que va a hacer la querella”, continuó la abogada querellante en su exposición.

    Por último Victoria Naffa advirtió que: “se deben meritar la edad, la antigüedad y que haya sido el encargado del operativo y el efectivo con mayor jerarquía en el operativo”.

    Küla. Tercer capítulo

    Alegatos de la defensa (Pablo Barrionuevo): ​“Quisieron hacerles creer a ustedes (los jueces) que la víctima era un niño y que las viviendas donde existe la comisaría 79 es un paraíso”

    Por otro lado, y ya dentro de los alegatos de la defensa, el abogado Pablo Barrionuevo, con el tono monocorde que lo caracteriza, comenzó su alegato diciendo: “Convengamos en que el hecho ocurrió en horas de la madrugada, en circunstancias en que el muchacho, que era menor, estaba en un lugar en cual no debía estar. Debería haber estado durmiendo en su casa al cuidado de sus padres”.

    Matías Gutiérrez mirando a la cámara antes de iniciar los alegatos de cierre. Foto Gustavo Figueroa

    El abogado defensor negó todo, pero no pudo contrarrestar su desacuerdo con elementos retóricos mínimos. Negó que la institución policial cometa abusos. Mencionó la palabra “confabulación” para indicar que la abogada querellante implicaba a toda la institución policial. También el abogado defensor dijo expresamente que el pedido de pena por parte de la querella era “descabellado”. ​Incluso Barrionuevo criminalizó al padre de la víctima por no tener un trabajo estable y vinculó a la víctima con un caso de estupefacientes. Para concluir, luego de una defensa poco elocuente, Pablo Barrionuevo solicitó la absolución de su defendido por entender que su participación en el hecho había sido “ínfima”.

    Meli. Cuarto capítulo

    Alegatos de la defensa (Gustavo Lucero): ​“Me opongo al fundamento del pedido de entorpecimiento por inoportuno, y me opongo al peligro de fuga por infundado” El último en alegar fue el abogado defensor Gustavo Lucero. En actitud similar a la de su par Pablo Barrionuevo, aunque con un poco más de elocuencia, se encargó de descalificar cada una de las acusaciones de la querella y la fiscalía, centrándose específicamente en el testimonio del oftalmólogo. Yo tengo muchos pacientes monoculares que llevan una vida normal, trabajan, tienen licencia de conducir. Consecuentemente si los abogados ahora le quieren decir que la extensión del daño está acreditada, lo tiene que sostener; no es su parecer, sino en las fuentes de información que fue este oftalmólogo. Por lo tanto la única extensión (del daño) que podríamos deducir de lo que dijo este profesional ‘es lógico que su visión de profundidad esté alterada’”.


    Mario Leitón durante los alegatos de clausura. Foto Gustavo Figueroa

    Sin recurrir a las frases criminalizantes que mantuvo durante todo el juicio​ Gustavo Lucero indicó que, como lo adelantó en el título de este capítulo, de existir un entorpecimiento de la investigación la jueza a cargo debió exigir la prisión preventiva para su defendido Mario Leitón. Algo que no ocurrió en su momento y por lo tanto, dado el lugar del proceso judicial actual, inoportuno.

    La pena que exigió Gustavo Lucero para su defendido fue de 4 años de prisión. Un pedido que fue otorgado por los jueces intervinientes (Baquero Lazcano, González Vitale y Florencia Caruso) y justificado dada la importancia de ser ésta una pena de cumplimiento efectivo para un oficial de policía sin antecedentes.

    ​https://www.pressenza.com/es/2018/03/dia–volvere-disparar-escopeta/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+pressenza%2FEYhc+%28Noticias+de+Pressenza+IPA+en+castellano%29​
    Categorías: Noticias regionales

    PUERTO POLLENSA, LA CANCIÓN QUE SE COLÓ POR LA VENTANA

    Jue, 22/03/2018 - 16:00


    Por Daniel Dussex

    En este mes en que el movimiento de mujeres se movilizaron para el 8M, conviene hacer historia de una canción que en épocas de censura fue un himno contra la discriminación.


    Pollensa es una localidad turística de la Isla de Mallorca, de pocos habitantes, que cuenta con historias de fenicios, cartagineses, árabes romanos… y otras más. Pero, para mucha gente este lugar remite a una canción que comenzó a difundirse a principios de los ochenta con la firma de María Celina Parrondo. No fue una canción “romántica” como otras tantas. Dijo Sandra Mihanovich: “Sirvió para que las mujeres se amaran más”.

    Su autora, conocida con el nombre artístico de Marilina Ross, insinúa en la letra una historia de amor entre dos mujeres, en las playas de Pollensa. En varias entrevistas contó que la canción fue escrita para regalársela a una persona con la que había vivido una experiencia amorosa, pero no pensaba grabarla. Fue Sandra Mihanovich, su amiga, quien la llevó al disco.

    Cuando la canción empezó a difundirse comercialmente, eran todavía tiempos de dictadura militar en Argentina, Marilina Ross volvía del exilio, había sido amenazada por la Triple A, y sólo cantaba en salas del circuito off. Aunque parezca parodójico, su identidad artística debió esconderse en el nombre verdadero, para que la canción no fuera censurada en los medios, ya que circulaban “listas negras” con cantantes prohibidos.

    Pistas

    En las estrofas de la canción hay algunas pistas que hacían entrever una historia de amor entre dos mujeres cuando dice: “Me nació este amor, sin que me diera cuenta yo… tal vez el miedo no dejó que apareciera”. Otra pista se daba cuando en la canción se utiliza la metáfora de “la semilla que no puede ver la luz”, o el “pánico” a decir lo que sentía por el miedo a ser rechazada. Sin embargo, el texto que provocaba la certeza tenía que ver con el momento en que la estrofa dice: “Y sin dormir nos fuimos a la playa y nos amamos descaradamente alucinando al gordito de gafas que fue corriendo a cambiarse los lentes…”.

    Todas estas pistas no hubieran despertado más que ambigüedades si no fuera porque quien la cantaba y la hizo popular, Sandra Mihanovich, era una decidida militante por la igualdad de derechos para las minorías a través de las letras de sus canciones y lo explicitaba “en vivo” en sus recitales.

    A pesar de la censura que corrían por aquellos años, la canción fue convirtiéndose en un verdadero himno a favor de la libertad de las minorías sexuales que comenzaban a transgredir lo instituido y a luchar por su derecho a la libertad. Quienes no se resignaban a seguir viviendo en un closet, comenzaban a abrir sus puertas para alimentarse con el sol de Puerto Pollensa.

    La letra de Puerto Pollensa

    Me nació este amor, sin que me diera cuenta yo… / tal vez el miedo no dejó que apareciera / Y creció este amor alimentándose en el sol / de los amaneceres de Puerto Pollensa. / Y no me animé a decirte nada / pánico porque me rechazaras. / Como una semilla que no puede ver la luz / hundió sus raíces mucho más profundo aún / y te miraba y te esperaba… / Y tu mirada se clavó en mis ojos / y mi sonrisa se instaló en mi cara / y se esfumó la habitación, la gente, / y el miedo se escapó por la ventana. / Y amándonos en una carreter / nos sorprendió la luz del nuevo día / como a dos jóvenes adolescentes / tu mano húmeda sobre la mía. / Te nació este amor… /sin que me diera cuenta yo / Tampoco el miedo permitió / que apareciera. / Y te creció este amor / alimentándose en el sol / de los amaneceres de Puerto Pollensa. Y no te animaste a decir nada / pánico porque te rechazara. / Como una semilla que no puede ver la luz / hundió sus raíces mucho más profundo aún. / Y me mirabas… Y me esperabas… /Y nuestros cuerpos festejaron juntos / ese deseado y esperado encuentro / y un sol muy rojo te guiñaba un ojo / mientras se disfrazaba de aguacero. / Y sin dormir nos fuimos a la playa / y nos amamos descaradamente / alucinando al gordito de gafas / que fue corriendo a cambiarse los lentes…

    ​http://horacero.com.ar/noticia/463/puerto-pollensa-la-cancion-que-se-colo-por-la-ventana?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=newsletter-18-03-2018​

     

    Categorías: Noticias regionales

    CUATRO DÍAS PARA DECLARAR UNA GUERRA FRÍA

    Jue, 22/03/2018 - 15:55

     

    por Thierry Meyssan

    La semana pasada fue extraordinariamente rica en acontecimientos. Pero ningún medio de difusión fue capaz de reportarlos porque todos escondieron deliberadamente ciertos hechos para proteger la narración que su gobierno hacía de ellos. Londres trató de provocar un conflicto de gran envergadura. Pero perdió ante Rusia, Trump y Siria.

    Aunque su ejército es el cuarto del mundo, el Reino Unido no puede darse el lujo de desafiar a Rusia sin tener aliados. Londres está por lo tanto obligado a inventar un casus belli y a provocar una reacción de sus aliados para llevarlos a exponerse junto al Reino Unido.

    El gobierno británico y algunos de sus aliados, como el secretario de Estado Rex Tillerson, trataron de desatar una guerra fría contra Rusia.

    El plan era, por una parte, montar un atentado contra un ex agente doble en Salisbury y, por otro lado, orquestar un ataque químico contra los «rebeldes moderados» en la Ghouta. Los conspiradores pretendían aprovecharse del esfuerzo de Siria por liberar los alrededores de su capital y la desorganización que la elección presidencial provocaría en Rusia. Como resultado de esas manipulaciones, el Reino Unido empujaría a Estados Unidos a bombardear Damasco, incluyendo el palacio presidencial, y exigiría a la Asamblea General de la ONU que excluyera a Rusia del Consejo de Seguridad.

    Pero los servicios de inteligencia de Siria y Rusia recibieron información de lo que se tramaba. Y adquirieron la certeza de que los agentes estadounidenses que estaban preparando, en la Ghouta, un ataque químico contra la propia Ghouta no dependían del Pentágono sino de otra agencia estadounidense.

    En Damasco, el viceministro sirio de Exteriores, Faysal Meqdad, convocó con carácter urgente, el 10 de marzo de 2018, una conferencia de prensa para alertar a sus conciudadanos. Por su parte, Moscú trató primeramente de dirigirse a Washington por vía diplomática. Pero, consciente de que el embajador estadounidense en Rusia, Jon Huntsman Jr., es miembro del consejo de administración de Caterpillar, firma estadounidense que proporcionó a los yihadistas el equipamiento especial para la construcción de los túneles necesarios para sus fortificaciones, optó después por evitar los canales diplomáticos normales.

    Veamos cómo fueron encadenándose los acontecimientos:

    12 de marzo de 2018

    El Ejército Árabe Sirio ocupa en la Ghouta dos laboratorios de armas químicas –el primero, el 12 de marzo, en la localidad de Aftris y el segundo, al día siguiente, en Chifonya. Mientras tanto, la diplomacia rusa trata de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) se implique en la investigación criminalística sobre el incidente de Salisbury.

    En Londres, ante la Cámara de los Comunes, la primera ministra británica, Theresa May, acusa violentamente a Rusia de haber ordenado el atentado de Salisbury. La señora May afirma que el ex doble agente Serguei Skripal y su hija Yulia fueron envenenados con una sustancia militar neurotóxica «desarrollada por Rusia» bajo el nombre de «novichok». Dando por sentado que el Kremlin ve a los rusos desertores como blancos legítimos, la señora May declara que es altamente probable que la orden para cometer el crimen haya salido de allí.

    El novichok se conoce a través de lo que han revelado dos personalidades soviéticas, Lev Fiodorov y Vil Mirzayanov. En julio de 1992, el sabio Fiodorov publicó en el semanario ruso Top Secret (Совершенно секретно) un artículo donde alertaba contra el uso –por parte de los occidentales– de armas concebidas en la Unión Soviética. Fiodorov estimaba que los occidentales podían sentirse tentados a utilizar esas armas para destruir el medio ambiente en Rusia y convertir ese país en un lugar donde fuese imposible vivir. En octubre de 1992, Lev Fiodorov publicó en Novedades de Moscú (Московские новости) un segundo artículo, teniendo como coautor a Vil Mirzayanov, un responsable del contraespionaje, para denunciar la corrupción de varios generales y revelar que esos altos militares estaban traficando con novitchok. Pero Fiodorov y su coautor ignoraban a quién podían estar vendiendo esa sustancia. Mirzayanov fue arrestado por alta traición y posteriormente liberado. Fiodorov falleció en Rusia en agosto de 2017, pero Mirzayanov vive exiliado en Estados Unidos, donde colaboró con el Departamento de Defensa.


    El ex oficial del contraespionaje ruso Vil Mirzayanov desertó yéndose a Estados Unidos. Hoy tiene 83 años y comenta el caso Skripal desde Boston.

    El novichok se fabricaba en un laboratorio soviético situado en Nurus, en el actual Uzbekistán. Al desaparecer la Unión Soviética, un equipo especializado estadounidense trabajó en su destrucción. Eso quiere decir que Uzbekistán y Estados Unidos necesariamente tuvieron en su poder muestras del novichok y lo estudiaron. Por consiguiente, son capaces de producirlo.

    El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, convoca al embajador de la Federación Rusa en Londres, Alexander Yakovenko, y le plantea un ultimátum de 36 horas para que Rusia verifique si le falta alguna cantidad de novichok en su arsenal. El embajador ruso le responde que no puede faltar ninguna cantidad de novichok simplemente porque Rusia destruyó todas las armas químicas heredadas de la Unión Soviética, como consta en los documentos de verificación elaborados y aprobados por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

    Después de una conversación telefónica con Boris Johnson, el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, condena él también a Rusia por el atentado de Salisbury. Mientras tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU celebraba un debate sobre la situación en la Ghouta. La representante permanente de Estados Unidos, Nikki Haley, declara entonces: «Hace cerca de un año, luego del ataque con gas sarín perpetrado en Khan Cheikhun por el régimen sirio, Estados Unidos advirtió al Consejo [de Seguridad]. Dijimos que ante la inacción sistemática de la comunidad internacional, los Estados se ven a veces obligados a actuar por sí mismos. El Consejo de Seguridad no actuó y Estados Unidos golpeó la base aérea desde donde Assad había lanzado su ataque químico. Hoy reiteramos la misma advertencia.»

    Los servicios de inteligencia rusos ponen en circulación varios documentos del estado mayor de Estados Unidos que muestran que el Pentágono está listo para bombardear el palacio presidencial y los ministerios sirios, siguiendo el esquema ya utilizado durante la toma de Bagdad –del 3 al 12 de abril de 2003.

    Al comentar la declaración de Nikki Haley, el ministerio de Exteriores de Rusia, que siempre ha calificado la historia de Khan Cheikhun de «manipulación occidental», revela que las informaciones falsas que en aquel momento engañaron a la Casa Blanca, llevándola a bombardear la base aérea siria de Sheyrat, provenían de un laboratorio británico que nunca aclaró cómo consiguió las “muestras”.

    13 de marzo de 2018

    El ministerio de Exteriores ruso publica un comunicado condenando una posible intervención militar de Estados Unidos y anunciando que si algún ciudadano ruso resulta afectado en Damasco, Moscú responderá de manera proporcional ya que el presidente de la Federación Rusa es responsable de la seguridad de sus conciudadanos.

    Evadiendo la vía diplomática normal, el general Valery Guerasimov, jefe del estado mayor ruso, se pone en contacto con su homólogo estadounidense, el general Joseph Dunford, para ponerlo al tanto sobre sus temores de que se produzca un ataque químico del tipo false flag (bandera falsa) en la Ghouta. El general Dunford toma el asunto muy en serio y avisa al secretario de Defensa, el general Jim Mattis, quien a su vez transmite la información al presidente Donald Trump. Ante la seguridad de los rusos de que este golpe bajo se prepara a espaldas del Pentágono, la Casa Blanca solicita al director de la CIA, Mike Pompeo, que identifique a los responsables del complot.

    No sabemos el resultado de esa investigación interna pero, en todo caso, el presidente Trump adquiere la convicción de que su secretario de Estado, Rex Tillerson, está implicado. Tillerson recibe de inmediato órdenes de interrumpir su viaje oficial a África y regresar a Washington.

    Theresa May escribe al secretario general de la ONU acusando a Rusia de haber ordenado el atentado de Salisbury y solicitando una reunión urgente del Consejo de Seguridad. Sin esperar respuesta, la primera ministra británica expulsa a 23 diplomáticos rusos.


    Publicado mes y medio antes del atentado de Salisbury, este libro de Amy Knight presenta lo que va a convertirse en la tesis del MI5 británico, aunque la autora confiesa que no tiene ninguna prueba de lo que afirma.

    A pedido de la presidente de la Comisión del Interior de la Cámara de los Comunes, Yvette Cooper, la secretaria británica del Interior, Amber Rudd, anuncia que el MI5 (la inteligencia militar interna) va a reabrir 14 investigaciones sobre muertes que, según fuentes estadounidenses, pudieran ser resultado de asesinatos ordenados por el Kremlin.

    Con ese acto, el gobierno británico adopta las teorías de la profesora Amy Knight. El 22 de enero de 2018, esta sovietóloga estadounidense había publicado un libro muy extraño: Órdenes de matar: el régimen de Putin y el asesinato político. Amy Knight, considerada «la» especialista sobre el desaparecido KGB, trata de demostrar que Vladimir Putin es una especie de serial killer responsable de docenas de asesinatos políticos, desde los atentados perpetrados en Moscú en 1999 hasta el bombazo del Maratón de Boston, en 2013, pasando por la ejecución de Alexander Litvinenko en Londres, en 2006, y la de Boris Nemtsov en Moscú, en 2015.

    Pero confiesa que en realidad no hay ninguna prueba de las acusaciones que publica.

    Los liberales europeos se incorporan al coro. El ex primer ministro belga, Guy Verhofstadt, quien ahora preside el grupo liberal en el Parlamento Europeo, exhorta la Unión Europea a adoptar sanciones contra Rusia. Su homólogo a la cabeza de los liberales británicos, Sir Vince Cable, propone un boicot europeo contra la Copa Mundial de fútbol. Buckingham Palace anuncia desde ya que la familia real británica anula su viaje a Rusia.

    La autoridad británica de regulación de los medios de difusión (OFCOM) anuncia que podría prohibir la televisora Russia Today en represalia por el atentado de Salisbury, aunque ese canal ruso no ha cometido ninguna violación de las leyes británicas.

    En Moscú, el ministerio ruso de Exteriores convoca al embajador británico y le informa que en poco tiempo le serán comunicadas las medidas rusas de respuesta a la expulsión de los diplomáticos rusos de Londres. Por su parte, el presidente Trump anuncia a través de Twitter que Rex Tillerson, con quien todavía no ha entrado en contacto, sale de su administración. Tillerson es reemplazado como secretario de Estado por Mike Pompeo, hasta entonces director de la CIA, quien había confirmado el día anterior la autenticidad de las informaciones que Rusia había hecho llegar al general Dunford. Al llegar Tillerson a Washington, el general John Kelly, jefe del equipo de trabajo de la Casa Blanca, le confirma que ya no es secretario de Estado.



    Rex Tillerson, ex presidente de la transnacional más grande del mundo, ExxonMobil, se creía intocable. Para su gran sorpresa, Donald Trump lo “despidió” de manera fulminante.
    Tillerson se puso al servicio del mundo anglosajón pero Trump lo considera un traidor a su país.

    El ahora ex secretario de Estado Rex Tillerson proviene de la burguesía texana. Su familia y él mismo han invertido en los Scouts (jóvenes exploradores) estadounidenses, asociación que presidió a nivel nacional de 2010 a 2012. Culturalmente cercano a Inglaterra, al convertirse en presidente de la megatransnacional ExxonMobile (de 2006 a 2016), Tillerson no vaciló en emprender una campaña políticamente correcta para que los jóvenes homosexuales fuesen aceptados como Scouts… y también para reclutar mercenarios en la Guayana británica. Al parecer, Tillerson es miembro de la Pilgrims Society, el más prestigioso club anglo-estadounidense presidido por la reina Isabel II. En la administración Obama había numerosos miembros de la Pilgrims Society.

    Mientras fue secretario de Estado, los excelentes modales de Tillerson fueron una carta de triunfo para Donald Trump, a quien la alta sociedad estadounidense considera una especie de payaso. Tillerson entró en conflicto con el presidente sobre 3 temas importantes, que nos permiten determinar la ideología de los conspiradores: Al igual que Londres y que el Estado Profundo estadounidense, Tillerson creía útil demonizar a Rusia para consolidar el poder de los anglosajones dentro del bando occidental; al igual que Londres, Tillerson pensaba que para mantener el colonialismo occidental en el Medio Oriente había que favorecer al presidente iraní Hassan Rohani en contra del Guía de la Revolución, el ayatola Khamenei. Por eso respaldaba el acuerdo 5+1; al igual que el Estado Profundo estadounidense, Tillerson consideraba que el acercamiento de Corea del Norte a Estados Unidos debía mantenerse en secreto y ser utilizado para justificar un despliegue militar, dirigido en realidad contra China. O sea, Tillerson era favorable a la apertura oficial de conversaciones con Pyongyang, pero se oponía a un encuentro entre los dos jefes de Estado.

    14 de marzo de 2018
    Washington todavía se encuentra en estado de shock cuando Theresa May interviene nuevamente ante la Cámara de los Comunes para desarrollar su acusación, mientras los diplomáticos británicos en todo el mundo hacen uso de la palabra en numerosas organizaciones intergubernamentales para transmitirles el mensaje de Londres. “Respondiendo” a la primera ministra, el diputado Chris Leslie –miembro de la corriente de Tony Blair– califica a Rusia de Estado renegado y pide que se suspenda el estatus de Rusia como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. Theresa May se compromete a analizar la cuestión, aunque subraya que esa decisión sólo puede tomarse en la Asamblea General de la ONU, para evadir el veto ruso en el Consejo.

    El Consejo del Atlántico Norte –instancia suprema de la OTAN– se reúne en Bruselas a solicitud del Reino Unido. Los 29 Estados miembros de la OTAN vinculan el uso de armas químicas en Siria con el atentado de Salisbury y consideran a Rusia «probablemente» responsable de ambas cosas.

     


    Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, y la representante permanente del Reino Unido, Sarah MacIntosh, ante el Consejo del Atlántico Norte. Sarah MacIntosh fue directora de Asuntos de Defensa e Inteligencia en el ministerio británico de Exteriores, puesto que ahora ocupa Jonathan Allen, actual encargado de negocios británico en la sede de la ONU.

    En Nueva York, el representante permanente de Rusia, Vasily Nebenzya, propone a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU la adopción de una declaración que exprese la voluntad de todos ellos de aclarar el atentado de Salisbury y que ponga la investigación en manos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas conforme al más estricto respeto de los procedimientos y normas internacionales. Pero el Reino Unido rechaza la totalidad del texto porque no menciona a Rusia como «probablemente responsable» del incidente.

    Durante el subsiguiente debate público del Consejo de Seguridad es el encargado de negocios Jonathan Allen quien representa al Reino Unido. Jonathan Allen es un agente del MI6. Es el creador del servicio británico de propaganda de guerra (RICU, siglas de Research Information and Communications Unit) y ha participado activamente en el apoyo a los yihadistas en Siria. Este personaje declara: «Rusia ya ha interferido en los asuntos de los demás países. Rusia ha violado el derecho internacional en Ucrania. Rusia desprecia la vida de los civiles, como demuestra el ataque contra un avión comercial sobre Ucrania por parte de mercenarios rusos. Rusia protege el uso de armas químicas por parte de Assad (…) El Estado ruso es responsable de este intento de asesinato.» El representante permante de Francia, Francois Delattre –formado en el Departamento de Estado estadounidense gracias a una derogación emitida por el presidente Nicolas Sarkozy–, interviene para recordar que Francia ha lanzado una iniciativa para poner fin a la impunidad de quienes utilicen armas químicas y da a entender que esa iniciativa, dirigida contra Siria, podría volverse contra Rusia.

    El embajador de Rusia, Vasily Nebenzya, recuerda que el Consejo de Seguridad fue convocado a pedido de Londres, pero que la sesión es pública porque así lo solicitó Moscú. Observa que el Reino Unido viola el derecho internacional desde el momento en que trae el tema al Consejo de Seguridad mientras que mantiene a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas al margen de su investigación.

    Resalta que si Londres ha sido capaz de identificar el novichok es porque tiene la fórmula y que, por ende, los británicos también pueden fabricarlo. Recuerda además que Rusia ha expresado su deseo de colaborar con la Organización para la Prohibición de Armas Químicas en el más estricto respeto de todos los procedimientos internacionales. ​

    15 de marzo de 2018
    El Reino Unido publica una declaración común, firmada el día anterior junto a Francia y Alemania, y por Rex Tillerson, quien todavía era secretario de Estado de Estados Unidos. El texto se hace eco de las sospechas británicas, denuncia el uso « de un agente neurotóxico de calidad militar, de un tipo desarrollado por Rusia» y afirma que es «altamente probable que Rusia sea responsable del ataque».

    El Washington Post publica una tribuna del ministro británico de Exteriores Boris Johnson mientras que el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, adopta nuevas sanciones contra Rusia. Esas sanciones no están vinculadas al asunto de Salisbury sino a las alegaciones de injerencia en la vida pública estadounidense. Sin embargo, el decreto cita el atentado de Salisbury como prueba de las pérfidas intenciones de Rusia.

    Gavin Williamson, el joven secretario de Defensa británico, declara que después de la expulsión de sus diplomáticos, Rusia tendrá que «cerrar el pico» (sic). Es la primera vez desde el fin de la Segunda Guerra Mundial que un dirigente de un Estado miembro permanente del Consejo de Seguridad utiliza ese tipo de vocabulario contra otro Estado miembro de ese Consejo. El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, comenta: «Es un joven encantador. Seguramente quiere ganarse un lugar en la historia haciendo declaraciones chocantes (…) Quizás le falta educación.»

    El Reino Unido nunca ha vacilado, a lo largo de su historia, en traicionar su palabra para imponer sus intereses. Así se ganó la clásica apelación de «pérfida Albión», en referencia al nombre en latín de Inglaterra.

    Conclusión
    En cuatro días, el Reino Unido y sus aliados han sentado las premisas de una nueva división del mundo, de una guerra fría.
    Pero Siria no es Irak y la ONU no es el G8 –grupo del que Rusia se vio excluida luego de la adhesión de Crimea a la Federación Rusa y del respaldo ruso a Siria. Estados Unidos no destruirá Damasco y Rusia no será excluida del Consejo de Seguridad de la ONU.

    Luego de retirarse de la Unión Europea y de haberse negado a firmar la declaración que proponía China sobre la ruta de la seda, el Reino Unido creyó realzar su imagen eliminando a un competidor. Con esta sucia maniobra, Londres creyó poder alcanzar una nueva dimensión y convertir el Reino en la «Global Britain» que la señora May anunciaba.

    Lo que ha logrado es destruir su propia credibilidad.

    Thierry Meyssan

    Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump. Ante nuestros ojos la gran farsa de las “primaveras árabes” (2017).

    ​http://www.voltairenet.org/article200235.html​

     

    Categorías: Noticias regionales

    ARGENTINA: REPRESIÓN. CRITERIOS

    Mié, 21/03/2018 - 20:52

     

    por Carlos Borgna

    El Gobierno de Mauricio Macri comienza a estandarizar sus procedimientos frente a situaciones donde hay víctimas fatales del accionar represivo.

    En primer lugar, como ya es sabido, activan un mecanismo de medios y periodistas que utilizan dos tácticas concretas: a- Ningunean la información (el hecho no existe) hasta que la inevitabilidad de los acontecimientos es tan fuerte que ya no pueden soslayarla y b- generan contenidos tendientes a demonizar a la víctima/as que siempre están huyendo, en situación sospechosa, es decir son culpables hasta que se demuestre lo contrario.

    Y cuando esto sucede y no quedan dudas de la participación de integrantes de las fuerzas de seguridad, por un lado justifican el accionar y por el otro, ante las pruebas concluyentes de tipo científico pericial, mandan al frente a él o los implicados de manera directa y distribuyen una información en donde no fue una fuerza determinada, ni hubo órdenes de hacer esto o aquello, sino una actitud individual aislada del conjunto de los operativos.

    El macrismo está construyendo permanente escenarios ideológicos, por lo tanto culturales, para sostener la represión, poniendo reiterados justificativos para sus acciones.

    La intervención de las Fuerzas Armadas en la represión interna, la libertad domiciliaria a centenares de condenados por delitos de lesa humanidad, el cierre de organismos y la cancelación de políticas sobre los Derechos Humanos, la revalorización del policía asesino, la estigmatización de los pobres y en ellos los más jóvenes, el dato que matar por la espalda es sólo un detalle, forman parte de esta elaboración de geografías, actores y comportamientos.

    Todo puede pasar, cuando estas señalizaciones se constituyen en un plan, en una manera de deconstruir la convivencia democrática y los roles de las instituciones y los poderes del Estado, dentro de ella.

    Red de Comunicadores del MERCOSUR

    Categorías: Noticias regionales

    LA HERENCIA DE BACHELET: NEOLIBERALISMO CON PASO FIRME

    Mié, 21/03/2018 - 20:48

    por Pedro Santander y Taroa Zúñiga

    Durante la última semana de Michelle Bachelet como presidenta de Chile se instaló en la agenda de los medios una discusión en torno a cuál sería “el legado de Bachelet”.

    Fue  un intento deliberado y coordinado por diversos políticos, columnistas y plumas afines al saliente Gobierno de cerrar estos cuatro años dando la sensación de que efectivamente se trató de un Gobierno de centro-izquierda que habría logrado avances progresistas para beneficio del país. “Se corrió el cerco” fue el slogan elegido por esas plumas para argumentar que el país es hoy mejor que hace cuatro años, que hoy el cerco ideológico de la derecha es menos estrecho que cuando Bachelet asumió.

    Se trata de un intento poco creíble y tardío de torcer la realidad mediante estrategias mediático-comunicacionales.
    Poco creíble porque la porfiada realidad muestra una cara muy distinta. Partamos resaltando uno de los datos más duros: por segunda vez Michelle Bachelet deberá entregar la banda presidencial a Sebastián Piñera, multimillonario hombre de negocios que esta vez optó sin complejos por mostrar al país un gabinete de extrema derecha, con varios reconocidos pinochetistas entre sus ministros. Entonces, mientras en los medios y las redes se intenta hacer creer que se avanzó con Bachelet  hacia un país más progresista, en la realidad ocurre que su legado incluye darle (por segunda vez) la banda presidencial a uno de los hombres más ricos del país, con cuentas en paraísos fiscales y que se rodea de pinochetismo. Sí, se corrió el cerco…hacia la derecha.

    Eso no es todo. La ex presidenta no avanzó en un asunto esencial para efectivamente democratizar la sociedad chilena: la cuestión constitucional. Debe recordarse que Chile es el único país sudamericano de todos los que vivieron dictaduras militares que mantiene la constitución del dictador: rige aún la constitución de Pinochet. Y fiel a su errático estilo, cinco días antes de terminar su mandato la presidenta apareció sorpresivamente en cadena televisiva anunciando que enviaría un proyecto de reforma constitucional al Congreso, “para honrar mi compromiso asumido con Chile”. Se trataba del mismo Congreso que termina su mandato también el domingo 11 de marzo para ser renovado por otro muy distinto. Este hecho provocó burlas e indignación, incluso entre sus propios partidarios. Diputados democratacristianos calificaron este envío de última hora como “un circo, una falta de respeto”. Incluso el electo senador socialista y expresidente de la OEA, José Miguel Insulza, señaló que “no ha habido en el Palacio de La Moneda, como lo hubo en los primeros tres Gobiernos de la Concertación y parcialmente en el primer Gobierno de Bachelet, una dirección política que ordenara la conducción del Estado y de la coalición, y por lo tanto, ordenara al país”.

    Es, además, un misterio saber quiénes redactaron el proyecto de nueva Constitución que ya ingresó al Congreso
    . El propio Sebastián Piñera, en entrevista al diario El País lo destaca, “esta Constitución que se presentó hace algunos días atrás, no la conocía prácticamente nadie, ni siquiera los partidos de la Nueva Mayoría de centroizquierda. Esa no es la forma, creo yo”. También es un misterio por qué se decidió incluir ciertas disposiciones. Por ejemplo, el artículo 24 fue uno de los que llamó más la atención. El texto aumenta el mínimo de edad para poder postular al cargo de Presidente de la República de 35 a 40 años. Esto inmediatamente fue visto como una señal dirigida al naciente Frente Amplio (FA), que obtuvo, para sorpresa de todos, 20 diputados y un senador, y cuyos principales líderes, los diputados Giorgio Jackson (31) y Gabriel Boric (32), o el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp (33), están hoy con la edad mínima para postularse a dicho cargo en 2022. “Ley anti millenials” ha sido bautizada esa iniciativa bacheletista.

    No olvidemos que el Frente Amplio fue una de las principales sorpresas en las elecciones pasadas: logró el 20 % en la carrera presidencial con Beatriz Sánchez, el 16 % de la votación popular en las parlamentarias, contando así con una bancada que será clave en la próxima Legislatura, considerando que Piñera no tiene mayoría ni en el Senado ni en la Cámara de Diputados.

    Y en el terreno de la lucha por los Derechos Humanos tampoco se corrió el cerco, muy por el contrario, se mantuvieron las mismas camisas de fuerza. Bachelet prometió en septiembre de 2014 ante el país que pondría fin a la Ley de Amnistía de 1978 que aún rige en Chile y que beneficia a los genocidas…no lo hizo. También prometió en 2015 a Carmen Gloria Quintana, sobreviviente de ser quemada viva por una patrulla militar en 1986 y símbolo de la lucha antidictatorial, que cerraría la cárcel especial Punta Peuco, recinto penal con canchas de tenis donde están recluidos los pocos militares condenados por violaciones a los DDHH. Hasta el último día y en medio de una inmensa ola de rumores, Chile esperó que cerrara el penal, de hecho, ella hasta el sábado no quiso ni confirmarlo ni negarlo, sólo decía que gobernaría “hasta el último día”. No lo hizo.

    Cuando hace cuatro años asumió la presidencia, Michele Bachellet tenía todas las posibilidades y condiciones de hacer aquello que hoy nos quieren hacer creer que hizo: abrir una nueva etapa e intentar cerrar con menos neoliberalismo este ciclo político nacional, abierto en 1990 con la vuelta a la democracia, y que está llegando a su fin.

    Tenía el apoyo electoral, simpatía popular, mayoría en ambas cámaras…pudo haber usado esa energía para sentar las bases de un proceso orientado realmente a cambiar la Constitución. En 2013 se instaló con fuerza la idea de la Asamblea Constituyente, la mayoría del país apoyaba esa iniciativa, de acuerdo a todos los estudios de opinión. Pero optó por hacer y seguir el camino que ya constituye una marca de época de la socialdemocracia mundial: administrar el neoliberalismo, dando apariencia de progresismo con gestos comunicacionales y con ciertos avances en políticas identitarias, especialmente las orientadas a la igualdad de género. Efectivamente, en ese terreno Bachelet logró sacar adelante la despenalización del aborto en tres causales, así como la unión civil entre personas del mismo sexo.

    Sin embargo, no hubo ningún intento de hacer un Gobierno verdaderamente trasformador, de tocar el capital, de disminuir la desigualdad, o de aumentar la soberanía del país frente a las trasnacionales. En ese sentido, el primer Gobierno de Piñera  (2010-2014) y este último de Bachelet se parecen bastante. En ambos períodos Chile figura como el país más desigual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), también en ambos el alineamiento geopolítico ha sido con la Alianza del Pacífico, con una política exterior muy anti bolivariana. Asimismo, en ambos Gobiernos estallaron los casos de corrupción más grandes de los últimos 25 años, de hecho, varios ex ministros de Piñera están acusados por la Justicia.

    Cabe, en todo caso, recordar que el potente despertar de los movimientos sociales en Chile se dio durante la anterior administración de Piñera, especialmente durante 2011-2012. Fue tal la fuerza de estos movimientos que se instalaron temas vedados por la elite, como los de reforma laboral, nueva constitución, fin al lucro en la educación, etc. Temas que Bachelet tomó como banderas de lucha y con los cuales resultó elegida, descomprimiendo la conflictividad social, pero en beneficio del capital (otra marca de la socialdemocracia).

    ¿Cambiará algo con la llegada de Piñera?

    Al contrario de lo que viene sucediendo en Argentina, Brasil y Ecuador, donde la llegada de gobiernos de derecha después de años de gobiernos progresistas ha significado un retroceso en las políticas sociales, tangible en la pérdida de derechos ya adquiridos (suspensión de beneficios, recortes en gasto social, indultos a represores etc.) en Chile no se ha avanzado lo suficiente como para retroceder. Podemos incluso decir que lo que no se hizo durante los gobiernos de la Concertación, sentó las bases seguras para el avance y profundización del neoliberalismo en el país sureño.

    El plan de gobierno de Sebastián Piñera[1] inicia con un llamado reverencial a la meritocracia y el individualismo: “Tengo la convicción de que juntos construiremos tiempos mejores. Lograrlo depende de nosotros (…) de soñar con una patria (…) donde todos tengan las oportunidades para poder volar tan alto y llegar tan lejos como su propio mérito y esfuerzo lo permitan”. En una frontal ruptura con los llamados a conquistar la segunda y definitiva independencia  que realizaron en bloque los países latinoamericanos durante la década ganada, el próximo gobierno de derecha asocia como línea de continuidad histórica el “progreso”: “Hace doscientos años conquistamos nuestra independencia; hoy es hora de conquistar definitivamente nuestro desarrollo”.

    En la comprensión de desarrollo del futuro equipo de gobierno, la ruptura con el pasado parece ser un paso fundamental. A pesar de que la dictadura pinochetista no ha sido superada ni en términos de justicia ni en plano legislativo, como mencionamos anteriormente, la propuesta anunciada en el plan de gobierno llama a acabar con la “cultura de la retroexcavadora”, metáfora absolutamente desgraciada si consideramos que aún se desconoce la ubicación de la mayoría de los detenidos desaparecidos durante la dictadura  (de un universo de aproximadamente 1200 detenidos desaparecidos  han sido identificados 164).

    En este plano, se hace sospechoso uno de los puntos en el apartado sobre los derechos humanos en el mencionado plan: “Por razones humanitarias y de dignidad permitir que las personas de edad muy avanzada, o con enfermedades terminales graves, o que les impidan valerse por sí mismas, y que se encuentren cumpliendo condenas en cárceles, puedan sustituir la pena por arresto total en su propio domicilio o, según su elección, en un establecimiento adecuado a su situación de salud o avanzada edad”. Un artículo como este podría avalar acciones como las emprendidas por el Gobierno de Macri, en Argentina, que ha beneficiado con prisión domiciliaria a asesinos condenados por perpetrar delitos de lesa humanidad y genocidio durante la dictadura, acciones que representan un verdadero retroceso en lo avanzado sobre esta materia durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Vale la pena acotar que, como mencionamos antes, no hay tanto que retroceder en este plano: en Chile se han procesado más de 600 represores y asesinos, pero solo han sido condenados unos 345 de los cuales solo cumplen condena efectiva 112. El apartado mencionado podría utilizarse para suavizar las pocas condenas que se cumplen.

    A nivel discursivo, también destaca en la propuesta de plan de gobierno la insistencia en acabar con la “indignidad de la pobreza”, sin realizar ninguna mención a las causas históricas de empobrecimiento, asimilando además la igualdad social a la capacidad de consumo; el recurrente llamado a sostener la familia tradicional como base estructural de la sociedad (en un país en el que el 77 % de los hogares monoparentales son sostenidos por mujeres y en el primer quintil un 30,2 % de mujeres destinan su tiempo al cuidado y quehaceres del hogar, frente a un 1 % de hombres[2]); y la tendencia a estructurar políticas de protección e “impulso” para la clase media y el beneficio de los “emprendedores e innovadores”.

    En el plano de la educación, que ha sido uno de los campos de batalla más intenso durante los últimos años, no se contempla –frontalmente- el retroceso en los pequeños avances en materia de gratuidad pero si se considera el resguardo de “la libertad de las familias en elegir y participar en la educación de sus hijos” así como defender el derecho de los padres y apoderadas a “realizar  aportes de carácter voluntario, no regulares, con el objeto de financiar actividades extracurriculares”, políticas que pueden impulsar – aún más-  la diferencias en términos de acceso y calidad de educación básica según la clase social de los estudiantes.

    También se apunta reiterativamente a la disminución de la participación del Estado en el plano de la educación,  argumentando – en una estrategia ya clásica de la derecha – la necesidad de “despolitizarla”, priorizando la calidad por encima de las ideologías políticas.   En los últimos diez años, la participación política de los estudiantes ha sido el factor de movilización más intenso en Chile. Justamente las movilizaciones estudiantiles y la politización de la juventud, fue lo que permitió el nacimiento del Frente Amplio, la única opción alternativa de izquierda entre los tradicionales partidos políticos, a la que sin duda el Gobierno de Piñera no dudará en clasificar como parte de “la minoría ruidosa y radicalizada”  que menciona en su propuesta de gobierno.

    Con un gabinete pinochetista y un plan de gobierno que apunta al progreso y a la “superación personal”, el nuevo Gobierno de Chile se prepara para continuar la ruta esbozada durante la dictadura y nunca desdibujada por la concertación. El neoliberalismo  se prepara para avanzar sin las máscaras de  la transición, lo que también podría impulsar una oposición sin caretas: la opción más viable para la transformación es que la izquierda se radicalice en el ejercicio opositor.

    [1] Disponible en: http://www.sebastianpinera.cl/images/programa-SP.pdf

    [2] http://www.eldesconcierto.cl/2017/03/07/encuesta-casen-77-los-hogares-monoparentales-liderados-mujeres/

    http://www.celag.org/la-herencia-bachelet-neoliberalismo-paso-firme/

    Categorías: Noticias regionales

    RADIOGRAFÍA POLÍTICA DE AMÉRICA LATINA EN TIEMPOS DE EXCLUSIÓN Y MENTIRA

    Mié, 21/03/2018 - 20:43
     
    Por Javier Tolcachier

    Corren tiempos difíciles en nuestra región – y no tan sólo en ella. Es exasperante comprobar cómo en varios países la ardua tarea de construir naciones más soberanas y justas – o al menos lograr avances en ese sentido – parece ser echada por tierra en pocos meses por gobiernos impuestos por el poder corporativo.

    Tales son los conocidos casos de Argentina y Brasil. Incluso Ecuador, otrora líder de avanzada en sus políticas de inclusión e integración regional, ha entrado en un cono de sombra, relativizando conquistas y abriendo la puerta a una posible regresión conservadora. Otro tanto cabe esperar de Chile, dónde queda por ver si los tibios pasos dados por el gobierno de Michelle Bachelet en lo referente a derechos humanos y sociales resistirán el ataque de las políticas de Piñera, en especial, del ala fundamentalista que lo apoya.

    En el Perú, la esperanza que suscitó en su momento el triunfo del nacionalista Humala, desapareció rápidamente con un gobierno decepcionante, débil y anecdótico, arrasado luego por los intereses mafiosos del capital local y multinacional, cuya corrupción es endémica y pandémica. Intereses que ahora hacen volar en pedazos al gobierno del hombre de la banca, Pedro Kuczynski, provocando un vacío que será llenado a conveniencia por el mismo poder fáctico.

    Los resultados de las recientes elecciones municipales en El Salvador y la primera vuelta de las presidenciales en Costa Rica muestran amenazas de retroceso en el mismo sentido. La compulsa electoral parlamentaria e interpartidista en Colombia dio prueba inequívoca del poder inalterado que retienen la derecha violenta y el feudalismo polítiquero, apoyados por sectores oligopólicos de las finanzas y los medios hegemónicos.

    En Uruguay, la embestida restauradora gana adeptos con el habitual discurso fariseo de “necesaria alternancia”, frente a un gobierno que ha cedido la mayor parte sus posiciones progresistas a las presiones económicas y diplomáticas de la derecha.

    Es como si Sísifo hubiera metamorfoseado en versión latinoamericana, empujando una y otra vez la piedra de la esperanza popular, para ver luego cómo ese esfuerzo se desmorona a manos de oligarquías insensibles, siempre al acecho, siempre atentas a no perder o a recuperar terreno perdido.

    El fraude a la voluntad popular de cambio democrático e inclusivo en Honduras, el dominio estadounidense sobre las cúpulas políticas y judiciales en Guatemala junto al control férreo ejercido sobre Panamá, el Plan Cóndor mediático-judicial actualmente en curso contra líderes populares como Lula o Cristina Fernández y la orientación militarista del gobierno de Trump dejan entrever las enormes dificultades que habrán de sortear López Obrador en Méjico o Petro en Colombia, incluso el más moderado Efraín Alegre en Paraguay para evitar que gobiernos acérrimamente alineados con el neoliberalismo continúen asolando a sus respectivas naciones.


    En medio de este poco auspicioso panorama resisten altivos los gobiernos de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia,
    cuya impronta revolucionaria se sostiene en las mayorías populares junto al control de resortes claves del Estado, construyendo con gran esfuerzo ante el asedio propagandístico y económico. Ante la imposibilidad de doblegar la voluntad popular por vía democrática, el imperialismo reserva para estos países la estrategia golpista, la estigmatización, las sanciones e incluso la vía bélica, si todo lo demás fallara.

    ¿Es posible ahondar en las raíces de estos síntomas, tomar una radiografía, establecer alguna matriz común del cuadro político regional?


    En los albores de la sociedad postindustrial

    La financiarización de la economía en conjunto con la aplicación y combinación de tecnologías de avanzada, la internet, la automatización y la robótica han puesto a los conjuntos humanos a las puertas de una sociedad postindustrial, caracterizada por una alta productividad, una fuerte impronta hacia el consumo individual pero con tendencia a disminuir la participación del trabajo en la cadena de producción y reducir los ingresos de los segmentos más pobres.


    Esta sociedad postindustrial en pleno desarrollo genera la precarización laboral de amplios sectores, la presión sobre derechos sociales conquistados y el quiebre de la dinámica de ascenso social, con la desilusión e impotencia existencial que ello supone.
    Por otra parte, produce el desplazamiento de la economía de sectores mecano-industriales al sector servicios.

    Al precarizarse la base social, al atomizarse las unidades de subsistencia, se resquebrajan tradicionales estructuras de organización popular, abriendo la puerta a la necesidad de articulaciones sectoriales en torno a reivindicaciones puntuales o recurriendo al conocido esquema de liderazgos representativos alrededor de los cuales se concentra el clamor popular.

    Sin embargo, un alto porcentaje de la población queda desconectado, luchando en soledad contra corriente o en pequeños grupos de acción inocuos. Esta suerte de inorganicidad resulta también de la falta de adhesión a proclamas, valores y fórmulas de acción que ya no concitan el mismo entusiasmo de antaño, sobre todo en las nuevas generaciones.

    Así se produce la discordancia entre el masivo reclamo apoyado unitariamente que no se condice luego con la incorporación activa a la lucha política ni a los resultados – supuestamente democráticos – que ofrecen las urnas.

    La desestructuración de formas culturales comunitarias por el éxodo masivo hacia los centros urbanos contribuye a diluir aún más el lazo de pertenencia y la solidaridad en las luchas. Como factor no menor se agrega a este cuadro de desmembramiento la ideología individualista, de la que son fácil presa sobre todo los sectores de ingresos medios y altos del espectro social, pero que también, por imitación o ingenuidad, carcomen la conciencia y las posibilidades de acción colectiva de los más humildes.


    La abstención

    La abstención es una de las principales responsables de la contradicción realmente existente entre el malestar social extendido y la falta de transformación, al menos en lo referente a la superestructura política. Por ello, la abstención es un fenómeno fomentado desde las cúpulas del poder económico, ya que permite a los aparatos enquistados en el juego partidocrático continuar actuando como bufones de gestión, siendo relativamente fáciles de controlar a través de la corruptela y los medios hegemónicos.

    El propio sistema de control a través de la corrupción empresarial del Estado abona convenientemente el fastidio popular, direccionando la crítica hacia los cómplices políticos del desfalco pero ocultando las motivaciones corporativas que las originan.

    Al descrédito generalizado, se suman cierta desidia y un escepticismo derivado de la traición repetida a promesas preelectorales. En especial las nuevas generaciones son altamente reactivas al discurso vano y la pose hipócrita, todo lo cual completa un panorama de inmovilidad plenamente justificado pero altamente ineficaz para cambiar las cosas.

    La violencia de la exclusión

    La exclusión es la principal forma de violencia y se reproduce adoptando distintas modalidades. Del crimen de la exclusión nacen los demás crímenes, configurando un panorama social asfixiante.

    Ése es el campo de cultivo para el discurso de mano dura y el gatillo fácil, para la represión, la discriminación, la compra de votos, la extorsión política, el fraude y la militarización social.

    El temor y la regresión fundamentalista

    La inseguridad personal no es solamente fruto del desquicio de la violencia en sus diferentes formas. La aceleración de los cambios en el estilo de vida, en los usos y costumbres, en los modos de producción, en los objetos y valoraciones ocasiona un fuerte extrañamiento en amplias capas de la población. A ello se suma la clausura de imágenes posibilitarías de futuro, lo que da paso a una radical incertidumbre, que es sentida sobre todo en los sectores más explotados y alejados de la centralidad en la que se toman las decisiones. Precisamente en esa periferia social olvidada y reprimida es donde crecen corrientes de regresión fundamentalista, en particular, las que se apoyan en credos religiosos a los que se otorga ingenuamente el mágico poder de lograr que las cosas vuelvan atrás.


    El control mediático de la subjetividad

    La mediatización de la realidad es un hecho evidente. Sin embargo, suelen pasar inadvertidos sus (d)efectos: entre el suceso y la percepción del mismo hay un factor mediático entrometido y hegemónico que manipula a conveniencia lo que aparece, cómo aparece y también lo que desaparece. La subjetividad se ve así jaqueada por intereses de lucro y poder, eliminando la posibilidad de libre juego democrático.


    Los outsiders

    En consonancia con el desprestigio de “la política” y la penetración de la prensa surge la promoción sistémica de “outsiders” mediáticos (o mediatizados), con poco o ningún pasado de militancia. Al par de reducir costos y tiempos de instalación de imagen en la opinión pública, el perfil “apolítico” del candidato suele concitar una fuerte adhesión inicial. Por último, la dependencia de dichas candidaturas de estructuras de apoyo ajenas y de la imagen pública, aseguran a las élites poder desprestigiar o incluso desactivar al candidato ante cualquier asomo de posturas que pudiesen afectar la relación de fuerzas establecida.

    El pésimo mal menor

    Los sistemas electorales presidencialistas, mayoritarios en la región, inhiben la dispersión democrática de fuerzas, encadenando la opinión soberana del pueblo a dirimir gobernantes en segunda vuelta entre opciones bipolares. El reto de acumulación que esto supone hace que generalmente siempre haya como mínimo en la liza final una opción promovida por los dueños del dinero, cuando no las dos. Así, la decisión final sobre el gobierno a elegir queda reducida con frecuencia al “mal menor”, que en no pocas ocasiones no es una opción de verdadera transformación en sentido evolutivo.


    La militarización

    A pesar de los distintos intentos de control ante el caos social galopante, las poblaciones indignadas no se resignan al rol de mansos corderos que el poder pretende asignarles. De esta manera, surgen y crecen en toda la geografía regional extendidos movimientos de protesta y reivindicación. Mujeres, campesinado, estudiantes, trabajadores, pueblos indígenas, diversidades sexoafectivas, jubilados y un largo etcétera logran articularse para exigir transformaciones sistémicas.

    Ante ello, los gobernantes ilegítimos, aquellos que no representan los intereses de las mayorías populares – indistintamente si han cumplido las formalidades pseudodemocráticas vigentes o no- reaccionan militarizando el entorno social. Los gobiernos de derecha van adoptando un carácter fascista apenas disimulado por una delgada capa de mentira mercadotécnica. Todo hace prever que esta tendencia se acentúe.

    ¿Futuribles?
    La situación, aún en su gravedad, no da lugar al pesimismo fáctico. La memoria de la construcción social, la proyección de un posible futuro mejor existen y actúan en el imaginario social, más allá de la insensatez del poder y el oportunismo acomodaticio de sus sirvientes.

    Así como la roca de Sísifo rueda cuesta abajo, siempre hay millones de manos dispuestas a emprender nuevamente el ascenso. La rearticulación novedosa del pueblo y la unidad en la diversidad marcarán sin duda el sendero de las nuevas revoluciones por venir.

    Categorías: Noticias regionales

    VENEZUELA MOSTRADA POR LOS MEDIOS O EL MONOPOLIO DEL CINISMO

    Mié, 21/03/2018 - 20:38



    Por Rosi Baró

    En días pasados una querida amiga chilena me envío un artículo que había aparecido en un diario local titulado “La caravana de la miseria: de Caracas a Santiago en bus”, en el momento que lo recibí no me dieron ganas de leerlo, pero días después empecé a encontrarlo reiteradamente en las redes sociales y en periódicos digitales de Venezuela y del mundo, entonces lo leí.

    Según el encabezado se trata de un reportaje de una periodista y un fotógrafo de Reuters que acompañaron durante más de 9.000 kilómetros a emigrantes venezolanos en su camino a lo que esperaban fueran días mejores en Ecuador, Perú y Chile.

    Ver que era la cadena Reuters quien estaba patrocinando el artículo para mí era suficiente, ya sabía de antemano con lo que me iba a encontrar, sin embargo por la conversación que luego tuve con mi amiga me di cuenta que para ella no y me pidió que publicara lo que a mí me resultaba obvio y que para mucha gente pasa desapercibido.

    Este episodio con mi amiga fue una toma de muestra, una gota de agua para ver el océano. Ingenuamente pensaba que todos los que viven en el exterior se habían dado cuenta que el bombardeo de propaganda política, disfrazado de noticia, para demonizar al país a nivel internacional, esa insistencia, esa saña, resultaría, por decir lo menos, sospechosa, y no iban a creer todo lo que se decía. Y resulta que no es así.

    ¿Sabían ustedes que solo en 2017 las corporaciones mediáticas generaron 3.880 noticias negativas sobre Venezuela y que la agencia Reuters lideró esta emisión con el 60% de informaciones luego replicadas por The New York Times? Le sigue Associated Press (AP) con 31% de notas publicadas por el Washington Post, Miami Herald y ABC News y en tercer lugar la Agence France–Presse (AFP) con un 9%.

    Creo que una pregunta que debiéramos hacernos para diferenciar lo que es en una noticia, una información fidedigna de una campaña publicitaria política para manipular la opinión pública en determinada dirección, es investigar quienes son los propietarios de estas agencias de noticias. Y si lo hiciéramos caeríamos en cuenta que son poderosas transnacionales que controlan la información para beneficiar sus intereses que no son precisamente humanitarios sino monetarios.

    Regresando a la nota producida por Reuters sobre la caravana de la miseria de los venezolanos que huyen del país; el relato busca activar emociones primitivas, al estilo telenovela, para conmover a los lectores. Visto desde la perspectiva de los intereses que están detrás de este lacrimógeno relato, han convertido a los pasajeros en una mercancía para vender un producto de consumo masivo: Venezuela en ruinas. Y vacunada como estoy frente a este tipo de campañas publicitarias no puedo evitar algunas preguntas incómodas. ​– ¿Será posible que la situación económica que se vive actualmente en Venezuela y de la que huyen los pasajeros del autobús haya sido provocada precisamente por las transnacionales accionistas de Reuters?

    – ¿Por qué Reuters se toma el trabajo de producir 1.860 noticias todas negativas sobre Venezuela durante el año 2017?

    1
    – ¿Ustedes creen que el interés sea moldear a la opinión pública para que vea como héroes a los invasores militares que nos van a liberar de la tiranía?

    – ¿Habrá invertido Reuters, AP o AFP periodistas y fotógrafos para que acompañen las travesías de los migrantes que huyen de la guerras en Siria, Libia, Irak o Afganistán?

    Me gustaría compartir algunos datos de una palabra de moda: “Posverdad” porque este relato que es solo una muestra del tratamiento que los medios dan a Venezuela, se ajusta milimétricamente a su definición.

    De acuerdo con el diccionario inglés de Oxford Posverdad significa: “Circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que la exaltación de la emoción y la creencia personal”.

    Más en sencillo, la palabra es un eufemismo para referirse a la mentira disfrazada de verdad. Nada nuevo, pero suena mucho mejor, casi como un arte. Y lo es, porque nuestros hábitos y creencias son materia de estudio para los artistas de la propaganda que conocen como activar nuestros más profundos resortes de tal manera que ni cuenta nos damos y terminamos creyendo que nuestra opinión nos pertenece.

    Otro dato que me pareció alarmante es que el uso de esta palabrita aumentó un 2.000% recientemente, lo cual denota una espiral ascendente del cinismo. Para que no queden dudas, una espiral ascendente de la mentira descarada en los medios de comunicación como lo están haciendo con Venezuela.

    Enlace al artículo mencionado: http://www.latercera.com/mundo/noticia/la-caravana-la-miseria-caracas-santiago-bus/85531/

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto

    Opinión de Oscar Laborde – Diario Tiempo
    El diputado del Parlasur analiza en clave de Patria Grande
    el resultado de las elecciones en Venezuela