Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 41 mins 19 segs

    CAMBIEMOS, “EL TOTALITARISMO CORPORATIVO”

    Mar, 24/10/2017 - 15:05

    Por Rubén Dri

    La coalición Cambiemos, que fue caracterizada como moderna y democrática, anuló al asumir el gobierno la “ley de medios” mediante un DNU, ley que fue discutida ampliamente por toda la sociedad. El despido de Roberto Navarro y de su equipo de C5N constituye una amenaza para el disminuido espacio comunicacional no oficialista.

    En el asfixiante mundo desinformativo de los medios de in-comunicación, hasta hace poco había un resquicio, un espacio que nos permitía respirar, atisbar lo que realmente nos pasaba y pasaba en el mundo. Era la ventana que se abría en C5N con el equipo periodístico que dirigía Roberto Navarro y la colaboración inestimable tanto del “inteligente” cadete como de otros investigadores.

    Ahora esa ventana se ha cerrado. No podía ser de otro modo, la cerró el jefe de la banda mafiosa que se ha apoderado del Estado y que, como dice Eugenio Zaffaroni: “tiene todo el poder: tiene el poder financiero, el monopolio mediático, manipula el Congreso, manipula el poder judicial. Es decir, tiene todo el poder y ejerce todo el poder”.


    Por lo tanto no es un gobierno republicano y muchos menos democrático
    . Un gobierno republicano tiene como premisas fundamentales, la división de poderes, es decir, la existencia no sólo nominal sino real del poder ejecutivo, del legislativo y del judicial.

    Ahora bien, de esos tres poderes el único que funciona es el poder ejecutivo, es decir, el del presidente, aunque es necesario hacer la salvedad que no se trata de un poder independiente, porque se encuentra completamente sometido  a los poderes dominantes del imperio, centrados en Estados Unidos e Israel. En este sentido el Estado argentino es un Estado “colonial”.

    El “poder judicial” dejó de existir para transformarse en el “partido judicial” que maneja el poder ejecutivo. Los niveles de corrupción  del gobierno macrista difícilmente tengan parangón en nuestra historia nacional.

    El presidente pertenece a la familia que ha hecho del robo del Estado su práctica cotidiana y que no ha hecho otra cosa con su riqueza que, por una parte, fugar los dólares hacia afuera, guardándolos en las cuevas fiscales y, por otra, utilizarlos para quebrar voluntades.

    “Tiene el poder financiero”. Lo propio del neoliberalismo es transferir continuamente el poder industrial al financiero, llevando lo que podemos considerar el cáncer de la producción a niveles suicidas.

    Esto merece una rápida explicación. El trabajo genera la riqueza que circula en todas las ramificaciones de la sociedad. Simplificando, el trabajo produce bienes que se expresan en dinero y que, en cierta manera tiende a independizarse de la fuente de producción, el trabajo. Esa tendencia puede crecer hasta manifestarse como un verdadero cáncer. Es el denominado capital especulativo y financiero.

    Argentina, en este tiempo, es el reino del capital especulativo y financiero. Estos capitales circulan por sobre nuestras cabezas, entran y salen como pancho por su casa. El gobierno los invita, ellos entran, crecen a costa del trabajo del pueblo y salen, dejando una deuda cada vez más abultada.

    Ahora bien esos capitales, “Lebacs” se llaman, son burbujas, pompas de jabón, globos amarillos o de otros colores, que han cortado sus lazos con las raíces nutrientes, el trabajo y, en consecuencia, en cualquier momento se saturan y revientan. ¿No recuerdan el 2001? ¿Ya se olvidaron del corralito?

    La banda mafiosa “tiene el monopolio mediático”. Lo primero que hizo no bien se apoderó del gobierno fue dar de baja a la “ley de medios” que había sido discutida ampliamente por toda la sociedad y en su lugar se fueron apoderando de todos los espacios que aún quedaban libres. El despido de Roberto Navarro y de su equipo de C5N constituye prácticamente el cierre de todos esos espacios.

    Una densa niebla se ha esparcido por todo el ámbito de la comunicación. La “libertad de expresión”, que sólo puede tener realidad si la oposición tiene acceso libre  a los medios de comunicación, pertenece al pasado. Con el cierre de C5N el macrismo le decretó la muerte, pero según su costumbre, según su hábitat, que es el de la mentira, seguirá mintiendo hipócritamente sobre dicha libertad.

    La banda mafiosa “manipula el Congreso”. Cambiemos, o sea, la  alianza PRO-UCR, no tiene mayoría en las cámaras, pero es como si la tuviese. Le basta mover las carpetas y los cheques y una gran parte de la oposición se inclina y obedece al mandato del amo, cuyo proyecto nada tiene que ver con un país independiente. Entre los legisladores abundan los “entes mutantes” siempre atentos a mutar según como venga el viento.

    La banda mafiosa “manipula el poder judicial”. Hablar de “Poder judicial” es ya un abuso de lenguaje, porque lo que antes era eso se ha convertido en el  partido judicial de Cambiemos, dedicado a perseguir al enemigo, es decir, a Cristina y a cuanto tenga o haya tenido que ver con el gobierno kirchnerista.


    “Si no lo paramos antes, va a terminar en una situación caótica”
    continúa Zaffaroni. Es lo que pasó en el 2001. Es la repetición que no es una simple repetición, sino un aquelarre peor, porque el monto de la deuda ya contraída y que no dejará de seguir aumentando, va cavando un abismo sin fondo.


    “Es característico,
    reflexiona Zaffaroni, de un totalitarismo tratar de callar toda voz disidente, tener una ideología única, crear una realidad única, y eso es lo que de alguna manera estamos viviendo”. Se trata de un “totalitarismo corporativo que avanza”, generando “una sociedad con un 30 por ciento de incluidos y un 70 por ciento de excluidos”.

    Un “totalitarismo que avanza”, que no admite disidencia alguna. Todos los espacios van desapareciendo y el “amarillo” que, como se sabe es el color de la peste, lo cubre todo. Si no lo paramos antes es el abismo el que nos espera, o si se prefiere, el “infierno” del Dante en cuyo frontispicio está escrito: “lasciate ogni speranza voi ch’entrate”.

    *Rubén Dri
    Filósofo, teólogo y docente

    http://www.lateclaene.com/rubn-dri-

    Categorías: Noticias regionales

    LA POSVERDAD

    Mar, 24/10/2017 - 15:00

     

     

    Por Hugo Presman

    Hugo Presman analiza en esta nota el neologismo “posverdad”, construcción de las técnicas del marketing político/comunicacional que alude a la enorme distancia que existe entre los hechos reales y las formas en que se los trasmite, y que se alinean con la emoción y las creencias personales de quienes los reciben.

    La imagen incorporada a la memoria colectiva es José López revoleando unos bolsos por sobre el paredón de un presunto convento. Y sin embargo nunca fue real esa escena. La verdadera es un señor con un arma y bolsos que arrima uno de ellos a la puerta de la misteriosa institución presuntamente religiosa y alguien de adentro entra uno de los bolsos.  Nunca nadie arrojó bolsos, ni los revoleó.

    Prácticamente, todos los que se refieren a este hecho hablan de un funcionario revoleando bolsos.

     

    Luego se informó que eran tres y que había nueve millones y medio de dólares en ellos.

    La escena verdadera no cambia el bochorno de lo alojado en la memoria colectiva, pasada centenares de veces por la cadena privada de televisión. Pero revela cómo una imagen falsa puede superponerse sobre la real que se repitió hasta el agotamiento.

     

    El neologismo “posverdad” alude a la enorme distancia, que tiende a ampliarse, entre los hechos reales y las formas en que se los trasmite, y que esos se alinean con la emoción y las creencias personales de quienes los reciben.

    Una nota de La Nación remite al origen de la expresión: “En inglés, el término “post-truth” se empleó por primera vez en 1992 y lo hizo el dramaturgo serbio-estadounidense Steve Tesich, en un artículo publicado en la revista The Nation. En el artículo, Tesich decía: “Lamento que nosotros, como pueblo libre, hayamos decidido libremente vivir en un mundo en donde reina la posverdad”. Tesich reflexionaba en ese texto sobre el escándalo Irán-Contra y la guerra del Golfo Pérsico. Y usó “posverdad” de la misma manera en que se lo usa hoy.”

    Desde otro ángulo puede decirse que la “posverdad” implica que la opinión, o la percepción que se tenga, valen más que los hechos.

    El antiperonismo que hoy reverdece como si desde 1955 no hubieran pasado 62 años, impúdica y falazmente afirma que el peronismo ha gobernado en los últimos 70 años. Uno de los oídos y ojos del presidente, el financista y mentor de la cadena de farmacias Farmacity, Mario Quintana ha afirmado: “Llevamos 70 años cantando una marchita y nos salió bien, porque hemos combatido el capital”.

    Ensayistas pedestres y cuya profundidad ni siquiera alcanza a la superficie de lo analizado, consideran parafraseando a un personaje de Mario Vargas Llosa en “Conversación en la Catedral” que se preguntaba “¿cuándo se jodió el Perú?”, cambian Perú por Argentina, y entonces los Fernandos Iglesias responden: cuando nació el peronismo.

    Esa es una posverdad, es decir una clara mentira.

    Thomas Piketty en “El capital en el siglo XXI” sostiene que la tasa de retorno del capital supera la tasa del crecimiento del ingreso”. Esto significa que hay una desigualdad creciente. Efectivamente, a mediados del siglo XIX los más ricos de la región pampeana tenían ingresos hasta 68 veces más altos que los ingresos de los más pobres. Según José Gelman y Daniel Santilli en su libro “Salarios y precios de los factores en Buenos Aires 1770-1880” para 1910, la brecha era de varias veces mayor.

    Los momentos de mayor concentración de la riqueza en manos del 1% de la población coinciden no con gobiernos populistas, sino con gobiernos dictatoriales o políticas claramente pro empresariales que se traducen en una menor participación de los trabajadores en el PBI. Los dos momentos de mayor igualdad en torno a 1950 y 1974 están vinculados a períodos de gran movilización popular, a la aplicación de la heterodoxia política y al peronismo. Durante el kirchnerismo también hubo un mejoramiento significativo a partir de los niveles lamentables de la crisis del 2001. En ningún caso la mayor igualdad no fue obstáculo ni conspiró contra el crecimiento. Según el historiador Ezequiel Adamovsky, recientemente la mayor disminución de la desigualdad se verificó en la década posterior al 2002.

    Aunque hoy parezca un sueño, la evolución del PBI per cápita era equiparable al de los países ricos consecuencia de la política distributiva del peronismo, situación que se revierte a partir de finales de mediados de 1975, cuando se produce una nueva aplicación de políticas neoliberales.

    ¿Cuántos años gobernó el Peronismo desde 1946?

    En estos 71 años hubo largos períodos en que mencionar a los referentes del peronismo estuvo prohibido y cantar “la marchita” podía llevar al calabozo a quien se atreviera.

    El peronismo tiene 72 años, pero es una posverdad que haya gobernado bajo la caracterización de gobiernos populistas setenta y un años; es decir, una flagrante mentira. Gobernó desde mayo de 1946 a septiembre de 1955. Nueve años.

    Hagamos algunas cuentas: el peronismo fue derrotado el 16 de septiembre de 1955.

     

    Gobernó, y en la cuenta se incluyen como peronismo algunas versiones desvirtuadas como el menemismo: desde el 25 de mayo de 1973 al 24 de marzo de 1976 o sea alrededor de 2 años y dos meses. Luego gobernó 10 años con Menem, dos con Duhalde y 12 con el kirchnerismo. En total 35 años y 10 meses, 36 años sobre un total de alrededor de 71 años o sea un 51 %. Ese porcentaje se lo engloba bajo la generalización de populismo. Pero si excluimos los 10 años de menemismo que fue un gobierno neoliberal y no un gobierno populista, alcanza tan solo a un 36 % por los gobiernos de esa caracterización (Perón – Cámpora – Perón – Isabel – Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández).

    El radicalismo gobernó tres años de Illia, los dos de la Alianza y los 6 de Alfonsín en total 11 años, o sea un 16%. Los desarrollistas con Frondizi, cuatro años o sea un 6%.

    Los militares los 3 años de la Revolución Fusiladora, los 7 de la autodenominada Revolución Argentina y los 7 años de la dictadura que decidió llamarse “Proceso de Reorganización Nacional”, en total 17 años o sea un 24%. El macrismo lleva casi dos años o sea un 2%. El gobierno de Jose María Guido, que sucedió a Frondizi ejerció la presidencia del 29 de marzo de 1962 al 11 de octubre de 1963, durante 20 meses lo que implica sobre el período considerado un 1% adicional.

    La posverdad falsifica los datos y convierte un deseo en una verdad, eso a lo que siempre se denominó simplemente mentira.


    Una posverdad que ha realizado un largo y exitoso recorrido es “se robaron todo” o “se robaron un PBI” o reducir 12 años de gobierno a un capítulo del Código Penal bajo la posverdad “una asociación ilícita se apoderó del gobierno”.
    Medidas muy positivas como la estatización de los fondos de pensión subestimada bajo la posverdad “un manotazo al dinero de los jubilados” o la estatización del 51% de YPF, con el pago de indemnización, calificada con la posverdad confiscación.

    El antropólogo Alejandro Grimson en una nota publicada en la revista Anfibia, tiene un punto de vista al respecto con algunas diferencias. Escribió: “Vivimos una época bautizada con un nombre falso, con una identidad apropiada. Nos han dicho que esto es “la posverdad”. Como si alguna vez, en el pasado, hubiéramos vivido una época atenta a los hechos. Como si la guerra de interpretaciones no estuviera tristemente inscripta en la forma en que fue fundada la Argentina. ¿Acaso la barbarie era un hecho? ¿Acaso lo era la proclamada civilización? No importaron los hechos en el 45, en el 55, en el 76, en el 82. La “información” no era información. El periodismo de guerra no nació en estas tierras en el siglo XXI.” Grimson acierta cuando apunta que siempre las interpretaciones sesgaron los hechos, pero relativiza que posiblemente nunca como en la actualidad los deseos del intérprete se alejan de los hechos que interpreta. Si por la Copa Argentina River derrotó a Atlanta por 4 a 1, eso es información y posteriormente el análisis del partido puede llevar a un comentarista a sostener que el resultado debió ser distinto o en sentido contrario, es decir que Atlanta debió ganar 4 a 1. Eso, más allá de lo forzado  del análisis del periodista sobre el desarrollo del partido, es muy diferente a partir que el resultado fue de 4 a 1 a favor de Atlanta.

    La Posverdad

    Cada tanto algún ensayista ingenioso acuña un concepto entre oscuro y rimbombante que le permite escribir largos y engorrosos trabajos; cuanto más crípticos más intentos de interpretación, mesas redondas y conferencias nacerán a su vera.

    Desde la modernidad líquida del sociólogo polaco Zygmunt Bauman al significante vacío del filósofo argentino Ernesto Laclau, de los “no lugares” del antropólogo francés Marc Augé a “la teoría de la racionalidad limitada” del economista estadounidense Herbert Simon

    A los legos nos resulta complicado poder desentrañar si estamos en presencia de una genialidad artística o de una tomadura de pelo consagrada por la crítica con los pergaminos de una obra maestra.  Conrado Nalé Roxlo, que hacía humorismo con el pseudónimo de Chamico,  revela, con una ironía implacable, cómo el snobismo puede ser una de las múltiples caras de la estupidez; se llama “La nueva escuela”: “Era un gran poeta que vivía en un huerto de laureles plantados por la admiración de sus contemporáneos. Tan tupida era aquella floresta de la gloria que el poeta no podía ver el espectáculo de la calle, que, por otra parte no existía, pues las autoridades desviaban el  tránsito para que los ruidos no lo molestaran en la contemplación de las nubes, que era cuanto necesitaba ver. El Baedecker de la ciudad decía que al pasar sobre su casa las nubes tomaban las formas más caprichosas y bellas, lo que atraía gran cantidad de turistas que veían o no el prodigio según el grado de sensibilidad.

    Gozaba en vida de tanta gloria como si ya se hubiera muerto. El Instituto Gallup había calculado que por cada 154 sílabas imantadas por su inspiración (que son las que contienen un soneto decente) se escribían 473 páginas y media de crítica, toda elogiosa. Pero el gran poeta era muy distraído, posiblemente porque siempre estaba papando consonantes, y así cada salida le costaba un paraguas. Digo mal, no le costaba nada, pues el que lo encontraba, se apresuraba a guardarlo como reliquia y enviarle uno mejor. Él no se daba cuenta del cambio y agradecía la devolución con una esquelita. Pero dentro del perfecto régimen de distracciones en que se movía, la esquela se la mandaba a otra persona. Estos agradecimientos de contramano daban un cierto sabor de aventura, azar y misterio que sentaba muy bien a su poesía y permitió a los críticos, exégetas y psicólogos escribir páginas sutilísimas sobre el paragüismo. Einstein, que siempre tiene respuesta para todo, soltó una fórmula tan exacta y deslumbrante que se creó un instituto para interpretarla. Bernard Shaw, también consultado por una agencia internacional, se limitó a decir que el gran poeta era muy distraído, chiste que fue ampliamente celebrado.

    Pero era más distraído que todo eso, pues con harta frecuencia se olvidaba de poner las correspondientes consonantes en las puntas de sus maravillosos versos. En esos casos el director del diario o revista que los recibía tomaba el teléfono y, con el respeto debido a su genio, le decía:


    – Maestro, se ha olvidado usted de las consonantes.

    – ¡ Qué cabeza la mía! exclamaba él, y le daba por teléfono cantidad de consonantes suficientes para que el poema saliera como Apolo manda. Y jamás cometió un error. Era un mimado de las musas.

    Pero un buen día, sin decir agua y jabón van, se metió en el asunto su lavandera, oficiando sin proponérselo de décima musa. Le dejó sobre la mesa donde se amontonaban sus borradores una cuenta de lavado y planchado. Llegó el poeta impresionante de inspiración y tan distraído como inspirado,  y firmando la cuenta la mandó a una revista literaria.

    Al rato sonó el teléfono:


    – Maestro, faltan las consonantes.

    – ¡ Por Mnemósima, madre de la memoria! – exclamó el vate- ¿Cuántas consonantes faltan?

    – Todas, y son tantas.

     

    – Allá van.

    Y allá fueron. El poema apareció con una ilustración onírica y surrealista, muy puesta en razón, y comenzaba así:


    Siete camisas, amor

    Dos calzoncillos, jardín,

    Siete pañuelos, violín…..

    Tres camisetas, ¡ dolor!

    Los críticos se desencuadernaron escribiendo elogios. Treinta y siete academias pidieron para él el premio Nobel. Ciento de recitadoras tomaron apresuradamente trenes y aviones para difundir la buena nueva con los correspondientes ademanes. Se agotaron los catálogos de las tiendas, pues jóvenes poetas ansiosos de ponerse a tono buscaban prendas adecuadas para poetizar. Surgió, como no podía menos surgir, la polémica entre los partidarios de la lencería y los energúmenos de la bonetería. Terciaron, naturalmente, los eclécticos sosteniendo que eran compatibles la camiseta de doble frisa con la camiseta de seda natural. Los clasicistas abogaron tímidamente por la restauración del peplo. Al grito de ¡pasatistas! se ahogó su voz con una tricota.

    En fin, fue un jaleo como el estreno de “Hernani”, pero adaptado al ritmo violento de nuestra época.

    Cuando el poeta se enteró del escándalo, quiso aclarar el error, rectificar la cuenta del lavado para darle el bajo lugar que le correspondía, pero se habían acumulado ya tantos estudios, tantos argumentos, tantas conferencias, que no le habría bastado la vida para rebatirlos. Además, ¿cómo decir de verdad sin ofender a sus devotos y exaltados admiradores?

    ¡Imposible! Se resignó a ser el creador de una nueva escuela de la que no entendía una flauta de pan. Pero a fuerza de leer los argumentos de los teorizadores y los poemas de sus discípulos, la luz se hizo una vez más en su mente privilegiada, y un día se sentó a escribir, trémulo de emoción:

     

    Un par de medias, destino……”

     

    Cuando Chamico escribió este cuento, recogido en una edición de Eudeba de 1965 en el libro “El ingenioso hidalgo”, no existía el concepto de la posverdad. Pero si el de mentira   que existe posiblemente desde la invención del lenguaje hace 600.000 años.

     

    Se tardó entonces una cantidad de tiempo considerable para encontrarle un nuevo sinónimo a la mentira y entonces nació la “posverdad”.

    http://www.lateclaene.com/hugo-presman-la-posverdad

    Categorías: Noticias regionales

    ENTREVISTA/MERCEDES D’ALESSANDRO – “EL CAPITALISMO TIENE UN SOCIO OCULTO: LA MUJER QUE REALIZA LOS TRABAJOS DOMÉSTICOS NO REMUNERADOS”

    Mar, 24/10/2017 - 14:20

    Por Ana Requena Aguilar

    La economista Mercedes D’Alessandro es la impulsora del portal Economía Femini(s)ta, que ha conseguido situar la economía con perspectiva de género en la agenda pública latinoamericana y ganarse las redes sociales

    Es una de las economistas feministas que más repercusión ha tenido en los últimos años. Mercedes D’Alessandro, argentina, doctora en Economía, profesora en varias universidades y divulgadora económica, lanzó en 2015 el portal Economía Femini(s)ta. La página web, que se nutre del trabajo de un equipo de economistas, pero también de expertas de otras disciplinas, ha conseguido situar la economía con perspectiva de género en la agenda pública latinoamericana y ganarse las redes sociales. D’Alessandro, que vive en Nueva York, ha publicado recientemente Economía Feminista. Cómo construir una sociedad igualitaria (sin perder el glamour).

    En los últimos dos años ha habido muchas movilizaciones de mujeres en diferentes partes del mundo. Aunque cada país tiene sus características, parece claro que hay una serie de problemas que les suceden a las mujeres en todas partes. ¿Cómo es posible que la brecha salarial, el techo de cristal o la precariedad sean nuestro día a día en todo el mundo?

    Hay un tema central que explica que sucedan todos los demás: la asimétrica distribución del trabajo doméstico no remunerado. Son estas tareas del hogar, como limpiar, hacer las compras, cocinar y cuidar a niños, niñas y adultos, las que recaen mayoritariamente en las mujeres. Y no son tareas que lleven cinco o diez minutos. En Argentina, por ejemplo, dedican un promedio de seis horas diarias. Estamos hablando de que hay un montón de trabajo no remunerado que aparece dentro de la esfera de lo privado y lo personal pero que, sin embargo, es fundamental para que funcione el sistema productivo en el que vivimos. Alguien que tiene que ir a trabajar todos los días necesita todas estas tareas resueltas.

    Esto es algo que culturalmente las mujeres hemos llevado adelante. En la generación de nuestras madres y abuelas las profesionales eran la excepción y no la regla, el resto eran amas de casa. Hoy el ama de casa de los 60 full time (a tiempo completo) es algo que ha quedado fuera de la dinámica pero la sociedad nos sigue tratando así.

    ¿Nos trata así y por eso nos considera trabajadoras de segunda?


    Cuando una mira por qué hay  brecha salarial suele encontrar que, por un lado, las mujeres eligen tareas que pagan peor, ligadas a los cuidados. Por otro lado, trabajamos menos horas en el mercado, especialmente las mujeres que son madres. En todas las economías vemos que cuando las mujeres empiezan a tener hijos dejan de trabajar remuneradamente y se quedan en los hogares, eso les hace perder sus carreras profesionales, toman medias jornadas, no les ofrecen ascensos o mayores responsabilidades… Por eso, el tema central tiene que ver con la asimetría de los cuidados y con una cultura que asigna eso a las mujeres.

    Podemos decir entonces que la economía se ha construido sobre un modelo que ha ignorado una parte de la realidad.

    Exacto. Hay una economista estadounidense que dice que el capitalismo tiene un socio oculto: la mujer que realiza los trabajos domésticos no remunerados porque realiza los trabajos indispensables para que el sistema funcione sin ningún tipo de retribución.

    ¿Y hasta qué punto es el capitalismo un aliado necesario del patriarcado, de que esta sea la situación de las mujeres?
    Usted misma dice que ninguno de los modelos económicos han tenido en cuenta esta parte de la realidad.

    El problema es que el capitalismo y las luchas feministas si bien nos beneficiaron en el sentido de que somos más independientes, por ejemplo, al mismo tiempo nos incluye en un sistema de trabajo que no es el paraíso de nadie, ni de mujeres ni de varones, y al que entramos además en desigualdad de condiciones.

    En Argentina, y es algo recurrente en toda América Latina, la mayoría de mujeres que trabajan lo hacen como empleadas domésticas.
    Es decir, una mujer de clase media que tiene ingresos y una vida profesional lo hace dejando una vacante en sus tareas del hogar y lo que hace es contratar a otra mujer para que las haga. Ahí tenemos un problema porque las mujeres profesionales hoy se pueden liberar de las tareas del hogar a costa de contratar a otras mujeres, en general, en condiciones muy malas. La forma de avanzar de unas mujeres es a costa de que otras tengan trabajos mal pagados.

    Entonces algo falla en la ecuación, ¿son los hombres, que no asumen su parte de los cuidados?

    Dentro de casa no hace falta una ley para que las tareas se distribuyan de forma más homogénea. Pero necesitamos que el Estado se comprometa y que, por ejemplo, la gente pueda acceder a guarderías o jardines de infancia, a espacios de escolarización, de recreo, a geriátricos… Esto facilita muchísimo la inserción laboral de las mujeres.

    Muchas expertas hablan de que vivimos una crisis global de cuidados que puede ir a peor. ¿Cree que existe esa crisis?

    Sí, absolutamente. No hay una suficiente provisión de servicios públicos de cuidados. Las personas que tienen que apelar a esos servicios terminan haciéndolo a servicios mercantilizados que suelen emplear a personas con pésimas condiciones. La única forma de acceder a ellos es que estén precarizados y mal pagados. Es muy importante, primero, reconocer que existen estos trabajos porque no hay estadísticas públicas sobre esto. En la mayoría de países no se miden los trabajos de cuidados y es muy difícil que a la hora de planear políticas se tomen en cuenta variables que influyan en los presupuestos y programas. Si no se visibiliza y cuantifica un problema, tampoco aparece como algo a solucionar. Los cuidados quedan fuera de lo que la economía toma como propio.

    Sin embargo, mientras algunos organismos internacionales publican informes sobre los efectos positivos en la economía que tendría que más mujeres trabajaran, ¿no es una trampa que mientras vivimos en sociedades así nos empujen a un mercado laboral que nos maltrata?

    Claro, el problema es que esto acaba derivando en una doble jornada laboral, dentro y fuera del hogar. La economista argentina Valeria Esquivel habla de la pobreza de tiempo. Con las encuestas de uso del tiempo muestra que las mujeres más pobres dedican siete horas a los trabajos pagados y otra siete a los no pagados, es decir, 14 horas de trabajo. Realmente estas jornadas afectan al tiempo libre y de descanso y esto genera una pobreza que no tiene que ver solo con el dinero.

    Muchas economistas feministas plantean el problema de la sostenibilidad de la vida, para qué se vive, el objetivo es generar ganancia o generar bienestar. Cuando una mujer quiere participar políticamente de alguna manera o comprometerse se le suma una tercera jornada laboral. Las sindicalistas suelen decirnos que no llegan a las reuniones porque tienen jornadas de ocho horas, dos horas de ida y vuelta a casa, tienen que correr a la escuela a por los chicos… Los varones tienden mucho a hacer networking y en esos ámbitos las mujeres o llegan tarde o nunca llegan.

    Habla de la falta de indicadores y estadísticas y de que eso es un problema. Plantea también la necesidad de incluir indicadores económicos LGTBIQ. ¿Qué sería necesario medir?

    Por ejemplo, en un distrito de Buenos Aires se hizo una prueba piloto en la población trans. Se encontraron cosas interesantísimas: de 400 personas solo el 1% tiene un trabajo formal y solo el 2% terminó la educación universitaria. Y es diferente la situación de los varones trans que la de las mujeres trans. Resulta que en Argentina se llevó adelante la ley de cupo laboral trans para obligar al Estado a contratarlas. Pero no hay personas que cumplan con los requisitos que pidió el Estado para formar parte del cupo, es decir, estás generando una ley que no permite a las personas destinatarias acceder a ella.
    Lo que está invisibilizado en los datos está invisibilizado en las políticas.

    En Economía Femini(s)ta han puesto en marcha la iniciativa Menstruacción, ¿en qué consiste?

    Consiste en tres puntos: pedir la eliminación de los impuestos a estos productos –tampones, toallitas y copas menstruales– que en Argentina es del 21% porque consideramos que es un bien de primera necesidad que toda mujer va a necesitar comprar. Pedimos provisión gratuita para las personas de bajos recursos porque anualmente pueden suponer unos 100 dólares, y mejorar las investigaciones sobre el tema, porque en los últimos años ha habido estudios que han encontrado rastros de glifosatos y no puede ser que no tengamos más información sobre los efectos que pueden tener.
    La campaña también apunta a desestigmatizar, a mostrar que la menstruación es parte de nuestra experiencia cotidiana y que acceder a estos productos es una cuestión de salud.

    Y volviendo al principio, a los paros de mujeres y las protestas por la brecha salarial, la violencia de género, los cuidados, la Women’s March… ¿cree que es el inicio de un proceso irreversible en el sentido de que estos temas están ya en la agenda como quizá nunca lo habían estado?

    Yo soy optimista.  Hay muchas cosas resonando, muchas mujeres y varones que se dieron cuenta de algo y que a partir de ahí cambiaron su forma de concebir las cosas. Culturalmente hay un antes y un después, hay un fervor feminista que no había desde hacía mucho tiempo. No podemos decir que es la primera vez en la historia que sucede porque eso sería olvidarnos de toda la lucha que ha habido en el pasado, pero sí hay una nueva efervescencia. Lo que sí hay también son gobiernos muy conservadores.

    Todas las cosas que hemos ganado en luchas anteriores se tambalean a veces, con lo cual no podemos dormirnos y descansar en que muchas gentes usen remeras (camisetas) que dicen feministas. Tenemos que seguir muy atentas porque cada conquista cuesta mucho mantenerla. Y hay un tema que va más allá que es la violencia de género, que tiene una parte de violencia económica muy importante: muchas mujeres no se pueden ir del hogar porque no tienen a dónde, no tienen trabajo, no tienen recursos.

    http://www.eldiario.es/economia/Mercedes-DAlessandro–economia-feminista_0_695731271.html

     

    Categorías: Noticias regionales

    SIN SALIDA

    Mar, 24/10/2017 - 08:06

    Por David Cufré

    El capítulo de las reformas estructurales que prepara el Gobierno para después de las elecciones de octubre incluye como una de las prioridades la aceleración de los pasos para que la Argentina sea aceptada como miembro de la OCDE.

    Es una decisión de enorme trascendencia de la que por ahora pocos toman nota en medio de los debates de campaña y frente a problemáticas coyunturales más urgentes. Va en la línea de los acuerdos con las principales potencias que firmó el menemismo en los 90, como los Tratados Bilaterales de Inversión y la aceptación de tribunales extranjeros y organismos internacionales para la resolución de controversias de orden financiero o con las multinacionales, cuyos efectos aún persisten y han sido fuertemente costosos para el país. La OCDE sintoniza con el FMI y con la Organización Internacional del Comercio (OMC) en la imposición de un modelo económico centrado en la valorización financiera y la apertura comercial, pero va más allá al definir reglas de funcionamiento interno de los países en aspectos sensibles como educación, el sistema jubilatorio, la política impositiva o las compras estatales. “El retiro a los 67 años es una edad razonable cuando la expectativa de vida se alarga cada vez más”, definió por ejemplo el mes pasado Ángel Gurría, titular de este club de los países más poderosos y otros que orbitan a su alrededor consustanciados con los parámetros de la ortodoxia globalizadora.

    La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) registra como antecedente la coordinación de la ayuda a Europa tras la segunda guerra mundial bajo el esquema del Plan Marshall. En 1948 se llamó Organización para la Cooperación Económica Europea y fue promovida por Estados Unidos y Canadá. En 1961 se transformó en la actual OCDE, conformada por esos países americanos y las naciones europeas de occidente. En 1964 adhirió Japón, a principios de los 70 lo hicieron Australia y Nueva Zelanda y después de la caída del Muro de Berlín se acoplaron varias de las ex repúblicas soviéticas, pero no Rusia. Más tarde se incorporaron México, Chile, Israel y Corea del Sur. En total son 35 socios. En América latina, Perú, Colombia y Costa Rica están en proceso para sumarse, mediante una constante adaptación de sus políticas y sus instituciones a las exigencias del club. El gobierno de Mauricio Macri empezó a transitar el mismo camino y ya tuvo un guiño de Donald Trump para ser considerado como aspirante, aunque la resolución es a mediano plazo tras aprobar una larga lista de recomendaciones en casi todas las áreas de la gestión pública. Brasil también viene avanzando en estrechar lazos con la OCDE con vistas a una participación plena más adelante.

    “La OCDE es el gran think tank para el diseño de políticas conservadoras. Es un organismo técnico que se presenta como la mayor santificación de los países que están en ‘el buen camino’, en los términos en que los define el mainstream, y que son ‘institucionalmente robustos’”
    , explica Jorge Carrera, especialista de la Universidad Nacional de La Plata. Al igual que el FMI, del que algunos consideran que está incluso más a la derecha, la OCDE elabora informes anuales sobre la situación de los países socios donde destaca los progresos en la aplicación de políticas neoliberales y renueva exigencias hacia los gobiernos, con la presentación de investigaciones en distintas áreas y proyectos legislativos para ser debatidos internamente. Es un organismo planificador de políticas públicas con una orientación bien definida y que ejerce de fiscalizador sobre el accionar de los estados nacionales.

    Uno de los mayores riesgos de ingresar a la OCDE para un país como Argentina es que después le resultaría altamente dificultoso anular la membrecía por las amenazas que debería soportar a nivel político y económico. Los mercados financieros aplicarían una reversión violenta de los flujos de capitales frente al desafío a las grandes potencias y se complicaría el acceso al endeudamiento internacional, del cual el actual gobierno nacional tiene una dependencia absoluta para cubrir el creciente desequilibrio externo. “Incorporarse a la OCDE es un camino de ida. No hay forma de salir para un gobierno que pretenda apartarse de los lineamientos de políticas definidos por el club. Chile, por ejemplo, no puede avanzar con la educación universitaria gratuita entre otras razones porque el organismo le pone resistencia”, ejemplifica Stella Maris Biocca, experta en derecho internacional. De ahí que apurar los pasos para el ingreso como lo anticipa el oficialismo es una decisión trascendental con consecuencias a largo plazo. De hecho, el kirchnerismo no pudo en doce años de gobierno desprenderse de los Tratados Bilaterales de Inversión que condicionan la relación con las multinacionales de los países centrales. Mucho más difícil sería una decisión tan drástica como abandonar la OCDE. Solo una crisis como la de 2001 dio margen para una jugada osada como desprenderse de la dependencia del FMI. El gobierno de Cambiemos es consciente de la mala reputación del Fondo Monetario, por eso prefiere incursionar por un camino paralelo que conduce al mismo destino. La OCDE se presenta como un organismo técnico, que aporta a la transparencia estadística y remarca la importancia de lograr el desarrollo de las naciones con inclusión social y cuidado del medio ambiente. Pero detrás de esa fachada impone limitaciones precisas a los países para la toma de decisiones que contradigan la orientación dominante. En la práctica, las políticas que impulsa el organismo buscan cristalizar el modelo de la desregulación financiera, la liberalización del comercio y el statu quo. “Es el órgano internacional de las grandes corporaciones”, insiste Biocca.

    Una de las condiciones que impone la OCDE a los países miembros es la firma de acuerdos que restringen la posibilidad de imponer regulaciones a los mercados de capitales. “También reclaman una baja generalizada de los aranceles de importación y reformas en el sistema jubilatorio, en las leyes laborales y la estructura tributaria”, indica Biocca. En julio pasado el organismo le entregó al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, un informe de 174 páginas sobre el estado de la economía nacional, según sus criterios, cargado de sugerencias sobre las transformaciones que serían necesarias para sintonizar con los estándares del club. “Tras años de políticas económicas insostenibles, Argentina realizó recientemente reformas drásticas y un cambio de rumbo en sus políticas que le permitieron evitar otra crisis y estabilizar la economía”, juzgó allí en referencia a la etapa kircherista. El documento fue presentado por Gabriela Ramos, directora del organismo. En materia laboral, sostiene que el país necesita un régimen más “flexible”, eufemismo para la rebaja de costos salariales y recorte de derechos a los trabajadores. Por ejemplo, defiende el reemplazo de las indemnizaciones por despido por un seguro costeado por el trabajador con descuentos de su salario para la eventualidad de resultar echado. “Estas reformas implicarán costos porque habrá empleos que se pierdan en algunas firmas y sectores mientras se crean en otros lugares”, admite. También cuestiona el elevado déficit fiscal y pide un duro ajuste del gasto público. Para disminuirlo, recomienda achicar las erogaciones en seguridad social. “El gasto en pensiones es alto y el envejecimiento poblacional amenaza a largo plazo la sostenibilidad del sistema de jubilaciones”, afirma, frente a lo cual indica que se debe igualar la edad de retiro entre hombres y mujeres y deja flotando un aumento para todos más allá de los 65 años. “Es necesario racionalizar el empleo público, especialmente en las provincias, y eliminar gradualmente los subsidios a la energía”, agrega en pos del mismo objetivo de ajustar las cuentas públicas con cesanteados estatales y tarifazos  de servicios esenciales.

    Cambiemos apuesta a que un triunfo electoral en dos semanas aumente el espacio político para afianzar transformaciones como las que plantea la OCDE, y con esos deberes hechos adelantar varios casilleros en su objetivo de que Argentina forme parte del club de ricos para los ricos, del cual después no será nada fácil salir.

    https://www.pagina12.com.ar/67557-sin-salida

    Categorías: Noticias regionales

    UNA OLA GRANDE Y DESAFIANTE

    Lun, 23/10/2017 - 21:04


    Por Eduardo Aliverti

    La contundencia de la victoria de Cambiemos es indiscutible. Abre con mayor fortaleza el escenario que estaba previsto, y ya anticipado, en las primarias de agosto.

    A nivel nacional, junto con las consecuencias de esa virtual primera vuelta hace dos meses, el resultado era obvio por la repetida y sencilla razón de que el oficialismo es la única fuerza representada en todos los distritos. Sólo eran incógnitas (los márgenes precisos de) lo que ocurriera en la provincia de Buenos Aires y el eventual impacto del caso Maldonado entre alguna franja del electorado porteño. Esos datos que faltaba corroborar por completo carecían de cualquier pronóstico, serio, en condiciones de alterar sustancialmente números definitorios: Cambiemos consolidado en un primer puesto que ya no admite reservas; un Congreso mucho más propenso a la Casa Rosada y con mayor inserción de macristas que de radicales, si acaso se hace el supremo esfuerzo de diferenciar entre unos y otros; una oposición casi totalmente a la deriva y el subrayado, también previsto, de que con el núcleo duro K no alcanza ni por asomo para trazar el futuro peronista tanto como que, sin el kirchnerismo y su encarnación total en la figura de Cristina, tampoco puede imaginarse un rumbo alentador del peronismo frente a 2019.

    Este último aspecto de las elecciones de ayer excede, en largo, al debate coyuntural acerca de si CFK debe sentirse vencida sin más porque las cifras así lo indican. O si, por el contrario, puede mostrarse conforme y hasta relanzada en su proyección, debido a que, en soledad, ya sin poder, sin aparato, con todos los medios dominantes en contra y la maquinaria judicial persiguiéndola, se las arregló para llegar a un porcentaje asentado de sufragios en el territorio donde, a su vez, competía ante una gobernadora con la mejor imagen política del país.

    En otras palabras, es indesmentible que Cristina sufrió un dura derrota electoral. Pero el tristísimo papel de los candidatos del panperonismo filomacrista lleva a cuestionar si también soporta un duro revés político, en lo que debería ser la reorganización del espacio peronista. ¿Quién podría tener el tupé de pasarle cuál factura? ¿Quién asomaría, después de ayer, en aptitud de disputarle un sitio expectante en la conducción del rearmado nacional de una oposición unificada? Nadie, literalmente.

    Agregado a lo anterior, Cristina enfrentó asimismo el momento colectivo-ilusorio más favorable de la derecha gobernante. Contra todas las evidencias de un modelo económico que no tiene sustentabilidad posible de largo y hasta mediano plazo; a 862 dólares de endeudamiento por segundo; con un déficit de cuenta corriente pavoroso; con una caída de las exportaciones que remiten al ingreso especulativo de divisas como única posibilidad de financiamiento; con la inminencia de los aumentos anunciados en todas las tarifas de servicios públicos; con el sector agropecuario ya sentado en la retención de sus liquidaciones de granos a la espera de que se corrija el tipo de cambio, la falsedad de la primavera económica impulsada por índices espurios de recuperación se reveló, entonces, más fuerte que todo otro factor.

    Frente a los indicios potenciados de que tarde o temprano se chocará de nuevo contra las condiciones objetivas de 2000/2001, volvió a mostrarse que muy difícilmente la población se distancie de lo que eligió hace poco tiempo. Al revés: dobla la apuesta. Pasó en las elecciones de medio término con Alfonsín, Menem y Kirchner, que son las que, por sus características de gobiernos en estadío positivo, mejor pueden compararse con las de ayer.

    Hay varios componentes de lo sucedido que confluyen en la misma dirección respecto del desafío que espera al peronismo. La derrota de Juan Manuel Urtubey en Salta, además de alejarlo de sus pretensiones presidencialistas, se suma a la nueva paliza sufrida por Juan Schiaretti en Córdoba y al descenso en picada de Gustavo Bordet en Entre Ríos, todo lo cual debe unirse a la caída poco menos que estrepitosa de Sergio Massa –entre otros ejemplos– en su sentido de que la ambigüedad opositora, o directamente el carácter de opo-oficialismo, recibe el castigo que merecen las fotocopias.

    Nada diferente le cabe a Martín Losteau, para saltar de palo. En contrapartida, la elección de CFK en el conurbano bonaerense y los nuevamente atractivos números santafesinos de Agustín Rossi –quien también volvió a competir sin mayores herramientas que su trabajo incansable– demuestran que el discurso y la acción sin medias tintas es lo que recibe el premio que, por ahora, podrá no ser principal pero sí necesario para seguir en carrera. Y en consideración análoga puede decirse lo mismo de los avances registrados por la fuerza de izquierda clasista, aunque esté completamente alejada de la lucha por el poder porque además no es ese su objetivo. Se trata, nada más pero también nada menos, de la coherencia discursiva en lugar del aguachentismo persistente. Quienes sobrevivieron, en sus perspectivas, a lo que cierto apuro comprensible denomina como huracán amarillo, son aquellos que se pusieron con claridad en la vereda de enfrente. La oposición al gobierno macrista exige, como ayer se ratificó, un accionar sin rodeos. No hay espacio para tibios. La notable victoria nacional de Cambiemos puede confundir a quienes no sean capaces de mirar, con frialdad, esa sentencia que las urnas ratificaron.

    Estas legislativas ofrecieron otros elementos de interés, y no es el menor que Elisa Carrió haya ratificado de semejante manera su primacía porteña en medio de las repugnantes expresiones que vomitó contra Maldonado, contra su familia, contra el sentido común. Seguramente haya influido en ello la notable imagen favorable que tiene la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, aunque ni ese ni otro argumento permitan esquivar la pregunta de cómo es posible que tamañas barbaridades de la chaqueña no hayan recibido, siquiera, el castigo de un mínimo porcentaje de votos perdidos.

    Desde ya, las voluntades que mantuvo Florencio Randazzo refuerzan el interrogante de qué habría pasado si hubiera habido una disposición de otro tipo en las frustradas negociaciones con el kirchnerismo (no es una pregunta retórica, porque sigue sin quedar claro si los votos de Randazzo son eventualmente sumables a una orientación antimacrista o, tan sólo, consisten en un resentimiento anti K). Y por lo demás, siendo muy genéricos y con todos los resguardos que deben tenerse al escribir una columna casi a la par de estar conociéndose los datos, bien debe hablarse de un amarillo ampliado que no es definitivamente arrasador –nada lo es, nunca– pero, sí, una ola de eficacia nacional susceptible de envalentonar al Gobierno y a sus mercados hasta límites enormes.

    Sin embargo, ninguna de esas certezas y sospechas es superior a la seguridad de que hoy mismo comienza un debate, una necesidad (cabe aguardar), sólo sostenible en discutir el enfrentamiento contra el modelo reforzado en las urnas. Ninguna novedad, al fin y al cabo. La derecha ganó con legítima prepotencia, tiene un liderazgo momentáneamente indiscutido, carece de internas que no sean los grititos radicales por algún acomodo pueblerino y de cargos secundarios –ayer pulverizados– y, como si fuera poco, dispone de figuras de recambio si así lo requiriere.

    Vidal, Rodríguez Larreta, hasta el mismo Peña. Contra ese dispositivo afirmado, que sin dudas expresa un clima tal vez no de época pero sí de etapa, solamente puede enfrentarse con posibilidades de éxito una oposición no dispersa, para empezar a discutir. De lo contrario, estamos hablando de un desierto de varios años –en cálculos preliminares, no menos de seis– con esperanzas sólo centradas en la implosión del modelo económico y mucha vela dedicada a que, como en 2003, vuelva a aparecer una anomalía disruptiva.

    En todo caso y como este cronista se permitió insistir varias veces por estas horas, citando a la socióloga Dora Barrancos, dejemos el pesimismo para tiempos mejores.

    ​https://www.pagina12.com.ar/71104-una-ola-grande-y-desafiante​

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA CIDH LE TOMA EXAMEN A LA ARGENTINA POR LA VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS LABORALES

    Lun, 23/10/2017 - 21:02

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) evaluará mañana las violaciones del Estado argentino a los derechos humanos laborales bajo el gobierno de Mauricio Macri.

    Será en una audiencia pública que se realizará desde las 9.45 en el Palacio Legislativo de Montevideo, Uruguay, a partir de una presentación impulsada por la Asociación de Abogadas y Abogados Laboralistas (AAL) y el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), acompañados por las dos Centrales de Trabajadores Argentinos (CTA) y diversas organizaciones sindicales y de derechos humanos.

    Apenas dos días después del resultado electoral, tras el que el gobierno afirmó su proyecto de lanzar una “reforma laboral”, mañana martes en la audiencia pública se expondrán las denuncias contra el Estado Argentino por el ataque del gobierno de Macri a los abogados laboralistas, a la justicia del trabajo y a los Sindicatos. Se trata de un hecho histórico ya que es la primera vez que la CIDH habilita una audiencia pública para tratar violaciones de derechos laborales.

    En su momento, al solicitar la audiencia, la Asociación de Abogadas y Abogados Laboralistas había denunciado que los ataques del gobierno de Macri a los abogados y a la justicia laboral estaban destinado a “estigmatizar, desacreditar y criminalizar la labor de los defensores de derechos humanos y a quebrantar la independencia del poder judicial, especialmente la Justicia Nacional del Trabajo” y enfatizó que se trataba de maniobras que “encubren el objetivo de alterar en forma sustancial los derechos de los trabajadores”.

    Las denuncias abarcan, por ejemplo, los pedidos de juicio político de cinco jueces laborales por el contenido de sus sentencias, los ataques a los abogados laboralistas como forma de obstaculizar el acceso a la justicia, las intervenciones a los sindicatos, la criminalización de la acción colectiva, etc.

    La audiencia que realizará la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fue requerida, entre otras organizaciones, por la Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas (AAL), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asociación Nacional de Jueces y Juezas del Trabajo (ANJUT), la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma  y una decena de asociaciones sindicales y de derechos humanos de la Argentina. Entre otras, la Federación Judicial Argentina, ATE, Aceiteros, Sipreba, Actores, la Federación Internacional de Derechos Humanos, la Asociación Americana de Juristas, la APDH, CEPRODH, etc.

    Categorías: Noticias regionales

    LA AYUDA HUMANITARIA: NUEVA MODALIDAD DEL INTERVENCIONISMO IMPERIAL

    Lun, 23/10/2017 - 20:56

    Por Sergio Rodríguez Gelfenstein

    El 15 de diciembre de 1999 ocurrió en Venezuela el peor desastre natural de su historia, cientos de toneladas de piedras y árboles cayeron desde la montaña hacia la costa oriental del Estado Vargas, causando destrucción y muerte al paso de las aguas que bajaron con furia inusitada después de un día en que los pluviómetros marcaron en un día la misma cantidad de lluvia caída que la de todo un año normal. Se calcula que hubo alrededor de 25.000 muertos, aunque esa cifra nunca ha podido ser corroborada

    Ese día también hubo elecciones: se votaba en referéndum para aprobar la nueva Constitución que había sido redactada tras largos meses de duro trabajo. Por ello, en cumplimiento del “Plan República” que conmina a la Fuerza Armada a prestar apoyo y seguridad al ente electoral, los militares estaban desplegados a lo largo y ancho del país. Fue un hecho providencial, dado que el terrible impacto del desastre natural, pudo tener una respuesta inmediata de parte de la institución castrense después de recibir la orden del Presidente Chávez de volcarse en la ayuda de la población. Tal vez por primera vez en la historia, la ciudadanía percibió que la institución armada era amiga y cercana al pueblo. Este hecho marcó una pauta de futuro en la relación cívica militar

    ​ ​

    en el país.

    Varios países amigos acudieron solidariamente en socorro de Venezuela prestando asistencia material y humana, así mismo, casi de inmediato, el gobierno de Estados Unidos presidido por Bill Clinton resolvió sin consultar con su par venezolano, enviar barcos de su armada cargados de marines quienes no se caracterizan precisamente por su carácter humanitario. El presidente Chávez rechazó la intromisión estadounidense y no permitió que esos navíos atracaran en los puertos del país, en una decisión que desató impúdicamente el feroz repudio de una oposición acostumbrada a acatar la medida yanqui, aún cuando esta fuera violatoria de la soberanía nacional.

    Años después, en 2005, Naciones Unidas aprobó la “Doctrina de la Responsabilidad de Proteger” como instrumento para “intervenir humanitariamente” en aquellos países en que el Estado no tiene capacidad de impedir que su población sea objeto de crímenes graves. En el papel, dicha doctrina aparece como un paso adelante en el acto no solo de proteger a las víctimas, también en la salvaguarda de la paz y la seguridad internacional cuando la violación sistemática de derechos humanos puede conducir a la grave alteración de la situación política de un país, incluso con el peligro de que tal situación supere las fronteras nacionales. Hasta ahí, todo está bien, pero cuando se vive en un sistema internacional bajo la égida dictatorial de las cinco potencias que ocupan puestos permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU, tal instrumento solo sirve -como tristemente han demostrado los hechos- para legitimar la injerencia y la intervención en los asuntos internos de los Estados.

    El caso más elocuente en este sentido ha sido el de Libia en 2011, pero aquí, en nuestra región, un año antes en enero de 2010, las fuerzas armadas de Estados Unidos si lograron el propósito de instalarse en Haití, incluso ocupando el derruido palacio de gobierno, y sembrando la muerte de decenas de ciudadanos que pululaban por las calles de Puerto Príncipe clamando por comida y atención médica. Los humanitarios marines estadounidenses no hallaron mejor solución que disparar a mansalva “para eliminar el problema”. Pero los grandes ganadores de la tragedia de Haití fueron el ex presidente Bill Clinton (el mismo que había enviado sus barcos a Venezuela) quien junto a su esposa y actuando como Enviado Especial de la ONU, colíder del Fondo Clinton-Bush para Haití (junto al también ex presidente George W. Bush) y copresidente de la Comisión Interina de Recuperación de Haití, un órgano semi gubernamental de planificación de Estados Unidos hicieran el negocio de su vida, recaudando cientos de millones de dólares que no llegaron a las víctimas del desolado país sino a sus arcas personales, incluso recibiendo promoción (que posteriormente se hizo pública) de su esposa, la en ese entonces Secretaria de Estado.

    Ahora, cuando se ha producido una avalancha de violentos huracanes que han afectado la región, Estados Unidos se vale de ello para militarizar el Caribe, recomponiendo su aparato militar y aprovechando de entrenar a sus tropas para futuras acciones intervencionistas. No por conocido, el método de apelar a la “ayuda humanitaria” deja de ser pernicioso: primero, la USAID acude al país devastado, una vez que constata la insuficiencia de su capacidad, se solicita la presencia de las Fuerzas Armadas. Vale recordar que el presupuesto de la USAID para América Latina en el año fiscal que comenzó el pasado 1° de octubre sufrió un recorte del 60%, mientras que el del Pentágono creció en un 10%.

    En este caso 300 marines dislocados en Honduras, fueron movilizados para “brindar apoyo” al Caribe. Aunque esta es teóricamente una de las misiones del Comando Sur, en la historia y en el pensamiento de los pueblos de la región está presente que la tal ayuda humanitaria es uno de los tantos subterfugios de Estados Unidos para consolidar su posicionamiento militar en regiones donde necesita establecer una presencia de carácter estratégico.  El problema fundamental es que la estancia de la armada de Estados Unidos en algunos casos no se justifica, cuando lo que realmente se necesitan son médicos, rescatistas y personal de apoyo logístico especializado, no tropas capacitadas para invasiones, ocupaciones, desembarcos o incursiones como los son las fuerzas de infantería de marina de la Armada de Estados Unidos. Por ejemplo, se ha informado que una de las unidades movilizadas hacia Puerto Rico es la 101 División Aerotransportada (DAT) la que junto a la 82 División Aerotransportada configuran las fuerzas de intervención militar de élite. En sus 75 años de existencia la 101 DAT jamás ha cumplido una misión de este tipo, mientras que si se le ha conocido por ser ariete de las agresiones militares estadounidenses en Vietnam, Laos, Afganistán e Irak.

    La aceptación de estas operaciones a través de las cuáles el Pentágono se ofrece para conceder ayuda transitoria, se ejecutan a partir de la instalación de Centros de Emergencia Regionales, que se transforman en la mampara preferida para incoar e establecimiento de bases militares de tiempo completo.

    En el caso de Puerto Rico, además, el gobierno estadounidense y los militares que controlan el poder en ese país, han decidido desplegar aviones, helicópteros y barcos de la Armada, procedentes de doce estados de la unión americana, destacando entre ellos el buque de asalto anfibio USS Kearsarge, que se encarga de inspeccionar las costas para ubicar probables puntos de desembarco, así mismo 20 unidades de aviación,  infantería de marina y logística conforman el contingente militar enviado a Puerto Rico ante las mermadas capacidades de la USAID y los mecanismos civiles de real ayuda humanitaria.

    La opinión pública puertorriqueña no ha tardado en manifestar su preocupación por la probable temporalidad de la presencia de estas fuerzas militares en la isla, y no han dudado en expresar la inquietud que desata la posibilidad de una larga estadía del ejército imperial en este país, colonia de Estados Unidos.
    La imagen de Haití tras el terremoto de 2010 está presente en el imaginario del pueblo borincano donde como recuerda Francisco Santiago, Copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) “estuvieron mucho tiempo dirigiendo el país”. Esta situación acaecida en Haití, establece un paralelo con Puerto Rico donde ha sido designado el Teniente General Jeffrey Buchanan a cargo de las operaciones para el manejo de la emergencia, con lo que además del control financiero directo de Estados Unidos al país, ahora ha sumado también un gobernante militar de facto ejerciendo la supremacía sobre la sociedad boricua.

    Estas operaciones, vienen a complementar una serie de acciones del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela, que llegó incluso a consumarse en la amenaza del presidente Trump de intervenir militarmente en el país. Además de este despliegue bélico inusitado, en junio del presente año se realizó en las cercanías de las costas de Venezuela el ejercicio militar y naval Tradewinds 2017 con la participación de 18 países, bajo conducción del Comando Sur de Estados Unidos, también presentado como “una maniobra multinacional de seguridad marítima y respuesta a desastres en el Caribe”.

    Sin embargo, la vida se encargó muy pronto y de forma lamentable de demostrar que tras el paso de los huracanes Irma y María, la tan cacareada ayuda humanitaria de Estados Unidos se ha reducido a publicidad en las redes sociales, a un apoyo retórico que no se ha manifestado en la práctica, y que además está totalmente alejado de las capacidades y las potencialidades económicas del país del norte, desnudando con ello, su verdadera catadura intervencionista y su desinterés en los pueblos de América, si no es con ánimo agresivo y expoliador.

    En el ámbito más amplio estas acciones se inscriben dentro de la Operación Venezuela Freedom 2, elaborada e implementada por el Comando Sur, la OEA y el grupo de países autodenominados “Perritos simpáticos en la alfombra” constituido por 13 gobiernos de la región subordinados políticamente a Estados Unidos.

    ​https://barometrolatinoamericano.blogspot.com.ar/2017/10/la-ayuda-humanitaria-nueva-modalidad.html​
    Categorías: Noticias regionales

    EL PUEBLO DE MÉXICO DIO EJEMPLO AL MUNDO

    Lun, 23/10/2017 - 20:53



    Leonardo Boff

      Los días 19 y 23 de septiembre, México fue sacudido por dos terremotos, uno de magnitud 7,1 y otro de 6,1 en la escala Richter, que alcanzaron a 5 Estados, decenas de municipios, incluida la capital, Ciudad de México, colapsando centenares de casas y produciendo grietas en otros cientos de edificios. Iglesias bellísimas, como la de san Francisco de Asís en Puebla, vieron sus torres derribadas.

    Todavía se acuerdan todos del terrible terremoto de 1985 que produjo más de diez mil víctimas. Este, aunque ha sido muy fuerte, mató a 360 personas.

    He estado posteriormente en México y en Puebla, invitado para dar conferencias, y he podido verificar “in situ” los estragos y el trauma ocasionado en la gente.

    Pero lo que ha llamado la atención general ha sido el espíritu de solidaridad y de cooperación del pueblo mexicano. Sin que nadie las convocase, miles de personas, especialmente los jóvenes, se pusieron a remover escombros para salvar a las víctimas enterradas. Se organizaban grupos espontáneamente y este espíritu de solidaridad pudo salvar muchas vidas.

    Inmediatamente se crearon centros de recogida de ayuda a las víctimas, ya fuera con mucha agua, víveres, ropa, mantas y todo tipo de utensilios importantes para una casa. En el momento en que escribo este artículo (13/10/17) todavía se ven muchos lugares de acopio. La cooperación no conoce límites.

    Narro solamente dos hechos que son conmovedores. El primero: el edificio de una escuela se derrumbó lentamente con muchos niños dentro. Un joven, viendo que en medio de las ruinas se había formado una especie de canal, penetró rápidamente por el agujero y sacó a varios niños de 5-7 años. Apenas había sacado al último cuando detrás de él cayó otra parte de la escuela, salvándose por segundos.

    Segundo hecho: una joven señora, de unos 30 años de edad, estuvo 34 horas debajo de los escombros. Concedió una conmovedora entrevista por la televisión, narrando las distintas fases de su tragedia. Aprisionada entre los escombros, una plancha de concreto quedó fijada a un palmo de su rostro. Durante 30 horas no oía ninguna voz, ni pasos, ni ningún ruido que significara la aproximación de alguien que pudiese rescatarla.

    Entonces narró los distintos estadios psicológicos, semejantes a los que conocemos cuando un enfermo recibe la noticia del carácter incurable de su enfermedad y de la proximidad de la muerte.

    En un primer momento, esta señora se preguntaba: ¿por qué precisamente yo debo pasar por esta desgracia? Después, casi desesperada, se puso a llorar hasta quedarse sin lágrimas. En el momento siguiente, se puso a rezar y a suplicar a Dios y a todos los santos y santas, especialmente a la Virgen de Guadalupe, la de mayor devoción de los mexicanos. Finalmente, se resignó y confiadamente se entregó a la voluntad misteriosa de Dios. Pero no perdió la esperanza.

    Por fin, oyó pasos y después voces.
    La esperanza se fortaleció. Después de 34 horas, literalmente sepultada bajo una montaña de escombros, pudo ser rescatada. Y he aquí que, alegre y entera, acompañada por una psicoanalista especializada en tratar traumas psicológicos como los causados por un repentino terremoto, allí estaba ella dando testimonio de su terrible experiencia.

    México es una región marcada geológicamente por terremotos, dada la configuración de las placas tectónicas de su subsuelo. El ser humano no tiene poder sobre estas fuerzas telúricas. Lo que puede hacer es precaverse, aprender a construir sus edificaciones, resistentes a terremotos al modo de los japoneses y, sobre todo, acostumbrarse a convivir con esta realidad indomable. De manera semejante lo hace la población de nuestro semiárido nordestino, que debe adaptarse y aprender a convivir con la sequía que puede durar largos años, como ocurre actualmente.

    En el debate tras una conferencia en la Universidad Iberoamericana, en la ciudad de México, una señora declaró: “si nuestro país y si la humanidad entera viviesen ese espíritu de solidaridad y de cooperación, no habría pobres en el mundo y habríamos rescatado una parte del paraíso perdido”.

    Yo reforcé esta desiderata suya y le dije que fue la cooperación y la solidaridad de nuestros antepasados antropoides, que comenzaron a comer juntos, lo que les permitió dar el salto de la animalidad a la humanidad. Lo que fue verdad ayer, debe ser verdad todavía hoy. Sí, la solidaridad y en general la cooperación de todos con todos podrá rescatar la esencia hacernos plenamente humanos. En estos días recientes el pueblo mexicano nos ha dado un espléndido ejemplo de esta verdad fundamental.

    http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=857

    Categorías: Noticias regionales

    MACRISMO: PODER, HEGEMONÍA, IZQUIERDA

    Lun, 23/10/2017 - 20:48

    Por Jorge Alemán

    El macrismo no es una hegemonía sostiene Jorge Alemán sino el reflejo en la política de los procedimientos del capitalismo contemporáneo sostenido por mantras semánticos producidos por los dispositivos de poder.

    La denominada grieta es el antagonista necesario para la transmisión de un proyecto contrahegemónico en el interior del neoliberalismo. El deber ético de la izquierda es realizar la lectura pertinente para que el antagonismo haga su trabajo y que el mismo alcance su orden instituyente.

    El macrismo no es una Hegemonía, es la herramienta por excelencia política del Poder. La hegemonía, en cambio, se construye con lo que “no hay ” y exige , en el sentido riguroso del término, una invención de lo político que asuma un antagonismo instituyente y constitutivo que siempre opera como una frontera irreductible. La Hegemonía es por tanto inestable, siempre inacabada, porque articula diferencias que deben ser reunidas sin disolver su heterogeneidad de principio. Luchas múltiples de distintos movimientos sociales deben encontrar una concatenación que las reúna en un proyecto popular y transformador y sin una identificación definitiva.

    La hegemonía es rara, es un acontecimiento que desafía los poderes homogéneos del capitalismo totalizante y megaconectado. Algunos intelectuales quieren ver en el macrismo una suerte de inteligencia especial y de gran calado por su poder en imponer la sumisión en las propias subjetividades que duermen en la constelación de los mantras imaginarios emitidos ininterrumpidamente desde los dispositivos de Poder. Hablan entonces de la sagacidad de sus asesores, de sus argucias en la compra al por mayor de las conciencias etc. Pero en esto, el macrismo no es más que el reflejo en la política de los procedimientos del capitalismo contemporáneo: su capacidad de metamorfosis permanente, su conexión ilimitada, su velocidad algorítmica -financiera, su apropiación del aparato semántico-histórico, su endeudamiento permanente, su apelación a borrar los antagonismos y a “culpabilizar” a la población.

    Esos mantras imaginarios no son sólo producidos por los dispositivos de poder, cuentan con el aporte de distintas fantasmagorías sociales que de un modo permanente cultivan la subjetividad reaccionaria, racista y de odio al otro, transversal a todas las clases sociales. Estas están presentes de diversas maneras en todas las naciones. Lo que en Marx se llamó en sus días “ideas dominantes”

    II

    El macrismo es uno de los manuales más logrados del Neoliberalismo o Capitalismo total. De allí su amalgama de discurso de autoayuda, violencia intimidante neofascista, frivolidad cruel y acompañamiento ciego de los dispositivos del Poder. Lo paradójico es que si bien esos dispositivos han alcanzado la velocidad extrema de las operaciones financieras en la época del dinero como único equivalente universal globalizado, su resultado es un “deseo de dormir” a la población en un murmullo incesante y repetitivo de “automatismos” retóricos que establezcan una inercia que petrifique a cualquier proyecto transformador. En el deseo de dormir del Poder del capitalismo totalizante late siempre el anhelo del crimen perfecto. En relación a este punto, una construcción hegemónica con vocación emancipatoria, aun operando en el interior de los dispositivos neoliberales, es un deseo de despertar. De allí que la transmisión de un proyecto hegemónico sea sumamente problemática, es el deseo de despertar a la Historia y lo político (y no la política del Poder) cuando el capitalismo total aspira a un presente absoluto en permanente concatenación con distintos flujos que erosionan el orden simbólico de la lengua común de los seres hablantes que emergen como sujetos de la misma. Pero aquí se juega una cuestión crucial: ¿cuál es el lugar natal del sujeto, la lengua común o los dispositivos del poder que actualmente lo modulan y construyen?

    El antagonismo no puede nunca ser borrado ni eclipsado del todo porque el surgimiento del ser hablante en la lengua común llega una millonésima de segundo (la metáfora es salvaje) antes que las diversas apropiaciones de los agenciamientos del Poder. Sólo de este modo es transmisible un proyecto hegemónico o más bien contrahegemónico en el interior del neoliberalismo.

    III

    La denominada “grieta” que obsesiona a las marionetas profesionales de los medios, es un dato clave en este asunto. La grieta es el modo que tienen los dispositivos neoliberales de encubrir la estructura del antagonismo instituyente. La grieta presupone una superficie lisa y homogénea, sin fisuras, que una experiencia política con malos propósitos ha causado. Esto es una estafa ética porque el antagonismo es siempre constitutivo de la nación aunque asuma distintos modos de encarnarse históricamente. La denominada “lucha de clases” no es el fundamento último del antagonismo ni la esencia del mismo. La lucha de clases puede ser la forma eventual del antagonismo, pero exige ser construida, no se presenta como un dato inaugural y también demanda redefinir el concepto de “Clase” en su complejidad fragmentada y abierta.

    IV

    No hay  una izquierda esencial, inmutable y provista para siempre de un arsenal teórico que no necesite de distintas torsiones teóricas importantes. El deber ético de la izquierda es realizar la lectura pertinente para que el antagonismo haga su trabajo adecuado y  que el mismo alcance su orden instituyente. Y así construya la difícil tarea de poner en la escena histórica una voluntad hegemónica. Si es cierto que  desde la perspectiva del Capitalismo total y su producción de subjetividades, las fuerzas políticas pierden las cualidades que  pueden llegar a diferenciarlas, por el contrario, desde el horizonte de los sujetos políticos esa “mínima” diferencia política es el punto de partida de un nuevo trayecto popular. Abandonar esta asunción de la diferencia en nombre de un principio totalizante, aunque se presente como “revolucionario”, es entregarse a la homogeneización del Capital, que siempre necesita de voces “disidentes” que no perturben la marcha oligárquica-financiera del  Poder de siempre que surca la Historia.

    *Jorge Alemán
    Psicoanalista y escritor

    http://www.lateclaene.com/jorge-alemn–macrismo-poder-y-hegemona

     

    Categorías: Noticias regionales

    SANTIAGO MALDONADO: DESDE LA COMUNICACIÓN, NUESTRO HOMENAJE

    Sáb, 21/10/2017 - 18:55

    “… Si no tienen de que hablar, pongan música, somos humanos…..”

    RED DE COMUNICADORES DEL MERCOSUR

    Categorías: Noticias regionales

    ¿POR QUÉ EL PSUV VOLVIÓ A GANAR EN VENEZUELA?

    Sáb, 21/10/2017 - 18:48



    Por Juan Manuel Karg

    Las elecciones a gobernadores en Venezuela fueron un verdadero cimbronazo para las fuerzas de las derecha regional, que esperaban que se refrendaran los resultados de las legislativas 2015, donde la MUD triunfó de forma contundente. Nada de eso sucedió: el chavismo ganó 18 gobernaciones de las 23 en juego, sacando el 54% a nivel nacional.

    La MUD apenas se impuso en 5, ganando la mayoría de ellas Acción Democrática, del veterano cacique Ramos Allup. Las fuerzas más radicales de la derecha, quienes encabezaron las violentas protestas meses atrás, se quedaron con las manos vacías.

    “¿Cómo se explica que en la crisis económica, social y política en Venezuela el oficialismo haya ganado la mayoría de las gobernaciones?”
    se preguntó en Twitter la presentadora de CNN, Patricia Janiot, adversa al chavismo desde los tiempos del propio Chávez. Esa es la pregunta que revolotea en la derecha regional: ¿cómo puede “esta gente”, para ellos siempre inferior en cuanto a capacidades, seguir ganando elecciones, incluso frente a la guerra económica que ha provocado desabastecimiento y una enorme inflación?.

    Posiblemente haya que buscar explicaciones en el quiebre político que significó la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente: millones salieron a votar para decirle no a las guarimbas, violentas movilizaciones de calle que dejaron un centenar de muertos, varios de ellos incinerados por el “pecado” de ser pobres y chavistas. Desde ese domingo electoral, la violencia disminuyó notablemente, y la MUD aceptó la convocatoria a elecciones regionales -diálogo mediante- realizando unas elecciones primarias con magra participación, donde Allup comenzó a ganar la interna de la derecha.

    Pero además Janiot, al igual que centenares de comunicadores a lo largo y ancho del continente, olvida un dato adicional: el chavismo es una fuerza política que ha constituído un verdadero nuevo paradigma en la política venezolana. Esto también puede explicar, en parte, que pueda ganar una elección nacional en el marco de una embestida internacional sin precedentes, con una inflación galopante, desabastecimiento inducido, y con buena parte de los medios de comunicación -internos y externos- en contra.

    El chavismo no solo ha sobrevivido al fallecimiento de su propio líder, sino que cuando parecía agonizante pateó el tablero, aprovechando los groseros errores de una oposición verdaderamente amateur.
    Y de esa forma construye esta victoria, que descoloca a aquellos que vaticinaban el derrumbe del gobierno de Maduro hace apenas diez semanas.

    Uno de los datos más interesantes de la elección tiene que ver con la aparición en escena de una nueva generación del PSUV. La llegada de Héctor Rodríguez a la gobernación de Miranda oxigena al propio chavismo, demostrando que es un proyecto político a largo plazo, que puede modificar su propio discurso intentando interpelar nuevamente a sectores medios urbanos. Dentro de la oposición hay grandes derrotados: los ex gobernadores Capriles y Falcón, y el trío Guevara, López y Tintori, quienes foguearon la calle meses atrás. Pero también un gran ganador: el experimentado cacique Ramos Allup, que con 4 gobernaciones para Acción Democrática se constituyente en un claro precandidato presidencial para el 2018, posiblemente disputando la interna con Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional. La floja hipótesis de fraude queda desbaratada por el propio Capriles, que al momento de escribir estas líneas aún no ha emitido posicionamiento público.

    La elección del pasado domingo demuestra, entonces, varias cosas. En primer lugar que no es verdad aquella hipótesis de la derecha venezolana sobre que “el 80% quiere a Maduro fuera del poder”. No por casualidad el gobierno adelantó de diciembre a octubre estas regionales: tenía conocimiento de un voto condena a aquellos que desestabilizaron el país por meses, de ahí que sus principales slogans tuvieran que ver con la paz y la democracia. Además evidencia que los votos a la oposición fueron a sus sectores menos radicalizados, tendencia que tuvo lugar tanto en las primarias como en las generales. Esto debería favorecer el diálogo, aislando a los sectores radicalizados, que fueron castigados por el voto popular. Parece abrirse, por tanto, un nuevo momento político en Venezuela, con un gobierno consolidado desde lo institucional, pero que aún seguirá afrontando grandes dificultades en lo económico, y una oposición que deberá rearmarse si pretende disputar la elección presidencial que tendrá lugar el año próximo.

    http://www.cubadebate.cu/especiales/2017/10/17/por-que-el-psuv-volvio-a-ganar-en-venezuela/#.WedhGmjWzIU

    Categorías: Noticias regionales

    MICHELLE SUÁREZ, PRIMERA LEGISLADORA TRANS DE URUGUAY: “DEBEMOS FOMENTAR UNA IGUALDAD SUSTANTIVA Y NO CONFORMISMOS CON UNA IGUALDAD MERAMENTE FORMAL”

    Sáb, 21/10/2017 - 18:44

    Por Carla Perelló

    “Decidí no ceder espacios”. Michelle Suárez Bértora pronunció esas palabras durante una entrevista en 2010. Su nombre resonó en las noticias cuando rompió con lo prestablecido y se recibió de abogada en la Universidad de la República: fue la primera trans en obtener un título universitario en la historia de Uruguay.

    Ahora, su llegada al Congreso Nacional de la mano del Partido Comunista-Frente Amplio se cristaliza como un nuevo movimiento sin precedentes en la historia del país que permite ver dos caras de una moneda: el avance en el acceso a derechos para la comunidad LGBTI y la vulneración histórica de esta población cuyas voces permanecen en los márgenes, relegadas, silenciadas y discriminadas.

    “Salvo honrosas excepciones, las historias se repiten: no existe la más mínima libertad de elección en el modo de vida
    , sostiene en entrevista con Nodal Suárez Bértora al referirse a la situación que viven las personas trans en su país. En Uruguay la expectativa de vida de la población trans -personas cuya identidad sexual no coincide con su sexo biológico- es de 35 años. Un censo nacional realizado el año pasado orientado exclusivamente a esta comunidad muestra más datos: de 853 personas, el 67 por ciento se prostituyó para sobrevivir y cerca del 60 no terminó sus estudios escolares básicos.

    Suárez Bértora transitó un camino a penas diferente a lo esperado para su comunidad, a fuerza de voluntad. Exteriorizó su identidad a los 15 años y su familia la acompañó. Sufrió situaciones de discriminación por parte de docentes y de sus pares. Más tarde, manifestó su identidad sexual de mujer, pero transitó su carrera universitaria con nombre de varón. Encontrar trabajo era una tarea imposible, hasta que en 2010 comenzó a asesorar legalmente al Colectivo Ovejas Negras, una organización de diversidad sexual.

    En 2013, antes de que el Frente Amplio asumiera el gobierno, comenzó a participar políticamente. “Si bien mi participación dentro de un proceso eleccionario no iba a cambiar los avatares políticos, sí iba a traerme la tranquilidad de conciencia de no ser una mera espectadora”, dice. Entonces fue autora de la Ley de Matrimonio Igualitario. Comenzó a tejer la historia de manera colectiva.

    Dijo que su principal objetivo al asumir su banca será buscar debatir y aprobar la Ley Integral para Personas Trans, cuyos puntos principales son la reinserción educativa y laboral para el colectivo y garantizar el acceso a la salud, ¿por qué consideraron esto importante?

    Se consideran importantes por la situación que vive la población trans en nuestro país. Por ejemplo, cualquier ciudadano uruguayo tiene una expectativa de vida mayor a los 70 años, mientras que para la población trans es de 35 años, esto nos muestra las enormes dificultades que existen para este sector, como si fuera una ciudadanía de segunda.

    Esto se debe a que la mayoría de las historias de la población trans está cortada casi por la misma tijera. Vemos cómo personas que a muy corta edad -entre los 13, 14, 15 años- manifiestan su identidad de género, una identidad que no coincide con su genitalidad ni con su nombre y sexo registral, algo que lleva a la expulsión del seno familiar en la mayoría de los casos. Son menores de edad que llevan el estigma y la discriminación de ser mujeres y varones trans que van quedando excluidos del sistema sanitario y del sistema educativo, que terminan acorralados y encuentran como única forma de sobrevivencia el trabajo sexual. Salvo honrosas excepciones, estas historias se repiten: no existe la mínima libertad de elección en el modo de vida. Por lo tanto, con la ley se buscan posibilidades para que puedan tener una reinserción a través de algunas herramientas como serían los fondos dedicados específicamente a becas de estudio. También se busca que sean garantizados todos los productos necesarios para que las construcciones identitarias, como es la reasignación de sexo, las hormonizaciones y los cambios morfológicos sean prestados por el sector público y por el privado. No como sucede actualmente donde las prestatarias de salud pueden defenderse y no dar el servicio. Estos no son meros cambios estéticos, sino que son verdaderas construcciones de identidad. Esa es la razón por la cual estos puntos se consideran esenciales, se trata de las primeras herramientas de acciones afirmativas para la población trans en Uruguay.

    Hizo referencia a la situación de exclusión de las personas trans y el hecho de que muchas realizan trabajo sexual para sobrevivir: ¿Cuál es su opinión respecto de la reglamentación de la prostitución en Uruguay?

    Hay datos que muestran que la mayoría de las personas trans se prostituye y aproximadamente el mismo porcentaje no finalizó sus estudios básicos.

    Lamentablemente la Ley 17.515 que regula el estatuto del trabajador sexual no ha podido hacer carne en la población y no se ha podido regularizar con la normativa que se desarrolló para poder obtener la seguridad social. Si bien es el primer país latinoamericano que regula el trabajo sexual que además contempla el acceso a la seguridad social, esto se ha convertido casi en una letra muerta. Algo que muestra que las normas para su eficaz funcionamiento no necesitan solamente de su existencia, sino que tienen que ir acompañadas de un profundo debate social que instale la discusión en la cotidianidad de las personas y que, al mismo tiempo, se desarrollen políticas públicas sustentables en el largo plazo que empoderen a la población beneficiaria y que, por supuesto, monitoreen la aplicación práctica. Lamentablemente es una norma que se podría utilizar de una manera muy interesante, pero no funciona como corresponde.

    ¿Qué otros desafíos considera que existen para la comunidad trans y LGBTI en su país?

    Creo que Uruguay ha hecho un enorme avance en los últimos diez años en lo que tiene que ver con la consagración de derechos. Esto obviamente va de la mano de un concepto mucho mayor sobre qué sociedad queremos tener para que sea más igualitaria, más democrática y menos discriminatoria. Pero la defensa de los derechos humanos no sólo tiene la pata de consagración de derechos o de prevención ante la posible violación, sino que hay una tercera pata que está un poco olvidada. Una vez que tenemos un derecho humano vulnerado violentado ¿cuál es la esfera de protección?, ¿cuál es el resarcimiento para esta víctima? ¿de qué manera se le pueden dar vías de reparación rápida? En Uruguay ese aspecto vinculado sobre todo con situaciones de discriminación está sumamente olvidado, dejado a la intemperie. Si bien tenemos normas de lucha contra toda forma de discriminación, lamentablemente están convertidas en mecanismos administrativos. No tienen poder de conminar y mucho menos de emitir fallos vinculantes. Por otro lado, tenemos normas penales, pero la mayoría de las situaciones de discriminación se detecta en ámbitos laborales, educativos, donde realmente la persona no pretende el procesamiento de alguien, sino que por lo general lo que pretende es poder transitar por esas instituciones en paz o no perder su empleo o no ser acosado. Entonces, tenemos que buscar la instrumentación de reformas en la legislación antidiscriminación para dar verdaderas respuestas y evitar el vacío legal. Se trata de fomentar una igualdad sustantiva y no conformismos con una igualdad meramente formal.

    En otra entrevista dijo que no se hubiera avanzado si la izquierda no hubiera estado en el poder en el Uruguay, ¿cuál es su lectura sobre lo que sucede en América Latina y el Caribe respecto de los derechos LGBTI?

    Nosotros no podemos dejar de lado que el avance en derechos para la diversidad sexual se ha dado de la mano de tres gobiernos de izquierda, y no creo que sea una mera coincidencia. Considero que los elementos de discriminación atraviesan de manera transversal nuestra sociedad, que no importa la clase económica ni el nivel cultural o social, sino que se manifiestan en todas partes. Esto ocurre porque todos fuimos criados performáticamente bajo los mismos estereotipos y bajo los mismos prejuicios y, por lo tanto, cargamos un bagaje enorme de preconcepciones de lo que es femenino-masculino, hombre-mujer, maternidad-paternidad, que muchas veces influyen en nuestras opiniones que pretendemos técnicas cuando en realidad esconden verdaderas opiniones morales. A pesar de todo esto, la izquierda ha sido un factor fundamental con sus mayorías parlamentarias para permitir un avance en derechos humanos donde se ha hecho foco en la diversidad sexual y en la postergación en derechos que ha tenido históricamente. Ahora, esta cuestión de qué es lo que va a pasar con los vientos políticos, fue lo que me llevó a participar orgánicamente dentro del partido que hoy está en el gobierno, el Frente Amplio. Entre 2010 y 2013, actué desde la sociedad civil, asumiendo un rol más independiente y técnico. Pero a partir del año preelectoral, tomé una posición orgánica. Es que, si bien mi participación dentro de un proceso eleccionario no iba a cambiar los avatares políticos, sí iba a traerme la tranquilidad de conciencia de no ser una mera espectadora del proceso colectivo. Francamente nadie tiene una absoluta seguridad porque las normas pueden ser siempre derogadas o modificadas. Por eso, es tan importante la ideología que respalda los cargos dentro del parlamento: para que no tengamos retrocesos e involuciones en procesos que han llevado tantas décadas de trabajo.

    Y en este contexto, ¿qué significa para usted ser la primera abogada trans y la primera senadora trans en Uruguay?

    Con respecto a ser la primera senadora trans, creo que esto me genera las mismas sensaciones que lo que me generó ser la primera abogada o la primera egresada universitaria trans. Por un lado, me siento muy honrada de pertenecer al órgano más representativo de la democracia uruguaya, pero creo que eso delata una situación de vulneración histórica de la población trans y me animo a decir que también de las mujeres en general.

    En Uruguay las mujeres son más del cincuenta por ciento de la población, sin embargo, la minoría de los cargos representativos o decisores están en poder de mujeres. Y la situación se agudiza muchísimo más para las mujeres trans. Pero creo que se ha comenzado un proceso de franca sensibilización y de evolución en la conciencia colectiva en nuestro país. Por ejemplo, hace muy poco tenemos una vicepresidenta mujer. Estas circunstancias son muy interesantes, nos hacen avanzar muchísimo, pero son procesos donde hay símbolos. Tenemos que ver si se transforman en un proceso más profundo, de verdadero cambio, donde empecemos a deconstruir muchísimos mecanismos de discriminación que tenemos naturalizados.

    http://www.nodal.am/2017/10/entrevista-michelle-suarez-primera-senadora-trans-uruguay-la-izquierda-ha-factor-fundamental-mayorias-parlamentarias-permitir-avance-derechos-humanos/

    Categorías: Noticias regionales

    EL PARAÍSO DE LA DESIGUALDAD

    Sáb, 21/10/2017 - 18:37



    por Esteban Magnani

    “La pregunta que ronda es: ¿estos tipos son lo mismo que la dictadura o son otra cosa? La pregunta así planteada en realidad no tiene sentido. Una verdad de perogrullo es que si no entendemos lo que cambió, no podemos pensar lo que ocurre ahora. La otra verdad de perogrullo es que si no vemos las continuidades, estamos resignando mucho saber acumulado”.


    Desde la derrota en las últimas elecciones presidenciales todos aquellos que nos interesamos por la política desde el campo popular intentamos entender qué pasó. Por un lado somos conscientes de que la “derrota” fue por una diferencia menor al 2%. Por el otro que el candidato difícilmente pudiera considerarse como del campo popular o, siquiera, desarrollista (una forma de capitalismo que al menos comprende a la clase trabajadora como “explotable” y no como el neoliberalismo que la considera “descartable”).

    Por otro lado se intentó determinar el peso de los errores no forzados como la candidatura de Aníbal Fernández, quien arrastraba una pésima imagen entre quienes lo conocían de su gestión en Quilmes, sobre todo. Eso por no hablar de la dificultad de haber tenido que construir poder con muchos señores feudales del interior.

    Pero todos estos análisis ex-post buscan sobre todo entender cómo fue que no lo vimos venir. Algunos pensábamos que la batalla cultural, si bien no estaba ganada, estaba pareja y que el resto lo haría la política, las inversiones en salud y educación (insuficientes, pero comparativamente muy superiores a los anteriores), la inversión en ciencia con hitos como el lanzamiento de los satélites ARSAT que no solo indicaban que la Argentina podía soñar con ser grande sino que podía hacerlos realidad.

    En el área que yo más trabajaba, ciencia y tecnología, empezaban a aparecer algunas señales interesantes en esa difícil tarea de producir valor agregado en un país sojero: trenes, chalecos antibalas, reparaciones de submarinos, investigación sobre el litio, radares, etc. que permitían ahorrar divisa sobre divisa, aunque sin mover la aguja de la economía significativamente. Pero todo indicaba que era el camino si no para ganar, al menos para resistir con aguante en un mundo cada vez más neoliberal.

    Del lado de enfrente estaba una grosera alianza de los sectores concentrados de la economía financiera, la derecha neoliberal, la rancia alcurnia terrateniente, herederos de los sucesivos saqueos (desde la conquista del “desierto”, hasta la patria contratista) que temían no tanto dejar de enriquecerse como que los demás se enriquecieran. Era lo esperable y hasta era una señal de que íbamos por el camino correcto.

    Más dolía en cambio que las PyMES (la burguesía nacional que necesita un mercado interno) no acompañara, así como la represión semifeudal contra aborígenes, desalojos campesinos, envenenamiento con glifosato, falta de control político definitivo sobre las fuerzas de seguridad y más. Esas tensiones existían y de lo que se trataba era de seguir construyendo legitimidad para poder terminar con males enraizados profundamente no solo en la política y la economía sino también en las subjetividades. ¿Cuánto costó instalar el matrimonio igualitario? ¿No podría lograrse algo similar para proteger a los Qom o a los bosques nativos de Salta sojizados por un supuesto aliado político?

    ¿Ingenuo? ¿voluntarista? Era lo que había. La alternativa era la inocuidad de la izquierda (¿testimonial?).

    Saber el peso exacto de cada una de las variables en la derrota tiene la misma dificultad que escuchar una música con doscientos instrumentos y determinar solo con el oído cómo fue ecualizado cada uno de ellos. Evidentemente desde la burbuja no vimos que los problemas eran más que una derecha señalando lo que obviamente no pensaba solucionar.

    La fantasía del cambio es que siempre es para mejor y no existe “campaña del miedo” basada en aburridas lecciones de historias capaz de revertir una ilusión tan primitiva. En el shock de la derrota, algunos hasta dudamos si nos habríamos equivocado y los ganadores resultarían realmente ser otra cosa.

    Dieciocho meses después se puede evaluar sobre hechos y muchos lo están haciendo, algo que genera un debate insistente y necesario. No es que ahora sea necesaria la autocrítica: siempre lo es, pero no hay que confundirla con la autoflagelación o los reproches a los gritos.

    La pregunta que ronda es: ¿estos tipos son lo mismo que la dictadura o son otra cosa? La pregunta así planteada en realidad no tiene sentido. Nada es totalmente igual, nada es totalmente distinto. Una verdad de perogrullo es que si no entendemos lo que cambió, no podemos pensar lo que ocurre ahora. La otra verdad de perogrullo es que si no vemos las continuidades, estamos resignando mucho saber acumulado. ¿Cuál es el punto exacto de equilibrio?

    Habría que hacer una análisis sistemático de las variables más relevantes que caracterizaron históricamente a la derecha (simplificando, sí) en la Argentina tanto durante la democracia como en dictadura. Aquí un esbozo apurado:

    Deuda: el reflejo automático tanto durante la dictadura como durante el menemismo fue endeudar al país. Esta es una forma de resolver problemas económicos en el corto plazo, condicionar el desarrollo propio y favorecer el capital financiero dominante. No parece haber cambios en ese principio central del neoliberalismo

    ​.

    Fuga de capitales: la posibilidad de individuos y empresas de pasar a dólares sus pesos para sacarlos del país fue una de las características de ambos ciclos de derecha anteriores y el actual. Lo mismo ocurre al facilitar a las empresas extranjeras el acceso a dólares que se envían al exterior.

    Represión: tanto en los dos períodos anteriores como en el actual hubo una insistente demonización y represión de los sectores contestatarios. Sin embargo, evidentemente, hay una diferencia de intensidad y sistematicidad entre la dictadura y el menemismo. Aún es temprano para saber hasta qué punto se utilizará este recurso cuando la legitimidad no alcance para mantener el poder o se pierda una elección.

    Apoyo sistemático de los medios de comunicación masiva: en la dictadura por represión y censura, pero también por intereses empresarios particulares, el apoyo fue significativo y favoreció una concentración que resultó una (no la única y posiblemente no la más importante) de las causas principales de la derrota del kirchnerismo en las últimas elecciones. El vínculo actual con los principales medios es evidente y grosero.

    Desindustrialización y apertura de los mercados: los tres gobiernos analizados tuvieron a grandes rasgos políticas similares en este sentido con las características que ya conocemos en materia de desempleo. La consecuencia es un sector de la población desclasado hasta el día de hoy.

    Política científica y educativa: en el paraíso neoliberal al que apuntamos en el pasado y en la actualidad no necesitamos ni ciencia ni educación crítica, pese a las promesas.

    Frente a este panorama en casi todas las variables estructurales económicas ¿qué tiene el PRO para ofrecer de nuevo?

    Sin duda, lo más interesante e innovador es que ya no se visten de verde oliva ni de traje con corbata, son de camisa abierta, repetir la palabra “equipo” y llamarse por el nombre de pila. Más allá del rechazo que pueda ocasionar este recurso en quienes lo vemos impostado, lo cierto es que esta onda relajada parece haber funcionado.

    Su uso de las redes sociales para construir imaginarios ha sido bastante efectiva, al igual que su capacidad para evitar cualquier tema que les resulte complicado al que simplemente no contestan. También supieron captar un cambio más sutil y profundo en las subjetividades modernas, posmodernas o como se lo quiera llamar (algo en parte desmentido por su mayor éxito entre los adultos mayores más que entre los jóvenes).

    Su uso del ideal meritocrática (aunque no son meritócratas, si no hijos de ricos en su mayoría) para hacerle creer a todos que la carrera hacia la cima no está arreglada, ha funcionado en sectores importantes de la población. En resumen, una comunicación con agregados novedosos que se sube a una tendencia mundial.

    Ellos saben su libreto y lo sostienen con disciplina férrea (salvo cuando se les escapa inconscientemente algo que en su ambiente natural habría sido un chiste cómplice). Ellos están para ganar, no para otra cosa y, siendo bilardistas, les funcionó para hacerlo. Más difícil es prever si les alcanzará esto también para mantenerse en el poder cuando las estrategias comunicacionales empiecen a chocar con la realidad material.

    Es difícil, pero no imposible: si lo lograran allí habría un rasgo realmente novedoso. El Menemismo lo logró en parte pero el costo fue alto: cuando el modelo económico terminó de estallar (venía estallando desde hacía tiempo) no hubo manera de pararlo. Para entonces la bomba estaba tan cebada que costó casi cuarenta muertes.

    ¿Es productiva la discusión acerca de continuidades y rupturas?
    Es apenas el primer paso para pensar que, si es mucho lo que se repite, es necesario, como mínimo, innovar en las estrategias. Pero pensar distinto no implica resignarse a que todos los análisis anteriores estuvieran equivocados y que es necesario abandonarlos simplemente porque lucen encanecidos.

    ¿Está tan mal concluir que la historia es más parecida a un espiral que a una montaña rusa? Es cierto que vistas de cerca las diferencias brillan más.

    ¿Por qué hay quienes se ofenden con quienes señalan las continuidades, como si eso fuera solo una señal de terquedad?
    Es cierto que, como dice Natanson en su nota de Página/12 (que tanto revuelo generó), “El macrismo no es un golpe de suerte”.

    Tal vez algunos quisimos creer eso cuando ganaron en la Ciudad, pero evidentemente hay algo más. Sería necio negarlo. También es cierto que la igualdad no es lo que era, como también dice Natanson en el diplo de agosto. La sociedad está dispuesta a aceptar más desigualdad que en otros tiempos: posiblemente el núcleo de la discusión pase por ahí.

    ¿Habrá que resignarse a que la desigualdad sea importante para la minoría? ¿Habrá que luchar para convencer a la mayoría de que o nos salvamos todos o no se salva nadie? Se puede pensar todo esto sin quemar los manuales o creer que ellos descubrieron la pólvora: desde la invención de la radio los poderosos vienen explotando (o intentando explotar) los medios de comunicación como una herramienta ideal para un Jiu-jitsu permanente con el clima social y así controlar los mecanismos de reproducción del sistema en su favor. A veces se gana. A veces no.

    * Esteban MagnaniPeriodista y docente.

    RELAMPAGOS. Ensayos crónicos en un instante de peligro. Selección y producción de textos: Negra Mala Testa Fotografías: M.A.F.I.A. (Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs).

    ​http://www.agenciapacourondo.com.ar/relampagos/el-paraiso-de-la-desigualdad-por-esteban-magnani​

     

    Categorías: Noticias regionales

    LOS PUNTOS QUE LLEVAN A LA PERVERSIÓN

    Sáb, 21/10/2017 - 18:26



    Si tomamos como dos puntos de nuestra historia reciente la existencia de presos políticos y de una desaparición forzada no cabe sino una recta. Hay una línea que las une. De Milagro Sala y sus compañerxs presos políticos a la desaparición de Santiago Maldonado no cabe sino una línea. Una línea que además se une con otros puntos: endeudamiento extremo, empobrecimiento, sumisión internacional a los dictados imperiales, desocupación masiva, represión…

    Son todos puntos que unen la misma línea recta, la comenzada en 1976, aunque ya preparada en el rodrigazo y la Triple A. Es una línea que tiene que ver con una dirección, un proyecto. De eso se trata: de un proyecto. Un proyecto que decía que daba lo mismo fabricar acero que caramelos y benefició a Arcor, que decía que los Graiver eran tesoreros de los Montoneros y entregaron Papel Prensa a sus amigos, que benefició y beneficia a la sociedad rural, la misma que nunca benefició a la Patria, un proyecto que decía que había países perversos con los que no debíamos relacionarnos, hasta el punto de salir de los Países no Alineados…

    Claro que fue un proyecto que, obviamente, no lo vivieron en sus orígenes una inmensa mayoría de jóvenes y adultos menores. Los mismos que protestan por el 2×1, los mismos que participan de los actos los 24 de Marzo reclamando Memoria, Verdad y Justicia o participan de la marcha por Santiago Maldonado, pero que no han sabido ver que ese punto se une con otro punto, el económico. Una sociedad que supo ilustrar que el “nunca Más” por los Derechos Humanos es una batalla, pero no supo mostrar que ese Nunca Más incluye (en realidad es causado por) un modelo económico. Otro punto de la misma recta.

    Milagro Sala y Santiago Maldonado son dos banderas, pero no pueden ser “solamente” dos banderas. Primero porque son personas, víctimas de una recta perversa que nos atraviesa. Pero además, porque esa recta tiene un origen y un destino que es de muerte, empobrecimiento y desolación. No saber ver que ambos son puntos de una recta quizás sea algo que les es funcional. Que no se quieren ver causas y efectos.

    Algunos creemos que lo que une nuestros puntos, lo que da dirección a nuestras vidas son otros puntos: los pobres, la justicia, la memoria, la verdad, la esperanza. La vida, en suma.

    No podemos pensar una vida que no sea en función del “otro”, porque la vida es con otros y para otros. Y no me refiero a “la casa” por aquello de que “la caridad bien entendida empieza por casa” que puede ser una excelente excusa para no salir de la casa al encuentro de esos otros, las víctimas de la muerte y el genocidio. Ese otro es el que da sentido al “amor” (¿puede haber un amor sin “otro”?) ¿Existe algo más claramente militante que el amor?

    La actitud constante de comprometer la vida, arriesgarla en favor del otro, algo que caracteriza el corazón del Evangelio (“no hay amor más grande que arriesgar la vida por los amigos”), es precisamente el amor, ese amor militante. Sin duda es cierto que “la patria es el otro”, porque la vida tiene sentido en función de esos otros. Solo el individualismo egoísta, el que se mira a sí mismo, el que elige los “emprendedores” o la “meritocracia” en lugar de la igualdad, la fraternidad no entiende que no somos sin “otros”.

    Si los otros son los amigos y las familiares (y sus empresas) no parece que se haya entendido de qué trata Jesús cuando pone en el centro al rechazado o despreciado. Si los pobres no están en el centro, sencillamente no está en el centro Jesús, ya que “los vicarios de Cristo” son los que tienen hambre, o sed, o están desnudos y estamos invitados (compelidos) a socorrerlos para hacerlo con el mismo Cristo.

    El que pide limosna al borde del camino, los que no pueden sino hacer “changas” también son “emprendedores”. Y no se trata de alentar a que fabriquen cerveza artesanal o sean pilotos de drones, no se trata de invitarlos a la resignación. Se trata de que hay otras rectas, otros destinos, otros proyectos que se parecen mucho más al de Jesús.

    Sencillamente uno que mire a los caídos al borde del camino y arriesga su situación y sus bienes para socorrerlos y para hacerles llegar la mano amiga del Dios hermano, el abrazo solidario de la Iglesia samaritana y el abrazo fuerte del ‘otro’ compañero.

    Dibujo tomado de http://mueralainteligencia.com/wordpress/wp-content/uploads/2013/03/justicia-e-igualda2.jpg

    https://blogeduopp1.blogspot.com.ar/2017/09/lospuntos-que-llevan-la-perversion.html

    Categorías: Noticias regionales

    “ES SANTIAGO”

    Vie, 20/10/2017 - 21:07

    Por Página/12

    Sergio Maldonado reconoció el cuerpo de su hermano

    “Pudimos mirar el cuerpo y reconocimos los tatuajes de Santiago”
    , dijo Sergio Maldonado. “Les pedimos respeto para nuestra familia” repitió en la puerta de la morgue judicial donde se está realizando la autopsia. El cadáver apareció a 78 días de la desaparición de Santiago tras la represión de Gendarmería en la comunidad mapuche de Esquel.


    “Pudimos mirar el cuerpo, lo que reconocimos fueron los tatuajes. Estamos convencidos que es Santiago”
    , confirmó Sergio Maldonado, hermano del joven que estuvo desaparecido desde el 1 de agosto tras la represión en el Pu Lof de Cushamen, en una breve rueda de prensa en la puerta de la morgue judicial. “Esto no quita que Gendarmería es responsable, por lo que vamos a seguir la investigación para que se sepa la verdad y tener justicia”, aseguró.

    Sergio, acompañado por su mujer Andrea y su hermano Germán, informó ante “la expectativa” de los medios de comunicación, que la familia pudo reconocer los tatuajes cuando se presentó el cuerpo para iniciar la autopsia. “A partir de ahora, empieza la autopsia y estará la confirmación en unos días con el ADN”, adelantó.

    El hermano del joven de 28 años agradeció la atención de los medios de comunicación, pero pidió “respeto con la familia” y exigió que a partir de ahora puedan estar “más tranquilos”. Sergio aseguró que la hipótesis de la familia continúa siendo que “Gendarmería es responsable” y señaló que seguirán impulsando la investigación “para que se sepa la verdad y tener justicia”.

    Minutos antes de la rueda de prensa de la familia, la presidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Gisela Cardozo, había indicado que la autopsia —de la que participan 20 peritos y 2 veedores— se extenderá hasta la medianoche. Cardozo destacó los pasos dados por el juez e indicó que “es importante que realmente se está cuidando” la realización de la autopsia.

    https://www.pagina12.com.ar/70516-es-santiago

    Categorías: Noticias regionales

    “POR SANTIAGO, POR NOSOTROS”

    Vie, 20/10/2017 - 21:03



    Comunicado oficial de la familia

    El cuerpo encontrado en el Río Chubut es el de Santiago.

    La incertidumbre sobre su paradero ha terminado. El calvario que nuestra familia inició el mismo día en que supimos de su desaparición no terminará hasta obtener Justicia.

    Muy poco podemos decir sobre nuestros sentimientos ante la confirmación de la identidad de Santiago: este dolor no sabe de palabras.

    Las circunstancias del hallazgo del cuerpo nos generan muchas dudas. Creemos que es el momento de avanzar con firmeza en la investigación y dejar trabajar sin presiones al Juez Lleral. Necesitamos saber qué le sucedió a Santiago y quiénes son los responsables de su muerte. Todos. No sólo quienes le quitaron la vida sino los que, por acción u omisión, colaboraron en el encubrimiento y perjudicaron el proceso de búsqueda.

    Estábamos en lo cierto al reclamar por la inacción, ineficacia y parcialidad del Juez anterior en la tramitación de la causa. Nos sigue resultando inexplicable la negativa del Gobierno Nacional ante el ofrecimiento de colaboración de expertos de la ONU, de comprobada experiencia internacional. Nadie podrá sacarnos de la cabeza que se podría haber hecho mucho más y mucho antes.

    A los medios de comunicación, a las organizaciones sociales, de derechos humanos, gremiales, a las personas que nos han acompañado en las marchas por Santiago, les pedimos que sigan manteniendo el reclamo por Justicia, con más fuerza que nunca y en paz. A las fuerzas políticas, que hagan el mayor esfuerzo para apoyar y garantizar todas las acciones que nos ayuden a encontrar la Verdad y lograr Justicia.

    La muerte de Santiago no debe ser motivo de divisiones o pujas interesadas.
    Nadie tiene derechos sobre el dolor de esta familia, para la que pedimos respeto.

    Por Santiago, por nosotros

    ​https://www.pagina12.com.ar/70525-por-santiago-por-nosotros​

     

    Categorías: Noticias regionales

    DIÁLOGOS: INTERNET CIUDADANA, NUESTROS DATOS Y LA OMC

    Vie, 20/10/2017 - 21:01




    por ALAI

    Cada día nuevos aspectos de nuestra vida incorporan las tecnologías digitales, con innovaciones que, a menudo, nos facilitan la vida o nos permiten hacer cosas antes inalcanzables.  Así, Internet ya es mucho más que el espacio donde nos comunicamos y nos informamos.  Pero, a su vez, con cada paso que damos en el mundo cibernético, vamos dejando rastros, a sabiendas o no.

    Estos rastros son los datos –de nuestra identidad, de gustos e intereses, de ubicación y desplazamientos, de hábitos y mucho más—que son el maná del cual se alimentan –y generan enormes riquezas– las grandes empresas del sector digital (por no hablar de las agencias de seguridad, grupos criminales y otros).  En efecto, los datos, que entregamos a cambio de unos servicios aparentemente gratis, son la materia prima de la nueva economía digital, que son monetizados mediante la venta a anunciantes o el desarrollo de servicios que incorporan algoritmos o sistemas a base de inteligencia artificial.

    Para garantizar su hegemonía en la economía digital, las grandes transnacionales digitales, que ya son prácticamente monopolios, impulsan su agenda, de la mano de sus gobiernos, a través de los tratados de libre comercio (lo hicieron con el ya abandonado Tratado Transpacífico -TPP- y el de servicios -TISA-, cuya negociación está suspendida; sin embargo, los textos de ambos siguen vivos) y ahora lo trasladan a la Organización Mundial del Comercio, donde proponen abrir negociaciones sobre el “comercio electrónico” para la próxima reunión ministerial en Buenos Aires (diciembre).

    Esta agenda corporativa, disfrazada bajo un discurso de “beneficio para el desarrollo y las PYMES”, en la práctica, significaría mayor dependencia tecnológica, comercial y económica de nuestros países, anulando la posibilidad de regular en beneficio de los intereses nacionales y en particular de la ciudadanía y la economía popular.  Apunta a asegurar el libre flujo (extracción) de datos, sin impuestos y con regulaciones mínimas, sin exigencias de transferencia tecnológica, ni almacenamiento local de los datos, ni tribunales de defensa de los consumidores.

    Ante este poder desmedido de los grandes monopolios de Internet, cabe preguntarnos: ¿qué pasa con la Internet ciudadana? esa esfera de innovación, creatividad, nuevos medios, compartir conocimientos, tecnologías y espacios libres…  Para buscar respuestas comunes a esta pregunta, se organizó en Quito el Encuentro “Diálogos por una Internet Ciudadana: NuestrAmérica Rumbo al Foro Social de Internet” (27-29 de septiembre), del cual FCINA fue co-convocante.  El encuentro produjo un debate fértil y una rica gama de propuestas, tanto de iniciativas ciudadanas como de políticas públicas nacionales y regionales, apuntando hacia el Foro Social Mundial de Internet. Aquí destacaremos dos temas: el llamado a sumarnos a la movilización para rechazar la propuesta de negociar el comercio electrónico en la OMC; y la necesidad de compartir información y desarrollar iniciativas legales y otras para la protección de nuestros datos.

    Para más información sobre el Encuentro y el seguimiento ver: internetciudadana.net

    ALAI / editorial para FCINA

    https://www.integracion-lac.info/es/node/40427

    Categorías: Noticias regionales

    GEOPOLÍTICA DE LAS DESAPARICIONES

    Vie, 20/10/2017 - 20:58


    por Carlos Andrés Ortiz

    Puede parecer una incoherencia el título, pero no lo es.

    La violencia institucionalizada por el Estado difícilmente sea casual, más bien es causal o herramienta de intentos de “disciplinamiento” social, para ahogar toda resistencia a políticas económicas excluyentes, oligárquicas, clasistas y/o marcadamente antinacionales.

    Esas características precisamente tiene el neoliberalismo noventista recargado, aplicado por el actual gobierno argentino, como lo demuestran palmariamente los hechos, aunque el “aderezamiento” comunicacional siga confundiendo a muchos, incluso a afectados directos de las (des) políticas sociales y económicas actuales.

    Como las medidas aplicadas sin solución de continuidad, que incluyen operaciones impresentables de todo tipo (negocios varios de “famiglia” y amigos del poder, que gozan del blindaje mediático y judicial “dócil y/o adicto” (1) ); presiones y persecuciones con amenazas o acciones concretas de encarcelamiento en juicios que parecerían prearmados con notable vengatividad (como los orquestados contra Boudou, De Vido, la propia CFK, Milagro Sala y otros (a quienes las evidencias parecen indicar que se los persigue por sus aciertos y no por sus errores (2) ); sobre jueces, periodistas y otras personalidades destacadas que no se muestran “dóciles”; la destrucción socio económica y tecnológica generalizada, acciones de entrega de soberanía (que muchos militares encandilados por los indultos parecen desconocer), subordinación explícita a potencias atlantistas y sus socios, endeudamiento sideral y desbocado, etc.; la apertura comercial indiscriminada e industricida; las crecientes pobreza, marginación social y desocupación; etc.; con todo ello el descontento va “in crescendo”, lo cual puede tornar inmanejable la situación general para el establishment neoliberal alineado con los poderes financieros transnacionales y las Potencias Atlantistas.

    Ergo, el “modelo” neoliberal, solo cierra con represión… represión dura y sin cortapisas. Para eso se importaron equipamientos represivos, y según trascendió, se recurrió a asesores israelíes para técnicas anti disturbios y otras (así como en el “proceso” se recurrió a la “experiencia” francesa aplicada para reprimir brutalmente en Argelia).

    En varios operativos ferozmente represivos, contra docentes en huelga por los miserables salarios y las agresiones a la Escuela Pública, contra obreros despedidos en fábricas cerradas o en proceso de achicamiento, contra pacíficos manifestantes de multitudinarias marchas o concentraciones de protesta, en todos ellos se pudo ver la saña y el odio inculcado a las fuerzas de seguridad (sean uniformadas o en operaciones encubiertas de civil), contra los “civilachos”, reflotando el nocivo espíritu de casta inculcado por la doctrina de la seguridad nacional, durante el nefasto “proceso” (1976-1983).

    Por algo, la impresentable ministra Patricia Bullrich Luro Pueyrredón, entre otras aberraciones conceptuales varias, dijo “necesitamos a Gendarmería”, siendo implícitamente claro que a esa fuerza de seguridad y a otras, las necesitan para reprimir cuando, donde y como les sea ordenado, incluyendo en eso apaleos varios, arrestos “por si acaso” y eventualmente desapariciones “accidentales”, como la perpetrada contra el activista Maldonado.

    Para que queden en claro las políticas de amedrentamiento masivo, en plena ejecución, son de recordar recientes operativos policiales, de Gendarmería (y posiblemente de Prefectura), entrando armados y con chalecos antibalas en escuelas, Facultades de Universidades Nacionales, en desalojos violentos de manifestantes en fábricas, así como en la vía pública.

    Y no han sido casuales los operativos de Gendarmería, violando la autonomía universitaria, perpetrados en sedes Universitarias, para interrumpir o amedrentar cuando se trataba el tema de la desaparición forzosa de Maldonado, como ocurrió por ejemplo en “La Siberia” de la Universidad Nacional de Rosario (nombre popular de la sede de varias Facultades e Institutos Superiores, ubicada cerca del Parque Urquiza de esa ciudad).

    Tampoco son casuales los persistentes y casi desesperados intentos de involucrar a las Fuerzas Armadas en operativos represivos
    (enmascarados como “de mantenimiento del orden público”), que intenta implementar el gobierno nacional). Iniciativa que posiblemente cuenta con el visto bueno de varios altos oficiales retirados muy vinculados al “proceso”, y por ende, adherentes fervorosos de la nefasta doctrina de la seguridad nacional, que como tales siguen “anclados en los años ‘70” y “persiguiendo zurditos”, mientras la realidad geopolítica mundial hoy discurre por otros caminos muy diferentes, y no se dan cuenta o fingen no ver que volvemos a subordinarnos a las potencias neocolonialistas del siglo XXI, incluso bajo graves riesgos de desarticulación nacional total.

    Aunque muchos no lo perciban, esas desapariciones forzadas y otros operativos masivos de amedrentamiento y represión, tienen fuertes connotaciones geopolíticas, pues buscan evitar toda resistencia a la brutal involución socio económica en marcha en Argentina
    (que nos empuja a una vuelta forzosa al país – estancia que fuimos en el siglo XIX, sin industrias ni tecnologías propias, y con fuerte exclusión social y política). Eso implica además la desarticulación total de los bloques regionales que nos conducían a consolidar la Patria Grande y con ello estar acorde a la realidad vigente de grandes bloques geopolíticos que marcan el siglo XXI, tornando inviables las vigencias reales de naciones aisladas de sus contextos geográficos regionales.

    Esas represiones –aunque los represores ni lo imaginen, pues sus limitados razonamientos no les permiten analizarlo-, implican la subordinación permanente al bloque de las Potencias Atlantistas (EEUU, Canadá, UE, Comunidad Británica, Japón y aliados menores, como Israel); nos aleja de los bloques de poder no subordinados a los atlantistas (por algo se congelaron de hecho los acuerdos estratégicos con China y Rusia, los acercamientos a India y otros similares); y contra toda lógica nos involucra en un conflicto que no es nuestro y del cual debemos mantenernos neutrales, como los viejos odios y guerras del Medio Oriente.

    Para complicar más el panorama de disolución nacional que claramente nos amenaza, en una reedición antiargentina del Plan Morgenthau, el insidioso accionar de zapa británico-anglosajón, mediante ONGs “indigenistas”, “ecologistas” y otras, promueve nuestra balcanización y nuestro anclaje al subdesarrollo crónico, este último bajo la pantalla del ultra conservacionismo, en posturas fervorosa e irracionalmente “compradas” por sectores cooptados de las “progresías” tan llenas de ideologías disolventes como carentes de todo concepto de Defensa de lo Nacional.

    A las oligarquías apátridas, mientras puedan hacer sus pingües negocios y fugas de capitales, nada de eso les importa. Los clasemedieros desinformados, ni lo imaginan. Los intelectuales acomodaticios “miran para otro lado”. Los militares –no son todos, afortunadamente- llenos de confusiones severas, como creerse “nacionalistas – liberales” (todo un oxímoron) y aplaudidores de la desindustrialización y desarticulación tecnológica y social, siguen en el limbo de la profunda colonización cultural.

    (1) Panamá Papers, coimas de Odebrecht, Correo Argentino, Avianca, operaciones de dólar futuro, endeudamiento sideral de LEBACs, endeudamiento externo descomunal, que incluye operaciones con Bancos de los que algunos de los funcionarios actuales eran parte; manejo de Energía por ministro vinculado a Shell, que incluyen compras de gas vía Chile más caro que el gas que puede producirse acá o comprarse en Bolivia; grandes obras públicas adjudicadas a empresas vinculadas a amigos o familiares; operatorias de “energías renovables” pactadas en leoninas condiciones perjudiciales al Estado y a los consumidores argentinos; etc.

    (2) Boudou por el “pecado” de estatizar las AFJP y fortalecer con ello al ANSES; De Vido por reestatizar parcialmente a YPF, impulsar el Plan Nuclear, terminar Yacyretá y concretar un vasto plan de obras públicas; Cristina FK por personificar la principal y más contundente oposición política al neoliberalismo hoy en ejercicio de poco menos que la suma del poder público; Milagro Sala por racismo explícito y por molestar al poder excluyente del gobernador Morales y dar mejores condiciones de vida al pueblo jujeño común y excluido. Todo lo cual no implica un “cheque en blanco” a ninguno de los nombrados ni a nadie en particular.

    Carlos Andres Ortiz

    Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

     

    Categorías: Noticias regionales

    CONSEJO DE DEFENSA ECONÓMICA DE BRASIL APROBÓ LA FUSIÓN ENTRE AT&T Y TIME WARNER CON RESTRICCIONES

    Vie, 20/10/2017 - 20:55

    Por OBSERVACOM

    El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) aprobó la fusión entre AT&T y Time Warner en Brasil a partir del establecimiento de condiciones para evitar la exclusión y discriminación de la competencia en los mercados de programación y operación de TV paga.

    Sky es el principal operador de TV satelital y el segundo operador de TV paga con una participación del 27,8% del mercado detrás de América Móvil (53%) de acuerdo con cifras del portal Teleco. En tanto Time Warner es el segundo programador del país ya que cuenta con el 26,2% de los canales del mercado frente al 30% que detenta Globo, así como también ocupa el segundo lugar en cuanto a suscriptores (24,3% vs 31,4% de Globo) según la Agencia Nacional de Cine (ANCINE).

    Las empresas deberán firmar un Acuerdo en Control de Concentración (ACC) que tendrá validez por cinco años desde su publicación en el Boletín Oficial. Según el comunicado de CADE, entre los compromisos se destacan que las empresas deben ser personas jurídicas distintas, separadas administrativamente y con estructura de gobernanza propias. Además se estableció la prohibición del intercambio de informaciones sensibles en relación a la competencia y se determinó que Time Warner debe ofrecer a terceros sus programas en condiciones no discriminatorias, así como que Sky debe mantener los mismos términos para el licenciamiento de canales de programación para la distribución por parte de otros operadores. Otra de las condiciones fue el nombramiento de un consultor independiente para realizar el monitoreo del cumplimiento de las obligaciones impuestas.

    El consejero del CADE y relator del caso, Gilvandro Araújo, aseguró que para aprobar la fusión no tuvo en cuenta los conflictos con lo que establece la Ley de Servicios de Acceso Condicionado (Ley SeAC) y que si el acuerdo no pudiera cumplirse por problemas de regulación sectorial, el CADE podría revisarlo o, eventualmente, cambiar su decisión según informó Telaviva.

    Desde la perspectiva de Araújo, el organismo antimonopolio hace un trabajo complementario al de las agencias regulatorias, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL) y ANCINE que aún deben expedirse institucionalmente sobre el tema ya que, por el momento, solo lo han hecho a través de sus áreas técnicas.

    El área técnica de ANATEL considera que la fusión no entra en conflicto con la Ley SEAC– que prohíbe que una empresa distribuidora tenga una participación mayor al 30% en una programadora de contenidos y viceversa-, debido a que Time Warner tiene sede en el exterior y, por ende, no estaría alcanzada por la regulación brasileña. Por el contrario, a partir del análisis de la Superintendencia de Análisis de Mercado (SAM), ANCINE consideró que la integración vertical entre las empresas tendrá efectos negativos en el mercado y viola los límites impuestos por la ley
    en relación a los vínculos entre programadoras y distribuidoras.

    De acuerdo con Telaviva, ANATEL tenía previsto iniciar su estudio legal luego de la aprobación de CADE pero todavía debe analizar si eso es posible ya que el Departamento de Estado de Estados Unidos aún no tomó una decisión sobre la fusión, por ende no sería posible saber cómo será la estructura de gobernanza propuesta desde la casa matriz.

    En Latinoamérica, la fusión ya aprobada recientemente en México y Chile, en ambos casos, con restricciones similares a las planteadas por el CADE.

    ​http://mailchi.mp/observacom/consejo-de-defensa-econmica–de-brasil–aprob-la-fusin–entre-att-y-time-warner-con-restricciones?e=8b47f2a3b5​
    Categorías: Noticias regionales

    SALA, GILS CARBÓ Y MALDONADO

    Jue, 19/10/2017 - 20:11

    Por Rodolfo Yanzón

    La institucionalidad, la democracia y los DDHH son vulnerados por la coalición Cambiemos, afirma Rodolfo Yanzón en esta nota. La desaparición forzada de Santiago Maldonado, la violación de los derechos elementales de Milagro Sala y la persecusión política de la procuradora Alejandra Gils Carbó son los datos más visibles del deteriorio del Estado de Derecho.

    Santiago Maldonado está en Chile con el RIM, dijo Elisa Carrió, probablemente sabiendo que una parte de su electorado lo cree, quiere creerlo, para aventar la posibilidad de que Mauricio Macri haya decidido desaparecerlo (Macri no lo desapareció, está claro; pero su gobierno -sobre todo la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el Secretario de DDHH Claudio Avruj- ha hecho todo para ocultar información y obstaculizar la investigación).

    El pensamiento binario, una cosa o la otra. No pueden, no quieren ver más allá. Reavivan los ataques contra familiares y testigos -el último protagonizado por la misma Gendarmería, que decidió, con la venia oficial, presentar una querella por una supuesta lesión con piedras a un gendarme el 1° de agosto-. Lo que comenzó como un tema policial, terminó transformándose -por impericia, amateurismo y menosprecio a los DDHH- en un grave problema político de alcance internacional. Pero si se llega al 22 de octubre con un buen caudal de votos y la oposición dispersa, nada importa.

    Milagro Sala fue arrancada de su arresto domiciliario para ser enviada nuevamente a la cárcel, con la aviesa decisión de ocultarlo a su defensa y por cuestiones que sólo reflejan un marcado mal trato, agravando su situación de manera arbitraria y conculcando sus derechos más elementales. A días de las elecciones, no importa lo que opine o dictamine la Comisión Interamericana de DDHH. Mejor pensar en que parte del electorado jujeño -y de otras regiones- aplaude la maniobra.

    Alejandra Gils Carbó fue procesada por el juez Julián Ercolini por una supuesta administración fraudulenta, por un hecho por el que no existió perjuicio para el Estado. Una decisión que se venía anunciando por el grupo Clarín y el diario La Nación. Por esas casualidades -que no son tan casuales- pude ver con mis propios ojos al Fiscal que pidió el procesamiento, Eduardo Taiano, y al Fiscal de Cámara, Germán Moldes, uno de los enemigos de Gils Carbó en Comodoro Py, saliendo del despacho del juez, durante los minutos en que Ercolini estaba concluyendo su pieza jurídica, de la que no tiene regreso, por la que rifa el prestigio académico que alguna vez tuvo, con el beneplácito del gobierno y de Clarín, que vivaron una maniobra cuyo único objetivo -reconocido públicamente y sin tapujos- es el de embestir nuevamente contra la Procuradora General de la Nación para lograr su desplazamiento.

    En esa senda y en claro mensaje al estilo mafioso, Clarín y Ricardo Roa publicaron los números telefónicos de la Procuradora y su hija. Sed de venganza por dictaminar contra el monopolio mediático, por acercar la Procuración a sectores sociales postergados, por comprometer a la institución en los juicios de lesa humanidad; pero también afán de disciplinar a la Procuración para ponerla al servicio de los intereses del gobierno y que se encolumne detrás de las ideas que surcaron el último encuentro de empresarios en Mar del Plata, en el que tanto aplaudieron al hijo de Franco, uno de los suyos. En ese marco, personajes como el Fiscal Ricardo Sanz -que dictaminó contra los juicios por crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura y es uno de los fiscales con mejores vínculos con el oficialismo- se peina por si lo llaman a ocupar el cargo.

    Al macrismo -y al radicalismo cómplice- no le importa la institucionalidad, ni la democracia, ni el Estado de Derecho; muchos menos los DDHH. Sus lazos internacionales mas estrechos los forjó con dirigentes como el español Mariano Rajoy -promotor de una reforma laboral contra los asalariados y una ley mordaza para silenciar opositores, además de pensar sólo en represión cuando de conflictos políticos se trata-, y el israelí Benjamín Netanyahu -a quien recibieron con los brazos abiertos para aclamar estar juntos en la “lucha contra el terrorismo” y de quien recibe colaboración para entrenar a fuerzas de seguridad y obtener armamento-, o el gobierno de Estados Unidos -que se excluyó de la UNESCO junto a Israel por entender que su política hacia Palestina significaba discriminar a Israel -y con quien el macrismo comparte su visión contra los migrantes-. Por otro lado, sus lazos a nivel interno los cultiva con exclusividad de la mano de los grandes grupos mediáticos y económicos y organizaciones que los representan como el colegio de abogados de la calle Montevideo -con el que, además, acordó en una demanda judicial que la Procuradora podía ser desplazada por simple decreto-. Como contrapartida, trabajadores, sindicatos, jueces y abogados laboralistas son puestos en el listado de mafiosos a los que hay que combatir, del mismo modo que al narcotráfico.

    La complicidad de grandes grupos mediáticos no parece suficiente, ya que el oficialismo busca acallar a quienes lo denuncian, como sucede con Página 12 y el periodista Horacio Verbitsky, que reveló el blanqueo de capital que hiciera la familia presidencial. Para ello agregó a su lista de mafiosos al dirigente del sindicato SUTERH, Víctor Santa María, dueño del diario, a quien insistentemente denuncian a través de los medios afines.

    A ese accionar deben agregarse los juicios de funcionarios contra opositores políticos, como el de Germán Garavano al diputado Rodolfo Tailhade, y la inapropiada utilización del Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) para iniciar acciones contra el Gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, por haber dicho que los pueblos se equivocaron al votar a Hitler tanto como a Macri. En un acto por demás digno de la DAIA y Netanyahu, Avruj anunció que el INADI actuaría de oficio por comparar a Hitler con Macri.

    Mas allá de que Bonfatti no hizo semejante comparación, la utilización de las instituciones para perseguir -e, incluso, reprimir- a opositores por lo que éstos dicen, es una actitud por demás autoritaria. En ésto, Avruj se parece a los sectores que insisten en calificar de antisemitas a todos los que denuncian los crímenes de Israel contra Palestina. La DAIA -organización a la que Avruj ha pertenecido y que ha puesto a varios de sus miembros en altos cargos de la Secretaría de DDHH de la Nación- ha requerido en varias oportunidades la utilizacón de la ley antidiscriminatoria para denunciar por antisemitismo a quienes se manifestaran contra los crímenes de Israel contra el pueblo palestino.

    La DAIA, cabe recordar, es una de las impulsoras de la denuncia penal por el acuerdo con Irán, resucitada a partir de los favores de algunos actores judiciales y, sobre todo, a través de su Vicepresidente, Waldo Wolff -diputado de Cambiemos-, para quien el kirchnerismo estuvo detrás de la muerte del fiscal Nisman. Todo vale con tal de silenciar y desprestigiar al oponente, mientras la verdad vale menos que el orín de los perros.

    http://www.lateclaene.com/rodolfo-yanzn-maldonado-y-sala

     

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.