Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 10 mins 25 segs

    EE-UU: LA LOTERÍA, ENAJENACIÓN DE LAS MASAS INDOCUMENTADAS

    Dom, 14/01/2018 - 18:52



    Por Ilka Oliva Corado

    No existe en Estados Unidos el sueño americano ni el sueño dorado, ni ningún otro tipo de sueño que no sea el del cansancio físico y emocional antes, durante y después de las extenuantes jornadas laborales que vive el indocumentado.

    Partiendo de ahí, de una mentira, de la decepción que queda al descubrir el montaje mediático y estructural que nos dice que en Estados Unidos los sueños se hacen realidad y que es el mejor país del mundo para vivir, el indocumentado queda en un estado de desahucio perenne. Masas de moribundos que pensaron que en Estados Unidos encontrarían techo, comida y oportunidades de desarrollo quedan en el limbo de los olvidados; como los afros y sí, también, anglos que luchan su sobrevivencia en las alcantarillas de las grandes urbes. Parvadas que fueron engañadas y traicionadas por todos los que de una u otra manera alaban y hacen eco de una falsa realización y comodidad que brinda el país.

    Aparte de la religión y la fe, como manipulación y sedativo constante que repican en las estaciones de radio y televisión con series como La Rosa de Guadalupe y las series de los libros de la biblia, están el alcohol y las drogas que son insuficientes para la angustia que viven cada fin de mes las masas indocumentadas.

    Vivir en Estados Unidos no es barato y si se habla de pagar los ga

    ​s​

    tos de rentas y sobrevivencia en el país y aparte ajustar para las remesas semanales, estamos hablando de una presión emocional que repercute físicamente en los jornaleros. Un estado de alarma constante, depresión severa, estigma, frío, hambre; angustias que se convierten en enfermedades que no pueden curar en los hospitales porque no hay lugar para ellos. Se instalan pues en esos cuerpos cansados de tanto trabajo y de tanto dolor.

    La lotería se presenta como la cura a todas las angustias y enfermedades, y en esto hacen eco los medios en español; una y otra vez invitan a la comunidad latina que en su mayoría es indocumentada, a invertir en boletos de lotería porque el premio es millonario y como en un cuento de hadas tomado de Disneylandia recrean en reportajes de diez minutos en los noticieros, lo que le podría cambiar la vida a un paria si se gana la lotería. Todo en esos 10 minutos se convierte en magia, en alegría, en salud, en abundancia. Le inyectan al televidente el gen de la felicidad y la ilusión.

    Es muy difícil mantenerse alerta y al margen de estos engaños, y son millones los que desesperadamente acuden a las tiendas a dejar lo de su comida en boletos de lotería, diariamente. No es un dólar, no son dos dólares, compran en boletos lo del pago de la luz, lo del agua, el dinero reservado para la comida de la semana. Fuera de sí y orándole a sus dioses, mucho

    ​s lloran de fe cuando reciben el boleto de las manos del cajero. Y orando y haciendo promesas regresan a los cuartos que alquilan en edificios en mal estado donde solo son capaces de vivir los latinos, por su situación legal y económica.

    Y sueñan con comprar casas, comprar carros, sacar a sus familias de la pobreza, viajar por el mundo, poner negocios y darse la comilona que nunca se han dado en sus vidas, hasta reventar.

    Muchos realizan rituales con los boletos, los llevan a bendecir a la iglesia, le pagan al pastor o al sacerdote para que vaya a sus casas y les dé una bendición especial, porque seguros están que Dios es poderoso y que realizará los deseos de sus corazones, porque Dios sabe que han sufrido y que ya les toca ser felices, porque Dios sabe que son sus hijos de buena fe, porque Dios sabe, sabe, sabe todo lo que desde el patrón patriarcal les han inyectado para manipularlos desde la infancia.

    Llega el día del sorteo y no ganaron la lotería, una estocada les pega en el corazón que sangra moribundo, se revuelcan llorando de decepción, mientras ven el recibo de la luz, del agua y les repica el teléfono con el dueño del edificio cobrándoles la renta. El caos se apropia de ellos, y muchos violentan a sus hijos, les gritan, les pegan, desquitándose con ellos por la mala suerte de no haber ganado la lotería.

    Muchos otros se internan en el alcohol y las drogas y quienes tienen fe hacen de la iglesia su morada. Hasta que avista otra vez el sorteo y de nuevo la angustia por su miseria económica y la ilusión por realizar el sueño americano y ser la envidia de sus amigos y familiares, los hace caer de nuevo en el abismo profundo de la compra de los boletos de la lotería. Una historia sin fin porque la lotería funciona gracias a la miseria creada por el sistema del capital que entre más pobres las masas, más ganan las mafias que trafican con la felicidad en nombre de la comodidad económica en el país del inexistente sueño dorado.


    https://cronicasdeunainquilina.com/2018/01/05/la-loteria–como-enajenacion-de-las-masas-indocumentadas/

    Categorías: Noticias regionales

    ARGENTINA: PRESUPUESTO DES-PRESUPUESTADO

    Dom, 14/01/2018 - 18:49

     

    Por ​Fabiana Arencibia

    Una “Ley de Leyes”, aprobada con previsiones de ingresos y gastos que no recogen los grandes cambios generados por otras leyes sancionadas casi en simultáneo, no solo plantea un Presupuesto 2018 inconsistente sino irreal.

    Que los presupuestos no presupongan demasiado no es una novedad después de tantos años. Que luego los “desvíos” sean resueltos no por el Parlamento que aprueba la Ley de Leyes sino por decretos de necesidad y urgencia o por Decisiones Administrativas del Jefe de Gabinete, tampoco. Así ha venido sucediendo desde hace muchos años y no es privativo del gobierno de Cambiemos.

    Ahora, que el presupuesto sea aprobado y casi en simultáneo se sancionen leyes que modificarán los números que se acaban de votar, es algo que supera lo imaginable.

    Y así ha sucedido con el Presupuesto 20

    ​18, votado casi en simultáneo con las Reformas Previsional, Tributaria y de Responsabilidad Fiscal, y con cifras que estaban armadas desde setiembre del 2017. Peor aún, luego de aprobarse, el Jefe de Gabinete, los ministros de Hacienda y Finanzas, y el presidente del Banco Central dieron una conferencia de prensa en la que se anunció una meta inflacionaria diferente (15%) a la que el propio presupuesto contiene (15,7%).

    La Reforma Previsional cambia la fórmula para ajustar las jubilaciones y pensiones a la baja; por lo tanto van a disminuir los gastos asignados en el presupuesto para tal fin. La Reforma Tributaria rebaja las contribuciones patronales por lo que los ingresos provenientes del Sistema Único de Seguridad Social también disminuirán.

    Para el primer caso se estima que la rebaja le haría “ahorrar” al Estado entre 70.000 y 100.000 millones de pesos. En cuanto a cuál será el beneficio para los empresarios por los menores aportes que harán a la ANSeS, no hay una cuantificación cierta. Según cálculos realizados por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPPyP), la rebaja provocaría un desfinanciamiento del sistema previsional del orden de los 200.000 millones de pesos.

    Por otro lado, los cambios en el sistema tributario introducidos por la Reforma Tributaria modifican los Recursos del Estado calculados en el presupuesto. A esto hay que agregar los mayores ingresos por los impuestos que están incorporados en las facturas de los servicios públicos, ya que acaban de anunciarse aumentos en las tarifas.

    Además, la Ley de Responsabilidad Fiscal, que define entre otras cosas cuánto serán los fondos que las provincias recibirán del Estado nacional vía coparticipación, también modifica ingresos y gastos públicos.

    Más allá que las cifras contenidas en la Ley se vean modificadas por las normas aprobadas, podemos decir que el presupuesto vuelve a ser, como desde hace varios años, deficitario.

    No solo muestra que los ingresos corrientes (impuestos, contribuciones a la seguridad social, rentas de la propiedad y otros menores) no alcanzarán a cubrir los gastos corrientes (remuneraciones, pago de bienes y servicios, prestaciones de la seguridad social, asignaciones familiares y por hijo, entre otros) sino que el rojo crecerá un 70% más por el pago de los intereses de la deuda.

    De esta manera, este presupuesto sigue la lógica del déficit tanto primario (ingresos corrientes menos gastos corrientes) como financiero (déficit primario más pago de intereses de deuda), al que se lo cubre con nuevo endeudamiento, tal como ha venido sucediendo desde el gobierno anterior.

    “Los intereses a pagar por la Deuda Pública de la Administración Central en el 2018 son de  406.500 millones de pesos, pero está previsto que se paguen 286.200 millones” y el resto se capitalizarán formando parte del capital que ya debemos, detalla Héctor Giuliano en su nota Deuda Pública sin Presupuesto 2018.

    “Esto agrava fuertemente el cuadro de endeudamiento público ya que en 2018 el gobierno tiene vencimientos de capital por 67.400 millones de dólares y va a tomar deuda por 114.000 millones de dólares, por lo que el stock de deuda aumentará durante 2018 en 46.400 millones de dólares”, afirma.

    Las cifras presupuestarias muestran cómo los intereses de la deuda son el segundo ítem dentro de la estructura de gastos por jurisdicción, luego de las erogaciones del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Dichos servicios de la deuda son similares a lo asignado para Desarrollo Social, duplican a los gastos para Educación y son 5 veces superiores a los presupuestados para Salud.

    Un informe realizado por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPPyP) sobre el Presupuesto da cuenta de las inconsistencias del mismo:

    *Una inflación subestimada (15,7%) que ya se supone superada con los anuncios del día sobre los aumentos de tarifas;

    *un crecimiento de la economía sobrevaluado en 3,5% difícil de pensar en un esquema en el que la mitad del consumo privado depende del consumo popular, difícil de visualizar para una economía que no genera puestos de trabajo y que además no permite la recuperación real de los ingresos. Sumando a esto, los sectores de alto poder adquisitivo vuelcan sus excedentes hacia la especulación;

    *con un comercio exterior en el cual las importaciones crecerían menos que en el corriente año, lo que hace difícil pensar en un crecimiento de la economía de la mano de un incremento menor de las importaciones.

    *con inversiones privadas en aumento que también dificultan visualizarse cuando las altas tasas vuelcan la voluntad del inversor hacia la especulación

    Para concluir, tomamos las palabras del equipo económico del IPPYP que en su trabajo Ajuste,  Tarifazo y Endeudamiento en el Presupuesto de la Administración Pública Nacional 2018, acercan como conclusión:

    “Esta irracional política de ajuste y endeudamiento, plagada de contradicciones e inconsistencias que cuestionan todos los supuestos planteados por el oficialismo en el presupuesto, y que a la vez lleva implícitas las condiciones que propician la reproducción de crisis sociales, y externas como enseña de manera elocuente la historia argentina reciente, es al a vez una política compatible con la consolidación de un modelo productivo extractivista y desindustrializador, depredador de los recursos naturales y el medio ambiente”

    ​http://www.redeco.com.ar/nacional/economia/23024-presupuesto-des-presupuestado​
    Categorías: Noticias regionales

    UN BRASIL EN RETROCESO, ALERTA ANTE UN EVENTUAL GOLPE DENTRO DEL GOLPE

    Vie, 12/01/2018 - 18:35


    Por Juraima Almeida

    El 2018 da la oportunidad a los brasileños de optar entre la posibilidad de construcción de una sociedad mínimamente igualitaria o la consolidación definitiva de un proyecto expoliador, represivo, antipopular, siempre y cuando se realicen las elecciones presidenciales y no se produzca un golpe dentro del golpe para impedir, a toda costa, la participación del exmandatario Lula de Silva en ellas.

    Las señales son confusas y es difícil que quienes hoy detentan el poder se pongan la soga al cuello: las elecciones no están aseguradas, y harán lo imposible para impedir la elección del expresidente, inclusive un nuevo golpe que conlleva al vaciamiento del presidencialismo o de un enmienda constitucional (eludiendo la consulta popular) que dicte un parlamentarismo de hecho, o una presidencia colegiada, con jueces y quizá militares.

    Durante el gobierno golpista Brasil ha retrocedido en todas las áreas, suprimiendo y destruyendo los derechos sociales y concentrando la riqueza en la mano de los más ricos, con aumento expresivo en el precio del gas, la gasolina y la electricidad, cortes en el salario mínimo, en la salud y reducción de inversiones en las universidades, cortes drásticos en la educación, en la investigación y en toda el área social.

    No hay esperanza con este gobierno de facto: las medidas anunciadas para 2018 van a agravar aún más este cuadro: Son los más pobres quienes pagarán la cuenta de la reforma de la seguridad social que no afecta a los ricos, los parlamentarios, los jueces ni los militares. Es que para fines de 2017 los “nuevos pobres” sumaron 3,6 millones, mientras Naciones Unidas anunciaba que Brasil retorna al Mapa del hambre.

    Solo un nuevo pacto popular alejará del horizonte las amenazas de hoy, que no se reducen a las consecuencias del neoliberalismo radical sino a la radicalización conservadora, como pensamiento, acción, política, gobierno, valores sociales e ideología. El conflicto que no favorece los proyectos de conciliación de clase, presidirá las maniobras de la derecha y condicionará los movimientos del campo popular, independientemente de los partidos y de las candidaturas conocidas y aquéllas por ser anunciadas, señala el exministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Amaral.

    El académico Liszt Vieira señala que mientras se producen aumentos de impuestos, por un lado, por el otro se perdonan deudas multimillonarias de grandes empresas y se decreta la exención de impuestos a las empresas multinacionales de petróleo. Los medios de comunicación hegemónicos aplauden las reformas presentándolas como esenciales al interés nacional.

    El Poder Judicial, cada vez más participante en temas que no le debieran concernir, parece sintonizado con los mismos intereses, al igual que los mandos policiales. A partir del golpe de 2016, la radicalización creció, se expandió y se profundiza a favor del poder económico, bajo el liderazgo del capital financiero y el monopolio de los medios de comunicación, uno y otro “estados” dentro del Estado, que actúan en consonancia y son portavoces del poder fáctico, más allá de los tres poderes constitucionales.

    Más allá de los medios de comunicación de masas, en su permanente deconstrucción de la imagen del expresidente, actúan, tomados de la mano, el poder judicial (de jueces de planta como Sergio Moro hasta el STF, pasando por el TSE y los tribunales superiores regionales), el Ministerio Público y la Policía Federal. La intención no es comprobar presuntas irregularidades cometidas por Lula, sino impedir, hoy, su candidatura; mañana, su elección, su posesión y su gobierno, aunque sea a costa de su libertad, amenazada por condenas anunciadas.

    Lula promete un nuevo manifiesto-compromiso, dirigido ahora al pueblo (y no como en 2002 a los banqueros), a trabajadores y campesinos, proletarios urbanos que sobreviven en los servicios y a aquellos sectores de la clase media perdidos en el último quinquenio. Un cuando quiera fortalecer su imagen de conciliador, estará presionado por las circunstancias.

    La gran ofensiva de la derecha intenta privatizar todo lo posible, hasta el Jardín Botánico de Río.
    Luchar contra las zancadillas que intentan impedir que Lula sea candidato en 2018 y levantarse en la defensa de la democracia y los intereses de la nación, puestos en riesgo por el entreguismo más descarado, son las tareas del espectro popular, en busca de unidad táctica, estratégica y de acción.

    Revertir el grave retroceso será la gran tarea del gobierno que sea elegido en noviembre de 2018.

    (*) Juraima Almeida
    Investigadora brasileña del Centro Latinomeriacno de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la).

    ​https://www.nodal.am/2018/01/brasil-retroceso-alerta-ante-eventual-golpe-dentro-del-golpe-juraima-almeida/​

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL HOMBRE LIBRE Y LAS GRANDES ALAMEDAS

    Vie, 12/01/2018 - 18:30

    Por José Pablo Feinmann

    Cuando Farrell le dice a Perón mándelos a sus casas pidiéndole, con tal frase, la desmovilización de la jornada popular del 17 de octubre, está pidiendo lo que toda derecha quiere: el pueblo debe estar en su casa, toda movilización es peligrosa, pues nadie puede prever su resultado. Perón habrá de encontrar la formulación perfecta de ese deseo. Siempre, aun en los días aciagos de su caída, les dirá a sus seguidores que permanezcan en sus casas: de casa al trabajo y del trabajo a casa.

    Los días fueron aciagos porque el que caía, en 1955, era un gobierno popular. Y los obreros lo sabían: todo lo que viniera sería peor. Incluso intelectuales de izquierda como Milcíades Peña, acérrimo crítico del peronismo, fueron a la CGT a pedir armas. Pero el líder se había ido. Salvador Allende fue la imagen diferenciada. Se quedó a pelear y hasta dijo que surgirían las grandes alamedas por las que pase el hombre libre.

    ¿Volverán a crecer las grandes alamedas?
    ¿Volverán a verse los hombres libres que pasen bajo las hojas de la libertad? Nada es para siempre. A veces parece que se cerraran los espacios y horizontes de la esperanza. El grupo siempre está en crecimiento. Y aunque se atraviese una etapa en que todo se obstina en estar mal, siempre hay que sostener la mirada crítica, esa que ve el desajuste en que se nos quiere hacer vivir. El desajuste es lo que se produce entre las políticas del poder y los intereses de las clases no poseedoras. El neoliberalismo vive en el desajuste que constantemente reproduce. Porque hace política para lo macro. Si cierran los números en exterioridad, todo está bien. No le importa lo micro. Incluso lo despoja para sostener los números de la balanza de pagos. De aquí que se le quite dinero hasta los más débiles, los jubilados, los niños.

    Así, el desajuste con cualquier posibilidad de apoyo popular y las políticas de estado se presenta una y otra vez. Crece la deuda externa y no hay sensibilidad interna. Todo esto se defiende desde las armas. Un neoliberalismo que se precie de tal requiere un fuerte aparato represivo. O se busca el consenso o se lo impone por la fuerza. El miedo a asistir a manifestaciones de rechazo crece cada vez más. Es más seguro manifestar desde la derecha protegida por el poder que desde la izquierda, eterna sospechosa y víctima de todo ultraje. Durante la dictadura de Videla se pudo ganar las calles para festejar el Mundial. La policía militarizada instaba a los grupos que se formaron para festejar. Vamos, es el triunfo de todos, hoy salgan a la calle, sean bulliciosos, nosotros estamos para cuidarlos y acompañarlos. Hoy se puede, porque el fútbol es nuestro aliado y juega a favor de nosotros. Al goleador de la selección nacional de 1978 le decían el matador. Una notable simetría entre el poderío militar y sus gladiadores. El pueblo puede salir a la calle cuando está permitido. Y durante esos días de festejo multitudinario y custodiado, la alegría era obligatoria.

    El fútbol y los celulares cumplen hoy una estrategia de poder mundial. La globalización del poder. No hay sonoridad en la palabra del otro porque no hay sonido. Y aunque lo haya la comunicación está devaluada porque no tiene expresiones ni cercanías. Se trata del aplanamiento del todo. Lo uno suplanta a la diversidad. Todos nos hablamos con todos. Todos escuchamos lo mismo o vemos el mismo partido, ya que todos se parecen.

    De casa al trabajo y del trabajo a casa. Es el mismo trayecto. Ya que tanto en casa como en el trabajo escucho y veo lo mismo. Un proyecto sólido, algo que nos acerque a la posibilidad de ese hombre libre y sus alamedas es construir espacios de libertad. Un espacio de libertad es uno en el que se hable de lo que no se habla. Por el momento habrá que reunirse y verse las caras, escucharse y plantear la agenda que pueda alejarse del discurso agobiante del poder unificador.

    La cacerola tiene un aspecto sospechoso: le sirvió a la clase media y alta en Chile para derrocar a Allende. Durante los días del 2001 en Buenos Aires la clase media y sectores populares la usaron contra De la Rúa. Durante el kirchnerismo y el problema del campo sirvió los intereses del campo: el kirchnerismo no usó la cacerola. En Venezuela fue utilizada contra Chávez. Ahora se usa contra Macri. La cacerola, en sí, perdió identidad al tener tantas. Más importante que su uso es saber para qué causa sirve. La cacerola, al no tenerla, mal puede dar identidad. La identidad es más ardua que eso. Saber quiénes somos y a qué nos oponemos y por qué son los pilares fundantes de toda posible identidad. Y eso se conquista desde el individuo al grupo y el espacio de libertad. Cuando se consigue esta lúcida y crítica trinidad (individuo, grupo, espacio) puede hablarse de una verdadera hegemonía. Las grandes alamedas pueden ser pequeñas, pero deberán siempre cobijar al hombre libre. Por ahora, entonces, construir las alamedas es la consigna.

    ​https://www.pagina12.com.ar/87517-el-hombre-libre-y-las-grandes-alamedas​


     

    Categorías: Noticias regionales

    QUE NADIE TENGA DUDAS: LOS PUEBLOS VENCERÁN

    Vie, 12/01/2018 - 18:26

    Por Carlos Aznarez

    A nadie, viva donde viva, se le escapa que este año que acaba ha sido difícil de transitar. Hemos afrontado luchas de todo tipo, algunas de ellas victoriosas. Como en Venezuela, Bolivia y Nicaragua, con su pueblos bravos demostrando tener altura de miras al enfrentar a sus enemigos de clase y vencer.

    O en nuestra querida Cuba, que se apresta a entrar con paso firme en el año 59 de una Revolución que durante todos estos años nos ha iluminado y dado fuerzas. O como en Siria, donde pueblo, ejército y aliados internacionales lograron impedir que el imperio y sus engendros terroristas se hicieran con ese país. O la potentísima demostración reivindicativa del pensamiento y la acción contra el patriarcado logrado en Argentina con la consigna “Ni una Menos” y extendida como reguero de pólvora por el mujerío de todo el continente y el mundo.

    Fueron jornadas duras que demostraron que llegadas las circunstancias lo más importante es tener claridad sobre lo que se está defendiendo. En ese aspecto se hace necesario recordar que una vez más el heroico pueblo palestino sigue en pie y aferrado a su tierra resistiendo el embate brutal de la jauría sionista y solo con esa actitud (y poniendo el cuerpo de sus mejores hombres y mujeres en una batalla desigual) ya está venciendo.

    Párrafo aparte hay que dedicar a Colombia donde los anhelos de paz se encuentran entre paréntesis debido al comportamiento artero del establecimiento gubernamental ligado como siempre a la derecha uribista.
    Ellos son los impulsores del paramilitarismo que sigue asesinando líderes y lideresas así como también a desmovilizados de las FARC y amenazan con destruir las mínimas concesiones del gobierno Santos.

    Por supuesto qué hay otras miles de peleas populares que debemos tomar como ejemplo de que solo la lucha y nada más que la lucha se convierte en ariete para futuras victorias. Van algunos pocos ejemplos entre miles: la campaña concientizadora de Marichuy, la vocera del mundo indígena y del zapatismo caminando con paso firme por el México bronco.

    La resistencia legendaria del pueblo mapuche frente a los nuevos conquistadores de ambos lados de la Cordillera de Los Andes (Honor y gloria a Rafael Nahuel y al internacionalista anarquista Santiago Maldonado). La lucha del campesinado brasileño enrolado en el MST o las movilizaciones de los SinTecho, todos ellos y ellas junto a otros cientos de miles coronando su deseo de “Fora Temer”. Las multitudinarias manifestaciones del pueblo argentino contra la brutalidad capitalista del gobierno gorila de Macri, donde la calle se convirtió en un mundo de piedras para enfrentar, cual Intifada sureña a gendarmes, policías y otros uniformados. La muestra de inimitable defensa de los derechos humanos demostrada por las Abuelas de Plaza de Mayo que siguen encontrando nietos y nietas, arrancándoselos a los genocidas.

    La fuerza del campesinado paraguayo y sus organizaciones insurgentes enfrentando al títere pro yanqui Horacío Cartes y al latifundismo. La rebelión del pueblo peruano contra PPK y el fujimorismo. Todas ellas y muchas más representan jornadas memorables de empoderamiento y recuperación de la autoestima popular, pero marcan solo un paso en la lucha para alcanzar la destrucción del capitalismo y alcanzar la meta del “buen vivir” en una sociedad sin explotadores ni explotados.

    Lo demás es conocido: políticas neoliberales sin límites, despidos, inflación, recortes o eliminación de libertades esenciales, censura y apagones informativos, persecución a los luchadores, destrucción medioambiental, racismo, xenofobia y en todos los casos altos niveles de represión con cárcel, torturas y asesinatos de los y las mejores hombres y mujeres de nuestros territorios. Esa y no otra sigue siendo la receta del capitalismo.

    Ha sido duro este 2017 y anticipa algo similar para el 2018 pero a pesar de los pesares estamos en pie, no nos han vencido, somos los y las de siempre. Reivindicamos al Che, Fidel y Raúl, a Hugo Chávez y Manuel Marulanda, a Camilo Torres y al Iman Jomeini, a Evo Morales y a Sandino, a Rosa de Luxemburgo y a Juana Azurduy, a Evita Perón y Manuelita Saenz,

    Pero también a Guacaipuro, a Túpac Amaru, Túpac Katari y Bartolina Sisa.

    Somos los que en las calles cantamos a la memoria y honramos a nuestros mártires pero sobre todo no olvidamos a todos nuestros presos y presas, sean latinoamericanos, palestinos, vascos, catalanes, kurdos o irlandeses, Para todos y todas ellas exigimos libertad y amnistía. Por todos ellos y ellas levantaremos nuestra copas y brindaremos por un año más de rebeldía frente a este sistema opresor. Con la confianza de que los pueblos VENCERÁN.

    https://www.telesurtv.net/bloggers/Que-nadie-tenga-dudas-los-pueblos-venceran–20171231-0002.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_content=33

    Categorías: Noticias regionales

    PABLO AREGUATÍ, UN GUARANÍ COMANDANTE DE MALVINAS

    Vie, 12/01/2018 - 18:21

    Por Misiones Tiene Historia

    El proceso revolucionario y emancipador que surcó buena parte del continente americano a comienzos del siglo XIX, trasformó las estructuras sociales y generó un inusitado fenómeno de movilidad e integración social.

    Sectores tradicionalmente relegados lograron acceder a puestos administrativos que tenían vedados en tiempos coloniales, como ciertos cargos públicos o el ascenso en el escalafón de mandos militares. Pardos, morenos, aborígenes y criollos en general, encontraron en la revolución el ámbito propicio para insertarse en la sociedad y ocupar espacios de mayor o menor trascendencia, pero siempre novedosos con relación a las posibilidades que tenían en los siglos anteriores.

    Uno de los casos más curiosos de esta movilidad es el de Pablo Areguatí, un guaraní de las Misiones que en el lapso de una década fue protagonista del inicio de la guerra civil en el litoral, para luego transformarse en la primera autoridad designada desde el Río de la Plata, sobre nuestras islas Malvinas. Esta insólita historia solo fue posible en el complejo marco de la revolución y la independencia.

    Estirpe familiar

    Los Areguatí eran una familia tradicional y de cierto prestigio en el espacio guaranítico previo a la revolución. Ello debido a que integraban una especie de elite local, conformada por los miembros aborígenes de los cabildos que habían instalado los padres de la Compañía de Jesús en cada una de las reducciones jesuíticas. Luego de la expulsión de los miembros de la orden fundada por Santiago de Loyola, los Cabildos de guaraníes mantuvieron su impronta en la administración de los pueblos, ahora en una especie de co-gobierno junto a los administradores coloniales españoles.

    Pablo era hijo de don Pascual Areguatí y nació entre 1770 y 1780 en San Miguel Arcángel, el actual pueblo de São Miguel das Missões, ubicado en el brasileño estado de Rio Grande do Sul. Al igual que muchos guaraníes, Pablo accedió a un buen nivel educativo e inclusive las fuentes aseguran que se formó en el Real Colegio de San Carlos, de Buenos Aires, el mismo establecimiento en el que estudiaron personajes como Manuel Belgrano, Mariano Moreno, Manuel Dorrego y Bernardo de Monteagudo, entre otros.

    Parece ser que don Pascual se caracterizó por tener hijos un tanto inquietos, ya que uno de los hermanos de Pablo, llamado Pedro Antonio Areguatí, formó parte de la expedición de los “33 Orientales” que en 1825 invadió el actual Uruguay al mando de Juan Antonio de Lavalleja.

    Con la ocupación portuguesa de 1801 a las Misiones Orientales (los siete pueblos jesuíticos guaraníes que hoy pertenecen al Brasil), numerosas familias guaraníes emigraron hacia la margen occidental del río Uruguay, que comenzó a constituirse en el límite litoraleño entre el espacio castellano y el lusitano. Los Areguatí emigraron hacia Mandisoví, una estancia fundada en 1777 por Juan de San Martín, el padre del futuro Libertador José de San Martín, como posta en el circuito comercial de la yerba mate y proveedora de ganado. La actual localidad entrerriana de Federación es heredera de aquella población tardo colonial.

    El estallido revolucionario de 1810 tuvo un rápido impacto sobre Mandisoví y la vida del protagonista de esta historia. De camino rumbo al Paraguay, Belgrano reorganizó el pueblo mediante un decreto dictado el 16 de noviembre de 1810, que estableció los límites jurisdiccionales del “pueblo de Mandisoví”. A su regreso, designó a Pablo Areguatí como primer alcalde del pueblo y comandante de milicias, una muestra más del ascendiente que los Areguatí tenían en la localidad.

    El inicio de las batallas entre hermanos

    La revolución en el ámbito rioplantense se tradujo en el surgimiento del ideario federal, cuyo principio básico fue el de la soberanía particular de los pueblos. Este ideario, sumado a una radical postura igualitaria impulsada por José Gervasio Artigas, se imbricó con las tradiciones socio-culturales de los guaraníes, quienes adhirieron con profundo fervor al federalismo artiguista. Claro que esta adhesión no estuvo exenta de tensiones y conflictos, incluso dentro del propio espacio guaranítico.

    Es que la adopción del federalismo igualitario supuso un fuerte cuestionamiento a la estructura social vigente, en la cual Areguatí ocupaba un lugar de privilegio. Rápidamente comenzaron a surgir grupos de guaraníes federales, que deseaban llevar a la práctica aquello de la igualdad entre los hombres y poner a Mandisoví bajo el liderazgo de Artigas. A ellos se opuso el alcalde, a quién los “rebeldes” artiguistas identificaron como un enemigo por su inclinación hacia el centralismo de Buenos Aires. El líder de este grupo era Domingo Manduré, oriundo de Yapeyú, jefe de milicias de Salto Chico y con intereses ganaderos en la región de la actual Concordia.

    Para mediados de 1813, mientras la Asamblea del año XIII expulsaba a los diputados artiguistas y frenaba el impulso del que fuera el primer congreso en la historia Argentina, los federales guaraníes ponían sitio a Mandisoví, localidad que fue cercada el 28 de agosto. Pese al auxilio enviado por el teniente gobernador de Misiones, Bernardo Pérez Planes, Areguatí no pudo contener a los hombres liderados por Manduré y debió abandonar el pueblo y la región. Primero se dirigió a Santa Fe y luego a Buenos Aires, en donde tenía algunos contactos para insertarse laboral y comercialmente. En reconocimiento por su actuación a favor del poder central, el Director Supremo Gervasio Posadas lo designó capitán de milicias en 1814, pese a que para ese entonces ya no comandaba milicia alguna.

    La particularidad de aquel combate de Mandisoví, en el que Areguatí fue derrotado, es que se constituyó en el primer enfrentamiento en el marco de la guerra civil, un conflicto fratricida que se extendería por toda la centuria y en el que se contarían más de 450 batallas.

    Donde clama el viento y ruge el mar

    Pasó el tiempo y nuestro personaje reaparece en una situación de lo más curiosa e insospechada. En la década de 1820, el gobierno de la provincia de Buenos Aires inició una serie de acciones tendientes a materializar la soberanía de la provincia sobre las costas patagónicas, las aguas marítimas y las islas Malvinas. Con este último objetivo, es que en 1823 el gobernador Martín Rodríguez le otorgó derechos de explotación sobre 30 leguas de las Malvinas a un tal Jorge Pacheco, comerciante porteño. Éste fue autorizado a criar ganado y cazar lobos marinos, pero a cambio debía reparar las instalaciones de Puerto Soledad, la población fundada por los españoles a fines del siglo XVIII. Pacheco se asoció para la empresa con Luis María Vernet, junto al que iniciarían las actividades comerciales en el extremo sur.

    En diciembre de aquel año, con la expedición pronta a partir hacia las islas, Pacheco y Vernet se dirigieron al gobernador para anunciarle que la misma sería acompañada por el “capitán de Milicia retirado Dn. Pablo Areguatí”, quien “piensa formar de los mismos peones una Compañía de Cívicos con sus cabos y sargentos, para darle a esta operación toda la representación posible en obsequio de una propiedad de la Patria”. Asimismo, le solicitaron a Rodríguez la designación de Areguatí como “Comandante de aquel puerto sin sueldo alguno” y “para el respeto de los peones y buques extranjeros” que solían pescar en la zona y atracar en Malvinas. En el Archivo General de la Nación se encuentra el documento original, en el cual Rodríguez acompaña con su firma la designación de Areguatí como la primera autoridad “argentina” que gobernó en las islas.

    La flotilla comercial, cargada de ganado, madera y herramientas varias, arribó a Malvinas a fines de febrero de 1824 y de inmediato comenzaron los trabajos de instalación de la infraestructura necesaria para el emprendimiento empresarial de Pacheco y Vernet. Areguatí, por su parte, asumió el “gobierno” local en su calidad de comandante, además de poner en marcha una pequeña explotación ganadera para la que fue autorizado por sus contratistas.

    Allí estaba aquel indio guaraní, nacido y criado en el mundo subtropical de las Misiones, ahora como autoridad rioplatense en las inhóspitas islas Malvinas. Solo hay que imaginarlo posado sobre alguna altura, mirando el horizonte y recordando, con un dejo de nostalgia, aquellas aguas transparentes del río Uruguay y la calidez de sus paisanos. El invierno austral no se habrá demorado en desplegar toda su crudeza, con temperaturas bajo cero y precipitaciones copiosas que humedecen hasta el alma. Quizás en aquel momento Areguatí se sintió solo y abandonado, como si lo hubieran extraído de su mundo y de su entorno para depositarlo en otra dimensión.

    Apenas seis meses estuvo Pablo en el archipiélago austral, en el mes de agosto emprendió el regreso y se negó a volver a su comandancia. Entre la frustración por las dificultades para emprender un desarrollo comercial en la zona y la crudeza del invierno, Areguatí optó por afincarse en Buenos Aires. En la capital logró un puesto en la Aduana y luego se desempeñó como oficial de justicia. Seguro, fue incapaz de dimensionar el sentido histórico de su paso por las islas, un sentido que hoy se hace inteligible porque nos separan 190 años de aquel Areguatí primer comandante “argentino” en las Malvinas.

    Documentos que hacen la historia

    En el Archivo Histórico Nacional de Buenos Aires, descansan miles de documentos a la espera de algún paciente historiador que los saque a la luz y los integre en un relato histórico.  Uno de esos documentos es el expediente 18, legajo 48 de la sala IX: 24-5-7 de Guerra y Marina, de donde extraje parte de la historia de la llegada de Areguatí a Malvinas.

    El documento es una nota presentada por los socios comerciales Jorge Pacheco y Luis Vernet ante el gobernador de Buenos Aires, Martín Rodríguez. Allí, entre otras cuestiones, se informa que a la expedición a Malvinas la acompaña el “capitán de Milicia retirado Dn. Pablo Areguatí”. En consideración de ello, solicitan, “para el respeto de los peones y Buques extranjeros” se lo designe como “Comandante de aquel punto sin sueldo alguno”.

    Asimismo, comentan que “Areguatí piensa formar de los mismos peones una compañía de Cívicos con sus Cabos y Sargentos, para darle a esta operación toda la representación posible en obsequio de una propiedad de la Patria, llevando las armas y municiones de cuenta de la negociación”.

    El documento está firmado al margen por Rodríguez, quién aprueba lo solicitado el día 18 de diciembre de 1823, día en que un misionero, fue designado para gobernar Malvinas.

    Fuente:
    Pablo Camogli, “Contame una historia”, Buenos Aires, Aguilar, 2014.

    http://www.misionestienehistoria.com.ar/pablo–areguat%C3%AD–un-guaran%C3%AD-comandante-en-malvinas

    Categorías: Noticias regionales

    CAMPAÑA ANTÁRTICA, MALVINAS Y LA SOBERANÍA EN RIESGO

    Jue, 11/01/2018 - 21:11
    ​​

    Por Mariano A. Memolli

    Para clarificar los aportes de varios medios, es importante destacar que la Antártida es generadora de inconvenientes que deben afrontarse en cada momento mientras se desarrollan las campañas antárticas. No obstante las políticas de desinversión en ciencia y logística suman problemas a los existentes.

    Problemas por falta de combustible en las bases a fin de año y la escasez de insumos existieron anteriormente y, también, los operadores logísticos presionaron con el cierre de base. En algunos casos exagerado y en otros no. Hubo una única excepción con la vuelta anticipada de científicos durante el gobierno de De la Rúa por falta de inciso 1 para el pago de sueldos. Por lo general las campañas científicas se realizaron con cumplimientos satisfactorios, de acuerdo a los informes recibidos y se cumplían las tareas de retirar los residuos de la Antártida.


    Traslado de combustible en la base Marambio

    Hoy el panorama ha cambiado.

    La interminable campaña antártica del verano pasado, 2016/2017 no tuvo el apoyo de un buque de gran porte con helicópteros para el reaprovisionamiento de las bases por razones presupuestarias. Se puso en práctica una campaña de menor envergadura con limitaciones en varios rubros.

    Siempre se señaló el ahorro de dinero por no alquilar un buque extranjero.
    Las cuentas finales no avalan la hipótesis inicial.

    Tampoco fue tan efectivo el ahorro en víveres ya que desde las bases se quejan por faltantes de víveres. Algo esencial para las correctas condiciones de trabajo en la Antártida.

    El reabastecimiento de la base Marambio utilizando únicamente medios aéreos provocó faltantes, especialmente el combustible para el funcionamiento de toda la base. El consumo de combustible de Marambio es muy elevado. La planificación fue demasiado optimista, los aviones Hércules C 130 tuvieron que trasladar el total de combustible anual de la base. La maniobra titánica fue demasiado para los aviones que comenzaron con evidenciar fallas. Posiblemente la ocurrida con el TC 69 se vincule con la sobrecarga de trabajo que significa la operación permanente.


    Neumático reventado del TC 69 en Rio Gallegos luego de una muy buena maniobra del comandante

    Luego del incidente del TC 69 hizo que la empresa responsable del mantenimiento indicara preventivamente que los aviones reparados en EEUU deben permanecer en tierra hasta tanto se determine la causa generadora del grave desperfecto.

    El vuelo planificado se realizó gracias a los servicios de la Fuerza Aérea de Uruguay. No queda claro si el avión fue alquilado por el Programa Antártico Argentino y si continuará prestando servicios durante la campaña antártica 2017/18. La noticia fue más conocida en el exterior que en nuestro País.

    Hércules C 130 de la Fuerza Aérea Uruguaya aterrizando en Base Marambio

    ¿Hubo más ahorro por no alquilar un buque con helicópteros?

    De acuerdo a la cantidad de vuelos realizados y los medios desplegados la ecuación económica no fue favorable para los operadores logísticos comparando el costo de la campaña antártica 2015/2016 con la anterior. El costo de la reducción de proyectos científicos no tiene impacto económico a corto plazo, pero si lo tiene a futuro en términos de la presencia nacional en la Antártida.

    El envejecimiento acelerado del material aéreo es alto y las reparaciones de los aviones son elevadísimas.

    La maniobra de abastecimiento logístico de la Base Marambio con aviones C130 había sido considerada anteriormente pero finalmente rechazada por razones operativas y de seguridad. Si bien existe la experiencia de reaprovisionar la Base Belgrano II con aero lanzamientos, la cantidad de combustible es muchísimo menor en comparación con Marambio. También se utilizó un avión Ilyushin II 76, alquilado por su capacidad aérea y preservar los aviones Hércules KC 130 para las demás operaciones antárticas.

    El costo no fue el anunciado, fue muy superior, aunque no hay datos oficiales pero pueden calcularse.

    Si hubo ahorro ¿dónde está el beneficio antártico?

    La idea de ahorrar en un rubro es permitir mejorar la situación de otros considerando que el Estado Nacional no es una empresa que debe acumular capital como ganancia. La promesa de mejorar el estado edilicio de las bases y la construcción de una nueva base Petrel con operación permanente han quedado bastante relegadas. Tampoco hubo avances en la construcción de plantas de tratamiento de efluentes y mejoras ambientales.

    Los fondos provenientes del remate de la sede histórica de la Dirección Nacional del Antártico e Instituto Antártico Argentino parecen no haber sido incorporados para la inversión en grandes equipos científicos o en apoyo para la actividad científica.

    Al conjunto de inconvenientes aéreos se sumaron problemas en el Rompehielos Alte Irizar de poder operar en el Sur del Mar de Weddell, peligrando el reabastecimiento en la base Belgrano II. En esa base continúa acumulándose la basura domiciliaria y los residuos peligrosos sin conocerse públicamente la cantidad de residuos replegados en la campaña anterior. La evaluación del cierre de bases no la generó el gobierno nacional sino que es una opción que manejan los operadores logísticos por falta de provisiones para seguir funcionando.


    Grupo de Trabajo en Base Melchior – CAV 2016-2017

    Hoy no existe otra planificación que utilizar el Rompehielos Alte Irizar con el mínimo de vuelos de Hércules C130 posibles.

    Considerando las novedades que presenta el rompehielos y el estado de las aeronaves las posibilidades de realizar la campaña antártica completa es crítica.

    ¿Dónde entra la cuestión Malvinas y la Soberanía?

    El buque británico HMS Protector forma parte de las campañas antárticas y su misión es sostener la soberanía británica en el “Territorio Antártico Británico”, Georgias, Sandwich y espacios marinos circundantes. Por primera vez se autoriza un recambio de la dotación militar del buque, utilizando un avión militar de la Real Fuerza Aérea del Reino Unido, procedente de Puerto Argentino (Malvinas) aterrizando en Ezeiza, para luego preparar un diálogo de “cooperación” entre los Ministerios de Defensa de ambos países. La Cancillería Argentina tendría que haber evaluado este permiso.

    Dotación del HMS Protector

    Considerando que Argentina siempre protestó el aterrizaje de aeronaves militares británicas provenientes de Malvinas a cualquier aeropuerto de Latinoamérica, el que hoy se autorice el aterrizaje en Ezeiza es un cambio muy desfavorable para la política nacional sobre Malvinas. Todo lo contrario para el gobierno ilegal e ilegítimo de Malvinas que acepta de muy buen grado estos gestos.

    Chile ha intensificado la presencia científica en toda su área de interés antártico, fortalece la capacidad científica en las bases, campamento y buques. De igual forma ha mejorado significativamente la inversión en Punta Arenas y Puerto Williams para mejorar el apoyo a la ciencia. Chile estima una cantidad de proyectos científicos para este año cercanos a cien de investigación desplegados en toda su zona de interés científico. El incremento presupuestario para la investigación científica antártica en Chile ha sido logarítmico.

    Por otra parte el British Antarctic Survey publica una nota sobre la montaña más alta de “su territorio”. Esta montaña es el Mount Hope o Monte Esperanza en el Sur de la Península Antártica.

    Sir Alan Duncan, vicecanciller británico dijo sobre el descubrimiento “El Territorio Antártico Británico es uno de los territorios británicos de ultramar más remotos y únicos, uno de los paisajes más prístinos del planeta. Nuestros científicos británicos, líderes en el mundo, que trabajan allí, llevan a cabo una investigación vital sobre el cambio climático, cuyos efectos se sienten con mayor intensidad en las regiones polares. El descubrimiento de Mount Hope como el pico más alto del Reino Unido es un gran ejemplo de la ciencia británica que está dando grandes pasos en las técnicas de mapeo para ayudarnos a tener una mejor comprensión de esta fascinante región “.

    La noticia pasaría como algo normal si no fuera que un proyecto similar de investigadores del Instituto Antártico Argentino, para medir la altura del Monte Jackson, habría sido rechazado, de acuerdo a la información de investigadores de ese organismo. Distintas visiones de gobiernos conservadores.

    Otro retroceso notable para la ciencia argentina, en franca decadencia.

    Las campañas antárticas no son fáciles, siempre presentan problemas, pero en la resolución de los problemas se ve el interés de un país por su integridad territorial.

    A veces es preferible gastar un poco más y asegurar el apoyo a la actividad científica que especular con ojos financieros la Política Nacional Antártica y de Malvinas.


    *Dr Mariano A. Memolli

    Presidente de ECOAntártida

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA REPRESIÓN NUESTRA DE CADA SEMANA

    Jue, 11/01/2018 - 20:55


    Por Laura Vales

    Desde que asumió Macri se registran entre cuatro y cinco operativos represivos por mes.

    Un relevamiento realizado por el CEPA entre enero de 2016 y noviembre de 2017 constató 111 hechos represivos, que dejaron 328 personas heridas. El 52 por ciento de los operativos fueron contra protestas de trabajadores y el 24 por ciento contra movimientos sociales.



    Fuente: Centro de Economía Política Argentina

    Desde la asunción del gobierno de Cambiemos hubo, en promedio, una represión por semana. Más de la mitad de estos operativos fueron contra protestas de trabajadores –formales e informales– que reclamaban por despidos o pérdidas de derechos laborales. La violencia de los métodos utilizados por las fuerzas de seguridad para neutralizar la protesta se refleja en el número de los heridos (por balas de goma, gases, palos y en algunos casos munición de plomo) contabilizado en el período, que llegó a 328 personas.

    Golpes, gases, balas

    Los datos surgen de un relevamiento que el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que dirige Hernán Letcher, realizó frente al aumento de la represión del conflicto social, proceso cuya gravedad se volvió inocultable tras los operativos en los que fueron muertos Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

    En la sistematización que hicieron los investigadores se ve cómo los trabajadores, frente a las políticas de ajuste y precarización, están oponiendo acciones de resistencia, y que el Gobierno ha enfocado la respuesta represiva para su control, a diferencia, por ejemplo, de otros caminos que incluyen alguna vía de negociación, como las abiertas con algunas organizaciones sociales. El detalle de las represiones da así una idea de la importancia que el macrismo otorga al acallamiento de la protesta gremial, esté respaldada o no por un sindicato.

    Desde enero 2016 a noviembre 2017 el informe constató 111 hechos represivos. En el año 2016 se produjeron 55 casos, y en 2017 –hasta el mes de noviembre– llegaron a 56. Es decir que en 2016 el promedio alcanzó los 4,58 casos por mes, mientras que en 2017 el promedio fue de más de 5 casos mensuales.
    Si se mira cuáles fueron los sujetos de las protestas, resulta que más de la mitad de las represiones se llevaron a cabo contra movilizaciones de trabajadores formales e informales (52 por ciento).
    En segundo lugar, sus víctimas fueron militantes de movimientos sociales (24 por ciento), luego (con el 14 por ciento) familias en condiciones de vulnerabilidad, pueblos originarios (6 por ciento). Finalmente, también hubo desalojos contra vecinos que protestaban reclamando justicia por hechos de gatillo fácil e inseguridad.

    Los motivos de las protestas reprimidas fueron: reclamos salariales (17,1 por ciento de los casos) y por despidos (14,4 por ciento); ambos rubros aluden al uso de la violencia para imponer la precarización a los trabajadores formales. Le siguió, en orden descendente, la represión a reclamos de los vendedores ambulantes (9 por ciento) y a pedidos de alimentos y programas sociales (en el mismo nivel).

    En los operativos de los últimos dos años fueron detenidas, según las denuncias recabadas, 354 personas, y heridas 328. Vale aclarar que las detenciones y los heridos no responden sólo a conflictos laborales. Por ejemplo, un operativo con un elevado número de detenciones fue el que la policía santafesina realizó durante la marcha de cierre del Encuentro Nacional de Mujeres.
    Finalmente, si las represiones se ubican en un mapa se ve que se concentraron mayoritariamente en la provincia de Buenos Aires (22 por ciento de los casos) y la Capital Federal (15,3 por ciento).

    El uso de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad responde siempre al criterio político de quien esté a cargo del gobierno
    . Cabe recordar que la administración del presidente Macri preanunció la represión de las protestas sociales al inicio de su gestión, cuando la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dio a conocer el llamado “protocolo de seguridad” o “antipiquete”. En aquel momento, los medios del sistema denunciaron indignadamente su incumplimiento, pero el criterio ya estaba marcado.

    El trabajo del CEPA apunta que la respuesta represiva es acompañada con la táctica de la judicialización, una lógica que se inauguró en enero de 2016 con la detención de Milagro Sala, y que ha sido seguida, en el plano sindical, por el arresto y la imputación de dirigentes gremiales por el hecho de haber participado en manifestaciones o paros.

    https://www.pagina12.com.ar/81879-la-represion-nuestra-de-cada-semana

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL ESTADO HIDRANTE

    Jue, 11/01/2018 - 20:46

    Por Horacio González

    En el pensamiento de las derechas clásicas la retórica dominante es la que define su violencia como democracia y a la democracia como violenta. En lo profundo de la doctrina Macri-Peña-Bullrich, el brazo armado del Estado se convierte en El Brazo Armado como órgano central del estado a él subordinado.

    El Gobierno Nacional imparte instrucciones a los gobernadores a cambio de dádivas en un juego de suma-cero donde lo que se saca de un lado se transfiere a otro con más poder.

    El macrismo puede definirse como un neo-darwinismo económico, de transferencia de recursos hacia el sistema financiero internacional, pasando por peajes tasados a favor de las clases propietarias argentinas, que oscilan entre las apuestas dentro del cableado magnético de las finanzas y una agroindustria depredadora, mendigante ante los mercados internacionales y que eleva sus plegarias ante las cotizaciones de Chicago. Sostener esta maquinaria engañosa y amenazante sin el antiguo sistema militar tiene sus costos. Primero hay que acusar siempre al Pasado, como los herejes a destiempo que injurian a Zeus o a Zoroastro. Pero principalmente, hay que trabajar con el conocido epigrama de los gobiernos provinciales, por lo tanto, con una versión muy conocida del peronismo. También hay que “crear” un pueblo, o mejor, cambiar” un pueblo por otro. Esto no significa mover a ninguna persona de lugar, sino trazar finos cordajes en el interior de las tradicionales adhesiones populares del ciclo histórico anterior de la política argentina, por la cual un nuevo palabreado con declinaciones peronistas se adose a la “gobernanza”.

    Esta es una palabra ficticia fabricada por los expertos económicos mundiales o por politólogos de derecha, para significar que los acuerdos de las grandes corporaciones deben ser festejados, cuando ya son sellados, por los políticos que se ponen al servicio de ellos mostrando profunda servicialidad. Macri la dijo en la primera reunión del G20. Dichosos sus escribidores. El peronismo como configuraciones de los viejos poderes provinciales sirve entonces a esa “gobernanza”. En el sistema de vasos comunicantes de la gestión –economía por política y política por economía, doble determinismo mecánico- la “gobernanza” significa algo muy claro. De ella emanan instrucciones a los gobernadores, que instruyen a sus parlamentarios para sostener al Gobierno en el Congreso, y a cambio reciben sustentos a título de dádivas, una vez descontado el tributo mayor destinado a la provincia de Buenos Aires, esta sí con denominación específica que viene de lejos: “reparación histórica”. Este sistema homeostático ha masticado al radicalismo y tiene engullido a buena parte del peronismo.

    Es si se quiere, un sistema simple de in put y out put. Podrán estudiar al macrismo nuestros sabios académicos y darles nombre más vistosos, a fin de presentar sus análisis emanados de una nueva razón cínica, pero no pasa de un sistema fijo de intercambio de pulsiones en un mercado de creencias y finanzas –ambas cosas finalmente fusionadas- en un flujo de ofertas y demandas intra-sistémicas –gobernadores peronistas y empresarios fuera-de-la ley,  vestidos con la toga gubernamental. Ese sistema pareció funcionar hasta ahora. Precondiciones para ello era dar algunos nombres novedosos a antiguas identidades de fuerte conocimiento público. Al neoliberalismo de pulsiones represivas se lo llamó “Cambiemos”, dándose así órdenes a sí mismos para proceder al desmontaje de instituciones sociales, que si no eran de aceptable funcionamiento, hacían al sustento de una idea difusa pero históricamente existente de pueblo-nación. Cambiemos se convierte así en un grito disciplinario destemplado, con sonido de balas de goma de fondo. Nombre gomoso, pues.

    En el mismo registro de alteración de nombres, hubo entonces un “peronismo republicano” al que se acogieron la mayoría de las personas portadoras de identidades de ciclos anteriores, lo que significaba correrse de la línea de castigo erguido en el mástil sacrificial de la Inquisición macrista. Ser kircherista es un peligro, y el Santo Oficio encabezado por Bonadío se encarga tarde o temprano de remarcarlo. Produce el efecto del cruce a la otra orilla del río, para protegerse, donde son recibidos por las banderas de la “gubernamentabilidad” con un alborozo de perdonavidas. Al fin, los esforzados nadadores abandonan las márgenes anteriores para llegar a buen puerto. Allí ponen en la bolsa de valores el nombre de peronistas, peronistas del macrismo, macri-peronianos de la segunda y tercera hora, con fichas negociadoras que prometen seguir el destino que el radicalismo, casi enteramente embuchado por Macri, ya había recorrido.

    El radicalismo ya había conocido el abismo final, por eso Macri era la instancia posible de su resurrección. Entre sus votos y los de Macri ya no había fronteras bien delimitadas. El peronismo de los gobernadores (por citar solo a ellos), todavía conserva, a título de negociación, ciertas fronteras más marcadas entre el voto que así se denomina –peronista- y el voto oficial al gobierno. Es que el peronismo continúa siendo una memoria social, que interrogada espontáneamente, rechaza de plano lo que los fríos emblemas institucionales de esa corriente política exponen hoy como pasando por la cabizbaja ventanilla de la claudicación. No son agonías cortas, sino de larga duración, mientras una memoria aún viva reclama espacios frentistas para redimirse.  Se basa el macrismo en la creencia de que esta arquitectura es duradera porque es sostenida por los grandes medios y un batallón de periodistas, desde los más conocidos hasta la legión de precarios aventureros que se van sumando desde un oportunismo profesional digno de metamorfosis de Kafka. Y los escritores de la ultraderecha mediática se basan en que ellos son sustentables porque el macrismo  es duradero.

    Pero Macri no supo “bajar la ansiedad” y tocó finalmente un nervio sensible de la sociedad. “Nuestros viejos”. Esta expresión, es desde luego demagógica. Pero su  efectividad es tan comprobada, que el propio Macri la había usado asiduamente. Como para él la palabra no vale ni un cuarto de bitcoin –lo que de todas maneras no parece poco-, creer que hablar es desdecirse continuamente tiene sus límites. Ya lo ha comprobado. Desde las más consistentes explicaciones de la baja retributiva que castigaría a los jubilados hasta las explicaciones que tocaban las cuerdas de la sensibilidad que, por cierto, no ha abandonado los temas sustanciales la sociedad argentina, el gobierno vio repentinamente crecer ante sí un frente parlamentario multivariado en la acción, para denunciar las maniobras sobre el quórum. Quórum: antigua voz latina que ha sobrevivido entre nosotros que significa “los que aquí estamos”.

    Para emplear una expresión antigua –siempre antigua y siempre reverdeciente-, hubo toda la semana pasada lucha de calles. Es el nervio vivo de la democracia. El quórum paralelo, que cuando se mueve, nunca es un cómputo electrónico sino un cuerpo vivaz pensante y actuante. Se mostró que el origen de la violencia debe ser examinado y debatido bajo nuevas perspectivas, en realidad” muy obvias. Todo estaba claro para el vocero gubernamental Peña, con su repique de frases encuadernadas aprendidas recién –“háganse cargo”- hasta los tics lingüísticos de la Universidad de San Andrés o similares, en el uso de cancherismos sobradores y acentuaciones de latifundista  propias de habilidosos embrolladores de la pandilla. La violencia es siempre la de las fuerzas sociales, ajenas al alcance de la máquina lava-identidades, desde luego de lavado rápido, del plan económico gubernamental.

    Para el alumnito Peña la violencia era de los tirapiedras, numerosos, de los que podemos descontar aquellos agentes policiales que cambiaron de vestimenta y siempre pululan, pero comprobaron que hay formas de autoconciencia que no necesitan del agente provocador para que se susciten cuando son accesos a la respuesta popular legítima. Tan legítimas como las tesis de Tocqueville sobre la democracia. Había una militancia con fórmulas de coraje conocidas y del otro lado, los nuevos armamentos letales, que por cierto no son los de la encapotada policía del Zar en el Domingo Sangriento, pero recurrieron continuamente de municiones de goma –de cerca hieren con saña pero pueden matar-, mostrando una faz exuberante del Estado: las fuerzas federales, gendarmería, prefectura, policía y policía aeroportuaria, atrincheradas en escenas de la Segunda Guerra Mundial. Solo faltaba John Wayne de capitán de trincheras haciendo flamear la Union Flag a cambio del gallardete de los gendarmes, dos espadones cruzados que engañan un poco respecto del armamento pesado que realmente utilizan.


    ¿Quién es responsable?
    Los movimientos sociales que arrojan piedras –lo mismo con el movimiento mapuche- actúan en nombre de derechos implícitos y remotos, siempre vigentes, pero nunca tiran “la primera piedra”. Esta pregunta bíblica la responde la propia Biblia. La piedra primera se constituye en Estado. El estado es el a-priori de la Piedra. Un Estado siempre está tirando la primera piedra, a no ser que haga algo extraño y único, pedir perdón “en nombre del Estado”, lo cual tampoco es fácil de trasladar a sus acciones cotidianas –se trataría entonces de una teología política-, pero de todas maneras cuando se lo dijo, fue importantísimo decirlo.

    Este es un pensamiento de las derechas clásicas, que ven como un a priori sus históricos dominios propietarios, fundiarios y bancarios. Su dominio se funda en que posee una lengua calificadora a priori. En general, es la retórica dominante. Y la retórica dominante es la que define su violencia como democracia y a la democracia como violenta. Por eso Peña asume esa facilidad discursiva. El violento real no se considera de ese modo a sí mismo. Coincide con los pensamientos patronales de toda la historia del capitalismo. Peña incluso denomina piqueteros a los diputados de la oposición. Nerviosismo oficial, pero doctrina efectiva de la represión. Siempre es inocente a priori, lo dijo MIchetti, la elevada pensadora del Gobierno, en sus momentos de descanso: el beneficio de la duda la tienen los “marines” y la “task forcé”.  Desde la Semana Trágica del 19 –se van a cumplir cien años-, hasta el 2001 de De la Rúa, el estado es la idea fantasmal de una violencia concentrada y visible, que se concede legitimidad a sí misma, ahora y siempre. La doctrina Bullrich es la acumulación de fuerzas en varios puntos simultáneos, ostentosa y estridente –eso le molestó a Carrió, la prudente-,  y el cruce de la línea entre vida y muerte. Así lo vimos con las comunidades mapuches. Eso, a la prudente, no parece haberle molestado.

    La doctrina Carrió difiere un poco: no sobreabundancia de uniformes, no ornamentación excesiva con fusiles lanzagranadas de nueva generación ¿Sino cómo? ¡Con policías no uniformados! Esto revela en gran medida qué es Carrió. Es una persona de hablar dañino, cínico, calculador y viscoso. El estilo permanentemente despectivo, la argucia permanente para descalificar y las artes pastorales astutamente manejadas, la hacen un personaje peligroso, esté donde esté. Ella negocia su peligro. Es una peligrosidad que se subasta día a día, neo-anarquismo de ultraderecha. Vende productos de  “radicales que no bajan las banderas”, para afirmar y desarticular a su favor los esquemas cerrados del gobierno al que apoya. Apoya lo que combate, combate lo que apoya, es un perpetuo gas lacrimógeno que no sabe de su fecha de vencimiento, cumpliendo acciones de actriz de carácter con varios guiones a la vez. Su fuerza es la suspicacia cómplice y la velada amenaza en el aire.Su capacidad potencial de desestabilizar el espacio donde se encuentre, no es su debilidad sino su oscura dialéctica surgida de un extremo talento ofídico. Su funcionalidad gozadora del desorden al servicio del orden es un “pathos” del carácter destructivo. Pero es su forma acumulativa de poder, cuyos ungüentos mágicos ignoran desde Macri hasta la pobre Michetti. Tampoco sabe de esto la gobernadora de Buenos Aires, que sólo maneja su cuerda angelical para producir hechos “milagrosos”, cuyo núcleo interno es una coacción perversa basada en el amor doméstico.

    El milagro en política fue muy estudiado por Hannah Arendt. Como un hecho inesperado que se convierte en una acción aglutinante. Dicho en un lenguaje helénico y fenomenológico al mismo tiempo. Una de las barbaridades de profundo encaje en la política argentina es que Carrió cite a esta filósofa estricta, imaginativa y de lectura exigente. Carrió la ha usurpado, con su vocación general  de usurpar situaciones en sus picos de crisis. Lo ha demostrado levantando la sesión de diputados y pidiendo otro tipo de represión. El lunes estará la Federal. El jueves, en el imaginario de la gendarmería, se desplazaban ellos cansinamente –arrastraban armamento de guerra-, desde el Río Chubut hasta las avenidas Rivadavia, Hipólito Yrigoyen y Avenida de Mayo. Por el momento la Federal no registra la simbolización de los acontecimientos a orillas de ningún río de la Patagonia, pero en lo profundo de la doctrina Bullrich el brazo armado del Estado se convierte en El Brazo Armado como órgano central del estado a él subordinado. En esa musculatura opresora  la vieja Policía Federal recupera terreno para mostrar también las fauces del Estado Hidrante.

    En tanto, los gobernadores –del partido que sean, los que antes llamábamos partidos populares-, están con la calculadora en la mano en el juego suma-cero al que los ha confinado el gobierno. Con este tipo de juego, donde lo que se saca de un lado se transfiere a otro con más poder, estamos ante el fin de la política. Si ella existe, es porque podría superar este juego de recursos cerrados, un cepo conceptual donde lo que gana uno lo pierde otro. La política en cambio es una actividad móvil entre recursos abiertos y a ser creados. En la movilización que se oponga a este orden cerrado –que la intuición de Carrió percibe aunque no escapa de él-, deben estar las bases de la reconstrucción de la política en nuestro país. No puede haber política de masas, ya que ahora está a la vista, sin replantearse los universos conceptuales del movimiento social que atraiga con la fuerza de su valentía y de sensatez, a los trabajadores, a los jóvenes, a los estudiantes, a los jubilados, a todos los ciudadanos que pudieron escapar del “orden argumental cerrado”, la novela carcelaria salida de los hechiceros a sueldo del macrismo.

    *Horacio González
    Sociólogo, ensayista y escritor. Ex Director de la Biblioteca Nacional

    http://www.lateclaene.com/horacio-gonzlez-el-estado-hidrante

    Categorías: Noticias regionales

    PERÚ: UNA BATALLA DE LARGO ALIENTO

    Jue, 11/01/2018 - 20:38

     

    Por Gustavo Espinoza M.

    A fin del año 2017 se produjo en el Perú un cambio radical del escenario político. Quien tenía en sus manos la bandera de la Democracia Liberal Burguesa, finalmente capituló ante la ofensiva del fascismo y terminó colocándose  como furgón de cola del mismo. ¿Existían diferencias  entre ambos segmentos de la clase dominante? Claro que sí, pero ellas, no eran irreconciliables. Eran contradicciones no antagónicas, que podían “superarse”  en los avatares del proceso social. Y así ha ocurrido.

    Pedro Pablo Kuczynski, que en  la campaña electoral pasada había asegurado que no indultaría a Alberto Fujimori; llegó a la “Noche Buena” defraudando a sus electores, y hasta engañó ladinamente  y sin rubor, a tres periodistas de reconocida solvencia

    ​.​

    A ellos, les aseguró pocas horas antes de firmar el Indulto, que no lo haría. Urgido como estaba para evitar la vacancia de su Mandato, optó, finalmente por desbarrar, disponiendo el perdón para el genocida.

    Algunos opinan que ésta, no fue una decisión improvisada. Había sido resuelta ya en  agosto pasado,  y sólo buscaba “el momento” de su ejecución. Eso, es enteramente posible porque –ocurre en sociedades como las nuestras- los poderosos buscan acuerdos entre sí cuando piensan que sus intereses personales –o de clase- corren peligro. Entonces, “deponen” diferencias menores, y se dan la mano. Lo ha confirmado la vida.

    La burguesía liberal suele decir que, para ella, priman siempre “los valores democráticos”. Y eso hace, en efecto que durante un tiempo, haga  resistencia a las formas autoritarias de gestión que encarna el fascismo. Pero al final, cuando el miedo le escarapela el cuerpo, se olvida de esas “formas” y cierra filas con lo peor de la sociedad,  e instaura la dictadura terrorista de los grandes monopolios buscando para ella, apoyo de masas. Así surge y se consolida –transitoriamente- el fascismo.

    La razón de ese miedo, es múltiple. Se trata, en primer lugar, de miedo a las masas que “pueden desbordarse”; de miedo a los trabajadores, a los partidos de la izquierda que -aunque debilitados-, existen y funcionan. Pero, además, miedo a los caudillos populares que surgieron de las luchas anteriores, inconexas y desarticuladas, que les asestaron golpes: Vladimir Cerrón, Gregorio Santos, Walter Aduviri, Verónica Mendoza.

    El fascismo existe en todas partes. Porque es el producto más perverso de la sociedad en descomposición. Por eso –como dijera Julius Fucik- hay que estar alertas y velar. Y es que a nada hay que tener miedo: solo al fascismo. No tanto  porque reprime, y asesina impunemente, sino además, y sobre todo,  porque corrompe y envilece a la sociedad en su conjunto. Así sucedió en el Perú en las últimas décadas del siglo pasado.

    Pedro Pablo Kuczynski no solamente cometió un legicidio al otorgar el cuestionado “Indulto Humanitario”, sino también una estupidez. Los juristas han demostrado ya la  inconsistencia  de la disposición que bien  puede ser legalmente derribada  incluso  por el Tribunal Constitucional, pero también por los organismos internacionales a los que el país está atado.  Y  es que el mismo reo, y sus allegados, han puesto en evidencia la precariedad del sustento formal de la disposición de marras: Alberto Fujimori, goza de buena salud. No se ha arrepentido de sus crímenes y otros latrocinios, no han invocado el perdón ante las víctimas o sus familiares, no ha pagado un sol de la caución que le fuera impuesta, ni sufre “enfermedad terminal” alguna.

    Si PPK cree que “llegar a un  acuerdo” con del fujimorismo, le garantizará “gobernabilidad”, se equivoca de medio a medio.
    Este “pacto”, no le otorgará ninguna Es más, le hará la vida imposible. La Mafia lo responsabilizará de todos los errores y dificultades. Incluso, de las “imperfecciones jurídicas” del Indulto. Y, finalmente, cuando esté absolutamente vencido, quebrado y en la última lona, se desprenderá de él, como si fuese un papel higiénico ya usado.

    Nunca querrá  cargar con su pasivo. Y eso, no solo porque le restaría aceptación electoral, sino también porque no le perdonará jamás lo ocurrido en junio del 2016, ni las afrentas de la campaña. Menos,  la derrota en  las ánforas.  Esa, la pagará muy caro.  Este  precario Jefe de Estado, puede verse a trasluz en el espejo de Humala, y darse cuenta que la Mafia, no perdona.

    Algunos piensan que hay diferencias “insalvables” entre Keiko y Kenyi Fujimori. No las hay tampoco. Kenyi,  está rodeado de lo que se ha dado en llamar “la Vieja Guardia” del fujimorismo: Morelli, la Chávez, Cuculiza. Esa es, en efecto, una “Vieja Guardia”, pero no es demócrata, ni progresista. Es simplemente, Vieja Guardia Fascista.

    La otra –la de Pierre Figari, Ursula Letona o Daniel Salaverry, es la “Nueva”, algo así como la “Hitlerjungend” de los años 30 del siglo pasado en la Alemania Nazi. Esa, y otra similar, la “junggvolk” eran apenas la cantera que alimentaba al fascismo en su más dura expresión.  Ambas estructuras fueron  concebidas,  desde un inicio, como “la fuerza de recambio”. Sólo que no tuvieron  tiempo de actuar.  No hay que olvidarlo.

    La voracidad de la Mafia,  no tiene límite. El país lo sabe, pero –por si eso no fuera suficiente- las nuevas generaciones de peruanos, lo están aprendiendo. Hoy, el abogado del “enfermo terminal” –el Dr. Paco Castillo- ha dicho públicamente que ellos quieren que éste sea “rehabilitado completamente”, y que eso pasa porque PPK lo ubique como “asesor presidencial”. Sabe que, renunciado Máximo San Román, el puesto está “vacante”.

    Nuestro pueblo tiene otros requerimientos. Ya ha adquirido cierta conciencia de lucha y un determinado nivel de coordinación y articulación. Está en condiciones de combatir, entonces, enfrentando la agresión del fascismo allí donde éste pretenda “levantar cabeza”. Pero la tarea no será fácil. Será dura, y de largo alcance. Presupone unidad y organización, pero -sobre todo- inteligencia.

    Hay que saber construir la unidad superando fricciones menores. Es penoso ver en las Marchas a los activistas del Frente Amplio enfilar sus baterías contra Verónica Mendoza. Pueden tener reservas frente a ella, pero ni de lejos es “el enemigo”. Como tampoco lo es Arana, ni la “izquierda Caviar”, ni “los ultras”, ni “los reformistas”, ni “los radicales”. Esos anatemas descalificantes hay que dejarlos para después. Ahora, no aportan nada. Hay que sumar. Y eso implica, juntar fuerzas. Todos los que quieran venir a “nuestro lado” deben ser bienvenidos. Porque venir a nuestro lado, implica comprometerse en la acción, con una lucha que nos une.

    Y es bueno que concertemos también los objetivos de esa lucha. Se trata, en  primer lugar, de derribar el Indulto intolerable que fuera  decretado por Pedro Pablo Kuczynski. Incluso, aunque eso no  tenga efectos prácticos –el reo puede huir y refugiarse en el Imperio del Sol Naciente-, igual hay que derribarlo para que no sirva como “precedente” para nadie. Porque a Fujimori, nadie podrá sacarlo de la celda en la que vivirá siempre en la conciencia de los peruanos.

    Y hay que marcar a fuego la política capituladora de Kuczynski, su pacto abyecto con  el fujimorismo y el sucio contubernio de su régimen con el fascismo al que se le ofrece hoy como taparrabo.  Y hay que luchar abiertamente contra el “modelo” Neo Liberal y la írrita “Constitución” del 93, instrumento creado para imponer –como inapelables- los mandatos del Banco Mundial, el Fondo Monetario y las entidades internacionales de crédito. ¡Hay que derribar el Imperio del Capital!

    Y las formas de lucha deben ser todas las que estemos en condiciones de impulsar: la acción de masas, el combate callejero, los conflictos de clase, la movilización de los trabajadores, el pronunciamiento de las Universidades, las declaraciones de los intelectuales, las marchas de los estudiantes, las mujeres, la Iglesia; las publicaciones, escritos,  llamamientos; todo lo que sierva  para difundir y popularizar nuestra causa.

    Se trata de una batalla de largo aliento, que ganaremos con la lucha de nuestro pueblo  con la solidaridad activa de nuestros compatriotas y hermanos, que ya están actuando en diversos países.
    La tarea está planteada. Por eso  afirmamos que el 2018i será un año de lucha,  de victoria.

    (*)  Gustavo Espinoza M.  – Del Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera.  http://nuestrabandera.lamula.pe

    Categorías: Noticias regionales

    UNASUR, ¿UNA HERRAMIENTA ESTRATÉGICA O UN ESPACIO VACIADO DE CONSENSOS?

    Jue, 11/01/2018 - 12:16



    Por Lucia López Prieto

    En abril de 2017, nuestro país asumió la Presidencia Pro Témpore de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), y surgió una gran inquietud entre los Jefes de Estado y cancilleres sobre que iba a suceder con la Secretaría General del organismo, lugar que, desde el nacimiento de este ha implicado gran visibilidad continental, e importantes desafíos.

    Aunque nacido con las urgencias de las crisis, en unos pocos años Unasur ha logrado un importante papel en la definición de agendas y prioridades de seguridad y defensa, y ha desarrollado una activa cooperación sectorial en este campo. Desde el Consejo de Defensa Sudamericano (CDS) han surgido actividades para establecer una metodología común que facilitara y homogeneizara el reporte de los gastos y activos de defensa, como también, la preparación de un borrador de Protocolo de Cooperación en Paz y Seguridad. A su vez, se han puesto en práctica importantes iniciativas de cooperación en la industria de defensa e incluso, se han aprobado decisiones que pretenden impulsar la creación de una Agencia Espacial de Sudamérica, la puesta en marcha de una Escuela Sudamericana de Defensa (ESUDE), entre otras cuestiones.

    A su vez, las visiones de seguridad y defensa en Unasur pretendían mantener un esquema cooperativo entre los estados miembros; como así también los principios de gobierno civil y control democrático que se asentaron en la región tras las dictaduras militares. Asimismo, se comprueba cómo se ha impuesto una diferenciación entre los ámbitos de defensa y seguridad(pública),respaldada por países como la Argentina, frente a planteamientos que, en parte debido a condicionamientos internos, plantean una visión que une, y también difumina ambas categorías, como es el caso de Colombia. Estas posiciones, tienen importantes implicaciones en el papel que juegan las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y su ámbito de actuación, así como en clave de fortalecimiento institucional y de respeto de los derechos humanos (Alda, 2012).

    Para entender la ambivalente y a veces contradictoria actuación de los países de la región en cuanto a esa agenda no tradicional de seguridad, y la lentitud y menor compromiso con el proceso de creación de instituciones, definición e implementación de políticas, también habría que aludir a los objetivos de autonomía regional de Unasur y el CDS y en particular a la pretensión de un buen número de países suramericanos de reducir el papel de la OEA y el sistema interamericano, haciéndose cargo —al menos a nivel formal— de los asuntos en los cuales este organismo hemisférico se ha mostrado más activo hasta al momento. Por ejemplo, Unasur ya ha asumido el papel de gestión de crisis y de estabilización regional tradicionalmente asumido en exclusiva por la OEA, y ha empezado a abordar tareas como la observación de elecciones a través del Consejo Electoral de Unasur, que ya ha actuado en Ecuador, Paraguay o Venezuela.

    Asimismo, Unasur fue importante en momentos determinantes de los últimos años en América Latina. En 2008, con una rápida reunión en Santiago de Chile, ayudó a disipar los intentos de desestabilización que sufría Evo Morales en Bolivia. Hizo lo propio en 2010, cuando Rafael Correa enfrentó un intento de golpe de Estado, y en 2012 en Paraguay, donde rechazó enfáticamente la caída del gobierno de Lugo -a pesar de no poder lograr el objetivo de que éste retorne al Palacio López, sede del Ejecutivo.

    No obstante ello, se visualiza una dispar actuación de los estados, la que se pone de manifiesto en la marcada preferencia de un accionar individual en las agendas, foros y organizaciones internacionales y globales y por la pluralidad de opciones que se observa en la región en cuanto a los vínculos fuera de la región. Las alianzas extra regionales de los países pertenecientes al Alba-TCP, subordinadas a visiones geopolíticas de matriz contra-hegemónica, y basadas en nociones clásicas de los equilibrios de poder, sumadas a las crisis políticas internas que atraviesan cada país, en especial Venezuela serían uno de los elementos dables de mencionar.

    La llegada de la democracia, en 1983, significó para nuestro país y su política exterior un cambio trascendente, los años del presidente Alfonsín significaron un nuevo posicionamiento en el mundo planteando los comienzos de una política de unidad latinoamericana, que continúa hasta nuestros días.

    En virtud a ello, es que, como argentinos debemos esperar, de que se abogue por una veloz resolución del nombre -y el país- que ocupará la Secretaría General de la Unasur, lo cual será clave para avanzar en una integración regional más autónoma, ya que se trata de crear una realidad tangible y fuerte que nos posibilite aprender de nuestro pasado y de los errores cometidos y así avanzar hacia una unión fraterna y definitiva.

    Ing. Lucia López Prieto
    , Mg. en Integración, Mercosur y Desarrollo Regional.

    https://www.elliberal.com.ar/noticia/389382/unasur-una-herramienta-estrategica-o-espacio-vaciado-consensos

    Categorías: Noticias regionales

    LO QUE DESNUDA EL VERANO

    Mié, 10/01/2018 - 19:34

     

    Por Mario Wainfeld

    Despidos masivos en el sector público y empresas privadas. Tarifazos presentados como beneficio a los usuarios. La lógica macrista para los años pares. Movilizaciones en el conurbano, en Azul, en Mar del Plata. Ministros que prosperan con las medidas que dictan. Algo sobre violencias calladas o negadas.

    La fábrica Fanazul depende de Fabricaciones Militares (FM). Funciona hace 71 años. Está ubicada en la ciudad de Azul, cabeza del Partido bonaerense homónimo, cuya población según el censo 2010 era de 55.278 habitantes. FM decretó el cierre de la planta, un regalo de Reyes para 219 trabajadores (algo así como cuatro por mil de la población total) que fueron despedidos. El intendente de Azul, Hernán Bertellys, convocó a un Comité de crisis compuesto también por el interventor de FM, sindicalistas de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), concejales, empleados de Fanazul. La ambición de máxima es mantener activa la planta. Una movilización vecinal masiva se congregó frente a la Municipalidad en protesta por la medida. Pobló la clásica Plaza de las ciudades de provincia, el número de manifestantes multiplicaba por varias veces al de los despedidos. Un apagón solidario potenció la movida. La sociedad civil intuye o (quién sabe) sencillamente recuerda cuáles son las secuelas de los cierres de fábricas.

    Dejando de lado detalles específicos acaso espeluznantes (en Fanazul funciona un arsenal), la imagen hace juego con lo que sucede en muchos puntos del país. Los despidos para recibir el año son una rutina del Gobierno del presidente Mauricio Macri, desde sus pininos.

    Se repiten en el sector público, en particular el nacional y el de Buenos Aires. Las empresas privadas cooperan, en simbiosis con el Estado, una sinergia negativa.

    Algunas personas que se quedan en la calle al comenzar el verano reciben notificaciones conforme estipulan las leyes. Pero es habitual que la ilegalidad y el sadismo acentúen la intrínseca dureza de las cesantías. En la era Cambiemos se añaden otras modalidades: por ejemplo, el anuncio lo realizan fuerzas de seguridad que impiden a los laburantes entrar a su lugar de trabajo. La Policía Bonaerense cumplió dicha labor extracurricular en la metalúrgica Envases del Plata, sita en El Palomar, al oeste de Conurbano bonaerense, informando con su entrañable presencia a 25 trabajadores. Se los reprime, de pálpito y por costumbre. No son vagos ni cubren sus rostros con pasamontañas, aclaramos por si fuera necesario o pertinente.

    Otra forma de anoticiarse es el rechazo en los molinetes u otros mecanismos de control de acceso. Sucede, por ejemplo, en medios públicos. Las redes de cajeros automáticos hicieron saber a decenas de miles de titulares de pensiones no contributivas el cese abrupto e inconsulto de sus prestaciones durante el año pasado. Algunas fueron revisadas, otras están esperando un gesto magnánimo de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. Se adujo un error, retractado solo en parte.

    La laboral es una relación de poder asimétrica cuya regulación propende a tutelar al más débil que por algo se llama dependiente. A la privación del conchabo se añade el maltrato.

    El verano de 2018 llega con escaladas del dólar y de la inflación, aumento de tarifas. Los años impares, aleccionan los sabios de la tribu, hay elecciones, en los pares se puede-debe ajustar.

    Con medio mandato cumplido, la Argentina trepa a la cima del podio: es el país emergente que tomó más deuda externa en ese lapso. Para que no decaiga, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, acrecenté la deuda en 9000 millones de dólares. El destino manifiesto de la mayoría de esos fondos es cubrir el déficit autóctono. No se consigue del todo, por decirlo con un eufemismo.

    – – –

    El otro amante de la bicicleta:
    “Estoy leyendo a la prensa seria de su país. Veo que quienes más viajen en bon di, pagarán menos. Enorme sensibilidad social del régimen que usted tanto critica, profesor. Me queda picando una duda: ¿no habrá compañeros que se dediquen a transportarse todo el tiempo, de modo tal de obtener superávit personal y llevarse unos pesos al bolsillo?”. El decano de Sociales de Estocolmo interpela al politólogo sueco que macera durante 15 años una tesis de postgrado sobre la Argentina. Se le han pegado algunos giros locales (“compañeros” “bon di”, la duda que queda picando) y no oculta sus simpatías hacia el macrismo, más para fastidiar a su tesista que por afinidad ideológica.

    El politólogo le sugiere que lea PáginaI12, cuyos cronistas explican que el efecto benéfico del aumento solo podría alcanzar, como máximo, al 20 por ciento de los usuarios. Un sentido común básico ayudaría al Decano a comprender que cuando se aumenta un servicio es para mejorar los ingresos del prestador.

    La jerga macrista camuflar el sentido de las acciones: ahora dicen que se ahorra “gasto social” mejorando el nivel adquisitivo de los jubilados. Se les paga más y de ese modo, baja el déficit. Si algo no le cierra, lector, no culpe a este cronista.

    El politólogo responde veloz, algo fastidiado porque su más que amiga y, coyunturalmente, menos que novia (la pelirroja progre que ahora discute sobre la unidad del peronismo) emprendió viaje hacia los doradas playas de Brasil. Allí la arena es muy blanca, el agua tibia, el sol tropical y diz que abundan otros atractivos o tentaciones. En ellos piensa (y se persigue) el sueco, atrapado en Buenos Aires tratando de dibujar una rendición de cuentas que le piden desde la casa matriz.

    La balanza turística da pésimo y añade rojo al conjunto de la balanza comercial. Las fluctuaciones económico-financieras de Argentina y sus países limítrofes generan cambios de flujos: los particulares son hábiles para hacer cuentas. No es la primera vez ni primicia de la etapa. En esta coyuntura se complementa con una parva de indicadores negativos.

    El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, anunció aumentos de los pasajes, astronómicos pero no definitivos: tal vez haya una nueva vuelta de tuerca cuando arribe el invierno.

    Al funcionario no le fue mal, en sus negocios particulares. Las ventas de automóviles, fuente de su riqueza personal-familiar, treparon en el ejercicio 2017. Suenen claras trompetas de gloria para él, tanto como para el país hermano y vecino. La mayoría de los vehículos con patentes flamantes son importados; Brasil decime qué se siente.

    Como su colega de Agroindustria, Miguel Etchevehere, Dietrich ha mejorado su patrimonio en la era macrista, en parte por medidas sectoriales que adoptó. Esa variante de movilidad económica ascendente no es considerada corrupción por los manuales de transparencia más frecuentados. El mito del sacrificio de la CEOcracia, que tiene tan buena prensa, tropieza con los datos. La mayoría de los funcionarios se enriquece. El titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, convalidó la devaluación y mejoró el valor en pesos de su patrimonio anclado en dólares.

    Dietrich es un devoto de la bicicleta en sentido estricto: las usa para escurrirse dentro del tránsito porteño desde hace mucho.

    – – –

    No hay Merval que por bien no venga:
    Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, es un cultor de la bicicleta, en sentido figurado. La inversión en Lebac le ganó lejos al dólar en el año que acabamos de despedir. La inflación, caramba, asimismo dejó atrás a la divisa pese al entusiasta sprint final de los verdes.

    La Bolsa la pasó de rechupete:
    el índice Merval trepó más de un 77 por ciento, la City porteña ranquea alto en los altares de la timba global.

    Nada ni nadie es perfecto; las metas de inflación anunciadas por el elenco económico ya entraron en el pasado. Los jubilados y titulares de derechos sociales arrancaron el año con el pie izquierdo, con perdón de la palabra.

    Los despedidos del sector formal cuentan todavía con la chance de ser defendidos por los sindicatos. La conducción nacional de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y varias seccionales (San Martín, Tres de Febrero, San Miguel entre otras) consiguieron que se citara a conciliación obligatoria en Envases del Plata con la consiguiente suspensión de los despidos. Con ministerios de Trabajo corpos friendly el porvenir es incierto pero la lucha puede revertir o matizar las correlaciones de fuerzas. No es necesario tener la bola de cristal para vaticinar que los delegados, las seccionales combativas y el despertar de las conducciones nacionales serán claves en esta etapa.

    Si la puja fracasa, el porvenir de los cesantes y de las ciudades que albergan fábricas en riesgo será sombrío: los puestos perdidos en el sector industrial tienen efecto multiplicador. Las cifras se “promedian” en los conteos oficiales computando esas bajas versus las alzas de emprendedores o monotributistas. Cuenta capciosa, que las hay: son actividades de menos calidad, con baja protección y escaso impacto en el desarrollo local.

    Próximos a cumplirse 60 años desde la asunción presidencial de Arturo Frondizi la autodenominada segunda versión del desarrollismo carece de cualquiera de sus virtudes… tal vez porque persigue otros objetivos.

    – – –

    La política también existe:
    A los bancos les va bomba, los empresarios que se reconvierten a importadores pueden zafar como en los 90, ejemplo que amerita una relectura. Terminó catastróficamente pero duró diez años .El paradigma macrista es insustentable social y económicamente pero (como la convertibilidad) no tiene fecha de vencimiento. El rebusque de la deuda externa astronómica siempre topa de frente con una pared pero no se sabe cuándo. Hasta ahora, “garpa”.

    La memoria alecciona a los opositores del modelo, un abanico demasiado dividido cuya mayoría perdió la elección de medio término. Muchos factores pudieron incidir, entre ellos la suave primavera económica macrista que floreció justo en el momento necesario. El viento de cola del financiamiento internacional ayuda y también la fragmentación de la oferta política alternativa.

    Eso explica la resurrección de la palabra “unidad”, una de las más polisémicas del vocabulario peronista, rico y paradójico por demás. El objetivo es sensato, quizá racional… lo que no resuelve muchos intríngulis que corren contra la cuenta regresiva.

    La protesta social fue clave en estos dos años, estremece pensar qué hubiera pasado si no hubiera frenado o amortiguado proyectos del Gobierno. Las marchas de repudio al represor Miguel Etchecolatz reviven la repulsa masiva contra el fallo 2×1 de la Corte Suprema. La votación de medio término no despolitizó ni movilizó al conjunto de la sociedad civil.

    El intendente de Azul es un dirigente de Cambiemos, coalición que sacó más de la mitad de los votos de esa ciudad en octubre. La primacía electoral es gravitante, no la derogan las minorías intensas que salen a la calle, pueblan las plazas. Seguro que expresan a muchos más que los participantes pero no forman una mayoría o tan siquiera una potente primera minoría electoral. La confluencia de los reclamos y la formulación de un proyecto colectivo común desafían a las oposiciones.

    Estalló el verano, titularía Crónica. Los cuerpos se desnudan, tanto como las prioridades del proyecto oficial.

    La cantidad de presos políticos sin condena es otro de los records inéditos del macrismo, que comenzó su raid con Milagro Sala. La Casa Rosada denuncia la violencia ajena mientras practica la institucional, en muchas maneras. Sin precedentes comparables desde 1983

    https://www.pagina12.com.ar/87550-lo-que-desnuda-el-verano.

    mwainfeld@pagina12.com.ar

    Categorías: Noticias regionales

    LAS ORGANIZACIONES DE PUEBLOS INDÍGENAS DEL NOA EN ALERTA POR DESAMPARO DE LA SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS Y PLURALISMO CULTURAL DE LA NACIÓN

    Mié, 10/01/2018 - 19:23



    Las Organizaciones de Pueblos Indígenas de la Región NOA (OPI-NOA), alertan por incumplimientos del gobierno nacional.

    Las Organizaciones de Pueblos Indígenas de la Región NOA (OPI-NOA) (Jujuy, Salta, Tucumán y Santiago del Estero), reunidas el 08 de diciembre de 2017 en Territorio Guaraní, San Pedro de jujuy; manifiestan su preocupación por el “INCUMPLIMIENTO” de los compromisos asumidos hace más de un año, por funcionarios nacionales del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y Secretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, pactados de palabra y en “ACTA ACUERDO” que consta de 12 puntos y con temas específicos de cada Organización, firmada con las Autoridades de OPI-NOA el 07 y 08 de diciembre del 2016 en acampe frente al Congreso de la Nación y el 12 de abril del 2017 en Comunidad AUQAJKUNA, Territorio Ancestral del Pueblo TONOKOTE, Santiago del Estero.

    Del compromiso asumido e incumplido por quien era en ese entonces Directora de Prevención de Conflictos Territoriales dependiente de la Secretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, hoy Presidenta del INAI  Jimena Psathakis y el hoy ex Presidente del INAI Raul Ruidiaz (llamativamente recién el 08 de noviembre le aceptaron formalmente la renuncia), se encuentran pendientes entre otros, Depósito de fortalecimiento jurídico para las Organizaciones sin intermediarios; Regularizar y cumplimentar el pago de los honorarios profesionales a los abogados ya designados, que prestan servicio para las Organizaciones de OPI-NOA; Regulación de ASIGNACIÓN por REPRESENTATIVIDAD a los Delegados del Consejo de Participación Indígena (CPI); Reactivación y convocatoria del Consejo de Coordinación Indígena (CCI); Conformación y activación del equipo de resolución de conflictos “prevención e intervención”; Continuidad de reunión de trabajo regional en territorio con OPI-NOA, como así también se declaran en alerta por:

    Falta de Voluntad Política, discriminación del Poder Ejecutivo  conducido por el Presidente Mauricio Macri y desamparo del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas:

    El Estado Argentino,  a través del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) quien depende de la Secretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Ministerio de Justicia de la Nación, se ha convertido en un violador sistemático  de la aplicación del Derecho Indígena, los tratados internacionales vigentes sobre DDHH e Indígenas,  teniendo los mismos JERARQUÍAS  CONSTITUCIONALES, art. 75 inc. 17 y 22 de la Constitución Nacional, Ley federal 24071 que ratifica el Convenio 169 OIT- tratados y convenciones sobre derechos humanos, por nombrar solo algunos.-

    Hacemos responsables al Estado Argentino, por instalar una política económica y financiera asfixiante que afecta a todos por igual, ya que el mismo avanzo también sobre las Políticas Públicas Indígenas, suprimiendo presupuestos  destinados a solventar los Servicios Jurídicos Indígenas, con ello promoviendo la desigualdad de Derechos, permitiendo a los terratenientes ejercer con violencia el destierro y desalojo, incrementando la apropiación usurpadora de  Territorios de los Pueblos y Naciones Originarias PREEXISTENTES AL ESTADO NACIONAL y Poseedores ancestrales de los mismos.-

    Condenamos al Organismo de DDHH de Nación, por la  falta de pronunciamientos sobre los avasallamientos y violaciones de los Derechos Humanos que están ocurriendo en los Territorios Indígenas, con  encarcelamientos, persecuciones, armado de causa, intento de homicidio, violencia síquica y física a Nuestras Autoridades Indígenas, traducidos en la “CRIMINALIZACION A LOS RECLAMOS DE NUESTROS DERECHOS como PUEBLOS PREEXISTENTES”.-

    Ausencia de un diálogo Intercultural y participación efectiva a la Consulta Previa de las Organizaciones Indígenas e Incumplimiento de compromisos asumidos.

    Fueron varios las actas y acuerdo de compromisos firmados, que hasta la fecha no se cumplieron, agravado por la decisión unilateral de la firma del Decreto Presidencial Nº 672/16, habilitando la conformación del Consejo Consultivo, sin la Consulta Libre Previa e Informada (CLPI) a todos los Pueblos y Naciones Originarias, omitiendo el artículo 6 del CONVENIO 169 DE LA OIT y pasando por alto la Ley Nacional N° 23302,  sobre Política Indígena y apoyo a las Comunidades, que en su Art. 5 establece la creación de un Consejo de Coordinación Indígena y un Consejo Asesor.-

    Denunciamos la falta de interés por parte del Estado Argentino de velar por el cumplimiento y la consecución de los objetivos del Derecho Indígena y el Dialogo INTERCULTURAL.-


    El Derecho a la Tierra y Territorio de los Pueblos y Naciones Originarias

    En el Poder Legislativo duermen el sueño de los Dioses, el proyecto de ley de Propiedad Comunitaria Indígena, espera ser tratado en el Congreso Nacional para su aprobación, postergando a las Comunidades la obtención del Título de las Tierras Comunitarias.

    La nueva prórroga de la ley N° 26160, que declara la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades originarias del País, que suspende la ejecución de sentencias, actos procesales o administrativos, cuyos objetos sean los desalojos de las tierras, establece la realización de un relevamiento técnico —jurídico— Catastral de las tierras que en forma tradicional, actual y pública ocupan las comunidades indígenas, las labores profesionales  en causas judiciales y extrajudiciales y los programas de regularización dominial. (Prorroga 1 Ley N° 26554 -11/12/2009 – prorroga 2 Ley N° 26894 -23/11/2013 – prorroga 3 Ley Nº 27400 – 23/11/2017).-

    Advertimos que el retraso de una Ley de PROPIEDAD COMUNITARIA INDÍGENA, agravara los conflictos territoriales que se dan en gran escala en las Provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago de Estero, Formosa y chaco por donde residen más del 70 % de del total de las Comunidades Indígenas.

    El riesgo es alto para los Pueblos y Naciones Originarias,  somos históricamente los más vulnerables,  nuestros son los Territorios y por ellos nuestros son los sufrimientos por defenderlos, usurpación es sinónimo de desalojo, destierro, armado de causa, violencia y muerte, para con nuestros Hermanos, niños, jóvenes, ancianos, mujeres y embarazadas, la total falta de garantías de Derechos Indígenas y DDHH.-

    Así también espera el Proyecto para la reglamentación de la Ley Nac. N° 24071 –Convenio 169 OIT-

    El Poder Judicial: avasallamientos a los Derechos vigentes y consagrados Constitucionalmente.

    Mientras tanto el poder feudal de la oligarquía terrateniente arremete y con complicidad del poder judicial local METEN PRESOS A AUTORIDADES INDÍGENAS PARA DISCIPLINAR Y ENDEMONIAR LA DEFENSA DE LOS TERRITORIOS ANCESTRALES, las Organizaciones de Pueblos Indígenas de OPI-NOA repudian y manifiestan su rechazo, declarándose en alerta permanente por la forma en que se viene judicializando y manipulando la defensa de los Territorios Ancestrales Indígenas, violando en forma reiterada derechos Constitucionales,  Leyes Nacionales (N° 24071, N° 23302, N°26.160), Convenios Internacionales reconocidos por el Estado Argentino con Jerarquías constitucionales, entre otros.-

    Se mete preso a las Autoridades de la Comunidades Indígenas, que el único delito que Cometen es el de habitar en forma comunitaria desde miles de años los Territorios Ancestrales, en armonía y equilibrio con la madre tierra.
    Los intereses económicos, políticos y de privados vienen por los bienes naturales que no son renovables, desalojando a través amenazas, masacre y asesinato, implementadas con diferentes metodologías, armas, maquinas, alambre, tala  indiscriminada, minería a cielo abierto, la soja, entre otros, lo único que logran es llenar sus arcas y dañar a la Madre Tierra, acelerar el calentamiento global, provocando el cambio climático y el desequilibrio de la Biodiversidad, que afecta a toda la humanidad sean Indígenas o no; otro factor determinante que conmueve a los pueblos originarios es la desnutrición, abandono, desamparo y discriminación; por más que los metan presos, los pueblos naciones originarias están vivos organizados y fuertes espiritualmente para defender los Territorios que son la vida misma y si es necesario ofrendaran sus propias vidas.

    Esta falta agudiza la crisis humanitaria de los Pueblos Indígenas, con el avance de las minerías a cielo abierto, desmonte indiscriminado para la Patria Sojera, la explotación de los recursos naturales, contaminado la tierra, aire y agua, el cambio climático, desequilibrando la armonía y la biodiversidad de la Madre Tierra y el KaaIya, que milenariamente fueron resguardado por los originarios, cometiendo un Homicidio Ambiental, por parte de los Terratenientes que priorizan sus intereses económicos, solventados por socios Políticos y amigos del Poder.

    Ante las denuncias emitidas por nuestras Autoridades Indígenas Territoriales, por estos atropellos, automáticamente se transforman en excluidos sociales y judiciales y sus expedientes pasan a formar parte de un archivo olvidado, comenzando a ser perseguidos, acusados, acosados, intimidados, encarcelados,  practica implementada para DISCIPLINAR Y ENDEMONIAR LA DEFENSA DE LOS TERRITORIOS ANCESTRALES.

    Exigimos a los Jueces, Fiscales, y fuerza de seguridad (policía, Gendarmería),  el respeto y la aplicación igualitaria de los Derechos, Indígenas, Humanos, Civiles, Penales, con quienes verdaderamente son los violentos y culpables de los daños, provocando, desolación, desarraigo, desertificación, desnutrición, en fin la muerte misma del   Ser Humano, la Biodiversidad, la Soberanía Alimentaria  y de la MADRE TIERRA…


    Inexistencia del Desarrollo con Identidad para las Comunidades

    La participación en el proceso socioeconómico y cultural, respetando nuestros propios valores y modalidades, en el fomento de Proyectos Sustentables, Productivos y con Identidad en los Territorios Ancestrales que nos permitan tener la posibilidad de obtener producciones agropecuarias, forestales, minerales, industriales o artesanales en cualquiera de sus especializaciones, la preservación de nuestras pautas culturales en los planes de Enseñanza Intercultural Bilingüe (EIB) y de la salud tradicional, es totalmente  INEXISTENTE en la agenda del INAI y la de los Ministerios con quienes se tendría que articular para la aplicación de los mismos.-

    Por ello las Organizaciones Indígenas Territoriales, responsabilizamos al INAI, S.DD.HH. Nación y Presidente de la Nación, ante cualquier daño que ocurriere con nuestra integridad física y de las autoridades en territorio;  defenderemos Nuestros Derechos, el Territorio no se negocia, se tiene que respetar los Convenios, Acuerdos, Pactos, Códigos, Tratados, Declaraciones Internacionales y Leyes vigentes, para las resoluciones en los conflictos territoriales.-

    Seguiremos apostando al dialogo intercultural, con presentaciones de propuestas claras y concisas, con el solo objetivo del buen vivir y vivir bien.-

    ¡¡Nuestra lucha en defensa del territorio es permanente, el territorio es parte de nuestra identidad, es nuestra vida!! La lucha continua…

    VAMOS POR LO QUE FALTA!! LEY DE PROPIEDAD COMUNITARIA INDÍGENA YA!!

    CUMPLIMIENTO EFECTIVO DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS ADQUIRIDOS Y CONSAGRADOS EN LA CONSTITUCIÓN NACIONAL, TRATADOS INTERNACIONALES Y LEYES CONCORDANTES!!

    ¡¡VERDAD Y JUSTICIA PARA JAVIER CHOCOBAR, SANTIAGO MALDONADO Y RAFAEL NAHUEL!! ¡¡LIBERTAD AL LONKO JONES HUALA!! ¡¡JUSTICIA PARA EL CACIQUE NESTOR JEREZ, CACIQUE JORGE LOPEZ, CACIQUE AGUSTIN SANTILLAN, CACIQUE VICTOR CRUZ Y CPI RAMON JEREZ!! ¡¡ APARICIÓN CON VIDA DE DANIEL SOLANO Y BASTA DE PERSECUCIÓN A NUESTRAS AUTORIDADES INDÍGENAS!!

    BASTA DE HOSTIGAMIENTO CON CALABOZO A CESAR ARIAS AUTORIDAD DELA NACIÓN GUARANÍ COMUNIDAD EMBARCACIÓN (Salta)

    BASTA DE HOSTIGAMIENTO CON CALABOZO A AUTORIDADES DE LA NACIÓN TONOKOTE COMUNIDAD TAQO SOMBREANA EDGAR PAZ Y ASINGASTA (Santiago del Estero)

    BASTA DE OSTIGAMIENTO Y FALSAS DENUNCIAS A AUTORIDADES Y MIEMBROS DE COMUNIDADES, LAS CAPILLAS, NORMENTA PACHA Y TILQUIZA DEL PUEBLO OCLOYA (Jujuy)

    Ante la vulneración de derecho y atropellos que se profundizan en nuestras Comunidades; como así también ante el abandono del Estado y desamparo de la Secretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, quien no brinda la asesoría legal, ni garantiza el acceso a la justicia que debería proveer el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, dejando a las 2.000 Comunidades Indígenas en una situación de inseguridad jurídica.

    Recordamos que desde el  año 1994 se reconoce la Preexistencia de los Pueblos  Indígenas en el territorio que hace 200 años, se llama Argentina, (ART. 75 INC. 17 C.N.) sin embargo, poco hemos avanzado en el reconocimiento del dominio ancestral que tenemos sobre nuestros territorios.

    Por lo que EXIGIMOS RESPUESTA EN CARÁCTER DE URGENTE y se comience a cumplir los compromisos asumidos hace más de un año, en la mayor brevedad; “en caso de incumplimiento del ACTA ACUERDO firmada, se retomara con la obligada medida de acampe” y solicitud de renuncia de funcionarios del INAI, por discriminación, abandono, desamparo e incumplimiento al deber como funcionario Público, considerando que ya se demostró la intención del dialogo a través del acuerdo en primer instancia.


    ORGANIZACIONES DE PUEBLOS INDIGENAS REGION NOA (OPI-NOA):
    Consejo de Delegados de Comunidades Aborígenes Pueblo Ocloya-Jujuy/ Organización Tigre Azulado de Comunidades Indígenas Nación Guaraní – Salta/ Consejo de Comunidades Pueblo Iogys – Salta/ Consejo Continental Nación Guaraní – Bolivia, Paraguay, Argentina y Brasil/ Consejo Nación Tonokoté Llutki-Santiago del Estero/ Organización Indígena Tewok Pueblo Wichi -Salta/ Comunidad India Quilmes- Tucumán/ Pueblo Omaguaca – Jujuy/ Consejo del Pueblo Tastil – Salta

    Categorías: Noticias regionales

    LA GUERRA JURÍDICA O LAWFARE

    Mié, 10/01/2018 - 19:20

    Por Oscar Laborde

    La persecución permanente que padece la ex presidenta Cristina Kirchner y el intento de encarcelar a Lula da Silva en Brasil son ejemplos de una nueva táctica de guerra no convencional que se conoce como Lawfare.

    La derechas de nuestra región lo han adoptado en los últimos años como mecanismo predilecto para derrotar gobiernos populares y denostar a sus dirigentes, con el objetivo de suplantarlo en el gobierno, encarcelarlos o por lo menos desprestigiarlos cruelmente. Y en esta guerra hacen uso indebido de instrumentos jurídicos para fines de persecución política, destrucción de imagen pública e inhabilitación de un adversario político. Combina acciones aparentemente legales con una amplia cobertura de prensa para presionar al acusado y su entorno (incluidos familiares cercanos), de forma tal que sea más vulnerable a las acusaciones sin prueba.

    Pero, ¿qué significa Lawfare? El término describe “un modo de guerra no convencional en el que la ley es usada como un medio para conseguir un objetivo militar” y es utilizado con este sentido en Unrestricted Warfare, un libro de 1999 sobre estrategia militar. En 2001 el concepto comienza a ser manejado en ámbitos diferentes a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos  tras la publicación de un artículo escrito por el general de Fuerza Aérea, Charles Dunlap, de la Duke Law School. Estados Unidos es uno de los principales proveedores de asesoría para la reforma de los aparatos jurídicos en América Latina y el Departamento de Justicia estadounidense ha estrechado en los últimos años los vínculos con los aparatos judiciales de la región en la lucha anticorrupción. Una de las acciones más importantes fue el llamado proyecto “Puentes”, que consistió en cursos de asesoramiento a varios integrantes del Poder Judicial de Brasil y otros países de la región. El alumno estrella es el juez Sergio Moro, impulsor de la causa Lava Jato y quien condeno a Lula a nueve años de prisión.

    Para esto se necesita una justicia cómplice, medios de comunicación que trabajen en absoluta concordancia con el objetivo de despedazar a las expresiones populares y políticos que participen en el ataque, siempre propalado generosamente por los medios y luego capitalicen los resultados de derrocar, inhabilitar y desprestigiar a las representaciones populares que se enfrentan a los intereses de los grandes grupos económicos

    El Poder Judicial en nuestros países se ha convertido en los últimos años en un potente espacio desde donde se despliega, casi sin límites, estrategias de desestabilización y persecución política, hasta colocarse muy lejos del principio republicano del equilibrio de poderes. Es el único que no deriva de la voluntad popular sino de complejos mecanismos de designaciones políticas y concursos, sumado a privilegios que los demás poderes no tienen. Esto le permite operar políticamente bajo un manto de institucionalidad. El argumento permanente es la corrupción. Se sostiene que debe ser extirpada del Estado apelando a las “buenas prácticas” del sector privado (eficiencia y transparencia) para desplazar la “lógica” de lo público, asociada al derroche y a la mala gestión de “los políticos”, apostando a la formación de técnicos apolíticos.

    La actividad de los grandes medios es más conocida y evidente. Incluso en un rapto de extraña sinceridad un editorialista de Clarín la caracterizó como “periodismo de guerra”.

    Políticos que denuncian corrupción, medios que se “hacen eco”, políticos y medios que exigen celeridad a la justicia, mecanismo del poder judicial que disciplinan o excluyen a los jueces independientes y magistrados que condenan, sin pruebas y encarcelan sin el debido proceso.
    Eso es lo que vivimos a diario en America latina. De esta forma se destituyó a Manuel Zelaya en Honduras, a Fernando Lugo en Paraguay, a Dilma Rousseff en Brasil y se encarceló al vicepresidente de Ecuador Jorge Glass y a centenares de luchadores. Se pretende acallar con la persecución y la cárcel a aquellos representantes del pueblo que puedan interceder en su plan de desandar lo logrado en los últimos años.

    Oscar Laborde
    Q Director Ideal-CTA. Diputado del Parlasur.

    https://www.pagina12.com.ar/86842-la-guerra-juridica-o-lawfare

    Categorías: Noticias regionales

    LA SOCIEDAD DESIDEOLOGIZADA

    Mié, 10/01/2018 - 19:15



    Por Francisco Javier Ruiz-Tagle

    En Chile ya nadie entiende nada. Para la primera vuelta presidencial, la sociedad chilena se inclinó marcadamente hacia la izquierda y en el balotaje, hacia la derecha.


    grafitti chileno Barrio Yungay (Imagen de Reto Thuminger)

    Todas las encuestas fallaron una y otra vez y los analistas se han quedado sin información confiable para interpretar el fenómeno, a tal punto que ya nadie se atreve a hacer diagnósticos por el temor a quedar en ridículo una vez más. Los líderes políticos locales han comenzado a utilizar asiduamente el concepto de liquidez acuñado por Bauman, para explicarse de alguna manera estos vaivenes ciudadanos.

    ¿Será que el pueblo juega? Sin embargo, la verdad es que nos sorprende esta sorpresa puesto que desde hace ya varias décadas que connotados politólogos y sociólogos vienen analizando estos nuevos comportamientos sociales propios de la posmodernidad, o de la sociedad posindustrial, o de la era de la información, o de la modernidad tardía, recogiendo las distintas denominaciones que se han usado para identificar a este período histórico.

    Cabe recordar que el conocido libro del sociólogo estadounidense Daniel Bell El fin de la ideología fue publicado en 1960 y el libro de Fukuyama El fin de la historia y el último hombre, en 1992. Los diagnósticos son variados pero la mayoría de los autores coinciden en que los pueblos ya no responden al llamado de las grandes utopías heredadas del siglo XIX (los grandes relatos) sino que se mueven apelando a una especie de sincretismo, eligiendo algo de aquí y algo de allá, con una conducta muy propia de los consumidores. En el campo de la cultura, Jameson ha llamado pastiche (pegoteo) a este fenómeno social tan característico de nuestra época. i

    Las causas de este cambio cultural son múltiples, pero a nosotros nos interesa entender su dimensión política porque creemos que los grandes referentes de la modernidad no se han planteado una autocrítica profunda la cual, a nuestro modo de ver, puede sintetizarse en una sola idea: excluyeron al ser humano, a la gente real y concreta en la materialización de sus proyectos. Y ese desprecio, esa lejanía hoy los pagan a través de la más completa ignorancia respecto de las profundas motivaciones y búsquedas que movilizan a ese pueblo, largamente olvidado por la arrogancia de las cúpulas.

    Una de las primeras manifestaciones de rechazo a este abandono se produjo en el mundo bolchevique, en la rebelión de Kronstadt del año 1921, donde un grupo de marinos implantó una comuna revolucionaria en oposición al gobierno soviético que ellos mismos había ayudado a instalar, exigiendo una serie de reformas orientadas a ampliar la participación de la base social en la conducción del proceso revolucionario.

    El movimiento fue rápida y violentamente reprimido por el Ejército Rojo al mando de Trotsky y los rebeldes fueron acusados de contrarrevolucionarios. Si bien es cierto que el incipiente estado soviético era aún frágil en esos años y tenía enemigos poderosos tanto internos como externos, este hecho colaboró a sentar las bases de su totalitarismo posterior, con el propio Trotsky como una de sus víctimas.

    Pero esta pugna se había iniciado mucho antes cuando, a la muerte de Marx, Engels reemplazó el materialismo histórico -que ponía al ser humano en el centro de su análisis- por el materialismo dialéctico, una presunta (y presuntuosa) ciencia universal según la cual una supuesta mecánica histórica conduciría inexorablemente a las sociedades hacia el comunismo ii, concepción que después fue validada oficialmente por Stalin. En este contexto teórico, el ser humano –la intencionalidad humana- valía muy poco porque la revolución habría de producirse forzosamente, minimizando la importancia de la participación social. Con el Partido –la vanguardia organizada del pueblo- bastaba para conducir ese proceso y al resto solo le cabía esperar… y obedecer.

    Cuando a la muerte de Stalin se hicieron públicos sus crímenes, se reavivó la discusión respecto de la inspiración humanista del marxismo y para ello se volvió a apelar al Marx joven, como el de los Manuscritos Económico-filosóficos. Sin embargo, durante la década del 60 el filósofo francés Louis Althusser reactualizó la tesis del marxismo como ciencia de la historia y calificó al humanismo socialista como una ideología (es decir, un enmascaramiento de la realidad), expurgó al Marx joven y definió al marxismo como un antihumanismo.

    Todos estos acomodos teóricos traslucían una sola cosa: la subjetividad humana es incómoda, impredecible iii, de modo que es necesario dejarla fuera de la ecuación. Y la mejor forma de hacerlo era cosificando al ser humano, es decir, ignorando o anulando su dimensión libertaria. Las consecuencias de estas decisiones fueron terribles, no solo para los individuos sino también porque se produjo el efecto contrario y el proceso revolucionario se trabó para siempre.

    Con el advenimiento del neoliberalismo, las cosas no cambiaron demasiado para la gente. El mensaje era claro: dedíquese usted a satisfacer sus intereses particulares mientras la mano invisible del mercado se ocupa de organizar la intrincada complejidad de las interacciones sociales.

    La sociedad se “darwinizó” y el ser humano –ese misterio viviente- fue brutalmente naturalizado hasta terminar reducido a un amasijo de apetitos e instintos básicos que movilizaban sus decisiones. Los líderes hicieron su parte, desincentivando cualquier forma de organización colectiva para terminar constituyendo una casta de tecnócratas cuya misión consistía en “administrar el modelo”. La gente, una vez más, obedeció, ahora ya no por temor sino que seducida por el vértigo del consumo. Es cierto que los “incentivos” eran más poderosos que los del socialismo real, considerando que la sociedad de consumo sabe desplegarse como un espectáculo deslumbrante, tal como la describió Guy Debord.

    Estas descripciones nos recuerdan aquel viejo cuento del mago y las ovejas, que el escritor y místico armenio Gurdjieff narraba a sus seguidores. Cualquier político sabe que su principal misión al llegar al poder es asegurar la gobernabilidad del país impidiendo cualquier atisbo de sublevación ciudadana, para lo cual existen –hasta ahora- solo dos caminos: la represión, que implica algún tipo de amenaza corporal y la seducción, que se apoya en alguna forma de hipnosis. Ambas vías de dominación son igualmente perversas y violan el espíritu democrático, pero la verdad es que jamás se ha intentado construir una democracia genuinamente libertaria iv.

    Se dice que el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones. Sin duda que algunas de esas corrientes han querido favorecer a las personas, liberarlas de su pesada carga vital. Pero no es posible alcanzar ese loable objetivo negando o anulando a su principal beneficiario. Si antes se creyó que una camarilla de iluminados bastaba para llevar adelante el proceso, hoy se ha demostrado que esa era una premisa falsa. Hemos llegado a un momento en que las minorías levantan con orgullo sus particularidades, en un despliegue de diversidad inagotable. Nos guste o no, así somos: diversos.

    De manera que ya resulta inviable pretender instalar alguna forma de hegemonía y solo se puede aspirar a promover la convergencia de esa diversidad. Si antes los partidos políticos eran vanguardias, hoy debieran ser retaguardia. Si antes los individuos procesaban a los conjuntos, hoy serán los conjuntos quienes procesen a los individuos.

    Muchos dirán que esto no es más que un sueño de loco, es decir, irrealizable. Tienen razón: aún está por verse si la sabiduría de las asambleas será capaz de reemplazar a los predicadores de púlpito. El futuro tendrá la última palabra.

    En suma, la tesis sustentada en este artículo establece que la sociedad no se desideologizó por si sola sino que la desideologizaron intencionalmente, y ese efecto fue el resultado de un plan sistemático para inhibir o más bien bloquear la participación ciudadana. Los responsables de este verdadero desastre están en casi todos los sectores. Hace ya mucho tiempo que en este sistema las decisiones políticas se toman por la fuerza del poder o por la fuerza del dinero (a menudo también por la fuerza de las armas), mientras que la fuerza de la gente –el alma de una democracia real- se debilita inexorablemente.

    En Chile, el recientemente constituido Frente Amplio ha realizado genuinos intentos por romper esa inercia nefasta, efectuando consultas permanentes a sus bases e incentivando la participación ciudadana.

    Sin embargo, después de una indiferencia tan prolongada, los canales de comunicación están cortados y la cultura cívica necesaria para ejercer esa soberanía popular también se ha perdido, si es que alguna vez existió. Las explosiones sociales que cada cierto tiempo afectan a las sociedades –como está sucediendo hoy en Argentina- son un síntoma de la incomunicación entre la ciudadanía y sus… ¿dirigentes?, ¿lideres?

    Desde ya, corrijamos el lenguaje: ¿entre mandantes y mandatarios? Puede ser, aunque este último término también se haya distorsionado al entenderse como “los que mandan” y no como “los receptores de un mandato”. Porque eso es lo que los políticos encarnan y nada más aún cuando, debido a la deformación que ha sufrido la democracia representativa, presuman de ser algo distinto (como jefes o autoridades…) lo cual ya forma parte de su habitual impostura.

    Mario Rodríguez (Silo), el principal pensador e ideólogo de lo que hoy se conoce como Nuevo Humanismo o Humanismo Universalista dijo en alguna ocasión: “Porque cualquier verdad que se pretenda enunciar acerca del ser humano, acerca de la sociedad, acerca de la historia, debe partir de preguntas en torno al sujeto que las hace; de otro modo, hablando del ser humano nos olvidamos de él y lo reemplazamos o postergamos como si lo quisiéramos dejar de lado porque sus profundidades nos inquietan, porque su debilidad cotidiana y su muerte nos arrojan en brazos del absurdo”v. La reconstitución del diálogo ciudadano será la tarea política más importante durante las próximas décadas, si se quiere salir de la agonía de la no participación. Y el primer paso en ese proceso será aprender a no despreciar al pueblo.

    i
    El giro cultural, Fredric Jameson. Ediciones Manantial, Argentina, 1999.

    ii
    Finalmente nos condujo hacia el consumismo. Una leve confusión de letras. En fin, hasta la historia tiene derecho a equivocarse.

    iii
    Impredecible a tal punto que el propio Althusser, el portador de la racionalidad más estricta, terminó ahorcando a su mujer en una crisis maníaco-depresiva. Ironías de la historia.

    iv
    En definitiva, o es la biopolítica (Foucault), o es lo que el filósofo coreano-alemán Byung Chul Han -siguiendo a Foucault -pero incorporando los avances tecnológicos- ha denominado la psicopolítica.

    v
    Pensamiento y obra literaria, charla contenida en el libro Habla Silo. Virtual Ediciones, Chile, 1996.

    Francisco Javier Ruiz-Tagle

    Chileno, trabaja en Diseño y Comunicación. Miembro activo y comprometido con el Humanismo Universalista desde los inicios de esta corriente de pensamiento y acción. Asesor comunicacional de las campañas electorales del Partido Humanista en Chile y analista de la realidad social.

    https://www.pressenza.com/es/2017/12/la-sociedad-desideologizada/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+pressenza%2FEYhc+%28Noticias+de+Pressenza+IPA+en+castellano%29

    Categorías: Noticias regionales

    ESA PLAZA

    Mié, 10/01/2018 - 19:08

    por Natalia Torrado

    “Están los compañeros y este riesgo es preciso. Todo va a salir bien. Como sea, los hijos van a estar bien. Hijos de su tiempo, hijos de la lucha, amados en la lucha. Los hijos van a estar bien”.  

    El dolor físico no es aterrador. Después de los partos y los golpes, sabemos que ese dolor no nos quiebra. El dolor físico abrupto, el arrebato inesperado, del palo, del gas o la bala, no nos quiebra. Otra cosa es el dolor de la tortura, sostenido y sistemático. Ese, ya no se llama dolor. No hay nombre para eso. Y nuestros compañeros torturados colmaron su ser compañeros, y se volvieron santos, justamente porque su dolor no tuvo nombre.

    Pero al dolor de la piedra o la trompada o la caída, al dolor de la patada, no le tuvimos miedo en la plaza. Lo verdaderamente aterrador fue pensar  en no volver a ver a los que se ama. No volver a ver a mi hijo. Si me llevan o me matan, pensaba, no voy a poder ver a mi hijo ni él va a volver a verme, nunca más. Esa fue mi mezquindad. Mi corto sentido burgués de la vida. Porque ese hijo ni siquiera es mío, es hijo de su tiempo, es decir, un hijo del peligro, y yo mejor defiendo su vida y su porvenir si me llevan o me matan.

    En la Plaza, un hijo es un hermano, y en breve un compañero. Pero la sola idea aterraba, y ahí nomás uno buscaba donde resguardarse o por donde salir. Se trataba de una mezquindad  humana, y justo ahí el espíritu, en lo humano, encontraba la confianza y se convencía, como podía, de no temer. Están los compañeros y este riesgo es preciso. Todo va a salir bien. Como sea, los hijos van a estar bien. Hijos de su tiempo, hijos de la lucha, amados en la lucha. Los hijos van a estar bien.

    En todo caso, eso no fue lo hermoso. Lo súbitamente hermoso del 18 de Diciembre fue que le dimos la vuelta a la otra mezquindad, la mezquindad inhumana, la que no reconoce a otros y hace que cada quien se sienta tan solo. La que trascendimos el 18 fue la mezquindad del sálvese quien pueda, de cuidar cada uno su  quintita, de ver en el rostro hermano un rostro siempre enemigo. De esa mezquinad, no hubo. La del 18 fue una Plaza generosa, viva y sensual. Algo se nos separó, algo ya no era nuestro, ni de cada uno ni  de todos. Algo en esa Plaza se nos fue y se elevó, fue un puro otro, un otro del que  hicimos parte. Lo libre, lo que es libre y soberano, se manifestó. Y esa sola visión, y esa sola vivencia extraordinaria y cruel, nos dejó sin retorno.

    Ahora, un dolor tierno de adiós, de despedida. Porque ya no somos aquellos, los de antes de esa Plaza. Por fortuna, compañeros, de esa Plaza no se vuelve. Aparecimos otros, queda por decidir si somos tales.

    RELAMPAGOS. Ensayos crónicos en un instante de peligro. Selección y producción de textos: Negra Mala Testa Fotografías: M.A.F.I.A. (Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs).

    Categorías: Noticias regionales

    ARGENTINA: EL DERECHO A NO TENER DERECHOS

    Lun, 08/01/2018 - 20:04

    Por Norberto Alayón

    Beatriz Victoria Orlowski de Amadeo es una psicóloga social, esposa del conocido y voluble político Eduardo Pablo Amadeo. En 1997, durante el gobierno de Carlos Saúl Menem, Beatriz fue Directora del CENOC (Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad), organismo dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social de la Nación, que conducía -precisamente- su esposo Eduardo.

    En el Editorial del Boletín del CENOC de febrero de 1997, bajo el título “Participación ciudadana”, afirmaba lo siguiente: “La conjunción del activismo social de base, con el impulso que el Estado imprime a la organización social, permite que sea ella misma la generadora de sujetos sociales constituyentes, de una comunidad organizada. Este ha de ser el modo en que los ciudadanos alcancen una ciudadanía plena y tengan ‘derecho a tener derechos’”.

    Orlowski, descendiente de un conde polaco que se radicó en Argentina, se desempeñó luego, entre el 30 de abril de 2010 y el 10 de diciembre de 2011, como Presidenta del Consejo de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que gobernaba Mauricio Macri. Debió renunciar a raíz de una suerte de episodio tragi-cómico. En la sede central del Banco Ciudad presentó, ante su equipo, diputados y funcionarios del PRO, su plan de “Innovación en líneas de trabajo para 2011”. Y como “perlita” (así la definió) anunció la nueva página web “Veo-Veo”, subida al sitio oficial del gobierno porteño.

    En la página recomendaba, para los niños que vivían en condiciones de vulnerabilidad social, comer “fresas en su cereal”, “zanahorias bebé”, y “una raja de queso cheddar”. A la vez los alentaba a concurrir al musical más caro de la temporada, a practicar deportes como el karate y el kickball y les proponía combatir la “mala onda” como forma de fortalecer los derechos. Como consejos para la salud, a los adolescentes con acné les recomendaba cambiar la funda de la almohada todos los días. Todo ello, además, sin disponer los recursos para que pudieran concretar tan “loables” consejos. A los dos días la página fue desactivada, habiéndose detectado además que era una copia del sitio web de una empresa privada de salud de los Estados Unidos.

    El 10 de febrero de 2016, el presidente Mauricio Macri y su ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley firmaron el decreto 331/2016, designando -con retroactividad al 10 de diciembre de 2015- nuevamente a Orlowski de Amadeo como Directora del CENOC.

    El 29 de mayo de 2017, por Decisión Administrativa 327/2017 de la Jefatura de Gabinete, con la firma de Marcos Peña Braun y de Carolina Stanley, se transfirió el CENOC desde el ámbito de la Unidad de Coordinación Técnica de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la Presidencia de la Nación, a la órbita de la Subsecretaría de Fortalecimiento Institucional dependiente de la Secretaría de Acompañamiento y Protección Social del Ministerio de Desarrollo Social. El CENOC, cuya página web no funciona o ha sido desactivada, fue reasignado del Nivel Anterior (III) al Nivel Nuevo (I).

    El esposo de Orlowski, Eduardo Pablo Amadeo, es un economista graduado en la Universidad Católica Argentina (UCA), y destacado cuadro político que ahora milita en el PRO, después de haber transitado por diversos partidos y altas funciones. Fue Presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires con Antonio Cafiero, Secretario de Desarrollo Social con Carlos Menem y también con Fernando De la Rúa, Vicejefe de Gabinete y Embajador ante EE.UU. con Eduardo Duhalde, y actualmente Diputado Nacional con Mauricio Macri, revelando una fantástica ubicuidad.

    Miembros de la familia Orlowski-Amadeo ocupan importantes cargos en el gobierno actual, componiendo un ilustrativo entramado. Así, el esposo de la artista plástica Natalia Orlowski (sobrina de Beatriz) es el abogado de la UCA Alberto Gowland, designado como Síndico General de la Nación el 4 de septiembre de 2017 por medio del Decreto 690/2017 firmado por Macri y Peña Braun. Gowland es hijo de Alberto Jorge Gowland Mitre, director del diario “La Nación” y ex Síndico de Papel Prensa. Un hermano del abogado Gowland, Juan Ignacio Gowland, fue nombrado en 2016 como Coordinador del Ministerio de Modernización que conduce Andrés Ibarra.

    Otro sobrino de Beatriz y Eduardo, Nicolás Alejandro Javier Orlowski (hermano de Natalia) fue designado en septiembre de 2016 como Director de Empresas de la Dirección Nacional de Planificación y Política Industrial para la Defensa del Ministerio de Defensa. Llamativamente, su nombramiento figura recién en el Boletín Oficial del 14/6/2017.

    Beatriz Orlowski, que desde el CENOC en 1997 reivindicaba el “derecho a tener derechos”, hoy conduce el mismo organismo formando parte del gobierno de Mauricio Macri, quien viene impulsando una profunda degradación económica y social, violando sistemáticamente los derechos de las mayorías, arrojándolas impiadosamente a la exclusión y a la pobreza, en su desmedido afán de defender los intereses de los sectores sociales de mayor concentración de riqueza.

    Macri y su colaboradora Beatriz Orlowski de Amadeo (y también el diputado Amadeo) no defienden el “derecho a tener derechos” del conjunto de la población. Todo lo contrario: son obscenos y encarnizados violadores seriales de los derechos de la gente.
    https://www.pressenza.com/es/2018/01/derecho-no-derechos/

     

    Categorías: Noticias regionales

    URUGUAY: DE UN LADO SIGUE ESTANDO LA TORTA Y DEL OTRO LADO LAS MIGAJAS

    Lun, 08/01/2018 - 19:55

    Por Antonio Elías

     El anuncio del aumento de un 15% del supergas (gs en garrafas) generó críticas en todo el país. La discusión suscitada llevó a la ministra Carolina Cosse a poner la frutilla de la torta, al declarar que 250.000 hogares que reciben algún tipo de ayuda social serian eximidos del aumento de dicho combustible.

    Esta cifra viene a marcar que aproximadamente un 25% de la población se encuentra en una situación económica tal que lo hace merecedor de ayuda social por parte del Estado, y choca con lo que se desprende de los estudios de gente en situación de pobreza.

    Uno de los puntos débiles fundamentales de los gobiernos del Frente Amplio ha sido la distribución del ingreso y la riqueza. En el primero tuvo avances más que moderados, en la segunda la desigualdad se ha profundizado.

    El proyecto de izquierda, se transformó, para muchos, en mejorar el nivel de vida de la población – sin redistribuir la riqueza acumulada – a través de una profundización del modelo del capital.

    La conquista del poder y una salida anticapitalista —que suponen una ruptura del statu quo— quedaron de lado, no solo como práctica socio político limitada por una determinada correlación de fuerzas, sino como sustento ideológico de muchas organizaciones de la llamada izquierda. Todo esto, por supuesto, con diferentes énfasis y niveles de profundidad en cada caso.

    En los caminos de acceso al gobierno fueron cayendo y quedando de lado muchas banderas del programa histórico del Frente Amplio bajo el supuesto, nunca demostrado, de que no eran convenientes para la acumulación de fuerzas electoral.

    Se asumía así el axioma “politológico” de que las elecciones se ganan captando el centro del espectro político, lo que implica necesariamente conciliar con las clases dominantes para el mantenimiento y profundización de un orden constitucional y legal favorable al capital. El cual tiene su base de sustentación en el respeto total y absoluto de la propiedad privada, el “libre” funcionamiento del mercado y la apertura irrestricta a la Inversión Extranjera Directa.

    Como consecuencia aumentó la primarización, la extranjerización, la dependencia y la vulnerabilidad de nuestra economía.

    Los resultados de esas políticas desde el punto de vista redistributivo se han estudiado con dos metodologías. Una, la tradicional, a través de las Encuestas Continuas de Hogares (ECH) que realiza el Instituto Nacional de Estadística; otra, a partir de los registros de la Dirección General Impositiva (DGI).

    El tamaño de la desigualdad distributiva se muestra con total claridad en los estudios realizados con información de DGI: el 0,1% superior recibe 4,6% del ingreso en tanto el 30% inferior recibe solo el 5,2%; el 1% superior acumula 13,5% mientras el 50% inferior recibe el 13,9%.

    Una comparación entre ambas metodologías muestra que las ECH no captan adecuadamente los ingresos del capital, en efecto: el quintil inferior recibe el 4,7% de los ingresos y el quintil superior 50,8%, o sea, es 12 veces mayor; mientras que con la información de la DGI el quintil inferior recibe el 2,5% de los ingresos y el quintil superior 59,3%, o sea, 24 veces mayor.

    Por su parte, un estudio sobre la distribución de la riqueza realizado por Mauricio De Rosa, muestra que inequidad es enorme. La mitad de la población adulta no posee riqueza; en tanto el 10% más rico acumula 62% de la misma; el 1%, 25 mil personas, concentran el 26%; mientras el 0,1%, 2.500 personas, acumulan el 14%.

    Con esa distribución regresiva del ingreso y la riqueza, producto del modelo económico elegido, no es de extrañar que sectores muy importantes de la población, como señala la Ministra Carolina Cosse, reciban ayudas económicas del Estado a través de múltiples políticas sociales.

    No se puede dejar de señalar que los subsidios al capital son enormes y acrecientan la distribución regresiva del ingreso y la riqueza. En 2014, el llamado “gasto tributario” fue: IRAE (1,5%); IRPF categoría I (0,34%); Impuesto al Patrimonio (1,17%); lo que suma 3 % del Producto Bruto Interno.

    En esencia sigue siendo válido el análisis realizado por la Red de Economistas de Izquierda del Uruguay en 2010: “Si la llamada izquierda continua sin responder a las necesidades de las mayorías y a las expectativas creadas en su base militante, el propio valor de la actual democracia – como vía para superar los consustanciales problemas del subdesarrollo, la segmentación social, la pobreza y la exclusión – quedaran cuestionados por la desesperación o la desilusión sobre sus posibilidades de transformar la realidad”.

    *

    Antonio Elías –

    Master en Economía, Director del Instituto de Estudios Sindicales Universindo Rodríguez (Inesur), miembro de la Riediu y la Red en Defensa de la Humanidad. Publicado en el semanario “Voces”,

    ​http://tiempodecrisis.org/?p=9367​

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL NOMBRE DE LAS COSAS

    Lun, 08/01/2018 - 19:43




    Por María Seoane

    La historia que cuento ocurrió una tarde sofocante de este diciembre navideño en el bar del tano Donato, en San Telmo.  Era una reunión de amigos de la universidad, que habíamos compartido no pocas veces aulas y trincheras en el siglo pasado, claro, y cierto rechazo a las estadísticas y las teorías microeconómicas de la mantequilla y los cañones de  Samuelson y una empecinada fascinación por la Teoría General  de la ocupación, el interés y el dinero de John Maynard Keynes.

    No recuerdo cómo llegamos a la discusión sobre el nombre de tantas cosas, de los regímenes socialistas, del nuevo tiempo imperial, del nombre de los hijos, de las prosapias familiares y así… en torno a un buen vino Malbec, que como se sabe es el nombre de la cepa que identifica el vino nacional, alguien dejó caer la pregunta.

    –¿Cómo se llamarían los militantes de Cambiemos?

    El nombre siempre es constitutivo de una identidad. Y al mismo tiempo es un dilema de la identidad. Sabemos que se nace con el nombre puesto por otro. Siempre está “el otro” en el horizonte de la identidad. El otro puede ser la patria o el padre, la novia o el amante, la madre o el cura, algún pariente lejano o cercano, otro múltiple que no se define más que por el efecto que pudo tener sobre la identidad, es decir, la elección del nombre. Se sabe, también, que el nombre hace luego a la identidad. O, mejor, que una identidad hace al nombre. Si se toma el nacimiento de la alianza de gobierno, por ejemplo, el dilema no nos abandona.

    –Los llamaría cambistas
    – dije.

    –Nooo… Se llaman cambiemistas– tronó Daniel, un militante oficialista.

    –Eso es ridículo–
    dijo una vieja amiga que cursó conmigo la fatigosa materia de la carrera de Economía, Dinero, crédito y bancos, dictada por el gran Julio Olivera quien solía iniciar sus clases sobre Marx en alemán: “Hoy vemos Das Kapital”.

    –Sí, es ridículo
    – agregó Pepe que trabaja en una agencia de cambios de la City porteña.

    –¿Por qué sería ridículo si corresponde gramaticalmente?
    – dije.

    –Bueno, a los carteros no se los llama carteristas… por eso no va “cambiemistas”…

    Y ocurrió lo previsible: Juaco, uno de los mejores investigadores de la teoría económica, expulsado del Conicet por la mano invisible de Cambiemos, fundamentó:

    Porque son eso: cambistas que permutan el valor del trabajo por el dinero y la tasa de interés. Porque su identidad económica es el endeudamiento. Porque cambian pesos de Lebacs por dólares. Porque viven timbeando valor patrimonial para evadir impuestos. Porque viven cambiando las reglas de la justicia para beneficio propio. Porque operan sobre la cabeza de la gente como si fuera un campo de batalla a conquistar a cualquier precio. Porque cambian los favores políticos por guita; los favores mediáticos por entrega de empresas que violan las leyes nacionales e internacionales de la competencia; porque cambian los recursos naturales del Estado por acciones en fondos de inversión extranjeros que viven en empresas offshore de las cuales son dueños… Porque cambian la verdad por la posverdad: es decir, mienten. Y porque la identidad hace al nombre y viceversa.

    Los gritos no se detuvieron más.  El bar del Tano se tornó insalubre. Los argumentos en favor de la gramática a favor de “cambiemistas” que alguien quiso introducir como templanza de la furia del debate,  no prosperó.

    –La identidad hace al nombre
    – repitió Pepe. Y la verdad es que sería más adecuado llamarlos cambistas. Por lo de la timba, ¿vieron?

    Fue lo último que escuché antes que Daniel y su novia se fueran de la reunión envueltos en furia. Lo que siguió fue un mea culpa de los que se quedaron por haber introducido un tema tan delicado en medio del brindis de Navidad. No pudimos determinar cuál sería el nombre correcto, claro. Pero sí que el debate sobre la identidad de Cambiemos y el nombre de los militantes y funcionarios de la alianza gobernante, está asentado sobre una grieta de imposible sutura, que se alimenta día a día y extiende su profundidad más allá de las fosas Marianas.

    Si la identidad hace al nombre ¿cuál será el nombre del fin de la grieta?

    https://www.pagina12.com.ar/85217-el-nombre-de-las-cosas

    Categorías: Noticias regionales

    UNA MIRADA A LAS URGENCIAS DE UNASUR

    Lun, 08/01/2018 - 19:36

    por Mabel Severich Larrea y Javier Tolcachier

    No es posible hablar con propiedad de las urgencias de la Unión de Naciones Suramericanas – UNASUR, sin antes hacer un breve recorrido por su historia. UNASUR está a poco de cumplir once años de su creación.

    La institución, ya desde sus inicios y a través de una fuerte convicción y decisión política, aspiró a configurarse como un organismo que permite “construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros, con miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los estados”. Así versa el Tratado Constitutivo del organismo que entró en vigor el 11 de marzo de 2011.

    Al culminar 2017, ­ ¿cuál es el balance que se hace de estas premisas? ¿Se cumplieron o no sus objetivos? ¿Se trabajó en pos de la integración? ¿Cuáles son los resultados? Como todo en esta vida, las respuestas serán según el lado desde donde se mire (derecha o izquierda, arriba o abajo, gobiernos progresistas o gobiernos neoliberales).

    De hecho, desde la mirada de arriba[1] se pinta un organismo estéril, en el cual pareciera que no vale la pena seguir participando (acaso estos mismos intereses provocaron la parálisis ejecutiva de la cual se trata de salir y no se lo permiten). Desde las izquierdas, ven un organismo que logró cohesiones y propuestas, que mostró en varios momentos un Sur unido.

    Ahora bien, bajo esas dos visiones contrapuestas, ¿a quiénes creer o cuál visión seguir? Difícil decisión, salvo que se presenten los hechos – en general poco conocidos por la opinión pública – con la mayor neutralidad posible. Así, en los últimos 4 años:

    UNASUR vivió su etapa de institucionalización, haciendo funcionar su órgano de gestión – la Secretaria General de UNASUR – que a partir de 2014 se fue nutriendo gracias al gobierno ecuatoriano no sólo de la infraestructura necesaria para operar un órgano de integración regional, sino que organizativamente logró conformar un equipo de profesionales (representativo de los países miembros) que funcionó durante dos años y medio encabezado por su Secretario General, el ex presidente colombiano Ernesto Samper Pizano.
    Fue la etapa de consolidación de muchos de los Consejos Sectoriales ministeriales, que en años anteriores estuvieron elaborando sus Estatutos y Planes de Acción, lo que a su vez permitió concretar algunos de los siguientes temas:

    Se establecieron nuevos Grupos de Trabajo, como el de Ciudadanía Suramericana, en el que se avanzó en propuestas para lograr una integración regional tangible para el ciudadano de a pie, con el objetivo de que cualquier suramericano pueda optar, por ejemplo, por la visa de residente para trabajar, pueda ejercer su derecho a homologar sus títulos y a tener protección consular, además del derecho de los emigrantes a tener una protección efectiva, entre otros.
    Por primera vez en su historia, se logró consolidar una posición común como bloque suramericano respecto al Problema Mundial de las Drogas, el documento “Visión Común del CSPMD de UNASUR – UNGASS 2016”, plantea un enfoque en el abordaje de la problemática mundial de las drogas con una visión basada en los derechos humanos, propuesta que fue presentada en la Conferencia de NNUU – UNGAS 2016

    ​.

    Se creó el Banco de Precios de Medicamentos Suramericano (BPMU), que es una herramienta que permite a los países de UNASUR compartir información referente a la compra de medicamentos que cada nación efectúa, cuánto paga, en qué cantidad, a quién le compra. Esta herramienta no solo se concibe como un espacio de intercambio de información, sino que pretende ser la base sobre la cual los países suramericanos pueden elaborar estrategias regionales de compras conjuntas de medicamentos. Esto constituye un salto cualitativo en lo que respecta al acceso universal a estos productos.

    Entró en vigencia el Manual de Manejo y Gestión de Riesgos Naturales de UNASUR, el cual permite que los responsables del manejo de desastres naturales en los países de UNASUR puedan operar solidaria y coordinadamente para enfrentar situaciones catastróficas.

    A solicitud del gobierno de Venezuela, la Secretaría General inició un proceso de diálogo, tendiente a reconciliar las fuerzas políticas venezolanas, trabajó para establecer una Comisión de la Verdad y la Justicia para examinar las responsabilidades derivadas de hechos de violencia callejera. Con el fin de construir espacios para el diálogo, el gobierno de Venezuela, por sugerencia de UNASUR, invitó a los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá, como mediadores.

    Se estableció una estrategia de transversalización para que los derechos humanos fueran incluidos, junto al tema de medioambiente y el de igualdad de género, en todos los consejos sectoriales de la Unión, esto con la ayuda de distintos organismos internacionales, entre ellos el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos de MERCOSUR y el programa ONU-MUJERES.

    Se concretó una Agenda Prioritaria de Proyectos de Infraestructura Regional a través del Consejo Suramericano de Infraestructura y Planificación (COSIPLAN). Que al momento contempla 11 proyectos que fueron aprobados en la última reunión del Consejo realizada en Montevideo, Uruguay bajo la presidencia Pro Témpore de Argentina.

    Estos son, entre otros varios, los logros que se apuntó el organismo hasta la fecha. Sin embargo, el balance no es del todo positivo, pues desde hace 11 meses, su Secretaría General carece de una figura ejecutiva. Habiéndose realizado un par de reuniones de cancilleres en ese lapso, aún no se logra llegar a un consenso para sustituir al ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, quien culminó sus funciones el 31 de enero de 2017.

    El argumento de unos es que habría un ensañamiento de Venezuela contra Argentina para vetar a su candidato. El argumento de los otros es que el candidato no cumple con los requisitos que el organismo estableció para esa posición.

    Nuevamente los hechos.
    Desde la conformación del organismo, la Secretaría General fue encabezada por personalidades que pudieran tener recorrido y jerarquía para lograr una buena interlocución con su instancia mayor, el Consejo de Jefas y Jefes de Estado; en buen romance, con los presidentes y presidentas de los 12 países de la Unión. Para ello, en los once años que tiene el organismo, pasaron por ahí ex presidentes y ex cancilleres. En orden correlativo, Néstor Kirchner (ex presidente de Argentina), María Emma Mejía (ex canciller de Colombia), Alí Rodríguez Araque (ex canciller de Venezuela) y en último término, Ernesto Samper Pizano (ex presidente de Colombia). Todos con la jerarquía y experiencia para ser interlocutor de un presidente o un canciller.

    El candidato propuesto por Argentina, José Octavio Bordón,[2] no cumple con ese perfil, ya que no es lo mismo ser embajador y desenvolverse en un ámbito bilateral que ser canciller y conocer el panorama multilateral y la política exterior desde un enfoque más global. Incluso si se analizan sólo los niveles de la diplomacia, es sabido que los embajadores bilaterales tienen como interlocutores, como sus pares, a los vicecancilleres, o a subsecretarios de Relaciones Exteriores (según sea el país). Por tanto la interlocución de un perfil de embajador en la Secretaria General, tomando en cuenta las paridades de rango, llegaría sólo al Consejo de Delegados, que está conformado precisamente por los vicecancilleres.

    Esto daría como resultado una Secretaria General con una posibilidad de gestión muy similar a la actual, pero incorporando un funcionario con un buen sueldo, viviendo en una ciudad hermosa y tranquila como Quito, pero que no aportaría al dinamismo que el organismo y la coyuntura política regional exigen en estos momentos.

    Lo cual permite entender, desde una mirada institucional, que el requerimiento no tiene que ver con la nacionalidad del candidato. El rango requerido es el de un ex presidente o ex canciller, si no, no reúne las condiciones necesarias.

    Más allá de esto, es innegable que existen factores de tensión política que subyacen a la problemática actual de UNASUR. Fundamentalmente la intención de los EEUU de socavar el aumento de autonomía y protagonismo de las naciones de América Latina y el Caribe, generado por el fortalecimiento de las instituciones de integración.

    En ese sentido, aquellos gobiernos alineados a Washington posiblemente tengan presiones (y reciban propuestas o directivas) para no permitir el avance vigoroso de UNASUR, o la CELAC, ámbitos que han desafiado la hegemonía de la Organización de Estados Americanos (OEA) – cuyos hilos se manejan en la capital estadounidense – en el relacionamiento continental.

    Todo bloqueo de la dinámica de UNASUR, incluso la posibilidad de que algún país miembro amenace con abandonar la unión, intentando así atraer a otros de similar signo político, conspira contra la posibilidad de avance de planes comunes, concretos y positivos para los habitantes de la región.

    Por lo expuesto, y retomando la preocupación inicial, lo urgente es: Reconocer que UNASUR tiene una institucionalidad sólida, como lo demuestran los avances que se dan, con mayor o menor velocidad, en los Consejos Sectoriales. Apoyar francamente el trabajo que los Consejos Sectoriales vienen desarrollando. Encontrar un candidato – mejor aún si es una candidata – que tenga el perfil adecuado al cargo, para que el organismo consolide su trabajo, no sólo para la tranquilidad política de algunos países miembros, sino para el bien común del ciudadano suramericano.

    Lo urgente entonces es que se permita vislumbrar la simpleza de las necesidades del organismo. Claro que para ello se debe dejar de inventar argumentos, exagerar situaciones y crear fantasmas.

    Quienes realmente creen en la necesidad de una integración regional útil para los ciudadanos y no solo para los intereses de algunos gobiernos… lo comprenderán.


    [1]
    Léase arriba como la mirada influida por la política estadounidense

    [2]
    José Octavio Bordón, fue Gobernador de Mendoza entre 1987 y 1991, además de Diputado y Senador por aquella provincia. Por otro lado, se desempeñó como embajador argentino en Estados Unidos y actualmente en Chile.


    Mabel Severich Larrea,
    ciudadana suramericana, es comunicadora social y ex funcionaria de la Secretaria General de UNASUR

    Javier Tolcachier
    es investigador del Centro de Estudios Humanistas de Córdoba, Argentina y periodista en agencia internacional de noticias Pressenza

    ​https://www.pressenza.com/es/2017/12/una-mirada-las-urgencias-de-unasur/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+pressenza%2FEYhc+%28Noticias+de+Pressenza+IPA+en+castellano%29​

     

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.